1

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ
Facultad de Letras y Ciencias Humanas

INFORME FINAL

Trabajo que como parte del curso de Procesamiento de la Información social
presentan las alumnas:

Liz Ayma
Claudia Gamarra
Karina Mesia

Jan Marc Rottenbacher
Alejandra Ramirez

SEMESTRE 2016-II

2

Introducción
En las últimas décadas, América Latina ha experimentado el surgimiento de nuevos
movimientos sociales como respuesta a la crisis institucional del Estado moderno en
general (Paramio, 2009). Asimismo, la expansión de las contrarreformas neoliberales en
diferentes contextos nacionales reflejan la latencia de una conflictividad social; por ello,
América Latina vive un nuevo ciclo de protestas sociales muy diferentes a las de las
anteriores décadas (Seone, 2006). Estos nuevos movimientos sociales son una
representación del descontento e indignación ante un sistema neoliberal en crisis, el cual se
expresa en situaciones de desigualdad e injusticia como la falta de oportunidades y
condiciones laborales adecuadas así como por la baja calidad de los servicios básicos de
salud y educación (Bruckmann & Dos Santos, 2005). Asimismo, el descontento social se
configura ante la explotación desmedida de los recursos naturales debido a que no hay
suficientes políticas de conservación ambiental o al incumplimiento de estas por fines
económicos de capitales extranjeros. Por otro lado, los nuevos movimientos sociales se
generan también para enfrentar la coerción de las libertades individuales, así como para la
lucha contra discriminación étnica, racial y de género (Mejias & Suárez, 2015).
A partir de lo mencionado, cabe señalar que las movilizaciones o protestas sociales
pueden definirse como los reclamos públicos a partir de los cuales se busca conseguir la
atención no solo de las autoridades correspondientes, sino también del resto de la población
en relación a conflictos específicos o derechos vulnerados que se buscan reivindicar
(Zaffaroni, 2010). De acuerdo con Bertoni (2010), gran parte de las manifestaciones
sociales en Latinoamérica constituyen casos de expresiones críticas a ciertas prácticas
particulares del gobierno o son parte del repertorio de manifestaciones por parte de
poblaciones cuyos derechos no están siendo atendidos. Por ejemplo, Salazar (2010)
sostiene que en el contexto ecuatoriano, las movilizaciones sociales representan el único
medio viable por el cual ciertos grupos usualmente excluidos consiguen reivindicar sus
derechos o lograr la suficiente visibilidad como para que sus puntos de vista sean tomados
en cuenta.
En el Perú, desde un punto de vista legal, las protestas sociales son un modo de
ejercer el derecho fundamental de reunión pacífica que se consigna en la constitución
peruana, siendo además un derecho político a partir del cual los ciudadanos participan de la
vida política de su país (Gamarra, 2010; Salcedo, 2009).
El significado de estos nuevos movimientos sociales reside, por lo tanto, en su
carácter colectivo, en su continuidad en el transcurso de los cambios sociohistóricos, en su

el movimiento indigenista ecuatoriano. 2014). los cocaleros en Bolivia. 2015). la convocatoria masiva desde las redes sociales está empezando a constituirse como una nueva forma de actuación de los movimientos sociales. mientras que en el año 2015 ocurrieron 2194 acciones colectivas de protesta (Defensoría del Pueblo. El caso peruano no es excepción. se registraron 1902 acciones colectivas de protesta. necesidades. 2010. cambios a nivel constitucional y a la subsistencia de una ideología autoritaria (Durand. hubieron diferentes movimientos sociales en las tres últimas décadas. el movimiento de reivindicación étnica de las raíces africanas en Brasil. En el contexto latinoamericano. los movimientos sociales en el Perú se gestan principalmente desde las organizaciones sindicales ante la continuidad del modelo económico neoliberal y desde los pueblos indígenas y comunidades que tienen como objetivo defender su territorio ante la amenaza latente de la industria extractiva. los piqueteros en Argentina. Ante las diversas problemáticas de interés nacional. Por ello. 3 lucha contra las injusticias así como en la recuperación de la dignidad de los ciudadanos a través del reconocimiento del otro. 2002). Cabe indicar que. 2015. 2014. Según Colombo. entre otros (López. Es así que a nivel nacional a lo largo del 2014. Rottenbacher & Schmitz. El Frente de Defensa de Islay en Arequipa y el Frente de Defensa de Cajamarca son dos casos emblemáticos que representan la lucha continua contra proyectos mineros como Tía María y Conga respectivamente (Durand. Por otro lado. político y de justicia frente al cumplimiento de sus derechos. 2015). expectativas y preocupaciones. ya que se han dado cambios a lo largo de los años en cuanto a lo referente a las movilizaciones o protestas sociales. el papel del Estado y el de las autoridades respecto a dichas manifestaciones. Dentro los más representativos son el movimiento de los zapatistas en México. 2014). de alguna manera. debido a que están al servicio de la . Zárate & Huber. el contexto peruano se caracteriza por ser un espacio en el cual se dan constantes reformas estructurales. la visión de la población sobre las mismas. 2011). A partir de la constante insatisfacción de diversos sectores de la población con respecto a la eficiencia de los sistemas administrativo. 2013. Tanaka. Gamarra. las redes sociales son herramientas clave. el número de protestas sociales se ha multiplicado en los últimos años (Defensoría del Pueblo. la organización de estos movimientos sociales nace desde los mismos ciudadanos no solo para reivindicar y garantizar el cumplimiento de derechos establecidos sino de ampliarlos con el propósito de ser agentes activos en la construcción del tipo de sociedad al que aspiran (Mejias & Suárez.

se trata de responder a una práctica democrática con mecanismos utilizados especialmente para combatir el crimen (Bertoni. Sin embargo. Linz (1978). La criminalización de dichas expresiones. 183). Por ello. el Estado y el sector privado ya que en vez de resolver lo problemas de fondo y la vulneración de derechos como la libertad de expresión y libertad de organización pacífica. De este modo. las movilizaciones o protestas sociales que son llevadas a cabo de manera pacífica forman parte del ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos. 2013. los cuales se caracterizan por limitar la pluralidad política. especialmente de los dirigentes de dichos movimientos sociales. 2010). se vulneran los derechos anteriormente mencionados a través de la criminalización de la protesta pública. Salcedo. 2009). 2007). A partir de esto. De acuerdo con Gamarra (2010). a partir del miedo que generan los métodos de coerción utilizados por las autoridades. 2010. en la mayoría de casos. investigación y. Además. de . Gamarra. en su mayoría civiles. generalmente. son considerados por los ciudadanos como medios esenciales para la expresión y organización de movimientos sociales en un lugar y momento determinado (Castells. Esta metodología se encuentra. la participación de las distintas fuerzas de orden en el control de los conflictos sociales así como la detención. Rottenbacher & Schmitz. la libertad de reunión y la participación activa en la vida política del país (Bertoni. se vería relacionada a los tipos de gobierno predominantes en el país en cuestión. las autoridades recurren a ciertos recursos coercitivos como el uso de la violencia. en algunos casos. los cuales se encuentran sostenidos en otros derechos fundamentales. p. tales como la libertad de expresión. 2010. las organizaciones sociales. por hacer un uso excesivo de la fuerza y por restringir la participación activa de los ciudadanos en la vida política del país. “se promueve un clima en el cual se busca infundir temor entre los actores de la sociedad civil” (Gamarra. mayormente. dichas prácticas autoritarias-coercitivas revelan la continuidad de los conflictos sociales entre la población. a los regímenes de corte autoritario. 2001). especialmente Facebook y Twitter. propone que este fenómeno estaría vinculado. Legalmente. un número significativo de heridos y fallecidos. Dichos recursos coercitivos del aparato estatal originan. 4 democracia y son el medio para fortalecer la participación social y política de los ciudadanos en la toma de decisiones públicas (Colombo. Por ello. 2000. en aras de controlar el orden alterado. la criminalización de la movilización pública implica que las acciones colectivas de protesta se conciban como conductas que deben ser reprimidas debido a que representarían delitos en contra del orden público. el uso de las redes sociales. procesamiento de los manifestantes.

el convencionalismo está relacionado a una fuerte aceptación y compromiso con las normas tradicionales de una sociedad ( Etchezahar & Cervone. explícita e implícitamente. 2011). En primer lugar. podían ser considerados como subversivos. 2013). Aquí se considerarían al respeto y la obediencia como virtudes fundamentales para un orden social (Amaya. A continuación se explicarán los conceptos mencionados y se profundizará en las relaciones entre los mismo y la criminalización de la protesta. A partir de todo lo anterior. es posible señalar que durante cierto tiempo y debido a circunstancias específicas. la sumisión autoritaria se refiere a la aceptación general de discursos y acciones manifestadas por autoridades percibidas como legítimas. 2013). De acuerdo con la Comisión de la Verdad y Reconciliación (2008). la población peruana vio limitado su derecho político y fundamental a la libertad de reunión. 5 alguna manera. Rottenbacher & Schmitz. Por otro lado. el autoritarismo de ala derecha se define a partir de la covariación de tres conglomerados actitudinales: la sumisión autoritaria. una suerte de despolitización de la sociedad. personas con una mayor tendencia hacia la SDO apoyarán sistemas sociales jerarquizados y desiguales . el autoritarismo de ala derecha (Córdova. En este sentido. 2011). es posible conceptualizar la dominancia social como una manifestación de la personalidad en personas conservadoras y puede verse expresada a través de actitudes orientadas a la manutención y reforzamiento de jerarquías y la diferenciación vertical entre grupos y una tendencia destacar la superioridad del endogrupo frente otros exogrupos existentes en la sociedad. Por otro lado. la agresión autoritaria implica un daño (o la intención de causarlo) físico o psicológico a un sujeto o grupo de modo que las autoridades puedan ejercela de manera legítima en el mantenimiento del orden establecido ya que estas prácticas violentas son socialmente aceptadas. la orientación hacia la dominancia social (Rottenbacher & Schmitz. ya que aquellos que protestaran de manera pública o se vincularan con agrupaciones de corte político. al igual que su derecho de opinión y libertad de expresión en lo concerniente a temas referentes al Estado. durante los años de conflicto armado que vivió la población peruana se promovió. Por ello. 2014. Por último. Espinoza & Vozmediano. Un conglomerado social vendría a ser una orientación a responder de forma parecida antes determinados estímulos. sería posible encontrar una relación entre la criminalización de la protesta social. la agresión autoritaria y el convencionalismo (Altemeyer. establecida en nuestro país desde hace varias décadas. los cuales son valorados negativamente. y el cumplir con sus instrucciones. 1998). En este sentido. 2013) y los valores culturales planteados por Schwartz (Rottenbacher & Schmitz.

mantener a otros grupos (los exogrupos) en una posición subordinada (Jost et al. Por último. Sidanius et al. De modo que valores como Autodirección. El autor define los valores como “aspectos o dimensiones del mundo o la existencia humana que se consideran valiosos. Pratto & Brief. mientras otros se encontrarán en posiciones opuestas. 6 en los que algunos grupos (generalmente el endogrupo) poseen de forma más legítima.. Logros y Poder son entendidos como individualistas. Universalismo y Seguridad se entienden como valores mixtos. Sidanius y Pratto (1999) diferencian una tríada de elementos que componen las estructuras jerárquicas. Stallworth & Sidanius. 1994). una posición privilegiada y que pueden. 1999. 1994. p. la investigación reportó que mayor predisposición tanto del autoritarismo de ala derecha (RWA) como la orientación hacia la dominancia social (SDO). Sidanius. las preferencias por la inequidad y el prejuicio predecían el apoyo por una nueva ley utilizada por los policías del departamento de Nueva York. Rottenbacher & Molina. Pratto. Sidanius y Pratto. 2004. Un estudio realizado por Saunders. Sidanius. Hedonismo. Sidanius Pratto. la importancia de cada valor dependerá del orden que ocupe dentro de un sistema jerarquizado y según su posición respecto a los otros valores. deseables. 2013. Sidanius & Pratto. Kelly y Cohen (2016) tenía como objetivo constatar si el autoritarismo. 1997. 3). edad y un sistema de divisiones arbitrarias (Del Prado & Bustillos. Levin. Es así que los valores propuestos por Schwartz (1994) se organizan según principios de compatibilidad o contradicción lógica. siendo estas el sexo. En relación a los valores culturales de Schwartz. este autor propone la existencia de un conjunto de 10 valores presentes en todas las culturas en un menor o mayor grado (Schwartz. Van Laar y Levin. la teoría de la dominancia social busca identificar cuáles son los elementos que mantienen las jerarquías sociales. 1992). Pratto et al. se mostró que mayor . lo cual indicaría que se trata de valores incompatibles entre sí (Martinez-Sanchez y Ros. Esta nueva ley implicaba el detenimiento legal de neoyorquinos bajo la sola sospecha de que puedan estar participando en una actividad criminal. se plantea una estructura circular de los valores que representa la relación dinámica entre algunos valores adyacentes que serán compatibles. Mientras que Benevolencia. positivos” (Schwartz. tenían un efecto directo sobre el apoyo a la nueva ley. Tradición y Conformidad son considerados como valores colectivistas. 2000. 2009. Liu & Pratto.. 1995).. Asimismo.4) Así. 1999. Pratto et al. en prensa. y cómo interactúan entre sí. 1992. y deben. Es decir. p.. dado que representan intereses tanto colectivistas como individualistas. Estimulación. A partir de una muestra de 148 estudiantes universitarios de Nueva York. 2000. 2007. De este modo.

y una mayor criminalización de la protesta social. . Por otro lado. esta última presentaría una relación negativa entre el valor de universalismo. se espera encontrar una relación positiva entre los valores conservadores (tradición. asimismo. orientación hacia la dominancia social y los valores culturales de Schwartz. la presente investigación tiene como objetivo general conocer la relación entre la criminalización de la protesta social y las variables de autoritarismo de ala derecha. existe un menor apoyo al sistema democrático. A partir de la teoría y evidencia empírica revisada. Otra investigación realizada por Rottenbacher y Schmitz (2013). 7 predisposición hacia el RWA y la SDO predecirían. Los resultados mostraron que a mayor inclinación hacia el conservadurismo político de derecha. a través del prejuicio. seguridad) y la criminalización de la protesta social. el apoyo sobre la nueva ley de Nueva York: Stop & Frisk. conformidad. tuvo como propósito describir y analizar la influencia del conservadurismo político de derecha en la criminalización de la protesta social y el apoyo al sistema democrático.

se consignó el nivel socioeconómico de los participantes. traducida al castellano por Rottenbacher y Schmitz (2012). Los ítems están presentados en una escala tipo Likert de 6 puntos en la que: 1 = “Totalmente en desacuerdo” y 6 = “Totalmente de acuerdo”.7% al NSE medio y un 9. 2005) de la Escala de Orientación hacia la Dominancia Social (SDO). DE = 2. de los cuales 162 fueron mujeres y 158 fueron hombres de entre 18 a 30 años de edad (M = 21. Además. Esta escala comprende 16 enunciados referidos a relaciones jerárquicas y asimétricas entre grupos pertenecientes a una misma sociedad. se obtuvo una confiabilidad alta (α = .6% de los participantes pertenece a un NSE medio- alto. un 64.26). 2012. Asimismo.3 % de los participantes actualmente se encuentra cursando estudios universitarios mientras que el otro 6.43. 2012) se obtuvieron niveles altos de confiabilidad (. El nivel de confiabilidad de este instrumento resultó adecuada (α = . encontrándose que el 20. 8 Método Participantes Se contó con una muestra conformada por 320 estudiantes de una universidad privada de Lima. Esta escala está compuesta de 15 ítems cuya opción de respuesta es una escala Likert de 6 puntos.84) en un estudio realizado por Rottenbacher y Schmitz (2013) el cual buscó analizar la influencia del conservadurismo político de derecha sobre el apoyo a la democracia y la criminalización de la protesta social.4% al NSE un medio-bajo.83) en el estudio realizado por Rottenbacher y De la Cruz (2012). se utilizó la versión traducida al castellano por Montes-Berges y Silván-Ferrero (citados en Moya & Morales-Marente. el cual tuvo como objetivo analizar la relación entre la ideología política y las actitudes hacia la minería en el Perú. un 90. Dicha escala ha obtenido un alto índice de confiabilidad (α = . en la que: 1 = “Totalmente en desacuerdo” y 6 = “Totalmente de acuerdo”. Rottenbacher. Asimismo. En estudios previos (Rottenbacher & Schmitz.3% de ellos han concluido los estudios universitarios. Autoritarismo de Ala Derecha (RWA) Respecto al autoritarismo de ala derecha.76) entre el conservadurismo político y la tolerancia hacia la transgresión de . Instrumentos Orientación hacia la Dominancia Social (SDO) Para evaluar la orientación hacia la dominancia social. este fue evaluado a través de una versión traducida al castellano de la versión reducida de la Escala de Autoritarismo de Ala Derecha (RWA) de Zakrisson (2005).50) para el caso del presente estudio.

en la cual las cargas factoriales de los ítems oscilaron entre valores de .53).65). 9 las normas sociales y las leyes. Se obtuvo que la medida de la prueba Kaiser–Meyer–Oklin (KMO) fue . . el primer factor es “legitimidad del uso de la fuerza”. Estimulación (α = .79) entre el conservadurismo político y la rigidez cognitiva en una muestra de estudiantes y egresados universitarios de la ciudad de Lima.96 % de la varianza total. el segundo factor es “penalización de la protesta” y el tercer factor “libertad a la movilizaciones públicas”.78). Seguridad (α = . En el presente estudio se encontró una confiabilidad adecuada (α =. La escala está compuesta por 21 ítems con escala Likert del 1 al 6. esta resultó ser significativa. Por lo tanto. Como resultado. se concluyó que la data es adecuada para proceder con el análisis factorial. p < . se utilizó el método ortogonal varimax. inicialmente.56. El cuestionario presentó una adecuada consistencia interna (α = . y en cuanto a la rotación. Para el presente estudio el nivel de confiabilidad resultó adecuada (α = .77). mientras que la prueba de esfericidad de Bartlett (χ2 [66] = 2685. La escala cuenta con 20 enunciados cuya opción de respuesta consiste de una escala Likert de 6 puntos donde: 1 = “Totalmente en Desacuerdo” y 6 = “Totalmente de Acuerdo”. 57). se encontró un modelo con tres factores.69). Criminalización de la protesta Para evaluar las percepciones sobre la criminalización de la protesta social se utilizó el instrumento propuesto por Rottenbacher y Schmitz (2013).001).90). mientras que para el presente estudio se obtuvo un nivel de confiabilidad de adecuado (α =.57). 89.69). se obtuvo una escala con 5 factores. Respecto al análisis factorial exploratorio.79). Para esto se empleó el método de extracción de factorización de ejes principales.59).86. y las dimensiones que lo componen tienen una confiabilidad aceptable: Tradición (α = . Poder (α = . Originalmente la escala obtuvo un nivel de confiabilidad alto (α =. Conformidad (α = . así mismo. se optó por ajustar a 3 factores dada la revisión del contenido de los ítems.55). los cuales explican el 52. sin embargo. Logro (α = . Escala de Valores Personales de Schwartz Finalmente. Se examinó la matriz del factor rotado. donde 1 = “Totalmente en desacuerdo” y 6 = “Totalmente de acuerdo”. Universalismo (α = .65).43 a . Benevolencia (α = . Autodirección (α = 0.69) y Hedonismo (α = .73). se utilizó la Escala de Valores Personales de Schwartz validada por Herrera y Lens (2003). nivel de confiabilidad adecuada (α = .

se optó por eliminar el item 4 (“Se debe castigar a los miembros de la Policía que en el ejercicio de su deber. se concluyó que la data es adecuada para proceder con el análisis factorial. se les informó acerca de las consideraciones éticas y confidencialidad del uso de su información en el presente estudio. Por otro lado. RWA y la Escala de Valores Personales de Schwartz por medio del coeficiente Alpha de Cronbach. En primer lugar. los cuales explican el 52. este no era congruente con el sentido de este factor. .”) correlacionaba inversamente en el factor 2. SDO. los cuales fueron abordados de manera individual dentro del campus universitario. pues pese a que fue asignado al factor 3. se utilizó el método ortogonal varimax. mientras que la prueba de esfericidad de Bartlett (χ 2 [66] = 2685. Estos recibieron un correo electrónico en el cual se adjuntó el protocolo y se esclareció las indicaciones del envío de las respuestas y la confidencialidad de las mismas. y en cuanto a la rotación. se halló que el item 1 (“Todo ciudadano tiene derecho a protestar públicamente si no está de acuerdo con algo. esta resultó ser significativa. el primer factor es “legitimidad del uso de la fuerza”. se procedió a la entrega de una ficha sociodemográfica en la que se consignan datos relevantes de los participantes y las escalas anteriormente mencionadas. Posteriormente. hacen daño o causan la muerte de participantes en protestas”). 10 Asimismo. se realizaron descriptivos de la muestra. Por otro lado. Como resultado. Se obtuvo que la medida de la prueba Kaiser–Meyer– Oklin (KMO) fue . se optó por trasladarlo a dicho factor.96 % de la varianza total. un grupo de los participantes fue contactado de manera virtual. el segundo factor es “criminalización de la protesta” y el tercer factor “libertad a la movilizaciones públicas”. a partir de lo cual se realizaron correlaciones no paramétricas con el coeficiente Rho de Spearman. La aplicación individual tomó en promedio 20 minutos. p < .56. se analizó la confiabilidad por consistencia interna de los respectivos instrumentos. Resultados Se realizó un análisis factorial exploratorio ajustado a 3 factores. Procedimiento Se contó con la colaboración voluntaria de los participantes. se encontró un modelo con tres factores. El análisis de los datos se realizó con el programa estadístico IBM SPSS Statistics en la versión 22 del programa. en el cual se empleó el método de extracción de factorización de ejes principales.001). se ejecutó la prueba de normalidad.89. Asimismo. Por lo tanto. pero dado que el contenido de este item reflejaba una mayor asociación con el factor 3. A partir de ello.

En el ejercicio de su deber.321 -.47 . en la cual las cargas factoriales de los ítems oscilaron entre valores de .063 -.41 . 11 Se examinó la matriz del factor rotado.64 Fuerzas Armadas para el control de los conflictos sociales. 10. 7.59 .67 .60 necesario que las Fuerzas Armadas intervengan para reprimir las protestas públicas.313 -.48 protestan públicamente y alteran con ello la paz social.140 .062 .51 . Se debe castigar duramente a quienes .046 .53 orden interno usando todos los medios y recursos que sean necesarios. la Policía . Anexo A Tabla 1 Cargas factoriales.57 tiene todo el derecho de usar la fuerza contra las personas que protestan públicamente.60 .60 .69 .60 Policía brinde su apoyo a las empresas privadas cuando existen situaciones de protesta pública.61 .155 -.035 -.303 -. La Policía debería actuar con “mano . 8. 3.78 . Cuando ya no se puede negociar. Siempre se debería recurrir a las .118 . Se debería dar una ley para que la . 2.343 -.53 las empresas privadas cuando se da una situación de conflicto social. .75 . comunalidad y correlaciones ítem-test corregidas del instrumento Cargas factoriales l I II III h2 r 2 9.112 .62 .063 .43 a .449 .60 .066 . La Policía debería intervenir en favor de . Las Fuerzas Armadas deben asegurar el .53 dura” para resolver los conflictos sociales y restablecer el orden. es .090 .86.76 .47 . 5.55 . 6.

10 para hacer valer sus legítimos derechos.112 . Se debe limitar drásticamente el accionar de aquellas ONG’s . Factor II = Penalización de la protesta.49 .062 -. 15.67 .31 acuerdo con algo. 17.36 .48 .75 -. altere el orden público. Protestar públicamente es una de las maneras más legítimas para cambiar -.60 . r = Correlaciones ítem-test corregidas. No hay nada peor para una sociedad que la existencia de muchas protestas.40 cerrados temporalmente. La protesta pública es uno de los mejores medios que tiene la población -. Todo ciudadano tiene derecho a protestar públicamente si no está de -. Rotación: Varimax .49 investigado por los servicios de inteligencia del Estado.61 -.413 . Factor III = Libertad a las movilizaciones públicas.073 .175 . 19.60 -.86 . El Estado debería castigar con la privación de la libertad a todo aquel que al . h = Comunalidad.05 aquellas cosas con las que uno no está de acuerdo. 18. Método de 2 2 extracción: Componentes Principales.49 protestar. Cualquier persona que proteste públicamente debería ser considerado un .408 . 13.316 .048 -.212 . .54 -.092 .165 .253 . La protesta pública es una de las mejores muestras de que existe legítima -.68 -.76 . 14.75 -. 11.77 -. Todo aquel que haya participado en una protesta pública debería ser .46 delincuente.162 .79 . La protesta pública debe ser considerada un delito grave y se deben .56 establecer penas de cárcel para las personas que protesten públicamente.155 .121 . Los medios de comunicación que apoyen protestas públicas deberían ser .597 . 12.198 .49 -.36 Estas situaciones deberían eliminarse o reprimirse duramente.102 -.59 . 16.43 .08 libertad de expresión en un país.158 -. 1. Nota.47 (Organizaciones no gubernamentales) que apoyen protestas públicas.142 . Factor I = Legitimidad del uso de la fuerza. 12 20.33 .50 -.483 .081 .67 -.325 .

13 A partir de los objetivos planteados se encontró que existen relaciones directas y significativas entre el factor “legitimidad del uso de la fuerza” y el SDO (rho = .06. p = .44.08: p = .47. se encontró una correlación inversa y media con Universalismo (rho = . Además.079 -.233** .03. aunque una relación directa y mediana con Conformidad (rho = . Universalismo. p = . RWA. SDO. p = .01) (ver tabla 1).24. se halló una relación inversa y baja con Seguridad (rho = .35.01) y Seguridad (rho = .326** -. p = .01 (bilateral) . p = .01) y con el RWA (rho = .071 . En cuanto a las correlaciones con los valores se encontró una relación directa y baja con Tradición (rho = .592** -.01).055 movilizaciones públicas Nota. ** p < .01). Tabla 1 Correlaciones entre los factores de Criminalización de la protesta. p = . p = .01). Respecto al factor de “Penalización de la protesta” se hallaron relaciones directas y altas con el SDO (rho = . p = .49. fuerza .01) y con RWA (= -. se encontraron relaciones inversas y bajas con Tradición (rho = -. p = .01) y con el RWA (rho=. Por otro lado. p = .352** . p = . Conformidad (rho = -.624** -.04.29. Conformidad (rho = 28. En relación al factor de “Libertad a las movilizaciones públicas” se encontraron relaciones inversas y bajas con el SDO (rho = -. Tradición.62.23.032 487** Libertad a las -.01) y una relación inversa y mediana con Universalismo (rho = -.33.36.293** . así como una relación directa y baja con el valor de Universalismo (rho = .01). p = . asimismo.363 ** -.01).01). Asimismo.59. .275** .07: p = .01) y Seguridad (rho = .33.01). se encontraron relaciones directas y bajas con los valores de Tradición (rho = . p = .237** . p = . p = .325** -.01).01).441** . Conformidad y Seguridad Universalism Conformida SDO RWA Tradición Seguridad o d Legitimidad del uso de la . p = .01).01).036 468** Penalización de la protesta .

40% de los participantes presentaron puntajes mayores de 3. g. se encontró que los participantes del presente estudio presentaron niveles moderados en RWA (M = 2. 2011. 2012. Espinosa. no obstante. por ejemplo. el autoritarismo de ala derecha. se . Rottenbacher & De la Cruz. 2011).. presentan una relación directa y significativa con el autoritarismo de ala derecha. Altemeyer (1998) expone que el autoritarismo de ala derecha (RWA) se explica desde tres factores actitudinales: aceptación de las convenciones sociales tradicionales. a partir de los resultados obtenidos se confirma que existe una relación entre la criminalización de la protesta social. sumisión frente a la autoridad y agresión hacia grupos sancionados por la figura autoritaria. la orientación a la dominancia social y los valores culturales propuestos por Schwartz. normas y creencias tradicionales de la sociedad. De manera general es posible señalar que se cumple el supuesto general propuesto en este estudio. la aceptación de acciones o discursos llevados a cabo por autoridades que se perciban como legítimas y la violencia que estas puedan ejercer. 2012b. se vio conveniente también realizar análisis exploratorios a nivel descriptivo de los diferentes constructos utilizados para esta investigación. 2013). Al valorar negativamente las protestas sociales. pues en este estudio se registró que un 28. Es así que. Rottenbacher & Schmitz. además se obtuvieron resultados similares con dichos factores en relación a la orientación de la dominancia social.50). Estos patrones implicarían. 2012. los cuales estarian basados en una larga tradición de costumbres y normas sociales construidas histórica y socialmente (Etchezahar & Cervone. este se explica desde el adherimiento y compromiso con las convenciones. se observó que el puntaje promedio de la criminalización de la protesta social en los participantes (M = 2. Por ello las personas que cuentan con mayores niveles de conservadurismo tendrían una tendencia a criminalizar las protestas públicas al verlas como expresiones que atentarían al mantenimiento y preservación de las enseñanzas así como de los valores establecidos en la sociedad. 14 Discusión A partir de los objetivos planteados. se debe reiterarse que esto no indica que exista un rechazo total a la criminalización de la protesta. Respecto al factor actitudinal de aceptación de las convenciones sociales tradicionales.33). Por otro lado. De los tres factores de criminalización de la protesta se encuentra que dos de ellos. En ese sentido.96) y mayores que los niveles en SDO (M = 2.73) fue similar al encontrado por Rottenbacher y Schmitz (2013) en el que el puntaje fue igualmente bajo (M = 2. Rottenbacher. Estos resultados se contrastan positivamente con estudios previos realizados (e. penalización de la protesta y legitimidad del uso de la fuerza. Rottenbacher & Schmitz 2012a.

ya que estas serían valoradas como propuestas revolucionarias o de cambio político y social. las acciones de dichas autoridades estarían siendo concebidas como legítimas pues son vistas como válidas y necesarias para salvaguardar y asegurar el bienestar del país. 15 imposibilitaría la apertura al cuestionamiento y cambio de las creencias tradicionales así como el replanteamiento de las mismas. estas concebirían a quienes promueven o forman parte de estas como personas transgresoras de las normas debido a que estarían rompiendo lo tradicionalmente establecido (Altemeyer. Es por ello que las personas que aceptan este tipo de accionar por parte de las figuras autoritarias resaltan que el respeto y la obediencia son virtudes esenciales para el orden social. 1982). tienden a castigar por medio de la agresión a aquellos que transgredan los valores convencionales. se estaría hablando de que las personas que se someten a la autoridad y tienden a criminalizar las protestas sociales. Por ello. Stone. Así. tales como el convencionalismo. Por ello. 2001). las personas que criminalizan las protestas sociales considerarían que las autoridades. como los líderes políticos. aunque algunas veces esto implique usar la violencia como medio coercitivo o de control social (Etchezahar & Cervone. serían aquellas personas que se adhieren rígidamente a los valores convencionales idealizados por el endogrupo. 1996). Asimismo. Asimismo. se explicaría que el criminalizar las protestas sociales partiría esencialmente desde la aceptación de los discursos dados por las autoridades consideradas como legítimas en la sociedad peruana. las cuales penalizan las expresiones y manifestaciones sociales debido a la irrupción drástica y repentina de estas en la normalidad y orden de la dinámica socio colectiva (Amaya. poder y fortaleza así como la proyectividad. 2011. militares. estas personas serían permisivas con el uso de la agresión militar o policial ya que esta es una de las formas . Espinoza & Vozmediano. las personas con alta tendencia hacia el autoritarismo de ala derecha apoyarían y defenderían los valores sociales predominantes así como a las tradiciones y autoridades electas mientras que rechazarían toda intervención amenazante para la sociedad en la que viven. agresividad autoritaria. fuerzas del orden (policía. Desde el factor actitudinal de sumisión a la autoridad. 2011). la sumisión frente a las autoridades involucra la existencia de ciertas características psíquicas en la estructura de personalidad.) y/o figuras religiosas tienen el derecho inherente de decidir qué es lo mejor para la ciudadanía. Desde un enfoque psicológico. como la expresión de las protestas sociales. etc. finalmente. De la misma manera. suelen identificarse en sus relaciones interpersonales como las figuras que representan el poder y la fuerza y. tienden a creer que en la sociedad pasan cosas peligrosas que amenazan el orden y la paz (Ovejero. desde la perspectiva de las personas que tienden a criminalizar las protestas públicas.

2012). Van Laar y Levin. Finalmente. la limitación de la pluralidad política y la restricción de la participación política activa de los ciudadanos. se gestan principalmente en busca del reconocimiento de los derechos de poblaciones cuyos derechos son vulnerados (Zaffaroni. Lo anterior se opone al apoyo y promoción de los movimientos sociales. 2009. En relación a uno de los objetivos específicos de este estudio. específicamente con las áreas de dicho constructo que se encuentran relacionadas con la “penalización de la protesta social” y la “legitimidad del uso de la fuerza”. la violencia se legitimaría desde el incumplimiento a las normas. Sidanius y Pratto. Es así que el autoritarismo de ala derecha se encuentra directa y significativamente relacionada con la criminalización de la protesta. Por ello. al menos en el contexto peruano. De la misma manera. 1994). Desde la criminalización de la protesta social. caracterizados por el uso de la coerción. desde el factor actitudinal de agresión hacia los grupos sancionados por la figura autoritaria. valores y creencias tradicionales (Etchezahar & Brussino. las personas con tendencias autoritarias considerarían como legítimo que las autoridades tengan la potestad de ejercer la coerción así como la fuerza física como forma de castigo o amedrentamiento a las personas o grupos sociales que intentan transgredir lo formalmente establecido. Esta sería empleada para sancionar acciones o iniciativas que alteren o amenacen el orden social o que pongan en peligro la conservación de las normas. 2010). 1999. creencias y valores tradicionales así como por desacato a la autoridad.. 2004. el cual señala que ciertos individuos tendrían una mayor tendencia a apoyar sistemas sociales jerárquicos y desiguales de modo que ciertos grupos sociales mantienen una posición privilegiada mientras otros grupos (los exogrupos) se ubican en una posición subordinada (Jost et al. se encontró que existía una relación directa y mediana tanto del factor legitimidad del uso de la fuerza y el factor . Pratto et al. Sidanius Pratto. Altemeyer (1996) sostiene que la agresión autoritaria es el modo operante de las figuras percibidas como legítimas ya que este accionar sería considerado aceptable e inclusive necesario para garantizar el orden y normatividad de la sociedad. De acuerdo con Linz (1978) podría plantearse que la criminalización de la protesta se encuentra estrechamente relacionada con aparatos políticos autoritarios.. 16 posibles para establecer el orden y evitar la incertidumbre y ambigüedad (Rottenbacher & Schmitz. se encontró que quienes presentan una mayor orientación a la dominancia social (SDO) muestran un mayor soporte hacia las dos áreas mencionadas anteriormente de la criminalización de la protesta. los cuales en su mayoría. 2015). Es posible sustentar esta relación a partir de las implicancias del concepto de SDO.

se podría considerar una vinculación entre estos valores que sostienen una mantención del status quo y lo que implica la criminalización de la protesta. es importante tener en cuenta que los medios . divulgar sus ideas y comunicarse intelectualmente con los demás. inclinaciones e impulsos que puedan molestar o herir a otros y violar las normas o expectativas sociales” (Martínez & Vera. se encontró una vinculación con los tres factores de criminalización de la protesta. se tomaría en cuenta que el valor conservador de tradición se refiere al “respeto. 31). Así como con los valores de tradición y conformidad. Páez. 1994. Marques. p. Si bien la relación encontrada entre el apoyo a la criminalización de las protestas y el valor de seguridad fue baja. 183) implica el deseo de clasificar a este tipo de manifestaciones como “delitos atentatorios contra el orden público”. 31). 2012). Si se considera que el universalismo implica “comprensión. en relación a reducción de amenazas hacia su grupo de pertenencia (Mendoza. el cual refiere a la “protección. mientras el valor de la conformidad está en relación a la “restricción de acciones. que según Gamarra (2010. p. 31). de las relaciones y del yo” (Martinez & Vera. 31) y la criminalización de la protesta. Techio y Espinosa. En este sentido. Por un lado. correlacionó inversamente con los valores de tradición y conformidad. desarrollar sus facultades mentales. en relación al valor de universalismo. Actualmente. que según Naranjo (2005) es aquella que le permiten al hombre adquirir conocimientos. se pensó que existiría una relación estrecha entre el valor de seguridad. las acciones de protesta social para la reivindicación de derechos o realización de reclamos son un aspecto constante en la dinámica sociopolítica del Perú (Defensoría del Pueblo. aprecio. p. y directa con el tercer factor. armonía y estabilidad de la sociedad. p. compromiso y aceptación de costumbres e ideas que la cultura o religión tradicional impone al yo” (Martinez & Vera. esta representa una relación importante que indica que aquellos con creencias autoritarias tendrían cierta tendencia a presentar niveles de seguridad. por ejemplo. tolerancia y protección del bienestar de las personas y la naturaleza” (Martinez & Vera. Este último factor reflejaría un componente de libertad de expresión. p. 1994. A partir de ello. el tercer factor de la escala de criminalización de la protesta. 2005). Por otro lado. Por último. llamado “libertad a la movilizaciones públicas”. 17 penalización de la protesta con los valores de tradición y conformidad. que fue inversa en el caso de los primeros factores. No obstante. 1994. entonces la legitimidad del uso de la fuerza y la penalización de la protesta serían circunstancias que podrían mermar o interrumpir en la tranquilidad del grupo social. 1994.

este medio ha buscado reforzar la idea de que las personas que realizan las protestas “hacen caso omiso del principio de autoridad. A partir del discurso empleado. Cusco. 2015). . Un ejemplo de ello es el de uno de los medios más conocidos en el Perú. mediante la deslegitimación no solo de la protesta misma sino también de sus actores. Un aspecto relevante de incluir en el análisis respecto a la criminalización de las protestas públicas es sobre la libertad de expresión y de opinión ya que son derechos inalienables así como pilares fundamentales en las sociedades democráticas puesto que garantizan el desarrollo individual como colectivo . Al hablar de libertad de expresión y opinión necesariamente se entrelaza con la libertad de reunión. el cual difunde determinados acontecimientos. De esta manera. como son el autoritarismo de ala derecha. Es por ello que se recomienda elaborar más investigaciones que puedan presentar resultados que reflejen en mayor medida cuál es la situación que se viene desarrollando en el país y la región en relación a la criminalización de la protesta.2012). de opinión así como de reunión se ven vulnerados y transgredidos cuando se criminaliza las protestas públicas ya que el fin de la criminalización es el de debilitar e inhibir la manifestación colectiva. la ley y los derechos de terceros” (El Comercio. como ha sido el de la protesta social en Aguas Calientes. asimismo. se considera que una de las limitaciones principales se presentó debido a la dificultad para encontrar estudios empíricos que den muestra de cómo se relaciona el fenómeno de la criminalización de la protesta social con las distintas variables. Tanto el derecho a libertad de expresión. 2006). se forme el consenso necesario para criminalizar la protesta social y a las personas que participen de ella (Martín. 21 de noviembre del 2016). Es un un mecanismo complejo que incluye en su naturaleza lo político. A partir de la investigación realizada. 18 de comunicación tienen un rol muy relevante en la criminalización de la protesta social. estigmatizar o difamar a las personas que forman parte de la misma (Martín. El Comercio. lo cual influye que la mirada que se dé a la protesta pública sea de delito (OXFAM. la criminalización implica más que la represión. 2015). jurídico y social. 2015). son derechos que contribuyen con la transparencia de la gestión de los gobiernos y la participación ciudadana (CIJ. en tanto son los que constantemente están difundiendo una gama de mensajes que pueden desacreditar. la orientación hacia la dominancia social y los valores culturales. Es así entonces que los vínculos entre los medios y los que concentran el poder generan que. una vez publicada una posición frente a determinado conflicto. tanto en Latinoamérica como en el Perú. de asociación así como al derecho de petición (OEA.

y. por un lado. 2011). en general. Lanata & Tanaka. procesados y. 2009). Rottenbacher & Schmitz. encarcelados. mantener el orden público también busca en evitar que la problemática perjudique la inversión minera (De Echave. Zárate & Huber. La creciente extracción minera implica un fuerte impacto social y ambiental en las zonas en donde se llevan a cabo. (Defensoría del Pueblo. 2010. Es a partir de esto que se establecen los conflictos y surgen las protestas. Huber. la oposición de ciertos sectores de la población. 2011) Finalmente. a la manera en la cual se desarrollan los conflictos sociales en el Perú. en ocasiones. la naturalización y legitimación de la criminalización de las protestas públicas se logra por medio del establecimiento de estrategias legales más allá del uso de la fuerza pública. denuncia y persecución legal selectiva. Tanaka. Lanata & Tanaka. Diez. de manera que representan diversos riesgos y una creciente violación a los derechos de quienes se oponen a estas actividades y. uso e intervención legítima de las fuerzas policiales y armadas. la utilización prioritaria de la vía penal. principalmente. Revesz. 19 Desde el aparato estatal. Algunas de las protestas más notables son aquellas vinculadas al sector minero. Dichos conflictos surgen a partir de la constante insatisfacción de ciertos sectores de la población frente al cumplimiento de sus derechos y necesidades. Por ello se estaría hablando de una política de criminalización sistematizada que se sostiene desde cinco elementos claves: la utilización y manipulación del sistema legal. la defensa de territorios fueron considerados crímenes y sus participantes violentados. Gamarra. 2013. la relevancia de esta investigación y la realización de investigaciones similares se debe. el uso de los procedimientos fiscales o judiciales atípicos como forma de coerción y hostigamiento (Magrini . debido al crecimiento significativo de dicha actividad de extracción durante los últimos años. para los pobladores de la zona. 2009). Huber. existen diferentes evidencias que muestran el elevado número de protestas sociales que se llevan a cabo en nuestro país. muchas de las protestas fueron tomadas como en amenazas. . 2015. aunque existen ciertas medidas establecidas para mermar los conflictos que podrían generar no se ha logrado evitar el aumento de aquellos conflictos sociales que giran en torno de la actividad minera en el país (De Echave. Rabinovich & Rincón. Diez. si bien los diferentes organismos del Estados buscan. lo cual genera un efecto inminente en la represión efectiva de las protestas públicas en sí mismas así como a los líderes de estas. Sin embargo. Revesz. finalmente.

(2007): E-Participación Las TIC al servicio de la innovación democrática. De Echave. B... La ciudad dividida. C. del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLASCO). Lima. M. T.pe/modules/Downloads/informes/defensoriales/informe- 1pd. & Dos Santos. L. L. A. The Authoritarian Spectre. A. X. Lima. Recuperada de la base de datos Repositorio PUCP. (2011). Altemeyer. pp. (2009) Minería y conflicto social.. (1998).edu. Recuperado de http://repositorio.96-101. “Violencia en los conflictos sociales”. G. The Other “Authoritarian Personality”. Boletín de Psicología. Autoritarismo.org. C.pdf Castells. (2014). PUCP. 20 Referencias Altemeyer. marzo de 2012. La Galaxia de Internet.pdf Córdova. Instituto de Estudios Peruanos.. 30. Barcelona: Editorial UOC. L. . Comisión Internacional de Juristas. (96). É. Recuperado de http://www.pdf Defensoría del Pueblo del Perú. A. Revesz. 47-92.gob. de CIJ. B.iep. J. Blanco. Lanata. p. actitudes políticas y participación política no convencional. M.2016. (2012).. Amaya. E. URI: http://tesis. (2010). Recuperado de http://www. Protesta altermundista y violencia política en Guadalajara. (2014). & Tanaka. Noviembre 26. (2005). Cambridge: Harvard University Press.. 103. Criminalización de la protesta social. 14(58). 541. Bruckmann. Informe Defensorial No. Septiembre 12.pe/bitstream/IEP/130/1/huber_mineriayconflictosocial..defensoria.pe/repositorio/handle/123456789/5179 Colombo. (2001). 59-84. Diez.clacso. Los movimientos sociales en América Latina: un balance histórico.Movimientos sociales y política en el Perú de hoy. 156. ¿Es legítima la criminalización de la protesta social?: derecho penal y libertad de expresión en América Latina. España: Areté. 7-28. Espinoza. & Vozmediano. Advances in Experimental Social Psychology.pucp. Huber. Estudios Sociológicos.ar/ar/libros/reggen/pp13. Bertoni. (1996).org/pdfid/530ef99b4.org. (2012). (2014).pdf Durand. Relaciones entre el Miedo al delito y el Autoritarismo de Derecha en estudiantes universitarios de Lima-Perú. Recuperado de: http://bibliotecavirtual..refworld. M. Buenos Aires: Universidad de Palermo. 37. B. (Tesis de licenciatura).

M. Annual Review of Psychology. Revista de Sociología.. Psicología social de los valores humanos: Desarrollos teóricos. 8. C.edu. and elective affinities. Martinez. P. 159-200.pdf Magrini. El estudio del autoritarismo en el continuo ideológico- político. 22(1). A.ar/clacso/becas/20110119015646/lopez. (2010). O. & Cervone. centralidad de la religión y orientaciones religiosas: diferencias en el análisis lineal y no lineal de sus relaciones. C. Martinez-Sanchez. 29 (118).. Recuperado de http://elcomercio. Dimensiones del autoritarismo. Gouvela (eds.. 11-26. ¿Es legítima la criminalización de la protesta social?: derecho penal y libertad de expresión en América Latina. Revista Psicología Social. Jost. Federico. (2015). & Napier. J. functions. R. A. Adaptación a la Escala de Orientación a la Dominancia Social al castellano: validación de la Dominancia Grupal y la Oposición a la igualdad como factores subyacentes. 73-81. (1978). (2002). Madrid: Alianza. Una Interpretación de los Regímenes Autoritarios. J.). E. E. 60. La configuración de los nuevos movimientos sociales frente a la crisis de lo social.pe/opinion/editorial/editorial-pidiendo-cielo-noticia-1947970 Etchezahar. J. López... Recuperado de http://biblioteca. Editorial: Pidiendo al Cielo.2016. J. & Ros. 29-40. Libertad de expresión y criminalización de la protesta social.. J. Bertoni. 21 Gamarra. & Brussino. El Comercio. & Bustillos. Linz. Vamos a portarnos mal: protesta social y libertad de expresión en América Latina. Anuario XVIII de Investigaciones de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires. (En prensa). En E. 10(1). M. 307-337. 243-248. Colombia: FES Martín. Preferencias de valores en relación con los prejuicios hacia exogrupos. M. En M. E. Los movimientos sociales en América Latina: de las identidades sumergidas a la reocupación del Estado-Nación. Los significados de la salud y la salud como valor. (2009). (2011). Bogotá. Mejias. . (1994). Rabinovich. M.clacso.. & Rincón. (2015). 30 (89). Septiembre 12. Revistas Académicas. S. 3-16. metodológicos y aplicados. Del Prado. (2007). (2015). (2011). 18. Criminalisation of Human Right Defenders.. (21 de noviembre del 2016).. & Suárez. E. Ros y V. Etchezahar. Buenos Aires: Universidad de Palermo. RBCS. (Ed). del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLASCO). & Vera. Anales de Psicología. O. Political ideology: Its structure. Bélgica: Protection International. N.

Recuperado de http://www. 253-274 Salazar.Perú. Conservadurismo político y rigidez cognitiva en una muestra de estudiantes y egresados universitarios de la ciudad de Lima. Páez. Revista de Psicología de la PUCP. Scielo . 13. 40-44. J. Avances en Psicología Latinoamericana. 257-271. Rottenbacher. Rottenbacher. Conservadurismo Político y Justificación de la Inequidad Económica.. (2013)..org/files/file_attachments/La %20Criminalizaci%C3%B3n%20de%20la%20Protesta%20y%20el%20Caso %20Majaz_3. Naranjo. 371-394. D. Marques. Revista de Psicología Social.( 1982). (2012).oxfam.pdf Rottenbacher. La criminalización de los manifestantes persiste pese a las amnistías. Psicología Política. (2012). Conservadurismo político y tolerancia hacia comportamientos transgresores. OXFAM (2015). J. Legal.pdf Rottenbacher. Recuperado de http://www.. Techio. A. J. Bertoni.. M. A.scielo.18 (1). Condicionantes ideológicos de la criminalización de la protesta social y el apoyo a la democracia en una muestra limeña. Noviembre 26.es/garzon/psicologia%20politica/N44-2. “Informe anual sobre la libertad de expresión 2005”. El Basilico. M. Teoría constitucional e instituciones políticas. Monográfico sobre 11-M. D. Revista de Psicología Social. ¿Es legítima la . J. En E. 30(2). Intolerancia a la Ambigüedad.oxfam. Recuperado de http://www. J.. M. La criminalización de la protesta social y el caso de Majaz. 83-96. J. & Espinosa. 22 Mendoza. El autoritarismo: enfoque psicológico. 289- 300. M. Organización de los Estados Americanos (OEA). E.oas.pdf Rottenbacher. Educativa y Étnica en la Ciudad de Lima .org/es/cidh/expresion/showarticle. Revista Colombiana de Psicología. V. (2005).. (2006). 44. Recuperado de https://peru. (2005)Versión ampliada de Control social subjetivo y valores culturales: Estudio transcultural experimental sobre el efecto Oveja negra y un estudio de campo sobre el 11-M.pe/pdf/liber/v18n1/a11v18n1. 20.org. J.org/sites/peru. 31(2). (2010). & Schmitz. (2013). Ideología política y actitudes hacia la minería en el Perú: entre el crecimiento económico.asp? artID=662&lID=2 Ovejero.uv. R. el respeto por las formas de vida tradicionales y el ambientalismo. & Schmitz. & Molina. M. & De la Cruz. Relatoría Especial para la Libertad de Expresión. 22(2). El derecho a la protesta social en Ecuador. (2012). 31-56. Bogotá: Temis. Noviembre 26.

J. E. C. & Malle. 101-143). Stallworth. Bertoni (2010) ¿Es legítima la criminalización de la protesta social?: derecho penal y libertad de expresión en América Latina (pp.. Cambridge: University Press. J. Journal of Personality and Social Psychology. 83-96. . (2009). 23. Right-WIng authoritarianism and social dominance orientation indirectly predict support for New York City’s Stop & Frisk Police through prejudice. Are there universal aspects in the structure and contents of human value?. H. Social dominance orientation: A personality variable predicting social and political attitudes. A. (1999). Social Dominance: An intergroup theory of social hierarchy and oppression. (2010). 1-5. Schwartz. Psicología Política. E. W.17. 1. Buenos Aires: Universidad de Palermo. Seone. Zaffaronii. Current Psychology. 7. (1992).). 21. Journal of social issues. J. E. (1994). Paramio. Buenos Aires: Universidad de Palermo. 92-98.es/index. Advances in Experimental Social Psychology. Sidanius. Gaceta Constitucional.. P. Recuperado de http://revistas. & Guarino. Democracia y movimientos sociales en América Latina. (2016). Movimientos sociales y recursos naturales en América Latina: resistencias al neoliberalismo. L. 1-15). H. C. 741-763... Derecho penal y protesta social. configuración de alternativas. (1994). 50. B. Stone.usal. América Latina Hoy. 19. Kelly. & Pratto. J. En E. 85-107. (2006). Universals in content and structure of values: Theorical advances and empirical test in 20 countries. Cohen. Manipulación del Terror y Autoritarismo. 25. 35(1). 67... Saunders. 19-45. S. Salcedo. En M. (2009). S. Sidanius. P. L. Scielo. Zanna (De. (2001).php/1130- 2887/article/view/2065/2120 Pratto. 23 criminalización de la protesta social?: derecho penal y libertad de expresión en América Latina (pp. El derecho constitucional de reunión y la protesta social. Schwartz.