SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL_POST2015

PROPUESTAS PARA EL BORRADOR3 DE POSICIÓN ESPAÑOLA

1) Pasar el objetivo de sostenibilidad ambiental (actualmente el número 11) al número
3, posterior al de erradicación de la pobreza (nº 1) y disminución de la desigualdad
(nº2).

Consideramos que los tres desafíos globales que marcan la agenda global de desarrollo
post-2015 son, simultáneamente y con la misma intensidad:
- La completa erradicación de la pobreza absoluta
- La disminución de las desigualdades, en términos de ingresos económicos, de
derechos y de poder.
- La construcción de un modelo de desarrollo humano, justo y sostenible,
construido a partir de las tres dimensiones del desarrollo sostenible, que sea al
mismo tiempo viable económicamente, justo socialmente y sostenible
ambientalmente.

Consideramos que estos tres son los objetivos nucleares de la nueva agenda post-
2015, y que el resto de los objetivos propuestos en el borrador son, o bien un
despliegue de los mismos, o bien una aproximación sectorial, que ha de tener en
cuenta necesariamente este punto de partida. Así, tendríamos el siguiente esquema de
los objetivos propuestos:

OE1 Erradicación Pobreza OE4 Gobernanza y ddhh
OE2 Reducción desigualdades OE5 Igualdad de género

OE3 Sostenibilidad Ambiental OE6 Desarrollo económico inclusive-sost.
OE7 Energía para todos

Y los Objetivos sectoriales o temáticos:

OE8 Seguridad Alimentaria y Nutrición
OE9 Salud: cobertura universal
OE10 Educación de calidad para todos
OE11 Derecho humano al agua y saneamiento

2) Cuando hablamos de cambio de modelo y de “cambio de paradigma” ¿qué queremos
decir?

Los modelos de producción y consumo actual, intensivos en el uso de recursos y que
no siguen un modelo de gestión territorial sostenible, exacerban y retroalimentan los
procesos relacionados con la degradación ambiental causada, entre otros factores, por
el cambio climático. Además, estos modelos tienen un impacto diferenciado entre
hombres y mujeres como consecuencia del sistema patriarcal de relaciones de género,
que asigna a las mujeres una más estrecha vinculación con la naturaleza.
Las poblaciones de los países que menos han contribuido a la actual crisis socio-
ambiental son las que sufren con mayor intensidad las inundaciones, sequías y otros

En este sentido. donde la prosperidad y el bienestar de todas las personas se construyen a partir de lo económicamente viable. la comunidad internacional necesita responder con urgencia a un verdadero cambio de paradigma. socialmente justo y ambientalmente sostenible. argumentando que el gran crecimiento económico de las últimas décadas ha provocado. tal y como lo refleja el OWG. con un stock de recursos naturales infinitos y una capacidad de regeneración del planeta superior a nuestros ritmos de producción y consumo. Un ejemplo de ello es el objetivo de “Crecimiento económico”. en particular los países en desarrollo. Este es el modelo que la propia Naciones Unidas pone en cuestión1. y que de manera cada vez más frecuente provocan migraciones ambientales. ni universalizable en términos sociales. Un modelo en el que el bienestar y la prosperidad se confunden con “crecimiento económico”. De este modo. Adicionalmente. al mismo tiempo. que afectan tanto a su soberanía alimentaria como a sus modos de vida y sus ecosistemas. Esta importancia radica en visibilizar y dotar de la importancia adecuada a los vínculos e impactos en el desarrollo en las poblaciones más vulnerables. consideramos que lo económico debe ser un medio que nos permita alcanzar el bienestar. Tomando como referencia los principios de la economía social y solidaria. en el que el desarrollo se entienda más en términos de prosperidad y bienestar. ya que el modelo actual. . Para ello se considera necesario tratar de reconducir las actividades comerciales y las políticas insolidarias de los países desarrollados al mismo tiempo que se generan medios de vida sostenibles en la población más vulnerable. podemos afirmar que es urgente cambiar el paradigma mismo de lo que entendemos como desarrollo. no es viable en términos ecológicos. que en términos de crecimiento económico y capacidad de consumo. a pesar de su gran capacidad para generar riqueza. para lograr su desarrollo sostenible. Este 1 “Gente resiliente para un planeta resiliente”. más allá de los límites planetarios y de las necesidades para vivir satisfactoria y dignamente. Un modelo basado en las tres dimensiones del desarrollo sostenible. De ahí que la lucha contra el cambio climático no sólo se tiene que trabajar como medidas transversales. basando por lo tanto su éxito en el consumo de masas de bienes y servicios. Un modelo basado en la satisfacción de las necesidades de todas las personas. que sería el fin último. La alternativa pasa por un cambio de modelo en el cual se prioricen los valores éticos y los derechos humanos frente a la acumulación de bienes materiales y recursos económicos. el aumento de las desigualdades. 3) Creemos de suma importancia que el cambio climático sea un objetivo en sí mismo. Por tanto. consideramos que faltan metas en el borrador 3 que transversalicen la sostenibilidad. en el que los patrones de producción y consumo son acordes con los recursos disponibles y las necesidades de las personas. Así pues. Los efectos adversos del cambio climático afectan a todos los países y debilitan la capacidad de todos ellos. totalmente necesarias. el paradigma que necesitamos cambiar es el del desarrollo entendido como crecimiento económico ilimitado. fenómenos meteorológicos extremos. si no como un objetivo en sí mismo. la escasez de recursos naturales y el deterioro medio ambiental. Documento de trabajo de Naciones Unidas para la preparación de Río+20. donde se podría incluir como meta “Desacoplamiento de la economía del uso de recursos naturales y de la degradación medio ambiental”. Enero 2012. estamos de acuerdo en la necesaria transversalización de la sostenibilidad en otros objetivos (metas e indicadores inclusive) del posicionamiento.

1 Meta específica sobre seguimiento y cumplimento de compromisos internacionales por cada Estado ante Naciones Unidas en materia de sostenibilidad 4. Al menos el 50% de los fondos movilizados de lucha contra el cambio climático en el año 2020 se destinan a asegurar la financiación de acciones de adaptación al cambio climático en países en desarrollo. Al respecto. Para el año 2025. En el año 2030. se movilizan 100. los curricula escolares de primaria y secundaria incorporan aspectos relativos a mitigación del CC. En el año 2020 todos los países han integrado en sus políticas. en particular de los que mayores retos ambientales llevan asociados 4. la adaptación y mitigación están integradas en planes y estrategias nacionales. 4) Es necesario que se propongan metas concretas y alcanzables que respondan al texto de la posición española. En el marco del Fondo Verde para el Clima. Para el año 2030 la población cuenta con información y un nivel óptimo de lo que significa procesos de vida sostenible . estrategias y planes nacionales destinados a promover patrones de producción y consumo sostenibles. en consonancia con las indicaciones de la ciencia. proponemos: 4.000 millones de dólares al año para los países en desarrollo en 2020. Al menos el 50% de estos fondos deberían destinarse a la adaptación en PED. reducción de su impacto y sistemas de alerta temprana. objetivo necesita aumentar mucho más el acento en que el desarrollo económico sea sostenible y dentro de los límites del planeta.5 ºC. y en reducir desigualdades e inequidades.2 Metas que garanticen la transición hacia modelos de desarrollo y estilos de vida sostenibles. aumenta la proporción de los actores del sector privado que incorporan los principios de desarrollo sostenible y el respeto de los Derechos Humanos en sus prácticas de negocios y en el 2030 asegurar que todas las empresas que cotizan en bolsa y todas las empresas de más de x tamaño informan sobre la responsabilidad social y ambiental Aumento de la participación del “sector verde” en el producto total de las economías Se reducen los impactos negativos sobre el medio ambiente de los sectores productivos. Para el 2020. Para 2020 se aplican instrumentos e incentivos que reduzcan la inversión pública en combustibles fósiles e incrementen la inversión en un modelo de desarrollo bajo en Carbono (y que no compita con un modelo agroecológico que garantice la seguridad alimentaria). En el 2025.3 Metas sobre cambio climático Se mantiene el incremento de la temperatura global por debajo de 1. todos los países han establecido modelos de producción y consumo responsable Se reduce en al menos la mitad de los desperdicios de alimentos y las pérdidas post cosechas. En el año 2030 se incrementa la resiliencia de los sistemas de producción y de los medios de vida de las poblaciones a los eventos extremos y a los cambios graduales en el clima causados por el cambio climático.

la conservación de la biodiversidad y la prestación de servicios ambientales o ecosistémicos.5 Metas sobre desertificación Aumento del área de tierras de cultivos. pastos y bosques bajo gestión sostenible para el 2030.4. En el 2030 aumenta la productividad de las tierras catalogadas como extremadamente degradadas en 2015 En 2030 dejan de estar catalogadas las tierras como degradadas porque se han recuperado. con medidas de rehabilitación y saneamiento. 4. fertilidad. Se mantiene la diversidad genética de las semillas.4 Metas sobre biodiversidad En 2030 se reduce a nivel global la contaminación de los océanos y se ha detenido la pérdida de la biodiversidad marina. con respeto a los DDHH de las comunidades locales y poblaciones indígenas. estabilidad. En el 2020 los países cuentan con estrategias a largo plazo para luchar contra la desertificación y mitigar los efectos de la sequía. asegurando la restauración de los suelos degradados. Asegurar la conservación y uso de la biodiversidad para el sustento de las personas en las zonas rurales. recuperándola (con especial énfasis en el uso sostenible de los recursos marinos y la reducción de vertidos). Reducir la deforestación y promover la reforestación (definir %). Se garantiza el acceso y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados según lo acordado internacionalmente. integradas con las políticas nacionales de desarrollo sostenible . En el año 2030 se garantizan la conservación. los territorios indígenas y tribales. plantas cultivadas y animales domésticos de cría y sus parientes silvestres. restauración y uso sostenible de los ecosistemas. en términos de estructura.