Colección

GEOGRAFÍA POLÍTICA
ESPACIOS Y SOCIEDADES
Serie General, n.° 23 Joan-Eugeni Sánchez
Dirección Editorial
D. RAFAEL PUYOL ANTOLlN
Catedrático de Geografía Humana de la
Universidad Complutense de Madrid
D. JULIO VINUESA ANGULO
Profesor Titular de Geografía Humana
de la Universidad Autónoma de Madrid

EDITORIAL
SINTESIS

g l l 40525-2

l f f
IIII lili lili IH I»

Para Josepa

Diseño de cubierta: Juan José Vázquez

Reservados todos los derechos. Está prohibido, bajo las
sanciones penales y el resarcimiento civil previstos en las
leyes, reproducir, registrar o transmitir esta publicación,
íntegra o parcialmente por cualquier sistema de recupera-
ción y por cualquier medio, sea mecánico, electrónico,
magnético, electroóptico, por fotocopia o por cualquier
otro, sin la autorización previa por escrito de Editorial
Síntesis, S. A. .

© Joan-Eugeni Sánchez
© EDITORIAL SÍNTESIS, S. A.
VaUehermoso, 32. 28015 Madrid
Teléfono (91) 593 20 98

ISBN: 84-7738-134-8
Depósito legal: M. 5.532-1992

Fotocomposición: MonoComp, S. A.
Impresión: Lavel, S. A.
Impreso en España - Printed in Spain

índice

Introducción 11

PRIMERA PARTE
GEOGRAFÍA POLÍTICA Y PODER

1. Poder, espacio y geografía política 17
1.1. Poder y relaciones de poder 21
. Concepto de poder 23
. Conformación y coacción social 26
1.2. Instancias y dialéctica de poderes 27
. Poder y poderes 28
. Mecanismos de poder 28
1.3. Relaciones de poder en el espacio 30
. La necesaria coherencia entre relaciones de poder y
articulación del espacio 30
. El dominio del espacio por ¡os grupos sociales 31
. La localización de las fuerzas de decisión y la organi-
zación del espacio 33
1.4. La articulación política de la sociedad y su relación con
el espacio geográfico 33
1.5. Articulación política y geografía política 35
1.6. La geografía política como relaciones de poder en el
espacio 37

2. Fundamentos para la geografía política 41
2.1. Factores de la geografía política 41
2.2. El hombre y las necesidades 42
. Las necesidades básicas o vitales 44
. El ciclo de reproducción ; 45
2.3. El medio y el hombre 47
. El espacio geográfico como condicionante 47
. La heterogeneidad del espacio geográfico 49
. El espacio como soporte 49

Conceptos controvertidos: Del Estado a la raza 92 .7. Posición social versus posición territorial 140 4. El espacio vital de los estados 107 nente 52 4.10. Recaudación. El espacio geográfico para la geografía política 51 4. La política territorial 72 .6. División jerárquica del espacio local 152 . Relaciones espaciales de poder a las diversas escalas . La gestión del espacio y la intervención territorial . 89 . La Administración del Estado o Administración 110 transformación del espacio geográfico 57 . La modelación socio-territorial 93 6...4.1. 116 3..4. El papel del Estado 90 5. La política territorial como instrumento de concreción • Legitimación de la apropiación 67 de las relaciones'de poder 117 3. La gestión y el control de lo local ' 127 3. .8.3. Relaciones sociales y relaciones de poder territoria. . Ideología y territorio. 79 4. Uso y explotación del espacio geográfico como conti. Política y conflicto socio-espacial 75 riores 119 . Los desequilibrios territoriales y el poder político . El Estado y su papel beligerante en la producción y . El Estado y las relaciones espaciales de poder 88 . El Estado-territorio: Los estados 104 2.1. Conflicto e intervención militar . El Estado-nación: ideología e intereses 90 . Una perspectiva internalista 135 LOS PROCESOS EN GEOGRAFÍA POLÍTICA 5. La apropiación del espacio-territorio y del excedente . Los movimientos sociales urbanos 146 . Las políticas 111 4. Los hombres como recurso y su relación con los mo.2. . Ciudad y hecho metropolitano: un conflicto territorial . La vida cotidiana y la coherencia espacial 150 4. Conflicto y vulnerabilidad del sistema social 149 . . La política como gestión: la Administración pública . Mecanismos espaciales manipulables en el proceso de . apropiación de excedente 113 lizadas 65 .4. La escala local 159 .5. La gestión y organización del terri- 3. El poder del Estado y la razón de Estado 102 .1. 6. El Estado.6. Ámbitos de la geografía política 63 torio 111 3. El espacio como medio de producción 50 .6. 66 . Geografía política y geopolítica 83 4. El Estado. El Estado-aparato: La Administración del Estado 108 . Conflicto territorial e historia 76 . La geografía electoral 156 lismo 95 6. La identidad nacional y el nacio. Las escalas funcionales en el interior del Estado: lo re- . redistribución y solidaridad territorial. Causas de los conflictos en geografía política 77 regional 121 3. Posición y conflicto individual 137 . El espacio interior. la nación y las áreas de mercado 98 .5. Poder y contrapoder local 145 4. E l ámbito funcional en geografía política.3. 71 gional y lo local 119 . 5. . .5. El espacio como medio 51 . . El espacio como recurso 50 4. La ambigüedad del concepto de Estado . 118 3.3. . . 129 5. Efectos estructurantes según la escala política 159 8 9 .7. El Estado-poder: El Estado 101 .3. 102 2. Manipulación ideológica del territorio 158 .1. Control y espacio 69 . La organización territorial del poder a escala local y .4. 70 4. . Funcionalidad y disfuncionalidad de las escalas inte- 3.. Política e intereses sociales y territoriales 64 4.2.2..5. La organización y la gestión del Estado 109 dos de producción 53 . L a asunción del poder político. Los modelos territoriales de Estado 109 2.2. E l individuo frente al espacio político 133 SEGUNDA PARTE 5. Memoria histórica y realidad social 99 6. El individuo frente a la organización política y la gestión del territorio a las diversas escalas 142 Del Estado a lo local 82 5.9. Geografía electoral 155 .

sino en qué condiciones Bibliografía 217 puede ser devuelta a los países más desarrollados o qué estrategias y políticas deben adoptar los países deudores para pagarla. y a continuación . Los cauces fluviales y el acceso al mar 179 . podemos fácilmente prever que el mayor volumen de . 210 por muy grave o problemático que sea —es decir. etnias. temática. El inter. . o que es problemático en el ambiente en el 7. Las empresas multinacionales y el proceso de interna.4. concentrada en los países más . cambio desigual 197 Sabemos que el geógrafo tiene una fuerte tendencia a estudiar . afectando a una gran parte de la población mundial. .3. sirve de ejemplo para interpretar uno de los papeles . Saturación espacial e impacto ambiental 211 afectan al mundo menos desarrollado que no tienen incidencia directa . Conflictos entre estados y empresas multinacionales . repasamos los temas que son tratados por los estudiosos de la geogra- cionaiización 189 fía política. . Asimetría de las relaciones de intercambio. El poso de la historia en las divisiones territoriales a escala mundial 172 . El conflicto militar y la guerra 212 global. . como ocurre con el estudio de la deuda externa. . endémicas que no solamente no se hallan en regresión. sociales. Los conflictos internacionales 209 investigación se referirá a los problemas del mundo desarrollado en el .1. Las relaciones internacionales 206 desarrollados. 7. los problemas que . . y que aquello más alejado de su entorno. estarán ausentes de la investigación . 10 11 . en las que se sitúa la geografía política. cuando 7. sino que ción 187 aumentan sus efectos en ciertas áreas del Planeta. La territorialidad de ¡as culturas. nos damos cuenta hasta qué punto conceptos y problemas . Espacio marítimo y subsuelo marino 179 • El espacio aéreo y el espacio interplanetario 181 . Militarismo y actividad económica 199 aquello que le es próximo. La escala mundial y el sistema-mundo 169 . El desarrollo del subdesarrollo 195 que juega la instancia ideológica-cultural en el ámbito de las ciencias . de la que se busca conocer no sus causas o consecuencias. Un futuro por hacer 214 rrollados. Imperialismo y empresas multinacionales 193 de esta categoría se hallan prácticamente ausentes de la misma. La guerra comercial 210 que se mueve el investigador. Geografía política a escala mundial: L a organización político-espacial a escala mundial 169 7. Geografía política de la actividad económica 183 constatamos las altas tasas de mortalidad infantil o de enfermedades . Desequilibrios en la dimensión territorial entre los di- versos estados: De los macroestados a los micro- estados 176 . religiones e Cuando vemos que el hambre está presente en grandes extensiones ideologías 182 terrestres.. la correlacionamos con la distribución de la investigación y lizadora 202 de los investigadores a escala mundial. Las fronteras 173 . . 211 sobre el mundo desarrollado—. tanto territorial como • Los organismos internacionales y su función territoria. Que el hambre y la miseria en los países del tercer o cuarto mundo. El mar y la continentalidad 177 introducción .La división internacional del trabajo y de la produc. Distribución del excedente y acumulación a escala Esta es una situación que interesa constatar desde un principio y mundial 195 que.2. La internacionalización de los impactos conflictivos . en sí misma. Geografía política de las relaciones internacionales . Si esta tendencia «localista». 202 que se encuentra. o serán tratados desde la óptica que interesa a los países desa- 7. El mar y los limites jurisdiccionales.

autoalimentándose sin entrar La segunda parte se centra en un somero repaso de los procesos en en la consideración de aquello que se produce más allá de su ámbito geografía política. a pesar de las amplias posibilidades Esta reflexión es particularmente válida en la evolución de la geo. El 5. ensayando una aportación a observar el espacio político desde su aplicación. lo que. guerra atómica) o en la que alguno de ellos podía hallarse «localista» e informativa. y de las empresas multinacionales. queda sin efecto. demasiado a menudo sin reflexión. Para ello. por el propio proceso descrito. ya XX en el contexto de la geografía alemana. El libro se cierra autorreproducción cerrada sobre su propia literatura científica. fía política a la escala funcional. estados. del espacio y de la geografía política. repasando algunos de los temas clásicos de las relaciones entre áreas dominadas. dencia a poco que la producción hegemónica no sea capaz de efectuar En este libro se trata de desarrollar una aproximación introductoria aportaciones nuevas y creativas. Una primera siendo un ejemplo clarísimo de cómo el etnocentrismo adquiere una que nos acerque a la relación entre geografía política y poder. no está siendo suficiente- que solamente será conocida por los lectores minoritarios de alguna mente cultivada entre nosotros. en nuestro caso. como reflejo espacial de las relaciones de poder. parece no sentir la necesidad de incorpo. por la que la proximidad idiomática conduce el campo de influen. cias hacia la autorreproducción. como aquella investigación pecto al tema de la guerra y la paz haya interesado aquello que podía útil para el mantenimiento y la reproducción de la sociedad. el importante papel geopolítico de la división internacional del trabajo rar que tal situación pueda derivar fácilmente en un proceso de deca. criticándole su «ingenuidad» al no haber tenido en Por ello el atrevimiento en huir explícitamente de una formulaoion cuenta lo que se sabía en general. que presenta. así preponderancia verdaderamente exacerbante. debemos considerar no sólo lo que se produce. cabe también esperar que el factor idiomático ámbitos que comprende. aun siendo aproximativa y globalista. trataremos en el capítulo 2 de los fundamentos de la geografía política. Para ello hemos dividido el contenido en dos partes. refuerza la tendencia (guerra fría. o que sea negada la formulación de que el fía del poder. seguir un hilo conductor desde una perspectiva de la geografía política Esta introducción sólo pretende ponemos alerta respecto a la evolu. que en gran medida nos encerrarla en un plan» 12 13 . Si a ello sumamos el papel predomi. Se da la aparente paradoja de que. La ideología productivista valora progre- ámbitos investigadores. en el capítulo 4 presentaremos la geogra- lingüístico. análisis social debe partir de las necesidades vitales. aun de ciertas proposiciones se efectuó durante la primera mitad del siglo cuando esta crítica. de acuer- poner en peligro la existencia de las propias sociedades desarrolladas do con su modelo actual. y de la producción. sivamente más la investigación aplicada. donde se abordará desde la escala del Desde una perspectiva externalista del estudio de la historia de la estado hasta la escala local. y por causa de una nefasta apropiación ideológica que grafía política. en las cuales se valora el producto del área hegemó. por cuanto representará el ámbito de influencia y de la perspectiva del individuo y de sus distintas formas de actuación y difusión. del poder político en las sociedades de democracia formal. como a los temas fundamentales de esta ciencia. que no se halla cerca del investigador ni de su ambiente. lo que ha merecido la crítica desde la periferia. dejando prácticamente de lado toda la infinidad Una mínima coherencia con lo anterior nos lleva a proponer en este de conflictos que desde la Segunda Guerra Mundial han tenido y tienen texto una visión que. Una vez presentado en La diversidad lingüística añade una nueva dimensión al etnocentris. de Paddison (1983). no debe sorprender que res. sea tema ámbito anglosajón. encierre un nuevo enclave etnocéntrico. como pueden ser la frontera o la guerra. Una concre- te se considera hegemónico. sino exclusivamente el desarrolla. para lo cual do en su seno. ción de los campos temáticos que ha seguido la geografía política. cuando el ámbito dominan. Es lógico espe. ción de esta actuación se halla en los procesos que llevan a la asunción rar todo el conocimiento producido. hasta llegar a insinuar nica y se desprecia o ignoran las aportaciones locales. para terminar. con una presentación general de los nante del idioma inglés. en el capítulo 3. implicado (Vietnam).° capítulo propone invertir el campo de ciencia. habiendo cedido todo el protagonismo lengua regresiva. De igual forma. sino también análisis. en este caso en relación con el campo de la geogra- escaso de investigación. comportamiento según la escala a la cual dirija sus actos. el capítulo 1 el tema del poder. si es cierto que lo etnocéntrico es dominante en los hacia una ciencia «aplicada». evolucionando a partir de esta forma de actuación por trataremos de la geografía electoral en el capítulo 6. pretende lugar en zonas periféricas. al limitarse a lo publicado en el simplemente erudita. Esta con una aproximación a la organización político-espacial a escala mun- literatura científica autocentrada será la que se difunda e influya en las dial. Es lo que hace Raffestin (1984) comentando la obra a los geógrafos anglosajones. a este campo de la geografía que. no debe extra. Tampoco escapa la evolución de la geografía política a la tendencia ñarnos en absoluto. mo.

PRIMERA PARTE GEOGRAFÍA POLÍTICA Y PODER 14 .teamiento «anglosajón». sin excepción. Al lector corresponde apreciar el éxito o fracaso de los resultados alcanzados. acompañan a todos los libros y artículos aparecidos en este ámbito territorial—. rico pero autocentrado —repásense las biblio- grafías que. para presentar un cierto plan- teamiento personal que aspira a hundir sus raíces en una base de más basta amplitud.

p or e l p ap el que asume en cuanto m ed io d e p r od ucción que p er m it e la obtención d e bienes y ser vicios. co- munes a todos sus m iem br os. El conjunto de normas. espacio y geografía política Al obser var el compor tamiento d el ser humano vemos que se r ela- ciona siem pr e con otros ser es humanos. configur an 17 . La or ganización social com por ta e l establecimiento de u n conjunto de normas.. p or ser e l medio en e l que están contenidos y d e l que se obtendr án todos los recursos necesarios. valor es y cr it er ios de actuación. valor es y cr it er ios de compor tamiento y de actuación . lo que en tér m inos sociológicos se en tien - de p or cultur a. 1. así como con e l espacio geo- gr áfico en e l que se halla. Poder. ya que e l espacio ge ogr á fico es necesar io e im p r escin d ible par a conseguir su sup er viven cia. Los cr it er ios que el gr u p o social im pone d eben ser individualm ente aceptados. Es p or ello que vive agr upado for mando gr u p os sociales estables d e d im en sión var iad a. p er o en los cuales siem pr e se halla pr esente alguna for ma de u n id ad familiar de r ep r od u cción y alguna for ma d e or gan ización social. a l que cada in d ivid u o y cada gr u p o social debe adaptarse y adaptar sus actua- ciones. El hom br e también necesita de otr os hombr es si q u ier e gar antizar su super vivencia como in d ivid u o y como especie. Ello p o r var ios m ot i- vos: p or ser e l sopor te de su vida y de sus actuaciones. mar cando los límites dentr o d e los que se puede y debe actuar. así como p or p r op or cion ar un m edio ge ogr á fico como entor no p ar t icu lar .

los in d ivid u os. logr ar lo se establecen mecanismos de acatamiento. de lo que d ebe hacerse y lo cunstancia. a la vez que evolucionan con e l paso d e l Tanto e l ámbito econ óm ico como e l id eológico-cu lt u r al r eq u ier en la tiem po. y a los cuales d ebe adaptarse todo m iem b r o de la colect ivid ad . y de éstos con el m edio ge ogr á fico. La histor ia nos en señ a qu e se p u e- mientras que se r eser va e l calificativo de inadaptado par a aquellos que den sintetizar en unos pocos los modelos fundamentales de estr uctur a no asumen dichos nor mas. Ahor a b ie n . e l paso en par a p r op on er se y alcanzar objetivos. presentes en todo ámbito societal. incluso aislándolos de la socie- t er r it or io y con e l paso d e l t iem p o. par a lo cual se establecen concretas d e l esp acio-ter r itor io en donde tiene efecto. y dado que la cultur ización o sociabilización p r eten de p er p et u ar circunstancias par a cada caso concr eto. valor es y compor tamientos. no obstante podem os r econocer unas estr uctur as b ásicas plenamente los valor es sociales y que actúa d e acuer do con ellos. Ante todo aquellos que gar an t i- un t er r it or io desde una for m a d e sociedad feudal a otr a capitalista. los modelos éticos y sociales de compor tamiento que deben ser ap r en - objetivos. mientr as que la p olicía o la cá r ce l son los encar- tancia de espacio y d e t iem p o. los cuales. las cuales. como en su dim ensión y establezcan r elaciones d e p r od u cción par a obtener los y relaciones de contenido. cen su super viven cia y r ep r od u cción . asumen formas esta- en cuanto que se consider a que existen unos sistemas-estructura socia- bles de or ganización social. Es en este punto donde se concr eta la ver tien te mientos. un cier to p e r iod o de tiem po más o menos la r go. Cier to uso d e la palabr a cultur a hace r efer en cia a la cantidad política de la sociedad. mientr as que el inculto es e l la for mulación id eológico-cu lt u r al y la actividad política se hallan siem - que sabe pocas cosas. La familia o la escuela tienen asignada la sociales. y debe conseguir que sean asumidos y y d ifer en cial de cada sociedad. se han sucedido diver sos modelos d ad sí es p r eciso. Ad ap t ación que en todo pr oceso social. Es lo mismo que 18 19 . de for ma tal que u n m odelo ha sido sustituido p or otr o a t r avés Por otr o lado. Para idéntico valor y significado par a los m iem br os d e l gr u p o. de conocimientos que se posee: una per sona culta ser ía una per sona Puede afir mar se que e l espacio ge ogr á fico. planes y p r evision es sociales de futur o. una sociedad. se actúa de for ma más dades pr opias que no se salen de su modelo gen er al. con solidación y No d ebe confundir se cultur a y cultur ización con cantidad de conoci- per petuación social. El concepto sociológico de cultur a —y e l cor r es- p r e presentes en toda sociedad. sino siguiendo las pautas de alguno espacial en el que actuar. con los que gar an t i- didos. de los modelos sociales b á sicos. así como econ óm icas par a su in ter cam bio. Este es u n o menos violenta y coer citiva sobr e e l «inadaptado» p ar a que se adapte aspecto impor tante a r esaltar : p or un lado la existencia d e modelos a lo n or m al —a la nor m a—. La r e p r od u cción im plica la p r o - d u cción p r e via de bienes. como conjunto de expr esiones y sonidos de básico mantener la coh esión social evitando su d esin t egr ación . p or ejem p lo. también necesariamente deben adaptarse a las car acter ísticas actuación de los m iem br os de la sociedad. Ser ía. p ar a el que a su vez es p r eciso un ámbito no se p r od uce d e cualquier for m a. En este último social que han existido. Los objetivos gener ales son pr opuestos y gestio- Con ellos queda configur ado el ámbito de lo id eológico-cultur al p r op io nados p or un gr u p o social. en base a los cuales p od er exp licar las distintas caso. e l pr oceso e con óm ico. dur ante Esta for mulación r epr esenta un planteamiento d e tipo nom otético. les ge n é r icos. ya que se adoptan p a r t icu la r i- aquella sociedad con sus car acter ísticas actuales. p or e l cual e l in d ivid u o apr en de y asume e l conjunto de Estos ámbitos o instancias siem pr e presentes se car acter izan p o r nor mas. con una gr an cantidad de conocimientos. cada in d ivid u o y cada gr u p o social tiene capacidad de un pr oceso de cambio socio-histór ico. siendo u n objetivo túa mediante el lenguaje. p or e l otr o la par ticular ización de cada m odelo a cada cir cuns- función cultur izador a. La geogr afía política se inter esa p or la r elación entr e la or gan ización política de la sociedad y e l espacio Todo ello da lugar a u n conjunto d e r elaciones estructuradas entr e geogr áfico a todos los niveles y escalas. Se trata d e l ámbito de lo econ óm ico adaptar lo. sobr e u n mismo gados de actuar sobr e los inadaptados. obliga a cada sociedad a tener que adaptar se. configur ando ámbitos o instancias pondiente pr oceso d e cultur ización— abar ca a todos los m iem br os de articuladas entr e sí y for m ando un sistema. valor es y compor tamientos que car acter izan y definen a aque- \ adoptar valor es y formas p ar ticular es y difer entes par a cada situación lla sociedad. tanto en su for m a. dando lugar a que se ser éste h e t e r ogé n e o. Una persona adaptada es aquella que ha asumido mas distintas. En este sentido se nos muestran unos modelos bási- familia y de las r elaciones inter per sonales hasta conseguir la acepta- cos que adoptan car acter ísticas y formas par ticular es p ar a cada cir - ción de lo que está b ie n y lo que está m al. que acostumbran a inter cambiar se en e l Interesa in t r od u cir en e l análisis el espacio ge ogr á fico p o r cuanto al seno d e l gr u p o social o entr e gr upos sociales. lo que se tr ansmite a todos sus m iem br os a tr avés de la espacio-tempor al. al espacio ge o gr á fico en e l que se asienta. aun cuando en cada situación se adoptan for - que no d ebe hacer se. Su tr ansmisión y com unicación se efec- ejecutados p or e l resto de m iem br os de la sociedad. sociales. zar la r ep r od u cción . Ello significa que.

d e ser capaz de p r e ve r los meca- dente capacidad de adaptabilidad a circunstancias m u y diver sas y anta- nismos par a alcanzarlas. r espon den a los instintos p r op ios d e cada especie. que si b ie n se configur an sobr e la base de unas nos. se r efleja e n la existencia de unas r elaciones asimétr icas Vacionalidad de sus actos. tanto a cada momento. lo que con figur a e l campo de la de conseguir . los h om br es son capaces de cambiar tanto las es conocer qué es lo que cada sociedad consider a lícito o ilícito. p o r otr o la p osib ilid a d de d efin ir objetivos entr e los in d ivid uos que constituyen dicha sociedad. p e r o son incapaces d e m odificar su «ar quitectur a». r ebelar ía a ella como «antinatural» en un contexto d em ocr ático. y efectivamente lo son. en e l p r im e r tas. feudales o liber al-capitalistas.-1. ésta se asienta sobr e e l conjunto Los diver sos ser es animados muestran formas de ar ticulación como de normas y valor es que se imponen socialmente sobr e los in dividuos. estructuras sociales tribales. a lo lar go d e l tiem po y en cualquier situa- modelo el esclavo asume su situación como «natur al». Así. Se trata de alcanzar metas. Consecuentemente. en cada punto de su r e cor r id o concreto d eben adaptarse a las p ar ticular id ad es d e l t e r r it o r io par a p od er cum. p e r o no pue- mo función confor mar la m entalidad. entr e los co. Cada sociedad p ued e adoptar valor es y nor mas distintas ante p r in cip io de r acion alid ad . así como piado o inaceptable. p ar a hacer su aparición en el ámbito de lo político en el que debe gar antizar se formalmente e l una jer ar qu ización con objetivos. y no p o r ello dejan de ser fe r r oca r r il o autopista: no poder cuando nos r efer im os a los seres humanos y no r especto al resto existen dos trazados id én t icos. Deja da esenciales p ar a asegur ar la per manencia y r e p r od u cción social. situaciones sim ilar es. p e r o en cada punto d e l trazado se cum. En este sentido e l modelo Mientras que en los animales estos compor tamientos son instintivos. hasta e l extr em o de que lo que en una sociedad se valor a Por ello la or gan ización in ter n a d e los gr up os humanos adopta unas como meta a alcanzar. p ued en ser d ist in - atentado a los der echos humanos. De ello 20 21 . id eología. mientr as que en una sociedad dem ocr ática se rechaza como un relaciones asim étr icas en e l in t er ior d e los gr u p os. que vive en sociedad. bajo e l mode- lo esclavista no se duda en aceptar la p r op ie d a d sobr e los seres huma. Obser vamos que sólo se aplican cr it er ios basados en r elaciones d e p lir con su función. Se trata d e dos aspectos vinculados entr e sí. forma miento in d ivid u al a la nor m a social. p o r ejem p lo. Es d ecir . Tam bién es per manente la. La or ganización for m al y la gestión d el conjunto social son factores Tam bién es distinta la for m a de r elación entr e los hom br es. De esta for m a. cuya con secución ob liga a for m u - Por lo que r especta a las normas y valor es p r op ios de toda estr uctu- laciones estr atégicas. Destaquemos que uno de los aspectos per manentes en todo modelo hombr es apar ecen aspectos difer enciales impor tantes. momento la humanidad ha sabido diseñar . p er o p o r otr o. siendo darse una jer ar qu ización basada en e l instinto. r e cu r r e a los otros hombres a fifi y efecto de que puedan alcanzarse los fines p o r é l pr opuestos. cuáles son los valor es en los que se basa. apr o. debe adaptarse. formas esp ecíficas. que sólo aplicando e l instinto se es incapaz los mismos hechos y situaciones. Se modela e l pensa. lo impor tante Por el con t r ar io. estructuras sociales. compor ta u n gón icas. para lo pr oceso d e ar ticulación -r epr oducción de cada sociedad. valo. también los pr ocesos par a alcanzar un mismo fin . mientras que se ción espacial. y d e la sociedad como u n todo. bres de la r elación entr e los otr os animales? En cuanto a la or gan ización política. de animales. de su estr uctur ación gr u p a l. Poder y relaciones de poder comunicación. establecen un conjunto de instituciones sociabilizador as que tienen co. uno de sus m iem br os in d ivid u ales. cr eencias y compor tamientos de d en cambiar n i e l momento n i la for m a. Por u n lado son modelos de 1. ¿Qu é es lo que hace distintiva la r elación en tr e los hom - p len todos los r equisitos d e l m odelo. lo qu e muestra una evi- dad de establecer metas esp ecíficas. Cada m odelo r eún e nor mas. sucede con el fe r r o ca r r il o las autopistas. cias en medios ge ogr á ficos sim ilar es. Es evid en te la dife- De ello se d er ivar án las actuaciones p r evisibles o esper adas de cada r encia que se obser va en tr e. por la actitud que adopte alguno de sus m iem br os. p or ejem plo. r epitiendo instintivamente u n pr oceso que les es innato. par a lo cual se mente sus n id os. gr u p o. ción que todos los in d ivid u os poseemos. es d e cir . cambiantes m ás allá d e lo in m ediato. en base a la p osib ilid a d de adapta. Los p ájar os. sólo adaptarse a las cir cunstan- cada uno de los in d ivid u os a la cultur a im per ante. Por u n lado la político-social. la actuación instintiva animal r ep it e formas y pr ocesos en Ello r efleja la capacidad que tiene la sociedad d e m odelar e l pensa. como a cada espacio ge ogr á fi- es d ecir . dado que la p o s ib ili- lar go d e l tiempo gr a n m u lt ip licid ad de ellos. y de m odificar las actuaciones. en las que pueden ver se im plicados otr os in d ivi- ra socio-política vemos que e l hom br e ha sido capaz de asumir a lo duos. como los objetivos de sus actuaciones. al tiem po que p ar te d e su compor tamiento está condicionado siguiendo también cier tos modelos. cual e l h om b r e. constr uyen anticipada- miento y las cr eencias d e los in d ivid u os que la for m an . y a ella se s u b or d i- res y actitudes bajo alguna de las formas estr uctur ales que hasta ese na el resto d e l gr u p o . en otr a p ued e ser r ep u d iad o.

afectivas o familiar es. Dahl. Es p osible afir m ar que todas blématique) confinada a lo «político» y al compor tamiento d e l homo las r elaciones sociales se p r e figu r a n como r elaciones de inter eses en politicus. 1984: 46). quien consigue im p on er su cr it er io o sus inter eses es aquel que lo gr a algún grado de dominancia-dependencia. o b ie n d e b e r á acatarlos.J que éstos sean aceptados p or los otr os. ayuntamiento-ciudadano. dejar emos d e lado esta p os ib ilid a d un deter m inado gr u p o de hom br es» (Max We b e r .. la cual abr e una vía nueva que p e r -/ tr ar emos e l análisis desde la p er sp ect iva de la ge ogr a fía p olítica. Fr ente a esta con cep ción subr ayan que tiene una t en - vos sobr e e l d e los d em ás. lítica. como atr ibuto e l p od e r se ad q u ier e. política o social. Ratzel. mismo asociada a obediencia. se Una r elación pueden dar se a var ios niveles: entr e in d ivid u os. Au n cuando se pueda obser var u n componente de obedien cia. m áxim e teniendo en cuenta que lo que aquí ha estado sometido a diver sas cr íticas. aquella de p od e r como flujo. Mediante las r elaciones de p od e r . ministr o d e una iglesia-cr eyen te. es d e cir . sino su «for m ación» hasta que p ueda sólo una for m a de p od e r . e l m óvil p r in ci. como lo hace R. de hecho e l p od er político es no es e l d om in io sobr e el h ijo. en sentido am plio. de autoridad y de po- Tanto las relaciones entr e in d ivid u os. cap. policía-ciuda^ res la d e b ilid a d de la tesis r eside efectivamente en la idea d e que e l d añ o. dencia peligr osa a valor izar la identidad estado = p od er y/ o estado = p o- nes contienen alguna componente de r elación de p od e r . r elaciones escuela amer icana la que defiende esta con ce p ción . Por ejem p lo. en donde se sitúa e l acto d e Una característica que nos p er m itir á d efin ir la ín d ole de estas r ela.. componente social es secundar ia. p a l. Raffestin y A. A dudosa. se d e r iva r á la apar ición d e l conflicto en cuanto los intereses in d ivid u a . necesar io in t r od u cir las nociones de influencia. 1983) r elación p od er -obed ien cia es oper ativa a la hor a de analizar las va r ia - Se parte de la pr emisa de que las r elaciones sociales contienen ur i\ das situaciones d e p od e r . valor a a d q u ir ir . obediencia. Una r elación asim étr ica ser á aquella en que les no coin cidan entr e sí. Todas las r elacio. (Raffestin. cuando d ice: «Por p od e r debe en t en d er - ciones zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA behavioristas plantean la p osib ilid a d d e que puedan exist ir r ela. 2) Como esfera p r oblem át ica ( p r o - dos p olíticos. política clásica. como m ed id a d e l gr ad o en que un m ie m b r o se conflicto d e inter eses. grado de obedien cia. Las r elaciones inter per sonales ser án asim étr icas. En ellas cen . e l objet ivo declar ado estructura y pr ocesos sociales ya que. o b ie n hacer p r evalecer sus ob jet i. importante componente de r elaciones de p od e r . § 16). no se ve n esencialmente guiadas p or inter eses Aun cuando desde los clásicos gr iegos. aquellas r elaciones in ter in d ivid uales en las que la como pr oceso d e com un icación inher ente a toda r elación . de for ma que el d om in io sobr e e l otr o no es. amplia utilización p e r o difícil de ap r ehen der (Fer r ar on . I. e l cual como r elaciones de p od er . como las r elaciones d e gr u p o . pasando p or Maquiavelo y apar entes. empr esar ios-sindicatos. en la m ed id a en que algú n m iem br o de la sociedad consiga im p on er su cr it e r io a los d em ás. 1972). u n in d ivid u o o un gr u p o consigue que otr o in d ivid u o o gr u p o actúe de Nos hallamos ante un tér mino —que com por ta u n concepto— d e for ma distinta a como lo har ía si siguiese sus p r op ios intereses y cr it e. y cualquier otr a im agin able. como har ía p o r voluntad p r op ia .) la p r o b a b ilid a d de que una or d en concr eta sea obedecida p o r ciones d e p o d e r sobr e sí mismo. lo que p u ed e llevar al in icio de una lucha p or la r elación de dom inio-dependencia se manifiesta a tr avés de a lgú n im p on er los p r op ios objetivos. interesa aislar lo par a p od e r lo p r oyectar a continuación sobr e toda la como p o r ejem p lo en las r elaciones padr es-hijos. actor «detenta» (détient) e l p od e r . dado que puede ser excesivo calificar al autocontr ol p er son al pesar de la a m b igü e d a d que e l tér mino p r ob a b ilid a d in cor p or a. valer se p o r sí mismo. enten. : impone sobr e otr o u otr os. en cuyo momento éste estar á en condiciones de En Max We b e r encontramos una definición m ás clar a de p o d e r en sí independizar se de la tutela de los p ad r es. Se gú n estos auto- em pr esar io-tr abajador . Au n cuando cier tas concep. se (. como ver se obligad o a hacer algo que no se mas de con cebir e l p od er : 1) Como p od er -at r ib u t o. . (Bailly./ Por e l con tr ar io. Se gú n ello. siendo sobr e todo la p r esup on en un inter és de dom inio/ obediencia. o en t r e instituciones o gr up os sociales. der pr opiam ente d ich o.-A. La existencia de r elaciones asim étr icas y su r esolución social Concepto de poder llevan al tema d e l p od er social. Esta con ce p ción esta ampliamente ilustr ada en la ge o gr a fía las que cada m iem br o p r et en d er á. con la existencia d e . C. gob ie r n o-p a r t i. 1922. ya que la im posición p o r una d e las par tes d e sus 23 aa . mite la em er gen cia de otr a id ea. r ios. se puede consider ar que la interesa son las relaciones sociales. entr e conserva y se toma a tr avés de los actor es. como es e l caso de las r elaciones Tur co. A esta actuación forzada la designar emos como obedien cia. e l p od e r se ha asociado fundamentalmente al p od e r p olít ico. Esta r elación es m ás evidente en momentos de tensión o d e Oiones será la asimetr ía. Tur co consider an que se han establecido tr es for - d id a. 3) Como pr oceso r elacional. es decir . y par a d e s cr ib ir lo es in d ivid u os e instituciones. En una r elación econ óm ica.

1981) establecen entr e los in dividuos cuando éstos adoptan cr iter ios u ob je t i- Al entender p o r obediencia la capacidad par a imponer se sobr e vos distintos ante una misma circunstancia y alguno d e ellos es capaz d e otr o. 1978). en el sentido de que no es una olvid ar que la instancia es d ir igid a y manipulada p o r in d ivid u os como 24 25 . Lo impor tante de está definición es la idea de que es a tr avés d e ciones de dom in io-depen den cia. Foucault— tam bién como r elaciones de p od er . aunque desde distintas per spectivas. ción y d eben aceptar la. d e los designios de otr o. per teneciendo a ¡ no entender emos que sean r elaciones de p od er las que se establecen otr a especie. las relaciones de p od er son r elaciones en tr e Una con cep ción administr ativista o institucional d e l p od er nos hace ! in d ivid uos en las cuales cada uno actúa desde su autonomía. desde su cr eer que los gr upos o instancias desde las que se actúa son autónomas I capacidad d e r eacción . De sp u é s p o d r e - relaciones d e p od e r . Poulantzas (1968. e l tener que aceptar e l p od er d e l otr o ante su incapacidad p ar a individuos o el p r op io m edio físico. Ante las decer . que tienen su vid a p r op ia . p er o también desde su p osición social. En este sentido p od e - las r elaciones sociales como relaciones de p od er . hace más que r eaccionar siguiendo sus p r op ias leyes. La con cep ción r elacional tam bién es adopte la for ma de persona jur íd ica. 1983). 1978). no qu ed án d ole otr a opción que aceptar y obe. par a los que en aquel momento no tien en diante la m odificación d e l compor tamiento de los otr os. Por consiguiente. mientr as sus inter eses p ud iesen ser coincidentes. q u ien obed ece actúa bajo un acto de p od er d e l otr o. imponer se o e vit a r lo. for zada o volun tar ia. esta im p osi- que entr e los dos m iem br os se llegue a una situación de e q u ilib r io. e l modificación que e l hom br e p r oduce sobr e e l m edio físico. de A. El la capacidad suficiente par a im poner los p r op ios. Segú n esto. ciente par a im p on er se. Es p or ello que r eser var em os la con sid er ación p er o tam bién aquí existir án inter r elaciones de obediencia p or cuanto de hechos de p od er sólo a las r elación entr e seres humanos. su cr it er io. Por ello r especto a los in d ivid u os. sino como r elación formas de p od er . ninguno d e los dos ha conseguido im p on er completamente sus cr it er ios La obediencia no es simplemente una sumisión. de A par a conseguir que B haga algo que no har ía sin la in t er ven ción Al con sider ar la obediencia como e l mecanismo básico de las r ela. con una capacidad su p er ior a la d e l in d ivid u o aislado. Tur co (1983) o Raffestin y así como que las actuaciones de un gr u p o no son más que las d e ci- Tur co (1984) todos ellos. son relaciones de obediencia aquellas que se nante» o «clase dom inante». De ahí der ivar án conceptos como «gr u p o d om i. éste n o concepto de obediencia en sentido amplio cor r esp on d er á a la acepta. Dahl (1957) puede p r o d u cir una situación de e q u ilib r io. aun cuando in ter ior m en te no se esté de acuer do. en don de éste no existe en sí mismo. Per o no debem os d e l m edio no es una r elación dialéctica. sino que sigue las leyes que lo r ige n . compar . sino que sigue sus leyes independientemente d e l h om br e. p er o siempr e la actuación concreta pasa p or los asimétr ica en tr e in d ivid u os o gr upos. (Sánchez. sean otr os p od er . We b e r (1922). mientras que B p ued e ser un in d ivid u o o for mulaciones de definición de p od er que se han pr opuesto. d ecid e y actúa a tr avés de p er so- aplicable a las r elaciones in t er in d ivid u ales. La idea de p od e r mos d ecir que A ser á esencialmente u n in d ivid u o —en n om b r e p r o p io como r elación está pr esente de for ma m ás o menos clar a en todas las o en n om br e de un gr u p o—. aspectos que escapan a cuando en r ealid ad no son más que la manifestación de las per sonas nuestro in ter és desde la óptica de la ge ogr a fía política. dado que la capacidad de r eacción que dificulta la oposición o enfrentamiento a ella. e incluso de clases sociales ejer cien d o nal d e l p od e r . nos situamos en la línea d e la con cep ción r elacio. objetivos im p lica que lo otr a no ha tenido la fuerza o capacidad sufi. sin que exista ción. El m edio físico no se opone n i enfrenta al h om b r e . En cualquier caso. Insistamos en que en las r elaciones sociales. Mar x y puede ser un gr u p o. Foucault (1976. El gr u p o . los Engels (1846). aunque ten esta con ce p ción r elacional. total o par cialm en te. . lo que p er m it e analizar nas físicas. de ahí la ter giver sación que r epr esenta zyxwvutsrqponmlkjihgfedcb personalizar a los instituciones como la familia. Raffestin (1980. total o par cialm ente. de simetr ía for m al. al no disponer se de una pr etensión de imponer se al hom br e p ar a conseguir obediencia. lo que com por ta. mos hablar de gr upos sociales. p od er no se aleja mucho d e l sentido dado p or Mar x y Engels cuando mientras que lo que caracteriza pr ecisamente al hom br e es la p o s ib ili- asimilan p od e r a la «cap acid ad de im pon er se» o a la «cap acid ad de dad de establecer objetivos y adoptar estrategias p ar a alcanzarlos m e - dom inar ». manifestándose en e l ámbito de individuos y p or las relaciones entr e in d ivid u os. y a éstas como la exp r esión d e las in dividuos que se p r od u cen las r elaciones d e p o d e r . que lo for m an . lo entr e e l in d ivid u o y e l m edio físico. Onofr i (1966). gr upos actúan a tr avés de in dividuos que asumen su r ep r esen t ación . siones que han tomado in d ivid uos que lo for m an . Es incluso posible e l caso de que los otr os son incapaces de evitar . aun cuando im poner sobr e los d em ás. la cual consider a que el p od er de una persona A sobr e otr a B es la capacidad r esponde a unos hechos de obediencia. r elación de p od er . sino la ob liga ción y cada uno se ve obligad o a aceptar par te de los cr it er ios d e l ot r o. Se de acep t ación y/ o actuación en base a los objetivos d e otr o. Esta con cep ción de medio físico no tiene objetivos. o las relaciones sexuales —estudiadas p or gr up os o instituciones como si ellas se r elacionasen como per sonas.

formación social y la coacción social. Los planteamientos democr áticos dan pr eeminencia a la confor mación no un atributo per sonal más allá d el hecho de haber nacido en un lugar social p or adhesión —apelando a las mayor ías y al voto—. es d ecir . la sociabilización va cediendo e l paso a la tr ansmi- que llevan dentr o. han sido incor por ados a otra ciudad u otr o t er r it or io. mientras que concreto y haber asumido alguna de las formas cultur ales inter ior es a los sistemas autor itar ios y dictatoriales fundamentan la obediencia a u n ese t er r it or io. momento en Diferenciemos dos gr andes formas de conseguir obediencia: la con. En la sociedad. personal específica. valor es y patrones de económicos. Conformación y coacción social Definidos los objetivos. comunes.2. sólo que ap r ovechán d ose de los medios —por ejemplo conseguir su confor mación social a las normas. al ir pr opia. 1. vinculados al papel social que el in d ivid uo d el p od er en e l ámbito de las relaciones sociales. En las r elaciones espaciales. en cuanto éste r epr esenta una forma de oposi- nalmente la sociabilización ética y m or al de todos los individuos par a ción a la obediencia. asimétr icas obliga a poner el énfasis en e l contr apoder . p síquica o social. lo que llevar ía al poder a valores imper antes en dicha sociedad. usando la violen - mos adscr ibir un p od er autónomo. son personas que r eflejan un objet i. respecto a una ciudad o un Estado. de aquellas otras que no son la otro tipo de mecanismos que garanticen la per petuación d e l modelo r epr esentación de nadie. La per spectiva institucional potencia el p ap el de la posición pesar de su im por tancia. tal como he- en la estructura social. p er o en los pr im er os niveles educativos se trata ideológica par a hacer cr eer que nos hallamos ante un ser con vid a de conseguir la confor mación social. sumisión p or la fuerza de que cada sociedad se dota. las cuales. cia cor p or al. dejando de lado. comportamiento de que se dota toda sociedad. como conjunto. De ello p equ eñ o gr u p o p or la coacción sobre las m ayor ías. de aquellos vinculados a la posición social que En e l contexto de la geogr afía política debemos situar el tratamiento ocupa el in d ivid u o. o de armamento—. Ser ía como pensar que un gigante o un cabezudo tienen vid a otras partes d e este p ap el. social. per petuar la estr uctur a social. La pr ogr esiva incor por ación autocontrolarse en su ejer cicio en p r op or ción al r iesgo de fracaso histórica d e l sistema educativo tuvo como función desar r ollar institucio. per o que apar ece como un todo al cual en algún momento p od e. el que hacen acto de presencia las relaciones de p od er . que cor r esponden a dicha instancia. no se trata de instancias con objetivos otra sociedad. d ecir lo contr ar io es simplemente una manipulación sión de conocimientos. sino un conjunto complejo sin objetivos p r o . p or qu e no está bajo nuestro contr ol al adhesión a un conjunto de normas y valores que per m itan r ep r od u cir y pertenecer a otr a especie sup er ior . cura o policía im plica una for ma de actuación Cada sociedad establece sus límites entr e confor mación y coacción . la coacción es ampliamente utilizada en Cuando los m iem br os d e l sindicato. gr upos sociales ter r itor ialm ente difer enciados. son h om ogén eas. las relaciones inter per sonales. a representa. de forma tal que e l conjunto de los individuos asuman las normas y (1983) el p od er supone u n contrapoder. Ser sindicalista. a continuación se busca el medio par a conse- gu ir la obediencia mediante la adscr ipción a sus objetivos. son super ior es a los de cada in dividuo ción familiar y cada una de las restantes instituciones sociales asumen aislado. Instancias y dialéctica de poderes En el análisis habr á que distinguir entr e los actos de p od er vincula- dos a los in d ivid uos. de la or d en r eligiosa o de la policía todos aquellos casos en que se quier a conseguir la obediencia d e actúan en nom br e de la institución. mientras que la institu- los cuales. Para Tur co das. quienes. debe r ecu r r ir se a individuos con objetivos comunes.los dem ás. mos indicado. a tr avés d el apr endizaje y la pr opia al que es difícil oponer se. los actos de poder son asumidos p or instituciones creadas pr ecisamente par a la consecución de algún objetivo social. Pero cuando se dice que una ciudad o un Estado dominan a conquista m ilit ar d e l t er r it or io que habitan. Es entonces cuando se aplican e l conjunto de mecanismos d e pios. cuando no hacen más que r eflejar la actuación d el in d ivid uo avanzándose p or é l. con independencia de quién la ocupe. mediante la vo común. Ser ía la difer encia entr e un sindica. En el caso d e l sistema educativo. como coacción . 27 . to. n i mucho menos. ser ber lin és o sudafricano es un hecho aleatorio. una or den r eligiosa o la policía. Una sociedad se mantiene estable Pero el hecho r elacional en un contexto de relaciones de p od er si consigue establecer en su seno unas relaciones de p od er indiscuti. trataremos más adelante cuando plantemos en el capítulo 5 el conflicto inter ior que p ued e p r od u cir se en cada in d ivid uo entr e su posición social y su posición t er r it or ial. frente al contr apoder . También inter esa d istin guir entre aquellas instancias que r eúnen Cuando no se consigue la conformación social.

son una legislación que enmarca los ámbitos y las formas de actuación. siendo la relaciones sociales. El que proceso de sociabilización y culturización es e l encar gado de ello. coacción— cor r esponden a relaciones de p od er violentas y coer citivas. Se trata de conseguir que e l par los mecanismos de Max Weber en dos gr andes conjuntos: aquellos individuo los apr enda y asuma. e l campo d e l p od er econ óm ico. En términos gener ales los grandes objetivos qued ar án enmarcados en donde se asumen las relaciones de p oder . de la misma forma que lo puede ser en situacio- nes car ismáticas. tr adicional y car ismática. tradición p or acumulación a lo lar go d el tiempo lo p r ivilegiad o en las co. dado que éste es voluntaria en base a los dones personales d e l otr o. legal. 1974). la familia o los lider azgos son espacio. el espacio geogr áfico adquier e un papel específi. concepto de legit im id ad . en base a los cuales la or ganización de la sociedad cretas. mientr as que e l autoritarismo se r efer ir á a las situaciones basados en e l temor o la coacción. sea la tr adición o e l p od er car ismático. El m odelo carismático pr esupone una aceptación entre in dividuos p or la apr opiación y uso d e l espacio. En el caso de la autor idad legítima. Pero sociedad. El mecanismo legal es aquel que acepta la formulación d e los sindicatos. que el escalas (Rofman. e l campo d e l poder id e oló. nismos diver sos. par ticipa como medio par a que puedan dar se las relaciones sociales. El tipo una especialización. la Administr ación d el Estado. Las relaciones de poder se evidenciar án como relaciones sociales relaciones de p od er . cada uno de estos ámbitos ge n é r icos adopta formas con. Hemos entendido p or confor mación social e l pr oceso mediante e l cual ró que la autor idad legítima podía p r ove n ir de la legalidad. a los que debemos añadir e l ámbito d e l poder t e r r i. ha sido sometido a un pr ofundo político. aún cuando también puede estar presente en las formas no conflictivas. la difer enciación entr e autor idad t or ial. es d ecir . carisma. o bien en su r elación con el espacio geogr áfico a las distintas Señalemos. 1967) gico-cultur al. mientr as que los otros dos mecanismos —temor y escala a la que se actúe. autor idad. De donde se der iva e l p od er legal.Poder y poderes que no r eflejan conflicto en las relaciones sociales. Las or ganizaciones formales. Los mecanismos de apr opiación y uso pasan a través de las ejemplos que cor r esponden respectivamente a cada uno de los tr es otras instancias. hasta alcanzar a las tr adicional im plica la aceptación de la autor idad der ivada d e l entr on- relaciones inter per sonales cara a cara. la familia de base tr adicional Mecanismos de poder puede ser autor itar ia. mismo tiempo que se trata de una sociedad de der echo con p r e d om i- De igual for m a. con sus cor r espondientes r elaciones d e poder ? se basa en un pr oceso d e conformación —de dar for ma— social: e l Max Weber distinguió tres grandes mecanismos de p od er . En cualquier a de los tr es casos. reflejados en el siempre im p r escin d ible y necesario. y p r esup on ién d ose una voluntar iedad en la aceptación de las se concreta en poder es adjetivos según las metas propuestas y segú n la relaciones de p od er . políticas o ideológico-cultur ales. quier e indicar que pueden darse meca- A su vez. los cr iter ios. ser á distinta. político o id eológico. donde el poder se impone sobr e una base r elación con actuaciones de or d en econ óm ico. aspectos que ser án tratados en el capítulo 2. denominó autor idad legítima. las Iglesias o la justicia. Bien en lib r e y voluntar ia. segú n va cambiando de escala se va pr oduciendo nancia en lo que se ha dado en llamar im p er io de la ley. cultur al. cuestionamiento p or diver sos autores (Onofr i. conflictual manifiesta. p er o sin una aceptación dentr o de los ámbitos sociales necesarios a la vida humana. de la las ideas. en donde se materializan las relaciones de p od er : las empresas. y e l cor r espondiente a la voluntar iedad en la Cada ámbito configur a un campo de p od er : e l campo d el p od er aceptación de las r elaciones de p oder . tanto funcional como t e r r it or ia l. los valores y las normas imperantes en una tradición o d e l carisma. o como ámbito a dominar poder puede ir desde la adhesión incondicional hasta la aceptación p or en r elación con otros hombr es. sin que sea aquí posible pr ofundizar en ello. inter ior izando un tipo deter minado d e 28 29 . ¿A tr avés de q u é medios se consigue im pon er unas relaciones so. al instituciones concretas. en donde lo legítimo cor r esponde a lo aceptado o aceptable en el funcionamiento de una El p od er sustantivo está presente en cualquier r elación social. El medio p or e l que se pr etende in tr od ucir una autor idad legítima ciales concretas. el poder de sociedad son imbuidos a los miembr os que se in cor por an a ella. e l temor y la coacción . es la exper iencia En la media en que entr e e l hombr e y e l espacio no se establecen asumida a tr avés d e l tiem po la que marca la jer ar quización . p or nacimiento. que con e l tiem po pasado y con la exper iencia. A su vez conside. Así. p er o no como relaciones hom br e. Obser vemos que podemos r eagr u . la confor mación a las relaciones d e económicas. sea p or inmigr ación. El espacio mecanismos.

(Claval. dominio d el espacio p or los grupos sociales. por ello los organismos de Adm inistr a- de justicia. 30 31 . los cambios en la división d e l de poder y articulación d el espacio. ciudad central respecto a su ter r itor io var ía según las funciones que deba cum plir .creencias y convicciones. dado que e l espacio es el ámbito donde se mater ializan. Una clara evidencia de esta necesidad se zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA 1. segundo. per o también puede serlo p or coacción y p or la fuerza y la rrecto funcionamiento de una sociedad y garantizar así su mantenimien- violencia. or ganización mundial de la pr oducción. al separar la coacción de la legitimidad y de la legalidad. la necesidad de que exista una coherencia entre relaciones coherente a los nuevos objetivos. como forma básica de sociedad. turación de acuerdo con e l modelo social d e l colonizador (Godelier . 1981). o que no se comportan d e Cuando por el mecanismo blando de la conformación social no se acuerdo con las normas vigentes. Lo importante aquí es observar que estos mismos mecanismos sir . el conjunto de El segundo aspecto. El uso. cial-ter r itor ial. vo. apr opiár selo. de entre fines y medios. siendo preciso que se produzca la coherencia imponer ese dominio. Así. to. p or el contr ar io. se considerase que d eb ía En cualquier caso se trata de obtener la obediencia a unos cr iter ios actuarse a través de otro mecanismo acultur ador . La necesaria coherencia entre relaciones de poder y mientras que cuando el dominio t e r r it or ia l está consolidado. como refuerzo de poder . En el caso de la autor idad legítima la coacción queda «legitima. de hacér selo p r eviam en te suyo. Capel. conformes a las del resto de la sociedad. la ocupación o la Igualmente. venir acompañado de un cambio en la estr uctur a espacial que lo haga Pr imer o. Relaciones de poder en el espacio constata en el proceso de colonización de un t er r it or io. idóneo en el espacio par a alcanzar sus objetivos. le corresponde un modelo de articulación espacial (Bataillon. considerar la de articulación d el espacio: sea el espacio in ter ior a las empresas o la localización de las fuerzas de decisión en su r elación con la organiza. ya que no p ued e da» a través de instituciones ad zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA hoc. Cla- val. significa p ar tir de El dominio del espacio por los grupos sociales la idea~ de que un sistema social debe ser coherente en sus par tes. la localización de una unidad pr oductiva busca el lugar Weber . cuando se pr opugna que la mejor forma de r esponder actos y de los de los dem ás. la posición de la ción del espacio. para la localización de unidades pr oductivas (Foucault. Si. 1977. se reflejan seguidamente en nuevas formas d e l espacio por los gr upos sociales. sus partes debe posibilitar la consecución de los objetivos globales indica la necesidad que tiene el in d ivid u o o e l gr upo social que quier e socialmente formulados. Sánchez. Consideremos los factores más importantes que ligan las relaciones de Ello significa que cualquier cambio en los objetivos sociales d eb er á poder al espacio geogr áfico. A cada modo de pr oducción. como en los modelos de temor o coacción de Max igual modo. Claval señala que durante p er iod os de expansión t er r it o- r ial la ciudad tiende a situarse en la fr onter a. como formas duras y violentas. la necesidad de que se alcance una coherencia entre relaciones de poder y articulación del espacio. objetivo de aislamiento. así como unos criterios de valor ación de sus Por ejemplo. como puede ser la administración localizarse en cualquier par te. tiende articulación del espacio hacia una localización centr al al t er r it or io. 1976 y 1978. considerar e l dominio trabajo y de la pr oducción. ven también para las actuaciones ter r itor iales. la cár cel dejaría de tener sentido y deber ían buscarse otras formas De lo dicho se desprende que la coacción puede ser usada tanto p or de espacio social en forma de espacios educativos-sociabilizadores. hasta alcanzar la guer r a como medio límite. a la actuación de individuos conflictivos. la sociedad hace inter venir los métodos social. por ejemplo educati- externos. 1978). Castel. 1990). De aquí que la clasificación de Max Weber pueda ser ción pública tienden a ar ticular el t er r it or io dándole una forma apta discutible. 1968) El pr im er aspecto. cuando se inicia p or la desestructuración espacial de la sociedad anterior y su r eestr uc- Es indudable que las relaciones de poder asumen una forma espa. se presenta como forma coherente al coercitivos. es decir . e impuestos al individuo. 1978. la cár cel. como espacio. 1981. para ello. De la autoridad legítima. sabemos que la articulación global d el ter r itor io se apropiación del espacio-ter r itor io puede asumirse p or un mecanismo presenta como una de las pr imer as necesidades para asegurar el co- legal.3 . es aislarlos del resto del conjunto consigue la interiorización. y en tercer lugar . Igualmente. Su estructura debe p er m it ir su r epr oducción y.

sea pr opiciando el golpe de estado o. debemos distinguir e l dominio material —la apr opiación en La zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA localización de las fuerzas de decisión y sentido estricto—. es progresivamente sustituido por el neocolonialismo. Se quier e señalar que los agentes de poder se marcan unos dominio-dependencia económica y política impuestos p or el nuevo Es. 1988). apropiación —ocupación— de una parte de la superficie ter r estr e. debe actuar al objetivo se centraba exclusivamente en la apr opiación de parcelas de mismo tiempo sobre la sociedad y sobre el espacio. sin necesidad de dominio físico-mili. como dentro de las relaciones de poder territorializadas es la localización de forma de influencia-dependencia. La El poder . 1988) productivo o r esidencial. en último La política es una de las instancias a través de las cuales se concreta la extremo. En la perspectiva de qu é es y qué significa la idea de dominio sobre el espacio. es preciso que haya conseguido la de soporte. ha llevado a la observar que en los organismos internacionales sólo están presentes potenciación d e l espacio geogr áfico frente al simple t er r it or io. La hegemonía colonial británica d el siglo XIX se ha visto desplaza. como dominio físico-militar de puedan tener lugar . nes de ámbito inter nacional. A ámbito a apr opiar . para mantenerse en un medio conflictivo y asimétr ico. los centros de gestión y decisión. para mantenerse y r ep r od u cir - historia reciente y actual nos enseña que la forma imperialista pr ocur a se debe ser poder creador (Foucault. debe reserva los mecanismos d el temor o la coacción sobre los ter r itor ios actuar de forma creativa. reservándose la inter vención ter r itor ial militar solamente para cuando fallan los mecanismos d e obediencia económico-política. Este es un aspecto independientes. per o se mantie. donde definidos desde cada centro de decisión (Miossec. por donde cir culan las aeronaves. un aspecto específico a considerar ter r itor ios. 1981. Para ejecutarla. Los vínculos 1. Desde la óptica d el marco geogr áfico. gestión d el poder . geogr áfico. par a lo que necesitan adecuar un espacio bajo tado hegemónico sobre otros ter r itor ios. En base a ello. políticas o económicas. importante y clave que entronca con el campo de la geogr afía política. así como su gestión. Para que un esta super ficie. sin que sea necesaria la apr opia- ción. Si nos preguntamos p or la política en sentido amplio. Han cambiado los vínculos jur ídicos. objetivos a cier to plazo. Desde el espacio controlar los recursos contenidos en los fondos marinos (Urteaga. en las que queda perfectamente definido e l ámbito ter r ito. que aparecen como estados las fórmulas de dominio-apropiación y/ o influencia. relaciones de poder en las relaciones sociales y en el espacio como do en el paso d el colonialismo al imperialismo y al neocolonialismo. Sánchez. 1978.4. Sea en forma de presiones y coacciones objetivos y que disponga de las instituciones precisas para alcanzarlos. cualquier forma de poder . actuar pr im er o a través d el mecanismo de poder legítimo. De sea de acceso para el aprovechamiento de los fondos mar inos. nen los vínculos económicos y políticos esenciales y necesarios a la nueva estrategia: se pasa a quedar integrado en e l ár ea de dominio- dependencia económica y política de los nuevos estados. o donde se localizan los satélites o las plataformas espaciales (Sourbes. en especial aquellas que en pr imer a instancia le ser vían Estado pueda constituirse como tal. dominar o controlar para que las relaciones sociales lo largo d el siglo XX el colonialismo. o la hecho no existe Estado sin t er r it or io.zyxwvutsrqponm 1983). p or lo cual será preciso que se guíe por unos que cuestionen la obediencia. Todo ello otorga una nueva dimensión al dominio d e l espacio r ial sobre el que actúan y tienen influencia. su relación con el espacio geográfico mos. 32 33 . quier otra. in cor po- aquellas unidades geopolíticas con ter r itor io apr opiado. r ecur r iendo a la inter vención militar . como puede ser la OTAN. rándose como espacios a dominar el espacio marítimo desde donde Este mismo proceso es válido a todas las escalas. hasta e l espacio correspondiente a institucio. ésta abarcará camente como el ámbito a dominar: mientras e l hombr e sólo sabia todo planteamiento social que implique el establecimiento de objetivos moverse y aprovechar la super ficie ter r estr e o marítima d el Planeta. Tur co. Pero las posibilidades abiertas por la innovación técnica. y el espacio aér eo e inter planetar io. la OEA o cual. su a cierto plazo. e l control material d el ter r itor io es sustituido p or unos vínculos de 1987). Oliver as. el ter r itor io aparece históri. Un ejemplo de or den geopolítíco lo ofrecen los estados. de la influencia —como ámbito ter r itor ial de inter - la organización del espacio vención desde una r elación de poder . per o que se Para ello. Constatamos esta situación al incor por ación de nuevas tecnologías aeroespaciales. Se par te de una tesis básica que se apoya en la omnipresencia de Un caso significativo en la r elación dominio-influencia queda r efleja. de organización ter r itor ial para alcanzar la coherencia con los objetivos da por la hegemonía imper ialista norteamericana d el siglo XX. de los que se der ivar án los procesos tar. La articulación política de la sociedad y de poder-obediencia quedan garantizados a través de otros mecanis. 1976.

por tanto. sobre la sociedad y sobre el espacio. en entronque con las ideas iniciales de Ratzel como ciones políticas como relaciones de p od er . p or el cual instituciones sociales diversas definen sus relaciones políticas. histór ico. en ciales. dominio-dependencia —obediencia—. El conjunto de instituciones que configur an al aparato de Estado son los medios de los que se pr ovee la instancia política en las La articulación política de la sociedad. cuando tratamos de la geogr afía política nos estamos un individuo que asume la or ganización de dicho proceso y su for mula- r efir iendo a aquel ámbito de las relaciones sociales. interpersonales. donde el espacio ción estr atégica. se debe p ar tir de la considera- 34 35 . que abor dar las relaciones de poder a las distintas escalas. medioambientales. Queda justifica- la posibilidad de cambio estructural. Desde e l espacio geogr áfico como globalidad. Ya hemos adaptándose a cada circunstancia espacio-temporal. gestionándolo y encaminándolo a la consecución d e geogr áfico inter viene como uno de los factores en la relación entre un fin . las políticas ter r itor iales. no era la única a la que tenían efecto las sentido adjetivo. En el resto de la Primera parte trataremos aquellos factores que las en las que se dan relaciones políticas. gar anti. objetivos. organizados que implican a un conjunto social d ir igid o por un gr upo o Por tanto. En este contexto la citado planteamientos d el tipo de las políticas industriales. en el Estado. En sentido amplio. aquella que se establece entre los gr andes mantener y per petuar las estructuras sociales globales y. microespacios de la vida social cotidiana y de las relaciones de poder culación social de una sociedad. siendo impor tante. entendida como el planteamiento de un p r o- planteamientos o políticas parciales. mediante el conflicto y la lucha da de esta forma la propuesta de análisis. de políticas culturales. Ello nos obliga a plantear el espacio geogr áfico a las distintas esca. y donde los estados son una unidad signi. Su evolución poster ior ha llevado a considerar que la escala Se puede asumir un concepto más r estr ingido de política. 1983). De ahí que podamos considerar que pertenecen al campo de Sean las políticas económicas. política entendida como ceso de actuación social encaminado hacia la consecución de unos definición de objetivos y como estrategia y táctica para alcanzarlos. ser á el objetivo esencial que guíe el estudio en geogr afía La geogr afía política asume el estudio d el ámbito societal. Históricamente se ha entendido la política como el proceso de ar ti. ficativa en la dinámica de las relaciones de poder mundiales. análisis. con sus correspondientes podemos considerar que son esenciales en los procesos políticos espa- relaciones de p od er . análisis de las relaciones de poder en el espacio. Todo el diseño y gestión d el proceso es lo que comprende lo poder y contr apoder . per o duce la vinculación entre las relaciones y procesos políticos y el espa. 1985). las políticas la geogr afía política todos los ámbitos en los que se puede ejer cer empresariales o la política de la iglesia. geogr áfico. hasta los Para establecer las distintas escalas. y en los que el espacio aparezca como var iable. p or un lado. Es d ecir . donde se p r o. en su r elación con el espacio sociedades modernas para gestionar el p od er político. de aquellos procesos cio geogr áfico. Se trata de asumir uno de los aspectos esenciales pr oduce la vinculación entre las relaciones y procesos políticos y el y fundamentales dentro de las relaciones sociales. pasando podemos distinguir entre la política sustantiva y las políticas adjetivas.5. de la geogr afía política como entre los agentes sociales. p or otr o. p or las relaciones sociales in ter gr upo. d el conjuntos que configuran la sociedad mundial. es decir . Ello nos permitirá t lisp on er de una base conceptual desde la cuanto espacio internacional. donde se política (Hussy. sión de las relaciones sociales en las que se muestran los vínculos co» (Ratzel. también de políticas empresariales. al entender las r ela- espacio geogr áfico. to social que im plique el establecimiento de objetivos a cier to plazo. per o también representa el ámbito d el proceso y de como unidad t er r it or ial básica el Estado (Taylor. con sus correspondientes alguna forma de política. abarca todo planteamien. Articulación política y geografía política Estado—. hasta la máxima dimensión de En el sentido sustantivo conforma el conjunto de mecanismos para las relaciones sociales. que llamamos política. gestionase el proceso social. de políticas lingüísticas. de políticas geogr afía política asume el estudio d el ámbito societal. de forma tal que. Se trata de aquella dim en - «apr eciación cor r ecta de los fundamentos geogr áficos d el poder políti. Para ello la sociedad se dota de una institución pr opia organizada: el Estado y la Administración d el Estado —aparato de 1. por lo que debían incor por ar se nuevas escalas d e objetivos y adoptan las correspondientes estrategias para alcanzarlos. zase la permanencia de su estructura social y. en los cuales aparece poder sustantivo. El ámbito de las relaciones interestatales ha sido uno de los aspectos para cuya consecución debe actuarse al mismo tiempo y de forma esenciales en los que se ha centrado la geogr afía política en su pr oceso global. 1897: 55). que pueden darse desde e l ám - Al igual que hemos visto que pasaba con el p oder . también aquí bito de las relaciones inter individuales directas cara a cara.

que los límites geogr áficos escogidos no sos definidos. ción de que el ámbito ter r itor ial muestre a la var iable en toda su como un todo. casos en que se pretenda analizar un contradicciones y conflictos entre los diversos agentes. contextualice la toma de decisión específica. instituciones e amplio abanico de concreciones ter r itor iales de las actuaciones huma. en la medida en que las políticas industriales que se aplican a escala de Estado afectan al ter r itor io r egional. lógicos y coherentes en r elación a los p r o- desligarse de otras escalas ter r itor ialmente más amplias. sino como r elacio- influirán sobre las actuaciones locales. Si este mismo de poder en el espacio ejemplo lo aplicamos a los países de la Comunidad Económica Eur o- pea. Por un lado. desde las decisiones de política internacional de cada Esta- de ellas. r r it or ial sobre el que podían y debían actuar. sino de una división lógica. las Iglesias. en una sociedad internacionalizada como la actual. mostrarán va. es otro aspecto muy im por - sino también desde el punto de vista de las relaciones institucionales de tante a considerar en la interpretación conflictiva de las relaciones ciertos organismos supranacionales. en cuanto encaminadas a la consecución de objetivos. ya que nos permite estructurar e inter pr etar los procesos inclusión-exclusión. de acuerdo con unos cr iter ios de clasificación De igual forma. sobre un sistema múltiple y combinado de relaciones de poder . Son ejemplos de estas contra- m ogéneos. agruparlas p or objetivos ho. se pueden adoptar decisiones d iver - escala se evidenció desde el momento en que se crearon instituciones sas. Ello p or cuanto para un mismo tipo de objetivos. la estatal. definida en p or el p r op io Estado. pios factores analíticos. 1. e incluso contradictorias. implicadas ante cada toma de decisiones. per o sin ser las planetaria. de las relaciones económicas y de sociales ter r itor ializadas. Por ejemplo. instancias. son muy importantes. La geografía política como relaciones presariales. La geogr afía política deber ía aportar elementos de interpretación Es decir . Se sumarán a las políticas que puedan establecerse desde la pr opia r egión o a las políticas em. Insistamos una vez más en que no se entenderá la geogr afía política les que la p r op ia Comunidad vaya estableciendo. la unidad pr escindir absolutamente de los procesos que tienen lugar a escala Estado. Es decir . hasta los conflictos entre la posición social y la posición ter r itor ial La escala mundial es la adecuada cuando las instancias implicadas de un gr upo social o de un individuo. sobre el cual plantean sus estrategias (objetivos y pr oce- magnitud social. el Estado es sobre el que se apoyar á la articulación de la Segunda parte d el p r op io una unidad espacial lógica desde la perspectiva jur ídica. ter r itor io haya estado sometido a lo lar go d e l tiempo a la ocupación y ción supera al d el pr opio Estado. tampoco podemos dejar de tener en cuenta las políticas industr ia. en las cuales. no obstante. ya que también éstas exclusivamente como geogr afía política d el Estado. delimitando claramente e l ámbito te. En este caso la escala —y sus límites ter r itor iales relación con las pr opias variables de análisis. ya que es el lib r o. o la p r op ia vida cotidiana de los individuos. según sea el momento y lugar en que se políticas específicas a este n ivel. en la que únicas relaciones políticas posibles. la dinámica industrial de una r egión no puede —factores discriminantes—. en los procesos políticos y de toma de decisiones superen a los d el El hecho de que sobre el mismo espacio geogr áfico se hayan ido Estado. y acotar el campo lógico de actuación espacial de cada una dicciones. como la esca.6. La importancia de esta misma unidad político-territorial. No sólo desde el punto de vista de las relaciones interestatales. Asimismo. así como sus relaciones. relacionando las diversas escalas ter r itor iales r ar todas las instancias políticas posibles. sucediendo los acontecimientos históricos. no externo a ellos. un cr iter io delimitador de la escala puede ser el conside. El tema de las escalas forma tal que la unidad ter r itor ial sea una unidad espacial lógica en merece una especial atención. por e l hecho de que un mismo la empresas multinacionales (o transnacionales) cuyo ámbito de actua. do. Este es un aspecto muy par a cada caso— queda perfectamente definida por una lógica de importante. y cuanto la var iable asuma toda su dinámica. cuales. diseñados y movilizados) y donde ejer cen las relaciones sean infer ior es al ámbito ter r itor ial que corresponde a la var iable. No se trata de una tiempo que es excluyente de toda otra legislación que no sea asumida división ar tificial d el espacio. que se le dedicar á en el capítulo 3. de estas contradicciones. La sociedad se articula toda ella no es desdeñable el peso de las empresas multinacionales. tampoco podemos nes de poder en el espacio. las También podemos considerar. de de poder correspondientes a cada institución. el FMI o las dominancia de diversas sociedades con diversas cultur as-ideologías. como una escala política significati. de los sindicatos o de otras fuerzas sociales. La ONU. la escala local en aquellos. políticos a escala global. Al ción a las variables o factores que se consideren. al considerar la escala como una unidad lógica espacial en r ela- ámbito de aplicación completo de su legislación pr opia e inter na. citadas empresas multinacionales. y desde la nas. abarcan en su actuación al Planeta implica formas diversas de actuación sobre el ter r itor io —r e-histor iza- 36 37 .

al posibilitar que sea motivo de r eivindicación para r eivindicar la. en un proceso sobre otro es. siendo ir r ever sible. La historia es lo que es. sino que responden a la resultante de las relaciones de debe tomarse como referencia para legitimar una situación actual. per o la r ealidad es la consecuencia de las relaciones de poder realmente existentes. ¿a los judíos que levantaron su templo?. un golpe de estado frente a un poder político legítimo puede ser un acto ilegal y condenable. o imposible. legitim idad de toda actuación. per o lo incuestionable es que durante e l per iodo en que se mantenga en él. o haber aparecido y desaparecido. aun cuando ción— sobre un mismo espacio geogr áfico.poder político poster ior . en cuanto refleje el proceso r eal que se ha ido sucediendo a lo lar go d el tiempo en él. la respuesta r eal a las diversas aspiraciones y deseos proyectados Así pues. sobre lo que ha dado en llamarse.org) . son suficientes. Conside. de la geogr afía política debemos esperar que nos suminis- sobre un ter r itor io. Pero también implica que cada forma poster ior debe p ar t ir y que se parta sea en sí misma objetiva. subjetiva. puede comportar que la han «reconquistado»? Todos tendrían sus razones «históricas» situaciones de conflicto. imponer algún gr ado de zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIH obediencia sobre otros con los que mantenía En la pr áctica. Por el contr ar io. conciliar los diver gentes relaciones de poder d el momento. no lo que deber ía ser. per o lo que explicar á el presente y e l futuro depender á de quién haya conseguido imponer su p od er . Las inter - pretaciones históricas podr án condenar al grupo insurgente que llegó a imponer y mantener su poder . si implica una toma de posición de cuál es el momento que debe ser considerado como legíti- mo para inter pr etar la situación actual: aún cuándo la situación de la 38 39 Powered by TCPDF (www. en cuanto procesos ter r itor ializador es múltiples —re-historiza- concreta. precisamente en este mismo argumento. Y ello Sabemos que muchos conflictos de or den ideológico-cultur al tienen su por que los acontecimientos no responden a lógicas ligadas a pr incipios raíz en la distinta consider ación de cuál es el momento histórico que inmutables. Ello p or el hecho de que cada uno hará r efer encia a los procesos gen ealógicos. Se puede luchar para que las cosas cambien. en cada momento p er t e- proceso gen ealógico de sustitución de unas culturas p or otras desde neció a aquella sociedad que impuso su fuerza en el contexto de las tiempos lejanos. hace muy difícil. Por ejemplo. en la medida en que alguien ha podido para definir la actuación de futuro. ya que en algún momento. según sea la evolución de las formas culturales que tiempo más o menos lar gos. sólo las relaciones de poder de cada momento dar án una r elación social. en sí misma. también pueden haber ocuparon?. a quién debe p er te- genealógico impar able. per teneció a cada uno de ellos. lo realmente importante es que. o lo que nos gustaría que fuera. el proceso social r esponder á a sus objetivos. la valorización de un momento remodelar una forma anter ior . na?. n i la legalidad. y así sucesivamente.tcpdf. el hecho de que los límites ter r itor iales de unidades geo. y durante per iodos de histórica poster ior . han ocupado dichos ter r itor ios y su . ¿a los romanos que la políticas configuradoras de un espacio social. y poder de cada momento. fuesen considerados cr iter ios válidos. La historia. queda plasmada la concep- rado cada ter r itor io como ámbito cuyo espacio social se explica p or un ción de que. no es la historia de las ideas y de las tr e los instrumentos analíticos de interpretación de los procesos histó- aspiraciones. la interpretación gen ealógica de una situación concreta ser á un acto ideológico. Pero. necer Jer usalén: ¿A los palestinos que se consideran dueños de Palesti- Adem ás. no con deseos o con legalidades. La historia se escr ibe con los actos de poder . Por ejemplo. sino d el dominio resultante de cada r elación de poder r icos. el futuro surge de las relaciones de poder de cada presente. ¿a los israelitas sido cambiantes. intereses de base historicista que sobre él puedan pr oyectar se en un La geogr afía política d eber ía ayudarnos a compr ender e inter pr etar momento dado. Ni la objetividad. ción—. ¿a los musulmanes que la conquistaron?. para imponerse ante e l futuro. Lo que no debe es efectuar juicios de valor momentos históricos distintos p or los que ha pasado dicho t er r it or io. El estudio gen ealógico de un ter r itor io puede ser un acto objetivo.

en relación con la geografía política. así como el uso y explotación del espacio geográfico como conti- nente y como ámbito relacional social. en este capítulo vamos a incorporar otros factores básicos. Incorporaremos también aquellos aspectos del medio geográfico que aparecen como condicionantes de la actuación humana: la hetero- geneidad del espacio geográfico. partir de las necesidades humanas. 2 Fundamentos para la geografía política Considerar las relaciones de poder como el eje fundamental de la geografía política no debe limitarnos a proponer una sola variable interpretativa. como fundamento de la acción individual y social. 41 . 1898-99). 2. como medio de producción y como medio geográfico en su globali- dad. sin olvi- dar el papel que juega el espacio geográfico como condicionante y como ámbito de actuación y de transformación. su papel como soporte. Por ello. mientras que el siguiente capítulo incorporará los fundamentos de una propuesta de análisis de los procesos en geografía política. en línea con el propio Ratzel (1897. como recur- so. tanto vitales como socia- les. ya que la complejidad de los procesos sociales exige buscar otros factores en las formas de comportamiento social.1. de orden humano y de orden espacial. Factores de la geografía política Como premisa proponemos.

en un marco relacional e inmensas diferencias. necesidades básicas o vitales. Guinea. ideológico-cultural y política. de Malí y menos del tamos de análisis en geografía política. lo que le ha permitido incluso llegar más allá del espacio geográfico del Planeta. 2. 9 °/ ). 127 % ) . la inteligencia. unidades terri. resto de seres vivos. La mento básico de análisis de sus formas de comportamiento en relación concreción territorial de las variables puede abarcar desde la escala con el espacio geográfico y con los otros hombres. como el ya dejar de tener en cuenta la realidad como un todo. con grandes déficits espacio para posibilitar su control y su gestión. así como apoyarnos en ella como ele- miento de las otras variables en su ámbito espacial de actuación. Etiopía o Yemen no al- instancias. lo que constituirá mente en base a esta premisa. Y sólo cuando ha alcanzado la satisfac- ción de sus necesidades básicas. o donde el hambre se 00 ría enmarcado por la articulación sistémica de tres ámbitos de la reali. Representan una forma de división sino que se encuentran de lleno en el ámbito del comportamiento del analítica de la realidad social global que nos ha de permitir un mejor despilfarro. donde El tercer capítulo de esta parte completará la propuesta que presen. y social. Por último nos acercaremos a cinco mecanismos espaciales de los En contrapartida constatamos mientras tanto. no considere esencial preguntarse por sus necesidades vertientes económica. damento de la actuación humana la búsqueda de la satisfacción de las El ámbito de las escalas nos llevará a introducir la necesaria vertien. básicas es el objetivo primero y fundamental de la actuación individual bre. donde radica Sobre esta premisa podemos establecer el punto de arranque de la su importancia. puede plantearse otro tipo de actua- ciones o consumos.260 dólares en Suiza (España. 10 °/oo en los países desarrollados (España. Podemos establecer como axioma que. El ámbito de la dinámica social se desarrolla a través de un proceso social basado en las relaciones de poder. Chad. 7. que debe adaptarse al territorio concreto. el campo de estudio de la geografía política. A profundizar en ello destinaremos la tercera parte del libro. no implica que una visión de conjunto refleje que gran acercamiento a su comprensión. según la cual. ción humana. mo individuo y como especie. el hombre actúa primariamente en base a una en relación a cada nivel de lo político. Ellas permiten es. hasta la válido partir de la premisa de que la satisfacción de las necesidades dimensión total del espacio geográfico como espacio accesible al hom. con cifras de 1988. 42 43 . De las tres señaladas aquí nos interesa parte de la población mundial se vea todavía obligada a actuar diaria- específicamente la política en su dimensión espacial. en sentido estricto supera ya los límites del Planeta intro. ya que poblaciones como las de dad: el ámbito de la dinámica social. al igual que las toriales que pueden reunirse en un conjunto limitado de escalas lógicas restantes especies vivas. El análisis histórico citado Ratzel. para mostrar más dramáticamente la situación. el de las escalas y el de las Mozambique. Malí. parece de la vida cotidiana. la tasa de mortalidad infantil oscila entre el 168 %<. situaron la satisfacción de las nos permite observar como se configuran unas unidades territoria. pero sin que debamos Los autores clásicos de la geografía humana y política. la división. sobre todo desde el siglo XVIII. continúa siendo pertinente proponer como fun- de base conflictual. necesidades básicas o vitales como el punto de arranque de la actua- les derivadas de los distintos ámbitos de la política.2. Brunhes (1910) o Dix (1929). extiende por gran parte del Planeta. El que gran parte de los pobladores del que se conoce como mundo La esencia de las relaciones sociales abarca y se concreta en sus desarrollado. cir. lógica instintiva de mantenimiento y reproducción (supervivencia) co- tado. duciendo una dimensión interplanetaria de creciente importancia.740 dólares). la movilidad. o. la jerarquización y la dólares en Mozambique. vitales. actuación de cada ser humano. su campo queda. canzan a disponer del 80 % de las calorías diarias per cápita necesarias (España. entre las que destaca el Es-. Afganistán. pero también nos permitirá ver y analizar el comporta. Es decir. El hombre y las necesidades Sobre su forma particular de instinto de supervivencia apücará aquella cualidad que le es específica como especie. no sólo las tienen ampliamente cubiertas tablecer el ámbito de las instancias. el cual. lo Nos hallamos en un momento que se caracteriza por la cantidad y que le permite alcanzar formas de reproducción diferentes a las del calidad de innovación técnica que el hombre ha sido capaz de produ. en la medida en que. que el hombre se vale para manipular el proceso de transformación cómo existen disparidades en el PNB per cápita que van desde los 100 espacial: la localización. funcionalización del espacio. hasta los 27. te espacial en toda actuación y relación humana y social. precisando la apropiación del En un contexto mundial de estas características.

do el proceso de aparición y desarrollo de necesidades sociales. una vez elaborados. sino los necesitan cubrir para no sentirse desplazados o marginados dentro de medios que ha encontrado el hombre para satisfacerlas. de ocio. apropiación: a la gestión del proceso se incorpora el aprendizaje de las llarse sin una consecución previa de los medios de reproducción. pieles. vestirse y sidades sociales. chez. más en concreto. para la ampliación de la acumulación-apropiación. Ahora bien. puede ir más allá desgaste del espacio geográfico como fuente única de recursos.Las necesidades básicas o vitales ne la especie humana. El ciclo de reproducción En este punto aparece una nueva premisa de base geográfica: satis- facer las necesidades vitales (individuales y colectivas de mantenimien. constatamos la capacidad de producir plusvalor de que dispo. pero también cir a condición de que sepa conservarlo-acumularlo) más de lo que abriendo el camino a la malversación del plusvalor. de cultura. para conseguirlo debe valerse de recursos físicos contenidos en el de «justicia» spcioespacial. geográfico en un primer proceso de producción. las cuales no podrían desarro. con el consiguiente necesita para mantenerse y reproducirse. Será por ello formarán en objetos de consumo social. entendiendo por tales aquellas que los individuos cobijarse. relaciones de poder. en caso contrario se será un margi- En su relación con el espacio geográfico el hombre debe adaptarse nado social. sólo después. lor. inician- Situar como premisa el principio de reproducción significa estable. Frente a la heterogeneidad espacial el hombre busca formas de La consideración de las necesidades sociales permite enlazar los adaptación personal. y donde los medios para la satisfacción de sus necesidades. nes de poder y los procesos de apropiación. así como con las relacio- espacio geográfico (por ejemplo. de comunicación de masas se hallen ampliamente extendidos. En Sinteticemos este proceso en el siguiente diagrama sistémico (Sán- esencia. Dis- cer como primordial la relación del hombre con el espacio geográfico. Es decir. en sentido estricto. madera. Aun cuando se está ampliamente de acuerdo en considerar que las Gracias a ello ha sido posible que se pudiesen desarrollar las nece- necesidades vitales vienen representadas por alimentarse. en el doble efecto de incrementar la producción Por otra parte. y para su adecuación a la satisfacción de sus necesidades vitales. Si se produce plusva- fico soporte y medio de su vida y de sus relaciones sociales (espacio de lor. éstos actos no son. se trans- la distribución heterogénea de los recursos y del clima. vegetales alimenticios). ideológicas y políticas. ampliando la medio de obtención de los recursos necesarios y. así como de protegerse del medio ambiente exterior. temas de conformación y de conformidad social con los de bienestar. lo que otorga al Al igual que para las necesidades vitales. asumirá el espacio unas dimen. Lo interesante es resaltar que. vitaminas. Leer y escribir no aparecían como necesidades vitales. Saber leer y escribir es imprescindible en una rías. agua. éste permite disponer de excedente que abrirá las posibilidades a producción y de reproducción). De lo que la colectividad en la que se hallan insertos y. Pero sólo si se produce exce- que se hará entrar en juego los aspectos de movilidad y de actuación dente será posible que se desarrollen necesidades sociales de amplia respecto al medio geográfico. piedra. así como la posibilidad de acumulación de exce- dente. es contenidos todos aquellos elementos que. necesidades. La capacidad de acumular el excedente producido incitará a su siones culturales. en el medio físico estarán espacio geográfico la categoría de factor en las relaciones sociales. quieran vincularse. de una reproducción simple y alcanzar una reproducción ampliada. llevando a la actuación sobre el espacio obtener los recursos físicos (espacio de recursos) y de espacio geográ. incrementar el consumo y alcanzar una reproducción ampliada. al tiempo que es de donde obtendrá todos los recursos necesarios pero son necesidades en una sociedad tecnificada. calo. ponemos de condiciones para aplicar la inteligencia humana en las Las relaciones sociales tendrán una primera dimensión espacial como relaciones sociales y sobre el propio espacio geográfico. 1991): 44 45 . dentro verdaderamente tiene necesidad es de reponer aquellos compuestos de cada grupo o fracción social a la que estén vinculados o a la que químicos que su cuerpo va consumiendo —proteínas. con lo que se ve obligado a poner en marcha un conjunto de actuaciones y actividades apropiadas para su obtención. agua—. en todos los casos. una capacidad productiva en la que será creciente la producción de plusva- vez satisfechas las necesidades vitales. un aspecto a tener muy presente. a él. fibras. El instinto de supervivencia actúa de motor inicial para la satisfac- to y reproducción) implica disponer de espacio geográfico del cual ción de las necesidades vitales. arcilla. sabemos que el hombre es capaz de obtener (produ. sociedad urbanizada y tecnificada. magnitud.

mismo como referencia. las islas de vida. en última instancia. Si consideramos el anterior esquema desde una perspectiva históri- ca. considerando cuáles son las características del medio. importancia fundamental. El diagrama no trata de reflejar un planteamiento reduccionista de Desde este punto de referencia el espacio geográfico es. bien haciéndole específicamente la interrelación entre espacio geográfico y relaciones intervenir como medio de producción. el cual relaciona a los hombres con el espacio geográfico como ámbito básico de reproducción. 2. 69 ss. gráfico configura un ámbito global como un todo. la capacidad de producir/conser. En base a espacio geográfico tiene para ellos. La biogeografía concibe al Estado como la Apropiación forma de extensión de la vida sobre la superficie de la tierra» (1897 [1987. median. (Vicens Vives: Excedente 1950. y desde la óptica de los intereses que cada var el plusvalor producido hasta alcanzar la acumulación. etc. a continuación. obtener de él todos los recursos que necesita para su vestigación de aquellas variables que asume la geografía política y. que es significativo o tiene interés para el hombre.1 Plantear el estudio del espacio geográfico como condicionante im- plica efectuar una primera aproximación a las características del es- pacio en sí mismo. en primer supeditación absoluta a los factores económicos. Cuando Ratzel plantea este tema Reproducción ampliada — » . del que hemos hablado con anterioridad. el soporte de su vida cotidiana y de sus relaciones sociales. tomándose a sí cias políticas. bien apropiándose de sus recursos. explotación e intervención del hombre Plusvalor sobre el medio geográfico. Es un ejemplo del papel de la ideología en los procesos humanos. al proponerla pre- cisamente como una de las instancias en toda sociedad. como espacio físico. así como de una extensión mínima de dicho espacio geo- reí. Producción Valor El espacio geográfico como condicionante F i g u r a 2. Aun cuando con posterioridad la formulación ratzeliana fue ideoló- Consumo Acumulación gicamente manipulada. prescindiendo en este momento del hombre. desarrollará el aprendizaje de las formas de apropiación. Del espacio geográfico como condicio- nante. lo que él entiende por suelo. de poder/gestión gráfico. En su proposición Ratzel plantea que cada individuo y cada sociedad precisan de los recursos físicos contenidos en el espacio Raciocinio Instinto geográfico. no debe evitar el que pueda ser retomada en su Malversación idea esencial si creemos que continúa siendo válida como planteamien- to de principio. 59]). estudiar el medio físico lo hacemos desde el punto de vista de aquello te la articulación de las relaciones de poder y el desarrollo de instan.3. y donde tiene efecto 46 47 . al ello. pero sí de mostrar su lugar.) ESPACIO GEOGRAFICO La relación del hombre con el medio geográfico la consideraremos desde una doble perspectiva. es efectuada por hombres. y de las formas de uso. Por ello. En las páginas siguientes se planteará la in. Necesidades sociales lo hace desde el ámbito de la biogeografía: «Existen los espacios vita- les. supervivencia. para. Sin olvidar que el espacio geo- de poder. El medio y el hombre CICLO DE REPRODUCCION Es famoso en el campo de la geografía política el concepto de Reproducción simple Necesidades vítales espacio vital. el paso de las necesidades vitales a las sociales incorpora el paso Pero no podemos ignorar que cualquier aproximación o valoración del espacio natural al espacio social.

entendida ésta En cuanto a la forma. De forma absoluta. a continua- altitud como variante climática. tanto la orografía de la Ratzel. la cual se concreta en diferencias en el con- La forma de la superficie del espacio terrestre es. Se trata. en la atmósfera dará lugar a las espacios—.» (1897. simas abisales—. como en contacto con la hidrosfera configuran- atraviesa el movimiento de la Historia. corresponde una situación respecto a las coordenadas geográficas y La superficie de la litosfera representa el ámbito más adecuado tantas posiciones —relativas— con relación a tantos otros puntos o como soporte de la vida humana. Para adentrarse en otros medios lugares en el espacio con los que interese relacionarla. Pero en la mayoría de los casos lo que importa no es la delimitación Especial importancia para la geografía política ofrece la consideración en términos absolutos. decidiendo cuál es el punto o lugar que deben ocupar y al que deben dirigirse. como consecuencia de una decisión-actuación humana. Diferencias que. sino la relativa a otros lugares. etc. reservaremos el concepto de localización para tratar de la ubicación en el espacio geográfico de las actuaciones determina. le cio. en este sentido. como forma de Ante todo el hombre se relaciona con el espacio geográfico como actuación —consciente o inconsciente— en el espacio geográfico. continentes. situaciones o de las zonas litorales. En cuanto heterogeneidad del contenido. debemos considerar «la situación como relación constante a la superficie en contacto con la atmósfera —planicies. zarlas. por ejemplo. dio geográfico concreto y específico con el cual se relaciona el hom- Dado que disponemos de la posibilidad de crear cosas y de despla. espacio geográfico queda definido por su situación. la interrelación con los otros individuos y grupos sociales. El espacio como soporte das por el hombre. Para ello la posición nos gente y el mar. litosfera. desde esta perspectiva. 129) te de los fondos marinos —plataformas continentales. pendientes. bre. etcétera. de soporte para mantenerse y desplazarse en ellos —barco o avión por gráfico en sí mismo. por tanto. latitud. Es por ello La heterogeneidad del espacio geográfico que. propio espacio geográfico. así como de tras que la situación no entraña actividad humana y la posición refleja sus actuaciones espaciales. interesa distinguir entre los límites de contacto como la relación constante con el espacio geográfico como un todo: sus entre litosfera e hidrosfera —los límites marítimos y la configuración en coordenadas cartográficas. una primera distinción que configura las propias cuatro grandes esfe- te y como ámbito de actuación. altipla- tierra. como en el subsuelo marino. ción aparece la diferenciación interna en el contenido de cada una de cia para la actividad agraria o para la producción de los diversos ellas. o bien diferencias en la dis- Por último podemos introducir los factores de ubicación que definen tribución de los compuestos químicos —recursos geológicos— en la el lugar del que se trate.—. podrá establecer los otros tipos de relaciones necesarias con el espa- Cualquier actuación humana localizada (por decisión) en un lugar. Tal como señala lagos— y la forma de la superficie de la litosfera. o un asentamiento residencial. por una superficie libre. soporte de su persona. materiales y climas configura cada me- nado por circunstancias socio-temporales. La localización responde a un acto humano. La situación geográfica es una constante del suelo terrestre que nos. biosfera e hidrosfera. un punto o lugar del litosfera. cer unos valores contantes a lo largo del tiempo. determi. por cuanto éste ofrece unas características particulares. de gran trascendencia en la con- salvar. montañas. sino de aquello que se halla en un punto o lugar ejemplo. el individuo toma como punto de referen- cia el lugar en que se halla y desde el cual define las líneas maestras de Uno de los primeros hechos a considerar es la heterogeneidad del actuación. distinta accesibilidad en función de los inconvenientes a diversas áreas y regiones climáticas. longitud y altitud permiten estable. en cuanto línea de contacto entre la tierra emer- acontecimientos en el espacio geográfico. y sólo después de disponer de un soporte una consideración relativa. así como las aguas continentales: ríos. figuración de las áreas biogeográficas. dando lugar a innumerables situaciones diferenciadas. de personas. De la litosfera como soporte cabe considerar la forma en su compo- 48 49 . así localizamos una empresa. proporciona la situación relativa de su ubicación. mien. tanto en las zonas emergentes. La combinación de formas. penínsulas o islas. rá. tenido y en la forma. de la situación relativa a algún punto específico. pendiente del suelo —con su importan. No hablaremos físicos —hidrosfera u atmósfera— deberá procurarse algo que le sirva de localización al referirnos a los elementos propios del espacio geo. de su actividad social y relaeional. por cuanto define su como ámbito para el transporte de grandes cantidades de mercancías y relación con respecto a lugares significativos para el análisis. aparece factor importante por cuanto condiciona sus posibilidades como sopor. al introducir el factor heterogeneidad: ras geográficas: atmósfera.

1986) que. 1950. o los recursos pesqueros del mar. Sin llegar a este extremo. como medio de producción. permanentes o destruibles. cabe destacar de otros territorios. hace que cada lugar en el espa- encuentran distintos tipos de recursos: desde el aire que respiramos a cio geográfico asuma unas características finales propias y particulares. ni con la el espacio vital necesario puede incitar al expansionismo territorial. La heterogeneidad en la distribución y. Ello es lo que hace que un espacio El acceso y la apropiación de recursos físicos será uno de los móvi- agrario pueda continuar ejerciendo su función como tal a lo largo de les de la actuación humana. éste no se consume. El espacio geográfico para la geografía política ción con el espacio geográfico. los recursos y bienes precisos.4. En este sentido. 2. El espacio vables. sino que sirve de medio para la producción. situación como medio o ámbito de la vida humana como un todo. siguiendo un dimensión familiar. proceso natural. £/ espacio como medio de producción Pero la asunción del nivel inteligente tuvo claro reflejo en su rela. reno.nente morfológica y orográfica. como nivel básico de reproducción. que recurrir para analizar los procesos socio-territoriales a lo largo de ción. Según cual sea este medio deberán ponerse en marcha distintos el aprovechamiento de los recursos espaciales fue depredador. en el procesos para alcanzar los mismos objetivos. la carac- sentido de tomar aquello que encontraba y que no precisase de elabo. Haushofer. el espacio geográfico. Hasta que el hombre no supo desarrollar su capacidad inteligente. y posteriormente las propias actuaciones humanas. el contacto entre ámbitos rizándose también aquí el espacio geográfico por su heterogeneidad. Sólo una mala actuación lleva a su degradación o destruc. e incluso interplanetario. ni desaparece. al nivel social. me- diante la adecuada intervención. y Por último. en las relaciones. la distribución de las formas. (Vicens Vives. aparece el espacio como medio. Por otra parte. distintos. los minerales del subsuelo. En este sentido. haciendo distinto y particular a cada lugar o el Planeta. serán re- dada la manifiesta desigual distribución en cantidad y calidad por todo flejo de esta globalización. lo que el hombre hace es crear unos ámbitos en los cuales el obtener todo lo que necesita para mantenerse y reproducirse. por cuanto en cada una de las esferas geográficas se consiguientemente. El paisaje. sin establecer' otro tipo de relación. terística diferencial del hombre respecto a los otros animales. se ve espacio geográfico sirva como medio donde forzar la producción de obligado a garantizar la posesión de un espacio. o en el que producir. al precisar de espacio vital del cual relación. Lo que le permite ocupar desde los fondos marinos. • El espacio como recurso Una vez establecida la relación como soporte. particulares cualidades dinámicas y reproductivas siguiendo el ciclo de la naturaleza. como volumen. como medio contiene todos los aspectos anteriores pero reunidos for- Aquí el espacio geográfico se nos muestra en toda su dimensión mando un sistema relacional. Caracte. lo intensidad con que lo harán después de actuar sobre el medio para que ha servido en ciertos momentos de justificación para la apropiación convertirlo en un medio de producción. sí que es cierto que el hombre se ve en el proceso productivo. de la globalización de todos los aspectos que configuran sólo podrá obtenerlos de él. el hombre pasa a El espacio como medio necesitar relacionarse con el espacio geográfico como ámbito del que debe obtener todos los recursos necesarios para su supervivencia. Si pasamos de la unas determinadas especies vegetales o animales que. Según sea la forma y los materiales podrá puede producirse —biosfera terrestre y biosfera marina— dadas sus actuar de una u otra manera. Recursos que pueden ser fungibles. por cuanto descubrió sus posibilidades como medio de producción. la historia de la humanidad. obligado a garantizar un mínimo de espacio geográfico del que ex- sufriendo solamente un pequeño desgaste que una adecuada utilización traer. permite regenerar al poco tiempo. no se habrían producido. es su ración posterior. ni en el lugar. al espacio aéreo. capacidad de adaptarse y adaptar cualquier medio geográfico. Todos estos aspectos son importantes desde la óptica de la geogra- Partiendo de la agricultura como punto inicial de esta forma de fía política por cuanto el hombre. así como los materiales de que está La biosfera es el ámbito por excelencia en el que este proceso compuesta en cada punto. siendo uno de los factores a los que habrá los siglos. un aspecto esencial en el 50 51 .

Se ha introducido este aspecto al tratar de los recursos concreción espacial de combinaciones jerarquizadas de modos de pro- físicos. podemos observar dos vertientes en el proce- dotar de valor de uso a elementos contenidos en la naturaleza o que so de relaciones de poder sobre los recursos humanos: la apropiación han recibido una transformación previa. económica y la territorialidad de las relaciones entre apropiador y saria la actividad humana en forma de trabajo. queso. han dado lugar a diversos modelos de organiza- actualidad vemos estos tipos de movimientos estratégicos en relación ción social. tanto desde el punto de vista de las do en el espacio geográfico. para lo cual es condición nece. o con la combina- Si hasta ahora nos ha interesado el espacio geográfico como condi. o apro. Bien directamente. Considerando clave los aspectos econó- través del cual el hombre produce aquello que necesita. A la que contiene. contiene. la cual aumenta la intensidad de actuación productiva. mente. una nueva forma actuación inteligente. y no sólo para servirse de lo dado. Por ello será importante considerar la posición geoestratégica que Por eso el hombre ha pasado a ser. dad. al tiempo que introduce un mayor grado de división social del trabajo. aunque sólo se trate de un simple proceso de depre. Cualquier acto de super. Cada sociedad adopta una estructura acorde con un modo de producción. Lo que diferencia al hombre del resto de los seres vivos es la Partimos del modo tributario como uno de los modejas iniciales. los propios recursos físicos y al espacio como medio de producción. es decir. de estos espacios puede ser uno de los objetivos importantes Distintas formas de relación de dominio sobre los hombres y sobre de la actuación humana y especialmente social. recordemos. en sí mismo. o diseñar y construir instrumentos y máquinas combinando mul- mientos aéreos. Uso y explotación del espacio geográfico como continente organización social del proceso de producción.proceso histórico ha sido la ampliación de los ámbitos territoriales de naturaleza como tales. sin la cual ningún elemento de la naturaleza puede pasar a ser recursos humanos que caracterizan a algunos modos de producción un valor de uso. Tener acceso. a los contenidos duos. bien indirecta- como recursos. terrestres o marítimos. intensificando los flujos marítimos. haya tenido como objetivo aprovechar y aprovecharse de los indivi- pecto a los ejes de circulación. gracias a la intensificación de los intercambios a de producción escala mundial. en un progresivo proceso de división espacial de la producción a Los hombres como recurso y su relación con los modos escala internacional. variadas circunstancias espacio-temporales. Fioravanti. La posición geoestratégica puede referirse a su posición res. a todas las escalas y en todos los tiempos. fuerza de trabajo. cosas nuevas mediante un proceso productivo —transformar leche en potenciando los intercambios terrestres e introduciendo los desplaza. Puede crear intercambio económico comercial. de la que se espera obtener grandes recursos. Se trata de micos de la dominación. que uno de los elementos nio de unos hombres sobre otros. como una de las últimas partes no ocupadas del social en unos pocos modelos básicos. por ello una parte importante de su contenido hace referencia a ducción en un territorio delimitado se la denominará formación social. se organiza sobre la base del domi- ción de los propios seres humanos. en la su fuerza de trabajo. y cada modo de producción. es imprescindible su La sociedad industrial ha propiciado. utilizando su fuerza de trabajo. a fin de establecer unas relaciones fundamentales de la vida humana es el trabajo. De ahí que una parte importante de los formas geográficas. proyectándolo sobre el espacio. en base a unas formas de 2. piarse. (véase figura en página siguiente). (Sánchez. ahora vamos a considerarlo. Los capacidad para crear cosas —valores de uso— que no se hallan en la mecanismos de obediencia se concretan en conseguir que un grupo 52 33 . o a infinidad de otros aspectos. desde la geografía política. Desde la geografía política es importante constatar que cada socie- No debe olvidarse que la actividad humana se produce por la ac. un recurso conteni- ocupan los conjuntos humanos. Por ejemplo. 1981) Los modos de producción pretenden reflejar la existencia de unas pocas formas estructurales de sociedad. Podemos sintetizar las formas estructurales de organización con la Antártida. 1972). en lo la dominancia de uno (Hinders y Hirst.5. dación. de relación basada en la incorporación técnica. los cuales se han adaptado a planeta. vivencia implica una actuación positiva —encaminada a un fin— del Sintetizamos algunos modelos de relaciones de poder sobre los hombre. ción de varios de ellos que pueden coexistir en un mismo espacio bajo cionante. como desde el punto de vista de los recursos que procesos de dominio social. titud de factores—. pero para ello. por su parte. en cuanto proceso a sociales de poder asimétricas. 1975. usando el producto de su trabajo.

al nuevo modelo se incorporarán otros modos bres. el que ahora recaude los impuestos. ya que ahora el estado está formado por el conjunto de ciudada. formas se observa como una tribu es capaz de imponerse sobre otras En la medida en que los esclavistas no están interesados en la circundantes. se ha mantenido legalmente vigente hasta el siglo social entregue a otro una parte del valor producido. Con la incorporación del modelo de estado jar para el señor. (Bartra. un individuo y sus descendientes se ven jurídicamente liga- ción. o impues. Garantizar disponer de fuerza de trabajo escasa fue uno de los pagarlo— a formas individuales —en la que cada individuo o familia objetivos de la forma feudal de estructura social. en que el hombre puede producir plusvalor que llega a concretarse Mientras tanto. asimétrica como imposición. reproducción de la fuerza de trabajo. nes de poder se mostraron a través de la capacidad para fijar a los to—. y que llevó al agotamiento del modelo A lo largo del tiempo. 1969) Es lo que sucedió en Roma. que se diferen- mantener la fuente de sus ingresos por tributo o impuesto. Relación territorial Apropiación con los Otro modelo histórico de apropiación es aquel basado. De lo que se trata es de apropiarse del producto del esclavos que ya les son útiles. servilismo. Este modelo. te del producto del trabajo. ya que pueden apropiarse de ce su poder. se socialmente en excedente acumulable. Como vere. RELACIONES DE PODER SOBRE LOS RECURSOS HUMANOS ducción simple. ha sido posible en la medida siervo el que se hacía cargo de su reproducción. la figura del tributo subsiste. no en la recursos humanos del producto de la fuerza apropiación del producto del trabajo. deja de ser una persona o grupo de personas la apropiación se asentase fundamentalmente en la apropiación de par- los que se apropian del valor producido por los demás. En cierta medida el modelo es mixto por cuanto podía existir la inmediatos de relación interpersonal. se fundamenta sobre una relación de poder interterritorial. En su esencia. En él queda modo tributario modo esclavista entre territorios legitimado que unos individuos puedan ser propiedad de otros. tal como describiremos en el modelo «americano». con el que se recono. precisa- unas estructuras sociales por otras. Aquí era el La existencia del tributo. este modelo subsiste hasta entendido como obligación de permanecer en un territorio y de traba- el absolutismo monárquico. Para que pueda proseguirse la fuerza de trabajo.2 donde deberán efectuar su trabajo. consiguientemente. o impuesto. En una de sus pasado. haciéndolos esclavos. con todo lo en él contenido. Aun cuando en el modelo nos. formalmente. varía su significa. pasan. La propia palabra impuesto es ya significativa de una relación individuos al territorio. Bajo la fórmula del liberal. el modelo entrará en crisis cuando deje trabajo producido en otro territorio. consiguiendo el pago de un tributo. Como grupo. En el esclavismo «clásico» el dominio se manifestaba apropiación debe quedar en manos del tributario un valor de repro. por la capacidad de los ejércitos en apropiarse de esclavos en territo- 54 55 . para trasladarlos al lugar F i g u r a 2. Será el Estado. mediante la fórmula jurídica del servilismo. donde. lo fuese del territorio. dos a un territorio. Para ello las relacio- son los agentes subordinados que deben aportar su tributo. debe actuar cia del de la época clásica en cuanto al proceso de reproducción de la apropiándose solamente de plusvalor. En el esclavismo «clásico» solamente se «americano» estará interesado en mantener activo al esclavo mientras éste tenga dentro del modo fe udal fuerzas (fuerza de trabajo) para producir. aún cuando permanece el tributo o impuesto. sin poder moverse de él. del cual aportar su tributo. y especialmente a partir del siglo XVI en América. propietario de dicho territorio. Por consiguiente. desplazando dicho producto hacia de ser posible expoliar la fuerza de trabajo de territorios alejados. que le permitía continuar produciendo plusvalor. Si el agente apropiador quiere asistirá al desarrollo de una nueva forma de esclavismo. y aun cuando ha tenido lugar la sustitución de esclavista «clásico». El periodo que siguió se caracterizó. el lugar donde se halla el grupo dominador. incluidos los hom- mos a continuación. obligación de aportar directamente trabajo para el señor. mente. de fuerza de do de formas colectivas —la tribu como un todo es la que tiene que trabajo. el dominio propio territorio modo capitalista sobre otros grupos sociales se concretará en la capacidad para apro- piarse de individuos. por la escasez de población y. Esta clásico propiedad interesa en la medida en que sea posible apropiarse de todo modo esclavista el producto del trabajo de otro. sino de la fuerza de trabajo de trabajo misma. 1974a) El esclavismo es un primer ejemplo de este modelo. (Anderson. que arranca de la antigüedad. lo que se conseguía era que el propietario en nombre de todos.

llevó a precisar de muchos individuos. como factor espacial. 1977) las relaciones de poder se mide por el desequilibrio con el que se reparte el valor total entre ambos tipos de agentes. se sustituye la apropiación forzada de de transformación del espacio geográfico individuos asentados en territorios alejados. al Para terminar este capítulo profundicemos en la relación del hom- apropiarse de la fuerza de trabajo de los individuos. es desde su fuerza de trabajo. En este caso la asimetría de años. (Anderson. propia del esclavismo. formando un merca. asentándose sobre nuevas relaciones sociales basadas en movilidad territorial. La explotación de este recurso bajo la forma de intercambio. o desplazarse libremente. por una forma más estable. Para conseguirlo fue preciso trastocar la base jurídica interior del propio territorio tienen que asumir. enfrentado con la necesidad esencial de hallarse. según el nivel técnico alcanzado por cada propias del modo feudal. en las que llegarán a ser ciudades industriales. A diferencia del esclavismo. Mecanismos espaciales manipulables en el proceso Desde la óptica territorial. fomentar su reproducción como esclavos en el nuevo rá la apariencia de que hombres libres están dispuestos a ofrecer su territorio. Un cambio territorial importante paralelo a la industrialización. por ejemplo. en la relación entre fuerza de trabajo y aquellos que la compran en lo que será a partir de ese momento el sistema productivo. supliéndose en buena medida por la compra de libertad individual para dar movilidad a la fuerza de trabajo. fuerza de trabajo para ser comprada y para poder cambiar de lugar de za de trabajo no asumen su reproducción. lo que nos permitirá entender mejor muchos de apropiador no es la persona. el paso de unas necesidades de fuerza de trabajo agraria. El nuevo tipo asume la forma de modelo ha pasado.6. en el continente americano hasta el siglo del feudalismo al capitalismo implicaba la necesidad de cambiar la XIX. el asalariado desarrollará la apropiación territorial del valor producido. y por tanto ligadas al territorio. Los forma que configure un mercado de trabajo próximo y estable. Este contenidos y formas diferenciales del espacio geográfico. en la diferencia entre salario pagado y valor producido. a otras de tipo sociedad y según las relaciones de poder imperantes. que requerían formas de dominio físico. Todo lo anterior nos hace ver que los hombres han sido elemento ducción de la manufactura. industrial. para poder reunir en un sólo punto del espado permita la concentración de gran cantidad de ella. rompiendo el vinculo con la tierra. la cual queda en manos de residencia. Ello otorga- modo «clásico». ríos más o menos próximos. objetivos de la revolución burguesa. al espacio de producción. como forma social. Mientras que el esclavismo practicado. vencer su heterogeneidad. de de su adaptación al medio. quienes deben bre con el espacio geográfico. forzarán a la movilidad del propio lugar. requerirá Para poder hacer frente a los problemas derivados de la heteroge- dotar de movilidad territorial a la fuerza de trabajo. No debemos olvidar que el hombre es considerado mercado de trabajo. El paso aunque no exclusivamente. dentro del proceso de uso y consu- Por ello. de manera que neidad. Es decir. Según cuál fuese ésta. durante los últimos quinientos menos la parte pagada en forma de salario. las formas interterritoriales de relación con la fuer. lo que pertenecerá al como un recurso más. hacia nuevos mercados de trabajo. importante. o sea. hombre y de los restantes factores. La evolución social derivada de la revolución industrial y la intro. y ser coherente con este objetivo. lo que fue uno de los reproducción de la fuerza de trabajo. mientras que el apropiador se queda con parte esta óptica que deberemos partir para profundizar en el conocimiento del producto del trabajo: todo el valor producido (valor más plusvalor) de las realidades sociales en Africa. siempre que se conside- los grupos explotados. reflejo de la modelo debe fomentar la reproducción de la fuerza de trabajo en el amplia heterogeneidad que le caracteriza. 1974b) 2. do de trabajo. reclutada sos contenidos en el espacio geográfico. Por ejemplo. se apoyó en la escasez de población (recursos humanos) en el estructura social. todo aquello que se halla disperso y que le es necesario para satilfaotT 56 57 . por su vinculación al territorio o por su capitalista. sino su fuerza de trabajo durante periodos los procesos históricos. la estructura social debía dos tipos de agentes: aquellos que venden su fuerza de trabajo. (Bataülon. y del uso y explotación de sus recursos. en cuanto relaciones de poder encaminadas a de tiempo pactados. en los inicios del modo de producción capitalista. que posi- esclavos procedentes de Africa. será En cualquier situación el hombre debe enfrentarse con el problema la concentración residencial alrededor de los núcleos productivos. sucesivamente. la del feudalismo. a continuación y a diferencia del bilitase la formación de mercados de trabajo concentrados. Lo que se requería era de trabajo se consideró como un recurso más entre los distintos recur- poder disponer de la fuerza de trabajo de los individuos. A cambio de un salario. a partir del momento en que su fuerza concentrados en un mismo lugar de trabajo. para. mo del espacio-territorio. cuyo nuevo componente esencial sería la necesaria propio continente. mientras que las relaciones de poder en el re conveniente.

recursos de capital. controlando o prohibiendo factible gracias a los mecanismos de movilidad. pueden deter. según los factores que intervengan. sino que unos forma de división. para una misma actuación. La toma de decisión respecto a la localización no es un acto nes. más allá de unos limites establecidos. etc. cualquiera que éste sea a alzan como barreras artificiales —sociales— respecto a los territorios escala mundial. tanto dentro de cada territorio. a condición de que la empresa se localice en el mos de movilidad permiten la relación. de lo de la heterogeneidad espacial. ticas se implantan para limitarla. el hombre dispone de ciertos mecanismos de espacio geográfico. diferencial entre los diversos factores. tal remodelación espacial. Efectuemos un rápido y somero de ciertas formas de energía fácilmente transportables. intervendrá como un factor más a la hora de la habitan. con interés básico tiendo la recomposición y relocalización de las diversas actividades. Cualquier lugar no es indistinto o neutro. en maximizar el valor producido. Ello significa que. la división. son más adecuados que otros. por ejemplo. la mayor facilidad y técnicas de comunicación y transporte tendrán enorme influjo en la en transportar uno u otros será condicionante del asentamiento. Por ejemplo. permi- neutro. El ejemplo políti- llegar el resto de factores necesarios para su explotación. Si lo que se está interesado en localizar es una unidad produc. Por un lado delimitan el territorio. así como de los repaso de cada uno de ellos. la movilidad relativa de los recursos humanos. ya que una parte tiva industrial. un empresario movido por la son su claro ejemplo. a través de la manipulación adecuada Ello sitúa la toma de decisiones de localización a escala mundial. racional para encontrar el punto ideal de combinación de los distintos Pero. hasta la máxima movilidad jerarquización y la funcionalización. no pudiesen desplazarse por el espacio geográfico no podrían reunirse La división del espacio también asume otras características. energía. por tanto. Ello hace intervenir otro mecanismo geográfico. o en el significado de la introducción de la Es por ello que el acto de localizar representa una toma de decisión aviación. dividir significa delimitar el espacio de lo que se tratará de encontrar el punto óptimo respecto a los objetivos manera que. espaciales de la autopistas. según sea el grado de importancia que podrán realizarse en el interior de esos límites. precisamente. la movilidad. las empresas multinacionales. y especialmente desde una perspectiva política. pasando por la actuación espacial como la localización. que permita hacer máximo el beneficio. esté permitido desarrollar una serie de actuaciones. recursos de capital. Localizar lo hemos entendido como el acto por el cual el hombre La innovación técnica ha incorporado notables incrementos de mo- ubica una actuación en un punto del espacio-territorio. mientras que las barreras polí- territorio nacional al que está vinculado. La posibilidad de elegir entre diversas localizaciones potenciales es como función esencial. tanto en cantidad como en rapidez. Es así que la frontera política tiene. Así. mientras que circundantes. Las fronteras políticas se otorgue a unos u otros factores. o que los idiomas también asumen espacios homogéneos tomar decisiones de localización. Desde aquellos fijados en el Dividir también permite fijar los espacios de apropiación. Es decir. ya que no es idéntica para todos los socialmente delimitados. lo que implica vilidad para innumerables factores. al definir 58 59 . bajo la mercado. Pensemos. se da una movilidad geográfica géneos de movilidad y comportamiento. preferirá obtener narse cumpliendo determinadas condiciones o requisitos. la localización residencial que son reflejo por ejemplo. sino que persigue determinados objetivos. por En su dinámica espacial. se perseguirá determinar el punto óptimo de encuentro importante de sus actuaciones se encamina.sus necesidades vitales. posibilidades que ofrece el incremento de movilidad. no sea posible o no deseados. Los medios debe garantizar reunir en un punto agua y alimentos. las cuales sólo minarse localizaciones distintas. así como la extensión del radio de las actuaciones humanas. a restringir- entre materias primas. limitar la movilidad. una toma de decisión respecto al lugar en el que se va a efectuar la Se abre el camino al replanteamiento de la idoneidad en las localizacio- acción. Incluso en el caso de querer de sus aplicaciones la división pretende conseguir que se establezca en aprovechar recursos fijos. como en la como históricamente podemos observar por el efecto condicionante relación con otros territorios. De hecho la división configura ámbitos homo- factores que intervienen. por el otro se racionaüdad económica decidirá el lugar. Si los diversos factores el paso. recursos humanos. En una en un punto todos los factores necesarios. observamos factores que intervienen. la o impedirla. las leyes son las mismas —homogéneas— para todos los miembros que La movilidad. a los cuales solamente es posible acceder o interrelacio- un empresario movido por un espíritu «nacionalista». sólo es posible si hasta ese lugar pueden su seno un espacio homogéneo para ciertos factores. Los mecanis- menores beneficios. de orden geológico o climático. Tal situación co nos muestra que en el interior de una unidad geopolítica territorial hubiese hecho imposible la propia vida humana. en su heterogénea y desigual distribución que el hombre no siempre está interesado en aprovechar todas las espacial. en los efectos que el agua ejerció respecto a las exigencias de localización.

en lo que se objetivos diversos y especializados. La heterogeneidad social es la que lleva a cuentas aquello que más nos interesa aquí. hasta los subur. Es decir. A escala mundial esta control del territorio. el manteni- su reflejo en una jerarquización espacial. Pero también la división en parcelas. señalar que se le otorga una función. encaminados a la organización y denomina precisamente red y sistema urbano. una catedral. la jerarquía social busca siempre una sos. en sí mismo. económicas. que hacen complejo el estudio de cada mente dominante por su posición respecto a aquellos sobre quienes espacio-territorio concreto. su articulación y. Pero. desde los cuales se ejerce el poder político. Lo que ha dado en denominarse espacio de repre- distintos factores puede llevar. productivo de di- zación urbana ligada a la categorización social diferencial de las distin. Cuando el señor feudal asienta su castillo sobre la cima de un montícu- plo. bajo una tendencia que persigue tiva. incluso reflejo paisajístico visible. es decir. territorialmente hablando. Cada actuación política concreta —cada política— jerarquización se refleja en la localización de los centros de decisión. en la medida en que se hallan sometidos al ejerce su dominio. estará íntimamente ligada a los procesos de localización. económico. a una heterogenei. verso tipo. a jerarquizaciones y a motivaciones e intereses diver. cada una de las cuales respon. Cada una de ellas se distingue por su relativa homogeneidad. se establezcan normas sociales sim- plo de ello. ción de distintas divisiones espaciales en un mismo territorio. la jerarquización espacial se apoyará en atribuir valo. o cualquier otro edificio simbólico. sino que se sepa. a fin de ran y dividen en el territorio. en este caso de jerarquización Por su parte. sino que diseñadas por los poderes respectivos. La visualización morfológica muestra clara. los que permiten la actuación territorial. Por ejem. y efectivamente lleva. al mismo tiempo. ideológicas o su propia posición social. Se constata de esta forma la existencia y sobreposición de divisio. y a través de la cual mostrar nes ligadas al medio físico. movilidad. no lo hace solamente por una cuestión geoestratégica. 1974) se adentra en el reflejo de la jerarquización. mente la jerarquización correspondiente a la división social del espacio Lo que se denomina genéricamente como las políticas. torial y la política económica tratan. trataremos más adelante. desde el habitat familiar hasta la escala Cada vez que un espacio asume una jerarquía no se hace más que mundial. la como lugar de residencia de personas que pertenecen a capas sociales polifuncionalidad potencial se concreta en una monofuncionalidad efec- similares u homogéneas. miento y la creatividad de las relaciones de poder y políticas en el dad del espacio social. de transporte. las cuales reflejan áreas homogéneas función esencial es definir una jerarquía según la posición relativa de para una variable social. mento sólo puede ser destinado a un único uso o función. puede ser destinado a canismo social de subdivisión. a todas las escalas. una política y una religiosa. a busca. jerarquía territorial en donde reflejarse. En las sociedades modernas. sobre pequeños bólicas de lectura del espacio que jerarquizen un espacio cuando éste. instituciones. de incidir sobre el vas áreas de influencia. caso del medio urbano. Ahora bien. Lo mismo ocurre en el interior de las empresas e influjo de diversos tipos de influencias. la jerarquización tiene múltiples usos concretos. Como lo es situar divisiones de este tipo se sobreponen divisiones económicas (CEE. dos tipos de división superpuestas. ideológico o división. es decir. cuya lizar multitud de estas divisiones. territorio de forma que éste se articule coherentemente a los objetivos El interés e importancia de la jerarquización espacial lleva incluso a globales. jerarquía de poderes. esta capacidad polifuncio- tas zonas. aplicando algún me. tienen precisamente como función establecer También se constata una jerarquización entre ciudades. en una posición visual- OCDE) o militares (OTAN). nal del espacio queda restringida en la práctica. Es decir. Según la escala. ya que al De hecho cualquier espacio o territorio puede asumir múltiples analizar el espacio social de una ciudad aparece una evidente jerarqui. ciones sociales de muy diverso tipo. sentación (Lefebvre. en circunstancias concretas. que. a las instancias políticas. una manifestación jerárquica. un individuo respecto a los otros. cuando el espacio es neutro y no la Las posibilidades de división del espacio. es decir. a la superposi. un espacio puede asumir fun- raciones sociales distintas a espacios semejantes.—. territorios. etc. La observación de un atlas político y temático permite visua. de las que urbano. Desde áreas residenciales de alta calidad. Es el caso de las reglas de protocolo. no la muestra.límites territoriales. la organización. La política terri- militar sobre aquellos territorios que se hallan dentro de sus respecti. La propia división del mundo en estados es ejem. espacio-territorio. precisamente. jerarquización y funcionalización espaciales. en función de su La manipulación de todos los mecanismos descritos hasta aquí son categoría social. en la premisa de que una articulación social adecuada es 60 61 . social. tomando como criterio refleja claramente. ya que en cada mo- bios. lo. por ocupar aquellos espacios simbólicos que reflejan una de a divisiones. funciones —puede ser destinado a uso residencial. Los niveles sociales no se mezclan. que la población se distribuya por el espacio urbano.

sin que podamos olvidar el conflicto como esencia del hecho político en sí mismo. siendo en este punto de vital importancia introducir la temática de las escalas. 3 Ámbitos de la geografía política Las actuaciones políticas tienen claro reflejo espacial-territorial. en la que destaca lo que se entiende por Administración pública. En este ámbito son significativos en geografía política los hechos de apro- piación. A continuación interesará tratar el ámbito de efectos del espacio- territorio sobre los hechos políticos. se tratará de interrelacionarlos a fin de concretar las actuaciones políti- cas sobre el territorio. máxime si tenemos en cuenta que al hablar de él no nos referimos solamente a sus aspectos físicos. siendo espe- cialmente interesante la vertiente de administración del territorio. Una vez presentados en el capítulo anterior los elementos básicos. Cuando se habla. como formas organizadas de actuación social.necesaria para alcanzar los objetivos necesarios a las relaciones de poder imperantes en cada estructura socio-territorial. Es lo que trataremos en los capítulos siguientes. que manipu- lando el conjunto de mecanismos geográficos llevan a la articulación política del espacio. sino que debemos considerarlo en su globalidad como espacio social definido por unos límites. Pero tampoco debemos olvidar los efectos del espacio-territorio sobre la política. 62 63 . Llegamos así al momento de adentrarnos en el ámbito de los proce- sos sociales. se hace evi- dente esta vinculación. por ejemplo. los procesos de control y la política como gestión. Un primer ámbito viene representado por la dinámica social. las cuales exigen la coherencia entre la estructu- ra social y la estructura territorial. Comencemos proponiendo una v i - sión del hecho político y su relación con los intereses sociales y territo- riales. de políticas territoriales.

La política implica. Por ejemplo. y hacia las que se ble. por esencia. El ámbito de lo político es flictos. caracterizada por la dinámica con- flictiva de sus relaciones. Definir una estrategia y organizar unas tácticas Figura 3. Sin olvidar las relaciones. o política y lo que podemos considerar como los intereses territoriales. Ello es lo que lleva a Este desglose analítico implica que. por tanto asimétrica. 1991): grupo. a las clásicas relaciones. para establecer un control social sobre los procesos. se hace relaciones. se distinguirán las políti. Nos situamos en el ámbito conflictual por excelencia de las relacio- nes sociales. sino que implica a su vez una esencial. que puede derivarse de su distinta posición evidente la necesidad de una organización y de una gestión del propio espacial. en aquellos niveles que podemos denominar como intrapoder y como mente. el que configura. como procesos concretos que permitan alcanzar los objetivos estratégicos. por otro lado. O sea. intrasociales entre fracciones dentro de la estructura dominante. Gráficamente puede representarse esta triple dimensión de la dirigida a la consecución de los objetivos que justifican la formación del siguiente forma (Sánchez. para imponer sus criterios y formas de actuación. debemos incorporar la consideración de las Si observamos lo político desde la perspectiva territorial. lucha por el dominio y la hegemonía espacial sobre el resto de las dirigen las actitudes o intereses de los individuos y de los grupos fracciones y bloques localizados. esta vertiente de las rela. aspecto por el que. sino un hecho activo. resto del territorio sobre el que ejerce su poder. e intersociales entre los agentes dominantes como bloque y el resto de ciones sociales.1. El conflicto no debemos considerarlo solamente como hecho violento o cruento. en la medida en que el poder no es un hecho simbólico. Dentro del bloque dominante la lucha por la hegemonía no es sólo cas territoriales. a fin y efecto de alcanzar sus intereses. intersociales o intraso- Por un lado en la capacidad que el hombre tiene de intervenir sobre él ciales entre territorios diferenciados. tanto en la misma área como en el sociales. Ambos adquieren la dimensión real de su actuación si los hecho de organización para la intervención social — y territorial—. entre otros. El hecho político se basa en manipular los mecanismos de poder y de dominio. no podemos ignorar la significa. y conflictos. se trata de un interpoder. por tanto. es conflicto. si quiere imponerse y mantenerse como tal poder. Política e intereses sociales y territoriales Relaciones sociales y relaciones de poder territorializadas Entenderemos el hecho político como aquella actividad que aglutina Empecemos por señalar el doble ámbito de las relaciones de poder a un conjunto de personas. mediante un conjunto de reglas y procedimientos propios para cada sociedad. como objetivo a largo plazo. e inevita- ción de las escalas desde las que el hombre actúa. espacio. que dentro de 64 65 .1 requiere articular la gestión del poder. al ser la forma como se articula la divergencia social. discrepancias entre el campesinado rural y los obreros industriales La participación del espacio-territorio asume una doble dimensión. formal y conceptualmente. sino también como situación de discrepancia y como lucha para imponer los intereses propios sobre los otros. y conflictos. que se organizan para intervenir social. el establecimiento de una estrate- gia y de unas tácticas. Pero. una lucha intrasocial. Es decir. y modificarlo. La política. dinámico y creador. en la búsqueda de imponerse sobre los otros individuos y sobre las otras concepciones. y Intrasociales de unas tácticas.3. Ello implica la definición de una estrategia. en la relación frente a los otros miembros de la Intraupaciales sociedad. lo que permite preguntarnos por la relación entre la trial de dos territorios distintos dentro de la misma formación social. Intersociales La articulación política se concreta en una estructura-sistema social jerarquizada. oposición de intereses entre la burguesía indus- espacio-territorio. urbanos. y con- organizar y gestionar los procesos sociales. agentes no-dominantes.

como La apropiación del espacio-territorio implica el reconocimiento so- articulación espacio-temporal de individuos. muy especialmente. y siempre. En este sentido. nos para comprobar que. en conjunto. por cuanto éste no es neutro ante los distintos usos puede ser para nosotros los órganos de gobierno de la Comunidad que de él quiera hacerse. en combinación con los modelos de produc- trabajo. si en verdad quiere productivos en zonas subdesarrolladas con excedente de mano de alcanzarse una comprensión eficaz de los procesos sociales. han existido unos Una vez iniciado el dominio sobre la naturaleza puede pasarse al pocos modelos de relaciones sociales basados. a fin de alcanzar una optimización en su participación como factor: 3. vos que se propone. por cuanto el poder. u otras supranacionales (como el espacio-territorio. asentar y funcionalizar el les. 66 67 . precisa actuar sobre el cial a su uso por un agente. al tiempo que implicará la necesidad de división del de uso. a lo largo de la historia. La apropiación será una aceptados. el derecho a su uso. en dominio sobre los otros hombres y al dominio sobre el producto de su modelos de apropiación. gestión y apropiación del de las acciones que definieron al hombre como ser histórico fue el excedente. necesita del espacio-territorio. cultural o parte de un agente social.una estructura social real —aquella que se concreta en un territorio—. poniéndolo a su servicio. las relaciones de poder no vienen representadas exclusivamente por la puede convertirse en un objetivo tan importante como la apropiación dialéctica social (como las ciencias sociales generalmente nos presen. lo que comporta adquirir. por decisiones y actuaciones exteriores al territorio considerado. Ello implica la transfor- mación del espacio natural. Éste se planteará su funcionalización a los intereses dominantes. valorar el grado de dependencia al que punto de vista geográfico. tal como hemos visto tan). El esclavismo. para cualquier uso del espacio-territorio se requiere ponderá al propio mantenimiento y reproducción de las relaciones de previamente su apropiación. las decisiones de- Es lógico proponer que. el gobierno central. ver con claridad la importancia de este aspecto. como continente y como contenido. que la sociedad. es decir. Esta en el capítulo anterior. de igual manera que el poder debe buscar penden de decisiones tomadas por instancias políticas superiores: el adecuar la estructura social a sus objetivos. solamente es el Ayuntamiento de la ciudad se han de tomar aquellas decisiones posible desarrollarlas a partir de la apropiación de un territorio. La apropiación del espacio-territorio y del excedente como localización y asentamiento. obra barata o las migraciones económicas. así como de circulación de órdenes y respuestas). la localización de los centros dimensión de la realidad no se puede escamotear. sino que éstas se verán afectadas. para alcanzar los objeti- se halla sometido un territorio. Aquí El planteamiento que se está proponiendo tiene sentido desde un será interesante. las cuales otorgan el derecho exclusivo espacio-territorio. en cada caso. lo que ocurre en un territorio no es exclusivamente resul. Una poder a través de la producción. lo que le otorga Legitimación de la apropiación capacidad de intervención sobre el espacio físico. lo mismo deberá hacer con gobierno regional.2. de cualquier otro recurso físico o del excedente. la apropiación del excedente. como premisa. A l tiempo que sus decisiones pueden afectar a- transformarlo en un espacio social coherente con los objetivos globa- otras entidades territoriales de ámbito inferior o circundante. dicho reconocimiento se basa en formas legales. proceso de apropiación racional del espacio. De esta forma el espacio impone condiciones a la actuación del poder. ya que vemos que Tomemos como ejemplo sencillo cualquier gran municipio. como recurso heterogéneo en el espacio. Pero. como de difusión ideológica. son ejemplos que permiten Además. destinadas al propio municipio. apropiación de hombres. Los diversos modelos sociales de apropiación pueden servir- espacio. y/o cultura- condición necesaria para poder localizar. asumidas por la sociedad. vo prioritario de esta optimización de la articulación espacial corres- Según-ello. para lo cual el espacio-territorio ha de permitirlo. la ción. sino que además. De ello se deriva. actuaciones y procesos que han tenido lugar en territoriales no se entenderán si no se les analiza desde esta perspec- su interior. implican una dialéctica espacial. Desde las relaciones de poder. mediante un proceso de apropiación y dominio sistemático de las leyes de la naturaleza. a través de algún científica. circulación. sino que para cada uso debe procederse a Económica Europea). les. En los procesos de apropiación socialmente espacio natural para adecuarlo a sus fines. tiva. Un objeti- mecanismo social. en mayor o menor grado. como articulación de la jerarquiza- ción de la estructura social y como circulación de los restantes factores Entenderemos por apropiación el acto de hacerse suyo algo por (tanto materiales y productivos. en cuanto relaciones sociales. Muchos procesos tado de las decisiones.

control sobre los hombres que lo habi- diversos tipos de espacios según el medio geográfico (litosfera: territo. cuando sea la Administración pública la interesada en actuar sobre un tiva. en que la posibilidad de funcionalización pasa por ya que en sentido estricto no se trata del mismo hecho. como también coherente con la articulación del espacio-territorio. Control y espacio lado. pra. Lo mismo que ocurre en las sociedades en las que no existe propiedad privada. la previa apropiación como forma de dominio sobre el espacio-territo- lando que por apropiación debemos entender el derecho al uso. son posi- uso de la fuerza y a la violencia. escala en las que éste se halla inscrito permiten diversas formas de Todo lo cual requiere la existencia de una organización social cohe- apropiación. En un Estado de derecho se impuestos. disponer de capacidad Cuando la transmisión del derecho de uso es resultado de un acuer. lo que no será más que una forma de producción de do por el propietario. Tal como se ha presentado en el capítulo primero. interés simultáneo por parte de más de un agente por disponer de un entre colectivos sociales (por ejemplo. toda organización 68 69 . desde territo. ejemplo mediante su alquiler. y el conflicto por conseguirla. en el ción —calificación urbanística de uso. señalemos que la apropiación pueden asumirla tanto las personas físicas como las personas jurídicas. la transmisión o la cesión. situación o escala. existan bases jurídicas para la apropiación. el alquiler. las diversas unidades de la posibilidad de distribución territorial. tan. hasta el espacio individual de la vida cotidiana. Aquí se abren dos posibilidades. Incluso ejemplo mediante la subasta. propietario— es el único que puede funcionalizarlo. En un mundo limitado y altamente ocupado como es el nuestro. o entre combinaciones de ellos como personas jurídicas. gobierno regional grado de coherencia se reflejará en el grado de estabilidad societal. o la obligación del proceso de nueva apropiación implica la necesidad de que se produz. se mo de legitimación vigentes. gracias a Situados en un punto del espacio-territorio. participar del excedente a través de la recaudación de normas sociales establecidas al respecto. Es por cuyo caso se tratará de arbitrar algún mecanismo de resolución del ello que se han establecido fórmulas. con lo que quien efectivamente asume la apropiación o derecho de uso es el arrendatario. atmósfera: espacio aéreo. por los que un agente puede hacer uso de establecerán estrategias de apropiación cuyos objetivos pueden ser de un espacio-territorio. en forma de resolución judicial o de arbitraje. sirviéndose de alguno de los mecanis. recurriéndose entonces al En resumen. y para cada agente. Que el conflicto sea incruento. entre indivi- espacio-territorio. garantizar los flujos por el circuito espacial del do entre los agentes. territorial colonialista o imperialista. la legitimación responde a la aplicación de las excedente. así como meca. nos hallaremos ante una situación conflic. para la funcionalización. imponer el expansionismo territorial. para garantizar la apropiación en los casos considerados de utilidad o bien que no sea posible alcanzar ningún tipo de acuerdo. etcétera. un aspecto básico en geografía política sea el control. o que no pública. aparcero. así dor. Es así que el espacio-territorio adquiere importancia como espacio rio. y en que sólo entonces podrán efectuarse las adecuaciones a la aun cuando la propiedad da derecho de uso no siempre éste es ejerci. ejercer un dominio siguen para ello mecanismos jurídicos voluntarios tales como la com. cualquier —ordenamiento jurídico al que están sometidos. o gobierno estatal— pueden imponer limitaciones a dicha funcionaliza. económica e ideológico-cultural. El apropiador directo como persona jurídica —arrenda. En el caso de que coincida un darse a las diversas escalas y entre los diversos agentes: entre estados. hidrosfera: espacio marítimo. así como sucede y. muy especialmente. En cada contexto social. en territorio. por espacio. espacio-territorio en sí mismo sobre lo que contiene. nueva función. pero rio. E l pero las otras instancias espaciales —gobierno local. la aparcería. deberá siempre asumir previamente su apropiación. Control del El área apropiada pueden abarcar diversas escalas. pago de impuestos por su uso. espacio económico y como ámbito y posibilidad de desplazamiento de exce- interplanetario). la apropiación. el cual puede transferirla a otro agente. entre pueblos). cuya forma límite es la guerra. por ejemplo—. litigio por la apropiación. Es por ello que las relaciones y conflictos de apropiación pueden nismos forzosos como la expropiación. rente entre las instancias política. diversos tipos: asumir la propiedad inmueble. Se viene seña. Por otro 3. sobre lo que en él rios estatales. por duos. u obligaciones que prácticamente todo el territorio pertenece a alguien. dente. funciones diversas. bles en la medida en que un mismo espacio-territorio puede asumir Es interesante destacar la diferencia entre apropiación y propiedad. como la expropiación forzosa. de forma tal que pueda lograrse la distribución social. sean estas instituciones privadas o De todo lo dicho referente a la apropiación se puede deducir que públicas. y no sea posible establecer un pacto entre ellos. ca transferencia entre agentes.3.

tipo que comportan. militar o estrictamente político. tiene siem- pr« una componente espacial-territorial. necesariamente.4. En términos políticos significa que será necesario crear el marco MOión de los múltiples servicios. por otro la so territorial no se dan unas formas adecuadas —coherentes— de arti- formulación de una jerarquización territorial de la actividad económica. o de incorporar por conquista otros nismos de gestión adecuados a todo proceso social. precisa- Por definición. que no debe magnificarse su papel autónomo en las relaciones sociales. y en se como tal poder. culación. lización. una política de localización productiva requiere. y exige establecer los meca- mantener su propio territorio. debe adoptar una actitud creativa. incluso en situacio- territorios. en las que existe un sector dominante que ejerce el poder encaminado a la consecución de sus objetivos e intereses y que. como gestión del territorio. aun cuando la institución militar tiene como objetivo •ipacio-territorio. que. la preeminencia de lo político sobre lo militar. la actividad política tiene por marco unos límites mente. •al como de control coactivo-militar.socio-territorial se articula sobre unas relaciones de poder asimétricas. Se con otros territorios. a su vez. siones por parte de las empresas multinacionales. se hará difícil alcanzar los objetivos políticos y sociales pro- en la cual sobresalen las políticas de localización de la actividad pro. Ahora estamos en relación con la producción de valor en el territorio. al ser la encargada de proteger y Pero el control no se basta a sí mismo. La gestión política empieza por dotarse de una organización territo- La política como gestión: la Administración pública rial. Toda actuación política de alcance económico. nómicos y/o ideológicos es tal. eco- nes de dominio autoritario o totalitario. Se espera que asuma la forma que sea más eficiente para alcanzar loa objetivos que el poder persigue. Este interés indica. por ejemplo—. puestos. Este principio nos para aprovechar los recursos físicos contenidos. de coherencia relación a la consideración del territorio como recurso económico. ideológico. o para su uso como hace ver que. de hecho. especialmente en relación a los servicios que requieren. Parece claro partir del principio de coherencia necesaria entre En este sentido serán aspectos concretos. 70 71 . por tanto. sobre los individuos y sobre el Por su parte. los capitales. cultural. en lo que concierne a las inver- establecer formas adecuadas y efectivas de control ideológico-cultural. las políticas de recursos humanos asumen la trascen- transportes y comunicaciones adecuados para que los bienes o servi- dencia de ser el principal componente de conducción del asentamiento cios que se pretende producir puedan llegar hasta los mercados en de la población. la complementariedad de una política y de una red de Por su parte. sea entre procesos sociales y procesos territoriales. la configuración de la red de comuni. dos perspectivas condiciones de ver que esta creatividad pasa por el control —con lo muestran su relevancia política en relación al territorio. poderes públicos. y aquella relacionada con la política de movilidad de Ejercer y mantener el control económico y político exigen. aun cuando en ocasiones se atribuya la gestión de la instancia política. así como la locali. dado que la articulación del territorio no permitirá su materia- ductiva y las políticas territoriales de transporte y comunicaciones. uso y redistribución de excedente que efectúan los territorio. las políticas en estructura social y estructura territorial y.. territoriales definidos. Aquella referi- que tiene de apropiación—. territorial más adecuado al desarrollo de los intereses que representa. si entre estructura y proceso social y estructura y proce- medio de producción —agrícola o turístico. y por la gestión de la sociedad y del da a la apropiación. Nuevamente la jerarquización territorial. fundamental el ámbito territorial. a la hora de plantearse esta gestión tenemos que tener presente un La componente de orden económico precisa poder desarrollar una doble ámbito de interrelaciones: las interiores y los flujos de relación importante actividad intervencionista. su dependencia en relación con los objetivos políticos. En nuestras socie- 1. en especial actualmente. La gestión del espacio y la intervención territorial dades es dependiente del poder político. sabiendo diviaión y de jerarquización territorial ad hoc. trata de alcanzar el máximo provecho del espacio y de los recursos territoriales —físicos y humanos— integrados en el proceso económico. es una institución subordinada a las otras instancias sociales. Por ejemplo. empezando por una forma de Centrémonos en la política como gestión del territorio. con las implicaciones derivadas e indirectas de todo condiciones competitivas. si quiere mantener- Observado desde la perspectiva de los recursos de capital. por lo dicho al hablar de las relaciones de poder territorializadas. por un lado. •OOial. por cuanto.

Y esto es así. La administración del poder toma- decir. de otro. resultarán una serie de actuaciones de impacto territorial real que no digamos más etéreos y no tan concretos. Pero. la evolución y transformación del una política territorial debería contener las formulaciones y propuestas espacio-territorio se produce tanto si se han establecido políticas positi- de actuación que se está interesado que se produzcan sobre el territo- vas. Máxime si tenemos en cuenta que la La Administración pública del poder político estará formada por el vida social no se paraliza. por ble dimensión de tener en cuenta las características previas del espa- la cual cosa éste permanecerá claramente al servicio de los intereses cio-territorio en que tienen lugar y. no se detiene nunca. De lo que comportar mayor riesgo que la toma de decisiones en otros ámbitos. un ámbito al que social comporta siempre una componente espacial-territorial. dejando que las cosas sigan su curso sin ningún objetivo establecido. El riesgo político de la política territorial tiene. que han de ser formas el territorio y. por el hecho de que toda actuación cuados para la administración del poder. a la que deberán acompañar la correspondiente toma de deci- cuál ha sido la evolución del espacio-territorio. sociales. económicos y dirigirse todas o algunas de las partes del proceso social a cierto plazo. estratégicos. no aplicar ninguna política territorial. dado que es induda- La política territorial ble que los procesos que se derivarán tendrán. como mínimo. por la propia esencia de las relaciones La política territorial se configura por el conjunto de planteamientos entre hombre-sociedad y espacio-territorio. y a las propuestas políticas explicitadas. sobre lo que debería hacerse con práctica. puestas políticas. uno de los objetivos en la toma del poder político El factor tiempo es inseparable de toda política. a medio y largo plazo. cio como variable de actuación. un planteamiento político espacio-territorio en base a lo que había sido formulado en las pro- debe representar la formulación de una actuación positiva. cia de las decisiones de política territorial. y ésto lo aprenden en la responden a planteamientos previos. a todas las instan- proceso consciente de manipulación del territorio. por tanto. una dimensión espacial-territorial. y una no-poíítica cias y escalas en que ésta se organiza. son sumamente importantes ambas dimensiones de lo que formulaciones de actuación dirigidas a intervenir sobre el territorio. así bres y en relación al espacio-territorio. en relación a los otros hom- Estado— a quienes corresponde la formulación de las políticas. analizándose la evolución del Parece que. o no. derivados que sobre éste se producirán. con territorial. dado que. Por ello. así como por las correspondientes Por ello. Una actuación eficaz positiva presupone una definición de objetivos administración del poder. al estudiar las políti- fin de que asuma las formas que sean adecuadas al conjunto de los cas territoriales. y muy especialmente en política territorial. es una forma política de decidir cómo se quiere que se desarrollen los procesos. ya que la actuación del hombre. o una política territorial no explicitada. De aquí que el análisis debiera efectuarse contrastando rio. a quien se le encargará la gestión de los de aquello a lo que se aspira. sin que respondan a una visión de conjunto. por esencia. las formas de poder. la no-decisiones e inhibiciones en política territorial. ya que decidir no tomar decisiones es una decisión. Habitualmente los analistas. Por ello. y. que se la complejidad de interrelaciones de intereses políticos. ni social. en la do- deberá destinarse especial atención es el propio espacio-territorio. aun cuando no se tomen decisiones políticas conjunto de los órganos de gestión —empezando por el gobierno del positivas. por será intervenir sobre el espacio-territorio introduciendo los cambios definición. aquellos órganos territorial. en una democracia formal. no-política territorial. Es recursos y la intervención territorial. de considerar los efectos políticos. ni dinámicas y creativas. una no-política territorial en la práctica es una forma de política Entre ellos estarán presentes. esencialmente deberá entenderse la política territorial como un rá esencialmente la forma de Administración publica. En base a este principio. ésta representa una expectativa de hacia donde han de que faciliten la consecución de sus objetivos políticos. Se quiera como por los órganos de administración ejecutores de las políticas. de forma destacada. En otras palabras. como la derivada de las Pero en política. y hacia lo que encaminar la actuación. a es política territorial. en primera aproximación. 72 73 . derivados de derivarán de actuaciones políticas que no habían considerado al espa- las diferentes formas electorales. tanto como consecuen- siones que garanticen su ejecución. sin que se pueda olvidar la dimensión social del propio espacio-territo- La capacidad de actuación territorializadora pasará a manos de la rio. asumen Ahora bien. indefectiblemente. solamente hacen referencia a las actuaciones positivas intereses que controlan el poder político. deberán dotarse de los órganos de gestión ade- territorial. para el político establecer una política territorial puede con frecuencia la forma de una efectiva política territorial. como si no. decidir encargados de establecer la política del territorio y su administración. como un proceso de efectos espaciales indirectos.

hasta a llegar a la momento apropiadores o usuarios: sea porque sin perder la propiedad escala individual. o el país. cuando de hecho no lo es. En este punto es importante la consideración de las escalas desde poniendo este enfrentamiento al servicio de intereses particulares. a los intereses. Efectivamente. como si se tratase de un ser social autónomo. a las escalas abre el paso a una gran cantidad de conflictos. éste no sería repartido homogé- Una política general timorata y conservadora. aspecto también delicado porque se adentra en la concep- aquellos que se consideren perjudicados a la escala de los intereses ción y el valor atribuido al territorio en función de los intereses y privados individuales. lo política a escala internacional. Ello afectado. Mientras que. una decisión territorial implica cambios de función del plo. a la propiedad. así como por las repercusiones que A cada escala que se consideren las relaciones sociales veremos este cambio puede tener sobre los otros espacios-territorios con los aparecer el conflicto espacial. que tendrá la política territorial. Todos ellos tanto si son aplica- da de la propiedad. de barrio o centralismo de un territorio Z. en lo que sucede cada vez que se formula un plan Tampoco debemos olvidar el conflicto que enfrenta al territorio con municipal de urbanismo. lUotO. derivados e indirectos. ya que el poder es el primer interesado en esta disolución de su responsabili- 74 75 . fácilmente puede caer neamente por toda la ciudad M. sea porque implican una pérdi- religiosa—. Ex- las que es percibida o vivida la decisión política. la política territorial será aceptada o bien generará con- planteamientos ideológicos sean imaginables. o apelar al estatal o regional puede ser coherente. agentes humanos y sociales. Política y conflicto socio-espacial dos grandes razones: por las implicaciones que comporta el cambio de función de un espacio-territorio. la contradicción entre ideología y práctica territorial hace de la • espacio. con su pragmatismo activo. Por ejem- Ante todo. del ser humano. pretenden hacer a todos los habitantes individual puede ser vivido como un atentado directo sobre el espacio de aquel territorio corresponsables de la sentencia que se efectúa de la vida cotidiana. interfiriendo con la estructura de propiedad-apropiación. aquellos que en realidad son territorial. o a los movimientos migratorios. unos pocos puestos de trabajo de los propietarios y apropiadores con las funciones implícitas en la o la convivencia en una misma escuela o área de residencia—. Pién- relaciones con otros territorios. a escala local. •ese. clara y directamente. 3. constatamos lo difícil que es la convivencia entre M vean forzados a hacer evolucionar el territorio hacia unas funciones conceptos como solidaridad. Lo que se pretende es esconder las estructuras de poder. De hecho sabemos que La personalización del territorio consiste en otorgarle el papel de la guerra representa la máxima expresión de violencia de un conflicto agente actuante. el país N o al territorio Z. M o N es la culpable. ya que sólo lo son los territorial. como ejemplo. abre las puertas al conflicto político. La articulación social diferencial en base que se relaciona. sabemos que si liones de localización de cárceles o de vertederos de residuos. donde se estrellan todos los principios. expectativas y a las decisiones de los agentes territoriales hasta aquel Si descendemos a través de todas las escalas. a las hipocresía. como política electoralista de menor desgaste. todo cambio de función Una forma de hacerlo consiste en atribuirle una personalización. por el contrario. OOnflictividad latente en la planificación del territorio. sino sola- en la tentación de preferir aplicar una política territorial de no-política mente entre unos pocos de sus miembros. Con ello se pretende atribuir una homoge- neidad social al territorio que permita encararle con otro territorio. Según que los efectos sean valorados como beneficiosos o permite que pueda darse al espacio-territorio tantos atributos como perjudiciales. nacionalismo. se tratase de obtener algún beneficio. Existen ejemplos suficientes para conocer la contundencia y vio- lencia que pueden llegar a asumir su rechazo. El espacio-territorio es una instancia que permite una Otro riesgo político importante corresponde a las reacciones frente clara manipulación ideológica y demagógica a fin de hacerlo servir de a los efectos. a las política territorial formulada. una no coincidencia entre los intereses para repartir son unos recursos escasos. tolerancia —ideológica o que no coinciden con las expectativas. por el rechazo que provoca por parte de el hombre. y no tanto por la calidad intrínseca del propio creencias particulares. dada la alta los culpables o causantes de la aseveración. un ámbito de que afecta. a eipacial tiene efectos territoriales directos. que sobre el medio se considera argumento contra otros hombres. Por tanto. pero también derivados e fin de que permita encararlo al mismo nivel ético con el hombre y con indirectos que se extienden más allá del propio espacio directamente los grupos sociales. Pensemos en los conflictos derivados de las deci- sobre aquel territorio.5. si se ven en la obligación de transferirla a las dos a la convivencia dentro de un mismo territorio —donde lo que hay instancias públicas. antirracismo o no-xenofobia. Aquello que a escala presiones como: la ciudad. imponiendo al territorio como valor por encima plan en su formulación global.

Es evidente que una tal manipulación territorial. En base a estos criterios territorialistas quedaría ca» —que de hecho puede ser en sí misma válida—. ¿cuál de ellas tiene actualmente territorio. como el que representa en la actuali. atribuyén. Esto es lo que explica la frecuente manipulación ideológica de la cación. basada en las relaciones de poder de cada mo- afecte. sobre la que cada uno otorga a unos hechos y momentos respecto a otros. el momento inmediatamente anterior. base de un estereotipo lanzado por algún sector interesado. historia sobre un mismo territorio. presentar situaciones históricas contradictorias en sus distintos momen- cia formal este proceso tiene una parte de lógica cuando se trata d e l tos. pero no cuando se inserta en un proceso genealógico. A l tiempo que convierte en tarea imposible atribuir un pero vemos que también se utiliza en situaciones de dictadura o autori. obedecer' a los otros contendientes y lo que impide a éstos imponer ses. sino que el único criterio válido son las personas. Es cierto que en una democra. cuando este pasado ya ha conformado genealógicamente el presente. puede ser eficazmente utilizada cuando lo que esté en cues. de lo que ya hemos hablado en el capítulo 1. con necesidades e intere. ya que. resultado de un hecho bajo el dominio ideológico de diferentes religiones todavía vivas. esta simplificación territorialista. la resolución de estos conflictos acostumbra a tener una que aquello que le suceda al territorio interesa en la medida en que solución pragmática. o pueda afectar. momentos que pueden ser tomados como punto de referencia: la situa- de la posibilidad de participación en la toma de decisiones. a los seres humanos. pero no partíci. y en solidaridad con el mento. valor histórico absoluto a un territorio. precisamente. Es decir. la consideración y la valoración mentos históricos que se esgrimen se apoyan en la valoración subjetiva dada a todos los individuos de aquella nacionalidad o etnia. torios situados en lugares de paso. ya que los argu- legitimada la uniformización del trato. dole un componente de fatalismo. dado que cada parte puede tener su «razón históri- nacionalidad o etnia. ción actual. Nos'hallamos en la base de las posturas racistas y xenofóbicas. se otorga una significación distinta a cada momento histó- duo. Por ejem- nacionalidad o la etnia pueden convertirse en un estigma para cada plo. El momento elegido solamente tiene sentido desde cierto determinismo geográfico. tiene fuertes su historia del que se tiene constancia. o cualquier otra circunstancia y implicaciones ideológicas. en las cuales al resto de ciudadanos no se les conce. que empuja a su aceptación o justifi. o que han sido sometidos a múlti- Uno de los grandes peligros es olvidar que el territorio. si como hemos los sucesivos procesos histórico-sociales —lo que hemos denominado visto. apreciación histórica d e l territorio hacen imposible el acuerdo entre tión sea la procedencia geográfica de los individuos en términos de los contendientes. sin tomar cuando realmente todos ellos han tenido lugar sobre el mismo territo- en consideración las características y valores propios de cada indivi. que olvida a los Todos los conflictos territoriales que basan su justificación en una hombres. y que fortuito como es el haber nacido en un lugar y no en otro. alcanzando incluso en algunos momentos un momento histórico.7 . La rico-territorial. y por el hecho también de que este proceso puede pes de los resultados que le favorecen. ningún sentido. Todos juntos personas. en sí ples influencias y dominios a lo largo de la historia. Pero. Son estas relaciones las que imponen su capacidad de 'hacer resto de la población. y De hecho. no es nada. para la legitimidad para reivindicar su control territorial? justificar cambios o imposiciones de actitudes que sólo representan los Especialmente conflictiva puede ser esta situación en aquellos terri- intereses o convicciones de una minoría. dad. y trata de hacernos cómplices de sus decisiones. e l momento inicial en Esta licencia retórica. mismo. Causas de los conflictos en geografía política Conflicto territorial e historia A l representar la política el juego de intereses sociales contrapues- Por el hecho de que sobre el mismo territorio se van produciendo tos. es fácil ignorar a las personas que ocupan un territorio. la cual toma como momento de referencia aquel que coincida con los intereses arrastra a todos los individuos según su posición territorial. quienes demasiadas veces se quiere imponer un pasado. ante la reivindicación de un territorio que sucesivamente ha estado individuo que se desplaza fuera de su territorio. a ello añadimos que cualquier actuación social requiere uñábase 76 7. ya que son innumerables los tarismo centralista. mantendrá siempre presente e l conflicto. y a la demagogia d e l cado en el momento de la dominación. rio. que viven el presente y que han de vivir el mañana y sobre sus tesis o argumentos en la práctica del dominio territorial. es emblemático para todas ellas dadas las características de su signifi- Recurriendo a la manipulación de la historia. re-historización—. la opción ideológica de quien lo propone. se dad la propuesta de enfrentamiento dicotomizador norte-sur. que se defienden. la comparación atemporal de la historia de un territorio no tiene poder político.

sino que. Racine (1981). ba- piación del espacio. Desde la óptica política observamos cómo aparece una gradación La guerra no tendría sentido si no existiese un espacio a disputar. un todo. como la económica o la religiosa. hasta poder alcanzar la mili. hasta alcanzar espacios funcionales ele- bien se trate de un conflicto interior a un Estado (guerra civil) o de un mentales. sin que dos unidades políticas posean una misma parcela de territorio. ya que no es esencial a ellas la do a la heterogeneidad espacial. lenguas.) y verse los dominios políticos influidos. Insistiremos en el tema de la guerra como aspecto esencial de la Ahora bien. que no ocurre con la división política—. apropiación del territorio. momento en que ha existido una expansión territorial. y en la lucha por lo que denominamos espacios de la vida repartida en unidades políticas que asumen su posesión (apropiación). nacionales. regiones. tema que será tratado en el En cuanto el móvil principal del conflicto sea la apropiación territo. sea para su control con objetivos econó. Pueden verse en este senti- micos. municipios.6. territorio no depende exclusivamente de los miembros que lo configu. ran. Fundamentalmente debi. estados. lo que nos permite hablar en estos casos de piarse de aquellos contenidos territoriales de interés para agentes áreas de influencia. capítulo siguiente. Racine eí al. pudiendo afirmarse que nos encontra- territorio concreto producen efectos derivados o indirectos sobre otros mos ante uno de los ámbitos de estudio más eminentemente geográfi- territorios. sino que será una voluntad dialécticamente relacionada con las Por ello no es de extrañar que en los últimos años la consideración voluntades y actuaciones desde todos aquellos ámbitos territoriales con de las escalas haya adquirido gran significación dentro del campo de la capacidad de intervención o de influencia directa. conflicto o guerra entre estados. diversas escalas presentan. condicionados o subordi- 78 79 . situará como condición previa y necesaria la apropiación del 3. las áreas territoriales de actuación. empresas multinacionales. además. éstos a su vez en otros nuevos subcon- el alcance territorial del conflicto bélico y sus implicaciones sociales. con la diferencia de que podrán sobreponerse espacios —cosa base formal del conflicto en geografía política. con objetivos políticos o con objetivos ideológicos. haciendo siempre acto de presencia la lucha por la apropiación del Las contradicciones. es decir. llevando a la renovada geografía política más allá de En cuanto los efectos sobre los otros territorios sean considerados su simple consideración como geografía del Estado y de los estados. O si se prefiere. marcos políticos supra- se producirían guerras si no hubiese voluntad y posibilidad de apro. las áreas de influencia. las decisiones tomadas desde o sobre cada lugar cos. perjudiciales puede hacer su aparición el conflicto. pueden asumir dimensiones plurinacionales (co- mercio internacional. los conflictos interterritoriales referencia. derivada o indirecta. en geografía política. aparecerán otras formas de subdivi- Es por ello que la conquista y apropiación del espacio representa la sión. como la vivienda familiar o la parcela agraria. rial. Lacoste (1976a. cotidiana. mente en base a las distintas escalas. b). juntos. Desde ópticas. como base de los conflictos por apro. procedentes de otros territorios. quica. (1980). áreas metropolitanas. una independencia política no implica una situación autár- geografía política en el capítulo siguiente al tratar el tema del Estado. El tema de las escalas y su pertinencia analítica puede verse pueden interferir sobre otros. Una potencia A la unidad territorial política estatal le corresponde el dominio política se refleja en su capacidad de dominio de otros territorios. etc. religiones. En la práctica se observa como al espacio social se le puede consi- tarización del conflicto. Relaciones espaciales de poder a las diversas escalas espacio-territorio sobre el que se desee imponer dichos intereses. a otros niveles. de los que do los tratados de Short (1982) y Taylor (1985) estructurados precisa- han sido componente importante los religiosos. hará su presencia la violencia física. influencias. Ello significa que lo que ocurra en un tratado entre otros por Anuchin (1973). la totalidad de la tierra emergente se halla dividuales. A l asumir la diversidad de escalas se ha ampliado la diver- más importantes serán aquellos derivados del proceso de apropiación sidad de temáticas que han pasado a poder ser consideradas ligadas a de otros espacios-territorios. siendo el único caso en que la suma de sus partes hace mismo podemos también llegar a plantearlo en las relaciones interin. en cuenta que las actuaciones sobre un análisis desde la óptica espacial. no de subdivisiones sucesivas: espacio planetario. Los imperios son imperios territoriales a partir del rrios o vivienda familiar. A partir de ese momento habrá que ver cuál es derar dividido en subconjuntos.territorial. geografía política. las convierten en un tema privilegiado de Hay que tener. interferencias y conflictos que las espacio-territorio. para tratar los problemas políticos diferenciales según la escala de Sin embargo. Lo territorial físico. y así sucesivamente. la relación política que se quiere estudiar.

o bien propugnando su demolición que una escala de alcance territorial más extenso. que beneficie nuestra calidad de vida. Tensión y dimensión los principios. las escalas tienen en el ámbito de la geografía electoral. localizados en otros de interés según la escala. Por su parte. am. como glo. Veámoslo a través de un par de ejemplos. los intereses que se defenderán en relación a su territorio a espacio colectivo para el barrio (según la lógica argumental: «es d e l estarán más ligados a los elementos psico-sociales inmediatos. y reseguimos cuál se piensa que debería ser el uso a darle. por tanto. Son los intereses individuales los que pasan a situarse en primer lugar. Si ponemos como segundo ejemplo la recon- ámbitos de actuación social y territorial. ya que aparecerán con toda probabilidad propuestas de nueva función. que todo el mundo ve diferente. Aplacemos donde los intereses afectados son los del propio individuo. la puede considerar como una estación más entre otras ya existentes pliamente asumido en su teoría. pero que se halla en la mente de todos los individuos. Cada una de estas propuestas sería lógica y coherente A l cambiar de escala. no A la nueva escala cotidiana los principios no tienen cabida. caciones psico-socio-territoriales según la escala de referencia. El nuevo principio llega a aceptar sólo aquello doras de modelos psico-socio-territoriales. —y quizás no de las más interesantes—. sociales no son uniformes para cada escala con la que se relaciona. mientras que. torio que ha devenido obsoleto y disfuncional. por tanto. proyectará como ámbito de actividades ciudadanas de alcance munici- Genéricamente. rechazándo. y d e l que recibirán la problemá. por ejemplo. podremos escuchar probables propuestas del tipo de dado que. 80 81 . configuradoras de actitudes psico-socio-territoriales. del hierro. se absorban esta función. al contrastarlos con la práctica cotidiana. Una vez aceptado este principio general. versión de una estación de ferrocarril de la época de la arquitectura Otro aspecto de importancia fundamental. La idea esencial que se desprende es la no-neutralidad de las esca- desplazando a segundo o tercer término lo que podían ser intereses las en los procesos sociales. aparece una segunda parte. y para el cual se busca tica inmediata directamente. sino que ellas participan como configura- colectivos o racionales. contundente y probabilidad será lógica para cada escala desde la que ha sido formu- probablemente violento. para el capítulo 6 el tratar de la importancia del papel psico-social que se toda interferencia sobre la propia calidad de vida en el territorio. se está de acuerdo en que el territorio. mucho más pragmático. fuente de gastos. manifestaciones. ya lada. que una mínima adecuada para localizar en ella algún museo. y que. pero que con ral. el cual será sustituido por un rechazo sistemático. Esta es una fuente de conflictos se encuentre. o peligrosa. a escala estatal. municipio y a él ha de ser destinada. por lo que no merece la pena tada por la concreción efectiva del lugar en el territorio que deba destinar demasiados recursos a su conservación. para los individuos que se hallan en una conflicto— pueden derivarse de la transformación de un espacio-terri- posición próxima al nuevo vertedero. a fin de evitar su localización en la zona. ha de ser destinado cotidiana. en la búsque- residuos por cualquier lugar del territorio. encierros o otras muestras de partir de este momento. clara- los planteamientos y las actuaciones d e l individuo o de los grupos mente condicionadas por la escala desde la que sean formuladas. Así. que ésta pasa a ser problemática. mientras barrio y ha de ser para el barrio»). desde la escala regional se puede pensar que sería balidad. y en base a esta formulación se culada de su vida cotidiana. ya que sólo sería destinarse a esta función y que. represen. escala municipal el principio a defender podría ser que pertenece al dado que la concreción material de sus actuaciones queda más desvin. decisiones. por muy necesario ca de aquellas que aparecen como unidades espaciales significativas que sea para el conjunto de la sociedad. o como pieza de arqueo- racionalidad de actuación comporta evitar el vertido indiscriminado de logía industrial apta por ubicar un museo del ferrocarril. pal. según el espacio desde el que se le considera. corresponde a las impli. Esto nos hace ver que la escala — y la posición en el territorio—. por tanto. dejará de tener validez el principio gene. sitúa en una nueva entre sí son divergentes. desde una para poder proyectar las convicciones y la ideología de los individuos. desde la ámbito cotidiano de la vida del barrio en el que según sea su actitud o sus intereses. y son es objetiva y neutral respecto a los hechos sociales y a la toma de sustituidos por el patrón de la cotidianeidad. a medida que la escala se aproxima al ámbito de la vida que se trata de un espacio propio y que. o cuanto menos molesta. la idea racional genérica que hemos presupuesto con los intereses desde la escala a la que han sido formuladas. y a rechazar —para que sea Sinteticemos el papel de las escalas efectuando una propuesta bási- asumido por otros— todo lo que pueda rebajarla. y probablemente incompatibles. una nueva función. será más adecuada a fin de ganar espacios verdes o deportivos para la zona. deberá recibir los residuos. ha de contener todas las actividades humanas.nados a decisiones extranacionales por parte de agentes que actúan Otros ejemplos menos violentos reflejan el mismo hecho de cambio desde centros de poder a niveles plurinacionales. A conflictos —escritos. será lógico da de coherencia entre su valor histórico regional y una función histori- y conveniente destinar unos espacios concretos y controlados para que cista que revalorice este patrimonio.

TABLA 3.1. Pero también vemos insinuarse, sobre todo en el contexto europeo,
Escalas básicas una escala regional eminentemente funcional desde un punto de vista
económico, y no necesariamente coincidente con las divisiones nacio-
Unidades espaciales significativas conñguradoras de actitudes nal-culturales actualmente establecidas.
psico-socio-territoriales La siguiente escala, de un claro pragmatismo geopolítico, viene
representada por la escala estatal, como unidad básica en el contexto
Escalas relaciónales
de las relaciones internacionales.
— escala de la vida cotidiana
— escala convivencial (barrio) No debemos ignorar que, de la misma manera que se insinúan unas
nuevas regiones económicas, la evolución de la economía, de la técnica
Escalas funcionales (desde la óptica política) o de las comunicaciones, ha llevado a crear nuevas escalas funcionales
— escala local o municipal (territorio básico administrativo) macro-nacionales, como lo es para nosotros la Comunidad Económica
— escala funcional de gestión básica territorial Europea, modelo que, con mayor o menor fortuna, intenta reproducirse
— escala metropolitana en diversos ámbitos del Planeta. Con ellas se busca establecer unas
— escala comarcal unidades territoriales que sean funcionalmente capaces, y autosuficien-
— escala supracomarcal tes, para asumir los retos de una economía mundial internacionalizada y
— escala regional económica en el contexto europeo
unitaria.
Por último se hace evidente una escala absoluta en el espacio geo-
Escalas políticas-ideológicas
— escala nacional-cultural gráfico planetario, como unidad internacional que reúne todo el espa-
— escala estatal cio geográfico.
— escala macro-nacional: MCE (funcional en el inicio) La diversidad de objetivos que hemos visto que se proyectan desde
— escala mundial (escala absoluta en el espacio geográfico) las distintas escalas, serán en muchos casos contradictorios o incompa-
tibles, lo que ocasionará conflictos para llegar a imponer en un territo-
rio determinado uno u otro objetivo. En este aspecto, el papel que se
La más próxima al individuo corresponde a la escala de la vida atribuye al espacio es especialmente significativo, sobre todo en lo que
cotidiana, en la cual el bienestar directo personal en la relación con el podríamos denominar la política del espacio.
territorio y con los otros, lleva a sobrevalorar los intereses privados y
particulares.
Desde la óptica funcional podemos empezar por situar la escala 3.7. Geografía política y geopolítica
local o municipal, territorio básico administrativo. Escala que presenta
cada vez más acusadas disfunciones en relación a los objetivos que le Antes de terminar esta parte parece conveniente hacer referencia al
son otorgados. concepto de geopolítica. A l igual que ocurre con el de geografía políti-
A ésta le sigue en algunas zonas la escala comarcal, la cual, si ca, se trata de un concepto que ha evolucionado considerablemente
estuviese bien configurada, podría resolver los problemas anteriores, desde sus orígenes; mientras que, al igual que ocurre con la inmensa
ya que podría y debería ser una escala funcional respecto a la realidad mayoría de los conceptos en ciencias sociales, no disponen de una
espacial, económica y técnica. A l mismo nivel debemos situar la escala definición unívoca y aceptada por la comunidad científica. De hecho ya
metropolitana. Y, sobre ellas, la escala regional, aún cuando su delimi- desde sus orígenes ha existido un elevado confusionismo entre ambos
tación y su manipulación entrañe dificultades, dada la diversidad de conceptos.
definiciones y aplicaciones que se le otorgan. El concepto de geopolítica fue introducido, en 1916, por el sueco
Saliendo de lo funcional, y adentrándonos en lo político-ideológico, Kjellén en su obra Staten som Lifsform (El Estado como forma de vida),
se hacen presentes un nuevo conjunto de intereses en relación a la en la que concibe al Estado como un organismo vivo, otorgando a la
escala nacional-cultural, en cuanto configura aquel conjunto de territo- geografía y a la etnografía el papel de apoyo a la ciencia política, si ésta
rios con claro nivel de homogeneidad cultural, en el sentido en que quiere tener un contenido real; a ello debía servir la geopolítica. El
venimos aplicando este concepto. momento culminante de la geopolítica se sitúa a partir de 1923 cuando

62 83

K. Haushofer y E. Obst crean la «Zeitschrift für Geopolitik» (Revista de
Geopolítica).
Conviene recordar que el vacío de unos 30 años, entre mediados de
los años 40 hasta mediados de los 70, se deben precisamente al uso que
de la aplicación ideológica de la geopolítica se hizo en Alemania. (Kost,
1988)
Vaciada de su contenido ideológico, en su uso actual puede apre-
ciarse cierta clarificación formal en la diferenciación entre ambos con-
ceptos, que subyace a gran parte de las definiciones que se proponen.
Se percibe una distinción entre la geografía política como propuestas
teóricas y conceptuales, mientras que la geopolítica se la concibe como
una geografía política aplicada, desde el ámbito anglosajón, o una
geografía del conflicto, en la vertiente francesa.
Para O'Sullivan, en un planteamiento que nos recuerda en la forma
SEGUNDA PARTE
al de Kjellén, «si la política es el arte de gobernar, entonces el prefijo
«geo» implica la aplicación del conocimiento geográfico a este fin»
(O'Sullivan, 1986: 5).
LOS PROCESOS EN
B. Giblin, en la perspectiva de la revista «Hérodote», considera que
todavía se está jugando con las palabras puesto que «a ciertos geógra-
GEOGRAFÍA POLÍTICA
fos les repugna hablar de geopolítica y emplean el término geografía
política que ellos juzgan más «limpio» («propre»), más científico; para
nosotros, es sobre todo más 'académico' y no recubre los mismos
campos, puesto que hablar de geografía política permite mantenerse
alejado de los conflictos, de las guerras, de los embrollos geo-políticos,
de todo aquello que obüga a la geografía a dejar su posición de Sirius
para s'approcher de la mélée.» (Giblin, 1985; 287)
Genéricamente podemos considerar a la geopolítica como ámbito
de la geografía para el estudio político, en sentido amplio, del territorio
en su concreción espacial y temporal. Para afrontar el peligro idiográfi-
co que puede aquejar a la geopolítica, le correspondería la geografía
política aportar los fundamentos teóricos, basados en la existencia de
unos procesos político-territoriales generales, que permitiesen aplicar-
los al análisis o intervención adaptada a cada circunstancia.

84

4
El ámbito funcional
en geografía política.
Del Estado a lo local

Desde 1897, en que Friedrich Ratzel publica la obra Politische Geo-
graphie (Geografía Política), como una «geografía de los estados, d e l
comercio y de la guerra», la geografía pasa a disponer de una nueva
rama, que tomará como centro de su interés al Estado y las relaciones
espaciales de poder.
Con diversa fortuna, la geografía política hará girar sus análisis en
torno del Estado, es decir, tomará como eje de lo político la política del
Estado. Tendremos que esperar al renacimiento de la geografía políti-
ca, ya pasada la Segunda Guerra Mundial, a medida que se vayan
superando los recelos provocados por la utilización y manipulación de
las ideas ratzelianas por parte del nacismo alemán (donde destaca la
controvertida figura de Haushofer y la revista «Zeitschríñ für Geopoli-
tik»), para que lo político se abra hacia otras escalas y otros temas. Se
irá asumiendo como campo de lo político en geografía todas aquellas
relaciones sociales de dominio, control y gestión que adoptan una
forma pública, con sus secuelas de conflicto, y en las cuales el espacio-
territorio se halle presente como ámbito esencial de estas relaciones.
Es en este contexto que P. J. Taylor halla una buena justificación en
la obra de I . Wallerstein para introducir su división de la geografía
política a tres escalas: el sistema-mundo, el Estado-nación y el ámbito
de poder local (Taylor, 1982; 1984 y sobre todo 1985). Con anterioridad,
y sin asumir una concepción interpretativa en esta división como la que

87

así como factor que puede incidir en ellas. El Estado y las relaciones espaciales de poder que no es tarea fácil. toda la superficie terrestre es ocupada por la suma de todos los estados como unidades geopolíticas autónomas El Estado. como Estado-aparato y como Estado-terri- estricto. y por ello ha dado lugar a una ingente bibliografía y a hacia el interior y hacia el exterior del territorio que comprende. siguiendo a Wallerstein. mas escalas clásicas en ciertas obras precedentes de geografía política. como ámbito fundamental de la superficie y límites geográficos del Estado —aquello representado so- articulación política de la sociedad. comporta un alto grado de subordinación de lo estatal. como gestor político de los intereses ha de permitirnos una mejor comprensión de la interrelación territorio- económicos estatales. La ambigüedad del concepto de Estado básicas. tanto la la de ámbito global internacional formando el sistema-mundo. con aparente ambigüedad. por ello. y formalmente autónoma respecto al exterior. Muir interesa analizar aquellas enmarcadas en los límites territoriales de lo (1975). pero dado que la superficie no agota su efectos sobre las escalas de ámbito inferior. ya que es Estado no debe considerarse una concesión a la geografía política fácil caer en la cuenta de que. que distingamos las formas más mental de gestión política se sitúa al nivel del Estado. y desde la que se proyectan sus bre los mapas políticos—. en todo su volumen accesible al hom- A l tomar las relaciones de poder-gestión como base de la articula. como la dimensión social de las actuaciones que el hombre y la ción política de la sociedad. clásica. en la ambigüedad calculada de su uso. genealógico. 1987). En el planteamiento que seguiremos asumimos esta división. que el proceso progresivo de intemacionalización que su significado vulgar permitía la mínima comprensión para su uso. se quiere ciertos aspectos de su concepción. pero también por ejem. 1980). en la convicción de plo a Palloix (1973). el tema del Estado ha sido uno de los se agotan en él. al tiempo que se articula en dimensión geográfica. ya que ello un territorio y de una sociedad. se observa cómo los centros de poder más sociedad han efectuado en él. ya que han sido distintos los significados que se Pero ello no es contradictorio con aceptar que la unidad básica funda. torio. una unidad básica con poder sobre el interior. sino que en su práctica se alarga en ambas direcciones. Conviene. a las relaciones económicas internacionales. alianzas o conflictos con los otros estados. bre. ciones sociedad-políticas. ambigua del concepto. parece conveniente tomar co. De ello se derivarán unas relaciones espaciales de poder. en cuanto mo punto de partida la escala estatal. no es autónoma. económico a escala mundial. El Estado —cada Estado— es. de las que como pueden ser las de Johnston (1973. componente física del territorio. Cuanto menos podemos distinguir cuatro significados: como Estado- Por su parte nos atreveríamos a decir que la escala local. le han otorgado. más vivos. sino que es una forma de articulación de lo estatal. de lo local. ya habían sido utilizadas estas tres mis. papel del espacio-territorio. pero Al calificar. por lo 4. Así. aun cuando debemos asumir que las relaciones políticas no Desde la antigüedad clásica. Cox (1979) o Short (1982). el ámbito físico d e l Estado estableciendo un cambio en el orden de su presentación analítica y en bajo la expresión espacio-territorio que venimos usando. venimos considerando que la geografía política se interesa por el 89 88 . A nadie sorprende el uso de la palabra Estado. sino reconocer que aquel énfasis primero no fue una elección podemos encontrar fácilmente una carga ideológica interesada. innumerables controversias que la historia de la teoría del Estado tiene por finalidad estudiar (Truyol. como Estado-poder. Es por ello que elegimos el De las diversas perspectivas desde las que interesa analizar lo polí. arbitraria. De hecho. a lo largo de la historia como proceso consolidados y articulados en la actualidad se concentran en el Estado. en sentido nación. camino de poner el énfasis en matizar sus diversas aplicaciones funcio- tico. Bergman (1975). proponer definiciones unívocas que sean aceptadas por todos. 1975. como gestor de importantes de aplicación que recibe el concepto Estado. y como interlocutor socio-territorial con el poder sociedad en el ámbito de la geografía política. González Casanova. que ha dado en denominarse Estado. resaltar su doble componente de relación social: territorio. hasta el momento del análisis.1. por no decir imposible. y Pero la lectura de las líneas anteriores nos ha mostrado una aplicación también de lo empresarial. por tanto. hasta aquí Puede aceptarse. A l mismo tiempo. Es por ello que en cada caso que aparezca la palabra Estado debe- Iniciar la vertiente territorial del análisis en geografía política por el mos preguntarnos cuál es el sentido con el que se la aplica. Desde el Estado se domina y gestiona el territorio estatal. la hemos venido utilizando sin definición previa. así como desde él se establecen los vínculos. como soporte y ámbito físico de las rela- ofrecen Wallerstein a Taylor. el concepto espacio quiere abarcar.

como d& relación ples tensiones o contradicciones a que individualmente nos hallamos con el medio. lo social comportará una diversidad interna del Estado en todos los Ello permite distinguir y diferenciar a cada sociedad. de unos mecanismos de legitimación del proceso de instituciones adecuadas. polí. con la esperanza de que se mantenga y perviva el mayor sometidos. En el interior de todas y cada una se observa: la existencia de un tica. como la propia humanidad. refleja la síntesis de todos los influjos. siendo esa su función social. Y. A l tiempo que. diencia. ya que. aún cuando no se produzca desplaza- toda sociedad. como se ha señalado. de una estructura de reproducción. como de las normas. o mecanismos de control y castigo de las transgresiones sociales. hasta conseguir establecer una vinculación estable con el territorio. En mayor o menor grado. tanto de articulación entre sus individuos. tanto del intereses dominantes en su seno. Paralelamente. en el espacio y ámbitos de la vida social. o debe hacerse. De ahí la importancia de como sobre la tendencia a la estabilidad respecto a un territorio. éste comporta la necesi. del cual obtener los recursos necesa- Estado representa alguna forma de relación social de poder entre los rios. Para conseguirlo se dotará de ción territorial. evolucionando miembros de una colectividad. en cuanto ocupación del territorio. asimilación e interiorización de aquello que puede propia sociedad. así poder reunir grupos sociales de unas dimensiones muy superiores a como las formas de dominio y de apropiación de la base territorial. de ahí también. dad de concretarse sobre un territorio y de apropiarse de su espacio. para que éstas puedan darse es necesa. es la tarea que se asigna el Estado. lenguaje común. ritos a seguir. miento territorial del grupo humano. estables. El E s t a d o . bien sea por evolución propia. en su proceso Ello permitirá formular ciertas distinciones entre conceptos controverti- de reproducción. bien gado de conseguirlo. siendo. en sus múltiples acepciones. A partir de formas primitivas de organización social se fueron esta- bleciendo progresivamente formas de convivencia que facilitaron los El papel del Estado procesos de trabajo y de reproducción. si bien el poner de un espacio-territorio. jurídico. así como en las concreciones de los social. el desarrollo de su capacidad de acumular permitirá además. La imagen de grupos sociales es tan antigua más útil a un planeamiento en geografía política. país. que se diferencian por el vinculo social predominante en el mantenimiento de sus parámetros como sociedad. de una jerarquización social y de unas normas de obe- Dominar. La pervivencia relativa de estabilidad espacio-temporal da lugar a 4. de unos valores. requisitos mínimos estructurales. De ahí las múlti. camino que creemos potencialmente creciente. así como de unos No debemos olvidar que todos los factores sociales pasan a través. ideológica. sumamente importante conocer su extensión y sus límites. persiguiendo los objetivos marcados por los apropiación diferencial. aunque difieran en su forma concreta. de unos mecanismos de transmisión. rio. sea bajo el contacto. la influencia o la subordinación respecto a otras sociedades. cambia con ello la mos de aprendizaje. pero siempre en el tiempo. una sociedad se configura sobre la doble base los comportamientos y actitudes en el interior de la sociedad. üngüístico. y a lo de relación estable y homogénea-jerárquica entre sus miembros. y En el transcurso del tiempo. religioso o étnico-racial. conocimiento. y sobre el cual establecer sus relaciones sociales. más que no en buscar su definición estricta. se concretan y son vividos. mejor dicho. normas. quien. el hombre. Se constata que todas las sociedades que han existido cumplen unos De igual forma que lo territorial se caracteriza por su heterogeneidad. el conjunto de estas relaciones La institución del Estado. pautas y valores. mos que posibilitasen su apropiación social desigual. esa propia capacidad de acumulación hizo aparecer mecanis- Cualquiera que sea la definición de Estado. de unas formas de disposi- nar. como en todo proceso social. sociales estables tiende a cambiar. los procesos de sociabilización o culturización que todo grupo social. Como sucede con tantas otras especies. por cada individuo. así largo de todo el territorio por ella controlado. haciéndola evolucio. Se trata de conseguir la máxima homogeneización de Consiguientemente. será la encar. 90 91 . Para garantizar su pervivencia deben dis- Aun así. una base espacial-territorial. nales. va formando grupos con una dinámica demográfica dos como Estado. lapso de tiempo posible.2. presentes. si éstas cambian. en Ello significa que toda sociedad se caracteriza por unas formas cada actuación.n a c i ó n : i d e o l o g í a e intereses unos tipos de relación básicos. encontraremos diferencias en las instancias económica. las de cualquier otra especie. que la sociedad establezca los mecanis. nación. diseña y aplica. pautas de comportamiento y cultural. etnia o raza. lo esencial en nuestro caso es constatar que. controlar y gestionar a la sociedad. pueblo.

reconocido y asumi. nos hallaremos ante la idea de pueblo.Ello ha permitido que pudiesen crearse y continuidad social. Esta difusión e interrelación complica el proceso y ambigüedad conceptual. poder sobre todos los ámbitos de decisión en el interior de los límites deración las raíces sociales. pendiente de la voluntad de los individuos. se siente portadora de un legado histórico. o fraccio- más o menos grandes. enfrentada al crecimiento demográfico. entonces pervivirá como fue haciendo progresivamente limitado el espacio disponible. Por este proceso van surgiendo los distintos modelos de com- ocupa. configurando culturas territorialmente diferenciadas. respecto a otros grupos territoriales—. se desplazan por la superficie terrestre. lo que termina por constituir culturas con personalidad territorial propia. o cuanto menos no modelar cada aspecto de la vida social. Estado implica la soberanía territorial. En sentido contrario puede suceder que se haya fraccionado en dos. en otros desaparición de signados como país. caso del pueblo judío o el pueblo palestino.. así como la cultura en general. Se trata de un conjunto social cerrado. Aquí lo relevante es lo cultural-territorial. Diversos procesos históricos pueden llevar al mantenimiento de portamiento para cada uno de los ámbitos de la vida social. que una cultura territorialmente enraizada. pero manteniendo una refuerza un doble proceso de homogeneización intraterritorial y de vinculación a un origen histórico en combinación con elementos reli- divergencia interterritorial. puede hacer difícil reconocer una etnia o una raza pura sobre un Insistamos en el hecho de que los avatares de la vida pueden hacer territorio. rio. se trata- sino simplemente la constatación de una externalidad biológica. En este sentido. Si coinciden dominio territorial y conciencia socio-cultural. aún cuando se social de producción. al irse creando e imponiendo normas so. con tendencia a la autoreproducción como conjunto hallaremos ante la figura del Estado. durante periodos durables de que implique necesariamente un dominio sobre el territorio que se tiempo. como Si el origen común responde al hecho biológico. cultura común. reforzándose la idea de territorialidad en Cuando el vínculo social predominante deriva del proceso genéti. por ser descendientes de un origen común. pueblo. inde- rá del Estado-nación. sin estables de comportamiento y actuación. giosos o raciales. En fronterizos. asumida sobre la base de una conciencia social de existir gran diversidad en el tiempo y en el espacio. aun cuando esta expresión adolece de una gran alguna de ellas. estableciendo unas fronteras. Si mantiene la conciencia de unidad cultural y si reproducción de la sociedad. nos co-reproductivo. el doble proceso de defensa del territorio y de la cultura común. El modo la conciencia de pertenencia a una cultura territorial. Conceptos controvertidos: Del Estado a la raza Cuando se haga posible la apropiación del territorio que se ocupa. La modelación socio-territorial La idea de nación deriva de la vinculación social que se crea por la pertenencia a un mismo territorio. ciales dentro de cada unidad espacial. sociedades del entorno. independiente del origen biológico. según unas formas coherentes y situado en primer plano. haya perdido La necesidad de disponer de un espacio-territorio que garantice la el dominio territorial. La división varios estados-territorio. territorio. en algunos casos se producen mezclas y uniones. Sobre la base de estas unidades territoriales se imponen los nada por fronteras que la hacen pertenecer a diversos estados-territo- mecanismos de homogeneización-jerarquización social antes apunta. a través de la cual se adquiere una Lo que se consideran normas y valores superan el ámbito instintivo. generan- nación. país. del que se deriva la división de la superficie terrestre. nación. do un proceso de apropiación y de exclusividad de uso sobre parcelas estando integrada en un Estado territorialmente más amplio. el de relaciones económicas o de organización haya producido la pérdida de control político d e l territorio que le dio política. este caso no tiene porque existir una conciencia de continuidad social. se vayan fijando unos límites territoriales y concepto de significación muy específica para la geografía política. siendo el vinculo el do. Ha sido así posible origen común. aun habiendo perdido el poder y el dominio sobre el territorio. En el interior de un social. y se vaya acentuando la necesidad de defenderlo de los grupos o Estado. Se tratara de aquel autónomo en sus decisiones y en sus acciones. 92 93 . no hallaremos ante las etnias o las razas. que dispone de un conjunto de individuos que se reconocen formando parte de un grupo territorio que le pertenece y que debe defender. etnias y pueblos. como la nación árabe. En el transcurso del tiempo Estas unidades de vinculación territorio-sociedad también son de- las razas. Estado pueden incluso coexistir diversas culturas. o la lengua —propia para cada grupo territorial y distinta origen. probablemente habiendo configurado un Estado-territorio o un embrión de Estado. etnia o raza representan palabras. Esta relación se asienta sobre una fuerte vinculación de al ser un producto social. sin tomar en consi.

interrogación y de las religiones como respuesta dogmática. Igual que sucede con las creencias y imprescindible. en su versión occidental-euro- duos. normal. a la obediencia. Es decir. ya que (poder imponer obediencia a los otros). ciones de los reformadores del catolicismo. 1980). disponemos de la base para el diseño sabemos. dispone del poder suficiente como para imponerse en el marco de las dos respecto al resto. pea. Es por ello que a la posible «legitimidad torio. Por con las respuestas al sentido de la vida —ámbito de la filosofía como ejemplo. La identidad nacional y el nacionalismo cambio de límites implicase un desplazamiento paralelo de los indivi. y por distintas sociedades en el espacio y en el tiempo. no son permanentes. su repercusión en la remodelación de los límites y de la división políti- rencias ideológicas derivadas del origen étnico o racial. pueden coexistir cierta diversidad de creencias religiosas. bajo la forma de estados-terri. pero en cambio asumir diferencias lingüísticas. mediante la incorporación de una moneda caso. hicieron apari- hispano-americana. o la moneda. ción territorial solamente podrá -materializarse si se posee el poder tado en los mapas políticos d e l mundo. Con el paso a la sociedad mente. límites fronterizos. territorial significativa. las entonces llamadas lenguas vulgares. como unidades geopolíticas. es un proceso de diferenciación lingüística (abandono d e l latín dolos por individuos pertenecientes a la sociedad que pasa a ocupar. ya que el juego político de dominio y cambio de relación de fuerzas o económicas. En la mayoría de los casos el proceso ha conlle. todos ellos Lo que es cierto es que la homogeneización será más necesaria. Así varias sociedades pueden participar de las mismas creen. debe tomar siempre como única base el mismo territorio comportamiento económico. a la nación. o el conjunto de creencias. en cambio. ca del mismo y único territorio global: el Planeta. Si a todo ello sobreponemos las dife. Cada cambio en las relaciones de fuerza territoriales tendrá jurídicos o religiosos diferentes. se apunta a una nueva forma de conquista de la zona oeste norteamericana sería un ejemplo del primer homogeneización interior. o bien si fuese factible un proceso de aculturación capaz de inte. que forma el mosaico represen. por la apropiación en unos casos. la integración cultural de tipo centralista que se da bajo los única en el interior del Estado. La homogeneidad ideológico-cultural interior sólo podría mantenerse bajo ciertas condiciones. políticas do. Bien si el Ideología y territorio. Es la base de la división terrestre en unidades relaciones de poder en ese momento. De igual forma. Es por ello. pueden diferenciarse por planteamientos limitado. culturales. va tomando conciencia de estar ante un espacio terrestre finito y limita- cias religiosas. La industrial. (Vilar. desplazando a los hasta ese momento asentados allí y sustituyén. como ámbitos territoriales delimitados. borbones franceses sería un ejemplo d e l segundo y la colonización A l llegar al punto álgido de la revolución burguesa. de cada nueva unidad político-territorial surgida a partir de la des- grar plenamente a los nuevos habitantes incorporados a los nuevos membración del imperio romano. sino que han sido profundamente cambiantes sobre un espacio terrestre finito. o son modelados en cada sociedad. bito de la vida da origen a una multiplicidad de características. vemos esboza. con un fuerte componente de mestizaje pero bajo ción las ideas nacionalistas que tomaron. al igual que las obligaciones militares. sociedades bajo un mismo modelo de territoriales. a través del mercantilismo. están presentes a lo largo de la historia. suficiente para imponerla. como unidad socio-político- el dominio de la cultura española. El nacimiento d e l mundo moderno. caracterizada como una unidad de 94 95 . remodelaciones. Cuando las diferencias en los modelos económicos. jurídicos. ya que sólo por este procedi- el proceso histórico nos muestra que los límites territorial de un Estado miento se obliga al acatamiento. Ello se refleja en u n do el campo complejo de variabilidad sobre el cual se diferencian las permanente proceso de luchas. que la justificación ideológica de apropiación o de segrega- de la división del espacio terrestre en ámbitos socialmente tendentes a ción sólo alcanzará sus objetivos. pero. y más a medida que se propia. del tercero. religiosos o raciales se concretan en explicación de los cambios en los estados-territorio. La institución religiosa. en algunos aspectos de la vida social que en otros. por ejemplo. los habitantes. bajo la dominancia del que pasa a ocupar el territorio. En diversas situaciones históricas se han ensayado abandona lentamente el uso de un lenguaje único para irse adaptando a ambos procedimientos. lin. políticos. ideológica» se le contrapone en la práctica la «legitimidad de la fuerza» La homogeneidad de un Estado-territorio es sólo aparente. cualquier reivindica- sociales. tiende a ser común la normativa jurídica para todos La combinación de las múltiples respuestas posibles para cada ám. divisiones y reagrupamientos diversifi- las cuales cada sociedad establece aquellas que configurarán su cultura cados. siendo esta una de las aporta- vado una síntesis de ambos modelos culturales. aun cuando. las normas jurídicas y legales. como lengua unificadora) ahondando en un proceso de personalización los. la segregación en otros. si el grupo social que la defiende la homogeneidad-jerarquización interior y al mismo tiempo diversifica. entre Cambios. Sólo la dinámica de las relaciones de poder sobre el territorio dará güísticos.

Es decir. lengua. en el sentido occidental del término. y que debían ser sus- ran unidades de religión. dirá más tarde el filósofo Tónnies. para sacarse de encima. las no necesariamente se hallaban en ese momento en posesión de un numerosas cargas sociales y fiscales anteriores. enraizaría con los esfuerzos de progresiva introducción de la democra- Este aspecto romántico de los valores nacionales jugará. En unos caso expan- to a la noción francesa de voluntad general claramente expresada en sionistas. incluso sacrificarse y ante el cual. en cuanto se trata el tema nacionalista. herencia de la raza. se apoyaba en aquellos aspectos ideológico-culturales que permitiesen aglutinar el territorio. para los hombres del antiguo Régimen. Si bien es cierto que esta homoge. 1980: 167. la idea que se propugnaba era sociedad culturalmente homogénea y diferenciada. la ideología «nacionalitaria» del siglo Todo esto se mostraba en Europa en el momento en que. predica tanto entre los grupos nacionales que aspiran a la independen- llevaría a la exacerbación por su control. En relación a la revolución francesa. así como la movili- territorio lo hemos considerado como una unidad socio-política vincula- dad de los recursos humanos. 96 97 . en su lucha por imponerse sobre otros territorios. de la Según Vilar la idea de nacionalismo asume una doble posibilidad. legalidad y fraterni- neizador-diferencial en el ámbito ideológico-cultural. de dife- recientemente unificadas. una idea popular que. mientras que lo que daría sentido homogéneo- tural. dando relevancia al hecho homoge. a través de una guerra nacional. Para lo cual servía perfectamente la idea de nacionalidad.» (Vilar. Esta fórmula exaltada se mundo. puede asimilarse a las etnias que están ocupando ello lo encontramos en los planteamientos proteccionistas que reforza- territorios determinados. Si al Estado- y que posibilitase el desarrollo de la competencia. en otras vindicadoras de un territorio propio sobre el cual una especie de contrato. la idea de nación. (. en principio. Lo que en último fundamentalmente eurocéntrica de la historia y de las valoraciones extremo estaba en juego eran los intereses económicos territorializa- sociales en geografía política. siglo XIX. cultural y lingüística y los con- es posible constatar que las posiciones de clase y la idea de nación trasta con los límites territoriales sobre los cuales se extiende la homo- —o posición territorial—. distinto al de la aristocracia feudal imperante hasta este momento. pertenencia a un «pueblo» —el Volksgeist—. sobre todo en el que representaban las normas del servilismo feudal. deben desaparecer los Por otro lado.) Es den justificar su pasado y su prolongación hacia el futuro. Las ideas de nación y de nacionalidad nos remiten a una concepción como particularidad con un fuerte substrato territorial. coincidentes o no. Del contraste con los límites de los estados-territorio formulación en la noción alemana de nacionalidad. y que y no de una sociedad (Gesellschañ). a cuyo interés el individuo debe subordinarse e constitución de un Estado nacional. por ello que entre 1871 y 1914. si entendemos la nación como dos. territorio. La ideología nacio- la del cambio socio-cultural en el interior de un Estado-territorio. y aquellas un papel importante en el siglo XIX (y no sólo en Alemania) con la concepciones nacionalistas «reaccionarias» que simplemente preten- aparición de los «nacionalismos» que deificarán a la comunidad. Lo que se hace evidente. la progresiva competencia por el territorio en un intereses de grupo y los intereses de clase. cia política que se halla en la base de la revolución francesa. ya que no correspondía en absolu- ye las formulaciones reivindicativas nacionalistas. De hecho. La nueva idea nacional se ligará a la libertad. Aún cuando no hayan dado lugar a la forma- ban la idea del mercado nacional. viéndose como un camino cia —es decir. entendiéndose con plo. los Países Bajos protestantes se alzaron contra un poder que consi- ello una doctrina que considera la nación como el hecho fundamental y deraban extranjero. se constru- ces las obras de Herder y de Fichte. conservadores. diferencial a la idea de nación sería el hecho territorial. es la tensión entre posición social y posición territorial a que se ven Así pues. cual la burguesía ascendente intentaría imponer un nuevo modelo cul- tendiendo a reforzarlos. que exaltaron enton- establecidos en el momento considerado. para conseguir. sino por el contrario a un vago sentimiento de constituir un Estado. como propiedad intrínseca a los ción de una nación. 173) renciación.. surgidas de 1789. del que se tenía cada vez mayor conciencia de su limitación. la la finalidad suprema. ha- neidad se fraguó sobre la base de ciertas unidades territoriales. van a encontrar una distinta geneidad cultural. Un reflejo de unidad de cultura. al Estado— como entre las antiguas naciones-Estado o territorializador la potenciación de la idea de particularidad. de la historia. por ejem- XIX se transforma rápidamente en «nacionalismo».. de lengua o de ancestros comu- traídos a la penetración comercial desde otros territorios. prescindiéndose dad. en el nalista pondría precisamente el énfasis en los aspectos diferenciales. será sospechosa para los de la posesión o no de un territorio. Desde el primer momento de su formulación individuales en su vertiente ideológica. por otra parte. éstas bría sido una lucha social para la supresión. el nacionalismo pone el énfasis en los aspectos sociales e sometidos los individuos. fundamento de una «comunidad» (Gemeinschafí) La ligada a la superación de la sociedad aristocrática feudal. desligándolos de la fijación territorial da y dominadora sobre un territorio. de ideología. como dice Vilar. si que configu- agentes operantes dentro del propio territorio.

p o r tanto. Se puede estar de acuerdo en que uno de los objetivos fundamenta- les de la sociedad debería ser el buscar la mejores condiciones de vida Desde antiguo. sociedad. o nación. Este nacionalismo pretendería superar las dife- rencias históricas. creando una conciencia nacional sobre las bases de la nueva unidad territorial que permitiesen aglutinar esfuerzos frente al colonizador. do. es en función de ellos que la política. culturas o et- ma forma que. llevará a una exacerba- cimiento y experiencia permita prever los acontecimientos y corregir ción de los nacionalismos en el momento en que. llevaron a constituir ámbitos de origen biológico y antropológico común. entendi- cionales. una vez constituidos y problemas y defectos pasados. la nación y las áreas de mercado al futuro. seres vivos. a veces. A l apuntar que vivir «del» o en «el» pasado aparece como un pro- nente reaccionario de defensa de privilegios interiores y . para Con las líneas anteriores disponemos de una primera aproximación ello. 1974). Pero si una cosa podemos aprender de la pronto con más brutalidad en el reparto comercial y colonial del mun- propia experiencia histórica es que esto no es así. las rivalidades se manifiestan de mismos errores dos veces. Myrdal (1960) consideraba que el nacionalismo en el interior de los países desarrollados era un compo. tanto en su interior. querer aplicar el concepto de nación a ciertos nias contrapuestas. el proceso de internacionalización vino ligado a la en el presente y para el futuro. el colonizador había reunido pueblos. 1980: 173. así como las condi- ca. con una fuerte ciones en que se articularon dichos estados. y como aglutinante de una conciencia nacional-territorial deberá hacerse referencia en nuestros actos de futuro. a vivir «del» o en «el» pasado. prescindiendo de las necesidades presentes y de futuro de los dominio exterior y asumir una personalidad propia. p o r la que un doble sentido: como aglutinante frente a los agentes dominadores habrá que luchar —y morir si es preciso—. con la finalidad de provocar un debilitamiento real conglomerados socio-territoriales puede representar una extrapola. Ello debe permitirnos adentrarnos algo más en el Estado-territorio y comprobar el papel económico de sus límites. es el fenómeno del imperialismo. nacionalismo. se quiere reflejar el peligro de que el pasado se nos imponga ligado esencialmente a las clases medias y a una cierta intelectualidad. Vivir en «el» 99 98 . conscientemente. Por lo tanto. reduccionismo eurocéntrico de una problemática universal. el recurso al nacio. como hecho histórico y. del poder emancipador y que prolongase la dependencia postcolonial ción interesada para justificaciones demagógicas.nes. debería plantearse el presente y el futuro. cono- ción universal de un espacio finito y limitado. sobre la base de contradic- componente territorial. de forma tal que evite cometer los saturados los mercados nacionales. Remond. se ensayó potenciar los mercados interiores como mercados na- a ciertos conceptos básicos para la geografía política: Estado. Poder conocer el pasado es tos y convulsiones que tendrán lugar durante este periodo. En los años 60 G. proclamado y bautizado por los teóricos de la expansión. Esta característica específica importantes en la propia configuración de los conceptos de Estado y de del ser humano le lleva. blema. sino. y a la que constantemente extranjeros. respecto a la metrópoli. relacionada con un ciones étnicas. La constata- interesante en la medida en que acumular y analizar información. La visión geopolítica de la realidad actual nos hace ver cómo do como ámbito político-territorial. reconocer a una colectividad en ausencia de vínculos territoriales (pue- blo judío o gitanos). y se intente proyectarlo sobre el futuro por sí mis- Mientras que en los países emergentes. así como la idea de pueblo. Memoria histórica y realidad social A lo largo de los siglos XIX y XX el papel del mercado adquiere una Uno de los que podría considerarse problemas de la especie huma- dimensión político-territorial efectiva. En este proceso se recurrió al intento de empezar por arbi- trar los nuevos espacios estatales como unidades económicas y. que sirve normalmente para elevada conflictividad. como ideología políti- la fuerza de los hechos psicológicos en la sociedad. De la mis. en cuanto gestión de la La pérdida de peso en el dominio colonial europeo y su relación propia sociedad. Si lo que realmente nos interesa es e l ser humano y la y como lugares de ventas y difusión de bienes o servicios. en cuanto dinamizadores de los conflic- das veces. por cuanto e l pasado ya no puede extensión de los mercados. aprendien- con el espacio económico como mercado hará aparecer una nueva idea do del pasado de nacionalismo. religiosas y culturales. así como la configuración de unos vínculos de unión frente El Estado. Vivir del pasado significa querer imponer alguna de las nalismo era visto y practicado como una estrategia anticolonialista en etapas de la historicidad del territorio como «la verdad». habitualmente. siendo una de las causas más na es su capacidad de memoria histórica. como lugares de compra o abastecimientos modificarse. que querían liberarse d e l mo. (Vilar. sobre el presente. así como de su práctica. no sólo a aprender del pasado. como fronterizos. demasia- nación. restringir el análisis del nacionalismo puede ser un enfrentada en muchos casos a unas unidades territoriales en las que.

va a usarse la memo. y están dispuestos. quién la descubrió. el Estado como instancia superior independiente no que se considera su descubridor era de un lugar u otro. configurarse y consolidarse como unidad cultural-territorial. si se descubrió o se encontraron dos culturas. políticas e ideológicas por las que se guiará mas actuales. La idea del Estado como instancia superior a los individuos preten- no se dudará incluso en exponer las vidas de seres humanos por de concretar concepciones unidimensionales de lo político. 100 101 . pasado significa querer mantener formas de hacer y de comportarse. sino cómo podrá alcanzarse el bienestar. aun cuando formado por los individuos que se si de ello va a derivarse un mejor bienestar y calidad de vida o no. de hecho. quedarán reuni- significa perder algo. van a acentuarse. y no para buscar y aplicar soluciones. de poder. al tiempo que. tema del Estado haya absorbido una importante parte del discurso pretación el criterio de análisis geopolítico en términos de relaciones social. por otra históricamente también injusta. pequeñas disparidades o divergencias internas. sociedad abarca. imponer sus criterios. en un cultivo desmesurado de su recuerdo. de forma tal que llegue a Por ejemplo. pero será necesaria y cos» (por no decir como «cobayas históricas»). por cuanto en ellas quedan aglutinadas todas las facetas por las Myrdal acerca del papel de los nacionalismos en las naciones emergen. Relaciones de una extrema comple- sentido social. como rela- otros. aparece como instancia de poder de de poder injusta.lo. pero también del pensamien- misma historia. a su recuerdo y a su reivindica. hace de él un tema de importancia esencial para su comprensión. La personalización del Estado. Es cierto que todo cambio Si se asume que el Estado forma una unidad social. como seres humanos—. preguntar. 4.3. a partir de algo que sucedió en otra época y que hicieron otros como en su funcionamiento. 1990: 69). Lo importante no es saber o discutir si los españoles fueron superior visible toma cuerpo como Estado-poder. para enfrentar los unos a los los grupos con capacidad para imponerse sobre los demás. al reflejar las ideas del grupo o ha de servir para impedir la colaboración. allí desde donde se impondrán sobre el conjunto de la socie- Si recurrir al pasado ha de ayudar a corregir y superar los proble. desequilibrios o injusticias o.complejidad de todas las relaciones sociales que una que espera ganarse aventaja a lo que perderemos. la multiplicidad de relaciones de fuerza entre los individuos que lo mas sociales vitales son tan graves. Si ciones sociales de poder. con excesiva frecuencia. El objetivo será asumir el poder de Estado. si va a haber más libertad o más represión. manteniéndose se van a superar desigualdades. hombres—. siendo usados como «animales históri. el Estado-territorio. debería ser saber por qué en una parte de aquellas tierras los proble. pervive a las vidas individuales. y de los demás —magnificando los agravios y potenciando las diferen. la libertad y la El Estado-poder constituirá el ámbito operativo de las relaciones justicia. deja de tener las relaciones sociales imperantes. Según esta concepción pueden ser aceptadas futuro. su forma de La pregunta que puede efectuarse en cada ocasión. sino que es el reflejo de una relación de fuerzas. secuestrados por un se buscará la máxima coherencia y uniformidad social y. categoría superior a la de los individuos que lo integran. Éstas serán el resultado de la lucha por el poder ción todo el tiempo y esfuerzo que sea preciso (Nel. y aportar ideas y acciones para forman configuran una estructura de relaciones de poder. Ello contrario. El problema es que. reivindicar un nacionalismo ha de llevar a un avance social. mejor sería el olvido. los culpables. a luchar para tes. de las ideas y de la conciencia de los otros. No es de extrañar que el defienden tales concepciones o situaciones. ni de su lógico y de lo cultural. es sobre cuáles son los objetivos reales de aquellos que to. por el más allá de los cambios en la composición poblacional interna. y sobre sus peligros. Es decir. pero lo que realmente cabe preguntarse es si lo das en él la . ahora y para el futuro. si el Pero. El Estado-poder: El Estado con independencia de sus defectos y limitaciones. Pero si sólo ha de servir para sustituir una estructura Estado. hágase y como razón que justifica la imposición sobre el conjunto social. mente. aplicando para su inter. lo sitúa como una instancia de gran relevancia social. por el sólo hecho de que así lo hacían nuestros antepasados. Si sólo que constantemente se libra en su seno. las mínimas disparidades de criterios. si habitan su territorio. cuales los individuos son capaces. de lo ideo- defender «un» pasado —sin preocuparse de su presente. consiguiente- pasado que algunos defienden. desde esta perspectiva. En este sentido. Cabe recordar en este punto las anteriores palabras de jidad. recurriendo a la apropiarse del espacio y del excedente. Lo importante existe. y su imposición sobre los agentes ria histórica para recordar aquello del pasado que nos aleja y separa individuales. cuyo vértice superarlos. posibilita que el Estado llegue a ser personalizado como un ente de etcétera. El Estado. lo importante no es cuándo se descubrió América. dediquemos a su estudio. así cias. El lúchese por ello. políticas. dad las ideas económicas. su forma de pensar y de actuar.

para garantizar la ética de las actuaciones futuras. y lo que es más importante econó- sus objetivos y las concepciones que deben prevalecer y cuáles deben mico— si debe efectuarse en una sociedad internacional competitiva. actuación. los económicos o alguno pretendan evitar el que se repita la situación que motivó el golpe de los múltiples factores ideológicos. El Estado como poder —el Estado sustantivo—. como para las los aspectos internos. como garantes de su soberanía y En cuanto las razones de Estado dispongan de vigencia social.El poder del Estado y la razón de Estado haciéndose cargo de él con la intención de asumir la gestión del poder político. dientes. quién lo sobre las bases del autoritarismo y la represión física. quién determina aparato de Estado —político. o argu- Por otro lado. pasa por la apropiación del espacio en el cual quiere imponer- torio del Estado como Estado-territorio. El ser eliminadas o perseguidas. en cuanto pretenda extenderse sobre toda una co- Para instaurar y mantener el poder de Estado todas las sociedades lectividad geopolítica como imposición del poder de un grupo sobre el se dotan de algún instrumento de imposición física sobre los indivi. se la ligará a criterios de orden ideológico o ción incuestionable de las decisiones y de las actuaciones adoptadas. políticos de la sociedad civil. tas sobre el territorio de otros estados. se dicho poder. y no desea verse marginado. ético: bien sean referidos al territorio. resto. defendiéndolo frente a su de. Conseguirlo implicará alguna forma de dominio del espacio. cada uno de los cuales puede empeo- privilegiado. o guerra «civil». La justificación de esta como poder de Estado. para garantizar la gestión económica del Estado. si quiere permane. relación con los otros estados. cruenta. previo dominio del territorio estatal). ello. cada unidad. negociación o conflicto interestatal. Pero también servirá como ejecutor de las ansias expansionis. Por duos. si los políticos. Ello cuando este fracaso no conlleve un encadenamien- fin de cuentas. En esta situación de incapacidad para im- poner un poder militar se acostumbrará a recurrir a la intervención externa. cómo tiene lugar esta apropiación y control. su legitimación. para mantener una estructura de poder que ha quedado cues- individuo deberá acatarlas y subordinarse a ellas. y en nombre de la cual se Si el golpe de Estado fracasa parcialmente puede derivar en guerra establecen las relaciones con los otras sociedades. En términos territoriales interesa destacar la organización militar concepciones sociales distintas. mina guerras civiles (lucha entre grupos sociales dentro de un estado ta. en la articulación del Estado. 102 103 . interior. o cómo se deciden y establecen las altamente probable fracaso de su gestión civil llevará a tener que razones de Estado. e ner orden sobre una situación social por ellos considerada «anárquica» incluso perseguido y castigado. social. con toda probabili- do. tienen importancia por cuanto. Se convierte así en la unidad de acuer. por procedimientos como el golpe de Estado. Esta lucha derivará en guerra por el territorio cuando sintegración territorial. aquellas que comúnmente se las deno- El conflicto militar puede asumir una forma violenta. permite imponerse sobre cada uno se hallen sólo parcialmente vinculados a él. como instancia social en nombre de la cual se ejerce el rar la situación anterior. la concreción de la lucha entre los poderes correspondientes a das. a militar anterior. es esta vertiente del Estado la que ocupa el ámbito más to de pronunciamientos militares. será la encargada de la defensa del terri. y gestionar un controla. específicamente. Conflicto e intervención militar Podemos también observar el problema en términos de relaciones sociales de poder. poder de Estado sobre los individuos. sea por causas interiores o por agresiones ex. aun cuando superior respecto a los individuos. En estas circunstancias debe existir algún grado de conniven- Lograda la aceptación social del Estado como instancia autónoma y cia con el poder económico o con alguna de sus fracciones. guerras interiores a un Estado. Mediante el golpe de para imponer su dominio socio-político imposible de alcanzar sin el Estado el poder militar pretende asumir el poder político del Estado. es mediante el poder de Estado que se establece la mentos similares. pasado un periodo de tiempo más o menos largo. Son las que genéricamente pueden denominarse fuerzas arma. dad hará patente la contradicción entre gestionar un aparato militar El problema se centra en quién se apropia del Estado. tionada. o conflictiva. Los militares se autootorgan un poder delegado que. y servirse de la razón de Estado como justifica. Limitémonos en este capítulo a Ello es válido tanto para las guerras entre estados. pero no cruen. Lo que no siempre ocurre ni se hace de Las diversas concepciones sobre cuáles son los factores dominantes buena gana y sin imponer condiciones que. desde su perspectiva. defendidas por los bloques correspon- por cuanto. la pugna por la imposición del dominio social se plantee de forma teriores. es el ceder nuevamente el poder del Estado-administración a los agentes que engloba todas estas relaciones. para impo- cer integrado a la estructura social.

en su evolución. Según esta interpretación. de una u otra forma. alcanzando a parte del En su relación con los otros estados se producirán fenómenos seme- espacio marino. cuyo reflejo territorial territorio sobre e l que se asienta. ideológico y cultural o lingüístico. bien por la dominancia impone el Estado-poder. ideología. 1985. ello obligará a impulsar un proceso ladas desde un ámbito central. Mientras que cada unidad política territorial que. sin salirse de los límites En este sentido los estados serán las unidades geopolíticas básicas de pervivencia del Estado-territorio como tal. consecuentemente. y no como superación comunes. para la ámbito estatal. en que un poder puede imponerse sobre los demás. Esta tendencia permite interpretar. legislativo. ya que de re-historización vivida por Europa en las últimos centurias—. El Estado-territorio: Los estados monarquía absolutista y una monarquía parlamentaria. en las El término Estado también es aplicado para designar al conjunto que un grupo sea claramente dominante sobre los otros. que el absolu. En esta aplicación. como histórico que ha caracterizado al mundo europeo moderno esta tenden- reflejo de la tendencia a la dominancia de un grupo sobre el conjunto cia a la homogeneidad ha sido el objetivo esencial de todos aquellos social. puedan ser contro. obtención de objetivos sociales como causa final (Sánchez. religión. rritoriales de descentralización y autonomía. eficazmente sobre todo el ámbito territorial estatal. militares y culturales. Lo cierto es que el poso de la historia —con la fuerte absolutismo no representa la destrucción d e l feudalismo. en una escala territorial o. el torio del Estado.4. 1974b). militar. así como estableciendo una única moneda. caso de la constitución de la CEE. políticas. sistema económi- Si el Estado-territorio representa la base física sobre la que se co. En la medida en que ninguno alcance a imponerse sobre los La existencia de un Estado-territorio implica la apropiación y el demás. estableciendo los estados con las naciones. sobre el terri- del propio feudalismo (Anderson. tiende al formado p o r una sociedad que controla en todas sus dimensiones el absolutismo. uniforme y mundial—. territorios que se han constituido como estados modernos. De lo que se derivará una tendencia de acercamiento intercultural. se ha tendido a imponer unas normas que podríamos llamar «feudalismo de Estado». rio sus pautas sociales —lengua. como causa mediata. las instancias de poder tien. el conflicto armado y la guerra será el un único ejército. Ello permite entender las diferencias que se dan entre una 4. por ejemplo. a fin y efecto de tender posible de las instancias intermedias que afecten a los ámbitos jurídico. Así pues. deberá alcanzarse un alto grado de tendencia centrípeta que caracteriza la evolución de las sociedades en convivencia y aceptación intercultural. Por el contrario. Es decir. las tendencias democráticas pretenden aportar una forma de mayor rialmente concretada por los límites que definen su frontera con los equilibrio de poder. o de la aquellas concepciones que garanticen su pervivencia. cuanto menos. ideológicas. ducido un elemento muy importante en la dificultad de hacer coincidir sino la concentración en una sola mano del poder militar. jantes. las situacio- territorial del Estado permite configurar unidades territoriales de ho. etcétera. organización política—. hacia la homogeneización. entre uniformizadora en el establecimiento y actuación del mayor número todos aquellos territorios que pretendan unirse. cada uno de ellos tenderá a marcar el mayor número de dife- control social absoluto sobre un territorio. así como la difusión/imposición d e l idioma ingles. En e l proceso den hacia la concentración y el monopolio en sus actuaciones. el Estado significa será la homogeneización-jerarquizada y el centralismo. está territo. monetario. su proceso histórico. como lo trón del absolutismo monárquico. y en la existencia de otros poderes o contrapoderes que limiten esta uniformación socio- territorial. unas relaciones de poder fuertemente asimétricas. Cuando se quiera producir un acercamiento entre estados. bien por la fuerza. 1986 Es así que las relaciones de poder quedan reflejadas por el grado y 1987). mientras que la concepción rencias y a potenciar los particularismos. la problemática de la nación y d e l nacionalismo. como Estado-territorio. en la división d e l espacio terrestre mundial. a la centralización y al monopolio. siendo. nes de dominancia tenderán a imponer sobre los otros estados-territo- 'mogeneización social. Por la misma comida y bebidas típicamente norteamericanas. tea. de la música rock. ha intro- hecho no se produce un cambio en el modelo de relaciones sociales. factibles procesos te- estados-territorio circundantes. es razonable pensar que los agentes de poder psico-social de sus planteamientos —como puede ser en la actualidad tiendan a extender sobre todo el territorio sus intereses. sobre la comunidad razón. y se plan- Podemos afirmar que. a la nueva económico-mercado. En la perspectiva del Estado-territorio también aparece. se tenderá a instaurar instituciones que actuando. de la que hablábamos antes. Bajo e l pa- tismo monárquico corresponda a la fase última del feudalismo. 104 105 . o llegando a dictar una legislación uniforme para el proceso de apropiación de territorio.

cuando reivindican para sí su apropiación. por cuanto cada argu- (1897). Sabemos que es en la práctica cotidiana de las relaciones de poder La descolonización ha representado un proceso de estatalización. sin suficiente poder en toman como unidad territorial el nuevo Estado han sido. Simplemente re- de culturas. Ello no impide que un Estado-territorio pueda contro- Que en Europa cada sociedad se hayan convertido. Es lo que hemos venido denominando puede hacernos replantear el tema y llegar a nuevas soluciones. considerados como dominios o colonias. de otros estados. y continuará siendo reivindicado. de cuales han sido los ámbitos territoriales dominados por Como resumen de este apartado es importante constatar que un cada una de esas culturas. a tiempos distintos. El espacio vital de los estados ciando aquello que les es favorable e ignorando lo que les es desfavo. pueblos o estados a lo largo de la historia y Estado. presenta una solución provisional. mientras que otros sistemas insulares. con una posición de fuerza dentro de las relaciones sociales de sí una grave situación de confusión y conflicto latente. den plantear los miembros de las diversas naciones. para serlo. tal situación. que conllevan cada una formas propias de espacio pro. aun cuando no en su significación como y Canarias—. lingüísticos—. marcados esen- sólo serán tenidas en cuenta si los miembros que las defienden cuentan. un dominio absoluto —Estado soberano—. alcanzar la unidad social y una nueva base de homogeneización a la Las razones históricas aportadas pueden ser portadoras de su pro. precisa de una base territorial sobre la que ejercer de cuáles son los que han dominado cada Estado-territorio total o par. en naciones y estados. en la medida en que al rehacerse constan. por cuanto la inmensa mayoría de los territorios del Planeta como hemos presentado con anterioridad. pero sin formar una unidad esas culturas pervivan como etnias. o que en otras partes del mundo cuales se ejerce un dominio territorial. cialmente por la antigua metrópoli colonizadora. pia verdad —aun cuando es fácil que se caiga en apreciaciones subjeti- vas dado el tiempo transcurrido. la resolución del proceso de renovación generacional o de sustitución de la domina. problema territorial. que dejan como inmovilizados su impronta configurante del en un momento y lugar. en base a unas relaciones de fuerza ducido. como las Bermudas respecto a La complejidad que la re-historización representa se centra en las Gran Bretaña. como señalaba ese momento para imponerse. y las apelaciones al pasado y a cualquier reivindicación histórica rios con los que se han definido los límites fronterizos. pero que no dejan de ser colonias. o Nueva Caledonia respecto a Francia. la descontextualización. que aspira todo Estado. acor- re-historización del territorio. Un concepto clásico en geografía política. que han dejado tras a su vez. como decimos. son territorios distintas posibilidades de valoración. sin interferencias por parte cialmente. que sobre cada territorio. que con gran probabilidad puede quedar pen- ción política y/o cultural. chos casos ha derivado en pugna abierta. 106 107 . que en mu- de poder capaces de imponer obediencia a los otros contendientes. han pasado a establecerse como estados independientes. etc. Pero la imposición derivada de una relación de poder en un mo- temente la historia dentro de los mismos espacios-territorio. dado. es el de espacio vital acuñado por Ratzel ser altamente improbable. adscritos a tales estados. denostado p o r el uso rable. la reinterpre- tación a que cada lector somete los acontecimientos pasados. restando sólo pequeños enclaves como territorios colonizados. cara al conjunto de reivindicaciones en un momento que ellos y el territorio peninsular configuran una unidad cultural. se ha ido acumulando en él una multiplicidad diente o aplazado. En el caso actual de España los sistemas insulares —Baleares vante en su diferenciación. Cualquier cambio posterior de estas relaciones espacio social de cada momento. entre distintos núcleos étni- Pero ello no priva para que queden planteadas reivindicaciones que se cos o culturales —religiosos.—. es un dato hasta cierto punto irrele. se los considera parte integrante del Estado en base a utilización política. entre historia y territorio. se pue. culturas. cuanto menos pueden plantear situacio- Myrdal. por un mento no comporta necesariamente. cultural. Ello permite la pervivencia del recuerdo des con las nuevas relaciones de poder. a lo largo de la lar otros espacios. poten. cuando no imposible. con los peligros a largo plazo que ello conlleva. uno de los mecanismos en los que apoyar la consolidación para nes de conflicto permanente. etnias o El proceso de descolonización ha clarificado en gran medida esta estados que perviven. más o menos violentas. Sabemos que uno de los problemas con los que se enfrenta cada mentación o punto -de partida de la propia legitimación hace referencia individuo es la tensión a la que se ve sometido entre tiempo y espacio. donde se resuelven pragmáticamente este tipo de situaciones y dispu- introduciendo una nueva problemática como consecuencia de los crite- tas. Pero la comparación y valoración objetiva acostumbra a que de él hizo el nazismo. histórico. sobre las edad moderna. La ideas nacionalistas que consideran legítimamente insatisfechas y que.

ideológico-cultu- que deban tener lugar en el espacio-territorio. presentes en cada mo- supervivencia individual y colectiva. tanto mayor será la complejidad de los intereses históri- ser la instancia articuladora de la gestión. tenemos presente que una de las finalidades básicas de La historia de la política nos muestra que son posibles diversas toda sociedad es la de mantenerse y reproducirse. al tiempo que articulando un espacio social. en todos los sentidos. cuanto menos debe disponer de la capacidad de producir valor suficiente como para inter. busca la coherencia social. Si en su seno no se dan todos los recursos. Retomaremos la problemática poder. el territorio hace aumentar las dificultades de organización política. llamémosle. lo político. nomía en el contexto global. los problemas étnicos. la mayor canti- En la realidad cotidiana. mediante un modelo territorial de Estado. en sí mismo. el poder político no es más que un poder tea un nuevo tipo de problemáticas de gestión del territorio. tanto en su vertiente interior. Según esto. mento y circunstancia. un doble objetivo: por un lado. que encarnen Los modelos territoriales de Estado la legitimidad en la imposición de las normas. Hemos dicho que un Estado conlleva un territorio. en otras palabras. La relación entre la población y su espacio geográfico dio lugar a la El poder político tiene ante sí un doble reto. 108 109 . lo más A l tratar del Estado-poder lo considerábamos como un proceso eficazmente organizado posible. de ello se deriva como estableciendo con el exterior las relaciones que aseguren sus que un fuerte incremento demográfico puede implicar la necesidad de límites. Por otro tado. además. La organización y la gestión del Estado cambiarlo en el espacio mundial por los bienes necesarios. sean estas los nacionalismos interiores al Estado- palabra Estado debemos centrarnos en su uso como Estado-aparato o territorio. del Estado-poder. presentes en la sociedad. recursos interiores.5. lo que ha dado en que cuanta mayor sea la riqueza de experiencias. A su vez. Con cada una de ellas se preten- sario que se establezcan los mecanismos de gestión de las actividades de resolver las distintas problemáticas. La organización del Estado asume. mediante una gestión que evite el conflicto y que aglutine las diversidades ideológico-culturales Para abordar el cuarto sentido que ambiguamente se aplica a la contenidas en su seno. en beneficio de los objetivos del Esta- dinámico en el cual un conjunto de fuerzas. do-poder. pasa a poso histórico. Para ello articula los instrumentos adecuados que garanticen la ges- tión de esta responsabilidad. Si. la zarlos y gestionarlos en aras a asegurar la reproducción. reelaboración histórica a que haya visto sometido gestión del poder. Démos. gestión social y a la gestión territorial. cualquier otro tipo de conflicto de poder o de contrapoder. El Estado-aparato: La A d m i n i s t r a c i ó n del Estado dor de las diversidades interiores al Estado. ya tos que constituyen la Administración d e l Estado. pero subordinado al conjunto global de los poderes reales. En el ámbito ideológico-cultural. el poder político es el encargado de la dad de. diversidad de dimensiones en extensión territorial de los estados plan- Concebido de esta forma. nes y servicios suficientes para la reproducción de la sociedad que alberga. pautas y valores a seguir. a no ser que se den otros medios de aumen. aprovechando los contenidos y le ahora un enfoque desde la perspectiva del Estado. al tiempo que debe ser el dinamizador social o. cuando nos hemos lado debe organizar unas estructuras de gobierno encaminadas a la preguntado por los aspectos relacionados con la gestión social. para garantizar la rales. cuanto menos. La multiplicidad de objetivos presen- tes deben concretarse en unas formas visibles del poder. hará también nece. como aquella dimensión territorial mínima la supervivencia del Estado-territorio. como mínimo. ámbito del cual delegado. o incluso a su emancipación. segundo lugar debe garantizar la reproducción de la estructura de tar la producción de valor necesario. están interesadas en imponer su poder en el seno del Estado para alcanzar sus intereses y objetivos. como Administración del Es. religiosos o ideológicos en general o Estado-administración. sociedad. genealógicas. de todo co-culturales entrecruzados que aspiren a una mayor presencia y auto- el conjunto de poderes y contrapoderes de la sociedad. Primero. formas de organización de un Estado. para organi. cuanto más grande su llamarse aparato de Estado. expansionista al tratar de la guerra en el capítulo 7. como aquella parte del poder que asume la gestión de la deberían poder obtenerse los recursos físicos y la producción de bie. el coagula- 4. del cual es delegado. A ello hemos aludido en el capítulo anterior. étnico-racial. así como el flujo de intercambios necesarios para su sostén. indispensable que permita reproducir su sociedad. hacer frente a idea simple de espacio vital. En aumentar su espacio vital. económicas y territoriales. Para ello se dotará de los mecanismos e instrumen.

entre Desde la óptica de la geografía política es importante el tema del otros aspectos. 111 110 . veremos cómo el modelo adop- diseñarán las políticas educativa. sanitaria. no sólo a lo largo del tiempo. co-territoriales del Estado —centralista o centralizado. Lo que es interesante constatar es que estos modelos pueden adop- tar ciertas formas de combinación. garantizar organización del Estado. la les. confe- rán del segundo. al igual que una democracia parlamentaria. para conseguir específicas encaminadas a alcanzar cada objetivo particular. etcétera. económica. sino que éstas. regionalistas o autonomistas. será el grado de autoritarismo y centralismo con el que gobierno y gestión del espacio-territorio. el Estado-administración debe. todos ellos con infinidad de matices particulares para vos generales. mientos globales de alcance hacia los que se quiere dirigir la sociedad. la gestión y gobierno de los asuntos de Estado. rios y un largo etcétera. sino que. un primer aspecto importante a resolver se centra en el tema sociales. Situados en este ámbito po- se gobierne. la Administración del Estado debe hacer frente a sociales. se hará impo- sociales. acompañarán al articulación territorial. sino en un mismo momen- Las políticas comportan un proceso de división y especialización en to en lugares distintos. Por el contrario. sible o muy costoso mantener las relaciones sociales que se pretende. sanita. Las políticas La combinación de problemáticas históricas y territoriales ha dado lugar a la formulación de una cierta diversidad de modelos de organi. 4. L a g e s t i ó n y o r g a n i z a c i ó n militar. federal. que se consideran adecuadas al contexto de los objetivos un territorio concreto. para garantizar la estabilidad. modelos democráticos. modelos federales o siones concretas y operativas que se adoptan para alcanzar los objeti- confederales. aquella. Lo que los diferenciará. tanto los peligros de destrucción o de desarticulación interna. de las escalas de actuación. sean éstos ámbitos culturales. El espacio interior. exterior. Medidas de policía. así como gestionar el territorio. Si la política como un todo representa la formulación de los plantea- zación territorial del Estado: modelos autoritarios o bajo dictadura mili. formando unidades políticas territoriales or- al Estado. precisamente. ya que el Estado-territorio nunca adopta la les. para lo cual se servirá de políticas forma de una sola unidad territorial. Es decir. deral—. Por ejemplo. a un tiempo. pueden asumir una del territorio forma federal. tar. territo- tado representa el reflejo resultante de una relación de fuerzas sobre rial.6. Siguiendo el razonamiento hasta aquí La Administración del Estado o Administración propuesto. de castigo. cada situación. como blecimiento de estrategias de futuro. debe conjurar intereses del Estado-poder. se distinguen. con las políticas se hace referencia a las deci- los descentralizados. demos considerar la doble distinción apuntada entre la política. mode. y evitar su deterioro. modelos basados en el centralismo. cuyos límites pueden alterarse al modificarse de Estado. militares y de defensa lo ha. En cuanto organización del Estado sabemos que lo político puede Por ello el gobierno —como gestión— no implica únicamente el esta. económicos. como fue el Brasil de la dictadura militar y la de Estados Unidos o Alemania. de forma imprescindible. como concreción espacio-temporal. una mayor eficacia en su gobierno toda organización política se subdi- Dejaremos para el último capítulo el tratamiento del espacio exterior vide en diversos niveles. Para ello debe gestionar la actuación de las instituciones socia. todos aquellos ámbitos relacionados Adentrándonos en el ámbito de la organización política interior del con la satisfacción de las necesidades básicas y de las necesidades Estado. como los La significación espacial que cabe atribuir a los distintos modelos de extemos. y medidas diplomáticas. como Estado-nación. adoptar diversas formas territoriales de articulación del Estado. diferenciada de las políticas socio-territoria- el mantenimiento y la reproducción social. deben apoyarse la gestión interior y las relaciones con el exterior. como Ahora bien. un modelo autoritario. lo que sé entiende corrientemente resultado de la compleja relación entre el peso de la historia y los por políticas. en cuanto relaciones internacionales en el sistema-mundo. por corresponder a distintos mo- delos de concepción espacial. Si ésta no se pro- abarca todos los ámbitos que afectan a los individuos y a los grupos duce dentro de unos límites coherentemente aceptables. que dará lugar a diversas articulaciones políti- primer aspecto. ya que ésta corresponde a las relaciones Por consiguiente. En base a ello se Si los analizamos en cada situación. no quiere darse a entender que el espacio imponga una dinámica de su articulación. respectivamente. destrucción o e l cambio en la estructura de las relaciones de poder. educativos. de represión. La gestión interior sobre una articulación ad hoc del espacio-territorio.

y la autonomía relativa de sus funciones. Se tratará siempre de evitar ceder aquello que pueda llevar al fraccionamiento territorial del Estado o al debilitamiento de su capacidad defensiva. sin ceder parcelas esen. La diversidad de subdivisiones super. subdivide—. vivido y actuado el espacio en su dimensión política por los individuos. se subdividirá en distritos o barrios. Es por ello que aspectos como los de capítulo siguiente. tanto entre instancias. más o menos conflictivas. al que deben subordinarse estas unidades sean funcionales a los objetivos globales. en cuyo caso probable- represión—. esencia del Estado-territorio como unidad. tanto frente a otros 4. desde cada individuo. tipo militar. se procu. o más enraizadas con los Estado-territorio. el departamento. puede derivar en la fragmentación territorial. ganizadas de acuerdo con el modelo general. considerar cómo es escala local. Lo que también parece poder. incluidos los estados federados o confederados. al tiempo que procurando evitar al máximo los conflictos mente se recurra a la fuerza de las armas para su resolución. ya que son partes territoriales subordinadas a una unidad lógica en federación o la confederación. de forma tal las instancias y escalas de orden inferior. ni al Estado como unidad de Aspecto este último que conviene resaltar. como asumidos los conflictos entre su posición social y su posición territorial. local o regional. el conflicto que se aumente la eficacia en el gobierno —como gestión. o de política exterior. o cualquier otro con fines específicos. son el militar. desde su particular posición psicosocial. los superiores intereses del Estado en abstracto dan incluidas en ellas el proceso de producción de valor y de acumula- 112 113 . ya qué para otros ámbitos de gobierno. las relaciones de poder a todas las escalas —desde el sistema-mundo. étnicos o religiosos. Lo importante será que serán aducidos como principio indiscutible. se retienen en manos del Antes adentrémonos en otros aspectos relevantes del papel d e l poder central. se justificarán en una mejor efectividad funcional para cada desde e l Estado y desde las escalas funcionales en que este último se tipo de actuación de gobierno. lo cual efectúa esencialmente desde su posición a la escala local. cediéndose en contrapartida. La delimitación territorial que forma de subdivisión atenderá sobre todo a criterios histórico-políticos representan. acostumbrarán a estar en la base de global. El Estado y su papel beligerante en la p r o d u c c i ó n estados. y a p r o p i a c i ó n de excedente El Estado-poder y el Estado-administración necesitan garantizar la coherencia. debemos evitar el darles un carácter autónomo que no sas formas y denominaciones. en unidades fun. Lo que en cambio sí cionales d e l tipo de la provincia. a su vez. Por debajo de éstas acostumbra a situarse el nivel de la los individuos. que- En caso de conflicto. regiones o autonomías. cierta medida. por el otro cada individuo actúa sobre la instancia política Aun cuando puedan darse distintas formas de autonomía. Esta temática será motivo d e l esencia a la unidad del Estado.7. como absolutamente autónomas respecto al Estado. sobre otro grupo de poder. por la vía del dominio-obediencia estricta- ciales de poder. adop- rará que quede limitada a aquellas cuestiones que no afecten a la tando sus decisiones en relación con la subjetividad de cada escala. Esta estratificación territorial jerarquizada sirve a los únicos efectos cómo proyectan sus intereses sobre las distintas escalas. a las diversas escalas. según sea el modelo de Estado: estados tienen. cuanto divisiones funcionales de la escala estatal. pero sin que lleguen a afectar en socio-territorial adoptado en el Estado. o cualquier otra ofrece interés es considerar la perspectiva política del espacio desde denominación. lo que se permite son formas de delegación cierto es que las actuaciones individuales deberán ajustarse al marco de poder. la gestión administrativas. monetarios. permitan aumentar el control y la represión y. aquellos más relacionados Estado-aparato o Estado-administración sobre el espacio interior d e l con el ámbito de la vida cotidiana individual. no debe hacer en los que recoger los efectos territoriales de la historia: aspectos olvidar que se trata de escalas funcionales para el mejor gobierno nacionalistas. A l sostener que el Estado abarca todas las relaciones sociales. puestas. Su función esencial será la de disminuir los conflictos Es por ello que las escalas local y regional no serán consideradas en interiores al Estado como Estado-territorio. y cómo son político-administrativos. incluso en los modelos autoritarios-centralistas se forma de dirimir la impotencia de un grupo de poder para imponerse efectúa algún tipo de división funcional que. estas divisiones. A este nivel la espacial superior: el Estado-territorio. la cual. en su relación con el proceso económico. como entre los diversos territorios. impartir justicia. como en la defensa de su propia integridad. como territoriales. por su parte. sino en Las unidades regionales se subdividen. es decir. sí mismas. control. De no ser así. de control o de represión. Cuando en geografía política se efectúa un tratamiento a las escalas A un primer nivel de división se sitúa la escala regional bajo diver. acostumbran a establecerse otro tipo de subdivisiones que abarcan Si bien por un lado se proyectan sobre los individuos los efectos de ámbitos territoriales distintos. hechos diferenciales en cada territorio. Por consiguiente. Por ello. en mente político.

lo que significará que el jugar con las relaciones económicas territoriales a escala mundial. entre el poder de los agentes económicos y la como golpe de Estado. 1985) el modelo de jerarquía social del excedente. El mica y con la legitimación de la apropiación desigual. Si nos acercamos a otro aspecto concreto de creciente importancia. económica y social- En general. puedan aparecer como los intereses dominantes sobre el guerras mundiales. así como el grado de dependencia cia se trataría de una lucha entre fracciones del poder político y fraccio. en relación con la organización social de la producción econó. pero también de apreciación subjetiva. permite preguntarse si una política de este tipo se aplica con las relaciones sociales. al no conseguirlo o lo que es lo mismo. al como territorial. pero donde los agentes impulsores del conflicto serán cadores de una economía de aglomeración potenciada por la introduc- los agentes de poder que no quieren perder su estatus y posición ción de empresas multinacionales y la pérdida del control de la activi- 114 115 . política. de en Chile o la evolución de la revolución de los claveles portuguesa. Por ello. dad de los promotores del alzamiento militar. con lo que contienen de procedencia de los gente interesado en imponer unas nuevas relaciones sociales de pro. perar el poder político que había perdido o que veía amenazado. Aun cuan. así como de circulación y distribución. analizando con una cierta profundidad esta guerra «civil» española. y que. Por poder económico de dicha sociedad logra sus objetivos en el marco de ejemplo. hallar el punto de equilibrio entre los efectos multipli- motivaciones. que las relaciones sociales control sobre el territorio para imponer en él un modelo político re- de producción propias del modelo social pueden desarrollarse en toda compuesto. centradas y articuladas sobre la apropiación del excedente. y que sus agentes disponen de la suficiente fuerza social como es el de confundir empresa local con empresa en la localidad (lo que para intentar imponer un nuevo poder político que gobierne-gestione. latifundistas y burguesía. o poder. su magnitud. Cuando esto no se alcanza aparecerá el conflicto. la revolución rusa. del caso de la guerra interior —«civil»— española de 1936-39 sería un excedente. sea la revolución francesa. Cualquiera que sea la sociedad que anterior cuando ésta peligra. ejemplo de ruptura de la coherencia entre el poder político. de los beneficios generados. o si se actúa bajo unas premisas de no-política in- que no se da la coherencia entre poderes. represen- Ello permite afirmar que una condición necesaria indispensable tado por la República. Significa también que el Estado-administra. das con la apropiación del excedente por parte del Estado-poder. el golpe de Estado contra el Presidente Allen- situación se nos harán evidentes importantes componentes relaciona. Entre otros aspectos ello permitiría conocer cuál será el ducción. Recomponer la coherencia fue la finali- sobre la coherencia entre la instancia económica y la instancia política. del área territorialmente considerada. observamos en ella unas relaciones sociales asimétricas. de recursos que de ello se derivará. mico. nes del poder económico de la sociedad. Por donde un poder económico amenazado. las situaciones consideradas revolucionarias reflejan un mente es esencial tomar en consideración la localización de los centros conflicto incitado por los agentes de un nuevo poder económico emer. capitales. de poder y de decisión. Otra motivación sería aquella en la que espera alcanzarse el circuito espacial del valor y del excedente generado. local y de las empresas propias —al estilo de los países de nueva nes. y donde pueda efectuarse la apropiación desigual según (Sánchez. y en especial entre poder dustrial y únicamente se persigue dar ocupación a la fuerza de trabajo económico y poder político. ción y apropiación de excedente. ción no sirve a los intereses de una parte importante del poder econó- Aquí el peligro ideológico. ca social por parte de otros agentes sociales. o los conflictos de «contra revolución» como la control y articulación social. ante la emergencia de una mayor dinámi- analicemos. cuál el drenaje poder político que permita apropiarse d e l poder económico. ya que. aparece con suficiente claridad que se trata de situaciones en las industrialización—. las dos religiosos. y de pérdida de autonomía de aquella sociedad respecto al exterior. En esen. tanto social jeros tienen unas implicaciones de dependencia nada despreciables. se observa que las políticas de atracción de capitales extran- proceso económico. uno de como es la vinculación económica y productiva con el capital inter- los objetivos más importantes del poder político es la gestión eficaz del nacional. recupera la iniciativa al recu- ejemplo. de forma tal. que permitiese el mantenimiento del poder económico. Con ello podemos explicar una parte importante de todos los con- do en ciertos momentos aspectos de orden ideológico. El problema de la política económica en este punto se situaría en Las situaciones de contrarrevolución tomarán como base las mismas saber. asimétrica. se prolongó en una guerra como mecanismo de articulación política del Estado. y básicamente flictos armados. podría expresarse por la distinción en el significado entre empresa de forma adecuada a sus intereses. y los intereses del poder económico de financie- para la estabilidad y pervivencia de un modelo político se asienta ros. española y empresa en España). voluntad final de potenciar un crecimiento autóctono de una burguesía Si aplicamos estos criterios al análisis de las denominadas revolucio.

Por extensión. Recaudación. tema especialmente sensible cuando se que el funcionamiento de la sociedad precisa para reproducir su base observa desde cada punto del territorio y se plantea en términos de poblacional. proceder a su gestión. La dificultad insalvable la continuidad del modelo social. deradas como escala elemental. se intentará dar recaudación de impuestos para. regla de proporcionalidad. por ejemplo de tipo militar. definir los criterios políticos de redistribución. Pero. podría reclamar la aplicación de este mismo principio cada municipio. si la existencia y articulación de un Estado es condición para que pueda La política territorial como instrumento de concreción articularse un sistema productivo. de forma todavía más clara. ricos. para mantener su estructura productiva y para posibilitar balance de cuánto es lo que sale del territorio en forma de impuestos. ideológicamente conflictiva.dad económica local. tantes los criterios territoriales. y entre ellas la política territorial. creen aquellas infraestructuras. de equilibrio entre los recursos locales utilizados espacio global de recaudación. como se observa en 116 117 . imposibilita una política de solidaridad de capital para sus actuaciones. consi- rante. social. manipulación política partidista y el establecimiento de agravios com- parativos. Pero también tema importante en el debate sobre los dese- quilibrios y la solidaridad interterritorial. a continuación. sin que ello genere graves conflic- tos.tiempo revés. Se re- El Estado necesita participar del excedente producido en el territo. en la prácti- cómo se redistribuyen entre los diversos territorios que configuran el ca. pautas y conduc. también lo es para que la distribu. recurre a las levas de soldados recibir en proporción a lo que ha aportado. y con el que garantizar de las motivaciones electorales según la escala. cuando necesita recursos humanos para sus aplicar este criterio a cada escala significaría que cada región debe acciones. se ve en la necesidad de es decidir si existe una escala dominante sobre las otras desde la que participar en el proceso de apropiación de parte del excedente social. exigir la redistribución proporcional a lo que territo- apropia de parte del excedente producido. es el aparentemente absurdas. proporción a lo que cotiza a las diversas haciendas. Insistamos algo más en ello. lo que estudiaremos al tratar rio para financiar la propia gestión del Estado. Es evidente que esta concepción es antitética. aun cuando desde el Esta. de las relaciones de poder ción posterior pueda ser asimétrica. procurando que se Tanto en la recaudación como en la gestión son especialmente impor. y por lo tanto mantenimiento y reproducción de las mismas normas. siempre y cuando se mantenga lo esencial de las relaciones de poder y de las formas sociales en las que se apoya. actuando como un agente no neutral. Las diversas políticas concretas. que pasará a ser recurso rialmente se ha recaudado. puesto que De la misma forma. Es decir. y que se ofrezcan aquellos servicios. las familias más ricas. los que han aportado poco sólo podrán recibir en proporción a que debe recaudar una parte del excedente en aras a garantizar el este poco. también (aun cuando también puede efectuarlo a través de una mayor recauda. respuesta a las demandas y necesidades sociales. Es decir. Aplicando esta administración es y actúa como agente mediador o gestor externo. en la que cada una debería recibir en do-poder se esté interesado en dar la apariencia de que el Estado. produce aquí. una de las unidades de contribución (como puede ser la familia). servicios. así como las políti. lo más importante para el poder político. y cuánto retorna bajo las diversas for- y los efectos medioambientales que producen en relación con los bene. territorial y de lucha contra los desequilibrios territoriales. Aspecto de la vida pública que permite la ficios locales que generan. La Administración Pública se nutre esencialmente de la apropiación configuran los campos básicos de actuación del Estado. mecanismo de recaudación con el que el Estado-administración se Por ejemplo. como uso y de parte del valor producido dentro de su territorio. con cualquier planteamiento socio-territo- tas. gica de este aspecto puede conducir a conclusiones contradictorias y cas concretas. bajo todas sus formas y posibilidades. los municipios más En la práctica cotidiana es clara su misión de garantizar la apropia. bajo la fórmula de gestión de los recursos apropiados. ción de recursos de capital con el que financiar un ejército profesional). las regiones más ricas serían los que más deberían recibir. La componente ideoló- que le permita financiar toda la estructura política. redistribución y solidaridad territorial En este punto la consideración de la escala desde la que se efectúe la apreciación será determinante para la valoración resultante. Y al ción asimétrica en base al modelo de jerarquización social. al. de forma tal que sea posible asumir un cierto grado de evolución rial de imposición progresiva y de reequilibrio socio-territorial. hasta llegar al extremo de plantear la misma petición por parte de cada Vemos que el Estado-administración es una instancia social belige. El impuesto. Mediante ellas. la circulación de bienes. personas y cosas. mas de inversión pública.

Dentro de las propias ciudades. así como a los procesos socia- estatal. a todas las instancias y lo regional y lo local niveles de la Administración. a escala regional y estatal donde se lo anterior. Cómo se través de!individuo. de cada individuo. antes que dar satisfacción a las necesidades del conjunto de rezagado respecto al ya clásico tercer mundo subdesarrollado. en sentido estricto. lo que ha llevado a estructura de poder —y mantenerse en alguna de las instancias de plantear la progresiva aparición de un cuarto mundo que va quedando poder—. o a la malversación o des- que se acercan cada vez más a la relación cara a cara. señalados en el capítu- progresivamente más degradadas. asentamientos de las diversas funciones —poblacionales. dado que lo estructural viene definido desde las rela- gativa en la forma de distribución espacial. Para alcanzar sus objetivos debe enfrentarse a la propia nomía propia. se constata que no sólo no se avanza hacia él. ya que es allí donde se establecen las reglas y normativas sociales ples los aspectos que pueden ser considerados como formas de dese- que deberán aplicarse a estas escalas. Frente a los planteamientos teóricos de búsqueda del reequilibrio En nuestra realidad la escala local o municipal representa la escala territorial. la población. A estos niveles territoriales es donde se plasman los efectos más evidentes de las actuaciones de los individuos. mo uno de sus objetivos teóricos el hacer frente a esta problemática. así como las propues- rio y con las instancias de poder político. siendo su reflejo ante una dimensión de las relaciones de poder les que tienden al desequilibrio territorial. en la medida en que son múlti- él. sin poder salirse de aceptada de su verdadero significado. en cada caso. Funcionalidad y disfuncionalidad de las escalas interiores trar e invertir los recursos económico-sociales siempre escasos. en cuanto espacio p r i v i - Los desequilibrios territoriales y el poder político legiado de la vida cotidiana. El gran dilema que rodea a la forma de posición sobre lo que debería ser. Se trata de las escalas regional y local. Tal como hemos señalado al principio del capítulo. mente. en donde lo político es visto y vivido a ción de las relaciones de poder sobre el espacio-territorio. 4. mientras que no todas ellas presuponen una connotación ne- en lo personal. Un autor como Short relativiza estas esca- las como escalas de lo concreto. plantea formas de intervención espacial Llega el momento de adentrarnos en aquellas escalas funcionales con las que promover el uso del espacio-territorio. el proceso de construcción del territorio en refuerzan tendencias concentradoras y fenómenos de despoblamiento. lo cual parece querer indicar este peso de los efectos de la El tema de los desequilibrios territoriales es un tema delicado y vida cotidiana sobre ellas.8. proponiendo la imposibilidad de estu- En una sociedad moderna se trata como un problema lo que ha dado diarla en abstracto. se expresa en la disyuntiva entre eficacia y equidad a la hora de adminis. 1981 y 1987). 1982: 5). sino que son resultado de la forma en que se articula lo heterogeneidad del espacio geográfico. no existe ninguna respuesta umversalmente como marco estructural y estructurante al Estado. El margen de autonomía se sitúa quilibrio. los interiores al Estado. en sus relaciones con el territo- definirán lo que son desequilibrios territoriales. En este sentido trucción del propio medio geográfico. sin referencia a la situaciones y procesos concretos: en llamarse desequilibrios territoriales. de hecho. no sólo diferenciales. En efecto. Lo que podemos entender ción de poder a escala estatal. sobrepoblamiento. sino se dan relaciones más autoritarias de poder político. las que se debe. productiva. y la apropiación del propio espacio y del tear que. con las que se relaciona y a tas para su resolución. a escala mundial con una veloz y creciente dispari- muchos de los países menos desarrollados o en aquellos en los que dad de ingresos y de condiciones de vida. como territorio básico administrativo. Fincher califica lo local como un híbrido no autónomo (Fincher. esta escala presenta cada vez más. relación a las innovaciones técnicas requiere de espacios más grandes 119 118 . sino que se política elemental. una política territorial equilibradora. Funcional- agravan cada vez más a todas las escalas las diferencias socio-territo. de servicios—. Reservaremos para el siguiente capítulo genéricamente como política territorial será el instrumento de concre- la escala de la vida cotidiana. De ahí que podamos reafirmarnos en la conclusión de la no-neutralidad del Estado y de su papel beligerante como un agente más en el contexto social. se puede plan- de ocio. serán su reflejo. Lo que ocurra a estas escalas tendrá siempre difícil ya que. Las escalas funcionales en el interior del Estado: Mediante las políticas territoriales el Estado. acusadas disfunciones en riales. la movilidad. la escalas regional y local no tienen auto- excedente. es mantener la depauperadoras para ciertas áreas y regiones. La política territorial tiene co- «Puesto que es imposible tratar el "Estado local" en abstracto» (Short. donde surgen gethos y zonas relación con los objetivos que le son otorgados.

territoriales administrativas vigentes. La político-administrativa— asumiesen alguna forma de flexibilidad que importancia de cada criterio para imponer su lógica argumental es permitiese. así como una realidad espacial que se ve dominada por nuevas realidades eco. este marco territorial ofrecería las dimensiones sufi. uno de estos espacios plantean. el hecho metropolitano en sus diversas plasmaciones efectivas o poten. hasta alcanzar la ejecución territorial. Es a este nivel donde tenemos que situar no propicia. Significa que el municipio no es un ámbito territorial autosufi. entorno de los beneficios que percibe el centro territorial. sobresaliendo dos grandes enfoques. en lo que podemos llamar distritos productivos: distritos industriales. sea por causa del propio egoísmo «territorial» o por que la oposi- 1980). no pueden ser resueltos adecuadamente en un del poder de que dispongan los defensores de cada escala en el mo- ambiente fragmentado. áreas de agricultura especializada y monoproductoras. se articulan progresivamente un mayor número de figuras territoriales ligadas al desarrollo de activi. y propiciase. alcanzado es complejo. si se que tiene planteados. sin que ello pueda escala administrativa es cada vez menos funcional. Pero para que lleguen a concretarse en actuaciones efectivas. frente a cada problema a la escala funcional adecuada. nuevos son elegidos los individuos que deben gestionarlas. sobre mento de establecer la base jurídico-constitucional del Estado. la rigidez político-electoral hace imposible flexibles e imaginativas para poder hacer frente eficazmente a los pro. ya que no pueden ver resueltos El numero y la articulación de instancias intermedias entre el Estado sus problemas con una visión municipal-localista. Las problemáticas se y el territorio dependen de la organización política de cada Estado. inciden sobre otros municipios. y exige fórmulas evitarse. aparece como primera exigencia esta. con lo cual las tensiones para imponerse pueden asumir toriales que no fuesen rígidas. dichas políticas deben pasar a través de las instancias políticas territo- blecer articulaciones espaciales de alcance diferente al de las figuras riales intermedias. por ello. de forma tal que posibilitasen hacer gran magnitud. en cambio. En contrapartida. propio hecho metropolitano como espacio de economía de aglomera. pueda asumir Desde la perspectiva funcional se sostiene que el Estado debe orga- la colaboración para su resolución. económica y técnica. De la bien configurada. sin que. ción municipal. la escala comarcal. el Estado debe ción. áreas de De la misma forma que a escala estatal se configuran instituciones y montaña con su particular problemática económica y social. escalas funcionales. alzaría la más irritada voz de ciente para poder resolver en él los problemas sociales y territoriales denuncia de mal uso de los recursos que pertenecen al municipio. como «distrito» y. Similares consideraciones podrían efectuarse respecto a las otras ciales. otro un enfoque de orden histórico. derivado de ya que podría y debería ser una escala funcional respecto a la realidad ciertos efectos de economías de escala y de aglomeración que el entor- espacial. o el interior del Estado. el desplazamiento de grupos sociales marginales. pios. pretendiese intervenir económicamente sobre los efectos negativos A ésta le sigue. Si estuviese que sus actuaciones producen sobre los espacios circundantes. de la tendencia que sea. Sin que tengan valor administrativo. Por eso esta vertido de residuos. productivas o poblacionales. la introducción de formas organizativas terri. nizase sirviéndose de subdivisiones. Analizar la lógica de las divisiones y del reparto territorial de poder En un momento en el que están de moda teorías de la flexibilidad. Efectos como los movimientos pen. o el las necesidades de la vida urbana colectiva o productiva. misma forma que no se puede hacer participar a los municipios del cientes para hacer frente adecuadamente a los problemas anteriores. asumir un papel de gestor y articulador general de las grandes políti- Si se desean encarar de forma realista las problemáticas que cada cas. de pugna de competencias territoriales. Uno un no sería desacertado que los temas territoriales —y su articulación enfoque de orden funcional. destinar recursos municipales a dar soporte económico a estos munici- blemas colectivos. considerable. En hacen comunes a todos los municipios sobre los que se extiende el este punto intervienen tanto criterios de orden histórico-político. en base a criterios funcionales 120 121 . para que puedan desarrollarse en ellos la territorialidad completa de dulares diarios. nómicas. áreas turísticas. territorialmente considerados (Casassas y Clusa. La organización territorial del poder a escala local y regional dades económicas y productivas diversas. En esta situación de división político-administrativa. en algunas zonas. en su desarrollo posterior. a) La propuesta funcional La rigidez del hecho municipal no evita los efectos derivados de sus actuaciones sobre otros municipios. similarmente se corredores industriales en relación a la implantación de las redes de procede a cualquiera de las escalas político-administrativas en el autopistas.

Pero ello puede no ser suficiente para justificar un cualquier otro territorio. acercarse más a la realidad consideración histórica asume tanta importancia. que pueden superar o modificar los proceso genealógico. social y política del puede apoyarse sobre organizaciones políticas diversas. sino solamente capacidad de ges- organización territorial lo más operativa posible. o Italia. aparecen como tecnocráticos cuando son contrastados o chocan con la realidad histórico-política de cada situación territorial concreta. c) Equilibrio dinámico de las relaciones político-territoriales dad genealógica. pero diferenciados en las aplicación respetando la En este sentido. Estructu- de aspectos sociales significativos. de la articulación estados —tanto en su existencia como en su magnitud territorial—. lingüísticas. en Estado. lo que entendemos como el mente adaptados a ésta situación. siempre coincidirá una dimensión histórica con la escala funcional a la pio. dada su diversi. que deberían ser tratados los problemas de una sociedad altamente tecnificada. la provincia. esta historia puede haber dejado sobre el con objeto de alcanzar unidades de gestión óptima sobre las que basar territorio unas diferencias culturales. Ésta no otorga autonomía política de cualquier otro tipo. Pero los planteamientos funcionales. o que éste cede a las instancias territoriales inferiores. —unidades funcionales— ligados a la gestión de grandes bloques de Ya hemos presentado que un mismo modo de producción económica actuaciones que corresponden a la vida económica. haber hecho su aparición grandes b) La propuesta historicista aglomeraciones urbanas o metropolitanas. tanto mayoritarios como minorita- poder central. Brasil o Argentina durante en la que el campo de actuación de las variables fundamentales esta los periodos de dictadura militar. cuando se sobrepo- concreta. transporte bajo una nueva relación espacio-tiempo derivada de la ex- tensión de las redes de autopistas—. religiosas o una descentralización administrativa. Un planteamiento principio. debe deducirse que un cambio de fuerzas en hemos enunciado. ralmente idénticos. así como a las reivindicaciones historicistas. más o menos inestable. bajo una única política central. étnicas. Desde la. las políticas de regionalización aplicadas en Francia estructura. al tiempo que lo más tión administrativa sobre aquellas grandes decisiones tomadas desde el ajustada a los deseos psicosociales. capitalistas con independencia de la formula organizativa del Estado. el munici. particularizado ras y diferenciales respecto a espacios históricos. en sí mismos lógicos. Lo que se persigue es mejorar el funcionamiento del Estado como un todo. bajo unas relaciones económicas 122 123 . coherente estructura política democrático-liberal de demo- funcional es el que llevaría a divisiones según escalas funcionales co- cracia formal. empezando por la propia relatividad histórica de los Si el equiübrio dinámico. es aquí donde hace su aparición le geopolítica como las relaciones de poder afectará dicho equilibrio. pues. Cada división corres- modelo básico asuma las particularidades que el proceso histórico y las pondería a una unidad territorial funcional de gestión. pudiendo introducir ámbito de la geografía para el estudio político del territorio en su formas político-territoriales distintas. lo que le aportaría unas connotaciones Por ejemplo. por ejemplo. de que un mismo contenido en el territorio que abarca la escala. los barrios o cualquier otra subdivisión y denominación. lo político-territorial en cada momento refleja el resultado de las relacio- que nos enfrenta a la casuística propia de cada situación. Ello permite establecer una tipología de escalas sucesivas nen a las divisiones de base funcional antes señaladas. dado que no para distintos tipos de problemáticas: la región. concreción espacial y temporal. hasta alcanzar a los individuos concretos. como suce- rrespondientes a cada tema. en las divisiones territoriales internas de un Estado la territorial de los problemas para. hasta estructuras políticas de tipo dictatorial. Tal como la nes de poder en su seno. Se trata. así como que nuevas espe- cializaciones productivas impongan tipos muy particulares de proble- Se trata de entender que el poso histórico en cada territorio ha ido mas. Todo ello requerirá ámbitos territoriales funcionales particular- configurando unas características propias. ajusfando las escalas a la magnitud Por ello. así. Siempre y en cada circunstancia persiguiendo replanteamiento de los límites territoriales de las diversas unidades unos objetivos que son comunes al modelo básico de articulación de las administrativas si en ese momento en las relaciones socio-políticas p r i - relaciones de poder. rios. que no deben despreciarse en una propuesta de —capacidad de decisión política—. por otro lado. una sociedad puede haber sufrido cambios muy i m - idiográficas si no considerásemos la existencia de unos procesos políti- portantes en su estructura de asentamiento poblacional y de comunica- co-territoriales generales que son los que a continuación se adaptan a ciones —impactos derivados de la incorporación de nuevos medios de cada circunstancia. han pretendido primar una articulación de subdivisión regional Pero. para un conjunto relaciones de poder adoptan en cada unidad estatal concreta. entendiendo por escala funcional aquella dió durante la España franquista o en Chile.

sentido restringido (greco-romano. La potenciación de lo históricamente común frente a la potenciación En unas circunstancias en que se revaloricen los planteamientos de lo diferencial se nos muestra como un mecanismo político territoria- historicistas se opondrán: planteamientos estatalistas. de cada planteamiento. tico (de gran riqueza sobre múltiples bases lingüísticas). que apoyan su legitimidad en el momento de la constitución del políticos de cada grupo social y desde los que se pondrán en marcha Estado. donde está planteada la polémica entre aceptar como territo. dicciones. Según el momento que se tome como orden religioso (Iglesias católica de oriente y occidente. probablemente. Situados en entre ellos. incluso. con las implicaciones mismas. cuando en su seno se permite. dejando un lastre de Cerdeña. Desde el orden lingüístico ello se ve clara- tiva de futuro. la hacen espe- conflicto entre diversas concepciones nacionalistas. está resultará con Cataluña y aquellos que están interesados en evitarla. y tantos otros tender ampliar su extensión hasta Navarra o el País Vasco Francés en el aspectos diferenciales. sión-dominio de la cultura procedente de los USA). Véase el debate sobre al catalán en el Puesto que la articulación política interna de cada Estado será el País Valenciano. buscando una personalidad cultural propia. Los defensores de la reunión buscan las raíces históricas comu- culturalmente homogéneas. o pre. Aun cuando. los casos del País Vasco y étnico (judíos. gitanos y un largo etcétera). por ejemplo. Para ello. tanciarse de otro ámbito territorial. o nacional-centra. difusión desde el Estado-territorio hegemónico (caso actual de la difu- Es por ello que. Reforma —con referencia pueden. agentes intere. odio y ansias de venganza. De hecho es lo mismo que ocurre con la instituciones que se considera que forman el aglutinante de un conjunto incorporación de nuevas formas culturales como consecuencia de la socio-territorial. fronterizas. ya que en ello se basarán los planteamientos listas. alianzas o convenios. cultural en Cataluña. aspectos sociales diferenciales propios —y consiguientemente homo. eslavos. sados por la racionalidad funcional. entendidos como la preservación teórica de un la lengua abarcaba la máxima extensión territorial. a una cultura poder que se impone. será argüido funcionalmente ajustada a las necesidades del momento y con perspec. ha estado persistentemente manipulada por planteamientos de pactos. aún cuando las raíces sean las ción de la cultura dominante a escala mundial. sobre todo si de una gran movilidad político-territorial y de una incesante actividad sus fronteras habían sufrido variaciones como resultado de guerras. Por el contra- esta opción política. Las relaciones de 124 125 . y potenciado lo común. bizancio. celta). y para Cataluña extendiéndolo a los denominados Países distintas etapas y formas de difusión de las diversas culturas por Euro- Catalanes. fruto cuanto menos de la evolución. no existe ningún interés en construir una división rio. reforzará lo diferencial que existe cativo es proyectar esos criterios de pasado hacia el futuro. Un cambio en las relaciones de poder comporta- propia. la cual. arios. en la convicción de que lo signifi. como experiencias recientes llos interesados en la división territorial o en la autonomía pondrán el nos muestran. siempre que un grupo socio-territorial quiera dis. lingüís- rios nacionales los límites regionales actualmente establecidos. una franja de Aragón pa en todas direcciones. entre aquellos que gustarían de una fuerte vinculación resultado de las relaciones de poder en cada momento. las propuestas ideológico-territoriales en las que apoyar la legitimidad terior a la constitución histórica del Estado. La antigüedad y la riqueza del poso y de los cambios históricos en Dentro del planteamiento nacionalista-autonomista puede darse el Europa. cuando se esté interesado en la reunión de territorios. sobre la base es el momento histórico a tomar como punto de partida. militar. las concepciones nacionalistas asumen flagrantes contra. germánico. el resultado para cada momento es pragmático. vindicadores de su autonomía an. afectar a otros estados actuales en sus áreas su diversidad claramente territorial interna—versus Contrarreforma). planteamientos nacionalistas. nes. pero también de interrelación en base a las caso vasco. de las distintas concepciones histórico-territoriales presentes en pugna. sino en aglutinar unidades territoriales consideradas mente. pudiendo afectar incluso a Alguer en armados que han enfrentado a unos con otros. construirán una gramática propia destructivas que para esa cultura tendrá. Para España serían. acento en las diferencias que se observan en el momento presente. Es la pretensión conocida de los plantea. la penetra. La base argumental nacionalista se apoyará en la pervivencia de En cualquier caso. Todo ello complicado por guerras y conflictos y territorios del sur de Francia. en la cual lo legítimo es aquello que mantiene y defiende el defender y conservar en base a una lengua común. que cabe situación. mientras que aque- territorio para una cultura. lizador de primer orden. especialmente en la Europa central y balcánica. u otros argumentos de base historicista. potenciando el papel del momento histórico en que la difusión de mientos nacionalistas. que incluirían Valencia. por último. por cuanto corresponde a las relaciones de poder en cada momento y geneizadores y delimitadores de un territorio nacional—. e incluso potencia. a una trayectoria histórica bajo el mandato de unas mismas rá un cambio de legitimidad. islas Baleares.man los criterios histérico-culturales. en relación a cuál cialmente sensible a la problemática nacionalista. fundamentada en los diferencial.

de futuro de la organización socio-territorial europea. estados. A este nivel es muy importante el tema de la calificación y recalifica- A l nivel de lo local los planteamientos que se observan son distintos. allí donde se aceptar el reconocimiento de cierta autonomía. en la organización administrativa de producción. De ahí la importancia de la de las nacionalidades históricas (como previas en muchos casos a la intervención política de los agentes productores de espacio en la ges- configuración de los estados o de los estados-nación). donde adquiere forma física la segregación como segregación territorial aisla- da. espacio se reafirma como elemento que posibilita la coherencia para la En el contexto europeo actual de avance hacia la construcción de producción de valor. pero también como articuladora de un espacio regional. que pueden i r desde directo en la relación del individuo con el territorio. territorializador manipulando al resto de instancias. formulando como alter. 4. pero sí secesionistas respecto a otros lías especulativas —entendiendo lo especulativo como obtención de municipios. de lo conflictos autonómicos. la forma de producción concreta. en ciertas áreas. espacio de producción y como espacio de reproducción a la escala nativa una organización político-administrativa de la Comunidad Euro. la estructura de poder local puede ser lo suficiente- imponer. como ciudad articuladora de un entorno que puede ser d) Límites y divisiones territoriales internas metropolitano. como espacio de organización política del Estado. mente potente e importante como para influir más allá de sus límites municipales. el más genuino espacio de relaciones socia- los-estados. La abstracción de lo macroeconómico adopta aquí una Comunidad Europea sin fronteras. en oposición a la Europa-de. donde municipios a la anexión por parte de una gran ciudad. el Las reivindicaciones histórico-locales son mucho más limitadas. les distintas. de la importancia de los agentes pro- los estados actuales. pea basada en la Europa-de-las-regiones. donde lo económico aparece en su verdadera dimensión como factor La escala de orden intermedio «regional».poder en cada momento serán las que definirán cuál será la articula. Es decir. entre otros. A pesar de que en la definición de los límites de los térmi. puede plantear establecer estrategias estatalistas lógicas. por ejemplo ideo- nentes nacionales. frente al peso de tión del espacio local. En el espacio interior ello se reflejará en el modelo papel económico del espacio será en este punto esencial. 1987) de la jerarquía social plasmada sobre el territorio y. o controlada. y nunca control sobre la calificación puede ser generador de enormes plusva- con propuestas autonomistas. mediante el mecanismo de los precios. cuáles los organismos de gobierno y gestión que se esta- blecerán o cuáles las subsiguientes posturas ideológicas a difundir e Por otro lado. Desde la perspectiva de los límites territoriales. Lo que consiguien. convenios. organizándose como rial regional consideran revitalizado su papel. El pactos o guerras. trata de una realidad en la que acostumbran a ser más importantes los sin que sea este el momento de profundizar en ello. éstos también serán La jerarquía urbana será un reflejo del papel de ciertos municipios en resultado de las relaciones de poder a través de acuerdos. como defensa de se organiza en grupos para asegurar su reproducción y la de la espe- intereses locales ante el temor a la colonización desde ámbitos exterio. relación a los otros del entorno metropolitano o del entorno regional. (Nadal. pues. los defensores del nivel territo. por ejemplo en la oposición de los territorial.9. que pueden alcanzar la categoría de 126 127 . ción del suelo. territorializada. que se ven relegadas a un segundo plano. atribución de calificación-funcionalización del suelo y de toma de deci- temente lleva implícita una aspiración a la desaparición de los actuales siones sobre los espacios de reproducción. Topalov (1984). objetivos de gestión que los posibles objetivos históricos. hasta planteamientos efectúa la producción del espacio como proceso de funcionalización y independentistas y secesionistas. local. de consumo. ya que es el ámbito donde el hombre habita y vive. como espacio jerarquizado de servicios y como espacio del Estado. cie. desde el Estado-administración a los ayuntamientos. La producción del —de conversión en una nación-Estado. regionales o similares. como unidades político-territoriales básicas en el ductores de espacio sobre los mecanismos de planificación urbana. beneficios económicos sin producción de valor— tan clásicas en las nos municipales haya sido importante el proceso histórico. La escala local es. donde la jerarquización del espacio cotidiano da lugar a un reflejo res con mayor dinámica. en los conflictos de competencias entre instancias territoria. por cuanto. como ha estudiado. con ello. La g e s t i ó n y el control de lo local ción política. En ello se ve una posibilidad de aumentar la personalidad les como relaciones socio-territoriales. de hecho se sociedades capitalistas. al poder asumir compo. en La gestión a escala municipal es la gestión de lo concreto. No por ello Es asimismo uno de los ámbitos de concreción de la justicia socio- debemos olvidar su papel histórico.

vas y dejar las lucrativas en manos de los capitalistas individuales para tamente con la ideología y los planteamiento políticos del poder econó. situación aparentemente contradictoria es el modelo más beneficioso para los agentes del capital. la organización política y eco- Incluso llega a afirmarse que durante ciertos periodos —aquellos de nómica a escala mundial está articulándose sobre la base de la r e d de mayor crisis o en etapas de reajuste con más costos sociales—. por dos instancias. que el poder económico asuma el poder político. idóneos para que se pueda dar en ellos unas economías de escala y de socialista o socialdemócrata no ha significado. pero cuya finalidad a donde los movimientos sociales pueden asumir su forma más violenta si largo plazo sea defenderle de sí mismo. que nunca puede romperse la coherencia n i el poder político. en las que se da cabida a poblaciones de varios millones de partidos de derecha clásica más próximos. a ser aparentemente El control sobre el poder local pasa. sea usado y aplicado de forma coherente con los intereses y ciones sociales capitalistas. es la las grandes metrópolis. sosteniendo. estructuradas en una red jerarquizada. mente no beneficiosas para el poder económico. aglomeración. por la que se establecían ciertos mecanismos limita- están más interesadas en asumir el poder local para recalificar el suelo dores a la actuación «salvaje» del capitalismo inmobiliario español de la urbano y para obtener plusvalías especulativas. sino que Insistamos una vez más. los cuales. lo que hace evidente esta perma. en ciertas den alcanzar varias decenas de kilómetros. en su papel de gestor. Ambitos jerarquizados y segregados. Una. de forma que a largo plazo se pudiese mantener una conse- estatal. Una concen- tración del poder económico y del poder político en las mismas manos Desde la óptica funcional de la gestión del territorio a escala local podría dar lugar a una ruptura social. Una de las particularida- gía conservadora del poder económico. al igual que sucede a escala restrictivo. mientras que una cierta diferen. pudiendo superar los 20 millones. más a la izquierda. la otra. lo que en aquel momento llevó al Régimen. Como veremos en el último capítulo. observamos. los que. gethos. un de grandes conglomerados urbanos. según ducción. que adoptan la forma de espacios control del poder político por parte de partidos de corte comunista. en la práctica quiere decir. como fue el ejemplo de la Ley no encuentran respuesta en las instancias políticas. ciudades y áreas metropolitanas. Ciudad y hecho metropolitano: un conflicto territorial situados. los capitalistas. Sobre todo si éstas del Suelo de 1975. ponía en peligro la propia «paz» social en trabajar por el bienestar de los ciudadanos en sus espacios de repro. con sus abusos. habitantes. tanto a nivel local como a nivel estatal. en numerosas circunstancias. en la nomenclatura vigente. estriban en mantener las relaciones sociales estructura del poder económico a esta escala. Para este tipo de situaciones se des internas de estas áreas es el tener que dar respuesta a masivos creó la frase de que su función sería aquella de salvar al capitalismo de movimientos diarios de la población activa —pendulares u obligados—. ma general del poder económico ni. el poder político se vea obligado a tomar medidas aparente- nivel social y de calidad de vida. mejor combinación política. debido a la mayor capacidad de control Cada metrópolis se extiende sobre superficies relativamente am- sobre las clases asalariadas que tienen estos partidos respecto a los plias. la que se apoyaba. En la medida en que el basadas en la iniciativa privada y la apropiación privada del exceden- poder político gestor no entre en contradicción con los objetivos e te. nos señala Terán (1982). por cuanto puede representar formas de control sobre los conflictos de base social por parte de los partidos 4. Se trata de un proceso de formación Es de todos conocido que. Incluso puede constatarse. liberando de presión social a los barrios residenciales de alto ocasiones. a la ideolo.10. que puedan apropiarse a su través de la tasa de beneficio que estas mico. Proceso con importantes implicaciones de futuro. en el modelo de rela- territorio. aparentemente. intensamente aprovechadas por el sistema productivo. como gestor de la vida social y como gestor del perderse los objetivos estructurales. como uno de los signos más característicos del proceso ciación de papeles en el reparto aparente del poder puede esconder urbanizador a escala mundial propio del siglo XX. Lo importante no es. como agente económico. la configuración de sus verdaderos objetivos. a través de sus siglas y de su ideología. ni una ruptura del esque. que. lo que los convierte en espacios cotidianos sobre distancias que pue- En esta misma línea de argumentación se explica que. ha hecho disminuir la tasa de beneficios general d e l capital. que por preocuparse y época. nencia. Aun Estado. la gestión cución y apropiación más «ordenada» de excedente por parte d e l de ese poder como gestión política. esta estructura se mantendrá. sobre la base de un sistema de trabajo asalariado y en la que e l intereses globales y finales de éste. como venimos poder económico. asumir aquellas actividades no lucrati- partidos que asuman la Administración local no se correspondan direc. que esta empresas pueden generar. debe adoptar una posición subsidiaria cuando aparentemente. el poder en sí mismo. 128 129 .

en los territorios. parece llevar a unas necesidades de grandes metrópolis. en cuanto que el crecimiento de la población. sobre la base de las potencialidades que han gestión en cierto sentido de signo territorial parecido al acabado de abierto las telecomunicaciones y la telemática. en nera especializada superficies superiores a la de los municipios. dejando abierta la Todo ello exige la creación de nuevas instancias de organización y discusión sobre qué debe ser una política territorial y sobre los objeti- de gestión política de ámbito metropolitano. por su potencialidad clásico poder local y los poderes regional o estatal. de responder al nuevo espacio funcional. la división administrativa del territorio superan con mucho los estrechos límites de un municipio. con problemas específicos p r o . Y de ello no esca- privilegiado a escala mundial. les deberían ser creadas para el bien de todos y cada uno de los cas a distintas escalas. superior al municipal. las cua- últimos años ejemplos clásicos de este conflicto entre instancias políti. distribución y de redistribución de los recursos sociales. la idea de equilibrio territorial no puede ser asumida importancia específica. nuevas instancias de Administración política son necesa. garantizar una efectiva y racional gestión del gasto público para satisfa- Es así que la ciudad en general configura un centro de poder terri. y que ponen en cuestión. probablemente. Londres o Barcelona han sido estos local—. por otro. y por su papel de enlace Nuevas necesidades obligan a nuevas soluciones. Todos estos cambios pre- metropolitana y la escala política municipal. para vos del poder político en términos de organización del territorio. por otro. que sus necesidades de funcionamiento o los efectos que generan. políticos. Así como los derivados de la introducción de autopis. hace su aparición el punto de vista de la dimensión territorial. en los en el ámbito de las políticas territoriales. se presenta conceptos como los de equilibrio y desequilibrio territorial. puede ser el caso de los espacios turísticos o de las áreas de nueva En este punto es donde tiene cabía el debate apuntado entre equi- industrialización. regional o estatal. dad y eficacia. por el otro el poder político de instancias cas modificadoras de la relación espacio-tiempo —que provocan una superiores. Por un lado el poder político representado por el municipio nuevos modelos de asentamiento concentrado y las innovaciones técni- central de la metrópolis. como articuladora del espacio circundante. Lo que es claro es que nos hallamos en un mundo con una creciente La dinámica inversa. Dos ámbitos políticos se disputarán su pa el territorio. que Son retos que exigen nuevos planteamientos políticos de gobierno y puede alcanzar el ámbito regional. para las cuales esta es. por un lado. Dado que. sobre todo cuando ambos no coinciden contracción relativa del espacio y dan unas nuevas dimensiones de lo en una misma opción política. continental o mundial. desarrollo desigual o justicia socio-territorial. como homogeneización estadística del territorio. como de las posibilidades una contradicción entre la escala funcional representada por el área económicas de los presupuestos municipales. y obligan a repensar. de ciudades a escala estatal. y del papel económico describir. pues ya sabemos que una no-política es una forma de política. como cuanto que es una opción elegida. El poder intrínseco que otorga el control nuevos retos y. superar las tensiones y recelos históricos en aparición de un nuevo eje de tensión por el control político de esta una nueva tendencia de aglutinar esfuerzos que permitan resolver los nueva instancia territorial. en cuanto implican una toma de posición sobe el futuro de los rias en los otros ámbitos territoriales presentados anteriormente. tanto desde metropolitano queda cubierta por varios municipios. cer sus necesidades sociales. homoge- como el lugar de enlace de ese centro de poder con el resto de la r e d neización del territorio. con especial significación en el caso gestión del territorio. por cuanto la disminución de habitantes presiona sobre la hegemónico de las empresas multinacionales. precisan de nuevas escalas de gobierno y de gestión. de forma tructura es perfectamente coherente con sus necesidades de gestión de que reagrupen ahora el suficiente número de habitantes como para sus particulares imperios económicos. constituidos por las dinámica expulsión-atracción. torial. de las ciudades metropolitanas. Por un lado. La necesidad de articular cisan de nuevas e imaginativas formas de gestión del territorio para un nuevo ente político a escala metropolitana puede dar lugar a la conseguir. como objetivos no siempre coincidentes y compatibles tas o vías rápidas de comunicación rearticuladoras del territorio. la del despoblamiento como resultado de la tendencia a articularse sobre una red de nudos. la elección de cuál debe ser la escala óptima político de esta áreas metropolitanas viene dado por la concentración de gestión de cada uno de estos nuevos territorios intermedios entre el de gran parte de la población regional o estatal. constitución de unidades de gestión territorial más amplias. así como todos ellos plenamente Asimismo. Tanto si se adoptan decisiones políticas como si no se adop- que formas específicas de dinámica económica han recubierto de ma. según cual sea su Por ejemplo. Todos ellos pios de las macro-urbes. temas controvertidos y delicados. como economías de escala y de aglomeración. individuos que en ellas habitan. Mientras que. 130 131 . sus control. tan.

dada la complejidad que ella impone. en la que se articulan. legislati- vo. en sus relaciones con el territorio y con las instancias de poder político con las que se relaciona y a las que se debe. Retomemos aquí lo. militar. al tiempo que aumentar el peso de las relaciones personales. a los problemas concretos e inmediatos. Es evidente que las distintas escalas a las que actúan los individuos. a los ámbitos de toma de decisiones a corto plazo. de lo político visto y vivido a través del individuo. De la misma forma que son condicionante diferencial de lo que sobre ellas puede tener lugar. 117). A l aproximarnos a las escalas que corresponden a espacios más pequeños. de cada individuo. 5. o que la relación con la escala del entorno de nuestra vida cotidiana. El individuo frente al espacio político En el presente capítulo ensayaremos presentar una visión de algu- nos aspectos de geografía política desde la perspectiva del individuo. Así. Aspecto olvidado por la geografía política. situado entre el ámbito familiar y las escalas regionales. se presupone que debe configurar las unidades óptimas de gestión a partir de las actuaciones individuales. que una relación con la escala nacional. entre otras. el nivel de lo local. con efectos directos y específicos sobre cada agente. Es decir. Es por ello que no es lo mismo la relación con la escala mundial. tal como señalaba Short (1985. como factor espacial diferencial. las unidades básicas de orden político. 133 . requieren unos comportamientos y unas actuaciones distintas.iniciado en el capítulo 3. nos vamos acercando a los campos de actua- ción directa y de relación interpersonal.

siendo sustituido por otro. 5. con importantes connotaciones de orden político-adminis- límites dentro de los que puede y debe actuarse. no tanto discutir a que rama del saber corresponde plantearlos y estu- vas localizadas en un punto del territorio. pondrá en fun- cionamiento mecanismos de regulación social. temáticas entre estas subespecializaciones de la geografía. formal. articuladores de la organización social y de los comportamientos de 134 135 . la cual.mppw Desde la perspectiva de los individuos y de las diversas institucio. conforman cada sociedad nalista. La realidad nos muestra problemas raciales. remos y actúen como personas jurídicas. implicará un nuevo conjunto de normas. de toma dinámica del poder como proceso relacional. es posible alcanzar un mínimo grado de comprensión de los fenómenos Lo mismo sirve para las distintas instituciones en cuanto las conside. sobre la base de los efectos de la estructura social sobre como un modelo concreto y real en el que hemos sido formados —con. establecen trativo. va a permitimos formados—. valores y disposiciones. diarlos. más allá del cual la sociedad a las diversas escalas y mediante las diversas instituciones. Es decir. el margen de libertad individual. hacerse es promover la evolución del modelo. en los cuales se muestran los representación política a todas las escalas en un sistema democrático comportamientos de forma directa. lingüísticos e ideológicos en general. tomar en consideración las actitudes. podrá hablarse de revolu. bien con el rechazo social. la moda. Por su parte. de los individuos en las relaciones de poder y en las relacio- castigo legal. ción de cada unidad productiva se derivarán unos efectos directos Todos ellos son temas generadores de conflicto y. Se trata de considerar la geografía escalas que se vean afectadas. sino ver si ción. como relaciones entre de decisiones y de reacciones del individuo frente al sistema a las hombres. los mecanismos Nos situamos en un perspectiva que podemos considerar inter- de movilidad social. A partir de estas limitaciones lo máximo que puede nes políticas a las diversas escalas. no son absolutamente libres. sino el hacerlo con el mayor rigor posible. La importancia de la relación entre individuo. cada escala muestra particularidades fun. cambios de actitud política según la escala a la que afecten las deci- cionadas por el conjunto de normas. sino que están condi. y de pensarla como un conjunto Ya en el capítulo primero hemos insistido en la importancia de la de relaciones de poder directas y como ámbitos de actuación. al que debemos acatar y del que no debemos salimos. Esto es lo importante. Así las empresas a medida religiosos. la familia.1. en unidades producti. tanto las siones por las que se vota. por tanto. pues. socio-espaciales. nos concretos tienen lugar en el lugar de trabajo. La toma de decisiones no es neutra ni propias de la comunidad inmediata como las impuestas desde otras uniforme. y un largo etcétera. que tienen lugar en la relación entre individuos y grupos sociales dial. las reacciones y los límites a la bajo pena de ser castigados. Es a este nivel donde cada individuo debe resolver el dilema. bien con el actuación. con una importante res- Lo que ahora pretendemos es acercarnos a la relación de los indivi. Será. sino que pueden variar con la escala más allá de las actitudes escalas. con inmediatos sobre ese espacio-territorio. las filias y las fobias. Sólo cuando llegue a Nos hallamos muy cerca de los temas que interesan a ciertas con- producirse un cambio brusco del modelo. que se le plantea asiduamente entre su posi- cionales específicas. La legislación. cual. especialmente la estatal. Hemos asumido la existencia de unos marcos estructurantes y diversas escalas. de la localiza. contradicción dialéctica. la lengua. es a través del voto particular que se decidirá la personal e institucional de vida cotidiana. las metas y valo- res sociales. política desde la óptica del individuo. ción social y su posición territorial. dentro de un mismo territorio o entre territorios. de interés llegar a concretar los espacios de relación Por ejemplo. gestión de soluciones y. o nes como personas jurídicas. el género o los procesos electorales. Ellas enmarcan las posibilidades y los ideológicas. el cepciones de la geografía social y de la geografía del comportamiento. étnicos. abarcando temáticas que vayan aumentando en tamaño precisarán de espacios más amplios. escala y voto se No debemos olvidar que las actuaciones personales. hasta alcanzar a las grandes empresas multinacionales a escala mun. en contrapartida. fuertes implicaciones políticas en cuanto a la búsqueda. consiguientemente. incluidas las mostrará en el capítulo siguiente. las relaciones sociales de producción en térmi. tan amplias como las migraciones. ponsabilidad atribuida a las diversas instancias políticas a las distintas duos frente al espacio político. en sí mismo. aplicación y dos e indirectos a más largo plazo y sobre territorios más amplios. el individuo señalados en los capítulos anteriores. el sistema educativo. así como unos efectos deriva. valores y No nos preocupa el hecho de que puedan producirse «interferencias» disposiciones que exigirán la readaptación. cuando ensayemos comprobar los personas jurídicas. Una perspectiva internalista las creencias religiosas asumidas.

al asumir Figura S.todos y cada uno de los individuos que la forman. políticas y territoriales del momen- rio y sobre los individuos. POSICION SOCIAL CARACTERISTICAS BIO-SOCIALES > versus i FACTORES SOCIO-CULTÜRALES cial. tam. en una situación dada. En estas actuacio. La estructura debe ser útil para alcanzar los objetivos sobre los que se asientan las relacio. Sus deci- que el modelo social imponga. así CARACTERISTICAS OE PERSONALIDAD como la casuística a que da lugar. preguntémonos por las relaciones de poder y Todo ello tiene lugar a través del tiempo en la medida en que se por las relaciones políticas desde la perspectiva individual. cia de unas relaciones sociales de producción. en las relaciones sociales. se imaginar a cada individuo guiándose según cuatro grandes ejes de concretan en las formas de actuación individual respecto al territorio referencia. en cada comportamiento asumidas por la estructura general. les y de comportamientos individuales en ese espacio en las relaciones (Ossembrügge. Simbólicamente. de jerarquización ciedad ) son aquellas en las que tienen lugar las relaciones políticas en y de organización de los individuos dentro del proceso de producción. Asumido este hecho. a través de las cuales lugar de trabajo. al Cuando decimos que un modo de producción presupone la existen. Por ello. en las relaciones del individuo con el resto de los agentes sociales ofrecen los criterios culturales. cuales se establecerá la instancia política que tienda a mantener las relaciones sociales y las consiguientes relaciones de poder. 1991: 39 ss. se va a impartir «justicia». y cuya resultante. puede escoger cualquier solución. Ello significa que la opción que i adopte cada individuo. damos cuenta como las actuaciones de cada uno se ven sometidas a un bién actúa de acuerdo con sus intereses en el marco de unas formas de conjunto de influencias que nos afectan. a las que se dan en el entorno inmediato o en el social. situación concreta. pero que cada elección particular puede dar lugar a múltiples recorridos í VINCULACION AL MEDIO distintos sin salirse d e l modelo. desde las que tienen lugar por los cuales se van a regir las relaciones de trabajo. será condicionante de la evolución de futuro. de forma 5. en el conjunto de normas y valores distintas situaciones potenciales de poder. como lo hace Sommer (1969). Podemos hablar. Este hecho es muy importante porque rompe con la aparente rigidez del planteamiento estructural. no hacemos más que Las relaciones sociales en general (hombre-hombre y hombre-so- indicar que se establecen unos modelos de relación. POSICION TERRITORIAL podemos decir que los caminos entre los que elegir son limitados. es producto de la compleja combinatoria de las nes cada individuo dispone de capacidad de electividad dentro del posibilidades de elección que tenemos ante nosotros. lo que configura su personalidad. la vida cotidiana. En el momento de la toma de decisiones y de actuación podemos De hecho las relaciones políticas territorialmente consideradas. tiempo que de relaciones hombre-espacio.) papel en la gestión de todo el proceso. no se siones en el ámbito político se verán condicionadas por sus conviccio- 136 137 . de espacios persona- ciones sociales. en el reparto asimétrico del excedente. inmediato. en relación al conjunto social y al entorno espa. Siendo el conjunto de todas las relaciones de obedien- se van a dirimir los conflictos. y sobre las cia-poder los que configuran la estructura social. abanico que cada situación permite. A l asumir que cada individuo dispone de un margen de electividad dentro de los márgenes estructurales. cuanto relaciones de poder como relaciones de obediencia. deberemos tomar CONDICIONANTES DECISIONALES INDIVIDUALES en consideración esta individualización de la toma de decisiones. en resumen. 1967) Situados en la perspectiva de lo político a partir del individuo. Las relaciones políticas tienen un importante to.1 el hecho de que en cada situación el individuo puede tomar decisiones. sino sólo entre aquellas posibles nes de poder desde todas las escalas que intervienen sobre el territo. (Lefebvre. las relaciones de poder. y también de los individuos con el espacio-territorio. de los individuos con las institu. nos Ahora bien. hombre-sociedad o hombre-instituciones sociales. Posición y conflicto individual que pervivan con los menores cambios jerárquicos y con los mayores beneficios económicos posibles. todo individuo. la reproducción en el seno familiar. Un primer eje viene representado por las características personales pero a sabiendas de que éstas quedan limitadas al grado de electividad propias de cada individuo. (Sánchez. Según ello.2. dentro de las condiciones sociales. establecen relaciones entre individuos. y respecto al conjunto del espacio geográfico global a las distintas escalas. 1984) hombre-hombre. situado en una estructura social.

que nos hacen prever que una elección dependerá de las múltiples Para cada uno de nosotros. su creencias religiosas. de las posibilidades de electividad considerada desde el figura un conjunto de factores propios y específicos de cada individuo. la influencia y vinculación a la mos elegir y adoptar una postura en una valoración ética ante cuestio- ciudad. En este ámbito cabe situar las concepciones localis. social y territorial está obligada a Un tercer eje viene representado por el conjunto de factores socio. y respecto a las cuales. por ejem- considerados como punibles. Debe- Relaciones de vecindad y de barrio. como exigencia final. Desde el grupo a la clase social. conformador de sus violencia. como el encubrimiento del delito de un familiar directo. modelos de comportamiento. religión. según cuál la clase social a la que pertenecemos y según el ducción familiar. puede conllevar graves medio físico y a su enraizamiento con un espacio geográfico-social. ideo. les. como son las situaciones de conflicto. A otra escala se refleja individuo representa el conflicto entre su posición social frente a su esta misma dificultad. intereses y ambiciones personales. cuando constatamos la esquizofrenia e hipocresía posición territorial que trataremos en el apartado siguiente. o no posición que forzosamente resumirá el conjunto de nuestras conviccio- son reconocidos sus testimonios al considerarse que tenderán a favore. nes frente a las propuestas de los partidos en liza. individuo. objetivos. posibles que pueden darse según los valores adoptados en cada eje. propaganda. al país. etcétera. entre las cuales posiblemente distintas escalas desde las que. según cuál sea nuestra raza o bio-sociales propias del individuo. contradicciones personales a la inmensa mayoría de individuos. sus concepciones territoria- tas y nacionalistas. al no pasando por el conjunto de ámbitos de lo social que han ejercido y encontrar ningún partido político que cumpla todas nuestras espectati- ejercen sobre él su influencia: lengua. nos a adoptar una única posición. en que no es relación al grupo social al que se pertenezca. aquel conjunto de formas de hacer y de pensar vinculadas al posición ante una guerra o conflicto armado. etnia. Es decir. ética. se toman las tengamos dividida nuestra opinión. posición personal. son dos formas de voto. El cual es. cuando se producen en base a ligámenes plo desde el simple hecho de votar. Existen momentos y políticas se vean afectadas por la particularización de estos factores en circunstancias. esta amplia diversidad de campos y posturas personales que pueden ser asumidas en base a estos factores opciones abre paso a la incoherencia en nuestras decisiones individua- intrínsecos al individuo. Es de todos conocida la permitido adoptar una postura ambigua. por cuanto la vida política de la sociedad deriva 138 139 . así como también el papel de la influencia de las les o su posición en el contexto mundial. o votar en blanco. que rodea a las posturas que cada Estado adopta en política inter- Para empezar cabe señalar la gran diversidad de combinaciones nacional. Todo ello con. Con todo su dramatismo es lo que Estos cuatro ejes pueden sintetizarse en la dialéctica que para el sucede en las denominadas guerras 'civiles'. los lazos de parentesco y de clan y su pertenencia a territorio en el que nos hallamos o del que procedemos. sintetizarse en una única opción de voto. En cuarto y último lugar estableceremos el eje de lo territorial. partir de lo individual. Incluso si la ambigüedad fuese importancia condicionante de las relaciones de parentesco. tener que adoptar su vida. donde sólo podemos adoptar una familiares. sobre si la tipo de factores con clara influencia en la toma de posición individual legítima defensa justifica el ataque. los contendientes. eügiendo lo que podemos llamar el mal menor res- logía. configuran un segundo eje diferenciador La gravedad que entraña el acto de decisión se ve potenciada por y particularizador para cada individuo. un grupo étnico y a una raza. un mismo hecho social externo será valorado de forma Un segundo eje se articula sobre el conjunto de las características distinta si nos afecta directamente o no. sobre si la supervivencia justifica la ante los problemas externos. es Lo mismo ocurre en cada situación de orden político: definir nuestra decir. hasta el posible comportaría ya una actitud o toma de posición. extremo de que en ciertos casos la jurisprudencia no condena actos Constantemente nos vemos obligados a tomar decisiones. Éste representa un conjunto cuanto el conjunto de reflexiones que un individuo puede efectuar condicionante permanente del que difícilmente podrá librarse en toda sobre cada situación comporta. Lo sintomático de esta dificul- culturales que envuelven al individuo. vas individuales. Todos ellos conforman un nuevo nes como la legitimidad del recurso a la fuerza cruenta. Se comprende con facilidad que las tomas de decisión socio. El conjunto de nuestra ser más fuertes que las convicciones éticas o morales.nes éticas. y donde incluso no cer más al pariente que a la verdad. una única actitud y respuesta que le compromete. Los lazos de parentesco llegan a votar. educación. lo Es pues comprensible que sea importante considerar lo político a que entraña una gran complejidad en la combinatoria de actitudes y. tad se refleja en la insatisfacción que en muchos casos nos invade. pasando por la valoración de las concepciones sociales de actitudes políticas. a su vez. pecto a nuestro perfil de convicciones. socio-biológica. a la nación o al Estado. Su situación en el ámbito de repro. sobre ellas. pero que debe terminar por llevar- decisiones.

sino que. Interés que no se limita a En lo que se refiere a la dominancia entre ambas posiciones. bio. a través de un mecanismo discriminatorio de base Posición social versus posición territorial territorial. Esta distinción ha de permitirnos analizar dades de democracia formal—. cultura imperante. Pero en los conflictos individuos. si bien a príorí podemos otra actitud. analizando implica. cultural. es decir. es decir. que ocupa en cada momento. pue- responde a la resultante de las relaciones de poder entre individuos. de unas acciones individuales —por ejemplo del voto en las socie. los condicionantes que su posición procesos tendrá un cariz u otro. Se pueden observar este tipo consideración si queremos alcanzar cierta comprensión en el análisis de conflictos en las situaciones de guerra. analizar el espacio-territorio des. más o menos violento según la gravedad de la contradicción. entre ambas posicio- de abrir el camino a la reforma de las estructuras sociales. Probablemente de mantenimiento sociales. en cada Por un lado se da una posición territorial desde donde se actúa. no pueden dejar momento y lugar. de las que se quiere excluir a una parte de la humanidad. por unas relaciones políticas y por una ción social desde la que actúan y desde la que toman sus decisiones. los planteamientos nacionalistas. será la posición dominante —la social o la territorial— en base a la cual sentación política a escala de Estado. Otro ejemplo que nos hace ver la importancia de los conflictos entre Cada individuo se halla sometido a un conflicto personal. étnica. cio-territoriales en general. si bien la posición social establece unos Nos estamos moviendo en un campo muy próximo a la antropología intereses diferenciados a los que debe adaptarse la actuación. y entre y a la psicología social. colectivos sociales. por ejemplo. cuya resultante tiene su importancia en la adopción de una u las decisiones de los individuos. aceptamos que existe un margen de electividad Esta distinción implica un doble nivel ideológico en la actuación y individual. p o r los que aquí nos interesamos. probablemente será En este contexto. En este punto. a unos grupos sociales. del medio social y territorial. como ocurre en el «caso de contradicción con la estructura global. al lado de esto. tienen las actitudes y los comportamientos de los rra entre naciones. lo que obligará a decidir cuál Desde e l espacio de la vida cotidiana. Estado —guerra civil—. será de ellos se deriven. así podremos interpretar los procesos y las situaciones que Pero. en una forma de hacer. una de las posiciones pero no con la otra. a primera vista. ya que. y una parte importante de lo político y entender actuaciones humanas y sociales que. como entre estados. den aparecer como inexplicables o contradictorias. tanto si son interiores a un de aquello que representa el funcionamiento real de los procesos so. de el individuo adquiere interés por sí mismo. e l conflicto sea interterritorial —una gue- socio-territoriales. rial para alcanzar un resultado social. o en rechazo. lo que Asumiendo que nos hallamos en un marco estructural definido por podemos denominar posición social. de situaciones de privilegio relativo dentro de los límites de un territo- rio. y en las opciones tomadas en cada pensar que la posición social es el factor primordial. o provocar el nes puede configurarse un conflicto en el interior del individuo. ción social y la posición territorial a que nos vemos sometidos como En el caso del racismo o la xenofobia. Eso sí. la posición territorial que se toma al individuo como centro en un contexto social. ya que. y de los procesos político-territoriales en La tensión en el individuo aparece cuando se está de acuerdo con particular. su posición en la forma- unas relaciones de producción. centrado en la incidencia que sobre los procesos gonista cuando. profundicemos en la contradicción entre la posi. deberá comprometerse y actuar. la evolución de los de considerarse. unas formas culturales y de adscripción configu- sus formas de actuación. de forma genérica. de intereses. intraterritoriales es muy previsible que las dos posiciones puedan en- ambiciones y concepciones ideológicas. religiosa. si no planteamientos de orden psicologista o perceptivo del territorio por el entran en conflicto entre sí. la territorial puede asumir el papel prota- individuo. a aquellas perspectivas de análisis en los que se establecerá una «solidaridad de clase». conocer la localización de los agentes en la estructura social. al mismo tiempo. represen- la posición social y la territorial es aquel al que se ve sometido el tado por la dialéctica entre la posición social y la posición territorial individuo cuando está obligado a desplazamientos territoriales perma- 140 141 . Según sea la composición social. hasta alcanzar los de repre. por su parte. lo social se disfraza de territo- individuos. llenos de vivencias y relaciones personales. pensamos que es necesario tomarlo en pertenecer a la colectividad territorial. pue. en aquella síntesis entre los ejes de personalidad. o por la autonomía nacional—. siempre que no entre en territorial representa o puede representar. territorio. y en ocasiones posiblemente más importante. tran en tensión. predominante la posición social por encima de la territorial. Si la contradicción aparece. Aun cuando no se trate de un planteamiento rantes de una serie de particularidades adquiridas por el hecho de clásico en geografía política. Indudablemente. Según cual sea la respuesta.

información. otorgan el poder para establecer los límites concretos a la funcionaliza- ambigüedad o radicalismo.. mediante los cuales se pretende legitimar una propuesta de limitación funcional a cada punto del espacio-territorio. disponiendo de instrumentos jurídicos y punitivos capaces de hacer diata con el espacio circundante. Un ejemplo claro de este conflicto se le plan. controlando unos mecanismos de poder aparen- debido emigrar y. a través de efectos cada vez menos funcional —insuficiente en su extensión— para hacer tanto positivos —revalorización del suelo. la innovación técnica favorece la contracción relativa del espacio-terri- destrucción de un ecosistema geográfico. se halla el alcanzar a dominar las instituciones que Conflicto y desgarramiento interno. Por un lado. les que ofrece un espacio-territorio le hacen entrar en relación inme. pérdida de valoración social. la escala local es muy importante en este últimas también probablemente contradictorias. En sociedades como la nuestra. Sabemos que se por las instituciones que asumen el poder político y. el territorio municipal es ción otorgada tendrá algún otro tipo de incidencia. los agentes de poder real. porque con toda probabilidad la fun. aumento de las economías externas—. ello se aquellos que se han dirigido a él. dotadas de la potestad y autoridad para tomar decisiones y establecer En cuanto a la funcionalización. 1982) De igual forma. y no las territorio para alcanzar a apropiarse de él. Duncan y Goodwin. adecuar a una función determinada. como negativos —polución. ya que ca.nentes. 5. torio. Es por ello que interesa preguntar- Consideremos ahora las relaciones hombre-territorio. En este sentido es importante la relación individual con el de poder político. A este nivel individual será donde político-administrativas de rango territorial superior. Estas marco estructural general. frente a las problemáticas que la sociedad que lo ocupa plantea. de tes jurídicos que han asumido su apropiación. las diversas posibilidades potencia. sitúa los problemas en el ámbito de los intereses y relaciones inmediatos y personales. (Beringuier e( al. efectúa mediante los instrumentos de planificación territorial y urbana. en contrapartida. son importantes los conflictos a que dan lugar los Podemos hablar de poder local. 1982. 1974. En primer lugar como espacio de cumplir sus decisiones. como pueden ser los planes municipales de urbanismo. etcétera—. Administración del Estado. Capel. socio-culturales y ción de cada espacio-territorio. al ver trastocada una establecer los límites a las posibilidades potenciales de funcionaliza- parte importante de su posición en los ejes bio-social. por cuanto estas instancias están distintos mecanismos de apropiación a este nivel. lo que aumenta las necesidades 142 143 . hasta alcanzar la se pondrán en pie y concretarán una parte importante de los intereses. importante. bienes. A l posibilitar el crecimiento de las concentraciones humanas. el cual es legitimado a escala de Estado por el conjunto de llarse sometidos a ciertas formas de control por las distintas instancias disposiciones jurídicas al respecto. en la convicción de que son los individuos. Esta capacidad de influencia sobre el desplazamiento a grandes distancias o el aumento del consumo de entorno es la que obliga a tomar en consideración los efectos. de forma que se le pueda instituciones. como hemos estudiado en el capítulo anterior. (Byrne. todo ello bajo la presión que el orden ción de cada lugar. en cuanto se pretenda sentido porqué es desde la que se decide sobre las intervenciones la fidelidad a los orígenes para aquellos de sus miembros que han efectivas territoriales. funcionalización—. por los individuos concretos que ocupan las instituciones nalización. previo al tema de la gestión del territorio —como recepción. Se hace presente el problema de quién y cómo se establecen los tea en el momento en que debe adoptar una postura vital de futuro: de límites a la funcionalización que están interesados en producir los agen- mantenimiento de su cultura de origen y de fidelidad a sus raíces. En el ámbito del poder local este tipo de función lo asumen las En el marco estructural queda definido el proceso normativo de instancias político-administrativas municipales. mejora ambiental o paisajísti. de vinculación al medio. Para ello cada sociedad se rige por 1975) unos criterios y mecanismos de apropiación y de funcionalización. o de mantenimiento de una frustrante actitud intermedia. derivados de un proceso migratorio. servicios e La escala local municipal presenta dos problemáticas. y a mayor número de bienes y servicios. que acostumbran a ha- apropiación. En segundo lugar. el cultural o paisajista. El individuo frente a la organización política y La estrecha vinculación entre toma de decisiones y espacio-territo- la gestión del territorio a las diversas escalas rio real concreto. Si bien es desde el Estado que se incide sobre el político-social imprima a sus actuaciones sobre los ciudadanos.3. accesibilidad para la entrada y salida de personas. tanto o más éstas pasan por el proceso de apropiación y por el proceso de funcio. tomas de posición contradictorias. normativas o límites a los distintos puntos de espacio-territorio local. la integración más absoluta para temente más reales y concretos. renuncia y de plena integración a la cultura propia del territorio de Es por ello que.

locutores a agentes sociales personalizados. términos de relaciones sociales directas y de relaciones interindividua- 144 145 . estas instancias superiores pue- Es decir. de segunda residencia. de saneamiento. al tiempo que aumenta la extensión de instancias administrativas superiores. Pero también de espacio de ocio. en escala —inmediata y cotidiana—. dependen de la Estado. transporte interurbano. o los intereses políticos que controlan este nivel. El contrapoder es pues una oposición de las situaciones. intereses individuales. con lo que el flujo de relacio. ello sin adentrarnos en todas las escalas y entre diversas instancias. complejidad de situaciones y de casuística. cuyo resultado final puede las consecuencias del proceso de internacionalización productiva. en nivel individual y en relación con las relaciones entre personas físicas y cuanto hecho relacional. de dinámicas de poder a de mercado de trabajo o de mercado comercial. representa- que las decisiones tienen lugar y efecto preponderantemente a esta dos en la figura de los partidos políticos y del poder judicial. Asimismo. De hecho el grado de obediencia Es en base a este mismo criterio que. como por la necesidad de espacio-territorio inferior pudieran introducir propuestas contradictorias. tanto para la den actuar como un eficaz contrapoder si las decisiones al escalón consecución de recursos. en cuanto unidad fundamental de articu- estatal. en el abaste. implica la contraposición entre dos individuos personas jurídicas. sociales. regional. En la práctica el poder cimiento de agua. o de los sentimientos. de injusticia. en teoría independiente de los poderes legislativo y ejecutivo 5. sobre el entorno son cada vez mayores. intereses colectivos y de la justicia individual frente a la arbitrariedad del poder político a cualquier escala. Se trata de establecer un marco de legitimación que en el ámbito de la geografía política por el poder político territorial. específica. precisará incrementar la entrada de mayor cantidad de facto. De ahí que hayamos propuesto como eje de nuestra argumenta- toma de decisiones desde una sede situada en un ámbito regional. Pensemos en los sistemas de comunicación y nasen los principios generales en los que se apoya la sociedad global. poder pueden ser fuertemente asimétricas. gas o cualquier otro tipo de energía. trapoderes que aparecen y se articulan ante cada situación y temática rística que define precisamente a las sociedades denominadas de dere. nacional o internacional. lo que podemos denominar mente para salvaguardarla. sin romper la estructura social vigente y precisa. ción en este trabajo al Estado. o que cuestio- sobre el que proyectarse. se establezcan mecanismos de canalización contrapoder y grado del mismo. todo sistema de poder es un sistema jerarquizado en el Los debates previos a la aprobación definitiva por la instancia de cual se tiende a establecer unos mecanismos de garantía. garantice la estructura de poder global. los efectos de injusticia. conteniendo una gran dosis Por el otro. en la medida en para garantizar el equilibrio y para regular el contrapoder.4. o grupos hasta alcanzar un equilibrio. de efectos de la polución intereses económicos o políticos partidistas. Por ejemplo. ya que toda lógica de poder. ante las cuales pueden presentar los vínculos. al tiempo que tienen como inter. pero a condición de que no debe entrar que la localización de las unidades de producción en un punto del en contradicción con las relaciones de poder a la escala estructural del territorio. en el ser diverso a nivel individual. influencias o efectos sobre extensiones más amplias de las alegaciones oportunas quienes se consideren perjudicados en sus espacio-territorio. es el establecimiento de unas instancias de salvaguarda de los sos. su aplicación se inicia a tiene lugar en las relaciones de poder. lación de las relaciones de poder. indefensión y a las actuaciones. un plan de urbanismo requerirá su aprobación por nes interterritoriales aumenta. Su aplicación a la escala local en muy importante. Si bien este conjunto de poderes y Un proceso semejante al principio newtoniano de acción y reacción contrapoderes se estructura a escala de Estado. sin entrar en contradicción con Si bien en un sistema político formal existen instancias estructuradas ella. La caracte. las pretensiones de los agentes de poder. representado abuso de poder. La realidad presenta gran atmosférica. en donde las relaciones de res o recursos que no están disponibles en el interior del espacio local. por de poder entre el poder político-administrativo establecido y los con- agentes vinculados a intereses particulares muy concretos. Pero. desde la escala estatal. pretensiones o decisiones de un poder. en la que se ven involucrados intereses personales diver- cho. que disminu. y como consecuencia del mismo proceso. Para ello se establece un poder judicial. continental o internacional a escala mundial. se es cada vez más dependiente del exterior. Poder y contrapoder local —parlamentos y gobierno respectivamente— que garantice la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. poder local son un buenísimo reflejo y manifestación de las relaciones yan la arbitrariedad de las tomas de decisión política publicas. dentro de un término municipal concreto. a su vez. se conseguido es inversamente proporcional a la reacción y oposición a buscan fórmulas que. local puede ser una instancia más vulnerable a cierto tipo particular de de depósito de residuos sólidos o líquidos.

discusión y solución. se observa la necesidad de cohe. concreta discrepancia puntual. los movimientos sociales territoriales. do por las instancias políticas establecidas. una mayor efectividad y operatividad en el ejercicio cabe esperar que la canalización del conflicto de intereses sea absorbi- del contrapoder correspondiente a la situación específica. y los movimientos corporativos o bajo una organización informal. la importancia. en un medio mostrar su oposición a un acto o situación de poder no aceptada. Por ello. De ello se estructura política vigente. Así. da lugar a complejas situaciones que desbordan doble sentido. capaz de ser flexible y de adaptarse a las necesidades de social. relaciones de poder. si las organizaciones políticas son capaces de representar adecuadamente estos intereses y de darles cauce. visible y asumiría unas formas internalistas concretas. man de los intereses individuales o de grupos. el conflicto fácilmente puede con mayor amplitud dentro de regímenes autoritarios. reflejarán el resultado de una falta de articulación políti- de algún poder local. si ésta Allí donde tiene lugar la producción-transformación de espacio se tiene ya cauces de representación y vías de tratamiento. es posible que aparezca una polarización o agluti. y donde los movimientos sociales pueden usar de su conflicto. Como ámbito privilegiado de expresión de las territoriales. podemos prever que será inversa a también donde. o para cada situación parti. el encuentran mejor forma de manifestación y de efectividad. También son propios de situaciones de crisis social general o crisis Aquellas situaciones de mayor incoherencia y contradicción entre económica. dado que no aparecerá la necesidad de autoorganizarse informalmente alrededor de una problemática. en reacción a una actuación concreta institucionales. de agentes. es deriva la importancia del análisis en geografía política de las relaciones cuando los individuos pueden ser capaces de organizar por medios políticas a esta escala. Las formas de contrapoder local surgidas de manera informal y dad de situaciones. en las situaciones Si lo político quedase encerrado en sí mismo. con un movimiento de democracia formal—. Desde esta perspectiva. son las que han sido denominadas decisiones a lo largo de los cuatro ejes de posición antes mostrados. los cuales difi- hacer su aparición. cuando algún aspecto de las relaciones sociales globales se cada situación o circunstancia en que sea necesario organizarse para manifiesta como tensión y conflicto territorial. formalmente namiento más o menos espontáneo de individuos alrededor de este organizados. tanto sociales como rales a nivel de Estado. tanto iniciados espontáneamente. cular de conflicto. frente a sus intereses propios colectivamente considerados. dan lugar a la necesidad de que sobre todo cuando éstas representan un modelo que pretende ser los individuos adopten formas de organización que les permitan hacer subvertido o profundamente alterado. o las representados por las instituciones formales del poder establecido. Ello conducirá a una se frente o en oposición a algo. el pacto o el enfrentamiento político formal. Si estos para diversos ámbitos sociales específicos. dan las condiciones para que se desarrolle el conflicto. A escala local Pero cuando las relaciones de poder se sitúan al margen de la se constata el mayor número de conflictos de base territorial. Como movilización de individuos capaces de organizar- los planteamientos políticos clásicos de gestión. o ante actuaciones territoriales no En la literatura social vemos que estos movimientos se manifiestan aceptadas por ciertos agentes urbanos. como escala donde más claramente pueden informales un movimiento social. y de donde derivan grandes conflictos gene. El caso de la situación española 146 147 . como organi- polarización. cialmente aquellos de índole urbana. o cuando ésta no es capaz de asumirlo. de gran diversidad étnica o racial. con mayor nitidez. acuerdo. ante temas conflictivos siempre presentes en el modelo social. como falta de articulación en las relaciones de poder formalizadas. pero también. lógicamente los movimientos Los movimientos sociales urbanos sociales tenderán a disminuir. eminentemente urbanas. intereses entroncan con lo que podemos denominar político-formal. de actitudes o de intereses que toman flexible. la capacidad de representatividad que las instituciones formales asu- rencia entre actuaciones. Por ejemplo. espe- trapoderes individuales o colectivos. el conflicto no se haría de desacuerdo o de conflicto social. como organizados formal y permanentemente ca. surge en él la necesidad de articulación de con. capaz de dar lugar a un movimiento social alrededor de una flexibilidad para actuar en la clandestinidad o semiclandestinidad. que puede dar lugar a una fuerte dinámica de movimiento zación móvil. en esencia. la vigencia y verse las relaciones y subordinación de lo político a lo económico. en las que ideas o grupos no se sienten suficientemente las estructura social vigente y los objetivos sociales a largo plazo. Es la duración del movimiento social.les hacen acto de presencia otras instancias cuya función es asegurarse. En el concepto queda expresada la idea dinámi- —así como la insatisfacción respecto a la atribución del voto en una ca de algo que se mueve dentro de la sociedad. situaciones políticamente autoritarias. cultan o impiden la existencia de contrapoderes reales. si no que permita el tratamiento y la resolución mediante la discusión. Pero la multiplici. movimientos urbanos.

tario. mediante los necesarias. menor será la capacidad de toma de decisiones del poder estable. llegando a la ocupación del espacio urbano —co- en oposición a la guerra del Vietnam en los EEUU. Dichos acompaña a la innovación técnica. miento de aquella parcela que ellos controlan. lo que puede ser para paralizar el funcionamiento de partes vitales del sistema. No se trata de presionar sobre los beneficios del propie- desarticularse en cuanto el problema se resuelva o pierda intensidad. lo cual puede hacerlos especialmente duraderos si no se instau. más o menos compa- eficacia sus problemas. una par. lo que hace entrar en crisis el modelo de cuales presionar al poder para imponer un mayor grado de sus exigen- movimientos sociales. según los viejos cánones. A ellos se pueden ciones multitudinarias—. por ello. o manifestación directa. o la Conflicto y vulnerabilidad del sistema social: los grupos de presión falta de conexión entre los existentes y las preocupaciones y problemas reales. 1983. a través de su malestar. dada la capacidad adquirida rios. en base al zar mínimamente las necesidades y aspiraciones no satisfechas. huelga de cualquier tipo debe incluirse aquí. Estos núcleos. de perso- social. la sociedad global. pasar incluso a una situación de clandestinidad. sobre todo. podrá dar origen a un movimiento social miento del sistema social. Cox.paralización de una de sus específico que reúna espontáneamente a los afectados. como pueden ser los los años 70 en los países capitalistas. son situaciones que mo expresión visible de su capacidad como contrapoder en manifesta- representan a ambos tipos de movimientos sociales. o a la paralización de la vida cotidiana formal. 1986) La prohibición a la constitución de grupos políticos formales. de información. La dad y fuertemente presionados por los grupos sociales alternativos. control. que puede miento o control físico estratégicos. en disponer de una situación de relación cuasi-monopolista con el resto de los espacios locales. o bien gran número de personas. sino de utilizar al resto de los ciudadanos como correa de trans- La idea de poder-contrapoder como idea intrínseca a las relaciones misión. añadir las etapas de renovación urbanas. cido. en base a la importancia que tiene garantizar el funciona- tipos de problemas sociales que vean en la autoorganización las venta. por su propia naturaleza. Tácticamente se rompe el viejo modelo de huelga basada en una te muy importante de estas problemáticas sociales dispondrán de un fuerza capaz de hacer disminuir los beneficios empresariales como canal más efectivo de tratamiento. En el ámbito de la producción se observa una evolución. El gremialismo y el corporativismo pasan a constituir- Su interés se centra en que no precisan del mismo grado de organi. sometidos a una crisis de identi. que hace aumentar la fragilidad y movimientos son esencialmente funcionales y se mantienen mientras la vulnerabilidad del sistema. ticas los conflictos de trabajo que propician el bloqueo del funciona- cuados para su tratamiento. proceso de aumento de la división del trabajo y de la producción que radoras de tensiones sociales y própiciadoras del conflicto. En cuanto se establezca una representación política formal. para que. (Castells. Ello no implica que. oposición a una toma de decisiones de los poderes establecidos. lo que restará protagonismo a los instrumento o mecanismo de lucha. pueden tener la En estas circunstancias. cias o aspiraciones. toma cuerpo de presión sobre el poder-administración. perjudicándoles. haciéndoles progresivamente menos sociedad. La der. sino que no existe voluntad política para ello. se ejerza la de poder entre los individuos. se en medios políticos de organización en sociedades altamente desa- 148 149 . Estos pequeños grupos pasan a forma evidente y visible en el ámbito de la vida cotidiana y. como problemática que los originó mantenga un grado suficiente de tensión son aquellos ligados a la circulación y transmisión de bienes. independientemente de jas de una acción colectiva para plantear y tratar de resolver con mayor cualquier otro factor de cualificación profesional. funciona- para protegerse mediante la autoorganización informal. sobre todo si coinciden con es el medio esencial de demostración de fuerza como capacidad de momentos de crisis. exige encontrar algún tipo de fórmula que sea capaz de canali. de unos pocos individuos. durante la dictadura franquista. y con toda probabilidad. y hacer valer su posición fraestructura informal será aprovechada para canalizar muchos otros estratégica. para recurrir a secuestrar a la movimientos sociales informales. En cualquier caso. nas y. tendiendo a partes vitales. Estos pueden descubrir la importan- Lo cual significa que. a través de la. en la generador de un incremento de la tensión social y un incentivo añadido medida en que se vean afectados los sistemas de gestión. rativa y objetiva. o de los movimientos urbanos durante zación que los contrapoderes a otras escalas. gene. cia de su posición en la estructura global. grupos e instituciones. Ello puede convertir en relaciones claramente polí- cada nueva problemática social que no encuentre cauces formales ade. de reducido número de individuos. no sólo no se han resuelto los problemas origina. cuanto mayor sea el contrapo. tentación de aislarse del contexto social. convirtiendo al resto de ciudadanos en rehenes. esta mínima i n . pasan a depender en su ejecución y ran otros cauces de representación formal. por cuanto ciertos procesos y flujos. incluso si son reprimidos. o innecesarios. lobbies o grupos de presión que actúan incluso a nivel internacional.

hasta la jerarquización social del espacio que reproduzca la cantidades de población. rrolladas. aparentemente. una sociedad democrática. sobresa- sociedades industriales tradicionales. El clásico conflicto de masas. Es así que en el ámbito de lo local el espacio cotidiano ocupa una jo en la articulación espacial. Los sistemas de comu. que liendo. ción sobre los individuos como miembros de una sociedad. los. sobre el resto del espacio construido. de cuestionamiento de las estructuras sociales vigentes. como medio de colaborar a la reproducción del poder y. ricas. se basa en el mismo nes sociales de producción aparecen como dominantes. el medio construido. la necesidad de espacio vital para la reproducción a cualquier bios de actitud en el voto político. servicios. La ciudad.5. y donde. serán reflejo de cada situación social. esta escala. adaptará para reproducir una calidad de vida diferenciada. Ello es lo que debe buscarse en cada una de las alternativas políticas cusiones sobre los espacios cotidianos. a partir de viduos. privilegia. o Iobby. sobre la gestión del territorio y sobre la asunción del poder político como instrumento de administración y de gestión del territorio. que reclaman nuestro voto. no siempre aprove- reproducción. ción en ámbitos de la vida cotidiana y. con efectos reproducirse a sí mismo. en base a esta posición estratégica en el sistema de funcionamiento poder en cuanto lugares de imposición sobre los habitantes. Es el Aun cuando las condiciones de trabajo son un aspecto importante de caso. mediante el voto a 150 151 . Según ello el espacio nal en base a acciones concretas ligadas a la vida cotidiana. Cualquier cambio en las relaciones de poder deberá tener su refle. La vida cotidiana y la coherencia espacial co de organización territorial —como espacio cotidiano. es un lugar lleno de símbo- Estos nuevos grupos de presión pretenden imponer su contrapo. es decir. debe conseguirse la integración entre modelo y realidad. que nosotros Las distintas propuestas alternativas que pueden manifestarse en no tocaremos. no obstante. Vivienda. 1982). de introducir decisiones de elección política más preocupadas espacio de producción. sustituyendo a los movimientos de masas propios de las sia. El poder se manifiesta a través de relaciones directas y a través de polistica sobre la articulación-funcionamiento social a plazo inmediato. se trata de reforzar las comunicaciones. —la igle- de la sociedad. tante. donde al espacio se le a las instituciones establecidas. A y Urry. También a esta escala es presentación y representación del espacio. por cuanto los cambios en la vida cotidiana tendrán reper. los centros políticos y direccionales elevados. en la constitución de pequeños grupos. 1985). de forma que posibilite la optimización en parte importante de la acción política. mismas relaciones sociales fuera del tiempo y lugar en que las relacio- De hecho la idea de grupo de presión. Desde un punto de vista de las relaciones institucionales. físicas. el castillo. que pueda darse un margen de actuación margi- ción (Harvey. introducimos en temas más propios de la geografía social. según la escala a la que vaya dirigida escala pone en evidencia los temas y problemas del espacio global de la votación. trabajo—. ocio. se presentan como especialmente vulnerables. tanto social como territorial. por ejemplo. Entre otros niveles de reproducción. especialmente basados en sistemas informáticos y las tele. 1985. En este juego el poder político tiende a del contrapoder de pequeños grupos que controlan puntos vulnerables mantener y reproducir la estructura social en la estructura territorial. todos como símbolo de manifiesta su contrapoder en su capacidad de movilización de grandes dominio—. el tiempo nos pertenece como indi- dos por su posición en el sistema social a cualquier escala. Byrne. y más si la una jerarquía socio-territorial. o de lugares de reproduc. incorporarán la definición de un modelo específi- 5. Bunge. Desde el lugar como posición geoestratégica de los centros de der. —el lugar de principio. en base a La idea de contrapoder a escala local es importante. y por lo tanto como espacio social jerarquizado—. en cuanto allí se concreta y toma el funcionamiento de la nueva relación de poder establecida (Gregory cuerpo la estructura social del modelo vigente en sus formas visibles. calidad de vida en la cual disponen de capacidad de imponer un fuerte contrapoder frente suma. factible. como espacio El principio de coherencia es importante introducirlo a este nivel de reproducción. es paulatinamente sustituido por la presencia jerarquía y la estructura social. del sistema. comunicaciones. alterar la estructura del sistema. reproducción social. con ello. en base a una posición estratégica de localización mono. De otro En el capítulo siguiente se mostrará que es habitual observar cam- lado. de los controladores aéreos. autores con la consiguiente adaptación a las circunstancias particulares —histó- como Lefebvre (1974) han introducido conceptos como espacio de re. inmediatos y masivos a su alcance. símbolos. por los problemas de calidad de vida cotidiana. el espacio de reproducción es igualmente impor- nicaciones. como uno de los espacios de la vida cotidiana junto a los chada. A escala local se ofrece la posibilidad. 1978. permiten ciertas políticas alternativas. que sin inmediato se impone o puede ser manipulado como medio de imposi. del análisis. de poder actual y de futuro—. Precisamente por ello pueden imponer privilegios de posi. consiguientemente.

Para estos casos se ha establecido una línea de que transcurran. De ahí también la importancia que adquie- División jerárquica del espacio local re la gestión inmediata del espacio-territorio local. es posible por cuanto los efectos desde la escala tancias de poder político intermedias—. y donde los distintos agentes políticos mentos y de las personas en dicho espacio muestre lo más claramente con capacidad de intervención territorial deberán jugar su última baza. actuaciones a esta escala. hasta la estructura urbana. mental. Si el poder es obediencia. del proceso. con las implicaciones asume una importancia fundamental en la medida en que en él se que ello tiene sobre la asunción del poder político por individuos y concretan las actuaciones territoriales. Situados en el ámbito de lo local el espacio-territorio. mediante el conjunto de intervenciones individuales militar. a la que debe adaptarse la cotidianas. y la consiguiente importancia de las relación de poder a la escala local. cluso las grandes planificaciones deben terminar concretándose en 153 152 . Se trata bal. de la Si esto es así para las situaciones etéreas. el ámbito donde toman cuerpo las relaciones de poder concretas para encargada de ordenar el espacio de forma que produzca un reflejo llegar a establecer y conseguir la ejecución efectiva del proyecto glo- espacial visible jerarquizado como espacio de representación. sean estos económicos. mediante el efecto diferenciador de interesa resaltar uno de orden político. Para decirlo de otra forma mediante un ejemplo. capacidad para conseguir un cambio de trazado por interés privado. gracias a su peso político o económico para imponer sus intereses religiosos. aquí aparece como la jerarquía interior al espacio familiar.deberá reflejar las estructuras sociales que sobre él actúan. Aquí es donde la dinámica de la Administración general del Estado de conseguir que la simple visualización de la disposición de los ele. tos centros de poder. económica e ideológica general. cambiantes. desciende al territorio concreto. Es decir. para revalorizarlas aumentando su accesibilidad. Las líneas de carreteras o de ferrocarriles son nentes en el espacio-territorio. a través del acuerdo. y no perma- presión o del conflicto. equivalen a reliquias vivas de luchas ganadas p o r grandes propietarios de suelo para preservar sus propiedades o. o los institucionales de los distin. donde las relaciones de poder adquieren la fuerza de lo concreto. actuaciones concretas sobre los lugares por los cuales se ha decidido sonas que lo ocupa. por cuanto se mantiene una estructura jurídica'. sin que pueda vulnerarla ni superarla. posible la jerarquía social. políticos. mediante un juego de interrelaciones entre propuestas políticas aparentemente contradictorias con el modelo ge- neral de estructura social. lo que se conoce como pro. Esta elección. Según ello. más lo será para aquellas en las cuales generosos mostrando trazados incomprensibles desde el punto de vista se inmovilizan en él las relaciones de poder y que. y aprendizaje de la jerarquía por la posición en el espacio. p o r El espacio de la vida cotidiana se articula a todos los niveles como el contrario. Y es en este punto donde se muestra la dinámica real actuación social perfectamente articulada. Se trata de un hecho indiscutible y de importancia funda- actuación local. In- modelos de actuación socio-territorial. etcétera. aun cuando aquí nos personalizador sobre el territorio. pero produciendo un espacio de representación permanente. del pacto. según espacio de representación de la estructura social jerarquizada. con unas u otras convicciones ideológicas y sus respectivos formación de un espacio-territorio pasa por el ámbito de lo local. comunistas en un contexto liberal-capitalista. como poder territorial concreto y directo. los planteamientos genéricos —del Estado o de las ins- mente incoherente. pasando por los espacios de trabajo. Es tocolo —o arte de la jerarquización social por la posición espacial—. ya que la coherencia socio-territorial debe ser conseguida me- diante la coherencia de la suma de todas las actividades individuales. por tanto. La gestión d e l espacio local las escalas a la hora de tomar la decisión del voto. sobre los planes del Estado-administración. para que terminen siendo una local sobre la estructura social general son imperceptibles. interesa que muestren permanentemente la jerarquía social en él contenida. que. racional técnico-funcional en relación a la morfología del terreno. en cambio. El Estado-adminis- tración puede tomar la decisión de establecer una política territorial de Para constatar la importancia de esta forma de actuación considere- carreteras. y donde hacen su aparición los conflictos territoriales. en un ámbito local. En el capítulo siguiente mostraremos una prolongación del enfoque Son diversos los mecanismos para conseguirlo. como es el caso de la elección de propuestas agentes. sociales y socio-territoriales. deben concretarse en actuaciones de producción de espacio la afecta en su esencia. la producción y trans- grupos. Pero su ejecución sólo llega a tomar forma a través de las mos aquellas ocasiones en las que se pide que un lugar «neutro» evidencie la jerarquización social que existe dentro del grupo de per. ya que no realidad. aparente. Desde fueran sus intereses. ideológico. de forma tal que lleguemos a asumir un ya que es donde dirimen sus respectivos objetivos y aspiraciones. como poder y como contrapoder.

Par a e llo se est ab lece la o p o r t u n id a d 155 . ¿có m o se t r an sm it e d ich o p o d e r ? Son p r e - guntas qu e h an t e n id o d ive r s a s solucion es. ¿d e q u é for m a se a cce d e al p o d e r p o lít ico ?. Por con sigu ien t e. q u ie n e s h an con se gu id o e st a b le ce r u n m o d e lo se han vist o p r e cis a d o s a b u sca r la for m a d e le git im a ció n d e la e s t r u ct u r a d e p o d e r . Geografía electoral ¿Qu ié n s e r á e l e n ca r ga d o d e gob e r n a r -ge s t ion a r ?. com o ju s t ifica ció n d e un a est r u ct u r a socia l je r a r q u iza d a y a s im é - t r ica . e sp e cia lm e n t e en los p a ís e s m á s d e sa r r olla d os e co n ó m ica m e n t e . d e fin ir las bases s o b r e las cuales se p r o d u cir á la t r a n s m i- sión d e este p o d e r p o lít ico . En cada s it u a ción . com o glo b a lid a d . Lo q u e e n t e or ía se p r e t e n - d e es qu e la fo r m a d e ge s t ió n p olít ica e n cad a m om en t o r e fle je los in t er eses d e los ciu d a d a n os. se or gan iza s o b r e un a e s t r u ct u r a d e p a r t id o s . 6 La asunción del poder político. Uno d e los á m b it os en lo q u e m á s n e ce sa r ia es la cla r ifica ción d e la le git im a ció n se sitúa e n e l acceso y t r a n sm isión d e l p o d e r p o lít ico . Una p a r t e d e la s o cie d a d act ual. u n o d e los com p on en t es d e la le git im a ció n d e b e ofr e ce r las for m as d e t r a n sm isión d e l p r o p io p o d e r . p a r a . a con t in u ación . d e p e n d ie n d o d e la e s t r u ct u - r a social en ca d a m om e n t o y lu ga r . En t od a s o cie d a d e xis t e u n m od e lo social d e l q u e d e r iva n los m e ca - n ism os le git im a d o r e s q u e p e r p e t ú e n las r e la cion e s sociales. con su con sigu ie n t e a r t icu la ción d e l p o d e r p olít ico. Tr a n s m is ión d e u n m om en t o a ot r o y d e una ge n e r a ció n a las sigu ien t es. La ge s t ión socia l. se fundam enta e n e l m od e lo d e m o cr á - t ico fo r m a l d e p a r t id o s p olít icos .

viduos que conforman la comunidad humana territorialmente delimita- co. lo que ha llevado a la aparición de quienes se trata de una temática especialmente importante. Es decir. los ciudadanos eligen entre unas las religión. y de que los tergiversa el significado de la esencia democrática del voto. 156 157 . así como la periodicidad con que se repite lógica. una especialización en sondeos preelectorales de intención de voto. para para los partidos que se presentan. periódica de elegir entre aquellas propuestas de objetivos y de tácticas En general se le da a la geografía electoral un enfoque estructural. No competencia con la geografía social. se haya mostrado un interés por conocer y estudiar el tema. resultado de las En teoría. y los aspectos físicos y materiales del propio territorio. es decir. 1988). a los que se han unido los geógrafos. de especial importancia en la adecuación de sus campañas de poder político. ofrecen gestionar los diversos poniendo el énfasis en los procesos que inciden sobre los individuos. en cuanto a través de la manipulación social del espacio se A pesar del trabajo pionero de Siegfried (1913 y 1949). Una se- Geometría de gunda perspectiva se sitúa en lo que podemos denominar efecto es- geógrafos políticos constataran el interés de «la llamadazyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA los círculos electorales». el modelo democrático pretende legitimar que no se trata múltiples influencias que cada individuo recibe. I. La decisión del voto es el punto final de un proceso. eí al. los resultados pueden ser más favorables a una u otra democracia formal gire en torno al acto de votar. El previo al acto de estudio donde verificar los intereses electoralistas de los agentes de votar. en el que poder aplicar esta concepción y sus técnicas. y esto es lo que go y el geógrafo. (Dix. formas que le son propuestas. dado lado su «aspecto interior» desvió la atención respecto a los procesos que. De hecho. sino que los grupos elegidos son los que mejor cada individuo. 6. que. R. «geográfico» se justificará por la elección del ámbito territorial del estudio. como medio de legitimación de las posteriores actuacio- (1988) se dispone de una interesante presentación. Es así que el territorio adquiere personalidad socio- de todo tipo que ello tiene. La geografía electoral Más importante aparece el tema de las circunscripciones o distritos electorales. nes. a partir de la geogra. Una primera perspectiva será de orden gos y sociólogos. Se tratará de ver centrase en estudiar las relaciones externas de los estados y dejara de como la escala a la que se dirige el voto no es neutra en sí misma. La penetración en geografía de las tendencias cuantitativistas hallan En el hecho territorial debemos distinguir claramente entre los indi- en el tema electoral un material muy adecuado. abriéndose un frente de otras —y por un tiempo limitado—. con las implicaciones tendencia política. da. 1922: 15) actitud y la decisión del voto no son indiferentes. el efecto vecindario o el desempleo. Interpretar la capaci- de una lucha entre grupos limitados de individuos por imponerse al dad de influencia de los factores externos socio-ambientales sobre resto de la sociedad. La organización y reorganización sociales. por el procedimiento del voto. se trata de una escala política. 1967) por un lado se quiere actuar en y sobre el territorio. Mcallister.. la influencia de representa la democracia formal. por otro se deberá se extiende por los países de democracia formal. dando una nueva continuidad a los estudios locales o regio- nales. por cuanto se constata que según sea la forma de agrupa- El hecho de que la vida política de las sociedades desarrolladas de miento territorial. Ante cada una de ellas la electorales. lo rural y lo urbano. paralelo al demográfi. si A partir de finales de los 60 (Johnston. dos momentos. Aquí la competencia es clara con politicólogos. el hecho de que la geografía política se tructurante desde los individuos hacia el espacio. planteando el espacio-territorio como espacio estudios de interpretación y valoración. abre desde otra perspectiva. debe sorprender que este modelo contenga un importante componente Como no podía ser de otra forma. (redistricting) de las circunscripciones electorales será un buen campo En el proceso interesan. esta actuación social y territorial que proponen efectuar los agentes y gru- nueva subespecialización de la geografía política. dando legitimidad a alguna sobre las serán centros de interés en este aspecto. situándonos en la línea marcada en el capítulo paso al análisis de los propios resultados. El En lo que resta de capítulo intentaremos observar el hecho electoral segundo momento es aquel que. iniciándose un nuevo tipo de precedente.. ideológico. Temas como la pertenencia de clase. en el momento de las elecciones. partidos políticos. ha provocado que. Es este el campo de politicólo. lo que ha hecho hablar del interés de las escalas como compor- este acto. una vez efectuada la votación. desde diversos campos de las ciencias tamiento electoral (Chevalier. llevará a cuestionar cuál es la frontera entre el sociólo- reflejan la voluntad social mayoritaria. sobre todo.1. En Bosque Sendra pos políticos. político desde los individuos. de hecho. otro camino de introducir lo de supeditación de la política a los intereses electoralistas. pedir a los miembros que lo ocupan su opinión y opción respecto a la fía anglosajona y de la mano de las concepciones cuantitativas. J.

p r o p u gn a n d o p a r a cad a h o m - Si ah or a nos situam os en la ám bit o d e la e le cció n d e a q u e llos q u e b r e u n vot o d e l m is m o va lo r . a p esar d e q u e la e le cció n s e a e xclu siva m e n t e r esu lt ad o d e los votos d e los in d ivid u o s La escala local que co n figu r a n un a co le ct ivid a d .249 habitan tes d e 1. ha p ot en ciad o su p a p e l p o lít ico . e l qu e se en fr en t a co n op cion e s d ist in t as s e g ú n Esta t e m á t ica a b r e e l cam po a una d is cu s ión id e o ló gica .071 habitan tes y Ma d r id 1 p o r instancias de a d m in is t r a ción p olít ica s i ocu p a n p osicion e s d ist in t as y cada 148.429). ar tísticos y. cu an d o las op cion e s p olít ica s e st á n e n fr e n t a - cio d e in t e r e se s p olít icos p a r t id ist a s. y d e q u e cad a s u p e r io r en la q u e se halla in s cr it a . q u e p u e d a caso d e b ase p r o v in cia l— con u n factor social — e l censo e le ct o r a l— ve r cuestion ad a su ca p a cid a d d e m a n io b r a p olít ica e n base a l co n t r a p o - ob s e r va m os u n m ecan ism o d is cr im in a d o r . Bar celon a r e sp e ct o a Ca t a lu ñ a — ge n e r a n d o u n a cias d e r e p r e s e n t a t ivid a d en la r e la ció n 1/ 4. En efect o. p o s ició n en e l t e r r it o r io . s ólo La im p or t a n cia en la d ive r s id a d d e p o s ib ilid a d e s d e e le cció n p o lít i- s e an sus m ie m b r o s los qu e p a r t icip e n en esta e le cció n . d e m o gr á fico y para m o d ifica r e l va lo r cuan titativo d e l vot o d e los e le ct or e s. es d e e s p e cia l im p or t a n cia cu an d o e l á m b it o lo ca l no e s así. es d e cir . Ello h ace co m p r e n s ib le q u e e l individuo d is p o n ga s ólo d e u n vot o. p u e d e h a ce r ca m b ia r d e fo r m a p r o fu n d a para m o d ifica r e l va lo r d e l vot o in d ivid u a l. la Es p o r ello q u e e l p r oce s o d e m e t r o p o liza ció n q u e afecta a u n gr a n r e la ció n aum en ta hasta ser d e 1/ 47. en cr isis otr os á m b it os d e p o d e r . cu yo t r a s- la escala a la cu al h ace r e fe r e n cia la in st an cia p olít ica q u e se h a d e fon d o se sitúa en e l ám b it o d e la ju st icia socio-esp acial y qu e en t r on ca con tem as com o e l d e l d e s e q u ilib r io t e r r it o r ia l. m ie n t r a s q u e p a r a e l Senado. e n bre la o r ga n iza ció n p olít ico-e le ct or a l d e l t e r r it o r io p r o vo ca r á unos los cen t r os u r b a n os . Al ce n t r a r n os e n la etapa d e la e le cció n d e las op cion es-in t er eses zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHGFEDCBA políticos ve re m o s q u e la va r ia b le e s p a cio -t e r r it o r io juega'. d e s d e su d e r a d o r d e l t e r r it o r io físico.3. h a cie n d o e n t r a r dor y Ma d r i d 1. a l t e r r it o r io se le acost u m b r a a h acer in t e r ve n ir afecta a gr a n d e s ciu d a d e s . con u n p ot e n cia l e co n ó m ico . Pr op on em os com o h ip ót e sis la sigu ie n t e : p a r a cad a á m b it o t e r r it o - lo y va lo r a r lo . En este sen t id o u n p a r t id o p o lít ico q u e se ap oye s ob r e las bases u r ban as no o t o r ga r á un a 6. y se le p u e - de n hace r jugar. s e gú n la escala.223.35 p a r a e l Co n gr e s o d e los t en sión o con flict o p olít ico e n t r e las in st it u cion es qu e co n t r o la n am b as Dip u t a d os (Sor ia 1 d ip u t a d o p o r cada 34. y la for m a d e e n t e n d e r . Efectos estructurantes según la escala política s o b r e va lo r a ció n a la va r ia b le t e r r it o r ia l. p o r cuanto un a d e cis ió n so- d e r situado en los cen t r os m á s d in á m ico s d e la s ocie d a d .88 (Sor ia 25. a p e sa r d e p olít ico capaz d e co n ve r t ir la s e n u n co n t r a p o d e r en r e la ció n a la escala que e n a p a r ie n cia las p ap elet as sean t od as igu ales. p o t e n cia r á n e l factor p o n - com o h ip ót e sis q u e la escala no es n e u t r a . en la con cu r r en t es en . Veam os dos asp ectos. co m o Es p e r fe ct a m e n t e con ocid a la m a n ip u la ció n d e l va lo r social a t r a vé s s o b r e los in t elect u ales. lla m e m os r u r alist as y t r a d icion a le s . la actuación p olít ica ha d e r e fle ja r los in t er eses d e la s ocie d a d .2. s o b r e lo q u e se ha d a d o d e l p e s o d e l t e r r it o r io . La t abla 6. e n lín e a con las p r á ct ica s e le ct or a - das. 158 159 .1 t r a d icción con los p o d e r e s cen t r ales d e esos t e r r it o r io s —Lo n d r e s r e s - re fle ja cla r a m e n t e este h ech o p a r a Es p a ñ a . e n este e st r u ct u r a p olít ica in t e r m e d ia e n t r e la ciu d a d y e l Est ad o.987). Se t r at a d e in t r o d u cir la d e lim it a - p o d e r p olít ico a su m id o en las gr a n d e s ciu d a d e s p u e d a e n t r a r en co n - ción t e r r it o r ia l com o factor p o n d e r a d o r d e l vot o e m it id o . q u e son capaces d e a p r o ve ch a r las e co n o m ía s efectos d is cr im in a t o r io s de o r d e n social. p e r o la r e a lid a d ca. Es evid en t e q u e este tema t a m b ié n t ie n e un a ve r t ie n t e im p o r t a n t e e n 6. e l e s p e ct r o p olít ico. ext er n as y d e a glo m e r a ció n tanto s ob r e los asp ect os e co n ó m ico s . cu a t r o. La ge o gr a fía e le ct o r a l a escala loca l es m u y in t er esan t e p a r a m o s t r a r Un p rim e r asp ect o se r e fie r e a la in t r od u cción d e l h ech o t e r r it o r ia l com o. que ca d a p r o vin cia t ien e e l m ism o n ú m e r o d e sen ad or es. e s p e cia lm e n t e cu a n d o exist e u n a Al co m b in a r u n factor físico —la cir cu n s cr ip ció n e le ct o r a l. t a m b ié n a q u í p o d e m o s p la n t e a r p olít ica s . M anipulación Ideológica del territorio r e la ción con las im p lica cion e s d e l p a p e l y la va lo r a ció n d e las m in o r ía s p ob lacion ales. un os p a p e le s n ad a d e s p r e cia b le s . la r e la ción ca r a a car a. Con t r a r ia m e n t e . Es e l in d ivid u o . e n las cuales cad a gr u p o p olít ico p r o p o n e com o m od e lo a q u e lla co m b in a ció n h o m b r e -t e r r it o r io q u e cr e e q u e le s e r á m á s ad ecu ad a p a r a alcan zar y m a n t e n e r e l p o d e r p olít ico fo r m a l. aq u ellas con ce p cion e s nos h an d e r e p r e s e n t a r p olít ica m e n t e . e le gir . d on d e se constatan d ife r e n - p e ct o a In gla t e r r a . listas. en ge n e r a l.553 habitan tes p o r sena- n ú m e r o de ciu d a d e s . Par ece ló gico p e n sa r q u e si las instancias d e p o d e r p olít ico s e gú n las escalas. como for m a d e p o n e r al esp acio físico a l s e r vi- en d e n om in a r cu lt u r a le s .

Barcelona. Zaragoza.3. G77 G79 G82 M83 A83 G86 M87 A87 G89 A91 mo Ma d r id . la h ip ót e sis se ve r ifica p le n a m e n t e . Hemos t om ad o com o m od e los tr es p r o vin cia s d ife r e n cia d a s s e gú n la com p on en te h ist ór ico-n a cion a list a .1. Participación • D Participación Participación 75 • 70 • 65- 60- 55- 50 - G77 G79 G82 M83 A83 G86 M87 A87 G89 A91 G77 G79 M79 A80 S82 M83 A84 M87 A88 G89 M91 Años Años Gráfica B. sob r e las d ive r sa s e le ccion e s p olít ica s qu e D se han efect u ad o en Es p a ñ a d u r an t e estos ú lt im os a ñ o s . Bar celon a. Ot r a . Participación Gráfica B. • te e l p e r io d o in icia d o con las p r im e r a s Ele ccion e s Ge n e r a le s en 1977. en la q u e los 60- 5 5 J sen tim ien tos r egion alist as son utilizados d e s d e cie r t os á m b it os .2. En las gr á fica s A y C se p r o p o n e n com o e je m p los la secu en cia Gráfica B.1. Zaragoza. la e vo lu ció n d e los p a r t id o s .r ia l al q u e se r e fie r a la con vocat or ia e le ct o r a l. 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 87 88 89 90 91 Estamos acost u m b r ad os a qu e los a n á lisis q u e se d ifu n d e n t om e n como base este t ip o d e gr á fica d e e vo lu ció n p a r a in t e r p r e t a r y. la d e cis ió n d e vot o se ve m ediatizada p o r la escala p olít ica a la q u e se r e fie r a . sin q u e en a p a r ie n cia r e sp on d a n a n in gu n a t e n d e n cia .3. La o b s e r va ció n d e estas gr á fica s se h a ce d ifícil d e in t e r p r e t a r . en la q u e la com p on en t e nacionalista se h alla clar am en t e p r e se n t e . Madrid. Participación cr o n o ló gica d e la a b s t e n ció n y los r esultad os ob t e n id os p o r los p a r t id o s m a yor it a r ios en cad a p r o vin cia (como cir cu n s cr ip ció n e le ct or a l) d u r a n . Madrid. Barcelona. a q u í no p r e se n t e s. Gráfica A. Gráfica A. Por tanto d e b e r ía m o s su p on e r los liga - dos a ot r os factor es sociales. en d o n d e no existe e vid e n cia d e q u e im p lica cion e s n acio- Años nalistas la e n fr e n t e a l Est ad o. Participación Gráfica A. Qu e d a p o r ve r ifica r la e n otr as situacion es. Por últi. Participación Ap lica d a al caso e s p a ñ o l.2. d ad a la s u ce s ión d e altos y b ajos q u e se o b s e r va n . Zar agoza. Participación • a Generales Generales • 75 Autonómicas 701 X Municipales 65 60 55 50 77 78 79 80 81 82 83 84 86 86 87 88 89 90 91 77 78 79 80 81 82 83 84 85 87 88 89 90 91 Años 160 . s ob r e t od o p a r a e xt r a p o la r h acia e l fu t u r o.

O) co % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral . J M M U ^ N N U U A «JI a en o es en O zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJIHG zyxwvutsrqponmlkjihgfedcbaZYXWVUTSRQPONMLKJ S • ño % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral .

4^ % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral % sobre censo electoral .

p r á ct ica m e n t e . los in d ivid u o s . q u e se con s id e r a n m á s ad ecuad as p a r a cada escala. co ge n e r a l d e l m om e n t o d e la vo t a ció n . Por e llo p u e d e n m ism os. m ie n t r a s q u e lo e s t r u ct u r a l q u e d a a salvo a escala d e Est ad o. ve m os p o r m u n icip io s . lo q u e p a r e ce r e fle ja r un a cla r a d ife r e n cia ció n en las act it u d es com o p e cu lia r id a d e s h ist ór ica s d e cada t e r r it o r io —a lo q u e o t r o s ca lifi- d e l vot o p ar a cad a escala. com o se e xp r e s a d e fo r m a co lo q u ia l. en e l m o m e n - p r o p ia a cada escala. Al calificar este h ech o d e est r u ct u r an t e lo q u e se p r e t e n d e in d ica r ¿Qu é sign ifica la t r a n s for m a ción q u e se obser va? Fijé m o n o s q u e lo es q u e . p o r su p a r t e . q u e e xis t e n Lo loca l. El ciu d ad an o sabe q u e a esta escala se ju e ga lo co t id ia - com o los p a r t id os asu m en este m is m o h ech o e sp a cia l d ife r e n cia l. m e n t e . d e ser cie r t a la h ip ó t e s is . n o. cias m u y e s p e cífica s p u e d e n ser m ot ivan t es d e efect os e st r u ct u r a le s a r egion alist a es d om in a n t e d e n t r o d e la p a r t icu la r d in á m ica d e cad a escala d e l Estado. t or p a r e ce n m od ifica r s e cu an d o d e s ce n d e m os a la escala lo ca l. com o It alia y Fr an cia. gr a n d e s ten den cias y e volu cion e s d e cad a p a r t id o en e l con t e xt o p olít i. Los ob je t ivos d e l e le c. se constata com o la h o m o ge n e id a d d e l vot o a lr e d e d o r d e cada p a r t id o en cad a cir cu n st an cia es m a yo r . 167 Powered by TCPDF (www. en cad a con t ien d a e le ct o r a l. d o n d e las r elacion es d ir e ct a s q u e d a n p r iv ile g ia - ám b it os t e r r it o r ia le s . Per o si sob r e cad a u n a d e estas gr á fica s in t r o d u cim o s u n filt r o d is . esta escala in t e r m e d ia e n t r e lo lo ca l y e l Esta- cie r t a for m a d e con cie n cia en r e la ció n a a q u e llo q u e se vot a. la cu al se s u p e r p o n e a la base e s t r u ct u r a l d e las to d e la gu e r r a fr ía los p a r t id o s comunistas p u d ie s e n ob t e n e r a lca ld ía s . a l no in t r o d u cir s e m á s 166. ést a se ve un o d e ellos se ju st ifica p o r ofr e ce r p r op u e st a s sociales e id e o ló gica s m atizada p o r e l á m b it o t e r r it o r ia l-fu n cio n a l. Es d e cir : q u e e l vot o ge n e r a l asum e una can p o r n a cion a lid a d —. m ien t r as q u e a esta m ism a escala la o p ció n n acion alist a. en in t er eses d e los ciu d ad an os (aqu ellos q u e p u e d e n ser m a n ip u la d os este caso con s id e r a r aislad am en t e los r esu lt ad os s e gú n la escala a la d e n t r o d e los lím it es est r u ct u r ales d e l sistem a). Ello es lo q u e r e fle ja e l m a yo r n ú m e r o d e vot os les d e a b r il d e 1931. e xce p cion e s q u e con fir m a n la r e gla . d o n d e De lo q u e se t r at a en este p u n t o es d e in sist ir e n la d ir e cció n de las e l car a a. m e n or in t er és p o r e l á m b it o a u t on óm ico. q u e das. gr á fica s B y D. y d o n d e los p a r t id o s se sit úan d e t r á s d e la p e r s o n a lid a d in d iv id u a l la escala vu e lve a n o ser n e u t r a r e s p e ct o a las act it u d es y d e cis ion e s d e los can d id at os. d e t om ar d e cision e s d ist in t as. ' Allí d o n d e in t e r vie n e una p r o b le m á t ica h ist ór ico-t e r r it or ia l e s p e cífi- Ob ser vem os q u e . e l go b ie r n o -p o d e r r e gio n a l o e l p r e s e n t a d o estas d ife r e n cia s s o b r e la base d e los r esu lt ad os e le ct or a le s go b ie r n o -p o d e r lo ca l. p o r q u e no s e r ía lo m ism o lo q u e nes son m á s acusadas. Lo q u e s ign ifica r ía . Ello Las gr á fica s nos h a ce n p en sar en la exist en cia d e un a ló gica in t e r n a e xp lica com o e n p a ís e s cap italistas. En la p r o vin cia q u e r e p r e s e n t a a los t e r r it o r io s sin d u a lid a d n acion a- lista — Ma d r id — . factor es q u e los p r o p io s y p er son ales d e l t ip o d e p r op u e s t a e le ct o r a l cr im in a n t e . ticas.m e d id a en q u e la vid a p olít ica r e fle ja una p a r t e d e los q u e se ha hecho ha sid o liga r los vot os a una va r ia b le h o m o gé n e a . a u t on óm ico y m u n i. ya q u e cad a r a : Sobr e una base id e o ló gica e s t r u ct u r a l (voto p a r t id is t a ) .o b s e r va u n No obstante ca b e s e ñ a la r . s e . t iva q u e a ca b ó con la Mo n a r q u ía y d io paso a la II Re p ú b lica . vie n e afectad o cla r a m e n t e p o r ser e l á m b it o in ter eses y ob je t ivos d ife r e n cia le s p r op u e s t os p a r a ca d a un o d e estos d e la vid a cot id ia n a .org) . En este caso se t r at a cip a l. ca. d e cid ir e n ca r ga r su ge s t ió n p olít ica a p a r t id o s d ist in t os. y q u e se p u e d e n t r a d u cir com o h ip ót e sis d e la s igu ie n t e m a n e . Se p u e d e d e d u cir d e este h e ch o q u e r elacion es q u e va n d e s d e e l in d ivid u o h acia e l e s p a cio -t e r r it o r io . d et on an t e d e una sit u a ción p r o fu n d a m e n t e con flic- q u e ob t ie n e n las for m a cion e s d e este sign o p r e cis a m e n t e en las e le c. q u e ve n im os m an ifest an d o a lo la r go d e l li b r o . r e p r e s e n t a d o p o r la va r ia b le escala. aspectos d ife r e n cia le s e n ju e go a cad a escala t e r r it o r ia l. en la .car a es m á s im p o r t a n t e . lo q u e en e l le n gu a je d e n u est r os p olít icos se califica h a b it u a lm e n t e neas. d on d e es m a yo r e l gr a d o d e q u e si la m a gn it u d d e la m a n ife st a ción loca l se p r o d u ce en cir cu n s t a n - a b s t e n ción . a q u e co r r e s p o n d e cad a e le cció n . La sin u osid ad in co m p r e n s ib le d e las gr á fica s a n t e r io r e s se t r a n s . y n un ca e l p o d e r d e l Estad o. q u e hay d o . no h ay e n t r e cr u za m ie n t os d e lí. cu l- e l ciu d ad an o no es tan in con scien t e com o a ve ce s se d ice . e n la cer teza d e q u e a cada escala p olít i- for m a en unas lín e a s q u e r e fle ja n unos p r oce sos ah or a coh e r e n t e s en sí ca son d ife r e n t e s los in t er eses d e los ciu d ad an os. d ife r e n cia d a s . e fe ct iva - q u e estaba d estin ad a cad a vot a ción : á m b it o estatal. Si analizamos la p r o p a ga n d a e le ct o r a l. Per o se cion es au t on óm icas (CIU —Co n ve r ge n cia i Un ió — e n Bar celon a y PAR tr ata d e situacion es q u e . p e r m it e r e fle ja r actitud es p e r fe ct a m e n t e d ife r e n cia d a s . Por e je m p lo . com o nos e n s e ñ a n u est r a p r o p ia h is t or ia . se t r a n s fo r m a n e n las q u e for m u la cad a p a r t id o . con sus im p lica cio n e s p r á c. son —Par t id o Ar a go n é s Region alist a— en Zar agoza). las d ive r ge n cia s en las vot a cio- d e l in d ivid u o y d e su r esu lt an t e socia l. u t iliza n los r esor t es q u e t ie n e n en su m an o. com o s u ce d ió en Es p a ñ a en las eleccion es m u n icip a - p a r t id o d e este sign o.tcpdf. lo q u e q u e d a r ía m e jo r r e fle ja d o si se h u b ie s e n r e p r e se n t a e l go b ie r n o -p o d e r ce n t r a l. a la h o r a d e m in a n d o la d o b le d ir e ccio n a lid a d d e las r e la cion e s h om b r e -e s p a cio d e cid ir la d e le ga ció n d e su r e p r e s e n t a ció n p olít ica . Por e llo . a este n ive l.

696 130. en los siglos XV 50.476 21.317 173.753 4 4 92.188 25.935 5 4 111.872 167.179.558 7 4 101.099 168.069 108. Madrid 4.061 102.S41 388.582 64. Toledo 485. Gerona 476. Orense 435. Baleares 671. Tarragona 523. Granada 797.623 42.790 Es a partir de la época de los descubrimientos.576 29.490 12 4 129. Lugo 410.233 6 4 111.554.940 10 4 118.803 4 4 65. Huesca 216.S43 108.385 39.138 165.941 7 4 108. Murcia 1.159 3 4 77.693 55.429 escalas funcionales —regional y local—.480 S 4 104.494 5 5 4 4 105.921 531.188 11. e insistido en las escalas de 30.661 28.692 10 4 121. 369. Sta.500 y XVI. Vizcaya 1.213 3 4 34.485 3 4 50.734 ción sobre las instancias de poder.426 69. Almería 432.135 90. Pontevedra 893. Castellón 526.219 7 4 99.788 5 4 97.254 88.832 269.501 18.596 6 4 112. León 531. Ávila 186.481 4 4 86.000 208.582 de los procesos políticos. Ceuta 69. 43.826 9 4 126.124 político-espacial a escala mundial 15.333 119.251 S4.702 45.871 ámbito único sobre el cual se ha ido produciendo y reproduciendo la 41.197 48.836 nos la escala mundial como ámbito global de la sociedad humana.321 10 4 107. Cáceres 432.805 mundial: La organización 10.826 4 110. Cádiz 1. Jaén 672.995 34. No será prácticamente hasta finales del 168 166 .221 32 4 147.805 Se trata. Albacete 347.106.178 12.039.508 177. Barcelona 4.602 38. Navarra 518.134.713 9 4 115-524 259. del 40.277 189. Coruña (La) 1.270 444.141 5 4 86.980 7 4 51.707 6.739 16 4 132.053 57.434 desarrolla la totalidad de la vida humana. considerar al Planeta como una unidad cerrada. Segovia 151.182.245 5 4 106.1.342 3 4 62. y este es un aspecto de extraordinaria significación.870 86.135 Una vez tratada la escala estatal.685 7.870 3.173 49. Melilla 56.808 9.753 3 4 72.807 3 4 51.893 9 4 32.870 44.593 16. Badajoz 660. de las relaciones sociales y 37.951 65.553 historia de la humanidad.831 decir.223.476 1.327 4 4 64.274 121. Palmas (Las) 191.899 131. Cantabria 14.904 7 4 113.664 5 4 95. Teruel 154.951 2. en la cual se 106.000 1 2 119.173 121.640 23.723 129. Valencia 2. Alava 263.928 13. Cuenca 221.893. Guadalajara 146.568 111.836 36. Rioja (La) 38. Alicante 1.485 17.249 132.149 26.787 251.774 47.004 9 4 122.758 122. Guipúzcoa 710.1 Valor relativo del voto sobre población total Número de Población por Circunscripción electoral Población Diputados Senadores Diputados Senador provincial 1987 Congreso Congreso 7 1. cuando se toma conciencia de que lo que había sido considerado 52.539 4 4 92. Palencia 3S.294 295.889 276.717 33 4 148. señalado el papel de las otras 28. Salamanca 258.717 223.538 4 4 90.071 25. Cruz de Tenerife 695..006. ha llegado el momento de plantear- 33.735 4.269 5 4 88.669 304.035 S.345 5 4 87. Sevilla 1.864 5 4 97. Huelva 440.737 8 4 111. Zaragoza 835. es 34.331 un mundo indeterminado e ilimitado se transforma en un mundo finito y progresivamente limitado.054 110.078 3 4 73.385 92.270 19.719. La escala mundial y el sistema-mundo 47.743 3 7 4 4 63. Lérida 360.820 186.941 36.078.294 1.092 283.207 3.114 46.811 27. Ciudad Real 486. Zamora 231.305 5 4 82.713 5 4 86. Asturias 1.372 5 4 97.580 actuación de los individuos en su actividad cotidiana y en su proyec- 31. Burgos 368.706 22.216. Soria 102.823 3 4 48. Valladolid 488.322 747.495 37.428 108.466 46.188 92.661 1 2 56.126.067 24. Córdoba 757.586 6 Geografía política a escala 7. TABLA 6.166 20. Málaga 1.877 103.986 199.

de un área territorial a otra. siguiendo los pasos del historiador I. 1981. claramente dominada relación entre los estados y los territorios. lo que no es extraño en una época en que el espacial única que forma el Planeta. conjunto sobre El capitalismo monopolista (1966). Ricardo plantea claramente la importancia internacionales. A partir de entonces nuevos análisis a escala global ensayarán junto de actuaciones independientes. así como también con cir los análisis a escala mundial. los análisis macro-sociales y los análi- primeros escritos económicos liberales —Adam Smith o David Ricar. y no sólo eso. definida por un marco de relaciones en los cuales los estados aparecen curiosamente sin prestar excesiva atención. F ligio XIX que se pueda dar por completado su exploración y recono. dos (dictaduras. a Baran y Sweezy quienes en los años 60 sociales— varía de un país al otro. entran en relación político-económica de intercambio a escala mundial. Sweezy o Frank. monarquías o repúblicas). Emmanuel (1969) y de S.. y modelo que hace del mundo una unidad de relación económica y En este sentido es importante. el de su hegemonía en las relaciones internacionales capitalistas. modelo basado en el mercado. Taylor efectúa ca. estos años. comercio exterior y el comercio colonial se hallan en la base del propio Desde le punto de vista del análisis de las relaciones económicas desarrollo del capitalismo. el nuevo modelo de articulación internacional del espacio se de! continentes. hasta finales mundial. a los trabajos citados de Baran. sis político-económicos. un único sistema que se hace cada vez más evidente a escala mundial. 11o. así como de las consecuencias que tienen para cada de la división internacional de la producción que implica al espacio en territorio y para cada lugar podemos situar —sobre la base de los cuanto el precio natural —como coste de reproducción simple de la análisis de Marx y de las controversias sobre el imperialismo del pri- fuerza de trabajo. todas ellas proponer interpretaciones sobre el proceso desarrollo-subdesarrollo configuran un único mercado de base capitalista. en el que los Estados Unidos alcanzan la consolidación indiscutible se le unirá un nuevo mecanismo. al imponerse como el único modelo estados hegemónicos —EEUU y la URSS—. para que puedan alcanzar algún sentido y sig- do—. aparecen como años de competencia entre dos grandes una dimensión unitaria al Planeta. en la medida en que con ellas lo que se preten. G. como relaciones económicas son. democracias. intercambio a escala mundial. que será esencial en la articulación del espacio a escala cuando desde ciertas ópticas de consideración. todos ellos deben hacerlo bajo la lógica del modelo capitalista como modelo domi- quedarán inmersos en la lógica de unas relaciones económicas inter. ~---=r-- le la edad moderna. esta vez de orden económico. Wallerstein (1974) con su de es apropiarse o controlar un territorio para su explotación económi. en cualquier caso se está de de relaciones económicas a escala mundial. deben ser enmarcados en el interior de la unidad lógica dinámica a escala mundial. El desarrollo del capitalismo y de la industrialización. como las unidades dinámicas de un gran juego que tienen fogar a Los primeros imperios coloniales de lo que ha dado en denominar. en la asumen claramente la internacionalización como idea de globalización competencia. Se está de acuerdo en que. y si consideramos también que estas camino de la interpretación económica. Bajo esta interpretación. mantiene dentro de la dominancia del modelo de relaciones capitalis- El poder británico reafirmará aún más esta dimensión mundial. si asumimos que el inter. se configuran ya como Llegados al siglo XX y. y ciertos historiadores con posterioridad. caracterizándose precisamente por su mundialización. el portugués y el español. Si aceptamos que la actividad económica es el móvil esencial de En el ámbito de la geografía política actual. el motivo funda. interpretación histórica del moderno sistema mundial. nante a esta escala. Cada uno de ellos alcanza todos los gran. sino que. superada la Segunda Guerra imperios de ámbito mundial. dejan clara esta idea a través de la obra de Baran (1957) y de su trabajo pretar la historia de la edad moderna y contemporánea exige introdu. a través de P. escala mundial. cuando aún pudiendo existir diversos modelos de gestión política de los esta. tal como aparece claro desde los política. Inter. Amin (1970). 170 171 . por las posiciones anglosajonas. cimiento. la incorporación de la idea del siste- cambio económico se halla en la base de la conquista. sino que se introducen. Mundial. apropiación y ma-mundo como unidad significativa de análisis global no sigue el colonización de otros territorios. la dinámica mundial no quedaría representada por un con. Taylor a partir de mental de las guerras. nos daremos cuenta que nos hallamos ante una realidad claramente un evidente esfuerzo de presentación y defensa de este concepción. directa o indirectamente. en el que intervienen factores naturales y factores mer tercio del siglo XX—. a pesar de su procedencia anglosajona. a la cual tas. Aun capitalismo. como los de económico dominante sobre lo político. acuerdo en aceptar que los países denominados comunistas. A. y?. ya hemos señalado en el capítulo 4. la consideración de la economía jugando un papel central en una nificación. nacionales bajo el paradigma del modelo capitalista de relaciones de Los economistas primero. sino que de hecho. otorga de los 80. en la libertad de precios. como se ha la aportación de A. Frank (1965) sobre el desarrollo del subdesarro- señalado. sobre todo.

y no asumido todavía los cuales puede reconocerse. o algún o algunos mo- de la ciencia. cultural o lingüística. dotando a cada uno de ellos de una personali. en íntima en el espacio mundial. o aquellas someti. con planteamientos ideológicos basada en el sistema-mundo como escala significativa de análisis glo. como límite de separación entre estados. Por tanto. siglo tras siglo. situada en un marco han ido modificando y/o sobreponiendo elementos diversos en función de interpretación que aparece como un razonable medio para alcanzar de los intereses de las sucesivas épocas o dominios. y ante el que sólo nuestras limitaciones han impedido su sociales y económicos. todos los En los dos primeros ejemplos. la medida en que se espera que pueda ser superado por algún miem- das a mayores procesos de cambio sobre su dominio. se grado de clarificación de la lógica de los procesos. concepciones sociales o entre lenguas. y por lo tanto un ámbito de ruptura mundo. que por su apropiación y dominio. como nudo de mares y continen- tes. Qué es lo más una comprensión global de los procesos. el paso de pueblos. estarían interesadas en hacer avanzar estos límites den- orígenes. según la por el hombre. Como hemos analizado en capítulos precedentes a otras escalas. etnias o razas. de fronteras sometido a dinámicas sociales —incluidos los flujos de población—. y cuál de éstos?. El caso español es muy significativo en este sentido. en un planteamiento holista válido?. La difusión o la conquista las sucesivas etapas por las que ha pasado un territorio. étnicamente diferenciadas. En este sentido la frontera muestra la situa- zonas-frontera de contacto de culturas. en mayor o menor grado. en este caso entre sociedades. las cuales. enfrentados. también a escala mundial una grave dificultad en el análisis deriva de Las fronteras que los procesos sociales se han ido produciendo y reproduciendo sobre las mismas bases territoriales. uno de los a escala mundial temas clásicos en geografía política. en un Lo mismo puede extrapolarse para los aspectos político-ideológicos. sistemas conquistar. seen imponer sobre él. pueda proporcionarnos instrumentos prospectivos. tro del espacio del otro. y donde es difícil saber reconocer cuál es el momento en oposición a otro. de continuidad de una situación. en aquellas zonas del Planeta con mayor poso histórico. cultu- políticas e ideológicas diversas. rente a sus intereses en cada situación histórica. de evidente importancia y con un alto conservar y que eliminar. Hecho especialmente significativo en pueden ser ultrapasados o modificados —como lo es todo record—. pero que se presenta como ámbito por conocer y capacidad destructiva posterior. El poso de la historia en las divisiones territoriales Un reflejo de este aspecto se relaciona con la frontera. relación con su posición geográfica. actuación o proceso. cuando exista una pugna política y/o cultural El concepto frontera se aplica a aquel tipo de límites móviles. Se huye de los análisis empiristas-inductivistas que se mentos posteriores de gran importancia o brillantez. para señalar los límites de la mente. así como legitimadora de los modelos políticos que se de. o serlo en el futuro. La frontera es siempre un límite. pasemos a considerar algunos aspectos de las relaciones políticas tas. en tes se sitúan entre lo conocido y lo desconocido. estos límites lo son dad especifica. al constatar como. por cuanto el hecho físico-territorial de transformación del espacio Introducidos de forma sumaria en el sentido de una concepción social es producto de distintas culturas. como límites del saber o de fronteras políticas. la mente y el conocimiento. como son las bro de la especie humana. las cuales han ido actuando sobre cada rales o lingüísticas. cada espacio-territorio se ha visto fronteras mentales. Es el problema con el Desde la perspectiva de la geografía política interesan especifica- 172 173 . del conocimiento. Así se habla de Año tras año. los vestigios que perviven en un momento dado. ya que puede haber sido Ciertos análisis de geografía histórica se interesan por mostrarnos distinta en el pasado. se propone un que se enfrenta la rehabilitación histórica cuando debe decidirse qué modelo. civilizaciones. desde los más remotos tiempos de los que se dispone de constan- cia histórica. culturas. En base a una concepción materialista de la historia. Esta situación es especialmente grave sobre el territorio en general. con toda ha tomar como punto de referencia historicista reivindicadora de los probabilidad. los lími- espacios-territorio actuales son espacios fuertemente historizados. avance. ¿lo inicialmente actuado y construido. limitan a consideraciones descriptivas de situaciones aisladas. entre territorio con la pretensión de convertirlo en un espacio social cohe. En la frontera política. dentro de un único territorio. a lo largo de los años. ción correspondiente a un momento dado. esfuerzo por proponer un modelo interpretativo que. y con pretensiones autonomis- bal. a ser posible. rastreando en territorial serán mecanismos modificadores de límites fronterizos. a nuestro entender.

cuya función es la apropiación y refuncionalización del terri- sión y penetración desde espacios heterogéneos exteriores. la mayor de las cuales la colonia fran- bien en un proceso de dominio del medio físico como medio de pro. torio a medida que nuevos colonos avanzan y se instalan en espacios Por el otro. ha comportado la constitución de frentes sociales. Tristemente la descoloni- de la formación de la CEE o de la integración económica entre EEUU. una vez retiradas dominio físico-productivo y dominio social. o bien de una frontera estable como parte de los antiguos países coloniales europeos. En la medida en que los estados son unidades autónomas de gestión Como consecuencia de la ocupación tendrán efecto unos procesos de 174 175 . de un alto ras políticas territoriales a escala internacional (Prescott. gurado sobre la base de unos 170 estados soberanos y cerca de 40 te- Las fronteras de colonización serían casos de frontera dinámica. Si la frontera define unos límites nómica. por tiva dinámica conviene considerar si se trata de una frontera en proce. de interior de los nuevos estados. cesa de Nueva Caledonia. (Reboratti. y en especial Gran Bretaña. aún cuando sabemos perfectamente que pue. caso de las fronteras agrarias. no alcanza los 20. Estabilidad que es deseada por una gran parte de la pobla. Cualquier atlas histórico no hace más que reflejar. cuanto en él. quedando el mundo confi- que no significa necesariamente que sea permanente en el tiempo. jurídi. de Estado. lo 60 prácticamente se había cerrado este ciclo. como barre. 1990) potencias coloniales. culturales. la constitución de un nuevo Estado introdu- relación entre el hombre y el medio físico y aquellas que reflejan la ce cambios en las relaciones internacionales. fueron una forma común de actuar en estos cambios. están permanentemente presentes en estas regiones del mo espacios económicos separados por barreras aduaneras —del tipo mundo desde los años de la descolonización. que puede suponerse consciente. A finales de los años resultado de un juego de fuerzas opuestas en equilibrio dinámico. al dejar lastrados unos territorios con graves pro- cos—. con Gran Bretaña a la cabeza.000 km . zación ha representado dejar en estas zonas abierto el camino al con- Canadá y México—. con los consiguientes conflictos armados que reagrupación heterogénea y conflictiva de grupos antagónicos en el acostumbran a acompañar la gran mayoría. la frontera eco- político a plazo más o menos largo. flicto. Las fronteras políticas. de las fronteras políticas y con proyección sobre cambios en el espacio Desde la óptica estricta de la ocupación económica. grado de heterogeneidad socio-territorial. por consiguiente. vacíos o semivacíos. con importantes influencias sobre la transforma. En este sentido la frontera es el ele. o lo que es lo mismo. que caracterice al nuevo Estado. cultural— ción ya que. pre. reflejan un territorio que le corresponde y. demasiados de los casos de descolonización de estos últimos años. su modificación. que la actuación de los países coloniales. como nos lo muestra en abundancia la historia. siguió a la segunda Guerra Mundial fue especialmente significativo. religiosos o culturales. como fue el caso del avance las tropas que imponían el dominio militar territorial de las antiguas hacia el oeste norteamericano. En el caso de los territorios semivacíos se trata de das después de la Segunda Guerra Mundial. Desde este punto de vista será muy importante el grado estabilidad. dejaron una herencia. ideológico-religiosos o étnico-raciales. blemas internos que debilitasen su potencial capacidad de emancipa- Ahora mismo es un momento activo en este sentido. muy especialmente relacionado con la delimitación o reestructu- ción de las fronteras sociales dentro de estos territorios. Fragmentación de grupos étnicos. un momento del equilibrio dinámico sos conflictos armados con graves consecuencias. dominio territorial. este continuo movimiento de fronteras derivado de cambios trataba de prolongar el dominio político-económico una vez cedido el territoriales pohtico-mihtares. y en sus fronteras políticas. nuevo papel ración de las fronteras. pioneros. mento definidor de los límites territoriales de los estados. Aquellas que representan límites en la y de administración política. Guicho. La frontera política representa un límite coyuntu. tes. Una retirada y cesión de soberanía comportará la concreción del den cambiar. Por desgracia ha podido constatarse responderá a una lucha cruenta. las cuales definen mercados co. en Africa y el sur de Asia (ver: El estado del mundo en sus sucesivas La historia del Próximo Oriente y de Europa es un vivero de cambio ediciones). de coherencia o de heterogeneidad social —étnica. dictaduras y golpes cambios en las fronteras económicas. mente dos tipos de fronteras. Desde una perspec. religiosa. áreas de muy baja densidad de ocupación por parte de antiguas tribus. como línea de avance. de los que efectivamente han derivado y están derivando numero- ral histórico. en la inmensa mayoría de los casos. embrión de conflictos laten- nett y Raffestin. de las fronteras del equilibrio dinámico entre sociedades con una mayor tendencia hacia la nuevo Estado. o bien de combinación entre comportó la cesión de la soberanía al nuevo Estado. Guerras civiles. 1974). Por un lado ción y de desarrollo económico. Por ello el periodo que línea de contacto entre sociedades en un momento. por no decir siempre. 1965. muy especialmente del proceso histórico.se produjo un amplio proceso de descolonización por so de avance o modificación. La descolonización 2 ducción. no hace más que actuar como barrera social frente a la difu. sociales —hngüísticos. cambios en las fronteras políticas tal como fueron defini. Se cisamente. rritorios y pequeñas colonias.

el Estado Vaticano. continente a otro. es el medio ONU. Fuera del marco de la ONU existen países 2 que desde antiguo mayores facilidades ha dado al hombre para ser aun más pequeños Liechenstein con 157 km . es compensada con la movilidad. China. Canadá. EEUU.8 km y el Estado Vaticano con 1 km .4 millones de km de EEUU. los citados El mar fue durante muchos siglos el articulador del espacio terres- URSS. respecto al peso 25 ss. ideológica. (Pirenne) Pero el avance hacia la mundialización es lo que exigirá un mayor Un aspecto particular de los estados es la gran diversidad de exten. dará lugar a la aparición subsiguiente de conflictos sobre estados en beneficio de los pequeños. Samoa. UNESCO o UNICEF. de cada una de las cuales el mundo helenístico y estados: De los macroestados a los microestados Asiría son dos ejemplos históricos. estos espacios se integran progresivamente en el mercado mundial. pasando por los 505 mil km 3 2 factores en el medio físico. 1956. Reboratti. A lo largo de la historia aparecen dos tendencias en la expansión territorial. tecnológicamente muy superiores. dispone de una elevadísima capacidad de influencia ideológica y descubrimientos. incorporar desde un primer momento-el tema de la continentalidad. hasta los más pequeños posibilita la redistribución mediante el intercambio. Esta diversidad hace que los seis estados más grandes. jurídica. lo que. OIT. al abrirse la posibilidad de desplazamiento de un política pese a su minúscula superficie y a no pertenecer a la ONU. El mar y la continentalidad A partir del momento en que se establezca una frontera. por factores políticos ajenos a estos indica- La frontera. la cual de España (Estado número 49 en extensión). que puede devenir fácil- mente en conflicto cruento. e incluso de llevar a dentro de esta homogeneidad se introducen o existen grandes hetero. sea lingüística. religiosa o étnico-racial-tribal. 1990: extensión territorial o el volumen de su población. el más significación que tuvo en su papel articulador de una cultura el Medite- pequeños de todos. este materiales de lucha contra el hombre y de transformación del espacio hecho se plasma en la independencia que existe entre aspectos como la físico. por conside- geneidades hace su presencia la tensión entre ellas. URSS. Recordemos la casi el 60 por ciento de las tierras emergidas. acceso y uso del mar como ámbito superficial que une y envuelve a sión territorial que abarcan. (Turner.6 millones de km de 2 2 La heterogeneidad del espacio. En el caso del funcionamiento de la ONU. como la FAO. La hidrosfera —mar y cursos fluviales—. abandonar la UNESCO por parte de EEUU y Gran Bretaña. con la desigual distribución de los China o los 9. Maldivas con 298 km . voto. Si y Francia—. aniquilación o integración de los indígenas residentes. y ha reforzar la heterogeneidad con mente en relación al acceso al mar. La importancia para los estados de sus límites fronterizos y de su guirá un espacio interior de un espacio exterior. a un tiempo delimita un espacio homogéneo y lo separa dores. se distin. como Malta con 316 km . en especial aquellos que pertenecen a de dominio territorial. 2 2 de personas y mercancías. La que da lugar a un poder marítimo y a la que lleva hacia el Desequilibrios en la dimensión territorial entre los diversos poder continental. 10 millones de km de Canadá. la base de esta heterogeneidad social. o 2 2 utilizado como medio de transporte en el desplazamiento e intercambio los minúsculos Monaco con 1. Cuando los imperios se mundializan deben ne- la ONU y a sus distintos organismos especializados. por cuanto a cada Estado le corresponde un la. de forma tal que quién OMS. (hasta 1991). cultural. Reino Unido de los otros espacios con los que quiere mantener sus diferencias. Con el avance de la fronteras económica. En contrapartida. China. esencialmente agríco. muy especial- homogeneidad en el interior. por sus características ideológi.). Para conseguirlo microestados. más Brasil y Australia llegasen a ocupar tre. llevó a la geografía política clásica a respecto al espacio exterior. tendente a buscar la situación y posición relativa respecto al medio físico. Cada Estado configura una unidad política con toda su significación De hecho el mar deviene el gran ámbito de intercambio comercial y representativa a escala mundial. 9. domine el mar podrá proponerse dominar el mundo. Desde los 22. desplazamiento. disponen de derecho de veto —EEUU. Seyche- 2 2 han sido siempre muy importantes las vías y los medios de comunica- lles con 280 km . rráneo. cesariamente apoyarse en el dominio del mar. Ello ha sido motivo de discrepancias. cosa que intenta- 176 177 . político formal en su seno. ya que por él circularon y se difundieron las ideas. o la importancia del mar a partir del siglo XV en la época de los cas. Esta diversidad de tamaños introducirá en la vida internacional cier- incapaces de oponerse al avance de unos grupos dotados de medios to tipo de problemas. con toda rar que esta distribución de votos era desfavorable para los grandes probabilidad. San Marino con 60 km .4 millones de km de la URSS 2 todos los continentes. y sólo cinco estados. o el más pequeño entre los 157 con presencia en la 2 ción y transporte. con 197 km .

1988). 1985. con la única limitación de la autorización a sobrevolar otro Estado directo al mar. en sus partes centrales y más extensas. han tenido gran importancia histórica ma mediante la apropiación/ normalmente por conquista militar. de como núcleo de crecimiento de grandes civilizaciones. ampliamente incentivados por la peso y volumen. los enormes costos en tiempo que rum. Numerosas situaciones de tensión geopolítica y de conflicto dependen de ello. mientras que la aviación a absorbido la mayor parte difusión del comercio mundial. da y dará lugar a cuando permiten la navegación. según favorezca en cada momento a los intereses pro- 178 179 . litorales —pasillos terrestres. sobre todo buen objetivo de conquista territorial. españoles. en cuanto configuradores de valles fluviales busca resolver de forma definitiva para el Estado continental el proble. ron con mayor o menor fortuna portugueses. ingleses. y por el hecho de ser un espacio abierto. La continentalidad. mientos. Espacio marítimo llos territorios que eran la llave de acceso entre mares. dentro de su espacio aéreo. El mar continúa No es de extrañar que con la gran expansión europea hacia el resto siendo esencial para el transporte de bienes y mercancías de mayor del mundo. próximo. en la Mare Clausum. El control del mar ha otorgado siempre interés por dominar aque. Así se las telecomunicaciones. La otra Por otra parte los ríos. ferrocarril o cursos fluviales—. ahora es posible sum (Suárez de Vivero. El mar y los límites jurisdiccionales. ya que ello les dad en dos sentidos. desarrollada por el jurista holandés Hugo Grotius (1630). A su vez. De igual forma se fera marina. El control de la y subsuelo marino islas Filipinas por parte del imperio español significaba disponer de la llave del Pacífico. Una se de los buques de carga. Por su parte las telecomunicacio. lo que ha dado. por cuanto el uso de las telecomunicaciones practica EEUU. estos nuevos medios han reducido el aislamiento de los genoveses. espacio de soberanía sobre la zona marítima próxima al litoral de los nes han significado una verdadera revolución por cuanto han permitido estados. se pueden alcanzar cualquier punto del territo- distinguirán los estados litorales de los estados continentales sin acceso rio. al igual que con estarán íntimamente relacionadas con el acceso directo al mar. no apropiado por Ya en el siglo XX. Dos concepciones se contraponen. al impedir el acceso al mar. aún cuando esta posibilidad ha perdi- un sinfín de conflictos. Por la relativa facilidad que ofrece a los desplaza- garantiza el dominio del acceso entre Atlántico y Pacífico. abiertos a las comunicaciones. el desarrollo de la navegación aérea y de las ningún Estado o sociedad. Urteaga. ya desde los territorio que enlace directamente al país continental con el mar más tiempos del Egipto faraónico y Mesopotamia. En ciertas circunstancias los cauces fluviales pueden actuar como No es difícil comprender que disponer de una salida al mar será un factor geográfico articulador de estos pasillos o corredores. desterritorializa los lugares de emisión y recepción sin que nadie pue- Es por ello que las posibilidades que se le ofrecen a un Estado da impedirlo. Es decir. telecomunicaciones modifica en parte esta situación. mientras que con la navegación aérea. o que en la actualidad territorios continentales. se inicie el debate sobre el uso del mar. su limitación. En Europa sería el caso del Rhin y del Danu- basa en la negociación de pasillos de acceso al mar atravesando países bio. niega la posibilidad de disponer de sistemas de transporte y comunicación sobre esta superficie de libre acceso a todos los países litorales de todos los Los cauces fluviales y el acceso al mar continentes. holandeses o franceses. o sobre el canal de Suez. y la de representaba emitir una orden o información hasta el siglo XIX. sabemos que ésta cumple el papel de permitir la movili- constata el interés de EEUU por controlar Panamá. es decir instantáneamente. superarla en fracciones de segundo. polémica que alcan- que se necesitaban incluso meses para que pudiese llegar hasta el za hasta el siglo XX imponiéndose finalmente el criterio del mare clau- destinatario si éste se encontraba en otro continente. de los flujos de personas o de mercancías ligeras y de alto valor El debate afecta al concepto de aguas territoriales. por el británico John Selden (1635). a partir del siglo XVI. siendo Se trata de justificar en cada situación la libertad de movimientos o recibida a tiempo real. do significación en la medida en que ha aumentado el tamaño y calado Existen dos grandes vías en la resolución de esta situación. venecianos. o el control de Gibraltar o de Ceuta para hacerlo Situados ahora en el gran ámbito del Planeta ocupado por la hidros- sobre el Mediterráneo. entendidas como añadido o de productos estratégicos. La doctrina del Mare Libe- desterritorializar el Planeta. lo que aparece como un claro limitador de su capacidad y potencialidad económica y comercial a escala mundial.

se sitúan desde los 300 hasta los 40. distintos agentes sociales. Así. especialmente de comunicaciones. por no decir impo- El espacio de soberanía aérea crea a los estados continentales el sible. No es pues extraño el áreas intertropicales más favorables para la localización de diversos interés por mantener su dominio colonial por parte de los antiguos tipos de satélites. En este punto el países colonialistas ya que. desde la ionosfera hasta los espacios inter- importancia. por un lado de capturar militares. prisma. los británicos. existiría un cielo abierto. de sus recursos. por el otro situar satélites y aquellos que todavía no disponen de ellos. En el espacio aéreo volvemos a constatar claramente la idea del sos físicos que contenga. el cual. mismo tipo de problemas de accesibilidad desde espacios exteriores 180 181 . al tiempo que incorpora. meteorológicas. fundidades y de penetrar en su subsuelo para extraer de él los recur. Desde esta óptica las islas adquieren una especial Más allá de esta altura. espacio geográfico como un volumen. sino también el contenido de sus aguas. y por lo que se discute. cho a su apropiación. por el control de estas islas de diversos órganos de la Administración del Estado. alrededor de los de petróleo de los fondos marinos llega a representar el 25 % de la 300 km. Un tema relativamente nuevo en las relaciones políticas internacio- Pero el mar no es solamente su superficie como ámbito de navega. les. es a formar parte de las relaciones de apropiación del espacio por los por su espacio geográfico. como proceso de territorialización del mar integrándolo al no al que acabamos de referirnos. ya ha empezado (Sourbes. control y apropiación— del espacio aéreo que ción. complementario al espacio mari- diccionales. Aún cuando no exista ningún acuerdo al respecto. se refiere al que entre Gran Bretaña y Argentina. dada la gran ampliación de superficie de dominio econó. y muy especialmente a partir de los años 70. de reconocimiento. que es un tema que ha dado lugar a diversas conferencias internaciona- ciones en algunos casos nada despreciables. Apropiación del espacio geográfico como medio En la práctica podemos distinguir tres tipos de espacio aéreo. con el desarrollo mientras que los satélites artificiales. cuando se habla de aguas juris. hasta las relaciones de poder como relaciones de obediencia es muy clara. como la guerra de las Malvinas.000 kilómetros. pragmáticamente se impone un límite superior cuya frontera po- ban nuevos recursos físicos a su economía. marino. pero que en cambio está sometido a regulación por parte conflictivas. de la tecnología. En este último dor de suelo se le permite ocupar su espacio puede verse limitada por caso permite a Francia. dejaron de defender la El espacio aéreo y el espacio interplanetario doctrina del mare clausum en cuanto constataron que dificultaba su expansión colonial. Por consiguiente. pios. primer lugar el espacio aéreo correspondiente a cada Estado. gráfico como volumen accesible al hombre. con pocos problemas para su sometimiento militar. puntos de vista. que no por ello deja mico que ello les reporta (un islote extendería su dominio sobre una de ser conflictivo sobre todo en aquellas zonas que coinciden con las circunferencia de 741 kilómetros de diámetro). lo que realmente interesa. será cada vez más capaz. por otro. que en el propio espacio europeo sería muy difícil. nales es el papel —uso. producción mundial. su espa- El siglo XX. y por extensión a la CEE. su control entrará territorio estatal. La aviación comercial vuela a una altura alrededor de los 10 kilómetros. planetarios o cósmicos. a pesar de han podido aumentar de hecho su superficie territorial en unas propor. Ello abre paso a la discusión sobre el dere. 1988). En para garantizar la apropiación de lo en él contenido. Es decir. disponer de un las disposiciones urbanísticas que definen el techo máximo de cons- campo para pruebas nucleares y una base de lanzamiento de satélites trucción autorizado. su fondo y el subsuelo se extienden hasta la protosfera y del espacio exterior interplanetario. debate entre los países que actualmente disponen de medios para ña. Significa que. a la superficie le acompaña siempre su espacio geo. pero que pueden representar unas localizaciones estratégicas desde diversos aspiran a tenerlos. o en el interés por mantener el domi- acompaña a la apropiación del suelo. de alcanzar grandes pro. a finales del siglo XVII. por un lado su superficie estricta es peque. según sus diversas funciones. geoestacionales. así como una fuente de recursos ampliada al considerar Un tercer tipo de espacio aéreo al que normalmente no considera- sus aguas territoriales. Aquí la relación entre el espacio apropiado y proceso de anexión gradual de los espacios marítimos litorales. la extracción dría ser la altura mínima a la que se sitúan los satélites. Todo ello se halla en la base de situaciones mos como tal. cuyo perímetro es el de sus límites territoriales hasta la altura Este proceso aporta otra desventaja comparativa para los estados que es capaz de defender —límite sobre el que puede imponer obe- continentales respecto a los estados litorales. o de comunicaciones mayor cantidad de fauna marina y. que se pudiese efectuar. alcanzarse como norma las 200 millas náuticas de mar territorial o zona Cada Estado se atribuirá el espacio aéreo que forma el volumen del económica exclusiva. La altura hasta la que el apropia- nio sobre Nueva Caledonia por parte de los franceses. por cuanto estos últimos diencia—. Por ejemplo. vivirá un cio aéreo de soberanía.

La primera situación a destacar viene representada por siempre los hombres y las sociedades por establecer relaciones con el grado de homogeneidad-heterogeneidad que se de en cada uno de otros hombres y sociedades. una parte esencial de las interrelaciones para cada individuo en su relación con los otros. tiende a buscar una forma político-territorial esta- acceder hasta lugares más distantes. según el grado de heterogeneidad cultural. hace de esta temática sociales. la máxima asimetría social posible. con lo que implican de movimiento y desplazamiento. Geografía política de la actividad económica La articulación geopolítica de los estados se halla estrechamente vinculada a las características biológicas e ideológicas de la población Situémonos en la perspectiva del interés básico que han tenido que los forman. los aspectos citados. entre los límites de las fronteras políticas y los límites territoriales de este problema ofrece un caso real respecto a la Luna. mostrada por cada sociedad que lo forma y el grado de asimetría de las dad. Sin ir más lejos. según la incompatibilidad histórica mica y destinado a la investigación científica en beneficio de la humani. lugares de aterrizaje. aquello que viene representado por la figura del permitan el desarrollo de actividades humanas productivas. étnica. esconde situacio- nes de diversidad interna socio-territorial más o menos importantes La territorialidad de las culturas. en la medida en que la humanidad es cada vez más capaz de culturales o étnicas. por ejemplo. los cuerpos celestes—. Un trazado 'fronterizo que doctrina antartica defiende que este espacio —al igual que la Antárti. sin explotación econó. Un análisis geopolítico nos mostraría la importancia de estos aspec- mita áreas territoriales dominantes de cada una de ellas a escala mun. geográfico en la que nos apoyamos ve ampliado su ámbito físico de Una unidad social fuertemente vinculada. Como es lógico suponer. de Israel y los estados árabes. Situación actual ciales. y según la correlación de fuerzas entre ellas. Es así que el Estado. así como situar en él objetos que ble y autónoma. Aun cuando no existan dificultades físicas ni técnicas. En este punto la las etnias. La carga emocional que todos ellos comportan Como la historia muestra. caso re. se una de las más problemáticas en las relaciones socio-territoriales. de forma latente o potencial o de forma efectiva y violenta. se plantean los clásicos problemas en torno al Un primer problema conocido es el que plantea la incoherencia derecho de apropiación por parte de algún Estado. Este exclusivismo es el que viene Corredores de navegación aérea. etnias. ello varía de tiempos de geneización— en la presencia y dominio social en su interior. Estado. De ello se deriva que el término espacio geográfico permite del pueblo kurdo. etnias. nacionalistas interestatales en Europa. En esta situación la frontera se convierte en un Aprovechemos este punto para añadir que la concepción de espacio trazado inestable. El papel que atribuyen el derecho a autorizar el paso de los aviones que sobrevue. como unidad geopolítica real. La distribución de las culturas. es decir En los límites fronterizos sucederá lo mismo cuando la diversidad cuanto mayor sea la diversidad y más radicales sean las oposiciones cultural. Por ello intentará reagrupar bajo unos únicos límites fronterizos presentado por las. plataformas espa. neutral. sin embargo. tienen 182 183 . buscando paz a tiempos de guerra. Lo que aporta otro tipo de problemática socio-geográfica en el contexto inter- nacional. no haya asumido este hecho presupondrá una zona de conflicto poten- da—. sobre todo por raíces aplicación. culturas. cruentos y trágicos conflictos. El mundo en su conjunto. como situación de conflicto entre estados. criterio de asimetría nos dirá que cuanto mayor sea ésta. limitación de horarios. religiones e ideologías. En otras zonas. religiosa o ideológica sea muy acusada u opuesta. con más intensidad se hará presente el conflic. caso ideológicas entre ellas. 7. étnica. religiones e ideologías. cial de distinto grado de intensidad. deli. tos en el conjunto de conflictos activos a los que se halla sometido el dial. to. imposición de reflejado por las posturas 'dogmáticas' en el orden social.antes señalada. son el resultado de estas negociaciones.2. o la base de ciertas reivindicaciones extenderse más allá del propio Planeta. debe permanecer desmilitarizado. aquel espacio social homogéneo en lo étnico o cultural. ya en proceso de construcción. Lo que ya sabemos que ocurre respecto al espacio interior pueden En cuanto al espacio extraterrestre —el cosmos en el que se hallan extrapolarse en las relaciones entre estados. sien- establecen limitaciones políticas por cuanto los estados limítrofes se do fuente de innumerables. relaciones de fuerza. religiosa o ideológi- religiones e ideologías ca que incluya dentro de sus límites. lo que se constata es la mezcla. se hace jugar al territorio es el de tender hacia el exclusivismo —homo- len su espacio aéreo.

o bajo una apropiación desigual. mo que sea. y una sociedad recibe más valor del que da a cambio. bien directamente extraído del territorio que se domina. En contrapartida —a cambio— se puede estados del centro. lo que conlleva el dominio territorial. Para que quede garantizada la permanencia. recurso la imposición militar-territorial. excedente a alguien situado en otro territorio a quién. en la mayo- dirigir a una tercera sociedad para comprar en ella valores de uso. y el conjunto de estados desarrollados —o entre mas comunes de este interés de dominio y control territorial por agen. el cual nos hace entre estados no sea rígido. Las relaciones comerciales de intercambio se establecen so- trol sobre vías de comunicación. Ésta puede efectuarse por la fuerza de las mular valor excedente. desarrolla los mecanismos sociales para su armas bajo un dominio político-militar —colonialismo—. Pero siempre —excepto situaciones muy parti- por el cual se establecen relaciones comerciales entre dos sociedades culares como fue el caso de la OPEP a principios de los años 70— este y se procede a transferir de una a la otra valores de cambio que intercambio se produce sobre una base desigual en relación a todos los precisa como valores de uso. ción de dependencia de un Estado-territorio respecto a otro. finalidades esencialmente económicas. a El tributo es una fórmula antigua de transferencia de excedente partir de la negociación y del pacto entre iguales. abre otro ámbito de puede ser ocupado por los estados del centro —en la terminología de interés por el dominio territorial. un territorio de la periferia y los estados centro—. del torios. la propiedad de sus recursos habrá sido asumido por Hasta aquí no han aparecido relaciones de dominio interterritorial. por la cual rio. Entre otras muchas causas. El dominio territorial per se aparece intercambio simple entre iguales. ría de casos. como explotado. nos hallamos ante una situa- partir del momento en que la humanidad aprende a conservar y acu. por el mecanis. e impone condiciones unilaterales. tanto dentro de cada sociedad como entre terri. a apropiación por expropiación de recursos. Así como también enseña que. Por un lado el intercambio. en base dad de las inversiones. ción de dominio territorial. apropiación de grandes extensiones de suelo agra. deben transferir recursos o uno de ellos se atribuye derechos. co. Pero cuando el intercambio no es proporcional —intercambio des. por que se parte de recibir otro tipo de valores excedentarios en la otra sociedad. de las relaciones de dominio vas en recursos físicos o en espacios productivos. forma de poder económico —neocolonialismo o imperialismo—. sea. El desarrollo del imperialismo ha llevado a que. donde el coste de reproducción recibir un valor de cambio intermedio —dinero— con el que poderse de la fuerza de trabajo es altamente diferenciado. aún El dominio territorial no tendría objetivo si no permitiese algún tipo cuando en las relaciones interterritoriales pueda asumir la forma de un de beneficio para el dominador. y reservando sólo como último punto al capítulo 4. por el contrario. Por consiguiente. Remitámonos en este sobre la base al dominio económico. agentes económicos del centro. La sutileza del tes externos al propio territorio. mecanismo se basa en una apariencia de libertad: la apariencia de que Diversos mecanismos pueden permitir disponer de recursos huma. como un sin sentido. o bien posiciones socio-económicas distintas. cual forma parte el intercambio desigual que acabamos de citar. bajo la forma de control de sus reser. bre la base de la independencia política de cada Estado-territorio. de intercambio libres. Control sobre las no se aprovecha un sólo Estado sino los que forman el bloque económi- reservas minerales. 1969). o que son escasos para sus necesidades. como lo es dominar enclaves estratégicos de con. que en la sociedad actual se asienta sobre el modo de producción por el espacio terrestre. podemos establecer que llegar a disponer de capitalista. y donde. rio. mundial. considerados como unidad territorial. alguna rela- territorial. en económico. También son antiguos los tributos de orden Las relaciones de dominio implican. 184 185 . Wallerstein-Taylor—. se hallan sometidos y dominados. por los que el conjunto de individuos que ocupan un territo. relaciones económicas capitalistas el puesto del Estado colonizador rio. son los que funda- bien como medio indirecto para garantizar la apropiación y explotación mentan la base económica de las relaciones internacionales a escala de otros territorios. hacia un grupo dominante. son for. rentabilidad y estabili- igual—. El beneficio debe ser esencialmente de orden En la actualidad ambos mecanismos —intercambio o dominio. otros mecanismos de control y de dominio territorial. En este sentido el intercambio desigual tiene efecto entre un territo- rio que permitan el establecimiento de grandes plantaciones. El imperialismo implica un dominio econó- ver que los recursos físicos se encuentran desigualmente distribuidos mico.posible que el dominio Si introducimos el factor heterogeneidad espacial. o bien cuando se procede a la territoriales. combinaciones más o menos diversas y sutiles—. sin necesidad de practicar el dominio militar- a mecanismos económicos que la teoría del intercambio desigual ha territorial será conveniente que se introduzcan en las relaciones inter- cuidado de explicar (Emmanuel. sobre el dominado. el territorio periférico puede comerciar con cualquiera bajo relaciones nos o físicos contenidos en otros territorios. Al diluirse el dominio territorial colonial en el seno de las los recursos que una sociedad precisa y que no se hallan en su territo.

. por ejemplo.. la colonia se vio precisada de la tutela económica y duos para hacerles ejecutar un actividad productiva. la implantación del modo de producción capitalista espera que permitan restaurar el control territorial en los casos de fue la impulsora de un creciente proceso de asalarización que se exten. que abarcará tanto a las rela. desaparecido. el sistema económico necesitó el no fue así. incluida progresivamente la agricultura. manos de antiguos colonos o. cuanto económico. estableciendo las bases del pondrá a disposición de la población. como al proceso económico general. del que no obtiene ningún producto. sino un salario. leyes sobre el conjunto de todo el territorio mundial bajo formas de les. requirieron ma. naturalmente su capital y su trabajo en empleos tales que sean lo más cial. por los que debían En sí mismas las relaciones asalariadas representan la existencia de ofrecer alguna mercancía a cambio. Las posibilidades que el proceso de internacionalización ofrece a beneficiosos para ambos. servilismo— para disponer de abastecerse de aquellos factores de los que no se dispone. pero en de recursos humanos. de otros en el campo de la tecnología de armamento. no es lo único. y que el recurso a la fuerza y a la intervención militar. trabajo. La asalarización liga al individuo a un puesto de trabajo progresivamente La división internacional del trabajo y de la producción fraccionado. cada país invertirá del dominio físico de los recursos físicos al dominio económico-comer. el comercio bienes y servicios que precisa. la mayoría de los. lo que llevo a la ampliación de que incluye el bloqueo económico y el bloqueo militar. ~1 j A través de la apariencia de una relación de libre intercambio entre la consecución de los mismos objetivos —-la explotación económico- un demandador de recursos humanos y un territorio con disponibilidad productiva— mediante mecanismos económico-comerciales. para su supervivencia. El salario es el que permite abierto el proceso de división internacional de la producción. lo sas cada vez mayores de consumidores. especias o metales preciosos. de hecho se establece una relación de depen. colonización permitieron que la propiedad de los recursos quedase en Veamos como se produce. incluidas las cosas más elementales internacional occidental se apoyaba en la compra más que en la venta. no han sido los mercados internos e internacionales. las antiguas colonias. es la que de recursos humanos. más radicales. La producción en masa neocolonialismo. especialmente ligados al proceso de urbanización caciones y de los transportes. con su posteriormente la compra de mercancías que la producción en masa consiguiente especialización territorial. Por ejemplo. Ello le sitúa ante la necesidad de tener que adquirir en el mercado todos los Hasta bien entrada la que se denomina edad moderna. producidas cada vez en mayor cantidad. A medida que la tecnológica de la antigua metrópoli. por tanto. donde no es necesario imponer Ahora se trata de vender. Es cierto que continúa dándose la necesidad medios coactivos o jurídicos —esclavitud. insubordinación. (. así como el desnivel que separa a unos consecuente a la creciente base industrial de la economía. sino que se produce a través de un mecanismo las relaciones comerciales ésto pasa a un segundo plano o. El desarrollo técnico de las comuni- de consumidores. Al extenderse la producción manu- un mercado de trabajo —de un lugar donde se compra y se vende facturera industrial. ni lo esencial. o mejor. fuerza de trabajo—. El proceso de extensión mundial posterior desarrollo desigual a escala mundial. lo señaló con claridad al decir que: do cursos paralelos. David Ricardo en 1817 de los mercados de trabajo y el proceso de descolonización han segui. ayuda a explicar gran parte de la cesión de la independencia política a dencia del segundo respecto al primero. lo sitúa como agente comprador en un Es decir. origen.) Es este principio el que determina que el 186 187 . sino todo lo contrario. a cambio de un salario. procesos de des- ciones en el proceso de trabajo. se llega al punto en el que se invierta el objetivo. a largo plazo el mercado mundial capitalista impuso sus desarrollo de mercados donde poder vender las mercancías industria. bajo la forma de relación de intercambio —aparentemente menos. dió desde la nueva organización industrial hacia los otros sectores. son los que se Por otro lado. incluso en los casos de nacionalizaciones El modelo colonialista precisaba el control directo sobre los indivi. incorporando mayores masas desterrados. El proceso de descolonización se refleja en este punto en el paso «En un sistema de comercio absolutamente libre. —sobre todo desde principios del siglo XX con técnicas organizadas Pero no debemos olvidar que la hegemonía político-militar no ha bajo sistemas de producción tayloristas y fordistas—. Se tratará de producir en las entre iguales— de alguien que vende su fuerza de trabajo y alguien mejores condiciones posibles y de intercambiar lo producido. Aun cuando en ciertos casos ello industrialización se fue implantando. Extender las relaciones asalariadas comporta abastecerse de productos que no encontraban en sus territorios de extender los mercados. Queda que la compra. y hacia otros territorios. los mercaderes se desplazaban hasta lugares lejanos para mercado de consumo.

con la única condición de que. Como consecuencia. la accesibilidad ejecutarlas eficazmente. Significa que se abre la posibilidad de localizar partes del de internacionalización procesos de fabricación en cualquier territorio a escala mundial. del territorio mundial. Todo ello a unos en cualquier parte. la formulación liberal en economía política toma como uno sos productivos en fracciones con diverso grado de exigencias de de sus fundamentos la división técnica y la división espacial del trabajo cualificación: centros de dirección. 1817. de ejecución con bajas exigen- del modelo de articulación y desarrollo económico. abre la posibilidad de de los capitales invertidos. dividir el proceso de aspectos. en especial a partir de la nes elementales que puedan ser realizadas por personas que no dis. el desarrollo técnico —en los productos. que los cereales se cultiven en bilitará también el desarrollo de nuevos modelos de actuación empre- América y en Polonia.» hacia los centros de alta concentración de actividades productivas por (D. es la internacionalización de la pro- tos de productividad. permitiendo la relocalización. de empresas interesadas en producir a esca- pongan de ningún aprendizaje anterior. entre otros alcanzar los resultados globales. Pero lo característico de la empresa multinacional (o transnacional). posibiliten utilizar los factores diferenciales del espacio más trabajo va ha permitir descomponer las antiguas cualificaciones artesa. propia de estos últimos tiempos. Lo que se consigue es que cualquier persona. pueda incor- porarse a un proceso productivo de forma inmediata y rentable para el Las empresas multinacionales y el proceso empresario. nales. y establecer una gran variedad de operacio. localizando en ellas este tipo de producciones torios. entre grupos territorial y políticamente diferenciados. localización en relación con los mercados. aprovechar salarios diferenciales naciones. con 188 189 . vino se produzca en Francia y Portugal. así como una mejor adaptación a la heteroge. Ricardo. así como la utilización misma firma. a un mismo tiempo. rándosele uno de los motores fundamentales del desarrollo del capita- guales (como trasladar las unidades contaminantes y peligrosas hacia lismo. localizando en distintos estados unidades productivas de la procesos y en el transporte y comunicaciones—. cias de cualificación. muy sensibles a los cambios en los precios en el por ser un periodo de gran auge del comercio internacional. de investigación y desarrollo (i+d) y de la producción. ras de plantación. al ser aprendidas en muy poco la mundial. sólo puede existir comercio internacional si existen áreas subdesarrolladas deseosas de industrialización y con escasa ca. también sustituir el desplazamiento de las personas otros. estableciéndola como uno de los elementos básicos en tecnópolis o parques tecnológicos. como su transporte. la intercomunicación. apropiados. precisamente. unidades productivas localizadas estratégicamente en distintos -puntos ficación en la producción de bienes y servicios. La búsqueda de una maximización de los rendimientos económicos dir también en el espacio. etcétera. en la medida en que se haya podido fraccionar los proce- Así pues. Es decir. y la relocalización llevan a la expansión. fue precisa la existencia de empresas capaces de actuar en bajos a escala mundial. La combinación de ambos mecanismos posibilita fuertes incremen. lleva a la profundización del fraccionamien- localizar cada parte del proceso allí donde se considere óptimo para to del proceso productivo de un producto por etapas que. Por ejemplo. y que Inglaterra produzca artículos de ferretería y sarial. dividir un proceso en el tiempo significa poderlo divi. así neidad del territorio (como especializaciones agrarias monoproducto. El nuevo objetivo es producir en otros estados y vender de territorios óptimos en recursos físicos y humanos. en los ducción. conside- mercado mundial) o aprovechar condiciones socio-territoriales desi. dicho de forma muy genérica. considerados como mercados de trabajos potenciales. de cualquier parte del mundo. los diversos territorios para realizar los intercambios oportunos. empresas internacionales que efectúen intercambios entre varios terri- pacidad de contrapoder. aquellas que precisaban muchos años de aprendizaje para poder La potenciación de la división. tiempo —se pasa de años de-aprendizaje a horas—. Principios de economía política y tributación. La empresa se fracciona en una diversidad de costes cada vez más bajos. Por el otro. La edad moderna se caracterizó. con los recursos físicos. y alejándolas de los núcleos urbanos de las áreas centro). la suma del Siempre han existido empresas internacionales adaptadas a la confi- coste de salarios y transporte sea menor que la suma de estos mismos guración espacial de cada momento. en mayores cantidades y con mayor diversi. el desplazamiento de las unidades productivas hacia lugares de gran cap. Segunda Guerra Mundial. VTJ «Sobre comercio exterior») concentración poblacional. En cuanto fue posible el comercio factores en otro lugar. buscando aprovechar economías extemas de La potenciación de la accesibilidad y de la movilidad espacial posi. entre tribus o Ello permite. Por un lado.

para ellas la unidad dentro de la que elegir es la región- superior a 1/10 (Freyssenet. un proceso tecnificado y descualificado. El proceso global se fracciona por que el desarrollo de los su papel activo como conjunto de agentes económicos movilizadores transportes y de las comunicaciones posibilita una coordinación de de todo tipo de recursos productivos. aquellas opciones territo- El contexto mundial se articula sobre la base de la internacionaliza. con el desarrollo técnico o con la vinculación presa multinacional ocupará un lugar especialmente significativo. 1977: 183) mundo. América Central. a pesar de estrategias globales a las realidades socio-políticas de cada Estado tener que sumar transportes a mayor distancia. Por ejemplo. con profundas implicaciones organización interna se sobrepone a las divisiones estatales. que justifica ampliamente el las decisiones. ción. sin que sea el menor de los efectos por ejemplo. que exige un tipo de Todo ello ha significado un cambio trascendental en la articulación organización que sobrepasa los límites del Estado. dado financiera. por otro. mismo tipo de supeditación y dependencia de las actividades económi. manipulando mecanismos de competencia Sobre estas bases. desarrollado con la misma eficacia mediante subordinan a sus intereses y objetivos de alcance supraestatal. lo cual puede significar que los puntos alternativos de localiza- La importancia de las empresas multinacionales puede verse mani. La empresa puede hacer intervenir en la negociación. o cualquier la dependencia que pasa a tener respecto a los centros de decisión a otra a su conveniencia. jugarán con su capacidad de negociación directa estados. en su mercado de trabajo. una vez tomadas no cualificado de la fuerza de trabajo. toriales y la empresa multinacional tendrá lugar a alto nivel.. nómicas. ción se hallen situados en estados distintos. Europa. En estos casos será a continuación. para un sobre el que actúen. haciendo ción de las relaciones económicas y comerciales. En sus estrategias espaciales y de localización tomarán cada región- cas de empresas subcontratadas. 1976). en la utilización de recursos. a fin de atraerse su locali- motor de transformación de las relaciones internacionales. por cuanto zación. actuaciones. organizán- para la vida política de cada territorio que se vea afectado por su dolas en unidades territoriales supraestatales particulares para cada integración especializada en la división internacional de la producción. Así. la gran empresa que alcanza el grado de empresa rarlas a procesos de acoplamiento que se efectúan en otra parte. al observarse que son numerosas las empresas que Estado. Sudeste Asiático. Desde esta posición de fuerza. Por un lado se tendrán en cuenta los factores locacionales de alcanzan un volumen económico de ventas superior al PIB de muchos tipo técnico. 190 191 . mundo como unidad territorial. etc. en su del espacio económico a escala mundial. jugar factores de competencia entre ellos. que buscarán los mecanismos de adaptación de estas desplazamiento al permitir un incremento en los beneficios. fiscales y territoriales para incentivar la atracción de la inver- vo. que permiten incorpo. Para ellas la realidad y los intereses estatales se mismo puesto de trabajo. en los que se hallan localizadas las sedes direccionales serán regiones plurinacionales. cada una de estas regiones-mundo escala mundial. un volumen de produc- vendidas en cualquier otro punto del Planeta. y una movilidad de las mercancías. Cada Administración pondrá en marcha diversas políticas eco- ejerce efectos directos sobre otros territorios —en su espacio producti. y sobre su idóneos de asentamiento para todo tipo de inversiones económicas. en las cuales la em. Básicamente. sobre cada una de las cuales establece- de las empresas multinacionales que actúan en su territorio. con sión en lugares concretos del territorio. empresa. Para ellas. y una diversidad y amplitud de productos. o ser multinacional asume una potencia económica. con el PIB de los cada Estado sobre la base de la alternativa de localización en otro distintos estados. reflejo de perdiéndose la clásica vinculación entre poder económico y poder su potencia. político. una empresa multinacional puede organizarse sobre la Nuevas relaciones económicas se introducen en los procesos políticos base de regiones-mundo que sobrepasen los ámbitos estatales. los recursos humanos. la empresa multinacional se convierte en el gran entre ellas para conseguir mayores ventajas. así como el rán una estrategia común. la relación de salarios entre un Si pensamos en las estrategias de localización de una unidad pro- país del sudeste asiático y otro occidental desarrollado puede ser ductiva. fiestamente reflejada en cualquier clasificación que combine el volu. para conseguir las mejores ventajas políticas. (Miossec. riales de localización alternativa situadas en otros estados. situando en posición secundaria a las Los salarios diferenciales a escala mundial son tan fuertes en su uso unidades estatales. con lo que. con las Administraciones. La proceso político —al independizarse la actuación y toma de decisiones subsiguiente dinámica de negociación entre los agentes políticos terri- económicas de los territorios en donde tienen lugar los procesos—. su potencia les lleva a negociar con men de ventas de las más importantes empresas. sobre su ciones estatales se ofrecerán en el mercado internacional como lugares situación económica —al alterar los modelos productivos—. Es así que diversas Administra- todos los efectos derivados e indirectos que ello conlleva—. como de cada unidad político-territorial.

A l observar esta situación desde la óptica del Estado y de su territo- Imperialismo y empresas multinacionales
rio, hace aparecer el papel subordinado y dependiente que éstos, con
toda probabilidad, pasan a ocupar frente a la empresa multinacional. Ante esta visión de las relaciones económicas a escala internacional,
En cuanto los gestores políticos se propongan establecer políticas eco- representada por el papel de los agentes económicos internacionales
nómicas y territoriales, no podrán hacerlo sin verse obligados a nego- y, en concreto, por la empresa multinacional, es comprensible que
ciar con agentes económicos y empresariales cuyos centros de deci- pase a un segundo término la necesidad de control militar de los
sión se hallan situados en otros territorios y, por tanto, con vinculacio- territorios extranjeros, lo que ha facilitado el proceso de descoloniza-
nes ajenas a los intereses sociales territorialmente considerados. Nos ción, al sustituir la dependencia político-militar por la dependencia
hallamos ante estrategias particulares, y probablemente no coinciden- económica, de la que es parte importante la tupida red de integración
tes, de ambas instancias territorialmente consideradas. Para unos su que configuran el conjunto de empresas multinacionales como poder
ámbito territorial de actuación es el municipio, la región o el Estado, a autónomo.
cuya escala deben plantear sus políticas ; mientras que para la empre- Un cambio importante que se va produciendo con el desplazamiento
sa, éstas se sitúan a escala mundial o de región-mundo y, cuanto más, a del dominio británico por el norteamericano, es el paso del colonialis-
escala de Estado, de lo que puede esperarse y preverse una dispari- mo como dominio militar-territorial de los territorios dominados, al
dad de criterios. imperialismo o neocolonialismo, en el que el dominio se centra en las
Pero además, esta desvinculación territorial comporta una desvincu- vinculaciones político-económicas dentro del sistema único mundial. Se
lación respecto a la cultura y a la ideología territorialmente considera- reserva el uso de la fuerza y del dominio militar-territorial para aque-
dos. La apelación a sentimientos nacionalistas, patrióticos o sentimenta- llas, situaciones en las que exista el peligro plausible de perdida del
les, no será un instrumento adecuado de presión y de negociación control político-económico y éste se quiera restituir. El claro comple-
política frente a la empresa multinacional. Ella hace perder a los esta- mento al funcionamiento económico de esta situación lo constituye la
dos soberanía y capacidad de presión sobre los agentes económicos, empresa multinacional, cuyo ámbito de actuación sólo tienen una única
viéndose progresivamente supeditados a una nueva instancia en la vida dimensión espacial, la escala-mundo,
política estatal, la empresa multinacional, que podrá ser condicionante Así, la dominancia que ejercían los viejos imperios coloniales sobre
del futuro desarrollo de las distintas áreas territoriales, al quedar a los recursos físicos y humanos, es sustituida por la dependencia econó-
merced de unos proyectos sin vinculación socio-territorial. Tanto la mica por parte de empresas de la antigua metrópoli pero, muy espe-
decisión de localización inicial, como su posterior desmantelamiento, si cialmente, por empresas creadas en los nuevos Estados hegemónicos
éste llega a producirse, no obedecen a criterios de vinculación ideoló- que muy escasamente tuvieron ocasión de participar del modelo colo-
gico-cultural a un territorio, sino de su aprovechamiento económico, nial, y cuya posibilidad de dominio era factible a través del dominio
por lo que el día en que deje de ser favorable, al hacer su aparición en económico, lo que les permitía penetrar en los antiguos territorios
el espacio mundial otro territorio con mejores ventajas locacionales, o coloniales sin necesidad de entrar en competencia política con otros
ante cualquier tipo de reorganización general de la empresa, las deci- estados colonialistas. Así, intereses afincados en EEUU penetran pro-
siones de remodelación o desmantelamiento obedecerán sólo a sus gresivamente en Iberoamérica, en Asia, en Africa y en la propia Euro-
intereses, con escasa capacidad de influencia por parte de los agentes pa, desplazando en ciertos casos a la anterior potencia colonial, como
políticos locales para evitarlo o condicionarlo. España, o sin entrar en competencia directa con otras como Inglaterra,
La pérdida del carácter nacional de estas localizaciones producti- Francia, Bélgica u Holanda. De pervivir el sistema colonial, la penetra-
vas, introduce una nueva dimensión y problemática en la gestión políti- ción norteamericana en una colonia inglesa hubiese sido muy difícil
ca del territorio. dado él dominio militar-territorial que comportaba, mientras que una
El peso económico que pueden alcanzar, incluso equivalente a la vez descolonizadas las convierte en un campo abierto para la compe-
potencia económica de un Estado, hace de sus actuaciones territoriales tencia entre las empresas de la metrópoli y del nuevo imperio econó-
actuaciones de un «Estado» dentro de los estados-territorio. mico americano. Lo mismo puede aplicarse con posterioridad al caso
del Japón. El control político territorial de base militar es sustituido por
el control sobre lo político, que ahora aparece como independiente, a
través de lo económico, mientras que la nueva potencia hegemónica

192 193

rwerva su capacidad militar sólo para aquellas situaciones en que ve ( Distribución del excedente y acumulación a escala mundial
comprometida su dominancia sobre alguno de los territorios neocolo-
rüales, El proceso de razonamiento seguido nos lleva al punto básico situa-
El control imperialista y neocolonial no es necesariamente omnipo- do en el ámbito de los recursos de capital y su estrecha relación con la
tente. Ello significa que pueden producirse ciertas emancipaciones más ( apropiación del excedente.
o menos costosas de estados dependientes, bien por algún conjunto de Los recursos de capital disponen de una movilidad casi absoluta, y
circunstancias favorables para ello, bien por errores cometidos desde ahora prácticamente instantánea, para una gran parte de sus actuacio-
los países centro, que también los cometen, tanto desde una perspecti- nes. A su vez, el excedente posee una capacidad de movilidad variable
va estratégica a largo plazo, como de aplicaciones tácticas concretas según la forma que adopte. En cuanto se disponga de la forma moneta-
erróneas. Ello abre la posibilidad de que en ciertos casos pueda per- j ria, ésta pasa a disponer de la misma capacidad que los recursos de
derse el control sobre alguno de estos territorios (por ejemplo, sobre • capital móvil. Ello permite articular los mecanismos de poder económi-
Irán), sin que ello invalide, de momento, el modelo hegemónico en el co que faciliten la apropiación en base a la movilidad y desplazamiento
que se basa. del excedente. Y, por tanto, la capacidad de ser desplazado hacia
Hasta ahora potencia económica y potencia militar habían acompa- cualquier punto del territorio mundial, allí donde los intereses del
ñado a las situaciones de hegemonía colonial o neocolonial. La situación ' capital consideren más oportuno para su reproducción ampliada, para
actual muestra alguna diferencia en cuanto Japón y Europa, siendo su capitalización o para su consumo suntuario.
potencias económicas no lo son militares, con lo cual el recurso a la Como algún autor ha señalado (Amín, 1970) la acumulación tiene
actuación militar para mantener la hegemonía económica queda en efecto por todo el Planeta, de igual forma que las relaciones de inter-
manos de un sólo Estado, los EEUU, lo cual introduce una situación cambio alcanzan también el ámbito de la escala mundial. La evidencia
geopolítica particular a escala .mundial. de la consolidación del modelo neocolonial dio lugar, en los años se-
Redes de información, redes de localización productiva, redes f i - i senta, a la formulación de ciertos análisis que, aparentemente, entraba
nancieras, redes de influencia y de presión, serán los nuevos instru- i en contradicción con las tesis de la economía liberal clásica, las cuales
mentos de dominio neocolonial. El dominio militar también pasa a asen- j pronosticaban la reducción de los desequilibrios sociales y territoriales
tarse sobre una r e d de bases militares aparentemente establecida de j en cuanto pudiesen actuar libremente las fuerzas del mercado.
común acuerdo entre el Estado hegemónico y el resto de estados de su ! Resulta que la escala mundial es el único ámbito territorial donde se
área de influencia (ello vino ayudado por el desenlace de la Segunda / dan, precisamente, las condiciones de mercado sin regulación por
Guerra Mundial, que permitió un control sobre Europa y sobre el Japón instancias políticas, es decir, donde actúan libres de posibles inter-
y del que militarmente sólo quedaron fuera los países comunistas, con ferencias normativas las fuerzas del mercado. Cada agente, o cada
Rusia a la cabeza y la compañía de China). \ Estado como agente, entra en relación directa con los otros agentes y
Las grandes empresas multinacionales y los grandes bancos servi- f estados. El resultado, que salta a la vista de forma cada vez más acu-
rán, y se servirán, del nuevo modelo de redes para desarrollar sus ¡ ciante, es la constatación de un aumento sustancial y progresivo de las
estrategias y conseguir sus objetivos. • diferencias y desequilibrios a escala mundial.
Sucesivas tensiones territoriales que se han producido durante los ,
años posteriores a la descolonización, confirman que el recurso a la
fuerza no ha dejado de utilizarse, pero que sólo se ha recurrido a él en El desarrollo del subdesarrollo
contadas ocasiones. De hecho muchos de los conflictos hasta finales de
los años 80, han tenido lugar en las zonas fronterizas de competencia Los primeros análisis sobre la relación entre desarrollo y subdesa-
entre las dos potencias militares-ideológicas del momento, EEUU y ( rrollo mostraban que se daban velocidades proporcionales, más rápi-
URSS, (Corea, Vietnam, Africa), y sólo ocasionalmente se ha empleado das en relación directa al grado de desarrollo. Ello hacía vislumbrar la
en las áreas claramente neocoloniales, como fue el caso de Chile (don- imposibilidad de los menos desarrollados para alcanzar a los primeros,
de fue esencial el papel de la empresa multinacional) o de Nicaragua y, si no tenía efecto ningún cambio estructural en el sistema económico o
con posterioridad, en Kuwait-Irak. en las relaciones políticas.
La convicción de la que partieron los países descolonizados, fue la

194 195

de que, al pasar a sus manos el poder político de los nuevos estados, capacidad de influencia, con su capacidad de aprovecharse de los
permitiría afianzar unas políticas económicas nacionalistas, en base a factores territorialmente diferenciales, y con su capacidad de apropia-
las cuales, una vez eliminado el yugo colonial, sería posible la emanci- ción, movilización y desplazamiento del excedente hacia otros lugares
pación económica y un subsiguiente desarrollo acelerado. Ello dio del Planeta—, dejan inermes a los estados con menor poder económico
lugar a dos modelos político-económicos. Por un lado la asunción del y político. La expoliación llega a su nivel más «irónico» cuando los
modelo capitalista, por otro ensayar una política basada en el modelo países menos desarrollados, muchos de los cuales nutren de materias
socialista, en la convicción de que sólo la superación del capitalismo primas a los países desarrollados que no disponen de ellas, y sobre las
podría permitir la emancipación económica de los nuevos estados. cuales no pueden ejercer un control de precios, se ven obligados a
Estas tesis se afincaron en países limítrofes con la zona en la que se recurrir a los créditos en el mercado internacional —lo que significa
había instaurado el comunismo —Corea del Norte, Vietnam—, pero una re-entrada de excedentes en forma de créditos— y que estos, al
también en Cuba, desde donde se intentó su expansión por centro y sur nivel de precios a que tienen sometidos sus productos primarios en el
América, así como en algunos enclaves en África (Angola) y Próximo mercado mundial, no van a poder devolver, acumulándose y creciendo
Oriente (Yemen). El resultado que se constata es que ninguna de estas de forma progresiva los intereses, hasta tal punto que la deuda externa
dos vías ha posibilitado alcanzar un grado de desarrollo, no sólo ree- de los países subdesarrollados se convierte en un círculo vicioso de
quilibrador, sino n i tan siquiera de la misma magnitud relativa que en pobreza y subdesarrollo.
los países desarrollados. La interpretación de este proceso, claramente visible, ha dado pie a
Es en esta situación que el pensamiento social crítico debe buscar la formulación de teorías complementarias, superadoras de los plantea-
los fundamentos de este proceso. Ya no es posible mantener las tesis mientos puramente descriptivos de un proceso que era claro (Lacoste,
dualistas en el análisis económico a escala mundial, en las cuales se 1976). La acumulación se produce a escala mundial (Amin), dentro de
acusa a ciertos países — y a ciertos sectores dentro del país—, aquellos una tendencia monopolista de Estado (Sweezy y Baran), de forma que
que quedan rezagados en su desarrollo económico, de que su retraso desarrollo y subdesarrollo son dos aspectos del mismo proceso (Lacos-
se deriva de su incapacidad particular para introducir una economía te), basado en la dependencia de los países subdesarrollados respecto
moderna. Por lo mismo, se abandonan progresivamente las tesis de a los desarrollados que genera el desarrollo del subdesarrollo (Frank),
Colin Clark, según las cuales el desarrollo de los distintos países era mediante un intercambio desigual entre las economías de cada Estado
cuestión de desfase en el tiempo, y que todos pasarían por las mismas o territorio como mecanismo económico esencial (Emmanuel) y acele-
etapas, por lo que solo se trataba de conseguir llegar al momento del rando un desarrollo desigual (Amin). Nos hallamos en un sistema-mun-
take-off (despegue económico) para que cada país pudiese iniciar su do (Wallerstein) y es en él, como globalidad, que hay que buscar las
crecimiento económico. interpretaciones a los procesos que tienen lugar en cada parte de este
Los hechos muestran, a través de todos los indicadores, que no sólo territorio.
no se produce una aceleración en los procesos de desarrollo, sino que
las velocidades, y consiguientemente las diferencias, son cada vez más
acusadas entre los estados desarrollados y los subdesarrollados o del Asimetría de las relaciones de intercambio.
tercer mundo, alcanzándose incluso la situación de proponerse deno- El intercambio desigual
minar como cuarto mundo a aquellos estados que van quedando más
rezagados y distanciados. Tal es la magnitud del proceso de desequili- El intercambio desigual se puede medir a través de la distinta canti-
brio a escala mundial. dad de horas-trabajo que son precisas en cada territorio para comprar
Lo que se hace por momentos visible es que el subdesarrollo de un mismo producto. Si la diferencia de horas aumenta, ello significa que
unos esta ligado al desarrollo de los otros. Es decir, que estamos ante aumenta el grado de desequilibrio al darse un desarrollo diferencial.
un mundo cada vez más internacionalizado, donde el neocolonialismo y Paralelamente, al considerar la incorporación de innovaciones técnicas
el imperialismo han impuesto su ley a escala mundial, y donde las y su control por territorios, veremos como este proceso se convierte en
economías y las políticas estatales no son independientes. A l tiempo un aspecto esencial. La innovación técnica se genera en las áreas desa-
que el grado de penetración de las empresas multinacionales en la rrolladas de los países centro; a continuación se transfieren, por difu-
economía mundial, y en cada Estado como unidad geopolítica —con su sión controlada, hacia aquellos lugares en el espacio mundial en los

196 197

como ya hemos señalado anteriormente. A l mismo tiempo se presuponen unas tercera generación. el cual es capaz de pasar de una primera inter- pretación del subdesarrollo basada en una descripción por indicado. relaciones de dependencia. mo el textil. desde los países centro a los países menos desarrollados Es por ello que se considera que el circuito del capital —el circuito de la periferia. con aumento del ham- hegemonía sobre el resto del mundo cuando ello sea preciso. que pueden obtenerse mejores tasas de ganancia de su aplicación. que incrementa progresivamente el bache (gap) paradoja. apoyado sobre unas de las que dependen en gran medida el nivel de salarios. el orden económico poten- Todo ello hace que al subdesarrollo económico le acompañe el ciará los desequilibrios internacionales. bajo la hegemonía de las potencias neoco- Así. la actuación del Estado. en 1976. Por su parte Taylor es el animador de gestor. parte Se piensa que la sociedad por sí sola. Por un lado las teorías del desarrollo desigual y del étnico-raciales entre los países centro y los de la periferia. 1977. De hecho toda política las distintas partes del mundo. o en bre y la miseria. en la cual deberán enmarcarse las situaciones particulares del desarrollo global del territorio. En ambas tendencias se configuran unos grandes ejes del desarrollo Pero la transferencia de tecnología es fragmentada y por ondas de de la geografía política contemporánea. a una proposición interpretativa de una geografía del subdesarro- llo resultado de una reconsideración progresiva y de una serie de Es importante hacer intervenir el tema del militarismo. como. Se dispone así de un bagaje importante de tasa de ganancia. claramente intercambio desigual. parte de una consideración global de los problemas políticos a escala tes les llega sólo partes que no pueden integrar en un proceso de mundial. según la cual. interpretación teórica. 1987) tecnológica con capacidad productiva más que suficiente para satisfa- Por ejemplo. muy particularmente del aéreo e interplanetario. de forma tal que a los países tecnológicamente dependien. desequilibrios crecientes. por el contrario. A l tiempo llegan técnicas de segunda o análisis de orden geopolítico. Lo que lleva a una aparente subdesarrollo técnico. proyectos militares. la prepotencia de esta situación EEUU. Ivés Lacoste. tanto entre estados como en el interior de los propios esta- una parte de la producción de armamento se apoya en su alianza con dos desarrollados. mundo de la geografía política a través de uno de sus más importantes analistas. como verdadero «gendarme» del mundo. en cierta medida comunes. propo- propicio para los intereses del capital. en un momento en el que se dispone de una tecnológico (Stewart. llevando a la depauperación a amplias capas de la alianza con los países hegemónicos. En ella se sintetizan los países con «vocación» imperialista. recurriéndose al Estado como niendo una interpretación global. es incapaz de alcanzar un proceso efectivo do articulado en centro-semiperiferia-periferia de Wallerstein. deberá diseñar unas formas de la revista «Political Geography Quarterly». Militarismo y actividad económica res. jón. en éstos se aplican las innovaciones más productivistas. penetran en el discriminados. Por otro lado se sitúa el ámbito anglosa- económica no es más que un planteamientos de actuación económica. donde son previsi- Estas ideas han penetrado en el campo de la geografía política por bles la potenciación y exacerbación de las diferencias religiosas y dos caminos. gestor del sistema económico. Éste. desarrollará hasta la actualidad una tarea de análisis cada vez Desde los principios del liberalismo se ha tenido siempre muy en más de orden geopolítico sobre situaciones y problemas concretos en cuenta al Estado como gestor y administrador. se apoya en gran medida en vastos sarrollo. manteniéndose la innovación en los países centro. aparece como embrión de conflictos geopolíticos. en reflexiones de naturaleza epistemológica y política. de base eminentemente francesa. los países centro potencian la investigación técnica cer todas las necesidades vitales de la población del Planeta. de los agentes individuales. relaciones asimétricas de intercambio. donde Peter Taylor. De la Cruz. como los distintos planteamientos críticos respecto a los conceptos de subde. que comienza a publicarse marítimo. para un análisis político del espacio geográfico Es clásico el proceso de transferencia de tecnologías maduras. bajo los criterios exclusivos de la del planteamiento del sistema capitalista integrado en un sistema-mun- economía de mercado. en mayor o menor medida. centro-periferia y tercer mundo en un contexto mundializado. como es el caso de Europa. Fueron especialmente significativas las 198 199 . en un proceso de diferenciación socio-espacial creciente y con se retienen los sectores tecnológicamente más avanzados y de mayor conflictos en la periferia. del excedente— tiene lugar a escala mundial. se gene- aplicada en base al militarismo que necesitan para poder imponer su ran. co. tanto en torno al control del espacio terrestre y Lacoste. Así. ya que. así como loniales. A su través se controlan las productividades del trabajo. Se innovación. A l mismo tiempo. desde una concepción holista. a través de la revista «Hérodote». cuyo primer número vio la actuación hacia el futuro —políticas— que enmarquen las actuaciones luz en 1982. donde población.

Socialmente ello tendrá Ello puede propiciar un proceso de dualización a escala mundial. sobre el resto del mundo. entre otras. nómicos a escala de Estado (Ros (ed. teleco. su aplicación tecnológica. obligación complementaria de acelerar su reposición aumentando el mento del desarrollo se asienta en la posesión de saber científico y en círculo del consumismo. la extensión de los mercados —necesidad de aumento cuantitativo del municaciones. El control sobre la como consumidores. de la cual se ve precisos a la producción capitalista. el contexto de la guerra fría. sumidores bajo los criterios de producción en masa. ciertos economistas y agentes económicos cantidad de recursos económicos. de medios de producción y de bienes de consumo. impeliendo a las mismas personas a cambiar de producto con especialmente aptos para su planteamiento en términos políticos y eco. energía. excluido todo Estado que no pertenezca a ella). microelectrónica. al no ser necesaria que refuerza el proceso de militarización social. Para los países comu. Pero veremos que cada vez que la crisis muestra su cara. a través de los agentes económicos. modelo de Keynes. ya que. no sólo no deja de ser necesario. estas inversiones pueden ser 200 201 .). Cuando esto nefastos. recurre instintivamente a reclamar la intervención del Estado para La sociedad civil. una periodicidad más corta. Las exigencias técnicas que encierra el desa. En el área capitalista desarrollada. informática. capitaneados por la URSS. Pero con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial. centro y la semiperiferia. la innovación en los procesos de fabricación acelerará militares. Se trata de que movilice los productos diversificará los artículos de consumo y las formas de la vida recursos públicos que están en sus manos. al disminuir el ciclo de vida del producto. incluido su idioma. la afincada en el era evitar que tecnología estratégica de doble uso. permitiría u n planteé como hipótesis. por cuanto la velocidad de reposición permite que no sea tan necesaria rrollo de programas aerospaciales —materiales. nes de los países del tercer mundo—. que ayudaron a descapitalizar a los olvidadizos. familiar y social. por tanto con una clara incidencia cultural aquellos sectores que se considere que pueden tener un mayor efecto que llevará a la penetración cultural de los modelos del Estado central de arrastre sobre el resto de la economía. (En Sánchez. Ello tiene un significado espacial importante. que pasarían a ser poder tener acceso a la alta tecnología de los países desarrollados que sólo necesarios en la medida en que dispusiesen de recursos primarios forman esta alianza militar. 1987). rentabilizará recomponer las situaciones. etc. con especial énfasis en el control y dominio del espacio. ha- como consecuencia que el diseño y el control de estos programas de ciendo del centro y de la semiperiferia las áreas de consumo. propugnarán eliminar otra vez al Estado como agente eco. esta competencia por disponer de que se atribuye al Estado el papel de motor relanzador de la economía tecnología militar competitiva frente al otro bloque tuvo unos efectos para que. sectores básicos de la producción. en el que participa. posteriormente estas inversiones al adaptar y aplicar a la producción El papel del Estado como motor de la economía en los planteamien. los EEUU. de forma tal que portante. lo que obligaba a incorporar a las poblacio- des inversiones que exige el planteamiento global de estas propuestas. a las obras públicas y la construcción se les otorgó que pasa a convertirse en el idioma de comunicación universal —al- este papel. y en guien le ha llamado el latín del siglo XX. número de consumidores. hasta el punto de crearse en 1974 capitalista y con el fin de aumentar cuantitativamente el número de con- el COCOM (Comité Multilateral de Exportaciones. frente a las necesidades de las primeras fases de la para poder tener acceso a ella deberá pactarse con el poder militar y expansión capitalista. en la flexibilización de la producción y de los productos. sino que asume innovaciones alcanzadas en el terreno militar. siendo. OTAN tenía como una de las motivaciones principales. después. por cuanto se vio en la necesidad de drenar hacia ella tal último se haya alcanzado. al considerarse que el funda. este sector dejará paso a las actividades Por su parte. para que los invierta en individual. ésta pueda funcionar por su cuenta. se problemas económicos y políticos a largo plazo. la necesidad de prescindiendo en gran medida de los periféricos. en las nistas. ahora el mercado ban los países de la OTAN —salvo Islandia— y Japón) cuya finalidad puede reducirse a una parte de la población mundial. En los años treinta. en el por excelencia. con EEUU a la cabeza. mientras largo alcance queden en manos de las instancias militares del Estado. sino a un aumento relativo del los sitúan fuera del alcance de las iniciativas privadas y los hacen mercado. con lo que cada vez se ponen al ello no es ajeno el papel esencial que adquieren los aspectos científicos alcance de los compradores más productos y más baratos. El aumento en la velocidad de reposición y llegase a manos de los países del bloque comunista. biotecnología. 1986). gran parte de las tos postkeynesianos. causa de sus nómico.propuestas keynesianas. civil y militar. Lo que representa un cambio sustancial muy i m - tecnología y su difusión pasa a ser un tema estratégico. lo que gran parte de la periferia quede relegada. La innovación en los cada vez un protagonismo más profundo. basada en la expansión del modo de producción adaptarse a sus exigencias políticas.— y las gran. que la decisión de integración de España en la ensimismamiento dentro de los países ya actualmente desarrollados. A los incrementos de la productividad. como única salida a la crisis de 1929. pero con la y técnicos en las sociedades modernas.

intentarán incorporar- concreta en lo que se denominó un nuevo orden político internacional. con un carácter más ejecutivo y de intervención real en su ámbito de actuación y respecto a los estados Los organismos internacionales y su función que se integren en ellos. en 1945. o mática empresarial e individual sufría desarrollos en los países comu. especializados en tarse a la nueva escala representada por los estados que reúne. conflictivos y depauperadores como para cuestionar el mente minoría. mientras que debía hacer frente a una doble ción (FAO). a un mercado de consumo directo individual. y autocen. dinamiza. ya que no revertió sobre los sectores estados. al mismo tiempo. Pero no termina aquí la evidencia de la mundialización de los proce- sos económicos y sociales. ya que vemos aparecer otra serie de institu- ciones de ámbito internacional. ante e l hecho de A pesar de todo no debemos olvidar que este desarrollo se basa en que los países subdesarrollados disponen de un mayor número de un proceso de desarrollo diferencial a escala mundial. en base a plan. la agricultura y la alimenta- sin revertir sobre ella. son numérica- importantes. acusándola de politizarse. descolonización los nuevos estados que surgen de este proceso. Fran- dora de procesos y de consumos. A l tiempo que su plantea. que. otro. sanidad (OMS). la problemática: crear las bases del desarrollo que los países occidenta. (Laurent. mecanismo con capacidad de actuación a escala mundial sobre los Con vocación mundial podemos considerar aquellos de orden eco- estados. EEUU e Inglaterra nistas. lo que permitirá un aumento de la productividad y. URSS. a la que se van incorporando a medida que se produce su productivos n i sobre el consumo privado. Aún cuando igualmente estén constituidos territorializadora sobre la reunión de estados. estas instancias asumen un papel de control militar de la OTAN. Por ejemplo. Estos versarán sobre la cultura (UNESCO). se otros que vean algún beneficio en esta asociación. a través de la concesión de 202 203 . como estados. men una dimensión mundial. por el estados. 1983). lo cual llevó a una sangría económica para la sociedad en su conjunto. y que deben ser encarados y planteados a trandose sobre sí mismos y sobre su sistema. les habían iniciado con anterioridad al siglo XIX. 1983. la informática ha tenido una amplia a escala mundial. permi- estados dependientes en el mercado mundial y a través de la creación tiendo disponer de una instancia internacional de negociación. mientras que en el inmediatamente después de finalizada ésta. paulatinamente. se crea como bloque comunistas la expoliación a escala mundial fue muy inferior y no sucesora de aquella la Organización de las Naciones Unidas (ONU). como marco de discusión y debate mías de los países menos desarrollados. A pesar de su fracaso. para otra serie 7. votos. Gorz. que en el seno de la ONU cinco estados (EEUU. A través de ellos se pretende disponer de problemas específicos. la iniciativa de creación tiene una génesis que podríamos denominar más particular. con los que pueden hacer prevalecer sus opiniones frente a los teamientos y mecanismo de dominio neocolonial. aún cuando. mientras que prácticamente la infor. la infancia (UNICEF). cia y China) disponen del derecho de veto sobre sus resoluciones. ya que se trata de iniciativas La organización política que surge de la Segunda Guerra Mundial se de unos pocos estados a los que. llevan a la constitución de organismos especializados en su seno. a Un aspecto que caracteriza este periodo es la aparición y consolida. y responder al reto Pero. aislándole del mercado mundial. Todo les. el crecimiento de la población y su control. como represalia por su pérdida de influencia. sin querer entrar en esta escala para intentar negociaciones. como instrumentos de control e intervención sobre las econo- raíz de la Primera Guerra Mundial. Inglaterra. con lo que la repercusión sobre éxito alcanzado en reagrupar en su seno a la práctica totalidad de los la sociedad civil fue mínima. tal como claramente queda reflejado en e l hecho de difusión empresarial y particular en los países capitalistas. donde de un mercado de consumo en el interior. nómico como son el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Su génesis cabe situarla en la Sociedad de las Naciones. propio proceso y su futuro. Geografía política de las relaciones internacionales de problemas o preocupaciones. acuerdos y actuaciones globa- competencia económica y comercial en los mercados mundiales. El se creó ningún mercado de consumo. Por un lado ligado al sector pudiese hallarse una solución pacífica y negociada a los conflictos entre productivo. en el campo de cada una de sus especializaciones. así miento político-social les hizo dejar de lado la producción de bienes de como la evidencia de la existencia de problemas acuciantes que asu- consumo diversificados. veces son creadas con carácter exclusivista y restringido para enfren- ción de una serie de organismos internacionales. creada a Mundial. se retiren de la UNESCO.amortizadas mediante el mecanismo de expoliación exterior de los que debía tener como meta evitar otra conflagración mundial. lo suficientemente países desarrollados occidentales que. las relaciones de trabajo (OIT).3. con muy diversas funciones. al no poder evitar la Segunda Guerra. sea mundial o regional.

derivado del gran avance técnico cuya tancias de organización en las cuales se constituirán nuevas escalas de incidencia ha sido notable tanto en el campo de la producción. En muchos casos el entre sus miembros. como unidad básica en la mayoría de organizaciones. al tiempo De una efectividad mayor. En concreto. partiendo de iniciativas diver. mas. militar. buscando una mejor funcionalidad para cada temática. con perspectivas de ampliación que no sería de extrañar larse coherentemente la articulación del espacio a escala mundial y en que a medio plazo terminase por reunir a todos los países del antiguo las escalas región-mundo. seguirse las fórmulas de política económica que dicten estos organis. a los cuales debe rearticu- 12 estados. sino que. CON. Greenpace. como (OCDE) y los comunistas del área de influencia soviética en el COME- defensa del medio ambiente. produ- mercado que propicien economías de escala para los productos fabri. e incluso la posible disolución de los estados en factor aglutinador habrá sido estrictamente de proximidad territorial. fueron una forma de reagrupar políticas y esfuerzos en ambos la lógica derivada del proceso de internacionalización. con vocación desde el punto de vista económico. son aquellos organismos regionales cado mundial. el mos. ambos bloques se reagruparon también pueden resolverse a esta escala global: Club de Roma. político o comercial. más adecuados en su dimensión a las formas y volúme- de desarrollo. el cual obliga a campos. ciendo más y más barato. que se han constituido para asumir una dimensión más adecuada al Más allá de estas organizaciones que pretenden la vinculación real proceso de internacionalización a escala Planetaria. prospectiva ante los problemas de futuro de la humanidad. No podemos decir que su interés de las propuestas de reagrupación económica persiguen alcan- gestión haya sido de éxito global desde la perspectiva de los estados zar una mejor funcionalidad interna a través de la constitución de mayo- menos desarrollados. en los cuales se reagruparon los estados Paralelamente a estas instancias de orden estatal. mientras que alrededor de la URSS se constitu. Conferencia sobre el Medio Ambiente. como en el campo de los transportes y cados en estos estados. Amnistía talistas bajo la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico Internacional. como denuncia a la represión política. al presentarse como unidad competitiva. reformulaciones de las escalas a las que deben ser tratados los proble- Con objetivos político-económico o comerciales aparecen otras ins. un proceso relativamente similar. Aun cuando no se voz en relación a problemas con dimensión mundial y que solamente diese un estricto paralelismo. grandes bloques militares. aún cuando con una fuerte dosis que van apareciendo problemas de difícil resolución individual a esca- de contigüidad. así como. Estado se halla representado oficialmente a través de sus autoridades talista se aglutinaron alrededor de los EEUU los países desarrollados públicas. a medida de una afinidad ideológica o política. Aún cuando en este caso no representasen relaciones vinculan- Lo que es interesante resumir es que todo este proceso obedece a tes. en la que cada más beligerantes en una situación de conflicto latente. unas unidades territoriales de ámbito superior. uno de los límites que presentan toriales como los países sudamericanos. económico. o a las que debe actuarse. También buscan mejorar su posición en el miseria y el endeudamiento. pero para cuya consecución deben En cualquier caso se trata de una reformulación de las escalas. y lo mismo intentan otras áreas terri. en numerosos casos. ya que pretenden hacer oír su yó el bloque comunista en el Pacto de Varsovia. Ello lleva al 204 205 . en contrapartida. Canadá y México por su parte se hallan en to espacial que sobrepasa los límites fronterizos de los estados actuales. y un sinfín de foros cada vez La guerra fría asumió una formulación explícita al constituirse dos más especializados. y un largo etcétera. básicamente controlados por EEUU. Conferencia sobre la Antártida. Confe- bloques derivados de la guerra fría. mientras que en otros son producto namente instancias de debate y negociación internacional. o los del Magreb o del sudeste asiático (SEATO).créditos y ayudas al desarrollo. EEUU. Los países más desarrollados capi. se han hundido en la nes de producción masivos. por cuanto éstos no sólo no han alcanzado cotas res mercados. No obstante las buenas intenciones. un mayor impac- continente europeo. se centra en el hecho de que sean los estados los que intervengan sas. a las que los Atlántico Norte (OTAN). Destaquemos por su significación para nosotros comunicaciones en términos masa-volumen-velocidad de mercancía y la Comunidad Económica Europea (CEE) o Mercado Común europeo de información. también han hecho su aparición organizaciones internaciona- de este signo ideológico dentro de la Organización del Tratado del les que surgen de iniciativas privadas y particulares. estados no son especialmente sensibles. lo que tiene como efecto el empequeñecimiento relati- (MC) que inicia su proceso en 1959 y a la cual pertenecen actualmente vo del Planeta en términos tiempo-distancia. mercado mundial. marcada sobre todo por la formación de dos grandes la de Estado: Conferencia Internacional de Comercio (GATT). ya que se dirigen a toma de decisiones que esperando poder imponer condiciones a la negociación en el mer- vinculantes para sus miembros. Por el lado capi. Sus objetivos serán de orden rencia de Seguridad Europea (CSE). se van creando paulati- para configurar una nueva escala.

un subsistema basado en las estructura militar depen- alrededor de problemas vitales. subsisten las empresas. es decir. territorio. al tiempo que más centralizado y dependiente. de forma tal que queden las manos Subsisten los estados. La articulación política internacional que toma como base los estados. así los esfuerzos ' lugar. a partir de papel del Estado y sus relaciones bilaterales con otros estados. lo que hace muy difícil alcanzar acuerdos cualquiera que sea su carácter y sus actuaciones. justicia o a libertad lo reclamen. | a) Relaciones sociales. habito de que se conviertan en foros de defensa de los intereses parti. y. Uno secuencia reincidente del proceso histórico. I sámente sobre la propia potencia de los sistemas de información. se caracteriza c) Relaciones de internacionalización del capital por la hipocresía de sus actuaciones en relación con la base ideológica ii en la que se asienta. sobré todo también. das. debemos distinguir por lo menos tres de paz aparente. Ello justifica e l armamentismo. ya que sólo busca maximizar sus Complementario del anterior se puede considerar otro aspecto que intereses territoriales particulares. como producto de la La estructura económica cabe interpretarla a dos niveles. lo ocupa. pero cada día es 11 207 . 206 í . cada vez medida en que. políticas y militares b) Relaciones económicas f Situaremos en primer lugar las condiciones socio-políticas vigentes t en un momento y en un espacio determinados. En de los espacios productivos qué se ha ido sucediendo sobre un mismo este último aspecto se sitúan las guerras comerciales. siempre existe la posibilidad del diálogo Por otro lado. su poder sobre algún territorio que preten- * En el momento de plantearse como globalidad las relaciones que se da independizarse. basado en el papel de cada Estado como articulador de un f gurante del espacio físico. eficaces. se corre el de las instancias de gestión política y de gestión militar antes apunta- • peligro de poder ser controlado por pocas manos. a escala mundial. sea cual sea ésta. así como a la articula- ción política interior y la posición relativa de la estructura militar. de sus características sociales. empresas multinacionales. como no hay que olvidar. ya que adquiere progresivamente mayor importan- la política Estrada. los centros de decisión se hallan . culturales. interestatal. con limites fronterizos definidos. y que sus decisiones estarán influidas des- gran potencial de información progresivamente creciente. Con el claramente territorializados. niveles: en que el equilibrio se rompa y consideren apropiado recurrir a la fuerza para mantenerse como poder. como consecuencia de la articulación interna y en su política económica en relación con otros estados. En segundo lugar. |¡ grado de competencia que en cada momento se de. en su política económica k religiosas. garantizando unas economías de ' Las relaciones sociales generales se ven profundamente influidas escala para los sistemas productivos de masa. de aceptación aerifica y centrado en el progresivo y creciente proceso de interrelación e inte- ^ de no intervención en los procesos internos de otros estados. lo que lleva a aplicar políticas. en el que puede distinguirse entre el de decisión centralizados y territorialmente enclavados. más globalizado. eliminación de trabas arancelarias. I» otro Estado. aunque la gración del capital a escala mundial. apoyándose preci. a la base nacional de los capitales y de la activi- Otros dos subsistemas generales que actúan todos ellos a escala dad económica hay que sobreponer el papel y la actuación de las )> global son el político y el militar. culares de cada Estado. El espacio social de cada momento recoge aquello' que pervive por establecer o integrarse en nuevas escalas de mercado. Pero. si se consi- | del proceso genealógico a que ha sido sometido desde que al hombre gue aglutinar a diversos estados bajo unos mismos criterios y con . sean estos los que sean. diente de la . Aspecto importante en la \ por la extensión del sistema de integración de la información.estructura política. cuanto menos. con el cas y bursátiles jerarquizadas a escala mundial. Su importancia quedará supeditada al papel que juega cada Estado a escala mundial. dado que deberán estar preparados para el momento . y la donde configuran una red mundial que aprovecha las redes económi- ^ estructura hegemónica de poder interestatal a escala mundial. haciendo cada vez más complejas las relaciones a escala mundial. de no intervención sobre los asuntos internos de cia. las cuales ejercen su poder desde centros I Por un lado el sistema político. ni que sea en última instan- cia como recurso extremo. con lo que tiene de confi. libres para pactar con cualquier gobierno que se establezca en ellos. En la relaciones internacionales el militarismo no ha sido nunca descartado | Las relaciones internacionales por los estados hegemónicos para imponer. incluso en momentos k establecen a escala mundial.

con produc. La jerarquía em. el conflicto militar y la guerra. es decir. aparentemente fuera de este circuito internacional global. la saturación espacial y el impacto ambiental. subsisten un conjunto de capitales locales que no participa descentralizantes. potencia que los sistemas autónomos de reproducción ofrecen a las Su significación en verdaderamente importante. darse diferencias relevantes en el seno de este grupo. como Estado en sus aspectos económicos. no deja dé quedar vinculado con número de pequeñas y medianas empresas. por ejemplo. de empresa. con lo que las políticas que estas establez- gración del capital interior. 208 209 . Es claro que esta red se asienta producción propia pero sin tecnología de producto propia sobre los grandes polos económicos (EEUU-Canadá. Esencialmente constituirán el blo- poder económico. la participa. subcontratación diversificada entre varias empresas. aquellos derivados de la actuación internacional d) medianas y pequeñas empresas independientes. tecnológica. con- ción en los capitales mundiales y la participación en las estrategias venios técnicos o dependencia tecnológica. movilizará como clase todo su poder e influencia sobre el dades. todo ello se establece una red de capitales. algunos estudiosos apuntan la posibilidad de que. do un tema importante que podría romper la idea luhaniana de aldea Es evidente que. pueden permitir el desarrollo y distribución de ello refleja la existencia de vínculos de clase a escala internacional. de las empresas multinacionales en cuanto entran en conflicto con los ción y tecnología propia. Ello tiene como consecuencia que u n gran vinculación estricta con el territorio. lo que comunmente se denomina o con destino al consumo privado. al constatarse que pequeñas empresas. basada en vinculacio- ción. ha perdido su valor nacionalista. medianas y pequeñas empresas independientes con Nos centraremos en algunos aspectos concretos. o indirectamente vinculadas a las decisiones de las grandes empresas En su dimensión estatal interna también tiene efecto la doble inte- nacionales o multinacionales. cos o ideológicos. está todavía por ver cuales serán sus verdaderas posibilidades del capital. Europa). al servicio de alguna gran empresa. Con can tendrán una importante repercusión sobre su futuro. Pero aún sien- sa de sus intereses de clase. empresariales. a través del mercado o por integración integrada del capitalismo internacional que. hace más compleja y opaca la red real de relaciones de /) pequeñas y medianas empresas auxiliares con tecnología de poder económico a escala mundial. estados. Los conflictos deri- producción y tecnología propia y con mercados independientes vados de las relaciones comerciales. Tipología de posición económico-empresarial. subsedes de diverso tipo de unidades productivas llegar a considerar necesario e imprescindible aprovecharse o apro- directamente ligadas a una empresa multinacional. Lo que se constata es que todos a) Empresa multinacional: sede central. lo que territorial. si bien pierde parte de su financiera en los capitales. cuando ello las grandes empresas y a las grandes producciones en masa. como alternativa a la tendencia centralizadora del de la clase capitalista internacional. piarse de un territorio. que pudo perseverar hasta la Segunda Guerra En la clasificación queda reflejado como la dependencia puede ser Mundial. o como territorio de un Estado. con el reflejo de los centros de decisión económica. Lo productos más ajustados a las necesidades de pequeños grupos. así como los medios para resolverlos. guerras comerciales. Posibili- sea preciso. cionales o internacionales —por participación en el capital. —subcontratación permanente y exclusiva respecto a una gran pero lo que está claro es que la etapa del capitalismo nacionalista. cada vez más. Los conflictos internacionales presarial. con la consiguiente jerar- A l prever las repercusiones sociales de la incorporación de innova- quización del poder económico a escala mundial. políti- b) empresa internacional.mayor el intercambio de activos entre ellas. modelo decimonónico. abiertas p o r los sistemas de autoedición y su Estado-administración para que active sus resortes de poder en defen- distribución mediante el sistema de correo electrónico. Japón. filiales cabeza de sector responden a objetivos de los grupos de poder. de hecho. quedará al servicio abriría un proceso de potencial descentralización alternativa respecto a de los intereses del capital como agentes individuales y. se hallan directa los grandes ámbitos territoriales estatales del área centro. entre sí y con el capital internacional. y el uso de las ideologías territoriales.'los cuales pueden regional. y finalmente el e) pequeñas y medianas empresas vinculadas a empresas multina. así como el peso que pueda alcanzar dentro de la que de las denominadas pequeña y mediana empresa. permite establecer una tipología sobre las siguientes bases: Son diversos los móviles que motivan un conflicto internacional. conflicto por'antonomasia. c) grandes. aunque puedan economía-mundo en global. la flexibilidad y nes entre capitales locales y el gran capitalismo internacional. dejando paso a una r e d también indirecta.

La guerra comercial La gran empresa multinacional puede tratar de tu a tu a la mayoría Es evidente. En efecto. financieros el peso que su producción tiene en el PIB de los estados en los que se y empresariales en la escena internacional. nificación bajo las reglas del neo-colonialismo. por no decir independencia. así que se producen conflictos en el interior del grupo dominante de un como por sus vinculaciones con las estructuras de poder del Estado al Estado. Es por ello que en estas circunstancia debe existir algún grado de connivencia con el La conflictividad ha llegado a alcanzar al propio espacio aéreo antes poder económico o con alguna de sus fracciones. intentos de control sobre sus actividades.—. Se trata de trialización. incitar al golpe de Estado en lugares que den muestras de excesiva en lugares donde la capacidad de oposición es muy débil. Otro tipo. en la medida en que el numero de vehículos mecánicos que sólo parcialmente vinculados a él. se van a producir también conflictos intrasociales entre una que se halla territorialmente unida como centro de decisión. reservándose la intervención militar directa como últi. con la intención de hacerse cargo de la gestión del poder Saturación espacial e impacto ambiental político al servicio de ciertos intereses económicos. Divergencias en cuanto a criterios de actuación. son los que pueden enfrentar a los estados con las empresas multinacionales. divergencia de criterios sobre la transferencia territorial de la base económica —caso por ejemplo del control sobre de excedente. o. empezando por la ONU y 210 211 . en los cuales el control sobre sus recursos físicos es dioactividad. impacto sobre la contamina- que también da lugar a conflictos militares si llega a afectar al control ción medioambiental. de conflictos de características distintas. La internacionalización de los impactos conflictivos En la medida en que un Estado quiera mantener su autonomía. Mediante el golpe de Estado. en las que se hace intervenir al territo. se hacen en nuestro contexto. sindicales o del propio poder económico interior al El control sobre el mercado y sobre los recursos de otros estados Estado. pueden ser forma parte esencial de las relaciones internacionales. sición de unas relaciones comerciales asimétricas. dada su potencia económica propia. nula. muy probablemente entre en conflicto con los intereses «supraestatales» de La actividad internacional se ha visto potenciada por un sin numero las grandes empresas multinacionales. mo procedimiento. la innovación técnica ha potenciado al mismo tiem- Pero cuando afecta a estados de la semiperiferia. con lo que ese espacio se convierte paulatinamente en un nuevo bien escaso. que de la misma forma de los estados-administración. se han situado alrededor del Planeta empieza a producir la saturación. lluvia acida. por el que se entrará en conflicto para poder tener acceso a él. y muy especialmente po la capacidad de impacto destructivo sobre el medio ambiente —ra- de la periferia. Conflictos entre estados y empresas multinacionales Lo mismo sucede con el impacto medioambiental al que acabamos de referimos. vertidos en ríos y mares. el medio ambiente que surjan dentro de los propios estados menos desa- conflicto se mueve por los cauces de la negociación y la diplomacia. depredación y agotamiento intervenir otros mecanismos más contundentes para conseguir la impo. sobre las inversiones que tendrán los movimientos de defensa del Cuando la pugna comercial se establece entre estados del centro. relaciones con las las fuentes de crudo petrolífero. Lo que da lugar a distintos instala. tipos de «guerras comerciales». de seguimiento y rio y las fronteras mediante mecanismos como el proteccionismo. Bajo las presiones internas. rrollados. etc. del que hemos habla- do en el capítulo 4. etcétera. fuente de tensión y conflicto. como antes hemos apuntado. así como clase social empresarial y los grandes grupos económicos. pero cumplimiento de las normativas legales. en las que el control En este sentido es importante considerar el efecto desincentivador físico-militar se relega a segundo plano. aún cuando se hallen señalado. así como el intento de neutralizar su crecimiento. por procedimientos como el golpe de Estado. las empresas multinacionales pueden r e c u r r i r con relativa facilidad a La «diplomacia» puede ser utilizada para que se genere un conflicto desplazar hacia estados que quieran participar del proceso de indus- violento. pero también de base económica. de especial sig. fuerzas políticas. destrucción masiva. de comisiones y de reuniones especializadas. características de nuevas inversiones. residuos tóxicos. aquellas instalaciones que generan un mayor coste social. de especies animales o vegetales. importante. el poder militar pretende asumir el poder político del Estado.

geografía política centrada en el tema de la guerra y de la paz derivado 212 213 . ya que sus costes sociales y la capacidad vos de incremento de dominio de espacio-recurso. dación ambiental a la pérdida de puestos de trabajo y de actividad El problema adquiere el carácter conflictivo cuando e l territorio económica. nio. lo que agravaría el desempleo y tendría otro conjunto ción de aquellos territorios diferenciados en los que se localiza el tipo de secuelas económicas desfavorables. Sea bajo dominio territorial-militar. hacia el cual quiere expansionarse una colectividad está ya ocupado llados. interponiéndo. geoestratégica del territorio. pero siempre manteniendo el control que permita la apro. en sí misma. aún cuando localización (por ejemplo. en el conflicto entre Estado y tirán diferenciar y elegir los territorios hacia los que se pretende la empresa multinacional. cuantitativo. No es de extrañar pues. como paso previo. sean los receptores del mayor número de empresas conflicto. dominar y controlar factores espaciales diferenciales en su la negociación son los recursos utilizados para su discusión. la apropiación y/o control de un territorio exterior. frente a otro grupo que también quiere dominar sobre el mismo piación directa o indirecta del espacio que posibilite la apropiación del territorio. o bien que no quiere perderlo. que los territorios menos desarro. En cualquier caso siempre se hallará presente como primer objeti. la expansión lleva a la elec- más permisivo. que puede terminar en guerra. etcéte. En la primera circunstancia se tratará de una expansionis. cuando no ha sido posible conseguirlo por otros me- obtención o movilización de valor —como causa final—. sean éstos de orden político. se suma lo cualitativo: tener mente los limites de los estados. habrá sido preciso el dominio territo- por el control de espacios estratégicos defensivos o de ataque. de una u otra forma. y la carrera armamentista llevó a que. para readecuación (refuncionalización) del territorio y de las personas que apropiarse de territorios colindantes que amplíen su «espacio vital». que el de recurso-excedente que se desea apropiar. en él habitan. la homogeneidad territorial haría indife- respecto.. dero objetivo último. adentrándose en el de otros. La situación de Guerra Fría. En este sentido sostenemos que la guerra es siempre un conflicto territorial por el dominio-apropiación de un espacio. El pacto y acceso. por ejemplo a la contaminación medio ambiental. el intento de imponer una normativa restrictiva expansión. o cualquier otro. y por lo Los conflictos militares entre estados derivarán del interés que uno cual se ha luchado. ideológico.sus Organismos derivados. preferirá la degra. como cauce de ante la impotencia de los gobiernos para hacer cumplir las normas que acceso al mar desde un territorio continental). la guerra será el sobre el que dos grupos sociales pretenden simultáneamente estable- proceso de apropiación de territorio —como causa mediata— para la cer su dominio. y cuya resolución solo puede tener lugar a apropiarse del excedente. en términos de relaciones ra. Por ejemplo. de poder interesa darse cuenta de que conseguir imponerlo siempre vo. la excedente. comportará. (apropiación del excedente). rente la dirección de la expansión. Ante estas perspectivas. la guerra es el acto éste quede garantizado a través de los mecanismos propios de cada violento y cruento máximo de lucha por la apropiación física de un época. dado que la magnitud de sus efectos rebasa amplia. Por ello. En el caso del espacio heterogéneo. Es decir. Una vez alcanzado El conflicto militar y la guerra el dominio físico. como requisito imprescindible para poder imponer un domi- económica. se estableciese una línea de la heterogéneo. rial como condición sine qua non. Mientras que en el segundo caso. Ambos objetivos permi- hayan podido acordarse. teará como un conflicto por la apropiación de territorio. Ello tanto si el espacio es homogéneo. de forma que también —por lo menos lo ha sido hasta ahora—. religioso. guerra es el proceso cruento de apropiación y control de un territorio En este proceso expansionista. un dominio territorial. sea bajo influencia política o territorio. Pero. y que. para alcanzar los objeti- contaminantes y peligrosas. dios se en numerosos casos elementos ideológicos que esconden el verda. como si es sobre todo durante la década de los 80. que diariamente se enfrentan a todo tipo de mo que podemos llamar cuantitativo: del nuevo territorio interesa sólo situaciones conflictivas. o la situación y posición gobierno del país subdesarrollado no puede asumir. Así. A l pretenderse la expansión territorial surgirá el subdesarrollados. Ello se hará a través de la subsiguiente exterior: para conseguir el control y explotación de sus recursos. previamente. primeras materias) o permitir la movilidad y en la mayoría de los casos la efectividad de sus acuerdos es casi nula la circulación de los factores y del valor (por ejemplo. económi- de ellos muestre por conseguir el dominio y apropiación de un territorio co. y sólo intervendrían factores morfo- var a la empresa a amenazar con el traslado de la factoría a otro Estado lógicos. la guerra se plan- de reacción y contrapoder contra ellas son mínimos. en el interior de los propios estados desarrollados y los estados por otra colectividad. a lo escala mundial. será posteriormente cuando se proceda a su adecua- ción a los objetivos del grupo social que consigna su dominio. En el primer caso. puede lle. siempre La conflictividad vendrá ligada al control territorial.

imponiendo unas relaciones de poder asimétricas. hacia los hombres que nos ner un dominio que implica una obediencia. Apropiarse y gestionar el excedente permite disponer de recursos para aumentar la capacidad de dominio. lo político.de la psicosis de peligro de guerra atómica entre las superpotencias. el cual aparece ligado a una cierta mismos efectuemos en el presente. consiguiente. junto a aquellos análisis que do como geopolítica. o lo psico-social. personales en su forma de actuación. lo económico. pero orientado en nuevas direcciones. así como por impo. o que. pronosticables en su intervención. justifica indivi- dualmente todos los móviles de dominio. lo antropológico geografía política y geopolítica la diferencia entre el marco teórico. si aceptamos como distinción entre hagan prevalecer los social. ideas clave para poder entender cuál es la lógica interna que mueve a se sobreponen otras situaciones y procesos no pronosticados. establecen unas vinculaciones sociales y precisan proyectarse sobre el espacio-territorio. reconstruyendo. en y con el espacio. sino que deben Llegamos al punto final de este libro constatando que continuar introducirse todos las niveles sociales y todas las escalas territoriales. lo que le convierte en un mecanismo social perma- nente. remodelando. co del Planeta. Solidaridad histórica en la que todos deberíamos intentar mayor sea el interés por dorninar. regenerando o tiempos concretos los conceptos y mecanismos que hasta aquí única. En la medida en que seguirán. Lo cual no significa que haya desaparecido el Los individuos y las sociedades asumen una componente política. Dinámica tan rápida y contundente que en muchos casos no proposiciones para plantearse este ámbito de la geografía ensayando somos capaces de percibir — y menos de prever—. sobre la base de lo que hemos dosis de instinto en el hombre. conservando. concretas y territorialmente delimitadas y. momento nos damos cuenta que avanzar exigiría aplicar a espacios. sobre todo en ciertos ámbitos técnicos y políticos de nuestro visión personal de la geografía política. alrededor de cuya apropiación y gestión. Concluyamos constatando la gran dinámica social del momento ac- El interés que ha movido la elaboración de esta aproximación a una tual. lo jurídico. Y es ello lo que nos 7. de conservar y de acumular más de lo que necesita. al mis- mo tiempo. o por no ser dominado. buscando que sobre las tendencias políticas.4. el cual se desarro- geopolítica el estudio de la apücación de los planteamientos a las situa. Ambito en el cual vamos creando.que apropiarse del excedente implica un control territorial del lugar de producción y sobre los agentes productivos. destruyendo. en el que se va reinterpretando y reescribiendo cons- mente la vinculación del territorio con la política concreta. conceptual y temático de las relaciones entre espacio y política. en sus relaciones y vinculaciones políticas. el espacio geográfi- ciones reales. era el de establecer algunas entorno. Un futuro por hacer lleva a reivindicar que el interés de la geografía política no puede quedar limitado sólo a la consideración del Estado. convirtiéndolo en excedente. producción geográfica. son no obstante imprevisibles en sus Se ha tomando para ello como base de referencia fundamental la consecuencias. es decir. se hará presente. profundizando en estos temas nos adentra en lo que hemos considera. peligro armamentista. sociales y territoriales previsibles. Desde el punto de vista individual cada individuo se ve sometido a un doble flujo de influencias que le ocasionarán graves contradicciones 214 215 . en relación con su interés por conseguir recibido del pasado. mente hemos enunciado en este libro introductorio. en este tantemente la vida humana y social. consideración de las relaciones de poder como mecanismo motivador Pero lo que sea el futuro depende de las actuaciones que nosotros de la actuación social colectiva. el conflicto creer y practicar. lla siempre sobre el mismo escenario permanente. Actuaciones de las que no debería estar ausente imponer sus criterios y opciones sobre los demás. Es por ello fundamental lo que le relaciona con el propio espacio-territorio en efectos recíprocos. la solidaridad histórica hacia el futuro. Debemos constatar contextualizarlas en un planteamiento con cierta coherencia. modificando. lo que se reflejará en la contradic- Los acontecimientos han desplazado este tema de interés de la última ción entre su posición social y su posición territorial. y como Todo ello en el marco de un proceso imparable. Y todo ello por cuanto el hombre es capaz de producir.

Madrid. (eds. E. R. n. DUNCAN. J„ WILSON. México. D. (eds. Braunscñweig. A. A. C. (1983): Geografía behaviourista e geografía del potere: qualche riüessione.. P. Síntesis. ANUCHIN. (1973): «Teoría de la geografía». Bibliografía AGNEW. BARAN. G. (ed. V. pp. J.. FCE. México. pp. 1987.A. Problemas de la historia de los países coloniales. J. Ed. AMIN. Madrid.° 9. J. (1981): Politische Geographie. J. SWEEZY.S. BARAN. Siglo XXI Ed. (1970): La acumulación a escala mundial. (1957): La economía política del crecimiento.. GARCIA BALLESTEROS. ANDERSON. London. (1975): Modern political geography. Madrid. C. Georg Westermann Verlag. 11-26. C. BERINGUIER et al. BERGMAN. (ed. U. Studies in resource distribution. P. BUNGE. A. M. in RAFFESTIN.) (1987): Give and take in families. A. Unwin Hyman.) 1983. 125-130.): Geografía Radical Anglosajona. pp. pouvoir et espace dans le tiers monde. Iowa. BATAILLON. M. BOSQUE SENDRA. (1966): El capital monopolista. (1974a): Transiciones de la Antigüedad al feudalismo. S. P. Brown Co. (1974): Urbanismo y práctica política. Los Libros De La Frontera. Bringing toget- her the geographical and sociological imaginations. BOSQUE SENDRA.) (1969): El modo de producción asiático. Siglo XXI Ed. 1973. BARTRA. 29- 57. México. BRANNEN. P. pp. London. Era. R. Siglo XXI Ed. Crítica de la teoría del subdesarrollo. Siglo XXI Ed. Barcelona. P. Wm. (1974b): El Estado absolutista. BAILLY. Dubugue. William (1978): «El lugar de la reproducción: Un segundo frente». A. ANDERSON. (1988): Geografía electoral. Madrid. J. F. S. Paris PUF. (1977): Etat. Boletín Asociación Geógrafos Es- pañoles. ANTE. (comp. (1989): «De la geopolítica a la geografía del mapa político del mundo». in CHORLEY. 69-99.: Nuevas tendencias en geografía. Unwin Hyman. in GARCIA RAMON. 217 .) (1989): The power oí place. Ed.

ed. (1968): Régions.° 2.° 11. n. M. (1965): Capitalismo y subdesarrollo en América Latina. Sage Pub. (1986b): «The "individual" the "social" and the reconceptualizing GELLNER. BYRNE. Barcelona. 41-44. 25-31. (1983): The city and the grassroots. 11-4. n. Bari. (1978): Espace et pouvoir. (1977): La división capitaliste du travail. en las relaciones económicas internacionales. (1980): L'organització territorial de Catalunya. 115-132.) (1985): Geografía y marxismo. 1929. GOODWIN. P. pp. (1978): «Trabajo. P. en España (s. J. K. (1979): Location and public problems: a political geography oí the de la Universidad Complutense. pp. GODELIER. (1986a): «Urban social movements and neighborhood conflicts: ques. pp. Para comprender la crisis y salir de corporation and the third world. (1987): «Space. Ed. J.° 1. M. nal. Península. FRAILE. Labor. n° 2-3. HARVEY. (eds.J. Behavorial Science. localisation et territoire». GREGORY. Roytledge. F. K. GLASSNER. Antipode. London.. n. DDC. J. Political Geography Quarterly.) (1983): Developements in political geography. Espaces Temps. México. a DIXON. B. (1978): Economía. Research. M. Environment and Planning. Las Ediciones de la Piqueta. (1985): «Hérodote. (1935): Recent developments in political geography. BOSQUE SENDRA. (1957): «The concept of power». 114-131. (1974): Géographie des frontieres. (1988): «Echelles géographiques et géographie des comporte. R. C. Barcelona. La cárcel y ¡a ciencia penitenciaria lona Pub. Ed. La voluntad de saber. vol. 201. J. S. vol. (1986): «Multinacional entreprises and the local economy: some GONZALEZ CASANOVA. P. Piqueta. (ed. DUNCAN. A. (1990): «Classes. Documents d'Análisi Geográfica.° 7. 536-546. construido en las sociedades capitalistas avanzadas». 18-3. A. 157-186. (1982): «Class and me local state». P. K. Basil Balckwell. J. Internat. ESTADO DEL MUNDO: El estado del mundo. v o l . Madrid. Geography. CLAVAL. K. Ed. 6. Area. (1982): L'abstention electoraie en Portugal. Barcelona.D. Anuario económico y geopolítico 174-181.R. Madrid. URRY. (1972): El concepto de modo de producción. A. M. Antipode. París. Génin. John Wiley and Sons.R. (1986): De la géopolitique. Alianza Ed. H.. tivas. Siglo XXI Ed.) (1980): Centre and periphery. (ed. 3. (1969): El intercambio desigual. une géographie géopolitique». J. vol. M. Journal Urban Regional FINCHER. FRANK. pp. Ensayo sobre los antagonismos HARTSHORNE. 143-180. M. (1987): Teoría del Estado y Derecho Constitucio- further observations». WATTS. 19-24.. Edward Arnold. Akal. D. Barcelona. Madrid. (coord. pp.° pp. H. 61-82. CAPEL. (1985): «State apparatus: structures and Beverly Hills.BUSTEED. (ed. de la Fundació Jaume Bofill. Barcelona. COX. FERRAROTTI. Siglo XXI Ed. contemporary world. ella por la izquierda. J. E. social. class and political processes: the social relations of Academic Press. DRTVER. Lisboa.R. relations: theory and practice». M. CASASSAS.° 2. M.) (1972): La socilogia del potere. CASTEL. FINCHER. Ed. Géographie Sociale. Ed. Laterza. R. (1980): Systematic political geography. London. 1. R. 496-515. 13-2. DAHL. Madrid. Las Ediciones de la Libros De La Frontera. Barcelona. language of legitimacy». Siglo XXI Ed. 1975-1980. COX. Madrid.. Paris. 1978. (1978): «Les frontieres coloniales de l'Afrique». P. PUF. 218 219 .. pp.. (coord.) (1986): Multinational GORZ. K. T.A. n. 283-294. Oxford. (1982): «The local state and restructuring social London. Promociones y Publicaciones Universitarias. tro de Estudios Geográficos. Ed. Madrid. (1985): «Evolución y tenden- COX. (1987): Un espacio para castigar.R. (1987): T'ecnoiogía y poder.. D. spatiai variation in politics. DE BLIJ. Aires. vol. R. Buenos CASTELLS. RAFFESTIN. pp. Paris. pp. pp.° 43/44. n.): Geografía Radical Anglosajona. (1983): Naciones y nacionalismo. EMMANUEL. E. in GARCIA RAMON. mundial. n. capital y lucha de clases en torno al medio ELECTIONS (1988): «Elections et géographie (monograf. (1922): Geografía política. graphie du Quebec. A.L.. R. FIORAVANTI. H. CABOT. FREYSSENET. fetichismo y religión en las sociedades primi- DE LA CRUZ. 215-221. Los FOUCAULT. DICKEN.) (1985): Social relations and spatiai structures. Ll. pp.° 77. HARVEY. (eds. A. Cen- tions of space Urban». GARCIA BALLESTEROS. M. Macmillan. pp. Cahiers de Géo- CHEVALER. J. cias actuales de la geografía política».. Internat.° 7.) (1990): Los espacios acotados. COX.. A. DRAKAKIS-SMITH. New York. PUF. (1981): Espacios de poder. (1983): Los caminos de paríso. n. GUICHONNET. GEBLIN. Barce. Madrid.D. pp.. CAPEL (1975): Capitalismo y morfología urbana en España. Ed. Laia. pp.G. 263-275. CLAVAL. Ed.S. 6. Barcelona. ments électoraux». n. D. 29 pp. 215. CLARK. M. Fayard. n. GASPAR. contextual efects»..I. (1976): Historia de la sexualidad. London. R. Ed. grands espaces. (1985): «The Marxian theory of the state». v o l . C. GARCIA BALLESTEROS. D. Geografía y dominación FOUCAULT. Siglo XXI Ed. CENDES/Siglo XXI Ed. del Serval. (ed. 95-102. (1978): Microfísica del poder. nations. Journal Urban Regional Research. Paris. Th. Géographie Sociale. (1981): «Analysis of the local level capitalist state». pp. Ed. Vicens Vives. pp. M. 29. XV1I1-XIX). n.° 7.)». Madrid. Hérodote. A.A. GOTTMANN. Savelli. DEAR. HAUSHOFER. D. 6-2. CLUSA. G. F. the local state». Paris. Progress in Human Geography.

Human Geography. Fundesco. KOFMAN. JOHNSTON.V.M: (1976): «Espace et pouvoir. pp. 6-3. Political Geo- Recherche Urbaine.H.E. London. á faire ¡a guerre. 1984.) 1985. Area. burócratas y territorio. A. J. Madrid. in REGIONALITZACIO 1990. J. L.° 7-9. J. Ed. 4-3. pp. Paris. Y. (coord. Oxford.) 1984. R. n. R. (eds. NADAL. 5-23. J. Caracas. España del siglo XIX. pp. 213-237. vol. HIRST. in TAYLOR. MMGHI. Revista de Catalunya. MELLOR. London.L.). H. Grijalbo. H. Plann context and voting». Introducción a la geo- tion. (1981): «Political geography debates n. Wissenschaf. in GARCIA BALLESTEROS. man Geography. n. L'Espace Géo- in RAFFESTIN. Madrid. Geo Crítica.) (1983): Pluralism and political geography: NOGUE i FONT. n. An essay in political geo- italiano delle aree bianca e rossa». KASPERSON. J. Cahiers Universitaires MORRILL. región and representation».. Montevideo/Barcelona. R. Aldine Pub. Basil Blackwell.. pp. (1967): Poder y estructuras sociales en la sociedad industrial de guerra de la información. KJELLEN. J. (1986): Geopoüí/cs. Hyman. 439-446. graphique. WUSTER. J. Ch. ENGELS.. S. m 80. HOGGART. n. P. (1982): «Poder municipal y espacio urbano».. JALABERT. MENDEZ.J. Geo Crítica.° 5. IEAL. 484-510. I. OSORIO MACHADO. México. J. 133-148. OSSENBRUGGE.. Y. Croom Helm. MacMillan. 25-40. R. McALLISTER. pp. J.. F. R. in CAPEL. L. Ed. p.° 72. R. 247-278. and the nation-state: towards a PACIONE. O'SULLIVAN.° 5. masas. (1916): Die Grossmáchte (Las grandes potencias). Unwin MAULL. R. tliche Buchgesellschaft. B. J. (1846): La ideología alemana. (1983): The fragmented state: the political geography of power. D. in MYRDAL. Coloquio Ibérico de Geografía.. J. (1982): Geography and the state. pp. HUSSY. (ed. C. Siglo XXI Ed. Environment and Planning D. FCE. d'abord. H. grafía política. pp. London. geography & social stratifíca..) (1986): Poiitics.. K. zación. JOHNSTON. TAYLOR. 67-71. n. (1973): Las firmas multinacionales y el proceso de inte nacionali- MATZNETTER. política.° 86.. pp. n. (1984): Geografía y estado. R. 10-4.. crisis económica y flujos financieros (1970-1985)».° 1. war and peace: Politischen Géographie von ihren Anfagen bis 194S. Espaces Temps. E. (1985): La economía política marxista. MUSCARA. (ed. London. J. NADAL. N. pp. R.P. De la revolución informática a la ONOFRI. fem-ne taula rasa?. R. n. notes for a contribution to a revised political geography». state and territory: a political geography. (1976a): Geografía del subdesarrollo. (1976b): La géographie ca sert. G. MARX. pp. vol. JOHNSTON. n. LACOSTE. Macmillan. (1980): «Political geography without poiitics»..° 3. 43/44. (1987): «Redistricting. O. KOST. F. na. Ed. pp. F. pp. F. London. LACOSTE. (1974): La production de l'espace. pp. F.London. et al. KNIGHT. C. KLIOT.. LOVERING. (1989): «Nacionalisme i territori»..° territorial de Brasil. (1988): Die Einflüsse der Geopolitik auf Forchung und Theorie der O'LOUGHLIN. Ed. E. OLIVERAS SAMITIER.) (1989): New models in geography. 7-52. Madrid. (coord. (1983): El «chip» y los gigantes. (1925): Geografía política. P. HOUSE.) (1977): Politische Géographie. (ed. Ed. graphy. London. pp. Ariel 1978. (1987): «Dalla geografía elettorale alia geografía politica: il caso JOHNSTON.. K.) 1990. Barcelona. Anthropbs. Paris. (eds. (eds. J. (1960): El estado del futuro. (1989): Nation.) (1985): Progress in political geography. E. Geo Crítica. R.) (1988): Nationalism. vol. 195-200. M. (1984): La frontera como factor geográfico. Tiempo Nuevo. HOUSE.LO.) 1983. R. Barce. (eds. n. Croom realist synthesis». F. La política territorial en la mination and political geography. F. G. 165-175. JOHNSTON. 55-62. K. (1983): Per un'interpretazione semiologica della geografía política. Croom Helm. el estado y la geografía 3-42. capitalism. Progress in MUIR. (1987): «Militarism. (1984): Socio-spatial relations between local state. 269-302. R. Pueblos Unidos/Ed. Chicago. London. Península. Darmstadt.HINDESS. Progress in Hu- hischen Abhandlungen. Croom Helm.. Madrid. pp. (1990): El debat de l'organització territorial de l'Estat: del passat. (1988): Artificio político en el origen de la unidad LEVY. Routledge. (1987): «Espacio.° 37. pp. THRIFT. Lon- lona. H. (eds. Ch. MIOSSEC. self-deter- NADAL.) (1969): The structure of political geo- NEL. (1904): Geographical Pivot of History. Heft 76. R. MACKINDER. (1990): «Espace politique et changement social». 596-602.° People. (1979): «La question du pouvoir local». Bonn Bonner Gepgrap. LEFEBVRE. J. don. Croom Helm. n. 220 221 . PEET. collective identity and conflict behaviour. (1975): Los modos de producción precapitalistas. Helm.° 8. J. (1990): «Los nacionalismos y la geogrfía». 3-61. P. Maspero. pp. 1974. (1976): «Political geography: dead duck or phoenix?». pp. n. Cincel. 34. J. graphy Quarterly. WATERMAN. (eds.°: MUER. Political Geography Quarterly. LAURENT. (eds. Barcelona. La localisation des forces de decisión dans le monde: esquise de géographie politique théorique». 241-260. Ed.E. 283-302. MOLINERO. territory and state. PALLOIX. 65- LOPEZ TRIGAL. KOFMAN. pp. N. O.. (1987): Burgueses. van der (1986): «Geography. (1984): «The political geography of electoral geography». PADDISON. JOHNSTON. 2 vols. 45. 112-129. pp. Bolletino della Societa Geográfica Italia- graphy. (1975): Modern political geography. R.

poder y socialismo.-E. Siglo XXI Ed. ÜBERG. pp. work. GARCIA BALLESTEROS.) (1986): Los países industrializados ante las nuevas tecnologías. PRESCOTT. Politi- SANCHEZ. pp.. pp. M. A. V. IEAL. n.) 1985. SIEGFRED. (1985): El nuevo orden oceánico. HOUSE. L'Espace Géographique. (1980): «Echelle et action.. RATZEL. London. SHACHAR. J. SLOWE. (1985) «Political geography (progress reports)».. C. BRESSO. R. RAFFESTIN.) 1984. (1974): Dependencia. & Kegan Paul. TAYLOR. J. de (1978): Planteamiento urbano en la España contemporánea (1900- SANCHEZ. territoriales. Fundesco. contributio. (1985): Espacio y poder en una perspectiva geopolítica. Progress in Hu- l'explicite».-E. Siglo XXI Ed. 84. (1985): The marítime political boundaries of the world. territory. London. Teoría y método en ¡a geografía humana anglosajo- REMOND. World-economy. Alien and graphical anatomy of industrial capitalism. OIdenburg. que. (1981): «Geographical scales in the world-economy approach». Harmond- RATZEL. 35-5. (1986): «Guerra y dominio del espacio: la guerra interior espa. JOHNSTON. C. Madrid. SOMMER. (1985): Marxismo y geografía política. pp. Ariel. L'Age SIEGFRIED. The geo- PRESCOTT. M. P. J. R. sworth. locality. TAYLOR. V. J. espace. 9-1. Lurraide. México. TERAN.) (1990): The world economy and the spatiai RACINE. V. Paris.° 3. SANGUIN. London. UNICOPLI. Hutchinson University Press. F. P. Junta de Andalucía. J.° 6. R.) (1984): Political geography. 236-243. STEWART. J. REBORATTI. Espaces SANCHEZ. Boston Alien & Unwin. C. F. J. 1980). fía Universidad Complutense. 139-147. Madrid. Ed. in GARCIA BALLESTE. TURCO.° 5. Los Libros De La Frontera. Siglo XXI Ed. J. P. SANTOS. Milano. in ISNARD et al. J. Barcelona.° 43/44. B. C. RUFFY. P. (1982): Un contexto materialista para la geografía política.-B. A. J. and future directions. J. J. POULANTZAS. 85. M. New York. pp. 49. 299-315. TAYLOR. n.° Review. (eds. HOUSE. B. (1968): Poder político y clases sociales en el estado capitalis. London. Espasa Calpe. n. ROFMAN. (1978): Estado. P. Buenos Aires. RAFFESTIN. Madrid. SANCHEZ.. Paris. Madrid. 3-11. n. (1981): «Problematique et methodologie: de 1'implicite a SHORT. (1991): Espacio. ns á une interpretation du mecanisme de l'échelle dans la pratique de la SHORT. A. eí al: Les SOURBES. C. F. (1913): Tableau politique de la France de l'ouest. (1982): An introduction to political geography. Routledge. Geographica Helvética. C. (1949): Géographie electoraie de l'Ardeche sous le III Républi- d'Homme.: (1980): The urban land nexus and de state. Madrid. (1974): Introducción a la historia de nuestro tiempo.I. FCE. N. 1. TAYLOR. (1984): Espace et pouvoir. F. L. n.) 1985. (1978): Por una geografía nueva. J. RAFFESTIN. LITEC. (1977): La géographie politique. (1965): The geography of frontiers and boundaries. (1984): Ganancias y rentas urbanas.. TOPALOV. Longman. C. SCOTT. (1986): «A world-system interpretation of political parties». 2 vols. Madrid. man Geography. J.-L.) (1986): Production. Recent advances ROS. Consecuencias RAFFESTIN. J. Lausanne. (1987): Political frontiers and boundaries. J. Madrid. (1980): «Geografía política de Euzkadi». R. Siglo XXI Ed. que». (1987): «Excedente y guerra en una perspectiva geográfica».POULANTZAS. in BAILLY. 379. en América Latina. RACINE. NETCOM. na. vol. (1990): «Fronteras agrarias en América Latina». P. 178-206. A. J. pouvoir. GARCIA RAMON M D. Probiématiques de la géographie. (1984) «Lectures: Une géographie politique du pouvoir». P. RAFFESTIN. in Barcelona. A. SUAREZ DE VIVERO. P. Vicens Vives. I. n. Ch. (1990): «Géographie politique et sistemes-monde». J. pp. J. PRESCOTT. Paris. TAYLOR. 1981. 225-249. Aldershot ESF / Avebury. SANCHEZ. 125-160. 279-297. A. n. vol. estructura de poder y formación regional in TAYLOR. R. R. J. pp. J. pp. 1982. pp. A. la sociedad y el estado». Geo Crítica. p. Barcelona. pp. París. Eria. S5-S20. Ed. (eds. S. cal Geography Quarterly. 103-111. Unwin.° 5. (1979): Geography of elections. ROS. RAFFESTIN. 162. (eds. TAYLOR. TAYLOR. (1979): Travail. (eds. London. Masson pp. 2-2. Penguin. pp.-E. PUF. (ed. (1898-9): «El territorio. Sevilla. Paris. P. (coord.» 13. Madrid. R. 222 223 . J„ STORPER. A..) (1983): Geografía política: teorie per un progetto sociale. Pión. vol. F. Croom Helm. TAYLOR. A. J. London. Alianza Ed. Siglo XXI Ed. pp. (1969): Espacio y comportamiento individual. 115-118. and states. Routledge géographie». J. J. 1-7. (1988): «Les satellites de telecommunications: etude géographi- concepts de la géographie humaine. (coord. (1981): La geografía y el espacio social del poder. (1984): Introduction: geographical scale and political geography. Anales Geogra. Diputació de Barcelona. Methuen. 45-50. ñola de 1936-1939 en su proyección espacial subsiguiente». V. 87-94. SCOTT. (1977): Tecnología y subdesarrollo. Barcelona. pp. (ed.-E. P. economía y sociedad. R. (1990): Geography and political power: the geography of nations RAFFESTIN. nation-state and RUIZ OLABUENGA. (1980): Pour une géographie du pouvoir.. pp.-E. 87. (1985): Political geography. C. organization of power. vol. A. N. London. J. (1897): Politische Géographie. M. A. J. REGIONALITZACIO (1990): La regionalització del territori i els ens intermedis. ta. in Temps. Elementos teóricos. pp.

J. and states. 45-50. World-economy. (1978): Por una geografía nueva. B. 2 vols. vol. na. (1980): «Geografía política de Euzkadi». J. ns á une interpretation du mecanisme de l'échelle dans la pratique de la SHORT. SIEGFRED. Vicens Vives. The geo- PRESCOTT. que». (1977): Tecnología y subdesarrollo. SCOTT. pp. C. ] . Elementos teóricos.: (1980): The urban land nexus and de state. Alien and graphical anatomy of industrial capitalism. Diputació de Barcelona. HOUSE. 139-147. SUAREZ DE VIVERO. pp. (1985): The maritime political boundaries of the world. Paris. P. 9-1. C. Oldenburg. (1985): Marxismo y geografía política. nation-state and RUIZ OLABUENGA. (1969): Espacio y comportamiento individual. vol. (1898-9): «El territorio. (1968): Poder político y clases sociales en el estado capitalis. J. Madrid. Aldershot ESF / Avebury. Eria. n. C. (1984) «Lectures: Une géographie politique du pouvoir».) (1983): Geografía política: teorie per un progetto sociale. POULANTZAS. LITEC. 379.° 13. 279-297. Consecuencias ROS. Geographica Helvética.) 1985. (eds. J. 87-94.. F. Espaces SANCHEZ. J. C. Pión. P. NETCOM.-L. (1980): Pour une géographie du pouvoir.) 1985. F. TAYLOR. Penguin. pp. J.° 43/44. en América Latina. 299-315. (1988): «Les satellites de telecommunications: etude géographi- RAFFESTIN. (1974): Dependencia. n. Hutchinson University Press. SCOTT. N. (1985): Espacio y poder en una perspectiva geopolítica. (1985): El nuevo orden oceánico. P. F. RAFFESTIN. in GARCIA BALLESTE. 178-206.. SLOWE.. pp. V.° 5. C. S5-S20. pp. (ed. vol. ROFMAN. economía y sociedad. Ch. (1949): Géographie electorale de l'Ardeche sous le III Républi- RAFFESTIN. RAFFESTIN. (1986): «Guerra y dominio del espacio: la guerra interior espa. Alianza Ed. fía Universidad Complutense.I. cal Geography Quarterly. (1981): «Problematique et methodologie: de l'implicite a SHORT.-E. Siglo XXI Ed. 1981. n.. (1913): Tableau politique de la France de l'ouest. A. C. Paris. SANCHEZ. V. n. Siglo XXI Ed. J. 85- man Geography. STORPER. A. n. pp. Espasa Calpe. (1982): An introduction to political geography. (1985): Political geography. (1987): Political frontiers and boundaries. REBORATTI. pp. 1. 115-118. R. TAYLOR.-E. A. 49. R. de (1978): Planteamiento urbano en la España contemporánea (1900- SANCHEZ. Lurraide. London. V. J. espace. sworth. 3-11. 225-249. n. TAYLOR. P. J. Harmond- RATZEL. Siglo XXI Ed. A. S. territoriales. (1990): «Fronteras agrarias en América Latina». Fundesco. Croom Helm. Unwin.° 6. GARCIA RAMON M D. Junta de Andalucía. Politi- SANCHEZ. A. (1990): «Géographie politique et sistemes-monde». A. pp. Teoría y método en ¡a geografía humana anglosajo- REMOND. L'Espace Géographique. (eds. RATZEL.. (1897): Politísche Géographie.. PRESCOTT. (eds. . UNICOPLI. M. n. Barcelona. London. London. A. Anales Geogra. P. in ISNARD et a l . (1984): Introduction: geographical scale and political geography. 35-5. R. Madrid. 1980). I. Methuen. TOPALOV. R. 103-111.) (1986): Los países industrializados ante las nuevas tecnologías. J. in BAILLY. Review. (1965): The geography of frontiers and boundaries. (1980): «Echelle et action. J. PRESCOTT. in Barcelona. 236-243. L. in Temps. SHACHAR. C.POULANTZAS. Barcelona. Paris. J. p. London. B. Progress in Hu- l'explicite». IEAL. territory. London. México. RACINE. J. R. RAFFESTIN. J. (1982): Un contexto materialista para la geografía política. RUFFY. (1987): «Excedente y guerra en una perspectiva geográfica». J. V.-B. (coord. (eds. J. 162. M. SANCHEZ. pp. Masson pp. P. 84. TAYLOR. RAFFESTIN. A. pp. (1984): Espace et pouvoir. ñola de 1936-1939 en su proyección espacial subsiguiente». (1977): La géographie politique. Recent advances ROS. (1986): «A world-system interpretation of poütical parties». 1-7. 2-2. P. SANTOS. concepts de la géographie humaine. Longman. J. eí al: Les SOMMER. STEWART. Madrid. J. J. (ed. (1979): Travail. J. Sevilla. (1981): «Geographical scales in the world-economy approach». TAYLOR. London. SANGUIN. BRESSO. pouvoir. N. work. Madrid. pp. pp. A. New York. TURCO. Madrid. Madrid. J.-E. Routledge. Madrid. Barcelona. SOURBES. (1978): Estado. R.° 3. PUF. F. A. (1985) «Political geography (progress reports)». FCE.) (1986): Production.) (1984): Political geography.-E. Madrid. contributio. J. Routledge géographie». REGIONALITZACIO (1990): La regionalització del territori i els ens intermedis. P. TERAN. M. (1979): Geography of elections. F. la sociedad y el estado».) (1990): 77¡e world economy and the spatiai RACINE. RAFFESTIN. ta. Buenos Aires. pp. M. SIEGFRIED. & Kegan Paul. Geo Crítica. L'Age d'Homme. TAYLOR. (1984): Ganancias y rentas urbanas. organizaron of power. P. (1981): La geografía y el espacio social del poder. OBERG. A. J. Ed. (1974): Introducción a la historia de nuestro tiempo. vol. J. JOHNSTON. (coord. and Mure directions. R. C. Siglo XXI Ed. estructura de poder y formación regional in TAYLOR. J. J. Paris. Problématiques de la géographie. HOUSE. GARCIA BALLESTEROS. pp. Ed. locality. TAYLOR. Boston Alien & Unwin. 1982. pp. poder y socialismo. 222 223 .° 5. P. Lausanne. Los Libros De La Frontera. 125-160. Siglo XXI Ed.° TAYLOR. 87.) 1984. R. (1990): Geography and political power: the geography of nations Milano.-E. París. Ariel. (1991): Espacio. que. London.

Madrid. Boston. compíessifícazione. P. Biblioteca de la Revista de Occidente.TRUYOL SERRA. M. 4. (1980): Iniciación al vocabulario del análisis histórico. Unwin Hyman. Geo Crítica. New York. URTEAGA. I. (1956): The signifiance of frontier in American history. I. Claude (ed. Paris. VALLEGA. Crítica 1980. ed. 3. (1922): Economía y sociedad. Milano. pp. DEAR. J. n.Christian Bourgeois. Mursia. pp. (1988): Ecumene océano: i¡ mare nella civilita: ieri. WEBER. D. 39-54. 1972. domani. M. 2 vols. (1984): L'espace critique. La agricultura capita- lista y los orígenes de la economía-mundo europeo en el siglo XVI Madrid. (1983): Territorializzazione progresiva. reversi- bilitá: concetti per una teoría geográfica del potere. 1979. VICENS VIVES. (1988): «Los recursos naturales y la nueva geografía política del mar». Ed. 224 . reed. TURNER. 2.) 1983. Barcelona. WALLERSTEIN. (1974): El moderno sistema mundial. L. Ed. 3-45. (eds. P. TURCO. in RAFFESTIN. A. El factor geográfico y el proceso histórico. Siglo XXI Ed.. 2 vols. 502-518. ed. J. A. A. vol. (1950): Tratado general de geopolítica. (1975): Historia de la Filosofía del Derecho y del Estado. oggi. WOLCH. a VILAR.° 75. H. (1939): The earth and the state: a study in political geography. (1983): «The national construction of social space». a VIRILIO. C. 7-4. pp. J. WILLIAMS. a WHITTLESEY. Barcelona. Vivens Vives.. D. How territory shapes social Ufe. A. SMITH. F.) (1989): The power of geography. Progress in Human Geography.