Marco Hassan, 5°15

La retroalimentación del antropocentrismo

La sabiduría de las artes y el fuego le fueron entregados al hombre casi por casualidad. En un
principio los recibió para poder sobrevivir contra las fieras, mejor equipadas. Como no es
suficiente se le entrega la política: el pudor y la justicia, elementos que vieron nacer a las
sociedades. Zeus decreta que debe haber ciudades y quien no pueda funcionar junto con los
valores y las reglas que esto implica debe ser eliminado, expulsado. En este puto podría decirse
que las atribuciones del hombre en sociedad fueron proporcionadas para permitir su
supervivencia, al igual que como se hizo con las demás especies (todavía no es antropocentrista)

El antropocentrismo puede definirse como una corriente de pensamiento que considera que el
mundo fue creado para satisfacer las necesidades del hombre. Es una corriente muy relacionada
con el teologismo: Dios, ente supremo, creó al mundo, a la fauna y la flora que lo habita, y al
hombre (a imagen y semejanza de sí mismo) para que se sirviera de ellas. Diferente a lo que
supone el mito de Prometeo.

La diferencia entre el mito de Prometeo y el antropocentrismo católico residiría en el propósito
por el cual la especie humana recibió la dotación de la razón, que la diferencia de las demás:
mientras que en el mito griego el hombre la recibió casi por casualidad y para asegurar su
supervivencia y su permanencia en el mundo, mientras que según la leyenda bíblica el ser humano
estuvo desde el principio destinado y autorizado a “dominar al mundo”, bajo la supervisión de
Dios. Esta visión se asemeja a la preponderante actualmente, impuesta por el sistema capitalista
dominante: para la obtención de mayores riquezas el hombre puede y debe explotar al máximo y
apropiarse de los recursos que lo rodean. Esta mentalidad va mucho más allá (y más con el avance
del tiempo) de la supervivencia de la especie, por lo que se aleja cada vez más del mito griego. Sin
embargo, en la antigua Grecia, el hombre regía su poder sobre las demás cosas y sobrepasaba
estos límites de la supervivencia. Cuando estos límites son superados resulta muy difícil que el
crecimiento se detenga; un crecimiento en la organización de las sociedades y de la cantidad de
individuos que integran la especie. Esto deriva, lógicamente, en el aumento del poder de aquellos
que se encuentran en la cima de la pirámide jerárquica que rige dichas sociedades. Así se ingresa
en un ciclo casi interminable, sólo obstaculizable por el impetuoso poder de la naturaleza, todavía
superior a la fuerza del hombre.

Analicemos el caso de Descartes. Con su famosa frase “pienso, luego existo” trataba de comprobar
su propia existencia al deducir que, como era un sujeto pensante y engañable por la duda,
entonces debía necesariamente existir. Trató de comprobar también la existencia de Dios. Como
Dios le provee al hombre la capacidad tener ideas como la de infinidad y perfección, ambas
características propias de Dios, entonces existe. Pero de esta forma la existencia de Dios es sólo
comprobada luego de contemplar al pensamiento humano, que se encuentra ahora, podría
decirse, en una posición activa. Sin el hombre la confirmación de la existencia de Dios estaría
incompleta, o sería nula.

1

impulsa al ser humano a explotar los recursos que dispone a su alrededor.Marco Hassan. Con el crecimiento del ateísmo. 2 . mediante la cual establece al mundo que lo rodea como un vasto regalo del cual está permitido servirse. Como vimos. El razonamiento propio del hombre le dificulta pensar las cosas de otro modo. Sin embargo esta ideología se ha visto transfigurada. Esto está inculcado en la naturaleza humana y aunque aparente haber desaparecido. La ideología antropocentrista ha cambiado mucho desde sus orígenes. El hombre ya no busca la plena y favorable expansión de su sociedad. sino que surge un individualismo competitivo que. pero continúa estando vigente esa misma ideología. que vimos anteriormente. el antropocentrismo va superando las barreras de la religión. lo más probable es que solo se haya transformado. y probablemente lo siga haciendo. y su ambición es la que mantiene esta idea con vida. El ser humano acrecenta exponencialmente su dominio y su deseo de control sobre las cosas. con la promesa de la obtención de una riqueza infinita. el antropocentrismo ha ganado mucha fuerza. representada por el capitalismo moderno. 5°15 Este es un ejemplo del avance del hombre.