Una conversión plena brinda felicidad

Abril 2002 Conferencia general
Richard G. Scott

Of the Quorum of the Twelve Apostles

“Tu felicidad ahora y siempre está condicionada a tu grado de conversión y a la transformación que ésta efectúe en tu
vida”.

Cada uno de nosotros ha observado que algunas personas van por la vida haciendo siempre lo correcto. Se ven felices e
incluso entusiasmadas de la vida. Cuando tienen que tomar decisiones difíciles, parecería que invariablemente toman las
correctas, aun cuando haya opciones tentadoras a su alcance. Sabemos que están expuestas a la tentación, pero se
comportan como si éstas no existieran. Asimismo, hemos observado cómo otras personas no son tan valientes en las
decisiones que toman. En un ambiente de gran espiritualidad, toman la resolución de ser mejores, de cambiar el curso de
su vida, de dejar a un lado los hábitos que debilitan. Son sinceras en su determinación de cambiar; pero sin embargo,
pronto vuelven a hacer aquello que habían resuelto abandonar.

¿Qué hace que la vida de esos dos grupos sea diferente? ¿Cómo puedes tomar siempre las decisiones correctas? Las
Escrituras nos iluminan al respecto. Piensa en el entusiasta e impetuoso Pedro. Durante tres años sirvió junto al Maestro
en calidad de apóstol, y observó milagros y oyó enseñanzas transformadoras y la explicación privada de muchas
parábolas. Pedro había sido ordenado apóstol. Había tenido gran éxito en la misión de enseñar, sanar y dar testimonio del
Salvador en las ciudades de Galilea. Junto con Santiago y Juan, Pedro presenció la gloriosa transfiguración de Jesucristo,
a la que le acompañaron las visitaciones de Moisés y Elías el profeta1. Pero a pesar de todo eso, el Salvador percibió que a
Pedro le faltaba constancia. El Maestro lo conocía tan bien, como nos conoce a cada uno de nosotros. En la Biblia leemos:

“Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido… pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú,
una vez [convertido], confirma a tus hermanos. El le dijo: Señor, dispuesto estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, sino
también a la muerte”2. No cabe duda de que, desde la perspectiva de Pedro, no eran palabras vanas. Él lo decía con
sincera intención; pero sin embargo, actuaría de otro modo.

Más tarde, en el Monte de los Olivos, Jesús profetizó a Sus discípulos: “Todos os escandalizaréis de mí esta noche;
porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas”. Pedro de nuevo respondió: “Aunque todos se
escandalicen, yo no…” Entonces el Maestro gravemente profetizó: “De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes
que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces”. A lo que Pedro respondió con más vehemencia: “Si me fuere
necesario morir contigo, no te negaré”3.

Para mí, uno de los pasajes más conmovedores de las Escrituras describe lo que ocurrió después. Un recordatorio
aleccionador para nosotros de que el saber hacer lo correcto, e incluso el desear ardientemente hacerlo, no es suficiente.
Muchas veces es más difícil hacer lo que sabemos claramente que debemos hacer. Y leemos:

“Pero una criada, al verle [a Pedro]… dijo: También éste estaba con él. Pero él lo negó, diciendo: Mujer, no lo conozco…
viéndole otro, dijo: Tú también eres de ellos. Y Pedro dijo: Hombre, no lo soy… otro afirmaba, diciendo:
Verdaderamente también éste estaba con él… Y Pedro dijo: Hombre, no sé lo que dices. Y en seguida, mientras él todavía
hablaba, el gallo cantó. Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro; y Pedro se acordó de la palabra del Señor… Y…
saliendo fuera, lloró amargamente”4.

A pesar de lo dolorosa que debe haber sido para Pedro la confirmación de la profecía, su vida comenzó a cambiar para
siempre; se convirtió en ese siervo inquebrantable y sólido como una roca, esencial para el plan del Padre después de la
crucifixión y resurrección del Salvador. Ese conmovedor pasaje ilustra también cuánto amaba el Salvador a Pedro. A

pesar de encontrarse en medio de un agobiante desafío a Su propia vida, con todo el peso de lo que iría a suceder sobre
Sus hombros, aún así se volvió a mirar a Pedro. El amor de un Maestro se transmitió al alumno amado infundiéndole
valentía e iluminándolo en momentos de necesidad. Después, Pedro alcanzó el máximo potencial de su llamamiento. Él
enseñó con poder y testimonio inquebrantables, a pesar de las amenazas, los encarcelamientos y las golpizas. Él se había
convertido plenamente.

En ocasiones, la palabra convertido, se emplea para describir el momento en el que una persona sincera decide bautizarse.
Sin embargo, si se utiliza apropiadamente, la conversión significa más que eso, tanto para el nuevo converso como para el
que ha sido miembro desde hace mucho tiempo. Con su característica precisión y claridad doctrinal, el presidente Marion
G. Romney explicó la conversión:

“Conversión significa volverse de una creencia o de una acción a otra. La conversión es un cambio tanto espiritual como
moral. La conversión implica no solamente la aceptación intelectual de Jesús y Sus enseñanzas, sino también una fe
motivadora en Él y en Su Evangelio; una fe que efectúa una transformación; un cambio real en cuanto a la comprensión
que la persona tiene del significado de la vida y de la fidelidad a Dios, en interés, pensamiento y conducta. Para uno que
está realmente convertido, el deseo de hacer cosas contrarias al Evangelio de Jesucristo muere, y en su lugar nace el amar
a Dios con la firme e imperante determinación de guardar Sus mandamientos”.

Para convertirte, debes recordar aplicar diligentemente a tu vida las palabras clave: “el amar a Dios con la firme e
imperante determinación de guardar Sus mandamientos”. Tu felicidad ahora y siempre está condicionada a tu grado de
conversión y a la transformación que ésta efectúe en tu vida. ¿Cómo puedes entonces llegar a ser un verdadero converso?
El presidente Romney describe los pasos que debes seguir:

“El ser miembro de la Iglesia y el estar convertido no son necesariamente sinónimos; el estar convertidos y el tener un
testimonio tampoco es precisamente la misma cosa. Un testimonio se recibe cuando el Espíritu Santo testifica de la
verdad a aquel que la busca fervientemente. Un verdadero testimonio vitaliza la fe, o sea, induce al arrepentimiento y a la
obediencia a los mandamientos. La conversión es el fruto o la recompensa del arrepentimiento y de la obediencia”5.

Simplemente, la verdadera conversión es el fruto de la fe, el arrepentimiento y la obediencia constante. La fe se recibe al
oír la palabra de Dios6 y responder a ella. Recibirás del Espíritu Santo un testimonio de las cosas que aceptes por medio
de la fe, al hacerlas de buena voluntad7. Recibirás guía para arrepentirte de los errores que cometas como resultado de
cosas equivocadas que hayas hecho o de cosas correctas que hayas dejado de hacer. Como consecuencia, tu capacidad
para obedecer constantemente se fortalecerá. Ese ciclo de fe, arrepentimiento y obediencia te llevará a una conversión aún
mayor y a sus correspondientes bendiciones. La verdadera conversión fortalecerá tu capacidad de hacer lo que sabes que
debes hacer, en el momento en que debes hacerlo, a pesar de las circunstancias que te rodeen.

La parábola del sembrador, que enseñó Jesús, se utiliza por lo general para describir cómo reciben la palabra del Señor las
diferentes personas, al ser ésta predicada. Piensa por un momento en cómo esa misma parábola quizá se aplique a ti en las
diferentes circunstancias de tu vida, al afrontar problemas o estar bajo fuertes influencias. La palabra o las enseñanzas del
Salvador las recibes de muchos modos: al observar a los demás, por medio de la oración, al meditar las Escrituras o por
medio de la guía del Espíritu Santo. A medida que repito la explicación que Jesús dio a Sus discípulos de esa parábola,
examina mentalmente tu vida. Observa si hay momentos en los que las enseñanzas correctas encuentran en ti condiciones
que no son propicias para recibirlas y, como consecuencia, los frutos prometidos de felicidad, paz, contentamiento y
progreso se pierden.

“El sembrador es el que siembra la palabra. [Algunas se sembraron] junto al camino… después que la oyen, en seguida
viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones”.

¿Podría sucederte eso a ti, en un ambiente inadecuado, con amigos que no te convienen?

“[Algunas] en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; pero no tienen raíz en sí,
sino que son de corta duración, porque cuando viene… la persecución… luego tropiezan”.

¿Te has encontrado alguna vez en una situación en la que alguien propone algo inapropiado y tú no haces nada para
oponerte?

“[Algunas] fueron sembrad[a]s entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo… y las codicias de
otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

¿Ha habido momentos en que quieres tanto algo que justificas una excepción a tus normas?

“[Algunas] fueron sembrad[a]s en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a
ciento por uno”8.

Yo sé que esa es la forma en que deseas vivir tu vida. La plenitud con la que aceptes las enseñanzas del Salvador,
determinará cuánto fruto o bendiciones cosecharás en la vida. Esta parábola ilustra que el grado al que estés dispuesto a
obedecer esas cosas que sabes que debes hacer, resistiéndote a justificarte a hacer lo contrario, determinará cuán
verdaderamente convertido estés; y por lo tanto, cuán plenamente el Señor te bendecirá.

La verdadera conversión produce frutos de felicidad perdurable que se puede disfrutar aún cuando haya gran tumulto en
el mundo y la mayoría sea desdichado. El Libro de Mormón enseña lo siguiente en cuanto a un grupo de personas que
tenía dificultades: “No obstante, ayunaron y oraron frecuentemente, y se volvieron más y más fuertes en su humildad, y
más y más firmes en la fe de Cristo, hasta henchir sus almas de gozo y de consolación; sí, hasta la purificación y
santificación de sus corazones, santificación que viene de entregar el corazón a Dios”9.

El presidente Hinckley ha declarado que la verdadera conversión es lo que marca la diferencia10.

Para recibir las bendiciones prometidas gracias a la verdadera conversión, haz ahora los cambios que tú sabes que son
necesarios. El Salvador dijo: “…¿no os volveréis a mí ahora, y os arrepentiréis de vuestros pecados, y os convertiréis para
que yo os sane? … si venís a mí, tendréis vida eterna”11.

Testifico que si oras pidiendo guía, el Espíritu Santo te ayudará a reconocer los cambios personales que tienes que hacer
para obtener una verdadera conversión. El Señor entonces te bendecirá más abundantemente. Tu fe en Él se reafirmará, tu
capacidad para arrepentirte aumentará y tu poder para obedecer constantemente se fortalecerá. El Salvador vive. Él te
ama. A medida que te esfuerces por hacer lo mejor, Él te ayudará. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Ocultar las referencias

1. Véase Mateo 17:3, 1 Reyes 17:1, D. y C. 110:13.
2. Lucas 22:31–32; cursiva agregada.
3. Véase Marcos 14:27, 29–31.
4. Lucas 22:56–62.
5. Conferencia de Área en Guatemala, febrero de 1977; véase “El gozo de la conversión”, Liahona, mayo y
junio de 1977, pág. 70).
6. Véase Romanos 10:17; Joseph F. Smith, Doctrina del Evangelio, pág. 96.
7. Véase Éter 12:6.
8. Marcos 4:14–20.
9. Helamán 3:35.
10. Seminario de Representantes Regionales, 6 de abril de 1984, citado por W. Mack Lawrence en “La
conversión y el compromiso”, Liahona, julio de 1996, pág. 81.
11. 3 Nefi 9:13–14.

La Conversión Y El Compromiso
Abril 1996 Conferencia general
W. Mark Lawrence

“Si no están disfrutando de las bendiciones que provienen de una verdadera conversión y de un compromiso
sincero les exhorto a que den los pasos necesarios para lograr ese cambio en su corazón.”

Les saludo, mis hermanos de todas partes. privilegio tan grande poder estar en presencia del Profeta de Dios y
recibir de el, y de otros que han sido llamados por el Señor, las inspiradas palabras de consejo, testimonio y
amonestación que se han pronunciado en esta maravillosa conferencia! Les testifico que lo que hemos
escuchado es “la voluntad del Señor … la intención del Señor … la voz del Señor” y, como lo declaran las
Escrituras, “el poder de Dios para salvación” (D. y C. 68:4).

Respecto a eso, recuerdo una declaración que hace muchos años hizo el elder Marion G. Romney, del Quórum
de los Doce Apóstoles, a la conclusión de una conferencia: “Hemos recibido en esta conferencia las verdades y
la dirección necesarias para llevarnos a la presencia de Dios si las seguimos” (en “Conference Report”, abril de
1954, págs. 132-133).

Tengan en cuenta que no es suficiente con solo escuchar la palabra de Dios en reuniones tales como esta
conferencia; para que la palabra de Dios influya en nuestra vida -para recibir las bendiciones prometidas-
tenemos que seguirla. De hecho, el Señor ha proclamado: “Porque viviréis de toda palabra que sale de la boca
de Dios” (D. y C. 84:44; cursiva agregada).

Hemos escuchado las palabras de Dios en esta conferencia, y ahora tenemos la responsabilidad de vivir de
acuerdo con ellas. Al concluir la última conferencia general, el presidente Gordon B. Hinckley dijo:

“Siento que seré una persona mejor si pongo en practica los conceptos que se me han recordado en estas
sesiones, y les aseguro que también cada uno de ustedes lo será si aplica en su vida algo de lo que ha escuchado
en esta grandiosa conferencia” (“La trama de la fe y del testimonio”, Liahona, enero de 1996, pág. l02).

Si seguimos este consejo, tendremos un testimonio mas fuerte de Cristo y de Su evangelio, y en este sentido
también será mas fuerte nuestro cometido de guardar los convenios y los mandamientos, y de cumplir con
nuestros deberes en la Iglesia. Esta, en mi opinión, constituye la solución a uno de los mayores retos que he
conocido en los años durante los cuales he servido en mi llamamiento actual y en otras responsabilidades de
liderazgo.

Al preguntar a los presidentes de estaca cual es el problema o la preocupación mas grave que tienen, muchos
me contestan: “Lograr que los santos se conviertan realmente y se sientan comprometidos a fin de que guarden
los mandamientos y de que cumplan sus llamamientos con fidelidad”. He meditado y orado mucho acerca de
ese cometido. Por cierto, a los Santos de los Últimos Días no les faltan oportunidades de escuchar la palabra de
Dios, pero, por desgracia, muchas veces se demoran en cumplir con sus deberes y en aplicar la palabra a su
propia vida.

¿Que es lo que nos da un testimonio y un deseo de servir al Señor “con todo [nuestro] corazón, alma, mente y
fuerza” (D. y C. 4:2), y de “ser diligentes en guardar los mandamientos del Señor” (1 Nefi 4:34)?

Luego de meditar y orar sobre ese asunto, he llegado a la conclusión de que el problema es que hay algunos
miembros que realmente no han pasado por la conversión y no han hecho un compromiso en la Iglesia: la

conversión a Cristo, a Su Evangelio y a Su Iglesia; y, como consecuencia, el compromiso con los convenios
que han hecho y con los llamamientos que hayan recibido para servir y fortalecer a los demas. En este aspecto,
es interesante recordar las palabras que dijo Cristo a Pedro: “… y tu, una vez vuelto [convertido], confirma
[fortalece] a tus hermanos” (Lucas 22:32). De esta manera, el compromiso es un resultado o un fruto de la
conversión.

A fin de poder recibir la plenitud de las bendiciones que se nos han prometido, y para ser realmente eficaces en
nuestros llamamientos, hace falta que logremos la conversión. Si estuviéramos verdadera mente convertidos, de
corazón, ¿no haríamos todo el esfuerzo posible por guardar un convenio o un mandamiento, por cumplir una
asignación y por seguir a Cristo?

Un seguidor de Cristo verdaderamente convertido -aquel que merece el calificativo de discípulo o santo- no
puede ser descuidado ni estar excesivamente satisfecho con su forma de prestar servicio en la Iglesia, o de
guardar los convenios y los mandamientos. Tal persona con seguridad seguirá la admonición del Señor de que
“aprenda todo varón [o mujer] su deber, así como a obrar con toda diligencia” (D. y C. 107:99)

¿Que significa haberse convertido? El presidente Harold B. Lee dijo: “La conversión significa mucho mas que
el mero hecho de tener el nombre inscrito en los registros de la Iglesia o de tener un recibo del diezmo … [o]
una recomendación para el templo”. La persona verdaderamente convertida ha de “luchar continuamente por
superar sus debilidades interiores, y no sólo ocuparse de la apariencia externa” (Church News, 25 de mayo de
1974, pág. 2).

El que realmente se haya convertido y comprometido no se limitara simplemente a llenar las formalidades al
cumplir una asignación de servicio en la Iglesia. El maestro orientador que este convertido no quedara
satisfecho con hacer la visita de reglamento a una de las familias que se le hayan asignado sólo para poder
informar al líder del quórum que ha hecho las visitas; una maestra o maestro de la Primaria que realmente se
haya convertido no se contentara con simplemente “dar la lección”, sino que querrá enseñar por medio del
Espíritu, influyendo así para bien en las susceptibles mentes de los niños que se hayan confiado a su cuidado.

Los Santos de los Últimos Días verdaderamente convertidos no van al templo nada mas que para cumplir la
asignación recibida, sino a causa de un sincero deseo de efectuar ordenanzas sagradas para la salvación de sus
antepasados fallecidos incluso de personas totalmente desconocidasno pueden hacer esa obra por si mismas. No
servimos a otros ni cumplimos asignaciones con el fin de aparecer en un informe estadístico, sino con un
espíritu de amor y un compromiso de dedicación a Cristo y a nuestro Padre Celestial.

En este aspecto podemos recordar el consejo que el presidente Gordon B. Hinckley brindó en una reunión de
liderazgo:

“Tenemos que lograr mucho mas que el mejoramiento de las estadísticas. Es mucho mas importante que
estemos preocupados por la capacidad espiritual de nuestro pueblo y por encontrar la manera de como aumentar
esa capacidad. En cada uno de nosotros existe la tendencia a pedir que se mejore la actuación que aparece en las
estadísticas. Hay una tendencia a imponer metas cuantitativas, y con ello presionar a los miembros para lograr
mejores estadísticas. En la obra del Señor hay una motivación mucho mas apropiada que la presión: es la
motivación que proviene de la verdadera conversión. Si en el corazón de un Santo de los Últimos Días vibra un
potente y vital testimonio de la grandeza de esta obra, esa persona cumplirá con sus deberes de la Iglesia; se le
encontrara en las reuniones sacramentales; estará en las reuniones del sacerdocio; la veremos pagando el
diezmo y las ofrendas con honestidad; cumplirá con la orientación familiar; asistirá al templo con toda la
frecuencia que su situación se lo permita; sentirá un gran deseo de dar a conocer el evangelio a otras personas;
la veremos fortaleciendo y elevando a sus hermanos. [En otras palabras, cumplirá su compromiso.] La
conversión es lo que marca la diferencia” (Seminario para Representantes Regionales, 6 de abril de 1984;
cursiva agregada).

He aquí. os testifico que yo se que estas cosas de que he hablado son verdaderas. Para que surta efecto -para recibir las bendiciones que se nos han prometido-. Ruego que podamos entender y seguir Sus enseñanzas tal como se hallan en las Santas Escrituras.     .Mis hermanos. Y ¿cómo suponéis que yo se de su certeza? “He aquí.se halla al alcance de cada uno de nosotros si lo buscamos diligentemente por medio del ayuno. Este “gran cambio en vuestros corazones” es precisamente la conversión. hermanos míos de la Iglesia: ¿Habéis nacido espiritualmente de Dios? ¿Habéis recibido su imagen en vuestros rostros? ¿Habéis experimentado este gran cambio en vuestros corazones?” (Alma 5:14) . he ayunado y orado muchos días para poder saber estas cosas por mi mismo Y ahora se por mi mismo que son verdaderas. cuando dijo al pueblo de su época: “Y ahora os pregunto. les invito a hacer consigo mismos una entrevista personal en la cual se pregunten con cuanta dedicación sirven en su llamamiento actual. porque el Señor Dios me las ha manifestado por su Santo Espíritu. o. y este es el espíritu de revelación que esta en mi” (Alma 5:45-46. el espíritu de conversión. la oración. 2 vol. incluso los del obispo y el presidente de estaca. la obediencia y el escudriñamiento de las Escrituras (véase Alma 17:23). si no están disfrutando de las bendiciones que provienen de una verdadera conversión y de un compromiso sincero. consideren hasta que punto guardan los mandamientos y actúan de acuerdo con los consejos de los profetas y otros lideres de la Iglesia divinamente llamados. que les ofrezco en el nombre de Jesucristo. os digo que el Santo Espíritu de Dios me las hace saber. 1953. Hinckley es el Profeta verdadero de nuestros días. El presidente Joseph Fielding Smith dijo: “La gente se convierte cuando el Espíritu del Señor le penetra el corazón. Este es mi testimonio. el Señor introdujo la plenitud del evangelio en esta ultima dispensación de los tiempos. Amén. Que sigamos la admonición del apóstol Santiago. tenemos que seguirla. Quisiera instar con humildad a cada uno de ustedes a evaluar su estado actual de conversión y de compromiso. mientras presta atención con humildad al testimonio de los siervos del Señor” (Church History and Modern Revelation. ¿Necesitan que les recuerden sus deberes o son el tipo de persona que tiene iniciativa y que finaliza lo que haya emprendido? Volvamos a la pregunta de Alma: “¿Habéis nacido espiritualmente de Dios?” Es digno de mención el hecho de que Alma finaliza su amonestación a la gente de su época dando testimonio de la forma en que obtuvo su conversión personal: “… He aquí. cursiva agregada). y no tan solamente oidores” (Santiago 1:22). 1:40). les exhorto a que den los pasos necesarios para lograr ese cambio en su corazón. Por medio del profeta José Smith. como lo expresó el presidente Smith. Ese mismo espíritu de revelación -o sea. Esta es Su Iglesia divina. Que salgamos de esta conferencia con un deseo renovado de estar mas plenamente convertidos al Evangelio de Jesucristo y mas comprometidos en su causa. El presidente Gordon B. Creo en Jesucristo con toda mi alma.. debemos “presta[r] atención al testimonio de los siervos del Señor”. Quizás mi suplica sea muy parecida a la del profeta Alma. de ser “hacedores de la palabra. Vuelvo a recalcar lo que dije al comenzar mi presentación: no es suficiente limitarse a escuchar la palabra del Señor tal como la recibimos en esta conferencia y en otros sitios de adoración.

es verdadero. Me pasaba horas colocando con cuidado las piezas en su lugar a fin de tener la emoción de verlas caer. La resultante reacción en cadena hacía que cada una de las piezas en sucesión también cayera. me encantaba colocar piezas de dominó en largas líneas con diseños complejos y luego empujar la primera pieza para que cayera. De manera muy similar a la forma en que la primera pieza de dominó hace que las otras caigan en . El testimonio del Libro de Mormón es uno de los primeros pasos para obtener un testimonio del evangelio de Jesucristo. una tras otra hasta el final de la línea.El poder de conversión del Libro de Mormón Por el élder Kevin S. Hamilton De los Setenta Escuchar Descargar Imprimir Compartir Todas las verdades del Evangelio cobran sentido cuando llegamos a saber que la piedra clave de nuestro testimonio. el Libro de Mormón. De niño.

Aprendemos que “[escribieron] el libro muchos antiguos profetas por el espíritu de profecía y revelación” en planchas de oro. nuestras creencias y nuestro testimonio. me dijo. Presenta el Libro de Mormón al lector moderno proporcionándole antecedentes y una descripción del libro”3. La belleza del mensaje del Evangelio es que cada uno de nosotros podemos llegar a saber por nosotros mismos que el Libro de Mormón es verdadero. ¿dónde queda nuestra religión?”. “Por eso creo”. Introdujo la mano en su bolso y sacó un ejemplar de tapa blanda del Libro de Mormón muy gastado y leído. Dijo que al comenzar a leer se sintió profundamente conmovida por lo que leyó y por el Espíritu que sintió. abierto en 3 Nefi 27. Entonces me mostró su ejemplar del Libro de Mormón. La introducción al Libro de Mormón La introducción al Libro de Mormón nos da un modelo mediante el cual podemos llegar a saber por nosotros mismos que el mensaje del Evangelio es verdadero. si llegamos a saber primero que el Libro de Mormón es verdadero. Nunca olvidaré la entrevista que tuve con una hermana. y que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la verdadera Iglesia de Jesucristo restaurada con poder y autoridad actualmente en la tierra. Abrió el libro en 3 Nefi 27 y explicó que ese era el primer capítulo que los misioneros la habían invitado a leer. por medio de quien se llevó a cabo la Restauración. La embargó de tal manera el espíritu del Libro de Mormón que tomó un lápiz rojo y comenzó a subrayar las palabras que más le impresionaban. . Sé que es verdadero y sé que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es verdadera”. y que un hombre se acercaría más a Dios al seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro”1. y que fue compendiado “por un profeta e historiador llamado Mormón”. “Si quitamos el Libro de Mormón y las revelaciones. Bélgica y los Países Bajos. “No tenemos ninguna”2. Es una historia de la comunicación de Dios con los antiguos habitantes de las Américas y contiene la plenitud del evangelio eterno”. Durante la entrevista le pregunté cómo había llegado a saber que la Iglesia era verdadera. preguntó él. tuve el privilegio y la bendición de entrevistar a personas a fin de determinar su dignidad para ser bautizadas. El Libro de Mormón es el elemento fundamental de nuestro mensaje En cuanto al Libro de Mormón. y la [piedra] clave de nuestra religión. “Este libro me habla de una manera que no puedo negar.sucesión. La introducción comienza diciéndonos precisamente lo que el Libro de Mormón es: “… un volumen de escritura sagrada semejante a la Biblia. Cuando fui presidente de misión hace algunos años en Francia. Casi cada palabra del capítulo estaba subrayada en rojo. el profeta José Smith dijo: “Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra. La bautizaron y se convirtió en una fiel miembro de la Iglesia. entonces también sabremos que Jesucristo es nuestro Salvador y Redentor. “[Se] publicó por primera vez en la edición en inglés del año 1981 y en 1992 en español. que José Smith fue Su profeta. José también enseñó que es un elemento fundamental de nuestra fe.

autoridad y ordenanzas. ¡Piensen en ello! Realmente podemos saber por nosotros mismos que:  Jesús es el Cristo. al trabajar día tras día como misionero y decir a la gente lo mejor que podía. que José Smith ha sido Su revelador y profeta en estos últimos días. y que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es el reino del Señor que de nuevo se ha establecido sobre la tierra. con el poco francés que hablaba. que tenía un testimonio del libro. Nuestro pequeño apartamento en el sur de Francia estaba frío y húmedo ese primer invierno. En él se expone la doctrina del Evangelio. ni un ángel. 1:30). Una de las cosas más importantes que podemos aprender del Libro de Mormón es que la Iglesia que Jesucristo restauró mediante José Smith es verdadera. ni una voz. Cada mañana y cada noche.  La Iglesia que Jesucristo restauró por medio de José Smith es “la única iglesia verdadera y viviente sobre la faz de toda la tierra” (D. nada sino un sentimiento de paz al leerlo. . se describe el plan de salvación. el Salvador del mundo y el Redentor de toda la humanidad. La introducción nos invita “a leer el Libro de Mormón. en preparación para la segunda venida del Mesías”. Sin embargo. el Padre Eterno. en el nombre de Cristo. Podemos saber todo eso cuando llegamos a saber que el Libro de Mormón es verdadero. Mi testimonio del Libro de Mormón Cuando era un misionero joven que prestaba servicio en Francia. (Véase Moroni 10:3–5)”. vio lo que dijo que vio y escuchó lo que dijo que escuchó. También aprendemos que “[el] acontecimiento de mayor trascendencia que se encuentra registrado en el Libro de Mormón es el ministerio personal del Señor Jesucristo entre los nefitas poco después de Su resurrección. me acurrucaba con una manta y un abrigo para leer y estudiar el Libro de Mormón. Estaba al tanto de la promesa de Moroni de que si leía. es la Iglesia de Jesucristo. Yo creía que era verdadero y tenía la esperanza de que era verdadero. Se nos promete que “[quienes] así lo hagan y pidan con fe lograrán un testimonio de la veracidad y la divinidad del libro por el poder del Espíritu Santo. y se dice a los hombres lo que deben hacer para lograr la paz en esta vida y la salvación eterna en la vida venidera”. yo también podía saber. y C. a meditar en [el] corazón el mensaje que contiene y luego a preguntar a Dios. cortesía del Museo de Historia de la Iglesia. poder. Leí por días y semanas. antes y después de las labores del día. quise saber por mí mismo que el Libro de Mormón era verdadero.  José Smith es un profeta verdadero. si el libro es verdadero”. incluso había salido a servir en una misión con fe de que era verdadero. derecha: ilustración por Ben Sowards. Luego sigue esta promesa adicional: “Aquellos que obtengan este testimonio divino del Santo Espíritu también llegarán a saber. tiene verdad.Pintura de José Smith por Richard Burde. el Señor y Salvador Jesucristo la dirige personalmente por medio de profetas vivientes. No hubo una luz. meditaba y oraba. por el mismo poder. en realidad todavía no sabía por mí mismo. dijo la verdad. Tiene poder de conversión y de convencimiento. pero nada sucedió. que Jesucristo es el Salvador del mundo.

Nelson. La mejor manera de describir la experiencia es que mi mente comenzó a ser iluminada. todas las verdades del Evangelio cobran sentido cuando llegamos a saber que la piedra clave de nuestro testimonio. De la misma manera en que todas las piezas de dominó con las que jugaba de niño caían cuando empujaba la primera. puedo decir que llegué a saber. del Cuórum de los Doce Apóstoles. el milagro llegó. Con el tiempo. Llegué a saber que fue escrito y preservado para nuestra época y que salió a la luz como un potente testigo de Jesucristo y de Su Iglesia. Todd Christofferson. Ahora he leído el Libro de Mormón muchas veces. Bednar. Cuarenta años después. Comencé a ver el Libro de Mormón de una manera diferente. mayo de 2013. “Súbanse a la ola”. Una luz comenzó a iluminarme la mente y el corazón. Liahona. aún conservo el mismo testimonio. fue más como el salir del sol naciente que como el encendido repentino de un interruptor de luz4. "El porqué de la Iglesia" . preservado y transmitido bajo la dirección del Señor. Tal como el élder David A. que el Libro de Mormón era la palabra de Dios. es verdadero”. es verdadero. y cada vez —todas las veces— vuelvo a escuchar las palabras “es verdadero”. el Libro de Mormón. lo describió. Fue traducido ‘por el don y el poder de Dios’”. y continué orando para saber si el Libro de Mormón era verdadero. sino a Cristo y a Su evangelio”. —Élder D. El centro de la Restauración “El Libro de Mormón es el centro de la Restauración. es verdadero. 47. Eso me ha dado la seguridad de que Jesucristo es mi Salvador y que esta es Su gran obra de salvación. La conversión a Cristo “No nos esforzamos por convertirnos a la Iglesia. pág. Presidente Russell M.Seguí leyendo y subrayando los pasajes significativos. con mayor certeza que cualquier otra cosa que había sabido. Con el paso de las semanas y los meses. del Cuórum de los Doce Apóstoles. La impresión que recibí una y otra vez por medio de la voz del Espíritu fue: “es verdadero. Los pasajes que había leído anteriormente empezaron a cobrar un nuevo significado. Fue escrito.

resistir la tentación. anime y apoye a los jóvenes en su devoción espiritual personal.Su objetivo La Primera Presidencia ha enseñado que su objetivo como maestro de los jóvenes es ayudarles a convertirse al evangelio de Jesucristo. y C. En su función. Se esfuerzan por obedecer los susurros del Espíritu Santo. Todos nosotros somos conversos al aprender a andar en la senda del Evangelio por nosotros mismos. Al hacer todo eso. los deseos. estudiar las Escrituras. En última instancia. La conversión no ocurre en una sola reunión. la manera en que usted sea amigable. orar. les ayudará a permanecer en el sendero y a progresar hacia la conversión personal de toda la vida. Llegan a ser “santo[s] por la expiación de Cristo”(Mosíah 3:19)... cumplir con los deberes del sacerdocio y demás. asistir al templo. las actitudes y acciones de ellos comienzan a estar en armonía con la voluntad de nuestro Padre Celestial. prestar servicio a sus familiares y a los demás. El camino hacia la conversión es personal. guardar los mandamientos. clase o actividad. y la manera de enseñar y aprender con ellos en ambientes tanto formales como informales. y “hacer muchas cosas [buenas] de su propia voluntad” (D. y no para que se actúe sobre ellos”(2 Nefi 2:26). y al compartir el Evangelio. y se deleitan “para actuar. los jóvenes se convierten al vivir diligentemente el Evangelio cada día. Llegan a ser felices y a tener confianza. 58:27).                                   .

la dulzura de su alma comenzó a emerger. respondimos. una mujer nos llamó y se nos acercó. Puedes cambiar. “Sí”. al regresar al auto. Las enseñanzas bíblicas que se encuentran en los libros de Génesis6 a Apocalipsis7 proclaman el arrepentimiento. todos pereceréis igualmente”9. el élder Baxter y yo meditamos en cuanto a esa experiencia. Al hablar. Nelson Of the Quorum of the Twelve Apostles Un alma arrepentida es un alma convertida. Ahora. La esperanza está vinculada al arrepentimiento. y un alma convertida es un alma arrepentida. preguntó si existía esperanza alguna para ella. y el arrepentimiento es un componente crucial de dicho Evangelio5. a los 28 años de edad. Después. nos detuvimos en un restaurante. era infeliz. “hay esperanza. y sin mucha reserva contó los eventos de su trágica vida anegada en el pecado. entonces nos preguntó si éramos élderes de la Iglesia. alguna salida de esa desesperación. al decir: “Si te arrepientes de todos tus pecados y te postras ante Dios e invocas con fe su nombre… entonces obtendrás la esperanza que deseas”3. Ella sollozó humildemente y nos agradeció con sinceridad. Al continuar nuestro viaje. sentía que no valía nada y que no tenía ninguna razón para vivir. . Entre las enseñanzas de Jesucristo durante su ministerio terrenal encontramos estas advertencias: “El reino de Dios se ha acercado. lo hago porque el Señor ha mandado a Sus siervos que proclamen el arrepentimiento a todo pueblo4. mientras el élder David S. Baxter y yo manejábamos rumbo a una conferencia de estaca. y creed en el evangelio”8.El arrepentimiento y la conversión Abril 2007 Conferencia general Russell M. yo también hablo en cuanto al arrepentimiento. y “si no os arrepentís. su apariencia nos sobresaltó y su arreglo personal (o falta de él) era lo que cortésmente llamaría “extremo”. En una súplica de lágrimas. La doctrina del arrepentimiento es tan antigua como el Evangelio mismo. El Maestro ha restaurado Su evangelio para dar gozo a Sus hijos. Recordamos el consejo que Aarón le dio a una alma sin esperanza. puedes: ‘[venir] a Cristo y [perfeccionarte] en él’”1 y la instamos a no demorar2. En esta sesión de clausura de la conferencia general. Le dijimos que sí. arrepentíos. El año pasado.

de la fe en Cristo. Dios. El arrepentimiento se efectúa un paso a la vez. que significa “espíritu”28. sí. Sus discípulos anotaron ese mandato en griego empleando el verbo metanoeo24. Esa palabra poderosa tiene una gran importancia. “Por esto sabréis si un hombre se arrepiente de sus pecados: He aquí. he padecido estas cosas por todos. que significa “conocimiento”27. la mayoría de la gente no siente tal necesidad imperiosa21. ¡La palabra arrepentimiento en cualquiera de sus formas aparece en 47 de las 138 secciones de Doctrina y Convenios!12. arrepiéntete. cuán intensos no lo sabes. El siguiente paso es la restitución. . y volveros como un niño pequeñito. gnosis. vendrán a ser como blanca lana”19. no sólo de los pecados de comisión. cuán dolorosos no lo sabes. Cuando Jesús dijo “arrepentíos”. Isaías dijo al alma arrepentida: “Si vuestros pecados fueren como la grana. del bautismo y del don del Espíritu Santo… el pecado será sobre la cabeza de los padres”23. pneuma. Consideran que son personas que tratan de ser buenas. “mas si no se arrepienten. Si se ha ofendido a muchas personas. sino también de los pecados de omisión. y sean tus padecimientos dolorosos. El arrepentirse del pecado no es fácil. o sea. tendrán que padecer así como yo”20. Arrepentirse del pecado ¿Qué significa arrepentirse? Comencemos por la definición del diccionario. para que no padezcan. el mensaje del Señor claramente indica que todos deben arrepentirse. si es posible. y ser bautizados en mi nombre. El énfasis imperativo que el Señor le da al arrepentimiento es evidente al leer la sección 19 de Doctrina y Convenios: “te mando que te arrepientas. Tal es el caso en Su advertencia a los padres: “Y además. y con mi enojo. Se debe hacer la confesión a la persona dañada. “Porque he aquí. el pecador que se arrepiente y continúa libre de pecado recibe un perdón total18. no sea que te hiera con la vara de mi boca. la confesión se debe efectuar a todas las partes ofendidas. primero deben existir el reconocimiento. y la humilde oración facilitará cada paso esencial. los confesará y los abandonará”15. arrepentirse es: “abandonar el pecado… sentir pesar [y] remordimiento”13.En el Libro de Mormón se hacen referencias al arrepentimiento aun con mayor frecuencia10. En esta palabra. arrepentirse “con íntegro propósito de corazón”17. nuestro Salvador ha recalcado de nuevo esta doctrina. cuán difíciles de aguantar no lo sabes. reparar el daño causado. que significa “la mente”26. Luego siguen los pasos de tomar la determinación de mejorar y de refrenarse de una recaída. si fueren rojos como el carmesí. si hay padres que tengan hijos en Sión… y no les enseñen a comprender la doctrina del arrepentimiento. que significa “aliento”29. si se arrepienten. o de ningún modo heredaréis el reino de Dios”11. el remordimiento y luego la confesión14. el Hijo del Dios viviente. Un significado más amplio de la palabra arrepentirse La doctrina del arrepentimiento es mucho más amplia que la definición del diccionario. Los hechos que pudiesen afectar la situación de uno en la Iglesia o el derecho a los privilegios de la Iglesia deben confesarse de inmediato al obispo. pero el galardón vale el precio que se paga. a quien el Señor ha llamado como un juez común de Israel16. y pnoe. Con la Restauración del Evangelio. Aunque el Señor insiste en nuestro arrepentimiento. Como requisitos previos al perdón. El sufijo se relaciona con cuatro términos griegos importantes: nous. yo. Gracias al rescate pagado por la expiación de Jesucristo. debe ser una confesión sincera y no sólo una mera admisión de culpa después que las pruebas sean evidentes. el Señor dio este mandamiento: “Otra vez os digo que debéis arrepentiros. esa gente no tiene malos propósitos22. y con mi ira. Al pueblo de la América antigua. el prefijo meta significa “cambio”25. sin embargo. como la nieve serán emblanquecidos.

Sí. Hermanos y hermanas. ¡eso es la conversión! ¡El arrepentimiento es la conversión! Un alma arrepentida es un alma convertida. El rey Benjamín dijo: “Si sirvieseis a aquel que os ha creado… y os está preservando día tras día. Él nos pidió que cambiáramos nuestra mente. la adicción a la pornografía o a las drogas nocivas37. nuestro conocimiento y espíritu. El profeta José Smith reveló además que “la tierra será herida con una maldición. dijo. sí. Pero. El rey Benjamín explicó que: “El hombre natural es enemigo de Dios. “Los muertos que se arrepientan serán redimidos. mediante su obediencia a las ordenanzas de la casa de Dios. y se vuelva como un niño: sumiso. En las Escrituras se declara que: “los fieles élderes de esta dispensación. ni ellos pueden perfeccionarse sin nosotros… [En esta] dispensación que ya está comenzando. determinan sus hábitos y moldean su carácter. se debilitan con una conversión completa al Señor y una determinación de servirle y de emular Su ejemplo41. cambiar nuestro comportamiento para venir a Él y ser más semejantes a Él31. Alma enseñó ese concepto cuando planteó estas preguntas: “Os pregunto. [ellos] recibirán una recompensa según sus obras”46. El arrepentimiento para los que han fallecido Cada persona viva puede arrepentirse. humilde. convertidos y concentrados en nuestra jornada al reino de Dios34. el diezmo se percibe como una bendición de felicidad y protección y no como un deber o un sacrificio43. El arrepentirse por completo es convertirse plenamente al Señor Jesucristo y a Su santa obra. hermanos míos de la iglesia: ¿Habéis nacido espiritualmente de Dios? ¿Habéis recibido su imagen en vuestros rostros? ¿Habéis experimentado este gran cambio en vuestros corazones?”33. y lo será para siempre jamás. . “Después que hayan padecido el castigo por sus transgresiones. la verdad nos atrae más y aquello digno de alabanza nos llama más la atención44. la virtud engalana sus pensamientos y la confianza en sí mismos aumenta42. cuando Jesús dijo “arrepentíos”. y un alma convertida es un alma arrepentida. manso. las pasiones desenfrenadas38. los apetitos carnales inmoderados36. Ese cambio ocurre cuando “nacemos de nuevo”. Los conversos arrepentidos se dan cuenta de que las verdades del Evangelio restaurado gobiernan sus pensamientos y hechos. Los frutos del arrepentimiento Los frutos del arrepentimiento son dulces. e incluso nuestro aliento. paciente. el Señor nos ha mandado arrepentirnos. continúan sus obras en la predicación del evangelio de arrepentimiento… entre aquellos que están… bajo la servidumbre del pecado en el gran mundo de los espíritus de los muertos. a menos que se someta al influjo del Santo Espíritu. y se despoje del hombre natural. Son más fuertes y más aptos para abstenerse de toda impiedad35. todavía seríais servidores inútiles”30. cuando salen de la vida terrenal. los deseos carnales39 y el orgullo40. tal como un niño se somete a su padre”45. El arrepentimiento es el régimen del Señor para el progreso espiritual. Alma enseñó esto a su hijo: “Aprende sabiduría en tu juventud”. “aprende en tu juventud a guardar los mandamientos de Dios… deja que todos tus pensamientos se dirijan al Señor. y lo ha sido desde la caída de Adán. Un profeta explicó que tal cambio de aliento es respirar con un reconocimiento de gratitud hacia Él que nos concede cada aliento. lleno de amor y dispuesto a someterse a cuanto el Señor juzgue conveniente imponer sobre él. dándoos aliento… momento tras momento. digo que si lo sirvieseis con toda vuestra alma. ¿qué de aquellos que han muerto? Ellos también tienen oportunidad de arrepentirse. y se haga santo por la expiación de Cristo el Señor. además. deja que los afectos de tu corazón se funden en el Señor para siempre”32. a menos que entre los padres y los hijos exista un eslabón conexivo de alguna clase… sin [nuestros muertos] nosotros no podemos perfeccionarnos. y sean lavados y purificados. lo cual requiere un cambio total.Por consiguiente.

arrepentido. de ello testifico en el nombre de Jesucristo. 12. 93. “repent”. 13. 133. Él. 36. 14. D. porque conocía los juicios del Señor que habrían de venir sobre ellos. 54.es menester que una unión entera. Definición de la palabra repent (arrepentimiento) en el diccionario de inglés Webster’s Ninth New Collegiate Dictionary. si no la mayoría de nosotros. 19:21. 43. arrepentimiento. 10. Génesis 4:8. 20. 3 Nefi 11:38. arrepentirse. tercero. 104. 56. 39. 14. 16. La palabra arrepentirse (enseñar la doctrina del arrepentimiento) en todas sus formas (arrepentir. cuarto. 9. Hinckley. podrá recompensarte en público (véase Mateo 6:4. 11. pág. la palabra arrepentirse. figura 72 veces en la versión del rey Santiago de la Biblia en inglés y 68 veces en la traducción de José Smith de la Biblia. Mormón. segundo. Especialmente en estos últimos días. 63. Su profeta hoy día es el presidente Gordon B. etc. Se creó la tierra y se proveyeron los templos para que las familias estén juntas para siempre50. 2. 138:19. aparece 360 veces. la confesión se debe hacer a Dios en oración. 14. 58. 64. 84. 55. Bautismo por inmersión para la remisión de los pecados. También recordamos al pueblo pecador bajo el cuidado de su líder preocupado. declaro que es posible adquirir la dulce bendición del arrepentimiento que llega por medio de la completa conversión al Señor y a Su santa obra. 75. 33. 124. así como un encadenamiento de dispensaciones. 58:43. y C. Marcos 1:15. Amén. 15. 18). 34:5–6. Véase también D. 34:33. “Los primeros principios y ordenanzas del Evangelio son: primero. 6. llaves. 1987. 999. véase D. y C. como herreros. 5. véase también Mateo 4:17. poderes y glorias se realicen”47. 6. Arrepentimiento. que ve en lo secreto. En el Libro de Mormón. 15. 117. 107. 109. 18. 44. 4. 8. 42. 29. . 90. 7. Otro ejemplo es: “…os he dado la ley y los mandamientos de mi Padre para que creáis en mí. 133:16– 17. Muchos. 35. 6. Véase la Traducción de José Smith de la Biblia en inglés. 43:20. 19. forjemos eslabones celestiales soldados a fin de vencer la maldición49 de la fragmentación familiar. que os arrepintáis de vuestros pecados y vengáis a mí con un corazón quebrantado y un espíritu contrito” (3 Nefi 12:19). Moroni 10:32. El presidente Spencer W. 61:2. A todos nuestros familiares fallecidos. 18:11–12. porque no se arrepentían de sus iniquidades. Ocultar las referencias 1. pág. 5. Véase 1 Juan 1:9. 3 Nefi 13:4. a la mujer de 28 años de edad atrapada en los pantanos del pecado y a cada uno de nosotros. completa y perfecta. Véase D. 34. ¡Sí. 6. 1. y a ustedes también! Él también desea que. 66. 136 y 138. Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo” (Artículos de Fe 1:4). 98. Y así vemos que nuestro arrepentimiento es necesario y esencial para el arrepentimiento de ellos. Si no se ha ofendido a otra persona. 10. Alma 22:16. en todas sus variantes. y C. Véase Apocalipsis 2:16. sino que luchaban por sus vidas sin invocar a aquel Ser que los creó” (Mormón 5:2). Jesús es el Cristo y ésta es Su Iglesia. 11. Mosíah 26:29. Kimball describió la dejadez [o el demorar] como “la falta de disposición a aceptar responsabilidades ahora mismo” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Spencer W. 64:7.). 2006. 13. 68. 45. Lucas 13:3. Fe en el Señor Jesucristo. 18. “¿Cristo me manda que brille?”48. 50. 4). 3. y C. que escribió: “…yo no abrigaba ninguna esperanza. D. 84:27. 39:6. podríamos arrepentirnos y convertirnos más a la obra del templo y de historia familiar a favor de nuestros ancestros. 49. y C. Sé que Dios vive. 3. Kimball. 53. Véase Alma 13:27.

46. 26. y C. 49. 2 Nefi 31:16. 42:23. 132:19. 89:5. Véase Gálatas 6:7–8. 34. el vocablo mente se tradujo de la palabra griega nous. 22. 85:3. Kimball.μετανοεω. Véase Filipenses 4:8. En Lucas 1:77. . El arrepentimiento es para toda alma que aún no haya llegado a la perfección” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Spencer W. Gnos. 128:18. 29. 121:45. Véase D. En Hechos 17:23 la palabra desconocido se tradujo del vocablo agnostos. D. José Smith—Historia 1:39. Mosíah 4:29–30. Alma 5:49. 43. Véanse también los versículos 30–34. Véase Juan 3:3. Mosíah 27:25. 21.16. y las palabras sinconocerle se tradujeron del vocablo agnoeo. D. Véase Mosíah 4:2–3. Véase Romanos 8:5–6. Si somos humildes y sentimos deseos de obedecer el Evangelio. En Efesios 4:23. y C. 33. Mosíah 2:21. Pedro usó el mismo vocablo en Hechos 2:38. Si no son culpables de un pecado que merece un castigo. 27:9. 40. Romanos 2:20. 44. y C. 107:73–74. la palabra aliento se tradujo del vocablo griego pnoe. Véase Juan 13:15. 138:48. 1 Pedro 2:21. palabras que connotan “castigo”. y C. 17. Isaías 1:18. Mormón 7:10. 110:14–15. 7:14. Eso. y C. 7. “Cristo me manda que brille”. El vocablo metanoeo. y C. Alma 5:14. se usó en el texto griego de las declaraciones del Señor que se encuentran en Mateo 4:17. D. 20. D. Véase D. 1969. 30. y C. y 2 Corintios 6:6. 121:37. 19. 2 Nefi 31:13. 128:18. 39. En Mateo 12:18 y Romanos 8:5. 38. y C. no es verdad. la palabra “repent” [arrepentimiento] también inspira conceptos como “penalty” [castigo] y “penalize” [penalizar]. Mosíah 7:33. que significa “cambio de forma”. cursiva agregada. bien sea de naturaleza espiritual o temporal. 3 Nefi 10:6. 3:19. 36. 138:57–59. 23. D. 138:47–48. 48. En Hechos 17:25. 50. significa “falta de conocimiento”. 42. Véase 3 Nefi 27:21. de que el Señor dispuso el arrepentimiento únicamente para aquellos que cometan homicidio o adulterio o hurto u otros crímenes atroces. Véase D. El presidente Spencer W. 12:24. y C. las palabras conocimiento y ciencia se tradujeron del vocablo gnos o gnosis. D. cuando es precedido por el prefijo negativo a-. 47. y C. Véase D. llegaremos a considerar el arrepentimiento como algo que se aplica a todo lo que hagamos en la vida. Marcos 1:15 y Lucas 13:3. 41). Kimball dijo: “…existe una impresión imperante. En la mente de algunas personas. Alma 38:12. 2:2–3. Véase también 1 Juan 1:8. 45. 35. Artículos de Fe 1:13. B-67. la palabra Espíritu se tradujo del vocablo griego pneuma. como en la palabra agnostic [agnóstico]. pueden razonar que no tienen necesidad del arrepentimiento. 7–9. y 8:22. Véase Mateo 5:27–28. 3 Nefi 12:27–28. Mosíah 3:19. 68:25. por supuesto. y C. quizás subconsciente. 27. 31. y C. Alma 37:35–36. Véase Moroni 10:32. 32. Moisés 6:59. 18. Jacob 6:5. 19:15–17. 3 Nefi 18:16. 27. pág. 18:32. 28. Canta Conmigo. Véase Alma 38:11. Lucas 1:15. En Mateo 17:2 y Marcos 9:2. 37. Véase D. la palabra transfiguró se tradujo del vocablo metamorphoo. Véase Jueces 13:7. 1 Timoteo 4:12. 25. 41. 24. D.

o utilice las suyas. servir y bendecir a los demás. David A. Alma 23:6–7. Videos: “A la espera en el camino a Damasco”. Leales a la Fe. La conversión es un proceso de toda la vida para llegar a ser más como Cristo mediante Su expiación. estamos llenos de amor y procuramos compartir el Evangelio con otras personas. ¿Qué oportunidades de servicio y crecimiento puede proporcionar para que enseñen las jovencitas? Compartir experiencias Al comienzo de cada clase. Prepararse espiritualmente ¿Qué experiencias han profundizado su conversión? ¿Qué cambios ha notado en su vida al trabajar diligentemente para vivir el Evangelio? ¿Qué evidencias ha visto de que las jóvenes se están convirtiendo? ¿Qué necesitan comprender ellas en cuanto a la conversión? ¿Qué pasajes de las Escrituras y otros recursos ayudarán a las jovencitas a reconocer su propia conversión al Señor? Enós 1:1–19. “Un Potente Cambio: Conversión” Enseñar a la manera del Salvador El Salvador confió a Sus discípulos responsabilidades importantes de enseñar. Incluye no sólo un cambio de comportamiento. Su objetivo era ayudarlos a convertirse por medio del servicio a los demás. 27:23–37. Helamán 3:35. Alma 5:14). Bonnie L. ¿Cómo podrían usar esas cosas  para enseñar a otras personas en cuanto a la conversión?   Escriba la palabra conversión en la pizarra e invite a las jovencitas a buscar palabras o frases en Mosíah 27:25–26  que les ayuden a comprender lo que es la conversión. 51–54. 106–109. Esto alentará la conversión personal y ayudará a las jóvenes a darse cuenta de la importancia que tiene el Evangelio en la vida cotidiana. noviembre de 2012. Es un cambio tan importante que el Señor se refiere a él como nacer otra vez y un gran cambio de corazón (véase Mosíah 27:25. Liahona. mayo de 2016. Mosíah 5:1–5. págs. Liahona. o un renacuajo que se transforma en rana). 87–89. págs. para presentar la lección de esta semana:  Invite a las jóvenes a hacer una lista de cosas que sufren una transformación con el paso del tiempo (como una  semilla que se transforma en árbol. “Convertidos al Señor”.J. págs. Bednar.  . 15 (Ejemplos de conversión) Bonnie L. invite a las jóvenes a compartir. enseñar y testificar acerca de las experiencias que hayan tenido al aplicar lo que aprendieron en la lección de la semana anterior. Podemos saber que nos estamos convirtiendo al Señor cuando perdemos el deseo de pecar. Oscarson. 26–27. Liahona.¿Cómo sé si me estoy convirtiendo? M. Invítelas a analizar lo que aprendieron acerca de la  conversión de esas palabras y frases. actitudes y de nuestra propia naturaleza. 76–78. págs. “¿Creo?”. Presentar la doctrina Elija alguna de las ideas siguientes. noviembre de 2013. 4 Nefi 1:1–4. “Convertíos”. sino de nuestros deseos. “Conversión”. 2004. Oscarson.

 Pida a las jóvenes que usen los pósteres y los discursos que han estudiado para enseñarse las  unas a las otras en cuanto a la conversión. e invítelas a compartir sus propias experiencias. podrían leer un discurso. por lo general debemos refrenarnos de lo que queremos decir para entonces permitir que otros puedan expresarse” (La enseñanza: El llamamiento más importante.  Invite a las jovencitas a que mediten la pregunta a medida que la clase lee las descripciones de la hermana  Oscarson en cuanto a las cosas que creemos. Por ejemplo. Vivir lo que se aprende Pida a las jóvenes que piensen cómo pondrán en práctica lo que han aprendido hoy.   Invítelas a estudiar “Conversión” en Leales a la Fe o las Escrituras de esta reseña y a escribir una lista de  preguntas que se pudieran hacer a sí mismas para evaluar su progreso hacia la conversión. Oscarson. Comparta con las jóvenes experiencias que le han ayudado a usted a estar más  convertida. Aliéntelas a meditar acerca  de la respuesta que darían a esta pregunta.  ¿Cómo han llegado a saber esas cosas por ellas mismas?    Invite a las jóvenes a escoger uno de los discursos que se ofrecen en esta reseña. Al tener experiencias que profundicen su conversión. Podría escribir la siguiente pregunta en la pizarra: “¿Lo creo o no?”. 71).   Muestre uno de los videos de esta reseña e invite a las jóvenes a compartir lo que aprenden de ese video en  cuanto a la conversión.  Comparta con las jóvenes lo que se estudiará la próxima semana. que se encuentra en el discurso de la  hermana Bonnie L. ¿Qué sentimientos o impresiones tienen? ¿Comprenden cómo reconocer la conversión en su vida? ¿Desean hacer otras preguntas? ¿Resultaría útil dedicarle más tiempo a este tema? Sugerencia para la enseñanza “El escuchar con atención es una manifestación de amor y con frecuencia requiere sacrificio. leer una sección del discurso y  usar información del discurso para crear pósteres que respondan a la pregunta: “¿Cómo sé que me estoy  convirtiendo?”. ofrezca a las jovencitas la oportunidad de  compartir su testimonio de las enseñanzas del Evangelio que se encuentran en este discurso y que ellas creen.Aprender juntas Cada una de las actividades siguientes ayudará a las jóvenes a aprender sobre la conversión y a reconocer la evidencia de la conversión en sí mismas. Concédales tiempo  para que las miembros de la clase compartan lo que incluirían en esa lista y por qué.  Pida a las jóvenes que compartan lo que hayan aprendido.    Escribir en sus diarios personales los sentimientos que tengan de dónde se encuentran ahora en el proceso de  conversión. pág. invite a una joven a acudir a clase preparada para compartir la experiencia que  tuvo Michele Carnesecca cuando su hijo Ethan se encontraba grave. Siguiendo la inspiración del Espíritu. podrían escribirlas también en su diario  personal. “¿Creo?”.   . Cuando verdaderamente escuchamos a otras personas. seleccione una o más que resulten mejor para su clase:  Con unos días de antelación. ¿Cuáles son sus pensamientos y preguntas sobre este tema? ¿Qué podrían hacer a fin de prepararse para aprender? Por ejemplo. 2000. podrían:  Escoger algo específico que harán para progresar en su esfuerzo por llegar a estar más convertidas. ver un video o estudiar un pasaje de las Escrituras relacionado con la lección de la semana siguiente. Al final de la clase.

Perkins De los Setenta [Manténganse] en el camino del sacerdocio profundizando su conversión y fortaleciendo a su familia… Eviten la tragedia prestando atención a las señales espirituales de “Precaución” que Dios y los profetas han puesto en nuestro camino. nuestra familia viajaba en auto por las Montañas Rocosas de Estados Unidos para visitar a los abuelos. La vía comenzaba en planicies de artemisa. y finalmente terminaba en alamedas y en la cima de prados desde donde podíamos ver casi hasta el infinito. los constructores colocaron vallas de contención y carteles que decían: “Cuidado: Zona de derrumbes”. Notamos que había buena razón para esas advertencias. en el juramento y convenio del Sacerdocio de Melquisedec1. progresa cuando magnificamos nuestros llamamientos. Pero ese hermoso camino no era perfectamente seguro. y asciende continuamente hacia el panorama más grande de Dios hasta que recibimos “todo lo que [el] Padre tiene”2. pues había piedras y rocas esparcidas a lo largo del lecho del río mucho más abajo del camino. La mayoría se había construido en la ladera de montañas empinadas. Cuando era joven. la trágica evidencia de conductores que no habían prestado atención. En ocasiones. veíamos autos aplastados al fondo del cañón.Tengan cuidado en cuanto a ustedes mismos Octubre 2012 Conferencia general Por el élder Anthony D. . Ese convenio abarca una gloriosa jornada que comienza con la recepción de los sacerdocios menor y mayor. o pronto entrará. Para proteger a los viajeros. ascendía por empinadas laderas cubiertas de pinos. cada uno de ustedes ha entrado. El juramento y convenio del sacerdocio Hermanos.

Segundo. Monson enseñó: “Si alguno de nosotros ha sido lento en prestar atención al consejo de orar siempre. el orar siempre abre la puerta a la ayuda divina para “[vencer] a Satanás”17. un respetado líder del sacerdocio o un familiar querido? El relato del Antiguo Testamento de David es un ejemplo trágico del poder del sacerdocio desperdiciado. A pesar de que derrotó a Goliat cuando era joven y vivió rectamente por décadas10. no seas insensato!”. el arrepentimiento. en cuanto a vosotros mismos”3. señala la oración como la acción para contrarrestar la tentación18. El no tener cuidado en cuanto a sí mismo11 y el no actuar según las impresiones del Espíritu12 lo llevaron a perder su familia eterna13. la avaricia y la lujuria. El Señor advirtió a los miembros de la Iglesia que “[tuvieran] cuidado de cómo… estiman [a los profetas]. ¿cómo podemos evitar un destino similar? Las dos vallas de contención de la profunda conversión personal y de las relaciones familiares fuertes nos ayudan a mantenernos en el camino celestial. recuerdo seis principios fundamentales que profundizan la conversión y fortalecen a la familia. un reciente ex misionero. no había ningún socorrista moral cerca que le gritara: “¡Cuidado. David. Satanás desprende rocas que abaten la conversión y que fracturan a la familia para cruzarse en nuestro camino del sacerdocio. no hay mejor momento para empezar que ahora mismo… Una persona jamás se eleva a mayor altura que cuando está arrodillada orando”19.El sabio diseñador de ese camino celestial ha colocado señales de precaución para nuestro viaje. Moisés aconsejó: “…cuídate de no olvidarte de Jehová”15. no sea que los . ¿Por qué nos mandaría Dios que tuviéramos cuidado? Él sabe que Satanás es un ser real4 que procura arrastrar nuestra alma al abismo de miseria5. El presidente Thomas S. En ese momento crucial cuando vio desde la terraza a la hermosa Betsabé bañándose. Evitar la tragedia Al ascender por el camino del sacerdocio. Profundizar la conversión y fortalecer a la familia Para permanecer a salvo en el camino del sacerdocio entre el alud de rocas de la tentación. Por tanto. Sabiendo esto. Jesucristo y Sus profetas han puesto señales de “precaución” por el camino que constantemente nos advierten del orgullo que abate la conversión14 y de los pecados que fracturan a la familia. El juramento y convenio del sacerdocio contiene esta advertencia que lleva a un examen de conciencia: “Y ahora os doy el mandamiento de tener cuidado. Hermanos. ¿Han quedado sorprendidos y desconsolados por la caída inesperada de un joven ejemplar. Cada vez que Jesús advierte a los poseedores del sacerdocio que se cuiden. “porque Satanás desea [zarandearlos]”. las ordenanzas de salvación y el vivir el Evangelio a diario. En nuestro mundo acelerado y saturado de diversión. Afortunadamente. si aun el poderoso David pudo ser apartado del camino a la exaltación. Dios también sabe que dentro de los poseedores del sacerdocio hay un “hombre natural”6 al acecho que es “propenso a andar errante”7. este profeta y rey aún era espiritualmente vulnerable. los hombres todavía son prontos a “[olvidarse] del Señor… para cometer iniquidad y dejarse llevar por el maligno”16. cualquier joven u hombre puede ser abatido si no tiene cuidado. el estudio de las Escrituras antiguas y modernas nos conecta con Dios. los profetas nos invitan a “despojarnos del viejo hombre”8 y ser “de Cristo… revestidos”9 mediante la fe. Primero. Hace mucho tiempo. tales como el enojo.

menosprecien. el obedecer estos principios los preparará para los convenios del templo. podemos “[recibir] la plenitud del Espíritu Santo”25. Cuando el Salvador advirtió: “…cuidaos a fin de que no os engañen”. Tercero. Hinckley enseñó: “[La pornografía] es como una furiosa tempestad que destruye a personas y a familias. debemos leer con diligencia las Escrituras. sigan el ejemplo de José de Egipto que “…huyó y salió afuera”36. entonces perdemos el poder del sacerdocio29. Nunca olviden que Satanás es el “padre de la contención”27 y que procura que los miembros de la familia “contiendan y riñan”28. longanimidad. bondad y caridad30. demostrar amor genuino es la esencia de la conversión personal y de las relaciones familiares. Cuarto. Su definición se extendía más allá del acto físico del adulterio a los pensamientos lujuriosos que lo preceden34. Escojan controlar el enojo. mi padre observó que caían piedritas en el pavimento enfrente de nosotros. Para evitar esa solemne condenación. y con ello incurran en la condenación. mansedumbre. Los profetas y apóstoles modernos han hablado con frecuencia y claramente sobre la plaga de la pornografía. pagamos un diezmo íntegro y una ofrenda de ayuno generosa. con su esposa como compañera en igualdad37. Estos seis principios fundamentales ayudan a los poseedores del sacerdocio a continuar ascendiendo por el camino celestial con seguridad entre las vallas de contención espirituales de la conversión personal y las relaciones familiares. Sexto. Cuando el Señor advirtió a los adúlteros: “cuídense… y arrepiéntanse cuanto antes”. La avaricia se restringe cuando administramos bien nuestro ingreso. verbal o físicamente a algún miembro de nuestra familia. el servicio misional de tiempo completo y el matrimonio eterno. Rápidamente aminoró la marcha hasta casi detenerse cuando una roca del tamaño de una pelota de baloncesto nos pasó zumbando. Jesús aconsejó: “…guardaos de toda avaricia”31. prometió que no lo seremos si “[buscamos] diligentemente los mejores dones” del Espíritu23. el participar dignamente en las ordenanzas nos prepara para tomar “al Santo Espíritu por guía”22. Si se ven tentados a violar la ley de castidad en cualquier forma. Jóvenes. Hermanos. si maltratamos emocional. benignidad. El participar dignamente de la Santa Cena cada semana habilita a los miembros para que “siempre puedan tener su Espíritu consigo”24. Debido a que Satanás utiliza la avaricia y la búsqueda de posesiones para desviar a las familias del camino celestial. vivir plenamente la ley de castidad produce confianza para estar “en la presencia de Dios” con el Espíritu Santo como nuestro “compañero constante”33. Satanás está atacando la virtud y el matrimonio con una avalancha de obscenidad. o amedrentamos a cualquier persona. presupuestamos los gastos necesarios. El rey Benjamín indicó: “Mas cuidaos… no sea que surjan contenciones entre vosotros”26. así como las revistas y los sitios web de la Iglesia que nos permitan “recibir palabras de consejo en una forma íntima y personal por medio del profeta escogido [del Señor]”21. Quinto. El presidente Gordon B. El camino del sacerdocio es un trayecto lleno de gozo. amor sincero. el vivir estos principios los habilitará para presidir su hogar en rectitud y servir como el líder espiritual de su familia. Al adorar en el templo. y todas estas cosas os serán añadidas”32. Debemos influenciar a los demás sólo con persuasión. Después de pasar por una señal de “Cuidado: Zona de derrumbes”. obedecer la ley del diezmo es un elemento esencial de la fe y de la unidad familiar. La promesa que Dios nos hace es: “…buscad primeramente el reino de Dios y su justicia. recuerdo una ocasión en la que cruzamos las Montañas Rocosas. ahorramos para necesidades futuras y llegamos a ser autosuficientes en lo temporal. no maldiciones. y tropiecen y caigan”20. Mantenerse en el camino del sacerdocio Volviendo a mis experiencias de joven. Papá esperó a que el derrumbe cesara antes de . Los miembros de la familia deben escuchar de nuestra boca bendiciones. evitamos las deudas innecesarias. Esposos y padres. y que aniquila totalmente lo que una vez fue sano y hermoso… ha llegado la hora de que cualquiera de nosotros que se ocupe en tales prácticas se retire del fango”35.

Liahona. nosotros y nuestras familias estaremos seguros de llegar a salvo y con gozo a nuestro destino exaltado en el reino celestial. Amén. véase también 1 Corintios 2:14. noviembre de 2011. 41:1. 18. 23:1. Liahona. “…no cometerán un error grave sin que primeramente reciban una advertencia mediante los susurros del Espíritu” (Boyd K. 14. véanse también Lucas 22:31–32. 7. 3 Nefi 18:18–19. 4. Las oraciones. 9. 84:38. 132:39. 6. 3. Véase 1 Samuel 13:14. y C. véase también Guía para el Estudio de las Escrituras. Jesús enseñó: “Guardaos de… la hipocresía”41. Packer. y C. 90:5. véase también Ezra Taft Benson. La atención constante y la acción inmediata de mi padre aseguraron que nuestra familia llegara a salvo a su destino final. 2. D. quien puede ayudarlos a arrepentirse. marzo de 2009. Eviten la tragedia prestando atención a las señales espirituales de “Precaución” que Dios y los profetas han puesto en nuestro camino. véase también Romanos 13:14. deténganse ahora antes de que caigan y corrijan su rumbo39. por favor reúnanse con su obispo. 17) . “Acerquémonos a Él en oración y fe”. 8. Helamán 7:16. véase también Moisés 1:12–22. Liahona. Véase D. “Come. Les prometo que si los hombres guardan el convenio del sacerdocio de “tener cuidado. Thomas S. 4. Nº 70. Véase D. 17:45–47 . Véase José Smith—Historia 1:16. véanse también 2 Nefi 1:13. pág. véase también Efesios 4:22–24. pueden ser elevados y restaurados al camino celestial de Dios40. Véase 2 Samuel 11:1–17. y C. Mosíah 3:19. 10. 52:12–15. Tengan ánimo. 16. 84:33–44.continuar. y C. 19. Thou Fount of Every Blessing”. el Señor. De ello testifico en el sagrado nombre de Jesucristo. y C. 13. y C. Véase D. el amor. 20. Si su alma se está alejando hacia la orilla de un precipicio espiritual. Deuteronomio 6:12. también promete: “…yo. y C. “Cuidaos del orgullo”. 84:43. os perdono… id y no pequéis más”43. quien “sufrió tentaciones pero no hizo caso de ellas”44. las Escrituras y las ordenanzas profundizan la conversión. Gálatas 3:27. 11. D. Esfuércense por seguir el ejemplo perfecto de Jesucristo. el diezmo y la castidad fortalecen a la familia. pues aun cuando el Salvador afirme: “…tened cuidado… y absteneos de pecar”42. 1948. Satanás procura “destruir las almas de los hombres”38. 5. 12. 15. págs. y C. Invito a cada joven y hombre a que se mantenga en el camino del sacerdocio profundizando su conversión y fortaleciendo a su familia. véase también D. Véase D. 17. Véase Helamán 5:12. 12. Si no son dignos de ejercer el sacerdocio. Left Right Ocultar las referencias 1. 38:39. Alma 37:15–17. D. 25:14. y C. Véase Colosenses 3:8–10. D. “Consejo a los jóvenes”. 10:5. . “David”. Hymns. pág. en cuanto a [ellos] mismos”45. Alma 46:8. véase también Deuteronomio 8:11–19. Monson. Si sienten que su alma yace destrozada al fondo del cañón en vez de estar elevada en el camino del sacerdocio porque han hecho caso omiso a las señales de “Precaución” y han pecado. Hermanos. julio de 1989. les testifico que mediante el arrepentimiento sincero y el poder del sacrificio expiatorio de Jesucristo. 4–8.

véase también Hebreos 2:17–18. Véanse D. “La pornografía”. págs. 35. Mosíah 4:14. mayo de 2010. Mosíah 4:29–30. 2 Pedro 3:17. véanse también Dallin H. véase también D. Liahona. Liahona. D. D. y C. y C. 30. y C. 84:43. Lucas 12:15. 2010. 38:39. 121:41–45. Oaks. noviembre de 2004. Véase 3 Nefi 11:29–30. Lucas 12:1. Véase Manual 2: Administración de la Iglesia. y C.                         . véase también D. 46:8. Liahona. 3 Nefi 12:27–30. véase también D. 23. 63:61–63. véase también 3 Nefi 18:1–11. Génesis 39:12. D. 36. 41. Hinckley. y C. y C. 2. Hinckley. D. y C. 121:45–46. 43. 59– 62. véanse también Deuteronomio 4:9. D. 44–46. 24. 1 Corintios 10:12–13. 26. D. 87–90. D. y C. 7. y C. véanse también Mateo 5:27–28. Moroni 4:3. 34. véanse también D. 40. 38. 20:77. véase también 1 Pedro 5:8. Holland. Véanse Alma 13:27–29. y C.3. D. 52:14–16. 109:21. 45:57. 4:14–16. y C. D. febrero de 1982. “Un mal trágico entre nosotros”. Véase D. 50:6–9. mayo de 2005. 109:15. y C. 5. 67:11. D. 37. 39. 45. Véase Gordon B. 63:14–16. 82:2. Véase D. Jeffrey R. Gordon B. 44. 31. Mosíah 2:32. 27. y C. 121:36–37. Mateo 6:33. 25. véanse tambiénEfesios 4:14. 21. y C. 42. 20:22. 22. 28. Véase D. y C. y C. Colosenses 2:8. D. 29. 3 Nefi 13:33. “La certeza… ¿enemiga de la religión?”. 3:9–10. y C. 82:1. Moisés 1:11. D. 33. y C. 10:27. pág. y C. “No hay lugar para el enemigo de mi alma”. y C. Liahona. 32.

y a menos que hagan esto. Información adicional La conversión es un proceso. no se convirtió sino hasta que hubo “ayunado y orado muchos días” para recibir un testimonio de la verdad (Alma 5:46). Después de que el Salvador resucitado visitara al pueblo de las Américas. tanto nefitas como lamanitas. se trata de un cambio en nuestra misma naturaleza. “y así llegan a ser nuevas criaturas. Amulek y Zeezrom se dedicaron a predicar el Evangelio una vez que se convirtieron al Señor (véase Enós 1:26. ni tampoco en contra de ninguno de sus hermanos” (Alma 23:7). Enós. y obraban rectamente unos con otros… “Y ocurrió que no había contenciones en la tierra. Alma. sí.Conversión La conversión entraña un cambio de comportamiento. un cambio de corazón y un bautismo de fuego. No se rebelan contra el Señor. quien vio al Salvador resucitado. Es un cambio tan significativo que el Señor y Sus profetas se refieren a él como un nuevo nacimiento. Dichos esfuerzos entrañan ejercer la fe en Jesucristo. Incluso Alma. pero va más allá de esto. deban nacer otra vez. convirtiéndose en sus hijos e hijas. sí. bautizarnos. sino a hacer lo bueno continuamente” (Mosíah 5:2). y no había contenciones ni disputas entre ellos. Estas personas decidieron hacerse llamar anti– nefi–lehitas y “se convirtieron en un pueblo justo. por lo que ya no tenemos más disposición a obrar mal. sino por el Espíritu Santo” (1 Corintios 12:3). de ningún modo pueden heredar el reino de Dios” (Mosíah 27:25‒26). toda nación. . abandonaron las armas de su rebelión de modo que no pugnaron más en contra de Dios. o sea. en nuestros corazones. Alma habló de ciertas personas que “no podían ver el pecado sino con repugnancia” (Alma 13:12). 15:12). siendo redimidos por Dios. ser cambiados de su estado carnal y caído. hombres y mujeres. Alma. Las visitas de ángeles y otros acontecimientos espectaculares no producen la conversión. Pablo. se trata de un milagro sutil. lengua y pueblo. Alma 10:1–12. 27:32–37. enseñó: “Nadie puede afirmar que Jesús es el Señor. Mormón habló de un grupo de lamanitas que habían sido perversos y sanguinarios pero “fueron convertidos al Señor” (Alma 23:6). recibir el don del Espíritu Santo y perseverar hasta el fin en la fe. vemos que “se convirtió al Señor toda la gente sobre toda la faz de la tierra. Viene como resultado de nuestros esfuerzos justos por seguir al Salvador. hijo. El Libro de Mormón facilita una descripción de las personas que se han convertido al Señor: Desean hacer lo bueno. Comparten el Evangelio. no un acontecimiento. Están llenos de amor. padre. Si bien la conversión es algo milagroso y nos cambia la vida. tribu. arrepentirnos del pecado. Mosíah 18:1. los hijos de Mosíah. El pueblo del rey Benjamín declaró: “El Espíritu del Señor Omnipotente… ha efectuado un potente cambio en nosotros. Por otro lado. que vio un ángel. El Señor dijo: “No te maravilles de que todo el género humano. a un estado de rectitud. a causa del amor de Dios que moraba en el corazón del pueblo. nacer de Dios.

(2004). Salvación —Véase Leales a la fe. ni lamanitas. 650  “Conversión. ni lascivias de ninguna especie. Convertir” Guía para el Estudio de las Escrituras  “Convertidos al Señor” El Libro de Mormón. hijos de Cristo y herederos del reino de Dios” (4 Nefi 1:2. ni tumultos.“Y no había envidias. ni contiendas. 15–17). pág. 51–54 Referencias de las Escrituras Mateo 18:3 Lucas 22:32 Alma 5:7-14 Materiales adicionales para el estudio  “La conversión” Bible Dictionary. págs. Doctrina del Evangelio: Manual para el maestro. “No había ladrones. ni mentiras. sino que eran uno. Expiación de Jesucristo. Lección 26                         . ni asesinos. ni asesinatos. ni ninguna especie de –itas. ni fornicaciones. Espíritu Santo. Véase también Bautismo. y ciertamente no podía haber un pueblo más dichoso entre todos los que habían sido creados por la mano de Dios.

sin embargo. Mi mensaje se centra en la relación que existe entre recibir un testimonio de que Jesús es el Cristo y llegar a convertirse a Él y a Su evangelio.Convertidos al Señor Octubre 2012 Conferencia general Por el élder David A. El ser constantemente fieles al Evangelio es la esencia de la conversión. Bednar Del Quórum de los Doce Apóstoles El saber que el Evangelio es verdadero es la esencia de un testimonio. Ruego que el Espíritu Santo instruya y edifique a cada uno de nosotros. ¿Quién decís que soy yo? Del ministerio del apóstol Pablo podemos aprender mucho sobre el testimonio y la conversión. Cuando Jesús llegó a las costas de Cesarea de Filipo. el Hijo del Dios viviente! . hizo esta penetrante pregunta a Sus discípulos: “¿…quién decís que soy yo?”. ganamos una valiosa perspectiva y una mayor convicción espiritual al considerar estos dos temas importantes juntos. los temas del testimonio y de la conversión los tratamos de forma separada e independiente. Normalmente. Pedro respondió abiertamente: “¡Tú eres el Cristo.

que es posible por medio de la expiación del Salvador. sino mi Padre que está en los cielos” (Mateo 16:15–17). venid a él y ofrecedle vuestras almas enteras como ofrenda” (Omni 1:26). Simón hijo de Jonás. que Jesucristo es nuestro Salvador y que la plenitud del Evangelio se ha restaurado en la tierra en estos últimos días. le dijo: Bienaventurado eres. un descendiente de Jacob. con verdadera intención y con fe en el Salvador (véase Moroni 10:4). una vez vuelto Mientras el Salvador enseñaba a Sus discípulos durante la Última Cena. y C. y tú. La esencia del evangelio de Jesucristo implica un cambio fundamental y permanente en nuestra naturaleza misma. Cualquier persona que busque sinceramente la verdad puede obtener un testimonio al ejercitar “un poco de fe” necesaria en Jesucristo para “experimentar” (Alma 32:27) y poner “a prueba la virtud de la palabra de Dios” (Alma 31:5). el cual es el Santo de Israel. un testimonio es el conocimiento personal de la verdad espiritual que se obtiene por medio de la revelación. 20:25). La conversión es una expansión. y participaseis de su salvación y del poder de su redención. respondiendo Jesús. llegamos a ser nuevas criaturas en Cristo (véase 2 Corintios 5:17). declaró: “…quisiera que vinieses a Cristo. Para procurar y obtener un testimonio de la verdad espiritual es necesario pedir.“Entonces. había presenciado muchos milagros y tenía un fuerte testimonio de la divinidad del Salvador. acompañado del arrepentimiento. y la obligación que él tenía de servir fielmente. y C. La conversión es una ofrenda de uno mismo. buscar y llamar (véase Mateo 7:7. El saber mediante el poder del Espíritu Santo que Jesús es el Cristo es importante y necesario. el venir a Él de verdad y ofrecerle nuestras almas enteras como ofrenda requiere mucho más que simplemente . 14:7). La verdadera conversión produce un cambio en las creencias. Cuando honramos las ordenanzas y los convenios de salvación y exaltación (véase D. Tal como se manifiesta en la respuesta de Pedro y en la instrucción del Salvador. una profundización y una ampliación de la estructura básica del testimonio. de amor y de lealtad que damos a Dios en gratitud por el don del testimonio. fortalece a tus hermanos” (Lucas 22:31–32). Un testimonio es un don de Dios y está al alcance de todos Sus hijos. “[seguimos] adelante con firmeza en Cristo” (2 Nefi 31:20). y perseveramos con fe hasta el fin (véase D. de la obediencia y de la diligencia personales. Amalekí. para someterse “al influjo del Santo Espíritu” (Mosíah 3:19). el corazón y la vida de una persona para aceptar y ajustarse a la voluntad de Dios (véase Hechos 3:19. Es interesante notar que este poderoso apóstol había hablado y caminado con el Maestro. seguridad y gozo. 3 Nefi 9:20) e incluye el compromiso consciente de convertirse en un discípulo de Cristo. El testimonio proporciona mayor responsabilidad personal y es una fuente de propósito. sin embargo. Cualquier persona que sinceramente busque la verdad puede llegar a convertirse al experimentar el gran cambio en el corazón y al nacer espiritualmente de Dios (véase Alma 5:12–14). Y tú. una vez vuelto. “pero yo he rogado por ti. Simón. Es el resultado de la revelación de Dios. sin embargo. porque no te lo reveló carne ni sangre. incluso Pedro necesitaba instrucción adicional de Jesús sobre el poder para convertir y santificar del Espíritu Santo. le dijo a Pedro: “Simón. he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo. y despertar en cuanto a Dios (véase Alma 5:7). Ejemplos de conversión en el Libro de Mormón El Libro de Mormón está repleto de relatos inspiradores de conversión. 3 Nefi 14:7) con un corazón sincero. que tu fe no falte. Los componentes primordiales de un testimonio son saber que el Padre Celestial vive y nos ama. Sí.

toda nuestra alma y toda nuestra mente y fuerza (véase D. obtener un testimonio de su veracidad y ejercitar fe en Cristo produjo un potente cambio en sus corazones y una firme determinación a progresar y ser mejores. Llegar a estar convertidos Para muchos de nosotros. tener la disposición de hacer lo bueno continuamente. andar con circunspección delante de Dios. El testimonio es importante y necesario pero no suficiente para proporcionar la fortaleza espiritual y la protección que necesitamos. El aceptar esas palabras. creemos todas las palabras que nos has hablado. nuestras palabras y acciones entran en sintonía con la voluntad de Dios. las características clave relacionadas con la conversión son experimentar un potente cambio en nuestro corazón. o sea. Ése es el modelo que conduce a la conversión. y C. El testimonio por sí solo no es ni será suficiente para protegernos en la tormenta de oscuridad y maldad en la que estamos viviendo en estos últimos días. y (5) llegar a ser “firmes e inmutables en la fe” (véase Helamán 15:7–8). y se esfuerzan por guardar sus mandamientos y sus estatutos y sus juicios… “y con infatigable diligencia se están esforzando por traer al resto de sus hermanos al conocimiento de la verdad” (Helamán 15:5–6). . Una lección importante sobre el vínculo que existe entre el testimonio y la conversión es evidente en la obra misional de los hijos de Mosíah. guardar los mandamientos y servir con infatigable diligencia. sino a hacer lo bueno continuamente” (Mosíah 5:2). El pueblo del rey Benjamín respondió a sus enseñanzas al exclamar: “Sí. por lo que ya no tenemos más disposición a obrar mal. Como se destaca en estos ejemplos. (3) arrepentirse. nuestras intenciones. nuestros pensamientos. en nuestros corazones. y andan con circunspección delante de Dios. Línea por línea y precepto por precepto. Queda muy claro que esas fieles almas estaban profundamente dedicadas al Señor y a Sus enseñanzas. (2) ejercitar fe en el Señor Jesucristo. y además. seguir adelante en la senda del deber. la conversión es un proceso constante y no un solo acontecimiento que resulta de una experiencia poderosa o dramática. El testimonio es un punto de partida y no el destino final. La conversión exige todo nuestro corazón. de manera gradual y casi imperceptible. 4:2). sabemos de su certeza y verdad por el Espíritu del Señor Omnipotente.saber. La conversión al Señor requiere tanto perseverancia como paciencia. (4) experimentar un potente cambio de corazón. su conocimiento espiritual y su cometido no estuvieron a la altura de los desafíos a los que se enfrentaron. Samuel el lamanita señaló cinco elementos básicos para convertirse al Señor: (1) creer en las enseñanzas y profecías de los santos profetas como están registradas en las Escrituras. Algunos miembros de la Iglesia con testimonios han flaqueado y se han desviado. el cual ha efectuado un potente cambio en nosotros. Un testimonio firme es la base sobre la cual se establece la conversión. Testimonio y conversión El testimonio es el comienzo y un prerrequisito para una conversión continua. En el libro de Helamán se describe a los lamanitas convertidos como personas que “se hallan en la senda de su deber.

nunca más se desviaron. ¿Poseemos todavía. a la preservación del legado cultural ni a las tradiciones de sus padres. Estaban convertidos al Señor —a Él como el Salvador y a Su divinidad y doctrina— y nunca se desviaron. “Porque se convirtieron en un pueblo justo. Nunca más se desviaron y abandonaron “las armas de su rebelión y no pugnaron más en contra de Dios”. Por favor consideren las lámparas que usaron las vírgenes como la lámpara del testimonio. lo que a mi parecer es la conversión al Salvador y a Su evangelio. cabecearon todas y se durmieron. El saber que el Evangelio es verdadero es la esencia de un testimonio. cuantos lamanitas creyeron en su predicación y fueron convertidos al Señor. “…mas las prudentes tomaron aceite [de conversión] en sus vasijas.“…cuantos llegaron al conocimiento de la verdad por la predicación de Ammón y sus hermanos. tomaron sus lámparas y fueron a recibir al novio. la humildad. y ser fieles al Evangelio. juntamente con sus lámparas [del testimonio]. con un corazón dispuesto y por las razones justas. se necesita más que el sólo creer y saber. Un testimonio es el conocimiento espiritual de la verdad adquirido por el poder del Espíritu Santo. la potente combinación del testimonio y de la conversión al Señor resultó en firmeza y constancia. y proporcionó protección espiritual. no estaban convertidos a la personalidad de sus líderes. Por consiguiente. Noten que los lamanitas no estaban convertidos a los misioneros que les enseñaron ni a los excelentes programas de la Iglesia. el arrepentimiento y la docilidad preceden el abandono de las armas de nuestra rebelión. el orgullo y la desobediencia. ustedes y yo. El ser constantemente fieles al Evangelio es la esencia de la conversión. La conversión continua es una devoción constante a la verdad revelada que hemos recibido. Para abandonar las preciadas “armas de rebelión” tales como el egoísmo. En estos versículos se describen dos elementos importantes: (1) el conocimiento de la verdad. La convicción. entonces tenemos que arrepentirnos ahora mismo. “Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas [del testimonio]. . porque nuestras lámparas [del testimonio están débiles y] se apagan. armas de rebelión que nos impiden convertirnos al Señor? Si es así. según el espíritu de revelación y de profecía. Las vírgenes insensatas tomaron sus lámparas del testimonio pero no llevaron consigo aceite. sí… como vive el Señor. conversión y la parábola de las diez vírgenes Ahora quiero utilizar una de las muchas interpretaciones posibles de la parábola de las diez vírgenes a fin de destacar la relación que existe entre el testimonio y la conversión. “Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite [sí. “Y tardándose el novio. el aceite de la conversión]. y el poder de Dios que obraba milagros en ellos. y (2) convertidos al Señor. “Y a la medianoche se oyó un clamor: He aquí el novio viene. que se puede interpretar como un testimonio. abandonaron las armas de su rebelión de modo que no pugnaron más en contra de Dios… “Y éstos son los que fueron convertidos al Señor” (Alma 23:6–8). Testimonio. Diez vírgenes. Debemos saber que el Evangelio es verdadero. cinco que fueron prudentes y cinco insensatas. Consideren que el aceite que se describe es el aceite de la conversión. salid a recibirle.

¿Fueron egoístas las cinco vírgenes prudentes por no estar dispuestas a compartir. no es posible la preparación a último momento. Y a medida que cada uno de nosotros esté más plenamente convertido.                         . cada uno de nosotros debe “comprar para uno mismo”. fortaleceremos a nuestra familia. sed fieles.“Pero las prudentes respondieron. llevando arregladas y encendidas vuestras lámparas. permaneceremos firmes e inmutables y nunca nos desviaremos. “Por lo tanto. No hay atajos. y C. Este valioso aceite se adquiere una gota a la vez: “línea por línea [y] precepto por precepto” (2 Nefi 28:30). Testimonio Prometo que al llegar a un conocimiento de la verdad y convertirnos al Señor. Como apropiadamente lo recalcaron las vírgenes prudentes. recalcaban la responsabilidad individual que tenemos de mantener viva la lámpara de nuestro testimonio y de obtener una provisión suficiente del aceite de la conversión. o indicaban correctamente que el aceite de la conversión no se puede pedir prestado? ¿Puede darse a otra persona la fortaleza espiritual que proviene de la obediencia constante a los mandamientos? ¿Puede transmitirse a la persona que lo necesite el conocimiento que se obtiene al estudiar con diligencia y meditar las Escrituras? ¿Puede la paz que le brinda el Evangelio al fiel Santo de los Últimos Días transferirse a la persona que esté pasando adversidades o grandes desafíos? La respuesta clara a cada una de estas preguntas es no. Amén. a fin de que estéis listos a la venida del Esposo” (D. 33:17). Testifico de estas verdades en el sagrado nombre del Señor Jesucristo. y una provisión de aceite. id más bien a los que venden y comprad para vosotras mismas” (Mateo 25:4–9). diciendo: para que no nos falte a nosotras y a vosotras. a nuestros amigos y a las personas con quienes nos relacionemos. con paciencia y perseverancia. seremos bendecidos con la luz brillante de nuestras lámparas del testimonio y con una provisión suficiente del aceite de la conversión. más bien. Esas mujeres inspiradas no describían una transacción de negocios. orando siempre. De buena gana abandonaremos las armas de nuestra rebelión.

Eyring Primer Consejero de la Primera Presidencia Escuchar Descargar Imprimir Compartir Existe una diferencia entre recibir un testimonio de la verdad y estar verdaderamente convertido. Pedro negó conocer al Salvador incluso después de haber recibido un testimonio.  Testimonio y conversión Por el presidente Henry B. ¿quién decís que soy yo? “Respondió Simón Pedro y dijo: ¡Tú eres el Cristo. porque no te lo reveló carne ni sangre. el Señor le dio a él y a nosotros una guía para llegar a estar verdaderamente convertidos y retener esa conversión para toda la vida. le dijo: Bienaventurado eres. que el hecho de tener algunos grandes momentos de poder espiritual no será suficiente. en Su mandato a Pedro. Simón hijo de Jonás. Ése es el potente cambio que todos procuramos. Por ejemplo. por medio del Espíritu. debe haber un gran cambio que va aun más allá de obtener un testimonio. Posteriormente. Los Tres Testigos del Libro de Mormón recibieron un testimonio directo de que el Libro de Mormón era la palabra de Dios. para poder pensar. fortalece a tus hermanos” (Lucas 22:32). el Hijo del Dios viviente! “Entonces. por experiencia propia y por observar a otras personas. el gran apóstol Pedro expresó su testimonio al Salvador de que él sabía que Jesús era el Hijo de Dios. una vez vuelto. sentir y obrar como discípulos verdaderamente convertidos de Jesucristo. Sabemos. Jesús lo expresó de este modo: “…y tú. necesitamos que ese cambio continúe hasta el fin de nuestra probación terrenal (véase Alma 5:13–14). Jesús enseñó a Pedro que. respondiendo Jesús. de que Jesús era el Cristo. y posteriormente flaquearon en su capacidad de apoyar a José Smith como profeta de la Iglesia del Señor. . sino mi Padre que está en los cielos” (Mateo 16:15–17). “[Jesús] les dijo: Y vosotros. Una vez que lo alcanzamos.

Para comenzar. El Señor describió el proceso de este modo: “Lo que es de Dios es luz. y al sentir ese amor. y que ya no tenían más deseos de hacer lo malo” (Alma 19:33. podemos orar y trabajar con fe a fin de llegar a ser la nueva criatura que es posible ser gracias a la expiación de Jesucristo. y esa luz se hace más y más resplandeciente hasta el día perfecto” (D. con el tiempo. sentiremos el amor hacia los demás que necesitamos para fortalecer a aquellos a quienes Dios pone en nuestro camino. pueden orar con fe para que el Señor les permita sentir Su amor por todas las personas que conozcan. por medio de su servicio y con la ayuda del Espíritu Santo. pero pueden tener el Espíritu Santo como compañero. los misioneros experimentarán un cambio en el corazón. cuando veremos al Salvador y descubriremos que hemos llegado a ser como Él. La oración también será la clave para recibir el don del amor a la palabra de Dios y el amor de Cristo (véase Moroni 7:47–48). véase también Mosíah 5:2). . qué enseñar y testificar. podemos orar a fin de tener fe para arrepentirnos de nuestro egoísmo y recibir el don de preocuparnos por los demás más que por nosotros mismos. Podemos orar para recibir el poder de dejar a un lado el orgullo y la envidia. El Señor pondrá ese amor en nuestro corazón. La vida puede ser más y más resplandeciente hasta el día perfecto. A medida que leamos. y el que recibe luz y persevera en Dios. Los misioneros no traerán a las aguas del bautismo y a recibir el don del Espíritu Santo a todas las personas que encuentren. mediante el Espíritu. La conversión no será un hecho aislado ni algo que dure sólo un periodo de nuestra vida. A su vez. Entonces. Los misioneros de tiempo completo pueden orar con fe para saber. comenzaremos a amar al Señor cada vez más. 50:24). por Walter Rane. podemos orar para reconocer a qué personas desea el Señor que Sus misioneros enseñen. Necesitamos un cambio en el corazón. y C. nuestro corazón abandonará toda preocupación egoísta y se volverá hacia el servicio para elevar a los demás en su camino hacia la vida eterna. Para lograr esa conversión.Oh. sino que será un proceso continuo. El Señor nos enseñó que cuando estemos verdaderamente convertidos a Su evangelio. tal como se describe en el libro de Alma: “…y todos declararon al pueblo la misma cosa: Que había habido un cambio en sus corazones. Por ejemplo. recibe más luz. meditemos y oremos acerca de la palabra de Dios. bendito Jesús. que van juntos. Ese cambio se renovará una y otra vez a medida que ellos y nosotros continuemos obrando desinteresadamente y con fe durante toda nuestra vida para fortalecer a los demás con el evangelio de Jesucristo. llegaremos a amarla.

más brillante será el fuego… ¡y tu testimonio! . pág. Pude sentir que el Espíritu me decía que debía servir en una misión de tiempo completo. tenemos que orar. La idea de dejar a mi familia y mis estudios para servir en una misión me parecía absurda. Brasil. Para ser sincero. lee cada uno de los versículos que aparecen a continuación. Sé que la obra misional es la obra del Padre Celestial y que podemos ayudar a traer almas al maravilloso conocimiento del Evangelio restaurado. Me di cuenta de que. las personas de mi barrio comenzaron a preguntarme cómo me sentía acerca de la posibilidad de servir en una misión. Poco después de mi bautismo. comencé a pensar en mi conversión. servir a los demás. Recordé a los misioneros que me habían enseñado. de forma gradual y casi imperceptiblemente. usó la “parábola del pepinillo” para enseñar que la conversión es un proceso continuo y no un acontecimiento único: “Línea por línea y precepto por precepto. y decidí bautizarme. nuestras intenciones. un día. mi testimonio llegó a ser aún más firme. Cómo enseñar con este mensaje El élder David A. Colorea la parte de la llama que corresponda a cada versículo que leas. mayo de 2007. Bednar. quienes con paciencia respondieron mis preguntas y me ayudaron a comprender el Evangelio. ¿Qué puede hacer cada uno de nosotros para seguir constantemente adelante en el proceso gradual de conversión del que hablan el presidente Eyring y el élder Bednar? Jóvenes Mi cambio de corazón Por Dante Bairado El autor vive en Fortaleza. del Quórum de los Doce Apóstoles. Entonces. sin la ayuda de ellos. nunca habría descubierto la Iglesia verdadera.Les prometo que eso es posible para cada uno de nosotros. nuestras palabras y nuestras obras llegan a estar en armonía con la voluntad de Dios” (“Os es necesario nacer de nuevo”. Del mismo modo que tenemos que añadir leña para mantener vivo el fuego. Cuantos más versículos leas. no sabía exactamente qué decir. La primera vez que escuché acerca del evangelio restaurado de Jesucristo sentí que el Espíritu me testificaba de su veracidad. el deseo de servir surgió en mi corazón. arrepentirnos. estudiar las Escrituras y guardar los mandamientos para hacer crecer nuestro testimonio. 19). Liahona. Tan pronto como comprendí eso. Para aprender más acerca de cómo desarrollar un testimonio. Considere la posibilidad de repasar la parábola del pepinillo con aquellos a quienes enseña. Niños Deja que el fuego de tu testimonio alumbre Obtener un testimonio es como encender un fuego. nuestros pensamientos. Por medio de la oración.

Alma 5:46  C. Alma 32:27  D.  A. 3 Nefi 15:10  E. Juan 5:39                                   . Mosíah 2:17  B.

Conversión Leales a la Fe: Una Referencia del Evangelio. y no lo supieron” (3 Nefi 9:20). La conversión comprende un cambio de conducta. tal vez ya te hayas convertido a pesar de no haberte dado cuento de ello. . ser cambiados de su estado carnal y caído. enseñó que “nadie puede llamar a Jesús Señor. 51–54 “Porque el ocuparse de la carne es muerte”. tenemos que “ser de ánimo espiritual” y conquistar nuestros deseos injustos. y a menos que hagan esto. Puesto que la conversión es un proceso constante y apacible. A pesar de que la conversión sea milagrosa y de que cambie la vida. tribu. es un cambio en nuestra propia naturaleza. “pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (Romanos 8:6. “y así llegan a ser nuevas criaturas. es un milagro asombroso. deban nacer otra vez. por motivo de su fe en [Cristo]. por lo que ya no tenemos más disposición a obrar mal. A fin de recibir las bendiciones de la vida eterna. el arrepentirse del pecado. toda nación. Podrías ser “como los lamanitas. sí. se convirtió sólo después de haber “ayunado y orado muchos días” para tener un testimonio de la verdad (Alma 5:46). a un estado de rectitud. recibir el don del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin. véase también 2 Nefi 9:39). sí. En nuestro estado caído. véase también “La Caída”. sino a hacer lo bueno continuamente” (Mosíah 5:2). que vio al Salvador resucitado. hombres y mujeres. siendo redimidos por Dios. [que] fueron bautizados con fuego y con el Espíritu Santo al tiempo de su conversión. El proceso de la conversión La conversión no es un evento. y Pablo. en nuestros corazones. o sea. sino un proceso. un cambio tan significativo que el Señor y Sus profetas se refieren a él como un nuevo nacimiento. pero va más allá de la conducta. declaró el apóstol Pablo. lengua y pueblo. tenemos que ser cambiados o convertidos mediante el poder de la Expiación del Salvador y mediante el Espíritu Santo. Características de las personas que se han convertido El Libro de Mormón proporciona una descripción de las personas que se convierten al Señor: Desean hacer lo bueno. convirtiéndose en sus hijos e hijas. Llegas a convertirte como consecuencia de tus esfuerzos rectos por seguir al Señor. un cambio del corazón y un bautismo de fuego. Alma habló de las personas que no “podían ver el pecado sino con repugnancia” (Alma 13:12). sino por el Espíritu Santo” (1 Corintios 12:3). El Señor dijo: “No te maravilles de que todo el género humano. de ningún modo pueden heredar el reino de Dios (Mosíah 27:25–26). te conducirán a una conversión mayor. para ser más preciso. páginas 36–39 de este libro). dicho proceso se denomina conversión. bautizarse. que vio un ángel. (2004). nacer de Dios. dichos esfuerzos incluyen el ejercitar la fe en Jesucristo. Tenemos que cambiar. Las visitaciones de ángeles y otros eventos espectaculares no brindan la conversión. Tus esfuerzos constantes al ejercitar la fe y al seguir al Salvador. El pueblo del rey Benjamín declaró: “El Espíritu del Señor Omnipotente… ha efectuado un potente cambio en nosotros. incluso Alma. con frecuencia luchamos contra la tentación y a veces cedemos ante “el deseo de la carne y la iniquidad que hay en ella” (2 Nefi 2:29.

Alma 10:1–12. “se convirtió al Señor toda la gente sobre toda la faz de la tierra. ni lascivias de ninguna especie. dicho pueblo cambió su nombre al de anti- nefi-lehitas y “se convirtieron en un pueblo justo. ni tumultos. abandonaron las armas de su rebelión de modo que no pugnaron más en contra de Dios.No se rebelan en contra del Señor. ni fornicaciones. Referencias adicionales: Mateo 18:3. Después que el Señor resucitado visitó a la gente de las Américas. a fin de que seáis llevados al cielo. ni tampoco en contra de ninguno de sus hermanos” (Alma 23:7). Salvación           . Comparten el Evangelio. a causa del amor de Dios que moraba en el corazón del pueblo. padre. 4). “Y no había envidias. Alma. abundando siempre en buenas obras para que Cristo. sino que eran uno. Cómo obtener una mayor conversión Tú tienes la responsabilidad principal en lo que respecta a tu propia conversión. ni lamanitas. Mormón habló de un grupo de lamanitas que había sido inicuo y sanguinario. y tengáis salvación sin fin. Bautismo. Enós. de los líderes de la Iglesia y de hombres y mujeres de las Escrituras. ora con fe. y no había contenciones ni disputas entre ellos. y podrás seguir el consejo del rey Benjamín de ser “firmes e inmutables. 15–17). hijo. Alma 5:7–14 Véase también Expiación de Jesucristo. y Amulek y Zeezrom dedicaron su vida a la predicación del Evangelio después de haberse convertido al Señor (véase Enós 1:26. Mosíah 18:1. Aprende del ejemplo recto de los integrantes de la familia. y ciertamente no podía haber un pueblo más dichoso entre todos los que habían sido creados por la mano de Dios. Estudia las Escrituras. Espíritu Santo. y vida eterna” (Mosíah 5:15). como el pueblo del rey Benjamín recibió cuando el Espíritu había “efectuado un potente cambio en… [sus] corazones” (véase Mosíah 5:2. pueda sellaros como suyos. y obraban rectamente unos con otros… “Y ocurrió que no había contenciones en la tierra. Si continúas activo en el proceso de la conversión. sin embargo. otras personas podrían ayudarte en el proceso de la conversión. ni asesinos. Están llenos de amor. Alma. el Señor Dios Omnipotente. ni contiendas. así como los hijos de Mosíah. recibirás “un gozo tan sumamente grande”. ni mentiras. Lucas 22:32. Mosíah 27:32–37. “No había ladrones. ni asesinatos. hijos de Cristo y herederos del reino de Dios” (4 Nefi 1:2. tanto nefitas como lamanitas. ni ninguna especie de -itas. La capacidad que posees para experimentar un potente cambio en el corazón aumentará a medida que te esfuerces por seguir el ejemplo perfecto del Salvador. 15:12). pero que “fueron convertidos al Señor” (Alma 23:6). obedece los mandamientos y procura tener la compañía constante del Espíritu Santo. ni nadie puede forzarte a que te conviertas. nadie puede convertirse por ti.

   Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:  1. Los lamanitas de nuevo luchan contra los  nefitas y son derrotados.  Pregunte a los miembros de la clase:  .  Sugerencias para el desarrollo de la lección Actividad para despertar interés Si lo desea. utilice la siguiente actividad.   Alma 26. 29. Ammón guía a los anti‐nefi‐lehitas para buscar refugio entre los nefitas. prepárese para usarla durante la lección  (62565. Las bellas artes del Evangelio.  2. c. 1. Escoja la actividad que sea  más apropiada para su clase.   Alma 23–24. o una de su preferencia. los anti‐nefi‐lehitas entierran sus espadas y se niegan a  volver a tomarlas cuando son atacados por un ejército de lamanitas. para comenzar la lección. Alma desea que todos puedan recibir el gozo a través del arrepentimiento y el  plan de redención. Como testimonio a Dios de que nunca  más pecarán con el derramamiento de sangre. quienes les dan la  tierra de Jersón y prometen defenderlos de sus enemigos.   Alma 27–28.   Si está disponible la lámina Los anti‐nefi‐lehitas entierran sus espadas.“Convertidos al Señor” El Libro de Mormón: Manual para el maestro. Ammón se gloría en el Señor al considerar el éxito que él y sus hermanos han tenido al  predicar a los lamanitas.  2.  3. 311).  Los lamanitas convertidos adoptan el nombre de anti‐nefi‐lehitas. b. a. Miles de lamanitas se convierten después de recibir las enseñanzas de los hijos de Mosíah.  Preparación 1. 2. 1999 Objetivo Animar a los miembros de la clase a fortalecer su conversión y a incrementar su deseo de ayudar a otros a convertirse.

 se  convirtió a través de las enseñanzas de Aarón (Alma 22). ¿Por qué es esencial que Jesucristo sea el centro de nuestra  conversión? ¿Por qué otras razones podrían ser atraídas las personas a la Iglesia? (Entre las respuestas se  podrían mencionar la personalidad de los misioneros. Los anti‐nefi‐lehitas se convierten al Señor.)  1.  1.   “Desearon… [distinguirse] de sus hermanos” (Alma 23:16). seleccione los pasajes de las Escrituras. d. las preguntas y otros materiales de la lección que  mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. que era el rey de todos los lamanitas. A continuación aparecen algunas respuestas.  • ¿Qué hizo el rey de los lamanitas después de convertirse? (Véase Alma 23:1–2.) ¿Cómo puede la gratitud a  Dios ayudarnos a enfrentar las pruebas y las aflicciones?  4. a.   .)  • ¿Qué hechos de los lamanitas convertidos demostraron que su conversión fue verdadera y sincera? (Escriba en la  pizarra las respuestas de los miembros de la clase. c.) ¿Por qué lo hizo? (Véase Alma 23:3. junto con preguntas  para fomentar el análisis. 27:1– 3.)  ¿Cuál fue el resultado de esa proclamación y de las subsiguientes obras de Aarón y sus hermanos? (Véase Alma 23:4–7.   Expresaron su gratitud a Dios aun en los momentos de prueba y de aflicción (Alma 24:6–10. 23). la influencia de los amigos o la atracción de los programas  sociales. ¿Qué  aflicciones enfrentaron los anti‐nefi‐lehitas como resultado de su conversión? (Véase Alma 24:1–2. 27:27–30. ¿De qué maneras eligieron los lamanitas convertidos  distinguirse de sus hermanos que seguían siendo inicuos? (Véase Alma 23:16–18. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se  aplican al diario vivir. b. Analicen Alma 23–24.) A pesar de esas aflicciones.• ¿Qué características o conducta distinguen a las personas que verdaderamente se han convertido?  Explique que en esta lección se analiza a un grupo de personas que estaban tan profundamente convertidas al Señor  que en las Escrituras dice que “nunca más se desviaron” (Alma 23:6).) ¿De qué maneras  nos distinguimos nosotros del mundo cuando nos convertimos? ¿Por qué es importante distinguirnos de esas  formas?  3.  Análisis y aplicación de las Escrituras Con la ayuda de la oración.) ¿Por qué esas cosas por sí solas no pueden producir la verdadera conversión?  2.   “Fueron convertidos al Señor” (Alma 23:6). 20–22. ¿por qué estaban agradecidos? (Véase Alma 24:7–10. Recuerde a los miembros de la clase que el padre de Lamoni. Pida a varios miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya  seleccionado. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con  los principios que se encuentran en las Escrituras.

e.)  3. donde vivían los nefitas?  (Véase Alma 27:1–5. En Alma 29 se  registran los sentimientos que tuvo Alma acerca del éxito de Ammón y de sus hermanos. 18–19. ¿Por qué algunos temían mientras que otros se regocijaban? (Véase Alma 28:11‐12. Lean y analicen los versículos de Alma 27–28 que usted haya seleccionado. A través de todo el resto del Libro de Mormón. 24:11–13. ¿Por qué sepultaron los anti‐nefi‐lehitas sus espadas y otras  armas? (Véase Alma 23:7. “Tomaron… sus espadas… y las enterraron profundamente en la tierra” (Alma 24:15–17). y expresa el deseo de Alma de  que todas las personas tengan la oportunidad de escuchar el Evangelio y de aceptarlo. ¿qué podemos aprender de este relato? (Véase Alma 24:27.)  . muéstrela ahora.  nótese la observación de Mormón. Los anti‐nefi‐lehitas buscan refugio entre los nefitas. ¿De qué modo la decisión de los anti‐nefi‐lehitas de  enterrar sus armas demostró el amor que tenían por sus semejantes y por Dios? (Véase Alma 24:18.)  2. Ammón y Alma se regocijan en el cumplimiento de la obra del Señor. comenzando con la frase “así vemos que”.  • ¿Por qué Ammón y sus hermanos instaron a los anti‐nefi‐lehitas a ir a la tierra de Zarahemla. se les conoció como el pueblo de  Ammón (Alma 27:26). se hace  referencia a ellos como el pueblo de Ammón o los ammonitas. y de este curso de Doctrina del Evangelio.) ¿Por qué estaba renuente el rey a llevar a su gente a Zarahemla? (Véase Alma 27:6.) ¿Cómo nos puede ayudar la fe en el Señor cuando  enfrentemos situaciones que infundan temor?  • ¿Qué hicieron los nefitas cuando Ammón les pidió que admitieran a los anti‐ nefi‐lehitas en sus tierras? (Véase Alma  27:20–26. Señale que en Alma 26 se registra lo que  Ammón sintió por el éxito que experimentaron él y sus hermanos al llevar el Evangelio a los lamanitas.)  ¿En qué formas puede la conversión incrementar el amor que una persona sienta hacia los demás?  • ¿Cómo reaccionaron los lamanitas que no se habían convertido al ver que los anti‐nefi‐lehitas no tomaban las armas  en contra de ellos? (Véase Alma 24:20–27.   Demostraron gran amor por sus hermanos (Alma 26:31). Si va a utilizar la  lámina de los anti‐nefi‐lehitas.  • ¿Qué gran tragedia ocurrió después de que el pueblo de Ammón se estableció en la tierra de Jersón? (Véase Alma  28:1–3.  • ¿Cuáles fueron las “grandes bendiciones” que el Señor dio a Ammón y a sus hermanos? (Véase Alma 26:1–9.) ¿Por qué fue significativo el que enterraran sus armas en lugar de  simplemente prometer que no volverían a usarlas? ¿En qué forma nos rebelamos a veces contra Dios? ¿Qué  podemos hacer para enterrar las “armas de [nuestra] rebelión”?  5.) Después de esa gran batalla.) ¿Qué  persuadió al rey a ir a Zarahemla? (Véase Alma 27:7–14.) ¿Cómo  podemos llegar a ser “instrumentos [eficaces] en las manos de Dios para realizar [Su] gran obra”? (Véase Alma 26:22. Lean y analicen los versículos de Alma 26 y 29 que usted haya seleccionado.) ¿Qué podemos aprender de la  forma en que reaccionaron? (Véase Alma 28:13–14. muchas personas se lamentaban por los que fueron muertos en ella (Alma 28:4– 6). 26:32–34.) ¿Cómo ayudaron los nefitas a los anti‐nefi‐lehitas a guardar su convenio con el Señor? ¿Cómo podemos  ayudar a los demás a permanecer convertidos al Señor?  Indique que desde el momento en que los anti‐nefi‐lehitas se establecieron en Jersón.) Según Mormón.

 ya sea para muerte o para vida” (Alma 29:4).  Sugerencia adicional para la enseñanza El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. véase también Alma 28:14.)  • Alma se regocijó por lo que el Señor había hecho por él y por sus padres (Alma 29:10–13). 9. 6–7. De acuerdo con la  inspiración del Espíritu.  13.) ¿Cómo podemos  nosotros jactarnos de nuestro Dios y gloriarnos en el Señor? ¿De qué maneras les ha bendecido el Señor con una fuerza  más grande que la que poseen a fin de ayudar a llevar a cabo Su obra?  • ¿Cómo había reaccionado el pueblo de Zarahemla cuando Aarón y sus hermanos anunciaron por primera vez su  misión a los lamanitas? (Véase Alma 26:23–25. ¿Qué  significa eso? (Véase 2 Nefi 2:27.) ¿Qué dijo Alma que resultaría si “toda alma” se arrepintiera y  viniera a Dios? (Véase Alma 29:2. 35). 30–31. testifique de las verdades que se analizaron durante la lección. Ammón recalcó el amor y el gozo que comparten los misioneros y las personas a las que enseñan (Alma 26:1–4. Si lo desea. utilice este concepto  como parte de la lección.        .)  Conclusión Repasen las formas en que los anti‐nefi‐lehitas demostraron que realmente estaban convertidos.) ¿Qué podemos aprender de esa situación en cuanto a prejuzgar la  forma en que las personas reaccionarán al Evangelio en lugar de permitirles aceptarlo o rechazarlo por sí mismas?  ¿Cómo podemos superar esa tendencia?  • ¿Qué podemos aprender de Ammón y sus hermanos en cuanto a la forma en que debemos reaccionar ante las  aflicciones? (Véase Alma 26:27–30. 35–37. ¿Qué ha hecho el Señor por  ustedes y sus familias que les dé motivo para regocijarse? (Pida a los miembros de la clase que mediten en esta  pregunta si no desean compartir sus pensamientos con la clase.  La obra misional fomenta el amor y el gozo.) ¿Cómo podemos  conformarnos con lo que el Señor nos ha dado mientras que a la vez nos esforzarnos por progresar y mejorar?  • Alma dijo que Dios “concede a los hombres según lo que deseen. 11.) ¿De qué modo les han ayudado la paciencia y la confianza en el Señor a convertir  una situación difícil en una experiencia positiva?  • ¿Por qué deseó Alma ser un ángel? (Véase Alma 29:1. Pida a los miembros de la clase que expresen el amor que sienten por las personas que les enseñaron el  Evangelio o el gozo que han experimentado al compartir el Evangelio con los demás.) ¿Qué experiencias les han enseñado que el vivir el  Evangelio trae gozo a nuestra vida?  • ¿Por qué sintió Alma que había pecado por tener el deseo de ser un ángel? (Véase Alma 29:3.• ¿Cómo reaccionó Ammón cuando Aarón lo reprendió por jactarse? (Véase Alma 26:10–16.

A eso se le llama la vida eterna y se describe como “el mayor de todos los dones de Dios” (D. están finamente interconectados y los necesitamos a ambos. tanto física como espiritualmente. Él estaba sujeto a los dolores y sufrimientos del estado . envíame” (Abraham 3:27). Él poseía la omnipotencia de vencer al mundo. era necesario un Salvador. el Eterno Dios y Padre de todos nuestros espíritus. se nos da la oportunidad de recibir todo lo que el Padre tiene (véase D. Su nombre era Jehová. Hallstrom De la Presidencia de los Setenta El propósito de la Iglesia es ayudarnos a vivir el Evangelio. y C. Una parte esencial del plan es nuestra experiencia terrenal. hubo uno entre nosotros que dijo: “Heme aquí. Sin embargo. presentó Su plan de salvación. Cuando Elohim. El Evangelio es el glorioso plan de Dios en el cual a nosotros. y puesto que no podríamos limpiarnos de nuestros propios pecados. un período para desarrollar fe (véase Moroni 7:26). y C. por ser Sus hijos. Amo el evangelio de Jesucristo y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Por haber nacido de un Padre Celestial. pero no son lo mismo.  Convertidos a Su Evangelio por medio de la Iglesia Abril 2012 Conferencia general Por el Élder Donald L. para arrepentirnos (véase Mosíah 3:12) y para reconciliarnos con Dios (véase Jacob 4:11). Por haber nacido de una madre terrenal. Debido a que nuestras flaquezas terrenales y la “oposición en todas las cosas” (2 Nefi 2:11) harían esta vida extremadamente difícil. 84:38). A veces usamos los términos Evangelio e Iglesia indistintamente. 14:7).

que supervisan las propiedades de la Iglesia. desde el fondo del resplandeciente espejo de agua. se le dio el título de Cristo. Cuando habló. parecía que nuestro tiempo se consumía con las actividades de la Iglesia todo el día los domingos y la mayoría de los días de la semana. volvíamos para la reunión sacramental. No recuerdo nada de lo que dijo. fue durante esos días de mi niñez que.mortal. 88:6). la Mutual para los jóvenes era los miércoles por la noche. En esta Iglesia tenemos líderes laicos desinteresados y una comunidad de santos que están dispuestos a ayudarse unos a otros de un modo encomiable. debajo y por cada centímetro de esa propiedad. Los domingos. sentí algo muy intenso y personal. los sábados eran para las actividades del barrio. permitiendo que Él pagase un rescate de redención por cada uno de nosotros. el Señor restauró lo que una vez fue. No hay nada como esta Iglesia en todo el mundo.000 misioneros de tiempo completo. y C. por primera vez. diciéndole específicamente al profeta José Smith: “Estableceré la iglesia por tu mano” (D. Pido disculpas a mis queridos amigos del Obispado Presidente. La labor humanitaria mundial de la Iglesia es una maravillosa muestra de la generosidad de nuestros miembros. 31:7). atravesamos un pequeño puente que conducía al magnífico centro de reuniones y nos sentamos aproximadamente en la décima fila de la gran capilla. En ésta. Caminamos por la calle donde vivíamos. que significa el Mesías o el Ungido. efectividad y absoluta bondad son respetadas por todos los que sinceramente buscan entenderla. por medio de la cual Jesús el Cristo “descendió debajo de todo” (D. Su organización. nuestra familia vivía en una pequeña casa en los terrenos de uno de los grandes e históricos centros de reuniones de la Iglesia: el Tabernáculo de Honolulu. Ésta es una iglesia magnífica. A pesar de que amaba tanto la Iglesia. Cuando nací. con su ondulado cabello blanco. La Iglesia fue establecida por Jesucristo durante Su ministerio terrenal. lucía muy distinguido. El presidente McKay vestía un traje color crema y. el Presidente de la Iglesia. y está representado en la tierra por profetas que poseen autoridad apostólica. Íbamos a muchas reuniones. pero cuando era niño trepaba por encima. Cantamos el himno final. al mediodía asistíamos a la Escuela Dominical y luego. pero recuerdo vívidamente lo que vi y lo que sentí. llevaba un collar hawaiano triple de claveles rojos. y C. Nuestro sistema de bienestar cuida de nuestros miembros y promueve la autosuficiencia de un modo incomparable. las reuniones de la Sociedad de Socorro eran los martes por la mañana. Clamamos sin temor: ¿Quién sigue al Señor? . 128:18). los hombres y los jóvenes iban a la reunión del Sacerdocio por la mañana. McKay. ¿Quién sigue al Señor? Toma tu decisión. “[edificada] sobre el fundamento de apóstoles y profetas” (Efesios 2:20). “la dispensación del cumplimiento de los tiempos” (D. Según la tradición de las islas. incluso más de las que tenemos ahora. Su máximo logro fue la Expiación. además. Cuanto tenía cinco años. Templos majestuosos cubren la tierra. Luego entendí que lo que sentía era la influencia del Espíritu Santo. La Iglesia era todo para nosotros. Una fuerza de más de 56. Asistíamos a la Primaria los jueves por la tarde. Tiene hermosos centros de reuniones que suman más de 18. que ahora llegan a 136 con otros treinta anunciados o en construcción. El gran Jehová también fue llamado Jesús y. conformada por jóvenes y no tan jóvenes. por la tarde. hombres y mujeres. incluso nos balanceábamos (como Tarzán) en las largas lianas de los árboles banianos del lugar. La Iglesia tiene programas para niños.000. tuve el sentimiento de que había algo aun mayor. Presidiendo y discursando en la reunión estaba David O. Con todo ese ir y venir a las reuniones. y C. presta servicio en 150 países. se llevó a cabo una gran conferencia en el tabernáculo. jóvenes. Jesucristo fue y es cabeza de Su Iglesia. hasta lo alto del interior de la imponente torre iluminada.

El conocimiento certero de los tres miembros de la Trinidad y el amor por ellos son indispensables. tenemos responsabilidades en la Iglesia y cumplimos con ellas. Es posible estar activo en la Iglesia y menos activo en el Evangelio. Por ejemplo: ¿Cuánta fe tenemos realmente? ¿Cuán arrepentidos estamos? ¿Cuán importantes son las ordenanzas en nuestra vida? ¿Cuán enfocados estamos en nuestros convenios? Repito: necesitamos el Evangelio y la Iglesia. Sugiero tres maneras básicas para que el Evangelio sea nuestro cimiento: 1. Permítanme recalcarlo: la actividad en la Iglesia es una meta altamente deseable. Profundicemos nuestro entendimiento de la Deidad. el Espíritu Santo será nuestro maestro. Luego. y se halla lejos de los pensamientos y de las intenciones de su corazón?” (Mosíah 5:13). y busquen la guía del Espíritu Santo. Himnos. Si asistimos a nuestras reuniones. En eso yace un peligro. los asuntos del Evangelio suelen ser menos visibles y más difíciles de medir. “Porque ¿cómo conoce un hombre al amo a quien no ha servido. a menudo estaremos descontentos. sin embargo. Al Presidente Spencer W. Oren con fervor al Padre. 88:118). tanto por el estudio como por la fe” (D. pero son de mayor importancia eterna. 10). Amén . pero que parecían ser una pregunta dirigida directamente a mí. Al asistir a cada reunión preparados para “[buscar] conocimiento. Unifiquemos el Evangelio con la Iglesia. 24 de marzo de 1990. En contraste. pág. Las Escrituras relatan: “Y ocurrió que así anduvieron [esto es. eso se observa de manera pública. A medida que nos concentremos en el Evangelio. Algunos han llegado a pensar que la actividad en la Iglesia es la meta suprema. El Señor quiere que los miembros de Su Iglesia estén plenamente convertidos a Su evangelio. Su respuesta fue: “No lo sé. y C. es insuficiente. A menudo nos preguntamos: ¿Cómo alguien puede ser completamente activo en la Iglesia en su juventud y no serlo cuando es adulto? ¿Cómo puede dejar de venir un adulto que ha asistido y prestado servicio? ¿Cómo puede una persona que se ha decepcionado por causa de un líder o de otro miembro permitir que eso la haga dejar de participar en la Iglesia? Tal vez la razón sea que ellos no estaban suficientemente convertidos al Evangelio. en nuestra vida. en el nombre del Hijo. Sus discípulos] entre todo el pueblo de Nefi. La actividad en la Iglesia es un indicador externo de nuestros deseos espirituales. usando íntegramente el don semanal de la Santa Cena.000 personas. y estos se convirtieron al Señor y se unieron a la Iglesia de Cristo. la Iglesia será una bendición mayor. Muchos de nosotros no somos cambiados con regularidad por medio de su poder limpiador por nuestra falta de reverencia hacia esa santa ordenanza. Si venimos para que se nos entretenga. Kimball se le preguntó una vez: “¿Qué hace usted cuando se encuentra en una reunión sacramental aburrida?”. deberíamos desear lo que ocurrió después de que el Señor vino a la gente del Nuevo Mundo y estableció Su Iglesia. a los asuntos de la eternidad. Cook. y predicaron el Evangelio de Cristo a todos los habitantes sobre la faz de la tierra. y servimos a los demás. Nunca he estado en una” (citado por Gene R. De hecho. En nuestra vida. Church News. 3. prepárense de manera consciente para recibir cada una de ellas. que es un extraño para él. En el nombre de Jesucristo. Combinen la oración con el estudio constante y la reflexión humilde para que adquieran constantemente una fe inquebrantable en Jesucristo. y así fue bendecido el pueblo de esa generación” (3 Nefi 28:23). quería levantarme y decir: “¡Yo!”. Centrémonos en las ordenanzas y los convenios. en Gerry Avant. Nº 170) Al oír esas palabras que cantaron casi 2. el propósito de la Iglesia es ayudarnos a vivir el Evangelio. Si en su vida aún tienen que realizar algunas de las ordenanzas esenciales. y no menor. Ésa es la única manera cierta de tener seguridad espiritual ahora y felicidad para siempre. 2.(“¿Quién sigue al Señor?”. necesitamos establecer la disciplina de vivir fieles a nuestros convenios. “Learning Gospel is lifetime pursuit”.

¿Cómo te puedes convertir tú? ¿Qué puedes hacer para que el Evangelio de Jesucristo no sólo influya en tu vida. a fin de que tengas entendimiento. y yo seré a ellos por Dios. y de hecho. pero si tienes un corazón receptivo y dispuesto. y la escribiré en su corazón. y ellos me serán por pueblo”1. Hizo referencia al Señor. orando para recibir entendimiento. cuando dijo: “No buscan al Señor para establecer su justicia. Todd Christofferson Of the Presidency of the Seventy Suplica a Dios en el nombre de Cristo que escriba el Evangelio en tu mente. lo cual significa que debes estudiarlo5. que se dirigía a nosotros. jovencita. en las clases y actividades de la Iglesia y hacer las cosas que yo te diga. el Evangelio no había penetrado en su corazón. el Evangelio. sino que sea la influencia dominante. así como Lucifer se rebeló contra Dios en el mundo preterrenal rechazando el derecho de Dios de declarar la verdad y establecer la ley4. aunque espero que sean útiles para todos. Satanás deseaba. joven. para que te agrade hacer Su voluntad. pero el estar dispuestos a someternos a esa autoridad es el primer paso hacia la conversión. o “Lo bueno o lo malo dependen de lo que yo considere conveniente”. El Evangelio no se puede escribir en tu corazón a menos que tengas un corazón receptivo. puedes participar en las reuniones sacramentales. Su confesión me sorprendió. Después de meditar en ello. Hace años. A pesar de su actividad en la Iglesia. se me ocurrió que ese hermano nunca había tenido una verdadera conversión. y aún desea. Su pueblo en los últimos días: “Daré mi ley en su mente. Al estudiar de este . vino un hombre a confesar una transgresión. pero para los fines de la conversión. volviéndolos a leer con detenimiento y. El Señor describió esa actitud a José Smith. era sólo una influencia externa en su vida. dejaba que otras influencias controlaran sus acciones. Esa actitud es una rebelión contra Dios. y en tu corazón. Sin tener un deseo sincero. debería estar escrito en nuestros corazones. al pensar en lo que significan. A veces es bueno leer un libro de las Escrituras en un periodo establecido a fin de obtener una impresión general de su mensaje. haciéndote preguntas en tu mente. esperando recibir impresiones espirituales y anotando las impresiones e ideas que recibas para recordarlas y aprender más. pero debe ser algo que tú desees. ¿Quieres que esto te ocurra a ti? Yo te puedo decir cómo lo puedes lograr. guardaba los mandamientos. por años había sido miembro activo de la Iglesia y me preguntaba cómo una persona con su experiencia podría haber cometido semejante pecado. En primer lugar.Cuando te hayas convertido Abril 2004 Conferencia general D. Cuando digo “estudiarlo”. debes dejar a un lado cualquier sentimiento de orgullo. permíteme decirte lo que puedes hacer para ser convertido. es necesario que sepas lo que es y que llegues a comprenderlo más plenamente. pero en medios diferentes. que es tan común en el mundo de hoy. me refiero a la actitud que rechaza la autoridad de Dios para gobernar nuestra vida. Cuando estaba en entornos propicios. y a ti. y en pos de la imagen de su propio dios”3. el poder para declarar por sí mismo lo que es bueno y lo que es malo. A veces te imagino leyendo algunos versículos. debes prestar más atención al tiempo que pases en las Escrituras que a la cantidad de texto que leas en ese tiempo. me refiero a algo más que leerlo. el núcleo de lo que eres? El antiguo profeta Jeremías dijo que la ley de Dios. Hoy día se oye expresado en frases como éstas: “Haz lo que te plazca”. Mis comentarios se dirigen en particular a ti. para que el Evangelio esté “escrito en tu corazón”. deteniéndote a meditar en ellos. como el de un niño2. Además. pero eso no tendrá efecto alguno. Nuestro amado Creador no nos obliga a aceptar Su autoridad. cuando era presidente de estaca. antes todo hombre anda por su propio camino.

Habiendo evitado esa situación. Ese amor es el fruto del árbol de la vida9. Sentirás que el Evangelio se escribirá en tu corazón. Con la conversión. ya que no puedes comprenderla ni apreciarla en su totalidad a menos que personalmente la pongas en práctica. Finalmente. y recuerda: no tienes que hacerlo solo. a menudo llevaban una ofrenda. Más que nada. le estarás haciendo una ofrenda al Señor13. A veces es difícil hacerlo. a tus sitios secretos y a tus yermos. será una ofrenda para el Salvador. se dieron cuenta de que no reconocían dónde se encontraban. se haga cada vez más deliciosa para tu alma. Después que Amulek habló acerca de la oración. suplícale Su ayuda. el Salvador dijo que ya no aceptaría holocaustos de animales. el Evangelio de Jesucristo se convertirá en parte de tu ser. empieza a iluminar mi entendimiento. puedes compartir y ayudar en infinidad de maneras. y el probarlo es una parte importante de tu conversión porque una vez que hayas sentido el amor que el Salvador tiene por ti. Jesucristo te ayudará a hacer de ti una ofrenda digna. “perfecto en Cristo”15. vieron a una mujer. puedes ser caritativo.modo. es la ofrenda de ti mismo. dijo él. te dirán todas las cosas que debes hacer17. llevarás puesta una armadura protectora. y las palabras de Cristo. tus estudios y tu trabajo. Da gracias a Dios por tus bendiciones. sí. En el Libro de Mormón. justo cuando las puertas se cerraban y nadie pudiera seguirlas. De otro modo. mediante Sus profetas pasados y presentes. Tu Padre Celestial desea que ores en cuanto a tus esperanzas y temores. dos misioneras en Zagreb. puedes brindar al Señor la ofrenda de tu corazón quebrantado o arrepentido y tu espíritu contrito u obediente. no sólo debes tener un corazón receptivo al conocimiento del Evangelio y al amor de Dios. y empezaba a anochecer. Este amor se da a aquellos que son verdaderos discípulos de Jesucristo y que lo suplican con toda la energía de sus corazones8. debes orar para tener el amor de Cristo. “toda la armadura de Dios”16. ¿Careces de un buen hábito o de una buena cualidad? Si lo adoptas y lo haces parte de tu carácter. En otras palabras. cuando las personas deseaban adorar al Señor y buscar Sus bendiciones. En 1992. Amulek nos dice que debemos orar en cuanto a todo lo de nuestra vida. Croacia. para convertirte. que tu conversión se está llevando a cabo. y en tu interior crecerá el amor hacia Él y hacia nuestro Padre Celestial. cuando iban al templo. debes mirar a tu alrededor y cuidar a los demás. Al volverse para pedir ayuda. Lo mismo debe ocurrir contigo. Ten presente la descripción de Alma en cuanto a lo que se siente: “…empieza a ensanchar mi alma. empieza a ser deliciosa para mí”6. Ve con frecuencia a tus aposentos. ¿serían las ofrendas del arrepentimiento y de la obediencia ofrendas dignas si no te costaran nada?14. habló de algo que es otro elemento importante de la conversión: el servir a los demás. a medida que la palabra del Señor. en vuestros sitios secretos y en vuestros yermos”7. en un lugar ubicado a una distancia considerable. Por ejemplo. él dice: “…[derramad] vuestra alma en vuestros aposentos. En realidad. amigable. y las necesidades de los que te rodean. a veces el ayuno te será de ayuda. tus amigos y familia. tal vez no leas muchos capítulos o versículos en media hora. No tengas miedo del esfuerzo que se requiera. incluso la porción más pequeña. las misioneras le explicaron que estaban perdidas y le pidieron . pídele que te conceda el amor puro de Cristo. En tu corazón desearás hacer lo que esos Seres Santos te pidan hacer. sino que debes llevar a la práctica la ley del Evangelio. pero tus oraciones no se deben limitar a esa súplica. ¿Hay algo en ti o en tu vida que sea impuro o indigno? Cuando logres deshacerte de ello. y Él se dirigirá a ti. llevaban un sacrificio que colocaban en el altar. te sentirás seguro. Permíteme mencionar algo más. Varios hombres que iban en el trolebús hicieron unos comentarios vulgares y su comportamiento era amenazador. las hermanas se bajaron del trolebús en la parada siguiente. incluso santo. y al hacerlo. Después de Su expiación y resurrección. En tiempos antiguos. pero. “vuestra oración es en vano y no os vale nada”10. Su gracia te hará limpio. que vienen por el Espíritu Santo. de lo que eres y de lo que estás llegando a ser. Mencioné la oración a medida que estudias para comprender las Escrituras. llegarás a ser como Él. regresaban a su apartamento una tarde después de concluir una charla. pero harás lugar en tu corazón a la palabra de Dios. la ofrenda o sacrificio que aceptaría en adelante era el de “un corazón quebrantado y un espíritu contrito”12. sí. Al buscar la bendición de la conversión. Jesús dijo que vino para servir. Al sentirse en peligro. no para ser servido11.

aparentemente invisibles para los que hubieran tenido intenciones de hacerles daño. Esos hombres también parecían amenazadores. y C. Alma 32:28. y la recibirás. las dos jovencitas tuvieron la clara impresión de que esos hombres no podían verlas. De esto testifico. pero David se negó. De éstos. te puede servir de guía. 5. los animales y la leña para hacer el sacrificio. Por el camino tuvieron que pasar frente a un bar con clientes que estaban sentados a lo largo de la acera en la penumbra. trataban de recordar lo que podían siempre que escuchaban los pasajes de las Escrituras que se leían durante los sermones. En épocas pasadas de la historia del mundo. y aun cuando tengas que confrontarla directamente. 13. ¡Qué bendición incomparable es el que tengas tu propio ejemplar para leerlo cada vez que desees hacerlo! Tú puedes ver cómo obra el Evangelio en las personas que fueron convertidas. tendrás protecciones semejantes que te alejarán de la tentación y de la maldad19. Hemos hablado del deseo. Procura esa bendición con diligencia y paciencia. Véase D. Cuando tú te conviertas. Sin duda. Véase Marcos 10:45. y C. Somos sumamente afortunados de tener a la mano una gran porción de la palabra de Dios. . véase también Helamán 12:6. cuando dijeron que habían tenido un cambio en sus corazones y ya no tenían disposición a obrar mal. Cristo le dijo a Pedro que. Amén. Suplica a Dios en el nombre de Cristo que escriba el Evangelio en tu mente. combinados con tu adoración y actividad en la Iglesia. del servicio. pasaron por allí. 9. debía fortalecer a sus hermanos (véase Lucas 22:32). D. 10. Cuando las hermanas y su guía llegaron a la parada. 3 Nefi 9:20. 76:25–29. de la oración. 1:16. provendrán el testimonio y la conversión.que las orientara. 2. eso es lo que le sucedió al pueblo del rey Benjamín. Además de las Escrituras. A esas misioneras se les brindó una guía y otras bendiciones para protegerlas físicamente. cuando el rey David se preparaba para ofrecer un sacrificio al Señor. Alma 34:28. del arrepentimiento y de la obediencia. muy pocas personas tenían ejemplares de las Escrituras. el trolebús que necesitaban llegaba en ese momento. una vez que se convirtiera. pero había desaparecido18.   Ocultar las referencias 1. No obstante. Véase 1 Nefi 11:21–23. el folleto Para la fortaleza de la juventud. del estudio. 14. 8. 2001. un siervo fiel dijo que daría al rey el lugar. Ella sabía dónde podrían tomar otro trolebús que las llevara a casa y les dijo que la siguieran. se volvieron para darle las gracias a la mujer. Véase Mateo 18:3–4. porque Dios “misericordioso es y clemente… y grande en misericordia”21. desde la época de Adán hasta nuestros tiempos. 4. a fin de que tengas entendimiento. Una vez. de la sumisión a Dios. lo harás con fe y sin temor. El Evangelio no será tan sólo una influencia en tu vida. 7. Ezequiel dijo que la conversión es como si el Señor nos quitara “el corazón de piedra” y nos diera un corazón que lo ama a Él y a Su Evangelio (véase Ezequiel 11:19–29). 12. 3. 11. Alma 34:26. “sino a hacer lo bueno continuamente” (Mosíah 5:2). A veces la maldad no te encontrará. Véase Moroni 7:47–48. para que te agrade hacer Su voluntad20. sino que será la esencia de lo que eres en realidad. Jeremías 31:33. algunas veces serás protegido cuando no puedas ver la maldad. en el nombre de Jesucristo. y en tu corazón. 6.

16. Véase Efesios 6:13–17. pedid. Véase Moroni 10:32–33. Véase Mateo 6:13. “Allegaos a mí. llamad. y recibiréis. 20. buscadme diligentemente. 21. 88:63). 17. 18. diciendo: “…por precio te lo compraré. y yo me allegaré a vosotros. y me hallaréis. Joel 2:13.                                             . 15. Según el relato de la hermana Nicole Christofferson Miller. 10:16. 19. y se os abrirá” (D. Véase Hebreos 8:10. y C. porque no ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que no me cuesten nada” (2 Samuel 24:24). 2 Nefi 32:3.

15. No es  suficiente simplemente evitar hacer lo malo porque tienes miedo de que te descubran o de que seas castigado. pág. Élder Donald L. sino porque quieres hacerlo. En la reunión del sacerdocio aprendí que uno de los propósitos del Sacerdocio Aarónico es ayudarnos a “convertirnos al Evangelio de Jesucristo y vivir de acuerdo con sus enseñanzas”. Ya que la conversión es un proceso de toda la vida. La manera segura de tener felicidad “El Señor quiere que los miembros de Su Iglesia estén plenamente convertidos a Su evangelio. 1. y juntos hablamos de las maneras en que podemos saber nos estamos convirtiendo. quieres llegar a ser la persona que nuestro Padre Celestial quiere que seas. realmente deseas hacer lo justo. Ésa es la única manera cierta de tener seguridad espiritual ahora y felicidad para siempre”. “Convertidos a Su Evangelio por medio de la Iglesia”. el evangelio de Jesucristo. no tenemos que ser perfectos en cada uno de estos aspectos ahora. mayo de 2012. quieres ser como Jesucristo y seguir Su ejemplo. Liahona. Yo no estaba seguro de qué significaba “convertirnos al Evangelio de Jesucristo”. no sólo sabes lo que debes hacer. vives el Evangelio en todos los aspectos de tu vida. pero a continuación hay diez formas que nosotros descubrimos. Cuando estas convertido. Vives el espíritu de la ley así como la letra de la ley.Diez formas de saber que estás convertido Tyler Orton Lo que aprendí acerca de la conversión me ayuda a mantenerme al tanto de mi progreso en el Evangelio. Cuando llegas a ser esa persona. Hallstrom. En resumen. Eres una persona más feliz y más agradable. de la Presidencia de los Setenta. Vives el Evangelio en su plenitud.    . sino que también deseas hacer lo correcto. Tal vez haya otras.  Cuando estás verdaderamente convertido. sabes que te estás convirtiendo cuando comienzas a vivir una ley superior. Les pregunté a mis padres y a mis hermanos mayores qué pensaban que significaba. pero pueden ayudarnos a saber si estamos progresando. realmente estás convertido. no porque tienes que hacerlo.

  5. varias personas  le dijeron lo sorprendidas que estaban de que él había podido resistir la presión social y mantenerse fiel a sus  normas. Cuando estás convertido. haces todo lo posible por siempre vivir el Evangelio. los estudiantes tienden a beber mucho alcohol.  Cuando tus compañeros dicen un chiste vulgar o quieren ver una película inapropiada.  . Cuando estás convertido. pero nunca lo hizo. cuando los estudiantes se despedían. ni siquiera tienes  que pensar en lo que harás. sino todo el tiempo. los lamanitas convertidos enterraron sus armas (véase Alma 24). Al igual que los nefitas a quienes el rey Benjamín enseñó. estás más preocupado por lo que Dios piensa de ti que por lo que los demás piensan  de ti. Hallstrom. tú no lo aceptas ni lo  haces sólo porque nadie te está observando. Cuando se convirtieron al evangelio de Cristo. te mantienes firme en lo que crees. de  servirle y guardar sus mandamientos” (Mosíah 21:31). siempre dedicarás tiempo para orar sin importar cómo te sientas o lo que suceda en tu vida. pág.  no tenían “más disposición a obrar mal” (Mosíah 5:2). fue difícil y  pasó muchas noches solo en casa. En mi escuela en Indonesia. se mantuvo firme en lo que creía.    6. 4. El  presidente Ezra Taft Benson (1899–1994) nos dijo: “Si no sentimos el deseo de orar. Él demostró que estaba convertido al resistir la presión de sus  compañeros. de la Presidencia de los Setenta. Ésa es la única manera de tener seguridad espiritual ahora y la felicidad para siempre” (Élder Donald L.2. automáticamente te detienes para ayudar. Tu forma de actuar no cambia según con quién estés o quién te esté mirando. tu deseo de orar aumenta y sientes que realmente te comunicas con Dios cuando lo  haces. Otra señal de que te estás convirtiendo es que no tienes más deseo de hacer el mal. no criticas ni dices chismes. A mi hermano lo invitaron  muchas veces a beber alcohol e ir a fiestas. Cuando estás convertido. Si caminas por los pasillos de la escuela y a alguien se le caen los libros.  “El Señor quiere que los miembros de Su Iglesia estén plenamente convertidos a Su evangelio.  3. mayo de 2012. entonces debemos orar  hasta que sintamos el deseo de hacerlo”. Le dijeron cuánto lo admiraban por ello. Los anti‐nefi‐lehitas son un  gran ejemplo de esto. “Convertidos a Su Evangelio por medio de la Iglesia”. por el contrario. Llegaron a estar verdaderamente convertidos al evangelio  de Cristo y las tentaciones de Satanás no tenían poder sobre ellos. 15). Durante su graduación. A veces puede ser tentador  salir a divertirse y beber cuando todos lo hacen y se burlan de ti por no hacerlo. Liahona. no sólo los domingos o cuando es  conveniente. Cuando estás convertido.  estás más atento a los sentimientos de las otras personas y llega a ser natural el buscar maneras de servir y  ayudar a los demás. “[concertaron] un convenio con Dios. eres más amable y compasivo al tratar con los demás. Para mostrar que serían fieles a su convenio  de vivir el Evangelio.

  9. Vives el espíritu de la ley así como la letra de la ley. no tratas de ir más allá de los límites.    10. lo ves como un privilegio y sientes que el diez por ciento no  es tanto. especialmente comparado con las bendiciones y la satisfacción que obtienes. Un buen ejemplo de las Escrituras es el sueño de Lehi. sino porque quieres hacerlo.     . piensas:  “¡Qué bien. lo primero  que pensó no fue saciarse del fruto. tienes un fuerte deseo de ayudar a los demás para que sepan la verdad y sientan la  felicidad que tú has encontrado. Eres una persona más feliz y más agradable.  8. Cuando llegas a ser esa persona. Cuando estás convertido. sino buscar a su familia para que ellos también pudieran comer de él y  sentir la misma felicidad (véase 1 Nefi 8:12). Cuando estás convertido. el evangelio de Jesucristo. guardas los mandamientos y no buscas excusas ni justificaciones para tu  comportamiento. quieres ser como Jesucristo y seguir Su ejemplo. centrarme en las cosas espirituales y pasar tiempo con mi familia!”. no porque tienes que hacerlo. Cuando llega el  domingo. ni tratas de encontrar aspectos ambiguos en ellos. en lugar de pensar: “Uf. un día que puedo ir a la Iglesia. Cuando comió del fruto. en el cual él tenía un  gran deseo de compartir el delicioso fruto del árbol de la vida con su familia. Cuando estás convertido. quieres llegar a ser la persona que nuestro Padre Celestial quiere que seas. 7. Vives el Evangelio en su plenitud.  simplemente guardas los mandamientos porque sabes que es lo mejor. esperas con gusto el día domingo porque es el día de reposo. Esas bendiciones valen mucho más que el dinero que has pagado. realmente estás convertido. quieres pagar los diezmos. Cuando estás convertido.  En resumen. es un día que no puedo pasar tiempo con mis amigos ni ir al cine”. Esas bendiciones valen  mucho más que el dinero que pagas. sabes que te estás convirtiendo cuando comienzas a vivir una ley superior. vives el Evangelio en todos los aspectos de tu vida.