LA MOTIVACIÓN

La motivación, en el contexto del éxito y la superación personal, es la
“chispa”, “llama”, “motor”, o “energía” dentro de nosotros que nos incita
hacer y continuar haciendo cosas, que quizás normalmente no haríamos y
que nos traerán beneficios.

Si el ser exitoso es tu deseo, debes estar consciente de que hay algunas
cosas de ti que debes adoptar, cambiar o eliminar de tu rutina cotidiana
para llegar a serlo. Es decir, debes cambiar pero lo cambios no son fáciles
de realizar, necesitamos de la motivación.

La motivación nos ayuda a cambiar. No es fácil, pero
si es necesario.
Pero cambiar implica romper o modificar hábitos, creencias e incluso
valores. Debemos hacer a un lado el “status quo” y adoptar nuevos
pensamientos, emociones y actitudes. Estos cambios causarán que
realicemos acciones diferentes y por lo tanto tendremos resultados
diferentes. Ojala estos sean los que nos ayuden a tener una vida más feliz,
abundante y productiva.

La definición de locura, escrita por el grupo de Alcohólicos Anónimos dice
“locura es hacer las mismas cosas una y otra vez y esperar resultados
diferentes”.

Brian Tracy dice, "Si queremos lograr algo que nunca hemos logrado
debemos de estar dispuesto aprender cosas que nunca hemos aprendido y
hacer cosas que nunca hemos hecho”.

Si no nos responsabilizamos de nuestros resultados y de nuestra vida,
nadie más lo hará por nosotros.

De acuerdo a la definición de AA, si no cambiamos no podremos aprender,
crecer y mejorar nuestra situación actual y probablemente caeremos en
una rutina de la cual será muy difícil salir. Como disco rayado estaremos
dando vueltas y vueltas y vueltas sin avanzar hacia el nuevo horizonte que
nos espera, hasta que nos atrevamos a levantar la aguja y elegir otra
canción, una más bonita.

La motivación es la “fuerza” que existe dentro y fuera de nosotros que nos
estimula a hacer cosas. Por eso, para llegar a ser exitoso es muy
importante estar constantemente motivados. Y para ello hay muchas
técnicas y formas de hacerlo que más adelante descubrirán.

Tipos de motivación
La motivación interna, (intrínseca) es una fuerza increíblemente poderosa,
que desafortunadamente muchos no le dan la importancia al no saberla
utilizar como la gasolina más potente que existe. Cuando nos levantamos
temprano dispuesto a trabajar duro con entusiasmo y optimismo, sin que
nadie nos diga que hacer, o cuando somos capaces de apagar la televisión
para ir a leer o estudiar, o cuando en vez de comer una rebanada de pastel

Lo importante es acercarse poco a poco. que regresar para evitar que me despidan. Ambas fuentes de motivación nos impulsarán o no a hacer cosas para nuestro beneficio. Es mejor estar motivado para dejar de fumar porque vas a recuperar tu salud. y no que busque evitar dolor o malestar. . La motivación positiva es la mejor: Muchas veces lo empleados tienen que cumplir con ciertas tareas por temor a represalias por parte de su jefe. (extrínseca) es la que normalmente nos motiva o no. tener un plan y mantenernos motivados. Es mejor comer sanamente para lucir una figura esbelta y estar saludable. Una frase clásica de Brian Tracy es. sea uno más que te acerque a la vida que quieres sin importar que tan lejos estés de tenerla. que dejar de estar gordo. persistir. Al igual que es mejor regresar a la escuela para estar más preparado. La motivación externa. sólo importa a dónde vas”.elegimos algo más sano y nutritivo. “No importa de dónde vienes. positiva y proactiva. En esta sección encontrarás muchas y variadas formas para mantenerte motivado. Otros empleados se motivan por cumplir con tareas que les darán un bono o un reconocimiento al final del mes aunque no estén comprometidos con la empresa. para que cada día que pase. aunque no estén de acuerdo ni le encuentren sentido a lo que hacen. estamos utilizando nuestra motivación intrínseca. Sin embargo recomendamos que esa fuerza se origine en nuestro interior y el enfoque sea para obtener beneficios y placer. que por evitar cáncer pulmonar. o reconocimiento de terceros. así no hay fuerza sobre la tierra que nos pueda detener. Aunque el resultado es el mismo. es mejor buscar una motivación interna. a hacer cosas por miedo o a buscar gratificación instantánea. Es común que este tipo de motivación se de en los lugares de trabajo. El temor a perder su empleo y no poder mantener a su familia es su fuente de motivación.