UNIVERSIDAD ESTATAL A DISTANCIA

SISTEMA DE ESTUDIOS DE POSGRADO

MAESTRÍA EN TECNOLOGÍA EDUCATIVA

6668 Prácticas y recursos abiertos para la educación

Análisis bibliográfico del movimiento educativo abierto

Autores:

Adrián Varela Arquín

Andrea Cerdas Moya

Marilyn Jiménez Moreira

Yansin Barboza Robles

Junio, 2017
Tabla de contenidos

Introducción 3
Conceptos de REA y PEA 3
Origen e historia del movimiento educativo abierto 5
Propiedad intelectual y contenido abierto 11
Establecimiento de políticas institucionales y gubernamentales 13
Iniciativas para la apertura en recursos y prácticas educativas 16
Iniciativas REA en la educación superior 16
LEEDS METROPOLITAN UNIVERSITY, REINO UNIDO 17
OPEN UNIVERSITEIT NEDERLAND (OUNL), HOLANDA 17
UNIVERSIDAD ABIERTA, REINO UNIDO 18
UNIVERSIDAD DE ALICANTE, ESPAÑA 18
UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA (UTPL), ECUADOR 19
TECNOLÓGICO DE MONTERREY, MÉXICO 20
Retos que enfrentan estas iniciativas a nivel regional y mundial 21
Conclusiones 23

2

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Introducción

A través de la historia, la tecnología y los avances científicos han dado lugar a
grandes transformaciones sociales, políticas, económicas, culturales y geográficas.
La sociedad del conocimiento es producto de la globalización, guiada por la
evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en la cual
la informática, la digitalización y la conectividad de redes en el ciberespacio están
revolucionando la sociedad en sus múltiples facetas.

La educación es uno de estos ámbitos, cuyo devenir demanda innovación,
productividad, polifuncionalidad y capital intelectual, forjados mediante trabajo en
equipo, resolución de problemas y una maleable capacidad de adaptarse a los
incesantes cambios. Las TIC han propiciado la divulgación y el acceso de
contenidos educativos y, a la vez, han fomentado redes de trabajo en el proceso de
enseñanza y aprendizaje, reflejadas en una apertura de los recursos educativos,
programas y aplicaciones; ejemplos tácitos son los Recursos Educativos Abiertos
(REA), los Prácticas Educativas Abiertas (PEA) y los repositorios donde estos se
almacenan y organizan.

En este trabajo, se aborda el concepto de los REA y PEA, su evolución, sus
principales características y las iniciativas que se han generado en cuanto al uso de
estos recursos, especialmente, se hace un recorrido por algunos proyectos en
educación superior. Asimismo, se incluye un apartado sobre políticas
gubernamentales e institucionales necesarias para impulsar los REA y se analizan
los desafíos a los que están sujetos las instituciones que desean unirse al
movimiento educativo abierto y sus entornos, la propiedad intelectual y el
licenciamiento abierto como atributo distintivo de los recursos y entornos privados
basados en el Copyright convencional.

Conceptos de REA y PEA

Con el avance tecnológico, la creación de internet y la incorporación de esos
recursos en el ámbito educativo ayudó al surgimiento del movimiento educativo
abierto, el cual pretende producir y diseminar recursos educativos con acceso

3

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
abierto y con un licenciamiento especial. De ese modo, se espera disminuir la
brecha educativa entre los países del mundo.

Este ideal de educación abierta pretende una accesibilidad universal a programas y
contenidos educativos; en este sentido, emergen los recursos educativos abiertos
(REA), como materiales de calidad para la enseñanza, el aprendizaje y la
investigación cuyo acceso es libre y, podría decirse, gratuito.

Los REA, en su corta existencia, junto con la educación abierta se han convertido en
el fenómeno educativo más significativo y con mayor impacto, que ha modificado los
cimientos del sistema educativo tradicional y le ha obligado a mutar, a tal punto que
la educación abierta y los REA son pregonadas por grandes y prestigiosas
instituciones educativas, fundaciones, consorcios y corporaciones, los cuales han
visto ventajas competitivas en el movimiento abierto, las cuales se explican más
adelante.

Los REA tienen muchas acepciones y su definición ha ido cambiando, aunque ha
mantenido algunos rasgos inherentes. UNESCO (2017), en su portal en español, los
define como “materiales de enseñanza, aprendizaje o investigación que se
encuentran en el dominio público o que han sido publicados con una licencia de
propiedad intelectual que permite su utilización, adaptación y distribución gratuitas”.

Una definición similar es la que plantean la Junta de Extremadura y OCDE (2008) al
señalar que son “materiales digitalizados ofrecidos libremente y abiertamente para
profesores, alumnos y autodidactas a fin de que sean usados y reutilizados para
enseñar, mientras se aprende y se investiga” (p. 14).

Por su parte, Butcher y Kanwar (2015) definen los REA como cualquier recurso
educativo “que esté plenamente disponible para ser usado por educadores
y estudiantes, sin que haya necesidad de pagar regalías o derechos de licencia”
(p. 4).

De acuerdo con las definiciones antes mencionadas, el acceso libre y cierta
“gratuidad” es lo que distingue a los REA de otros recursos educativos, además del

4

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
propósito educativo que tienen estos para el proceso de enseñanza y aprendizaje,
ya sea investigación, docencia o aprendizaje.

La OCDE (2007, citado por Santos-Hermosa, Ferran Ferrer y Abadal, 2012) indica
que los REA son un denominador genérico y que como tal contempla e incluye:

cursos y programas curriculares, módulos didácticos, guías de estudiante,
libros de texto, artículos de investigación, vídeos, podcasts, herramientas
de evaluación, materiales interactivos (como simulaciones), bases de
datos, software, aplicaciones (incluyendo aplicaciones móviles) y
cualquier otro material educativo diseñado para uso en la enseñanza y el
aprendizaje (p. 137).

Lo anterior quiere decir que los REA son tanto materiales simples (por ejemplo,
una imagen o una prueba escrita) como recursos complejos y completos (por
ejemplo, todo el material didáctico de una asignatura, incluidas las estrategias
de mediación y evaluativas).

Origen e historia del movimiento educativo abierto

Caswell, Henson, Jensen y Wiley (2008) reseñan que “el 4 de abril de 2001, el
presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Charles M. Vest anunció que
el MIT haría libres los materiales para casi todos sus cursos, disponibles libremente
en Internet durante los próximos diez años1” (p. 2). Esta iniciativa, publicada, en
principio, por el New York Times, se llamó OpenCourseWare (traducido como
material didáctico abierto) y fue pionera para el establecimiento y desarrollo de los
REA. Aunque también generó controversia entre tomadores de decisiones,
académicos y otros profesionales en educación, incluyendo a los propios
funcionarios del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y autores de los
recursos liberados.

El dilema, en cuestión, fue que esa libertad de los recursos podría, aparte de
disminuir las ganancias de la institución por compra de materiales, perjudicar a los

1
Traducido al castellano del idioma original
5

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
autores al fomentar la piratería, además de violaciones al Copyright. No obstante, el
movimiento libre y de contenido abierto (Open Content) nacido décadas atrás,
permeó en la “arriesgada” casa de estudios, apoyándose en el coste de
oportunidad.

Para entender mejor el contexto, es necesario hablar del movimiento abierto per sé,
así como de la educación a distancia y del software libre.

El movimiento del software libre, como influencia de los REA, nació en 1974 en
Albuquerque, Estados Unidos, con la idea de Ed Robert, un titular de una firma que
producía relojes digitales y calculadoras. Su idea consistió en montar alrededor de
un chip un sistema de conexión, con una memoria y algunas puertas de ingreso y
salida de datos; de ese modo, creó una especie
de computador del tamaño de una radio de
transistores a la que llamó Altair. La noticia del
invento se difundió rápidamente en Berkeley y
Palo Alto, California, y llegó a ser una gran
promesa. Al respecto, Mochi (2002) señala que
“Con el Altair la computadora se transformaba en
un bien de consumo masivo. Al presentar Altair,
Figura 1. “Altair 8800 - MfK
los redactores de la revista Popular Electronic, Bern” por Sandstein,
habían sentenciado: Llegó la era de la bajo licencia BY-SA CC 3.0
computadora para cada casa” (p. 76).

Sin embargo, Bill Gates y Paul Allen, estudiantes de la Universidad de Berkeley, en
ese entonces, encontraron un defecto vital en la Altair: no tenía software, lo cual
implicaba que “la persona que lo adquiriera debía construir su software, de no ser
así, la máquina resultaba inútil. El Altair necesitaba un lenguaje para crear los
programas” (Moch, 2002, p. 76).

Gates y Allen crearon un software en Basic adaptado específicamente a la Altair, lo
privatizaron y comercializaron, obteniendo cuantiosas ganancias; de ahí en
adelante, la creación de software sería un negocio muy rentable. Muchos colegas
discrepaban de las acciones de estos programadores al decir que ese software no
6

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
debería ser privativo, ya que ellos utilizaron el Basic, un lenguaje de programación
perteneciente a dos profesores de la Universidad de Dartmouth, quienes nunca lo
patentaron y dejaron de uso libre para quien quisiera aprovecharlo; y, en efecto,
Gates y Allen se aprovecharon de un recurso libre para un producto privativo.

Muchos programadores, bajo la premisa de compartir y difundir software de manera
gratuita, comenzaron a copiar y distribuir el programa, pero Gates y Allen les
tacharon de “piratas” y, así, comenzó un conflicto, en el que miles de programadores
se unirían para generar software de manera abierta, inspirados en los ideales de los
años 50. En esa década, los programadores compartían sus códigos fuente entre sí;
de ese modo, mantenían el software como bien común, gratuito y libre pese a que la
polémica continuó en paralelo.

Richard Stallman, programador del MIT, fue uno de los más activos defensores del
software libre y del código abierto, oponiéndose fieramente a que empresas
privadas mantuvieran el código fuente de manera secreta y restrictiva. Mochi (2002)
asegura que “Stallman sostenía que mantener en secreto el código fuente era un
pecado y un crimen contra la humanidad” (pp. 77-78). Stallman creía en compartir y
distribuir el código fuente en internet, sin embargo, bajo cierto control; por ello, creó
el proyecto GNU (General Public License GPL) que daba crédito a los autores y
permitía la libertad del código. Mochi (2002) señala que el funcionamiento de dicha
licencia tenía las siguientes características: ”permite a los usuarios modificar el
programa y distribuir sus propias versiones y, sobre todo, obliga a compartir el
código fuente, más que controlar o privatizar el mismo.” (p. 79).

En el video siguiente, Richard Stallman explica su criterio sobre el software libre y el
software privativo.

7

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Figura 2. “Richard Stallman, el mesías del software libre” por elFuturoEsOne bajo Licencia
de YouTube estándar. Doble clic para acceder al video.

Otro hito importante, esta vez en el campo educativo, fue la creación de los objetos
de aprendizaje (OA); Wiley (2006) afirma que “En 1994 Wayne Hodgins acuñó el
término ‘objeto de aprendizaje’ y este término entraría rápidamente en el vernáculo
de educadores y diseñadores instruccionales2” (p. 1). Muchos de estos OA eran
materiales digitales, y comenzó a popularizarse la idea de que podían ser
compartidos y reutilizados, adaptándose a las necesidades de quien los requiriera.

En 1998, David Wiley estampó el término ‘Contenido
abierto’ (Open Content) dirigido a la comunidad
educativa y a los objetos de aprendizaje de forma
genérica. Sus preceptos se adaptaban también a
todo internet y se popularizó en todos los usuarios
de dicha red. A partir de ahí, se entiende por
contenido abierto todo software, código fuente,
objetos de aprendizaje y muchos otros recursos
libres con diferentes finalidades, entre ellas la
Figura 3. “David Wiley” por
científica, investigativa y educativa.
Enoch Wiley, bajo
licencia BY CC 2.0

2
Traducido al castellano del idioma original
8

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Una de las preocupaciones de investigadores, académicos y tomadores de
decisiones con los contenidos abiertos y OA estaba relacionada con el
licenciamiento, la propiedad intelectual y la autoría; se preguntaban si esta libertad
opacaría el crédito de los autores. También, preocupaba el que un tercero
modificara un REA y lo hiciera privativo, omitiendo así el esfuerzo del creador o
creadores originales.

Ante estas situaciones, se utilizaron licenciamientos alternativos al Copyright,
tomando las ideas de Stallman. “En 2001, Larry Lessig y otros fundaron el Creative
Commons y lanzaron un set flexible de licencias que fueron una gran mejora en la
confusa opción del licenciamiento de publicación abierta con una estructura y
significación más fuertes en documentación legal3” (Wiley, 2006: p. 1). Las licencias
Creative Commons (CC) aseguran el resguardo de la propiedad intelectual, pero con
las libertades de compartir y modificar, según lo estipule la licencia CC.

Bajo la premisa del contenido abierto y el amparo
de las licencias CC, en 2002 la Organización de
las Naciones Unidas para la Educación, la
Ciencia y la Cultura (UNESCO), en el Foro sobre
el Impacto de Materiales de Cursos Abiertos,
creó el término Recursos Educativos Abiertos
(REA), en inglés Open Educational Resources
Figura 4. “Logotipo global de
(OER), para denominar al conjunto de recursos
Recursos Educativos Abiertos”
educativos digitales que se comparten para su
por Jonathas Mello , bajo licencia
uso y adaptación por parte de la comunidad
BY-SA CC 3.0
mundial sin fines comerciales. Mortera, Salazar, Disponible en varios idiomas en
Rodríguez y Pérez (2011) hacen alusión de la https://goo.gl/Yf3rxt
definición dada de la siguiente manera:

Los Recursos Educativos Abiertos (REA) es un término acuñado por la
Unesco (2002) que se define por sus siglas como “Recursos Educativos
Abiertos” con el objetivo de ofrecer de forma pública, gratuita y accesible

3
Traducido al castellano del idioma original
9

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
recursos educativos provistos por medio de las TIC para su consulta, uso
y adaptación con fines no comerciales (p. 14).

La diseminación y distribución gratuita de los REA, como su propósito principal,
debe realizarse con las menores restricciones técnicas, legales o monetizables
posibles, de manera que garanticen el máximo aprovechamiento por quienes lo
consultan. El ser gratuitos fue uno de los compromisos del movimiento abierto que,
con ahínco, ha procurado llevar a cabo; sin embargo, tal y como afirman Coughlan y
Perryman (2013) “el potencial de los REA sigue estando limitado por la tendencia de
las instituciones a publicar recursos siguiendo un modelo vertical orientado al
proveedor en vez de tener en cuenta las necesidades del usuario final” (p.138).
Muchas veces, las necesidades del usuario quedan desatendidas, a pesar de ser un
elemento de primordial importancia para el fungir de los REA.

Este craso menester comenzó a resolverse gracias a que el movimiento educativo,
en esta última década, entró en una segunda etapa con la puesta en marcha de los
REA en las Prácticas Educativas Abiertas (PEA). Las PEA son definidas, según
Ehlers (citado por Coughlan y Perryman, 2013) como las “prácticas que fomentan la
reutilización y producción de REA a través de políticas institucionales, promueven
modelos pedagógicos innovadores y respetan y capacitan a los alumnos como
coproductores” (p. 138).

Glasserman (2012) detalla que las PEA “se refieren a un conjunto de actividades en
torno al diseño instruccional y su aplicación en actividades enfocados al desarrollo
de aprendizaje a través de REA” (p. 2013). De esta manera, los REA ya no eran
solo objetos de aprendizaje aislados, sino que se estructuraban en programas y
estrategias institucionales, que promueven modelos didácticos alternativos más
innovadores y colaborativos, lo que le daba más peso, seriedad y seguridad a los
usuarios, estudiantes, docentes e investigadores para utilizarlos.

El concepto de PEA es reciente (posterior a 2010) y aún en proceso de
consolidación y legitimación. Chiappe y Martínez (2016) indican que “son un
concepto emergente, es decir, que muchos de sus postulados están todavía en vía
de hallar espacios de discusión, argumentación y legitimación por parte de la
10

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
academia y de la sociedad en su conjunto” (p. 10). No obstante, la implementación
de PEA por instituciones de educación superior está en auge, en una activa fase
incipiente.

En resumen, los movimientos del software libre y la creación de los objetos de
aprendizaje fueron la antesala para la conformación de los REA y de las PEA en un
polémico y agitado transitar, pero con una evolución consolidada gracias al aporte
de muchas personas, cuyo ideal era compartir y difundir. Cuando el MIT implementó
el OpenCourseWare, este solo ofrecía libremente contenidos, pero no permitía la
interacción entre estudiantes ni profesores o procesos de evaluación ni
realimentación; esto se fue implementando en años posteriores con el incipiente
movimiento educativo abierto que llegó a revolucionar la educación y a ponerla al
alcance de más personas. El aporte de licencias abiertas como CC dieron un
sustento vital al contenido abierto porque permitió libertades ajenas al restrictivo
Copyright, pero con el resguardo de la propiedad intelectual y dando crédito a la
autoría, tema que será visto en el próximo apartado.

Propiedad intelectual y contenido abierto

En el año 2001, la fundación Andrew Mellon y Hewlett, crearon la OpenCourseWare
(OCW), perteneciente al Massachussets Institute of Technology (MIT), con el fin de
generar una base de datos global que permitiera crear materiales de libre acceso.
Este proyecto rápidamente se convirtió en una opción libre para generar contenido
de calidad, gratuito, donde la enseñanza y el aprendizaje se podría apoyar con los
recursos que se encuentran en internet. De esta idea, como se explicó en el capítulo
anterior, surgieron los REA.

Tal como lo menciona Zacca y Diego (2010), “El movimiento (REA) contribuye
permanentemente a la meta global de acceso abierto al conocimiento con las
premisas del carácter gratuito y la accesibilidad a los recursos” (párr. 13).

Los REA tienen fundamentación sólida en lo alusivo a la ley de propiedad
intelectual, al comprender que una vez que las ideas se concretan y se publican en
medios electrónicos, automáticamente, pasan a estar protegidos por medio de la

11

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
“LEY DEL COPYRIGHT”, lo cual quiere decir que el creador de esa idea tiene todos
los derechos reservados sobre dicha obra.

No obstante, muchas veces, en el mundo globalizado en que vivimos, dicha
condición, en lugar de presentar una ventaja, puede ser contraproducente, ya que
limita el contenido y el acceso global a la información por parte de aquellos que
deseen aprovecharla.

Por lo anterior, surgió el “COPYLEFT”, como una medida al uso excesivo del
“COPYRIGHT”; con dicha licencia el autor renuncia a los derechos que tiene sobre
su obra.

Figura 5. “Copyleft y Copyright” por Andrea Cerdas Moya, imágenes insertadas
de Dominio público bajo licencia CC0

No obstante, este pequeño, pero significativo cambio generó el surgimiento de las
licencias CC, una opción globalizada que permite que los autores preserven sus
derechos sobre sus obras, pero liberen otros.

Según Restrepo (2010), existen seis tipos de licencias CC, las cuales se forman a
partir de cuatro requisitos a los que se sujeta una obra bajo este licenciamiento
(reconocimiento, no comercial, sin obra derivada y compartir igual). Para cada una
de estas condiciones, existe un logo que la representa simbólicamente, los cuales
se muestran en la figura 6.

Figura 6. “Condiciones CC” por Marilyn Jiménez, imágenes insertadas
de Dominio Público bajo licencia CC0
12

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
En primer lugar, el reconocimiento es por defecto la condición principal de una
licencia cc y demanda dar crédito al autor de la obra. Luego, se puede restringir la
copia y la distribución sin propósitos comerciales con la segunda condición. La
tercera limitante, no permite la creación de obras derivadas a la original o bien la
modificación de esta. Finalmente, en caso que se permita la creación de obras
derivadas puede requerirse que se haga bajo la misma licencia de la obra original
por medio del cuarto término.

“Creative Common Learn o ccLearn es una división de Creative Commons dedicada
a realzar el potencial de Internet para apoyar el aprendizaje abierto y los recursos
educativos abiertos” (Zacca y Diego, 2010, p. 1). Este tipo de licencias permite que
se utilicen recursos creados por otros, y que además se puedan modificar y
reutilizar, generando una mejora en los contenidos, con ayuda de los aportes
colectivos, sin violentar los derechos de autor; de esta forma, quienes hagan uso de
los mismos, no deben pagar ni solicitar permisos especiales.

En el siguiente enlace, se puede escoger la licencia CC con la que se quiere liberar
un recurso, según las condiciones que desee suministrar el autor de la obra:
https://creativecommons.org/choose/

Establecimiento de políticas institucionales y gubernamentales

Para que los beneficios de los REA puedan llegar cada vez a una mayor cantidad de
personas y se avance en las PEA en la educación actual, es necesario que se creen
políticas gubernamentales e institucionales que apoyen la aplicación y la
elaboración de los mismos.

En primer lugar, es importante establecer cuáles podrían ser las políticas
gubernamentales en materia de REA que consideren el aumento tanto de la
educación formal ciudadana (incluyendo la participación más significativa en las
universidades) como la informal (fomentando también el aprendizaje continuo).
Estas políticas gubernamentales pueden ser de carácter nacional como
internacional.

13

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Por otro lado, la unión entre gobiernos, como la Organización para la Cooperación y
el Desarrollo Económicos (OCDE), contribuye a dar respuesta a problemas
comunes y guiarse en el proceso.

Según Atkins, Brown y Hammond (2007), los creadores de políticas deben
enfocarse en los siguientes cuatro puntos para apoyar los REA en la educación:

● Dar a conocer la existencia de REA.
● Reconocer el nuevo rol del docente y su necesidad de apoyo y capacitación
continua.
● Establecer nuevos procedimientos para la calidad de REA en la educación
formal.
● Investigar sobre el uso y adaptación de los REA.

Por lo tanto, es necesario que los gobiernos intervengan, de manera que se fomente
el uso de estas nuevas formas de aprendizaje, apoyando a los profesores en su
desarrollo e invirtiendo en el impulso de estos recursos financieramente. Una
iniciativa para fomentar el desarrollo de REA en este nivel es “solicitando que los
recursos académicos y educativos que son totalmente o principalmente financiados
con fondos públicos estén libremente accesibles bajo una licencia de contenido libre
apropiado” (OCDE, 2008, p.146)

De manera específica, Commonwealth of Learning (2011) sugiere a los gobiernos
apoyar el uso de REA en sus políticas para la educación superior, ejecutando
acciones como las siguientes: adoptar marcos de referencia de licencias abiertas y
estándares para investigaciones y publicaciones educativas; dar a conocer estos
tipos de recursos; promover estrategias de conectividad nacional mediante las TIC y
estimular el desarrollo sostenible de materiales de calidad para compartir.

Entre las políticas institucionales que se deben tomar en cuenta para la
implementación de REA en la apertura del aprendizaje y el fortalecimiento del
currículo están:

14

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
● Establecer una política clara de las normas de derechos de propiedad
intelectual y derechos de autor o copyright: con el fin de contemplar cuáles
son las reglas del juego en materia de publicación y uso de recursos.
● Delimitar las directrices institucionales en la utilización de accesos libres: para
dar a conocer cómo se incorporará el uso de REA, incluyendo también los
estándares requeridos para la creación de nuevo material o la transformación
de aquellos que lo permitan.
● Promover el uso de licencias abiertas: determinando las ventajas aporta a la
educación por medio de su utilización y creación.
● Capacitar el personal de la institución sobre REA y TICs: considerando tanto
a los docentes como personal administrativo, con el fin de que todos estén
anuentes de los beneficios de los REA y adquieran las competencias
necesarias hacia un cambio que proporciona beneficios para todos, evitando,
de esta forma, el desconocimiento que podría provocar resistencia.
● Difundir información sobre los REA y orientar a la población estudiantil sobre
sus prácticas: estos a su vez podrán compartir la información con otros,
familiares y amigos, salpicando las ideas de los REA y las PEA hacia una
cultura que opte por este tipo de recursos para su desarrollo personal y
profesional.
● Establecer convenios entre las universidades estatales u otras instituciones
educativas públicas con el fin de permitir el acceso a los recursos elaborados
para la reutilización: lo anterior implica unir esfuerzos, fomentar el trabajo
colaborativo, abrir las oportunidades y contar con acompañamiento.
● Implementar estrategias para las comunidades educativas que aumenten el
número de participantes activos y contenidos de contribuyentes.
Promoviendo así la participación de los estudiantes para que no sean simples
consumidores sino también que contribuyan en la valoración y/o adaptación
de los recursos disponibles.
● Crear un sistema de incentivos para los docentes, fomentando la
investigación, creación, mejora y uso de REA. Estos no necesariamente
deben ser monetarios puesto que también se puede optar por el

15

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
reconocimiento público, la asignación de puntos o la recomendación
profesional.
● Considerar un presupuesto que apoye proyectos para la inclusión de PEA
REA en la institución.

Iniciativas para la apertura en recursos y prácticas educativas

En cuanto a las iniciativas para la apertura en REA y PEA, existe un antes y un
después de la Declaración REA de París, llevada a cabo durante el Congreso
Mundial de Recursos Educativos Abiertos. En dicho documento, la comunidad REA
y la UNESCO instaron a los gobiernos del mundo a impulsar el uso de licencias
abiertas, las cuales permiten compartir, reutilizar y difundir recursos educativos sin
violentar los derechos de autor. Lo anterior aplicado, en especial, a aquellos
recursos que se hayan producido con fondos públicos.

El proyecto OportUnidad (formado por cuatro universidades de Europa y ocho de
América Latina) también forma parte de las iniciativas para la apertura de REA y
PEA al pretender acercar el uso de los REA a las prácticas de enseñanza y
aprendizaje de las universidades de América Latina.

Adicionalmente, diferentes universidades de todo el mundo se han comprometido
con el movimiento de REA. Entidades como el Instituto de Tecnologías de
Massachusetts, la Universidad de Harvard y la Open University en Reino Unido han
avanzado ampliamente en materia de los REA para ofrecer a los estudiantes de
forma gratuita variedad de cursos y recursos en línea (Coughlan y Perryman, 2013).

Iniciativas REA en la educación superior

En este apartado, se resume el trabajo realizado en el campo de los REA por Leeds
Metropolitan University, Open Universiteit Nederland, Universidad de Alicante,
Universidad Técnica Particular de Loja y Tecnológico de Monterrey, de acuerdo con
la información contenida en el Compendio Recursos Educativos Abiertos: Casos de
América Latina y Europa en la Educación Superior. En dicho documento, también se
menciona la labor de las siguientes instituciones educativas: Centro de Educación

16

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Superior a Distancia del Estado de Río de Janeiro (CEDERJ), Universitat Oberta de
Catalunya (UOC) y Universidad de Oxford.

LEEDS METROPOLITAN UNIVERSITY, REINO UNIDO

La Universidad Metropolitana de Leeds (LeedsMet) desarrolló un proyecto sobre la
creación de una base de datos institucional de recursos educativos abiertos, que
muestra su investigación y producción académica. Aunque su público meta es
docentes y estudiantes de la institución, su alcance trasciende las fronteras
geográficas a través del internet.

“LeedsMet se preocupó también de promover un cambio cultural en la Universidad,
mediante el fomento de la utilización sostenible y la producción de REA por parte de
miembros del equipo” (Inamorato, Cobo y Costa, 2012, p. 85). Se brindó orientación
sobre la forma correcta de etiquetar los recursos y de llenar los requisitos técnicos
para compartir los recursos. Para cada facultad, se encargó una persona como
coordinadora de los REA, para administrar los REA, verificar su calidad y
acompañar al personal para compartir los recursos, entre otras funciones
relacionadas.

Una acción destacable de esta universidad es que no creó una política nueva o
independiente sobre REA, sino que incorporó este tema dentro de la normativa
institucional que regula su quehacer académico y científico.

OPEN UNIVERSITEIT NEDERLAND (OUNL), HOLANDA

En este caso, interesa destacar la labor de los medios al incentivar la apertura hacia
los REA. Al inicio del proyecto, en esta universidad, los profesores se mostraron
desinteresados y reservados para compartir sus recursos; sin embargo, el abordaje
positivo de los medios atrajo una buena cantidad de visitantes al portal de la
universidad, lo cual cambió la actitud de los docentes.

Asimismo, se fomentó el uso de los recursos al ofrecer certificación opcional a
través de la aprobación de un examen. Así, el portal de recursos se convirtió en una
puerta para que las personas pasaran de la educación informal a la formal.

17

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
En esta universidad, el proyecto sobre REA sí se concibió a través de una política
institucional independiente. Su crecimiento se benefició de financiación externa para
pagarles a aquellos docentes que escribieran cursos para compartirlos con acceso
abierto y para adquirir equipo tecnológico adecuado.

Finalmente, el desarrollo del proyecto se benefició de estudios que mostraban los
beneficios de los cursos abiertos al alcanzar poblaciones que antes se encontraban
distantes de la educación superior.

UNIVERSIDAD ABIERTA, REINO UNIDO

La mayor iniciativa institucional sobre REA en la Universidad abierta se llama Open
Learn. Para comenzar, recibió fondos de la Fundación William and Flora Hewlett, la
cual respalda proyectos sobre REA alrededor del mundo. Posteriormente, el
proyecto obtuvo fondos propios y se incorporó dentro del presupuesto institucional.

Open Learn se distingue por ser una plataforma virtual de aprendizaje, además de
permitir y promover la interacción entre los participantes e impulsar el acceso por
parte del estudiantado. Se considera una de las iniciativas más innovadoras.
Además, esta universidad cuenta con una política operativa sobre medios abiertos.

UNIVERSIDAD DE ALICANTE, ESPAÑA

La Universidad de Alicante constituye un ejemplo a seguir en cuanto a la
implementación de estrategias institucionales dirigidas a incentivar la difusión del
conocimiento abierto. En el 2007, la Universidad de Alicante lanzó tres sitios web
concebidos para otorgar acceso abierto a contenidos académicos: un sitio
OpenCourseWare (OCW-UA), un repositorio digital (RUA) y una videoteca online
(Portal Audiovisual UA).

Esta universidad sufrió una reestructuración organizativa, al crear el Vicerrectorado
Tecnología e Innovación Educativa, cambio que respaldó al movimiento abierto en
la institución. De esta forma, se gestó una transformación hacia el uso de
tecnologías digitales, prácticas innovadoras, software libre y formatos abiertos para
la creación de archivos.

18

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Otros aciertos de la Universidad de Alicante en cuanto al uso de REA son incentivar,
en un inicio, económicamente a los docentes e investigadores que aportan
contenidos al RUA y asignaturas al OCW-UA (cuyo objetivo era dar a conocer el
repositorio e impulsar la participación); además de promocionar dichos sitios a
través de blogs, en los cuales se anuncian las nuevas incorporaciones y se
recomiendan contenidos.

Uno de los retos más significativos que tuvo al inicio al comienzo el movimiento
abierto en la Universidad de Alicante fue convencer a los profesores para que
archivaran sus materiales en el repositorio digital, con miras a ofrecer el curso en el
OpenCourseWare cuando se tuviera el material completo.

UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA (UTPL), ECUADOR

La UTPL también se ha unido al movimiento educativo abierto al impulsar dos
iniciativas relacionadas: Modelo Open-UTPL y Acreditación de competencias
usando contenidos OpenCourseWare (OCW). Con la primera se logró involucrar a
los docentes en la creación, uso, reuso y readaptación de REA mediante la
capacitación.

La segunda iniciativa Acreditación de competencias usando contenidos
OpenCourseWare consiste en la posibilidad de que los estudiantes puedan acreditar
competencias que obtienen a través de cursos abiertos (OCW) seleccionados por la
Escuela Ciencias de la Computación (este fue un plan piloto de esa escuela y se
espera que sea replicado por otras escuelas de la institución).

Tanto los recursos de Open-UTPL y los cursos de OCW-UTPL se han liberado con
licencias abiertas para que puedan ser utilizados por quien los requiera. Además, se
tratan de recursos que han sido revisados a fin de garantizar su calidad.

La UTPL ha proyectado que las iniciativas mencionadas sean sostenibles en el
tiempo, mediante la inyección de recursos provenientes del pago de la matrícula. En
el caso de la acreditación de competencias de OCW, cada estudiante paga la tasa
de homologación y los gastos administrativos.

19

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
TECNOLÓGICO DE MONTERREY, MÉXICO

En la región, diferentes instituciones de educación superior han estado a la
vanguardia sobre uso, producción y diseminación de recursos educativos abiertos;
entre ellos, destaca la labor del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con el Dr. José Escamilla de los Santos, Director de la Escuela de
Graduados en Educación del Tecnológico de Monterrey, dicha institución ha estado
activo en el campo de los REA desde el 2007, desde cuatro perspectivas diferentes
(Escamilla, 2012):

1. Usuario: al promover el uso de los REA entre docentes y estudiantes en sus
cursos presenciales y a distancia.
2. Productor: al ofrecer cursos gratuitos (por medio del movimiento
OpenCourseware) y recursos abiertos.
3. Intermediario: al desarrollar el catálogo de REA Temoa (en inglés y en
español).
4. Diseminador del movimiento: en la institución, en México y, a nivel
internacional, en América Latina, al fundar Clarise, la primera red de
diseminación de REA en español y en portugués.
Como parte de sus acciones en este campo, el Tecnológico de Monterrey capacita a
sus funcionarios para producir y usar REA.

Para cerrar este apartado, se comparte a continuación una charla de la Dra. María
Soledad Ramírez, profesora investigadora del Instituto Tecnológico de Monterrey,
sobre los orígenes del movimiento educativo abierto y las acciones que ha realizado
sobre el tema dicha institución.

20

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Figura 7. “Charlas de Innovación. Movimiento educativo abierto” por Tecnológico de
Monterrey licencia bajo Licencia de YouTube estándar
Doble clic para acceder al video.

Retos que enfrentan estas iniciativas a nivel regional y mundial

Para iniciar, se mencionan algunos retos que se presentan a nivel regional, con
respecto a los REA, de acuerdo con Escamilla (2012):

● Se necesita mayor difusión entre la comunidad educativa.
● Falta de infraestructura tecnológica.
● Presionar a los políticos para que exista una mayor colaboración en el acceso
de estos recursos en escuelas y universidades, en toda la Región
Latinoamericana.
● La falta de conocimiento en el uso de licencias libres por parte de la
población en general, autoridades educativas, docentes y estudiantes
inmersos en el proceso de aprendizaje.
● Falta de recursos en español y portugués, ya que mayoritariamente, los
gestores de material son los países angloparlantes, quienes generan
contenido en idioma inglés.

Por lo anterior, es necesario fomentar espacios que generen la capacitación
especializada requerida para docentes y estudiantes sobre los REA, PEA, OCW y

21

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
licencias libres, con el fin de propiciar el uso de dichos recursos y enriquecer el
proceso educativo virtual, en general.

Tal es el caso del Tecnológico de Monterrey, el cual se ha preocupado por preparar
a individuos que adoptan el rol de: usuarios, productores, intermediarios y
diseminadores de información para potenciar los REA, convirtiendo así, estos
espacios de aprendizaje virtual en bancos de datos con altos estándares en la
calidad de sus contenidos, de fácil uso, acceso y disponibilidad para todos. Como se
mencionó en el apartado anterior, un ejemplo de calidad en la producción de
contenido académico, a nivel virtual, es el catálogo de recursos abiertos en inglés y
español llamado TEMOA (http://www.temoa.info/es/), donde presenta una gama
muy amplia de materiales digitales de diversas áreas temáticas.

Continuando con los retos que enfrenta el movimiento abierto, en el apartado
anterior, se comentaron experiencias exitosas de universidades de diversas partes
del mundo en cuanto al uso, elaboración y difusión de REA, PEA y cursos abiertos.
En la mayoría de los casos, las instituciones presentaron dos condiciones
particulares: establecieron política institucional específica sobre los REA, o bien
incorporaron este punto dentro de la normativa existente; y contaron con
financiación externa o recursos internos, los cuales impulsaron el inicio del proyecto.

Con ese antecedente, se pueden deducir otros retos que enfrentan las iniciativas
REA: (1) modificar la política institucional, a fin de incorporar prácticas del
movimiento abierto, lo cual con frecuencia se dificulta debido a la burocracia que
permea las universidades; y (2) disponer de financiación para darles a proyectos de
este tipo el impulso que requieren para comenzar.

También, se puede mencionar un tercer reto relacionado con (3) la resistencia de
los docentes, académicos e investigadores para compartir sus materiales con
acceso abierto (lo cual incluye liberarlos con un licenciamiento tipo CC). Cabe
destacar la iniciativa hecha por la Universidad de Alicante de ofrecer incentivos para
propiciar la participación y promover de su repositorio de recursos digitales.

22

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Finalmente, Santos y Cobo en el Compendio Recursos Educativos Abiertos: Casos
de América Latina y Europa en la Educación Superior, plantean un cuarto reto: (4) la
existencia de pluralidad en cuanto a la forma de implementación de iniciativas y
proyectos REA en las universidades del mundo, lo cual quiere decir que no existe
una “receta” para promover los REA y PEA a nivel institucional (Inamorato et al,
2012). En ese sentido, es recomendable que cada casa de enseñanza analice las
prácticas hechas por otras instituciones educativas y planifique su propia estrategia
a mediano y largo plazo para impulsar la creación, el uso, la reutilización y
adaptación de los REA y PEA entre sus académicos y estudiantes. En palabras de
Santos y Cobo, “Hay una mayor probabilidad de éxito si la actividad está alineada
con las prioridades estratégicas institucionales, su visión y misión” (Inamorato et al,
2012, p. 145).

Conclusiones

En la era digital y del conocimiento, es casi inconcebible no compartir los
conocimientos y los recursos que se producen; específicamente, en educación, los
REA, los PEA y los OCW son cada vez más comunes. Existe una lista considerable
de repositorios en internet provenientes de universidades y organizaciones de todas
las latitudes que ponen a disposición de la humanidad recursos educativos con
acceso abierto.

El sitio Webometrics ofrece un ranking actualizado de repositorios
(http://repositories.webometrics.info/), el cual se puede considerar como un portal de
repositorios y, al mismo tiempo, sirve para evidenciar la cantidad de instituciones de
trayectoria y prestigio que se han sumado al movimiento abierto, algunas de ellas se
citaron en este documento.

Los beneficios de los REA no incluyen solo a los internautas que los encuentran y
consumen, sino también a las instituciones que los crean, ya que esta práctica les
añade valor, tanto en prestigio como en promoción para aumentar su matrícula.
También, los REA representan una posibilidad enorme de enriquecer y aumentar el
conocimiento, a la vez que permiten ahorrar tiempo y recursos públicos al evitar
producir recursos que ya están disponibles en la web.
23

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Es fundamental recalcar que el movimiento de los REA no consiste en liberar los
recursos de forma indiscriminada en internet, sino que implica la liberación de
recursos de calidad y con una licencia especial que respete los derechos del autor
y, al mismo tiempo, fomente el compartir los recursos derivados (tipo CC).

Si bien, los REA y las PEA son de conformación reciente, estos tienen cada vez
más penetración en las instituciones educativas y las experiencias de éxito se van
sumando; gracias al MIT que fue pionero en la iniciativa REA, que arriesgó su
reputación y recursos, para convertirse en un referente en el tema.

La educación abierta y el contenido abierto están adquiriendo una nueva dimensión
y se están aplicando en muchos programas y políticas en ministerios de educación,
entes gubernamentales y organismos gestores de educación. No obstante, se debe
entender que aún existe resistencia al movimiento, razón por lo cual las instituciones
educativas que desean impulsar proyectos abiertos deben vencer retos importantes
como los mencionados en este texto.

Empero, existen experiencias de éxito en instituciones de educación superior que
sirven de ejemplo para planificar de forma ordenada nuevas iniciativas sobre el uso
y la diseminación de los REA. Lo anterior se logra por medio de políticas
institucionales que persigan ese objetivo con ayuda de centros gubernamentales
que también apoyen el movimiento.

Es importante señalar que el movimiento abierto se ha extendido, también, a los
programas de estudio de las profesiones del sector educativo, lo cual implica que los
nuevos educadores están siendo formados desde y para los REA, hecho que
redunda en la sostenibilidad del movimiento.

También se debe destacar que los REA abren opciones viables de actualización
profesional, investigación, evaluación y conocimiento en diversas áreas, lo que
permite que el paradigma educativo tradicional evolucione con nuevas formas de
adquirir y crear conocimiento; una opción mucho más abierta, equitativa y libre para
acceder a la información de manera gratuita.

24

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Sin embargo, la red de aprendizaje globalizado requiere de tiempo, recursos
tecnológicos y humanos, inversión económica y el apoyo gubernamental para su
éxito. Debido a los requerimientos mencionados, los REA terminan siendo
administrados, mayoritariamente, por entes universitarios, por la cantidad de
recursos que poseen.

No obstante, es necesario fomentar la apertura de repositorios académicos con
documentos y materiales de alto contenido para la educación básica y diversificada,
ya que la mayoría de los bancos de recursos tratan contenidos para la educación
superior.

Finalmente, es necesario dar a conocer los recursos abiertos a la población
estudiantil, y a los docentes, ya que no todos tienen el conocimiento sobre las
herramientas y materiales que pueden extraerse de los REA, ni de sus beneficios,
entre ellos: ampliar las redes de comunicación, aumentar la cantidad de contactos
con otras entidades y personas, acceder a una gama de opciones sobre un tema
específico, colaborar y crear contenidos de calidad para ser difundidos,
gratuitamente, en los repositorios REA y redes sociales de aprendizaje.

Figura 8. “REA Recursos Educativos Abiertos” por yosoymaestro org licencia bajo
CC BY. Doble clic para acceder al video.

25

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Referencias

Atkins, D. E., Brown, J., y Hammond, A. (2007). A Review of the Open Educational
Resources (OER) Movement: Achievements, Challenges, and New
Opportunities. Recuperado de:
http://www.hewlett.org/uploads/files/ReviewoftheOERMovement.pdf

Butcher, N., & Kanwar, A. (2015). Guía básica de recursos educativos abiertos
(REA). UNESCO. Recuperado de:
http://unesdoc.unesco.org/images/0023/002329/232986s.pdf

Caswell, T., Henson, S., Jensen, M., & Wiley, D. (2008). Open Content and Open
Educational Resources: Enabling universal education. The International
Review Of Research In Open And Distributed Learning, 9(1). Recuperado de:
http://dx.doi.org/10.19173/irrodl.v9i1.469

Centro para la Investigación e Innovación Educativa de la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) (Coord.). (2008). El
conocimiento libre y los Recursos Educativos Abiertos. España: Junta de
Extremadura. Recuperado de: http://www.oecd.org/spain/42281358.pdf

Chiappe, A., & Martínez, J. A. (2016). Prácticas educativas abiertas. Una
perspectiva emergente sobre la innovación educativa con tecnologías de la
información y la comunicación (TIC). Recuperado de:
http://intellectum.unisabana.edu.co/bitstream/handle/10818/23509/Pra%CC%
81cticas%20Educativas%20Abiertas-libro.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Coughlan, T., & Perryman, L. A. (2013). Más allá de la torre de marfil: un modelo
para potenciar las comunidades de aprendizaje informal y desarrollo
mediante prácticas educativas abiertas [versión electrónica]. RUSC.
Universities and Knowledge Society Journal, 10(1), 135-150. Recuperado de:
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4626722

26

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Escamilla, J. (2012). [Tecnológico de Monterrey/Innovación Educativa]. Recursos
Educativos Abiertos en México y América Latina. [archivo de vídeo].
Recuperado de
https://www.youtube.com/watch?v=VKOJSe78MOQ&feature=youtu.be

Glasserman Morales, L. D. (2012). Documentación de experiencias de una práctica
educativa abierta (pea) en un curso de educación superior. REICE. Revista
Electrónica Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación.
Recuperado de: https://repositorio.uam.es/handle/10486/661423

Inamorato, A., Cobo, C., y Costa, C. (2012). Compendio Recursos Educativos
Abiertos: Casos de América Latina y Europa en la Educación Superior.
Recuperado de http://www.oportunidadproject.eu/resources/compendium

LEARNING, C. W. O. (2011). Guidelines for open educational resources (OER) in
higher education.

Mochi, P. (2002). El movimiento del software libre. Revista mexicana de ciencias
políticas y sociales, 45(185), 4. Recuperado de:
https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5054043.pdf

Mortera, F., Salazar, A., Rodríguez, J., & Pérez, J. A. (2011). Guía de referencia
para el uso de recursos educativos abiertos (REA) y objetos de aprendizaje
(OA). Montemorelos, Nuevo León, México: CUDI–CONACYT. Recuperado
de: https://issuu.com/licci/docs/guia-rea-oa

Restrepo, L. M. (2010). Antecedentes y aspectos generales de las licencias de
Creative Commons. Revista De Derecho Comunicaciones Y Nuevas
Tecnologías, (4) 1-24. Recuperado de http://biblat.unam.mx/es/revista/revista-
de-derecho-comunicaciones-y-nuevas-tecnologias/articulo/antecedentes-y-
aspectos-generales-de-las-licencias-de-creative-commons

27

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.
Santos-Hermosa, G., Ferran Ferrer, N., & Abadal, E. (2012). Recursos educativos
abiertos: repositorios y uso. Recuperado de:
https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://www.accesoabierto.net/sit
es/accesoabierto.net/files/Santos-Ferran-Abadal-EPI.pdf

UNESCO.ORG (2017). Recursos educativos abiertos. Organización de las Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. [online] Recuperado de:
http://www.unesco.org/new/es/communication-and-information/access-to-
knowledge/open-educational-resources/ [Accedido 27 Mayo 2017].

Wiley, D. (2006). Expert Meeting on Open Educational Resources. Centre for
Educational Research and Innovation. Recuperado de:
https://www.oecd.org/edu/ceri/36224377.pdf

Zacca, G. & Diego, F. (2010). Recursos educativos abiertos y la protección del
derecho de autor. Recuperado de
http://bvs.sld.cu/revistas/ems/vol_24_3_10/ems08310.htm

28

Esta obra está licenciada bajo la Licencia Creative Commons Atribución-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional. Para ver una copia de esta licencia, visita
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/.