Caso capítulos V y VI

Leticia llevaba trabajando en la empresa cuatro años. El primero como asistente
de marketing, uno más en París y en Río de Janeiro en constante entrenamiento
para convertirse en Gerente de producto. Se estaba preparando para ser gerente
de marketing, según las políticas de la empresa.
Tenía cuatro meses de embarazo cuando la llamaron de la dirección, y después
de llenarla de halagos y felicitaciones, le dijeron que dentro de tres meses le
darían el puesto.
En ese momento comentó: ‘’qué maravilla, y justo ahora que iba a avisarte que
estoy embarazada!!…’ Las felicitaciones se convirtieron en palabras
desmotivantes sobre lo difíciles que serían los retos de los próximos meses con
un embarazo y luego un bebé recién nacido.
Pasaron los tres meses y nombraron gerente de Marketing aun compañero que
ni siquiera completó su capacitación.
Leticia puede apoyarse en lo descrito en el artículo 159 de la LFT para reclamar en
un juicio especial se le asigne el puesto que se le había prometido.

Artículo 159. Las vacantes definitivas, las provisionales con duración mayor de
treinta días y los puestos de nueva creación, serán cubiertos por el trabajador que
tenga la categoría o rango inmediato inferior, así como mayor capacitación, con
mayor antigüedad, demuestre mayor aptitud, acredite mayor productividad y sea
apto para el puesto