Trabajo Práctico

Tema: Medio Ambiente

El medio ambiente se refiere a todo lo que rodea a los seres vivos, está
conformado por elementos biofísicos (suelo, agua, clima, atmósfera,
plantas, animales y microorganismos), y componentes sociales que se
refieren a los derivados de las relaciones que se manifiestan a través de
la cultura, la ideología y la economía. La relación que se establece entre
estos elementos es lo que, desde una visión integral, conceptualiza el
medio ambiente como un sistema.

Delitos y medio Ambiente es un binomio que se encuentra pendiente en nuestro mundo
jurídico, es una cuenta pendiente para nuestra sociedad, ya que muchos de nosotros no
identificamos la delictuosidad de un hecho cuando de contaminación se trata.

En la Argentina, el art. 41 C.N. consagra el derecho de los habitantes a un ambiente sano.
La ley nacional del ambiente 25.675 entre los instrumentos de gestión ambiental
menciona el ordenamiento ambiental del territorio (art. 8º).-

Es importante señalar que hablar de “Delitos Ambientales” implica asumir un
cambio fundamental en la configuración de los mismos. El bien jurídico
protegido, ya no se presenta como individual, sino como colectivo, y es
fundamental la relación directa del daño que el delito refleja en la magnitud
del impacto que provoca sobre el medio ambiente natural, la salud de los
ciudadanos y el daño que provoca a generaciones presentes y futuras.

En relación a los sujetos involucrados, personas jurídicas y grupos de poder,
deben ser y serán los principales imputados por este tipo de acción, ya que
cuando hablamos de delitos ambientales estamos involucrando de manera
directa a grandes empresas nacionales, transnacionales y al accionar del
mismo Estado que muchas veces genera la acción contaminante, o por
omisión la permite.

Actualmente la degradación y deterioro del ambiente, el uso y abuso de los
recursos naturales, están trayendo como consecuencias un gran peligro para
la supervivencia humana, lo que hace necesario que el código penal sea
actualizado y la ley aplicada de manera consciente y comprometida por parte
de nuestros funcionarios públicos, todos ellos servidores de la ley y el
ciudadano.

El derecho penal se mantuvo inmóvil ante la comisión de delitos de esta índole, si bien en
el Art 200 del C.P. en el acápite Delitos contra la salud Pública, envenenar, agua potable, o
Alimentos o Medicina, quedando otros ilícitos de índole ambiental sin protección pues el
medio ambiente no se tiene como bien jurídico protegido en el código de fondo.

Con esto se pretende tutelar la salud pública, entendida como un valor comunitario, con
sentido de dimensión social, que apunta no a la salud individual sino al conjunto de
condiciones positivas y negativas que posibilitan el bienestar de todas las personas en
general e indeterminadamente. Se persigue la protección del bienestar físico y psíquico de
la colectividad; del estado sanitario de la comunidad. La salud pública es un interés
supraindividual de titularidad colectiva, y de naturaleza difusa.

ARTICULO 201. - Las penas del artículo precedente se aplicarán al que vendiere, pusiere en
venta, suministrare, distribuyere o almacenare con fines de comercialización aguas
potables, sustancias alimenticias o medicinales o mercaderías peligrosas para la salud,
disimulando su carácter nocivo.

ARTICULO 201 bis. - Si como consecuencia del envenenamiento, adulteración o
falsificación de aguas potables o sustancias alimenticias o medicinales, resultare la muerte
de alguna persona, la pena será de DIEZ (10) a VEINTICINCO (25) años de reclusión o
prisión; si resultaren lesiones gravísimas, la pena será de TRES (3) a QUINCE (15) años de
reclusión o prisión; si resultaren lesiones graves, la pena será de TRES (3) a DIEZ (10) años
de reclusión o prisión.

ARTICULO 202. - Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años,
el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.
ARTICULO 204.- Será reprimido con prisión de SEIS (6) meses a TRES (3) años el que
estando autorizado para la venta de sustancias medicinales, las suministrare en especie,
calidad o cantidad no correspondiente a la receta médica, o diversa de la declarada o
convenida, o excediendo las reglamentaciones para el reemplazo de sustancias
medicinales, o sin la presentación y archivo de la receta de aquellos productos que, según
las reglamentaciones vigentes, no pueden ser comercializados sin ese requisito.

ARTICULO 205. - Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que
violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir
la introducción o propagación de una epidemia.

La sustancia alimenticia es todo sólido o liquido, en forma simple o preparada, que
el hombre ingiere para alimentarse sin importar que tenga mucho o poco valor
alimenticio

La sustancia medicinal es todo solido o liquido que se emplea normalmente para
curar enfermedades o preservar la salud, administrable por via oral, inyectable,
friccion, adherencia, contacto, etc, entre los que podrían incluirse los elementos que
tienen un fin básicamente estético tendientes a conservar el normal funcionamiento
o el mantenimiento de partes del cuerpo.

RESIDUOS PELIGROSOS

Ley Nº 24.051

Art. 2- Será considerado peligroso, a los efectos de esta ley, todo residuo que
pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el
suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.

En particular serán considerados peligrosos los residuos indicados en el
Anexo I o que posean alguna de las características enumeradas en el
Anexo II de esta ley.

Las disposiciones de la presente serán también de aplicación a aquellos
residuos peligrosos que pudieren constituirse en insumos para otros
procesos industriales.

Quedan excluidos de los alcances de esta ley los residuos domiciliarios,
los radiactivos y los derivados de las operaciones normales de los
buques, los que se regirán por leyes especiales y convenios
internacionales vigentes en la materia.

Art. 4- La autoridad de aplicación llevará y mantendrá actualizado un Registro
Nacional de Generadores y Operadores de Residuos Peligrosos, en el que
deberán inscribirse las personas físicas o jurídicas responsables de la
generación, transporte, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos.

Art. 7- El certificado ambiental será requisito necesario para que la autoridad
que en cada caso corresponda, pueda proceder a la habilitación de las
respectivas industrias, transportes, plantas de tratamiento o disposición y
otras actividades en general que generen u operen con residuos peligrosos.
La autoridad de aplicación de la presente ley podrá acordar con los
organismos responsables de la habilitación y control de los distintos tipos de
unidades de generación o transporte, la unificación de procedimientos que
permita simplificar las tramitaciones, dejando a salvo la competencia y
jurisdicción de cada uno de los organismos intervinientes.

Responsabilidades:

Art. 47- El dueño o guardián de un residuo peligroso no se exime
responsabilidad por demostrar la culpa de un tercero de quien no debe
responder, cuya acción pudo ser evitada con el empleo del debido cuidado y
atendiendo a las circunstancias del caso.

Art. 48- La responsabilidad del generador por los daños ocasionados por los
residuos peligrosos no desaparece por la transformación, especificación,
desarrollo, evolución o tratamiento de éstos, a excepción de aquellos daños
causados por la mayor peligrosidad que un determinado residuo adquiere
como consecuencia de un tratamiento defectuoso realizado en la planta de
tratamiento o disposición final.

Infracciones:

Art. 49- Toda infracción a las disposiciones de esta ley, su reglamentación y
normas complementarias que en su consecuencia se dicten, será reprimida
por la autoridad de aplicación con las siguientes sanciones, que podrán ser
acumulativas: a) Apercibimiento; b) Multa de cincuenta millones de australes
(50.000.000) convertibles ley 23.928 hasta cien veces el valor; c) Suspensión
de la inscripción en el Registro de treinta (30) días hasta un (1) año; d)
Cancelación de la inscripción en el Registro.

Art. 51- En caso de reincidencia, los mínimos y máximos de las sanciones
previstas en los incs. b) y c) del art. 49 se multiplicarán por una cifra igual a la
cantidad de reincidencias aumentada en una unidad. Sin perjuicio de ello a
partir de la tercera reincidencia en el lapso indicado más abajo, la autoridad
de aplicación queda facultada para cancelar la inscripción en el Registro. Se
considerará reincidente al que, dentro del termino de tres (3) años anteriores
a la fecha de comisión de la infracción, haya sido sancionado por otra
infracción.

CAPITULO IX - Régimen penal.

Art. 55- Será reprimido con las mismas penas establecidas en el art.200 del
Código Penal, el que, utilizando los residuos a que se refiere la presente ley,
envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el
suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general. Si el hecho fuere
seguido de la muerte de alguna persona, la pena será de diez (10) a
veinticinco (25) años de reclusión o prisión.

Art. 56- Cuando alguno de los hechos previstos en el articulo anterior fuere
cometido por imprudencia o negligencia o por impericia en el propio arte o
profesión o por inobservancia de los reglamentos u ordenanzas, se impondrá
prisión de un (1) mes a dos (2) años. Si resultare enfermedad o muerte de
alguna persona, la pena será de seis (6) meses a tres (3) años.

Art. 57- Cuando alguno de los hechos previstos en los dos artículos
anteriores se hubiesen producido por decisión de una persona jurídica, la
pena se aplicará a los directores, gerentes, síndicos, miembros del consejo de
vigilancia, administradores, mandatarios o representantes de la misma que
hubiesen intervenido en el hecho punible, sin perjuicio de las demás
responsabilidades penales que pudiesen existir.

Art. 58- Será competente para conocer de las acciones penales que deriven
de la presente ley la justicia federal.

CATEGORIAS SOMETIDAS A CONTROL

Corrientes de desechos

Y1 Desechos clínicos resultantes de la atención médica prestada en
hospitales, centros médicos y clínicas para salud humana y animal.
Y2 Desechos resultantes de la producción y preparación de
productos farmacéuticos.

Y3 Desechos de medicamentos y productos farmacéuticos para la
salud humana y animal.

Desechos resultantes de la producción, preparación y utilización
de tintas, colorantes, pigmentos, pinturas, lacas o barnices.

Y13 Desechos resultantes de la producción, preparación y
utilización de resinas, látex, plastificantes o colas y adhesivos

Y17 Desechos resultantes del tratamiento de superficies de
metales y plásticos.

Y18 Residuos resultantes de las operaciones de eliminación de
desechos industriales.

Desechos que tengan como constituyente

- Metales carbonilos.

- Compuestos de cobre.

- Compuestos de zinc.

- Arsénico, compuestos de arsénico.

- Selenio, compuestos de selenio.

- Plomo, compuestos de plomo.

LISTA DE CARACTERISTICAS PELIGROSAS

Explosivos: Por sustancia explosiva o desecho se entiende toda sustancia
o desecho sólido o líquido (o mezcla de sustancias o desechos) que por
sí misma es capaz, mediante reacción química, de emitir un gas a una
temperatura, presión y velocidad tales que puedan ocasionar daño a la
zona circundante.
Líquidos inflamables: Por líquidos inflamables se entiende aquellos
líquidos o mezcla de líquidos, o líquidos con sólidos en solución o
suspensión (por ejemplo pinturas, barnices, lacas, etcétera, pero sin
incluir sustancias o desechos clasificados de otra manera debido a sus
características peligrosas) que emiten vapores inflamables a
temperaturas no mayores de 60,5 °C, en ensayos con cubeta cerrada, o
no más de 65,6 °C, en ensayos con cubeta abierta.

Sólidos inflamables: Se trata de sólidos o desechos sólidos distintos a los
clasificados como explosivos, que en las condiciones prevalecientes
durante el transporte son fácilmente combustibles o pueden causar un
incendio o contribuir al mismo, debido a la fricción.

Tóxicos (venenosos) agudos: Sustancias o desechos que pueden causar
la muerte o lesiones graves o daños a la salud humana, si se ingieren o
inhalan o entran en contacto con la piel.

Sustancias infecciosas: Sustancias o desechos que contienen
microorganismos viables o sus toxinas, agentes conocidos o supuestos
de enfermedades en los animales o en el hombre.

Corrosivos: Sustancias o desechos que, por acción química, causan
daños graves en los tejidos vivos que tocan o que, en caso de fuga
pueden dañar gravemente o hasta destruir otras mercaderías o los
medios de transporte; o pueden también provocar otros peligros.
CONSERVACION DE LA FAUNA (AÑO 1981)

LEY Nº 22.421

Ordenamiento legal que tiende a resolver los problemas derivados de la
depredación que sufre la fauna silvestre.

ARTÍCULO 1º. - Declárase de interés público la fauna silvestre que temporal o
permanentemente habita el territorio de la República, así como su protección,
conservación, propagación, repoblación y aprovechamiento racional.

Todos los habitantes de la Nación tienen el deber de proteger la fauna silvestre,
conforme a los reglamentos que para su conservación y manejo dicten las autoridades
de aplicación.
Cuando el cumplimiento de este deber causare perjuicios, fehacientemente
comprobados, los mismos deberán ser indemnizados por la vía administrativa, por el
Estado Nacional o los provinciales en sus respectivas jurisdicciones, de conformidad
con las disposiciones que dictarán al efecto las autoridades de aplicación. En
jurisdicción nacional, en caso de desestimarse total o parcialmente los reclamos
formulados, los interesados podrán recurrir ante el Juez Federal competente,
interponiendo y fundando recurso de apelación dentro de los quince (15) días hábiles
de notificados de la resolución respectiva.

ARTICULO 3. - A los fines de esta Ley se entiende por fauna silvestre:

1) Los animales que viven libres e independientes del hombre, en ambientes naturales o
artificiales.

2) Los bravíos o salvajes que viven bajo control del hombre, en cautividad o semicautividad.

3) Los originalmente domésticos que, por cualquier circunstancia, vuelven a la vida salvaje
convirtiéndose en cimarrones.

Quedan excluídos del régimen de la presente Ley los animales comprendidos en las leyes sobre
pesca. La autoridad jurisdiccional de aplicación acordará con la SECRETARIA DE ESTADO DE
INTERESES MARITIMOS la división correspondiente en los casos dudosos.

ARTÍCULO 13. - Los estudios de factibilidad y proyectos tales como desmonte,
secado y drenaje de tierras inundables, modificaciones de cauce de río,
construcción de diques y embalses, que puedan causar transformaciones en
el ambiente de la fauna silvestre, deberán ser consultados previamente a las
autoridades nacionales o provinciales competentes en materia de fauna.

ARTÍCULO 14. - Antes de autorizar el uso de productos venenosos o tóxicos
que contengan sustancias residuales nocivas, en especial los empleados para
la destrucción de aquellos invertebrados o plantas que son el alimento
natural de determinadas especies, deberán ser previamente consultadas las
autoridades nacionales o provinciales competentes en materia de fauna
silvestre.

ARTÍCULO 24. - Será reprimido con prisión de un (1) mes a un (1) año y con
inhabilitación especial de hasta tres (3) años, el que cazare animales de la
fauna silvestre en campo ajeno sin la autorización establecida en el ARTÍCULO
16, inciso a).
ARTÍCULO 25. - Será reprimido con prisión de dos (2) meses a dos (2) años y
con inhabilitación especial de hasta cinco (5) años el que cazare animales de
la fauna silvestre cuya captura o comercialización estén prohibidas o vedadas
por la autoridad jurisdiccional de aplicación. La pena será de cuatro (4) meses
a tres (3) años de prisión con inhabilitación especial de hasta diez (10) años
cuando el hecho se cometiere de modo organizado o con el concurso de tres
(3) ó más personas o con armas, artes o medios prohibidos por la autoridad
jurisdiccional de aplicación.

ARTÍCULO 26. - Será reprimido con prisión de dos (2) meses a dos (2) años y
con inhabilitación especial de hasta cinco (5) años el que cazare animales de
la fauna silvestre utilizando armas, artes o medios prohibidos por la autoridad
jurisdiccional de aplicación.

ARTÍCULO 27. - Las penas previstas en los artículos anteriores se aplicarán
también al que a sabiendas transportare, almacenare, comprare, vendiere,
industrializare o de cualquier modo pusiere en el comercio piezas, productos
o subproductos provenientes de la caza furtiva o de la depredación.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
POLITICA AMBIENTAL NACIONAL

Ley 25.675

Ley general del ambiente:
ARTICULO 1º — La presente ley establece los presupuestos mínimos para el logro de una
gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad
biológica y la implementación del desarrollo sustentable.

Es posible definir al ambiente como el conjunto de elementos naturales o
transformados por la persona humana y creados por ella (la cultura, en suma) que
permiten el nacimiento y desarrollo de organismos vivos. Los recursos naturales
son los bienes de la naturaleza que aun no han sido modificados por la actividad de
la persona humana y que ésta emplea para su propia conservación y crecimiento.
La diversidad biológica o genética se refiere a la pluralidad de organismos y
sistemas vivos existentes en la naturaleza y que enriquecen y preservan al conjunto
en razón de su misma variedad. La protección de la diversidad biológica supone la
conservación de las diferentes especies naturales a fin de evitar la denominada
erosión biológica.

ARTICULO 2º — La política ambiental nacional deberá cumplir los siguientes
objetivos:

a) Asegurar la preservación, conservación, recuperación y mejoramiento de la
calidad de los recursos ambientales, tanto naturales como culturales, en la
realización de las diferentes actividades antrópicas;

b) Promover el mejoramiento de la calidad de vida de las generaciones presentes y
futuras, en forma prioritaria;

c) Fomentar la participación social en los procesos de toma de decisión;

d) Promover el uso racional y sustentable de los recursos naturales;

e) Mantener el equilibrio y dinámica de los sistemas ecológicos;

f) Asegurar la conservación de la diversidad biológica;

g) Prevenir los efectos nocivos o peligrosos que las actividades antrópicas generan
sobre el ambiente para posibilitar la sustentabilidad ecológica, económica y social
del desarrollo;

h) Promover cambios en los valores y conductas sociales que posibiliten el desarrollo
sustentable, a través de una educación ambiental, tanto en el sistema formal como
en el no formal;

i) Organizar e integrar la información ambiental y asegurar el libre acceso de la
población a la misma;

j) Establecer un sistema federal de coordinación interjurisdiccional, para la
implementación de políticas ambientales de escala nacional y regional

k) Establecer procedimientos y mecanismos adecuados para la minimización de riesgos
ambientales, para la prevención y mitigación de emergencias ambientales y para la
recomposición de los daños causados por la contaminación ambiental.

Principios de la política ambiental:
Principio precautorio: Cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de
información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la
adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del
medio ambiente.

Principio de responsabilidad: El generador de efectos degradantes del ambiente, actuales
o futuros, es responsable de los costos de las acciones preventivas y correctivas de
recomposición, sin perjuicio de la vigencia de los sistemas de responsabilidad ambiental
que correspondan.

Principio de subsidiariedad: El Estado nacional, a través de las distintas instancias de la
administración pública, tiene la obligación de colaborar y, de ser necesario, participar en
forma complementaria en el accionar de los particulares en la preservación y protección
ambientales.

Principio de equidad intergeneracional: Los responsables de la protección ambiental
deberán velar por el uso y goce apropiado del ambiente por parte de las generaciones
presentes y futuras.

Principio de cooperación: Los recursos naturales y los sistemas ecológicos compartidos
serán utilizados en forma equitativa y racional, El tratamiento y mitigación de las
emergencias ambientales de efectos transfronterizos serán desarrollados en forma
conjunta.

ARTICULO 6º — Se entiende por presupuesto mínimo, establecido en
el artículo 41 de la Constitución Nacional, a toda norma que concede
una tutela ambiental uniforme o común para todo el territorio nacional,
y tiene por objeto imponer condiciones necesarias para asegurar la
protección ambiental. En su contenido, debe prever las condiciones
necesarias para garantizar la dinámica de los sistemas ecológicos,
mantener su capacidad de carga y, en general, asegurar la
preservación ambiental y el desarrollo sustentable.
ARTICULO 8º — Los instrumentos de la política y la gestión
ambiental serán los siguientes:

1. El ordenamiento ambiental del territorio

2. La evaluación de impacto ambiental.
3. El sistema de control sobre el desarrollo de las actividades
antrópicas.

4. La educación ambiental.

5. El sistema de diagnóstico e información ambiental.

6. El régimen económico de promoción del desarrollo
sustentable.

ARTICULO 11. — Toda obra o actividad que, en el territorio de la Nación, sea susceptible
de degradar el ambiente, alguno de sus componentes, o afectar la calidad de vida de la
población, en forma significativa, estará sujeta a un procedimiento de evaluación de
impacto ambiental, previo a su ejecución,

ARTICULO 12. — Las personas físicas o jurídicas darán inicio al procedimiento con la
presentación de una declaración jurada, en la que se manifieste si las obras o actividades
afectarán el ambiente. Las autoridades competentes determinarán la presentación de un
estudio de impacto ambiental, cuyos requerimientos estarán detallados en ley particular y,
en consecuencia, deberán realizar una evaluación de impacto ambiental y emitir una
declaración de impacto ambiental en la que se manifieste la aprobación o rechazo de los
estudios presentados.

Daño ambiental

ARTICULO 27. Se define el daño ambiental como toda alteración
relevante que modifique negativamente el ambiente, sus recursos, el
equilibrio de los ecosistemas, o los bienes o valores colectivos.

ARTICULO 28. — El que cause el daño ambiental será objetivamente responsable de su
restablecimiento al estado anterior a su producción. En caso de que no sea técnicamente
factible, la indemnización sustitutiva que determine la justicia ordinaria interviniente,
deberá depositarse en el Fondo de Compensación Ambiental que se crea por la presente,
el cual será administrado por la autoridad de aplicación, sin perjuicio de otras acciones
judiciales que pudieran corresponder.

ARTICULO 29. — La exención de responsabilidad sólo se producirá acreditando que, a
pesar de haberse adoptado todas las medidas destinadas a evitarlo y sin mediar culpa
concurrente del responsable, los daños se produjeron por culpa exclusiva de la víctima o
de un tercero por quien no debe responder.

ARTICULO 30. — Producido el daño ambiental colectivo, tendrán legitimación para
obtener la recomposición del ambiente dañado, el afectado, el Defensor del Pueblo y las
asociaciones no gubernamentales de defensa ambiental, conforme lo prevé el artículo 43
de la Constitución Nacional, y el Estado nacional, provincial o municipal; asimismo,
quedará legitimado para la acción de recomposición o de indemnización pertinente, la
persona directamente damnificada por el hecho dañoso acaecido en su jurisdicción.

Articulo 43 CN segundo párrafo: Podrán interponer esta acción contra cualquier forma de
discriminación y en lo relativo a los derechos que protegen al ambiente, a la competencia,
al usuario y al consumidor, asi como a los derechos de incidencia colectiva en general, el
afectado, el defensor del pueblo y las asociaciones que propendan a esos fines, registradas
conforme a la ley, la que determinará los requisitos y formas de su organización.

Requisitos:

Legitimación activa para interponer acción de amparo y existencia de un perjuicio para la
colectividad del acto que se impugna.

LEY N° 22.351

PARQUES NACIONALES

ARTICULO 1° — A los fines de esta ley podrán declararse Parque Nacional,
Monumento Natural o Reserva Nacional, las áreas del territorio de la República que
por sus extraordinarias bellezas o riquezas en flora y fauna autóctona o en razón de
un interés científico determinado, deban ser protegidas y conservadas para
investigaciones científicas, educación y goce de las presentes y futuras
generaciones, con ajuste a los requisitos de Seguridad Nacional. En cada caso la
declaración será hecha por ley.

ARTICULO 4° — Serán Parques Nacionales las áreas a conservar en su estado
natural, que sean representativas de una región fitozoogeográfica y tengan gran
atractivo en bellezas escénicas o interés científico, las que serán mantenidas sin
otras alteraciones que las necesarias para asegurar su control, la atención del
visitante y aquellas que correspondan a medidas de Defensa Nacional adoptadas
para satisfacer necesidades de Seguridad Nacional.

En ellos está prohibida toda explotación económica con excepción de la
vinculada al turismo, que se ejercerá con sujeción a las reglamentaciones que
dicte la AUTORIDAD DE APLICACION.
ARTICULO 5° — Además de la prohibición general del Artículo 4 y con
las excepciones determinadas en el inciso j) del presente y Artículo 6, en
los parques nacionales queda prohibido:

a) La enajenación y arrendamiento de tierras del dominio estatal así
como las concesiones de uso, con las salvedades contempladas en el
Artículo 6;

b) La exploración y explotación mineras;

c) La instalación de industrias;

d) La explotación agropecuaria, forestal y cualquier tipo de
aprovechamiento de los recursos naturales;

e) La pesca comercial;

f) La caza y cualquier otro tipo de acción sobre la fauna, salvo que fuere
necesaria por razones de orden biológico, técnico o científico que
aconsejen la captura o reducción de ejemplares de determinadas
especies;

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Disposición de la Constitución Nacional:

Artículo 41: Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado,
apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las
necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras, y tienen el
deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de
recomponer según lo establezca la ley.

Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de los
recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad
biológica y a la información y educación ambientales.

Corresponde a la Nacion dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de
protección, y a las provincias las necesarias para complementarlas sin que aquellas
alteren las jurisdicciones locales.

Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente
peligrosos y de los radioactivos.
Este articulo nos habla basicamente del derecho-deber de todo habitante:

- Derecho de gozar de un ambiente sano, de tener una mejor calidad de
vida y deber de preservarlo para generaciones presentes y futuras.

El estado ejerce el poder de policia industrial y ambiental, dictando normas
que obligan a las industrias a preservar el ambiente mediante el sistema de
premios (eliminandoles impuestos) y castigos (en dinero o acciones), como
ser; limpiar lo que contaminaron.

De todas formas este articulo quiere prevenir y evitar los daños antes de
sancionar a su responsable.

Las disposiciones de este articulo son programáticas (necesitan que una ley
las reglamente), salvo la ultima parte que es operativa (se cumple
directamente sin una ley reglamentaria); es la prohibición de no entrar al país
residuos peligrosos o radioactivos (prohibición impulsada por organizaciones
no gubernamentales como Greenpeace Argentina.

Conceptos importantes:

- Derecho ambiental: Rama del derecho que estudia al ambiente
considerado como totalidad; su fin es restaurar, mantener y fomentar
una correcta relación del hombre con la naturales para prevenir y
remediar perturbaciones que no pueden ser reabsorbidas y eliminadas
por los propios sistemas naturales. El bien jurídico que se tutela es la
calidad de vida de cada individuo. Es sustancialmente un derecho
público donde prima el interés público.
- Medio ambiente: Conjunto de personas y circunstancias entre las
cuales vive un individuo. Es la relación de interdependencia o
intercambio entre dos cosas: los recursos naturales y el hombre con sus
creaciones (valores estéticos, históricos, urbanísticos, artísticos,
arquitectónicos, paisajísticos).
- Recursos naturales: Son los bienes de la naturaleza en cuanto no han
sido transformados por el hombre y le sean útiles, ya que son fuente
de riqueza para la explotación económica, como el agua, el aire, la
tierra, los bosques, la flora silvestre (terrestre o acuática) y la fauna
silvestre (terrestre, acuática, anfibia o aérea), los minerales (sólidos,
líquidos o gaseosos), la energica producida naturalmente, etc.
- Intereses difusos: son aquellos que tiene toda una comunidad y su fin
no es tutelar a alguien en particular sino el beneficio general. (Ejemplo
el interés por preservar los bosques).
- Interés colectivo: Aquel interés legítimo que tiene cada individuo por
igual como parte de una colectividad (no se confunde con el interés
personal ni con la suma de intereses personales de quienes la
integran). Es el interés de un grupo indeterminado de personas. (por ej,
integrantes de un barrio).
- Daño ambiental: Es toda lesión, menoscabo o perturbación que afecte
o pueda afectar en forma inmediata o mediata el medio ambiente o a
sus componentes. Es la agresión directa al ambiente, provocando una
lesión indirecta a las personas o cosas por una alteración del ambiente.
- Impacto ambiental: Es la afectación mediata de la calidad de vida de
los habitantes del planeta.
- Contaminación: Transmisión y difusión de humos o gases tóxicos o de
polvos y gérmenes microbianos provenientes de los desechos de la
actividad del ser humano.

Conflicto Argentina/Uruguay por instalación de papeleras en el Rio Uruguay:
En octubre de 2003, el gobierno uruguayo autorizó a la empresa española ENCE (Empresa
nacional de celulosa de España) a instalar una planta industrial de producción de celulosa
en la ciudad de Fray Bentos, frente a Gualeguaychú violando así el estatuto de Rio Uruguay
(de 1975) que establecía mecanismos de consultas previo a la CARU (Comisión
administradora del Rio Uruguay) y al otro país cuando se tenga intención de realizar algún
emprendimiento que pueda afectar las aguas del Rio Uruguay (compartido entre ambos),
ya sea su navegación, calidad de aguas o régimen fluvial. Si el país consultado aceptaba,
podían empezarse las obras, pero si no había aceptación los gobiernos debían tratar de
llegar a un acuerdo, según el estatuto, por 180 días y ante la falta de acuerdo se puede ir a
la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Uruguay, al autorizar la construcción de las
papeleras, viola el estatuto, por lo que la cancillería Argentina pidió detalles técnicos de la
planta que se proyectaba, quejándose por no haber sido consultada previamente. A inicios
de 2004 Entre Rios presentó recursos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos
y el Banco Mundial.

Mas tarde, Argentina demanda ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya a
Uruguay por violar el estatuto del Rio Uruguay. Finalmente, en Julio de 2006 la Corte no
hizo lugar al pedido de Argentina (la medida cautelar para que Uruguay suspenda las obras
de construcción de las pasteras para hacer los estudios de impacto ambiental en forma
seria e independiente), razón por la cual a fines de 2006 las asambleas ambientalistas de
Gualeguaychú y Colón retomaron los cortes de rutas, haciendo que Uruguay pidiera a la
Corte Internacional de Justicia de La Haya una medida cautelar contra Argentina por
dichos cortes.

La corte Internacional de Justicia falló, a fines de enero de 2007 a favor de Argentina por
14 votos contra 1, al no dar lugar a la medida cautelar pedida por Uruguay contra los
cortes de rutas que realizaban los vecinos de Gualeguaychú, por considerar que no
generan un riesgo inmediato o daño irreparable a su país.

Entre las dos papeleras se invertirán en el Uruguay cerca de 2000 millones de dólares.

Fallo: La Corte Suprema de Justicia de la Nación recibió en 2004 una demanda
presentada por un grupo de vecinos del asentamiento denominado "Villa
Inflamable" (Dock Sud, Avellaneda, provincia de Buenos Aires) contra el Estado
nacional, la provincia de Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires y 44 empresas, invocando daños por múltiples enfermedades que
habían sufrido sus hijos y ellos mismos derivadas de la contaminación de la cuenca
hídrica Matanza-Riachuelo, zona que abarca parte de la Capital Federal y once
partidos de aquella provincia. En su reclamo, pedían el resarcimiento por los daños
particulares sufridos y por los perjuicios causados al ambiente. Estos últimos
consistían en la contaminación de las aguas y del fondo del río, de las zonas
aledañas y del aire. También solicitaron la constitución de un fondo de reparación,
porque invocaban que hacía más de 100 años que el Riachuelo estaba bajo políticas
públicas que fracasaron en el objetivo de sanear la cuenca .
En un hecho histórico, el Máximo Tribunal recibió la demanda. Los jueces dividieron
la pretensión en dos partes: sobre la primera, que se refiere a los daños personales,
rechazaron su jurisdicción y determinaron que los reclamos tienen que ir al
magistrado más cercano a su domicilio; sobre la segunda, por los daños al
ambiente, entendieron que la demanda sí entra bajo su órbita y dio prioridad a la
prevención de la contaminación futura y a la recomposición de los perjuicios
causados. Así, la Corte dictó en junio de 2006 una primera sentencia, exigiendo al
Estado la presentación de un plan para limpiar el Riachuelo y recomponer el agua,
suelo y aire. El programa consiste en la implementación de sistemas vinculados a
las distintas formas de contaminación: obra pública cloacal de toda la región,
asepsia de basurales, saneamiento de la actividad industrial y limpieza del fondo
del río, entre otras medidas.

El Alto Tribunal decidió que se discuta en audiencias públicas el plan requerido al
Estado. Terminada esta fase, dictó una última sentencia, en julio de 2008, donde
ordenó la implementación de políticas públicas concretas en materia ambiental y
fijó plazos para realizarlas y sanciones en caso de incumplimiento, a cargo de la
Autoridad de Cuenca. Además, dejó en manos de un juez federal la ejecución de la
sentencia definitiva y estableció un control sobre ella, en manos del defensor del
Pueblo, de las ONG que intervinieron como terceros en la causa y de la Auditoría
General de la Nación.

El pasado 8 de Julio la Corte Suprema de Justicia de la Nación,
determinó en un histórico fallo, la responsabilidad del Estado Nacional,
la Provincia de Buenos Aires y la ciudad de Buenos Aires, en la
prevención y saneamiento del daño ambiental existente en la cuenca
Matanza Riachuelo.

Quesada c/ Municipalidad de Buenos Aires (1980):

Quesada interpuso acción de amparo por la tala de árboles de la plaza Grand
Bourg. La Municipalidad dijo que el actor no tenía legitimación colectiva
porque los hechos ocurrieron en un dominio público, sujetos al poder de
policía de Municipio. En la 1° instancia se le concede el amparo, pero en la 2°
lo rechazan porque con la tala de árboles se viola un derecho sin rango
constitucional (recién en 1994 se habla de un medio ambiente sano).
LEY 14.346

Se Establecen Penas para las Personas que Maltraten o Hagan Víctimas de Actos
de Crueldad a los Animales.

ARTICULO 1º - Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere
malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.

ARTICULO 2º - Serán considerados actos de maltrato:

1° No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos.

2° Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo,
les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas.

3° Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según
las estaciones climáticas.

4° Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado.

5° Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos.