CUIDADOS DE ENFERMERÍA

:
 El lavado de manos es imprescindible antes y después de entrar en contacto con el
niño enfermo.
 Dar consejería e Informar a los familiares sobre las medidas a adoptar.
 Se debe aconsejar al niño que no se toque la zona afectada
 Examinar periódicamente al paciente por si se produjera re infestación.
 Instaurar medidas para prevenir la transmisión de la infestación (guantes, gorro y
bata) en contacto con el paciente.
 Realizar un examen minucioso de todo el cuerpo, para detectar las zonas afectadas
por el parásito vigilando posibles lesiones erosivas en la piel.
 Considerar la ropa y útiles personales, como contaminados hasta la completa
eliminación de los ácaros.
 Informar al paciente y a todas las personas que tienen o hayan tenido contacto con él
sobre las medidas a adoptar.
 Examinar de manera periódica al paciente por si se produjera reinfestación.
 Incentivar a la madre sobre el cuidado e higiene personal como parte de la rutina
diaria

PREVENCION:

Retirar y proteger las cosas que acumulan polvo

 Si es posible, retirar las alfombras y los tapetes. Los ácaros del polvo no viven en las
superficies de vinilo ni de madera.
 Utilizar fundas de colchón y de almohada específicas antiácaros.
 Limitar la cantidad de muebles tapizados, cortinas y juguetes de peluche. (Verificar que los
juguetes de peluche que conserve sean lavables.)
 Utilizar ropa de cama antialérgico en las almohadas y los colchones.
 Evitar las flores deshidratadas y otras cosas que acumulen polvo.
 La habitación debe estar poco decorada, evitando cortinajes y tapicerías.
 Evitar las estanterías con libros.
 No se aconseja tener animales de pelo o de pluma en el domicilio

Limpiar todo lo que acumula polvo
 Lavar la ropa de cama (sábanas, mantas, cubrecamas, edredones y colchas de plumas) con
agua caliente una vez por semana.

 Si no puede deshacer de las alfombras, utilice alfombras lavables y lávelas con frecuencia.

 Limpiar las rejillas de calefacción y aire acondicionado al menos 1 vez al mes.
 Lavar las cortinas, limpie las persianas y los abanicos de techo con frecuencia.
 Limitar la cantidad de animales y otros juguetes de peluche y si es posible, lávelos con
agua caliente una vez a la semana.

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA:

 Riesgo de enfermedades dérmicas r/c inadecuada higiene corporal.  Disconfort R/C prurito s/c escabiosis  Riesgo de lesión r/c prurito intenso s/c escabiosis .  Déficit de autocuidado: baño R/C faltas de normas de higiene corporal.  Deterioro de la integridad cutánea R/C lesiones en la piel  Trastorno del patrón del sueño R/C prurito intenso por las noches. Riesgo de baja autoestima situacional R/C miedo al rechazo de sus compañeros y maestros.