Yo pienso que esto depende mucho de los trabajadores del restaurante, no siempre se puede

contratar cocineros de renombre internacional o nacional, basta con contratar buenos cocineros y
meseros que tengan mucha dedicación en desempeñar bien su trabajo y superarse así mismos día
a día. Tal vez algunos restaurantes cocinan bien al comienzo para atraer nuevos clientes pero
luego su calidad baja y mayormente sucede en restaurantes caros. Sin embargo hay restaurantes
que son pequeños, no muy elegantes y algunas personas no entran porque piensan que ahí ellos
no venden deliciosa comida o que no brindan una buena atención y algunas veces es todo lo
contrario venden deliciosa comida y lo mejor a un buen precio. Los clientes quedan maravillados y
regresan más seguido y muchas veces traen a más personas (amigos y familiares) a degustar de la
deliciosa comida del lugar.

Las razones que habitualmente dan los clientes acerca de los restaurantes baratos son:

 Una razón es que el cocinero es malo y el servicio también.
 A menudo los clientes piensan que como el precio es bajo, la comida no debe ser muy
deliciosa.
 Muchos clientes piensan que ir a un restaurante barato es pérdida de tiempo porque
cuentan con pocos meseros y a su vez podrían enfermar por cocinar con productos de baja
calidad.

Ejemplo: Copias el de tu cuaderno

Conclusión

No debemos juzgar a ningún restaurante por más barato que éste sea, sin antes haber tenido
referencias de alguna persona que allá comido en ese lugar.

No todo siempre entra por lo que vemos sino que muchas veces debemos arriesgar en probar en
nuevos lugares para poder recién calificar al restaurante como bueno o malo.

Muchas veces podemos comer bien y a muy bajo costo pero siempre fijándonos que el
restaurante al menos cumpla con algunos requisitos de salud, por ejemplo la higiene en sus
trabajadores.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.