Taller de investigación

ANÁLISIS DE SENTENCIA

Alumnos: Pablo Córdova
Jorge Lillo Z.

Fecha: 03-04-2017

Ramo: Taller de Investigación
Los Hechos:
El banco Santander Chile es el ejecutante del presente litigio judicial, en el cual el
deudor es dueño del automóvil marca Hyundai modelo L10 FL GL 1.1. Como consecuencia
del incumplimiento de este último, el banco Santander trabo el embargo y además de
esto, obtuvo en su favor, que se le retire el vehículo al insolvente. Posterior a esto solicito
que se notifique a Fórum Servicios Financieros S.A, de que se realizaría una subasta
pública en la cual se remataria el vehículo.
La señora Carolina Parada Gavilán se adjudicó el automóvil marca Hyundai, modelo
I10 FL GL 1.1, en la suma de dos millones ochocientos diecinueve mil ochocientos ochenta
pesos, este dinero que se obtuvo producto del remate se utilizó para pagar al ejecutante.
No obstante la adjudicación de la señora Carolina Parada G., el vehículo aún continuaba
gravado con las siguientes prohibiciones:

a) Existencia de una prenda a favor de Fórum Servicios Financieros S.A.;

b) prohibición a favor de Fórum Servicios Financieros S.A.;

c) embargo en causa rol 4694-2013 del Tercer Juzgado Civil de Concepción, trabado
por el Banco Santander Chile, ejecutante del presente pleito.

La sentencia pronunciada por el tercer juzgado civil de Concepción, del día 10 de
julio de 2014, determino rechazar el alzamiento de los gravámenes que afectan al
vehículo. Es por ello que la adjudicataria interpone recurso de apelación en el cual solicita
el alzamiento de las medidas que afectan al automóvil, este tribunal superior, el día
veintitrés de diciembre de dos mil catorce, accedió a la solicitud y dichas medidas que
afectaban al vehículo fueron dejadas sin efecto.
CÓMO RESOLVIÓ EL TRIBUNAL LA CONTIENDA Y EL ESTATUTO JURÍDICO APLICABLE:

Por la corte de apelaciones fueron tomados en consideración para fundamentar su
resolución los siguientes artículos.
En primer lugar el Articulo 2465 C.C: “Toda obligación personal da al acreedor el derecho
de perseguir su ejecución sobre todos los bienes raíces o muebles del deudor, sean
presentes o futuros, exceptuándose solamente los no embargables, designados en el
artículo 1618”.
Artículo 25 inciso 3 E. De prenda sin desplazamiento: “el derecho de prenda no será
oponible contra el tercero que adquiera el bien empeñado por venta al detalle en una
fábrica, feria, bolsa de productos agropecuarios, casa de martillo, tienda almacén u otros
establecimientos análogos en que se venden cosas muebles de la misma naturaleza”.
Banco Santander consiente en la realización de la subasta y su consecuente
enajenación desde el momento en que insta por la realización del remate, solicita
notificaciones al acreedor prendario, solicita autorización para participar en pública
subasta y percibe el importe de la venta forzada.
En cuanto al derecho de prenda: No será oponible a Claudia contra quien adquiere
el bien empeñado por casa de martillo. Artículo 25 inc.3 E. De prenda sin desplazamiento,
desde el momento que lo adquirió.
Respecto de la prohibición: el art.17. De prenda sin desplazamiento. Niega el
desposeimiento en contra de los terceros que adquirieron el bien por alguno de los
medios del 25.

Se CONFIRMA LA SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA.
Con las siguientes declaraciones:

- Se alza la prenda.

- Se alza la prohibición.

- Se alza el embargo.
OPINIÓN PERSONAL:

Como opinión personal, puedo mencionar que estoy plenamente de acuerdo con lo
dictaminado por la corte de Apelaciones de Concepción. Con lo cual quiero decir que me
parece que lo más razonable y justo para una persona que se adjudica un bien en una
subasta pública es recibir dicho bien (automóvil en este caso) libre de todo gravamen, de
este modo su nuevo acreedor (a) puede hacer pleno uso de las facultades que adquiere
por el sólo hecho de convertirse en el dueño.
El proceso previo al remate cumplió con todos los requisitos que la ley exigía para
que tenga plena validez, y como ya vimos, si se respetó en el fallo analizado, ya que
Forum Servicios Financieros S.A. fue debidamente notificada respecto del remate que se
llevaría a cabo por un martillero público y sin embargo desperdicio su derecho de
hacerse parte en el remate, y es por ello que me parece totalmente justa la
determinación de la Corte. Por otro lado este tribunal superior tomo en consideración el
artículo 25 inciso tercero del nuevo estatuto de prenda sin desplazamiento que establece
lo siguiente: “el derecho de prenda no será oponible contra el tercero que adquiera el bien
empeñado por venta al detalle en una fábrica, feria, bolsa de productos agropecuarios,
casa de martillo, tienda, almacén u otros establecimientos análogos en que se vendan
cosas muebles de la misma naturaleza”. Con dicha normativa nos queda absolutamente
claro que los gravámenes que podían afectar al automóvil, son inoponibles respecto de la
señora Carolina Parada Gavilan.