***

Huir replica:

Polarizen espejos cuadrados como el abanico del mar en la jaula de loróforos.

Dios de muchos brazos que él llama “Dios del ruido” a propósito del jazz el teléfono suena como
arcoíris-alcaloide en busca de un pezón de oficina.

Cartabones liróforos un espejo para desdoblar las palabras escritas al revés un espejo para
desdoblar el sonido de las palabras dictadas al revés.

***

Huir contesta:

Este papel es gasolina

haz un hoyo y duerme en él

contempla

pulpos de cruda luz

hamburguesas en armazón inmóvil

heces de zafiro

madres del zigzag.

Contemplo

trizas de computador

barcos en saint germain

anarquismo

carpas

un clavel labrado como un abrelatas de nombres

espuma fija

yonis en espeso humus.
***

Huir en colores:

El muerto

parado en su cofre de novia mecánica

amarillo

se arrastra al baile
3:15 un poco dentro de los ojos
ojos que brillan
ojos claros que brillan en la ventana

para los viajeros un tonto color

un campo amorfo.

Mañana al puente -qué tal-, dice el amigo del zombie

cuidado el puente,
ciudadanos de un pájaro blanco en su boca
el reloj marca las horas de un anciano
—tal vez un sueño—
el hombre que te compra un árbol
mecánico y destellante
como una máquina cerebral pastando en el Teatro
Séneca y Leibniz
se dilatan y zafan

se chupan la tubería
enganchan sus cojines de caucho

a un poema

amigable
dicen los perros
él es amigo del árbol
y mío.
***

Huir en ruidos:

Sin remordimientos haciendo mucho ruido

los huesos entienden la lengua

que escapa.

El escorpión

ante un bloqueo donde trituran hasta su sombra
dibuja en el retrete

letras fantasmas
que suben y bajan por las calles
siempre detrás de sus ojos
nunca enfrente.

***

Huir avanza:

Siempre escribía delirios sobre el vendaje en la cama del hospital

en una casa de retiro

las grietas de la superficie son negras

negras como labios son las grietas

labios que el viento de la noche en todo lo alto de las persianas

latiendo de humo y música de pregones me deja mecer en lo más inhumano

de una extraviada canción

mesas repletas de morfina, servilletas arrugadas y manchas de vino

morphión por la dulce embriaguez del tabaco

música de gongs
amor a las bellas estampas populares

como un simio arcangélico vendía

fieles antaño eran los lobos

vierte, oh vierte

los guantes cerca de una manzana

una dama se retuerce el cuello

cuantos submarinos y cápsulas suspendidas en el espacio

pureza que avanza sin levantar el polvo de papeluchos que ostentan marcas de dientes

en sus bordes

tras muchos años de alejamiento junto aun señor que deglute

las sombras de la tinta de mi luz-escritura

no es sino un juguete en la mano para susurrar

paredes blancas

blancas

blancas

sin pinturas

masticando poemas errantes que susurran

misteriosamente en las grietas de la noche sobre un sombrero de copa.

***

Huir loco:

Con un fondo de lluvia la caricatura de Apollinaire de las buenas noticias abrió la heladera
buscando un huevo
***

Huir huye:

La leche del petróleo va res(balar) res(balar) res-balar res-bala y hace ojitos al taxista que debajo
de su tienda escribe falogramas.

Somos más dichosos que el musgo pues el musgo es un musgo cavando en mi cerebro y no tiene
cabellos el bigote del gusano que draga los semáforos de la vendimia.

Hay alfileres como cuernos de prensa donde las consonantes muelen sus sesos.

Junto a una colina de átomos en recogimiento las dendritas del espejo sorben hologramas.

Al interior del catálogo los dibujos a lápiz lloran lloran y cantan una cumbia de mutismos y
floraciones.

Frases de oboe en gritos de porcelana polifonía en morse.

***

Huir raspa:

Avanzo a borbotones y crezco en las hendiduras ahondadas del texto

los cristículos versíanos son el resultado de cinco años de lecturas, vinos y chimeneas

nervaduras de nerval en nergal ocultación

el trébol rojo teje la destrucción de las causas

que elija un sudario de negros manzanos para mi rostro

construcción astral en el vientre luminoso donde venden juguetes de horror

camisas de anatomía minera son mis páginas

puertas de ingreso a este libro que no requiere explicaciones

voces femeninas como si hasta en el recuerdo estuvieran en el péndulo de un caligrama

pájarospiano pájarospiano en los armarios de mi cabeza pian pian su gorjeo

son libros interiores que roen que raspan la corteza

nubes de incienso con forma propia de tres mil años
manto de estrellas en el agua salada simboliza las aspiraciones del pueblo

y las oscilaciones se ven atrapadas por la maquinaria del poder

no disfruto más que de la actividad y el cambio:

¡el zumbido de la máquina!

Una ocasión para actuar

no pueden remediarlo o será mejor vivir como un mono

no obstante permanezco tranquilo completamente

despreocupado y balanceándome de rama en rama:

¡una extraordinaria exhibición!

***

Huir retrocede:

un día formado con retazos malvas amarillos azules rojos y verdes

un cielo color viciado reverdece en sortilegios

el cazador se aventura en este bosque

asemeja su caminar agazapado

a una memoria que engorda de cara a las visiones

busca aturdimiento

encrucijadas

doce piedras para cruzar un río

sobre el conjunto de la expresión adecuada

un largo tiempo por los caminos del bisturí

sucede en medio de ecos inesperados

un látigo cimbreante de claridades ramificadas
en torno a lo senderos de la casa

desviarse un momento

perderse desviarse arriesgar el progreso

necesito la clave de los párpados

microcosmos macrocosmos no temen los rodeos

sorpresas

oscuridad

corre el riesgo de no capturar nada

de nebulosos propósitos

menos mal que hemos visto al señor Milán

y su pasión por la espada a orillas del precipicio

endurecidos por los siglos tantos ojos están cerrados al borde de los caminos

el viejo lava sus pies en un espantoso cuadrito

ha construido una casa en mitad del océano

como ríos al origen del mundo fluyen

los senderos del bisturí.

***

Huir funciona:

Giré un compás sobre las cuartillas beige

giré un compás sobre lo que pensaba:

niño virtual apacible y sagrado

para mí es un fin.
Con durmientes de línea férrea en mi propia mente

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

y nadie sabe

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

no obstante un temblor alcohólico

y arriba la estrella que miré en días juveniles

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

mientras tanto déjenme divagar

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

sueltas el mapa para expandir

y preparas dudando su flujo y su reflujo

(en el paisaje no todo es extraño) … … … … … … … … …

)no todo es torcido( … … … … … … … … … … … … … …

una rata retrocede a toda prisa

santos recogen bayas silvestres

contra –ése órgano pura devoción al óxido

una rata retrocede a toda prisa

santos recogen bayas silvestres

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …
regocijo

niños cantando en el horno por la tarde

llora babilonia y su cola perdida a través de la biblia

aquí donde… … …

… … … espinas y polvo se agitan en soledad

no soy ese pequeño enjaulado en su médula

y nadie sabe

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

yo no soy yo desde hace mucho tiempo

atrapado en el cielo fantasma

el pájaro pliega el cuello hacia un lado

aquí donde… … …

… … … espinas y polvo se agitan en soledad

(en el paisaje no todo es extraño) … … … … … … … … …

)no todo es torcido( … … … … … … … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

el silencio vuelve con voces de podridos troncos

no soy mi mente

una línea

millones y millones de líneas para fijar una línea

líneas líneas líneas líneas líneas líneas líneas líneas

líneas líneas líneas líneas a toda prisa con sus tenazas líneas líneas líneas
líneas líneas líneas líneas y dulces títulos líneas líneas líneas

líneas líneas líneas líneas líneas líneas líneas líneas

una línea

bóvedas donde reflexiono

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

… … … … … … … … …

habité la mente

una zanja abierta a cuarenta pies del suelo

alrededor una copa de vidrio sobre una clavija

(en el paisaje no todo es extraño) … … … … … … … … …

)no todo es torcido( … … … … … … … … … … … … … …

soy lo que debería borrarme

mientras tanto déjenme divagar.

***

Huir contagia:

Último repliegue anal sobre la lentitud de la lengua dentro de las olas

ante la imposibilidad laboriosa de un zumbido labrador

mis uñas vuelan tan lejos que ningún navegante de alfabetos

donde tus pasos se retrasan

contemplará los pozos de arrugas arrugadas en un

mundo de origami

y los agujeros cantan en partículas:

a(la)

arrugada ala
arrugada ala de la arruga

arruga de la ala de los gatos

gatos de la arruga de la ala

arrugas arrugadas en las invisibles ciudades de lenta humareda azul

arrugas con arrugas en la lengua

arrugas que se bifurcan en arrugas

como un paraguas de arrugas desplegando sus letras de ultratumba

los rayos son arrugas y las arrugas son rayos de un secreto jardín

esto y el eco de mis pasos crece

pararrugas del paraguas del parapeto y el parapara

bicicleta de la ola que huye del mar y de su arruga

arrugas del océano en lo reverso de lo real

esa hoguera que cornamenta la lectura difunta de las olas

entre-raíces de oración

y sus pliegues y repliegues

de mentales arrestos

burbujeantes burbujas de burbujas

el tatuaje de habitaciones comunes

con algunas orugas me está aguardando

orfandad de la ola salvaje y su clan de arrugas

la piedra duerme su arrugada licuefacción

en el desierto de deinciertos de un idioma que muta

una semilla en el cielo

a la velocidad del vértigo en hipérbaton de arruga

caen se cruzan mientras arde la lumbre

alegre mercado de arrugas yo aprendí de tus labios
y todavía creo en un dios que picotea en los ojos de las palabras

esperanto tanto

no existe esa persona llamada niño-oruga

invisible de todos lados

por sus arrugas lo conocerás

gusanos del cadáver de la muerte

orugas de la tierra dormida

trae un cordel en su boca el cadáver

son estos sonidos negros con los que escribo

arrugas de la mente

un silencio arrugado en bolita de papel

arrugar el vacío

hay una ruina en todo esto.

***

Huir brujo:

en el abismo del callar

la mano que es un pez pica en el anzuelo

-un pájaro muerto envuelto en un manuscrito

risas y voces

prisión japonés territorio según la ecuación:

ser = no-lugar =no-origen

la errancia de los fetos del conocimiento depositados en el quemado caparazón de una tortuga

la música y los clítoris alados iluminados con diversos electro shocks en la negra noche

son murciélagos de leche en el silencio de la escritura

nadarán los corazones el coral y el falo un terrible grito a caballo de una linterna de humo
con fines de contemplación revelación y éxtasis: la llave:

hilos de sentido en los fragmentos de operación medular

textos en blanco

enviados tras un enjambre de palabras de una máquina de coser

en el resquicio del sonido

el perfume del fuego alrededor de la señal errante

es un mercado de amapolas

adelante las extensiones y crenchas en la raíz de la mandrágora

el poeta en la cárcel raspa el símbolo

muerto de las horas regaladas al infierno en su estrella ciega que vuela

en el barco del silabar silva

fotografiando pájaros en la mirada del pez con un ojo cerrado

imagen que puede alzarse de la fisura del espíritu de la lluvia

bebemos de tarde en tarde una hendidura

como el viajero chupado por el torbellino abstracto de una efigie

precipitándose
encandilado de cálices y artificio

implantarse una grieta que cruja aprisionando la eternidad

callado ingreso de moléculas a la biblioteca

no pudo quebrar el espejo que la vinculaba al mundo objetivo-real

jugando con las palabras en el pabellón del alacrán

alacrán en el vagón que el universo habita

ganarse el sustento como un vendedor de leña entre los minutos

que nadie testifica
unas clases particulares de hebreo por la ancha corriente gris del río hueco

la terrible noche de los cristales rotos había muerto de un balazo en la nuca

una rejilla por donde meter el cuerpo juega con las serpientes que escribe

coloco la flor de la ceniza un segundo entre el silencio de la voz y

la articulación de la palabra

alumbrado por un sol negro pasaba a través de unos barrotes

el germen ante una boca con nombres y sémenes

medicamentos y electroshocks los huevos de siempre en la sala de gritos

cada vez un cielo de tinta el libro de las páginas

trueca en objeto su propia obra manuscrita: hilos de visión

coagula abanico desde arriba la esperma del verbo y sus constelaciones

al engendro lo vi trotar

aclara la embriaguez de incendiada orfandad

en la estancia de un cuerpo perforado.

***

Huir lisérgico:

Hada cadavre lleva una echarpe dorada y emprende el camino fácil

los mismos silogismos escrutan el parpadeo de los loros que vuelan

atraviesan mi cabeza todos los caminos donde la enfermedad es un médico

cuando te veo de perfil

el cielo de grasa en relámpagos vitrales

diente a diente de los errores pequeños

que trazan en todos los sentidos tu nombre

movimientos de cristal donde hierve la lluvia de los pasos bajo tierra

un pequeño campo que reverdece de estrías
he ahí el palacio sin puertas en los ojos de los hombres

y las avenas donde los agudos senos de las mujeres

diente a diente de los errores pequeños

en un convento donde las escaleras comen huesos de otoño en mi mano

oh monstruo devorador de almas

sótano abajo sótano abajo del monólogo interior

he ahí el país de la noche en el aire poblado de falsas notas

buena jornada rosa de los tiempos

a través de tus cabellos una curva es un incordio encerado en mi bolsa

en la bruma glacial del fondo de la vida toda claridad inútil perfora la piel

lejos la hidra de tribus negras

en el nudo de una zapatilla incuba los frutos de un sueño

me arranco del pecho las leyes del carrusel del mañana

¿de qué

y con

y él?

a veces una madeja bajo un laberinto de sorpresas

a veces una delicada paja en balsámica huelga de ortigas

por encima del río muerto

duermo en los molinos de blanca desesperación

mis dedos de pan muerto en los anillos del remolino

la floresta existe en el aliento del coñac embriagado de profundidades

corre en la mirada de una charla a pedazos desabotonada

la velocidad es constante flujo y reflujo en la muerte de harina

y un hermoso país raspa en mi caja de resonancias

tallos de heridas en la balanza del pensamiento
rubias venas del delirio en curso al talud

excesiva luz pivotante

en tu barranco de hiedras sexuales

el llamado de la estrella muere en el brocal del pozo y esas manos

de tu blanca desesperación

diente a diente de los errores pequeños

entre las mesetas de un electrónico palimpsesto

a la deriva vaga entre la cebada

el lobo azul de las planicies invisibles.

***

Huir en ying:

Migajas de silencio en mejillas de la música que soñaba con hablarles

el mismo sistema de andar

nada más nada menos nada casi

extraviado en la edad de oro

de los grandes sueños de una escritura

la aurora de mi cuerpo contenía

una sombra un huevo

un cadáver

donde nació y creció Pan Gu

meditando en los cálculos del hambre

empolla rutas en paredes de sílex

hojas de un mal tema

a tragaluz de los astros
que ruedan en lágrimas

a colocar en el aire

cadenas

con gran capacidad interior

hasta una jaula vacía en sonidos

desde un árbol

de arcanos rebaños

siempre

por los brazos del agua lumínica

olvido los vocablos

de un espacio artificial

extraña puerta de elíptica melancolía

caretilla triste

que tiene la edad de las alas sedientas

de éter

huérfano manchado en frutas

soles

y cabezas de muertos

que brillan

en el tiempo que no es culpable de las cosas.
***

Huir molecular:

h p i a e

e a m de n

ido red p l tre

c al r uz l

errando mar e qu a

u gen gnada e sol

na h d mar edad

a a e c y

u y p a l

n un e o a

a a qu ri sa-

las bis e l n

P m ño l gr

uertas o s a e

P de m s .

re to o y

g no n ,

unta s. o e

n L s l

d a ; p

o fie u arto.

e s na

n t for

la á m
U -ando d e fl

n e e s o

a n l q ta-

e t o u n

s r d i t

ci e o n e

sión e n a don

a s i s -d

g ci ñ ; e

u sión o ne r

d y s s e

a e aba- e ducir

pue s n cito m

d ci do u e

o sión. N n en

sen L a p s

t a dos e us

ir s des qu bor

v m n e d

a a u ñ e

g n dos o s.

a o e v

b s n a

undos ll l c

gri e a í

t nas s o
En brebajes pero nadie

sus ocultos empezar e

bordes Ornette aquí insisto

un Coleman el que

tesoro con zumo alguien

sus el multiplicador tiene

ojos tornillo de que…

ávidos en los pero

insondables la surtidores empezar

su danza piedras aquí

lugar de lechosas donde

la los como Rilke

cabeza instantes la a

que pero cara llegado

se empezar de culeando

hunde aquí viejas en

en un mujeres las

tinta microscópico pederastas letrinas

china vacío fiesta de

azulejos flotante en las

y durmiendo boca horas

azulcercas en física de

que las atómica sus

revientan vitrinas no cartas

en del espero a

delirios horror a un
joven lindes monos resuenan

poeta entonces saltan mil

este la los personas

estupor asfixia saltos encienden

se en saltan velas

derrama los me en

de ojos hago la

teorías de invisible plaza

simples mi y publica

que amigo en de

hierven en reversa mi

mi fondo recupero frente

mente de mi araño

soy su cuerpo el

puente luz fugaz caracol

y desaparece en hueco

es y el de

instante vuelve borde mi

de al siempre mente

suscitar umbral al des-mente.

y región borde

deslindar donde sin

poco los perder

a peces lo

poco saltan ya

las los perdido
En el u

el fi na

fon n re

do de la

de l ció

la mu n

ca ndo; in

lle ah sig

un ora nif

e got ica

di ea nte

fi má s

ci s se

o des def

en pa orm

tre cio an

ver no de

sos tie acu

en ne erd

tre po o

lí r a:

neas qu int

es e ens

piri h ida

tua a de

lizan ber s.
un e :-

mo recc en

de ión el

lo pre ti

de cip em

si ita po

tua da to

ci ¿po do

ón rqu se

é ju
un no ega
o reg -:)(:-
de res
l an? (:(…):)
o
tro ju
ses O ego
ean ír ju
do ega
–ha de ju
cie un ega
ndo ego
ese la e
s– h do g
ast a o
a el otr í
fo s
ndo o t
de p a
lo or ju
s re ega
hu bo a
eso te des
s re apar
del ere
pu bo cer:
nto
en tar 000³ …ᶯ
***
Huir despliega en pliegues de pliegues:

Desfondado desde el fondo

en cagliostro avance

confundido

resentido

estúpido

había unos pocos que nunca salían de su habitación

un joven esquizofrénico llevaba las manos atadas

a una mierda en un pequeño grano de polen

que solo se huele en la mente

y este es mi pequeño infierno

dios

el devenir el alegre devenir.

Los adictos

se arreglan para ocultar su adicción

buscar un contacto o ponerse enfermos

exploran los pliegues la invasión DEL ANO DEL ORIFICIO

su adicción o, quizá:

Tres lenguas,

un monstruo que se lame, se mete los dedos, se muerde el cuello

el pliegue,

unen
inician

como hostias

pequeño, cuerpo enorme de ella, afilado

ella me pone en cruz,

huele,

este es mi cuerpo

me besa su barbilla

hasta el espasmo,

la decantación y la nada.

Un grupo de jóvenes todos los días por mi casa

fuman yerba

había un tal Telesco Trisch

músico, tocaba la trompeta

rubio corpulento con

frases para decirle a Hitler antes de matarlo

adicto adicto adictos. Los adictos

se las arreglan para ocultar su adicción

buscar un contacto o ponerse enfermos

Tres lenguas

Nos hemos convertido en un monstruo que se lame,

se mete los dedos

adicto adictos para ocultar su adicción
tolerados

Tres lenguas del pliegue, exploración del orificio, invasión del espacio

me unen a ellos, me inician

es pequeño, más que yo,

femenino

serpiente que se muerde la cola:

la carne:

adentro,

sus dedos de niña en mis botones de caramelo

contorsionamos,

giramos

hasta el espasmo, la decantación y la nada.

Un grupo de jóvenes caía todos los días por mi casa a fumar yerba

un músico tocaba la trompeta (Telesco Trisch)

– Frases para decirle a Hitler

este es mi cuerpo

labio inferior con labio superior

sexo y trampa

serpiente que se lame la cara entre tus piernas,

hasta el espasmo, la decantación y la nada.

Podrías Esperar A Comprarlos

mendigos y vagabundos inundaban el departamento
la presencia del acuerdo la conciliación

un sueño

visiones sucesivas

a Hitler antes de matarlo

se danza..,

ahora

la brigada de estupefacientes

corona la idea
sentidos inflamándose en el aire
cosas que no entrarían en una lista

pero soy muchos,

estás escribiendo en mí o yo estoy escribiendo de ti,

solo en la cosecha en forma resonante desde el último rincón del rincón.

Adictos

para tener droga gratis e inmunidad

la adición no se puede fingir

adicto conoce a otro adicto

para ocultar su adicción o,

nos hemos convertido en un monstruo que se lame

la exploración del orificio,

la invasión del espacio.

me uno a ellos,
pequeño,

más que yo,

ella me pone en cruz reconoce mi piel la huele

este es mi cuerpo

labio inferior con labio superior,

somos un monstruo

hasta el espasmo, la decantación y la nada.

Un grupo de jóvenes caía todos los días por mi casa a fumar yerba

– Frases para decirle a Hitler antes de matarlo
– Tramas de libros que nunca escribiré
– todo el mundo pasado a la clandestinidad

– modelos para un cartel:

- Libros Que No Has Leído
Antes Aún De Haber Sido Escritos
– Libros Que Tienes La Intención Aunque Antes Deberías Leer Otros
– Libros Que Podrías Esperar
– Libros Que Todos Han Leído Hubieras Leído Mucho Tiempo

Tienes que Leer
–libros
– Libros Que Te Inspiran Una Curiosidad

Y No Claramente
– Libros Leídos Hace Tanto Tiempo

Que Sería Hora De Releerlos
– Libros Que Sería Hora De Que Te Decidieses A Leerlos De Veras.
Creo que morirán mis amigos

cuando era niña

Ítalo Calvino

quedado atrapada con él dentro de un elevador
para decirle a Hitler antes de matarlo

–nunca escribiré
– figuras encontradas en el plafón
– predominantes

palabras de más de cinco letras

donde la única vocal sea la: “E”
– Cosas que no entrarían en una lista.
***

Huir psiquiátrico:

CARTAS SECRETAS.

A Naíj Haullpan.

Hospital Psiquiátrico San lázaro. (Quito, 22 de enero de 1998).

He sido transferido hace ocho días al Asilo para Alienados Mentales arriba adscrito, calculo que
permaneceré por algún tiempo recluido en sus instalaciones. Venga a verme. Ahora quisiera que
honestamente diéramos por finalizado ese negocio de publicación, que usted y su presente
servidor hemos fermentado durante nuestra larga amistad. Querido amigo, desearía que me
enviara directamente aquí el tabaco y los alimentos que me prometió a través de mi señora
madre, y que no se olvide de escribirme cuanto antes.

Eliphas Sinclair.

***

A Eliphas Sinclair

Nueva York, 25 de enero de 1998.

Mi muy querido amigo.

Respondo sin tardar a su carta. A su señora madre le encargué darle mis saludos y las provisiones
de las que requiera, no debe ser fácil para usted estar recluido, lamento el no poder estar ahí
personalmente y congratularme con su presencia, la noche de ayer al revisar el correo estuve más
que ansioso de irlo a visitar por la mañana, mas una diligencia de tipo laboral me obligó a
ausentarme del país. No se preocupe de nuestro negocio, tan pronto este de vuelta en Ecuador
arreglaremos los detalles concernientes a la publicación de su obra, por lo demás, espero se
recupere rápidamente de su afección nerviosa que ya a más de uno nos tenía en zozobra. Me
despido augurándole una pronta salud, y puedo afirmarle que nos veremos muy pronto, quizá a
final de mes, un abrazo.

Naíj Haullpan
***

Querida Madre.

Hospital Psiquiátrico San Lázaro. (Quito, 5 febrero de 1998).

¿Por qué no ha venido a verme? No tengo noticias suyas, se qué no es grato para usted verme en
estas condiciones, pero necesito de alimento y vituallas, es poco lo que nos pueden brindar aquí,
necesito de su ayuda, si usted supiera que al menos con los cigarrillos uno no se siente tan solo,
pero se me han consumido todas las cajas que me dejó la última vez y ahora tengo que vérmelas a
solas con los electroshocks, usted sabe bien que nunca me gustó luchar, quisiera quedarme
dormido para siempre mas cuando lo intento vienen esas gigantes ratas blancas a ponerme sus
heces en las mejillas , -ande, tómelas se sentirá mejor-dicen- y me restriegan su cola llena de
mierda en la boca y les chupo el culo y vomito y no me siento mejor, no. ¿Dónde está? Se olvidó
de su único hijo, el que le redimió de sus pecados, por el cual ya es una madre decente aunque
soltera, venga a verme pronto. Mañana si usted lo desea arrancaré mi lengua y coseré mi boca,
/calla hijito calla y tomate tu halopidol/, la coseré por dentro si es posible a doble puntada o a
overlock, pasado cortaré mis orejas o me las extirparé con mis propias manos, /no seas llorón mi
amor es hora de tu largactil/ quemaré mis ojos con la brasa incandescente de los cigarros , /otra
vez llorando y como siempre por nada como si se pudiera llorar por nada, ya te has olvidado otra
vez del Sinogan/, quien sabe quien sabe y si estoy de suerte alguna ventana estese abierta y me
arrojaré a los perros de la calle que husmeen mi basura y aunque su hocico me haga cosquillas no
moriré feliz, no será una muerte feliz, me están tostando el cerebro, no soy más que comida para
cerdos…

Eliphas Sinclair.
***

Huir metro:

1. El mantra es una expresión en sánscrito donde los invitados pueden tirar los
muebles por la ventana y en ese sentido los inmuebles por la otra. Un día el poeta
roba el brazo de un cadáver y nos tiende su mano ligada al temblor de la tierra, nueva
dimensión del último horizonte. Golpear la eternidad era la clave que un alumno muerto
me proporcionó.
2. mil voces de dibujos animados vistos en la niñez.
3. la "mente", ese brillante proceso de alondras, picotea en vaginas de niñas
penetradas por agujas de todos los tamaños y colores.
4. revólver practicado con difuntos, en especial una serie de recitados que tienen por
finalidad guiar al fallecido al pie de una estatua, atribuirles diferentes nombres
transformarlos en otras órbitas llenar sus bolsillos de gusanos pasto y cocaína.
5. gusanos místicos bebiendo una taza de té con el maniquí de una señora de
avanzada edad
6. asombro incorpóreo telemanía en shock
7. el proceso argumento de una novela inconsciente, el anafre sosiega atalayas
proclives a panderetas zoom.
8. descalzos tatuajes en cronómetro de ubicua jerga, parte de un ideograma sobre el
pie y yo estaba en una litera con un iridiscente zumbido la operación en corpus,
páginas de un perfume en retroceso.
9. que los elementos del agua no se alcen en link ni en bidet de pentagrama, en tejido
trashumante, en tejido de crisálida, en urna de blogspot.
10. dioses de origami croando de rodillas ¡he aquí el pináculo de todas las visiones! Es
una vacuidad chasqueando el hipograma en las cejas de los años.
11. concepto de cipreses ovarios: bujía en picada de uva lleva la ropa vieja que se ha
vuelto negra de dormir en el suelo.
12. suspensión a Sinogan trastornando a Tranströmer, en ese olor del no-mundo hay
algo de nupcial como en el escarabajo 13, colección de textos que establecen una
red que acaricia el huevo en efecto sonoro.
13. el golem Onesess, buitre que se desliza a través de los cielos, desciende por comida
dado el poder del veneno de línea fósil.
14. Fo
15. ndo
16. para
17. un paisaje
18. es un tordo alquimia de trenes que hace nudos sobre espacios en blanco.
19. bajo una lengua duerme la máscara de un ángel en vuelo
20. glorias hipnóticas y mitología en luces de flash
21. remolinos de inocencia
22. drink que refulge en lo alto en hielos de clamidia como un picotear en ojos
extraños a través de un viaje 1000 dólares bajo cero en conexión Post scriptum.
23. silbidos en rémora del remar en remo (paterno-materna) en un sentido existe y en
otro sentido no existe.
24. libros cortos junto una botella de vodka coronando de bamblües al orador del
metro.
25. abrirse con total permeabilidad a la mecánica del sombrero. ¿No se da cuenta cuando
lo captura el sendero de la percepción a kilómetros y kilómetros de la selva? Uno lo ve
nacer a través de uno mismo (intervalo desde el instante en que el individuo comienza
a morir hasta que tiene lugar la separación de la mente y el cuerpo) pastilla dura
que se deslíe completamente abierta a mí.
26. Desnuda con agua un discípulo etimológicamente "centro y entorno” levitación
purpurina que da vueltas, se revierte: escucha, reflexiona y medita.
27. rituales de descenso en pascal merluza: tumbados en el suelo, en medio de la calle
sin movernos doce siglos de fértil implantación.
28. Todas mis cartas.
29. Dónde estaba.
30. En un árbol amuleto.
31. Como el humo.
32. En desbordamiento de peces
33. A la edad de Cristo disforme muerto a variaciones.
***

Huir abismos:

Un eco oracular acupuntura pliegues en los volados de los idos por la tarde que guarda en
ánforas selladas el poema–red molecular–ánima del vino entre las cosas afluente entre la
cornisa del lenguaje. Extranjeros de nuestra propia duración al propagarnos en la barca que se
anega desde hace horas en la saturada médula del úla úla de los zen(t)idos. Hasta dónde llega
el vaciamiento del agua explorador de los himnos de diosas erráticas y poliformes. Viajando en
vagones a lo largo de una grieta de vientre dividido es la aurora de mi cuerpo en tus brazos
enlazados donde inoculas una semilla en el árbol frío de piernas desnudas como launa sobre las
islas que piensa el bonzo errante. Huye entre cavernas lejos de mi sepulcro un huevo de voz
subterránea donde la separación da intensidad y se repite en una muñeca que intuye hasta
alcanzar la forma deseada. Hay también abismos poéticos pero no se elevan a la luz del tacto de
unos muslos en contemplación lo vemos como una cruda manera: voy en tranvía donde la
memoria habla: creí haber escuchado que por las calles el juego imprevisto que de pronto tan
lejos los trajo el azar continúa en las nervaduras de lo Otro que contempla a otro en una alter
letra de letrados alterados.

Crecen los tejidos del crepúsculo en un boleto que ella habla para divertir con magia desfigurar
confundir desperdigar la sangre de las heridas de las palabras de la tribu en qué vacuola el
extranjero idioma.

El arco iris ¿un signo? o nos devora el maelstrom. Preguntas embelesado por qué la belleza pasa
por la gramática al verlo tallando a cuchillo un signo.

Criptas del criptograma encriptado (que al cerrar y doblar el afuera: penetro en mí) en la voluble
orla de su falda (Fragmento) de papel.
El arco iris ¿es un signo? (que al cerrar y doblar el afuera: penetra en mí) en la voluble orla de su
falda (Fragmento) de papel.

Hasta encontrar preguntas para las flores en lo oculto de la enagua.

La abofeteaba en público todas las formas nos hablan no hay nada indiferente e innecesario en el
fondo la forma se deforma.
Una lluvia de átomos hasta que se dieron cuenta algunas voces volvieron al mundo a planear la
voluta el motivo muy pronto el regreso al idioma=megalomanía que estira encorva trabaja
directamente en el plano del lenguaje.

Para crear croar para creer croar: croar y croar para creer y crear: nómada en la época lineal de la
idea croar antes de que la mala memoria vea una parte en zigzag de la historia actual.
Mecanismo mientras sigan existiendo un pliegue del inmenso recorrido ligado a un punto de
inflexión.

Las volutas
los recorridos

los flujos

del navegante en las enaguas crecidas del silencio.
Imagino el rostro del primer par de zapatos .da un paso así mismo al exhalar una idea reviven los
diagramas del zodiaco y encontrarme separado de la Realidad. Me detengo como pasajero de una
curva que en la red con el informe recogiendo aquello que será confuso La órbita elíptica estira lo
que se ve.

Mi tátara tátara tartamudeo lo uso con frecuencia frente un semáforo de circunferencias
crecientes. Estación del anónimo detalle.

En el diario donde cuento el conflicto para pasar por un agujero

debajo de la línea de la mano y me abismo contra el zócalo en cada rama

donde los nombres agarrados a la nervadura se escapan por todos lados.

Fuimos en aquel momento

aquel momento

aquel momento

un el teléfono roto

roto

roto

detrás del espejo.

Un teclear parecido a una vibración lentificada de gotas

a la manera de un pez-anzuelo de esfínteres

todas las formas se funden en ramificaciones que nos distraen.

Cada vez curva y recurva la curvatura de una desviación. Oquedades de mi abismo poroso: abrevio
el adverbio de mi duración que se enrula de repente recorriendo el largo largo lado del instinto
que da vuelta y adivina quiénes más irán al río con ellos verbo a paso contra nadie quien lo sabe
nadie pero se repite en rulos de plástico.

Tropos al viento como trapos al tiempo
para funcionar los gorriones gorjean desde el desagüe:

¿cuánto se aguanta
antes de desaparecer?

Escapar

huir por todas partes

desbordar el ángulo de la desmembración y la destrucción.

Y si todos supiéramos danzar alrededor de un precipitado nudo browniano en la boca de los peces
el caos renacería a cada extremo donde todo no cesa de crecer. Digamos dura unos segundos. Si
todos supiéramos cantar al mismo tiempo: no hay nada detrás de las raíces: absorbiendo los
cambios inocentes de la duración del espectro de la continuidad.

En un parpadeo de versos deformándose en el aire durante su caída el sueño al dormir en la
muerte siega al espíritu deshabitado

Todo lo que toca el poeta (Midas invertido) se hace mierda no tienen nombre en el intermedio
de la blanca textura

Duermo ahora como un viajero de un túnel entre las espirales de la cruz

Entré a un clavo lleno de cantos martillados.

No sé por qué reparo esta mañana en una teoría en flecos

desde su raíz en el ano pequeño resaltante cerrado herméticamente y plegado en su trasero

de pronto una velocidad dio vuelta como un guante al glande

y una verga de curva puntiaguda desde el tallo

el tallo grueso en la mansión de los dioses pasajeros

por encima de un campo magnético por encima un enredo de chispas

¿cómo el ser en la intimidad absorbida

no habría de ser?

¿cómo el no-ser de la en la entidad absormuerta

no habría de no-ser?

Esta declaración erizofrénica

se expande a la conciencia de las palabras

bufidos bífidos extendidos hacia dentro y hacia afuera

y todo el cuerpo hacia ese ruido
donde mi tátara tátara euforia tatatarmudeando archivos

y arcabras se bifurca en el camino que la curva

impersonal y flotante de la mancha de tinta

expande

puntos sacudiéndose en la formación de algo que llamamos

imagen

surge una inmanente variante cuando se intensifica un pliegue

el contorno de un punto de intersección que no navegará más allá de nuestro cráneo.

El mundo repleto en el filigrana de temas larvarios,

su lenguaje completo ruido de barranco

repliegues que morirán con él sobre las olas del verso.

de la alondra de visión perdida un fluido puro en estado libre un cruce de líneas

un diseño precipitado neural el teléfono roto

Estornudo en el mundo simbólico un teorema que camina

roce esporádico de metal celeste, fosa profundamente dualista. Finalmente Me acuerdo cuando
era niño una topología dinámica se vuelve al revés.

Lanzar las categorías de nuestro simbólico el teléfono roto atrás del espejo roto esta el teléfono
del espejo roto hombre. Indecible necesidad de doblar y desdoblar volver a doblar y desdoblar
una envoltura de papel. Una zozobra en el límite del ruido de fondo en la caja vacía

Doblar desdoblar el lugar en el que vives. Y las piedras llenándose hasta las comisuras

ante la separación de la cosa real

quisieran decir algo como un modo de anudar el lazo

y el símbolo que la designa. De esta manera y de un estado original no dual, el hombre pasa a ser
verdaderamente una mancha doble. Hay abismos infinitos el cuerpo no tiene palabras

pero se da a entender y no hay distinción

entre el cuerpo y

las fotos antiguas de mi familia…
La máquina atraviesa la noche y el tiempo no existe ni ayer ni hoy sucios en la vida, no en el ojo
negro de la muerte, no en la muerte piloteando aviones de papel en el Fondo del poema.

El perro ladra verter “algo” es un largo vacío. Y esto es lo más extraño no encuentro nada que
vaciar. Y luego con la mirada vuelta al interior y ya sin la tenacidad del deseo, sedúceme más que
“nada” el recorrido en bici sobre la mesa del infinito dentro del mundo

Si es posible doblar una hoja y atraversar las contracciones de los meandros,

Ruedo hasta el confín del universo deshilándome en un abismo de espirales.

Esta es una mónada simple: un juguete una maqueta un buzo en el cerebro de un océano atonal

y todo se hace visible a la luz del coito en las llamas del deseo

sin ventanas encerrada en el cráneo y atraversar el espacio sin ningún percance.
Repetir el pliegue varias veces y esperar que nuestra percepción vuele lejos trabajada a cuchillo.

Lanzar contra una hoja en blanco mierda de poeta que se embelesa con las contorsiones Todo
está quieto recorre las habitaciones alucinado en el territorio donde caen las ficha de su lengua
jardín de piedras de redondas nalgas

.
***

Huir barroco:

Huir 4’33’’ pieza silenciosa:

Huir Crea: hybris

Huir político

Related Interests