Revista Colombiana de

FILOSOFÍA DE LA CIENCIA
Volumen IX • Nos. 18 y 19 • 2008 ISSN: 0124-4620

INDEXADA EN EL PHILOSOPHER'S INDEX
Y EN LA RED DE REVISTAS CIENTÍFICAS
DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, ESPAÑA Y PORTUGAL
(RedALyC)

Volumen IX
Nos. 18 y 19
2008

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia

ISSN : 0124-4620

Correspondencia e información:
Universidad El Bosque
Departamento de Humanidades
Carrera 7B Bis No. 132-11
Tel.: (57) -1 - 2588148 / 2745731
Correo electrónico: filciencia@unbosque.edu.co

Canje:
Biblioteca Universidad El Bosque

Suscripción anual:
Colombia $20.000
Latinoamérica US $ 20
Otros países US $ 40

Tarifa Postal Reducida No. 2008-280
Servicios Postales Nacionales S.A.
Vence 31 de diciembre de 2008

Se autoriza la reproducción sin ánimo de lucro
de los materiales citando la fuente.

Impresión:

Universidad de Río de Janeiro Eduardo Flichmann.Ph. en Física Universidad El Bosque José Luis Villaveces .Ph.Ph. D. D. 18 y 19 2008 . Universidad Tibiscus de Timisoara PRESIDENTE DEL CONSEJO DIRECTIVO Carlos Eduardo Rangel Galvis Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia ISSN : 0124-4620 Volumen IX Nos. en Física Aplicada Universidad de Hawai RECTOR Jaime Escobar Triana COMITÉ ASESOR INTERNACIONAL Nicolas Rescher. en Filosofía Universidad de Antioquia Virgilio Niño .REVISTA COLOMBIANA DE FILOSOFÍA DE LA CIENCIA DIRECTOR Carlos Eduardo Maldonado Universidad El Bosque EDITOR Carlos Escobar Uribe Universidad El Bosque COORDINADOR EDITORIAL Alejandro Sánchez Lopera Universidad El Bosque COMITÉ EDITORIAL Luis Humberto Hernández . Instituto de Investigación Filosófica de Sofía Ciprian Valcan. Universidad de Valladolid Ivelina Ivanova.Ph. en Ciencias Universidad de Los Andes Eugenio Andrade Pérez . D. D.Magíster en Genética Molecular Universidad Nacional de Colombia Philippe Binder . Universidad de Pittsburg Paulo Abrantes. Universidad de Buenos Aires Alfredo Marcos.Magíster en Filosofía Universidad de Antioquia Jorge Antonio Mejía .

.

IX . Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. ¿por diseño o por evolución? 107 Guillermo Guevara Pardo Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time 143 Edgar Eslava La polisemia en la biología: implicaciones científicas y epistemológicas 155 Guillermo Folguera Reseñas La verdad no es impronunciable (Lógicas de los Mundos de Alain Badiou) 167 Alejandro Sánchez Lopera . 18 y 19 • 2008 • Contenido CONTENIDO Debates Furor de Archivo 9 Suely Rolnik ¿Por qué Thomas Khun escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? 23 Oscar Barragán La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales 29 Dalma Albarracín El desorden organizador 63 Fernando Godoy Problemas Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica 87 Rafael Andrés Alemañ Berenguer Universo.Nos.

.

Debates .

.

o tendencia macropolítica ´militante´. crítica institucional del arte. en el pasado. trazando otro tipo de relación entre el sujeto y el mundo. De esta manera. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 9-22 Furor de Archivo Suely Rolnik1 “La tarea que nos cabe en el presente es revolver. archivo. los futuros soterrados” Réquiem para Walter Benjamin2 Traducción al español: Damian Graus Resumen El texto realiza una crítica de las recientes políticas de inventario que en el ámbito del arte. vínculo del cual surgió entre otros el texto Cartografías del Deseo. IX .Nos. Trabajó conjuntamente con Félix Guattari. sino que incita y excita afectando los procesos subjetivos y de creación/pensamiento. específicamente aquellas que no pertenecen a los centros globales del poder económico y político como las de América Latina. subjetividad. 9 . el artículo postula un cruce entre poética y política por fuera de la versión oficial que lo entiende como adscripción ´ideológica´ no artística. el análisis se despliega a nivel intensivo. Palabras clave: Estética.com. recaen sobre un objeto privilegiado: las prácticas artísticas asociadas a la crítica institucional. vinculada a la Universidad Federal de Rio de Janeiro. En el marco de una modernidad que no reprime.br 2 Interpretación libre de ideas de Walter Benjamin (1996). 18 y 19 • 2008 • Págs. Email: suelyrolnik@uol. inventario de poéticas 1 Psicoanalista y crítica social.

En dichas décadas. tal como sabemos. El primero se refiere al tipo de poéticas inventariadas: ¿Qué poéticas son éstas? ¿Tendrían aspectos comunes? ¿Estarían ubicadas en contextos históricos similares? ¿En qué consiste inventariar poéticas y en qué se diferenciaría esto de inventariar únicamente objetos y documentos? El segundo bloque de preguntas se refiere a la situación que engendra este furor de archivar: ¿Qué causa la emergencia de este deseo en el actual contexto? ¿Qué políticas de deseo sirven de impulso a las diferentes iniciativas de inventario y sus modos de presentación? Plantearé algunas pistas de respuestas a estas preguntas. Sin embargo. La segunda es mi intensa participación durante los últimos doce años en el diálogo internacional que se entabla en torno de este campo problemático. esto no es pura casualidad. pero con el mismo tenor de densidad crítica. sino también y fundamentalmente desde el punto de vista de su propia carga poética.Furor de archivo Una verdadera compulsión por archivar se ha apoderado de una parte significativa del territorio globalizado del arte en el transcurso de las últimas dos décadas -que extiende desde las investigaciones académicas hasta las exposiciones basadas parcial o íntegramente en archivos. Sin lugar a dudas. ya que son muchos los modos de abordar las prácticas artísticas que se pretende inventariar. artistas de diferentes países toman como objeto de su investigación el poder del así llamado 10 . para tamañas ansias de archivar existe un objeto privilegiado: se trata de la amplia variedad de prácticas artísticas agrupadas bajo la designación de 'crítica institucional'. La primera es el proyecto de constitución de un archivo de 65 películas de entrevistas referentes a la obra de Lygia Clark y al contexto en que la misma tuvo lugar. necesariamente distintas de las que se vivieron originariamente. Me refiero a la capacidad del dispositivo propuesto de crear las condiciones para que tales prácticas puedan activar experiencias sensibles en el presente. y más ampliamente. la problematización de este aspecto trae aparejados al menos otros dos bloques de preguntas. Urge preguntarse acerca de las políticas de inventario. pasando por frenéticas disputas entre coleccionadores privados y museos por la adquisición de los mismos. La intención de dicho proyecto fue activar la memoria de la experiencia sensible promovida por las propuestas de esta artista en su contundencia poéticopolítica. pensando principalmente a partir de dos experiencias que viví recientemente. que realicé entre 2002 y 2006. que se desarrolla en el mundo en el transcurso de los años 1960 y 1970 y que transforma irreversiblemente el régimen del arte y su paisaje. no sólo desde el punto de vista técnico. Pues bien. por el medio en que ésta tiene su origen y sus condiciones de posibilidad.

entre otros diversos elementos. 9-22 'sistema del arte' en la determinación de sus obras: desde los espacios físicos destinados a las mismas y el orden institucional que en ellos cobra cuerpo hasta las categorías a partir de las cuales la historia (oficial) del arte las califica. Toda una concepción de modernidad comienza a desmoronarse: se transmuta subterráneamente la textura de su territorio. Sin embargo. con el avance del proceso de globalización. y el desplazarse de allí. a partir del cual se interpreta y se categoriza a la producción artística elaborada en otras partes del planeta -y precisamente cuando éstas hacen su aparición en el escenario internacional del arte. pasando por los medios empleados y los géneros reconocidos. Para deshacer el hechizo Pero no es a cualquier tipo de práctica artística realizada en el seno de este movimiento de los años 1960-1970 que la compulsión de archivar abraza.UU. sino fundamentalmente a aquéllas que se produjeron fuera del eje Europa Occidental-EE. lo que no es obvio. las cuales se manifiestan en distintos tipos de construcción: desde los fundamentalismos que inventan una identidad originaria y se fijan en ella 11 . las culturas hasta entonces bajo el dominio de la cultura hegemónica han venido deshaciendo su idealización desde hace algunas décadas. De esta vitalidad emana el poder que tendrá una propuesta artística de activar la sensibilidad en la subjetividad de aquéllos que la vivencian ante el concentrado de fuerzas que en ella se hace accesible y. se modifica su cartografía. pasan así a orientar la práctica artística como nervio central de su poética y condición de su potencia pensante -en la cual reside la vitalidad propiamente dicha de la obra. ante las fuerzas que agitan el mundo que la rodea. El mostrar y problematizar dicha determinación. Si dicha activación se concretará o no es una cuestión que extrapola el horizonte del arte. por extensión. 18 y 19 • 2008 • Págs. Es cierto que tal resistencia es obra de distintos tipos de fuerza que implican distintos tipos de políticas de creación. Un proceso de reactivación de las culturas hasta ahora sofocadas se opera en la resistencia al tipo de construcción de la globalización comandada por el capitalismo financiero. puesto que esto depende de una compleja trama de la que están hechos los medios por donde circulará tal propuesta y del juego de fuerzas que delinea su actual diagrama. Se registra una rotura del hechizo que las mantenía cautivas y obstruía el trabajo de elaboración de sus propias experiencias basadas en la singularidad de las mismas y de sus políticas de elaboración y producción del conocimiento. Tales prácticas habrían sido engolfadas por la Historia del Arte canónica establecida en este eje. IX . 1. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. se amplían sus límites.Nos.

marcada por una perversión sin límites. en ese contexto pasa a ser una práctica común. aplicada únicamente en algunos casos y luego de juicios. y los roces y tensiones implicados en la construcción de la sociedad globalizada. sino también en las diferentes culturas sofocadas en el interior del propio continente europeo. Si hasta ese entonces la tortura era una práctica esporádica y controlada. El segundo aspecto histórico está dado por el hecho de que las culturas expulsadas tanto de África como de la Península Ibérica están inscritas en la memoria de nuestros cuerpos latinoamericanos. investigaciones históricas recientes atestiguan que gran parte de los árabes y los judíos perseguidos se refugiaron en la América recién conquistada (proviene de este origen el 80% de los portugueses que colonizaron Brasil. es en el siglo XV cuando la misma se convierte en una de las más tenebrosas manifestaciones de la crueldad humana. hasta todo tipo de invenciones del presente.Furor de archivo (negándose así a relacionarse con el otro y al proceso de globalización). El tercero y último aspecto se deduce de los dos anteriores: la modernidad occidental se cimienta sobre la represión de las culturas que componen su alteridad. Pese a que la práctica de la Inquisición tuvo su inicio en el siglo XII y operó más institucionalmente en el siglo XIII (con la bula Licet ad capiendos. con la instauración de un Tribunal del Santo Oficio por parte de los reyes de Castilla y Aragón. incluso en su propio interior. En 12 . Y es en la Península Ibérica donde eso sucede. donde se operó el aniquilamiento de la cultura árabe-judía a través de tres siglos de Inquisición. partiendo de las distintas experiencias culturales y sus respectivas inscripciones en la memoria del cuerpo. tal como quedó registrada en el imaginario colectivo. promulgada por el Papa Gregorio IX en 1233). en tanto que en España los que tienen tal ascendencia constituyen tan sólo un 40%). que sometieron el poder de la fe al poder real. pongamos de relieve las que nos involucran más directamente: me refiero a las culturas mediterráneas -en especial las de la Península Ibérica. aboliendo las reglas que delimitaban el ejercicio de la violencia. Vale la pena detenernos en este ejemplo para evocar tres aspectos históricos implicados en este proceso. El primero es la concomitancia entre la esclavitud de buena parte del continente africano por parte de los entonces nacientes Portugal y España y la Inquisición en su propio interior. ambos fenómenos sucedieron en el decurso de tres siglos (del siglo XV al siglo XVII). Un proceso que viene dándose no solamente en los tres continentes colonizados por Europa Occidental (América. como así también el 80% de los españoles que colonizaron México. que persiguió y expulsó a árabes y judíos. en el contexto de la conquista y la colonización de los demás continentes por parte de Europa Occidental. Entre éstas. mediante distintos procedimientos. África y Asia). pues así como los africanos fueron traídos como esclavos.

Nos. dicho procedimiento no consiste ya en impedir la activación de estas culturas. donde esta 13 . Lo que pretendemos problematizar aquí es su incidencia en la política de producción de subjetividad y de creación/pensamiento. el furor de archivar aparece precisamente en este contexto. El despertar de la anestesia Empecemos señalando que el carácter político de tales prácticas no las constituye como una especie de militancia de la transmisión contenidos ideológicos. activando en la medida del posible las potencias teórica. destituyéndolas así de sus potencias singulares y denegando los conflictos que esta construcción necesariamente implicaría. al igual que nuestro continente. No obstante. 9-22 su fase neoliberal. un aspecto resulta recurrente: se agrega lo político a las dimensiones del territorio institucional del arte que empiezan a problematizarse. Con todo. UU. 2. (No por casualidad. tal como podría parecer en una primera aproximación. IX . y en Europa Occidental. Pues bien. hay que precisar mejor qué prácticas artísticas producidas durante los años 1960-1970 fuera del eje Europa Occidental-Estados Unidos impulsan y alimentan este furor. con base en los cuales se denominó a tales prácticas como 'arte conceptual político' o 'ideológico'. tal interpretación quedó sentada en la Historia canónica del Arte a partir de mediados de los años 1970. 18 y 19 • 2008 • Págs. Un variado espectro que va desde las iniciativas que pretenden activar su potencia poético-política hasta aquéllas impulsada por el deseo de ver tal potencia desaparecida definitiva e irreversiblemente de la memoria de nuestros cuerpos. En estas situaciones. Es ésta la modernidad que hoy en día se encuentra a la orden del día. El foco de la compulsión de archivar puesto en estas prácticas se ubica en un campo de fuerzas que disputan el destino de su reanudación en el presente. Son especialmente codiciadas aquéllas que surgieron en Latinoamérica y en otras regiones que. todos estos textos y exposiciones se produjeron en EE. política y clínica de las mismas. que a su vez se ubica en el contexto de una guerra más amplia en torno de la definición de una cartografía cultural de la sociedad globalizada. Sin embargo. se trata en cambio ahora de incitarlas. signado por una guerra de fuerzas por la definición de la geopolítica del arte. impulsado por la urgencia de ubicarnos mejor en este terreno. se encontraban en ese entonces bajo regímenes dictatoriales (tal es el caso por ejemplo de Europa Oriental y de la propia Península Ibérica). Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. el movimiento en cuestión adquiere matices singulares que se presentan en formas variadas. pero para incorporarlas a sus designios. Precisamente en estas prácticas concentraré mi análisis. de manera tal de afinar nuestras intervenciones en su paisaje. con ciertos textos y exposiciones que se volvieron paradigmáticos en el mainstream en el cual se definen los contornos de este territorio.

ya que afectan su propio quehacer. o ilustradas. Lo que marca la diferencia de las propuestas más contundentes que se inventan en Latinoamérica durante el período es que la cuestión política se plantea en las entrañas de la propia poética. y Europa Occidental. Resulta evidente que la cuestión política se plantea igualmente en la época. con sus respectivas representaciones y las narrativas que las enlazan). UU. Encarnada en la obra. mucho más sutil y nefasto es su impalpable efecto de inhibición de la propia emergencia de este proceso una amenaza que sobrevuela en el aire debido al trauma inexorable de la experiencia del terror. por un grupo de once curadores. el artista Luis Camnitzer y la Profesora Rachel Weiss. En este contexto. 14 . organizada en 1999. y plasmarse recién en la segunda o en la tercera generación). Éste lleva a asociar el impulso de la creación al peligro de sufrir una violencia por parte del Estado. lo que los lleva a vivir el autoritarismo en la médula de su actividad creadora. encabezados por Jane Farver (directora de exposiciones del referido museo en ese entonces). Entre las exposiciones se destaca “Global Conceptualism: Points of origin. en las prácticas artísticas que se llevan a cabo en EE. de Cildo Meireles). se destaca al español Simón Marchan Fiz (Del arte objetual al arte del concepto. aunque de distintas maneras. Madrid. Dicha asociación se inscribe en la memoria inmaterial del cuerpo: es la memoria física y afectiva de las sensaciones de dolor. Este tipo de acción y sus posibles efectos son de una índole completamente distinta que las acciones socioeducativas de 'inclusión' o que las acciones pedagógicas o doctrinarias de concientización y transmisión de contenidos ideológicos propias de la tradicional figura del militante. la experiencia omnipresente y difusa de la opresión deviene sensible en un medio en el cual la brutalidad del terrorismo de Estado provoca como reacción defensiva la ceguera y la sordera voluntarias. en esos contextos la misma se refiere a situaciones exteriores al terreno del arte (la guerra de Vietnam por ejemplo) que en muchas oportunidades aparecen en su obra representadas. Esta interpretación no es para nada neutra y veremos por qué. lo que lleva a los artistas a agregar lo político a su investigación poética es el hecho de que los regímenes autoritarios entonces vigentes en sus países inciden en sus cuerpos de manera especialmente aguda. Comunicación 1974). en el Queens Museum. Con todo. que puede ir de la prisión a la tortura y llegar incluso a la muerte. en Desvio para o vermelho. 1950s1980s”. El desentrañarla constituye una tarea tan sutil y compleja como el proceso que resultó en su represión (esto puede incluso prolongarse durante treinta años o más. miedo y humillación (distinta aunque indisociable de la memoria de la percepción de las formas y de los hechos. 3 Para ceñirnos a los principales autores con base en los cuales se estableció este tipo de interpretación. funcionando como denuncia. al estadounidense Alexander Alberro entre otros.Furor de archivo experiencia no se había vivido)3. Si bien éste se manifiesta más obviamente en la censura contra los productos del proceso de la creación. por una cuestión de supervivencia (por ejemplo. al inglés Peter Osborne.

etc. participador. sino de la experiencia de este estado de cosas en el propio cuerpo (su cara intensiva. que en cambio se enturbia cuando todo lo que atañe a la vida social vuelve a reducirse exclusivamente a una lectura de su dimensión macropolítica y se hace los artistas que actúan en este terreno diseñadores gráficos o publicistas del activismo. nuevas configuraciones del inconsciente en el campo social que rediseñan su cartografía. En otras palabras. Se activan otros modos de relación con las imágenes. Si bien la existencia de este tipo de acción es indudablemente importante y nos convoca a pensar la razón por la cual. representativa. IX . más pulsante es su calidad intensiva y mayor su poder de interferencia en el medio en que circula el poder de liberar a las imágenes de su uso perverso. otras formas de percepción y de recepción. artistas deciden volverse militantes. Al contrario. a las que podría efectivamente calificarse como 'políticas' o 'ideológicas'. pero también y por sobre todo de invención y de expresión. Es esta calidad de relación con el presente lo que tales acciones eventualmente pueden incitar en aquellos que se disponen a vivirlas4. sin embargo es necesario diferenciarlo de las acciones artísticas que tienen lo político como aspecto de su propia poética y que por eso mismo alcanzan potencialmente la dimensión sensible de la subjetividad y no su conciencia. pues tienen por efecto dejar por alto su contundencia poéticopolítica. participante. usuario. 9-22 Las intervenciones artísticas que afirman la fuerza política que les es inherente serían aquéllas que se llevan a cabo partiendo del modo en que las fuerzas del presente afectan al cuerpo del artista. Se gana así en precisión de foco. inconsciente. espectador. 18 y 19 • 2008 • Págs. macropolítica).Nos. Esto no quiere decir que. Nociones tales como las de receptor. Esta experiencia puede inter venir en el proceso de subjetivización precisamente en el punto donde éste tiende a permanecer cautivo y a despotencializarse. en aquel contexto. lo que define el tenor político de este tipo de práctica es aquello que puede suscitar en las personas que por él son afectadas en su recepción: no se trata de la conciencia de la dominación y de la explotación (su cara extensiva. Es aquí que se sitúa el efecto más grave del desafortunado equívoco cometido por la 'História del Arte': al generalizar esta caracterización al conjunto de las acciones artísticas propuestas en aquellas 4 No es obvio encontrar un término que designe al tipo de relación que se establece en propuestas artísticas cuya realización depende de su efecto en la subjetividad de quienes participan en ella. son inadecuadas para este tipo de propuesta. Es verdad que este tipo de opción caracterizó a ciertas prácticas en las mismas décadas de 19601970 (y aún actualmente). 15 . Éstas pueden implicar en nuevas políticas de la subjetividad y de su relación con el mundo es decir. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. micropolítica). ya que es indisociable de su rigor como actualización de la sensación que tensa. el rigor formal de la obra en su performativización es más esencial y sutil que nunca. en este caso. la investigación formal se vuelva secundaria o incluso dispensable. Y cuanto más preciso es su lenguaje.

Pero. 16 . Ambas tienen como blanco la liberación del movimiento vital de sus obstrucciones. lo que hace de ellas actividades esenciales para la 'salud' de una sociedad. cabe señalar que macro y micropolítica comparten un mismo punto de partida: la urgencia de enfrentar las tensiones de la vida humana en los puntos donde su dinámica se encuentra interrumpida o de mínima flaqueza. En Brasil. ¿qué diferenciaría precisamente a las acciones micro de las acciones macropolíticas? 3. Pero este lapsus se vuelve más nefasto cuando lo adoptan como paradigma los propios historiadores y críticos latinoamericanos. Me refiero a la afirmación de la fuerza inventiva de cambio cuando la vida así lo requiere como condición para volver a fluir. Esto sostiene y justifica su tendencia a denegar las turbulencias del presente globalizado y el trabajo que se requiere para detectar y elaborar las cuestiones que se plantean. Micro & macropolítica Antes de responder a esta pregunta. y a estigmatizarlo como 'no arte'. El efecto de ello es la omisión de la responsabilidad de su trabajo intelectual en la construcción del presente. especialmente ante la nueva alianza que se está tramando entre lo poético y lo político (particularmente en el terreno del arte). En otras palabras. en parte responsable de las frustraciones de intentos colectivos de emancipación (empezando por la revolución rusa). están dadas las condiciones para reanudar el combate por la superación de la escisión entre micro y macropolítica que se reproduce en la escisión entre las figuras clásicas del artista y del militante. Dicha escisión se ubica en la base del conflicto que caracterizó a la conturbada relación de amor y odio entre los movimientos artísticos y los movimientos políticos a lo largo del siglo XX. estos críticos e historiadores se valen del equívoco de la Historia institucional del Arte para alimentar una especie de sordera defensiva ante las discusiones que se entablan en escala internacional. como así también las maniobras del enfrentamiento de las mismas y las facultades subjetivas que involucran. los que asumieron esta postura tienden a rechazar todo lo que se produce en el marco de la tercera generación de crítica institucional en el terreno artístico. Pero son distintos los órdenes de tensiones que cada uno de estos modos de acercamiento permiten vislumbrar. siguiendo la más pura tradición colonial. se perdió la esencia de la singularidad de las acciones que aquí se enfocan y el desplazamiento que operaron en la relación entre lo poético y lo político.Furor de archivo décadas en Latinoamérica. Más preocupante aún es la inhibición que el poder de tal postura provoca en la producción artística y discursiva de las nuevas generaciones. En este contexto. tal como se manifiestan singularmente en cada contexto.

producto ésta de la presencia viva de la alteridad como campo de fuerzas que no cesa de afectar a nuestros cuerpos.169). Si ese libro fuese escrito por estos días. Deberíamos recetar poesías como se recetan vitaminas” (1986. no como valor sino como elemento funcional. la fuerza de trabajo de unos que se emplea para la acumulación de plusvalía de los otros). p. musical. 9-22 La operación propia de la acción macropolítica consiste en insertarse en las tensiones que se producen entre polos en conflicto en la distribución de los lugares establecida por la cartografía dominante en un determinado contexto social (conflictos de clase. no son necesarios artículos en la prensa o en la televisión para explicarlas. sino también en el conceptual o existencial. expandiendo la percepción y dibujando nuevamente nuestros contornos. tan deprisa como el virus de la gripe japonesa” (1986. junto con Guattari. a lo mejor Guattari hubiera morigerado tamaño entusiasmo en sus dichos. cuando una obra de arte corresponde a una mutación verdadera. La acción micropolítica se inscribe en el plano performativo. de religión. la pulsación de estos nuevos diagramas sensibles las vuelven portadoras de un poder de contagio potencial en su entorno. cosa que tarde o temprano termina por provocar colapsos de sentido. de un lado. En tanto. literario u otro). En este proceso. la operación propia de la acción micropolítica consiste en insertarse en la tensión de la dinámica paradójica ubicada entre la cartografía dominante. O en otro momento del mismo libro: “considero la poesía como uno de los componentes más importantes de la existencia humana. la cartografía vigente se vuelve demasiado estrecha o inadecuada. de género. Éstos se manifiestan en crisis de la subjetividad que nos fuerzan a crear. IX . Son relaciones de dominación.132) (hoy sería la gripe porcina). recordando que nada asegura que el virus crítico de 17 . Sucede que al cobrar cuerpo en creaciones artísticas.Nos. de manera tal de dar expresividad a la realidad sensible que pide paso. teóricas o existenciales. 18 y 19 • 2008 • Págs. Se transmiten directamente.). La acción macropolítica se inscribe en el corazón de estos conflictos. p. no solamente artístico (visual. En cualquiera de estas acciones micropolíticas tienden a producirse cambios irreversibles de la cartografía vigente. y la realidad sensible en permanente cambio del otro lado. en las cuales la vida de aquéllos que se encuentran en el polo dominado tiene una potencia reducida debido a que se convierten en objetos de aquéllos que se encuentran en el polo dominante y que los instrumentalizan (por ejemplo. Tal como escribí. con su relativa estabilidad. de etnia. etc. en un combate por una redistribución de lugares y sus agenciamientos con miras a lograr a una configuración social más justa. tal como los que se efectúan en el arte. de raza. Resulta evidente que lo que acabo de afirmar solamente adquiere sentido si entendemos a la producción tanto de conceptos como de formas de existencia (ya sean individuales o colectivas) como actos de creación. “Cuando una idea es válida. de opresión o de explotación. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.

invisible e indecible (el dominio de los flujos. etc. padrote (en México) u otros como proxeneta. El arte puede efectivamente lanzar el virus de lo poético en el aire. ni que las vitaminas de lo poético lograrán en efecto curar la anestesia del ambiente. se esboza un compuesto de estos dos tipos de acción sobre la realidad. En este contexto. Y la clínica puede efectivamente insistir en que este virus es portador de la más poderosa de las vitaminas. un modo de existencia u otra manifestación allí donde la misma se haga presente. un concepto. en tanto que al segundo se accede por la vía de la sensación. El chuleo de las fuerzas de creación5 La figura clásica del artista suele estar más del lado de la acción micropolítica. En este proceso. las intensidades y los devenires). como así también la relación entre ellos y sus respectivas representaciones). Me explico someramente: la percepción aborda la alteridad del mundo como mapa de formas. Si bien es cierto que esta separación comienza a diluirse con las vanguardias modernistas de Latinoamérica. que a su vez designaba antiguamente al ruffiano). Al primer tipo de tensión se accede sobre todo a través de la percepción. En castellano se utilizan diferentes términos para designarlo: cafisho (en Argentina. 18 . Aquéllos que encuentran cualquiera de estas creaciones ganan una oportunidad de encarar dicha tensión y quizá de activar su propia potencia de invención. Es precisamente esta tensión lo que nos fuerza a pensar o a inventar una obra de arte. En definitiva: del lado de la macropolítica. cafetão en portugués. el otro se integra a nuestro cuerpo como molécula de su tejido sensible y se vuelve una presencia viva que produce inquietud y pone en crisis a este mismo repertorio.Furor de archivo una idea se propagará efectivamente como una epidemia. 4. estamos ante las tensiones existentes entre este plano y aquello que se anuncia en el diagrama de lo real sensible. y no solamente en el 5 Nota del traductor: De chulo. nos encontramos ante las tensiones de los conflictos en el plano de la cartografía de lo real visible y decible (el dominio de las estratificaciones que delimitan sujetos y objetos. la sensación aborda la alteridad del mundo como diagrama de fuerzas que afectan a nuestro cuerpo en su capacidad de resonar. que asociamos a ciertas representaciones de nuestro repertorio y las proyectamos sobre aquello que estamos aprehendiendo. del lado de la micropolítica. dicha dilución se intensifica y se expande en las propuestas artísticas de la región en los años 19601970. La idea acá es que la relación que se establece entre el capital y la fuerza de creación tiene una estructura similar. de manera tal de adjudicarle sentido. En tanto. Lo que no es poco. que se refiere a aquél que administra y explota la fuerza erótica de la mujer prostituida. mientras que la del militante queda del lado de la macropolítica.

19 . a comienzos de la siguiente década dicho movimiento empieza a debilitarse debido al efecto de las heridas asestadas en las fuerzas de creación por la bestialidad del régimen. ya en ese entonces en el seno de un amplio movimiento contracultural. Este aspecto crucial de la producción artística del período en el continente parece habérsele escamoteado a la historia da arte. intelectuales. lo encasillamos en la política y todo queda en el mismo lugar. cuando se instala en el país la dictadura militar. empero todavía frágil e imposible de nombrárselo. y también durante un breve período luego de diciembre de 1968. tildarlo de ideológico o político es un modo de negar el estado de extrañamiento que esta experiencia radicalmente nueva produce en nuestra subjetividad. Ignorarlo implica bloquear la vida pensante que da impulso a la acción artística y su potencial interferencia en el presente. es el síntoma de las fuerzas de la alteridad que reverberan en nuestro cuerpo y que exigen creación. tal como se sugirió antes. le permitió al gobierno militar disolver el Congreso y le otorgó plenos poderes. entonces. lo que llevó a que cualquier acción o actitud que el régimen considerase subversiva quedara sujeta a la pena de prisión. supuestamente para marcar su diferencia. La misma persiste aun después de 1964. es inaceptable rotularlo al mismo como 'ideológico' o 'político'. La estrategia es sencilla: si lo que allí experimentamos no es reconocible en el arte. promulgado por la dictadura el 13 de diciembre de 1968. como así también en la vida cotidiana. Es exactamente en ese momento que lo político se agrega a la poética de la crítica institucional en curso en el arte. UU. 9-22 arte. La crítica a la institución artística se manifiesta desde comienzos de los años 1960 en prácticas especialmente vigorosas. vivenciado y actualizado en acciones artísticas. IX . sino también en la política de la existencia. Muchos artistas. para protegernos del molesto ruido. este término encubre la singularidad y la heterogeneidad de las mismas. Tomemos el caso de Brasil. militantes y contraculturales se ven forzados a exiliarse -ya sea por haber ido presos o por correr el riesgo de serlo o sencillamente porque la 6 El llamado AI5 (Acto Institucional número 5).Nos. Con todo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.. Ahora bien. 'esta' historia no fue feliz al clasificar a dichas propuestas como 'conceptuales': aun cuando les asigna una autonomía relativa con relación a las acciones así categorizadas en EE. El abismo entre micro y macropolítica se mantiene: se aborta el proceso de fusión y por consiguiente lo que está por venir (en el mejor de los casos. Sucede que si efectivamente encontramos en dichas propuestas un germen de articulación entre lo político y lo poético. y se intensifica en el transcurso de esa década. sin derecho al recurso de habeas corpus. En todo caso. con la promulgación del Acto Institucional N° 56. aunque las mantengamos bajo el paraguas del 'conceptualismo'. el germen queda incubado). 18 y 19 • 2008 • Págs. el estado de extrañamiento constituye una experiencia crucial pues. cuando la violencia del régimen recrudece. De entrada.

inaugurando en la historia colonial del país la ocupación del poder de Estado por un obrero (como es el caso de un indio en Bolivia y un negro en los Estados Unidos). curadores y filósofos que se dedican a pensar críticamente el estado de cosas en el terreno del arte (Río de Janeiro. tal como ya se ha mencionado. a partir de los años 2000. formado por artistas. es la plena instalación del capitalismo financiero a escala internacional. si se lo compara con lo que se opera en regímenes autoritarios. más vigorosa y colectivamente. decorre del primero. Como todo trauma colectivo de ese porte. donde el prejuicio de clase tal vez sea la causa del trauma colectivo mas violento de todos. 2009 septiembre 5). El tercero. como movimiento colectivo visible en la vida pública. que ocurrió en el grupo de estudios “Pente”. Es cierto que hubo una agitación cultural que se gestó en el seno del movimiento por el fin de la dictadura a comienzos de los años 1980. con motivo de una discusión sobre una versión anterior del presente texto. Sucede que la experiencia de la 7 Esta acotación fue realizada por Ricardo Basbaum. Recién bastante después se vuelve a activar la fuerza crítica y creadora del arte. En términos micropolíticos tal hecho tiene el poder de promover un desplazamiento del lugar de la humillación en el cual se encuentra la mayor parte de la población del país. es la elección de Lula a la presidencia de la república. el debilitamiento del poder crítico de la creación se extiende durante una década más. entre otros factores. Y precisamente en esta situación es que surge el deseo de inventariar. El segundo que. El primero es que están dadas las condiciones para una reanudación colectiva de la vida pensante que había sido interrumpida por el trauma. cuando se instala el neoliberalismo en el país. pero la misma es ignorada por los críticos e historiadores de arte7. lo que puede tener efectos irreversibles. pero con otras estrategias. en el 2002 en Brasil. probablemente resultante de los dos anteriores. por iniciativa de una generación que se afirma. 20 . independientemente de los rumos macropolíticos de este gobierno. historiadores del arte.Furor de archivo situación se había vuelto intolerable. luego del regreso a la democracia de los años 1980. puesto que es otro el régimen de opresión y de producción de subjetividad. y prosiguió a lo largo de la década. Un triple factor está en el origen de este movimiento (los cuales probablemente compartimos países de América Latina). todavía tímidamente a partir de la segunda mitad de los años 1990 y. La situación es favorable a la reanudación de un movimiento tendiente a superar la disociación entre micro y macropolítica. críticos. Dicho desplazamiento abre la posibilidad para que se active la potencia pensante de la subjetividad en esta camada de la población. que da impulso a este tipo de interrogación en la nueva camada de artistas que vuelve a problematizar la relación entre lo poético y lo político.

Sin embargo. Ésta es la política de deseo que. y se congelan así los gérmenes de futuro que apenas si empezaban a reanimarse. escrita por Europa 21 . el sistema global del arte las incorpora inmediatamente para transformarlas en fetiches. si el hecho de vislumbrar el surgimiento de una nueva figura de la fusión entre lo poético y lo político en el siglo XXI no es tan sólo un sueño datado históricamente que insistimos en soñar.. y ahora con el refinamiento perverso y seductor del mercado del arte. IX . para hacer factible su continuidad en función de las fuerzas que piden paso en nuestro presente. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. para dotar de densidad a las fuerzas de creación que se afirman en él.. En este estado de cosas urge activar dicha potencia y liberarla de su interrupción defensiva. en el preciso momento en que su memoria empieza a reactivarse. Pero este esfuerzo nada tiene que ver con el deseo de conquistar lugares más gloriosos o glamorosos que los papeles de extras o incluso de 'sin papeles' que nos atribuyen hasta ahora en la historia canónica del arte. antes incluso de que haya vuelto a respirar aquello que se incubaba en las propuestas artísticas inventariadas. muy distinto de los grotescos y explícitos procedimientos de las dictaduras militares. Si el movimiento de pensamiento crítico que se dio intensamente en los años 1960 y 1970 en América Latina fue brutalmente interrumpido en aquel período por el régimen dictatorial que preparó al país para la instalación del neoliberalismo. de diferentes maneras. 5. activar. deberíamos preguntarnos: ¿qué nuevos problemas estarían convocando a reanudar esta articulación? ¿Qué estrategias se han inventado para enfrentarlos? ¿Qué nuevos personajes cobran cuerpo en este combate? ¿Qué alteraciones provocan en el relieve del territorio del arte? Los inventarios que pretenden activar tales poéticas deberían pensarse de manera tal de crear las condiciones para una experiencia de la contundencia crítica de las mismas en el enfrentamiento de las cuestiones del presente. las conocemos únicamente en su exterioridad. Los archivos de tales prácticas se convierten así en una especie de botines de guerra disputados por los grandes museos y coleccionadores de Europa Occidental y Estados Unidos. Revolver. este proceso es nuevamente interrumpido. revulsionar Ahora bien. no tan poscolonial como nos gustaría. Su potencia disruptiva y lo que ésta abrió y podría seguir abriendo en su entorno quedaron enterrados por efecto del trauma causado por les regímenes terroristas. 9-22 fusión poético-política vivenciada en estas prácticas quedó en el olvido. Un nuevo capítulo de la historia. 18 y 19 • 2008 • Págs. de manera fragmentaria. y aun así. esta misma situación da movimiento a una política de deseo diametralmente opuesta: en el momento en que dichas iniciativas reaparecen.Nos. impulsa a una serie de iniciativas generadas por el furor de inventariar.

También Micropolítica. si este esfuerzo vale efectivamente la pena. causada por la superposición de los traumas resultantes primero del terrorismo de estado (lo que incluye a las dictaduras. En: Obras Escolhidas. No por casualidad. W. otra cartografía cultural del presente). En compensación. del estatuto del pensamiento y de la creación bajo el neoliberalismo que lo sucedió. “Magia e Técnica. tampoco interesa hacerlo si lo es para sostener la misma lógica pero invirtiéndole los signos ('nuestra' historia. Espero que el furor de archivar que nos acomete en este momento contribuya a que enfrentemos este destino -al menos lo suficiente como para desobstruir el acceso indispensable a estos gérmenes incubados de futuros enterrados. ahora presentada como paradigma universal). S. Arte e Política: Ensaios sobre literatura e história da cultura”. Cartografias do desejo. Bibliografía Benjamín. en el cual no existe otra salida sino repetir infinitamente el odio y el resentimiento -una forma de vengarse de la humillación. São Paulo: Vozes.Furor de archivo Occidental y Estados Unidos. En términos de la política de subjetivación. 2007. tal como sabemos. & Rolnik. dicho régimen fue denominado por varios teóricos como 'capitalismo cultural' o 'cognitivo'. mas ampliamente. São Paulo: Brasiliense. Guattari F. Cartografías del deseo. en una especie de relación de chuleo. sin salir del lugar. 10ª ed. Micropolítica. Madrid: Traficantes de Sueños. tan deseados en el presente. 8a ed. (1996). la meta consiste en trazar otra(s) historia(s) del arte (y. La reactivación de tales prácticas no escapa a este destino. revisada y ampliada. en seguida. Buenos Aires: Tinta Limón Ediciones (Colectivo Situaciones)] 22 . Cartografías del deseo. pero no se reduce a ellas) y. 2006. esa actitud se manifiesta en quedarnos gozando voluptuosamente en el papel de víctimas. (1986). Sucede que en este contexto. [Versiones en castellano: Micropolítica. el conocimiento y la creación se convierten en objetos privilegiados de instrumentalización al servicio de la producción de capital. es porque puede contribuir a 'curar' la interrupción de la vida pensante en nuestros países. Y si en lugar de esa voluntad yoica de devenir celebridades.

Palabras clave: Revoluciones científicas. Thomas Kuhn. paradigmas. 23-27 ¿Por qué Thomas Kuhn escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? Oscar Barragán M1 Resumen Se plantea el problema de las relaciones entre las diversas interpretaciones de la noción de paradigma y sus afinidades con la de comunidad científica en la obra de Thomas Kuhn. inscrita en una circularidad no viciosa. IX .Nos. Docente Investigador del Departamento de Humanidades de la Universidad El Bosque. Esta relación. La aceleración a que se ve expuesta la práctica científica. 18 y 19 • 2008 • Págs. nos presenta los dilemas a los que se enfrenta la ciencia al intentar reducir la multiplicidad de líneas y fuerzas que conforman su práctica. encuadra la disputa por hallar un instrumento de similitud en el que se pueda reconocer una 'casi ley' dentro de la variedad. con Maestría en Filosofía de la Universidad Javeriana de Bogotá. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. ciencia normal.com 23 . Email: valeriocapricio@yahoo. la lucha entre lo consagrado y lo que ya se sabe (ciencia normal) y lo impredecible (ciencia pos-paradigmática). 1 Filósofo.

dichas relaciones constituyen un círculo. paradigma es una especie de modelo. básicamente. Kuhn para explicar las transformaciones del conocimiento a través de las revoluciones científicas. Manuel Castells afirma: “La noción de paradigma fue propuesta por el destacado historiador y filósofo de la ciencia Thomas S. sea como fuere. a múltiples versiones. en la forma de pensar e interpretar la ciencia. por su índole polisémica. métodos y valores que constituyen una comunidad científica. conjunto de reglas extraído de ciertas soluciones a problemas que se le han planteado a un grupo de científicos y con las cuales soluciones han generado una mutación. En un segundo sentido. El primer sentido. quizá. La profesionalización se obtiene asimilando una bibliografía en la que los límites de las prácticas se han sabido 24 . Kuhn declara que.¿Por qué Thomas Kuhn escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? Kuhn escribe la Postdata: 1969 a su libro La Estructura de las Revoluciones Científicas más que todo para aclarar el término de paradigma. hasta se ha soslayado debido a urgencias de otros temas que ocupaban mucha más extensión e importancia en el momento en que se presentaban. más que todo. En primera instancia. La especialidad se obtiene por medio de una educación y una profesionalización similares. Pues bien. una comunidad científica se puede definir como un conjunto de individuos que realizan determinadas prácticas y se aíslan en función de una especialidad. En su primer sentido. creo que tanto el primero como el segundo sentido nos colocan ante un problema que durante mucho tiempo se ha venido abordando esporádicamente y sólo por sus flancos y. las cuales se organizan en orden a la práctica ya codificada en actividades y rituales definidos. Después de 7 años de haber escrito La Estructura de las Revoluciones Científicas. El problema es el de la correlación de los sentidos de paradigma. Kuhn ya habla explícitamente del problema de las relaciones entre paradigma y comunidad científica. pero no por ello opuestos. en la Postdata: 1969. Un paradigma es un modelo conceptual que establece los criterios estándares de interpretación” (2001). y la comunidad científica se define como un grupo de personas que son partícipes de un paradigma. mas no menos importante. tergiversaciones y. o revolución. Por un lado. tiene un marcado regusto sociológico. técnicas. En este sentido. Kuhn sostiene que esta circularidad no es viciosa. Quizá se trate de una presuposición recíproca en la que la relación de comunidad y paradigma está dentro de una elección que es por sí misma valor y en la cual se da como resultado un valor. paradigma se debe entender en dos sentidos diferentes. más aun. puesto que el paradigma es el objeto común del cual son partícipes los miembros de una comunidad científica. contrasentidos. paradigma es un conjunto de creencias. ya que este término estuvo sujeto.

18 y 19 • 2008 • Págs. El lenguaje manejado tan depuradamente a través de las comunicaciones de las comunidades científicas es una especie de malla que no permite otras concepciones que las que a través de ella se estilan. 23-27 poner en orden a los temas científicos a los que tendrían acceso los sometidos a la profesionalización. han sido educados con los mismos tactos. carga teórica. Con las publicaciones. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX . costumbres. decía Fayerabend. aunque los paradigmas se deduzcan del carácter. instrumentaciones. una comunidad científica se define por un grupo de individuos que tienen en común prácticas dirigidas a una determinada especialidad científica y que. etc. la sociología tendría mucho que aportar. zoólogos. criticará acervamente la profesionalización de los científicos haciéndoles ver como perros amaestrados. ¿qué es una comunidad? De primera mano. reducen el ruido a las posibles contradicciones entre miembros. astrónomos. Mas no todo es nocivo en la comunidad científica y no todo está dentro de la ciencia normal para el paradigma. Las publicaciones son homogenizadoras de los miembros de las comunidades científicas. prejuicios. La comunidad más extensa es la de los científicos naturalistas. las comunidades científicas establecen un lenguaje estándar que aísla a los que lo hablan del resto de la sociedad. por lo tanto. etc. Convierten el ruido en simples contradicciones entre miembros de las comunidades. en su libro Contra el Método. Desde luego que aquí estamos hablando del fenómeno más nocivo de la ciencia normal. Paul Fayerabend. de todos modos. Con este mismo espíritu. Lo primero que constata Kuhn es que. El lenguaje homogenizado en las publicaciones aporta una fuerte carga de profesionalización. La intención de Kuhn en La Estructura de las Revoluciones Científicas era aportar el concepto de paradigma de la comunidad científica para sacar conclusiones filosóficas. La educación ha homogenizado a tal grupo al punto de limar a un grado considerable los puntos de vista opuestos: la comunicación y la información. malla a través de la cual se empastan los intereses e ideas tanto como los que pueden participar como miembros de la comunidad. En este punto. La educación es el primer filtro de una comunidad científica. están depuradas al máximo. Es aquí donde vemos a Kuhn como filósofo del lenguaje. entre otras. mutilan sus otros aspectos subjetivos como el de la emotividad y el de sus sentimientos. así como la competencia. las comunidades científicas se pueden identificar sin el uso de los paradigmas. Otros grupos importantes serían: químicos. temperamento y costumbres de los miembros de tales comunidades.Nos. del orden de la filosofía del lenguaje. Las que homogenizan las comunidades son las publicaciones que. como tales. y los hacen ver como simples perritos condicionados a responder sólo de un modo ante un mismo estímulo. Pero. más allá de cualquier sociología del lenguaje. 25 .

que se caracteriza por una pugna entre escuelas que no se ponen de acuerdo. La crisis es. el cúmulo de compromisos (tales como los valores ante la realidad. constataron que algo andaba mal en la ciencia respectiva. es decir. Y son. son compartidos por todos los miembros de una tal comunidad. Es en las revoluciones científicas donde se dirimen los compromisos en virtud del poder de aglutinante de una comunidad científica. Independientemente de los 20 significados distintos que se le han encontrado al término de paradigma. Los científicos perciben una anomalía. sino una especie de termómetro de las condiciones con las cuales se aboque a la ciencia normal a ponerse en entredicho. Las revoluciones científicas son especies de cambios sobre los cuales la comunidad científica reconstruye sus compromisos. Pero. precisamente.) los que florecen sobre la primera acepción del término paradigma. los determinados modos de aplicación de un descubrimiento. se consagra a resolver enigmas como piezas de rompecabezas. es el paso en el que la ciencia se estabiliza. si bien no siempre sirven para aislar en aras de identificar una comunidad. en todo caso. Es de notar que el paso del estatuto en el que no hay paradigmas. como acabamos de ver. está casi siempre precedido por una crisis. creo. hay dos muy distintos y con los cuales se pueden agrupar los otros restantes: el uno es el que connota la agrupación de individuos de una comunidad científica en la que por medio de juicios (teóricos) reúne los practicantes de una ciencia. Los paradigmas son índices de revoluciones científicas. la observación. la ciencia se vuelve meramente ordenadora de una realidad ya presupuesta. no lo que precipita el paso pre a lo posparadigmático. Kuhn propone cambiar este uso del término por el de matriz disciplinaria. al estado post-paradigmático en el que se presentan nuevas maneras de ver y pensar científicas. es también de este modo que el miembro de una comunidad se puede identificar mucho más con el conjunto de elementos para los cuales su compromiso adquiere carta de ciudadanía y consistencia. etc. paso marcado por la asunción de un paradigma en un clima de revolución.¿Por qué Thomas Kuhn escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? Los paradigmas. Se debe advertir que la ciencia normal y el paso de la etapa pre a la posparadigma (revolución científica) están ambos basados en comunidades científicas. Este uso atañe a lo que de toda crisis se indica como condición de nuevos compromisos. Más por estar en contra de las teorías científicas y no poder distinguirse de ellas. Es por la matriz disciplinaria que el científico puede simbolizar y totalizar su práctica y el poder de su ciencia. la clase de experimentacion. Aquí es necesario observar que el paso de la ciencia preparadigmática a su estado posparadigmático. Esto último es lo que constituye la ciencia normal. 26 .

23-27 Y este poder aglutinante. Además. como en toda forma que aflora totalmente. Este uso es el más novedoso en Las Estructuras de las Revoluciones Científicas. de la homogenización reina un territorio que es difuso. y como tales rigen interinamente. Esta forma del paradigma adiestra la percepción. péndulo. hay en la práctica. una realidad. por cierto.a. la gestalt. Ejemplo que aglutina a un grupo de individuos formando una comunidad científica. Más allá de la coherencia. este es el funcionamiento de paradigma como modelo: otorgar un instrumento de similitud en el que se pueda reconocer una 'casi ley' dentro de la variedad. Es. donde no hay pregnancia y cuya percepción es total. Los valores que comparte una comunidad científica definen los compromisos de la misma. Con el ejemplo se dilucidan problemas como la regla y la teoría: ¿En qué caso conviene aplicar la regla? O el significado y la aplicación: ¿Para la formula f= m. que permite al estudiante guiarse hasta la definición de la gestalt con la que tiene lugar la comprensión de tal situación de variación. no siempre en una comunidad tienen un cien por ciento de hegemonía.Nos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. etc. inopinada. o con los cuales se homogeniza una percepción. Paradigma proviene del griego paradigma y se vierte al español como 'ejemplo'. es el cúmulo de valores sobre los cuales y en los cuales se juegan compromisos. IX . aunque sí determinan el comportamiento de los individuos de la comunidad en orden a la coherencia.. súbita y reveladora de una forma en su plenitud. osciladores armónicos) con el cual varía la fórmula. en virtud del cual la comunidad científica se redefine en todas sus dimensiones. es la que acompaña el texto de Kuhn en todos sus meandros. pero no hay valores si. aceleración. El otro uso que reúne las otras 20 significaciones de paradigma. gracias a la variabilidad en la asunción de los valores que hay revoluciones científicas. el de la variabilidad. no hubiese compromisos que direccionasen a los individuos en función de determinados valores. previamente. se trata de un cúmulo en el que las partes y el todo son correlativos. Esto es lo que definíamos como presuposición recíproca entre comunidad científica y paradigma. fuerza? Parece ser que dentro de esta variedad hay un asomo de ley de similitud. la manera de ver las cosas a partir de los problemas. Pues bien. y adiestra según Kuhn “a ver situaciones como similares. 18 y 19 • 2008 • Págs. como sujetas a la aplicación de la misma ley o esbozo de ley científica”. Los valores. una definición fija de masa. dentro de un abanico posible de aplicaciones (caída libre. Estas reglas se denominan reglas ad hoc. Esta clase de gestación de la forma es llamada gestalt. es el que recurre a su etimología. Y. permite comprender. 27 . aunque son gestálticos. Ahora. una teoría. dentro de una situación no muy estable (crisis) el papel de reglas creadas para el momento y para salvar los compromisos. y sobre todo a la coherencia teórica. no en vano.

Referencias Castells M. Kuhn T. La Ética del Hacker y el espíritu de la era de la información. En: H. Ediciones Destino: Barcelona. (1986). le dan una regularidad a las variaciones. las elecciones se hacen desde valores ya dados y los valores a su vez determinan las elecciones. nos hace comprender por qué la presuposición recíproca de comunidad científica y paradigma no es considerada por Kuhn como círculo vicioso. Esto último. así. (2001). Las elecciones ayudan a identificar casos comunes. La Estructura de las Revoluciones Científicas.¿Por qué Thomas Kuhn escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? El paradigma como 'ejemplo' permite identificar elecciones sobre un fondo de variaciones. Pekka. “Epílogo”. México: Fondo de Cultura Económica. 28 . quizá.

systems. care is taken in this essay to compare these views. determinisms. determinismos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Se pretende mostrar que la descripción de la vida social propuesta por algunos científicos sociales no deterministas es (a pesar de su desconfianza hacia los determinismos) consistente con las consecuencias que se siguen de la aceptación de que los seres vivos están determinados en cada instante por su estructura. Palabras clave: Maturana. agency. The purpose of this paper is to show that some descriptions of social life provided by nondeterminist social scientists are (despite their distrust toward determinisms) consistent with the consequences that follow from accepting that living systems are determined at any instant by their structure. y sugerir que la discusión actual sobre la 'agencia' y la 'estructura' en las ciencias sociales podría beneficiarse de la consideración de esta perspectiva. con mención en Sociología.Nos. Está cursando la Maestría en Ciencia. so. 29-61 La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales Dalma A.ar 29 .com. structure. Key Words: Maturana. IX . sistemas. 1 Licenciada en Ciencia Política y en Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario. 18 y 19 • 2008 • Págs. living systems are structure determined at any instant. por lo que se intenta comparar cuidadosamente esas perspectivas. and to suggest that the current discussion concerning 'agency' and 'structure'. could benefit by taking into account Maturana and Varela's conception. Tecnología y Sociedad (Universidad Virtual de Quilmes). Este determinismo difiere radicalmente de otros determinismos frecuentemente defendidos. This determinism differs radically from other sorts of determinism usually defended. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Diploma Superior en Ciencias Sociales. estructura. Abstract According to Maturana and Varela. agencia. Email: dalbar@speedy. los sistemas vivientes están determinados por su estructura en cada instante. Albarracín1 Resumen Según Maturana y Varela.

más compatible con la descripción de la vida social efectuada por algunos históricos contrincantes de los determinismos en ciencias sociales. lo que sigue constituirá un intento de mostrar que la concepción del 'determinismo estructural en cada instante' de Maturana y Varela no conduce a una visión de la historia que niegue las singularidades y originalidades locales. tratando imperfectamente por esa vía de salvar a la singularidad y originalidad históricas del rasero al que creían poder someterlo los defensores de la aplicabilidad de los métodos de las ciencias naturales. mirado de cerca y desprejuiciadamente. resulta resaltado antes que suprimido. Revisar esta cuestión no es posible sin tratar de controlar la considerable polisemia que el término determinismo ha tenido en los debates. la aceptación (para los sistemas vivientes. y en este caso particular. y en donde el carácter único de cada individuo. Son conocidas las respuestas que esta perspectiva despertó en quienes por formación eran más sensibles a las singularidades de las configuraciones históricas. ¿debería aceptarse que la singularidad de las configuraciones históricas y la imposibilidad de su reducción a un conjunto de leyes simples constituyen un argumento contra todo determinismo? La respuesta que demos a esta pregunta dependerá de la concepción de 'determinismo' que invoquemos. que con la de sus más denodados defensores. en el ámbito de los estudios sociales. para diferenciarlo del 'determinismo estructural en cada instante' que ha sido propuesto para los sistemas vivientes (y para otros tipos de sistemas) por Humberto Maturana y Francisco Varela. lo asertórico a lo apodíctico.3). Mostraré más tarde cómo divergen algunas de las implicaciones que se siguen de ambas formulaciones (apartado 2. se evocan casi irremediablemente las pretensiones de quienes suponían poder reducir el mundo 'colorido y vario' de la convivencia humana a un conjunto de leyes simples. lo ideográfico a lo nomotético. En el apartado 2.2). en este sentido. si bien ontogénicamente constituido con la mediación de la sociedad. Pero. la comprensión a la explicación. para los seres humanos) de un determinismo 'a la Maturana' (apartado 2.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales 1. sino a una concepción de la historia en la que la novedad ocupa un lugar central. a menudo con argumentos que muchos científicos sociales juzgarían hoy inadecuados. 30 .1 me abocaré brevemente a ello y presentaré algunas implicaciones del determinismo reduccionista de tipo fisicalista. Si tengo éxito en este intento se podrá mostrar que un determinismo de este tipo resulta. Introducción Cuando se alude al determinismo en el ámbito de las ciencias sociales. Estos opusieron. y me preguntaré por las consecuencias que acarrearía. En síntesis.

entre otras cosas. corren exclusivamente por mi cuenta. si en esta exposición se pone más énfasis en la interfaz entre las 'derivas' de los agentes sociales y las propiedades del medio social en que aquéllos se desenvuelven.no se han visto por eso persuadidos de abandonar su búsqueda de leyes universales. no cabe ninguna posibilidad de remontar el comportamiento social a un 'suelo primario' del cual todo lo demás pueda ser derivado. sino que se trata de un mero recurso analítico para allanar una exposición que. tal como lo sugieren algunos enfoques de la teoría social contemporánea. son radicalmente incompatibles. 28). La exploración de qué consecuencias se siguen. Por lo tanto. esa noción de constitución mutua debe ser reformulada. Esta última aserción. La posición del autor sobre este tema es a mi juicio algo contradictoria.Nos. IX . que en la problematización o la caracterización de tales propiedades del medio social. En otras palabras. 31 . y si ponemos el foco en la interfaz entre agentes sociales y 'sociedad' en términos de su mutua constitución3. que en última instancia expliquen las variaciones constatadas. desde luego. para los estudios sociales. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. debería encarar simultáneamente varios complejos problemas. 2 No le estoy atribuyendo a Maturana haber extraído esta conclusión sobre el libre albedrío. como veremos. de otro modo. que si asumimos para los seres humanos el 'determinismo estructural en cada instante' tal como fue formulado por Maturana y Varela. afirmaciones que. al mismo tiempo. la posibilidad del libre albedrío y la del establecimiento de leyes empíricas estrictas en ciencias sociales2 . no implica la reducción de la sociedad a los individuos. 18 y 19 • 2008 • Págs. En el apartado 2. no se intenta con ello degradar el interés de esta última cuestión. En cuanto a las consecuencias epistemológicas que se extraen para las ciencias sociales. la idea de libertad no se requiere en lo absoluto para afirmar la irreductibilidad de los comportamientos a propiedades reputadas como estructurales en el ámbito de lo social.3 se tratará de mostrar. que resulta un corolario de la perspectiva de Maturana y Varela. 3 Como veremos más abajo. y la aplicación consecuente del 'determinismo estructural en cada instante' parece cuestionar. 29-61 Pero igualmente va a resultar interesante hacer notar que el reconocimiento de la singularidad individual. con el pensamiento de Maturana y Varela. de la asunción del 'determinismo estructural en cada instante' de los seres humanos. en tales términos. pero algunos de ellos -tal vez los menos. no tiene nada de original para los científicos sociales. ni del comportamiento de éstos a atributos fisiológicos o psicológicos que los determinarían 'desde el origen'. no supone la aceptación de un 'libre albedrío'. como se verá más adelante (especialmente n. si se la quiere hacer compatible con la perspectiva de Maturana y Varela acerca de la determinación estructural del ser vivo.

2. entre otros. p. La definición se ajusta. dada una manera específica en la que las cosas son en el tiempo t1. la manera en la que las cosas van de ahí en más está fijada como una cuestión de ley natural4” (2003). ya que de la mecánica no se infiere que todas las propiedades de los 4 Cuando las citas se realizan desde el original en inglés o en francés. En su famosa introducción a su teoría de las probabilidades. lo mismo que el pasado. traducción es mía. 263) ha dicho que.1. concluían que en la visión laplaciana el mundo se tornaba una mera tautología. sin que quepa en estas páginas profundizar acerca de las muchas cuestiones problemáticas que plantean y cuyo debate sigue repercutiendo en diversos ámbitos. p. Laplace incurrió en un non sequitur. la afirmación traducía la confianza en que el devenir del mundo era susceptible (en principio) de ser leído en términos de unas condiciones iniciales y un conjunto de leyes simples. 112). de modo que abarca el conjunto de las condiciones iniciales y evita la aparición de influencias 'externas' de incidencia desconocida. Puesto en estos términos. y el futuro. una imagen que estaría destinada a producir un fuerte recelo. Como puede verse. se presentaría a sus ojos” (Laplace. tras haber invocado a una inteligencia superior capaz de abarcar en una misma fórmula a los movimientos de todos los cuerpos del universo. sin duda. Nagel (1991.1 del determinismo de la física clásica al reduccionismo fisicalista El determinismo de la mecánica clásica y sus indudables éxitos contribuyeron a consolidar una visión ontológica del determinismo.1 SOBRE DETERMINISMOS VARIOS Para que la especificidad del 'determinismo estructural en cada instante' de Maturana y Varela emerja con más claridad. por Popper (1984) quien encontraba tal determinismo incompatible con el libre albedrío y creatividad humanos. más recientemente. pasaré revista brevemente a algunas acepciones que se han dado de 'determinismo'. En el Siglo XX. p. a la visión que Laplace popularizara a principios del siglo XIX. que bien podría sintetizarse en la siguiente definición de Hoefer “El mundo está gobernado por el determinismo si y sólo si. esa renuencia fue expresada. 1820. el referente de este determinismo ontológico es el 'mundo'. y Prigogine & Stengers (1997. eterna y arbitraria. al hacer tal afirmación. acotaba: “nada sería incierto para ella.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales 2. 14). 32 . Explorando las implicaciones del determinismo estructural de Maturana y Varela 2.

no es forzosamente determinista. La explicación fisicalista siempre se ha sustentado en la afirmación de un nivel básico de descripción. la biología. lo que sucede si a las configuraciones materiales de nivel macro se les reconoce eficacia explicativa no derivada de otro nivel (cf. cabría preguntarse qué es lo que hace que algunas de ellas constituyan ventajas adaptativas. Se comprende el alivio… 6 Se han dado diversas acepciones de 'fisicalismo'. Según Bricmont -quien respalda calurosamente en ese sentido la posición laplaciana. y no todas ellas presuponen necesariamente el reduccionismo Aquí estoy entendiendo por fisicalismo a la pretensión de que las leyes de la física (cualesquiera que sean. han preferido destacar. cuya 'reducción' a lo micro el autor parece tener como modelo. un dualismo cartesiano de las sustancias). explican por sí solas cualquier otro orden de fenómenos distinguidos. que. El autor acota. 5 A guisa de ejemplo: Bricmont (1995) propone cómo la teoría de la evolución podría en principio derivarse de las leyes de la microfísica. en esta versión. Uno puede preguntarse si el autor no confunde el hecho de que los fenómenos macro deban ser permitidos por las leyes microfísicas -es decir. IX .la idea básica de Laplace 'podría ser llamada reduccionismo universal antes que determinismo universal' (1995). los reduccionistas se sienten muy felices de no tener que explicar algunos fenómenos macro directamente por lo micro. la fuerza de una convicción reduccionista. en el contexto del debate 'mente-cuerpo'. un pico más largo de lo normal podría ser una ventaja para conseguir alimentos. suponiendo que la abrumadora mayoría de los acontecimientos microscópicos compatibles con la descripción macroscópica conduzca a la aparición de “esos órganos de extrema perfección y complicación” (citando aquí a Darwin). pues en ese caso la ley macro es sólo una relación funcional entre magnitudes. 4) se encontrará un claro ejemplo de esta posición. si supusiéramos pasible de ser explicada por la vía sugerida por el autor la aparición de mutaciones. Para los que no nos dedicamos a la física. Por ejemplo. y compartimos este tipo de materialismo. 18 y 19 • 2008 • Págs. acepción que en ese contexto suele darse por sentada. desde que escribiera Laplace. y sin embargo no ser fisicalista.con la dependencia generativa de aquéllos respecto a éstas. Es decir que en este caso la explicación macro proporciona por sí sola un mecanismo inteligible para dar cuenta del curso de los acontecimientos. la sociología y la psicología serían reductibles a las leyes de la física5. contra lo que ellos piensan. y que tiende a negar a las configuraciones macroscópicas valor explicativo. Otros. no deja de ser sorprendente que en la polémica 'mente-cuerpo' el adjetivo 'físico' tienda a ser usado como sinónimo de 'aquello que es objeto de estudio de la ciencia física'.2). Anteriormente (n. que por lo tanto son pertinentes para explicar el curso de la evolución. en tanto que nivel 'más básico'. Aunque. antes que el error de razonamiento. ser congruentes con ellas. en medio de los muchos calificativos que dispensa a los adversarios del reduccionismo. cabe aclarar que se puede ser 'materialista' (por ejemplo no suscribir. 33 . Si le damos el sentido aquí mencionado al término fisicalismo. empero. reconocidas ahora o en el futuro). la forma del sitio en el que el animal se procura los alimentos). ni que cambios en propiedades no analizables en esos términos no puedan alterar el estado mecánico. En el extremo. 29-61 objetos físicos sean analizables en términos de las variables que constituyen el estado mecánico de un sistema. Ello no sucede con algunas leyes físicas.2. pero el largo del pico parece una variable macro cuya eficacia depende de su relación con otras variables macro (por ejemplo. más adelante. Así. y su carácter de ventaja presupone toda la organización del animal en cuestión y los atributos sistémicos del medio. la posición sobre este punto de Maturana y Varela en 2. adjudicarse eficacia causal Se emparenta con una ontología que subordina lo complejo a lo simple. único al que podría. También conviene señalar que un fisicalismo en ese sentido. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. la visión de cuáles son las leyes fundamentales (que constituirían el nivel básico de descripción para el programa reduccionista) ha cambiado ampliamente. el reduccionismo sigue existiendo y tiene sus adeptos. La perseverancia de esta convicción fisicalista se ha puesto de manifiesto en la frondosa literatura relativa a la llamada 'relación mente-cuerpo' cuyo debate en gran medida sigue pivoteando -en pro o en contra.Nos.en torno de la misma cuestión6.

1993) reconoce que está hablando de variaciones infinitamente pequeñas en las condiciones iniciales. 273-274). si se deja transcurrir el tiempo suficiente8. n.el intento de Prigogine de abrirse a la comprensión de las interrelaciones entre cultura y ciencia.que lo que ahora se denominan sistemas caóticos.la no vigencia en el campo científico de las teorías que Prigogine formuló a partir de la década del setenta.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales Naturalmente. Esta ligereza en el uso de los términos no contribuye. en los que una levísima diferencia en éstas da lugar a la evolución hacia estados marcadamente diferentes. precisamente. Zuppa (2003) proporciona amplia bibliografía para respaldar -entre otras cosas. Cabe acotar que en muchas ocasiones el propio Prigogine (1986. la evaluación del estatus actual del determinismo en las teorías físicas es independiente del juicio que nos merezca este reduccionismo. de la termodinámica de los sistemas alejados del equilibrio. Parece legítimo entonces decir que. idea que el autor sintetiza diciendo: "Es claro en el campo de la ciencia que la naturaleza se resistió con éxito a las últimas teorías de Prigogine”. Estas necesarias puntualizaciones no invalidan -a mi juicio. En los últimos años ha tomado singular fuerza en los estudios filosóficos y sociales la imagen de que el determinismo estaría siendo cercado en su propio terreno. que escapan a las posibilidades humanas de precisión en las mediciones. y sólo este último encuadra en el calificativo de 'fisicalismo' en el sentido aquí empleado (cf. de modo más preciso. se toma el mismo ejemplo para ilustrar “la coexistencia notable del azar y de la necesidad”. no obstante lo cual tiende a tratar a estos casos como 'mezclas' de necesidad y azar9. 1993. el 7 Siendo ajena al terreno de la física. ha mencionado que la finitud del conocimiento de las condiciones iniciales afecta a la predictibilidad determinística. 8 Una extensa presentación de esta cuestión y discusión de las interpretaciones de Prigogine puede hallarse en Bricmont (1995). 9 Por ejemplo. 5). 34 . tras haber hecho alusión a que el conocimiento de las condiciones iniciales será siempre finito (y por lo tanto insuficiente para las predicciones) acota: “el determinismo es derrotado inmediatamente” (Prigogine. Con anterioridad. Respecto de la primera cuestión cabe acotar que el uso de las probabilidades en la teoría cuántica no constituye un argumento definitivo a favor del indeterminismo cuántico. pp. la polémica parece lejos de haber sido cerrada. me limito a constatar que no obstante la tendencia predominante en el campo a la aceptación del punto de vista indeterminista. En cuanto a las conclusiones filosóficas que extrajo Prigogine de sus investigaciones en lo que concierne a este tema. naturalmente. En Prigogine y Stengers (1986. p. son sistemas determinísticos con alta sensibilidad a las condiciones iniciales. y que la interpretación de David Bohm ha mostrado al menos la plausibilidad de alcanzar las mismas predicciones sobre la base de supuestos determinísticos7. creencia abonada. haciendo referencia a un sistema cáotico como la llamada 'transformación del panadero'. por el hecho de que la física cuántica está formulada como una teoría estadística. han sido fuertemente contestadas sobre la base de puntualizar -entre otras cosas. pero también por la fuerte prédica de Prigogine en el sentido de que el estudio de sistemas dinámicos no lineales y en particular. cuestionarían el determinismo. 58-59). a la claridad de las conclusiones. pese a la fuerte embestida filosófica contra el determinismo. su estatus (en tanto que pretensión de descripción del modo de ser del 'mundo') no parece más polémico que el de su rival.

Aunque no se acuerde con el fisicalismo -como en mi caso-. el reduccionismo no entraña forzosamente la posibilidad de una correspondencia entre leyes macro y leyes micro (las primeras en principio explicables mediante las segundas). Estas consideraciones parecen de interés para la filosofía de las ciencias sociales. la calificación de teorías (como deterministas o indeterministas) es en principio más sencilla que el intento de caracterizar al 'mundo'. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. como analiza Nagel (1991. cualquiera sea la apariencia fenoménica en el nivel macro.Nos. su explicación se agota en última instancia en las leyes (y las condiciones iniciales) del nivel básico de descripción10. en cuanto que los modelos 'naturalistas' (con su insistencia en que los científicos sociales deberían dedicarse a detectar 'leyes') se han alimentado del modelo de los métodos (reales o atribuidos) de las ciencias de la naturaleza.se traduzcan en lo macro necesariamente bajo la forma de leyes empíricas discernibles en este último nivel. 325). La consideración acerca de si las teorías son o no deterministas parecería de más fácil resolución. IX . las 'reducciones' en física han comportado otros supuestos. De él no resulta deductible que las leyes 'fundamentales' de la física -cualesquiera sean las que se reconozcan en el futuro. dé lugar o no a una apariencia de 'orden' en este nivel. p. 'en principio') en donde las variables 'macro' concernientes a los diferentes 'niveles' en los que se organiza lo real pudieran ser consideradas como desprovistas de toda eficacia causal autónoma. “Para teorías… de la clase a la que estamos acostumbrados en física. 18 y 19 • 2008 • Págs. 2. típicamente es el caso que si 10 En la práctica. Así. creo que hay que admitir que esa es la única conclusión consecuente con sus premisas. anota Bricmont que 'en un universo perfectamente determinístico (a ese nivel [nivel micro]) siempre van a haber muchas situaciones donde no se pueden hallar leyes simples autónomas macroscópicas” (1995). Es interesante destacar lo que no se infiere de este reduccionismo. pero incluso en este caso subsisten en las discusiones filosóficas debates acerca del status determinista o indeterminista que habría que atribuir a las teorías. como dicen los reduccionistas. y no del análisis de las implicaciones que la asunción de diferentes versiones del determinismo en el ámbito de la ciencias naturales podrían tener para los estudios sociales. Con todo.2 teorías deterministas y convicciones deterministas Cuando el determinismo se refiere a teorías.1. es decir. Respecto de la relación leyes microleyes macro. pero si implica la noción de que. en principio se abandona la pretensión de hacer una atribución ontológica. 29-61 indeterminismo. 35 . ha sido necesario adicionar suposiciones que conecten los términos que aparecen en la ciencia secundaria y que están ausentes de la primaria. Cuestión diferente es la de si algún tipo de teoría física relativa a un nivel básico de descripción puede operar como una suerte de 'teoría final sobre todo' (cuando menos.

1997). 36 . resulta empíricamente insatisfactorio. a esta accesibilidad del conocimiento. como señala Nagel.3 Determinismo y predictibilidad Un significado muy distinto de determinismo se obtiene cuando se lo hace sinónimo de predictibilidad. y como conceden algunos de sus más reconocidos críticos. Así. o bien medirlas con la precisión requerida. entonces en la medida en que se pueda aislar perfectamente un sistema. de las teorías. que Laplace apelara a una inteligencia omnisciente en la introducción a un tratado de probabilidades habla por sí sólo de que el autor tenía en la mira que la insuficiencia de nuestro conocimiento a menudo ponía a la predictibilidad fuera del alcance humano. La noción de predictibilidad está vinculada pues.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales son determinísticas. esta afirmación es vacua. desde el punto de vista empírico. Seremos deterministas en cuanto supongamos que idénticas condiciones (aunque no sean susceptibles de ser logradas) dan lugar a idéntico comportamiento. o indeterminista. En la práctica. un problema diferente a menudo puesto en la misma bolsa11. pero esto no atañe al carácter determinista. Ni siquiera un determinismo reduccionista 'a la Laplace' -contra algunas interpretaciones. si el comportamiento del sistema no es idéntico. No se dice cuáles con las condiciones y por lo tanto se supone un conjunto exhaustivo e inespecificable. como en el caso de Laplace. Esta cuestión se relaciona con las dificultades que se han hallado en formular un 'principio de causalidad' de modo lo suficientemente general como para que tuviera alguna eficacia: por ejemplo. Esta afirmación. el comportamiento subsiguiente del sistema debería también ser idéntico” (Hoefer. una aproximación probabilística no da 11 Por supuesto. pp. porque se ha pretendido injustificadamente que esas variables determinan todas las propiedades del sistema (Nagel. como ya atisbamos en el apartado anterior. y repetidamente imponer idénticas condiciones iniciales. parece acomodarse bien a esa sinonimia. no así la noción de determinismo. Pero el resultado no ha sido mejor cuando se especificaron las condiciones.1. 2. 1991. el intento de Mill de formular el principio en términos de un grado suficiente de semejanza de las circunstancias. (Prigogine & Stengers. 2003). 292- 294). indeterministas en caso contrario. como la de Popper (1984). 1995). pueden siempre subsistir polémicas acerca de si se trataba de un sistema aislado.en los que lo que se cree es que no se repetirán o que no se pueden reproducir las mismas condiciones. que lleva implícitos todos los problemas inherentes al aislamiento de sistemas y a la determinación precisa de las condiciones iniciales. Mi impresión es que esta segunda definición nos proporciona pistas acerca de cuándo deberíamos calificar a nuestros propios supuestos y actitudes como deterministas o como indeterministas. Como ha sido señalado recientemente (Bricmont. sirve el menos para deslindar aquellos casos -frecuentes en muchos terrenos. que tiene en mente las 'variables de estado' de la mecánica clásica.

enfatizar que la primera no involucra necesariamente la segunda. y asociando tal situación a los problemas con los que ha tropezado el determinismo en el campo de las ciencias naturales: así. Por un lado. parecen sacar la conclusión de que se ha afianzado una visión indeterminista que procede de todas las áreas del saber. que la negación de la predictibilidad no equivale a indeterminismo.4 Los determinismos sociológicos en el contexto de esta discusión Acotaré ahora una referencia a los determinismos sociológicos y su relación con el tema que nos ocupa. que sólo se solapan parcialmente. y. En un ejemplo que se toma como paradigmático del 'azar'. 18 y 19 • 2008 • Págs. Sin embargo. susceptibles de servir como única clave explicativa de aquéllos. como argumentos contra el determinismo. Lo más conveniente en estos casos para reducir la confusión parece ser separar claramente las nociones de determinismo y de predictibilidad. se refiere a la posición epistemológica según la cual las ciencias sociales deberían aspirar a lograr (aunque se admita que no lo hicieron) explicaciones y predicciones inferibles a partir de de enunciados universales y condiciones iniciales.Nos. Tengo la impresión de que esta mezcla redunda en confusión y no en clarificación. sustantivamente. la defensa de tal método en su territorio de origen. Pueden verse definiciones del determinismo científico que apelan a esta sinonimia en Popper (1984. 8). ya que autores mayores como Popper (1984)12 han empleado el término determinismo con ese significado. con la consecuencia de que sus punzantes argumentos contra la predictibilidad han sido interpretados. por consiguiente. En conjunción. algunos pasajes de la obra de Prigogine también sugieren que en ocasiones deriva el indeterminismo de la impredictibilidad (cf. 2. 29-61 cuenta. 37 . cada tirada es determinística. por el otro. A lo largo de este trabajo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. aún cuando no podamos predecirla por imposibilidad de especificar las condiciones iniciales. se alude a las teorías que afirman. variables o factores. En otro orden de cosas.1. IX . n. 25. 59). por el mismo autor y por otros. pp. Aunque en este caso no existe necesariamente una profesión de fe determinista. por otros. Es frecuente que una toma de posición indeterminista en ciencias sociales sea respaldada argumentativamente recordando el fracaso de los determinismos sociológicos. del carácter indeterminado de los sucesos. como lo 12 Tal identificación entre determinismo y predictibilidad vertebra la discusión del autor contra lo que él denomina 'determinismo científico'. parece conveniente deslindar bien este sentido. las ciencias naturales. la referencia a los 'determinismos sociológicos' involucra dos tipos de posicionamientos. supone. por ejemplo se evoca el indeterminismo cuántico o la necesidad de apelar al 'azar' en las ciencias que se ocupan de la evolución. la determinación de unas dimensiones. una serie de tiradas de dado. per se.

pp. 404. aunque ahora ya no en una versión determinística. ¿de qué tipo de 'objetividad' somos capaces los seres humanos? ¿Qué tipo de relación hay que postular entre el dominio fisiológico y 38 . de equívocos. (en los términos en los que han sido propuestos) el único argumento plausible por el que se puede sostener que el fracaso supuesto o real de uno de ellos da descrédito al otro es el siguiente: puesto que el determinismo ha sido 'importado' a las ciencias sociales desde las ciencias 'duras'. de la variedad fenoménica de la vida social). podemos sentirnos libres de desligarnos ya de sus ataduras. parecen incompatibles con un determinismo reduccionista de cuño fisicalista (y la cuestión de su compatibilidad no parece haber estado en la mira de sus defensores) por lo que no se entiende muy bien por qué el fracaso de uno de estos determinismos podría colaborar al fracaso del otro. Tras los intentos denodados por parte de los científicos sociales de dar cuenta de la complejidad de su objeto. parecen en cambio más propensas a ser explicadas en términos sociológicos. como los que se derivan de algunas visiones estructuralistas. que los urgía a mostrar su 'mayoría de edad' (mediante el establecimiento de una serie de proposiciones con capacidad de dar cuenta. Un argumento que. Como vimos. con consecuencias 'físicamente necesarias'. (y podría constituir un interesante problema para la sociología de la ciencia) pero no da ningún argumento convincente a favor de la admisión del indeterminismo. 409) la fe en leyes. por otra parte. es perfectamente comprensible por su sentido. En la medida en que algunos determinismos 'de un solo signo' parecen contradecirse entre sí. en conjunción con condiciones iniciales. Que esas circunstancias hayan hecho entonces a muchos especialistas de las ciencias sociales más propensos a aceptar los indeterminismos.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales admitiera reiteradamente Popper (1982. muchos de ellos no pueden sino sentirse aliviados cuando desde las ciencias de la naturaleza se les tiende una mano amiga y se les ofrece una 'nueva alianza'. paradójicamente. esta discusión parece. sigue tomando a estas últimas ciencias como modelo a seguir.2 OTRA VISIÓN DEL 'DETERMINISMO' DE LA MANO DE MATURANA Y VARELA Humberto Maturana y Francisco Varela son dos biólogos de nacionalidad chilena cuya perspectiva ha enriquecido en los últimos años el debate epistemológico en algunas cuestiones medulares que conciernen al conocimiento humano. y hayan transformado a algunos de ellos en militantes del azar y el caos. Cabe acotar que. al menos en parte. Si las posiciones esbozadas en contra pues del 'determinismo en general' en las ciencias sociales no son demasiado susceptibles de análisis en términos de argumentaciones lógicas. los determinismos sociológicos en el primer sentido. 2. y parece fracasar en su propio terreno. de suyo. haberse alimentado. siempre bajo el asedio de los cánones metodológicos del naturalismo.

Cada sistema viviente está determinado. y especifican dinámicamente en cada instante la extensión y las fronteras de la red.1 La determinación estructural en cada instante Para Maturana y Varela. 39 . el sistema viviente se desintegra como tal. constituye su organización. o mejor. Los sistemas vivientes son un tipo de 'sistema determinado por su estructura'. los sistemas vivientes son sistemas moleculares autopoiéticos13 que existen siempre en acoplamiento estructural con el medio. El apartado 2. Mpodozis y Letelier. porque este último tiene lugar sólo en el presente. sólo pueden ser una ocasión de sus cambios estructurales14. especificando su identidad de clase como unidad simple en un metadominio con respecto a sus componentes. en una unidad compuesta distinguida por un observador. se realiza en una unidad compuesta particular en su estructura.2. el término que tienden a usar para referirse a cambios en un sistema estructuralmente determinado de los que son ocasión (y no causa) los gatillamientos del medio. que es así la manera en la que es realmente hecha por componentes y relaciones estáticas o dinámicas en un espacio particular (Maturana. En tanto que sistemas estructuralmente determinados. y el siguiente empieza a explorar las consecuencias que se siguen de este determinismo y a compararlo con otras visiones. En este corto espacio no puedo hacer más que una breve presentación de su estimulante y original punto de vista. y muy particularmente con el comportamiento social en el caso de los seres humanos? ¿Qué estatus habría que asignarle a la 'mente'. ya que “la historia no es parte de la dinámica de estados de un sistema viviente. futuro y pasado existen en el lenguaje como formas de explicación del suceder del vivir del observador. y forman parte del involucramiento del lenguaje en este suceder del vivir” (Maturana. En particular. 1988a). eso quiere decir que los cambios estructurales 13 La autopoiesis alude a que los sistemas vivientes están organizados como redes cerradas de interacciones moleculares que producen las mismas clases de moléculas que los produjeron. (Maturana.Nos. en cada instante. cómo habría que replantear esta cuestión? Tales son algunos de los muchos problemas a los que han hecho una contribución significativa. 29-61 el de las interacciones con el medio. 15 Visto desde la perspectiva de un observador. Historia. 1988a). los cambios que tienen lugar en ella se producen como consecuencia del interjuego de las propiedades de sus componentes (Maturana. 18 y 19 • 2008 • Págs. Sólo traeré a colación algunos aspectos de sus concepciones que conciernen directamente a la cuestión aquí tratada. es el de modulación. 2. Esa organización. De no existir tal acoplamiento estructural. En otras palabras. tal congruencia con el medio. Las relaciones entre componentes en una unidad compuesta que la hacen una unidad compuesta de una cierta clase.1 hace una breve presentación de esta cuestión. 1988).2. Cabe aclarar aquí también brevemente la distinción conceptual entre 'organización' y 'estructura'. y como su estructura en ese instante depende de su ontogenia15. noción que remite a la idea de que. las interacciones con el medio no pueden ser instructivas para el ser vivo. en la operación de su estructura en cambios que suceden fuera del tiempo. tiempo. no pueden padecer cambios originados por el medio: éste sólo puede operar como gatillador de cambios que se conforman a la dinámica estructural del ser vivo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX . que define su identidad de clase. 1995) 14 Es de hacer notar que los autores despliegan una nueva serie de conceptos para dar cuenta de efectos de ciertas interacciones que no pueden ser bien entendidas desde las acepciones usuales de la causalidad. por su estructura en ese instante. instante tras instante.

que corresponden al comportamiento de un organismo como un todo. El medio que confrontan tales sistemas también está estructuralmente determinado. puede decirse que los seres vivos interactúan con elementos del medio que son contingentes a tales sistemas. sino también. Interacciones sociales caracterizadas. El autor insiste en la irreductibilidad de estos dos dominios. como extremadamente plásticos a los gatillamientos del medio. afirman los autores. y en ese sentido las circunstancias que encuentran no quedan definidas a partir de ellos. al mismo tiempo. y no de una característica peculiar del sistema nervioso humano16. sobre todo si se trata de organismos dotados de sistema nervioso. que la famosa gorila 'Koko' haya podido aprender un lenguaje de señas (su cerebro la habilitaba para operar en la consensualidad y el apego emocional en la infancia.el lenguaje como tal no es susceptible de ser reducido a referentes neurofisiológicos. Mpodozis & Letelier. o con componentes del medio. pero el surgimiento de éste debe explicarse en términos de interacciones sociales. 1995). Para comprender el punto de vista de Maturana. las interacciones en el medio social adquieren una relevancia superlativa. visto muy esquemáticamente. habrían conducido al surgimiento del lenguaje. y el dominio de las relaciones de los componentes del sistema vivo entre sí. en tanto que 'coordinaciones consensuales de coordinaciones consensuales de acciones'. y aún cuando vivir en el lenguaje trae aparejado cambios estructurales en el sistema nervioso -tanto a lo largo de la historia de la especie. en este caso el medio social humano. por la cooperación y el amor en los vínculos familiares. sin que nada hubiera cambiado en su cerebro) (Maturana. por lo que al vivir en un dominio relacional humano se abrió a la posibilidad del lenguaje. tiene implicaciones importantes para la comprensión de la dinámica social. Entender la hipótesis que sugieren Maturana y sus co-autores. En el caso de los seres humanos. En el fisiológico habría un comportamiento circular del organismo y del sistema nervioso: el sistema 16 Es desde esa perspectiva que se explica. 40 . entre otras cosas. Decir cómo esto es posible es tanto como proporcionar una respuesta al (mal llamado) problema de la 'relación mente-cuerpo'. Por otra parte. creo. como de la del individuo.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales anteriores (incluidos los gatillados por las interacciones con el medio) se hacen presentes en las posteriores. por lo que me detendré brevemente en este punto. nuestro sistema nervioso habilita el uso del lenguaje. Desde esta perspectiva. Maturana distingue clara e insistentemente entre dos dominios de fenómenos que no se intersectan: el dominio de las interacciones. es necesario visualizar a los sistemas vivientes no sólo como determinados en cada instante por su estructura. que en los seres vivos es el fisiológico. creo yo. De donde resulta que el lenguaje es visto como un fenómeno que emerge del dominio de interacciones del ser humano con el medio.

El sistema nervioso se limita a producir las correlaciones sensomotoras apropiadas para la generación de lo que. ¿Cómo es que entonces ese sistema cerrado opera generando una dinámica adecuada de comportamientos en el dominio de las interacciones del ser vivo? Para Maturana. el de los comportamientos) distinguimos como pensamientos. porque el ambiente en el que se halla el observador actúa sólo como un elemento interviniente a través del cual las neuronas motoras y sensoriales interactúan. En otras palabras. como tales. y no tienen lugar en el cuerpo. puede dar lugar a las correlaciones senso-motoras apropiadas para ese operar. pensamientos. la pregunta no sería ¿cómo interactúan la 'mente' y el cuerpo?. se trataría de un sistema circular cerrado17. o. y no en la fisiología del ser vivo. aunque el sistema nervioso actúe de un modo circular y cerrado y sólo pueda producir correlaciones censo-motoras. En esta visión. Por lo tanto. pertenecen a este último dominio18. psico- social. Las superficies sensoriales y motoras que el observador puede describir en un organismo real no hacen del sistema nervioso una red neuronal abierta. Así. 41 .Nos. esa dinámica se ha ido 'acoplando' a las modalidades de interacción del ser vivo con su medio. en un entorno humano). no para el sistema. el contenido significativo que les atribuimos. aún en soledad. a lo largo de su historia filogenética y ontogenética. 17 “Dado un sistema cerrado. etc. empleando un vocabulario ajeno al autor. Esta congruencia sería continuamente generada a través de los cambios estructurales que se gatillan mutuamente el sistema nervioso y el medio: las interacciones del organismo modulan la estructura del sistema nervioso. 1978a). tienen existencia fenoménica en un espacio relacional. nuestras voliciones. a la vieja pregunta acerca del estatuto de la mente. los autores responden negando que haya que buscar un correlato físico directo de nuestros pensamientos. pero éstos. el adentro y el afuera existen sólo para el observador que lo contempla. nuestras creencias. que tan divergentes respuestas produjo desde que Descartes distinguiera el “ego cogito” de la “res extensa”. (de un ser que vive en el lenguaje. lenguaje. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. lo que a su turno modula el presente del comportamiento del organismo. en fin. 18 Conviene acotar que una vez que el cerebro se tornó un cerebro 'lenguajeante' en un entorno humano. que no es isomórfica con la del dominio de interacciones. IX . de todo aquello que con Descartes fue cobijado en la mente. 1995). que cambia el flujo de sus operaciones. por lo tanto. Mpodozis y Letelier. (que habitualmente son considerados habitantes de la 'mente') son aspectos del dominio de interacciones del ser humano con su medio. sino que ocurren a través de la dinámica del cuerpo. porque ese organismo tiene una historia epigenética en co-ontogenia con otros seres lenguajeantes en el espacio relacional multidimensional (Maturana. y. completando el cierre (closure) de la red” (Maturana. 29-61 nervioso actuaría dentro de un cierre operacional. 1995). irrreductible al primero (el dominio relacional. qua pensamientos. Mpodozis & Letelier. 18 y 19 • 2008 • Págs. en otro dominio de experiencias. los pensamientos. sino ¿cómo los fenómenos relacionales tienen consecuencias para la dinámica del cuerpo? (Maturana. si se quiere.

pues no se entendería. no ontológico. porque éstas sólo aparecen como distinciones en el lenguaje. tiene inmensas consecuencias. el medio no puede especificar lo que pasa en nosotros. entre algunos científicos sociales. Por otra parte es lamentable que la discusión filosófica 'mentecuerpo' no acuse recibo de la interesante respuesta de Maturana y sus coautores. y en su formulación más general. una postulación sobre el modo de ser de una realidad sin observador. En este segundo sentido. 1988a). La asunción de un punto de vista determinista se retroalimenta con ese llamado a silencio sobre una realidad externa. y continúe en lo que muchas veces parece un estéril debate 'infraestructurasuperestructura'. Al contrario. no acuse impacto de las interacciones con el medio. 1995)19. Mpodozis & Letelier. puesto que si nosotros. en el apartado anterior y en éste. los términos 'experiencia' y 'fenómeno' no deben ser tomados como algo que está 'allí afuera' en una realidad captada por los sentidos. De ahí que sea inusual que Maturana apele al vocabulario de las 'leyes': lo que se 19 La tesis de la operación del sistema nervioso como sistema cerrado fue recibida con desconfianza por los neurofisiólogos. (que operan con la idea de que el organismo recibe informaciones del medio) a pesar de los resultados experimentales de Maturana susceptibles de ser interpretados como un apoyo a su hipótesis. Por lo tanto. 42 . (todo lo contrario) que esa dinámica. por ejemplo. Al respecto. la distinción entre determinismo y predictibilidad. ya que nada puede ser afirmado sobre una realidad independiente de nosotros20. 1988b. no puede afirmarse que para el autor sólo 'hay' lo distinguido en ese suceder del vivir en el lenguaje. se puede ver especialmente Maturana (1988a. es que permite lo que permite. en el sentido de que no puede haber entidades. Pero la modulación mutua entre sistema nervioso y comportamientos del organismo (incluido aquí muy especialmente el lenguaje y la posibilidad de monologar en silencio y soledad). y. de ese modo. 1997). Conviene aclarar que esta posición no constituye la negación de un substratum que permita de algún modo nuestras experiencias. pues. cosas o propiedades. puede hallarse por lo tanto en casi todos los trabajos. en el substratum al que creemos referirnos no hay nada.2. somos sistemas estructuralmente determinados. dudo que desde la biología pudiera ponerse más acento en esa cuestión. En otros círculos. habría que decir que en la obra de Maturana y Varela el determinismo es epistemológico.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales No es posible reducir nuestro pensamiento a equivalentes en el nivel de un sistema nervioso que opera con su propia dinámica estructural. en español. y su fortaleza frente a argumentos indeterministas En primer lugar. la desconfianza ante esta idea de cierre del sistema nervioso me parece que proviene de un conocimiento incompleto de las afirmaciones de Maturana: si el cierre implica que actúa de acuerdo a su propia dinámica estructural circular. ni un solipsismo. ya que los fallos predictivos pueden obedecer a que el observador no puede encuadrar en sus descripciones la estructura total del sistema determinado por la estructura (1988a). no supone. y nuestro conocimiento no puede ser representación ni reflejo. sino como algo que distinguimos que nos pasa a nosotros en tanto que observadores en nuestro vivir. por otra parte. deseo o reflexión es nunca trivial o sin consecuencias en el flujo de cambios del cerebro lenguajeante humano” (Maturana. a mi juicio la única consistente que se ha dado hasta el momento. 20 La exposición de esta idea ha sido una de las constantes en la obra de Maturana. hasta el punto de que “ningún pensamiento. si en un sentido. “todo lo que podemos decir ontológicamente sobre el substratum que necesitamos por razones epistemológicas. siempre dentro de lo que permite la estructura. 2. y que permite todas las coherencias operacionales que producimos en el suceder del vivir al existir en el lenguaje” (Maturana. seres vivientes. El determinismo surgiría como una abstracción de las coherencias operacionales de nuestra experiencia y no es. Porque.2 Especificidad del determinismo propuesto por Maturana en relación con otros determinismos.

La argumentación en ocasiones se basa en evidencias de la vida cotidiana. contra la concepción del reduccionismo fisicalista que considera que el determinismo sólo tiene sentido a nivel de las leyes fundamentales de la física. sean físicas. 127). bajo condiciones de control de constancia de las condiciones. en este caso. los autores estudiados conciben distintos determinismos (captables como coherencias operacionales en diferentes dominios de experiencias). Por lo tanto. 29-61 denomina habitualmente leyes 'de la naturaleza'. En una obra anterior del autor. “y no del carácter físico de sus componentes que sólo determinan su espacio de existencia” (Maturana & Varela. Pero en realidad las propensiones como 'probabilidades objetivas' (físicamente reales). 2004). p. o pretenden partir.1. al que los fenómenos de distinto tipo podrían ser reducidos al menos en principio. Ya en sus puntos de partida pueden observarse algunas sustanciales diferencias entre el enfoque del determinismo de Maturana y el de otros autores. o mixtas. o sea las propensiones. sino que les dejan cierto juego” (Popper. Su aparición histórica implica el surgimiento de un nuevo dominio de fenómenos. pues el curso futuro podría ser alterado por otras circunstancias que incidieran a posteriori21.Nos. Popper (1996) defendiendo su 'teoría de las probabilidades como propensiones'. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Y el hecho de que las posibilidades así abiertas. Va de suyo que. que satisfaciendo la legalidad física. es decir. de un nivel básico de descripción. dependería de las relaciones con otras entidades físicas. pues. 124). podía producir resultados fluctuantes. por ejemplo. realiza la constatación trivial de que una situación futura no queda determinada por las pasadas situaciones. p. es epistemológicamente imposible deducir lo que acaece en un dominio de lo que acaece en otro. en el dominio físico y en el biológico) supone apelar a la distinción de diferentes sistemas y estos dominios 'no se intersectan'. no se agota empero en ella ni se explica por ella: los fenómenos biológicos dependen de la organización de las unidades autopoiéticas y de cómo ésta se realiza. Así. No se trataría. más abajo denomino 'determinismos de un solo factor'. psicológicas. hacían referencia a que “las condiciones experimentales bajo control no fijan absolutamente las condiciones iniciales. Como vimos en el apartado 2. de la relación con propiedades del entorno (1984. por afirmar que una misma situación. Pero la irreductibilidad de los fenómenos biológicos respecto del dominio físico de existencia puede adquirir un sentido más fuerte. el necesario punto de partida está en la consideración del observador. Para Maturana y sus coautores. se realicen. 1984. Pero parece claro que esa trivial constatación no 21 De ahí que esta noción de propensiones apuntalara la afirmación del universo como 'abierto'. IX . 43 . de lo que. 18 y 19 • 2008 • Págs. Las lecturas reduccionistas parten. cuyo surgimiento supone ya vivir en el lenguaje. La observación en distintos dominios (por ejemplo. la teoría de las propensiones parecía a primera vista genuinamente indeterminista. p. 2003. no puede ser sino una abstracción de las coherencias operacionales de observadores (Maturana & Pörksen. algunos autores imputan al determinismo la implicación de que el curso de los aconteceres estaría dado de antemano. 32).

y lo mismo se sigue para las especies). pero aún aquí peca gravemente de imprecisión. momento a momento. Si reparamos en este ejemplo. sin embargo. Menos aún es aplicable esta crítica a la noción de determinación estructural tal como fue formulada por Maturana y Varela. su 'deriva' no está. Porque si en ese caso parece seguirse de esta visión que todo estado actual es inferible en principio de las condiciones iniciales del universo y las leyes fundamentales (de no mediar la insuficiencia de nuestro conocimiento). Así. con la ayuda de Maturana. aunque tiene la virtud de formular un argumento que está implícito en muchas posiciones indeterminísticas sustentadas desde el sentido común. el curso siempre está determinado en cada instante. 2003). por ejemplo. no parece seguirse en cambio que cualquier 'situación' recortada arbitrariamente determine por sí sola un curso futuro. de un sistema con otro independiente. sin que estos significados emerjan a la superficie. y parece más bien que un relato de la 'deriva ontogénica' 44 . Este autor tiende a hablar de 'alea' toda vez que se produce lo que. Pero debe notarse que convicciones de sentido común similares a las de Popper pueden estar implícitas en discursos que acuden al vocabulario del azar y la necesidad. 1988a). sostenerse. es interesante detenerse brevemente en uno de los intentos de construir un relato omnicomprensivo de los aconteceres del mundo mediante una combinación de determinismo y azar. o las ontogenias individuales. no implica en absoluto que su presencia sea azarosa. la obra de Edgar Morin (1998). no previsible para un observador. podría pensarse que el argumento tiene alguna validez contra el determinismo reduccionista. fijada en los orígenes (para un ser vivo individual.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales invalida el determinismo. en el caso de los seres vivos. La noción de 'deriva estructural ontogénica' hace referencia a ese curso de cambios determinado estructuralmente pero contingente a las interacciones. y a veces también por pensadores reconocidos. En principio. pues supone variaciones estructurales en congruencia con las del medio (hasta que morimos o hasta que una especie se extingue). Pues si los autores insisten en hablar de determinación estructural en cada instante es justamente para destacar que el curso seguido por los cambios estructurales de un sistema determinado por la estructura surge momento a momento generado en las interacciones del sistema con otro sistema independiente (Maturana. si tomamos como punto de referencia las filogenias. está claro que el hecho de que la aparición de ese hongo no pudiera ser prevista a partir del conocimiento del ecosistema en cuestión. una especie de hongo trasladada de un punto a otro del planeta afectando un ecosistema. Las argumentaciones de Popper respecto a las implicaciones del determinismo no parecen. pues. La aparente contingencia de los cambios sufridos momento a momento. En cambio. es sólo fruto de la incapacidad de previsión del observador (Maturana & Varela. ni puede estar. no puede estar en los orígenes de la unidad. podríamos caracterizar como una interacción. Así.

Parece. que cualquier 'gatillamiento' del medio tendrá efectos específicos en cada uno de ellos.Nos. por el impacto de condiciones sociales dadas sobre individuos (caso en el que tropezamos. En el dominio social. pp. en el contexto de la obra de Morin. También hay una tendencia en la obra de Morin a la identificación de determinismo con orden y regularidad. Resulta posible mostrar que el uso que se hace del término 'azar' en la mayor parte de los contextos lingüísticos sólo excepcionalmente remite a la noción de 'azar absoluto'. como corolario del punto de vista de Maturana. Eso implica. a un sistema determinista). desde luego. y a evitar que la invocación del azar. contribuiría creo. el determinismo (postulado para los seres humanos en tanto que sistemas vivientes) no conduce a la idea de regularidad fenoménica. Si en el mundo físico como vimos esta identificación parece no sostenerse (por lo menos si nos detenemos en la mera apariencia de desorden. y deberían contribuir a cuestionar algunas rápidas asociaciones. En general. pero parece proscribir cualquier intento de universalización de la regularidad en términos de 'leyes empíricas'. Determinismo (de los seres vivos) y regularidades fenoménicas (en el mundo social) no parecen tener una conexión necesaria. Cierta vigilancia epistemológica sobre el uso que hacemos de los términos. al menos. y la de indeterminismo con incertidumbre. y la apariencia fenoménica de desorden puede ser una consecuencia consistente del determinismo de los seres vivos. Esta circunstancia. la 'alea' parece cumplir una función toda vez que un hiato del conocimiento impide tornar inteligible una co-incidencia. una co-ocurrencia. 300-308). estas reflexiones deberían al menos sugerirnos cautela en cuanto al rápido uso del término 'azar' para encubrir nuestro desconocimiento. que si el intento de discernir si 'el mundo' es determinista resulta una empresa de imposible cumplimiento. 29-61 del hongo la haría aparecer como 'determinada en cada instante'. de la contingencia. a prevenir no pocas confusiones. con que los individuos son necesariamente singulares. 18 y 19 • 2008 • Págs. como la de determinismo con apariencia de orden. no hace ilegítimo intentar inferir sus efectos más generales de regularidades estadísticas. inevitablemente. por cuanto. (además de los rasgos hereditarios) la ontogenia produce una especificidad irreductible. Si nos preguntamos. así como de alea con desorden. o caracterizar los comportamientos más frecuentes con ayuda de herramientas típicoideales. o de 45 . la posibilidad de una interacción que innova. En este caso. IX . más bien parece ponerle límites. es decir. que puede corresponder a un sistema caótico. (aún cuando otras variables sociales pudieran ser efectivamente controladas en ese instante). y que en algunos casos hubiéramos considerado poco probable. como lo muestra una interesante argumentación de Nagel (1991. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. con la dificultad de controlar otras variables) nos encontramos. tampoco parece sostenible si nuestra atención está puesta en la interfaz entre sistemas vivientes y características de sistemas sociales. me parece. por lo tanto. de suyo. en un terreno familiar para los cientistas sociales.

y que sugiera (como propone Maturana) mecanismos que podrían dar lugar a fenómenos compatibles con los que nosotros experimentamos como observadores de la vida social.3 LA POLÉMICA AGENCIA-ESTRUCTURA EN LAS CIENCIAS SOCIALES. me veo obligada a presentar alguna descripción de la dinámica social. por el otro. En tercer lugar. construyen necesariamente su objeto desde perspectivas diferentes. sea aceptable para todos.es plenamente consistente con las consecuencias que se siguen del determinismo estructural en cada instante para los seres humanos. aún si se admite ese comportamiento determinado a cada instante de los seres humanos. Quisiera remarcar que aunque Maturana y Varela. se transforme en una suerte de pase mágico que obture las posibilidades de explicación. no puede haber subjetividad (autoconciencia. sugerir que. hay un punto de intersección entre ambas perspectivas que me permite realizar este ensayo. han venido a coincidir con los especialistas en ciencias sociales en una cuestión sobre la que hay escaso disenso: expresado en la terminología de estas últimas disciplinas. Dada la falta de acuerdo entre los cientistas sociales en lo que atañe a muchas de sus categorías básicas de análisis. mostrar que la capacidad de los agentes sociales de actuar de modos no previsibles a partir de propiedades estructurales del medio social - que ha sido concedida por los autores que intentan en la actualidad articular agencia y estructura. En segundo lugar.) 46 . Sólo puedo aspirar a que esta reflexión sea internamente consistente. no puedo pretender que esta rápida presentación. si bien los supuestos determinista y de libre albedrío no pueden ser arbitrados empíricamente. 2. En cuarto lugar. y la teoría social. que como libre albedrío. Para cumplir tal cometido. etc. como ya vimos. identidad. ello abogaría por la imposibilidad de establecer leyes empíricas stricto sensu relativas al comportamiento humano). la complejidad causal en el territorio de los estudios sociales estaría lejos de disolverse.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales emergencias que a veces parecen salir de la nada. basada en gran medida en la obra de Giddens. aunque alimentada de muchos otros autores. la asunción implícita del libre albedrío en algunas teorías sociales no es sin consecuencias para la elucidación de su objeto. En primer lugar. por un lado. este trabajo persigue cuatro finalidades principales. En efecto. que. VISTA DESDE LA PERSPECTIVA DEL 'DETERMINISMO ESTRUCTURAL EN CADA INSTANTE’ De aquí en adelante. (y por el contrario. argumentar que esa imprevisibilidad (para un observador sociológico) queda mejor caracterizada como resultado determinista de la ontogenia del ser vivo. al colocar Maturana y Varela a las características de las sociedades humanas como pre-requisito de un lenguaje para cuya emergencia la plasticidad de nuestro sistema nervioso es condición necesaria pero no suficiente.

si por un lado el individualismo postula como suelo básico. a los individuos (tratados en algunos casos. algunas modalidades del estructuralismo. aunque no en todos. hay una tendencia en la teoría social contemporánea. en su presentación dialéctica de la sociedad como 'realidad objetiva' y de la sociedad como 'realidad subjetiva'. 23 Yo agregaría a dos autores cuya obra es anterior a la actual polémica y que normalmente no son considerados como sus predecesores: Berger y Luckmann (1997) quienes.). Pese a la situación multiparadigmática de las ciencias sociales. 18 y 19 • 2008 • Págs. dan a mi juicio pasos importantes en esa dirección. Pero si la 'sociedad' no es reductible a los seres humanos individuales que la componen. 2. 1995. a propiedades del sistema social en cuestión. a partir de la admisión de esa mutua constitución de las subjetividades y los sistemas sociales. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.1 Agencia y estructura. etc. Una mirada sobre la complejidad causal22 en el terreno de las ciencias sociales Si se admite que existe una dialéctica por la cual las subjetividades y la 'sociedad' se constituyen mutuamente en cada instante. Yo empleo ocasionalmente el término para evitar largos rodeos lingüísticos. En particular. 1997)23. Las dificultades con esta noción son conocidas en los debates filosóficos. Maturana elude hablar en términos de 'causas'. sino como gatillamientos cuyos efectos se siguen de la dinámica estructural y ontogenia de cada uno de los seres humanos. 1997. Giddens. 29-61 anterior a la incorporación de un miembro de la especie al universo simbólico que le proporciona la sociedad. 47 . a intentar superar las perspectivas que presupongan el olvido de esa relación (Archer. ese fenómeno no puede ser descrito en términos de influjos operados por la sociedad sobre individuos infinitamente moldeables. a dónde hay que ir a buscar las causas de la permanencia y el cambio en las sociedades (funcionalismo. Crespi. Está claro que si esta constitución de los sujetos por la sociedad es pensada desde la perspectiva de Maturana y Varela. IX .3. Así. tampoco éstos son reductibles. pues no puedo hacer aquí el intento de proponer categorías adecuadas para sustituir aquel polémico concepto.Nos. Varios caminos ha tomado la crítica contemporánea de estas visiones polares. en tanto que seres bio-psico-sociales con una génesis irremediablemente singular. inmediatamente queda eliminada la posibilidad de una visión reduccionista que persiga el establecimiento de una cadena causal en términos que remonten a una serie de sucesos considerados como 'primarios'. la de Anthony Giddens pasa por desreificar los elementos estructurales que estas últimas tradiciones hipostasiaron colocándolos fuera 22 Como mencioné. como seres pre- sociales) para otros es en las propiedades estructurales (o en 'necesidades') de sistemas que se imponen sin resistencia a individuos dóciles y moldeables. que obraría como principio de la acción.

porque siempre está mediada por las interpretaciones que éstos efectúan. los agentes sociales poseen capacidad de innovación.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales de las prácticas de los agentes sociales. 48 . por lo tanto. una perfecta coincidencia entre los sujetos sociales y el ordenamiento simbólico-normativo 24 Algunos podrían oponer a esta idea la de que el mundo social está objetivado de diversos modos. sino también como habilitantes. de modo inmediato o mediatizado. así. por ende. La mutua constitución de la sociedad y de las subjetividades se realiza en esos contextos situados. 1997)25. de no existir la mediación de la memoria. no resiste el análisis. Sin embargo. y. como resultado en el ser humano de la ruptura de la plena e inmediata coincidencia entre vida y sentido que se da en otras especies. en la constitución de las subjetividades. una pluralidad de mundos culturales de referencia. al hablar hasta aquí de la 'sociedad' vis-a-vis agentes sociales. la diversidad aún en el interior de estos grupos se ha de reflejar en resultados siempre singulares. el intento de absolutizar los significados se relaciona con la búsqueda de una reducción de la complejidad. La tensión entre significados cristalizados y esa búsqueda sin fin sería clave para comprender el cambio. aunque el espectro de posibilidades que aparece (aún para el observador sociológico) como abierto a ellos. 25 Para el autor. Aunque dentro de un espectro de opciones limitado. Nunca hay. que es característica de la sociología de cuño estructuralista. de producir desplazamientos en los significados cristalizados (Crespi. he simplificando excesivamente. sometidos a distintas restricciones y 'habilitaciones'26. 26 Una nota fundamental del pensamiento de Giddens es que no considera a las propiedades estructurales sólo como constrictivas. Pero no se 'impone' a los agentes. Aún así creo que debe concederse que tales objetivaciones simplemente dejarían de evocar los sentidos que evocan. Las acciones sociales son siempre acciones situadas en contextos específicos. particularmente en la actualidad. y mantenida por las huellas en su memoria (Giddens. pueda ser muy acotado. del mismo modo que una fuerza que operara sobre ellos. Tal diversidad deja sus huellas en los procesos de socialización que tienen lugar en los diferentes contextos. la reproducción social es siempre. Todos ellos están en el presente en intersección con sistemas intersocietarios. En las 'totalidades societales'. 1995)24. Ese sentido pre-reflexivo remite a la exigencia nunca satisfecha de una plenitud. la analogía traída de la física que traduce los influjos sociales en fuerzas. y contiene por lo tanto una remisión a lo inconsciente. conviven. si existe tal estructura es porque es realizada en las prácticas recurrentes de los actores sociales. e históricamente variable. según los grupos de pertenencia y clases sociales. producción. así como las tradiciones presentes en ellos. pero nunca es lograble porque el sentido pre-reflexivo de la acción nunca se agota en los significados. que comparten la existencia de un conglomerado de instituciones cuyo alcance espacio-temporal define aproximadamente las fronteras del sistema (Giddens. Veremos más abajo desde qué perspectiva esta noción de 'capacidad' y de 'innovación' podría ser consistente con el punto de vista de Maturana. Desde esta perspectiva. 1995). Según esta perspectiva. al mismo tiempo. Por supuesto.

IX . Crespi. De donde se desprende que acciones emprendidas en clara divergencia con pautas institucionales del sistema social pueden contribuir a reforzarlas. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 1995. La constitución de la sociedad por los sujetos. aunque con enormes dificultades para estandarizar sus resultados. con dosis variables de conservación o cambio. por otra parte. 29-61 del sistema social27. aunque la toma en consideración de los marcos de sentido involucra a las interpretaciones de los agentes en la explicación de su obrar. los rasgos estructurales de la sociedad. Las precisas constricciones estructurales que obran en ese sentido no pueden ser subestimadas. es decir. 49 . aún las acciones más típicamente intencionadas pueden dar lugar a consecuencias no deseadas. está así abierta. en las reglas implícitas que regulan las acciones Agreguemos (siempre siguiendo los lineamientos de ese autor) que. Puede verse cómo aún este cuadro simplificado no sólo pone en escena el pluralismo de las 'causas' que pudieran buscarse para cualquier fenómeno 27 El funcionalismo ha tendido a olvidar esa diferencia entre sujetos y orden simbóliconormativo. la identificación de factores que parecen favorecer o inhibir la expansión de la 'autonomía' de los grupos para elaborar. irremediablemente. aunque postular que las características diferenciales de los actores sociales pueden ser reducidas a una 'necesidad' del sistema parece insostenible. en un marco de supuesta coincidencia entre sujetos y orden simbólico-normativo no se puede dar cuenta del cambio social. Esa reelaboración suele estar facilitada por condiciones acerca de las cuales los agentes suelen carecer de control. en la medida en que éstos actúan bajo condiciones que no controlan (incluyendo aquí las 'constricciones' específicamente sociales. e imponer. el estructuralismo marxista realizó idéntica fusión para mostrar cómo por esta vía se reproducían las desigualdades del sistema capitalista. 1997. Además. produciéndose en contextos sociales específicos. Como señala Giddens (1995). la reelaboración no tiene por qué darse en el nivel de la conciencia reflexiva. Postulando un consenso valorativo. a 'causalidades' múltiples. La teoría sociológica y la sociología empírica han perseguido. y viceversa. reglas alternativas. (como reelaboración de significados que los individuos podrían verbalizar). sin preguntarse cómo es posible que en ese contexto pueda tornarse factible la reelaboración intersubjetiva de marcos de sentido. Encontrar el 'hiato' por el que esta reelaboración se hace posible ha sido desde siempre la empresa de quienes quisieron explicar el cambio. en el interior de marcos de sentido siempre diferenciados y en el contexto de trayectorias únicas (bio-psico-sociales) no puede sino dar lugar a diferencias. 18 y 19 • 2008 • Págs. 1997). el proceso por el cual éstos reproducen en sus prácticas. aunque no discurre necesariamente sobre las líneas expuestas aquí la argumentación de por qué no es posible esa coincidencia. Archer.Nos. más las restricciones que provienen de influjos causales del cuerpo y del mundo material). cuando se toma como dada una estructura social vigente. mientras que la constitución de los sujetos por la sociedad. sino que puede darse a nivel de la conciencia práctica. Los autores que intentan conciliar en teoría social agencia y estructura han sido en este punto bastante unánimes en sus críticas (Giddens. o de quienes apostaron por él.

efectivamente. todos los intentos contemporáneos de reunir en teoría social los hilos de agencia y estructura constituyen una rebelión contra los determinismos. Además. Por lo demás. esta noción está llamada a subvertir la idea de que los actores puedan ser meros juguetes de fuerzas sociales. en el sentido de que una modificación de cierta magnitud en las 'condiciones iniciales' produjera un cambio de magnitud proporcional en sus efectos. precisamente porque el 'medio' no puede obrar más que como gatillador de cambios que modulan la dinámica estructural de cada ser humano. con la consecuencia de influir sobre un proceso o un estado de cosas específico (Giddens. esa capacidad refiere a la posibilidad de intervenir en el mundo.2 'Capacidad' de los agentes. pero fuente de ambigüedades. por ejemplo.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales complejo. ¿Pero de qué determinismos se trata? En rigor. sino un escenario de acciones y retroacciones recursivas. que presuponen la aptitud de producir una diferencia. critica en particular la noción de que 'influjos estructurales' puedan obrar mecánicamente sobre los agentes sociales: sólo pueden hacerlo por la mediación de 'marcos de sentido'. en el que ningún 'suelo' de datos primigenios puede ser establecido remontándose a un origen. 2. que nada en la descripción somera sugerida en este apartado es incompatible -al contrario- con el determinismo estructural de los agentes sociales. 1995. para decirlo con sencillez. Pero podrá notarse. pues la noción es rica en lo que afirma. del efecto de una bola de billar impactando sobre otra). Es de hacer notar que la impugnación de la imagen de fuerzas sociales actuando mecánicamente sobre los agentes (como si se tratara. se trata de una discusión contra los determinismos de un solo signo que tienden a postular una suerte de suelo primario respecto del cual todo lo demás puede ser deducido. p. esa 'capacidad' está implícita en los conceptos de acción y de agente. El rechazo de la posibilidad de reducir el comportamiento a propiedades estructurales de sistemas sociales dio lugar en la obra de Giddens al concepto de 'capacidad' de los agentes. De tal modo. recibe una explicación inteligible en la obra de Maturana: el efecto no puede ser. Pero en realidad -y aquí reside la ambigüedad. 51). de la índole que Giddens rechaza. Giddens. 1995). En el marco de la crítica a los determinismos reduccionistas. libre albedrío y determinismo En cierto sentido.3.Giddens no nos está mostrando que el agente pueda obrar de modo diferente al curso real de la 50 . Es de interés detenerse en este concepto. o de abstenerse de una intervención. sin ser empero 'instructivo' respecto de los cambios estructurales que tienen lugar en él. las 'causalidades' implicadas no podrían obedecer nunca a una determinación lineal. la índole de los cambios permitidos por la estructura remite a toda su ontogenia socialmente mediada. por otra parte. En principio. noción que destacaba que 'podrían obrar de otra manera' (Giddens.

cada uno determinado en su dinámica de estados por su propia especificación estructural. y en este último caso el obrar. o abstenerse de una intervención”. o el abstenerse de obrar. p. y una nueva conducta aparece con respecto a las conductas propias del dominio consensual. IX . entonces. pues la capacidad de producir diferencias puede seguirse tanto de la afirmación de una 'libertad'.Nos. que una acción social aparece como escapando a la determinación. las afirmamos como observadores. en el marco de la teoría social. Si pasamos por una interacción no especificada en el dominio consensual en el que operamos. pero un observador ha visto una nueva conducta que no podría haber predicho a partir de la determinación del dominio consensual. 18 y 19 • 2008 • Págs. no son opciones para el mismo individuo en el mismo instante. 51 . sino que pueden referir al mismo individuo en dos instantes diferentes. Con todo. 47 [cursivas mías]) Una consideración de estas afirmaciones en el contexto de la teoría social requeriría. no son características de nuestra operación como sistemas autopoiéticos. creo. 1978b. como de la determinación estructural en cada instante. o a partir del conocimiento de sus compor tamientos pasados. Es pues. No efectuar esta distinción. El propio Maturana roza esta cuestión: Somos sistemas determinísticos. La creatividad y la novedad. que con razón han caído bajo el fuego de la crítica. Ellas son. 29-61 acción. por lo tanto. sin duda. seguramente evoca ciertas ideas de cohesión en torno a un consenso valorativo. éste sólo hizo lo que podía hacer en ese instante. sufrimos un cambio estructural (de primero o de segundo orden) no determinado por el acoplamiento estructural del dominio consensual. el mensaje es lo suficientemente claro: es sólo desde la perspectiva de las reglas y marcos de sentido que prevalecen en un contexto social determinado. a mi juicio. en el preciso instante en el que ésta tiene lugar. características de los dominios consensuales en los que operamos como tales. Una cosa es afirmar que el agente podría haber actuado de modo diferente al curso real de la acción en el instante en el que ésta tuvo lugar (interpretación que sólo puede descansar en la idea de libertad). afirmar que puede actuar (o abstenerse de actuar) de modos no previsibles a partir del conocimiento de características estructurales del sistema social. Tales interacciones pueden tener lugar sólo porque el medio y los organismos operan en sus interacciones como sistemas independientes. importante distinguir entre dos interpretaciones posibles. Bajo estas circunstancias nosotros como organismos participantes hemos operado como sistemas estructuralmente especificados. o a diferentes agentes. muy distinta. tiene consecuencias de peso para la epistemología de las ciencias sociales. desde la perspectiva de la deriva estructural del individuo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. introducir algunos matices: la idea de 'dominio consensual'. y otra. como parece implicarlo la alternativa de “intervenir en el mundo. (Maturana.

se supone que se ve al individuo comportarse diferentemente en función de su libertad de opción (aunque ésta esté alimentada de su capacidad de interpretar. 1988a) se repite con ligeras variantes en distintas partes de su obra. y no en lo fisiológico) puedan tener creencias. lejos de conducir a una visión resignada. Pero la propia definición de Giddens muestra cómo ambas cuestiones tienden a confundirse a menudo en la teoría social. etc). pues la una no supone la otra. en función de toda su ontogenia y su confrontación con las nuevas circunstancias. que han procurado captar este fenómeno con distintos conceptos en diferentes contextos (sin por ello implicar un determinismo estructural). sólo parece implicar que el efecto que se siga de esos gatillamientos dependerá a su vez de la deriva ontogénica de los eventuales destinatarios. Y esto es así porque este último no niega que los seres humanos (en el dominio de sus interacciones en el lenguaje. pues. irrepetible y singular. es sólo aclarando esta cuestión que puede entenderse que este determinismo. y. perseguir fines. Dicho sea de paso. Ni tampoco niega que las interacciones puedan 'gatillar' cambios en otros. 2004). está en cualquier momento donde está. de sus saberes sociales. (Maturana & Pörksen. puede ser cómodamente independizada de la idea de libertad. tiene la estructura que tiene. Pero singularidad no es lo mismo que libre albedrío28. en el otro se ve al individuo llevado. La proposición de que “todo sistema viviente. A mi juicio. en la medida en que su estructura ha acusado impacto de los cambios gatillados por circunstancias anteriores. y es un corolario directo de su determinismo estructural en cada instante. cf. etc. Sin renunciar nunca a esa noción. y hace lo que hace en ese momento. no está en oposición a la del 'determinismo estructural en cada instante'. no es de extrañar que actúe diferentemente. en tanto que posibilidad de producir diferencias. en algunas manifestaciones este autor tiene una actitud ambigua respecto del “libre albedrío”. 52 . siempre en una situación estructural y relacional que es el presente de su deriva ontológica…. a realizar una opción. como tal. confrontados a las nuevas circunstancias. a mi juicio con razón.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales Creo pues que es menester destacar que la noción de 'capacidad'. donde Pörksen le señala. El determinismo de estos autores conduce necesariamente a pensar a cada ser humano como resultado de su ontogenia. Eso. En un caso. la admisión de la capacidad de los agentes sociales de intervenir en el mundo e influir en su decurso. El lector juzgará si la noción de que sólo un curso es posible en cada instante es compatible con la noción de libre albedrío en los términos en los que generalmente ha sido defendida. y no otra (aún cuando pueda autoaprehenderse como estando realizando una opción).. En el nivel de las constataciones empíricas el resultado de la asunción del libre albedrío o de la asunción del determinismo estructural para los seres humanos es absolutamente indistinguible. cierta inconsistencia en torno a esta cuestión. observadores. que medren en los desenlaces posibles. En esta segunda alternativa. y sigue el único curso que puede seguir” (Maturana. haya podido redoblar su apuesta en el terreno de la psicología. incluyéndonos a nosotros. sin duda no sorprenderá a los científicos sociales. 28 Maturana ha sostenido en ese sentido posiciones difíciles de conciliar a mi juicio. Sólo tiene la implicación de que tales creencias o fines serán resultado de la deriva estructural ontogénica determinada en cada instante.

Esta última presunción sin duda provoca una fuerte renuencia. hasta en sus mínimos detalles)”. en la medida en que asumirla conlleva una herida narcisística de magnitud29. tuvieran idéntica ontogenia (incluyendo aquí todas las circunstancias de su medio natural y social. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 29 Como dijo Stuart Mill -aunque luego él mismo reconciliara a la 'doctrina de la necesidad' con la del libre albedrío. 53 . Del punto de vista de Maturana y Varela pueden fácilmente deducirse dos asertos.Nos. el uno próximo al sentido común. y como propia para humillar el orgullo del hombre. y el eco que encuentra parece hallar sustento a) por un lado. El segundo es: “Sólo podemos hacer en este instante precisamente lo que estamos haciendo”. con nuestra autoaprehensión fenomenológica como seres reflexivos. Sin duda. p. es incontrastable empíricamente (tanto como su negación). y por supuesto. La forma en que por otra parte está implicada la noción de libertad -concebida en términos de autonomía de la voluntad. empero una toma de distancia respecto de la supuesta obviedad de la frase ¿Hace falta decir que el elemento de continuidad dado por un mismo cuerpo que envejece y una identidad permanentemente retejida sobre las huellas de la memoria y en interacción con los otros. habría que explicar por qué parece existir una proclividad mucho mayor a aceptar el punto de vista de la libertad. ésta es mucho más compatible con la noción de inmediatez de la conciencia. y b) en la comprobación de que un 'mismo' individuo puede actuar bajo circunstancias 'iguales' de diferente manera. muy cara a los seres humanos desde la modernidad.en la asignación de responsabilidades morales y jurídicas.“La teoría metafísica del libre arbitrio. el otro sumamente distante. que parecía imponerse sin esto. Las comillas que empleé en el párrafo precedente para hablar de un 'mismo' individuo actuando en circunstancias 'iguales'. de que dos individuos también pueden comportarse en tal caso diferentemente. 839). no habilita a decir que el individuo sea idéntico en dos momentos diferentes? ¿Hace falta decir que dos circunstancias no son nunca iguales? ¿Hace falta invocar la determinación estructural en cada instante de Maturana y Varela para constatarlo? De ahí que a mi juicio no sea necesario asumir que a cada instante obra una capacidad de elegir para dar cuenta de las innumerables evidencias que nos confrontan a que una persona puede actuar diferentemente en dos instancias que calificaríamos como semejantes. constituyen. Si la controversia no parece dirimible empíricamente. la de admitir que las acciones humanas eran necesarias. era considerada como incompatible con el testimonio unánime de la conciencia espontánea. tal como es sostenida por los filósofos… ha sido inventada porque la otra alternativa. IX . en la forma en la que los seres humanos nos autoaprehendemos fenomenológicamente como seres pensantes. muestra las dificultades con las que tropezaría la noción de determinismo estructural en cada instante para ser ampliamente aceptada. 18 y 19 • 2008 • Págs. El primero es: “Dos individuos sólo serían idénticos si además de serlo biológicamente en el momento de su concepción. y hasta degradar su naturaleza moral” (1917. 29-61 La afirmación de un libre albedrío.

La teoría social. Es necesario destacar que. 30 Por otra parte. Aunque las prácticas sociales no son reductibles a los niveles biológico o psíquico de la existencia. no se puede siquiera intentar arbitrarlas por la vía de la contrastación empírica. si se acepta esta perspectiva. pero no requiere de este concepto. Pero esto es precisamente lo que sería requerido para la aplicación de un método hipotéticodeductivo. al menos en el sentido de poder obtener consecuencias observacionales que predigan lo que se va a encontrar. al espectáculo de las sociedades humanas que dibujaron las tendencias que se opusieron a la importación de métodos de las ciencias naturales30. 54 . En tanto que sus consecuencias empíricas parecen no diferir en este punto. sino a la serie irremontable de las circunstancias bio-psico-sociales que nos van constituyendo y nos pueden conducir a obrar de modo diferente en el presente. las perspectivas en las que se colocan para la construcción de su objeto son esencialmente diferentes: los últimos focalizan a los sistemas vivientes (incluido el ser humano) en su dinámica estructural ontogénica. Y aún prescindiendo de este concepto. el determinismo estructural es compatible con las nociones de un sujeto activo (frente a las circunstancias siempre renovadas de su acción). etc. mucho más parecida. El carácter único e irrepetible de cada ser humano.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales La visión de Giddens de la capacidad de los agentes. la noción de 'determinación en cada instante' de Maturana y Varela. no es pues incompatible con la idea de determinación en cada instante de los seres humanos. y tienen que postular como contingencias a todos los acontecimientos del 'medio' en el que aquellos seres vivos se desenvuelven. ni explicables por su determinación en términos de su relación con el ambiente material. la predicción de cualquier serie de aconteceres sociales que se pretendiera sin residuos. Con estas reflexiones no pretendo haber volcado la balanza a favor de una u otra posición. puede ser interpretado como 'libre albedrío'. porque esta última noción no remite a un único conjunto de factores como causas primarias de la acción. en todo caso. debería atender a que la existencia del hombre también hunde sus raíces en todas esas dimensiones que para la teoría social se presentan como fronteras. Sería suficiente haber logrado mostrar que la asunción de un determinismo estructural en los seres humanos no conduce al espectáculo ordenado de los fenómenos de la sociedad que algunos metodólogos inspirados en las ciencias naturales parecen tener in mente: nos lleva en cambio a una descripción en la que la singularidad y la historicidad alcanzan la mayor relevancia. aún cuando la teoría social y los puntos de vista de Maturana y Varela sobre los seres humanos tienen una cantidad de puntos de intersección. producto de su ontogenia necesariamente singular. aunque más no sea a modo de hipótesis. con la idea de que la historia es creativa. los métodos 'naturalistas' no resultan viables. aún cuando los argumentos esgrimidos serán en cada caso más persuasivos para unos que para otros. No sólo es compatible. sino que estas perspectivas se imponen tan pronto se admite. por su parte. que tiene siempre en vistas la predicción. junto con la reflexividad que nos caracteriza como especie. Esta serie irremontable lleva el sello de la singularidad.

En los puntos de vista que ponen en juego la noción de un libre albedrío. en tanto que otras. a saber. Cabe aclarar que la polémica sobre el libre albedrío. Por eso. ¿Se sigue de la indiscernibilidad empírica entre la determinación a cada instante y el libre albedrío que uno u otro supuesto sean indiferentes para lo teoría social? Creo que hay motivos para pensar que no. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. en la dirección de esa crítica. En efecto. Pero que no se invoquen estos términos en el campo de las ciencias sociales no significa que los supuestos no sigan operando. no nos damos las armas para superarlos. (que se 55 . el pensamiento de Archer es usado aquí a guisa de ilustración. Margaret Archer. y no provee elementos para discernir cuál es el potencial sistémico disponible para el cambio (Archer. el estado actual de los sujetos sociales en función de su ontogenia.sino el supuesto de una contingencia radical de nuestro obrar fundada en una autonomía pre-social. IX . el punto de vista de Margaret Archer. voy a detenerme un poco en otro intento de reconciliar las nociones de agencia y estructura. Giddens casi no relaciona explícitamente la idea de 'capacidad' a la idea de libertad más que en menciones marginales. y para mostrar cómo el supuesto de libre albedrío sigue operando. Sin embargo la ambigüedad de la noción según la cual los agentes sociales 'podrían actuar de otra manera' parece abrir una puerta para que entre nuevamente como supuesto pleno de consecuencias la autonomía de la voluntad que uno pensaría que había sido expulsada trabajosamente tras intentar mostrar la constitución mutua de los sujetos y de la sociedad. ha permanecido generalmente en territorio filosófico. permaneciendo abiertas desde el punto de vista de su impredecibilidad. por esta puerta corremos el riesgo de permitir ingresar como 'dato' de la teoría social no sólo la irreductibilidad de las ontogenias individuales a propiedades estructurales de los sistemas sociales - dato que está lejos de involucrar que esa 'deriva' no lleve la marca de los contextos sociales situados en los que esas propiedades se reproducen y producen. Esta autora recrimina a Giddens (entre otras cuestiones) que la noción de que el agente 'podría actuar de otra manera' resulta demasiado ubicua. y en su intento de desmontar analíticamente el plano de las interacciones del sistémico. al permanecer subyacentes. tanto más pertinaces cuanto que. planteada en esos términos. Este latente desplazamiento de sentido está sólo potencialmente en la obra de Giddens. esta idea de libertad parece estar dando cuenta de una frontera con lo que les aparece como impredecible. 18 y 19 • 2008 • Págs. ácida crítica a su vez de Giddens. más específicamente. 29-61 trata a algunas de estas circunstancias como 'causas' individualizables.Nos. 1997) Pero. son tratadas como dadas y no rastreadas en su génesis. pero resulta en cambio evidente en otra autora que ha perseguido la empresa de articular en la teoría el papel de la agencia y el de la estructura.

la reconciliación de Archer entre agencia y estructura. sin desmedro de que esta descripción cuaje en muchos casos -es efectivamente cierto que los agentes sociales. o habilitando grados de libertad que podrían ser más o menos generosos31. es localizar aquellas configuraciones que habilitan más 'libertad'. si las condiciones 'externas' dejan de imponerse. que el individuo no experimenta como coerción. 56 . en el sentido de que un observador pueda afirmar que ninguna constricción 'externa' se los impide. de la teoría del cambio. como si los sujetos fueran pre-sociales y como si. es fundante de su identidad). en cuyo caso veríamos emerger sujetos ref lexivos estratégicamente capaces de hacer uso de esas oportunidades. o entre interacciones socio-culturales y 31 Esto es una consecuencia de que la autora. Pero. p. ¿Cuál puede ser el subterráneo supuesto que sostiene esa confrontación entre libertades y propiedades sistémicas. y sobre todo. 171). sacudido el yugo de las restricciones externas admitieran todas las posibilidades? Como desde esta perspectiva se despoja (implícitamente) a lo social de su capacidad de contribuir a la producción misma de las subjetividades. a mi juicio. en cambio.y lo que no se 'puede' como resultado de la ontogenia socialmente mediada de los actores (que es otro modo de restricción. a diferencia de Giddens. y que. con el colofón de que no se puede discernir entre lo que no se 'puede' por restricciones a las oportunidades actuales -y sin duda puede armarse un inmenso catálogo de tales restricciones en las diferentes configuraciones sociales. más que un retorno a la idea de una autonomía de la voluntad que. o que muchas personas no venderían su fuerza de trabajo a cambio de un magro salario de disponer de otras opciones. revolucionarios o estadistas? Desconociendo esta última cuestión.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales corresponden respectivamente al de la agencia y al de la estructura en Giddens) una y otra vez vemos tratados a los rasgos sistémicos como constricciones que operan desde afuera 'cercenando la libertad'. aunque también de habilitación. Por lo tanto. por ejemplo. a veces obedecen mandatos por conveniencia o por desvalimiento y no porque crean en la legitimidad de la dominación. Este es el resultado. se seguiría que una de las tareas de la teoría social. de que inadvertidamente se hayan filtrado en esta concepción actores sociales que disponen de libre albedrío. Pero ¿no es éste el problema que ha conmovido a menudo a los que apostaron por el cambio social. con lo que son tratadas simplemente como restricciones a las oportunidades.esto nos deja con un panorama de sujetos que escogen alternativas en la medida en que las circunstancias se lo permitan. tiende a desconocer que las "estructuras" además de constrictivas son habilitantes. no nos abre las puertas para comprender por qué no se escogen algunas alternativas aunque éstas estén en principio 'abiertas'. hayan sido intelectuales. creo yo. o que el acceso a información que les está vedada alteraría muchos cursos de acción. ejerce sus prerrogativas. recordando aquí a Weber (1964.

las explicaciones de lo social no deberían pretender que los comportamientos de los seres humanos desafían a sus posibilidades en tanto que seres vivos. y unos agentes sociales siempre dispuestos a aprovechar 'estratégicamente' las oportunidades que se les abren. A modo de conclusión ¿Para qué preguntarse por la dinámica estructural de los seres vivos cuando de lo que se trata es de dar cuenta de los fenómenos sociales? ¿No rige acaso para éstos en relación a los fenómenos biológicos la misma irreductibilidad que Maturana y sus co-autores afirmaran de lo biológico respecto al carácter físico de los componentes de los sistemas vivientes? ¿No constituyen los miembros de nuestra especie. sólo una pre-condición para que los fenómenos sociales tengan lugar. No se nos dice cómo esos agentes sociales podrían haber aprendido a aprovechar 'estratégicamente' tales condiciones.Nos.nos encontramos siempre a la puertas de un desplazamiento de sentido cuyas consecuencias se hacen sentir negativamente en el análisis social. Por esa vía. Se trata aquí de si estamos 57 . pero eso no significa que la concepción que se sostenga sobre la dinámica estructural de los sistemas vivientes no contribuya a fijar unos límites externos en cuanto a las explicaciones que son susceptibles de ser proporcionadas en el dominio de lo social. que dé cuenta al mismo tiempo de su capacidad de intervención en el mundo y de su determinación estructural -socialmente mediada. de la misma manera que un biólogo no sostendría que los animales desafían a la gravedad. 18 y 19 • 2008 • Págs. en otras se puede incurrir en una tentación diferente pero que arraiga también en el supuesto de la autonomía presocial: explicar los comportamientos no previstos fundándose en la premisa de una contingencia radical de nuestro obrar. a mi juicio. el supuesto epistemológico de la determinación de los seres vivos por la estructura no obliga a nadie. con el mismo título que constituyen una precondición las posibilidades abiertas a la materia misma? Creo que la respuesta es afirmativa. y a naturalizarlos tanto más. muchos problemas de las ciencias sociales quedan clausurados aún antes de ser abiertos. 3. en su caso. 29-61 constricciones sistémicas. con lo que parece que se tratara de una capacidad humana universal y natural. Por dar un ejemplo rápido y elocuente. Si en ocasiones nos puede conducir inadvertidamente a considerar los deseos y propósitos como no problemáticos. Claro está. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX . pasa a ser simplemente una dinámica entre unas constricciones que cercenan la libertad. o a desear aprovecharlas. permiten algunos grados. Las confusiones en las que ha estado sumido el actual debate sobre los determinismos refuerzan ese obstáculo epistemológico. En suma. de donde resultaría que esos comportamientos son invenciones ex nihilo. o. sin una re-conceptualización de la 'capacidad' de los agentes. en tanto que seres vivientes. cuanto más parecidos son a los nuestros. y que las metas perseguidas 'van de suyo'.

aunque alimentándose de algunas de las confusiones 58 . lo cual sólo puede ser concebido a título de hipótesis). para los estudios sociales. la compatibilidad de algunas de sus implicaciones con aspectos de la dinámica social que muchos. la polémica contra los determinismos. Por lo demás. Como vimos con cierto detenimiento. ni.La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales dispuestos a aceptar. de la consideración de los seres humanos como determinados por su estructura. Abundan las confusiones. ni la consistencia interna de la teoría que nos ofrece Maturana. Así. por ejemplo. la de determinismo con predictibilidad. en lo que nos concierne a los que estamos involucrados en los estudios sociales. si es fácil de traer a la luz. por otra parte. en principio. sino que ofrece conceptos específicos para dar cuenta de las interacciones que son una ocasión de los cambios estructurales del sistema autopoiético. eso no significa que la disputa contra los determinismos esté sembrada de motivos razonables. Si la polémica acerca del 'determinismo en general' resulta indecidible. que. No me refiero aquí a las incursiones directas de Maturana en esta temática. para sistemas que no coincidan con el universo. Además. y la de indeterminismo a la mera apariencia de desorden. creo. pues creo nadie sostendría (ni siquiera un reduccionista) que. no es inusual atribuirle a algunos determinismos consecuencias que no se siguen de ellos. en las ciencias sociales. sino a las consecuencias que se siguen. no hace que este uso del término se torne menos pertinaz. Es frecuente asimismo encontrar la noción de azar vinculada al conocimiento insuficiente de un sistema.no alcanza a ninguno de los determinismos aquí presentados. como es esperable. Abundan los usos ordinarios del lenguaje. como la referencia al azar toda vez que se produce una co-ocurrencia de fenómenos no previsible para el observador. hay un solo curso posible en ese momento. empero. las condiciones suficientes. el determinismo estructural en cada instante no sólo está claramente a salvo de estos reparos. La indiscernibilidad empírica de esta última cuestión. o no estamos dispuestos a hacerlo. que. identificación que estalla ante la sola mención de los sistemas caóticos. ni su fecundidad para dar cuenta de distintos fenómenos. y si el estatus de la teoría cuántica proporciona un motivo al menos justificado de duda para muchos. dada la organización y estructura de un ser vivo en un instante. de que una 'situación' está abierta a desenlaces futuros múltiples -constatación que probablemente alimente visiones indeterministas de sentido común. en un sistema no aislado su comportamiento futuro dependa exclusivamente de sus condiciones iniciales junto con las leyes pertinentes. aún cuando se tenga claro que de la ocurrencia de cada uno de ellos se podrían formular. no oscurece. incluso para observadores que compartan los mismos supuestos (puesto que requeriría de dos organismos de idéntica estructura para arbitrarla. la evidencia que Popper esgrime contra el determinismo. aceptarían en la actualidad como descripciones adecuadas de lo que tiene lugar en este dominio.

que con razón muchos reclaman como parte integral de las sociedades humanas. La ontogénesis socialmente mediada de los actores. sin reducirse empero a ellos (lo que constituye un corolario de la admisión del determinismo estructural de los seres vivos) impiden. la tentación. IX . 29-61 mencionadas.Nos. por encima de las servidumbres que tal naturaleza nos impone. Abordando pues este aspecto. a menudo bajo una forma caricaturesca. sin impugnar. deberían poder decirnos lo que vamos a encontrar? Como vimos. como yo. me he preguntado qué efectos se seguirían de traer a la teoría social esta noción de seres humanos determinados momento a momento en su deriva. No sólo la novedad y la creatividad históricas.de que los comportamientos de los agentes sociales no pueden ser reducidos al influjo de algunos factores analíticamente distinguibles. que pueden intervenir eficazmente en el decurso del mundo (aunque a menudo no en la dirección de sus propósitos). la plena coincidencia entre los significados socialmente codificados y las subjetividades. a lo largo de sendas biográficas que llevan el sello de los contextos sociales situados en los que tiene lugar. es decir a favor de la 59 . constituyen un argumento a favor de la 'libertad'. unas hipótesis. ante la renuencia de los comportamientos de los agentes a dejarse reducir a meros epifenómenos de rasgos estructurales que se impondrían sin resistencia. ni mucho menos la comprobación de que agentes sometidos a constricciones/habilitaciones similares sean capaces de actuar de manera diferente. Quienes hallen persuasivo. 18 y 19 • 2008 • Págs. se halla ligada a la convicción -para la que la historia de las ciencias sociales ofrece argumentos fundados. reincorporar en forma subyacente la idea de libertad. no nos podemos elevar. el argumento de que. ¿Se seguiría de ello el espectáculo ordenado de la vida social que ambicionan los defensores de los métodos hipotético-deductivo o nomológico-deductivo. no resultan suprimidas. uno de los asertos básicos de las ciencias sociales: que tal subjetividad sólo puede emerger por la mediación de las interacciones sociales en el lenguaje. ni la constatación de que un agente social puede actuar en dos circunstancias reputadas como similares de manera diferente. La pregunta acerca de si esta constatación no resulta consistente con la determinación estructural de los seres vivos no puede surgir en un contexto en el que se ha reducido a todos los determinismos a un común denominador. la respuesta es no. o en su caso. es. harán bien en mirar con reparos esa subrepticia reaparición. en tanto que sistemas biológicos. Ni la constatación de que los seres humanos son 'agentes'. de cualquier modo en que éstos queden definidos. es decir. de suyo. por otra parte. a mi juicio dejado en las sombras. sino que son consecuencias que se imponen tan pronto se consideran la dinámica estructural individual en interfaz con la social. en algunos casos. por decirlo rápidamente. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Pero en las ciencias sociales. para quienes la descripción de unas condiciones iniciales junto con unas leyes.

(1978a). “Science of Chaos or Chaos in Science?”. Köck. Frankfurt: Peter Lang. aparece así como un recurso para encubrir el desconocimiento del estado actual de los agentes como resultado de su ontogenia socialmente mediada.. cada una de esas comprobaciones son consistentes con las implicaciones de la determinación por la estructura en cada instante. El recurso a las contingencias lleva agua también. Traité analy tique des probabilités. Versión en línea en Observer Web Archive (http://www.). Consultado el 17-05-05. Berger.free. 17 (34).M. Buenos. Stanford Encyclopedia of Philosophy. (1995).S. en el instante preciso en que tal acción tuvo lugar. (1997). Bases para la teoría de la estructuración. F. (1978b). Hoefer. En: G. Miller & E. P. En: P. La construcción social de la realidad. Consultado el 300505. M. Paris: Courcier. Consultado el 16-04-05.com/M78bCog. Por el contrario. pp. Roth (Eds. (1820). (1995). & G. (1997).La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales hipótesis. Buenos Aires: Nueva Visión. Por una teoría del cambio social. Hejl. “Causal determinism”. T.dogma.com/M78BoL. “Cognition”. A.htm). Giddens. La noción -las más de las veces introducida subrepticiamente. cuando no cierra los problemas antes aún de que puedan ser planteados.) Wahrnehmung und Kommunikation. (2003). “Biology of Language.fr/txt/JBChaos. Referencias Archer. Laplace. Buenos Aires: Amorrortu. S. pp. Consultado el 02- 06-04. The epistemology of reality”. Versión en línea (www. Buenos Aires. Lenneberg (Eds. Versión en línea en Observer Web Archive Edition (http://www. H. Bricmont. Nueva Visión. 60 . de que el agente hubiera podido actuar de otra manera que como lo hizo. (3ª ed. P. incluso si los argumentos que niegan la posibilidad de tal libertad no resultan persuasivos. creo que al menos se podrá aceptar que la admisión del determinismo en cada instante sería simplemente aconsejable en las ciencias sociales: pues la apelación a la libertad - tanto más pertinaz cuanto más subyacente. (1987). desde luego indemostrable pero usualmente dada por descontada. Versión en línea (http://plato. Oeuvres complètes de Laplace. K. 7. Crespi. Cultura y teoría social. Por eso. La constitución de la sociedad.stanford.enolagaia. publiées sur les auspices de l'Académie des Sciences. 2763.obtura los caminos de la explicación. Maturana.) Psychology and Biology of Language and Thought: Essays in Honor of Eric Lenneberg. & Luckmann. J.de libertad.edu/entries/determinismcausal/).html). H. Physicalia Magazine. Aires: Amorrortu. W. Acontecimiento y estructura. New York: Academic Press. C. Maturana.html). para el mismo molino.enolagaia. 159208.

com/MatMpo&Let(1995). Las bases biológicas del entendimiento humano. & Letelier. J. Ultima revisión en la web. Prigogine. “Reality: the search for objectivity or the quest for a compelling argument” The Irish Journal of Psychology. Cinta de Moebio. C. En: American Society For Cibernetics Conference. Madrid: Cátedra. (1982). H. Versión en línea (ht tp://w w w. (1964). Versión en línea (http://www. Consultado el 14-06-08. El nacimiento del tiempo. (2003). Maturana. Popper. Consultado el 20-02-03. Metamor fosis de la ciencia. 18. Santiago: Dolmen. 2002.. (1988b). Nagel. Consultado el 15-01-02. Alianza.htm). 61 . K. (2003) “Ilya Prigogine. I. Barcelona: Tusquets. Un argumento para obligar. Maturana. 1526. E. H. Madrid: Biblioteca Científico Filosófica. Economía y Sociedad. Barcelona: Paidós. Popper. K. La estructura de la ciencia. Weber. Morin. (1997).enolagaia. Mpodozis. K. C.). Bogotá: Fondo de Cultura Económica. language. W. “Ontology of observing. ¿Nueva alianza o nueva religión?”. La vida de la vida. (1998): El método. (http://www. IX . H. Biological Research 28. J.com. I. (1997). Facultad de Ciencias Sociales. Zuppa. 2582.cl/biology/ontology/). Versión en línea (www.Nos. II. Madrid. Consultado el 20-02-03.html). (2004). Maturana.inteco. nov. El árbol del conocimiento. (1997). Sistema de lógica inductiva y deductiva. & Varela. Bartley III (Ed. Un argumento a favor del indeterminismo. El universo abierto. Del ser al hacer.scrbd. J. (1984). 9 (1). Felton: CA. G. & Stengers. “Brain. Maturana. C. Universidad de Chile. B. Un mundo de propensiones. J. Madrid: Tecnos. (2ª ed. and the origin of human mental functions”. 18 y 19 • 2008 • Págs. & Pörksen. La nueva alianza. (1988a). La objetividad. The biological foundations of self consciousness and the physical domain of existence”. (1917). Maturana. 29-61 Maturana. Prigogine. Buenos Aires: Lumen. I. (1996).ozemail. (1991). Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. H. H.). Madrid: Tecnos. Stuart Mill. E.W. F. Sáez (Ed).au/~jcull/reality. Madrid: Tecnos. (1995). Popper.. La lógica de la investigación científica. Los orígenes de la biología del conocer. H. Conference Workbook: Texts in Cybernetics.com/doc). M.

.

63-83 El desorden organizador Fernando Godoy V1 Resumen Uno de los mundos de mayor transformación y dinamismo. todos ellos influyendo simultáneamente de manera constructiva y destructiva sobre los procesos productivos.Nos. En otro sentido. caos. la información en la cúspide y la simplificación. Palabras clave: Complejidad. concibiendo un nuevo modelo de organización en el cual prime la interconexión heterogénea de elementos. pero constituye una ayuda para la estrategia que puede resolverlos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Email: fergodoy@lycos.com 63 . los problemas. IX . 1 Estudiante de la Especialización en Filosofía de la Ciencia de la Universidad El Bosque. el pensamiento complejo no resuelve. El paradigma de los factores de la producción. 18 y 19 • 2008 • Págs. resulta vital la transformación de los paradigmas corporativos actuales. se difumina a través del desarrollo e incorporación de tecnologías de la información. en sí mismo. particularmente en la época actual. es el mundo de la empresa y los negocios. Así. jerarquías. de la desmaterialización de los recursos y de la complejidad de los procesos. El pensamiento simple resuelve los problemas simples sin dilemas de pensamiento. la jerarquización. organizaciones.

la incertidumbre. como un fenómeno de auto-re-eco-organización (Morin. la cual buscará redimensionar el conocimiento de las organizaciones desde la óptica de la complejidad. los cuales se entrelazan. se ha ocultado detrás de los modelos reduccionistas de gestión empresarial. En el Ensayo Sobre los Seres Organizados. en su asociación indestructible con el orden y el desorden. Apertura La organización. Ahora bien. para Kant. la organización era la característica irreductible de la vida. el problema inicial de la complejidad organizacional se extiende no solamente a la renovación desde la física del concepto de organización como productora de sí. el término organización es un concepto esencialmente físico. por lo que se deduce la importancia de los agentes exógenos en los principios de la física moderna. por y con otros. Maupertuis señala solo a los seres vivos como las máquinas organizadas. la ambigüedad y la contradicción de sus elementos constituyentes. se fundamenta en una ininteligible sociología de elementos. sin embargo. Para ello. se transforman en otros. nace de las interacciones físico-químicas y biológicas. para extenderse a diversos dominios con múltiples perspectivas. 1978) extraordinariamente complejo. Una experiencia física Exergía es el nombre que utiliza la termodinámica para describir los vínculos existentes entre la ley de la transformación de la energía. este ejercicio sólo puede constituir el comienzo de una larga travesía. para mejorar su comprensión. sino al enfrentamiento previo de nuestro propio conocimiento. la solidaridad de los fenómenos entre sí. permitir su desarrollo y aprender a utilizarle como instrumento de desarrollo humano.El desorden organizador 1. hasta que no es posible definirlos por sí mismos. puesto que es por medio del acto de conocer que logramos aprehender y transformar al mundo. se elaborará una sencilla analogía a través de un conjunto de cuerpos imantados como una organización social. es necesario afrontar la complejidad antropo-social en vez de disolverla u ocultarla. 2. Igualmente. teniendo en cuenta que se ha empezado ha comprender su lógica. ahora bien. la organización ha dejado de ser el 64 . y la influencia que en ella tienen los factores externos del medio. La dificultad de llevar el pensamiento complejo a las organizaciones radica en que se debe afrontar el entramado juego de las inter-retroacciones. Cada día se hace más evidente que los fenómenos sociales no podrían obedecer a principios de inteligibilidad menos complejos que aquellos requeridos para los fenómenos naturales.

1979). lo que explica su fiabilidad como sistema. resaltando especialmente sus habilidades de adaptabilidad. sino también de utilizarlo hasta transformarlo en factor de organización. 63-83 resultado de propiedades misteriosas y no dominables ligadas a la propia existencia de la vida. Figura 2. La lógica de la organización busca respuestas válidas tanto para sistemas no vivientes como para sistemas vivos. Disposición nueva de De esta manera. extrapolables a la vez a las máquinas artificiales y naturales. aunque. concebidos sólo como máquinas un poco más fiables que las máquinas artificiales.Nos. a través de sus investigaciones formales sobre la lógica de los sistemas auto-organizadores. Cubos imantados últimas para integrar el ruido (Atlan. Una de las diferencias más importantes advertidas entre las máquinas artificiales y las máquinas naturales es la aptitud de estas Figura 1. Von Foerster fue el primero en formas luego de interacciones (Von expresar la necesidad de un principio que en términos teleológicos corresponde al 'orden a partir del ruido' (order from noise). obser vando en los fenómenos físico-químicos implicaciones en lo biofísico de los sistemas organizados. Una comunidad de elementos con propiedades similares que les une o repele entre sí. 18 y 19 • 2008 • Págs. proporciona una analogía muy interesante sobre la forma en la cual se 65 . 1960). la facultad que tienen para integrar el ruido se basa en principios de organización cualitativamente distintos. atribuyó a los organismos no sólo la propiedad de resistir el ruido de modo eficaz. Los dispuestos al azar antes de las organismos como seres vivos no podrían ser agitaciones (Von Foerster. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX . Un primer paso en dirección a esta renovada realidad física de la organización se le atribuye a Heinz Von Foerster (1960) quien. por lo que la expresión podría transformarse a 'complejidad por el ruido'. el proceso se entiende complejo a partir de lo aleatorio.

nuestra incapacidad para definir de manera simple. es complejo aquello que no puede resumirse en una palabra maestra. El término complejidad no puede más que expresar nuestra turbación. para poner orden en nuestras ideas -dice Morin (2001)-. La complejidad del experimento particularmente sugestivo de los cubos imantados agitados. Von Foerster (1960) para ilustrar el principio llamado order from noise. una luz para evitar caer en el abismo de la ignorancia por la ignorancia y más bien. La 66 . un apoyo moral. Pero antes de avanzar. sin embargo. la magnitud de las fuerzas externas aplicadas sobre los elementos. ¿Cuál es el conocimiento que esperamos encontrar? ¿Qué es el conocimiento? ¿Cómo podemos dilucidar la respuesta o respuestas pertinentes a preguntas que aún no hemos formulado. para ampliarlo. aquello que no puede reducirse a una idea simple. La simplificación trata de evadir la complejidad olvidando aquello que no puede explicar. la morfología y límites del espacio. aunque no completando. mientras que la complejidad incluye ese pensamiento reduccionista. no se va a examinar profundamente. cuál es la utilidad verdadera de llevar a cabo este experimento? Albert Einstein. cuando se ven afectadas por un ambiente o cosmos. ¿no le parece?” (Thorpe. para predecir el comportamiento de los imanes al cabo de cada estímulo externo programado. su distribución en el cosmos del experimento. a lo que agrega más adelante. propuesto por H. finiquitando o sellando las posibilidades del conocimiento. es necesario determinar qué es lo que conocemos realmente. el genio de la física comentaba en una entrevista lo siguiente: “si supiéramos lo que estamos haciendo no se llamaría investigación. 2000). para nombrar de manera clara. aquello que no puede retrotraerse a una ley. la podemos utilizar aquí como un aliciente. ahora no partimos en la oscuridad total de la confusión. Así las cosas. en lugar de esto. iniciar la búsqueda de las preguntas que debemos aclarar partiendo de la incertidumbre. extender sus fronteras y extralimitarlo. partiremos con base en las propiedades de los cuerpos imantados. Esta afirmación refleja en sí misma más cuestiones de las que podríamos tratar en el presente ensayo. debemos estar dispuestos ya a aceptar dicha confusión. y sobre el que se aplican ciertos estímulos externos.El desorden organizador pueden comportar las organizaciones sociales. mutilante. y de imaginarlas por efectos de la intuición. nuestra confusión. y esto es fundamental como primer paso para penetrar en el mundo de la complejidad. referente a cómo las interacciones relacionantes son generadoras de formas y de organización. permitiéndonos redimensionar nuestra visión del mundo fenoménico.

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs. 63-83

complejidad no abarca todo, contempla en sí contradicción, ambigüedad y
acepta también con certeza un nivel de incertidumbre.

“El hombre intenta hacerse una imagen simplificada e inteligente del mundo en
la forma que mejor le conviene; luego intenta sustituir este cosmos propio por el
mundo de la experiencia y así lo supera” (Thorpe, 2000). Nuevamente cito a
Einstein para observar una sola cuestión: simplificar no es malo en sí, lo que sí lo
es, es encerrarse en sí mismo para evitar ver que se es parte de un
macrocosmos, un sistema complejo que nos abarca a nosotros mismos como
observadores para hacer parte de él.

Orden/desorden/interacciones/organización, forman entonces un primer
macro-concepto tetralógico, evidentemente complejo, cargado de
incertidumbre, de emergencias, no simplificante, asociando la física y sus
nociones de entropía a la evolución de la biología y las inter-retroacciones de la
antropo-sociología, en donde cada componente no puede ser explicado por sí
mismo, necesitando así de los demás miembros del tetragrama para lograr su
entera expresión. Esto lo veremos más adelante.

Alistémonos entonces, para iniciar un período de observación minucioso, ya
que debemos ser capaces de identificar los indicios (Ginzburg, 1999) que a la
mayoría resultan imperceptibles o que escapan a su conciencia, y además,
debemos examinar los detalles menos trascendentes, que nos brinden
información sobre el comportamiento de las organizaciones, haciendo uso del
método morelliano2, el cual nos llevará a conocer lo desconocido a través de lo
ignorado.

El método morelliano nació con el historiador italiano de arte Giovanni Morelli,
en una época en la cual -según el italiano- los museos atribuían inexactamente
la autoría de los cuadros. Así, teniendo en cuenta la dificultad que presentaba el
atribuir cada cuadro a su autor verdadero, Morelli concibió un método para
distinguir los cuadros originales de las copias, basándose perspicazmente en las
características menos evidentes de la pintura, puesto que las más
sobresalientes -con base en las que se evaluaban los cuadros habitualmente-
eran por lo mismo las más fácilmente imitables.

Morelli descubrió entonces los rasgos que se hallaban presentes en los
originales, pero no en las copias, así como la famosa creación de Arthur Conan
Doyle, el detective Sherlock Holmes, descubre al autor del delito por medio de
indicios que a la mayoría le resultan imperceptibles.

2 Método para la atribución de la originalidad de cuadros antiguos, basado en el examen de los detalles menos
trascendentes y menos influidos por las características de la escuela pictórica al que el artista pertenecía.

67

El desorden organizador

Sherlock Holmes, así descrito, aparece como un 'morellófilo', al igual que el
psicoanalista Sigmund Freud, quien en su período pre-analítico comentó: “Yo
creo que su método -el morelliano- se halla estrechamente emparentado con la
técnica del psicoanálisis médico” (Ginzburg, 1999).Los tres casos (Morelli,
Holmes y Freud), dirigen su atención a los vestigios, tal vez infinitesimales, que
permiten captar una realidad más profunda, que de otro modo sería
posiblemente indescifrable. Vestigios, síntomas, rasgos; finalmente, indicios.

Con esto, aparece un paradigma de indicios el cual tiene como base la
sintomatología o semiótica médica (Morelli, Doyle y Freud compartieron su
afiliación por la medicina en algún momento), la disciplina que permite
diagnosticar las enfermedades inaccesibles a la observación directa por medio
de síntomas superficiales, a veces irrelevantes para ojos no entrenados.

Pero, ¿qué hacemos para lograrlo? ¿Qué nos ayudará a ser tan agudos? Para
responder a estas preguntas, debemos dejar de lado los 'qué' y concentrarnos
primero en el 'cómo'. ¿Cómo conocemos?

Nosotros los seres humanos logramos conocer y reconocer a través de dos
mecanismos básicos: los sentidos y los pensamientos. Los sentidos constituyen
la fuente de nuestro conocimiento intuitivo (discursivo-racional) llamado
irracionalismo; éste otorga un gran valor a la experiencia, la cual genera una
opinión. Por otro lado, están los pensamientos, éstos constituyen la posición
epistemológica que ve en la razón lógica, lo universalmente válido.

Ahora bien, la pluralidad de estas funciones cognoscitivas (sentidos y
pensamientos), nos asegura prácticamente todo el conocimiento que podemos
obtener, son los canales a través de los cuales conseguimos aprender. El
pensamiento es un don muy poderoso, pues es a través de éste que logramos
entender el mundo que nos rodea y adaptarnos a él, comprendiéndonos como
especie, como seres biológicos, como individuos y como seres sociales que
interactúan con el medio.

Lo que se puede decir del medio exterior, como lo expresa Morin (1988), es que
presenta diferencias, variaciones, similitudes y constancias.

Las variaciones y diferencias del mundo exterior, son recibidas por los
receptores sensoriales individuales, luego analizadas, codificadas y
transmitidas en forma de otras diferencias, de las que las neuronas codifican la
magnitud, aunque no la naturaleza de las perturbaciones sentidas.

Con todo, el acto de conocer no se puede reducir a lo biológico, fisiológico y
cerebral, es además espiritual, lógico, lingüístico, cultural, social e histórico; el

68

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs. 63-83

conocimiento no puede ser disociado de la vida humana ni de la relación social
que influye y modela al individuo, quien a su vez retroactúa con su cultura.

Lenguaje Historia

Cuerpo/Cerebro Mente/Espíritu/Conciencia Sociedad Cultura

Acto de Conocer

Figura 2. Condiciones para Conocer. Todo ocurre como si la formidable máquina cerebral
analizara las muestras del mundo exterior para sintetizarlo, lo transformara para restituirlo, y
construyera un analogón mental de él para presentificarlo. Todo ocurre como si la realidad que
conocemos fuera a la vez nuestra y extraña, totalmente familiar y completamente desconocida.
(Morin, 1988, p. 121)

Construimos y traducimos el mundo a partir de nuestras representaciones, con
relaciones dialógicas como fruto de las inter-retroacciones entre el aparato
neurocerebral, el espíritu y el mundo; recursivas, en donde los efectos o
productos son al mismo tiempo causantes y productores del proceso mismo,
concibiendo la auto-producción y la auto-organización; y holoscópicas, puesto
que se producen visiones de conjunto que invaden todo el horizonte mental, que
involucran la mirada (variaciones en la luz), el oído (diferencias de presión), el
olfato (reacciones químicas)... y la consistencia del mundo exterior.

Ahora, ¿cómo nos identificamos a nosotros mismos? ¿Cómo podemos ser
conscientes de nuestra conciencia y percibir lo imperceptible? ¿Cómo estamos
seguros de ser lo que somos? ¿Acaso no es posible que vivamos
imaginariamente, como en un sueño? ¿Y si fuéramos producto de la
imaginación de alguien más, solamente una imagen proyectada en un espacio
virtual?

Muchos han sido los filósofos que han tratado de dar respuesta a la eterna
pregunta del hombre ¿quiénes somos? Así, en este ensayo no pretendo unirme a
la discusión, tan solo deseo establecer claramente la validez de nuestro
pensamiento, puesto que es a través de él que empezaremos una tarea tal vez
imposible pero difícilmente abandonable para quien se ha sentido atraído por
ella, la de comprender a las organizaciones; y para introducirnos en esta tarea,
hemos de poder confiar plenamente en nuestros juicios.

Así, más vale estar seguros de cada paso que demos hacia el objetivo, y aunque
la seguridad es algo ajeno a la lógica racional de pensamiento, puesto que su

69

reflexionando sobre sí mismos. volviendo una y otra vez en sí mismos. Es de anotar que aquí se entenderá el conocimiento verdadero. el primer momento del método de Descartes. todas las opiniones recibidas. y bien a fondo. hasta encontrar algo tan firme y sólido que resulte invulnerable a cualquier ataque”. Imaginemos lo siguiente: Si acaso nos cortáramos una mano. mil veces. como aquel que se alimenta de la duda3. o estómago. pero también atrae nuevos pensamientos. luego. sólo así se hace posible la aprehensión de aquello que logramos conocer. no dudar de nuestro pensamiento. Ahora imaginemos que no tenemos piernas. destruyendo y creando a la vez.El desorden organizador razonamiento no puede dejar la menor duda y estar seguro de lo seguro sería redundar. ¿esto no implicaría la presencia de una paradoja. nutre al pensamiento. 3 La piqueta demoledora de la duda ha comenzado su labor. si nuestro pensamiento responde a la duda y al mismo tiempo debemos estar seguros de ese pensamiento. sino en general. debe proseguir aún su labor. “La duda sin embargo. Es preciso entregarnos al pensamiento. 70 . de un círculo infernal como lo denomina Morin (1978)? Yo preferiría llamarlo la paradoja del círculo vicioso al círculo virtuoso. es el único que puede crecer en sí mismo pero no sólo para sí mismo. sin nunca detenerse más que para su mutua extinción. ¿seguiríamos siendo nosotros? Mi pensamiento aunque conmocionado por el evento. duda y pensamiento. quien de un solo golpe ha lanzado por la borda todos los conocimientos adquiridos. es el único capaz de entender el proceso de destrucción creadora. de nuestra forma de pensamiento. La duda es pues. la duda alimenta. y al mismo tiempo no puede existir sin pensamientos. muriendo y naciendo una. la duda disipa pensamientos. puesto que se parte de un absurdo lógico como fuerza originadora de génesis y destrucción. cambia y se transforma. es nuestro deber. “El inservible edificio está derribado” escribe Descartes en la primera parte de su libro Discurso del Método (reglas para la dirección de la mente). solo así podremos validar las intuiciones que nos permiten conocer. Entonces. o cuerpo alguno en el cual apoyarnos. como si el cuerpo fuera un invento del cerebro para concebir un soporte a través del cual pudiese interactuar con el medio y conseguir la información que se propone. me indica coherencia con lo que pensaba antes del terrible suceso. o pensáramos que ya no contamos con ella. lo seguimos siendo. o mejor rectifico. puesto que sólo el pensamiento que vive por la duda es aquel que evoluciona. como buscadores o cazadores del conocimiento. no sólo los provenientes de libros.

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs. 63-83

Si no tuviésemos cuerpo, aún seguiríamos pensando, ¿no es así4? Puesto que el
pensamiento a primera vista se limita al cerebro, y no ocupa más espacio del
necesario, no podemos buscar el pensamiento en nuestras piernas ¿o sí? Ni
tampoco en el pecho o en la cintura. Aunque algunos parecen tener el
pensamiento un poco más abajo de la cintura, normalmente se atañe la función
de pensar exclusivamente al cerebro ubicado en la cabeza que descansa sobre el
cuello.

Si esto es cierto, entonces la afirmación que acabamos de hacer tiene absoluta
validez; podríamos pensar así no tuviéramos cuerpo. Pero hay algo extraño en
todo esto, es difícil imaginarse a uno mismo o a los demás pensando sin un
cuerpo; cuando menos se tendría una cabeza en donde albergar el cerebro que
piensa.

Pero… ¿esa cabeza no constituiría el cuerpo? Aquel que tiene contacto con el
mundo exterior por medio de sensaciones, posiblemente también con
sentimientos, aunque ya no se sentirá en el corazón, o en el estómago, o en el
hígado, como algunas mentes brillantes y reconocidas afirman que es el centro
emocional del cuerpo humano. No podría ser así porque no tendríamos esos
órganos, lo que nos lleva a otra difícil cuestión: si la cabeza es la cavidad física,
¿no es posible que tenga órganos como el hígado y el estómago, que tengan las
mismas funciones en un cuerpo más pequeño y limitado?

Claro que otra cosa difícil de imaginar es a un millar de cabezas deambulando
por ahí, ¿irán en automóvil? ¿Acaso podrían quebrantar la ley de la
gravedad?… Tal vez todo esto de las cabezas voladoras no sea otra cosa que el
producto de alguna enfermedad del pensamiento, el pensamiento piensa en sí y
por sí mismo, pero como es inteligible e intangible, se le ha proporcionado una
estructura con textura increada (materia), además de una entidad
indestructible (energía), solamente con el propósito de su fácil reconocimiento
(este es el pensamiento de Juan, ese otro el de Teresa, etc.).

Sigamos adelante en nuestro desvarío. El pensamiento es abstracto e invisible
para ojos que no existen, por tanto ya no sería necesario continuar con la
absurda creencia de que existe un cuerpo, ni siquiera una cabeza. ¿Nunca han

4 La pregunta fundamental de que se ocupa la filosofía de la mente ¿qué relación existe entre la mente y el
cuerpo? profesa dos inquietantes esferas: de una parte, tenemos las mentes y los hechos mentales; y de otra,
los cuerpos y los hechos físicos. El dilema al que nos enfrentamos aquí, como lo expone Daniel Dennett
(1996), radica en que si estas dos esferas interactúan, nos llevaría a un atolladero tan insuperable que podría
considerársele la reductio ad absurdum del dualismo, al menos de la variedad cartesiana. Si ex hypothesi, los
hechos mentales no son físicos, entonces no involucran ni energías físicas ni masas; y por ello no podrían de
ningún modo realizar cambios en el mundo físico, a menos que abandonáramos el principio centralísimo de la
conservación de la energía y todas sus implicaciones.

71

El desorden organizador

tenido un sueño en el cual imaginan que sienten? Puede que los sentimientos
sean otra invención de la mente. Sencillamente el pensamiento es abstracto e
interactúa con el medio generando más pensamientos. Ahora éstos se han
multiplicado y no tienen dueño, su origen viene del coito entre dos o más
pensamientos… pero seguimos pensando.

A este nivel, ¿cómo se podría identificar un pensamiento propio? Si lo propio es
sinónimo de pensamiento y éste último conforma un todo junto con los demás
pensamientos, es algo así como intentar saber a través del pensamiento, que un
pensamiento determinado ha sido pensado por el mismo pensamiento, el cual a
su vez ha originado más pensamientos que forman parte del pensamiento
inicial y todos estos pensamientos tienen su origen en la duda; ¿la duda o el
pensamiento? ¡A esto sí se le puede llamar círculo infernal!

Si la duda originó el pensamiento, ¿cómo puedo saberlo? ¿Será que realmente
ha sido así? Podría dudar de la validez que tiene la motivación de esta duda
sobre la duda primera, pero si la motivación del pensamiento es la duda en sí…
El pensamiento ha quedado cesante, se encuentra nublado por la duda misma,
en este momento, el pensamiento duda de la duda, por tanto la única opción
posible, es empezar a elucidar la validez del pensamiento a través de la duda.

Si existe la duda, podemos asegurar entonces que hay algún pensamiento, lo
podemos decir, porque sin pensamiento no se podría dudar; y aunque no
conozcamos bien una definición precisa de duda, conocemos qué es una duda,
la conocemos porque ella existe, porque nosotros existimos. Puesto que si
dudáramos de la duda, estaríamos dudando de nosotros mismos, se puede
partir ya, de la certeza de que si no pensamos, no existimos; y si no existimos, no
tenemos dudas y por tanto no podríamos ser seres humanos (Teilhard de
Chardin, 1974).

De este modo, la conclusión primera a que hemos llegado es que comenzamos a
conocernos a nosotros mismos y a nuestro entorno, cuando empezamos a
dudar, ¡cuando pensamos!

Ahora bien, anteriormente se mencionó, en un primer acercamiento, la
problemática del pensamiento y la difícilmente distinguible función del cuerpo
sobre él; ¿realmente se podría sostener que los pensamientos emergen en el
cerebro? Si fuera aceptada esta conjetura, todos los animales poseedores de un
cerebro pensarían, lo cual está lejos de toda comprobación científica, al menos
hasta ahora. De otra parte, exceptuando a los idealistas, nadie se atrevería a
afirmar la inexistencia de un cuerpo receptor (y emisor) de estímulos.

Spinoza sostenía una teoría que recibió el nombre de 'paralelismo cuerpo-
mente'; en su forma más simple y conocida, dice que la mente y la materia

72

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs. 63-83

(cuerpo) son dos aspectos de lo mismo; y propone el siguiente ejemplo: un trozo
de cáscara de huevo observado desde el interior es cóncavo; sin embargo, si
miramos el mismo trozo desde el exterior es convexo, la concavidad y la
convexividad son dos aspectos de lo mismo. Spinoza sugirió que la realidad es
mente si la observamos desde el interior, y es materia si la observamos desde el
exterior, por lo cual todo lo que puede ser explicado, por principio puede ser
explicado en términos puramente físicos.

Una concepción novedosa, sin duda, en la cual se basarían los
epifenomenalistas para erigir sus postulados sobre el problema mente-cuerpo.
Claro está que es difícil de creer que los pensamientos sean sólo una cantidad
incontable de impulsos electromagnéticos. Así, Descartes plantea otra
alternativa, la cual propone que los estados mentales y los estados físicos
interactúan. Adquiero conocimiento a través de los sentidos; es decir, a través
de los ojos, los oídos, la nariz, la lengua y el tacto; a través de ellos penetra la
información que es procesada en mi mente, la cual actúa sobre mi cuerpo; mi
cuerpo produce sonidos físicos y movimientos; y éstos actúan a su vez sobre
otros cuerpos, esto es, sobre sus oídos, ojos, etc. y después, sus cuerpos actúan
sobre sus mentes y les hacen pensar.

Berkeley, Hume y Locke coinciden en que es por medio de la repetición de
estímulos que llegamos a estructurar nuestro pensamiento; los estímulos
provenientes del mundo exterior inciden en nuestros sentidos y se transforman
en datos sensoriales, después de recibir muchos estímulos de esta manera,
descubrimos similitudes en nuestro material sensorial; así se hace posible la
repetición y por medio de ésta llegamos a generalizaciones o reglas.

Ahora bien, muchas de las disposiciones que constituyen nuestro pensamiento
son innatas ó mutaciones de éstas disposiciones innatas; sin disposiciones
innatas (disposiciones a aprender) nunca aprenderíamos nada. Los sentidos son
fundamentalmente importantes para obtener información del medio, pero la
imaginación y el intelecto constituyen los pilares para la interpretación de esos
datos y la producción de información no sólo a partir de allí.

Así, Popper sostiene que sólo podemos comprender el mundo de las
experiencias mentales, a partir de los productos de la mente humana; en ésta
concepción, la realidad no está constituida sólo a partir de las cosas materiales,
sino que además, todo aquello que produce cambios en éstos objetos materiales
tiene que considerarse también real.

La teoría de los tres mundos de Popper se ha convertido en una de las teorías
más populares para entender el problema mente-cuerpo en sus dos
ramificaciones: i) la relación entre estados fisiológicos y determinados estados
de conciencia; y ii) la aparición del Yo y de sus relaciones con el cuerpo,

73

y el mundo 3. Descubrir el concepto de unidad en nosotros mismos. Inquietud. el mundo 2 por los estados mentales y las disposiciones de comportamiento. los que apelan a ella perecerán por ella”. El evidente pluralismo popperiano amplía la visión interaccionista del dualista cartesiano en cuanto a que acepta la realidad de un tercer mundo. sabemos ya que cada uno de nosotros somos una entidad compleja. pero sin él es claro que no podríamos conocer. las interacciones además de incluir un mundo físico y uno mental adicionan el mundo de los productos de la mente como factor integrador. El autor dice: “No podemos comprender el mundo 2. sino nuestros sentidos. partes… Pascal decía que no se puede conocer el todo sin conocer las partes. pero tampoco se podría conocer las partes sin conocer el todo.El desorden organizador partiendo del reconocimiento en primer lugar de la existencia del conocimiento objetivo como producto objetivo y autónomo de la mente humana (1997). sobre el problema cuerpo-mente. esto es. Los objetos del mundo 3 únicamente pueden actuar sobre el mundo 1 a través del mundo 2. Así. Avivar el espíritu. 1997). 2. cuerpo. Hemos llegado a un punto que me hace recordar una frase célebre del obispo Samuel Butler: “la lógica es como una espada. En su teoría. impulsos. saber irracional. el mundo 1 está compuesto por los cuerpos físicos. No pudimos hallar a la inteligencia que nos permite el conocimiento en nuestro cuerpo. cuyas relaciones internas se presentan como complementarias y antagonistas a la vez. o en términos del mismo Popper. Lo que me lleva a otro comentario de Einstein: “lo más incomprensible del mundo es que lo podamos comprender”. Aunque aún no lo comprendamos del todo. ya que el mundo 2 no sólo interactúa con el mundo 1 -como pensaba Descartes-. también nuestro 74 . y valga decirlo. nos ha de haber servido para dos cosas fundamentalmente: 1. es el conjunto de productos de la mente humana como teorías. sino también con el mundo 3. conjunto. este ejercicio sin final 'lógico'. que funciona como intermediario” (Popper. generando mayor claridad si se quiere sobre el problema del pensamiento en referencia con la materia. el mundo habitado por nuestros propios estados mentales. sin comprender que su función principal consiste en producir objetos del mundo 3. Para poder conocer necesitamos agudizar no solo nuestra mente. y problemas objetivos.

pero su fruto es dulce”. un proceso del cual desconocemos el lugar al que nos llevará. 63-83 espíritu. Recordemos que en el campo de la observación las respuestas favorecen sólo a quien está preparado. para lograr comprender quienes somos.Nos. Recordemos que aunque podamos entender cosas a partir de la explicación de otra persona. el conocimiento del cielo no llega del cielo. obtendremos la copa del triunfo. 75 . un poco antes de empezar a explorar la complejidad de las organizaciones a través de experimentos físicos sencillos. Estar alerta es el primer paso hacia la preparación. pero algún día llegará ese momento. que la incansable búsqueda iniciada llenará de satisfacciones a nuestras mentes y corazones. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. cajas de cartón algo desfiguradas. Hemos comprendido ya que no es lo mismo comenzar siendo ignorantes que dar inicio a la búsqueda de nuevo conocimiento partiendo de la certeza de la confusión. esperemos terminar el ejercicio con más dudas de las que teníamos antes de llevarlo a cabo. 18 y 19 • 2008 • Págs. que puede hacernos llorar de la desesperación. habremos descubierto los misterios que nos hemos propuesto descifrar. algunas hojas de papel producto de la amabilidad de un árbol y unos marcadores bastaron para realizar un experimento que requerirá de habilidades sensoriales y mentales para interpretarle. Pero algo que sí sabemos es que estamos entrando en un mundo más amplio del que conocíamos hasta ahora. pero nos permitirá despertar la curiosidad por el fenómeno de las organizaciones. sepamos. nos comprometimos con un proceso de aprendizaje. Salgamos de nuestras conchas a buscar el néctar de nuestras respuestas. sino de un esfuerzo intenso y amargo. IX . Cuerpos sin vida pero con actividad. Ya el viejo adagio oriental hacía alusión a los resultados de un esfuerzo constante: “la paciencia es amarga. imaginemos qué tan profundo podemos llegar. Así. y esta incursión requerirá un gran esfuerzo de nuestra parte para lograr entender una nueva realidad. pero no olvidemos que ellas no llegarán solas. Ahora ya podemos decir que estamos preparados para iniciar la travesía. solamente logramos comprender cuando pensamos por nosotros mismos y somos capaces de explicarnos a nuestro interior mismo las razones de las cosas que han atraído nuestra atención. Ahora volvamos a las preguntas iniciales: ¿Cuál es el conocimiento que esperamos encontrar? ¿Cuál es la utilidad verdadera de llevar a cabo este experimento físico de interacción propuesto por Von Foerster? El ejercicio en un principio no nos ofrecerá un conocimiento inmediato de las organizaciones.

dejando entrever únicamente Figura 3. El piso de nuestro espacio estará cubierto por papel milimetrado. las cuales deberán afectarlo en su globalidad y a cada uno de sus constituyentes. Si los cuerpos imantados se atraen y repelen por naturaleza. El espacio cosmogenésico (la caja de cartón). expuesto a variables exógenas (también controladas). En la primera parte de nuestro ejercicio. Los elementos se colocarán sobre el piso de la caja de cartón (espacio cosmogenésico) formando una línea diagonal con espacios equidistantes. se generará un nuevo tipo de organización. sin haber examinado su esquema inicial. incluso cuando est a termodinámicamente abierto. fuerzas multidireccionadas y diferentes en su magnitud. no se podría entender su constitución novedosa. de manera aleatoria. y aunque éste nuevo orden tendrá unas particularidades antes inexistentes. se destapó la tapa superior para observar el resultado de las interacciones en su interior. que nos permitirá 'medir' el efecto de las interacciones por medio del desplazamiento de los cuerpos. pero esta vez recubiertos en gran parte por un material aislante. Disposición equidistante una de las superficies con características inicial de los cuerpos imantados. el cual hará las veces de base de referencia con la cual “medir” la escala de la transformación. Von Foerster. luego de ejercer en primera instancia una fuerza de magnitud homogénea. que al transmutarse. basados en la propuesta de H. e identificando nuevamente su posición final. físicas de atracción u oposición con respecto a los otros elementos de su clase. señalando su posición inicial en el espacio. y no presentaba señales de alguna unión o interrelación con los otros cuerpos imantados. fig urando a sí infor mat ivamente cer rado. se tienen cuerpos imantados. Decimos que afectará su globalidad. eventualmente formarán un nuevo sistema. por la transformación que sufra el ordenamiento de sus elementos. En un principio. ¿cómo es que ninguno se acercó intensamente a algún otro? Desde la época de W.El desorden organizador Continuemos pues con nuestras obligaciones. de donde. Gilbert (1540-1603) se ha determinado la imposibilidad de aislar polos magnéticos 76 . y de aplicar. implica un conjunto de reglas de organización interiores al sistema. después de mover la caja de cartón de manera constante 5 veces. según esperamos. en una segunda etapa. desde su punto de origen hasta cierta distancia para devolverla a su posición original. Los resultados se presentaron de alguna manera previsibles: Los imanes se encontraban en una posición diferente (aunque no demasiado) de la inicial.

aplicando fuerzas multidireccionadas de diversas magnitudes. en desorden ordenado. esta vez no por cualidades que desconozcamos en el nivel de sus componentes. se inició la segunda etapa. una partícula cargada presenta mayor fuerza magnética cuando esta en movimiento. 77 . más bien. a partir de allí. 1988). esperando. Todo parece indicar que la respuesta se encuentra en la magnitud del desorden (movimiento desde el exterior) a que fue sometido. luego de la aislamiento que poseía cada imán por el agitación. o por decirlo de otra manera. por un espacio de tiempo similar al utilizado en la primera parte del ejercicio. dadas por la disposición de los imanes en el espacio definido. IX . En ella la distribución inicial tomó la misma forma. Escasa integración de esto puede basarse en la propiedad de elementos similares. Una vez dibujadas las posiciones tanto iniciales como finales de la primera prueba. pero esto lo veremos más claramente cuando completemos la segunda fase de nuestro experimento. construir una unidad compleja. Se podría afirmar que en ambas experiencias se inició con una distribución de sus elementos en orden. recubrimiento de plástico que cada uno de ellos tenía. examinemos un poco más los dos ejercicios anteriores. ¿Cuál sería la razón de tal suceso? Una explicación a Figura 4. No hay principio sistémico anterior y exterior a las interacciones que se efectúan entre los elementos. En esta oportunidad la caja se movió aleatoriamente. e incluso aún se mantuvieron aislados algunos de ellos. La organización necesita principios iniciales de orden para permitir su transformación a través de las interacciones que constituirán la nueva forma. de acuerdo con sus propiedades físicas. en caso de que los elementos fueran estimulados por fuerzas externas. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. no se encontraban unidos más que por parejas. las interacciones -que aquí toman forma de interrelaciones. pero aun así no se unieron. además. sino por el resultado impredecible de sus interacciones.Nos.producen un fenómeno organizacional. Existía una organización. una organización en orden. Pero. a partir de unas condiciones físicas de formación. 63-83 (Sears. al destapar la caja los resultados fueron un poco más sorprendentes: aunque los imanes habían sido puestos bajo una tremenda agitación. la diferencia aquí la presentaría el tipo de interacción que se ejercería desde el exterior. 18 y 19 • 2008 • Págs. En esta ocasión. La disposición de las relaciones entre los elementos se plantea con premeditación. Los diferentes cuerpos estaban en reposo sobre una superficie lisa que facilitaría su desplazamiento.

es decir. Así. sin embargo. Físico francés. 78 . los constituyentes habrían de estar en equilibrio. esta tendencia se denomina entropía. lo cual produce la agitación molecular causante del efecto calórico. Puesto que no podemos asegurar que el experimento partió con una organización desordenada de sus elementos. como consecuencia del desorden. los cuales surgirán en medio de la agitación y la turbulencia. una interacción desordentante y ordenada (movimiento de baja magnitud y relativamente homogéneo) influenciaría al sistema para que sus elementos cambiaran de posición. comprobando una pérdida diminuta en la capacidad de los cuerpos para realizar nuevas interacciones5. en donde no habría sino dispersión de partículas con apariencia de objetos aislados de su entorno e ininteractuantes con su observador o conceptuador. sin perder sus propias identidades singulares. 5 Cf. en la cual demostró la equivalencia entre el calor y el trabajo. los elementos se unieran de manera sinérgica contribuyendo a nuevas formas y al fortalecimiento del conjunto? Los principios de la física nos sugieren que todo cambio de estado o posición. y sería previsible la ausencia de transformaciones visibles al interior del sistema. CARNOT. el desorden en que estuvo envuelto el sistema bajo observación no fue lo suficientemente convincente como para que sus componentes optaran por movilizarse severamente hacia una posición en el espacio bien diferenciada con respecto a la inicial. ¿Cuál es entonces la resultante del sistema necesaria para obtener una formación con posiciones bien diferenciadas respecto a las iniciales? ¿Por qué no hubo una interrelación mínima de elementos. esta disminución en la capacidad para efectuar un trabajo como consecuencia de una agitación térmica cuenta con un término propuesto por la termodinámica. produce cambios en las estructuras moleculares que implican la liberación de energía en forma de calor. quien publicó en 1824 su obra “Reflexiones sobre la fuerza motriz del fuego y las máquinas propias para desarrollar esta potencia”.El desorden organizador interacciones que obligan encuentros. De acuerdo con nuestra definición inicial. empleado para designar cierta tendencia al desorden de los elementos. Ahora bien. produciéndose asociaciones de componentes en las cuales. como en este caso. Sadi. que aunque mínima en este ejercicio particular. no podríamos deducir la presencia de entropía positiva ni negativa que estuviera afectando a los elementos en mención. sería evidente al llevar a cabo un análisis microfísico. propendiendo por una distribución distinta de la inicial.

el cual creará desórdenes internos. solamente hay aquí. pero es realmente cuando se genera una respuesta de estos elementos a los estímulos externos propiciados.Nos. de turbulencia. “Ningún cuerpo. resulta de las interrelaciones íntimas sucedidas entre sujetos al perpetrarse encuentros y situaciones de choque. encuentros o choques (eventualmente al entrar en contacto con otros elementos de su clase). Este cambio contribuye a lo que se puede llamar: evolución de las sociedades. 79 . comenta en su obra El Método. hasta ahora. a su vez. es decir. 18 y 19 • 2008 • Págs. Ha emergido aquí una aparente paradoja del desorden al desorden mismo. arrojando como resultado una organización. concurrentes y antagonistas. El desorden ha tomado el puesto reservado prematuramente al orden como factor organizador. dada con el interaccionar entre elementos. nuestro punto de partida se ha escondido en esta primera disposición de elementos. en el bucle tetralógico de Morin -orden organización desorden interacciones. ningún objeto puede ser concebido aislado de las interacciones que lo han constituido. Hasta aquí aún no se ha obtenido ningún tipo de organización. de desorden. la entropía física se puede entender como la tendencia que tienen los elementos constituyentes de cada sistema a cambiar su posición inicial de equilibrio por otra desconocida. interrelación (objetos con el medio). eminente pensador y escritor sobre la complejidad. por cuanto no ha habido interacción alguna. sin las desigualdades. es necesario evitar las disposiciones rígidas y dejar espacio para la interacción que sólo es posible por medio del desorden. que se inicia el proceso de interrelación (en un principio exclusivamente con el medio). relación ni transformación. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. unión. Así pues. Nos hemos dado cuenta que uno de los principios de las organizaciones es precisamente todo lo contrario al orden. Ahora bien. 63-83 Desde una mirada organizacional. para finalmente constituir una organización primate. Expliquemos: para crear organización se han dispuesto en un principio 10 elementos de manera ordenada al interior de un espacio-cosmos. IX . de las interacciones en las que necesariamente participa” (1978).se desarrollan estos términos mutuamente. turbulencias y agitaciones que provocan los encuentros. la cual. condición relacionante fundamental para el oficiamiento de la organización. Edgar Morin. una disposición arbitraria de elementos sin ninguna interrelación. cómo las interacciones son inconcebibles sin desorden. Aquí hemos completado el ciclo: desorden (estímulo externo). en referencia al desorden como agente de interacción. El desorden así no se puede entender más que como resultado de la interacción. desorden (transformación de la disposición ordenada inicial). y sólo pueden concebirse en su conjunto como eventos a la vez complementarios.

Por ejemplo. se optó posteriormente por utilizar 5 imanes recubiertos y 5 imanes sin recubrimiento. Peter Drucker. preocupada por obtener la máxima contribución de todos en busca de producir resultados sinérgicos (Drucker. se conformaron varios subgrupos pequeños. en lugar de tratar de explicarlas directamente. En la primera parte de este segundo experimento. con imanes diferentes. indica que de ahora en adelante el trabajo lo realizarán especialistas. un grupo de desarrollo de nuevos productos que esté compuesto 80 . hubo mayor integración que cuando los objetos presentaban las mismas características. En la misma dirección referente a la necesidad creciente de cultivar la diversidad en las organizaciones empresariales. cuando el sistema es sometido a fuertes estímulos desordenados. lo cual induce a concluir la importancia de la diversidad para el desarrollo de las organizaciones. mayor intensidad del desorden y más vínculos se generan entre los elementos constituyentes del sistema. en la medida que existe mayor agitación. Esta vez los resultados se acercaron casi sin sorpresas a las predicciones. Feyerabend. dispuestos primero en el mismo orden diagonal inicial. Todas las ideas deben pasar y superar el mismo filtro cognoscitivo. y tienen los mismos gustos e intereses. máximo exponente del pensamiento sobre los negocios. agrupados en equipos con cometidos específicos y unificados por una visión integradora. Para observar con más detalle el proceso de interrelación y tratar de conseguir una cercanía física final mayor en los elementos del sistema. el cual se sugiere metafóricamente como una personalidad individualista de los objetos. Muchos valiosos relatos astronómicos e históricos son el resultado de su concentración sobre amplios espectros fenoménicos (Cf. 1994). Favorecieron la diversificación y coleccionaban anomalías. lo que confirma nuestra explicación anterior. todo el mundo piensa igual.El desorden organizador Todo esto se verifica de mejor manera en la segunda fase de la experiencia. 1999). por lo que sólo sobreviven las aceptadas y conocidas. pero intercalando las 2 clases de imanes. En esta ocasión se ha podido apreciar con mayor claridad (aunque no absoluta) cómo. Los antiguos pensadores chinos tomaban la variedad en un sentido literal. Dorothy Leonard y Susan Straus ilustran este concepto con lo que han denominado el Síndrome del Clon: “Todos los compañeros de trabajo comparten una formación y adiestramiento idénticos. A pesar de responder negativamente a las predicciones de unificación total de los elementos. Suponemos que no hubo una integración total debido al recubrimiento plástico de los imanes. y luego en posiciones aleatorias.

creada a partir de la catástrofe. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. revitalizándola con cada espasmo de desorden. se despliega de la idea desorden organizador. Configuración final de los He aquí cómo una sociedad de deshiela. notándose el valor de las diferencias y similitudes entre los elementos en interacción.Nos. esta idea compleja y rica busca una disposición de elementos autorregulados y relativamente estables. sino en un principio de explicación para los fenómenos que giran alrededor del desorden constructor. constituyendo un orden relativo y el evidente desarrollo de la organización. Figura 5. Ya no se puede identificar y definir a cada elemento por sus cualidades particulares. a través de las cuales se han agrupado los objetos para convertirse en una organización con identidad sistémica. su forma inicial y se transforma. se puede decir: se formó una organización. al propiciar una fuerte agitación. se conformó una unidad mayor consolidada por la cantidad de elementos asociados. En la segunda parte de este segundo experimento. Así. pero así mismo constituye la fuente más rica de organización. necesariamente implica una mayor complejidad del sistema. pierde cuerpos imantados. generalmente será inútil. 2000). con potencialidad organizadora. simplemente cada interrelación irá cambiando la estructura de la organización. IX . hubo una compenetración cercana a la totalidad. examinará cada idea con el mismo tipo de herramientas analíticas y supuestos de partida” (Leonard. El concepto de diversidad. ahora sólo es posible entender la organización formada como un conjunto de relaciones. 18 y 19 • 2008 • Págs. Lo que nos permite concluir que este tipo de fenómenos conllevan a procesos de desintegración y génesis simultáneamente. No es necesario que todos sus elementos se complementen. la complejidad de todo el asunto no se encuentra solamente al haber destruido un orden inicial. se percibe claramente. El esfuerzo de un grupo así por innovar y producir resultados sinérgicos. Ahora. La idea fundamental. 63-83 en su totalidad por empleados con la misma formación académica y el mismo conjunto de experiencias. 81 . aunque también se presentó dispersión. Strauss & Seely. entonces. sumado al de multiplicidad.

puesto que debemos ser concientes de los peligros de una interpretación errónea. El Método III: El Conocimiento del Conocimiento. 82 . No tiene nada que ver con el unicornio blanco y esbelto del que nos hablaron los griegos. para así tratar de dilucidar las fuerzas que afectan el comportamiento de las organizaciones y obtener cada vez más respuestas de sus patrones de funcionamiento. 2001) Y tenía razón. D. (1997). K. E. Chicago: University of Chicago Press. Madrid: Cátedra. Introducción al Pensamiento Complejo. Morin. Drucker. Cambridge (MA US): Harvard Business School Press. tal como le sucedió al gran Marco Polo cuando volvió de China y dialogó con sus amigos sobre el unicornio: En realidad el unicornio es un animal bastante feo. (1979). Feyerabend. Ginzburg. la complejidad de la idea del caos. F. S. Morin. Barcelona: Gedisa. es importante continuar con este tipo de experimentos analizando al máximo cada detalle. Emblemas e Indicios. E. Madrid: Debate. Barcelona: Paidós.. (1999). Entre el Cristal y el Humo. El Método I. P. Mitos. Straus. & Seely B. No tenía nada que ver con el unicornio de la mitología griega. D. (1978). H. Madrid: Cátedra. El Cuerpo y la Mente. (2000). (Romana. Leonard. Barcelona: Gedisa. (1999). (2001). una frase de Edgar Morin: “La fuente generadora de la organización es la complejidad. J. P. PostCapitalist Society. En vez de aventurarse en el descubrimiento de este bello y salvaje animal. (1994). C. Se le ve torpe cuando camina y su cuerno único es tosco y burdo. Tiene la piel marrón. Lo singular no tuvo espacio para expresar su propio valor. Para terminar. Referencias Atlan. Es gordo y tiene las patas cortas. La Naturaleza de la Naturaleza. lo explicó según su previo esquema mental: Dijo que era un unicornio. (1988). Morin. A Marco Polo le faltó pasión por la diferencia. Sobre todo porque en realidad lo que había visto en sus viajes no era un unicornio sino un rinoceronte.El desorden organizador Ahora. Barcelona: Gedisa. Hay que ser muy exhaustivos en esto. Dennett. Popper. Harvard Business Review on Knowledge Management. E. áspera y se mantiene sucio y entre el lodo. Conquest of Abundance. Contenido y Conciencia. la complejidad de la relación desorden-interacción-encuentros-organización”. Oxford: ButterworthHeinemann. (1996).

Schrödinger. M. Teilhard de Chardin. (1960). How to Think Like Einstein. Von Foerster. El Fenómeno Humano. (1985). Buenos Aires: Ediciones B. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Mente y Materia. 18 y 19 • 2008 • Págs. 63-83 Romana. Hanover (NH US): Dartmounth College. Magnetism. IX . New York: Pergamon Pres 83 . Barcelona: Tusquets. Naperville (IL US): Sourcebooks. H. (1974).Nos. Marco Polo. P. E. On SelfOrganizing Systems and Their Environments. (1988). S. (2001). Sears. F. Madrid: Taurus. (2000). Thorpe.

.

Problemas .

.

Abstract The controversy maintained in the first third of the XX century between evolutionists and creationists. There will be specifically analyzed the notions of 'adaptation' and 'design'. In this article it is intended to examine the logical force of the reasonings adduced by both parts. 18 y 19 • 2008 • Págs. Óptica y Tecnología Electrónica. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX . Específicamente se analizarán las nociones de 'adaptación' y 'diseño'. adaptation.es 87 . 1 Licenciado en Bioquímica por la Universidad de Valencia y en Física por la UNED. 87-106 Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica Rafael Andrés Alemañ Berenguer1 Resumen La controversia mantenida en el primero tercio del siglo XX entre evolucionistas y creacionistas ha sido reemplazada desde la década de 1990 por la confrontación con quienes apoyan el llamado Diseño Inteligente. Universidad Miguel Hernández (Alicante). Ciencia de Materiales. Key Words: evolution. intelligent-design. aunque los sistemas biológicos aparentan estar asombrosamente bien adaptados. complexity. En este artículo se trata de examinar la fuerza lógica de los razonamientos aducidos por ambas partes. División de Óptica. Miembro del Grupo de Biomateriales. así como la supuesta necesidad de un diseñador externo para explicar la existencia de sistemas complejos. adaptación. has been replaced from the decade of 1990 by the confrontation with those in favour of the so-called Intelligent Design. even though biological systems appear to be amazingly well-fitted. lógica.Nos. diseño inteligente. complejidad. adecuación. as well as the supposed necessity of an external designer to explain the existence of complex systems. Dpto. It will be proved that there exists no logical necessity of that designer. fitness. logics. Email: infoquark@terra. Palabras clave: evolución. También se demostrará que no existe necesidad lógica alguna de ese supuesto diseñador.

Los principios de la ciencia son hipotéticos en la medida en que se hallan sujetos a permanente revisión y mejora. Es por esto que sería necio contemplar nuestro mundo de manera finalista y admirarse de lo favorable de sus condiciones para la vida. no obstante. en pocas palabras. en tanto que atribuye a las regularidades de la naturaleza un carácter que no poseen. siendo llamado por ello 'argumento cosmológico'. la cantidad 88 . sobresale la controversia entre quienes sostienen que la complejidad de los organismos vivos surge de procesos puramente naturales. Los llamados 'creacionistas' a comienzos del siglo XX se transmutan en los defensores del 'diseño inteligente' a finales de ese mismo siglo y comienzos del siguiente. así que parece lógico esperar después de todo que los seres vivos estén tan adaptados a sus circunstancias como en realidad lo están. Mas lo que no ha cambiado en ella es la premisa de que 'toda ley precisa un legislador'. pues serían las prescripciones de la divinidad las que nosotros interpretaríamos como regularidades naturales. se debe a la voluntad de un Creador omnipotente. de lo que se desprende que el argumento cosmológico disfraza de nuevo un razonamiento circular. y son descriptivos porque el científico trata únicamente de explicar los hechos cuyo acaecimiento él observa. Uno de los más usados se apoya en la presunta excelencia de las leyes naturales. Introducción: el argumento del diseño cósmico Entre las discusiones más profundas e interesantes de las suscitadas por los fundamentos epistemológicos de la biología evolutiva. El argumento cosmológico viene a decirnos. desde las galaxias hasta las partículas elementales. para empezar. que el orden existente en la naturaleza. que esa máxima primordial es de por sí defectuosa. muy fácil de parodiar. Puede señalarse. Sólo desde el punto de vista de un Dios creador tendría significado hablar de leyes. de la cual se pasa a deducir el resto del argumento. Los hombres de ciencia no dictan a su antojo qué es lo que ha de ocurrir. La exquisitez de la adaptación entre las condiciones de nuestro planeta y los seres que lo pueblan es. Esta línea de razonamiento ha variado en el transcurso del tiempo con el objeto de adaptarse a los continuos descubrimientos científicos. Desde luego. En ambos casos se trata siempre de buscar argumentos que demuestren la imposibilidad de explicar el orden existente en la naturaleza sin apelar a una actuación externa y deliberada. Pero justamente es la existencia de Dios lo que se busca probar con base en esas leyes.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica 1. Las leyes humanas son categóricas y normativas mientras que las leyes naturales son hipotéticas y descriptivas. La vida evoluciona para adaptarse al entorno que la envuelve. y sólo por un abuso del lenguaje se acostumbra a usar la expresión 'leyes de la naturaleza'. y es en ese sentido en el que el término 'ley' resulta terriblemente inadecuado. la distancia al Sol y el clima son los apropiados. y quienes quieren ver en ello una intervención sobrenatural.

se replica con frecuencia que las objeciones precedentes sólo son válidas para situaciones locales -como la emersión de la vida en un lugar u otro- mas no lo sería para la cuestión global de por qué existe en el universo el tipo de orden que podemos constatar en las leyes físicas. en su libro Teología Natural (1802). y pasar de ello a inferir la existencia del Creador. p. pues la complejidad de cualquier organismo vivo sobrepasa con creces la del más perfecto mecanismo de relojería. Parece razonable postular que toda ordenación compleja implica una planificación o diseño. compendió esta línea argumental en uno de los más contundentes desafíos a los escépticos religiosos: Supongamos que al pasear por el campo me tropiezo con una piedra y me pregunto cómo llegó hasta allí: puedo responder que. 5) De ello el reverendo Paley deduce que el conjunto de los seres vivientes -y el hombre entre ellos. dados los procesos físicos que conocemos en la naturaleza. no debemos extrañarnos de que la vida surja donde sea máxima la probabilidad de su aparición. a diferencia de la piedra. la composición química del planeta es lo suficientemente variada. cualquier otro planeta en esta u otras galaxias podría hacerlo. la piedra ha permanecido allí desde siempre. dado que no tengo razones para pensar lo contrarío. que de acuerdo con mis conocimientos. el reloj podría haber estado eternamente allí). todos los programas de contacto radio-astronómico con civilizaciones extraterrestres parten del supuesto de así ha sido. por definición. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.ha sido creado por un diseñador inteligente. Nótese que el llamado 'argumento del relojero' consta en realidad de dos partes: 1) El delicado mecanismo de un reloj. 2. De un modo u otro queda claro que. 89 . Difícilmente se podría aceptar la repuesta que he dado antes (es decir. ¿Por qué no es aceptable esta repuesta en el caso del reloj si lo es en el de la piedra? (Paley & Paxton. IX . El teólogo William Paley (1743- 1805). De no haber presentado la Tierra estas condiciones favorables. emergerá -si es que lo hace. ha de ser producto de un diseño deliberado. Esta versión fuerte del argumento cosmológico merece una consideración mucho más cuidadosa que la anterior. Pero supongamos que encontrara un reloj en el suelo y me preguntase cómo llegó hasta allí. restringida a la adecuación de nuestro planeta para la vida.Nos. No sería quizá fácil demostrar lo absurdo de esta respuesta. 2003.en aquellos planetas que sean aptos para sostenerla. 87-106 de oxígeno y de agua son las pertinentes. El 'argumento del relojero’ Sin embargo. La vida. De hecho. no puede deberse tan sólo al mero concurso de las fuerzas naturales. pero esto no es motivo para que nos inquietemos por esa feliz serie de coincidencias. 18 y 19 • 2008 • Págs.

Su respuesta. 3) Por consiguiente. viene a decir que el razonamiento de Paley obtiene su poder de persuasión de la analogía entre los mecanismos de relojería y los sistemas biológicos. empero. el de nuestro planeta. tampoco es imperativo someterse sin escapatoria a la conclusión de Paley. cuya agudeza intelectual siempre fue universalmente reconocida.de que la conclusión se funda en un solo caso conocido. Ahora bien. A fin de garantizar que los organismos vivos de nuestro mundo son resultado de un diseño inteligente. que a su juicio era la del diseñador sobrenatural. la última de las cuales era precisamente una elaboración de las idea del diseño que más tarde sería recogida por Paley. advirtió otra debilidad de este argumento en el hecho -ya mencionado al descomponer más arriba el argumento de Paley. las analogías son tanto más convincentes cuanto más semejantes resulten los objetos comparados. no tuvo en cuenta la subjetividad de la decisión sobre cuáles de las diferencias entre los objetos comparados son relevantes para el propósito de la analogía.sobre la actuación de las fuerzas naturales. El argumento del relojero no era en realidad tan novedoso en tiempos de Paley y Hume. publicada tras la muerte del filósofo (1776). abandonados a sí mismos. que los aspectos que manifiestan la disparidad entre un reloj y un organismo vivo -tantos como se desee. no estamos obligados a aceptar la consecuencia. David Hume (1711- 1776). Cabría aducir. El teólogo inglés y sus seguidores pensaban que el argumento del diseño consistía tan solo en escoger la explicación óptima. El punto primero esconde una extrapolación injustificada -al menos en tiempos de Paley. es que él desconocía un mecanismo por el cual los procesos físicos. Y al final el resultado de la controversia volvería a ser materia de gusto y opinión. Ya aparecía en la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino (12251274). Hume. deberíamos haber comprobado la actuación de ese mismo diseñador en otros mundos con los cuales compara el 90 . por ejemplo. Pero aún concediendo esto. Y ahí reside la clave de su refutación: los organismos vivos son demasiado diferentes de los relojes para admitir la legitimidad de la analogía en la que Paley se apoya. Luego. al rechazar la premisa. pudiesen lograr construcciones de complejidad comparable a los entresijos de un buen reloj. Santo Tomás ofrecía al lector cinco vías para la deducción racional de la existencia de Dios. Hume. la vida muestra también la huella de una planificación intencionada atribuible al divino creador.no son verdaderamente pertinentes para el asunto del debate. quien a su vez reunía líneas dialécticas que se remontaban a Platón y Aristóteles. La refutación más famosa del argumento del relojero vino de la pluma del gran filósofo británico del escepticismo.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica 2) La materia viva exhibe una complejidad inconmensurablemente mayor que la de un reloj. En su obra magna. Todo cuanto el teólogo británico hubiese tenido derecho a decir.

pues en cada etapa del proceso la selección natural retiene los cambios ventajosos y elimina los desfavorables. No estamos obligados a escoger entre el azar y la benevolencia creativa de un diseñador inteligente desde que Darwin nos ilustrara la potencia de la selección natural como mecanismo moldeador del cambio en los seres vivos. El 'diseño inteligente’ El mismo argumento de Paley late bajo las prédicas de los modernos creacionistas. La sucesión de descartes -digámoslo así.cuya equivalencia esencial no es en absoluto evidente. para desacreditarla. por lo cual no cabe suponer que se originasen mediante pequeños 91 . Paley pudo estar en lo cierto al suponer que su argumento implicaba escoger la mejor explicación disponible. No es fruto del azar la acumulación de mutaciones beneficiosas para el organismo que las posee. Esta respuesta de Hume sí que resulta devastadora para la posición de los adalides del diseño deliberado. La selección natural actúa a modo de relojero ciego.permite que finalmente obtengamos la mejor mano posible (no la mejor imaginable) de entre todas las que cabría conseguir con la baraja genética existente. recordar que los científicos hallan convincentes explicaciones basadas en hechos singulares ocurridos una única vez sobre la Tierra (como la extinción masiva de los dinosaurios por un impacto cometario). y propugnaron esta vez una curiosa puesta al día de las ideas de Paley.Nos. IX . entre otras cosas para asegurarnos de que realmente las fuerzas naturales ciegas son incapaces de configurar mecanismos como el de las relojerías. quienes a partir de la década de 1990 decidieron presentarse ante el público incauto con un aspecto doctrinalmente más aseado. 87-106 nuestro. 18 y 19 • 2008 • Págs. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Esas explicaciones se admiten porque en ellas. En nuestros días disponemos de una réplica mucho más inmediata y definitiva para las argucias dialécticas de Paley. como adujo Richard Dawkins en la celebérrima obra a la que esta expresión dio título (1993). No basta. no entran en juego poderes sobrenaturales. 3. como sí ocurría en el caso de una inteligencia diseñadora de las formas vivas. La primera de ellas es que algunas estructuras o procesos en la naturaleza se caracterizan por una 'complejidad irreducible'. La hipótesis del Diseño Inteligente se basa en dos premisas relativas a la configuración del universo y de la vida. a la que denominaron 'Diseño Inteligente'. De nuevo trataron de hacerse pasar por auténticos científicos. pese a su carácter único y contingente. pero su atractivo se basaba en la pura analogía entre elementos -objetos inanimados y seres vivientes.

Behe pertenece a ese sector de los creacionistas que dicen no rechazar la teoría de la evolución en su totalidad. Pero encuentra un escollo insalvable para la evolución en el ámbito de la bioquímica molecular. Behe se maravilla ante la complejidad de las delicadas arquitecturas moleculares que se conciertan en el interior de las células para producir. digamos. Muy sucintamente explicada. A su parecer.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica cambios a través de largos períodos de tiempo. Sólo cabe deducir de ello. la cual sería la explicación darwinista más simple. profesor de bioquímica en la Universidad de Lehigh. O en otras palabras. La noción básica de estos nuevos creacionistas -expuesta con brillantez en el libro de Behe. escribió La caja negra de Darwin (1996). Fundamentado en estas ideas. Michael Behe. esta idea concierne al tipo de complejidad molecular y bioquímica que poseen los seres vivos. Acepta. Su segundo postulado consiste en que algunas estructuras o procesos existentes en la naturaleza son expresiones de una 'programación específica compleja' que solamente puede ser debida a una entidad planificadora con inteligencia. La buena acogida que disfrutó por parte de un sector de la crítica y el engañoso atractivo de sus argumentos lo convirtieron en un éxito de ventas entre un público mayoritariamente indocto en cuestiones biológicas. una inteligencia consciente (entiéndase esta expresión en el sentido de básicamente un 'poder sobrenatural') hubo de intervenir en algún instante con el propósito de crear este grado de complejidad en los organismos vivos. o la sucesión de reacciones químicas coordinadas que obran en la coagulación sanguínea. supuestamente inexplicable sobre la única base de variaciones aleatorias y selección natural. que tales sistemas existen porque son el resultado de una intencionalidad consciente capaz de diseñar su estructura y proporcionarles su complejidad inherente. la existencia de tan exquisita complejidad es en sí misma una evidencia concreta de diseño inteligente. Con un amago de prudencia. la evidencia de cambios evolutivos de pequeña escala que se dan continuamente con el paso de las generaciones en las poblaciones de cualquier especie. este autor finaliza en este punto su razonamiento. concluye Behe.es la complejidad irreducible antes mencionada. quizás no del todo sincera. la secuencia de reacciones químicas encadenadas responsables del movimiento del flagelo en los espermatozoides. a partir de la selección de mutaciones y recombinaciones genéticas. Behe aduce que estos procesos moleculares altamente complejos no pueden ser un mero resultado de mecanismos evolutivos aleatorios. Es entonces cuando podemos situar el comienzo de la contienda entre los defensores del Diseño Inteligente y el evolucionismo científico. En su 92 . por ejemplo.

El conocimiento científico que la humanidad acumula sobre la naturaleza aumenta de continuo. tratan de imponerle sus ideas preconcebidas de una creación divina bajo el manto del diseño inteligente. una desviación ocasional de las leyes establecidas por la ciencia. Si la tentativa es nuevamente infructuosa. y asimismo sucede con los procesos evolutivos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.a todo proceso natural que consiste. pues el cambio evolutivo se da con total autonomía dentro de sus propios mecanismos. la ciencia puede inferir la actuación de un diseñador en la naturaleza. Los especialistas conocen muy bien la enorme complejidad que los mecanismos evolutivos naturales pueden generar. que transcurre durante extensísimos períodos de tiempo a lo largo de generaciones en toda población de individuos con variación genética. por medio de una combinación de alteraciones fortuitos en el material genético y de procesos altamente selectivos -no aleatorios.Nos. nos veremos forzados a reconocer en ese aspecto de la naturaleza la huella de un diseñador inteligente dotado de intenciones conscientes (1998). sin que haya motivos para pensar que la complejidad de los sistemas moleculares sea de distinta índole. Cuando la respuesta es negativa pasamos al siguiente estadio. sin necesidad de apelar a la intervención externa de un diseñador inteligente. Tanto Dembski como Behe admiten que la evolución pueda ser responsable de las características de la vida en todos los niveles de organización. Todo cuanto sabemos hasta ahora apunta en la misma dirección: la evolución es una propiedad básica de todos los organismos vivientes. Pero las variaciones futuras carecen de una orientación predeterminada. en dos preguntas. arguye Dembski. pero ello no la faculta para determinar la clase de entidad inteligente responsable del diseño. con excepción del nivel molecular interno a las células. Los cambios posibles en cualquier instante se hallan restringidos y encausados por la historia previa de cambios evolutivos ya acaecidos. 87-106 opinión. esencialmente. IX . Pero su error metodológico es el mismo: incapaces de concebir las magnificente complejidad del mundo natural sin una intervención intencionada. matemático y filósofo asociado con el Discovery Institute de la escuela de Diseño Inteligente. 18 y 19 • 2008 • Págs. sostiene que debemos aplicar un criterio de selección -él utiliza la palabra 'filtro'. que sería el intento de explicarlo como un incidente al azar. William Dembski. Se trata una vez más de la tan manida falacia lógica de considerar que la ausencia de pruebas es prueba de ausencia: de nuestra ignorancia actual sobre la explicación de un fenómeno no se sigue necesariamente que dicho fenómeno sea inexplicable en sí o producto de un diseño consciente.como la selección natural. El hecho de que la 93 . La primera de ellas es si el proceso en cuestión se puede explicar con nuestro conocimiento actual de las leyes naturales.

Behe y Dembski también especulan con la posibilidad de que el diseñador inteligente -fuera ello lo que fuese. esa complejidad irreducible constituye el testimonio de cargo a favor de un diseño inteligente. dejando después que la evolución procediera según su curso. y sus interacciones finamente concertadas.insertase en las primeras células vivas sobre la Tierra la información molecular necesaria para llegar a construir con el tiempo todos los sistemas bioquímicos complejos que hoy existen en diferentes organismos. no nos obliga adjudicarle un origen sobrenatural. porque ese sistema precursor simplemente no funcionaría. A ojos de estos nuevos creacionistas. de modo que la ausencia o descoordinación de uno solo de esos componentes torna inservible el sistema en su conjunto. no puede haber evolucionado a partir de una secuencia con ocho o nueve etapas de reacción. diez reacciones químicas sincronizadas para cumplir una función. El defecto fatal de esta hipótesis se relaciona con las mutaciones fortuitas que inevitablemente sufre el material hereditario cuando se transmite de generación en generación. ya que esos cambios no repercuten en ventajas ni desventajas competitivas. al mismo tiempo. En su opinión. Es por ello inconcebible que ocurran suficientes mutaciones al azar para configurar un sistema tan complejo de una 94 . Esta mayor velocidad de cambio en los genes inactivos tiene una sencilla explicación evolutiva: la selección natural no actúa sobre modificaciones en genes latentes que todavía no se expresan en un organismo. Y exponen un ejemplo seductor: si un aspecto del metabolismo celular necesita. La acumulación a largo plazo de esas mutaciones altera las instrucciones genéticas básicas de cualquier organismo con respecto a las de sus predecesores remotos. Es más.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica naturaleza nos parezca maravillosa en su funcionamiento y complejidad. Los organismos irreduciblemente complejos son aquellos que requieren unos componentes mínimos para ser funcionales. En consecuencia. como los que activan y desactivan multitud de mecanismos genéticos o celulares. digamos. Desde ese punto de vista se supone que la información genética preinstalada (a la cual no se recurriría durante cientos de millones de años) permaneció en estado latente gracias al control de un gen regulador. se sabe por experiencias de laboratorio que los genes reguladores inactivos -como el imaginado por estos autores. las mutaciones aleatorias jamás podrían haber engendrado todos los componentes de un sistema complejo.muestran una tasa de mutación más elevada que los genes activos. si un diseñador inteligente hubiese preprogramado la información necesaria hace más de cuatro mil millones de años en los primeros organismos vivos. es del todo imposible que las instrucciones genéticas asociadas con la complejidad bioquímica posterior se hubiera conservado intacta en su estado original.

o modelar caracteres que cumplan funciones enteramente distintas. Las variaciones genéticas previas pueden generar funciones limitadas pero ventajosas para los organismos. 18 y 19 • 2008 • Págs. lo cierto es que algunas proteínas del flagelo en los espermatozoides sí resultan funcionales separadas de ese orgánulo. Acogiéndonos al ejemplo que Behe nos propone. IX . publico en 2003 un magnífico trabajo donde demostraban el curso evolutivo que duplicó. es posible mostrar el modo en que las proteínas evolucionaron hasta ser capaces de desplazarse y transportar productos metabólicos dentro de los compartimentos celulares (Rothman. modificó y reasignó estas proteínas hasta constituir el sistema de coagulación sanguínea en los vertebrados (Jiang y Doolittle. El argumento de todos los simpatizantes del diseño -desde el reverendo Paley hasta Behe o Dembski. Asimismo. Precisamente en relación con ello. un equipo investigador del Centro de Genética Molecular de la Universidad de California en san Diego (La Jolla). 87-106 sola vez. suelen evolucionar de sistemas menos complejos con funciones diferentes. pues. 2003). la evolución tampoco puede generar sistemas irreduciblemente complejos en etapas sucesivas a lo largo del tiempo. Es decir. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. no funcionará y la selección natural lo eliminará. Un sistema bioquímico que no tenga todos sus ingredientes necesarios perfectamente organizados. de la tremendamente más compleja organización que impera 95 . las cuales provienen por modificación evolutiva de versiones similares que aparecen en el sistema digestivo. dado que la selección natural sólo permite sistemas que son completamente funcionales en cada momento.no se sostiene puesto que la selección natural pudo haber preservado los componentes preliminares de cualquier sistema biológico cuando tenían funciones distintas a las que desempeñarían más adelante como parte de un organismo más evolucionado. Además. nuestros conocimientos actuales sobre evolución demuestran que los sistemas complejos con nuevas funciones. Aunque algo de este asunto ya se comentó al tratar los mecanismos embriológicos y la teoría del equilibrio interrumpido en la formación de las especies. afirma Behe. 4. ¿qué decir. numerosas bacterias las utilizan para inyectar toxinas en otras células. Igualmente ocurre con las proteínas de coagulación sanguínea. 1996). Adaptación y diseño Si los minuciosos ensamblajes que requiere un mecanismo de relojería como el del ejemplo de Paley constituyen una prueba abrumadora de diseño inteligente. como una versión primitiva de lo que más adelante sería un carácter complejo. añade Behe.Nos. la selección natural pudo operar sobre estas proteínas cuando realizaban funciones distintas de las que luego acabaron desempeñando en el flagelo espermatozoidal. en contra de las expectativas de Behe.

96 . por supuesto. la interacción gravitacional2 compensó la entropía del equilibrio térmico inicial y posibilitó la aparición de un cosmos como el que hoy conocemos. pero conviene estudiar las cosas con mayor prevención antes de pronunciarse de manera definitiva. esto es. Si el Big Bang hubiese sido caótico -cual sería de esperar en una explosión incontrolada. La explosión primigenia que dio lugar al universo entero fue un acontecimiento singular con características propias que no puede enjuiciarse con los patrones de nuestro sentido común. lo mismo ha de ocurrir con los sistemas físicos.no podemos menos que atribuir un origen sobrenatural al Big Bang. mayor entropía. se nos dice. Los resultados de aumento entrópico a los que nos tiene acostumbrados nuestro entorno diario no son trasladables al Big Bang por la simple razón de que en los sistemas físicos comunes. según la moderna teoría del Big Bang ('Gran Explosión'). motores que se enfrían. se dio un estado de mínima entropía a pesar de la inconcebible violencia del estallido. De acuerdo con esto los creacionistas parecerían estar cargados de razones. ¿no será también producto de un intelecto superlativamente sabio? La respuesta que muchos darían a este interrogante sería un completo asentimiento.el efecto de la gravedad es ínfimo si se compara con otros como la dispersión térmica. Este es un bosquejo a grandes rasgos de lo que sucedió. no el esplendoroso ordenamiento del universo. Un buen ejemplo de este equívoco lo encontramos en que los creacionistas señalan que el origen del universo. Un examen minucioso nos descubre en primer lugar que esta argumentación procede por analogía: puesto que todos los mecanismos complicados que conocemos han sido proyectados por una mente. no resulta entendible sin la intervención divina. de no ser porque la extrapolación que lleva de las explosiones ordinarias al Big Bang es un fraude argumental. a mayor desorden. cuyo estudio originó la ley de la entropía. En el Big Bang. En estos casos - gases que se expanden. Las analogías siempre son arriesgadas ya que se basan en una semejanza más o menos incompleta. los efectos gravitacionales son irrelevantes.difícilmente hubiese producido más que desorden y desorganización. pero evidencia cuánto más costoso resulta comprender la realidad frente a la 2 Concretando para los expertos. en efecto. Empero. máquinas que se desgastan. etc. a causa de la gravitación. las fricciones. Las explosiones naturales sólo engendran ruina y devastación. que es proporcional al grado de desorganización de un sistema físico. por lo cual -sigue el razonamiento. La noción de desorden se describe científicamente mediante una magnitud llamada entropía.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica en el universo?. serían los grados de libertad asociados a la curvatura conforme de Weyl.

aunque ya se apuntan soluciones plausibles. En síntesis. caemos bajo la jurisdicción de la mecánica cuántica. no parece tan intrigante que cuando lo haga se constate que el universo en el que habita es precisamente del tipo que satisface sus necesidades. En la física cuántica las relaciones típicas de causa-efecto carecen de significado salvo en un sentido muy restrictivo. En esos hipotéticos universos no habría nadie que se interrogase acerca del origen y la motivación de las leyes físicas. por muy duro de aceptar que ello fuese para nuestros hábitos mentales. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Es por esto que no sería sorprendente que el origen mismo del universo entrase en esa categoría de sucesos que no precisan causa alguna. cabría decir que el universo en el que estamos viviendo es justamente el universo en el vivimos. un universo organizado conforme a las leyes físicas que conocemos permite la aparición de vida inteligente en algún lugar o lugares de su interior bajo ciertas condiciones. Se trata del mismo razonamiento: no es que el cosmos esté proyectado con el fin de albergarnos. IX . La causa misma de Big Bang está sujeta a controversias.Nos. región ésta de la física en la que el concepto clásico de causación se halla ausente. Expresado de una forma que aclare mejor la tautología subyacente. De idéntico modo como no nos sorprenderíamos de que la vida estuviese tan bien acoplada a las condiciones de la Tierra (puesto que de ser otras las condiciones no hubiese surgido la vida en el planeta). Esta vida inteligente evolucionará con el tiempo hasta alcanzar un nivel intelectual que la capacite para preguntarse por la ordenación cósmica. tampoco debemos hacerlo al contemplar el universo en su conjunto. por lo cual nuestra inquietud por estas cuestiones aparenta ser un tanto 97 . difícilmente habría llegado a ser asiento para cualquier tipo de vida. o en el que las partículas elementales resultasen altamente inestables. Ya que la vida sólo surge bajo determinados requisitos. A poco que se examine es fácil comprender que el principio antrópico es una simple tautología: una proposición cuyo predicado se deduce del sujeto. Un mundo en el que las estrellas y los planetas no llegasen a constituirse. en su versión más aceptada. es que debido a esas circunstancias favorables ha podido brotar la vida en algún momento. 87-106 sencillez engañosa de las tergiversaciones premeditadas. el principio antrópico enuncia que el universo resulta ser tal como es porque si fuese de otro modo no estaríamos aquí para asombrarnos de su ordenamiento. puede considerarse como una extensión de lo discutido con respecto a la adaptación de la vida en nuestro planeta. en el que la gravedad fuese mucho más fuerte o el electromagnetismo mucho más débil. Dado que al retroceder en el tiempo el tamaño del universo disminuye hasta el nivel subatómico. Una controvertida aproximación al problema del orden cósmico nos lo suministra el denominado 'principio antrópico'. 18 y 19 • 2008 • Págs. Este principio. En efecto. lo que ocurre es que dicha argumentación se amplía en el intento de abarcar la relación del hombre con el cosmos.

dicen los críticos. Esta idea fue anticipada en el pasado por algunos pensadores que no le dispensaron la atención dada al principio antrópico a causa de la pobreza de conocimientos disponibles entonces sobre la naturaleza del cosmos. nuestras experiencias se tornarían un revoltijo de sensaciones inconexas. imposibilitándonos a distinguir entre la realidad (si es que la hubiere) y nuestras propias ensoñaciones. que exigen una persistencia en nuestras percepciones. cuya grandeza y majestuosidad no pueden ser resultado del ciego azar. arguyen. Por otro lado. capaz de prescindir de cualquier intervención sobrenatural. El filósofo alemán Kant. sean o no creacionistas. A partir de ello avanzamos hacia la creencia en una realidad exterior a nosotros mismos en relación a la cual definimos nuestro propio 'yo'. y de este marasmo resultaría imposible extraer conceptos tan fundamentales como el de 'objeto material'. garantes de una cierta uniformidad en la naturaleza. Apenas comenzamos a pensar sobre ellas. que la invalidaría para otros fines. En otras palabras. La alternativa sobre la que Kant llamaba la atención hubiese bloqueado este proceso.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica provinciana cuando de contempla desde una perspectiva más amplia. El conjunto de las leyes físicas representa un edificio intelectual demasiado perfecto. Probabilidades A pesar de todo. evadiendo un mundo fantasmagórico mucho más enloquecedor que cualquier fantasía imaginada por Lewis Carroll. la organización del cosmos es demasiado brillante para ser producto de un origen fortuito. vida humana). el hecho de que el principio antrópico demuestre ser tautológico no supone en absoluto un desdoro. el razonamiento del principio antrópico no convence a mucha gente. 5. y esa característica. el principio antrópico les proporciona el argumento definitivo. Es gracias a la existencia de las leyes naturales. Esta objeción gravita por entero alrededor del concepto de 'improbabilidad' y a él habremos de dedicar por unos momentos nuestra atención. que nuestra conciencia puede desarrollarse. por ejemplo. La idea esencial del principio antrópico descansa sobre la estrecha vinculación entre la existencia de regularidades en el comportamiento de la naturaleza (leyes físicas) y la posibilidad de vida autoconsciente (en nuestro caso. En ausencia de cualquier legalidad natural el comportamiento del mundo sería completamente caótico. Una tautología es una afirmación que se contiene a sí misma. advertimos que las ideas de 'probabilidad' e 'improbabilidad' encierran una mayor confusión de lo que a 98 . A cuantos les agrada la imagen de un universo autosuficiente. destacó que el concepto mismo de mundo real quedaría desprovisto de significado de no existir leyes naturales. la convierte en candidata perfecta a explicación de un universo que no precise de nada externo. Gracias a la existencia de regularidades físicas somos capaces de identificar la presencia de 'cosas' que existen con independencia de nuestras impresiones y emociones.

el número de cartas que compone el total de la baraja ni la cantidad de sietes que ésta contiene. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. La expresión 'probablemente cierta' usada aquí no guarda más que una remota relación con el sentido matemático de la probabilidad. es fácil calcular que se trata de uno entre cincuenta y dos. Solo hay un siete de copas (caso favorable) mientras que tenemos un total de cincuenta y dos cartas extraíbles (total de casos posibles) salga lo que salga. la probabilidad de un suceso vienen dada el cociente del número de casos favorables en los que el suceso podría darse. IX . Si alguien que trata de hacer negocios con él nos interroga sobre la fama de honradez de nuestro amigo José Pérez. En la vida cotidiana es palmario que todos nos sentimos más seguros de unas proposiciones que de otras: lo cierto es que se da entre nuestras creencias una relación que podría denominarse 'grado de credibilidad' o 'grado de incertidumbre'. habríamos de efectuar un gran número de extracciones (cuanto más grande mejor). por ejemplo. 18 y 19 • 2008 • Págs. En realidad contestamos con base en una estimación subjetiva de nuestros conocimientos y creencias. Según la célebre definición de Laplace. 99 .Nos. favorables o no. nos vemos inmersos en un panorama muy distinto. siguiendo con el ejemplo anterior. Es entonces cuando procedemos a realizar numerosos ensayos y calculamos la frecuencia con que ocurre el suceso deseado. De no saber. entre el número de casos posibles que podrían acaecer ocurriese o no el suceso deseado. a la que con frecuencia se llama equivocadamente probabilidad. responderemos: “Es muy probablemente cierta”. Hasta aquí todo va bien. Pero cuando abandonamos las pulidas abstracciones de la teoría para adentrarnos en la práctica. En primera instancia podemos dividir las concepciones de la probabilidad en dos grandes grupos: estadística e incertidumbre. En otras ocasiones no nos es dado conocer el número de casos posibles. Si una baraja contiene cincuenta y dos cartas. con lo que debemos emprender otra estrategia. De las cosas que nos parecen altamente creíbles decimos que son 'muy probables' y viceversa. todos ellos a su vez sujetos a su propia incertidumbre. 87-106 primera vista parecía. Esta es la definición laplaciana de probabilidad apriorística. comprobaríamos que el siete de copas aparece con bastante aproximación una vez de cada cincuenta y dos. En teoría. A esto se le llama la frecuencia relativa del suceso tratado. independientemente del significado matemático de la noción de probabilidad. El concepto estadístico de probabilidad es el mejor conocido de los dos y el susceptible de ser formulado con mayor precisión. a tenor de lo cual calcularíamos el cociente del total de veces que sale un siete en relación al número de extracciones llevadas a cabo. en tanto que nos movemos en el terreno de la probabilidad estadística con la espléndida pulcritud de la que goza toda rama de las matemáticas. y para una serie muy grande de ensayos. y queremos saber la probabilidad de sacar un siete de copas.

no disponemos de una colección de universos realmente existentes cuyas características estudiar y en referencia a los cuales determinar la improbabilidad del nuestro propio.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica Nos enfrentamos ahora al nudo de la discusión en el tema que nos ocupa. Si mal nos fue al aplicar la noción intuitiva de probabilidad. Únicamente en los cuentos de hadas es que palacios. El término 'demasiado improbable' introduce en el debate un matiz emocional que no resulta sencillo de concretar. Esta falacia se pone en evidencia en cuanto advertimos la insuficiencia de nuestro sentido común para enfrentarse en solitario a los problemas cosmológicos. Como es bien sabido. típica entre los creacionistas. peor nos irá con la concepción estadística. Si nos decidimos a aplicar la versión intuitiva de probabilidad como grado de incertidumbre. nos encontramos con que los prejuicios intelectuales en los que se cimentan nuestras creencias cotidianas no son válidos en el nivel cosmológico. castillos y toda clase de objetos aparecen surgidos de la nada ante los ojos de los individuos. Y como en el ámbito de nuestra existencia todo mecanismo complejo exige un diseño previo. En la vida real. Una vez hemos asumido que los prejuicios psicológicos engendrados por la vida corriente son inaplicables a estos asuntos. nos encontramos dispuestos a creer que la complejidad del cosmos requiere también una intencionalidad diseñadora por parte de algo o de alguien. se halla expuesta a las mismas objeciones que las consideradas antes. 100 . la perplejidad desaparece o por lo menos se amortigua. La frase “Es demasiado improbable que el universo que conocemos no sea producto de un diseño inteligente”. Esto es análogo a lo que se discutió con respecto al argumento del relojero y el sentido común. o bien de realizar numerosos ensayos experimentales. nos sentimos irresistiblemente inclinados a creer que en todos los niveles de la naturaleza ocurre igual. la improbabilidad de que el orden cósmico haya surgido sin necesidad de intervención externa. si una persona desea construir una cabaña sabe que habrá de trabajar duramente para conseguirlo o pagar a otros para que lo hagan por él. Este tipo de probabilidad solo posee un significado claro en tanto que sea factible estimar el cociente de los casos favorables entre los posibles. Puesto que en el rango de sucesos físicos en los que se desenvuelve la humanidad domina el desorden espontáneo. Esta circunstancia constituye una parte tan integrante del pensamiento ordinario que ha llegado a enquistarse en nuestra psicología hasta un punto que es difícil de reconocer. Ciertamente no es ese nuestro caso.rige despóticamente el mundo físico a escala humana. en ningún caso la verá edificarse súbitamente ante sí. esto es. esto se debe a que la segunda ley de la termodinámica -la ley de la entropía.

Es a causa de esa extrema pequeñez probabilística (además de por el premio. Cuanto mayor sea la finura con la que analizamos los hechos. Efectivamente. el hecho en sí no tiene mayor trascendencia desde el punto de vista estadístico: se trata de un caso aleatorio más. 87-106 Existe otro argumento repetidamente usado por los creacionistas que tiende a enmascarar de igual manera el concepto genuino de probabilidad. 18 y 19 • 2008 • Págs. Y la esterilidad de sus esfuerzos nos exime de tenerlos en cuenta en nuestros comentarios. Por muy afortunado y feliz que sea desde la perspectiva del agraciado. veinte millones de participantes. mientras que otros no vean en lo acontecido más que un suceso aleatorio cualquiera. Se trata de la 'falacia del razonamiento a posteriori'. entre el ajuste derivado de la adaptación espontánea y el que se desprende de un 101 . estando todos los participantes en las mismas condiciones. Toda vez que la probabilidad en cualquiera de sus acepciones es un propiedad de las relaciones entre sucesos. IX . todo lo conmovedora que se quiera pero básicamente irrelevante. exige un cuidado que generalmente no se muestra.Nos. no nos es fácil librarnos de una extraña incomodidad interna. en el caso citado la probabilidad de ganar es de uno entre veinte millones. claro está) por lo que el triunfo en los juegos de azar es tan celebrado. 6. Dicho esto. cual es la existencia de nuestro universo. Algo grita en nuestro interior que hay una diferencia. cualquier aclamación a lo asombroso o improbable que pueda parecer la estructura interna de las leyes naturales queda reducido a una simple manifestación emotiva. El jugador sabe que las probabilidades de victoria en el sorteo son minúsculas. Un número tan sumamente pequeño puede inducir al ganador a sentirse señalado por el dedo de Dios. no hay método concebible por el que pueda cuantificarse la 'improbabilidad intrínseca' de un suceso aislado. digamos. sin que ello encierre por sí mismo ningún significado trascendental. siendo éste un empeño al que se dedica infructuosamente una legión de adivinos desde la invención de las loterías. De todas maneras. Lo extraordinario hubiese sido predecir el número ganador con antelación. los creacionistas no cejan en asignar una gran improbabilidad al universo como tal sin comprender la inutilidad de sus tentativas. difusa pero auténtica. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. La clave aquí está en que carece de sentido el intento de estimar la probabilidad o improbabilidad de un suceso una vez que éste haya tenido lugar. pero también sabe que al fin y al cabo alguien debe resultar ganador. juzgará acertadamente que la probabilidad de recibir el premio era en verdad ínfima. Especular sobre el grado de improbabilidad de una cadena de sucesos que ya han tenido lugar. Un poco de lógica A pesar de todo. Una persona que resulte agraciada por la lotería en un sorteo en el que hay. tantas más circunstancias particulares encontraremos que podrían haber sido de otro modo.

Sustituyendo en nuestra función vemos que 'la llave está adaptada a la cerradura'. Igualmente ocurre en la relación de algunas especies animales y vegetales con su entorno: los seres vivos se amoldan paulatinamente al medio ambiente y. El punto crítico de nuestra disquisición radica en advertir que la propiedad crucial de esta función es la simetría de la relación que representa. pero en este caso la diferencia capital estriba en que no es 102 . con cierta laxitud). Por el hecho de albergar seres vivos el planeta no ha variado la inclinación de su eje. Es necesario destacar que es indiferente a efectos de nuestra discusión si el acoplamiento mutuo se da realmente o no. en el que un hipotético observador externo carente de conocimientos científicos podría dudar de si el hombre se ha adaptado a su entorno o ha sido el planeta el que ha sido proyectado para acoger al hombre. De acuerdo con nuestros propósitos. las condiciones de nuestro planeta es un buen exponente de ello. el resultado final del proceso ha sido un estado de adaptación conjunta. tenemos que si 'x está adaptado a y' ha de cumplirse necesariamente que 'y está adaptado a x' (entendiendo aquí la adaptación. El caso de la adaptación de la especie humana. dos argumentos. Como existen muchas parejas de elementos mutuamente adaptados. También se trata de una relación diádica. no nos es dado fijar inicialmente ninguno de los dos términos. tomando como referencia el significado de 'adaptación' en el sentido amplio usual en biología. Si lográsemos aquilatar esa distinción seguramente seríamos capaces de comprender entonces esa irrefrenable tendencia que nos empuja a atribuir una intencionalidad a todo ajuste mutuo. 'la cerradura está adaptada a la llave'. la propia presencia de estos organismos modifica correlativamente el entorno. Procedamos ahora a hacer lo propio con el concepto de 'diseño'. Esto es. buscaremos una función proposicional que exprese una relación de adaptación mutua entre dos términos. si y solo si. Lo único importante es que el ajuste se produzca de manera adecuada tal que al final exista un acoplamiento mutuo perfectamente simétrico. Sin embargo. La evolución de la especie humana sobre la corteza terrestre no ha modificado para nada las características básicas de nuestro mundo. La relación diádica más simple que cumple nuestros propósitos es 'x está adaptado a y'. Por analogía con lo efectuado hasta aquí. Nuestra función proposicional incluirá pues. hay que repetirlo. parece aconsejable utilizar una función proposicional de la forma 'x está diseñado para y'. ¿Es posible caracterizar con métodos lógicos los términos de este problema? El esclarecimiento deseado comienza en cuanto usamos el concepto de adaptación mediante una función proposicional. El ejemplo más claro de estas proposiciones lo hallamos en la correlación entre una cerradura y la llave que la abre. a su vez.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica diseño intencionado. su velocidad de rotación o la composición de sus materiales.

la componente intencional que junto con la adaptación simple constituye el diseño. en referencia a ésta última noción cabe establecer que si 'x está diseñado para y' implica que 'y está diseñado para x' es falso. Tanto las elevaciones montañosas como las precipitaciones de nieve son fruto de fenómenos naturales escasamente misteriosos. su tamaño. En el diseño siempre hay implícito un aspecto intencional en un sentido de la relación que no se da en el sentido inverso. las laderas nevadas no han sido diseñadas por nadie con la intención de hacer felices a los esquiadores.Nos. que 'estar diseñado para' es una relación más restrictiva que 'estar adaptado a'. no parece igualmente lícito decir que las montañas nevadas se diseñaron para permitir que los esquiadores se deslizaran por ellas. IX . no toda adaptación implica diseño: nadie ha diseñado los picos de los pájaros carpinteros con el fin de facilitarles la perforación de la madera. sin que éstos aparenten estar ligados a la afición de los esquiadores por lanzarse ladera abajo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. (2) Los elementos del diseño forman un subconjunto de los de la adaptación. presente en todo diseño pero no en toda adaptación. 18 y 19 • 2008 • Págs. Está justificado decir que los esquíes se diseñaron para deslizarse por las pendientes nevadas de las montañas. Así pues. por tanto. su perfil y otras muchas características de un par de esquíes muestran con claridad este propósito. Los esquíes han sido fabricados para acomodarse a una condición preexistente -las laderas nevadas. El ingrediente de intencionalidad. precisa además de la faceta intencional. y no la segunda. Por contra. En cambio. (3) La relación de adaptación es simétrica entre dos elementos. (4) La condición de intencionalidad no es simétrica. 103 . pues la primera. Asimismo. además. es el que convierte el concepto de diseño en una relación en cierto modo asimétrica. (5) La relación de adaptación mas la condición de intencionalidad constituyen la relación de diseño. Todo indica.mas no al revés. es preciso notar que toda relación de diseño implica adaptación en tanto que se da un ajuste entre las propiedades de los términos involucrados (la adecuación entre las propiedades de rozamiento de la nieve y el esquí permite un buen deslizamiento). 87-106 simétrica. Visualizaríamos mejor la situación si imaginamos la adaptación como un conjunto de relaciones entre las cuales unas cuantas forman un subconjunto caracterizado por poseer. En resumen: (1) Para todos los elementos de la naturaleza definimos las relaciones de adaptación y diseño.

en fin. C' es el subconjunto donde la adaptación mutua de los elementos exhibe intencionalidad. Behe y Dembski. La axiomatización lógica informal en la que se define el predicado conjuntista. A. y C xDy xAy xIy Intuitivamente C representa el conjunto de todos los elementos de la naturaleza. nos parece dolorosamente difícil separar ambos tipos de relación. I y A tales que (1) X = < C. I es la relación que define dicha intencionalidad de un elemento hacia otro. La razón por la cual nos resulta tan difícil admitir que una estructura compleja de partes bien ensambladas no sea consecuencia de una planificación deliberada. y C' x I y ¬yIx (5) x. Este es el error lógico que ha quedado bien patente: todo diseño requiere adaptación mas lo recíproco es falso. Dicho de otra manera. C'. y C xAy yAx (4) x. se realiza del siguiente modo: X es un sistema de relaciones 'adaptación-diseño' si.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica Intentemos un breve ensayo de esquematización de lo dicho hasta ahora. simboliza la conjunción que en castellano se representa por la 'y' griega. I > (2) C = 0 C' = 0 / C' C (3) x. y. A es la relación 'estar adaptado a'. obligando al ser humano a moverse inevitablemente en un mundo de relaciones de 'diseño'. es el símbolo lógico que expresa negación. Al encontrarse tan arraigada la costumbre de asociar adaptación e intencionalidad (A e I). la doble flecha indica doble implicación ('si y sólo si'). con lo que nos sentimos propensos a extender la intencionalidad a cualquier tipo de adaptación. que solo cumplen en la práctica los elementos de C' aunque se haya generalizado el planteamiento para todo C. es el hecho de que la segunda ley de la termodinámica impera en la naturaleza a escala media. tal es exactamente el caso de Paley y sus acólitos. hay C. 104 . D es la relación 'estar diseñado para'. y solo si. Esta circunstancia ha calado tan hondo en nuestro subconsciente que nuestros hábitos mentales son enormemente renuentes a aceptar una correcta adaptación mutua sin diseño. la totalidad de los sucesos perceptibles por el hombre pertenecen al subconjunto C'.

es ahora analizable a la luz de nuestro tratamiento lógico. Pero es de esperar que quienes defienden posiciones más racionales se sientan reforzados con intentos de aclaración como el que aquí se propone. no se conmoverán por muchos argumentos lógicos que les sean presentados. infringiendo el axioma 4. manifestando que 'es evidente que la nariz ha sido diseñada para sostener las gafas'. los enemigos del método científico en general. la prefecta adaptación de la trompa del oso hormiguero al régimen alimenticio de su dueño. En lo que siempre ha residido la persuasión del argumento cosmológico es en su extensión de la intencionalidad a aquellas relaciones que no la poseen (es decir.el significado de las relaciones de adaptación y de diseño. digamos. y de la evolución biológica en particular. atribuyendo la propiedad de simetría a una relación. A éstos últimos se les agrupa bajo la relación que denominamos 'diseño'. IX . Nuestra discusión lógica acerca de la adaptación y el diseño no trata de ser una formulación definitivamente aclaratoria del problema. 105 . Voltaire detectaba intuitivamente la falacia y respondía humorísticamente.Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs. sino un intento de precisar conceptos y relaciones más fácilmente intuidos que concretados. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Hemos concluido que en el conjunto de todos los elementos de la naturaleza (personas. Sin ninguna duda. La grandeza y el mérito de Darwin se hallan en haber ofrecido el primer mecanismo verosímil por medio de la selección natural. Todos sabían que las gafas se construían partiendo de la anatomía nasal. esto es. al exigir asimismo la condición de intencionalidad. pero a nadie se le ocurría un proceso que diese cuenta de. 87-106 El conocido comentario de Voltaire. un subconjunto de los sistemas adaptativos posee también un aspecto de intencionalidad en el acoplamiento de sus propiedades. Esta propiedad es más restrictiva que la de 'adaptación'. La primera de ellas abarca un amplísimo número de sistemas cuyos componentes muestran una correlación de propiedades mutuas tal que se produce una adecuación entre ambos. como la intencionalidad. Conclusiones Hasta cierto punto hemos expresado lógicamente -con todas las matizaciones que se quiera. El principal escollo se les presentaba a los críticos del plan divino a causa de su incapacidad para concebir un mecanismo adaptativo que no requiriese una dirección intencional. infringen el axioma 2 y toman el subconjunto C' como si fuese todo C). 7. que no la posee. mediante el cual se burlaba del argumento del diseño. animales y cosas) es posible definir dos relaciones que denominamos 'adaptación' y 'diseño'. Por otra parte.

The Design Inference. Cambridge: Cambridge University Press. Dawkins. W. New York: The Free Press. & Doolittle. Jiang. Barcelona: RBA. (2003). Whitefish (MTUSA): Kessinger Publishing.F. (1996). Y. Hume. “The protein machinery of vesicle budding and fusion”. El relojero ciego. 5: 185194. 100: 75277532. W. M. London: Penguin Books.E. (2003). J. Rothman. Dialogues concerning natural religion. Darwin's Black Box. J. D.Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica Referencias Behe. &. R. Natural Theology. R. Paley. Protein Science. 106 . “The evolution of vertebrate blood coagulation as viewed from a comparison of puffer fish and sea squirt genomes”. or Evidences of the Existence and Attributes of the Deity Collected from the Appearances of Nature. Dembski. (1990 [1779]). (1993). (1998). Paxton. (1996). Proceedings of the National Academy of Sciences.

diseño inteligente. evolución. fact that collapses against clear principles of evolution science. Key Words: materialism. universo. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. idealism. creationism.com 107 . evolution. universe. creacionismo. intelligent design. especialidad en Biología (Universidad Distrital Francisco José de Caldas). life. El gran diseñador es ahora un mito. Abstract 2009 is the Darwin's year: two hundreds years ago was born the renowned English scientific and in 1859 he published his most important work. The great designer is today a myth.Nos. 'theory' of intelligent design attempt to re-live the creationism's cadaver. vida. Charles Darwin y Alfred Wallace descubrieron la ley de la selección natural que fue la llave maestra para explicar el origen y evolución de todos los seres vivos y de esta manera quedaba negada la declaración bíblica del Génesis. that it was the master key to explain the origin and evolution of all live beings and in this way the Biblical declaration of Genesis remains denied. Lately. Email: guillega28@hotmail. Últimamente la 'teoría' del diseño inteligente intenta revivir el cadáver del creacionismo. ¿por diseño o por evolución? Guillermo Guevara Pardo1 Resumen 2009 es el año de Darwin: hace 200 nació el renombrado científico inglés y en 1859 publicó El Origen de las Especies. hecho que se estrella contra los claros principios de la ciencia de la evolución. su obra más importante. idealismo. 1 Licenciado Ciencias de la Educación. Charles Robert Darwin and Alfred Russel Wallace discovered the Natural Selection law. Palabras clave: materialismo. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 Universo. IX . The Origin of Species.

ningún designio divino. es decir. etc. de Dios. el cerebro musical de Juan Sebastián Bach para componer La Pasión según San Mateo. 1986. pero la totalidad de las cosas físicas debe explicarse desde fuera” (Davies. Cuando se explica un fenómeno. 1986. que por definición se ocupa sólo del Universo físico. aleta. La ciencia. una declaración que le niega a la ciencia la posibilidad de explicar en cada momento histórico la totalidad de lo que conoce y además un desconocimiento del carácter infinito del conocimiento científico. cerebro y mano deben ser el producto de un diseño consciente.56). de la vida. p. ¿por diseño o por evolución? Así como tenemos la certeza que un reloj ha sido diseñado conscientemente con el objetivo de marcar el paso de las horas. no existe nada físico fuera del mismo (por la misma definición de Universo) que lo explique.) la intencionalidad para que surgiera un Universo que permitiera el desarrollo de la vida y de la inteligencia. ninguna fuerza sobrenatural. se explica en términos de otra cosa. ojo. es casi imposible no creer que haya podido surgir sin la participación de un Creador. por lo tanto. El Universo es como es porque Dios ha elegido que sea de este modo. la aleta para nadar.56)2. Pero si se trata del fenómeno de la existencia del Universo físico entero. en especial la estructura de los seres vivos. p. De modo que cualquier explicación debe darse en términos de algo no físico y sobrenatural. una 'teoría' que 2 Paul Davis coloca a Dios actuando desde un platónico fuera del Universo: “Cualquier cosa y cualquier suceso en el Universo físico debe explicarse a partir de algo fuera de sí mismo. en 1913 Lawrence Henderson afirmaba que la estructura física del Universo parecía cuidadosamente 'adaptada' para permitir el desarrollo de la vida. a muchos les puede parecer que el ala de un ave también ha sido diseñada para volar. la proporción entre la masa del protón y la del electrón. sino por el objetivo al que sirven. la intensidad de cada una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Para el idealismo.Universo. Los argumentos esgrimidos por Davies y todos los creacionistas de nuevo cuño son reproducciones pulimentadas de los que en su día salieron de las plumas de Platón. Para la filosofía idealista el surgimiento y desarrollo de todas las cosas de la naturaleza no está determinado por leyes materiales. Algunos científicos ven en la fina precisión que toman los valores de algunas de las constantes cosmológicas (la velocidad de la luz. 108 . Aristóteles o Tomás de Aquino. la mano de Picasso para plasmar todo el horror del genocidio en Guernica. La idea del diseño consciente del Universo. la constante de Planck. por el fin al que están destinadas: el ojo para captar imágenes. es muy antigua. idea claramente expresada por el físico Paul Davies: “Las leyes que permiten la aparición espontánea del Universo parecen ser el producto de un diseño extraordinariamente ingenioso” (Davies. puede explicar con éxito una cosa en términos de otra y ésta en términos de otra distinta y así sucesivamente. Si bien es cierto que tras los mecanismos de un objeto artificial está la intencionalidad del diseño. también se piensa que hay intencionalidad tras el diseño de los objetos naturales. Pero la ciencia siempre ha demostrado que en la naturaleza no existe ningún fin interno misterioso. hoy esta tesis idealista ha tomado el nombre de diseño inteligente. De forma similar. La racionalidad que se aprecia en la naturaleza se explica por la existencia de Dios. al observar todos los fenómenos del Universo. confiere al conjunto un aire de verosimilitud que de otro modo no podría tener. La generosa dosis de ciencia contemporánea con que Davies y sus compañeros de ruta barnizan sus trasnochadas ideas pretendiendo convencer al lector no docto.

incluyéndonos a nosotros. En el siglo XIII Tomás de Aquino planteó cinco 'pruebas' a favor de la existencia de Dios. es el producto de un prolongado proceso de evolución. puesto que los seres vivos exhiben una complejidad aún mayor y un diseño aún más exquisito que cualquier otro objeto material (una bacteria es más compleja que una estrella). Los teólogos naturales. planetas y cometas. como ahora existen las cosas físicas debe existir algo no-físico que las creara. diseñó y creó el Universo y todo lo que contiene. Recogidos a través de los Aspectos de la Naturaleza) publicado en 1802. hay que concluir necesariamente que han sido diseñados por una inteligencia aún mayor. IX . 109 . 2) Tesis materialista (científica): todo lo que existe en el Universo. pruebas que implican una regresión infinita: la respuesta a una pregunta origina una pregunta anterior. o Evidencias de la Existencia y Atributos de la Deidad. el filósofo Henry More ferviente defensor del pensamiento cartesiano. En Natural Theology. del inglés William Paley (1743-1805) se sostiene que Dios manifiesta su poder creador en el bello diseño que se observa en los organismos vivos para su función inmediata. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 pretende explicar la presencia de patrones en la naturaleza no por la acción de fuerzas materiales ciegas. La tesis del diseño inteligente supone la existencia de un ente sobrenatural que primero estableció las leyes y constantes del Universo. incluyendo cualquier inteligencia creativa con suficiente complejidad como para diseñar algo. solamente podría proceder de la determinación y dominio de un ser inteligente y poderoso”. detonó lo que se conoce como el big bang y después se dispuso a diseñar la elegante complejidad de los seres vivos. se destacan el argumento cosmológico (existió un tiempo en el cual no existía nada físico. or Evidences of the Existence and Attributes of the Deity. retrocedía ante las consecuencias materialistas y ateas de la filosofía mecanicista. De las pruebas de Tomás. sintonizándolas con afinada precisión y sutileza. y ese algo es Dios) y el argumento del diseño (las cosas vivientes parecen que hubieran sido diseñadas. y le llamamos Dios). Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Collected from the Appearances of Nature (Teología Natural. sino por la de una inteligencia diseñadora. De manera semejante se expresó un científico como Isaac Newton: “El más maravilloso sistema del Sol. al considerar que el mundo natural no puede reducirse a materia y movimiento pasivos: tiene que existir un agente inmaterial que sea capaz de 'activar' la naturaleza. deliberadamente. y para los propósitos de este artículo. Las filosofías idealista y materialista se enfrentan en este campo con dos tesis irreconciliables: 1) Tesis idealista (religiosa): existe una inteligencia sobrenatural y sobrehumana que.Nos. y así ad infinitum. debe existir un diseñador. mientras que su contemporáneo.

en algún momento y lugar. Louis Agassiz (1807-1873). ¿por diseño o por evolución? como Palley. Todo diseño debe tener un diseñador. su eterno poder y deidad. uno de los más importantes representantes de la biología norteamericana del siglo XIX.195 [Cursivas añadidas]) De aquí se concluye que la complejidad del reloj no pudo surgir por azar. Esa persona es Dios3”(Palley. pensamos. alguien que comprendió su proceso de construcción y proyectó su modo de empleo. En su obra Essay on Clasification. pp. (Palley. Ese diseñador tiene que haber sido una persona. en este caso para producir movimiento. un artífice o artífices que le dieron forma con un propósito para el que sirve. p. la piedra ha permanecido allí desde siempre… Pero supongamos que encontrara un reloj en el suelo y me preguntara cómo llegó hasta allí. siendo entendidas por medio de las cosas hechas. escribió una colección de diez volúmenes sobre la historia natural estadounidense. citado por Davies. 2004. de modo que no tienen excusa”. En la obra de Palley aparece el ejemplo paradigmático de la teoría del diseño inteligente: Supongamos que al pasear por el campo tropiezo con una piedra y que me pregunto cómo llegó hasta allí: puedo responder que.Universo. 290-291) . Las 'novedosas' tesis del diseño inteligente no son más que un trasnochado refrito histórico. dado que no tengo razones para creer lo contrario. complementa el reverendo Palley y agrega: “Las señales de diseño planificado son demasiado evidentes para ignorarse. y un movimiento regulado para señalar la hora del día… La deducción. citado por Gould. sostenían como premisa central que todas las obras de la naturaleza no solamente demostraban la presencia de Dios sino que también revelaban su carácter: la naturaleza nos persuade de la existencia del Creador y además nos permite aprender sobre la deidad. Difícilmente se podría aceptar la respuesta que he dado antes… Cuando inspeccionamos el reloj percibimos algo que no descubrimos en la piedra: que sus diversas partes están proyectadas y ensambladas con un propósito. 1986. invención sin inventor. resulta inevitable: el reloj debe haber tenido un hacedor. La complejidad del diseño implica la existencia de un diseñador: “No puede haber diseño sin diseñador. 110 . se hacen claramente visibles desde la creación del mundo. organización sin algo capaz de ordenar”. pero mucho más importante. Agassiz sostiene que la taxonomía debe considerarse la más elevada de las ciencias porque las especies biológicas son la encarnación de las ideas en la mente de Dios y porque 3 El argumento del diseño para demostrar la existencia de Dios es muy antiguo y puede estar sugerido en la Epístola de Pablo de Tarso a los romanos: “Porque las cosas invisibles de Él. tiene que haber existido. está el concepto de diseño del reloj.

y además favorecer “un amplio entendimiento teístico de la naturaleza”. atando todas las cosas a su destino inevitable (Agassiz. 2004. tan grato a nuestra alta sabiduría. habremos dado cuenta de una vez para siempre. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 […] este plan de creación. ¿Puede alguien realmente tomarse en serio estas ideas fuera de lugar? 111 . Pero más lamentable es que algunos científicos hayan organizado una cruzada contra la teoría de la evolución argumentando que el diseño inteligente debe ser un fenómeno que merece tratamiento científico pues. A pesar de todo. la ciencia actual está atada a las interpretaciones materialistas de lo que es la naturaleza y por lo tanto lo que buscan es “el derrocamiento del materialismo y sus legados culturales”. Su derrumbe también dependía de que otras ramas de la biología lograran adquirir algún desarrollo para aportar pruebas que respaldaran la teoría de la evolución. lo que contribuye al deterioro de la salud mental y [al predominio del] divorcio. madurada en su pensamiento antes de manifestarse en formas externas tangibles.… si podemos probar la premeditación previa al acto creativo. A cada uno de esos científicos se les debería espetar: usted pone 4 El Centro de Investigaciones de la Ciencia de la Creación de San Diego (California) en uno de sus 'sesudos' documentos advierte que la evolución fomenta “la decadencia moral de los valores espirituales. ciudadano) de Lamarck (1744-1829). IX . como lo aseveró algún despistado pastor evangélico. después.Nos. que han venido a probar que la evolución es un hecho incuestionable y el evolucionismo una ciencia en continuo desarrollo. Eso sería una mentira”.301). reelaborada posteriormente por el inglés Charles Robert Darwin (1809-1882) y enriquecida actualmente por los aportes de diferentes ramas de la biología (como la genética y la biología molecular). y que nos deja sin guarda fuera de la monótona e invariable acción de las fuerzas físicas. caballero (título nobiliario ostentado hasta antes de la Revolución. algunos pretenden desconocer la historia y en su ignorancia se atreven a declarar que “la teoría de Darwin no se puede mostrar como un hecho científico. como lo expresa claramente el Discovery Institute en alguno de sus documentos 4. sino la libre concepción del Intelecto Todopoderoso. de la geología (tectónica de placas) y por el cúmulo de fósiles desenterrados en diferentes lugares del planeta. citado por Gould. según ellos. Los pasos iniciales hacia la elaboración de una ciencia de la evolución fueron dados por el francés Jean Baptiste Pierre Antoine de Monet. el aborto y las enfermedades venéreas”. El creacionismo pudo prevalecer durante siglos hasta que apareciera una teoría de la evolución que incorporara la dimensión histórica del tiempo y propusiera un mecanismo de cambio que pudiera ser contrastado con la realidad. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. de la desolada teoría que nos refiere a las leyes de la materia como responsables de todas las maravillas del Universo. no fue fruto de la acción necesaria de las leyes físicas. p.

con la reaparición del creacionismo disfrazado con el ropaje engañoso del diseño inteligente. así como en la herencia de los caracteres adquiridos: 112 . es material. basado en el conocimiento científico. es abandonar el terreno de la verdadera ciencia. Hoy en día. La lucha histórica del idealismo contra el materialismo ha sido particularmente enconada en el campo de la explicación de la esencia de la vida. ¿por diseño o por evolución? en duda la certidumbre de la ciencia. la teoría de la evolución necesita de una defensa y divulgación mucho mayores que otras verdades establecidas en otros campos de la ciencia. Lamarck propuso la primera teoría coherente de la evolución basada en los mecanismos del uso y del desuso. para entrar en el dominio de la creencia poética. mientras que el materialista. Su teoría concebía el mundo de los organismos vivos como una progresión que tiene a los seres humanos como la forma más elevada. afirma que la vida. había sentenciado siglos atrás el gran materialista griego Heráclito de Éfeso. a principios del siglo XIX. sometida a las leyes de la biología las cuales no existían cuando en la Tierra aún no se habían desarrollado las primeras formas vivas. lo cual fue posible únicamente a partir del siglo XIX cuando se empezaron a plantear teorías de la evolución estructuradas que explicaban el cambio que sufren los seres vivos a través del tiempo: “Sólo podemos entender la esencia de las cosas cuando conocemos su origen y desarrollo”. a la actividad voluntaria y combinada de un creador personal. la cual ve el idealista como algo de origen sobrenatural. al igual que el resto de la naturaleza. y que para comprenderla no se necesita invocar la presencia de un ente espiritual.Universo. Como organización específica. A partir de esta idea. fue el primero en alcanzar una síntesis evolucionista en la moderna biología. pues éste no es sujeto de experimentación. p. Para lograr entender la naturaleza de la vida es necesario conocer su origen y su desarrollo histórico. en todas estas circunstancias usted es en el fondo un traidor de la ciencia. La vida es una forma especial del incesante movimiento de la materia. eterno e inaccesible a la experimentación. Le corresponde a Lamarck el mérito de haber sido el primero en formular una teoría de la evolución consistente y completa. padres de todos los otros. Además habría que recordarles que ya en 1873 el biólogo alemán Ernst Haeckel había dicho que “[A]tribuir el origen de los primeros organismos terrestres. 2003. citado por Lazcano. que es absolutamente distinto de aquél. la vida es cualitativamente diferente de otras formas de la materia. como lo son las formas sociales del movimiento de la materia. Admitir un creador sobrenatural es sumergirse en lo ininteligible” (Haeckel. es renunciar en absoluto a dar de ello una explicación científica. una especie de desertor.16).

204). colocando a la naturaleza en su lugar (Kirby. La cuestión era. 2004. y más notablemente en los animales. Aunque los principios del uso y desuso y de la herencia de los caracteres adquiridos se demostraron falsos. “la revolución de Lamarck. escribe el biólogo norteamericano Stephen Jay Gould. se oponía a la visión teleológica que era favorecida por los seguidores de la teología natural. ¿podría demostrarse alguna de esas experiencias en el laboratorio? Todo intento por hacerlo ha fracasado estrepitosamente. emplea toda la fuerza de su intelecto para probar que éste no tiene nada que ver con las obras de la Creación. p. el número y estado de sus órganos y. que traduce este modo de herencia en una teoría de la evolución: la inducción del cambio corporal por alteraciones previas del comportamiento”. parece no tener fe en nada aparte del cuerpo. una de las grandes intuiciones transformadoras en la historia del pensamiento humano. donde algunos han pretendido vislumbrar un propósito en las operaciones de la naturaleza.Nos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. De esta forma excluye la deidad del gobierno del mundo que ha creado.199). es decir. admite la existencia de un Dios. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 No son los órganos. como fue el caso del biólogo 113 . la naturaleza y forma de las partes del cuerpo de un animal. sus hábitos. El materialismo de Lamarck le valió el ataque de algunos teólogos naturales. era de estirpe materialista pues se oponía al concepto de que las partes de plantas y animales estuvieran diseñadas para ejercer una función determinada. en palabras. p. La teoría de Lamarck. Los órganos no pueden ser diseñados previamente por un ente superior. sino que son. p. a pesar de lo equivocados que resultaron ser los mecanismos por él propuestos. es decir. su modo de vida y su entorno lo que ha controlado en el curso del tiempo la forma de su cuerpo. 2004. Aun cuando. citado por Gould. citado por Gould.198). sino que se conforman gradual y lentamente. criadores de animales y horticultores que relataban experiencias que aparentemente confirmaban la herencia de los caracteres adquiridos. no realidad” (Lamarck. como resultado de la interacción del ser vivo con sus condiciones de existencia: “Es principalmente en los seres vivientes. Algunos científicos recurrieron inclusive al fraude para tratar de dar credibilidad a la tesis de la herencia de los caracteres adquiridos. las facultades que posee (Lamarck. y de muchos otros de sus compatriotas. Incluso en este caso el propósito es mera apariencia. por el contrario. 2004. y lo atribuye todo a una causa física y apenas nada a una causa metafísica. quien escribió: El gran error de Lamarck. citado por Gould. es su materialismo. Durante la década de finales del siglo XIX el lamarckismo se vio apoyado por médicos. como el entomólogo británico William Kirby. lo que ha dado lugar a sus hábitos y facultades especiales. finalmente. reside en el principio del uso y desuso. IX .

mutación ideológica que aconteció en algún momento del año 1837 y que allanó el camino para que en 1859 publicara su monumental obra On the origin of species by means of natural selection. or the preservation of favoured races in the struggle for life o más sencillamente El origen de las especies. En la historia de la ciencia. estrictamente hablando. Un destacado físico del siglo XX. Darwin había llevado a cabo casi inconscientemente un ataque a la doctrina platónica de las formas ideales en el mundo animal casi tan 114 . cual ejército en retirada “rinde las armas. En 1926 otro científico demostró que Kammerer había inyectado tinta china en la pata del animal y puso al descubierto la falsedad de los resultados obtenidos por el biólogo vienés. etc. Darwin era inicialmente un fijista. va generando el desarrollo del conocimiento científico en cada momento histórico. El darwinismo era un desafío directo al creacionismo. filosóficamente es materialista. Tras su puesta en evidencia. dependían en mayor o menor grado de alguna propiedad metafísica (aspiraciones vitalistas. ideológica y política. el idealismo.). ¿por diseño o por evolución? vienés Paul Kammerer quien sostuvo a partir de 1909 que sus experimentos con un sapo terrestre apoyaban la veracidad de las tesis lamarckianas. La explicación darwinista desecha esos lastres metafísicos. sin que quede en ella lugar alguno para el Creador” (Engels. hasta que por último. Kammerer se suicidó en septiembre de ese año. posición que abandonó cuando la confrontación entre la teoría creacionista y el cúmulo de observaciones recabadas durante el periplo realizado en el Beagle. la obra de Darwin asestó “a la concepción metafísica de la naturaleza el más rudo golpe”. p. Bernal. el Génesis y su contenido se veían cuestionados. impulsos hacia la perfección. revolución que constituía una amenaza directa al poder ideológico que aún detentaba el cristianismo en las sociedades occidentales. El idealismo filosófico y las explicaciones religiosas siempre se han refugiado en los vacíos que. palabras de Engels que respaldan el significado de la revolución darwiniana.Universo. expresó palabras semejantes a las de Engels resaltando el espíritu materialista de la teoría darwiniana: Desde el momento en que fue propuesta. se basa exclusivamente en fenómenos empíricamente fundados. Según Federico Engels. 1961. la teoría de la evolución se convirtió en el centro de la batalla científica. capitulan una fortaleza tras otra ante los avances de la ciencia. 169). Las teorías evolutivas anteriores a Darwin. entre 1831 y 1836 se hizo irreconciliable. como lo fue John D. como la de su abuelo Erasmus Darwin (éste escribió un mediocre poema titulado El templo de Natura donde rendía tributo a los principios evolucionistas) y la de Lamarck. necesariamente. la ciencia conquista todo el campo infinito de la naturaleza. es la primera explicación completamente científica de la evolución.

No podemos sostener por más tiempo que. En la variabilidad de los seres orgánicos y en la acción de la selección natural no puede haber más predestinación que en la dirección en la que sopla el viento. la selección natural (las variaciones que se observan en las especies en la naturaleza pueden heredarse. IX . se produce. La diferencia entre las teorías evolutivas de Lamarck y Darwin es que la primera es una teoría instruccionista y la segunda es seleccionista. él también ha evolucionado a partir de animales más sencillos y primitivos. El diseño inteligente desafía directamente al darwinismo y a otros enfoques materialistas sobre el origen y la evolución de la vida. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 peligroso como el de Galileo respecto del mundo inanimado. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 428).que destruía la última justificación de la doctrina aristotélica de las causas finales. descienden de otras formas de vida aún más tempranas. la hermosa charnela de una concha bivalva tenga que haber sido creada por un ser inteligente. intenta anular uno de los fundamentos de la ciencia moderna para sustituirlo por una teoría cuyo texto fundamental es la Biblia cristiana. p. 1993). que todos los seres vivos fueron el producto de un acto deliberado de creación divina. ley material que elimina la necesidad de una 'mano invisible' directriz del Universo y por lo tanto “la teoría de la evolución es completa en sí misma y no requiere la intervención de fuerzas misteriosas ajenas a la comprensión científica” (Jastrow. Lo que Darwin realmente demostró fue que la evolución es un hecho contrastable. se apresuraron a repudiarla. Darwin propuso un mecanismo. como sucede con muchos todavía hoy.Nos. así. a su vez. Si a Darwin el argumento de Palley del diseñador le pareció inicialmente concluyente [F]alla ahora que se ha descubierto la ley de la selección natural. El hombre es otra más de esas criaturas. Acumuló convincentes pruebas circunstanciales para demostrar que todas las formas de vida sobre la Tierra han evolucionado de otras que vivieron en tiempos anteriores y que éstos. una selección natural). En la teoría lamarckiana el medio ambiente instruye al organismo para que éste adquiera las 115 .18). algunas de esas variaciones conceden ventaja adaptativa y sus portadores sobrevivirán. Darwin dijo que no era así. 1979. E hizo mucho más que iniciar una revolución: suministró un mecanismo -la selección natural. p. por ejemplo. Los teólogos. citado por Jastrow. (Bernal. 1993. (Darwin. La mayoría de sus contemporáneos creía. pretende revivir el cadáver decimonónico del creacionismo. cuya imagen del mundo era finalista. al igual que la bisagra de una puerta ha de hacerla el hombre.

2008). el ambiente se encarga de seleccionar los organismos cuyas estructuras les permite adaptarse mejor a par ticulares condiciones ambientales. en el darwinismo el ambiente no instruye. Como Lamarck. o para decirlo de una manera más coloquial. lamarckismo y darwinismo son teorías opuestas: para la primera son los organismos y su comportamiento los protagonistas del drama evolutivo. ¿por diseño o por evolución? estructuras necesarias para sobrevivir. Lo que dice es que su teoría de la lucha por la existencia es la teoría de Malthus aplicada a los mundos animal y vegetal. La estrategia de Darwin frente a su desconocimiento de las leyes de la variación [C]onsistió en considerar la variación como una “caja negra”. hacia mediados del siglo XX. La génesis de la idea de la selección natural la tuvo Darwin en la teoría de Thomas Robert Malthus plasmada en Ensayo sobre el principio de la población y en la escuela de los economistas capitaneados por Adam Smith.Universo. según Engels. Dejando aparte el problema de la herencia. [A] Darwin no se le ocurre ni por asomo decir que el origen de la idea de la lucha por la existencia hay que buscarlo en Malthus. Darwin tampoco tenía una teoría correcta de la herencia que explicara el origen de las variaciones entre los individuos de una misma especie: “…nuestra ignorancia de las leyes de la variación es profunda”. pero no se puede entender que al darwinismo se haya hecho un transplante de las teorías económicas y de la población de Malthus y Smith. con el advenimiento de la genética y el redescubrimiento de las leyes de Mendel. en su simpleza. A pesar de esto el mecanismo de la selección natural es compatible con la pangénesis. para Darwin la transformación de una especie en otra corre a cargo de las fuerzas del medio ambiente. aunque no existan las hipotéticas partículas viajando por todo el cuerpo hacia los órganos sexuales. (Continenza. la variación propone y la selección natural dispone. Y por grande que fuese el descuido de Darwin al aceptar. que es quien tiene el papel de escoger entre la infinita diversidad que existe en el seno de las especies. que contiene las instrucciones de la estructuración y desarrollo del organismo en su interacción con el medio ambiente. según la cual cada parte del cuerpo es capaz de enviar una partícula que la representa en las células sexuales (espermatozoides y óvulos) que son las que se fusionan para formar un nuevo ser. el científico inglés apoyaba la teoría de la pangénesis (una teoría sobre la herencia de los caracteres adquiridos). cualquiera puede ver a primera vista que no hacen falta 116 . Más tarde. reconocía con sinceridad. Ésta sólo se abriría mucho más tarde. la identificación de la estructura del ADN permitió descifrar poco a poco lo que conocemos hoy en día como código genético. tan a la ligera la teoría malthusiana.

Darwin extiende esa idea al mundo de los organismos vivos. La teoría de la selección natural hizo añicos la ilusión de la existencia de un diseñador en el campo de la biología y debería hacernos sospechar de las teorías que preconizan el diseño en el origen del Universo. se resuelve. Wallace llegó a la misma idea de Darwin también con el apoyo de la obra de Malthus. 1948. Estas palabras son secundadas por Gould para quien “la selección natural es. en su mayor parte. en esencia. Ayala y su colega mexicana Rosaura Ruiz. Los físicos de los siglos XVI. Para el evolucionista español Francisco J. había frases que le recordaban su propia teoría. p. 2002. p. pueden madurar. En eso consistió su gran revolución. citado por Dawkins. La obra de Darwin fue apreciada de manera especial por los fundadores del materialismo dialéctico. que había empezado en los siglos XVI y XVII bajo el impulso de científicos tales como Copérnico. una era que fue la segunda etapa y final de la revolución copernicana. 117 . sino también para la cosmología (Susskind. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Charles Darwin [D]ebe ser visto como un gran intelectual revolucionario que inaugura una nueva era en la historia natural de la humanidad. Esto demuestra que una teoría es correcta cuando refleja de manera apropiada los fenómenos que ocurren en la naturaleza. p. la economía de Adam Smith transferida a la naturaleza” (2004. contradicción que efectivamente. la contradicción entre el número infinito de gérmenes que la naturaleza engendra tan pródigamente y la cantidad pequeñísima de ellos que.129).147)5. el funcionamiento del mundo no dependía de la voluntad inefable de un Creador. Al contrario que cualquier otro antes de ellos.83). (Ruiz & Ayala. Marx concibió la 5 Alfred R. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 ningunas gafas malthusianas para percibir en la naturaleza la lucha por la existencia. De modo que una teoría no puede ser solamente una construcción de la mente humana. IX . A propósito de esto el físico Leonard Susskind escribió: La cosmología moderna comienza realmente con Darwin y Wallace. XVII y XVIII concluyeron que el Universo es un sistema material en movimiento gobernado por leyes naturales. en la lucha por la existencia[…]. Wallace plasmó sus ideas en el borrador de un artículo al que tituló Sobre la tendencia de las variedades a separarse indefinidamente del tipo original. (Engels. Carlos Marx y Federico Engels. donde según Darwin. en general.87 [Cursivas añadidas]). es por eso que diferentes investigadores pueden llegar de manera independiente a plantear la misma teoría. Galileo y Newton. sin ninguna relación con el mundo. propusieron explicaciones a nuestra existencia que rechazaban completamente los agentes sobrenaturales… Darwin y Wallace establecieron un estándar no solo para las ciencias de la vida. p.Nos. 2007.

¿por diseño o por evolución? historia de la humanidad como un proceso guiado por las contradicciones. Tras la edición de El origen de las especies la confrontación con la Iglesia Anglicana (en representación del pensamiento religioso) era inevitable. calificaba de arrogante a Giordano Bruno y juzgaba con indulgencia a la Inquisición por su actuación contra Bruno y Galileo. considerada como un proceso evolutivo. p. 2001. se despreciaba a Dios y a la moralidad. Samuel Wilberforce. En el darwinismo inglés se respira con la 6 Este filósofo consideraba la teoría heliocéntrica de Copérnico una 'herejía'. de origen económico. Sus detractores rechazaban la hipótesis del naturalista no porque las pruebas estuvieran en contra. El 30 de junio de 1860 en la reunión anual de la Asociación Británica para el Progreso de la Ciencia se enfrentaron el obispo de Oxford. Según Yunis fue [E]l punto culminante del debate apasionado y malintencionado en contra de Darwin. (Yunis. quien de manera reaccionaria veía a las ciencias naturales embrolladas [C]on el darwinismo y su teoría increíble y superficial de la lucha por la vida.(Yunis. acuciadas por la necesidad de ganarse la vida. filósofos como William Whewell6 y Federico Nietzche.Universo. con la característica particular de haber adquirido conciencia. y le comunicó su admiración por su obra trascendental. La reunión se llevó a cabo en el recinto del Museo Zoológico de Oxford donde se apretujaron más de mil personas. era un sistema que desamparaba al hombre. que se generan en el interior de la sociedad y [V]io un vínculo estrecho entre su obra y la de Darwin. quedando centenares por fuera. 118 . al parecer a un mundo en el que se degradaba al hombre.31). se le negaba el alma. eran grandes. sino por el lugar adonde conducía. y el evolucionista Thomas Henry Huxley. y a la especie humana como una singular en tránsito sobre la superficie de la Tierra. hablaba con menosprecio de Galileo. Para Marx. y se elevaba la categoría de los monos. Lord Kelvin. literatos como George Bernard Shaw.65 [cursivas añadidas]). 2001. Sus antepasados han sido gentes pobres y limitadas. las implicaciones y la significación de una teoría que sitúa al hombre como protagonista de la historia. p. suscitado desde la aparición de El origen en noviembre del año anterior. La raíz de este fenómeno hay que buscarla en el origen de la mayoría de los naturalistas: su pertenencia “al pueblo”. Santiago Ramón y Cajal. Adam Sedgwick. Entre los detractores de Darwin había de todo: científicos como John Herschel.

Durante el debate Wilberforce le preguntó con sorna a Huxley si desearía “tener a un mono como antepasado por parte de padre o por parte de madre”. se origine por azar. una dama oligarca allí presente se desmayó. 1985). pateaban y gritaban apoyando a Huxley. cerca de la tumba de Newton. En 1873 confesaba: [P]uedo decir que la imposibilidad de concebir que este grandioso y maravilloso Universo. Al eliminar la planificación divina. se había preguntado: “¿Cómo podemos llegar a creer que variedades favorecidas de nabos tengan tendencia a hacerse hombres?”. p. Su teoría necesariamente tenía que chocar con el tema del creacionismo. en una muestra de su ignorancia en los asuntos de la biología. para eso estaba Huxley). 2001. IX . El triunfo de esta teoría implicó la ruptura definitiva entre ciencia y religión. Fitz-Roy (Capitán del Beagle) vociferaba y blandía la Biblia. a miseria y estrecheces. (Yunis. El darwinismo fue finalmente aceptado “como punto de partida para la investigación de las causas naturales del cambio orgánico. 119 . Ante la contundente respuesta se armó la batahola: los estudiantes saltaban. el biólogo respondió con calma todas las objeciones del obispo de Oxford desenmascarando la total ignorancia de éste en cuestiones de biología y geología y remató su discurso diciéndole con contundencia que “prefería tener a un mono por antepasado antes que a un hombre magníficamente dotado por la naturaleza pero que utiliza esos dones para introducir el ridículo en una grave discusión científica y confundir con vanos llamamientos al prejuicio religioso7”. el darwinismo abrió la puerta a todo un mundo nuevo de biología científica. poco después la reunión se disolvió. que hasta entonces había sido calificado de <<sobrenatural>>” (Bowler. Su formación era religiosa. en concordancia con la época y el país que le tocó vivir. Fue tal la derrota sufrida por la Iglesia Anglicana que ésta tuvo que ceder ante la presión que sobre ella ejercieron diversas personalidades para que permitiera que los restos de Darwin reposaran en la abadía de Westminster. con estos seres conscientes que somos nosotros. me parece el principal argumento a favor de la 7 El reverendo obispo Samuel Wilberforce consideraba a Darwin como persona superficial y a su teoría la calificaba de especulación y suposición gratuitas que degradaban las ciencias naturales. Darwin fue muy cuidadoso frente al tema de la religión y el creacionismo (no era amigo de los debates. El prelado de Oxford. el tufo a vulgaridad y pobreza.66).Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 atmósfera sofocante de la superpoblación inglesa. El obispo Wilberforce no podía aceptar que el hombre fuera un mono mejorado. Para el Obispo y sus seguidores la teoría de la evolución tendía a “suprimir de la mente la mayoría de los atributos peculiares del Todopoderoso”. eso iba contra la noción de un ser humano creado a imagen y semejanza de Dios. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.

como ya se ha podido ver es antigua. 1992. sino como descendientes directos de unos pocos seres que vivieron mucho antes que se depositara la primera capa silúrica. propone la existencia de un diseñador. algunos de los cuales exhiben importantes títulos académicos y que pertenecen a Universidades de innegable prestigio. Darwin alcanzó estas conclusiones porque se dedicó a estudiar las causas y leyes verdaderas. pero la expresión diseño inteligente se acuña en el pasado siglo XX. Es realmente lamentable y preocupante que la teoría del diseño inteligente no provenga de los círculos religiosos. Si la teoría de la selección natural fuera realmente falsa no se podría entender cómo es que es capaz de explicar tantas clases de hechos: los lujuriosos colores. En su magna obra había consignado: “Cuando concibo a todos los seres no como creaciones individuales.. p. especialmente en Estados Unidos. (¡y que etcétera tan largo!). me parecen ennoblecerse…” (Darwin. etc. p. olores y formas de las orquídeas para garantizar la visita de determinados insectos. objetivas del desarrollo de los seres vivos a través del tiempo. pero nunca he sido capaz de concluir si este argumento es realmente válido. los defensores del diseño inteligente han pretendido.637). algunas de ellas cunas de premios Nobel. Me doy cuenta de que si admitimos una causa primera.Universo. Además. 120 . que su religiosa teoría sea incorporada al plan de estudios de ciencias naturales en las escuelas a lo que se han opuesto con tenacidad amplios sectores de la opinión pública estadounidense que han visto en el diseño inteligente un movimiento contra la ciencia y especialmente contra la biología. La idea del diseño. su teoría de la selección natural desmiente la posibilidad del diseño inteligente y por lo tanto la existencia del propio diseñador. Los defensores del diseño inteligente rechazan la idea de que la evolución pueda explicar la multitud de especies vivas que sobre la Tierra existen y han existido. Los científicos adscritos a la teoría del diseño inteligente emplean sus conocimientos especializados para defender el argumento de la existencia del diseño en la naturaleza y pretenden hacer creer que lo que se está descubriendo en biología y matemáticas está abriendo el camino para encontrar un diseño y un diseñador. sino de un pequeño pero ruidoso grupo de científicos. En la década de los años 1980 el químico Charles Thaxton publicó el libro El misterio del origen de la vida donde al contrario del de Oparin. la mente aún anhela saber de dónde vino aquélla y cómo se originó. (Darwin. Esta concepción mantiene el mismo espíritu de lo que pensaban los teólogos naturales del siglo XIX. la capacidad de ecolocalización del alimento por parte de los murciélagos. la naturaleza altruista de las abejas obreras que sacrifican su posibilidad reproductora en aras de su reina. y por lo tanto consideran el darwinismo como una opción falsa.637). ¿por diseño o por evolución? existencia de Dios. 1992.

porque cualquier precursor al cual le faltara una pieza crucial no habría podido funcionar”. perfecto como en el caso de la cascada bioquímica de la coagulación de la sangre. Michael Behe. entonces ¿cómo ha podido ser tan chapucero con las personas hemofílicas? El argumento de Behe es muy débil: si los sistemas irreductiblemente complejos no pueden haber sido producidos por la evolución. organismo que defiende la enseñanza de la evolución en las escuelas públicas estadounidenses.Nos. en bioquímica de la Universidad de Pennsylvania y profesor de ciencias biológicas en el mismo centro académico. Scopes. expresión con la cual se refiere a sistemas que deben funcionar sincronizadamente para que no colapsen. Ph. ha argumentado que la vida. Behe niega que ese complicado sistema pueda ser producto de la evolución y lo considera una prueba de diseño inteligente (creación). Por ejemplo. el maestro de secundaria que en Tennessee se atrevió a enseñar en su escuela la teoría de Darwin y por lo cual en su momento fue procesado. Para los compañeros de ruta de Behe “el diseñador podría ser Dios. Mississipi. Bryan participó en el juicio contra John T. “irreductiblemente compleja”. En diciembre de 2005 el juez John Jones III ordenaba que en las escuelas de Dover se eliminara toda referencia al diseño inteligente en las clases de ciencias. entonces ellos han de ser producidos por un diseñador. IX . es falsa: “La evolución produce máquinas bioquímicas complejas 121 . en lo más fundamental es. La pretensión de los propugnadores del diseño inteligente de que todas y cada una de las partes de un sistema irreductiblemente complejo deben estar ensambladas en su forma final antes de funcionar. en sus propias palabras: “Los sistemas irreductiblemente complejos no parecen ser buenos candidatos a haber sido producidos por numerosos y sucesivos cambios pequeños de sistemas predecesores. impecable. Se supone que una inteligencia superior tiene el poder suficiente para elaborar un diseño elegante. hecho verdadero del cual concluye falsamente que el sistema debió haber aparecido totalmente ensamblado. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. como sucede en las personas afectadas por alguna de las formas de la hemofilia. el conjunto de proteínas que conforman la cascada bioquímica del proceso de coagulación de la sangre: si alguna de esas moléculas no está presente o funciona de manera defectuosa. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 Para la década de los años 1920 la enseñanza de la evolución estaba expresamente prohibida en las escuelas públicas de Arkansas. California. Oklahoma y Tennesse. seres extraterrestres o biólogos celulares que navegan en el tiempo desde un lejano futuro” hacen notar Glenn Branch y Eugenie Scott. El candidato demócrata William Jennings Bryan prometía en 1922: “Nosotros expulsaremos el darwinismo de nuestras escuelas”. directivos del Centro Nacional para la enseñanza de la Ciencia en Oakland. el proceso se detiene y no se forma el coágulo.D.

no tendría que considerarse como destructora de nuestra teoría. las mencionadas proteínas que hacen parte del proceso de coagulación de la sangre son en realidad versiones modificadas de proteínas empleadas en el sistema digestivo. pp. Es la necesidad funcional en interacción con el medio ambiente y no un diseño intencionado lo que determina la pauta del origen de los órganos: por ejemplo. fue la evolución (por su carácter 'oportunista') quien duplicó. (Darwin. Por ejemplo. Los argumentos del diseño inteligente fracasan no porque la comunidad científica los declare falsos “sino por la razón más básica de todas: porque está abrumadoramente rechazada por la evidencia científica”. y si estas variaciones son útiles a un animal en condiciones variables de vida. profesor de biología de la Universidad de Brown. como ocurre ciertamente. este caballo de batalla lo han esgrimido para tratar de probar que esa complejidad sólo puede provenir del diseño de un Creador sabio y bondadoso. añade el doctor Miller. pp. 122 . modificar y combinar proteínas previamente usadas para otras funciones”. sino filosófica y en íntima comunión con el idealismo. La posición de Behe no es científica.222-223). 1992. Pero renglones más adelante el sabio inglés precisa con maestría: La razón me dice que sí se puede demostrar que existen muchas gradaciones desde un ojo sencillo e imperfecto a un ojo completo y perfecto. ¿por diseño o por evolución? por medio de copiar. con todas sus inimitables disposiciones para acomodar el foco a diferentes distancias. lo confieso espontáneamente.Universo. siendo cada grado útil al animal que lo posea. aclara Kenneth R. Los creacionistas siempre han argumentado que órganos que muestran una particular complejidad estructural y funcional no han podido surgir por selección natural. si además el ojo alguna vez varía y las variaciones son heredadas. modificó y reasignó esas moléculas para producir el sistema de coagulación de la sangre de los vertebrados. Es una cita tentadora para cualquier corifeo del diseño inteligente. pudo haberse formado por selección natural. Darwin no fue ajeno a las implicaciones que para su teoría tenía el origen evolutivo de esos órganos y en el Origen analizó este problema en el capítulo titulado “Órganos de perfección y complicación extremas” que empieza con estas palabras: Parece totalmente absurdo. como ocurre también ciertamente. 1992. aun cuando insuperable para nuestra imaginación. para admitir cantidad variable de luz y para la corrección de las aberraciones esférica y cromática. Miller. suponer que el ojo. (Darwin. entonces la dificultad de creer que un ojo perfecto y complejo pudo formarse por selección natural.222-223).

la cual concibe como la marca o señal que tras de sí deja la inteligencia. hacia la luz. no hacia fuera. para atravesarla después y conectarse al cerebro. quien ostenta un Ph. 14-39). pp. como informa Carl Zimmer en la revista National Geographic. en el caracol marino Murex). caracoles y calamares) se encuentran ojos sencillos. añade Zimmer. Las tesis del diseño inteligente son una falacia intelectual. un evento muestra 123 . en el Nautilius. tiene la capacidad para construir las estructuras más maravillosas o modificar su función original o bien desecharlas cuando ya resultan innecesarias” (Zimmer. Los defensores del diseño inteligente también ponen como ejemplo de sistema irreductiblemente complejo la estructura del flagelo que le permite a una bacteria como Escherichia coli (habitante usual de nuestro intestino grueso) moverse en su medio ambiente. Otra figura representativa del movimiento del diseño inteligente es William A. La evolución explica el origen y diversidad de todos los ojos del reino animal: los estudios de genética comparada han demostrado que los insectos y los humanos “no sólo usan los mismos genes para indicar a las células alojadas en sus embriones que se conviertan en fotorreceptores. sus ejemplos buscan engañar a personas bien intencionadas pero indoctas en la materia. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. y el nervio óptico comienza delante de la retina. Aquellos que niegan la evolución sostienen que las proteínas que forman el flagelo bacteriano debieron haberse creado en la forma presente. Si el ojo fuera producto de un diseño inteligente debería ser perfecto.D. que basta un fuerte golpe en la cabeza para que se desprenda. 2006. los de los insectos y otros invertebrados se conocen como rabdoméricos] atrapan la luz con moléculas conocidas como opsinas” ([cursivas añadidas]) a pesar de las radicales diferencias anatómicas entre el ojo de una mosca y el de un humano. pero sin lente. la retina está unida tan laxamente a la parte posterior del ojo. pero esto está lejos de ser así: “En los seres humanos. El lugar donde el nervio óptico se hunde en la retina se convierte en el punto ciego del ojo”. hacia el cerebro. Pero investigadores de la Universidad de Birmingham (Inglaterra) han encontrado pruebas de cómo este órgano complejo evolucionó a partir de componentes más sencillos. despiadada y práctica. mientras que los pulpos tienen ojos de una complejidad semejante a la de los humanos.Nos. sino que ambos tipos de fotorreceptores [los fotorreceptores de los vertebrados se llaman ciliares. Dembski ha acuñado otra pomposa expresión: complejidad especificada. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 en especies diferentes de moluscos (almejas. Para este matemático. Sus células recolectoras de luz están orientadas hacia dentro. Dembski. En su artículo Zimmer concluye: “La evolución. en matemáticas y otro en filosofía y además asociado al conservador Discovery Institute. en los que sólo existen algunas partes (como una retina bien desarrollada y ligada a un nervio óptico. o con una lente refractora. IX .

por lo tanto. ¿por diseño o por evolución? “complejidad especificada si es contingente y. y si es especificado en el sentido de exhibir un patrón dado independientemente”. animales. demostrando que la infinita variedad de plantas. Lo que sí tienen “es un programa agresivo de relaciones públicas. reclutamiento de estudiantes universitarios a través de charlas auspiciadas por los grupos religiosos de las universidades. agrega Scott. pretende demostrar que los mecanismos darwinianos de la selección natural son incapaces de generar la complejidad especificada que existe en los organismos vivos y que por lo tanto “las ciencias naturales deben dejar algo de espacio para el diseño”. Aceptar que el diseño inteligente se enseñe en las clases de ciencias naturales es aceptar la causalidad no natural: “En realidad. pero el viajero del Beagle siguió las pistas que le brindaba la naturaleza para lograr resolver el enigma. el cual incluye conferencias… libros o artículos a nivel popular. La revolución darwiniana llevó el mundo de los seres vivos al reino de la ciencia (algo que pretenden reversar los creacionistas de nuevo cuño). Eso es lo que hizo Darwin y eso es lo que estamos tratando de hacer hoy”. los fenómenos biológicos se explican desde entonces por causas y leyes naturales. el origen de las especies era un hecho rodeado de misterio. La religión y el idealismo fueron expulsados del campo de la biología por el materialismo inherente a la teoría darwiniana. Los áulicos del diseño inteligente no poseen un programa de investigación empírica y en consecuencia no han aportado ningún dato que apoye sus afirmaciones. no necesario. virus con sus exquisitas y variadas adaptaciones pueden explicarse a través del proceso de selección natural sin necesidad de recurrir a la intencionalidad de ningún tipo de creador u otro agente diseñador. conclusión apoyada por las siguientes palabras de la doctora en antropología física. Eso determina el carácter materialista y ateo de su teoría. tenemos explicaciones sólidas con las que trabajar. pero aún en el caso de que no las tuviéramos. Antes de Darwin. Como todas las explicaciones científicas. no fácilmente repetible al azar.Universo. denuncia la filósofa Bárbara Forrest de la 124 . y el cultivo de alianzas con cristianos conservadores y con figuras políticas de influencia”. por lo tanto. si es complejo y. Eugenie C. hongos. no religiosa: la forma en que los organismos encajan con sus ambientes es el resultado de la selección natural. Scott: “Darwin propuso una explicación científica. él se basa en la causalidad natural”. Darwin demostró que los seres vivos son diseñados por la acción prolongada de fuerzas materiales perfectamente cognoscibles y no por intención de algún diseñador de naturaleza divina. como lo reconoció el propio Michael Behe al declarar que en la literatura científica no existe ningún artículo que describa la forma como el diseño inteligente dio origen a cualquier sistema biológico. Dembski. declarado creacionista. la ciencia solo tiene herramientas para explicar las cosas en términos de la causalidad natural. bacterias.

125 . En 1874 el teólogo protestante norteamericano. como también lo pretenden los defensores del diseño inteligente. Si aquí no estuvieran en juego preciosos intereses de la ciencia. debe haber un Selector Natural. doctor en biología de la Universidad de California en Berkeley y doctor en estudios de la religión por la Universidad de Yale. han terminado aliados el poder político de la Casa Blanca y el poder religioso del Vaticano. trató de conciliar la idea del diseño divino y la idea darwiniana de la selección natural: Dios dirige el proceso evolutivo mediante el control de la variación disponible. poco después de la publicación de El origen de las especies el botánico de Harvard. ellos ven en el darwinismo un dogma que ha arraigado profundamente y que simboliza la ideología materialista a la que se ha entregado la ciencia. declaraba la supuesta inexistencia de contradicción entre la evolución y la fe cristiana. se podría decir que el movimiento del diseño inteligente tiene más de cómico que de tragedia. Asa Gray. En el intento por reconciliar ciencia y religión. es decir. realmente es la negación de Dios”. Humani Generis. Jonathan Wells. Charles Hodge. termina por concluir la filósofa Forrest. sino que ambas se complementan y que no se da la una sin la otra como lo ha sustentado en su columna de prensa el sacerdote jesuita Alfonso Llano Escobar (2008.Nos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Lo que realmente buscan los defensores de esa engañosa teoría no es mejorar la ciencia sino simplemente “transformarla en una actividad teística que apoye a la fe religiosa”. pero mantenía que la intervención divina era necesaria para la creación del alma humana. recurriendo al viejo consejo de unirse al enemigo que no es posible derrotar. marzo 2)8. IX . atacando a la teoría de la evolución. El objetivo de su nueva cruzada es derrotar la preeminencia de la ciencia sobre la fe. el enfoque científico del estudio del pasado. Es así que se plantea que entre ciencia y fe no hay contradicción. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 Universidad Southwestern. 8 La inmensa mayoría de iglesias cristianas han adoptado la táctica de aceptar paulatinamente una interpretación evolucionista de la actuación divina en el origen del hombre. Los creacionistas rechazan por completo la idea de la evolución. Lo que realmente buscan las autoridades eclesiásticas es enterrar el materialismo de la teoría de Darwin bajo una bóveda teológica de divina inteligencia: si hay selección natural. el citado Dembski dice que el diseño inteligente “es simplemente los Logos del Evangelio de Lucas traducidos al lenguaje de la información”. sostiene que ganó sus títulos universitarios “para dedicar mi vida a destruir el darwinismo”. aunque en 1996 Juan Pablo II reconocía ante la Academia Pontificia de Ciencias que “la teoría de la evolución ya no es una mera hipótesis”. el papa Pío XII en la encíclica de 1950. proclamaba que “la negación del diseño en la naturaleza.

se puede desechar o perfeccionar y está continuamente avanzando. si lo es. 2004. no es posible la creación continua de adanes y evas así sea valiéndose de los procesos evolutivos. toda concepción religiosa (no importa si es cristiana. recemos para que no llegue a saberlo todo el mundo”. la cual no reconoce la acción directa de las fuerzas del medio ambiente: los seres vivos evolucionan por acción de la voluntad divina y el fin último es la aparición del ser humano al final de los tiempos geológicos10. es contrastable. de una ola planetaria. pues es un acto de fe.000 años había en la Tierra tres especies de seres humanos: Homo neanderthalensis. que poseía una especie de espina dorsal primitiva y a la que los científicos han llamado técnicamente Pikaia gracilens. Llano sigue recurriendo al ya superado finalismo teísta. que no puede ser demostrada ni por la ciencia ni por sus creyentes.940). cuando se la explicaron: “¿Descendemos de los monos? Esperemos. La ciencia. querido mío. 2008)9. 10 Los creacionistas ante la teoría de la evolución de Darwin adoptan la actitud de horror que en su momento asumió la esposa del obispo de Worcester. Esta es la esencia de la concepción teísta. pero después de Darwin el diseñador es reemplazado por un mecanismo material -la selección natural. (¿Tenía Dios algo contra los hombres de Neanderthal o contra los erectus?). animista. p. diseñado y luego extinguido. Si eso es así.Universo. El articulista acepta que la Biblia es una narración de carácter mítico y que a través de ese lenguaje es que Dios reveló. a la concepción de que la evolución se despliega siguiendo un plan divino: “Dios es la última 9 Parece que Dios no ha querido distraer o alarmar al buen padre Llano dándole la noticia que Él con su infinito poder y sabiduría ha creado. bien como creador o bien como legislador y autor de las leyes de la naturaleza. el origen del Universo y de los hombres. la tesis religiosa invoca siempre la existencia de un ser superior. sobrenatural.) es irreconciliable con la explicación científica pues mientras ésta busca causas naturales para explicar el Universo. de creencia. ya antes de Darwin se invocaba a Dios como la causa remota. sin saberse las razones. especies de adanes y evas que merecían también el calificativo de humanos. o al menos predecible. etc. es decir. Llano quiere contemplar nuestro origen “como la cresta necesaria. 126 . Homo erectus y Homo sapiens. o como gran 'diseñador' y responsable de la 'perfección' del diseño que exhiben los seres vivos. e invita al lector a no acabar con el mito de Adán y Eva y a que “acepte que Dios viene creando adanes y evas valiéndose de la evolución” (Llano Escobar. que no sea verdad pero. ¿por diseño o por evolución? Llano Escobar supone que la exclusión entre ciencia y fe surge cuando “aparecieron ciertas contradicciones entre los avances de la ciencia y algunas narraciones de la Biblia”. a sus intérpretes. Es probable que el padre Llano tampoco sepa que la ciencia de la evolución ha demostrado que el antepasado de todos los vertebrados fue una pequeña criatura con aspecto de gusano. mahometana. ha desechado cualquier posibilidad de creer que puedan existir dioses u otros seres sobrenaturales.lo que resultó chocante para muchos que no aceptaban ver controvertido el mito del Génesis. budista. no como el resultado azaroso de un evento irrepetible en un tiempo y lugar únicos” (Gould. Hace 40. especialmente a la luz del darwinismo. por el contrario. En el alegato del articulista no hay nada de novedoso.

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141

causa, es el Señor poderoso que viene creando y moviendo el prodigio de la
evolución hacia horizontes todavía por explicar” (Llano, 2008). La posición del
jesuita es semejante a la que adoptó en su momento Teilhard de Chardin para
quien el registro fósil 'demostraba' que la evolución tenía como eje principal la
'antropogénesis'. Todo el proceso evolutivo es el preámbulo que anuncia la
aparición del fenómeno humano, en un proceso dirigido por un Dios que
provoca y dirige la evolución del mundo. El sacerdote francés representaba
gráficamente esta tendencia por medio de la 'curva de corpusculización del
Universo' donde había dos puntos críticos: el 'punto de vitalización' (origen de la
vida) y el 'punto de hominización' (origen del hombre), todo un proceso
creacionista por etapas.

Dado el origen divino del hombre, éste “es el más misterioso y el más
desconcertante de los objetos descubiertos por la Ciencia” la cual “no ha
encontrado todavía para él un lugar en sus representaciones del Universo” (De
Chardin, 1974, p.169). Teilhard de Chardin y sus seguidores “eran
evolucionistas, pero no darvinistas: el jesuita francés nunca pensó que la
selección natural nos hubiera hecho humanos” (Arsuaga, 2001, p.23); de
Chardin y Llano no pueden aceptar el darwinismo, que explica el origen y las
adaptaciones de los seres vivos a través de un proceso evolutivo natural; para
ellos la evolución obra por la intencionalidad del acto creador de una deidad. La
posición del jesuita Llano no es científica: es mera especulación o deseo
piadoso… o tal vez ambas cosas.

Esta visión de la evolución y la propuesta de reconciliar ciencia y religión, es un
intento por negar la validez de las concepciones materialistas en el campo de la
ciencia; para Llano el conocimiento científico “nos explica la representación de
este mundo” (2008) a nivel de la realidad inmediata, pero es necesario el
complemento de la fe para lograr la explicación en profundidad: “…la ciencia
explica 'en parte' porque no nos da la causa última de la evolución, del
movimiento de esta gigantesca máquina que llamamos Universo: la ciencia nos
dice que se mueve, la fe nos dice quién la mueve: Dios” (2008).

Conciliar ciencia y religión implica regresar al espíritu medieval, retornar a la
escolástica. Para el padre Llano la religión es una forma de conocer lo que no
está al alcance de la ciencia; pero lo que no sea posible aprehender a través del
conocimiento científico, sencillamente no existe: hay fenómenos naturales que
no conocemos o que no conocemos bien (¿cómo se comporta la materia en el
interior de un agujero negro?, ¿hay vida en otros planetas?, ¿de qué manera el
cerebro produce pensamientos?) pero eso no significa que no existan; la ciencia
en su debido momento tendrá que encontrarse con ellos para darles una
explicación con base en la razón. El articulista pretende que en la religión está la
respuesta a la pregunta: ¿tiene la existencia de seres humanos en este planeta,

127

Universo, ¿por diseño o por evolución?

algún sentido? Su respuesta es obvia: la causa última de nuestra presencia en la
Tierra es Dios, pero no hay posibilidad alguna para lograr saber las motivaciones
que tuvo esa entidad sobrenatural.

La ciencia nos responde sobre el por qué y el cómo de nuestra existencia, pero no
tiene que meterse a responder sobre el para qué. La religión sí lo hace y todas sus
respuestas terminan invocando una esencia sobrenatural, divina. Por eso
ciencia y religión no pueden ser compatibles, sus respuestas van en sentidos
opuestos, una encuentra sus respuestas en este mundo, la otra las busca en un
inexistente más allá. Aunque preguntarse por el sentido de nuestra existencia en
el Universo no es científico, el conocimiento de los mecanismos de la evolución
es lo único que podría ayudar a encontrar alguna respuesta, si es que ella existe
(yo creo que no), o como lo expresó Richard Dawkins:

La selección natural es la única explicación factible de la bella e
inevitable ilusión de 'diseño' que impregna todo cuerpo vivo y cada
órgano. El conocimiento de la evolución puede que no sea
estrictamente útil en la vida diaria. Usted puede vivir alguna forma de
vida sin haber escuchado nunca el nombre de Darwin. Pero si, antes de
morir, quiere entender por qué vivió en este lugar, el darwinismo es la
única forma que tiene de estudiarlo. (Dawkins, 2007).

Para terminar, el padre Llano pone como ejemplo de la complementariedad
entre ciencia y fe el caso del genetista Francis Collins, quien ha abandonado el
campo del ateísmo para hacerse creyente convencido. Pero también se puede
presentar el caso contrario para sustentar la tesis aquí defendida: Michael West,
eminente biólogo molecular, quien pasó de ser un creacionista ferviente a un
evolucionista sin fisuras; West confesó que “durante diez años de mi vida
diligentemente busqué la verdad, en particular en la religión cristiana” hasta
que este científico aceptó la teoría darwiniana de la evolución:

Gasté algún tiempo estudiando el movimiento creacionista cerca de
San Diego y tuve que admitir, a pesar de querer creer en el
creacionismo, que los hechos eran diferentes. Se tiene que sumergir uno
en esto, pero en realidad hay sólidos fundamentos para creer en la
evolución general, no solo en la microevolución sino en que todo, y toda
la vida en la Tierra, evolucionó a partir de una sola fuente. Y esa
evidencia es en realidad esto es un poco como un juego de palabras,
roca sólida. Está en las rocas, en los fósiles. Y el caso contra esto, la
existencia de una base científica para creer en el creacionismo es, tal
como lo creo, seudo ciencia […] Es ante todo una defensa de la Biblia
[…] es gente que ama la Biblia, que quieren que la Biblia sea
interpretada para decir que la Tierra tiene tan solo seis mil años y que

128

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141

todos los fósiles son productos de la historia del diluvio y de Noé y todas
esas cosas. Los registros fósiles son contundentes a favor del punto de
vista evolutivo. (Yunis, 2006, pp. 59-60).

El padre Llano y los defensores del diseño inteligente consideran que la
selección natural y la mutación son insuficientes para explicar la estructura de
los sistemas biológicos y por lo tanto concluyen que de hecho debe existir un
diseñador (Dios), que cual relojero newtoniano, está constantemente dirigiendo
y afinando la prodigiosa maquinaria de la evolución aunque resulta de verdad
paradójico que ese diseñador haya tenido la osadía de haber eliminado
(recurriendo a cuantos cataclismos apocalípticos se le ocurrieron) el 99,9 % de
todos sus diseños. ¡Un verdadero desperdicio de tiempo, que deja mucho que
desear de la inteligencia del diseñador!

Para los creacionistas la causalidad no es el diseñador más probable y eso es
cierto, pues la selección natural (domeñadora del azar) es la mejor alternativa a
la causalidad. La evolución de los organismos vivos resulta del juego dialéctico
de azar y necesidad, ambos son parte integral del proceso evolutivo, ambos
están intricados en el proceso de la vida, ambos han contribuido al origen de las
diversas formas de organismos vivos que habitan en la Tierra (y quizás en otros
planetas) incluyéndonos a nosotros mismos, los seres que somos capaces de
pensar sobre éste y otros asuntos. El creacionismo se vale de los vacíos que
existen en el conocimiento científico y asume que Dios, por defecto, debe
llenarlos; esta táctica lleva a que la religión inculque en sus seguidores el nocivo
sentimiento de satisfacción con lo desconocido. Con razón el neurobiólogo
Rodolfo Llinás reclama: “Hay que erradicar el creacionismo. Eso impide a la
gente pensar claramente”; una posición similar defiende el profesor Rafael
Alemañ:

Si los seres humanos han de per feccionarse individual y
colectivamente, no lo lograrán homenajeando dogmas carcomidos que
sólo deforman su mente y reprimen su intelecto. No hallarán tampoco
la senda para la plena comunión con el universo en la obediencia ciega a
las palabras escritas por hombres ignorantes hace miles de años […]
[L]a fe robusta del racionalista resultará siempre infinitamente superior
a la de quienes se sumergen en los consuelos ofuscados de épocas más
oscuras. (Alemañ, 1996, p.217).

Para el idealismo es motivo de regocijo permanecer en el misterio; para el
materialismo el misterio es un punto de partida hacia el conocimiento: “Si la
historia de la ciencia nos demuestra algo es que no vamos a ningún sitio
etiquetando nuestra ignorancia con la palabra 'Dios'”, comenta el genetista
norteamericano Jerry Coyne. Buscar ejemplos particulares de complejidad

129

¿por diseño o por evolución? irreducible es proceder de manera no científica. (Dawkins. p. sus falaces argumentos pretenden desvirtuar el proceso evolutivo y como el libro es de amplia y gratuita divulgación popular.18)12. La selección natural es una alternativa mejor. Por lo tanto. El diseño es la única alternativa a la causalidad que los autores pueden imaginar. oído y pensamiento. La selección natural es una solución real. 1985.Universo. La Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia publica un libro titulado La vida… ¿cómo se presentó aquí? ¿Por evolución o por creación? plagado de errores conceptuales que demuestra el total desconocimiento de la teoría de la evolución por parte de los creacionistas. supramaterial que va decidiendo en cada instante la suerte de todo organismo vivo. puede causar confusión en las mentes no preparadas. Es la única solución factible que haya sido propuesta. Su carácter material determina que ella no es la causa de que sobrevivan los más aptos. Efectivamente. El diseño no es la única alternativa a la casualidad. porque origina un problema aún mayor que el que resuelve: ¿quién diseñó al diseñador? Tanto la casualidad como el diseño fracasan como soluciones al problema de la improbabilidad estadística porque uno de ellos es el problema y el otro regresa a él. es una solución de un poder y una elegancia impresionantes11. Y no es solo una solución factible. Llenar los vacíos con la palabra 'Dios' demuestra la validez de lo ya sentenciado por Engels: “Nadie trata peor a Dios que los naturalistas que creen en él”. 12 Nótese que esta concepción es exactamente igual al argumento principal esgrimido por Michael Behe. Tales órganos habrían sido inútiles hasta que todas las partes individuales estuvieran completas. un diseñador tuvo que haberlo hecho. p. la 'lógica' creacionista en todos los casos es la misma: Algún fenómeno natural es demasiado improbable estadísticamente. En el citado texto los Estudiantes emplean la torcida lógica del creacionismo: Considere órganos corporales como el ojo. inspira demasiado sobrecogimiento como para existir por casualidad.133). el cerebro. el oído. demasiado bello. demasiado complejo. 2007. (IBSA. Todos son tremendamente complejos… Un problema para la evolución ha sido el hecho de que todas las partes de tales órganos tienen que trabajar juntas para que haya vista. Y la respuesta de la ciencia a esta defectuosa lógica es también siempre la misma. 130 . el diseño no es una alternativa real para todo. La ignorancia o el desconocimiento malintencionado de la teoría de la evolución de los creacionistas es patética. sino el efecto de la supervivencia diferencial entre los organismos que conforman una población. Con supina ignorancia de los hechos concluyen que 11 La selección natural no entra a reemplazar al pretendido diseñador de suprema inteligencia: el mecanismo selectivo no es algo semejante a algo externo o a una instancia superior. es un caso particular de argumentar a partir de lo ignorado.

La 'santidad' de Bush no impidió que su candidato presidencial. pero con evidencias falsas de que es mucho más antiguo13. Bush “es un hombre santo que ha sido ungido con la tarea de crear una comunidad cristiana no sólo en Estados Unidos sino en todo el mundo” (Vásquez. con humanos modernos. el rechazo absoluto de toda la evidencia científica acumulada por la paleontología. lo hagamos en Génesis. en su libro Omphalos. Gosse) Rafael Alemañ comenta: “El vigor de un argumento no descansa en su invulnerabilidad a cualquier crítica imaginable. sino en su fertilidad para generar nuevas hipótesis y conjeturas que puedan ponerse a prueba. 35-36). H. 14 El columnista de El Espectador. sin verdaderas formas de transición que conectaran a cada tipo de vida con otro 'género' anterior. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. pp. Juan Gabriel Vásquez (2008) brevemente muestra la innegable influencia de las concepciones religiosas en la definición de políticas estadounidenses relacionadas con la salud. que por voluntad divina las rocas contenían fósiles para hacer creer que tenían un pasado geológico. (IBSA. se fundó el Museo de la Creación con una inversión de 27 millones de dólares donde se puede ver a dinosaurios conviviendo. en el arca de Noé. A propósito de este absurdo comentó el columnista del periódico El Espectador. Juan Gabriel Vásquez: “El gran problema con el creacionismo y con las demás creencias del fundamentalismo cristiano es precisamente su carácter abiertamente absurdo” (2008). fuera contundentemente derrotado por el demócrata Barack Obama durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2008. 131 . John MacCain. sostenía que Dios había creado el mundo hacía 6000 años. Y es por ello que afirmaciones como las anteriores [la de Gosse] tan sólo delatan una voluntad decidida de no doblegarse a la evidencia en contra. De hecho. El movimiento creacionista en Estados Unidos ha llegado a extremos verdaderamente absurdos. como lo requeriría la teoría de la evolución. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 [E]l relato de Génesis sobre la Creación es un documento de solidez científica […] El registro fósil suministra confirmación de esto. en 1857 el naturalista inglés Philip Henry Gosse. la educación e Irak. estado sureño. IX . tan absurdo como lo sostenido por el cristiano Mike Papantunio del estado de Kansas para quien George W. Argumentos igual de absurdos se han esgrimido también en siglos anteriores: en el siglo XVII algunos sostenían que los fósiles eran engaños colocados por el diablo para alejar a los creyentes menos piadosos del camino de la religión.Nos. donde además está la verdad revelada. En una 13 A propósito de las tesis creacionistas (como la de P. En estas condiciones el mundo sería solamente una broma de mal gusto por parte del Creador. con el único fin de convencer a los humanos de que las cosas son en verdad lo que parecen. Lo que los Estudiantes de la Biblia nos están recomendando es que en lugar de consultar en el clásico Especies animales y evolución de Ernst Mayr el problema de las propiedades biológicas de la especie. por muy grande que sea su envergadura” (Alemañ. En Kentucky. 1996). indica que cada tipo o 'género' de vida apareció de súbito. 1985. es el reemplazo total de la ciencia por la religión. ni más ni menos. 2008)14. Esto significa.

Es así que George W. Bush comentó que se debería enseñar el darwinismo y el diseño inteligente en las escuelas de su país “para que la gente pueda entender de qué se trata el debate… para exponer a la gente a diferentes escuelas de pensamiento”. importante jerarca católico del Episcopado de Colombia: “Las dos teorías [darwinismo y diseño inteligente] se deben enseñar. fue nombrado por Dios”. agosto 23). alcoholismo y pobreza intelectual de su candidato y no sabía de su declarado apoyo del uso de la tortura contra otros seres humanos. En cualquier caso. aclara David Brooks en un artículo del periódico La Jornada. El propio Bush ha dicho que fue Dios quien le dijo que invadiera a Irak (¿no sabía Dios que en ese país árabe no había armas de destrucción masiva?). pone en duda cualquier aseveración de que se trata de una búsqueda de la verdad y no de una agenda ideológica. creo que también debería enseñarse allí el relato bíblico de la creación”. Él [Dios] es el principio de donde viene todo”. también había respaldado la propuesta de incluir el creacionismo en la educación pública: “El evolucionismo no es más que una teoría científica. mientras que un General del ejército estadounidense tuvo la osadía de afirmar que “George Bush no fue elegido por una mayoría de los votantes de Estados Unidos. (Brooks. 132 . antes. Tampoco George Bush padre se queda atrás en este ramillete de declaraciones reaccionarias: “…creo que los ateos no deberían ser considerados ciudadanos. Posición semejante fue expresada por monseñor Fabián Marulanda.Universo. Pero lo que no se puede perder de vista es que el argumento del diseño inteligente es anticientífico y. [E]l hecho de que gran parte del financiamiento y vínculos de los promotores del diseño inteligente provienen de fundaciones y organizaciones abier tamente identificadas como religiosas y conservadoras. durante la campaña electoral de 1980. quien no descolló por sus contribuciones al conocimiento humano. sin contradicciones. 2005. Ronald Reagan. ni deberían ser considerados patriotas. ¿por diseño o por evolución? nación donde la ideología del creacionismo gana constantemente adeptos. si se toma la decisión de enseñarla en las escuelas. no es raro que sus dirigentes se muestren abiertamente hostiles a la teoría de la evolución y a las consecuencias filosóficas que de ella se derivan. tan falible a ojos de la comunidad científica como cualquiera de las en otro tiempo sostenidas y hoy abandonadas. Esta es una nación que está bajo Dios”. (¿no se fijó Dios en los antecedentes de drogadicción. antes de ubicarlo en la Oficina Oval de la Casa Blanca?).

recortó el presupuesto de la NASA. proceso donde se libró una encarnizada lucha ideológica entre el idealismo y el materialismo. Si para llegar a admitir la evolución de organismos vivos extremadamente complejos a partir de otros más sencillos fue necesaria toda una revolución en el pensamiento humano. Hoy la burguesía ha perdido su empuje revolucionario. Los seres humanos actuales pertenecemos. son inmateriales es decir que son nada. No hemos evolucionado a partir de ninguna especie actual de mono. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Dios.Nos. se opuso al financiamiento estatal para la investigación con células madre. Bush. Hemos desarrollado. o que no hay Dios. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 Declaración de un contenido muy diferente a lo que pensaba uno de los fundadores de la nación norteamericana. ni almas. al de los monos. capacidad única para fabricar instrumentos empleando diversos materiales. No puedo razonar de otra forma… sin caer en el abismo impenetrable de los sueños y fantasmas”. es así que en Estados Unidos George W. su origen animal. caracteres particulares de nuestra especie: cerebro voluminoso. aceptar la evolución del hombre. renovador y se ha convertido en su opuesto: un estorbo para el impulso de las fuerzas productivas y de la ciencia. Thomas Jefferson: “Hablar de existencias inmateriales es lo mismo que hablar de 'nadas'. es decir. sino desde alguna ya desaparecida hace millones de años. una infancia prolongada que implica un largo periodo de 133 . lenguaje articulado. ni ángeles. desde el punto de vista taxonómico. al grupo de los primates. al espíritu medieval y a todas aquellas formas ideológicas que se opusieran a sus intereses por instaurar en la sociedad y en la historia una nueva forma de producción. por evolución. para la cual se hacía necesario el desarrollo de la ciencia. Cuando la burguesía era una clase revolucionaria luchó contra las ideas religiosas durante sus revoluciones (francesa. exigió un ajuste todavía mayor de nuestras ideas. los ángeles. pretendió desconocer el problema del calentamiento global y propugnó por imponer la enseñanza del creacionismo. lucha que se ha decantado hacia la concepción materialista gracias a los continuos descubrimientos de fósiles que han venido aclarando el panorama de la evolución del hombre. especialmente con el chimpancé y el bonobo. con quienes compartimos un antecesor común que existió hace unos seis a siete millones de años. IX . Decir que el alma humana. independencia de Estados Unidos) impulsada por la necesidad de atacar al feudalismo. Defiende con ahínco las más oscuras concepciones religiosas atacando el avance del conocimiento científico. y de los aportes de la biología molecular que demuestran nuestra cercanía evolutiva con los grandes antropoides.

pues la criatura humana fue creada a imagen y semejanza de Dios. creándose una copia petrificada del original. como el David o La Piedad. puesto que los seres humanos tenemos un sentido intuitivo de lo correcto y lo incorrecto. estaban ya encerradas en el bloque de mármol y él se había limitado a eliminar lo que sobraba. Sin embargo. Por ejemplo. Los chimpancés también los usan. la ya citada Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia sostiene que puesto que “hay una enorme laguna entre los humanos y todo animal existente hoy. en estos casos el instrumento está ya prefigurado en la naturaleza y no es necesario hacer un gran esfuerzo para representarse mentalmente el objeto final a obtener. o descomponerse sin exposición al oxígeno. Luego. tienes que morir en el lugar adecuado. hacían los humanos al tallar” (Arsuaga & Martínez. el difunto debe acabar enterrado en un sedimento en el que pueda dejar una impresión. 2004). p. La elegante complejidad de la biología humana supuestamente indica un diseño artesanal predeterminado. incluso la familia de los monos antropomorfos o antropoides…”. 1985. como la de una hoja en el barro. pero sobre todo. así que de nada sirve desplomarse sobre un futuro emplazamiento de granito. debe encontrarlo alguien e identificarlo como algo digno de conservarse” (Bryson. permitiendo que las moléculas de sus huesos y partes duras (y muy de cuando en cuando partes más blandas) sean sustituidas por minerales disueltos. Sólo el 15 % de las rocas aproximadamente puede preservar fósiles. la Asociación calcula que el acto de creación ocurrió hace unos 6000 años. 16 Tan ignorante aseveración surge del desconocimiento de que no todo organismo vivo. el fósil debe mantener de algún modo una forma identificable. como en el célebre ejemplo de las ramitas que preparan eliminando las ramificaciones laterales y luego introducen en los orificios de los termiteros para 'pescar' termitas. Pues algo así. Para las tesis creacionistas las cualidades intelectuales del hombre son un reflejo del Intelecto Supremo. Collins llega al extremo de sostener que. así como una sexualidad muy original15.84)16. lo que lleva a la creencia en la existencia de algún tipo de deidad sobrenatural pero los continuos avances de la ciencia hacen que la concepción materialista de la 15 “Los humanos no somos los únicos animales que utilizamos instrumentos. Primero. El científico norteamericano Francis Collins sostiene que el conocimiento de la biología molecular y el funcionamiento del cerebro permiten argumentar sobre la existencia de un Dios personal. y por lo tanto “los humanos tienen todas las señales de haber sido creados… separados y distintos de todo animal”. un Dios que utilizó el mecanismo de la evolución para crear criaturas con las cuales pudiera relacionarse. Dios implantó en la intimidad de nuestros cerebros las leyes de la moral. Los humanos son los únicos primates que realmente producen instrumentos a partir de una forma que sólo existe en su cabeza. Se cuenta que el famoso escultor del Renacimiento Miguel Ángel decía que sus esculturas. En términos prácticos. 134 . cuando los sedimentos en los que yace el fósil sean despreocupadamente prensados. El mito edénico y todas las demás narraciones creacionistas han quedado totalmente invalidados. Finalmente. no existe “la prueba fósil de la conexión del hombre con las bestias simiescas…” (IBSA. cuando deja de existir. así tenga que recurrir a tesis que a todas luces resultan absurdas. pero se trata de objetos naturales que son adaptados para su función. se convierte en un fósil: “Para convertirse en un fósil tienen que suceder varias cosas. 2004). plegados y zarandeados de un lado a otro por los procesos de la Tierra. aunque más modestamente. después de decenas de millones de años o tal vez centenares de millones de años oculto. y que ellos 'imponen' a la piedra. Sin embargo el creacionismo se sigue aferrando al origen divino del hombre o de su alma. ¿por diseño o por evolución? aprendizaje. un caminar bípedo.Universo.

(Darwin. que en los siglos pasados. También los animales tienen su historia. basándose en los descubrimientos de la paleoantropología. es errónea” (1992). de la formación de los animales más perfectamente adaptados del mundo. IX . (Engels. hacen su historia en grado cada vez mayor por sí mismos. a través de la selección natural. hasta llegar a su estado actual. en la medida en que de ella participan. que cada especie ha sido creada independientemente-. Con el hombre entramos en el campo de la historia. descendencia y gradual desarrollo.Nos. Los creacionistas no pueden olvidar la siguiente declaración de Darwin: “[…] no puedo […] abrigar duda alguna de que la opinión que la mayor parte de los naturalistas mantuvieron hasta hace poco. le ha dado otra visión a la evolución del hombre al destacar en este proceso dos elementos: la dimensión de la historia y el papel del trabajo. siendo cada vez menor la influencia que sobre esta historia ejercen los efectos imprevistos y las fuerzas incontroladas y respondiendo el resultado histórico cada vez con mayor precisión a fines preestablecidos. La elaboración de los primeros instrumentos de piedra debió haber tenido un impacto definitivo en la evolución del lenguaje y en el aumento del tamaño cerebral: en la medida que éstos se iban perfeccionando. el más antiguo representante de la humanidad y el primer constructor de herramientas plenamente identificado. cerebral y etológicamente. elementos negados completamente por las tesis creacionistas. como es el caso de Homo habilis. pero su caminar erguido y el medio ambiente que explotaban los condujeron (especialmente afarensis) hacia las formas más primitivas del género Homo. que han sentado las bases. 135 . sino que se hace para ellos y. la historia de su origen. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 naturaleza descanse hoy sobre fundamentos más firmes. y que yo mantuve anteriormente -o sea. p. con conciencia de lo que hacen. 1961. africanus estaban. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. los hombres. de igual naturaleza y que resultan de las mismas leyes generales. lo hacen sin saberlo y sin quererlo. Estas son palabras de Engels que han sido confirmadas plenamente por los hallazgos fósiles en la línea evolutiva humana: Australopithecus afarensis y A. muy cerca de los chimpancés. El materialismo dialéctico.16 [cursivas añadidas]). fueron intencional y expresamente dirigidas. perfeccionaban la estructura de aquéllos. o lo que escribió rechazando la posibilidad de que Dios dirija el proceso evolutivo mediante el control de la variación disponible: […] [N]ingún vestigio de razón puede asignarse a la creencia de que las variaciones. 1992). incluido el hombre. Pero esta historia no la hacen ellos. a medida que se alejan más y más del animal en sentido estricto. En cambio.

¿por diseño o por evolución? Fue el trabajo lo que permitió la paulatina transformación del cerebro simiesco en cerebro humano. reflejo de una inteligencia también de mayor complejidad. Andando el tiempo. ¿Qué consecuencias prácticas tienen los sistemas complejos? Que su comportamiento futuro es difícilmente previsible. hasta los primitivos Homo sapiens (de hace unos cien mil años) la evolución nos ha hecho los animales con el cerebro más grande. 2003. pasando por los primeros representantes del género Homo (de hace unos dos millones de años). pero ese órgano estaba sometido a las presiones de selección que lo llevarían a un explosivo aumento de su tamaño. los chimpancés. El sistema en cuestión es la sociedad.82). p. mano (ese órgano maravilloso al que Kant consideraba un cerebro externo y del que Anaxágoras llegó a afirmar que “el hombre es inteligente porque tiene manos”) y ojo lo cual condujo a la elaboración de útiles cada vez más complejos. El paleontólogo español Juan Luis Arsuaga se pregunta y responde a propósito de la evolución cerebral: ¿Para qué sirve un cerebro? Para procesar información. En la existencia de los chimpancés sólo es posible enfrentarse a los problemas que plantea la selva a través de su pertenencia a un grupo. Hay también un medio ambiente al que los chimpancés necesitan adaptarse. Nuestros primos evolutivos.81-82). ¿Qué hace que un cerebro sea grande? La complejidad de la información a procesar. si desechamos las diferencias en el tamaño del cuerpo. pp. en el futuro 136 . Lo que hoy es cierto para los chimpancés también debió ser para nuestros ancestros evolutivos cuando aún estaban sometidos completamente a las implacables leyes de la naturaleza. pero ésa es una envoltura que está por fuera de la burbuja social. afinó la relación anatómica entre cerebro. Desde el antiguo Australopithecus anamensis (de hace unos cuatro millones de años). ¿Qué hace que un sistema sea complejo? El gran número de elementos diferentes que lo componen y la gran variedad de relaciones posibles entre ellos. el medio social en el que se desarrolla la vida de los chimpancés genera presiones de selección que favorecen a los que mejor se desenvuelven en él. (Arsuaga. en la que se producen continuamente cambios que afectan al bienestar de cada uno de sus miembros… Como un chimpancé aislado no puede sobrevivir. 2003. En los Australopithecus el tamaño cerebral era algo semejante al simiesco.Universo. también gozan de un gran tamaño cerebral y Arsuaga se vuelve a preguntar y responder ¿Cuál es el sistema complejo cuya evolución les resulta tan importante predecir a los chimpancés? La respuesta está en los demás chimpancés del mismo grupo. (Arsuaga. El adjetivo complejo se aplica a los sistemas.

2) también con más talento para formar mapas mentales de un territorio cada vez más amplio y más complejo (porque a los recursos vegetales se añadirían ahora los recursos animales en forma de carroña). La religión y la moral son productos sociales. incluso. El hombre ya no pertenece exclusivamente a la naturaleza. tiene un origen social y no biológico. con más maña para fabricar utensilios (que se harían más perfectos y más útiles). Certeras palabras que se leen en Dialéctica de la naturaleza. Falso temor tras el cual se esconden concesiones gratuitas al idealismo.146 [cursivas añadidas]). Posición que defienden ante el temor que les inspira el hecho que el público asocie la evolución con el ateísmo y la no-religiosidad y que por lo tanto resulte perjudicando a la biología evolutiva. p. y 3) con más capacidad de cooperar con otros individuos del mismo grupo. al aparecer el hombre ya acabado: la sociedad. visto en su conjunto. sirven de nuevos y nuevos incentivos para que ambos sigan desarrollándose. Lo que se esconde aquí es la inconsecuencia para aceptar que la religión. Al repercutir sobre el trabajo y el lenguaje el desarrollo del cerebro y de los sentidos puestos a su servicio. p. poderosamente impulsado. con retrocesos locales y temporales. como también las tiene la naturaleza. El trabajo fue lo que le permitió al hombre trascender la dictadura de las leyes de la biología y crear un nuevo tipo de leyes que gobiernan una nueva forma del movimiento de la materia: la sociedad. Esto último les permitiría sobrevivir en campo abierto. (Engels. y de otra encauzado en una dirección más definida por obra de un elemento que viene a sumarse a los anteriores. 1961. 137 . en el momento en que el hombre se separa definitivamente del mono. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 aparecerían individuos que serían: 1) cada vez más inteligentes técnicamente. pero que. evolutivo. (Arsuaga. que a veces se interrumpe. ni mucho menos.95). la ciencia no puede supeditar su avance y validación a que el público lego acepte o no sus resultados. concepción contraria a la que sostienen algunos evolucionistas que consideran esos dos aspectos de origen biológico. de una parte.Nos. impidiéndose su consolidación o acogida. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. la conciencia más y más esclarecida. ahora vive en la sociedad humana la cual posee su historia y su ciencia. la capacidad de abstracción y de deducción. un medio decididamente hostil para un primate. IX . ha avanzado en formidables proporciones. como el arte y la ciencia. sino que desde entonces difiere en cuanto al grado y a la dirección según los diferentes pueblos y las diferentes épocas. 2003. en un proceso que no termina. ese no es su problema.

Y a quienes viven del trabajo ajeno.Universo. lo cual exigiría la presencia de alguna forma incipiente de organización social y del lenguaje articulado. les enseña caridad en la vida terrenal. debe ser un materialista dialéctico” (Lenin. la vida después de la muerte. la sabia recomendación leninista permite además entender que la 17 Según el dirigente bolchevique: “La religión enseña resignación y paciencia en la vida terrenal a quienes trabajan y pasan necesidades toda la vida consolándoles con la esperanza de recibir la recompensa en el cielo. en última instancia. debió surgir en etapas evolutivas tempranas del Homo sapiens. pues ella no sólo desterró de manera definitiva el elemento sobrenatural sino que vino a sustituir dicho elemento por la noción de un proceso natural capaz de explicar racionalmente la estructura y función del universo de la vida. en fin. ofreciéndoles una absolución muy barata de su existencia de explotadores y vendiéndoles a precios módicos pasajes al bienestar celestial”. sea consciente o inconscientemente. la presencia de almas y otros espíritus incorpóreos. pero terminan por sostener que no hay incompatibilidad entre religión y evolución: su materialismo es vergonzante. que no pocas veces hasta se contradicen abiertamente”. no son el producto de un acto sobrenatural de creación sino el resultado de un proceso material de evolución constante a partir de formas más elementales. 138 . La enajenación ideológica que producen las ideas religiosas lleva a que 'los esclavos del capital' ahoguen 'su figura humana' y terminen hundiendo 'sus reivindicaciones de una vida digna del hombre' con la esperanza de encontrar una vida mejor en un inexistente 'más allá'. como la moral. Algunos evolucionistas rechazan la existencia de dioses. El ateísmo del materialismo dialéctico considera que un camino hacia la reivindicación de la dignidad humana está en lograr la mayor comprensión de la naturaleza. sino otro resultado de la lotería evolutiva. es decir. pp. La ciencia ha demostrado palmariamente que la tesis del diseño inteligente no es científica sino que resulta ser filosofía idealista barata al servicio de intereses religiosos y políticos. derivan sus ideas morales. un partidario consciente del materialismo representado por Marx. La teoría de la evolución desmiente las pretensiones creacionistas del diseño inteligente. conceptos básicos de las creencias religiosas.115-116). y allí mismo agregó: “[…] los hombres. Tampoco el hombre es el producto de una creación especial. En el debate de la ciencia con la religión. ¿por diseño o por evolución? La religión. de las condiciones prácticas en que se basa su situación de clase: de las relaciones económicas en que producen y cambian lo producido” (Engels. a través del conocimiento científico. advierte Lenin. La gran cantidad de especies vivas y extintas no fueron creadas tal cual. La religión sería la primera respuesta a la que recurrió el ser humano al entrar en contacto con un mundo lleno de enigmas y ante los cuales no podía encontrar respuestas racionales. de siglo a siglo. quien milite del lado del conocimiento científico “debe ser un materialista moderno. lo sobrenatural. 1948. 1974)17. Así también la moral es un producto de la sociedad: “Las ideas de bien y de mal han cambiado tanto de pueblo a pueblo.

La alimentación en la evolución humana. B.: Grijalbo. Barcelona: Mondadori. Estudios sobre la filosofía de la biología. & Martínez. Barcelona: Salvat. Ayala. La materia como categoría filosófica. Ch. Así como en su momento la burguesía enterró al régimen feudal cuando las contradicciones entre éste y los burgueses en ascenso se hicieron irreconciliables. J. Bryson. “Rebote del Universo”. & Dobzhansky. El espejismo de Dios.Nos. L. J. 387. deben ser armas que contribuyan a romper esa opresión económica y las injusticias que de ella se derivan: ya no se trata solamente de interpretar el mundo. J. Investigación y Ciencia. F. (eds. 54. La larga marcha de la evolución humana. J. Arsuaga. (2007). señaló con claridad Carlos Marx. la tarea ahora es transformarlo.A. Barcelona: RBA Libros. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 lucha del materialismo contra las ideas religiosas no se puede quedar en la “prédica ideológica abstracta”. (1966). Madrid: Espasa. Why (Almost All) Cosmologists are Atheists. (2002. T. (2004). Barcelona: RBA libros. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. Carroll. Dawkins. IX . la ciencia. El enigma de la esfinge. (1986). L. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Arsuaga. Darwin. Barcelona: Labor. F. en las condiciones históricas actuales la transformación del mundo es una tarea que le corresponde llevar adelante al proletariado. Referencias Alemañ B. Dios y la nueva física. Temas Investigación y Ciencia. diciembre). (1992). No hay libros ni prédicas capaces de ilustrar al proletariado si no le ilustra su propia lucha contra las tenebrosas fuerzas del capitalismo”. así también el proletariado encuentra en la filosofía su arma espiritual”. El relojero ciego. S. J. M. R. Evolución y Creación. (1985). J. (2003).L. (2004). Continenza. “Darwin”. 139 .F. M. (2002). (1986). (1996). El origen de las especies. Los aborígenes.) (1983). Una breve historia de casi todo. D. Bojowald. Dawkins. R. Bowler. olvidando que “la opresión religiosa sobre el género humano no es más que producto y reflejo de la opresión económica en el seno de la sociedad. P. La filosofía. R. (1979). B. (2008. P. Buenos Aires: Planeta-Agostini. Barcelona: Editorial Ariel S. La especie elegida. (2008). El eclipse del darwinismo. Barcelona: Ediciones Península. Davies. la clase social llamada a reemplazar a la decadente burguesía: “Del mismo modo que la filosofía encuentra en el proletariado su arma material. I. Bernal. diciembre). Barcelona: Ariel. Arsuaga. Barcelona: Labor. Arjiptsev. Historia social de la ciencia. México D. T.

& Provine. A rqueología de la mente. (1985). S. Maynard S. W. The theory of Evolution. Textos fundamentales. F. Montevideo: Ediciones Pueblos Unidos. La estructura de la teoría de la evolución. V. Historia del tiempo. 1- 19. “Newton”. G. Jastrow. Oparin.F. Barcelona: Tusquets. (1998). Materialismo y empiriocriticismo. Temas Investigación y Ciencia. Marzo 2) “¿Científico y católico a la vez?”. Science. (1961). “Fossil horses evidence for evolution”. (1974). (1960). El problema de lo finito y lo infinito. La vida… ¿cómo se presentó aquí? ¿Por evolución o por creación?. J.) (1999). S. (1993). (1986). (2008. Hawking. Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana. Geymonat. Barcelona: Crítica. Bogotá: Panamericana. (2003). (1998). McFadden. Hawking. Barcelona: Crítica/Planeta. (2000). (2007). J. Bogotá: Alfaomega. Inc: New York. 8 (16-17).: Grijalbo. México. S. El legado de Darwin. S. IBSA International Bible Students Association (1985). B. S. El Tiempo. Engels. Moscú: Editorial Progreso. Agujeros negros y pequeños universos. (ed. W. A. Barcelona: Altaya. R. W. (2008. México. (2005. Barcelona: Crítica. pp. Barcelona: Orbis. Buenos Aires: Katz Editores. Lenin. F. Milenio. J. S. El origen de la vida. (1993). I. W. Anti-Dühring. D. I. Hawking. Barcelona: Crítica. religión y libre albedrío”. T. M. B. Llano E. (1992). (2004). (1994). Meliujin. T. Moscú: Editorial Progreso. Ciencia y Realismo. D. 307 (5716). (1974). 140 . Bogotá: Fondo de Cultura Económica. (1980). Lenin. 50.F. La estructura de las revoluciones científicas. “Evolución. N. Oparin. L. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia. La revolución copernicana. (1971). marzo). 377. (1984). Pekín: Ediciones en Lenguas Extranjeras. Pekín: Ediciones en Lenguas Extranjeras. Kuhn. El fenómeno humano. (2002). Acerca de la religión. Graffin. Engels.: Grijalbo. Kuhn. J. febrero). Lenin. Watch tower bible and tract society of New York. A. I. El universo en una cáscara de nuez. Lazcano. Carlos Marx. Investigación y Ciencia. A.: Planeta.Universo. V. Barcelona: Crítica. T. J. El libro de la vida. “Coagulación: sistema biológico complejo”. Dialéctica de la naturaleza. Mithen. F. Barcelona: Ediciones Península. Engels. Gould. Gould. Alexander I. V. Gould. S. Guicciardini. S. ¿por diseño o por evolución? De Chardin. J.F. S. México. Melbourne: Cambridge University Press. Duarte. Buenos Aires: Orbis. W. (1988). (1948). (2006). S. (2007). Dupré. D. La chispa de la vida.

D. National Geographic. R. (2008). J. 358 (1). Ruiz. F. S. (2001). “Orígenes de la diversidad biológica”. E. Madrid: Editorial Debate. Spirkin. El yo y su cerebro. (1969). Imposturas intelectuales. A. Evolución o creación. G. Bogotá: Editorial Bruna. (1999). R. “Seeking God in the brain Efforts to localize higher brain functions”. (2004). D. C. 51. (2008. “El universo antes de la gran explosión”. (2008. K.: Fondo de Cultura Económica. R.F. H. junio 19). IX .Nos. 379. Barcelona: Paidós. 18 y 19 • 2008 • Págs 107-141 Politzer. D. Popper. Lenin y la filosofía. El Espectador. (2002). De Darwin al DNA y el origen de la humanidad: la evolución y sus polémicas. J. México. Temas Investigación y Ciencia. A. Madrid: Alba. The web of adaptation.G. J. Vásquez. Veneziano. México. Westfall. Snyder. (2006). Snow. E. Ynduráin. J. ¿Quién anda ahí? Civilizaciones extraterrestres y el futuro de la humanidad. (1976). Mary. Isaac Newton. (2008). Investigación y Ciencia. & Eccles. (1997). 22 (4). Barcelona: Labor.F. F. 141 . Roach. W. & Ayala. Bogotá: Planeta. (1982). (2008.: Grijalbo. S. New England Journal of Medicine. J. (2002). “La religión y Estados Unidos”. & Bricmont. Vannier. La búsqueda de la inmortalidad. Yunis. abril 4) “Casi humanos”. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. G. Sokal. Madrid: Ediciones Folio. J. Yunis. Principios elementales y fundamentales de filosofía. London: William Collins Sons. G. abril).

.

Abstract This paper discusses the details of a proposed reinterpretation of the WheelerFeynman radiation theory advanced in order to undermine the idea of the existence of a physical arrow of time. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Wheeler-Feynman. 1 Doctor en Filosofía de la Universidad de Southern Illinois. absorber theor y. Palabras clave: radiación. IX . 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time Edgar Eslava1 Resumen El presente artículo discute los detalles de una reinterpretación de la teoría de radiación de WheelerFeynman propuesta para minar la idea de la existencia de una flecha temporal física. Miembro de la Sociedad Colombiana de Filosofía. teoría de absorción. Key Words: radiation. 143 . asimetría temporal.Nos. La nueva reinterpretación es evaluada y sus resultados analizados a la luz de nuestro conocimiento actual de la teoría de la radiación. The new interpretation is then evaluated and its results analyzed under the light of our present knowledge of the radiation theory. Wheeler-Feynman. temporal asymmetry.

However.' that adds order to the world. that lies in the past.e. The account in terms of initial conditions assumes that the only way to understand the possible spontaneous acceleration of a particle. Why then are the converging wave fronts never observed? An electromagnetic parallel of the stone example is that of an excited atom that emits a photon. a 'radiative implosion. because it could lead us to understanding a basic temporal asymmetry in the laws that govern radiative systems. 1977. Here again. where the target particle is located. The open question is then: why only diverging fronts are observed? The question constitutes a helpful way to approach the task of finding a physical arrow of radiation. The emitted particle travels altering the electromagnetic field in its surroundings until its energy is fully absorbed by the environment. in turn. we never find spontaneous electromagnetic variations that converge at a particular location where a particle is absorbed by an exited atom. The first account answers the question in terms of initial conditions.. randomness. there seems to be nothing in the physical laws that govern this sort of phenomena that prevent the latter situation from occurring. The entropy- increasing nature of the universe we inhabit makes it highly improbable that a combination of electromagnetic fields could produce the required spontaneous particles' acceleration that would produce. p. i. converge in a particular point ejecting a stone out of the water are never seen. what we actually expect is disorder. Under these conditions. is by considering such acceleration the result of the particle's immersion in the radiation field of a source of enormous radius. or some sort of 'pre-established harmony. There are two main ways in which the question of the asymmetric behavior of radiation is addressed by current physical theories. to rule.Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time It is well known that if we throw a stone into a pond. the spontaneous acceleration effect. and only disorganized waves to be absorbed (cf. it is because of thermodynamic considerations that we expect only organized wave fronts to be emitted. Spontaneous incoming wave fronts that. the radiation could be considered as “coming in from infinity and heading for collapse at a particular spacetime location” (Sklar. p. although the symmetry of physical laws allows the inverse process to take place. 144 . Davies. 1977. In other words. The assumption of such a dramatic event. 181). present. violates our intuition that unless there is some causal reason. somewhere in the past. however.' generating a field that forces the targeted. We can picture this situation by imagining that. 374). for example the emission of a photon by an atom. we observe that when the stone touches the water it creates circular wave fronts centered in the impact point that moves outwards toward the retention walls or the shoreline. while the second answers it in terms of the dynamics of radiative systems. a large coherent radiative source emitted a collapsing radiation field. radiation field to converge into the implosion's center. departing from the shoreline.

the task is to explain why the time-symmetric Maxwell equations that describe radiation processes can be represented as a fully retarded but not as fully advanced. 169). Second. According to Wheeler and Feynman. The future behavior of a distant absorber determines the past event of radiation. p. spatially and temporally. and it is the cause of the observed reaction force. does nature seems to prefer one case rather than the other when it is a matter of consistency with the symmetric nature of physical laws to give diverging and converging solutions the same right to be expected. Indeed. 1945. the incoming waves from the shore combine with each other and with the outgoing waves of the stone to produce the wave with the energy we observe. laws of physics. 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 Stated in the terms of the theory of radiation. such an even treatment of the solutions was the goal pursued originally by Wheeler and Feynman when they advanced their Absorber Theory of Radiation.Nos. eventually to be absorbed by distant matter. we could ask why if incoming and outgoing wave fronts are equally compatible with the basic. This distant matter. 332 [emphasis in the original]). the deduction of the 145 . the second major approach to the problem of radiation's observed asymmetry. 1999. symmetric. Wheeler and Feynman. which reradiate that energy with incoming and outgoing wave fronts of their own. the outgoing waves from the shore exactly cancel out the incoming waves from the stone so that no incoming waves centering on the stone are observed. there is simply no such thing as just radiating into empty space. back toward the original charge that started the chain of events. The entire universe. or advanced. radiation arrives in the past of the original charge. implying that a test charge placed anywhere outside the absorbing medium will not experience any disturbance (cf. p. The energy of the outgoing waves excites the particles along the edges of the pond. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. then radiates backwards in time. is a very 'connected' place! (Nahim. Wheeler and Feynman proposed that an accelerated charge will not radiate unless there is to be absorption at some other distant place and future time. An intuitive picture of this situation would be something like this: when a stone hits the surface of the water it produces both an incoming and an outgoing wave front. IX . As a matter of fact. From there. The effect of the re-radiated wave fronts is twofold: first. which itself consists of point charges that are accelerated by the received radiation. In terms of the Absorber Theory of Radiation (ATR henceforth). each with one half the energy of the observed outgoing wave. ATR rests only on the assumption that the medium is a complete (infinite) absorber. This backward-in-time. [Wheeler's and Feynman's] revolutionary explanation was first to imagine the accelerated point charge as radiating retarded radiation outward.

Because of the vanishing sum. and due to the fact that complete destructive interference between an outgoing wave. as Maxwell and Dirac have shown. and an incoming wave. the field force over the particle is given by that can be also written as Where k=a means sums taken over all the absorber particles (all particles but a). 146 . any charge surrounded by an infinite absorber can be considered as the center of a system where all fields outside the absorber vanish. the two sums should both be equal to zero and And then their difference should also vanish outside the absorber at all times (outside the absorber) But. for the retarded and advanced fields. we are in a situation of sourcefree field. respectively. those represented by the retarded field. for a particular point charge surrounded by an infinite absorber. the reconstruction of the Wheeler and Feynman argument presented by Frisch (2000). Thus. those in the advanced field. for simplification.Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time results follows in this way2: Given the infinite absorber hypothesis. and then in a completely absorbing medium the fields' sum must vanish not only outside but everywhere: (everywhere) Now. otherwise no radiation at all would exist). making the total field force over a 2 I follow. for any particle outside the absorber. if the difference between retarded and advanced field vanishes. is impossible (for. Where Fret and Fadv stand.

and it eliminates from the source the energy that the original radiation communicates to the surrounding particles. The interesting part of this finding is that. 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 where the first term represents the external retarded fields due to the presence of other charges. whereas the latter originates at the absorber. This move lands the argument in further 147 . The reason that justifies summing up the two components is that they are distinct from one another. p. the argument of Wheeler and Feynman represents the original. and that they interfere constructively with one another. What the argument proves is that the observed asymmetry of radiative processes can be obtained from a symmetric standpoint. the field is independent of the properties of the absorbing medium and is completely determined by the motion of the accelerated charge at its source. At first sight. from the. H. Wheeler and Feynman conclude. the half-retarded wave front from the source and the half-advanced wave front from the absorber. But is it there any justification for claiming that the component wave fronts are actually distinct? Price own answer to his question is that.Nos. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 67) demonstrates that. in the presence of a sufficiently large number of particles to absorb radiation the absorber reacts upon an accelerated charge with a half-advanced half-retarded field. and the infinite absorber of the theory. it is not a fully symmetric account of radiation after all. laws of electromagnetism. As a result. IX . First. According to Price. and the second one represents the radiative reaction over a. the advanced part of the field has some remarkable properties. for example. 1991. when evaluated in the neighborhood of the source. has stated that this situation where an asymmetric rabbit is pluck from a symmetric hat (Price. The former component originates from i [the accelerated particle]. the advanced field of the absorber compensates the half-advanced field of the source and combines with its half-retarded field to produce the full retarded disturbance that is required to account for the result of actual experiments. Second. Third. wave as the sum of two equal components. Price. as a result of the particles' interaction with both the rest of the universe. symmetric. it might be thought that the justification lies in the fact that the waves concerned have different sources. as it stands. it interacts with the source with a finite force. some people are not quite happy with them. Despite de fact that the results are nowadays part of the current physical explanation of radiation. simultaneous with the moment of acceleration. It is this final conclusion that answers the question about the observed asymmetry of radiation. retarded.

that it is simply a matter of our own temporal perspective whether we say that the given wave originates at i or originates at the absorber particles (Price. 17-18). it treats both components as wave fronts coming from two different sources. This is to say that there would be no reason to deny that these two waves are actually but a single one (Price.e. p. By the time the argument reaches its conclusion. in the case of.Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time trouble. To do so is just to beg the question (Cf. if one allows sources to be non-unique and perspective dependent there would be no reason to differentiate the one half retarded wave from the origin from the one half advanced wave from the absorber by merely appealing to the difference of their sources. II. According to such interpretation. The issue here is justice. the argument demonstrates that it is possible to interpret both transmitters and receivers as centered on coherent wave fronts. And this is only one part of the problem. and that it is the interference between two components of the electromagnetic field generated by this particle that supports the argument's conclusion. What the Wheeler-Feynman argument evidences is that a radiation field can be described as a coherent wave front diverging from the source or as the sum of coherent wave fronts that converge on the particles of the absorber. it seems that it would be equally probable to obtain an answer in terms of advanced radiation. To say. there are no statistical grounds for preferring the retarded to the advanced solution: that statistics alone cannot explain why the process define by ATR is nor reversible. say. For in order to derive a response of the required magnitude from the absorber. On the other hand. Based on mere statistical arguments. as long as we are prepared to allow that wave's needn't have unique source. pp. 967). and uses this to evaluate the resulting field. Then. that either the advanced or the retarded part of the solution is cancelled is to assume the priority of one answer over the other. However. 18). however. The problem that undermines the ART is that the theory seems to rest on a “double-standard” argument. At this stage the full retarded wave needs to be treated as “sourced” at i. p. On one hand. the accelerated charge. 1991. then. one half of this fully retarded wave is being accounted for as an advanced wave from the absorber. II. According to Price.i. Price. the argument requires a full strength retarded wave from i. 1991a. it profits from the fact that there is only one source of radiation involved. 1991a. It has to be an appeal to past observation or to a prior criterion for selecting the answer that inclines the statistical balance towards one or the other possible outcomes. a free charged particle that accelerates as a result of its interaction with an incoming electromagnetic radiation that re-radiates the received energy to the field. This in itself is not inconsistent. as it is to obtain it in terms of its retarded counterpart. the Wheeler-Feynman argument allows us to say that both the outgoing and the incoming radiation can 148 ..

The difference between the two approaches then rests in the inclusion of the symmetry assumption. 71). what he names the Symmetry Assumption. as Wheeler and Feynman did. Price declares that in the region between the source and the receiver. It is this identity what warrants the necessary canceling of the wave's interfering components. defends Price. one that effectively uses the symmetric nature of physical laws. Price's proposed interpretation is to consider both emitters and absorbers to be the centers of coherent wave fronts. Price's case against the Absorber Radiation Theory is based then on the idea that. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol.Nos. Price's alternative insists on the fundamental symmetry of emitters and absorbers with the result that both are equally suited for being centers of coherent wave fronts. Price's thinks his symmetric model is more natural given the symmetry of the laws that govern absorbers and emitters. it is necessary to assume that. IX . the source's field. What the symmetry assumption shows is that once it is established that both transmitters and receivers are actually centered on coherent wave fronts. they introduce a temporal double standard when they decide not to treat absorbers and emitters symmetrically. that makes the unwanted asymmetry disappear. rather than to appeal to the infinite absorber required by the original account. is a really unbiased move. there is no inconsistency in saying that there is only one wave that interferes with itself. no infinite absorber required. p. the new interpretation shows this is a mistake that can be corrected by re-thinking the situation in terms of a self-interfering unique wave. In other words. the accelerated particle that acts as the radiation source is surrounded by a shell of charged particles that acts as receiver. From there. A reinterpretation then would save the ATR from their problems. Price's interpretation amounts to saying that by introducing his symmetry assumption one gains a way to avoid the implausible assumption of treating as different waves that happens to be just one. the field equals in value that of the original wave. although Wheeler-Feynman's mathematical formalism is correct. to assume that each absorber particle is centered on what is usually considered a converging coherent wave front. Additionally. 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 be seen as coherent wave fronts centered on the accelerated particle (Price. that the retarded field of the accelerating particle is identical to the total aggregate of the advanced fields of the absorber particles. and that it shows the alleged arrow of radiation to be merely a macroscopic manifestation of the entropy increase in thermodynamic systems. This. Where Wheeler and Feynman saw two wave fronts coming from different sources. 1996. and after conceding that Wheeler and Feynman's mathematical reasoning is flawless. 149 . Summarizing.

As mentioned earlier. then one of them cannot satisfy the Maxwell equations. Wheeler and Feynman established that. a solution to Maxwell equations.Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time It is difficult to see. The inconsistency with the mathematical formalism of the original Wheeler- Feynman absorber theory was pointed out by Leeds. The first line attacks Price's interpretation because of certain inconsistencies found with the mathematical results of the Wheeler-Feynman theory. then the retarded field associated with the charge is. according to Price. It simply repeats the arguments from the opposite end. Additionally to this problem. because they cannot be both zero at the same time. it becomes a mirror image of the Wheeler/Feynman view. the advanced field of the absorber particles does not. but now between Price's re-interpretation of the absorber theory and the fundamental equations of electromagnetism. The seemingly unproblematic conclusion though. Notice first that although the retarded field of the charge has a source in the region surrounding the charge. I will discuss each of these and conclude with a final criticism of Price's project that emerges as a result of these two problems. but claims a different answer. if the two fields are identical. the Maxwell equations. is challenged by an inspection of the physical situation3. the divergence of the absorber field at the location of the charge is zero. However. there are two main lines of criticism advanced against Price's reformulation of the Wheeler-Feynman absorber theory. for the field associated with a charge surrounded by an infinite absorber. how Price's model solves the problem. It seems that it simply moves the problem form emitters to absorbers. This is to say that from Maxwell's equations it follows that Price's proposed equality between the total advanced field of the charge and the total retarded field of the absorber particles is simply false. as Price claims. Based on Price's interpretation. who argues that Price's difficulties with the absorber theory are based on a misreading of Wheeler and 3 A detailed analysis of the situation can be found in Frisch (2000). by definition. The second line also appeals to an inconsistency. Because the proposed interpretation does not change the formalism and simply allows symmetry to reign. There is no simultaneous treatment of absorbers and emitters that would show that the result of one set of equations summed up with the other cancels and shows the observed asymmetry. if the source charge is the only charge in the world. It is difficult to think of a more damaging problem for any interpretation of electromagnetic phenomena than to find it contradicts fundamental equations of the discipline. however. 150 . Besides. the total advanced field of the charge is the same as the total retarded field of the absorber particles. as is the divergence of the charge field.

IX . who disagrees with Price's understanding of Wheeler and Feynman's proofs of the difference between the advanced and retarded components of the electromagnetic field. They then write down an equation in English which I suspect is the one that misled Price: '(total disturbance diverging from source) = (proper retarded field of source itself) + (field apparently diverging from source. in that it might seem to suggest that what Wheeler and Feynman have in mind is the total advanced field of the absorber: this is the only field which is 'composed of parts converging on individual absorber particles' (Leeds.Nos. Wheeler and Feynman find that the advanced field produced by each particle in the absorber has a magnitude of one-half the expected magnitude for the classical retarded field. And this field is different from the field determined by combination of the advanced and retarded fields of the source. and without this result the whole case for reinterpreting the diverging waves from the source as converging waves from the absorber collapses. and not the whole radiation field. The upshot is that Price uses the wrong field for grounding his reinterpretation. 1994. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. The first problem is very similar to the problem pointed out by Leeds. composed of both the divergent and the convergent parts. Because he has chosen the wrong field he gets the wrong conclusion. After reconstructing some of the basic elements of Wheeler-Feynman's original proof. he would have found no need for a 151 . A similar point is made by Ridderbos (1997). The last term in this equation is somewhat misleading. In the last part of their calculation of the advanced field produced by the accelerated absorber particles. p. The combined field cannot be seen as a sum of the coherent waves that converge on the absorber particles. When the authors use the expression “the only field which is composed of parts converging on individual absorber particles. Leeds finds what he considers the source of the problem. However.” they refer to the advanced divergent field from the source that is indeed composed of all the 'parts converging on individual absorber particles'. and the consequent exclusion of a timereversed interpretation of the absorber theory. He uses precisely the combined retarded and advanced fields from the source and from there concludes that the retarded part of the field can be considered as a diverging wave from the source as well as a sum of waves converging on the absorber. and leads to the same conclusion: had Price correctly understood which field Wheeler and Feynman were referring to. 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 Feynman's argument. 290). actually composed of parts converging on individual absorber particles)'. Price's mistake becomes evident when one realizes that the field Wheeler and Feynman are referring to is the part of the advanced field of the source that diverges from the source. according to Leeds.

According to Wheeler and Feynman. However. 966).” (Ridderbos. Such an interpretation is impossible once the Wheeler-Feynman theory is properly understood. only if the energy dispersed by the transmission process. a second problem raised by Ridderbos offers an interesting objection to Price's general project of rejecting the radiative arrow of time. 1997) By assuming that statistical considerations alone justify reinterpreting infinite absorbers as emitters Price is. In other words. as part of radiation's own interaction with the environment. Viewed from a great height. on the other hand. as Price thinks. Recall Price's objection: [Wheeler and Feynman's argument] ignores the lessons of Loschmidt's famous challenge to Boltzmann's attempt to derive the second law of thermodynamics from purely statistical considerations. could in some way be recovered by the absorbers. but that dynamics is blind in this respect. This wave can be described as a sum of nearly plane waves converging on the absorber particles. Loschmidt's point is essentially that statistics is blind to the direction of time. repeating the mistake that Loschmidt tried to correct in Boltzmann's statistical derivation of the second law. that statistical arguments are time-symmetric. [Price] is stipulating that at the moment particle i is accelerated. even if this is actually true. In the Wheeler-Feynman theory of radiation. Finally. but these wavefronts would now have to come into existence instantaneously at the moment i is accelerated and they would originate in i. would we be able to treat absorbers and emitters symmetrically. Ridderbos argues that Price's system is not just a reinterpretation of the Wheeler-Feynman theory but actually a totally different physical picture of radiative processes. a retarded wave is emitted which diverges from i. But this is precisely the kind of interpretation that Price develops after concluding that Wheeler and Feynman's absorber theory is but an example of the temporal double standard that makes absorbers and emitters asymmetric by definition. p.Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time reinterpretation of the absorber theory. 1991. we can say that what Loschmidt pointed out was “not that statistics is blind to the direction of time. the advanced response wave converging onto the absorber particle j comes 152 . and hence that any purely statistical conclusion is reversible (Price. what rules out the possibility of interpreting the process of radiation absorption as a time reversed process is that it requires a highly improbable gaining of coherence of the emitters and absorbers. Ridderbos believes Price misrepresents the argument because the heart of Loschmidt's argument is that Boltzmann's H-theorem is incompatible with the laws of motion of microsystems and not. ironically. In other words.

” Brit. 288-294. D. (1999).” Brit. theory. the very same laws that he declares must be honored by any valid model. concludes Ridderbos. pp. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. 153 . pp. Thus. H. Time machines: time travel in physics. the supposed reinterpretation of Wheeler and Feynman's mathematical formalism is actually a reformulation of the formalism that alters the numbers and sizes of the fields in the theory. 381410 Leeds. 157176. Phil. H. Phil. First. IX . Nor th (2002). (1991a). pp. rather than undermining the confidence in the current interpretation. he introduces an alternative that is inconsistent with the core of our present theories of radiation.Nos. “Agency and probabilistic causality. P. Frisch. dismisses Price's case for its new interpretation. pp. References Davies. and an incorrect. “The asymmetry of radiation: reinterpreting the Wheeler- Feynman argument. “Price on the Wheeler-Feynman theory. 1989. 45. he misreads the original answer. P. “(Dis)Solving the puzzle of the arrow of radiation. This result. Brit.” Springer Verlag. “What is the problem about Time-Asymmetr y of Thermodynamics? A reply to Price. (1991). H. S. pp. At the end then. Space and time in the modern universe. 51. Price. Nahim. Berlin.” British Journal for the Philosophy of Science 42. (1991b). Zeh. About Time: Einstein's unfinished revolution. rendering his criticism of it toothless. Cambridge: Cambridge University Press. (1977). Phil. 53. metaphysics and science fiction.” Foundations of Physics 21: 8. New York: Springer. 18 y 19 • 2008 • Págs 143-154 into existence before i is accelerated and originates from the cavity wall opposite j (Ridderbos. Price's alternative to the absorber theory of radiation is not even as good as the original. (2000). (1994). 959975. New York: Simon and Schuster. 1997). As a result. P. Second. Davies. in his attempt to present us with an alternative interpretation of the absorber theory of radiation Price has committed two fatal mistakes. and this alone is sufficient for rejecting it as a genuine alternative. Price. “Review of H. Sci. The reinterpretation is a new. (1995). 121136 Price. M. J. J. The physical basis of the direction of time. Sci. Sci. J. and with it the project of casting doubts on the current explanations of an objective physical arrow of time.

J. H. (1996). Sklar. “The Wheeler-Feynman absorber theory: a reinterpretation?” Sklar.” New Scientist. Phys. (1977). pp. New directions for the Physics of Time. A. 154 . CA: University of California Press. and Feynman. Cambridge: Cambridge University Press. T. Time's A rrow and A rchimede's Point. “Saving free will. “Interaction with the absorber as the mechanism of radiation. (1993). Berkeley. 23. Ridderbos. Time and Space-Time. January issue. M. Wheeler. 17: pp. L. (1997).Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time Price. Physics and chance: philosophical issues in the foundations of statistical mechanics. Price. Mod. 5556. R.. H. Space. (1945). Oxford University Press. L.” Rev. (1991c).

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 155-164

La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y
epistemológicas
Guillermo Folguera1

Resumen
En los últimos años, el trabajo interdisciplinario ha sido valorado por su mayor poder
explicativo. Sin embargo, diferentes dificultades surgen en esta modalidad de
investigación. En este artículo se discute el fenómeno de la polisemia de los términos en
diferentes marcos teóricos que llevan a importantes confusiones. Para ello se analiza el
caso del 'tamaño corporal' y sus caracterizaciones de masa y longitud, reconociendo
dos tipos de problemas. El primero, a priori, está dado por una falta de clarificación del
rol del concepto en el marco teórico correspondiente. El segundo es de índole empírico:
la posible ausencia de una correlación entre las longitudes y las masas corporales a
determinadas escalas jerárquicas. Ambos tipos de problemas sugieren que la longitud
como indicador del tamaño corporal debe ser revisada para un trabajo interdisciplinario
exitoso, a la vez que se enfatiza la importancia del abordaje epistemológico para la
propia práctica científica.

Palabras clave: polisemia, fisiología, historia de vida, interdisciplinariedad, tamaño del
cuerpo.

Abstract
Over the last few decades, interdisciplinary research has been widely known because
of its higher capacity for explanation. However, some difficulties arise in this kind of
investigation. In this article, I analyze an important problem: polysemy of terms that
look as equivalent between different issues. In particular, this study analyzes the case
of “body size” term. In specific literature, two different connotations were proposed:
mass and longitude. This polysemy phenomenon involves at least two different
problems. One of them (a priori) is related to role of term in theory. In addition, second
problem is presented (a posteriori): a possible absence of correlation between longitude
and body mass. The necessity to review the use of longitude as indicator of body size to
access to a successful interdisciplinary investigation is suggested in both cases. Finally,
I emphasize the importance of epistemological analysis to detect problems with
negative consequences to the scientific practice.

Key Words: polysemy, physiology, life history, interdisciplinary, body size.

1 Miembro del Grupo de Historia y Filosofía de la Ciencia. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.
Universidad de Buenos Aires. Argentina. Centro de estudios Avanzados en Ecología y Biodiversidad. Facultad
de Ciencias Biológicas. Pontificia Universidad Católica de Chile. Chile.El autor agradece a la Dra. Olmpia
Lombardi, y a los Dres. Francisco Bozinovic y Esteban Hasson cuyos comentarios y sugerencias sin duda han
enriquecido el presente trabajo. Email: guillefolguera@yahoo.com.ar

155

La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y epistemológicas

1. Introducción

Tanto en la biología como en la filosofía de la biología se suele caracterizar al
trabajo interdisciplinario como un tipo de práctica y de saber que permite la
(aparente) integración entre dos áreas claramente diferenciables. En general, la
diferenciación entre disciplina e interdisciplina parece resolverse sin mayores
tensiones en gran parte de las investigaciones, al menos en una primera
aproximación. Por ejemplo, Guy Palmade entiende a la disciplina como un
“conjunto específico de conocimientos que tiene sus características propias en
el terreno de la enseñanza, de la formación, de los mecanismos, métodos y
materias” (1979). A su vez, la interdisciplinariedad hace más bien centro en las
relaciones que se establecen entre ambos campos del saber (Palmade 1979,
Toledo 2004).

Una de las supuestas virtudes que poseen los trabajos interdisciplinarios es la
posibilidad de integrar marcos teóricos de áreas que en una primera instancia
podrían parecer incompatibles, aún en los casos que intentan dar cuenta de los
mismos fenómenos. A su vez, el trabajo interdisciplinario fue propuesto como
una vía fructífera para enfrentar cierto reduccionismo creciente tanto en la
filosofía de la ciencia -cf. Cifuentes (1989); López et ál. (1994)- así como en las
ciencias naturales en general y en la biología en particular. Si bien las
peculiaridades de este reduccionismo no han sido profundamente analizadas
en el área de la biología, en cierta medida se evidencia un importante grado de
desconocimiento de áreas afines a la investigación que intentan dar cuenta de
fenómenos comunes, produciendo la inevitable consecuencia de marcos
teóricos descontextualizados e incluso contradictorios entre sí. Así, esta
conjunción entre diferentes disciplinas reviste la esperanza que se encuentren
elucidaciones comunes con mayor grado de generalidad y de un mayor poder
explicativo. Por último, los trabajos interdisciplinarios podrían producir efectos
positivos en el seno de cada una de las disciplinas particulares que forman parte
de dicha integración. La razón de ello reside en la posibilidad de reconocer y
posteriormente de modificar o eliminar a todas aquellas teorías
contradictorias. Veamos un ejemplo en donde esto se expresa claramente: la
integración esperada entre evolución y desarrollo dentro de la biología del siglo
XX.

Consolidada en las últimas décadas, trajo a un primer plano las problemáticas
de los constreñimientos generados por el desarrollo de los organismos.
Necesariamente, estas restricciones ponían algún tipo de 'freno' a la postura
panseleccionista que dominaba la teoría evolutiva. De esta manera, se
consolidó una representación de posibles opciones limitadas o combinaciones
de variables arrojadas a campos de posibilidad acotados. Del mismo modo,
algunos autores han sugerido que la integración entre la biología evolutiva, la

156

Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. IX - Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 155-164

fisiología y la biología del desarrollo “provee un punto ventajoso invalorable
desde el cual examinar los límites de los procesos evolutivos” (Burggren &
Warburton, 2005 [Trad. GF]).

Sin embargo, el trabajo interdisciplinario adolece de algunas dificultades que se
contraponen a las ventajas indicadas. Evidentemente, la compatibilización
entre áreas no siempre es una tarea sencilla. En algunos casos, las diferencias
metodológicas y teóricas son lo suficientemente grandes, tornando importante
esta distancia, por lo cual precisa de ser abordada con cuidado. Por ello, la
integración de conceptos diferentes no resulta una práctica trivial. Del mismo
modo, otra dificultad se presenta con cierta frecuencia: la aparente
coincidencia conceptual entre términos provenientes de diferentes áreas. Así,
se da origen al problema epistémico denominado “polisemia2”, esto es, el
múltiple significado de un mismo término entre diferentes campos de
investigación.

Uno de los conceptos que han sido abordados desde la ecología, la genética, la
fisiología y la biología evolutiva, ha sido el de tamaño corporal (body size)
(Gilchrist & Partridge, 1999; Gibert et ál., 2004; De Jong & Bochdanovits,
2003; Ochocinska & Taylor, 2003; Blackburn ét al., 1999). Pese a una claridad
conceptual primaria, ésta resulta objeto de múltiples confusiones,
destacándose las comparaciones de diferentes clases de datos, a la vez que la
ausencia de un reconocimiento de los diferentes niveles jerárquicos existentes,
junto a una confusión entre los denominados patrones evolutivos y
ontogenéticos (LaBarbera, 1989).

En el presente trabajo nos centraremos en la polisemia que se ha dado respecto
al tamaño del cuerpo en cuanto a las caracterizaciones de longitud y de masa.
Dicha polisemia posiblemente responda (al menos en parte) a una historia
disciplinar generada a partir de una 'herencia' metodológica vinculadas con las
áreas de las que provienen ambas caracterizaciones. Posteriormente, se
analizarán dos tipos de problemas: los a priori, que responden a las diferencias
de roles en el marco teórico de ambas caracterizaciones y los a posteriori,
referidos a la posible ausencia de una correlación empírica entre ambas
variables.

2. Dos áreas, dos caracterizaciones

Con respecto a la integración entre la ecología, la fisiología, la genética y la
biología evolutiva, la variación de un determinado carácter puede presentar

2 Según el diccionario de la Real Academia Española polisemia es definido como la “pluralidad de significados
de una palabra o cualquier signo lingüístico” (Real Academia Española, 2003).

157

(1999). resulta interesante notar que los trabajos que han considerado a la masa como un indicador del tamaño corporal han sido generados principalmente en áreas afines a la fisiología comparativa. 2001. como el caso de la genética de poblaciones. James et ál. Calboli et ál. cabe interrogarse cuáles han sido los indicadores del tamaño del cuerpo utilizados en el reconocimiento de los patrones clinales. Del mismo modo. (2006). 2002.. 2004. 2003. numerosos trabajos han tomado al área -y no ya a la longitud. 3.. Thomas & Barker (1999). Sea utilizando variables métricas del ala. 2003a. 2000. Gibert et ál. Chippindale ét al. abundan los estudios que han considerado a la longitud o al área de un determinado órgano como indicadores del tamaño corporal..puede verse un claro predominio de las medidas de longitud corporal (o de área) en los trabajos provenientes de ciertas líneas de indagación. No obstante. Por el contrario.. David et ál. Ochocinska & Taylor. con la excepción de algunas investigaciones (De Jong & Bochdanovits. en contraposición a aquellos otros en los que se ha utilizado a la masa como indicador del tamaño corporal. Bochdanovits & De Jong.La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y epistemológicas diferentes teorías que dan cuenta de las causas próximas y compatibles entre sí.. Bochdanovits & De Jong.. Krebs & Barrer. 2004.. Partridge et ál. las estimas del tamaño del cuerpo a 158 . Bubliy & Loeschcke. 1988. Gibert et ál. (2004).de ciertos órganos como medida del tamaño (Gebhardt & Stearns. Hallas et ál. 1999). 1997. Así. la mayor parte de los trabajos revisados han recuperado este tipo de variables como estimadores del tamaño corporal a los fines de investigar los efectos de la variación ambiental en las poblaciones (Pétavy & Moreteau. Huey et ál.. observaciones como las que dieron lugar a la denominada regla de Bergmann (organismos de mayor tamaño corporal en los ambientes más fríos). Gibert et ál. Sin embargo. 2003). Los problemas de la polisemia del tamaño del cuerpo LA POLISEMIA Y LOS PROBLEMAS A PRIORI Tal como he presentado. Contrariamente. En contraposición. de manera general -aunque no exclusivamente. del tórax o de la cabeza. 2003b). 1994. a los fines de mi objetivo primario aunaré aquellos trabajos en los que se han medido tanto variables métricas lineales así como de área. 2003. En general. Loeschcke et ál. 1993. 2001. las indagaciones provenientes de áreas como la ecología o la genética de poblaciones no han abundado en el estudio de esta variable como estimador del tamaño corporal. En el caso de los patrones clinales para el tamaño corporal en general se ha sugerido a la temperatura como el principal factor responsable. fueron presentadas para el caso de los endotermos a través de la noción de un incremento en la eficiencia de la conservación del calor por medio de un aumento del índice área/volumen.

independientemente de su forma. su superficie será 2² y su volumen 2³. debe esperarse que la masa sea proporcional al volumen corporal el cual debería ser a su vez proporcional al cubo de las dimensiones lineales (largo. las superficies de los dos cubos no cambian del mismo modo que sus dimensiones lineales. pensemos ahora en dos cubos de diferente tamaño. Si todas las dimensiones lineales de los animales escalan geométricamente aumentando su tamaño isométricamente. evidentemente también sus ángulos serán similares. Para un análisis de las relaciones entre superficies y volúmenes. Debido a que todas las medidas lineales de ambos cubos poseen la misma proporción y que. Si. En tales casos se indican que ambas figuras son geométricamente similares. puede caracterizarse a los dos cubos nuevamente como isométricos. todos sus ángulos son similares. los cuerpos geométricamente similares son llamados isométricos.Nos. • El volumen es proporcional al cubo de la longitud. Para desarrollar este análisis comencemos por una figura sencilla. Así. Es decir. los diferentes lados de un triángulo poseen las mismas proporciones. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Sin embargo. A los fines de analizar los problemas a priori. 18 y 19 • 2008 • Págs 155-164 partir de la masa corporal es una vía que ha sido analizada con menor frecuencia y sólo en trabajos del área de fisiología. ancho y profundidad) 159 . a la vez. 1977): • La superficie es proporcional al cuadrado de la longitud. sino como el cuadrado de las relaciones lineales: Del mismo modo. veamos brevemente las relaciones que presentan ambas nociones con las teorías vigentes. el volumen es proporcional al cubo de la longitud. por lo que la medida de la masa y la longitud de un órgano deberían también guardar estas relaciones. puede verse que sus volúmenes cambian en una tercera potencia respecto a las relaciones lineales. En tales casos se cumple que Las mismas consideraciones pueden extenderse a otras figuras geométricas. Luego se deriva (Schmidt-Nielsen. Las mismas reglas se aplican a cualquier otro cuerpo tridimensional. Para el caso del cubo puede verse que si uno de ellos tiene el doble del largo en sus lados respecto al primero. IX . por ejemplo. • La superficie es 2/3 proporcional al volumen.

Veamos su justificación. En general. es decir. en una primera aproximación teórica puede esperarse una relación (en cuanto a una correlación empírica) entre ambas variables. 1984). si es en efecto la temperatura el factor ambiental selectivo. masa y longitud. en la mayoría de dichos casos no ha sido un objetivo primario verificar dicha relación. Para ello. la bibliografía es en este aspecto excesivamente fragmentaria y escasa. 160 . de las causas próximas de los fenómenos analizados. En general. el problema a priori puede tratarse de un inconveniente conceptual. las mediciones de longitud poseen sólo un rol de segundo grado con vistas a una explicación verosímil de los patrones clinales del tamaño corporal. Por tal motivo. su funcionalidad dentro del estudio de las adaptaciones térmicas de los organismos sólo estará dada en la medida en que sean indicadoras confiables de blancos plausibles de la selección natural. la biología moderna ha hecho un fuerte hincapié en el reconocimiento de los mecanismos. De este modo. En el caso aquí estudiado debemos analizar a las hipótesis generadas para dar cuenta de los gradientes clinales del tamaño del cuerpo. Y la respuesta es negativa. las explicaciones en juego dan cuenta de variaciones en la masa de los organismos pero no (necesariamente) de sus longitudes.La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y epistemológicas (Calder III. son a priori equivalentes en cuanto a la función que ocupan dentro del escenario teórico analizado. Para verificar esto es necesario establecer si ambas variables se encuentran correlacionadas. Por ello. que la distribución de la masa de un organismo esté o no correlacionada con la extensión de sus diferentes partes del cuerpo resulta una pregunta de segundo orden en relación al fenómeno registrado. tal como la masa. Además. Una búsqueda exhaustiva mostró que existen muy pocos trabajos en los que se presenten relaciones entre las variables de longitud y de peso. De esta manera. LA POLISEMIA Y LOS PROBLEMAS EMPÍRICOS (PROBLEMA A POSTERIORI) Tal como hemos visto. las explicaciones de este fenómeno que se han ofrecido consideran a la variación en la temperatura como el principal factor selectivo determinante de la evolución de las clinas latitudinales. Sin embargo. ¿Pero esto realmente se cumple? Veamos para ello qué nos sugiere un análisis del segundo tipo de problema detectado. De este modo. de modo que la longitud de un órgano pueda ser considerada un indicador confiable de las variables que en efecto se encuentran directamente involucradas en los procesos causales. sin que necesariamente tenga injerencia en los patrones empíricos. es necesario recurrir en la bibliografía específica a investigaciones que hayan considerado para sus estudios mediciones tanto de las variables de extensión como de masa. Cabe ahora preguntarse si ambas medidas del tamaño corporal.

. Como hemos visto. surge una alternativa posible: el análisis de otra variable utilizada en la bibliografía específica. comparando los cocientes en los que el denominador es la masa corporal respecto a aquellos otros en los que el denominador es alguna medida de longitud. surgen claros problemas de orden conceptual. en otras especies de Drosophila podría tratarse más bien de su capacidad de vuelo (Hallas et ál. presentando inconvenientes tanto a priori como a a posteriori.. Del mismo modo. Resulta sumamente interesante notar cómo esta diferencia presenta parte de las consecuencias derivadas del problema inicial. 4. Por ejemplo. 18 y 19 • 2008 • Págs 155-164 A partir de ello. 2005. el wing loading (WL). David et ál.. Bubliy & Loeschcke. 2004)). algunos autores han sugerido que mientras la temperatura pueda tratarse del factor selectivo en el caso de D. esta omisión parece estar íntimamente relacionada con la falta de una explicación mecanicística clara de los patrones clinales (Robinson & Partridge. y a las que en este contexto podemos denominar polisemias 'derivadas'.Nos. Ésta se caracteriza como el cociente entre la longitud o el área del ala y el peso o la longitud del tórax. se han sugerido posibles problemas a posteriori. Y acaso el problema sea más severo en la medida en que siquiera está claro que los factores selectivos involucrados sean similares para las diferentes especies. IX . Frecuentemente es propuesto que el WL podría constituir un buen indicador de la capacidad de vuelo. Gilchrist & Huey. Conclusiones En este trabajo hemos intentado apenas abordar un pequeño problema asociado al de la interdisciplinariedad: la polisemia. verificar las hipótesis y predicciones para escenarios de diferentes niveles jerárquicos. Este problema puede ser (parcialmente) saldado en la medida en que queden en consideración las explicaciones de ambos escenarios evolutivos. otros han tomado medidas de masa (Gilchrist & Huey. tal como el largo del tórax. En ese sentido. el análisis del WL puede ser de cierta utilidad para nuestro objetivo inicial de comparar la masa corporal y las medidas de longitud. Mientras algunos trabajos en efecto han utilizado como denominador a una medida de la longitud corporal (Crill et ál. 2004. Ésta fue analizada respecto a los diferentes usos del término tamaño corporal (body size) tal como se intentó justificar aquí. 2002). Por todo esto. 1996. estos problemas están relacionados con la posibilidad de que la longitud y la masa no presenten una relación directa y clara. 2006). surge el lógico interrogante acerca de cuáles de ambas variables representa un 'mejor' indicador del tamaño corporal en estos escenarios 161 . melanogaster. aspecto no habitualmente realizado en la literatura. Finalmente. Pero más aún. el WL permitiría así. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Respecto del primero. 2001). en la medida en que los mecanismos causales propuestos para explicar los patrones de ambas variables pueden ser diferentes.

G. o. que los patrones clinales tales como los descriptos por la regla de Bergmann deben darse exclusivamente con la masa como indicadora del tamaño corporal. 5: 165-174. la polisemia se expresa como uno de los posibles problemas asociados a la interdisciplinariedad. Diversity & distributions. Biological journal of the Linnean Society. aún considerando el comentario previo que se ha realizado acerca de que las causas proximales remiten a la masa. al menos... Por el contrario. & Loder N.: the evolution and genetics of temperature dependent body size in Drosophila melanogaster. 84: 119-136. Z. A. “Geographic gradients in body size: a clarification of Bergmann's rule”. K. el afán aquí ha sido justamente el de problematizar una práctica que es con frecuencia sostenida y pregonada en diferentes áreas del saber y. Bochdanovits. De este modo.) Some like it hot. Bochdanovits. La intención de este trabajo de reconocer dichos problemas no busca desacreditar los esfuerzos que se han dado -y continúan dándose. a los intentos realizados en relación a ella. “Temperature dependence of larval resource accumulation and adult body size in Drosophila melanogaster”.para este tipo de investigación. Referencias Blackburn. 1999). & Loeschcke. La respuesta.La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y epistemológicas selectivos. 162 . O.. debiendo ser analizada según el contexto de aplicación en que la misma sea dada. Más aún. (2003a). V. “Variation of life-history and morphometrical traits in Drosophila buzzatii and D. & De Jong.Proefschrift Universiteit Utrech (ed. por ejemplo. “Larval energy metabolism and a life history trade-off in Drosophila melanogaster in Tekst”.. sugerimos para las prácticas científicas que las posibles dificultades a priori y a posteriori sean analizadas para cada caso en particular. (1999).: the evolution and genetics of temperature dependent body size in Drosophila melanogaster.. en particular. simulans collected along an altitudinal gradient from a Canary Island”. M. no resulta evidentemente una tarea sencilla.. En: Proefschrift Universiteit Utrecht (ed.) Some like it hot. & De Jong. T. verificando el supuesto de que la longitud es un buen indicador de la masa corporal de los organismos. Z. (2003b). quizás siquiera tenga un carácter de tipo general. Algunos autores han sugerido. G. En: Tekst. en la medida en que pueden estar implicados fuertes cambios de formas de los órganos corporales (Blackburn et ál. (2005). De este modo. Gaston. Bubliy. pero a la que en general no le son reconocidas las múltiples complejidades y dificultades (de diferentes orden) que posee. del saber científico. J.

79: 141-148. A. Gilchrist. 153: 1775-1787. Annual review of physiology. L. P. F. B. G. B. D. & Huey. Capy. 82: 207-223. C. & Partridge. & Hoffmann. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Journal of Genetics. 2. D. 67: 203-223. L. “Plastic and genetic variation in wing loading as a function of temperature within and among parallel clines in Drosophila subobscura”. Evolution. Service. W. 50: 1205-1218. Schiffer. Genetica. 48: 1880-1899. Cifuentes. Hallas. Moreteau. 110: 79-85. (2005). Chippindale. (1989). Evolution. A. D. “Phenotypic plasticity of body size in a temperate population of Drosophila melanogaster: when the temperature-size rule does not apply”. “Within and between generation effects of temperature on the morphology and physiology of Drosophila melanogaster”. Morin. Paideía. IX . David. V. G. R. R. (1994). S. De Jong. H. (2003). & Rose. Calboli. J. Burggren.. R.. 57: 2653-2658. A. “Clinal variation in Drosophila serrata for stress resistance and body size”.. and the insulin- signalling pathway”.. (1996). W. F. & Bochdanovits. B. Gibert. “High stressful temperature and genetic variation of five quantitative traits in Drosophila melanogaster”. & David. G. allozyme frequencies. clines and phenotypic plasticity”.. O. 1: 335-354. “Comparison of the genetic basis of the wing size divergence in three parallel body size clines of Drosophila melanogaster”. & Stearns... & warburton. Genetics. Massachusetts: Harvard University Press. Function and Life History. (2004). C. Hoang. (2003). M. simulans: genetic variability. W. S. Z. Calder III. (2004). J. (1988). A.T. 44: 461- 470. & Loeschcke. Huey. (2006). P. Pétavy. W. “Comparative Developmental Physiology: an interdisciplinary convergence”.. (2002). Genetics.. The evolution of development in Drosophila melanogaster selected for postponed senescence. “Reaction norms for developmental time and weight at eclosion in Drosophila meracatorum”. Crill. & Moreteau. “Exigencia de interdisciplinariedad en filosofía”. (1999). (1984).. B. 85: 9-23. Size. “Latitudinal clines in Drosophila melanogaster: body size. M. A. J. A. Legout. Kennington. A. R. 120: 165-179. J. Journal of Genetics. Evolution.. P. W. Gilchrist. M. P. R. Journal of Evolutionary Biology. Integrative and comparative biology. G. “Mapping reveals a striking coincidence in the positions of genomic regions associated with adaptive variation in body size in parallel clines of Drosophila melanogaster on different continents”.Nos. 18 y 19 • 2008 • Págs 155-164 Bubliy. Gebhardt. “Comparative analysis of morphological traits among Drosophila melanogaster and D. R. S. M. L. K. M. 163 . & Partridge. A. & Gilchrist. (2001). Imasheva. Genetical research.

Annual Review of ecology and Systematics. Journal of Evolutionary Biology. Krebs. 12: 605-623. S. “La Filosofía actual de la ciencia”. “Cellular basis and developmental timing in size cline of Drosophila melanogaster”. “Bergmann's rule in shrews: geographical variation of body size in Paearctic Sorex species”. Fowler. J. L. B. B.. (2001). L. K. (1995). W. The Journal of experimental zoology. L. “Coexistence of ecologically similar colonising species. S. & Moreteau. Sanmartín. Genetics. J. S. 14: 14-21. 74: 43-54. “Quantitative genetic analysis of the body size and shape of Drosophila buzzatii”. F. & Taylor. “Temperature and clinal variation in larval growth efficiency in Drosophila melanogaster”. Journal of Evolutionary Biology. Diccionario de la lengua española. R. G. “Analyzing body size as a factor in ecology and evolution”. A. (1989). (2001). P. R.La polisemia en la Biología: implicaciones científicas y epistemológicas Huey. U. A. & Barker. (2003). (1979). David. Journal of Thermal Biology. & Serra. Palmade... Toledo. “Rapid evolution of a Geographic Cline in Size in an Introduced Fly. C. (1999). F. Berrigan. M. 140: 659-666. S. R. (2004). R. 29. Loeschcke. J. Gibert. 194: 287-307. K. K. (2003). (2000). A. Pétavy. R. J. Science. Schmidt-Nielsen. W. Bundgaard J. “¿Una epistemología del trabajo social?”. 26: 29-39. Madrid. Genetical research. G. Azevedo. F. Gilchrist.. “Correlated responses to selection on body size in Drosophila melanogaster”. & Barker J. L. 21 164 . M. aldrichi”. L. V.. López C. G. & Barker. F. H. R. II.. “Reaction norms and genetic parameters at different temperatures for thorax and wing size traits in Drosophila aldrichi and D. (1999).. 287: 308-309. S. M. & Partridge. R. (1977). Narcea. R. A. J: & González.. Madrid: Espasa Calpe. 85: 598-608. & French. 6: 281-298. (1994). (1993). J. E. Carlson. & Partridge. Ochocinska. Diálogo Filosófico. 20: 97-117. Boszwaan. buzzatii for competitive efects and responses at different temperatures and allozyme variation in D. Theoretical and applied genetics. (1999). Real Academia Española. James. “Scaling in biology: the consequences of size”. J.. “Interdisciplinariedad e Ideologías”. Journal of Evolutionary Biology. Cinta de Moebio. Langelan. Partridge. D.. B.. V. Labarbera. 78: 365-381. 22ª ed. D. Population differentiation in Drosophila aldrichi and D. Thomas. “Viability and rate of development at different temperatures in Drosophila: a comparison of constant and alternating thermal regimes”. buzzatii”. Robinson. Biological journal of the Linnean Society.

Reseñas .

.

Investigador del Departamento de Humanidades de la Universidad El Bosque. de un rigor insaciable. lo que le ha implicado una serie de animadversiones al interior de ciertos círculos académicos universitarios. Su afirmación política: el forzamiento de lo real. Está terminando la Maestría en Problemas Sociales Contemporáneos del Instituto de Estudios Sociales Contemporáneos IESCO de la Universidad Central (Bogotá). Sartre y Althusser. Su apuesta ética: la verdad es imprescindible. y Samuel Beckett. Email: marroco4@yahoo.com 167 . continúa su incansable polémica en contra de la prédica que anuncia el 'fin de la filosofía' o su destitución. que intenta abordar una de las preguntas más inquietantes de nuestra época: ¿cómo es posible algo nuevo en el mundo? Nacido en Rabat (Marruecos) en 1937. Alain Badiou hace parte de una corriente de pensamiento afirmativo que acoge alegremente la paradoja y postula un pensamiento anti- humanista. Mallarmé. conformado por 66 enunciados agrupados en siete 'libros'.2008 665 páginas Publicado casi dos décadas después de su obra fundamental El Ser y el Acontecimiento. Badiou intenta establecer las condiciones de un pensamiento a la altura de la época. director del Centro Internacional de Estudios de la Filosofía Francesa Contemporánea en la Escuela Normal Superior. IX . la traducción al español de Lógicas de los Mundos en el 2008 constituye otro momento de una formidable y exasperante apuesta de pensamiento. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. capaz de enlazar planos fundamentales (el amor. Dramaturgo. El Ser y el Acontecimiento 2 Alain Badiou Buenos Aires: Ediciones Manantial . las matemáticas. Autor polémico. que se pregunta por las circunstancias excepcionales de aparición del sujeto. 18 y 19 • 2008 • Págs 167-172 La verdad no es impronunciable Alejandro Sánchez Lopera1 Lógicas de los Mundos. militante.Nos. la ciencia y el arte) sin hacer ninguna concesión con respecto al nihilismo actual o al cansancio vital contemporáneo. Su intención radica en gran medida en 1 Politólogo. y las condiciones bajo las cuales es posible que la verdad advenga en el mundo. Sus grandes 'maestros': Lacan.del carácter eterno del comunismo. y la defensa -hoy. se erige además como el rival filosófico de Gilles Deleuze. Lógicas de los Mundos.

Por un lado. tan complaciente. Badiou señalará en Lógicas que “no hay más que cuerpos y lenguajes. y defiende un pensamiento inmortal. o a su necesario lazo con el dogma. el 'salvo que' por el cual viene a hacer inciso. particularidad o predicado. desvinculación o inconsistencia. la dialéctica materialista que propone Badiou afirma que “la universalidad de las verdades se sostiene en formas subjetivas que no pueden ser ni individuales ni comunitarias” (p. Badiou realiza así un ataque feroz contra lo que él denomina el materialismo democrático. constituye también un reto a la filosofía universitaria. “nuestra convicción contemporánea”. el vínculo sin concepto'”. escindida de cualquier aditamento. insensato. componen este laberinto abierto por esta provocación. 123). postulando un sujeto sin sentido. Por el otro. Enfrentados a la pura diferencia. sino que hay verdades”. Dado su estilo. que también comparte Deleuze.La verdad no es impronunciable traspasar el artificio que divide la filosofía analítica de la continental. esgrimiendo un pensamiento ilegal. Como recuerda François Wahl. inhumano. Badiou postula la existencia de verdades. y que no dependa de la enunciación finita de los discursos. A contra corriente del anuncio de la época con respecto a un agotamiento de las verdades. en lugar del caos?” (p. de la complaciente prédica posmarxista (Laclau). sino el 'excepto'. por 168 . En esa dirección. frente a la fascinación actual por la carne y las palabras (los cuerpos y el lenguaje). impresionante aparato teórico para pensar nuestra actualidad. venerable. no es el pronombre -el 'yo' o el 'nosotros' de las primeras personas. envuelto en una escritura que siempre oscila entre el horror y la ternura. 25). el dilema que presenta Lógicas es “¿por qué y cómo hay mundos. propone la necesidad de concebir la multiplicidad. el 'sino que'. y en contra de la textura vital de cierto posmodernismo. 63). cuerpos y sujetos. violento. Ciertamente. y de la denuncia infinita de las formas dogmáticas de la verdad y su tentación universalista. Postula entonces una vida a distancia del Estado. excesivo. académica. retomando la formalización matemática y el recurso filosófico del poema. el frágil centelleo de lo que no tiene lugar de ser (p. mordaz y a veces asfixiante. y sin objeto.su marca. a propósito de algunos textos preparatorios a Lógicas: “hay crisis hoy -y por lo tanto reto para la filosofía- porque se revela que la verdad tiene que ver con lo que el saber prohíbe: 'lo cualquiera. Su defensa de la filosofía. Por fuera de cualquier relativismo. Verdades y mundos. uno de sus compañeros de camino. y dislocarla. Badiou lleva al infinito la disputa contra la fenomenología y la epistemología. A contravía de cualquier pensamiento débil. una filosofía que no renuncie a la eternidad -y siga siendo atea-. la parte innombrable. en el fraseado continuo de un mundo. afirma que las verdades son exteriores a esta.

de la vida misma. al postular una defensa enérgica del pensamiento.Nos. Al contrario. tensa y llena de implícitos. cuya máxima es: “lo que inició Platón entró en la clausura de su efecto”. la singularidad. una serie de conferencias previas a la publicación de Lógicas. Amor. alcanzó incluso a albergar la posibilidad de escritura de un libro 169 . a contracorriente de parte sustancial de la crítica contemporánea. frente a las cuales la filosofía constituye entonces “una toma de verdades”. La potencia de la filosofía depende entonces de determinadas relaciones (“sutura”) con respecto a determinadas condiciones. Su relación con Deleuze. “todo desastre tiene. en el momento en que la filosofía como tal se presenta como un procedimiento de verdad. prácticas extra- filosóficas. Es decir. evitando poblar el tribunal que condena la barbarie extrema del siglo XX como fin de la posibilidad del pensar. que nos arrebata la paz. son insensatas en la medida en que se oponen a lo que prodiga el sentido como natural. intenta sustraer la filosofía “del destino y la declinación de la metafísica occidental”. “la filosofía es la operación de una categoría sustraída a la presentación”. y una apuesta sin finalidad: el vacío entonces -no la nada o la plenitud-. es el nombre propio del ser. asumiendo lo que de violencia conlleva este. Esas verdades. ciencia y política constituyen dichas condiciones en exterioridad. IX . de lo dado (“el estado de una situación”). o sea el pasaje 'ilegal' de la Verdad como operación vacía a la verdad como llegada o advenimiento en presencia del vacío mismo”. el pensamiento no conduce aquí a ninguna serenidad. 18 y 19 • 2008 • Págs 167-172 eso “la filosofía es ese lugar de pensamiento donde las verdades (no filosóficas) son capturadas como tales. en su raíz. En efecto. Dado que para Badiou la categoría central de la filosofía es el vacío. y nos sobrecogen”. Badiou comparte con Gilles Deleuze una crítica feroz contra el cliché del consenso. como lo sostiene en Condiciones. interrumpiendo el régimen del sentido. compone una estrategia persuasiva sin apuesta de poder”. Sabemos que los lazos entre la verdad y lo real no están signados por la tranquilidad. una sustancialización de la Verdad. atado a la continua y provocadora alusión de Badiou al Universal. la micro-política. y en contra del sentido común (y los estados de opinión). Inundada por “la intensidad de un amor sin objeto. Gran parte del esfuerzo del autor se afinca así en polemizar contra los antídotos que tratan de curar la “enfermedad Platón”. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. pues como dice Deleuze. se da el paso de las aporías del vacío de la Verdad al terror. cuestión que no deja de ser motivo de incomodidad para lo menor. La verdad no se encuentra por afinidad. no puede llevarnos a ninguna domesticación. como aquello digno de la situación existente. “siempre se produce la violencia de un signo que nos obliga a buscar. arte. produciendo un pensamiento sin objeto. al “desastre”. sino que se manifiesta por signos involuntarios”. Para ello. ni buena voluntad.

fundamentada en la teoría de conjuntos y del infinito de Georg Cantor y su axiomatización por Zermelo-Fraenkel. Aparte de su estatuto objetivo. la condensa en El Ser y el Acontecimiento (1988). En sus palabras. 115). la ontología de Badiou exhibe una característica distintiva: es sustractiva. Obedece más bien a una 'Gran Lógica' que en su primer momento (ontología matemática) intentaba pensar la multiplicidad pura o indiferente. No hay por qué temer a esa fidelidad. o al rigor de alguna ciencia. o su localización. según lo cuenta Badiou en el inicio de su polémico trabajo sobre su rival. pues “hay una irreductible insistencia en su aparecer. Sus preguntas: cómo una multiplicidad se inscribe en un mundo. “la verdad no es ella misma lo real. lo que en últimas nos llevará a que “la cantidad. a Badiou le interesan sobremanera las formas subjetivas de fidelidad a esa(s) verdad(es). nos conduce a que “pensar lo múltiple 'mundano' según su aparecer. el libro está compuesto de gran cantidad de ejemplos y cálculos. La verdad. La comprensión del ser no obedece tampoco a un proceso investigativo. numerable (siendo así ¿cómo se podrían entonces relacionar multiplicidades inconmensurables desde alguna medida o unidad?). Parte de su polémica con Deleuze. pese a su alcance genérico. lo que permite operar el vuelco subjetivo es el impasse ontológico del ser. en sus 170 . Es una activa transformación de lo real. 55). percepción o experiencia. Lejos de perseguir cualquier modalidad empírica u objetiva del ser. 1997). “el Uno no es”. Esto significa que no es posible captar al ser a través de categorías como presencia. Por ello. existe. y ahora en Lógicas a través de la teoría de los haces (fenomenología calculada). al estar ligado a la arbitrariedad y el azar. pero no es homologable con lo real. indaga por los procedimientos a través de los cuales un mundo se hace consistente. a lo innombrable y a aquello que está fuera de lugar con respecto al orden. la verdad existe. es el proceso por el que el régimen de lo real es modificado. no se deja disolver en ese nivel. No hay un 'número' del ser pues éste no es cuantificable. El Clamor del Ser (Manantial. Hay que recodar que a través de lo que denominó en El Ser y el Acontecimiento “el síntoma de Cantor-Gödel-Cohen-Easton”. ese paradigma de la objetividad. Ahora. compuesto por 37 'meditaciones' en las que Badiou elaboró una ontología pura. es la tarea de la lógica. intuición.La verdad no es impronunciable conjunto. lo cual quiere decir que ella toma un lugar entre los objetos de un mundo” (p. teoría general de los objetos y las relaciones” (p. y cómo este último efectivamente aparece. que insiste en problematizar lo múltiple como múltiple. o a una posible enunciación dogmática en esta época del simulacro: por un lado. un movimiento de lo real”. El trabajo de Lógicas. pues es sólo un resultado. conduzca a la subjetividad pura”. Por el otro. simbolismos y esquemas.

conforman el espacio subjetivo donde la verdad tiene lugar. pues. de los objetos y de los mundos. No podría. Revista Colombiana de Filosofía de la Ciencia • Vol. Ninguna generalidad disponible puede dar cuenta de ella. entonces es singular. agonista o paradójica con las verdades: fieles. 171 . En síntesis. la ciencia y la política.539). ni inconsciencia. seducido con la intimidad y el narcisismo. Badiou entiende el sujeto como un “campo trascendental impersonal”. ni axiomática. es además. Por eso. con un eco de la Antigüedad: “sin límite. pues no todo sujeto proclama una verdad que haga que el mundo sea otro. Badiou sostiene que el sujeto es excepcional. existen cuatro procedimientos genéricos o de verdad en los que irrumpen movimientos que de forma inesperada. reactivos y resurrectos. la ocurrencia. alteran la lógica de cualquier situación. presentando diversos tipos de sujetos relacionados de forma afirmativa. In-humano al igual que muchos de sus contemporáneos franceses. se formulará así: “¿por qué puede existir un cuerpo en ese mundo?” (P. en todas direcciones”. en su texto sobre el apóstol San Pablo nos dirá este autor marroquí que La verdad sigue siendo del orden del acontecimiento. entendiendo que este no es una esencia. Del mismo modo. La búsqueda de las excepciones a lo que hay (las verdades). estos sujetos pueblan la topología que informa los mundos. haber una ley de la verdad. Su aparición obedece a unas condiciones rigurosas. en Lógicas rebasará la unilateralidad previa de su teoría del sujeto (todo sujeto es sujeto de una verdad). específicamente en Lógicas. 18 y 19 • 2008 • Págs 167-172 palabras introductorias a Lógicas nos recuerda que subordina “la lógica del aparecer. 55). ni estructurar al sujeto que se reclama de ella. o un accidente. Es decir. IX . el arte. a la afirmación transmundana de los sujetos fieles a una verdad” (p. o de lo que adviene. este “no es conciencia. si bien “el sujeto depende de un acontecimiento y sólo se constituye como capacidad de verdad”. como afirma en las conferencias agrupadas bajo el nombre de El Siglo. a-sustancial e irreflexivo. y fascinado en hallar el sujeto en cualquier parte. ni legal. No es ni estructural. “un punto [o fragmento] de verdad”. “¿Cómo es posible un sujeto?” será entonces la pregunta que guiará a Badiou y. Es justamente. oscuros. un hecho. Finalmente. a contravía del mandato de nuestra época. “el suceso. de lo verdadero”. De acuerdo con Badiou. el incalculable y desconcertante añadido” o. será así mismo aquello que guía su indagación por el acontecimiento. expuesto a lo impredecible del afuera. y entorpecen el curso normal de las cosas: el amor. se abre a la posibilidad de pensar “novedades reaccionarias”.Nos. el suplemento puro.

es una escisión. desmontajes y de-construcciones. que “la ley no dice lo que está bien. sino que está bien lo que dice la ley”. En esa vía. que no cesa de sustraerse a lo dado. Tal como lo afirma una de sus colegas de tiempo atrás. la interrupción de lo dado. es decir. una de las máximas que sostiene con respecto a la verdad es entonces: “No sustraigas la última sustracción”. y de invitarnos a ello. de cualquier drama moral del individuo. Badiou sabe. propone un estallido. no claudica en perseguir el forzamiento de lo real. ni una contradicción. Asimismo en contra de un juego infinito de interpretaciones. Afirmatividad pura. no es una concentración de las contradicciones sociales. A contravía entonces del frágil e inmoral consenso democrático de nuestros días. una ruptura y no un vínculo. tal como dice Deleuze. 172 . una separación. por el contrario. Por eso. Antes que un lazo (social) o un pacto. política no- parlamentaria: he ahí parte de la sustancia de este experimento de Badiou.La verdad no es impronunciable Sin descanso. la política para este autor no es una expresión. de derrocar cualquier de ley de maestría sobre el mundo. y la inclusión ciega de las particularidades (pues todo vale). una distancia. Badiou insistirá en combatir la subordinación que la filosofía y la política sufren actualmente ante la inflación Ética. pensamiento radical. O en sus palabras. Es. por fuera de cualquier moral de la compasión o la lástima. Natacha Michel: se trata de “alarmar al 'no' hasta que se convierta en 'sí'”. y por criticar cualquier consideración condescendiente con el otro.

epistemología. • Cada una de no más de 100 palabras. teoría del lenguaje. ciencias cognitivas. Las notas de pie de pagina deben limitarse a las que ofrezcan comentarios e información sustantiva.edu. debates. preferiblemente en normas APA. francés e inglés. 173 . Eventualmente el autor recibirá el concepto y podrá elaborar las precisiones correspondientes. grado de estudios alcanzado. deberá anexarse un breve resumen de la hoja de vida redactado de la manera en que al autor o autores les gustaría que apareciese en la publicación. filosofía de la tecnología). El comité editorial decidirá en qué número de la revista y el orden en el que aparecerán los mismos. El comité editorial se reserva el derecho de hacer correcciones formales o de redacción sin ulterior revisión de los autores. la revista se encuentra indexada internacionalmente en la RedAlyC y Philosopher's Index. complejidad. los textos se publicarán en las tres secciones de la revista: Problemas. • El texto deberá tener un resumen en español (o lengua original) y un abstract en inglés. la institución a la que se encuentra vinculado. el cargo que desempeña y la dirección de correo electrónico. La revista está abierta para la publicación de artículos. En hoja aparte se deberán incluir el nombre del o los autores. ponencias. REVISTA COLOMBIANA DE FILOSOFÍA DE LA CIENCIA PRESENTACIÓN Y NORMAS La REVISTA COLOMBIANA DE FILOSOFIA DE LA CIENCIA. a los campos afines (lógica.co o humanidades@unbosque. reseñas de libros y ensayos originales en español. con algunas palabras claves en español (o lengua original) y key words en inglés. pero el autor recibirá una noticia al respecto. Igualmente. • Las referencias bibliográficas deberán citarse en la modalidad de las publicaciones científicas. Se recibirán textos por correo electrónico enviados a filciencia@unbosque. por lo cual se recomienda tener copia de los mismos. • Los artículos. • Una vez seleccionados. • Los trabajos enviados serán remitidos a un arbitraje anónimo. Actualmente. Debates y Reseñas. ponencias o reseñas enviadas que sean rechazadas no serán devueltos. portugués. y en general a los temas y problemas que ponen en diálogo a las ciencias y la filosofía. es una publicación académica semestral dedicada a la filosofía de la ciencia.edu. fundada en 1999 por el profesor Carlos Eduardo Maldonado. • Los autores cuyos artículos sean seleccionados recibirán dos revistas. en la elaboración de los textos se deberá tener en cuenta lo siguiente: Deberá enviarse una copia impresa y otra en CD-ROM. en Word para Windows. Para ser sometidos a evaluación y posible publicación.co en archivo adjunto (attachment).

.

Revista Colombiana de FILOSOFÍA DE LA CIENCIA Volumen IX • Nos. ¿por diseño o por evolución? Guillermo Guevara Pardo Absorber Theory of Radiation and the search for an arrow of time Edgar Eslava La polisemia en la biología: implicaciones científicas y epistemológicas Guillermo Folguera Reseñas La verdad no es impronunciable (Lógicas de los Mundos de Alain Badiou) Alejandro Sánchez Lopera . 18 y 19 • 2008 ISSN: 0124-4620 CONTENIDO Debates Furor de Archivo Suely Rolnik ¿Por qué Thomas Khun escribe una postdata a su libro 'La Estructura de las Revoluciones Científicas'? Oscar Barragán La concepción de los sistemas vivientes como 'determinados por su estructura en cada instante' de Maturana y Varela y sus implicaciones para las ciencias sociales Dalma Albarracín El desorden organizador Fernando Godoy Problemas Evolución y Diseño Inteligente: una perspectiva lógica Rafael Andrés Alemañ Berenguer Universo.