Adolescencia media: Se puede detectar el comienzo de este período cuando ella decide pasar de

ser una observadora a una jugadora, es decir, cuando ha abandonado las representaciones o
imágenes infantiles y esto le permite al yo realizar esfuerzos de ligadura de la libido con nuevas
representaciones.

El duelo por el cuerpo infantil culmina con el logro de una nueva imagen de sí mismo con la cual el
adolescente medio se identifica. Existe una mayor correspondencia entre el cuerpo real y el
imaginado.

Durante la adolescencia temprana la irrupción pulsional descontrolada provocada por la pubertad,
asincrónica en el sentido de que no es acompañada por una tramitación psíquica y con un
erotismo proveniente de las pulsiones parciales (porque se reactiva la sexualidad infantil) , le
impidió un adecuado trabajo de duelo en la medida en que predominaba la sensación
desestructurante de cuerpo fragmentado

. En esta nueva etapa, en cambio, el predominio del erotismo genital hace posible una tendencia a
la unificación de las representaciones del yo. El yo se encuentra, ahora, con energía pulsional para
realizar un trabajo de reinvestidura libidinal del nuevo esquema corporal y representar
verbalmente afectos, sensaciones e ideas acerca de sí mismo, posibilitando la identificación del yo
con el propio cuerpo.

Con respecto a los procesos de investidura objetal, la tarea de desasimiento de la autoridad de los
padres conduce a la tramitación de los vínculos incestuosos y el resultado de tales procesamientos
lleva al hallazgo de objeto exogámico y al comienzo de algunas tramitaciones con respecto a la
inserción laboral.

El grupo es esta etapa no es tan cerrado, no uniformiza con "gestos" y "códigos" sino que integra a
través de la imaginación. Es decir, cada uno se lo puede imaginar buscando vínculos no tan
posesivos. Aparece la pareja independientemente del grupo.

El proceso de transformación que dirige al hallazgo de objeto heterosexual se liga con el duelo por
la identidad infantil ya que aceptar el acercamiento al objeto heterosexual conlleva a cierta
necesidad de una renuncia narcisista porque implica romper con una fantasía de completud,
aceptar una falta, posibilitarse el pasaje hacia una complementariedad con aquel que tiene "lo que
a uno le falta".

En la adolescencia suelen aparecer actuaciones de tipo homosexual preeminentemente entre
pares, siendo esto frecuentemente de carácter transitorio, porque en algunos momentos de la

1997) Es decir que. Lo que no puede decirse es que un adolescente que tenga algún episodio homosexual sea una estructura perversa.grupo. entendido como una representación de sociedad organizada. nuevos padres espirituales: políticos. "En un principio. ideales desde donde posteriormente ejerza la toma de decisiones. Freud (1939) llama a este pasaje "la conquista espiritual de la humanidad". Otro destino de los procesos de duelo lo constituye la investidura de una representación . que ocupen el lugar que dejó vacío la muerte de los objetos originarios. ¿De qué otra manera podría hacerlo si permaneciera idealizando a las figuras parentales? Al cuestionar el propio origen comienza a insertarse en comunidades más amplias con otros tipos de líderes que le permiten pensar nuevos orígenes. una entidad. hacia el ámbito social regido por códigos abstractos y consensuales. en la medida en que el desasimiento produce en el yo juicios decepcionantes con respecto a la imagen paterna. por medio de un proceso lento y complejo que implica: a) una elaboración del duelo por el desasimiento de los padres. religiosos. etc. ya sea porque el padre envejeció o porque el adolescente creció. desafiándolo. un pasaje desde el ámbito familiar. valores. Planteado el problema de la necesidad de desasimiento de los padres. Más tarde. al narcisismo.adolescencia entran en juego conflictos que están en torno a la homosexualidad ligados a la completud. Un referente que no necesariamente implica ser consultado en la realidad. regido por códigos sensoriales y de intimidad. pero que sirva de referente. El pasaje a la exogamia en el adolescente significa su inserción en la cultura. económicos. b) una creación de sustitutos ideales del yo. el adolescente necesita colocar al padre en una posición: el lugar de donde provienen sus propios pensamientos. el adolescente medio cuestiona su propio origen. Susana. pero que desde el interior del sujeto sirva de interlocutor válido para continuar el proceso reflexivo" (Quiroga. esa imagen es sustituída por otros líderes. entonces. ni que esto determine o preanuncie la homosexualidad. oponiéndose. que va más allá de la organización del grupo de pares y que se conforma en la noción de cuerpo social. de clase. La inserción del adolescente en la cultura se realiza. de manera que le permita manifestar su adhesión o su rebelión. constituidos como modelos que operan como protectores contra el desamparo psíquico. ese padre pasa a ser sustituido por una idea. alguien que actuando desde la posición paterna le sirva de respaldo para fundar premisas. . una institución. como forma de realizar el despegue.

teñidas de afectos polarizados. los vínculos que el adolescente medio establece. de ser una individualidad. donde los bienes le eran otorgados sin su esfuerzo personal y sin espera de reciprocidad. y de ello resultan por desplazamiento. etc. la sexualidad exogámica y la noción de "yo soy éste/a". transita aún por la adhesión o rechazo a sistemas. es decir. los intereses respecto del ámbito profesiones y/o laboral. política. . En estos casos el adolescente espera que ese cuerpo social posea un aspecto protector.Por otra parte. ideológico. anhelando la vuelta a una dependencia infantil. El aspecto hostil de vínculos con los padres surge cuando se frustran anhelos de dependencia. al desarrollo del pensamiento abstracto. quedan investidos con ambivalencia afectiva. significación la superación de esta etapa de Adolescencia media. ya sea religioso. Como dijimos al principio de la caracterización de Adolescencia media: las posibilidades de representar verbalmente afectos. religión. de abandonar gradualmente imágenes sobre aspectos concretos como el cuerpo infantil y los padres de la infancia. y la identificación con esos líderes. Es decir. El esfuerzo por lograr la inserción en la cultura. artístico. Las mociones de amor y de odio se caracterizan por su incapacidad de síntesis de manera que la búsqueda de "padres espirituales" en el ámbito social. el destino de este cuerpo social percibido como sociedad organizada. es que quede en él proyectado el vínculo con los padres. la sustitución de estos por representaciones y valores abstractos (ideología. ataques al cuerpo social como sociedad. creencias e ideas. cultura) abre nuevas líneas a fines sublimatorios y por consiguiente. ética.