LA PRIMERA PRUEBA DE OGBE-OSA EN LA TIERRA.

OGBE OSA provenía de la tierra de Ife, cuyo rey había invitado a todos los sacerdotes y
adivinos para una prueba. Había una gran piedra llamada Ota-kugbin. El rey de Ife quería
que la levantaran del suelo. Todos los Obás habían tratado pero sin buenos resultados,
llegándole el turno a los adivinos de la sabiduría.
Ota kunji-Ota orisa,
Alara isa gbe gbe gbe koo legbe,
Orongun aga gbe gbe gbe ko legbe,
Obá ado ajuwaleke gbe gbe gbe oo legbe.
Los grandes reyes habían intentado levantar la piedra, pero tampoco podían. OGBE OSA,
que sólo era un futuro sacerdote de Ifa, también fue invitado. Él recolectó lana de algodón
encrespada (Ele Owu en yoruba e Ititi-Orun en beni) y la insertó sobre la piedra, diciendo
entonces el siguiente encantamiento:
"Owo owo eewowo
Feree eegbon owu feeree"
Con estas palabras conjuró la piedra para que se levantara sola, la agarró, la levantó y se la
llevó al rey de Ifé. Todos le aplaudieron, la hazaña le llevó a la fama, pero logró la
enemistad de sus amigos awos.
Cuando este Odu se manifiesta en Ugbodu, se le aconseja a la persona no robarse el show
de sus contemporáneos, para evitar convertirse en el blanco de ataque.