Parcial domiciliario

Materia: Historia Latinoamericana

Cátedra: Petrone.

Profesora: Mara Burkart

Primer cuatrimestre 2017

Apellido y nombre: Hudson Ariel

Fecha de entrega: 16/05

Comisión: 03 martes de 19 a 21
1. “Tras la temprana victoria del liberalismo se esconde, sin embargo, una doble
ambigüedad. En las relaciones exteriores, el liberalismo en cuanto soberanía de las partes es
contradicho por la dependencia económica. En las relaciones internas, el liberalismo en
cuanto democracia es contradicho por la dominación oligárquica. El Estado no es
plenamente soberano (dominación externa) ni plenamente nacional (ciudadanía
restringida).” (Norbert Lechner, “La crisis del Estado en América latina”, en Revista
Mexicana de Sociología, año XXIX, nº2, México, abril-junio, 1977, pp. 389-426; editado
en CD Materiales...) a. Explique el significado de esta proposición y analícela en clave
historiográfica, es decir, dándole sustento empírico. b. Indique cuándo se manifiestan y qué
características adoptan los límites de esta “ambigüedad”; es decir, la crisis del liberalismo.
c. Ejemplifique con dos casos nacionales en clave comparativa.

2
A - “(… ) Entre los cambios traídos por la independencia, es fácil, sobre todo,
advertir los negativos; degradación de la vida administrativa, desorden, militarización, un
despotismo más pesado de soportar porque debe ejercerse sobre poblaciones que la
revolución ha despertado a la vida política y que solo deja la alternativa , a la temible e
ilusoria, guerra civil, incapaz(…)” (Halperin Donghi 1992;164)Siguiendo a la cita previa,
luego de las luchas por la “independencia”, y el periodo llamado por el autor “Larga
espera” (1825-1850), se abre un proceso de conjunción de fuerzas inter oligarquicas a
través del cual, se implantarán mecanismos políticos para establecer el orden. Con mayor o
menor éxito en cada país se va a buscar la incorporación a un mercado mundial de materias
primas. Halperin Donghi refiere a esto como el “pacto neocolonial”, proceso que
transforma a América latina en productora de los insumos necesarios para el desarrollo del
centro de la nueva economía industrial (Inglaterra principalmente) y, a la vez, la hace
consumidora de la producción industrial y de capital de esas áreas.
En este camino de formación estatal, las condiciones serán distintas, a otras
regiones del mundo por lo tanto, su resultado va derivar en una forma política particular de
América latina. Al encontrarse con prácticas paternalistas y arcaicas propias de la región ,
las teorías europeas del Estado(liberalismo) no serán seguidas fielmente , por el contrario,
serán fusionadas ,es decir, deberán seguir las especificidades de la relaciones de
dominación preexistente. Finalmente darán lugar a una diversidad de Estados naciones con
“dominación oligárquica”.
Cardoso y Falleto refieren a este periodo como expansión “hacia afuera” según
estos autores, es ésta transición del capitalismo, la que dará lugar a una división del trabajo
en la que América latina jugara un rol dependiente1 frente a las principales economías. Es
importante mencionar la diferencia con la“situación de subdesarrollo” la cual se produce
históricamente en la expansión del capitalismo comercial , luego del vinculo en el mercado
internacional con economias con diversos grados de diferenciación de sus sistemas
productivos. A la vez, pasan a ocupar distintas posiciones en la estructura global del

1
Entendemos por “dependencia” según Cardoso y Falleto: “ Como un modo determinado de relaciones
estructurales: un tipo especifico de relación entre las clases y grupos que implica una situación de dominio
que conlleva estructuralmente la vinculación con el exterior” y luego agrega: “no debemos considerar a la
dependencia como una variable externa sino que es dable analizarla a partir de la configuración del sistema
de relaciones entre las distintas clases sociales en el ámbito mismo de las naciones dependientes”.

3
sistema, conformándose así, la división de centro- periferia, según la función que cumpla
en ese mercado mundial.
La vinculación de las economías periféricas al mercado internaciónal se dará a
través del control del sistema de importación exportación y también a través de las
inversiones industriales directas en los nuevos mercado nacionales. En este sentido,
Halperin también comparte esto, añadiendo que el crecimiento económico se va a
desarrollar sobre la base del endeudamiento público externo y las economías centrales van
a jugar un rol de inversores en diversas ramas dentro de los nuevos estado de América
latina.
Estas inversiones van a depender del grado de desarrollo de las fuerzas productivas,
la estabilidad, la diferenciación social y el sistema de dominación interna desarrollado por
cada uno de los países; dependerá, entonces, del grado de éxito de la dominación
oligárquica. Se podría agregar que se conforma según los ventajas comparativas de cada
país, teniendo en cuenta sus recursos, en última instancia asienta la dependencia hacia las
economías centrales.
Además, no es que los países se incorporan sino que muchas veces son regiones de
esos países dando lugar a situaciones específicas, según Cardoso y Faletto indican, estas
situaciones son “enclaves económicos”;es decir, zonas o producciones que están bajo el
control casi total de empresas extranjeras y que generan por lo tanto relaciones sociales,
económicas y políticas de los países en los que están de una manera particular. Entonces,
las relaciones de intercambio se producen sobre la base de la división de tareas entre el
sector financiero y comercial de las economías centrales que determina las condiciones
de negociación entre las economías centrales y el Estado. Estos enclaves serán mineros o
de plantaciones. En los países que logran un “control nacional”, las inversiones serán
destinadas a los sectores del transporte y la comercialización ya que las condiciones para
negociar son más favorables y los sectores de producción están en manos locales.
La construcción de Estados latinoamericanos es posible interpretarla como una
combinación entre una lógica liberal con una praxis autoritaria, en la cual, la segunda,
somete a las instituciones liberales. Según Ansaldi se podría entender la conformación de
Estado como una revolución pasiva (concepto gramsciano) que constituye un conjunto de
cambios y continuidades, persistencia y rupturas en el conjunto de la sociedad sin

4
transformarla radicalmente; se trata de un proceso que respeta el poder y los privilegios
preexistente de las clases tradicionalmente dominantes y relegan a las demandas de las
clases subalternas.
En este sentido, Ansaldi plantea una perspectiva de abordaje teórico en la cual
presenta al Estado oligárquico cargado de características particulares, a saber, la oligarquía
no es una clase social sino que, es una forma de ejercicio de la dominación ejercida por
clases fracciones o grupos sociales diversos que se caracteriza por su concentración y una
base social estrecha que excluye a la mayorías con un consenso pasivo de estas.
A propósito, este grupo minoritario que detenta la dominación política presenta un
reclutamiento de los funcionarios cerrado (basado en criterios de prestigio, apellido linaje,
amistad, meritos militares y/o matrimonio, etc.) Por otro lado, suscita la exclusión de los
disidentes o de la oposición y combina centralización o descentralización entre grupos
dominantes de diferente escala, mediante el clientelismo, la burocracia y los mecanismos
del control intraoligárquico. Existe además un predominio del autoritarismo el paternalismo
y el verticalismo; limitación efectiva del derecho al sufragio; mecanismos de mediaciones y
de lealtades familiares grupos personales más que seguidores; es un Estado central más que
nacional. En suma, el Estado oligárquico es la forma opuesta a la democracia.
El racialismo se convierte en el sustento ideológico de las prácticas oligárquicas de
América Latina. Esta ideología es de tinte positivista y es el intento de legitimación de la
dominación oligárquica mediante argumentos científicos y en última instancia justifica la
inclusión o exclusión de la ciudadanía política. A través de ella se avala la existencia, no
solo, de razas, sino de una jerarquía de razas. Es decir, de toda una justificación, de que
existen razas superiores, inferiores (De una raza de una moral entonces existe una
sobredeterminación de lo biológico sobre lo cultural) y además se utilizan mecanismos de
control ideológico, a través de instituciones como la escuela, se instaura una ideología o
justificación pseudo científica de porque, los notables, tiene que controlar, tienen que
dominar, tiene que estar en esa posición y es menester que así sea.
A la vez, los Estados Naciones latinoamericanos pretenden ser republicanos y
democráticos y para ello adoptan un concepto de ciudadanía universal pero que es realidad
esta apela sólo a unos pocos, es decir, un tipo de dominación político y económica
fragmentada, se transforma proyecto político en donde las clases inferiores no tienen

5
derecho a formar parte del Estado es por ello que el axioma de la ciudadanía extendida del
Liberalismo va a ser perturbado.

b-. Los comerciantes, la burocracia del nuevo estado las clases medias urbanas van
a ser sumamente favorecidos; van a conformarse y adaptarse a este modelo aunque van a
estar excluidos políticamente. Por esta razón, como explica Halperin Donghi, en los
periodos de depresión las clases medias y populares van a ser las más afectadas(estas
últimas lo sufrirán en mayor medida) pero a pesar de esto, el nuevo orden da mayores
posibilidades ya que logra mayores beneficios económicos al Estado y este, a su vez,
permite contratar empleados y pagarles mejor, aumentando así, la capacidad de consumo
urbano. En última instancia, posibilitara la expansión de algunas actividades industriales
orientadas al mercado interno.
Es a partir de la conformación de estas clases medias urbanas, surgidas dentro de las
ciudades en crecimiento, que se va a cuestionar el orden, estas clases manifiestan un
descontento ya que no forman parte del lugar que creen suyo.
Con la madurez de orden neo colonial se genera un debilitamiento de las clases
terratenientes frente a las economías metropolitanas y un crecimiento de las clases medias
que gracias a su exigencia por participación el orden oligárquico va a comenzar a ceder
lugar a ellas(sufragio universal). Es menester destacar que estas nuevas clases no se oponen
al orden establecido sino que se complementan con él; en algunos casos, la clase
trabajadora también ejerce presión y coadyuva a la instauración de la clase media pero su
poder político es generalmente, menor a la que ostenta la clase media
Cardoso y Falleto conciben a esta etapa como “periodo de transición”, la hegemonía
de las elites es cada menos tolerada a medida que el nuevo orden mostraba sus
consecuencias. Por un lado, se forman los primeros movimientos obreros urbanos; y por el
otro, se forman los primeros movimientos políticos que rechazan a la elite tradicional y
disputan su hegemonía, su sola presencia constituye una amenaza para el predominio de la
oligarquía.
El clima, entonces al inicio de la depresión de 1929 era de eclecticismo y
ambigüedad política. Y está en relación con cambios en el clima mundial: la crisis en
Europa, afirmación de la hegemonía de EEUU sobre América Latina, el fin del monopolio

6
ideológico de ideas de constitucionalismo liberal frente a las alternativas que proponen el
comunismo y fascismo. En este sentido, Halperin Donghi resalta que el derrumbe del
orden oligárquico no se deba tanto a la acción de las clases medias sino a la dificultad por
encontrar nuevas soluciones frente a los éxitos y fracasos de la economía exportadora que
provocan una sociedad compleja que demanda la ampliación de las bases sociales del
estado y una mayor democratización.
Siguiendo esta línea la crisis desde el orden externo es debido a la ruina de la
economía europea que deja de demandar materias primas y productos agroindustriales, esto
va a ser perjudicial para las economías latinoamericana, teniendo en cuenta la dependencia
de estas, es decir, repercute con una magnitud inesperada y con pocas posibilidades de
amortiguar el impacto que va a tener esto en las sociedades .
c- Chile y Brasil
En primer lugar es importante destacar el éxito que tuvieron los dos Estados
elegidos a la hora de conformar la alianza oligárquica. En primer lugar, en el caso chileno,
a guerra civil de 1829- 1830 marca el punto de partida para el Régimen oligárquico. Chile
es el primer país en sancionar una constitución en 1833 de carácter autoritario y centralista
(en oposición al federalismo brasilero que se instaura con la republica), se trata de un pacto
oligárquico adelantado en comparación con el resto de los países latinoamericanos y va a
durar hasta la década de1890. Dicha constitución era resultado del acuerdo entre una clase
terratenientes relativamente homogénea y otorga amplios poderes al ejecutivo, establece
periodos presidenciales decenales y reglas universalmente aceptadas para la transferencia
del poder político. La condición de posibilidad de su estabilidad es la articulación de los
intereses tanto rurales como urbanos en los Valles centrales y en el norte. A diferencia de
Brasil hay una cierta homogeneidad étnica ya que los indígenas no tienen relevancia en el
desarrollo del Estado. Además sus características geográficas son mas congruentes, en
cambio, Brasil es un país vasto a pesar de tener su población centrada en la costas.
Brasil hacia esa época seguía siendo una monarquía imperial y poseía una
estabilidad también envidiable ya que aun con las divisiones entre conservadores y liberales
pudieron ser moderadas por el emperador, Pedro II hasta el golpe de estado de 1889 que
puso fin a la monarquía.

7
La economía chilena está caracterizada por las Haciendas y la minería. Dentro de
esta unidad, el campesino trabaja las tierras del patrón a través de formas de contrato
informal, por el contrario Brasil posee predominantemente plantaciones que se sustenta
mediante el trabajo esclavo (predominantemente en el nordeste brasilero)
Las haciendas chilenas pertenecían a dueños locales, por tanto según la clasificación
de Cardoso y Falleto sería una economía de control naciónal que posteriormente a la
guerra, y con la adquisición de los recursos mineros, derivara en una economía de enclave(
Las minas de salitre serán propiedad de ingleses) y en Brasil la producción, en gran parte
están en manos de las elites locales por ende pertenece a la categoría “control nacional”.
En Brasil en cambio, la coexistencia de muchos estados apegados a los viejos
cultivos tradicionales (algodón, azúcar) que antes se habían llevado a cabo en base a la
esclavitud, con los estados que cultivan café en base a mano de obra libre (San Paulo,
Minas Geraes), ofrece un panorama complejo en cuanto a la articulación del sector
dominante, a partir de allí todo comienza a gravitar en torno a los grandes centros
cafetaleros .
A diferencia de Chile, en Brasil no hay continuidad presidencial el país va estar
mayoritaria mente dividió en dos( hasta 1930) por una lado, San pablo y, por otro, Minas
Gerais “política del café con leche” (el café de San Pablo y la leche de Minas Gerais). Un
pacto político, entre estos grupos que detentan el poder oligárquico, es en lo que se
fundamente la Republica Velha de Brasil . el pacto va a consistir en la alternancia de la
posesión del poder federal.
Como mencionábamos anteriormente, las elites dominantes y la hacienda están
localizadas en la región norte de Chile, y en mayor medida en la zona del Valle Central.
Pero la guerra del Pacifico (1879-1883) en la que Chile se enfrento y venció a Perú y
Bolivia, tiene como consecuencia la expansión territorial del país y la incorporación de los
rentables recursos salitreros. Así, la incorporación del salitre a la economía chilena viene a
poner en duda la dominación de los propietarios de Valle Central. De este modo se produce
una ampliación del sector dominante chileno a partir de la expansión del comercio y de la
minería. Esto genero prestigio en las fuerzas armadas chilenas pero estas no van a ser un
factor político tan determinante en comparación con la fuerzas armadas brasileras, ya que,
estas están muy politizadas y son participantes (se puede ver en la continuidad que hay en

8
Brasil en el “coronel”) que están impelidas por un proyecto positivista y liberal por ende, se
colocan como a las fuerzas contrarias al imperio.
En Chile, como en Brasil se establecen relaciones clientelares como medio de
legitimar el propio gobierno. En Brasil, este tipo de relaciones recibe el nombre de
“coronelismo” , los coroneles hacen votar a un conjunto de campesinos por un candidato,
lo que fue denominado como “voto de cabestro” . En chile, el sistema político comienza a
incrementar los votantes con el surgimiento de nuevos partidos políticos apoyados por la
clase media(como el de Reccabarren). Se van a ampliar las leyes de voto universal
incorporando mas actores en la ciudadanía política con las reformas electorales de 1871
1874 y 1888, en cambio, en Brasil, el sufragio va a ser más restringido, comparado con
Chile, y en 1891 se ampliará a mayores de 21 años y alfabetos.
Otro mecanismo del sector oligárquico brasilero fue conocido como «política de los
gobernadores» en el cual las oligarquías de cada región elegían a los gobernadores
estatales, que a cambio seleccionaban al presidente.
La clave de la contención del conflicto social en Chile, en respuesta al agotamiento
del régimen oligarquico, se resuelve a través de la ampliación de las bases democráticas.
Recién hacia 1920, como consecuencia de la crisis del salitre y del advenimiento de nuevos
grupos de clases medias y obrero mineros, la oligarquía chilena estará en vísperas de su
debilitamiento producto de cambios políticos alcanzados mediante el sufragio universal. En
cambio, la clave en Brasil es la continua práctica de políticas como “pacto entre
gobernadores” y el” coronelismo” “café com leite”.
La conflictividad proviene progresivamente a lo largo del tiempo con los nuevos
sectores relacionados con los enclaves mineros y centros industriales, de los trabajadores
obrero-mineros, quienes recién a comienzos del siglo XX llegan a radicalizarse y formar
partidos políticos. La realidad en Brasil es muy distinta, ya que no existen movimientos
masivos de obrero ni de masas campesinas, solo breves espasmos de revueltas como la de
Canudos2 , y la de los tenentes. En breve, ahonderemos en ella.
En el caso chileno en 1920, la unión de las fuerzas populares y la clase media permitió la
2
La cual se desato por las reformas liberales de la republica que trasgredían los valores eclesiásticos;
un movimiento mesiánico dirigido por un “profeta ” de apellido Corshleiro se levanta en contra de dichas
reformas y termina siendo reprimido y muerto junto con negros libres, mestizo e indios que lo acompañaban.

9
elección de Arturo Alessandri como Presidente. Éste propuso al Congreso la adopción de
leyes muy avanzadas en materia social, pero esos proyectos encontraron una tenaz
oposición en el Senado. En esta alianza, que representa el“alessandrismo” ,la clase media
urbana pudo incorporarse al Estado, lo que también le posibilitaba participar de los
beneficios. Su gobierno promulga leyes sociales, necesarias para reordenar el país luego de
la crisis del salitre. En 1924 mediante un plebiscito y en medio de una guerra civil, logran
renovar el parlamento y reformar la constitución decretando medidas que los conservadores
toman como amenazantes. La estabilidad oligárquica se rompe y lo sectores conservadores
del ejercito hacen un golpe militar. Se van a suscitar numerosos golpes de estado gobiernos
autoritarios de ahí en más.
Los nuevos grupos emergentes de clases medias y trabajadores son más débiles en
Brasil que en Chile, a la vez, también la unidad de clases es más frágil adoptando mediadas
simplemente clásicas de la política económica para poder readaptarse a las circunstancias
impuestas por la crisis. En este sentido en Brasil se da un caso paradigmático de los
regímenes oligárquicos. A raíz de una de las crisis del capitalismo, se desvaloriza el precio
del café, la excesiva dependencia con este producto hace que los grupos oligárquicos
decidan llevar a cabo la “política de valorización de café”, es decir, el estado va a comprar
el café , eliminando el stock, o quemándolo .
En Brasil, el único estado que va atener la fuerza de oponerse va a ser Rio Grande
do Sur, en parte por militares que van a ser educados por una formación ideológica con
tendencias positivista, los “tenentistas” que eran jóvenes oficiales (en la
mayoría, tenientes) del Ejército Brasileño que en el inicio de la década de 1920, se alzaron
demandando "voto cautivo", institución del voto secreto y la reforma a la educación
pública. Aunque no consiguieron producir resultados inmediatos en la estructura política
del país , la caída de la República vieja será en 1930 debido a que los sectores no
representados empiezan a exigir participación y que se respete la constitución y la voluntad
colectiva y, por otro parte, la soberbia del Estado de Sao Paulo al no respetar la política “do
cafe com leite” (eligió a un paulista para que suceda a otro paulista) eventualmente, va a
llevar a un golpe de Estado y al surgimiento del gobierno de Vargas.

10
Bibliografía

Ansaldi Waldo, “La democracia en América Latina, un barco a la deriva, tocando en la
línea de flotación y con piratas a estribor. Una explicación de larga duración”; en Waldo
Ansaldi (director): “La democracia en América Latina, un barco a la deriva”; Fondo de
Cultura Económica; Buenos Aires, 2007.

Oszlak, Oscar, (1978) “Formación histórica del Estado en América Latina: elementos
teórico metodológicos para su estudio”, en Udishal (2003), en CD Materiales para el
estudio de América Latina, DT/ Formación, consolidación y reformas del Estado en
América Latina.

Cardoso, Fernando Henrique y Faletto, Enzo: Dependencia y desarrollo en América Latina,
Siglo XXI.

Ansaldi Waldo; “Frívola y casquivana, mano de hierro en guante de seda; Una propuesta
para conceptuar el término oligárquico en América Latina”,; e Fondo de Cultura

Económica, Buenos Aires, 2007.
www.serviciosesenciales.com.ar/articulos/frivolacasquivana.pdf.

Halperin Donghi, Tulio: Historia contemporánea de América Latina, Alianza Editorial,
Madrid, Hay varias ediciones: emplear desde la 13ª, revisada y ampliada, 1993.

Funes, Patricia, “Algunas notas introductorias”, en Patricia Funes (compiladora), Chile, De
Frei a Frei, Documento de Trabajo 65, UDISHAL, Buenos Aires, 1994;

Oieni, Vicente “imaginar al ciudadano virtuoso”

Bursztyn, Marcel, O poder dos donos. Planejamento e clientelismo no Nordeste, Vozes,
Petrópolis, 1984.

Moulián, T. Violencia, gradualismo y reformas en el desarrollo político chileno, en Udishal
(2003): CD Materiales, DT/ Partidos y sistema de partidos en América Latina. pp. 13-29

José Murilo De Carvalho, Desenvolvimiento de la ciudadanía en Brasil, FCE, México, 1ra
edición 1995. Introducción y Primera parte.

11
12