- Crisis de la Restauración

:
Este segundo período de la Restauración Borbónica Comienza en el año 1898 con la
famosa perdida de las tres últimas colonias de ultramar, que tuvo como ya hemos
apuntado antes, un fuerte impacto psicológico para todos los españoles, y comportó
también una crisis política aunque no muy grave. El segundo hecho destacado de esta
época fue la investidura como rey de Alfonso XIII en el año 1902 a la edad de 16 años.
Tras esto y después de algunos conflictos como la Semana trágica de Barcelona en 1909
estalló la crisis de 1917. Esta crisis comenzó a raíz de la escasez de productos básicos en
España ya que los empresarios los vendían a un precio muy elevado a los países
beligerantes en la I Guerra Mundial puesto que la industria de esos territorios estaba
totalmente destinada a la guerra, cosa que comportó un aumento muy elevado de precios
en territorio español. Es por eso que la población hizo escuchar su voz en numerosas
manifestaciones. A este malestar de las clases populares hay que sumarle el descontento
de los militares con el estado del ejército que provocó también sus protestas durante la
crisis de 1917. Cabe destacar que a nivel político aun seguía el turno entre liberales y
conservadores, algo que no hacía más que calentar los ánimos entre la población. Dentro
de este contexto de crisis y malestar sucedió el último hecho importante de la
Restauración Borbónica, la dictadura de Miguel Primo de Rivera, que se inició en 1923
cuando Alfonso XIII aceptó a Primo de Rivera como jefe de de un directorio militar que
concentró todos los poderes del gobierno y finalizó en 1930 con la dimisión del dictador.
Finalmente la Restauración finalizó el 14 de Abril de 1931 con el establecimiento de la II
Republica Española.