Tipos de vibraciones

Las moléculas están constituidas por átomos enlazados. Y aunque ni los átomos
son “bolitas” ni los enlaces son “muelles”, se comportan como si lo fuesen, vibrando
continuamente en torno a posiciones de equilibrio.

Las moléculas se trasladan y rotan y sus átomos vibran. La vibración es muy
compleja, pero la teoría del movimiento oscilatorio ha permitido deducir que puede
considerarse la combinación de varios movimientos vibratorios muy simples,
dependiendo de la complejidad de la molécula

Por supuesto, no todos los modos de un tipo (por ejemplo, tensión simétrica) de
todas las moléculas tienen la misma frecuencia; eso depende de las masas de los
átomos y de la fuerza de sus enlaces.

Debido a estos movimientos, cada molécula tiene una cierta energía de vibración,
pero esta energía puede variar absorbiéndose fotones de la región del infrarrojo.

Cuando se absorbe energía la molécula se dice que pasa a un estado de vibración superior
en el que los modos de vibración no varían, ni sus frecuencias, pero sí la amplitud de la
vibración.

como la radiación electromagnética consiste en un campo eléctrico (y otro
magnético) que cambia periódicamente con cierta frecuencia, si se hace incidir
sobre un dipolo como el de la molécula HCl un fotón de la misma frecuencia con
que va cambiando su momento dipolar, se producirá una transferencia de
energía debido a un fenómeno físico que se llama resonancia, cuya consecuencia
será que el dipolo absorba el fotón.

Cuando el dipolo molecular absorbe la energía de un fotón aumenta la amplitud
del movimiento vibratorio de los átomos del enlace. La molécula pasa del estado de
vibración fundamental a un estado excitado