Anglicismo

Los anglicismos 1 son préstamos lingüísticos del idioma inglés hacia otro idioma. Muchas veces
son un producto de traducciones deficientes de material impreso o de secuencias habladas, y
otras veces se crean forzadamente por la inexistencia de una palabra apropiada que traduzca
un término o vocablo en específico.2

Son muy comunes en el lenguaje empleado por los adolescentes, debido a la influencia que los
medios de comunicación regionales y foráneos tienen sobre su manera de hablar y
expresarse;3 y también son frecuentes en el lenguaje técnico (principalmente en ciencias e
ingeniería), por los grandes aportes que los países de habla inglesa hacen a la investigación
científica y al desarrollo de nuevas tecnologías.

Penetración en el idioma español[editar]

Medios de comunicación[editar]

Prácticamente, todas las secciones de los medios incorporan anglicismos: en la llamada prensa
femenina encontramos términos como shorts,7 jeans,8 gloss, lifting (como equivalente de
Ritidectomía o Ritidosis),9 celebrity, mall,10 11 blue jeans,8 happy hour y shopping 12 13 14 15
En la información deportiva, los anglicismos tienen más presencia aún, y se usan en proporción
directa con el origen extranjero del deporte, la novedad de este deporte entre hablantes de
español, y su internacionalización.16

En la adaptación al español de los préstamos lingüísticos deportivos se puede hablar de 3
etapas: incorporación, adaptación y presencia de términos sin traducir:

Ejecución de un gol en un partido de fútbol.

1.ª etapa: en el fútbol (balompié), los jugadores y los entendidos opinan, en líneas generales,
que es mejor usar la terminología de la lengua de origen (lo que implica usar términos tales
como goal, corner,17 football,18 shoot...).19 20

2.ª etapa: en España, desde los años 40, con la llegada del franquismo, se produjo un proceso
de nacionalismo deportivo que intentó sustituir los términos extranjeros por palabras
nacionales. Así, se crearon términos como saque de esquina y se castellanizaron fútbol,
chute,21 y gol, etc. Este proceso se dio también en Argentina, donde por su parte se creó el
término fobal.22

3.ª etapa: actualmente, hay palabras que se mantienen en su forma en el idioma original y
otras que se han castellanizado. El prestigio de los jugadores o personajes del deporte que
proceden de un determinado país, en muchos casos impulsa a usar ciertas palabras y
expresiones sin traducirlas. Por ejemplo:

golf,23 rugby,24 cricket;25 se mantiene la ortografía y la pronunciación.

basquetbol; se traduce la palabra por "baloncesto",26 y por su parte voleibol; se traduce la
palabra por "balonvolea",27

club; mantiene la ortografía, pero castellaniza la pronunciación.28

Practicando el puentismo (o puenting).

La analogía con expresiones del inglés ha generado un fenómeno de creación de palabras de
apariencia inglesa sobre términos españoles, como por ejemplo puénting.

Tecnología[editar]

En las páginas de información científica y tecnológica de los periódicos, sin duda aparecen
muchos préstamos lingüísticos. Los periodistas los usan porque piensan que, si traducen,
perderían rigor o precisión; además, la traducción suele implicar el uso de más palabras.
Ejemplos: síndrome del burnout (síndrome del trabajador quemado); bluetooth (dispositivo de
transmisión de datos sin cables); blog o weblog (libro de bitácora en la red, o bitácora digital).

Informática[editar]

También hay muchos calcos semánticos en la Informática, cuando se podrían intentar traducir
los términos, o usar palabras que ya existan en español. Por ejemplo: de hard copy se dice a
veces copia dura, pero lo más preciso es copia impresa; de directory se dice directorio, que en
castellano podría ser guía; se traduce port por puerto en vez de vía de entrada; a veces se
diceremover por influencia del verbo inglés to remove, que en realidad significa eliminar.

Economía[editar]

La economía es otra sección donde hay muchos préstamos lingüísticos debido, en parte, a la
globalización. Actualmente, la información económica tiene una sección especial en todos los
periódicos, no como antes cuando era un pequeño recuadro con información bursátil.
Obviamente existen muchos anglicismos, ya que el inglés también domina la economía. En
muchos casos se suelen emplear términos como desinversión (disinvestment), coaseguro
(coinsurance), estanflación (stagflation), refinanciación (refinancing), o diseconomía
(diseconomy). Pero términos como cash, flow, holding o stock, o incluso dumping, se
mantienen sin cambios,29 así como también trust,30 ) reflejándose esos usos en definiciones
concretas en la DRAE.
Ocio[editar]

En las páginas dedicadas al ocio también abundan los términos ingleses, tales como thriller,
primetime, celebrity, reality show, singles, hobby, etc.

Educación[editar]

Dentro del ámbito educativo, los anglicismos también se han incorporado, como es el caso de
alumni, coaching, test, parenting, campus, master, etc. En general, todas las disciplinas se usan
muchos anglicismos, lo que refleja el influjo que en general ejerce la cultura anglosajona.

Ejemplos[editar]

Originalmente la palabra inglesa football era un anglicismo. Después se castellanizó su
ortografía y su pronunciación y quedó fútbol. Ahora se dice que fútbol es una palabra
castellana de origen inglés, y aunque balompié es un sinónimo de fútbol, ha caído bastante en
desuso.31

La palabra hippie o hippy tiene una pronunciación castellanizada /jipi/, y la adaptación
ortográfica propuesta en el español es jipi.32

La palabra parking equivale al inglés británico car park, y en el uso cotidiano prevalente
tampoco se ha castellanizado su ortografía. La adaptación gráfica propuesta en castellano es
parquin, plural: párquines. El uso de este anglicismo adaptado es aceptado por la Real
Academia Española,33 pero se aconseja el uso de las voces españolas aparcamiento,
estacionamiento y parqueadero. Parquear es usada en general en Hispanoamérica, aunque en
Argentina, Chile, México, Venezuela y Uruguay se usa con más frecuencia la palabra castellana
estacionar.

Ocurre algo similar con la expresión inglesa O.K. (oquéi o all known), que puede sustituirse con
las expresiones de acuerdo, perfecto y otras.

Backstage (báksteich) es un verdadero anglicismo, ya que su pronunciación no está bien
adaptada al idioma español, y existen expresiones hispanas con un significado idéntico: entre
bambalinas y tras [las] bambalinas.

La voz inglesa hobby (/jobi/) puede ser cambiada sin inconvenientes, por sus equivalentes
españoles: afición o pasatiempo.

Bacon (/beicon/) es una voz inglesa usada en España. En Hispanoamérica, se usan las palabras
tocineta y tocino, según el tipo. En Argentina y en Uruguay, se usa panceta; en España se usa
mucho menos este último término, pues panceta se refiere a un tipo de carne similar.
Footing (/futin/) es una palabra inglesa usada en la hispanofonía para referirse al deporte de
correr o caminar trayectos largos (aunque el significado de footing en inglés es diferente). En
castellano se denominaba a esa práctica paso ligero o trote, pero al parecer esto sólo se usa en
el ejército.

Guaipe (del inglés wipe:34 ‘limpiar’, o como sustantivo, ‘material que sirve para limpiar’35 ),
palabra usada en Chile y Perú para referirse a las hilachas que se usan para limpiar y luego se
desechan.

Anglicismos sintácticos, en que se calca una construcción inglesa, aunque se usen palabras
españolas. Por ejemplo, al decir «mi nombre es Juan» («my name is Juan») en vez de «me
llamo Juan», o el uso de la forma sintáctica inglesa para la fecha, por ejemplo septiembre 11,
siendo la sintaxis española más común 11 de septiembre.

La palabra test, por su parte, hace referencia a una clase de examen de tipo crítico.

El término Parenting, es la acción de educar a un hijo, o sea, hacer de padre.

OTRO CONCEPTO

Préstamo lingüístico

Un préstamo lingüístico se refiere a una palabra o morfema de un idioma que fue tomada o
prestada con poca o ninguna adaptación de otro idioma, por la influencia cultural de los
hablantes de dicho idioma. Cuando el elemento prestado es una palabra léxica, normalmente
un adjetivo, un nombre o un verbo, hablamos de préstamo léxico. El préstamo léxico es de
lejos el más frecuente de todos, pero también existe el préstamo gramatical, cuando un
número importante de hablantes bilingües de las dos lenguas usan partículas, morfemas y
elementos no léxicos de una lengua cuando se habla la otra.

Préstamo léxico[editar]

El préstamo léxico es lingüísticamente diferente de otro fenómeno de lenguas “en contacto”
llamado calco léxico. En el primer caso, la forma fonética original es simplemente amoldada a
la fonología de la lengua receptora sin interpretación o traducción. En el segundo caso existe
una cierta adaptación semántica, interpretación o traducción de los morfemas que componían
la forma original. Igualmente el término préstamo está relacionado con el término
extranjerismo: un préstamo es un extranjerismo incorporado al sistema lingüístico de una
lengua determinada.

También podemos hablar de préstamo para referirnos a palabras que dentro de una misma
lengua pasan de una jerga especializada al registro estándar o viceversa.

Clasificación de los préstamos léxicos[editar]
En los préstamos lingüísticos se pueden distinguir cuatro tipos, según el grado de adaptación y
necesidad de la palabra:

Extranjerismos. Son palabras originales de otras lenguas que se pronuncian en la lengua
receptora con algunas adaptaciones fonéticas propias de la misma. Con la introducción de la
escritura, algunas palabras más que adaptarse a la pronunciación original se adaptan a como la
ortografía original es leída en la lengua receptora; aunque desde un punto de vista lingüístico
esa distinción es intrascedente a la hora de clasificar un término como extranjerismo. Los
extranjerismos pueden dividirse además convencionalmente en:

Extranjerismos no adaptados. Son palabras originarias de otras lenguas que no se han
adaptado a la ortografía de la lengua receptora. En cuanto a su pronunciación, depende del
conocimiento de la lengua de origen que tenga el hablante. Algunos ejemplos de
extranjerismos no adaptados en español son: hardware, eau de toilette, pizza, holding.

Extranjerismos adaptados. Extranjerismos que se han adaptado a las reglas de la lengua
receptora. Algunos ejemplos en castellano son: chalé < chalet, gol < goal, aparcar < park, yogur
< yoghurt.

Xenismo es un extranjerismo que hace referencia a una realidad ajena a la lengua y a la
comunidad receptora que es incapaz de encontrar un equivalente. Algunos ejemplos en
español son: lord, samurái/samuray, sir, burka, ayatolá, talibán, yihad, sari, troika.

Calcos semánticos, se copian palabras de origen extranjero con el léxico de nuestra propia
lengua. Algunos ejemplos en español son jardín de infancia, que es un calco del alemán
Kindergarten; hora feliz, calco de happy hour; asesino en serie, calco de serial killer.

Extranjerismos[editar]

Las comunidades idiomáticas toman formas léxicas de otras lenguas, para describir realidades
que en una cultura aparecen por primera vez, pero en la otra son frecuentes y ya poseen un
término forjado, términos prestados o préstamos léxicos. Así, por ejemplo, los españoles
entraron en contacto en América con fenómenos que bautizaron utilizando palabras indígenas
como hamaca, patata, maíz, huracán, cacique, hule o tabaco. La costumbre inglesa de
desnudarse con gracia, que no tiene equivalente en las costumbres españolas, exigió el crudo
anglicismo strip-tease e inversamente, los franceses usaron el calco semántico o traducción de
la palabra española olla podrida para describir el plato de cocina de ese origen que llaman ellos
pot-pourri, y que volvió a España como término popular para denominar lo que es variopinto y
multiforme, popurrí.

Préstamo gramatical[editar]

Suele producirse en comunidades lingüísticas con un alto grado de bilingüismo. Por ejemplo,
muchos de los rasgos comunes de las áreas lingüísticas serían producto del préstamo
gramatical. Verbigracia, en el área lingüística balcánica varias lenguas de subfamilias diferentes
e ininteligibles entre sí crearon artículos pospuestos y oraciones subordinadas con
complementador.

YEITZA

1. Dadas las series estadísticas:

3, 5, 2, 7, 6, 4, 9.

3, 5, 2, 7, 6, 4, 9, 1.

Calcular:

Los deciles 2º y 7º.

3, 5, 2, 7, 6, 4, 9.

8 · (2/10) = 1.6 D2 = 2

8 · (7/10) = 5.6 D7 = 6

3, 5, 2, 7, 6, 4, 9, 1.

8 · (2/10) = 1.6 D2 = 2

8 · (7/10) = 5.6 D7 = 6

2.Calcular los deciles de la distribución de la tabla:

fi Fi

[50, 60) 8 8

[60, 70) 10 18
[70, 80) 16 34

[80, 90) 14 48

[90, 100) 10 58

[100, 110) 5 63

[110, 120) 2 65

65

Cálculo del primer decil

deciles

deciles

Cálculo del segundo decil

deciles

deciles

Cálculo del tercer decil

deciles

deciles

Cálculo del cuarto decil

deciles
deciles

Cálculo del quinto decil

deciles

deciles

Cálculo del sexto decil

deciles

deciles

Cálculo del séptimo decil

deciles

deciles

Cálculo del octavo decil

deciles

deciles
Cálculo del noveno decil

deciles

deciles

3.Una distribución estadística viene dada por la siguiente tabla:

[10, 15) [15, 20) [20, 25) [25, 30) [30, 35)

fi 3 5 7 4 2

Hallar los deciles 3º y 6º.

xi fi Fi

[10, 15) 12.5 3 3

[15, 20) 17.5 5 8

[20, 25) 22.5 7 15

[25, 30) 27.5 4 19

[30, 35) 32.5 2 21

21

Los deciles son los nueve valores que dividen la serie de datos en diez partes
iguales.

Los deciles dan los valores correspondientes al 10%, al 20%... y al 90% de los
datos.

D5 coincide con la mediana.

Cálculo de los deciles
En primer lugar buscamos la clase donde se encuentra ,
en la tabla de las frecuencias acumuladas.

Li es el límite inferior de la clase donde se encuentra el decil.

N es la suma de las frecuencias absolutas.

Fi-1 es la frecuencia acumulada anterior a la clase el decil..

ai es la amplitud de la clase.