UNIVERSIDAD NACIONAL

“PEDRO RUÍZ GALLO”

ENFERMERIA EN SALUD DEL NIÑO
Y ADOLESCENTE

GUIA 9: CUIDADO DE ENFERMERÍA EN NIÑOS CON
MALFORMACIONES CONGÉNITAS DEL APARATO
DIGESTIVO

ESTUDIANTES: 7 ciclo

DOCENTES:
 Mg. Cieza Maldonado Dora
 Mg. Deza Navarrete Ana

 Dra. Díaz Olano Claribel

Lambayeque, septiembre del 2016

Para comprender la patología malformativa de la región umbilical en el periodo neonatal es necesario conocer las fases formativas de dicha región anatómica. El saco vitelino ocupa el espacio entre el amnios y la lámina coriónica. del feto. que es la vía de unión feto-placentaria. GASTROQUISIS  Definición: La gastrosquisis es un defecto congénito de la pared abdominal anterior. para el cumplimiento de las funciones nutritivas. Entre la 10º y 12ª la cavidad abdominal está bien formada y el intestino vuelve a esta cavidad originándose la rotación y su posterior fijación completándose la formación del cordón umbilical. que permite que el cordón umbilical la . La gastrosquisis se define como una malformación de la pared abdominal caracterizada por herniación visceral con presencia de cordón umbilical intacto y ausencia de membrana  Factores de riesgo:  Edad de la madre: las madres adolescentes presentaban más probabilidad de tener un recién nacido con gastrosquisis que las de mayor edad y las adolescentes de raza blanca tuvieron tasas más altas que las adolescentes de raza negra o afroamericana  Alcohol y tabaco durante el embarazo: Las mujeres que beben alcohol o cigarrillos fumados tienen un riesgo mayor que el promedio de tener un recién nacido con gastrosquisis  Infecciones: las mujeres que reportaron una infección genitourinaria poco después de quedar embarazadas o al comienzo del embarazo son más propensas a tener un hijo con gastrosquisis  Algunos medicamentos: el consumo de ibuprofeno durante el embarazo aumentó el riesgo de gastrosquisis  Gestantes expuestas a los insecticidas Fisiopatología: Los defectos de la pared anterior del abdomen se ubican en 4º lugar de las malformaciones congénitas. En la 5º semana de gestación la pared abdominal se forma por el plegamiento de las capas embriogenomicas. paraumbilical habitualmente a derecha. sólo recubiertas por el peritoneo visceral. por el que salen las asas intestinales las que flotan libremente en el líquido amniótico. excretoras. la cavidad amniótica crece a expensas de la cavidad coriónica y el amnios envuelve al pedículo de fijación y al saco vitelino formando el cordón umbilical primitivo. con rápido crecimiento del tracto intestinal que emigra fuera de la cavidad abdominal a través del anillo umbilical primitivo que es de forma oval y formado por la reflexión entre el amnios y el ectodermo.. para ello se produce una pequeña abertura en los músculos abdominales. respiratorias. hormonales etc. por el que pasan también el pedículo de fijación (alantoides y los vasos umbilicales) y conducto vitelino. Después.

en un defecto que casi siempre está a la derecha del cordón umbilical. Para la 20ª semana está bien separada del ombligo y el uraco estirado se convertirá en el ligamento umbilical medio  Cuadro clínico . Se deben vigilar de manera estrecha electrolitos y proteínas séricas al igual que los signos vitales. que produce inflamación engrosamiento y adherencias entre las asas intestinales. la alantoides está obliterada a nivel del ombligo para la 15ª semana. Por lo general. por lo que se encuentran expuestas al líquido amniótico. La formación del uraco se relaciona directamente con el descenso de la vejiga. la fusión incompleta resulta en un defecto que permite que las vísceras abdominales protruyan a través de la pared abdominal. iniciándose este descenso hasta la 18ª semana. o con una bolsa de polietileno estéril . cabe recordar que los pliegues laterales del cuerpo se mueven hacia el centro y se fusionan en la línea media para formar la pared abdominal anterior. quedando representada por un cordón fibroso o uraco que se extiende desde la cúpula vesical al ombligo. se debe: .Protuberancia en el abdomen . El seno urogenital es la parte ventral de la cloaca o futura vejiga. cerrando dicha abertura. Los intestinos típicamente se hernian a través de los músculos rectos abdominales. Conservar la esterilidad del defecto: Si el defecto presenta saco roto se deberá cubrir con gasas húmedas Si esta integro. que es muy delgada y puede romperse. Sin embargo. ya sea cubriéndolo con ropa o colocando e incubadora mientras se envía a una unidad neonata para su atención.Ausencia de saco membranoso que proteja las vísceras. esto se ajustara de acuerdo con el estado clínico de hidratación. pero estos músculos abdominales deben unirse en la línea media y crecer juntos. Diagnóstico . que presenta una forma de cilindro alargado.5 a 3 veces más volumen que un RN normal. . Por otro lado. que antes de la 7ª semana de gestación recibe a los conductos mesonéfricos. Evitar pérdidas de líquidos y proteínas: Es probable que requiera 2. se deberá cubrir con gasas estériles lubricadas para evitar la adherencia a la membrana. Prevenir hipotermia: Es muy importante mantener al recién nacido eutermico. Ecografía prenatal .Intestino que protruye a través de la pared abdominal cerca del cordón umbilical . Durante el embarazo: exceso de líquido amniótico Tratamiento médico y de enfermería: Desde la sala de partos o durante el transporte y hasta que se lleve a cabo la cirugía. la alantoides conecta el seno urogenital con el ombligo. .atraviese.

con cirugía correctora posterior. por lo que las vísceras se alojan en un silo temporal de nilón o silastic que se sutura a la fascia. el cierre se hace por etapas. la capacidad de la cavidad abdominal. Si la presión intravesical es mayor de 20mmHg o la PVC excede 4mmHg. Se recomienda el uso de antibióticos profilácticos: en pacientes con saco roto. . . disminución del retorno venoso por compresión de la vena cava y reducción del flujo de la arteria rena. En el postoperatorio se observa un período prolongado de hipomotilidad intestinal que obliga a una nutrición parenteral y a una mayor estancia hospitalaria. mantener una vena permeable e iniciar restitución de líquidos (con líquidos isotónicos). Para decidir el tipo de tratamiento quirúrgico se evalúan parámetros como el tamaño del defecto. Se utiliza la medida de la presión intraabdominal vía vesical o gástrica y de la presión venosa central (PVC) para definir las limitaciones del cierre. las vísceras herniadas y el estado clínico del paciente. Conlleva un mayor tiempo de soporte respiratorio y más riesgo de infección. . El cierre por etapas o diferido se reserva para casos de desproporción visceroabdominal o para aquellos con poca compliance al aumentar la presión intraabdominal. Esto permite la reducción gradual de las asas en 5-9 días. Un cierre primario en defectos grandes puede originar aumento de la presión intraabdominal y causar insuficiencia respiratoria por elevación de los diafragmas. Al nacer se debe colocar de inmediato una sonda orogástrica (para evitar distensión).