Pobres urbanos y el movimiento de pobladores

Los pobladores como ser social en sí, devienen en Santiago de Chile con el aumento de las
migraciones campo-ciudad de fines del siglo XIX e inicios del XX, donde los diversos
sujetos populares e indígenas buscaron alternativas de vida y trabajo ante el crecimiento
espacial y disciplinar de las haciendas, el despojo de las tierras comunitarias y la crisis de
las formas de escape a la proletarización. 1 Progresivamente, “las ciudades que empezaban a
masificarse” fueron cambiando su fisonomía, sus formas de hábitat, sus particiones;
diversificándose internamente, como yuxtaposición de guetos urbanos, en lo que José Luis
Romero denominó como una “explosión sociodemográfica [que] se transmuto en una
explosión urbana.”2 Los datos expuestos por De Ramón muestran que las migraciones hacia
la capital provenientes de todas las regiones: desde 1907 a 1960 consistieron en cerca de
960.298 personas. Aumento progresivo que explicaría estrategias de recepción por parte de
los sujetos integrados y propietarios de la ciudad: como fueron la multiplicación de los cites
y de los conventillos; así como estrategias de instalación y arranchamiento por parte de
pobladores en terrenos y lotes baldíos, construyendo con materiales precarios las
“poblaciones callampas” al borde de cursos de agua como fueron el norte del río Mapocho
y en el Zanjón de la Aguada. Lo que a la postre, con el pasar de generaciones y la
instalación de ciertos grupos provenientes desde el campo y otros territorios, derivó en la
normalización de condiciones como la extensión de la familia ampliada y el allegamiento
en masa.

Valorando la idea de un terreno donde y vivir y “donde caerse muerto”, los pobres urbanos
desarrollaron el habitus de buscar conquistar la tierra propia y construir su casa individual o
colectivamente durante gran parte del siglo XX.3 Sin embargo, pese a que el rol activo del
Estado en materia de vivienda popular desde la creación en 1936 de la Caja de habitación
popular, pasando por los planes de la Corvi, el acceso a una vivienda estable por estos
pobres urbanos tendió a fracasar: el panorama de poblaciones callampas y las instalaciones
precarias en los alrededores rurales de la ciudad, se convirtieron en las formas más de
habitar los territorios. Los principales cambios de esta condición histórica serán vividos en

1 Mario Garcés. Crisis social y motines populares en el 1900, LOM, Santiago, 2003; de ramon
2 Romero 321-322
3 Antoine Casgrain, La apuesta por el endeudamiento en la política habitacional chilena, Revista INVI, Vol. 25,
Número 68, 2010.

Ideología y el Consenso de Washington Desarrollo y Expansión de la Política Chilena de Vivienda". Boletín del Instituto de la Vivienda. mayo 2003. derechos universales como el derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad. territorializando y transformando el espacio social urbano: para poder desplegar sus potencialidades vitales y culturales particulares. Alan. como actor social que se dinamiza frente a las diversas problemáticas relacionadas al derecho a la vivienda y a la vida digna en el territorio por parte de la generalidad de los pobres urbanos.un primer momento. como con la construcción de vivienda social precaria y marginalizada por parte del gran empresariado inmobiliario -agrupado corporativamente desde 1951 en la Cámara Chilena de la Construcción: en su despliegue más diversificado y atronador.4 A lo largo de todos estos procesos. que se distingue de ser un sujeto alienado. muchos han sido los caminos que pobladoras y pobladores. tiene su origen en el Santiago de la primera mitad del siglo XX. Sin embargo. Desde las Ligas de Arrendatarios organizados para mejorar la habitación popular y lograr su abaratamiento frente a al alza de los cánones de 4 GILBERT. . han tomado respecto a su marginalización y su localización en ciertos espacios sociales por las relaciones de poder que operan en las dinámicas territoriales de la ciudad. jóvenes y niños guachos. "Poder. como ha sido desde la época de la dictadura cívico-militar. que vive y da sentido a su vida bajo con los principios dominantes subjetivados y realizados en su práctica social: pues deviene actor social en tanto se désidetifica con el lugar y la subjetividad con que la hegemonía de lo dominante Los orígenes del movimiento de pobladores. no todos ellas y ellos han formado parte del movimiento de pobladores como actor social que se dinamiza frente a las diversas problemáticas relacionadas al derecho a la vivienda y a la vida digna: disputando. con el avance de las organizaciones de izquierda y el dinamismo adquirido por el movimiento de pobladoras y pobladores desde el gobierno de Frei hasta el golpe de Estado que quebró la mayor parte de movimientos activos en el periodo nacional- popular. En este sentido. así como posicionar históricamente frente al estado y el espacio público. 18(47): 133-156. en donde las tomas de terreno y la autogestión pobladora de la construcción poblacional tomó la forma de una “revolución urbana”.

p. Santiago. desplazando los lugares en los que la marginalización. Perú (1954-1979). Del campamento a la barriada: organización popular urbana y poder local en las periferias de Santiago de Chile y Lima. Con las tomas de terreno iniciadas con la toma de la Victoria. lo que propició una verdadera ampliación de la vivienda popular así como un creciente organización y politización pobladora. N°60. con acceso a la educación primaria obligatoria. ver en: Zesar Martínez y Casado. precarización y racialización: reverso abyecto de los procesos de modernización capitalista colonial y heteropatriarcal. pero no a dar una solución para el problema de la “habitación obrera” como se le llamó en la época. 2002. “Por una Vivienda Digna de ser ocupada por seres humanos” Movimiento Social Arrendatario: dinámicas asociativas y de politización popular (1914-1925). . Informe final para optar al grado de Licenciado en Historia.6 los ha situado. luchas y resistencias: movimientos sociales y procesos emancipadores”. Organizados en juntas de vecinos. Lan -Koadernoak. las que originan el proceso de reconocimiento y da pie a la conformación de la identidad pobladora. Universidad de Chile. Hegoa. 1957-1970. fue generado que el estado y el debate público estuviera cada vez más permeado de políticas integracionistas para con los pobres urbanos. tendió progresivamente a conciliar estos conflictos.arriendo por parte los propietarios de cités y conventillos 5: los pobladores han irrumpido e irrumpen en el espacio público. 6 Sobre los dispositivos de este sistema. es en este proceso de organización comunitaria -marcada por la interacción con el cristianismo de izquierda y las organizaciones marxistas. Versión borrador. Beatriz Cesado. racializados y colonizados del tercer mundo. Tomando su sitio: el movimiento de pobladores de Santiago. LOM.8 5 Nicky Cerón. dinamizaron sus proyectos al alero de la radicalización de ciertos partidos de izquierda como el MIR y el MAPU. 2013 7 Mario Garcés. distorsionando el orden físico e ideológico de la reproducción de la dominación. manifestadas en la política de promoción popular del gobierno de Frei Montalva. Acerca de opresiones. Cuadernos de Trabajo. Santiago. el repertorio de acción de los pobladores fue dando paso a la acción colectiva directa en pos de la búsqueda de integración a la ciudad.7 Según algunos autores. que sacudió la política pública en la época en que la revolución cubana y los procesos descolonizadores de África estaban mostrando una alternativa sociopolítica para los sectores empobrecidos. entre el ciclo salitrero y el frente popular (1914-1948)”. Tal camino. Seminario de Grado: “Movimientos sociales y política popular en Chile. El incipiente desarrollo del paradigma del Estado Benefactor chileno. Facultad de filosofía y Humanidades. 2017. 175 8 Daniel Fauré.

y en general. LOM Ediciones.9 Las Jap´s. Los movimientos sociales en América Latina y Chile. consecuencia de los allanamientos masivos y las amenazas de bombardeo a poblaciones. y posteriormente. la generación de ollas comunes y bolsas de empleo. y su articulación con los cordones industriales y los partidos políticos revolucionarios). Rompiendo el cerco. liberalización.p. a la vez que organizaciones vecinales. municipalización. vaciadas de contenido político. el recurso de la toma de terreno. Santiago. junto a la prohibición de la propaganda proselitista de carácter político. 124-125. El movimiento de pobladores contra la dictadura. enmarcados en las “modernizaciones” neoliberales(privatización de los servicios básicos. los Comités de defensa. como las Juntas de Vecinos y Centros de Madres: fueron intervenidas. El Golpe de estado y la instalación de la dictadura militar sorprende al movimiento en este tránsito de la construcción local a la proyección societal de su poder (en los comandos comunales. 2012. 2011 .00 viviendas en el periodo de la Unidad Popular. “normalizadas” y a la postre. pp. El clima de terror y desconfianza. Ediciones Radio Universidad de Chile. pero los replegaron al ámbito de la solidaridad y socialización en las poblaciones: con la ampliación del recibimiento de los allegados. 10 Mario Garcés. fueron desarticuladas. que progresivamente fue pasando de ser la base de apoyo de los partidos de izquierda a ser constructor de su propio poder. su autogestión y su control territorial comenzó a formar parte de los repertorios de acción colectiva simbólicamente más significativos para el movimiento de pobladores.10 Los cambios en materia de vivienda y urbanismo. con la creación de comités de vivienda y organizaciones juveniles al alero del Comité Pro Paz y la Vicaría de la solidaridad. toda las organizaciones vinculadas a sus repertorios de acción en el periodo de la UP.000 familias entre 1976 y 1987) desterritorializadas y radicadas en las zonas periféricas de la ciudad. los Comandos comunales.Frente al déficit de cerca de 500. Proceso de marginalización urbana (que actualmente ha sido interpretado 9 Mónica Iglesias Vásquez. . terminaron por anular temporalmente toda forma organizativa propia de los pobladores. flexibilización y volatibilidad del mercado laboral con un consiguiente aumento del desempleo) se manifestaron en los proyectos Confederación I y II: los ignominiosos procesos de erradicación forzosa de poblaciones enteras ( cerca de 30. Santiago. 128. El despertar de la sociedad. apertura extrema al comercio exterior. siendo objeto de lo que Mónica Iglesias llamó políticas de distorsión y desarticulación.

Educación y comunicación. el movimiento de pobladores sufrió las consecuencias de la transición pactada por arriba 11 Entrevista a Cristián Palacios y César Leyton. 1985. en las Protestas nacionales de 1983-1986. fueran marginados como sectores activos en la construcción de un nuevo consenso. propiciando la atomización social Siendo uno de los actores más activos en la lucha callejera contra la dictadura. dejando de lado su propia vocación como actor social transformador+. a “Mujeres por la vida” con organizaciones sectoriales y barriales femeninas. y en la construcción de organización popular como fueron las redes de economía popular. organizaciones de derechos humanos y un importante movimiento de mujeres. N°1. su falta de proyección política. comunidades cristianas de base. al MEMCH. determinó que en el proceso de “transición pactada”13 hacia la democracia -limitada y protegida. que articulaba a ONG´s. ECO. Santiago. volviendo a la vivienda como un bien de consumo.12 Sin embargo. Las olvidadas erradicaciones de la dictadura. comando de pobladores. . desde los 90. Protesta nacional.como una biopolítica de asepsia territorial y de eugenesia social)11 que fue resistido y contra el cual el movimiento de pobladoras lucho: en las calles.elciudadano.por los partidos de derecha e izquierda tradicional.cl/entrevistas/las-olvidadas-erradicaciones-de-la-dictadura/12/17/ 12 Taller de análisis de movimientos sociales y coyuntura. ECO. por parte de las inmobiliariassí se moldeó la ciudad neoliberal que es hoy Santiago: marginando a los pobladores. 121. En: http://www. 13 Gonzalo de la Maza y Mario Garcés. coordinadoras de jóvenes poblacionales. llamados a convertirse más en movimientos político-electorales. p. 1983-1984. 1988. La explosión de las mayorías. Ampliadas las erradicaciones.