¿Por qué las embarazadas deberían recibir la vacuna

inyectable contra la influenza?
Es muy probable que la influenza provoque enfermedades graves en
embarazadas que en mujeres que no están en la misma condición. Debido a
los cambios en el sistema inmunitario, el corazón y los pulmones durante el
embarazo, las embarazadas (y las mujeres que dieron a luz hace poco) son
más propensas a contraer cuadros gripales graves que pueden derivar en
hospitalizaciones o incluso la muerte. Existen algunas evidencias que
sugieren que contraer la influenza durante el embarazo aumenta los riesgos
de ciertas complicaciones en el embarazo, incluidos el trabajo de parto y el
alumbramiento prematuros, y que una vacuna contra la influenza puede
reducir ese riesgo, Además, los estudios muestran que la vacunación de
mujeres embarazadas también puede proteger a un bebé de la influenza
luego del nacimiento. (La madre le pasa anticuerpos al bebé en desarrollo, y
estos le brindarán protección contra la influenza por varios meses luego de
nacer).

Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas se vacunen con la
vacuna inyectable contra la influenza durante cualquier trimestre del
embarazo para estar protegidas y para proteger de esta enfermedad a sus
bebés recién nacidos. No se recomienda el uso de la vacuna en atomizador
nasal en mujeres embarazadas. Para obtener más información sobre la
influenza y las embarazadas, visite Las embarazadas y la influenza.

Indiaciones
 Mujeres embarazadas a partir del cuarto mes de gestación

¿Qué efectos secundarios han experimentado las
embarazadas tras recibir la vacuna inyectable contra
la influenza?
Los efectos secundarios más comunes en las embarazadas son los mismos
que presenta el resto de las personas. Por lo general son leves e incluyen
estos:

 Dolor, enrojecimiento o inflamación donde se administró la inyección

 Desmayo  Dolor de cabeza  Fiebre  Dolores musculares  Náuseas  Fatiga .