Universidad Centroamericana UCA

Cursos del Segundo Cuatrimestre 2009
Curso de Reflexión Teológica y Ética Social
Profesor: Manuel Funes Narváez

Evaluación Actitudinal

LA AUTOEVALUACIÓN

Es la evaluación realizada por uno mismo, a partir de algunos
criterios determinados. Consiste en revisar mis actitudes durante
lo que va del curso y con honestidad determinar un valor. Lo
mejor es que corresponda el valor con mi realidad actitudinal.

Para realizar esta autoevaluación toma en cuanta mis actitudes
personales durante el curso, por ejemplo, interrumpí la clase,
hablé durante la explicación del profesor, respeté a mis
compañeros, usé un vocabulario apropiado, etc.

LA COEVALUACIÓN
Es la evaluación que realizan otras personas sobre ti, en base
algunos criterios determinados. A diferencia de la
autoevaluación, ésta evaluación persigue recoger la mayor
información de qué ha sido tu proceder durante el curso. Se
llama coevaluación porque las personas que te evalúan
corresponden al mismo nivel que el tuyo.
Conviene que las personas que te vayan a evaluar den un
juicio objetivo, acertado y preciso. Recuerda que el mejor
amigo es aquel que te ayuda a crecer como persona. El mejor
amigo no te miente, te dice la verdad, te cuestiona y por último
reconoce tus logros y méritos.

LA HETEROEVALUACIÔN

Es la evaluación que realiza el profesor sobre tu convivencia y
aprendizaje durante todo el curso o lo que va de el. A diferencia
de la coevaluación, aquí la persona que te evalúa pertenece a un
nivel distinto del tuyo, por eso lleva ese nombre.
La heteroevaluación es un proceso importante dentro de la
enseñanza, rico por los datos y posibilidades que ofrece y
también complejo por las dificultades que supone enjuiciar las
actuaciones de otras personas, más aún cuando éstas se
encuentran en momentos evolutivos delicados en los que un
juicio equívoco o "injusto" puede crear actitudes de rechazo
(hacia el estudio y la sociedad) en el niño, adolescente o joven
que se educa.