Información General sobre Refrigeración con Amoniaco 1ra Parte

2005-11-15: Elaborado por: Ing. Germán Salcedo García York International S.A. de C.V.

INFORMACIÓN GENERAL SOBRE REFRIGERACIÓN CON AMONIACO

Primera Parte

Introducción

El desarrollo de la refrigeración mecánica data de los primeros años de la revolución industrial. Al
día de hoy, el amoniaco permanece como el refrigerante más utilizado en sistemas de
refrigeración industrial para procesar y conservar la mayoría de los alimentos y bebidas. El
amoniaco ha estado en el liderazgo de los avances de tecnología en refrigeración, siendo parte
esencial del procesamiento, almacenamiento y logística de distribución de los alimentos. Más
recientemente, los sistemas de refrigeración con amoniaco han sido utilizados en sistemas de aire
acondicionado para grandes edificios y para mejorar la eficiencia de las plantas generadoras de
energía eléctrica. Incluso la NASA ha reconocido las ventajas del amoniaco como refrigerante,
seleccionándolo para su uso en la Estación Espacial.

Las ventajas del amoniaco son bien conocidas. El amoniaco no destruye la capa de ozono y no
contribuye al efecto invernadero asociado al calentamiento global. De hecho el amoniaco, uno de
los compuestos más comúnmente encontrados en la naturaleza, es esencial en el ciclo del
nitrógeno de la tierra y su liberación a la atmósfera es inmediatamente reciclada. El uso del
amoniaco como refrigerante es consistente con los acuerdos internacionales de de reducción del
calentamiento global y destrucción de la capa de ozono, y debido a su aplicación probada como un
refrigerante seguro y eficiente durante los últimos 150 años, está inmediatamente disponible para
un mayor uso y nuevas aplicaciones. Desde un punto de vista puramente económico, sin
considerar las regulaciones innecesarias, el amoniaco debería de tener una mayor aplicación como
refrigerante de la que actualmente cuenta.

Desde un punto de vista operacional, el amoniaco es generalmente aceptado como el refrigerante
industrial más eficiente y económicamente efectivo, un importante beneficio para los
consumidores ya que costos menores de operación representan un costo menor de los productos
alimenticios.

Con una mayor atención dirigida al calentamiento global de la Tierra y con los esfuerzos
internacionales extraordinarios en la última década para reducir el uso de refrigerantes nocivos al
medio ambiente, combinado con sus ventajas económicas, el amoniaco está muy bien posicionado
para ser el refrigerante del siglo XXI.

Historia

¿Qué tan común es la refrigeración con amoniaco?

Hace muchos años, la industria de alimentos y bebidas adoptó la refrigeración con amoniaco. Las
ventajas económicas por sí mismas lo hacían el refrigerante de elección para almacenes
refrigerados, plantas de procesamiento, así como la industria láctea y la industria cárnica. Casi
toda la comida en el desayuno, comida y cena en la mesa familiar pasa a través de alguna
instalación de refrigeración con amoniaco antes de llegar a las tiendas y supermercados,
incluyendo vegetales y frutas frescas, carne, pollo, pescado, alimentos congelados, leche, queso,
helado, y bebidas como refrescos, cervezas y vinos.

¿Hace cuánto se ha utilizado el amoniaco como refrigerante?

El amoniaco estuvo entre los primeros refrigerantes usados en los sistemas mecánicos, y es el
único de los primeros refrigerantes que sigue siendo vigente. La refrigeración mecánica fue
desarrollada en los años 1800s basada en el principio de la compresión del vapor. El primer equipo
práctico de refrigeración usando la compresión de vapor fue desarrollado en 1834 y para finales de
los 1800s los sistemas de refrigeración eran usados en las cervecerías y almacenes refrigerados.
El diseño básico del sistema de refrigeración con compresión de vapor, usando el amoniaco como
refrigerante en un ciclo cerrado de evaporación, compresión, condensación y expansión ha
cambiado muy poco desde principios de los años .

¿Cuándo se sintetizó por primera vez el amoniaco?

El amoniaco fue sintetizado por primera vez en 1823 haciendo reaccionar aire e hidrógeno. La
primera producción commercial de amoniaco sintético empezó en 1913. En la actualidad, se
estima que hay dos mil millones de toneladas de amoniaco en el mundo. De esta cantidad,
aproximadamente el 5% es fabricado por el hombre. En Norteamérica se producen anualmente 18
millones de toneladas de amoniaco, y de esta cantidad, menos del 2% se utiliza para
refrigeración.

¿Por qué el amoniaco es considerado un refrigerante natural?

El amoniaco es un compuesto común y que existe naturalmente en el ambiente, que se
descompone naturalmente en moléculas de hidrógeno y nitrógeno (la atmósfera está formada en
un 80% de nitrógeno e hidrógeno). El amoniaco está formado de un átomo de nitrógeno y tres
átomos de hidrógeno, y tiene el símbolo químico NH3. El amoniaco es un elemento clave en el
ciclo del nitrógeno, y bajo condiciones normales, es esencial para muchos procesos biológicos. El
amoniaco se puede encontrar en el agua, la tierra y el aire, y es fuente del nitrógeno esencial para
plantas y animales. De hecho, el amoniaco es uno de los gases más abundantes en el ambiente.

¿Cuándo fue el primer uso de refrigeración comercial con amoniaco?

El amoniaco fue usado por primera vez como refrigerante en los años 1850s en Francia y fue
utilizado en los Estados Unidos en los años 1860s para la producción de hielo. Las primeras
patentes de máquinas de refrigeración para amoniaco fueron registradas en los años 1870s. Para
los años 1900s, las máquinas de refrigeración con amoniaco eran instaladas en fábricas de hielo,
plantas procesadoras de alimentos y plantas químicas. Para los años 1920s, la refrigeración con
amoniaco se utilizaba también para pistas de patinaje en hielo. Durante los años 1930s se empezó
a desarrollar el mercado para aire acondicionado, primero para aplicaciones industriales y después
par confort humano. El uso de equipos más pequeños para refrigeradores domésticos se
incrementó substancialmente ente los años 1920 y 1930.

¿Cómo se utiliza la refrigeración con amoniaco actualmente?

La refrigeración con amoniaco ha sido la espina dorsal de las industrias de procesamiento y
almacenamiento de alimentos desde principios de los años 1900s. La refrigeración con amoniaco
es el método más económico y más eficiente energéticamente para el proceso y almacenaje de
alimentos congelados y refrigerados. Es el caballo de batalla para el enfriamiento de post-cosecha
de frutas y vegetales, el enfriamiento de carne, pollo, pescad, refrigeración para la industria de
bebidas, incluídas cerveza, vino y refrescos, refrigeración para leche y queso, y para la
congelación del helado. Prácticamente todas nuestros alimentos pasan en algún momento por
alguna planta o almacén que usa refrigeración con amoniaco antes de llegar a nuestra mesa.

¿Tiene la refrigeración con amoniaco otros usos en nuestro días?

Recientemente, los sistemas de aire acondicionado provistos con sistemas de refrigeración en
amoniaco han encontrado lugar en grandes complejos de oficinas y escuelas, edificios de oficinas y
edificios pequeños como tiendas de conveniencia. Estas aplicaciones se han conseguido usando
enfriadores de agua, sistemas de almacenamiento térmico y sistemas de enfriamiento
centralizado. En Europa, donde las regulaciones han impulsado el desarrollo de nuevas
aplicaciones, los sistemas de refrigeración de amoniaco se usan con seguridad en sistemas de aire
acondicionado para hospitales, edificios públicos, aeropuertos y hoteles. Esto ha sido favorecido a
diseños de sistemas con carga de refrigerante limitada.

Un sistema de refrigeración con amoniaco prove aire acondicionado para la Estación Espacial
Internacional y la Biosfera II. La instalación en plantas generadoras de energía es una aplicación
emergente para la refrigeración con amoniaco.