Deshacer la teoría: “la Cuestión Transgénero” y la violencia epistémica de la teoría

feminista angloamericana*
Viviane Namaste

Durante casi veinte años, la teoría feminista angloamericana ha planteado sus propias
preguntas epistemológicas mirando las vidas y los cuerpos de transexuales y travestis.
Este artículo examina el impacto de dichas investigaciones en la mejora de la vida
cotidiana de las personas que fueron centrales en tales estudios feministas. Basándome
en el estudio y el activismo local, concluyo con una consideración sobre algunos
principios centrales, necesarios para involucrarse en la investigación y la teoría
feministas -para involucrar a las personas marginales en la producción de conocimiento
y para transformar el proceso mismo de producción de conocimiento.

Desde principios de 1990, la teoría feminista angloamericana ha articulado un proyecto de
reflexión crítica en la que las vidas, cuerpos, y las realidades de las mujeres transexuales son
centrales1. Con la publicación de Deshacer el género, de Judith Butler (1990), seguido de Cuerpos
que importan (1993), la teoría feminista ha interrogado a los modos en que se constituyen las
categorías de “sexo” y “género”.
El argumento de Butler, bien conocido en los círculos académicos, es que al observar los cuerpos
de las mujeres transexuales y transgénero, podemos reflexionar sobre las formas en que todas las
manifestaciones del género se fijan mediante formas específicas del discurso, la vestimenta, y los
gestos. En esta lógica, el género no es algo que existe antes de un sujeto, sino que es algo logrado
en y a través de su repetición. En el proyecto de Butler, las mujeres transexuales y lxs travestidxs *
son los objetos centrales de la investigación. Las preguntas epistemológicas que plantea Butler se
han tomado con gran interés y entusiasmo dentro de la teoría feminista angloamericana. Los cursos
y conferencias, por ejemplo, están incompletos si no hacen referencia a sus contribuciones.
Prestigiosas revistas teóricas feministas, como Signs, incluyen contribuciones recientes que teorizan
acerca de la importancia de las cuestiones transgénero para la teoría feminista (Heyes, 2003).
Durante casi veinte años, entonces, la teoría feminista angloamericana se ha preocupado por “la
Cuestión Transgénero”. Esta frase – “la Cuestión Transgénero”- se refiere a las formas en que la
teoría feminista depende de la observación de cuerpos transexuales y transgénero para formular sus
propias preguntas epistemológicas. Las discusiones actuales dentro de la teoría feminista
angloamericana -en particular, la cuestión central de cómo se constituye el género- se llevan a cabo
principalmente mediante la cita de cuerpos transexuales y travestidxs. La teoría feminista
angloamericana formula la Cuestión Transgénero para ocuparse de sus propios asuntos.
Dado que el campo de la teoría feminista angloamericana ha confiado en las mujeres
transexuales para formular preguntas teóricas desde principios de la década de 1990, tal vez sea
apropiado en este momento de la historia, evaluar el grado en que este proyecto académico
feminista ha servido a las mujeres transexuales mismas. Si la teoría feminista surgió como una
manera de explicar la vida de las mujeres de modo que sea posible intervenir para mejorar sus
mundos cotidianos, entonces es importante tener en cuenta cómo están conectados el conocimiento
y la acción. Si tenemos esta particular comprensión de la teoría feminista, es de esperar, dado que
tantxs teóricxs, profesorxs y estudiantes de grado feministas están hablando y escribiendo sobre
mujeres transexuales, que este conocimiento sea útil para la vida de las mujeres transexuales, que
son centrales a la argumentación y la teoría feministas.
* “Undoing Theory: The ‘Transgender Question’ and the Epistemic Violence of Anglo-American Feminist Theory”.
Hypatia vol. 24, núm. 3 (Verano 2009). Traducción: Blas Radi y Moira Pérez (2016).
1 Al invocar a la teoría feminista angloamericana no estoy designando a la tradición de filosofía analítica
angloamericana en sí misma, sino más bien a la escritura y producción teórica en idioma inglés, y que se ubica
principalmente en los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá angloparlante, y Australia.
* N. de T.: utilizaremos la palabra “travestidx” cuando la autora se refiere a “transvestites” en inglés, y conservaremos
“travesti” en los casos en que la autora utiliza ese mismo término (algo que hace principalmente cuando se refiere a
contextos iberoamericanos).

Transsexual Outreach Project 1992). y quienes hemos pensado en estas cuestiones desde la década de 1980. Generaciones perdidas Comenzar un artículo examinando la historia reciente de las mujeres transexuales en la teoría feminista privilegia el ámbito de la investigación académica. y las comunidades las mujeres transexuales sería insuficiente. Tal conocimiento ha estado presente en ciertos círculos y circunstancias durante veinte años: lxs líderes de la comunidad y la gente común han intercambiado información y recursos a nivel internacional -en la época previa a Internet-. que es diferente de aquellos presentados por la mayoría de lxs teóricxs feministas angloamericanxs. Todos estos proyectos -y muchos otros similares en todo el mundo. Un enfoque cuidadoso y fundamentado acerca de la producción de conocimiento y las mujeres transexuales desde principios de la década de 1990 también debería considerar las formas en que las propias mujeres transexuales han sido fundamentales en la generación de conocimiento. Debido a que la teoría feminista ha hecho de las mujeres transexuales una parte fundamental de su proyecto durante los últimos (casi) veinte años. recursos. Esta historia (que admito que es breve. estas expectativas surgen sólo a partir de una cierta visión de la teoría feminista. ha llegado el momento de desentrañar no sólo lo que lxs teóricxs feministas dicen sobre el género o sobre lxs transexuales. por supuesto. fue una de las primeras líderes en esta área. el Bois de Boulogne. muestran algunas de las mayores tasas de seroprevalencia del VIH en cualquier comunidad dada. y la distribución de condones a la gran comunidad transexual parisina -en bares. El caso específico del VIH y las mujeres transexuales ilustra ampliamente esta problemática. las mujeres transexuales en Montréal organizaron un proyecto comunitario de prevención del VIH que fue diseñado para producir información relevante y adaptada a nuestras vidas. No obstante. Este artículo recoge ese desafío a través de una lectura detallada de la obra de Butler. en particular-. una cierta comprensión del papel delx intelectual. Esta instantánea proporciona un enfoque de las preguntas sobre el conocimiento y la acción en relación con las mujeres transexuales. las mujeres transexuales – y las prostitutas transexuales y usuarias de drogas. hasta la actualidad). Nueva Zelanda vivió la organización comunitaria entre prostitutas transexuales y travestidxs en la década de 1990 y allí se publicó un boletín de noticias: ON TOP (Ongoing Network . esta información no es ninguna novedad. asociaciones. el proyecto de Prévention Action Santé Travesti pour les Transgenres (PASTT) ofrecía información. las personas transexuales comenzaron a organizarse en todo el mundo para estudiar el impacto del VIH en nuestros mundos y organizar una respuesta colectiva. detectando que lxs transexuales presentan tasas de seroprevalencia del VIH que duplican las de otras poblaciones (Alan 1988. también es cierto que había muy pocos datos científicos para apoyar tal afirmación. Aquí ofrezco una visión general (aunque incompleta) de esta pregunta. una activista australiana.se formaron en un intento por detener la dramática ola de VIH entre las mujeres transexuales. En París. referencias. el proyecto intelectual y político que está en juego consiste en examinar el particular modelo de teoría y de política propugnado en la teoría feminista angloamericana y teorizar adecuadamente acerca de las consecuencias políticas de ese marco. Si bien es cierto que algunas personas clave han entendido las terribles consecuencias del VIH dentro de las comunidades transexuales por lo menos desde la década de 1980. y que respetara el trabajo de la prostitución. Las categorías epidemiológicas. Sin embargo. Más bien. dada la importancia y el impacto de su obra dentro de los estudios feministas en general. como un aspecto fundamental de la supervivencia. los cuerpos. Para quienes hemos estado en el ambiente desde hace algún tiempo. parcial e incompleta) nos recuerda que lxs activistas y líderes de la comunidad conocen desde hace más de veinte años los efectos devastadores del VIH en las mujeres transexuales. Diana Alan. Ya a finales de los '80. En todo el mundo. ubicada dentro de los mismos parámetros temporales que la teoría feminista angloamericana examinada anteriormente (desde finales de los '80/principios de los '90. . las preguntas que planteo se dirigen al campo más amplio de la teoría feminista angloamericana. y. Alan et al 1989). También en la década de 1990. Declarar que el VIH ha tenido un impacto significativo en las vidas.

Sin embargo. esta información también puede ser utilizada para políticas. ya que las mujeres transexuales tienen tasas de seroprevalencia del VIH que superan las de otras poblaciones afectadas por la pandemia. Quizá lo más notable. Con respecto a la prostitución. Si las estadísticas anteriores ya eran alarmantes. el último estudio citado también demostró que el 100% de las travestis y transexuales de la muestra eran VIH positivas tras haber estado en el ambiente durante más de cuatro años. utilizo el término travesti y no transgénero [transgendered]. las mujeres de color. tales como las de Houston (25%. siguiendo el uso típico en los contextos angloamericanos actuales. el alcance de la epidemia entre las mujeres transexuales permaneció oculto. . programas y servicios. A lo largo de este artículo.8% de seroprevalencia (Surratt et al. sino para ciertas personas dentro de esta población. Las mujeres transexuales han mostrado tasas de seroprevalencia del VIH que no sólo superan a los de otras poblaciones marginadas. São Paulo reveló una tasa de seroprevalencia del VIH del 78% entre las travestis que fueron encarceladas (Varella et al. ¿Deshacer el género? 2 Al ceñirme al lenguaje utilizado en el entorno correspondiente. hombres que tienen sexo con hombres. las tasas de VIH son igual o más altas: Río de Janeiro indicó 63.sugieren que las mujeres transexuales al menos han ingresado en los términos del conocimiento epidemiológico. travesti) para designar a distintxs individuxs nacidxs como varones pero que viven y/o trabajan y/o se identifican en femenino.. personas de una localidad en la que el VIH es endémico). en una línea más optimista. Sidney (21%. Desde este punto de vista. recurro a distintos términos (transexual. las usuarias de drogas y las presas. La información disponible pone de manifiesto que la situación es más que preocupante. y para la organización de la comunidad.. un nombre poco apropiado. mientras que en la década de 1990 Atlanta indicó tasas de seroprevalencia del VIH del 68% entre las trabajadoras sexuales transexuales (Elifson et al. Las estadísticas de los estudios disponibles nos muestran datos preocupantes. Clements-Nolle et al. travestidx [transvestite]. sino que proporcionan una clara evidencia de que las poblaciones de mujeres transexuales son una de las más afectadas por el VIH en el nivel internacional. En primer lugar. 1989). el 63% de las mujeres transexuales de color en San Francisco indicó ser VIH positivo (Clements et al. No obstante.2 Estos datos nos dicen varias cosas. En la década de 1990 se dio un importante desarrollo en este campo. lxs investigadorxs confirmaron una tasa de seroprevalencia del VIH del 62% entre las mujeres transexuales y travestis (Berkins y Fernández 2005). 1997). 2005). 2001). no sólo para las mujeres transexuales en general. los últimos veinte años también han visto algunos pequeños triunfos en los que una población marginal al menos ha recibido cierto tipo de reconocimiento. está claro que el VIH ha hecho estragos en las comunidades de mujeres transexuales alrededor del mundo. También utilizo los términos transgénero [transgender] y trans como términos paraguas. Si bien las tasas de seroprevalencia de VIH citadas son simplemente espantosas. usuarixs de drogas intravenosas. Al no estar registrado en las estadísticas oficiales. un estudio epidemiológico en Lisboa encontró una tasa de seroprevalencia del VIH del 46. 1998). o San Francisco (35%. tales como una tasa de seroprevalencia del 14% entre las mujeres transexuales en Puerto Rico (Rodríguez-Madera y Toro-Alfonso 2005) o Chicago (Kenagy y Bostwick 2005). Alan et al. en cuanto se llevaron a cabo ciertos estudios epidemiológicos sobre la seroprevalencia del VIH entre las mujeres transexuales... dado que la mayor parte de mi propia investigación empírica no está basada en contextos angloparlantes (ver Namaste 2005a). Gras et al. Amsterdam (24%. mi propio uso del término transgénero [transgender] siempre parece un poco foráneo. el análisis de estas subcategorías revela una mayor vulnerabilidad al VIH: en un estudio. en Buenos Aires. en particular las prostitutas. y un proyecto de investigación en Roma confirmó una tasa de seroprevalencia del VIH del 74% entre transexuales y travestis usuarias de drogas (Gattari et al. 1992).4% (Bernardo et al. Los resultados son impactantes. En el nivel internacional. los estudios más recientes -algunos realizados en colaboración con las comunidades transexuales mismas. no tenían lugar para las mujeres transexuales o los hombres transexuales (Singer 2008). 1996). 1993). Un análisis más detallado revela que la situación es ciertamente grave. Risser et al. 2001). 1996).organizadas en torno a distintos ''grupos de riesgo'' (por ejemplo..

y en diálogo con. y cómo puede no ser reconocida. Tanto en los Estados Unidos como internacionalmente.ofrece un punto de partida útil para considerar los límites del enfoque de Butler. (4) Este compromiso con los movimientos sociales configura. y por qué la violencia es a veces infligida por los mismos Estados que deberían ofrecer a estos sujetos protección frente a la violencia'' (Butler 2004. Deshacer el género (Butler 2004) es una colección de ensayos cuyo objetivo común incluye pensar en personas que a menudo están excluidas de la categoría misma de lo humano. lxs activistas organizan vigilias. como sostiene Butler. y Gwen Araujo” (Butler. Mediante un análisis de cómo se produce esta violencia. Ella considera ''por qué la violencia contra los sujetos transexuales no se reconoce como violencia. esta manifestación específica de la violencia no es reconocida y/o es legitimada por los Estados. mi propio pensamiento ha sido influenciado por la 'Nueva Política de Género'' que ha surgido en años recientes. Una lectura más detallada de un texto reciente relacionado explícitamente con el género –-de hecho. entonces ella también está en lo cierto en argumentar a favor de la función política del conocimiento que visibiliza tales realidades. y actividades sociales como una forma de reconocer y denunciar esta violencia. y para reflexionar sobre las debilidades del particular modelo de teoría feminista que ella defiende. con la Cuestión Transgénero misma. TDOR es una ocasión anual para hacer un balance de la violencia a la que son sometidas las personas trans. Butler toma nota de la desproporcionada cantidad de violencia dirigida contra “personas trans de color” y localiza la violencia como “parte de un continuum de violencia de género que arrebató las vidas de Brandon Teena. En el mundo angloparlante. el proyecto de Butler intenta imaginar el desafío de la supervivencia de individuos y comunidades (Butler 2004. la elección de un objeto de estudio. En sitios de organización política por fuera de la academia también se evidencia una preocupación por la violencia contra las personas transexuales y transgénero. 206-7). una combinación de movimientos que engloban al transgénero. que demuestra la vulnerabilidad de las mujeres transexuales y travestis con relación al VIH. tal vez la articulación más notable del activismo en este sentido sea el Día de Conmemoración Trans (Transgender Day of Remembrance. 30). Este artículo requiere entonces cierta reflexión crítica sobre esta dislocación. la intersexualidad y a sus complejas relaciones con las teorías feministas y queer. Butler argumenta de manera convincente que cuando se consideran personas transexuales y transgénero la cuestión de la violencia es central. 6). para Butler. Pensar en la supervivencia en relación con la producción de conocimiento. Dada la importancia de la obra de Butler. 2004. Por otra parte. como una forma de empezar a imaginar modelos diferentes para la producción teórica. reuniones políticas. si. así como en el modo en que ella llega a su particular modelo teórico. TDOR por sus siglas en inglés) y su sitio web afiliado. Matthew Shepard. Es indudable que el proyecto de Butler tiene potencial para crear un conocimiento útil para las víctimas de violencia. ciertas formas de organización política relacionada con el género. En palabras de Butler. Esto está marcado por. 207. El conocimiento presentado en la sección anterior. Este foco en la violencia contra las personas transexuales y transgénero pone de relieve los límites de la categoría misma de humano. 217). es de un orden diferente al de la mayoría de las reflexiones que se ofrecen sobre las vidas trans en el contexto de la teoría feminista académica. En un intento explícito por dar cuenta de las cuestiones de raza y clase en este tema. la transexualidad. La página web Recordando a . en parte. es útil pensar críticamente el tipo de teoría que propone. ilustra la importancia política de la teoría feminista (Butler 2004. El contenido sustantivo del argumento de Butler –que muchas personas trans están sujetas a violencia basada en su apariencia percibida– ofrece un fondo atractivo para su proyecto más amplio que busca interrogar los límites de lo humano. Recordando a nuestrxs muertxs (Smith 2008).

también le disparó una prostituta no transexual. De acuerdo con el sitio web. que consideraba que “la gente de la calle y las prostitutas son la escoria de la tierra”. 34. el hombre que disparó a Shawn Keegan y Deanna Wilkinson. Ross es muy crítica de los análisis de la violencia contra las personas trans -tales como los presentados por Butler. como elementos centrales para comprender dichas manifestaciones de violencia. Ella argumenta de manera convincente que estos asesinatos no estaban de hecho ligados ante todo a la condición de transexual o travesti de alguien. psicológica y físicamente. TDOR y Recordando a nuestrxs muertxs se involucran en el trabajo político presentado en la teoría de Butler: visibilizar las consecuencias de vivir más allá de las relaciones normativas sexo/género y denunciar la violencia dirigida contra los cuerpos visiblemente transexuales y transgéneros. No dijo nada. comprender y responder a esa violencia. .. en 1997. Esta tendencia no muestra signos de estar disminuyendo” (Smith 2008). la afirmación de que los cuerpos transexuales y travestidos son objeto de violencia. Gwendolyn Ann Smith. A pesar de que Butler no se refiere explícitamente a TDOR o a Recordando a nuestrxs muertxs.que establecen el género. independientemente de cualquier otro factor en sus vidas. La violencia contra los cuerpos transexuales y travestis. Shawn Keegan. esa misma noche. Ciertamente. Él había salido a matar gente. convirtiéndola en una mártir de su causa. y específicamente la violación de las normas del sexo/género. durante el juicio. 92) Ross ofrece evidencia compleja y detallada que nos obliga a reevaluar la importancia del género en la explicación de los asesinatos de estas mujeres transexuales.nuestrxs muertxs. Así que unir. Pero Grayce Baxter -una mujer transexual operada que no aparentaba en absoluto ser trans. es central para la teoría feminista de Butler. una mujer no transexual. Butler cita al pasar numerosos casos de este tipo de actos (Butler 2004. Dijo.estaba trabajando como una mujer genética y fue muerta por un cliente que ni siquiera sabía que era transexual. Todas ellas eran prostitutas trans que fueron asesinadas mientras trabajaban. Ella ofrece una lectura cuidadosa del proyecto Recordando a nuestrxs muertxs: Invito a la gente a tomarse un minuto para mirar el sitio Web del Día de Conmemoración Trans. Deanna Wilkinson. y Recordando a nuestrxs muertxs. Pero eso no impidió que lxs organizadorxs del Día de Conmemoración Trans usaran su foto en su cartel de 2003. 6. y tanto TDOR como Recordando a nuestrxs muertxs proporcionan amplia evidencia de que transexuales y travestidxs son atacadxs verbal. ofrece una lista de las mujeres y los hombres que han muerto a causa de su condición de transexuales o transgéneros.. en este punto. 216-17). Sin embargo. “la escoria de la tierra”. el asesinato de Cassandra a la “transfobia” es ridículo. La producción de las ciencias sociales confirma aún más este tipo de realidades empíricas (Namaste 2000). sin embargo. sigue estando en discusión la manera de contabilizar. así como para el activismo político contemporáneo. Las intervenciones de la activista Mirha-Soleil Ross aportan un enfoque crítico sobre estas cuestiones. y Cassandra Do. todavía no sabemos por qué fue asesinada y en qué circunstancias. es indiscutible. TDOR. estrechamente afiliada con TDOR. 6) comparte afinidades políticas y teóricas con la afirmación de Recordando a nuestrxs muertxs de que las personas son asesinadas debido al “odio o al prejuicio contra las personas trans” (Smith 2008). y tenía como blanco a las prostitutas. “durante la última década. Lo único que sabemos es que fue estrangulada y que algunas muestras de ADN que se encontraron en su cuerpo estaban relacionadas con el ataque sexual y asesinato de otra trabajadora sexual. Encontrarán a cuatro personas de Toronto: Grayce Baxter. En cuanto a Cassandra Do. ha muerto una persona por mes debido al odio o prejuicio contra las personas trans. sino que eran más bien las consecuencias terribles de un mundo social que estigmatiza a las prostitutas de tal manera que son inhumanas. (Citado en Namaste 2005b. su invocación de “un continuum de violencia de género que se llevó las vidas de. ellas murieron a causa de “odio o perjuicio anti-transgénero”. al menos si se negocian espacios por fuera del feminismo académico y de las políticas transgénero hegemónicas. Brenda Ludgate. entonces.antes de entregarse. Marcello de Palmo.” (Butler 2004. que evidenciara “odio anti-transgénero”. Él lo supo por los titulares de los periódicos – “Desaparece prostituta transexual”. En palabras de la organizadora del sitio.

sigue siendo imprescindible reconocer que hay diferentes explicaciones de cómo conceptualizar ese tipo de violencia. Mientras Butler se referiría a un “continuum de violencia de género que se llevó la vida de Brandon Teena. Butler plantea cuestiones teóricas en relación con cómo entendemos y reproducimos el género. La teoría feminista y la Cuestión Transgénero La exclusión del trabajo en el análisis de Butler sobre la violencia contra las mujeres transexuales es autorizada por una visión de la teoría feminista que da primacía al concepto de género.el hecho de que sean las MtF quienes son atacadas y asesinadas casi exclusivamente. sus observaciones son desarrolladas para los * La denominación “de masculino a femenino” (MtF. sino que casi en un 100% son MtF. Para Ross. En lugar de establecer una relación metonímica entre varones trans y mujeres trans con respecto a la violencia (representado por el continuo butleriano y sus referencias concomitantes a Teena. para empezar a imaginar una visión de la teoría feminista que sea a la vez intelectualmente sofisticada y políticamente útil. es algo que debe ser señalado.. por sus siglas del inglés male to female) se refiere a aquellas personas que fueron asignadas al género masculino al nacer. De hecho. ella ilustra la insuficiencia de una posición feminista que -¡de alguna manera!- se olvida por completo de dar cuenta de la especificidad de los cuerpos y las vidas de las mujeres al explicar la cuestión de la violencia. Ross argumenta a favor de la importancia de examinar la naturaleza y los meros números de la violencia contra las mujeres transexuales en comparación con aquella contra los varones transexuales. pero en la actualidad son de género femenino. En un movimiento teórico y político brillante. también puede ser resignificado y desplazado. ya que la gran mayoría de ese tipo de violencia se dirige contra personas transexuales y transgénero de masculino a femenino * (MtF). Es importante destacar que Butler va más allá.. . ofrece a sus lectorxs muy poca información del contexto. Matthew Shepard y Gwen Araujo” (Butler 2004. imaginando las posibilidades políticas que abre la concepción de la naturaleza constitutiva del género: si el género es algo realizado en y a través de su repetición constante.. No sólo la mayoría de las personas trans asesinadas son trabajadoras sexuales. Shephard y Araujo). y de cómo responder a ella. Aunque sin duda Butler reconoce que ella llegó a plantear estas preguntas a partir de sus observaciones de travestidxs. Esto es. El análisis de la violencia que ofrece Ross muestra la manera en que enmarcar la violencia contra las prostitutas transexuales como “violencia de género” es una recuperación radical de estos eventos y su naturaleza causal -una violencia en el nivel epistemológico mismo. Inversamente. En sus palabras. Ross es desconfiada. entonces. Como declara Butler. las siglas FtM se refieren a las personas que al nacer fueron asignadas al género femenino. 92-93) Es instructivo leer los comentarios de Ross en paralelo al proyecto de Butler. En lugar de un continuo de violencia en relación con el género. un tema de violencia contra las mujeres transexuales y contra travestidxs MtF. La reflexión sobre estas explicaciones es útil. 6). drag queens y transexuales. Ross continúa condenando a activistas y teóricxs de la violencia al subrayar aún más los aspectos generizados de estos actos. . el trabajo anterior de Butler sobre género en Gender Trouble (1990) inició este proyecto de teoría feminista para el mundo angloamericano. (Citado en Namaste 2005b. pero se identifican dentro del espectro de la masculinidad. Comenzando su trabajo con el análisis de travestidxs y transexuales. es necesario examinar más a fondo la violencia contra las ''personas transgénero” en lo que respecta específicamente al género. una última cosa. Si la violencia contra los cuerpos transexuales y travestidos es central en la teoría y la política feministas actuales. que son en su mayoría prostitutas. Ross aboga por un análisis contextual que a priori no insiste en la primacía del género como categoría de análisis. Y ese aspecto crucial se borra por completo cuando se enmarca la cuestión como un tema de “violencia contra las personas transgénero”..

sus reflexiones sobre la raza están desprovistas de un análisis contextual más amplio: que la prostitución callejera en muchos espacios urbanos incluye una alta proporción de personas de color. Si la ausencia del trabajo en la teoría feminista es motivo de preocupación. Dicho esto. también es fácil ver el trabajo de prostitución transexual (Valentine 2007). las performances de imitación femenina en los Estados Unidos se caracterizan por una relación explícita con el trabajo -lxs intérpretes solicitan contribuciones en efectivo de la multitud. dado que no ha considerado seriamente la cuestión de la prostitución. tal como ha demostrado Sherene Razack (Razack 2002).3% nacieron en Francia: el resto viene de otras partes del mundo. Es en y mediante el trabajo que se constituye el género de las mujeres transexuales. particularmente de Maghreb. es entender la constitución y reproducción del género tal como son habilitadas por el trabajo. también es fundamental pensar críticamente acerca de las formas en que se conciben las cuestiones de raza. En su obra sobre violencia. tal vez no sea sorprendente que las observaciones que hace de estos ambientes no incluyan la atención al trabajo en prostitución. La prostitución también nos permite a las mujeres transexuales realizar nuestras transformaciones físicas -pagar por las hormonas. . Las relaciones de trabajo son tan importantes para este tipo de actuaciones que lxs camarerxs proporcionan cambio al público antes del inicio del espectáculo (cambian un billete de $10 por diez billetes de un dólar. y/o reconstrucción genital. o comprar el último libro de teoría feminista que salió al mercado. Dado que ella elige pasar por alto el trabajo específico de la imitación femenina en los bares gay. sin connotaciones raciales. En muchos bares (gay) en los Estados Unidos donde realizan performances las drag queens y transexuales. la electrolisis. Mi punto aquí es que es necesario un análisis detallado y contextual de las distintas maneras en que se intersectan las 3 El Reporte Anual de 1999 de PASTT (Prévention Action Santé Travail pour les Transgenres) nota que de los clientes a lxs que atienden (travestidxs y transexuales). la cuestión de la raza puede ser crucial para el tratamiento de sospechosos en la sala de tribunales. y por lo tanto interactuar en el mundo como mujeres. Sin embargo. De hecho. aumento de mamas. cirugías reconstructivas. Nos proporciona los recursos financieros necesarios para pagar el alquiler. 6). algo ampliamente evidenciado en el libro de Esther Newton Mother Camp: Female Impersonators in America (Newton 1972). 19). la obra de Butler en teoría feminista proporciona una escasa consideración de la centralidad que tiene el trabajo para los cuerpos. El trabajo es una categoría ausente en la teoría feminista angloamericana contemporánea. a menudo cantando y tratando de avergonzar a los integrantes del público hasta que se les entrega un dólar o dos. El trabajo de la prostitución no es incidental para muchas mujeres transexuales. El desafío. para muchas mujeres transexuales. Butler observa que las personas trans de color experimentan cantidades exorbitantes de violencia (Butler 2004. también están inextricablemente vinculadas con cuestiones de trabajo. En términos más generales. Aunque es indudable que las actuaciones plantean cuestiones sobre el género y su constitución. Ante esta realidad. incluso si el racismo no es un factor que motive la violencia contra las prostitutas. sólo un 13. el trabajo en prostitución es una condición previa necesaria para el cambio de sexo. Pero la violencia puede ser simplemente la violencia contra las prostitutas de la calle. y vidas de las mujeres transexuales. De esta manera. es desafortunada la falta de una consideración sistemática del trabajo en la versión butleriana de la teoría feminista. incluso un somero examen de los ambientes y sitios invocados por Butler -imitaciones femeninas en bares gay. por ejemplo). Los materiales académicos sobre este tema confirman de manera bastante clara la importancia del trabajo como relación social en estos entornos.ámbitos de la filosofía y la teoría feminista.sugiere que las interacciones y relaciones sociales no están estructuradas solamente por el género. en un intento por plantear preguntas teóricas sobre el género. Ella sostiene que tenemos que escribir una teoría feminista preocupada principalmente por la constitución de género. identidades. ir de compras.3 La violencia dirigida contra ellas bien podría estar indicada o marcada por la raza. Sin embargo. Por otro lado. es en y mediante el trabajo que las mujeres transexuales somos capaces de encarnar físicamente nuestros cambios de sexo. África. entonces. y Sudamérica (PASTT 1999.

4 Aquí. La ausencia del trabajo en este momento de la teoría feminista angloamericana ¿no refleja un proyecto ideológico más amplio. una estrategia que excluye de facto a la mayoría de las mujeres transexuales de color que trabajan como prostitutas. Han argumentado de manera convincente que. una de las tareas centrales de la teoría feminista ha sido exponer la manera en que las teorías androcéntricas han enmarcado el lugar de las mujeres. reproducción y resignificación de género. La teoría está en los detalles.relaciones sociales de raza. En efecto. por ejemplo. Negándose a limitarse a la mera inserción. En pocas palabras. ejemplificados en la obra de Butler. No obstante. Dentro del campo de la investigación marxista. en mi opinión. las feministas comenzaron por emprender la tarea de dar cuenta de las formas en que las teorías existentes han excluido la complejidad y diversidad de la vida de las mujeres. trabajo. ayudarán a fortalecer el movimiento de lxs trabajadorxs y contribuirán a la derrota del capitalismo mismo (Hartmann 1981). nosotrxs lxs teóricxs. la centralidad del trabajo de Butler en este campo implica que las cuestiones del trabajo y el empleo están cada vez más ausentes del análisis de las vidas cotidianas de las mujeres. críticxs como Butler podían inspirarse en la teoría feminista misma. para incluir la acción? La siguiente sección aborda estos desafíos. las feministas marxistas han puesto en duda la neutralidad de las categorías mismas que emplea la teoría. Ellas han demostrado el papel central del trabajo doméstico para la reproducción de la economía en el ámbito público. Pueden extraerse dos conclusiones de este movimiento: (1) que el trabajo de la mujer también es productivo en el sentido marxista. En lugar de simplemente insertar a las mujeres en las categorías y marcos de teorías ya existentes (por ejemplo. la tradición marxista se basa en un concepto de producción definida en términos androcéntricos: el trabajo en la esfera pública. Del mismo modo que las teóricas feministas han cuestionado los presupuestos epistemológicos y políticos de la Cuestión de la Mujer. en el que las teorías sociales no tienen la necesidad de dar cuenta del trabajo y del capital? ¿De qué manera es esta versión de la teoría feminista angloamericana. Los debates contemporáneos de la teoría feminista angloamericana. ¿cómo podemos.de cuestionar la contundencia teórica y la relevancia política de un campo que se estructura sobre la base de la Cuestión Transgénero. un modelo apropiado para comprender estas relaciones sociales. y género. entonces. en la medida en la teoría feminista angloamericana eclipsa las relaciones sociales de trabajo en la realización de género para las mujeres (transexuales). más allá de la mera crítica. encarnado en el viejo argumento marxista de acuerdo con el cual si las mujeres entran en la esfera pública. y (2) que las categorías tradicionales de análisis marxista son insuficientes para explicar la vida de las mujeres. pensar sobre estos temas de otra manera? ¿Cuáles podrían ser algunos de los principios rectores clave para la investigación. Las feministas han demostrado cómo el problema planteado por la Cuestión de la Mujer es un problema de la teoría misma. con esto no estoy sugiriendo que todxs lxs teóricxs feministas angloamericanxs hayan ignorado el tema del trabajo. particularmente con el gesto radical que ofrecen las teóricas feministas en relación con la “Cuestión de la Mujer”. las feministas han escrito en contra del enfoque de “agregar mujeres y batir”. Es útil tener en cuenta esta rica y comprometida tradición en torno al desplazamiento de la Cuestión de la Mujer en el pensamiento feminista. podemos atestiguar una cuestión filosófica incrustada en un marco que en sí mismo es sesgado. Las teóricas feministas han elaborado estos argumentos (y lo hicieron de manera elocuente) como un modo de replantear las cuestiones teóricas y políticas. para nuestras consideraciones contemporáneas sobre el estado de la teoría feminista angloamericana. a fin de comprender adecuadamente la violencia contra las mujeres trans de color. la Cuestión de la Mujer. 4 Por supuesto. miope. cómplice de las relaciones sociales más amplias del capitalismo global? Si la Cuestión Transgénero en la teoría feminista es ideológica. el marxismo. comienzan con la Cuestión Transgénero como una forma de enfocarse más específicamente en la constitución. el psicoanálisis). ha llegado el momento -se podría decir que hace ya bastante tiempo. y de limitado valor político. a pesar de sus muchas contribuciones. y qué modelos útiles hay para la producción de conocimiento? ¿Cómo podemos replantear el trabajo de la teoría feminista. Meramente apelar a la prevalencia de esa violencia no ofrece. .

Butler representa un movimiento postestructuralista típico y nos pide que pensemos en los presupuestos no reconocidos de las normas reguladoras. Su interrogación sobre el género mismo para la teoría feminista debe leerse en este sentido. propiedad He argumentado que las articulaciones de la teoría feminista angloamericana son inadecuadas para entender las complejidades de la vida de las mujeres. ya que las normas que rigen esas regulaciones exceden los casos mismos en los que se materializan. Butler extrapola elementos del caso de una drag queen en un bar gay. La teoría. los fragmentos de realidad empírica son condiciones necesarias para sus reflexiones teóricas. Los puntos débiles de estas investigaciones deben ser entendidos y explicados con referencia a cómo se recoge y analiza la información. con su representación de cultura del ball o galas de travestidxs. utiliza el documental Paris Is Burning. Para avanzar en una versión más útil de la teoría feminista. equidad en la participación comunitaria.Principios rectores para una teoría social crítica y feminista: Empirismo. sería igualmente problemático hablar de la regulación de género en abstracto. En Gender Trouble (1990). (Butler 2004. de todos modos reconoce su importancia: Por otra parte. 2004. Butler es necesariamente escéptica con respecto a las apelaciones fáciles a la evidencia. por supuesto. 40) Aquí. se define por sus propiedades de reflexión y de pensamiento abstracto.considerar la naturaleza y el alcance del . es apropiado -al menos desde la perspectiva de la ciencia social crítica y la teoría social. relevancia. Y en Deshacer el género se refiere a un movimiento social y una entidad colectiva como “la Nueva Política de Género” (Butler. En Cuerpos que importan (1993). Dado este compromiso con un esfuerzo antifundacionista. Mi discusión aquí se limita a unos pocos principios centrales. como si los casos empíricos solamente ejemplifican una operación de poder que se lleva a cabo de forma independiente de esos casos. entonces. creo. 4) que ha influido en sus reflexiones. que obviamente invocan realidades empíricas específicas. En sus reflexiones sobre la regulación de género. Las deficiencias epistemológicas de ciertas formas de la teoría feminista están relacionadas causalmente con sus elecciones metodológicas. para hacer preguntas sobre el género y el parentesco. Si bien Butler es escéptica con respecto a basar su análisis exclusivamente en lo empírico. ella deja en claro su postura: Pero sería un error. es necesario algún tipo de reflexión sobre la metodología. entender todas las maneras en que el género se regula en términos de esas instancias legales empíricas. y/o proponer criterios adicionales o alternativos necesarios para producir un conocimiento feminista que sea verdaderamente emancipatorio. argumentar a favor de su modificación. Si su trabajo teórico descansa en y apela a lo empírico. Por supuesto. De hecho. después de todo. A menudo se opone a las cuestiones del empirismo en sentidos sutiles y en otros no sutiles. Empirismo Invocar la noción del empirismo en un ensayo sobre teoría feminista puede parecer una contradicción. estos criterios necesarios para la teoría social crítica feminista no son ni exclusivos ni definitivos. Pero son parte de esas condiciones necesarias: otrxs teóricxs pueden comprometerse con ellos. Su proyecto. está comprometido con un tipo de investigación post-estructuralista que cuestiona los presupuestos que los conceptos teóricos dan por sentados. La obra de Butler presenta una relación complicada e incómoda con el empirismo. (Butler 2004. 40) Este reconocimiento de lo empírico está presente a lo largo de todo el trabajo de Butler – su proyecto se refiere especialmente a las normas sociales que rigen el género. para trabajar cuestiones más amplias de epistemología feminista.

por ejemplo. el análisis cualitativo de entrevistas. la historia oral. un análisis sostenido de la regulación considera no sólo la represión y la violencia contra travestidxs y transexuales. Conocimiento indígena Desde ya que la investigación empírica por sí sola no puede resolver todos los problemas que enfrenta la teoría feminista. la violencia contra las personas trans es parte de un continuo de violencia contra lxs pobres y lxs marginadxs en el contexto más amplio del capital global. Butler utiliza el caso de una drag queen para indagar en la constitución de género. . implementan. un examen cuidadoso de los lugares sociales en los que hacen sus performances las drag queens revela el rol central que cumple el trabajo en lo que está pasando. Si las personas transexuales y travestidxs marginales han sido excluidas de la producción de conocimiento (incluso al interior de la teoría feminista). mi atención se centra menos en enfoques sustantivos -como la etnografía. entonces. puede ser de utilidad volcar la atención sobre algunos de los argumentos centrales de los conocimientos indígenas. dada su objetificación de las personas que son estudiadas.empirismo que ofrece. De hecho. es una función de un enfoque empírico no suficientemente desarrollado. pues se basan en información incompleta. cómo puede ser resistida5. Butler está interesada en pensar a través de la regulación del género. La represión y el desplazamiento de las travestis está vinculada al desalojo forzoso de personas de la calle. en mi opinión. a menudo la regulación de la vida cotidiana de las mujeres transexuales y lxs travestidxs puede explicarse mejor con un análisis de la prostitución que mediante una lente que sólo atienda al género. sino pensar en diferentes maneras de lograrlo. Berkins y Fernández 2005.y más en algunos principios fundamentales a tener en cuenta mientras se conciben. quien demuestra las maneras en que los análisis en español acerca de las vidas travestis se concentran en cuestiones de prostitución. lxs vendedorxs ambulantes y las prostitutas de la calle. Los argumentos que ya presenté con respecto a El género en disputa quedarán más claros mediante una consideración del empirismo. la cuestión de comprender la regulación de las mujeres transexuales se ha abordado -intelectual y políticamente- mediante un análisis de la prostitución (véase. Aquí. El conocimiento indígena se refiere a un conjunto de investigaciones -tanto intelectuales como activistas. prostitutas e “indeseables” de sitios específicos. hay estudios etnográficos. La debilidad del argumento de Butler. Tampoco puede proporcionar una coartada fácil para una “buena política” o una “investigación ética” -ciertamente hay decenas de estudios empíricos sobre transexuales y travestidxs de cuestionable importancia política. Sin embargo. tales como los ofrecidos por Newton (1972) y David Valentine (2007). que confirman la importancia del trabajo para ese entorno. Instituto Runa 2006. y difieren notablemente de los elaborados por las teorías queer y feminista angloamericanas. Mi punto es. analizan y difunden la investigación y la teoría. sino también aquella dirigida contra las personas sin hogar. Una vez más. 6 He desarrollado este argumento con mayor profundidad en otro lado (ver Namaste 2000). En ese marco. Dichas investigaciones localizan el foco de la regulación en la regulación del espacio público. Fuera de los Estados Unidos. que es necesaria una investigación empírica cuidadosa para entender realmente cómo funciona la regulación . Moreno 2007).que explora las complejas formas en que el colonialismo se ha realizado a través de la 5 Sobre este tema. Dado que Butler no se ha embarcado en un estudio detallado y cuidadoso de un entorno. Valentine 2007). ¿cómo podemos proceder de otra manera? En esta instancia. ver también los agudos comentarios de Vek Lewis (2006). Los estudios empíricos disponibles sugieren que para muchas mujeres transexuales. De esta manera. Fernández 2004. por tanto.6 Así que el desafío no es sólo participar en una investigación empírica. lo que rige sus vidas cotidianas es la penalización de la prostitución (Pettiway 1996.y. TDOR y la página web Recordando a nuestrxs muertxs. un trabajo empírico detallado podría poner de relieve la importancia teórica y política de atender a las cuestiones relacionadas con la prostitución para comprender la vida de lxs transexuales. Sin embargo. los marcos teóricos y políticos que propone son igualmente insuficientes. como hemos visto en el caso de la violencia contra las mujeres transexuales.

conocimiento útil. y propiedad. historiadorxs y lingüistas han producido volúmenes de investigación que mapean la diferencia y la inferioridad de lxs aborígenes en relación con Europa occidental y del norte. el conocimiento ha sido fundamental para el proyecto colonial: antropólogxs. recolectar los datos. Esta variedad de propuestas están unificadas por algunos principios centrales. Frente a la tergiversación de sus vidas y comunidades. equidad en la participación. los pueblos indígenas de todo el mundo se han organizado para avanzar en el modelo particular de producción de conocimiento que les resulta útil. Edward Said hace una observación similar. por supuesto. por ejemplo. Insistir en la equidad transforma radicalmente las relaciones tradicionales entre lxs académicxs y las comunidades estudiadas. Gran parte de la investigación biomédica. Como argumenta Linda Smith en su libro Decolonizing Methodologies (1999). estxs académicxs y administradorxs coloniales eran una y la misma persona. los pueblos indígenas han sido subyugados a través del conocimiento mismo. Se trata de los principios de relevancia. en términos más amplios. significa ser capaz de demostrar que el conocimiento producido será útil para las personas y las comunidades investigadas. s/fecha). analizar los resultados. para la práctica de investigación basada en la comunidad. en los hechos. Con demasiada frecuencia. y frente a la posibilidad muy real de sufrir literalmente una aniquilación (orquestada a través de “la ciencia”). Algunos proyectos pueden simplemente pedir a la gente que reflexione sobre esta cuestión. y muchas comunidades han desarrollado un acuerdo específico que cualquierx investigadorx debe firmar antes de comenzar la colaboración (véase. por ejemplo.producción de conocimiento. Existen diferentes enfoques para determinar la relevancia. mientras que otros insisten en que el problema mismo de investigación debe ser identificado por las personas afectadas (Canadian Aboriginal AIDS Network. Este último enfoque es un intento de asegurar que el programa de investigación no sea impuesto desde fuera. y que ofrece modelos alternativos de investigación. ¿Quién lo decide? ¿Quién tiene la última palabra? ¿Por qué? Estas preguntas remiten a otro principio fundamental para el conocimiento indígena: la equidad en la participación. lxs aborígenes ven el paradigma de investigación biomédica y genética como una continuación del colonialismo. En tiempos más modernos. y es instructivo considerarlos en la articulación de una investigación social con sentido. insistir en que el conocimiento sea relevante es algo extraordinariamente importante -política e intelectualmente. En términos simples. etnógrafxs. Zerda-Sarmiento y Forero-Pineda 2002). demostrando la estrecha relación entre lxs estudiosxs del ámbito de las humanidades que proporcionan representaciones imaginarias de Oriente. frente a las políticas gubernamentales basadas en datos parciales e ideológicos. Tanto históricamente como en la actualidad. Equidad en la participación El concepto de relevancia pone de relieve las dificultades de definir qué es. y por lo tanto una teoría con sentido. Dene Cultural Institute s/fecha). y presentar las conclusiones. The Australian Institute of Aboriginal and Torres Strait Islander Studies 2000. Han ofrecido una reflexión cuidadosa y considerada sobre estos temas. Más crudamente. Relevancia La relevancia es axiomática para el conocimiento indígena y. y las administraciones coloniales que desarrollaron políticas basadas en tales percepciones (a veces. Hopi Cultural Preservation Office [HCPO] s/fecha. Teniendo en cuenta las consecuencias devastadoras de la investigación sobre lxs aborígenes. para desarrollar medicamentos farmacéuticos (Zerda- Sarmiento y Forero Pineda 2002). en dichas relaciones ser “socixs” significó que una . entonces. Este concepto significa que las personas acerca de las cuales unx trabaja tienen voz y opinión en igualdad de condiciones en todos los aspectos de la investigación empírica: definir la pregunta. se basa en gran medida en el conocimiento indígena sobre la vida de las plantas.depende literalmente de la sangre de los pueblos aborígenes (Lone Dog 1999. el trabajo actual en genética -como por ejemplo el Proyecto de Diversidad del Genoma Humano. ver Said 1994).

las industrias farmacéuticas buscan activamente patentar las propiedades de las plantas para desarrollar medicamentos. Quienes lideran las comunidades de transexuales y travestidxs han expresado sus fuertes reservas acerca de cómo podrían usarse los resultados de un estudio de estas características. s/fecha). a diferencia de modelos más tradicionales de investigación académica. más allá de lo abstracto. ciertamente es preferible conducir una investigación empírica acerca de poblaciones marginalizadas en colaboración con un comité asesor. nunca se ha hecho un estudio epidemiológico a gran escala que examine la seroprevalencia del VIH entre transexuales y travestidxs (ver. por supuesto. La Nación Hopi. vuelvo a reiterarlo. ¿Dichos resultados reforzarían una asociación entre el HIV y la prostitución? Una vez que se difundan en los medios. como en la consideración de los modos en que el conocimiento es tan fácilmente presa de apropiación reificación. que en los hechos implica que son dueñas de ese conocimiento (Zerda-Sarmiento y Forero-Pineda 2002). CRIPSCIRDD 2007a). ha desarrollado un protocolo de acuerdo con investigadorxs (HCPO. ¿las expondría a un mayor riesgo de violencia? Además. De esta manera. La propiedad es clave para el conocimiento indígena -tanto en el reconocimiento de cómo los pueblos aborígenes han sido históricamente separados de sus idiomas. Las comunidades indígenas han respondido con una insistencia en el derecho a la propiedad: el conocimiento acerca de las propiedades curativas de las plantas viene de lxs mismxs indígenas. tradiciones. De esta manera. ¿cómo se transformará el conocimiento que tenemos acerca de este tema? ¿Cuáles prioridades se mencionarían como relevantes para la acción? Propiedad Un tercer criterio (aunque. que incluye una cláusula en la que se destaca que la comunidad es la propietaria del conocimiento que se genera. La importancia de la propiedad es particularmente relevante para las mujeres transexuales. Si bien es indudable que esto no carece de problemas (Cottrell 2001).tuvieran igualdad de voz y de representación. por ejemplo. En el contexto parisino. Consideremos el proyecto de Butler a la luz de estas cuestiones: ella arguye que su trabajo académico es políticamente útil porque ayuda a mostrar cómo la violencia de género deshumaniza a las personas trans. y más aún para las mujeres transexuales más marginales. la equidad en la participación es axiomática para ayudar a establecer la relevancia de una pregunta de investigación. ¿cómo podría utilizarse esta información como “evidencia” de la necesidad de deportar a estxs inmigrantes indeseables e “ilegales”? Estas preocupaciones van. dada la alta proporción de población transexual y travestida que proviene de comunidades migrantes en París (PASTT 1999). De hecho. y comodificación. Desde el punto de vista pragmático. Insistir en la propiedad puede tener consecuencias de amplio alcance. ¿Pero qué sucedería si el análisis que hace Butler de esta violencia ocurriera en diálogo con un comité asesor comunitario de activistas prostitutas transexuales como Mirha-Soleil Ross? ¿Qué tipo de datos se recolectarían? ¿Cómo se los analizaría? ¿A qué conclusiones se llegaría? Si las prostitutas transexuales -precisamente las mujeres que tan frecuentemente son invocadas en las discusiones teóricas y políticas acerca de la violencia. especialmente si la tasa de seroprevalencia de VIH es alta. y conocimiento. apela a la relevancia tanto en términos de la cuestión sustantiva de la violencia. no obstante. como también en el marco de un proyecto teórico más amplio que explora los límites de lo humano. dado que Francia prácticamente expulsó a travestis brasileras a mediados de los años ‘80 . de ninguna manera sea final) para la investigación empírica y la teoría es el de la propiedad.comunidad provee acceso a un campo para que quien investiga pueda obtener datos para responder la pregunta de investigación que se ha planteado (Barsley and Lewis 1996). ¿vincularían en el imaginario popular a lxs transexuales y travestidxs (“les travelos”) con la enfermedad? ¿Cómo podría este conocimiento impactar negativamente sobre las condiciones de trabajo de las prostitutas transexuales y travestidxs? El hecho de estar asociadas a la enfermedad. y que se reserva el derecho de mantener ese conocimiento en secreto. muchas veces se utilizan los comités asesores como medio para asegurar la equidad en la participación comunitaria. en los que la gente y las comunidades existen meramente como objetos de investigación.

para asegurar que se traten sus prioridades políticas e intelectuales. Esto vacía la categoría analítica del trabajo como algo central para la investigación feminista. diseñada para eliminar la prostitución pública. cuya justificación principal fue la expulsión de trabajadorxs migrantes (ACT- UP Paris 2003). busco plantear preguntas acerca de algunos de los ejes centrales del modo en que producimos explicaciones teóricas del mundo. esta postura teórica paradójicamente omite la especificidad de las vidas de las mujeres. . queda claro que el conocimiento obtenido ha sido poco beneficioso para las mujeres transexuales mismas. Invocar el concepto de propiedad es fundamental para asegurar que la producción de conocimiento beneficie. equidad en la participación. y de esa manera también logra excluir las realidades de la mayoría de las mujeres transgénero de color que están trabajando como prostitutas. las mujeres transexuales mismas se han enfrentado a realidades que están por fuera del alcance limitado 7 Sobre este punto. la teoría feminista angloamericana se ha respaldado en las mujeres transexuales para plantearse sus propias preguntas epistemológicas. De hecho. ver CRIPS-CIRDD 2007b. en ciertos sentidos la teoría feminista ha empeorado la situación: la Cuestión Transgénero ha eliminado de la historia. Más recientemente. Hay múltiples modelos para involucrarse en este tipo de práctica intelectual transformadora. Y lo que es tal vez más inquietante.(Tavares 2002). Si las personas son marginadas en y mediante la producción de conocimiento. Mientras que lxs teóricxs han explicado las virtudes y la importancia política de reflexionar acerca del género. Insistir en los enfoques empíricos de la teoría. Además. es ciertamente paradójico cuando precisamente la teoría feminista encubre las dimensiones generizadas de la violencia contra las mujeres. Las preocupaciones expresadas por lxs líderes de las comunidades son muy reales. suponiendo que es posible entender como parte del mismo continuo a la violencia contra las mujeres transexuales y aquella contra los varones transexuales. Conclusión Sus teorías están cubiertas de nuestra sangre.prendedor del activismo transexual. Durante ya casi veinte años. esa teoría autoriza acciones políticas que recuperan la violencia contra las prostitutas bajo la forma de violencia contra “las personas trans”. . La teoría feminista angloamericana ha ofrecido un marco intelectual en el que se borra la especificidad de las vidas de las prostitutas transexuales. Toronto. aquí sólo he delineado algunos ejemplos. La Cuestión Transgénero en la teoría feminista angloamericana ha engendrado una multiplicidad de reflexiones acerca de los cuerpos. Para decirlo de manera simple: a la teoría feminista angloamericana le sería de mucha utilidad hablar efectivamente con las mujeres comunes y corrientes acerca de sus vidas. propuso e implementó una nueva legislación sobre prostitución callejera (racolage). 7 el hecho de que se expresen serias reservas al respecto es importante. y en la integración de los principios de relevancia. La conclusión de este ensayo incluye la realidad inquietante de que la brecha entre las vidas cotidianas de las mujeres transexuales y las explicaciones teóricas de esas vidas que ofrece la teoría feminista angloamericana no ha hecho más que crecer durante los últimos veinte años. vidas. transformaría radicalmente la producción de conocimiento académico y feminista en el mundo angloamericano. Si bien no existe necesariamente unanimidad acerca de la necesidad de rechazar el control epidemiológico de VIH en la población trans en París. y propiedad. y no dañe. la política y el conocimiento mismo a las prostitutas y lxs organizadorxs de movimientos comunitarios de base. Tal como afirma Mirha-Soleil Ross. entonces una práctica intelectual verdaderamente transformadora colaboraría con esos individuos y comunidades. las consecuencias de este conocimiento son ciertamente inquietantes. y realidades de las mujeres transexuales. No obstante. cuando Sarkozy fue Ministro de Interior francés. a las prostitutas transexuales y travestidxs. Si bien la teoría feminista angloamericana se ha concentrado en las mujeres transvestidas y transexuales durante ya casi veinte años. Tomando elementos del trabajo académico y el activismo en conocimiento indígena. mediados de los ‘90.

transsexuality and HIV. ———. Las mujeres transexuales envejecen con el conocimiento inquietante de que muchas de nosotras -con frecuencia. HIV prevalence. The Portuguese transgender community: An unknown reality. Alan.html (accessed June 15. Loi Sarkozy: Journée de la colère (2).planetaclix. 1998. Barbara. lxs transexuales que son un poco más grandes (cuarenta años o más) ha sido testigos de las horribles consecuencias del VIH en las comunidades.pdf (accessed June 21. Lewis. An audience with Diana Alan: Prostitution.no llegaremos a los cuarenta años de edad. 1988. entonces. health care use and mental health status of transgendered persons: Implications for public health intervention. The Australian Institute of Aboriginal and Torres Strait Islander Studies. 1996. nuestra organización comunitaria e incluso nuestras relaciones personales son criminalizados mediante la invocación a leyes contra la prostitución. Junior. and L.34). 5–25.ca/catalog/prodImages/042805085736_307. M. Clements-Nolle. ed. Cottrell. and Susan Prentice. In Research partnerships: A feminist approach to communities and universities working together. pp. K. Referencias ACT-UP Paris. 2008). 2001.aiatsis. y el modo en que ésta formula la Cuestión Transgénero. 1993. New York: Routledge. .linkup-connexion. J..actupparis. 2001. Vandolly.au/__data/assets/pdf_file/2290/ethics_guidelines.d. McCallum. 2004.org/article968. R. la mayoría de nosotras. Barbara Cottrell. Guinan. n. Available at http://www. Undoing gender. Judith. 2008). J. muertas por sida. no tiene que ver con deshacer el género. New York: Routledge. Working girl. Available at http://a- trans.htm (accessed June 21. 1989. J. ———. J.pt/documentacao/documentacao. D. Ottawa: Canadian Research Institute for the Advancement of Women. and G.’’ New York: Routledge.. La tarea teórica y política que tenemos por delante. Atlantis 25 (2): 22–30. HIV seroprevalence and its implications for a transsexual population.pdf (accessed June 21. Katz. Alan. Guidelines for ethical research in indigenous studies. enterrando a sus amigxs. S. J. Victoria.. o asesinato por parte de un cliente (Namaste 2005a). Machado. Stella Lord. 2008). nuestras vidas. 13). Diniz. 2008). International Conference on AIDS. Available at http://www. 2003. Canadian Aboriginal AIDS Network. Bernardo. J. Available at http://www.gov. American Journal of Public Health 91 (6): 915–21. Marx. 8 Todos los días.. Aboriginal community based research. Lise Martin. 2000.del género como concepto. Durante más de veinte años.. 8 Las estadísticas que ofrecen Berkins y Fernández documentan la situación en Buenos Aires: un 69% de la comunidad de travestis y transexuales habían muerto antes de llegar a los 41 años de edad (Berkins y Fernández 2005. las mujeres transexuales vemos cómo nuestro trabajo. G. 5: 748 (abstract no. Buenos Aires: Ediciones Madres de Plaza de Mayo. Campos. On the discursive limits of ‘‘sex. Tavares. Fernandez. L. amantes y colegas una y otra vez. K. risk behaviors. Es escalofriante ver cómo los detalles. Lo que se requiere es nada menos que deshacer la teoría. AU: Prostitutes Collective of Victoria. La gesta del nombre proprio: Informe sobre la situacion de la comunidad en la Argentina. Case studies from British Columbia. suicidio. la sustancia y los conceptos de estas realidades están ausentes de la teoría feminista angloamericana. and D.D. and M. G. sobredosis. June 4–9. W. Presentation. and J. Bodies that matter. Berkins. Butler. Working with research ethics: The role of advisory committees in community-based research. Gender trouble: Feminism and the subversion of identity. 2005. 1990.P. D. Barsley. En los últimos veinte años hemos visto la pérdida de una generación entera de mujeres transexuales.

E. 1972. Hartmann. Moreno. Binghampton. Cuerpos encerrados. Invisible lives: The erasure of transsexual and transgendered people. Quito: Ediciones Abya-Yala. Sweat. and W. 2009). ed. pp. 2005. The unhappy marriage of Marxism and feminism: Towards a more progressive union.. Toronto: Women’s Press. Heyes. . Cuerpos desobedientes: Travestismo e identidad de género. Gattari. Available at http://www. pp. cuerpos emancipados: Travestis en el ex penal García Moreno. In Women and revolution: A discussion of the unhappy marriage of Marxism and feminism. ———.: Haworth Medical Press. Nederlands Tijdschrift voor Geneeskunde 141 (25): 1238–41. 2005b. 57–66. M. n. J. Bostwick.ca/books/847/7-App1.. visual. Available at http://www. Journal of Health and Social Policy 10 (4): 51–66.J.idrc. 1955–1985. H..: Prentice-Hall. C.. 2008). Dene Cultural Institute guidelines: Guidelines for the conduct of participatory community research to document traditional ecological knowledge for the purpose of environmental assessment and environmental management.J.A. van den Hoek. transexuales y transgéneros que ejercen comercio sexual en la cuidad de Lima. Lewis. Boles. 2006. R. van Doornum. Health and social service needs of transgender people in Chicago. Chicago: University of Chicago Press. Hopi Cultural Preservation Office (HCPO).htm (accessed January 26. Darrow. Englewood Cliffs. K. 1–41. AIDS Care 4 (1): 83–7. Sociological work on transgender in Latin America: Some considerations. P. Instituto Runa. Personnes trans’: Quels enjeux de santé? 67 e rencontre du CRIPS-CIRDD Île de France en partenariat avec ACT-UP Paris. C. In Transgender health and HIV prevention: Needs assessment studies from transgender communitites across the United States.html (accessed June 21. Lima: Instituto Runa. Feminist solidarity after queer theory: The case of transgender. Kenagy. 1997. Valenzi. Personnes trans’ et modes de vie en France. Protocol for research. G. 1992. New Zealand: ON TOP. J. 2000. N. Male transvestite prostitutes and HIV risk. Coutinho.net/lettre-info/lettre84/L84_0. J. American Journal of Public Health 83 (2): 260–2.A.html (accessed June 21. Gras. Spizzichino. Zaccarelli. G.lecrips- idf.d. Elsea. ed. ———. publications and recordings: Motion. L. n. June 28. 1993. T. 1981. Personnes trans’: Quels enjeux de santé? 67 e rencontre du CRIPS-CIRDD Île de France en partenariat avec ACT-UP Paris. 1992 Wellington.nau.net/lettre-info/lettre84/L84_2. R. Presentation. Montréal: McGill-Queen’s University Press. 2007.lecrips- idf. Realidades invisibles: violencia contra travestis. institutions and imperialism. Schenk. 2007a. E. Whose genes are they? The human genome diversity project. Lone Dog. Newton. Journal of Iberian and Latin American Studies 12 (2): 71–90. and G. ON TOP (Ongoing Network—Transsexual Outreach Project). 2004. and W. 2005a. G. 2008). Behavioural patterns and HIV infection among drug using transvestites practicing prostitution in Rome. M. ———. C’était du spectacle! L’histoire des artistes transsexuelles à Montréal. HIV among female and transsexual prostitutes. Namaste. Mother camp: Female impersonators in America. N. social change: Reflections on identity. Walter Bockting and Eric Avery. Fernandez. Rezza. London: Pluto. Elifson.d. Available at http://www. V. 2006. L. Barcelona: Ides. Kayigan d’Almeida. and J. Signs 28 (3): 103– 23. Lydia Sargent.Y.htm (accessed January 26.edu/#hcpo-p/hcpo/index. M. sound. 1999. Sex change. 2009). Posey. 2007b. multimedia and other mechanical devices. 2003. November. W.CRIPS-CIRDD Île de France. Available at http://www. van der Helm. Edhasa. Vek. Dene Cultural Institute.

: Duke University Press. Bukowski. Honey. and M.S. Said. Proffitt. ed. 113–122. and R. Useche. Philadelphia: Temple University Press.C. Prévention Action Santé Travail pour les Transgenres (PASTT). Smith. and C. Imagining transgender: An ethnography of a category.C. David. In Colonial discourse and post-colonial theory.. Tuason. 2007.: Haworth Medical Press. Gwendolyn Ann. 132–149. pp. public health. ed. McCoy. Miss Thang: Being Black. Inciardi. D. J. Patrick Williams and Laura Chrisman. July 7–12. violence and HIV status among male-to-female transgender persons in Houston Texas. Smith. ed. Durham. Tavares. A reader. In Transgender health and HIV prevention: Needs assessment studies from transgender communities across the United States. N.M. 1999. 1996. 1996. Available at http://www. Sherene Razack. 2002. S. P. Risser.R. Decolonizing methodologies: Research and indigenous peoples. In Race. 1994.org (accessed June 15. M. Vancouver: Simon Fraser University. Presentation. B. McCoy. May. Leon.Pettiway. 67–74. N.. Intellectual property rights over ethnic communities’ knowledge. Binghampton. C. P. Toronto: Between the Lines. and J. Administering trans-identity: Transgender demographic imaginaries in U. Atkinson. pp. Escaleira. Varella. and the law: Unmapping a white settler society. 2002. Tu. Weatherby. Gender as an obstacle in HIV/AIDS prevention: Considerations for the development of HIV/AIDS prevention efforts for male-to-female transgenders. Razack. Shelton. Paris: Nicolas Philippe. Walter Bockting and Eric Avery. L. Paris: PASTT. HIV risks among transvestites and other men having sex with men in Rio de Janeiro: A comparative analysis. pp. Walter Bockting and Eric Avery. New York: Columbia University Press. S. Zerda-Sarmiento. C. Remembering Our Dead. Presentation at transsomatechnics: Theories and practices of transgender embodiment. pp. International Social Science Journal 51 (171): 99–114.Y. Forero-Pineda. McCurdy. B. J. J. N. Toro-Alfonso. 1999. Honey. Telles. Orientalism. 125–147.: Haworth Medical Press. A. Singer. 2005. V. AIDS Patient Care STDs 10 (5): 299–302. space. In Transgender health and HIV prevention: Needs assessment studies from transgender communities across the United States. L. Rapport annuel 1999. Circonstances atténuantes. 2008). . A. HIV infection among Brazilian transvestites in a prison population.Y.2403).. ed. Sex. 1996. Valentine. Edward. Thomas. Linda. International Conference on AIDS. Williams. B. Gay and on the Streets. and N. Surratt. drugs. 11: 335 (abstract no. Rodriguez-Madera.. London: Zed Books. A. S. Padgett. H. 2008. 2008. Gendered racial violence and spatialized justice: The murder of Pamela George. 2002.rememberingourdead. N.. Alquezarm. 2005. Binghampton.