APRENDER A APRENDER.

Puede analizar la información, no quedarse con lo primero que se le dice.

Puede plantearse y resolver situaciones problemáticas y combatir el facilismo.

Puede estar alerta y no dejarse manipular.

Puede discutir ideas y no rebajar personas.

Puede adueñarse del conocimiento, desarrollando la memoria a largo plazo.

Puede desarrollar habilidades mentales para aplicar a nuevas situaciones que se le van a
plantear en el futuro.

APRENDER A COMPRENDER.

Puede lograr un conocimiento “generador”, es decir, un conocimiento que no se acumula sino
que actúa, enriqueciendo la vida de las personas y ayudándoles a comprender el mundo y a
desenvolverse en él.

APRENDER A RELACIONARSE.

Puede establecer nuevos tipos de relaciones humanas.

Puede trabajar en equipo.

Aprende a escuchar, desarrolla su capacidad de comunicación.

Aprende a liderar.

Aprende a servir.

Aprende a postergarse.

Aprendiendo a relacionarse aprende a formar “grados más altos de unidad” entre las
personas.

APRENDE A ELEGIR.

Aprende a autorregularse, autogobernarse, a elegir bien, desarrollando la capacidad de
conocer los valores y accionar sobre ellos.

APRENDER A SER.

El camino de la toma de conciencia de la propia identidad consiste en saber lo que se es,
biológica, temperamental y constitucionalmente, como miembro de una especie, con las
propias facultades, deseos, necesidades y también con la vocación, capacidad y destinos
propios.

Related Interests