¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE ASESORÍA

,
CONSULTORÍA Y COACHING?
El mundo empresarial se mueve cada vez más rápido y es más competitivo, por lo que las
metodologías, los sistemas y los procesos que una vez fueron exitosos se van volviendo obsoletos con
el tiempo. Las estrategias para hacer efectiva una empresa o una asociación se van adaptando de mejor
forma que logran satisfacer las necesidades de quien lo solicita.
Cuando tenemos un problema, en cualquier ámbito, siempre intentamos encontrar la mejor solución.
Coaching, asesoría, consultoría… ¿Qué son y en qué se diferencian?
El coaching es un proceso de acompañamiento en el que se establece una relación de ayuda que
presupone que el coachee (persona que recibe el coaching) tiene todas las respuestas en su interior. Es
un proceso de aprendizaje que permite a los clientes maximizar sus capacidades y competencias para
obtener la mejor versión de sí mismos. El coaching promueve no sólo la reflexión, sino la acción con la
mirada puesta en el futuro y el seguimiento al plan de acción decidido con el cliente.
Un coach es un entrenador especialista en diferentes áreas del quehacer profesional y personal que
puede enseñar a una persona a aumentar capacidades específicas. Un coach es literalmente un
entrenador que facilita a su cliente las prácticas o hábitos para desarrollar las capacidades necesarias
para mejorar su productividad y plenitud.
En la asesoría se ofrece consejo para resolver dudas y aclarar decisiones sobre una materia concreta.
El asesor analiza la historia, la situación del cliente, sus necesidades y aconseja. El asesoramiento
proporciona los conocimientos necesarios para que el cliente (la empresa que lo contrata) pueda
resolver los problemas cotidianos. El asesor no debe llevar adelante las tareas de resolución; en
cambio, debe asesorar y brindar las capacidades profesionales necesarias a los directivos de la
empresa. La asesoría es adecuada cuando en una empresa pequeña no dispone de mucho personal y
capacidades para abarcar todas las áreas técnicas o bien en las grandes compañías en el nivel más alto
para la toma de decisiones de alto impacto.
La consultoría es un servicio prestado por una persona o personas independientes y calificadas en la
identificación e investigación de problemas relacionados con políticas, organización, procedimientos y
métodos; recomendación de medidas apropiadas y prestación de asistencia en la aplicación de dichas
recomendaciones. En general la consultoría es un servicio que proporciona conocimientos y
capacidades profesionales para resolver problemas o presentar nuevas estrategias para mejorar las
organizaciones. Un consultor imparte conocimientos y habilidades a sus clientes a través de
conferencias, lectura, escritura y ejercicios prácticos. Puede darse en grupo o de forma individual y el
aprendizaje puede tener una evaluación final.
El consultor, al contrario del coach, es un experto en el tema para el que ha sido requerido y da
respuestas directas. El coach puede impulsar en cualquier actividad; mientras que el consultor solo
trabaja en su área de conocimiento específico. Los resultados del coach y el consultor pueden ser
similares aunque muchas veces sus herramientas sean diferentes; el consultor da soluciones desde su
experiencia para adaptarla a cualquier situación que se planteé, mientras que el entrenador dirige al
cliente para que sea él quien encuentre las soluciones pertinentes a su problema.
Resumiendo, el coaching te ayuda en el autodesarrollo y motivación; en la asesoría se escucha tu
necesidad y se te aconseja y en la consultoría se analiza tu necesidad y se diseña una o varias
soluciones.