Querida, siempre has sabido que no soy bueno para las palabras, que mi martillo habla por mi y que

el
arte en hierro y fuego a sido mi mejor poesía, te echo mucho de menos, siendo este el aniversario 50 de
habernos conocido y el quinto año pasada tu partida y si aun te le preguntas, sí, aun conservo el dije
que me obsequiaste, lo e mantenido pulido y brillante como el primer día, así como a su vez e e
engrasado el engranaje que mantiene funcionando esta gran maquina que se le llama amor, aunque lo
nuestro siempre fue un secreto siempre quise ir al fondo y gritarlo en los Salones de Hierro para que
hiciese eco por todo Rokhrokan y toda la montaña se enterase, pero nunca me lo permitiste, yo fui
siempre muy imprudente, mientras tu eras de lo mas juiciosa, así como misteriosa y hermosa, recuerdas
aquella vez que Harvald te llamó "orejas puntiagudas"?, aquel día cargue contra el y rodamos por todas
las escaleras mientras le molía la cara a puñetazos y al llegar final, ahí estabas tu, de brazos cruzados,
con la única cosa a la que le temo en este mundo, tu rostro serio con esa mirada fija que penetraba en
mi cabeza de piedra, lista para regañarme, nunca entendí como aparecías aquí y aya, en verdad aun no
paro de reír, o recuerdas la vez en que casi estrello mi martillo de trabajo en la cabeza de aquel humano
que se atrevió a rechazar la espada que habías forjado solo por que su diseño era bastante femenino?,
en todo caso, su mente simple jamas podría apreciar un arte tan excelso, al final me hiciste disculparme
con el, que tiempos aquellos.
La naturaleza de nuestras razas nunca nos ayudó, pareciera que no estábamos en sus planes, después de
todo, ni en la cabeza de un goblin cabria la idea de ver a un enano y a una elfa juntos!, solo a nosotros
dos, tan diferentes, pero tan idénticos a la vez, siempre quise huir contigo a Zaphon, aquella ciudad
donde todas las razas conviven entre si y aunque seria capaz de tragarme mi orgullo y vivir a lado de un
orco solo para estar contigo, mis juramentos me lo prohíben y si así fuese, seria acusado de traición y
por lo tanto te pondría en peligro a ti mi querida, aunque en estos momentos lo daría todo para volver a
sentir esos labios tan suaves en mi piel dura, que aun sin decir nada, en mi mente hacia eco un "No te
preocupes, que todo estará bien", tu querida, has logrado lo imposible, has logrado convertir esta piedra
de granito en arenisca dispuesta a moldearse en la pieza que te falta.
Aquella vez que nos conocimos no eras de mi interés, a lo lejos solo eras una niña encapuchada junto a
su padre mercader, buscando gemas y piedras preciosas como todos los que vienen a Rokhrokan a
comerciar, en ese entonces yo pertenencia al clan AxeBringer y tenia mi taller no muy lejos de la zona
mercantil, me hacia la vida forjando armas "malas" y vendiéndolas en un precio modesto, tu te habías
separado de tu padre y terminaste por parar en mi taller mientras yo balanceaba una hoja, aun recuerdo
esa voz de niña mimada "Disculpe señor enano", "hey señor enano", "estoy perdida", yo estaba muy
concentrado dándole balance a esta hoja, sabias que no te hacia caso, pero aun insistías!, "discúlpeme
señor enano, estoy perdida, necesito direcciones" y cuando estabas por irte y a su vez yo termine de
hacer lo mio, voltee y vi tu silueta a punto de partir y te llamé , chica, nunca molestes a un enano
mientras esta forjando, fue cuando volteaste y me respondiste: "usted señor enano no estaba forjando,
estaba balanceado aquella espada" mientras te quitabas la capucha, logré ver algo hermoso y oohh por
Moradin que jamás había visto algo así, lo que vi fue espectacular, hermoso!, un dije de platino,
cuidadosamente moldeado con inscripciones de oro y en el centro un gran diamante!, te percataste de
mis ojos avariciosos y rápidamente lo escondiste y mientras lo hacías, aun mas rápido reaccionaste y
me dijiste, "será tuyo si me ayudas a encontrar mi camino". Hecho!, sin pensarlo te respondí, cegado
por la avaricia no me di cuenta de la verdadera belleza que tenia delante de mí, una elfa un poco baja
para su raza, como mucho 1,65, de pelo obscuro con un mechón plateado desde la raíz hasta las puntas,
ojos verdes como dos preciosas esmeraldas redondas con un vacio obscuro en el centro, piel blanca, tan
suave como la seda Madra'Han, una mujer indomable como las congeladas tierras de Rautan, oh
querida, si lo hubiese sabido en ese momento. Partimos mientras me preguntabas como era la vida en
esta roca y me preguntabas como era que podíamos vivir sin mirar al cielo, yo era lo suficiente tonto
como para ignorarte, solo sonreía por que sabia que el dije seria mio y en una de esas distracciones solo
escuche " Mira, ahí esta mi padre" mientras me dabas un beso en la frente y me decías "gracias" y
desapareciste en ese instante!, me sentía timado!, pero a su vez tranquilo y despreocupado, así pues,

así pasaron horas y horas en un instante y fue en ese momento. no tenia palabras para expresar la ira que estaba sintiendo esos momentos. cuando te la entregue la miraste de arriba hacia abajo guiñando el ojo. pero mi juramento de servir a mi pueblo me lo impedía. tu padre era amigo de mi pueblo mas sin embargo nunca llegue a cruzar palabras con el. pero hubiera preferido muchas veces que fuera una de las anteriores. la naturaleza nunca nos ayudo. que no había sentido antes. Fue cuando comencé a tomar interés en ti. moviendolo de arriba hacia abajo mientras golpeaba el metal. sentada a lo largo de la ventana. después de todo es bien sabido que si quieres enamorar a un enano. cada que te marchabas dejabas un vacío en mi. "A eso le llamas forjar pequeño tontin?". pero a pesar de lo molesta que eras. “ El murió”. Siempre fui muy reservado con todo y todos. son unos cobardes”. el metal es la clave. lo asesinaron. Pasaron meses antes de volver a verte. lo asesinaron Grimboldt. tu abrazaste mi robusto cuerpo con fuerza tratando de alcanzar a cubrir todo mi ancho. con el tiempo comenzabas a darme "consejos". abrí la puerta y reconocí tu silueta. rápidamente reaccione con la ira de mi . ni siquiera me haces caso!" Me decías entre otras cosas. hasta que veo una sonrisa en esa cara regordeta y chistosa tuya". semanas y antes de cumplirse el mes volviste a aparecer. pero eso no evito que tuviera que callar tantas bocas como me fuera posible con mis puños. como dije antes. caí rendido de rodillas y alce la espada en mis dos manos y te la ofrecí como obsequio tu solo respondiste. hasta que un día al sacar el hierro incandescente de la forja. mientras forjaba tu solo aparecías derrepente "apuesto a que mi padre lo puede hacer mejor". desconsolada. comencé a practicar. apara ser sincero quería salir a viajar. mientras lo hacia. mi primero instinto fue tomarte con mis dos brazos y cargarte a un lugar mas cómodo. tan perfecta como las manos que me ayudaron en la proeza. lo mas suave que mis brutas y torpes manos me lo permitieron. a seguir tu técnica. "deberías de dedicarte a la actuación. brujería o magia en general usaste conmigo. mas sin embargo te puse sobre mi cama. solo la guardaste en su vaina y te la colgaste en el cinturón. tu me contabas de tus viajes con tu padre como mercaderes. por que lo que pasaría después. cada vez mas grande. ni siquiera llegue a ver su rosto y nunca sentí la necesidad de preguntarte sobre el. esos eran mis momentos de paz en esta ajetreada ciudad. para que la próxima vez que vinieras yo lograra darte un obsequio digno de tus perfectas manos y así fue. que como te explique. sin dejar rastro. “Lamento escucharlo chica” fue lo único que se me ocurrió. tan hermosa. significa "Cincel" en mi idioma.después de mi derrota regresé a mi hogar con esa sensación de calma. así fue cada que tu padre venia a Rokhrokan. una espada larga. "Vaya. esa noche yo estaba caminando de regreso a mi hogar. "El regalo es para ti pequeño tonto" y al levantar mi mirada. has mejorado bastante" y me diste otro beso en la frente. bah!. era agradable tener compañía en el taller. buscando imperfecciones en el metal. pasaron los años y ya eramos buenos amigos. empezaron a llover insultos entre ellos "amante de los orejas largas". Pasaron días. la primera vez que logre forjar un arma de excelente calidad. pero eras mi compañera y sin importar que yo saldría a defenderte. nunca fue fácil estar juntos. cada que sentía tu presencia solo sonreía y aun recuerdo lo que dijiste. solo dijiste. tu me visitabas en mi taller y lo único que sabias hacer era molestar. pero lo hice “¿Quien?”. ya habías desaparecido como muchas veces antes que esta. puesto que solo tus manos son capaces de crear monumentos. y llorando mientras me apretabas fuerte “Mi padre. yo no me lo tomaba a bien. una daga. no debí preguntar. siendo sutil y delicada con tus acciones. o que tu padre se había enterado de que estabas mucho en compañía de un enano. nunca entendí que clase de hechicería. mientras este me hablaba. delicada y peligrosa como tu. cuando me comenzaron a ver contigo. "Gracias. tarde en percatarme que estabas llorando. cambiaría tu vida para siempre. ¿Un Elfo ayudando a un Enano en cuestiones de metal?. me dijiste. después de eso. pensé que nunca volverías. tu tratabas de desaparecer o ocultarte cuando estabas en mi compañía. tomaste mi enorme mano y solo dijiste "Así pequeño tonto". presumías mucho que tu padre conocía a la Gobernadora de Lostreider y que era una persona muy agradable y que incluso le llegaste a hablar de mi pues ella intento comprar a Klinka. me hablaste de Zaphon y Lostreider e incluso un poco de Knightfell. para tu próxima visita ya había forjado a Klinka. pero sentía mi brazo como si fuese un trapo y tu su dueña. al terminar de revisarla. tal vez la conozca un día y le mande recuerdos de tu parte.

nuestras alturas no coincidían. “Grimboldt. uno de los seis decía. eran seis los cobardes. cerrando los ojos mientras parabas de llorar. La mañana siguiente aun estabas aquí. si no mercenarios. haciéndote la dormida mientras te acurrucabas en mi barba. hasta que encontraste una carta y al leerla tanto tu como yo nos dimos cuenta que no solo eran asaltantes. notas. pero el ultimo lo apuñalo por la espalda. “¿Quien se atrevería a cometer tal barbarie Nariah?. somos tal para cual. el huyo debajo del puente con nuestras cosas mas valiosas y al anochecer cuando el estaba descansando. forjando y comerciando en compañía de la Elfa mas molesta de todo el continente. era un diamante de seis puntas cuyo interior guardaba una magia de gran poder la cual no se especificaba en la nota. pero al llegar a la puerta. comenzaste a tocar tu dije mientras decías que eso lo explicaba todo. ensangrentada hasta los hombros. amándonos como iguales. lo apuñale como el apuñalo a mi padre.corazón ardiendo. cuando entre a nuestro hogar este estaba hecho un desastre. siempre estuviste cómoda entre mis brazos y yo en los tuyos. quizás la primera vez.”. corruptas. logre tomar el hacha pero al hacerlo dos figuras mas entraban por la puerta. parecía importante. tu ya habías desaparecido. pero aun así seguías siendo especifica con lo que buscabas. nuestras cosas tiradas por doquier. los lazos que nos unieron. estos fueron los mejores años de mi vida. por que sabias que cometería una locura. mas nos dábamos cuenta que tu conocías a tu padre tanto como yo. ahí estabas tu de brazos cruzados. y me volviste a abrazar con fuerza. con una capucha. al entrar solo había planos. era una cueva a dos días de aquí. libros. bandidos que los emboscaron a las afueras de Rokhrokan cerca del viejo puente. les dije a los guardias que iba a Lostreider a encontrarme con un Mediano que requería un herrero. logramos encontrar una cámara y por un mecanismo oculto pudimos abrirla. fue cuando me percate de que llevabas con fuerza en la mano a Klinka. Aunque bien sabia que las cosas no duran para siempre. tu padre. así que sin mas dilatacion. esa seria la ultima vez que hablaríamos del asunto antes de tu partida. nada. mas sin embargo. cajas con suministros robados. trate de defender nuestro hogar . seres que solo habitan en el fondo de la montaña. antes de salir de la ciudad estaba pensando en que decirle a los guardias al salir. bestias dejadas del padre de la creación. por instinto logre soltar un puñetazo a mi agresor lanzandolo contra la pared. solo observe hasta que el ultimo termino de saquear. no habías desaparecido como en otras ocasiones. al llegar a la cueva todo parecía en orden. yo regresaba de verme con un comerciante que se intereso en tus armas y por suerte tu estabas comerciando en las afueras de la ciudad. Aquel objeto que buscaban lo denominaban como “La Estrella de Oriente”. en el cruce de caminos. “Grimboldt. ¿Quien?. la cual según las especificaciones en la nota. “Respuestas” respondiste. pero en el fondo de nuestras almas Moradin sabe que te amo con toda mi fuerza. pero eras muy especifica con lo que buscabas. enanos negros. Mientras mas leíamos. fuiste fría conmigo. son mas fuertes que el metal y la pasión de mi sentimiento a ti arde aun mas fuerte que la gran forja y que a pesar de la torpeza de mis movimientos. estabas en mi banco y mesa de piedra leyendo una nota. así pues permitiéndome la salida y en la salida. todo fue tan natural que no me di cuenta cuando comenzamos a amarnos y cuidarnos del uno a otro como si nada importara. sin mas palabra tomaste cuantos papeles parecían importantes para ti y me pediste que volviéramos. me encariñe contigo y tu conmigo al grado de hacer florecer esta relacion rara. Anasterian Silvershroud. aunque yo no era un guerrero nato. registros. cuadros. mi padre intento protegerme pero eran demasiados. lo recuerdo como si fuera ayer. mientras señalabas un punto en un mapa de las faldas de la montaña. use tu regalo para matar”. “Lo mate Grimboldt. esperándome. el solo pudo con cinco. tome mi hacha y mi escudo. yo solo me escondí. cuyo portado no era ni mas ni menos que un elfo famoso. pues estaban dispuestos a pagar una gran cantidad de oro y platino por un objeto en concreto. y derrepente en mi espalda sentí el hierro frio en mi carne mientras esta era girada. Aunque todo cambiaría aquel día. todo era escepticismo. mientras mas nos adentrábamos era mas evidente que se trataba de una guarida de bandidos. Pasaron años y nos hicimos de una vida juntos. yo no hice nada. me contaste que fueron los Duergar. un poco mas calmada pero sin parar tu llanto. contratados por una persona en Morrakesh. artesanías y herramientas. necesito ir aquí”. cuando te pregunte que buscábamos.

pues tu habías partido. yo te necesito!!. Las hazañas de Moradin nos enseñan que la fuerza y la voluntad son la clave para allar la justicia y lograr todo lo que nos proponemos. las pruebas que me pidieron para poder unirse a ellos fueron duras. ahora mi dije es tuyo. pues hoy parto a Zaphon amor mio. que nuestro amor no tiene limites y que siempre logramos superar las barreras que se nos imponen y créeme que aunque esta nueva barrera sea hierro. Que este amor perdure como las montañas atravez de los siglos. también recuerdo que entre murmullos había otra persona que hablaba contigo. necesito una pista.responderé todas tus dudas a su debido tiempo amor mio. cuídalo como me cuidarías a mi. tenga nombre. pues no pude defender mi hogar y si hubieras estado ahí tampoco hubiera podido defenderte.con todas mis fuerzas. hasta llevar mi cuerpo a limites que hasta ahora me eran imposibles. Lord Haitan. con amor y coraje. todo lo demás es confuso. Entrenaba día a día sin descanso. recuerdo verte llorar mientras me abrazabas y me decías que lo explicarías todo en cuanto nos volviéramos a ver y aunque yo quería moverme y abrazarte de igual manera. no se donde localizarte. pero mi objetivo siempre estuvo claro. mientras prendían fuego a la casa dejándome dentro.. un día solo tomaste tu dije y lo pusiste en mi cuello cubriéndolo con mi barba. investigare una invasión y después de esta misión. esto es algo que debo de hacer sola. o este viva. hazte mas fuerte. . mis fuerzas no eran suficientes aun y con un beso en la frente te despediste de mi. mientras debajo de mi mano deslizabas una nota. con amor Nariah. pero falle. Tu Caballero Defensor Grimboldt. mientras un clérigo trataba de sanarme. murmurabas algo de partir. Al leer esto mi alma se quebró en pedazos cual roca al ser golpeada por un martillo. siendo ahora un IronBringer. acompañarte. lo que ocurrió. volverme mas fuerte para poderme reunir contigo. Cuando pude recuperarme unos días después. solo vi tu silueta desvanecerse en la obscuridad de la salida. que tu llegaste en compañía de una patrulla. una de esas figuras logro pegarme un tajo al costado. pero pronto volveremos a vernos. tenia que volver a expresar en esta carta todo lo que ya sabes por que también quería que fuera un recordatorio para mi de todo lo que vivimos y lo que nos trajo a este punto. pues este dije es mas importante para mi de lo que tu crees. solo recuerdo que mientras me recuperaba tu tomabas mi mano y me cantabas aquella canción que tu padre te cantaba cuando las cosas iban mal. mida decenas de pies. fue así como me convertí en parte del clan IronFlame. pero no me sigas. pero necesito que te hagas mas fuerte. donde pedí ser entrenado. eran nombres que sonaban mucho en sus charlas. dejándome desangrar y a mi suerte. no podía. recupérate.”. en mas de una vez me vi bañado en sangre Goblin cumpliendo estas tareas. recuerdo como dos de los guardias me cargaban hacia afuera. esta vez no desapareciste como solías hacerlo. Tan pronto pude recuperarme por completo las palabras “Hazte mas fuerte” resonaron por toda mi dura cabeza. no debe volver a ocurrir. no por algo son los mejores guerreros de Rokhrokan. me e dado cuenta. lo primero que hice fue comenzar a leer la nota: “Todo estará bien pequeño tonto. para poderte proteger a ti y a todo lo que te importa. pero juro por la creación que lo haré. perdí una parte de mi ser con tu partida. pues te lo prometí al ayudarme a encontrar mi camino. Morrakesh. voy a derribarla pues mi causa es justa y mi amor por ti es enorme!. sea pues que que mi causa e inspiración eres tu y quiero que lo sepas. me dirijo hasta donde habita el Clan IronFlame. yo volveré a ti.. desde entonces no hago mas que preguntarme a donde estas. así que sin hogar y sin taller. por fin podre salir de la enorme roca a buscarte. fue justo cuando estas figuras salieron.