¡Si conocieras el Don de Dios!...

Dicho por Jesús a la Samaritana, también se dirige a mí.

El Don de Dios a los hombres es el mismo Jesús. Verbo hecho carne en quien todo ha sido creado.

Don inagotable que sigue actualizándose de generación en generación... día a día…

Don que apaga la sed de los hombres, el único Don que puede calmar mi sed.

¡Si conocieras el Don de Dios!...

Le conoceremos a medida de nuestra respuesta, una respuesta dada de múltiples maneras.

Sí, hay muchas maneras de responder a la Gracia con que el Padre nos colma en su Hijo Jesús.

Diversa es la respuesta suscitada en nosotros por el Espíritu Santo.

A la luz de la fe, quiero llegar a comprender mejor...

... cada uno según su vocación

Estoy llamado a “ser santo”

Estoy llamado a “participar de la Vida Divina”

“Vuelto hacia el Padre, en su Hijo, Jesucristo, por la fuerza de su Amor, el Espíritu Santo”

Si soy llamado, es precisamente para que pueda realizarse ese proyecto de Dios: que tenga Vida.

Esa es la Gloria, la Alegría de Dios.

Entregado a Él en mi vida cotidiana, recibo de Él luz y fuerza para Vivir.

Riqueza del Don de Dios... ¡Diversidad de nuestras respuestas, suscitadas por su Espíritu!

Todo procede del Padre. «Tanto amó Dios al mundo, que le dio su unigénito Hijo para que todo
hombre tenga la Vida.» Tal amor exige una respuesta. Esta respuesta la da el mismo Jesús: Jesús es
a la vez: — revelación, manifestación, comunicación del Amor del Padre y — don del Hombre a
Dios en respuesta a ese Amor. Es la respuesta dada de una vez para siempre (estructuralmente).

La respuesta del Hijo la asumimos nosotros, la acabamos, la prolongamos, la actualizamos, cada
uno según la propia vocación. En una palabra, Jesús nos confía su propia Misión: ser, como El, a la
vez... — revelación, manifestación, comunicación del Amor del Padre y — don del Hombre a Dios
en respuesta a ese Amor.

¿Cómo se realizará todo esto? Por la fuerza del Espíritu y conforme al papel de cada uno. Para
llegar a comprender más a fondo este papel, esta misión, esta vocación que es la nuestra, es
preciso estudiarla bajo un doble enfoque. Es lo que vamos a hacer en los dos capítulos siguientes.

Dios es amor...

. si es auténtico. … reunido por El. Cualquiera que sea el modo. es carisma todo lo que da Dios a un hombre para contribuir a la edificación del Proyecto. El misterio de nuestra llamada.Es un amor siempre dispuesto a levantar y a perdonar. de un término griego que significa «gracia». doble enfoque de una sola e idéntica realidad que nos permite llegar a comprender mejor los diferentes aspectos de la única llamada con que Dios se dirige a cada uno de nosotros.. sobre todo. También se emplea esta palabra en la «Renovación carismática». El «carisma del fundador». designa un don recibido para el Otro. Pero el encuentro con Dios. ¡no los separemos! Ambas dimensiones: … Don recibido de Dios. El hombre que desee comprenderse a sí mismo ha de entrar en “Cristo” con todo su ser. El hombre. dado al mundo… . ese encuentro es único para cada uno. pasa por el Misterio de la Encamación y de la Redención. en definitiva siempre se desarrolla en el secreto del corazón.. De hecho. con toda la verdad de su existencia. En sentido amplio se habla de «carisma» para designar dones… En un sentido más restringido. de nuestra vocación.. no es una expresión de uso reservado. Su sentido profundo se relaciona con lo que constituye nuestro propósito: ¡Si conocieras el don de Dios! La palabra «carisma». con su ser personal “camina”.. Vitalidad día tras día para el mundo… . siempre va acompañado de la toma de conciencia de la pertenencia a: … con-Boca-do por Dios. … que invita a su Mesa. … que compartimos en “Fiesta”.. Carisma… Entre los religiosos se usa con frecuencia esta palabra. Esta revelación del amor y de la misericordia en la historia tiene un Nombre y un Rostro: se llama Jesús. . … enmarcada en un Lugar. Pero. El «carisma de la congregación». en esa punta del espíritu en la que cada uno de nosotros se encuentra con Dios.

ante todo. medio ambiente.» Dios es Amor.. los profetas recordarán esta alianza. Dios no desarraiga. cuando se vive la caridad como presencia activa de Dios en nosotros o cuando estamos dispuestos a dar razón en todo momento de nuestra esperanza. A lo largo de toda la historia de Israel.Cada uno de nosotros tiene raíces. — En la misa. sobre todo.. Hay que descubrir una manera nueva de vivir esas relaciones humanas. ¡Si conocieras el Don de Dios!. de nuestra sangre.» Anteriormente a toda revelación especial del Don de Dios es. Incluso cuando nos invita a «dejarlo todo para seguirle». Siempre que tiene lugar un encuentro entre personas. país o raza. el don de nuestra existencia. todo viene a ser entonces un testimonio explícito del Amor que procede de Dios. — Jesús viene a renovar la Alianza prometida a Abrahán y pactada con Moisés. Primera carta de Juan 4. Y Dios pide a su pueblo el amor: «Amarás al Señor tu Dios. sino con todos los hombres y con cada uno de nosotros. Dicen cómo hay que amar para vivir felices. la víspera de su muerte: «Este es el cáliz de mi sangre. no quiebra solidaridades. se trata siempre de una manifestación de algo divino. una mutua acogida o una conversación. mucho más serán las personas que nos introducen en el conocimiento de su Misterio. Esta vez ya no es con un solo pueblo.8 . sangre de la alianza nueva y eterna. 33 ALIANZA — A través de Moisés el pueblo hebreo descubre que Dios le concede su amistad: «Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo. pero la toma de conciencia de nuestra pertenencia a “Dios”. nunca nos exige renegar de nuestros orígenes. Viene. Dios es Amor. Dios es «relaciones entre personas». el sacerdote repite las palabras de Jesús.» Es la Alianza. a hacer una Alianza nueva entre Dios y los hombres. ¿No estamos hechos a su imagen y semejanza? Si el mundo material es ya reflejo del Creador. Cuando la fe nos introduce en el conocimiento explícito de este misterio. El sentido de la vida es recordar que todo es Don de Dios. “si se vive según el Espíritu”.» Dios entrega los mandamientos de la Ley. jamás implica el olvido de nuestra pertenencia a “nuestra carne y sangre”. Dios se ha comprometido con su pueblo y el pueblo se ha comprometido con Dios.

de la Alianza de Dios con nosotros.18 Se hacen los dos una sola carne. por su parte. Dios lo compara al de los desposados. sin embargo. es una manera de vivir un «estado de vida». Al propio tiempo. No sólo es. revelación de la Buena Nueva. ¡Si conocieras el Don de Dios! Pueden decirlo los esposos que crecen cada día en la fidelidad.Dios dijo: No está bien que el hombre esté solo.. Pablo a los Efesios 4. pero entendido de la unión de Cristo con la Iglesia. habla de adulterio y de prostitución.4 ¿Se olvida una mujer de su niño de pecho. le haré una ayuda semejante a él. Pablo a los Efesios 5. Pueden decirlo los padres que hacen con sus hijos la experiencia del «amor de Dios derramado en nuestros corazones por virtud del Espíritu Santo. Para abrir los ojos al mal que supone el pecado. el matrimonio es un Sacramento. Isaías 49.. vivido en el Espíritu del Dios que es Amor. El matrimonio. que nos ha sido dado» (Rom 5. 35 Uno solo es el cuerpo y uno el espíritu. relaciones. hasta no tener piedad del hijo de sus entrañas? Pues aunque ella se olvidara. Es tan significativo.5). para nosotros. Gran misterio es éste. si existe tal relación entre el matrimonio humano y los desposorios que Dios ha querido contraer con su Pueblo. plenitud perfecta en el Don de las Personas entre sí. que nos introduce en el conocimiento de ese Amor..15 « 34 El matrimonio «Los creó hombre y mujer».. Y fui para ellos como quien alza un niño hasta sus mejillas. Génesis 2.. como también una la esperanza a que habéis sido llamados A cada uno de nosotros. signo auténtico de ese Amor y especialmente del Amor de Cristo hacia su Esposa. Para dar a entender lo que es el Amor que profesa a su pueblo. es evidente que la unión conyugal adquiere una dimensión nueva. Pablo a los Efesios 5. El matrimonio es una manifestación privilegiada de la fidelidad de Dios y de la Alianza que nos propone. que. con lazos de amor. en la gracia del sacramento de su matrimonio. yo no te olvidaría a ti.25 Los llevaba. amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a si mismo por ella. la Iglesia. Oseas 11. los cristianos.. sino que nos permite entrever algo del propio misterio de Dios: amor. dice el Señor. se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. al de los esposos.4-7 .31-32 Maridos.

No hay que olvidar tampoco a ermitaños. a quien el Padre consagró por el Espíritu Santo y llenó de fuerza. llenos de sabiduría. de Sociedades y de Compañías. Un archimandrita de la Iglesia oriental 36 Diversas formas de vida evangélica Bien dentro del matrimonio. porque soy nazareno de Dios desde el vientre de mi madre. e hiciste participar a los hijos de Aarón en la consagración que su padre había recibido. Es un llamamiento que no admite explicación: es una cuestión de amor. y junto con él consagraros a Dios para la salvación de los hombres? Diálogo Así comunicaste a setenta hombres. También sabemos que existen otras formas de «vida consagrada». «Si quieres».Sean monjes o casados. uniros más al soberano sacerdote Jesucristo.11 La navaja no ha pasado nunca por mi cabeza. fraternidades. todos los bautizados responden al mismo llamamiento del Evangelio. Terceras Ordenes. Libro de los Jueces 16... monjes y monjas de clausura. un «sacramento de amor». Nuestro deseo es conocer mejor todas esas maneras de vivir el Evangelio. que se ofreció por nosotros a su Padre. la pila con su pie y la consagras. de Congregaciones y de Institutos. Por amor adoptamos un cierto estilo de vida evangélico en respuesta a ese llamamiento y nos procuramos los medios adecuados. Oración . Prefacio Que el Señor Jesucristo. finalmente.17 RITO DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL ¿Queréis. oblatos. Y para llegar a comprender mejor esa riqueza debemos precisar el sentido de la palabra «consagración». que renueva y enriquece en el correr de los siglos su respuesta al Amor infinito de Dios. pero no las conocemos de verdad. nos dice Jesús. Pero no siempre conocemos lo que realmente son. La vida monástica. Hablamos de un cierto «estilo de vida evangélico»: la expresión es voluntariamente imprecisa con objeto de estimularnos a realizar el descubrimiento expuesto en los siguientes capítulos. Sabemos que existen religiosos y religiosas y. es. os fortalezca para santificar al pueblo cristiano y para ofrecer a Dios el sacrificio eucarístico. para mejor conocer su sentido. Hemos oído hablar de Ordenes y de Comunidades. entre ellos. siempre es respuesta a un llamamiento. el Espíritu que habías dado a Moisés. pero seríamos incapaces de decir lo que las distingue. Cualquiera que sea la elección que hagamos. día a día. Vale la pena que nos detengamos ante este riquísimo panorama de la vida de la Iglesia. bien viviendo el celibato. 37 Unges. Éxodo 40. se nos ofrecen numerosos caminos para el pleno desarrollo de la gracia del bautismo. como el matrimonio.

no es lo mismo que la consagración incluida en la ordenación de los ministros. Si se habla de «consagración bautismal» o del cristiano «consagrado» por el bautismo. — Que el Espíritu Santo. La definición que da el Petit Larousse ilustrado es la siguiente: « Rito litúrgico por el que se destina al servicio de Dios a una persona o cosa. ¿queréis uniros a él más íntimamente por la profesión perpetua?» 40 Fundamentalmente. la consagración de una persona que se compromete en un «estado de vida». la consagración. como el gesto de la Iglesia que «la consagra». sacerdotes y diáconos. en un ritual de profesión monástica. que fue dado a la Virgen y que ha consagrado hoy vuestros corazones. en la categoría de lo sagrado: la consagración de una iglesia. como son los obispos. Además. Debemos aceptarlo y ser conscientes de ello. Elegidos para recordar su testimonio. si se tiene en cuenta el punto de vista de la Iglesia que consagra. Se insiste en la incorporación a Jesucristo. os aliente con su fuerza para el servicio de Dios y de la Iglesia. pero algunos de sus aspectos son diferentes. profeta y rey. el lenguaje corriente evoca tanto el gesto de la persona. en el momento de la unción se dice: «A los que formáis ahora parte de su Pueblo (el pueblo de Dios).» Sin embargo. Se hace miembro de su cuerpo. según modos diferentes. os marca con el óleo santo. os lo suplico. 38 «Consagración» Cuando se hace referencia a ciertas formas de vida consagrada. sacerdote. participamos progresivamente. En uno y otro caso se trata de una obra del Espíritu que es quien consagra (santifica). 39 En el rito del bautismo no se emplea la palabra «consagración». Nuestro lenguaje tiene sus límites y sus trampas. se quiere decir que está incorporado a Jesucristo por el Espíritu. y obra invocada por la Iglesia en su plegaria. se habla de «consagración religiosa». se habla corrientemente de «vida consagrada» o de consagración. dentro del marco cristiano. de «consagración secular» o de «consagración virginal»: expresiones que no contienen exactamente las mismas realidades. el «consagrado». teniendo en cuenta esta diversidad y procurando hacer las debidas distinciones. Son palabras que pueden tener diversos sentidos. Designan realidades muy próximas. se trata de una participación de la consagración de Jesús. .» Precisemos únicamente que lo sagrado cristiano no pertenece poi completo al mismo orden que lo sagrado pagano. para que permanezcáis eternamente como miembros de Jesucristo. que entra. Así. aparece esto: «Por el bautismo estáis ya muerta al pecado y consagrada a Dios. Nos conviene distinguirlos. Tratándose de quienes eligen seguir a Cristo comprometiéndose en un «estado de vida consagrada». el «cristo». o bien para recordar su poder de servicio. de la que decimos «se consagra». El bautismo nos hace hijos en el Hijo. Finalmente. por ello mismo.RITO DE LA CONSAGRACIÓN DE LAS VÍRGENES — Recibid mi compromiso (de virginidad) y concededme. en su propia consagración. obra a la que se dispone la persona.

pues tu palabra es verdad. sino la de acoger..14 TODOS APASIONADOS POR JESUCRISTO 42 Jesús. Te harías su discípulo. hasta el de llegar a morir para testimoniarle.6..17-19). con él. avanzan con mayor seguridad. la de recibir cite don con el fin de «conocer». en él. Mcyún parece. Así ocurrió con Mni'lii.10. encontrar unos albergues. sus testigos. Si . José y tantos hombres y mujeres. Pablo a los Fllipenses 3. Viene una mujer de Samaría a sacar agua. «Si 11-ras. no tendrá sed jamás.7. Jesús se dirige a todos... cansado del camino.» I os primeros cristianos lo entendieron perfectamente.ira la mayoría. sin elegir un género de vida especial. ('omprenderías lo que dice san Pablo: «Son hijos de Dios los que i guiados por el Espíritu de Dios. con toda su sencillez. Juan 4. les gusta vivir en Ki'tipi). y El te habría dado agua viva. cualquiera que sea el camino «Si conocieras el Don de Dios y quién es el que te dice: Dame do beber. y yo por ellos me santifico. como se habría dirigido a cualquier hombre o mujer del país que pasara por allí... El mundo necesita en todo tiem•stímulo del Evangelio. I'. Comprenderías cada vez mejor que III vldn únicamente tiene pleno sentido cuando caminamos tras sus IIIH'IIIIN. más aún: el agua que yo le daré será. No le propone.. El que beba del agua que yo le daré.. Inspirándose así en las tradiciones espirituales de la Iglesia. para avanzar por ese mismo camino. atentos a la llamada de Jesús en tu vida ordinaria. pero también cada tiene sus pobrezas y miserias. se sentó sin más ¡unto a la fuente.supieras quién es el que te dice: Dame de beber. tú le pediilim llalla.. hacia el premio al que Dios me llama desde lo alto en Cristo Jesús. una vocación particular.14 44 Todos.» partir de aquellos primeros tiempos. 41 Corro hacia la meta. a manera de un fermento. A otros. animados del mismo Espíritu." Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: 'Dame de beber". la Iglesia no deja de rela manera de dar a conocer este descubrimiento. tú se lo habrías pedido a El. así yo los envié a ellos al mundo. por el Espíritu de Jesús. Como tú me enviaste al mundo. 45 . tratando de de forma siempre nueva. Su Mllinulo será discreto. el camino I II santidad es el de la vida ordinaria..«Santifícalos en la verdad.» Jesús se dirige a la Samaritana. y Jesús le dice: 'Dame de beber. hasta el punto de ser márM prestarle acogida supieron lo que era el Don de Dios. manantial que salta hasta la vida eterna. para que ellos sean santificados en verdad» (Jn 17. üla época tiene sus mártires. Es una 11auinda del Espíritu.

Tanto más cuanto que es distinta en cada uno. Es una relación de Amor: el Espíritu Santo en persona. al responder lo mejor posible a nuestra vocación.4-11 y 27 46 Algunos. Yo no estoy solo. reconociéndole como nuestro único Camino. pero el Señor es el mismo. Resultan insuficientes las palabras para expresar semejante experiencia. queremos ser discípulos de Jesucristo. toman un camino particular. No obstante. 16. en profundidad. Cuando Pablo se confiesa «apresado por .32. eligen un «estado de vida» que se distingue. Únicamente por esto se explica el carácter radical de ciertas opciones. Para responder al mismo llamamiento de vida evangélica. que reparte a cada uno los dones como El quiere. pero que siempre apunta en la misma dirección.10 y 31. el Padre está conmigo. hay que intentar esbozarla en lo esencial. Yo estoy en el Padre y el Padre en mí. primera carta a los Corintios. miembros cada uno por su parte. finalmente.Hay. Pablo. los Tres no son más que Uno. Pero todos. el que obra todas las cosas en todos. pero el Espíritu es el mismo. para que sean uno.. puesto que todo hunde sus raíces en ese nuevo nacimiento. al menos en ciertos aspectos. No perdamos de vista lo que constituye su unidad. En ese Amor. Yo les he dado la gloria que Tú me diste. y hay diversidad de ministerios. cualquiera que sea el camino. y así conozca el mundo que Tú me has enviado y que yo les he amado a ellos.22-23 48 Apresados por Cristo. sí. ¿Cuál es. del modo de vivir habitualmente. Vosotros sois el Cuerpo de Cristo. Juan 14. que el mundo sepa que yo amo al Padre y que hago lo que el Padre me ha ordenado. con su pequeña aguja. precisamente donde brota su amor al Padre. Todo esto lo obra el único y mismo Espíritu. diversidad de carismas. A cada cual la manifestación del Espíritu se le da para el bien común. para que sean consumados en la unidad. esa dirección para los discípulos de Jesús? * 47 . Existe diversidad de caminos para concretizar esa Ruta única. pero el Dios es el mismo. 12. Reconozcamos hacia dónde nos orienta la brújula. . como Tú me has amado a mí. y diversidad de operaciones. frágil y trémula. como nosotros somos uno: yo en ellos y Tú en mí. pues.. Con él orientados hacia el Padre Jesús introduce al discípulo en lo más íntimo de su Misterio.. El misterio de Jesús es el de su relación con el Padre. 17..

y por tanto heredero por la gracia de Dios. ¡Sí! ¡Apresados por Cristo. Ya sabemos todos lo fundamental que es el ¡tema de los desposorios en la Tradición de la Iglesia.. Oseas 2. Nosotros queremos dar testimonio de ello. vende todo lo que tienes. una llamada gratuita. Crece en ese momento un deseo de pertenecer a Dios. 33 Para que el hombre sea un hijo a su imagen Dios lo modeló con el aliento del Espíritu: Cuando aún no teníamos ni forma ni rostro. imprevisible y maravillosa. .25. Este encuentro. Yo te haré mi esposa para siempre. nuestra vida concreta con sus solidaridades. no puede ser mi discípulo. Y siempre es obra del Espíritu Santo. Nos invita a ser sus hijos en su Hijo Jesús. Es lo que tiene lugar en todo cristiano verdaderamente deseoso de seguir a Jesús. para gloria del Padre! 51 Si quieres ser perfecto. hermanos y hermanas.21 Si alguno viene a mí y no pospone a su padre y a su madre. Pablo a los Gálatas 4. según la sensibilidad espiritual de cada uno. Queda asumido todo nuestro ser con su carácter filial. de ir tras sus huellas. Esta llamada es la llamada de un amigo que ama sin reservas. Lucas 14.6- 7 Pero yo voy a seducirla. anda. a su mujer y a sus hijos. dáselo a los pobres. mi esposa en justicia y en derecho. de una u otra manera. Dios es «absoluto». podía decir también «apresado por el Padre en Jesucristo». para llevarla al desierto y hablarle al corazón. Así pues. te haré mi esposa en fidelidad y tú conocerás al Señor. Padre!» De suerte que ya no eres siervo. Es muy distinto a un sentimiento de religiosidad llevado al extremo. el que de vosotros no renuncia a todo lo que tiene. de manera incondicional. la densidad de nuestra experiencia humana. todo lo que somos.16 y 21-22 50 como el Esposo de su pueblo.Cristo». El momento de tal encuentro puede ser una sorpresa. y tendrás un tesoro en los cielos. no puede ser discípulo mío.. su amor nos veía libres como él. luego ven y sigúeme. en gracia y en amor. La respuesta es totalmente acción de gracias. ésa es la verdad. Mateo 19. hijo. de una invitación a amar. la meta es siempre ser apresados por Cristo hasta en nuestras raíces más profundas. sino hijo. se vive de múltiples maneras. alabanza. La manera es lo de menos. En este momento bástenos remitir al capítulo que presenta brevemente las principales familias espirituales que se han ido formando en la Iglesia a lo largo de esa prolongada historia de amor entre Dios y su pueblo. a decir verdad. Pablo habló de Cristo Esposo de la Iglesia. a seguir a Jesucristo. Es el pleno desarrollo de la gracia bautismal que nos estimula a ser «alabanza de gloria». entre Dios y cada uno de nosotros. Pero Dios es Padre. Pero en cualquier caso. cada cual tiene entonces la experiencia de una llamada personal. Dios mismo se presentó 49 Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo. y hasta su propia vida. consagrados por el Espíritu. nuestras esperanzas y hasta nuestro pecado. que clama: «¡Abha.

Nuestra manera de vivir. ¿No nos recibe Dios plenamente. Pobres para oír mejor su Palabra y servirle mejor en nuestros hermanos. Himno litúrgico Pues ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo. No menospreciamos nada.1-5 Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y acabar su obra. para permanecer con él. Para seguir a Jesús. continuamene renovada. siendo rico. alguna comunicación del Espíritu. y los mismos sentimientos. algunas entrañas de misericordia. la misma caridad. El mismo Jesús nos invita a dejarlo todo para seguirle. si quiere edificar una torre. para que os enriquecieseis vosotros con su pobreza. dejad todo espíritu de rivalidad y vanagloria. haced cumplido mi gozo teniendo todos el mismo pensar. y salvarlos. el mismo ánimo. a ser cada vez más pobres.28-32). no se sienta primero y calcula los gastos. debemos ser libres. hacerse pobres. llevados de la humildad. y. eso que es una joya recibida de Dios. atended no solamente a vuestros intereses. Tal vez tengamos también la vocación de renunciar a cierto uso de los bienes. a ver si tiene para terminarla?» (Le 14.34 . Invitación dirigida no solamente a los que abandonan familia y bienes para vivir el «desierto». Suficientemente pobres para escuchar y para perdonar. que. Pablo. Pobres para asociarnos a sus preocupaciones. tened a los demás por superiores a vosotros mismos. nos lleva poco a poco a abandonar todo lo que no sea él. Pablo a los Filipenses 2. compartir con ellos nuestro tiempo.¿Quién emprenderá el camino hacia esos grandes espacios? ¿Quién tomará a Jesús por Maestro y amigo? ¡El lugar más hermoso lo tiene el humilde servidor! Servir a Dios hace al hombre libre como él. aceptemos su salvación. segunda carta a los Corintios 8. alguna muestra de amor. nuestras riquezas y debilidades. Una experiencia de Dios. se hizo pobre por vosotros. sino a todos sus discípulos. premisas del Reino futuro (Mt 5). a las personas y a las cosas. sin importar las modalidades concretas —cada cual según su vocación— debe favorecer el progreso de una auténtica libertad. Juan 4. Ese es el camino de las bienaventuranzas que Jesús nos enseñó. seamos libres nosotros mismos. estaremos mejor dispuesto a acoger las verdaderas riquezas. dejando al menos su 53 Si hay entre vosotros alguna consolación en Cristo. Para liberar a nuestros hermanos. y hasta nuestra búsqueda de Dios. pero nuestra disposición es no preferir cosa alguna al amor del Señor. con Jesús. sino también a los de los demás. esa espontaneidad para el bien que ha de crecer en nosotros. Con esta condición podemos «entablar la batalla».9 52 Dejarlo todo para seguirle «Quién de vosotros. pequeños como somos ante El? Si lo tenemos en cuenta en el momento de elegir una forma de vida. Este estilo de vida nos introduce en unas nuevas relaciones respecto a nosotros mismos. incluso a veces a su propiedad. Revestios de los mismos sentimientos que tuvo Cristo. Para ser libres.

fuente de todo. pero si muere.20 En la mañana del mundo. hemos hecho voto de obediencia. Permitir que nos molesten o interpelen aquellos o aquellas que quizá tienen una conciencia más viva de las verdaderas necesidades de los demás. El día de Pentecostés. no muere. ¿Cuál es el secreto de semejante libertad? El Espíritu de Jesús. tu Espíritu en María formaba al Mesías. caído en la tierra. produce mucho fruto. sobre todo si. por la aceptación de las personas con las que nos «ha tocado» vivir. y. de cualquier modo que sea. es Cristo quien vive en mí. en el tiempo de su vida mortal. a todas las personas en un clima de profunda libertad: ni poseer. Es siempre un problema de libertad: ser libre frente a sí mismo. ni dejarse poseer. «Bienaventurados los limpios de corazón.. Pablo a los Filipenses 2. Pobreza. ese Espíritu cuyo símbolo ha reconocido la Iglesia en el agua brotada del Corazón de Jesús obediente hasta la muerte. Alabanza litúrgica . la castidad es un don de Dios.. En el alba de la salvación... se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte. En la madrugada de este día. de las exigencias propias de las situaciones en que estamos comprometidos.24 54 gestión en manos de otras personas.. Una castidad que es respeto.. se hizo causa de salvación eterna para todos los que le obedecen.El. queda solo.. Toda su vida es obediencia al Padre. habiendo presentado sus oraciones y súplicas con grandes gritos y lágrimas a Aquel que podía salvarle de la muerte. Juan 12. aun siendo Hijo. tu voluntad. Pablo a (os Gálatas 2. o los responsables que están comisionados para ello. Toda la vida de sus discípulos debe estar marcada profundamente por la misma actitud: «Heme aquí que vengo para hacer. por vocación. amor al otro..7-9 Y en su condición de hombre. Esto deberá ser siempre para nosotros el medio de conseguir una mayor libertad. Comulgar con Jesús en su obediencia al Padre es también compartir los imperativos de la misión. tu Espíritu sobre las aguas velaba por la vida. aprendió por sus sufrimientos lo que es la obediencia. o que hayamos hecho voto de celibato por el Reino. y muerte de cruz.7-9 Si el grano de trigo.» La obediencia comienza por la aceptación de los acontecimientos. castidad. 55 V ya no vivo yo. pero también obediencia.... Hebreos 5.» Estemos casados o solteros. ¡oh Dios!.. tu Espíritu hablaba por boca de los Apóstoles. Quizá sea aquí donde se realice más radicalmente la experiencia profunda del misterio de Jesús. tu Espíritu trabaja en nosotros. bienaventurados los pacíficos. tue escuchado en atención a su piedad. Esta actitud de pobreza nos dispone para dar a nuestras relaciones con los demás un estilo particular: la castidad. Asi consumado.. Por eso Dios le exaltó. Darle acogida es adentrarnos más por la comunión en el misterio de un Dios que tomó nuestra carne para comunicarnos su Espíritu.

Nos volvemos más atentos hacia los demás. una forma de vida comunitaria. Todo está unido. ¡Por supuesto. Pablo a los Romanos 13. por muy personal que sea nuestra llamada. para que el mundo crea que Tú me has enviado. aliento en las dificultades y ánimos para seguir adelante. ascesis y sobriedad de vida. Nuestra vida es tanto más fraternal cuanto más libres somos. de pobreza. por un camino de obediencia. como Tú. entregada a su Amor. Son muchos los discípulos que desean seguir a Jesucristo. Siempre debemos responder a nuestra vocación en Iglesia. si encontramos en los demás capacidad de escucha. si no es fruto de esa comunión profunda en Cristo. la relación personal y única de cada uno con Dios.7 No debáis nada a nadie. no se entiende sin humildad y sentido de la Cruz. Por esto se reconoce a los discípulos de Jesús. Juan. A este nivel de profundidad precisamente se establece una fraternidad. por vocación. sino amaos los unos a los otros. primera carta 4. de múltiples maneras. nos aproxima misteriosamente a nuestros hermanos y hermanas. viceversa. siempre hay que comenzar de nuevo! Debilidades y pecados podrían ser causa de desaliento. comprensión. Son valores que nos engrandecen en la medida en que los vivimos de forma postiva bajo la moción del Espíritu. La Iglesia en su conjunto está llamada a vivir el misterio del Hijo vuelto hacia el Padre. amémonos los unos a los otros. sobre todo. esos valores evangélicos los asume mejor cada uno de nosotros. en la Iglesia. que también ellos sean una sola cosa en nosotros. menos centrados en nosotros mismos. eligen.35). cualquiera que sea nuestra situación en la Iglesia y en el mundo. si tienen amor unos para con otros (Jn 13. porque el amor es de Dios. de castidad. se opera el crecimiento de la Iglesia. y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Juan 17. Padre. Solamente a medida de su unidad podrá presentarse . si la fidelidad de Dios no fuera el manantial de la nuestra. Pero esta fidelidad necesita también de otras fidelidades.21 58 Una vida de hermanos Hombres y mujeres. Profundizando aún más. 57 Queridos míos. Toda manifestación concreta de unidad carece de sentido. en comuión con los demás. gracias a la pobreza. porque el que ama al pró}imo ha cumplido la Ley. sin penitencia. en lo más íntimo del corazón. Y a este nivel. El Espíritu de Jesús debe animarnos hasta el punto de que todas nuestras relaciones estén marcadas por ese amor. Y. Su presencia es para nosotros un signo. Nos recuerda un rasgo característico de la vida evangélica: vida fraternal. El encuentro personal con Dios nos abre necesariamente al amor de nuestros hermanos. se asienta una comunidad. a la castidad y a la obediencia vividas a imitación de Jesús.8 Para que todos sean una sola cosa. en mi y Yo en Ti.56 Una vida entregada así al Señor.

De esta manera. si no evangelizara! Ubre. ocupado como él en las cosas del Padre. Brille asi vuestra luz delante de los hombres.19). comprometiéndonos siempre más en la manera de vivir el Evangelio elegida por nosotros. bautizándolas en el nombre del Padre. Esta fidelidad es ya de por sí misionera. pese a nuestra pobreza y .. primera carta a los Corintios. apostólica. llamada del espíritu de las Bienaventuranzas. asegurar ese servicio para el mundo. Mateo 5. con el fin de que sepamos. para nuestros hermanos cristianos.a Cristo como una Esposa «gloriosa. 59 «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo estar en las cosas de mi Padre?» Lucas 2. 16 62 * Como mi Padre me envió así os envío yo La experiencia de tal plenitud de vida debe compartirse no solamente con nuestros hermanos y hermanas en Cristo.. si no estuviéramos apresados por el Espíritu que teje las relaciones entre nosotros. Mantenerse firme en las decisiones tomadas para perseverar en una conciencia más viva de las exigencias y de las alegrías del Reino.49 60 Vayamos más lejos aún. pues. o mejor.. para que vean vuestras obras buenas y glorifiquen a vuestro Padre celestial.13-14. ante todo en la Iglesia. La contemplación del misterio de la Trinidad sería puramente nocional. de hecho. nos dice Jesús. sin mancha o arruga o cosa semejante. Pablo. enseñad a todas las gentes. para ganarlos a todos. ¿con qué se la salará? Para nada vale ya. como estoy de todos. para ganar a los débiles. del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28. más o menos significativa según el estilo de vida adoptado. evangelizadora. Iglesia santa e intachable» (Ef 5.. 22. ¿Cómo podríamos estar con él en la casa de nuestro Padre sin reencontrarnos con todos aquellos y aquellas que exclaman como nosotros «Padre Nuestro»? 61 ¡Ay de mí. pero también para el mundo. para tener alguna parte en él. vivir intensamente lo que nos ha tocado vivir. sino con todos los hombres.. Y todo esto lo hago por el Evangelio. ¿Qué hacer? En primer lugar. Vosotros sois la luz del mundo. vida en relaciones inspiradas por el Amor. Me he hecho todo para todos. Seguir así a Jesucristo es volverse a encontrar con él «en casa de su Padre». todos juntos.. Si no existe vida evangélica que no sea vida fraternal. 9.16 y 19. podemos ser signo de la Alianza.27). lo mismo que une entre sí a las personas del Padre y del Hijo. si la sal se desvirtúa.23 Vosotros sois la sal de la tierra. Me he hecho débil con los débiles. «Id. me he hecho siervo de todos para ganarlos a todos. Sobre todo. es que estamos llamados a participar de la misma vida de Dios. La calidad de nuestra vida evangélica.

Lucas 1.. bien nos encontremos retirados del mundo para dar testimonio de otro modo. más consciente de la dignidad de su humanidad. Pablo a los Romanos 12. El hombre. En un mundo en que la esclavitud bajo todas sus formas predomina con mucha frecuencia sobre el servicio de la libertad. más responsable. ¿hace la vida en la tierra «más humana» bajo todos los puntos de vista?. Actuar en su nombre. No temas. debe ser de este modo manifestación de la vida profunda de la Iglesia y. a esas mismas a las que se les contesta. Pero existe una manera de comprometerse en todo eso respetando a las personas. Hablar en nombre del Señor..48-49 . como hombre. debemos contestar 63 No te dejes vencer por el mal. en el contexto de ese progreso. la lucha contra la miseria y toda clase de servidumbres durarán hasta el final de los tiempos. es decir. dice el Señor. más maduro espiritualmente. Lucas 1. Este progreso. No es nada fácil. tomar iniciativas. La lucha política y social. nacido de mujer. 65 Una virgen desposada con un varón llamado José. más abierto a los demás. exigen un desarrollo proporcional de la moral. ¿De qué contestación se trata? Bien estemos activamente presentes en los asuntos del mundo. comprometernos y a veces partir allende los mares. Pablo a los Gálatas 4. no se trata de tener en cuenta una ideología o una causa... el Evangelio siempre resulta provocador.21 El desarrollo de la técnica y el desarrollo de la civilización de nuestro tiempo.. Porque ha hecho en mí cosas grandes el Poderoso. porque el Amor que anima nuestra acción es el del Salvador. sino de construir el mundo según el Espíritu de Dios.4 Desde ahora me llamarán feliz todas las generaciones.27 Dios envió a su propio Hijo. en particular a los más necesitados y a los más débiles. el nombre de la Virgen era María. Partir para darle a conocer. cuyo nombre es santo. vence tú al mal con el bien. ¿se hace realmente mejor.. Pero también tenemos que hablar. marcado por el dominio de la técnica. por lo mismo. si queremos ser auténticos testigos de la Buena Nueva.nuestras debilidades. yo estaré contigo. cumplimiento de la misión a ella confiada. más dispuestos a dar y a aportar su ayuda a todos? Juan Pablo 11. por noble que sea. En determinadas situaciones. de la casa de David. «Redemptof honúnis» 64 la manera de ejercer el poder y denunciar el imperialismo del dinero.

Se trata de una invención continuada. también todas las formas de consagración. la Madre de Jesús. Sigue sus pasos. ahí tienes a tu hijo». en cada uno de sus miembros. Así lo ha querido el «Primogénito». Al propio tiempo destacaremos los rasgos más significativos de cada forma de vida. de su raza. hágase en mí según tu palabra Si todos estamos llamados a ser santos. No se trata de dar definiciones. El Espíritu trabaja El Hijo de Dios. prolonga. actualiza esa revelación y esa respuesta. su Cuerpo. sin embargo. Se expresa multiformemente en cada uno de los que. vivió en un lugar determinado. diversificado. Pero el Amor del que está poseída la lleva. si todos deseamos ser unos apasionados de Cristo. de su país. Una escucha silenciosa. según aquello del Apóstol: «Porque ésta es la voluntad de Dios. la conduce.Jesús. de cada país. Vamos a intentar hacernos una idea de esa historia fijándonos únicamente en los momentos más importantes para el tema que nos ocupa.. No obstante. Es un Amor más fuerte que la muerte. Su presencia visible entre nosotros duró poco tiempo. por qué la consagración secular es distinta de la consagración religiosa. Los caminos para seguir a Jesús se han multiplicado. miremos a María. Ella nos muestra el camino. 71 En la Iglesia. de manifestar y de comunicar al Amor del Padre y su modo de responder a él se encuadraba en el estilo de su época. hasta el pie de la cruz. «He aquí a la sierva del Señor.. significado. Un Amor que resucita a su Hijo y a ella con El. viendo a su madre y ¡unto a ella al discípulo que El amaba. No todo resulta fácil en el camino. una disponibilidad sin reservas. Su obra es de una incomparable riqueza.26-27 66 He aquí a la esclava del Señor. como respuestas a las necesidades de cada época o frutos de la meditación prolongada sobre el misterio de la fe. La manera de hacerlo depende siempre de cada época.. su niño. La aparición de las diferentes formas de vida evangélica constituye toda una historia. puesto que carecemos de competencia para ello. Nos ha dejado su Espíritu para que prosigamos su obra. dice a su madre: "Mujer. con edificación de los demás. todos. de manera singular aparece en la práctica de los . Esta santidad de la Iglesia se manifiesta y sin cesar debe manifestarse en los frutos de gracia que el Espíritu produce en los fieles. se acercan a la perfección de la caridad en su propio género de vida. algunos puntos de referencia nos han de permitir decir en qué cosas una vida religiosa apostólica no es una vida monástica.» Juan 19. una obra marcada por el sello de Dios. desde su comienzo hasta el final de los tiempos. Su manera de revelar. El Espíritu trabaja en el mundo. un camino muy sencillo. como la «consagración de las vírgenes» manifiesta de manera original el misterio de la Alianza. de cada raza. vuestra santificación» (1 Tes 4. en el correr de los siglos. La Iglesia. Hombre entre los hombres. luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre. guiada por la fe.. están llamados a la santidad. No tenemos derecho a ello. Ningún rodeo.» Este Señor se hace su hijo. Menos aún de encerrar en un aro de rígidas limitaciones lo que debe permanecer dinámico.3).

dalo a los pobres. número 41). Simplemente. Por otra parte. ve. expresión que designa lo que a algunos se propone. en los misioneros seglares y en tantos «cristianos comprometidos» que viven intensamente el Evangelio por el camino de la Misión. el llamamiento del obispo convierte a esas personas en auxiliares del apostolado. y tendrás un tesoro en los cielos. son incorporados por los obispos a esta obra» (Ad gentes. cuando ciertos seglares «son llamados por el obispo y trabajan en el campo del Señor con mucho fruto» (Lumen gentium. Ponerse así al servicio de la misión como respuesta al llamamiento del obispo supone un género de vida profundamente inspirado en el Evangelio. Se cita la invitación de Jesús al ¡oven rico: «Si quieres ser perfecto. Tradicionalmente se mantienen tres consejos: la castidad en el celibato. n. 73 ¡Si conocieras! . que han adoptado una forma peculiar de vida evangélica. «los seglares cooperan a la obra de evangelización de la Iglesia y participan de misión salvífica a la vez como testigos y como instrumentos vivos. llamados por Dios. esos servidores del Evangelio en nada se distinguen de aquellos otros cristianos que por vocación se dedican al mismo apostolado. y sólo ellas. la pobreza voluntaria y la obediencia. No lo olvidemos en el momento en que vamos a iniciar un reconocimiento para descubrir los caminos elegidos por algunos. es para que todo hombre llegue un día al conocimiento de la Buena Nueva. vende cuanto tienes. Sin consagración especial. ¿No es preferible decir. Para realizarlo no se necesita más consagración que la del bautismo ni ningún otro don distinto al del Espíritu recibido el día de la Confirmación. que «la perfección de la vida cristiana consiste en observar los preceptos». teniendo presente que aquel del que todos los demás se derivan es el de la Caridad. Si se elige el celibato al mismo tiempo que se compromete uno en tal servicio. lleva consigo el fortalecimiento de la vida cristiana en los consagrados a tal tarea. si a él se debe la existencia de la Iglesia. Pensemos en los sacerdotes.21). número 41). sea por ejercicio de un ministerio ordenado o simplemente por la lógica de la gracia bautismal. con Santo Tomás. por impulso del Espíritu Santo.. sobre todo si.. son las que nos introducen en la perfección. Vaticano II. todo compromiso al servicio de la misión. Esta manera de presentar los valores evangélicos y las opciones a las que podemos estar invitados llevan a veces a pensar que dichas opciones. y ven y sigúeme» (Mt 19. Evidentemente. el del Amor. muchos cristianos han abrazado tanto en privado como en una condición o estado aceptado por la Iglesia.comúnmente llamados consejos evangélicos. sin imponerse por ello a todos a manera de «preceptos». Esta práctica de los consejos que. «Lumen gentium». 39 El Concilio habla de la práctica de los 'Consejos evangélicos^. pudiendo llevarnos esto muy lejos? 72 Al servicio de la misión Si el Espíritu trabaja en el mundo. Cualquiera que sea el estado de vida o el ministerio al que está llamado a ejercer. lo hará cuanto más contribuya a la santidad de la Iglesia. proporciona al mundo y debe proporcionarle un espléndido testimonio y ejemplo de esa santidad. A veces esta responsabilidad común a todos adquiere un relieve particular. todo cristiano coopera a esa misión.

no solamente los que se te han descrito. si escuchas. a tocar. Algunos lo están buscando aún. Tú estás ahí. te dice Jesús. cuantos has tenido ante ti. Ellos encontraron su camino. Acoge. . Tantos caminos cuantos hermanos y hermanas tienes en torno tuyo. tal vez como tú. al borde del camino. a oír. Lo comprenderás: «YO SOY EL CAMINO». comienzas a ver. Espera. Si abres los ojos. Los caminos son múltiples..Jesús siempre está ahí. sentado sobre el brocal del pozo. si te decides a hablar. ¡Si CONOCIERAS EL DON DE DIOS Y QUIEN ES EL QUE TE DICE: DAME DE BEBER! ¡Adelante! No te quedes al borde.. Llama. si tiendes la mano.