VIDEO

Espacios de coworking: Independencia,
innovación, y comunidad
Los espacios de coworking se están consolidando mundialmente como
comunidades de creatividad, aprendizaje, cooperación, alto rendimiento,
y de desarrollo de negocios disruptivos y sostenibles en la era de la
revolución digital.

La economía digital o la revolución económica 4.0 no solamente está
creando una gran variedad de empleos que anteriormente no existían,
sino que está transformando la manera como concebíamos la idea de
trabajo, como una oficina a la que se iba a trabajar 8 horas al día, 5 días
a la semana, con una hora establecida de entrada, almuerzo y salida.
Sin embargo, no se ha encontrado ningún estudio que demuestre que
trabajar bajo una rutina establecida contractualmente en un lugar y en
horario especifico maximice la productividad, desempeño, o satisfacción
de los empleados.

Esta disrupción económica que afecta lo que tradicionalmente se
conocían como “puestos de trabajo” ha permitido que los empleadores y
emprendedores se concentren más en el desempeño, cooperación, y
resultados en lugar de la “asistencia” a un lugar, o el cumplimento de un
horario específico.

Cada vez, las investigaciones y el día de los negocios dan evidencia que
los trabajadores con mayores niveles de independencia y que trabajan
remotamente son más productivos, más satisfechos, y con mayores
habilidades para trabajar en equipo. Es decir, relaciones basadas en
confianza hacen equipos más efectivos, y trabajar remotamente supone
construir relaciones interpersonales más estrechas en donde la
comunicación se torna más importante que las relaciones en proximidad.

También le puede interesar: Internet de las cosas

No solamente tenemos establecidas posibilidades como empleados de
teletrabajo desde casa y cafés internet, sino que tenemos posibilidades
de movilidad y ambientes de trabajo flexible para freelancers y nómadas
de la economía digital, quienes ofrecen sus servicios desde cualquier
parte del mundo, y quienes atienden las responsabilidades laborales en
espacios conocidos como coworking.
Un coworking, consiste en un grupo de profesionales independientes que
trabajan para diferentes empresas, proyectos y organizaciones, que
tienen condiciones para ejercer su trabajo de manera flexible, y quienes
trabajan mejor juntos que solos. En estos espacios prima la construcción
de comunidad, y los valores de convivencia, los cuales son: aprendizaje,
apertura, comunidad, accesibilidad, cooperación, y sostenibilidad.

A Marzo del 2017, hay más de 2.300 espacios de coworking que se han
registrado aceptando el manifiesto de coworking. Esto implica,
comprometerse con valorar y priorizar más: la colaboración en vez de la
competencia; la comunidad por encima de las agendas individuales; la
participación sobre la observación; el aprendizaje más que la
experiencia; el hacer más que el decir; las personas más que las
personalidades; y los ecosistemas por encima de las cadenas de valor.

Lea también: La automatización no destruye empleos los transforma