Soberanía Alimentaria.

Es entendida como el DERECHO de los pueblos, de los Países o Uniones de Estados a
definir su política agraria y alimentaria, sin dumping frente a países terceros1.
Esta incluye:

 priorización de la producción agrícola local para alimentar a la población, el acceso a
la tierra, al agua, a las semillas y al crédito. De ahí la necesidad de reformas agrarias,
lucha contra los OGM (control/modelo de negocio y económico ejercido por empresas
como Monsanto)
 el derecho de campesinos a producir alimentos y el derecho de los consumidores a
poder decidir lo que quieren consumir, como y quien se lo produce.
 el derecho de los Países a protegerse de las importaciones agrícolas y alimentarias de
bajo costo.
 la participación de los pueblos en la definición de política agraria.
 el reconocimiento de los derechos de las campesinas y los campesinos que
desempeñan un papel esencial en la producción agrícola y en la alimentación.

Al incorporar este concepto dentro de los mínimos en RD establecemos alternativas a las
políticas neoliberales que por decadas han priorizado el comercio internacional, y no la
alimentación de los pueblos, no han contribuído en absoluto en la erradicación del hambre, y
han incrementado con esto, la dependencia de los pueblos a las importaciones agrícolas,
reforzando con esto la industrialización de la agricultura, poniendo en peligro así, el
patrimonio genético, cultural y medioambiental del pais. Generando que campesinos(as) se
vean obligados a abandonar sus prácticas agrícolas tradicionales, produciendo la emigración
rural a la ciudad.

Debemos apoyar la agricultura campesina de nuestro país, una agricultura que priorice la
producción local/regional versus la exportación, entregue las herramientas de protección
necesarias frente a importaciones de bajo costo, permita la ayuda publica a los campesinos y
garantice la estabilidad de precios internacionales mediante acuerdos de control de
producción.

1 https://viacampesina.org/es/