“EL GRAN VALOR DE LA HUMILDAD”

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad
mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y
hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”
Mateo 11:28-30.

Introducción

*En este pasaje Jesús hace un llamado, una invitación a venir a él todos los que se
encuentran trabajados y cargados, oprimidos y desalentados, prometiéndoles darles
descanso (paz, armonía, alivio, esperanza) es como si dijera ahora parafraseando “tu
vienes a mí con todas tus cargas y tristezas, y yo te aliviare totalmente”.

Pero también dice “aprended de mi” ósea que él desea convertirse en nuestro guiador y
maestro; “que soy” (no aparento, ni parezco) manso y humilde de corazón, entonces si tu
aprendes a ser humilde y manso de corazón como yo “hallareis descanso para vuestras
almas”.

¿Que es humildad?

*La humildad nos ubica en el lugar que nos corresponde, nos ayuda a someternos al bien,
recibir órdenes, obedecerlas, ejecutarlas con buen ánimo y alegre disposición. La
humildad es el vehículo que nos traslada a experiencias de grandeza en la vida. Es la
fuerza que produce disposición del ánimo para las buenas acciones en la existencia
humana. La humildad es el germen que produce los verdaderos valores en quien la busca
y la constituye su amiga y compañera. La humildad es la actitud noble que se oponen al
orgullo, la altivez, la jactancia y la vanagloria.

El Señor Jesucristo y todo el Nuevo Testamento enseñan abundantemente sobre el valor
de la humildad. “El que se humilla será ensalzado, y el que ensalza será humillado”
“Humillaos ante la poderosa mando de Dios y El os exaltará cuando fuere tiempo”
“Dios da gracia a los humildes, mas resiste a los soberbios “Aprended de mi que soy
manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas”.

¿Que no es humildad?
Humildad no es cobardía, no es servilismo, no nos apoca, ni nos hace cobardes, ni tontos.

Hemos imitado de Jesús muchas cosas que son dignas de imitar. El paradigma de la humildad Jesús es el paradigma de la humildad. sin razonamiento. la palabra humildad en el griego se lee TAPEINOS y significa primeramente “aquello que es bajo y que no se levanta mucho de la tierra. lo harán otros. SHAPEL “rebajarse (no bajeza) sino humillarse y reconocerse en lo que es” también se lee ANI “pobre. sabe ayudar más que obstaculizar. pues buscar la propia gloria. no hiere ni con los hechos ni con las palabras. para pensar en otros. “Alábete el extraño y no tu propia boca. El siendo Dios de gloria. cuando alguien reclame que es humilde. La humildad no reclama sus méritos. El humilde no anda proclamando su humildad. unos más otros menos. humillarse a sí mismo”. se humillo asumiendo naturaleza humana y dio en todos sus pasos el verdadero ejemplo de humildad en todos sus tratos con los que le rodeaban (Juan 13:2- 14. Santiago 4:6. no contiende por cosas que no ahí que contender. Ser humilde no es hacer alarde de lo que somos o tenemos. Mateo 23:8-12. sabe callar en lugar de hablar. puede ser de condición humilde o bien de espíritu humilde (Mateo 11:29. Ser humilde es dejar de buscar lo propio para proporcionarlo a otros. Marcos 10:42-45). no humilla. en verdad lo era. pues hay mendigos que pecan de orgullosos. por eso quiero hablar de este valor tan impresionante él fue manso y humilde de corazón ósea de verdad. Ser humilde no es carecer de carácter y decisión porque en ese apocamiento se es victima de todos. ni criterio. no calumnia. Es pensar y actuar como Juan el Bautista. menguar”. Ser humilde no es acatarlo todo como un autómata. La humildad sabe orar más que reclamar. . Es olvidarnos de la honra que merecemos y saber reconocer valores y virtudes en otros. 2ª Corintios 10:1. sabe honrar en lugar de difamar o sentir envidia y celos. el cual dijo: “A Él (Cristo) le conviene crecer pero a mi. nos cuesta ser humildes. humilde y manso”. 1ª Pedro 5:5) en el hebreo se lee KANA “ser humilde. no abofetea. auténticamente humilde. ser sometidos o someterse. pero nos ha costado muchísimo imitar y no solo imitar sino ser como él era “manso y humilde de corazón” una de las cualidades más difíciles de obtener es indudablemente la humildad y la mansedumbre. el no tenia apariencia de humildad y mansedumbre. En el nuevo testamento se usa siempre un buen sentido. Ser humildes es olvidarse de si. la del Señor. A todos. La humildad mora con la sabiduría. de baja condición”. La humildad no mira por encima del hombro. no es gloria” Ser humilde no es carecer de bienes. ese solo hecho prueba que no lo es. Ser humilde no es alabarnos ni buscar nuestra gloria sino. no desacredita.

Corintios 10:17). y a tener convicciones firmes en la fe que profesamos frente a los obstáculos y adversidades que se nos presentan. pero se opone a los orgullosos (Santiago 4:6. la farándula. opuesta a la presunción. Juan 2:16. superioridad y logros. pero poco o nada se destacan a los humildes. Dios vive con los que andan en humildad (Isaias 57:15. *Lo opuesto de la humanidad es el orgullo que es un sentimiento exagerado de la importancia y del amor propio en las personas que creen en sus propios meritos. Sin embargo el punto de vista Bíblico acerca de la humildad es muy distinto. Aplicación *Aunque en toda la escritura se nos llama a tomar una actitud de valentía. fuerza. en la televisión moderna. “el pone a . también se nos enseña. osadía. 1ª Corintios 6:17. bravura. La tendencia inevitable de la naturaleza humana y del mundo es el orgullo y no la humildad (1ª. afectación u orgullo. Dios valora profundamente la humildad de corazón de las personas a niveles que nosotros no consideramos. que no tenemos humanamente de que enorgullecernos (Romanos 7:18. Miqueas 6:8). Ezequiel 28:17. Filipenses 2:3) “nada hagáis por contienda o por vanagloria. manda y espera que si somos seguidores del Nazareno seamos humildes como él lo fue. para Dios es una virtud indispensable de cada cristiano. No nos olvidemos que somos criaturas pecadoras a no ser por Cristo (Lucas 18:9-14). a las personas sencillas y mansas. La persona humilde reconoce su dependencia de Dios. los grandes deportistas y los poderosos políticos e influyentes estadísticas. nos hace parecernos a Cristo. El da gracia a los humildes. nos permite que el mundo nos vea distinto y hace al Espíritu Santo obrar más fácilmente en nosotros. el mundo no valora mucho la humildad. sino en el Señor (1ª. de coraje. las mejores voces. *Debido al egocentrismo innato de la humanidad caída. antes bien con humildad. deportivo y en las revistas de modas aparecen los grandes artistas. estimando cada uno a los demás como superiores a el mismo”. 1ª Pedro 5:5). La humildad podría explicarse o definirse según la teología bíblica de la siguiente manera: “aquella actitud que reconoce el propio lugar bajo la condición de criatura de Dios. no busca el dominio sobre sus semejantes sino que aprende a valorarlos. Gálatas 6:3). conciencia de la debilidad personal y disposición a tribuir a Dios y a otros el crédito de lo que uno está logrando o ya ha realizado”. en el mundo artístico. Significa ausencia de orgullo. La humildad debe ser la marca del pueblo de Dios.

“el hermosea a los humildes” Salmos 149:6.los humildes en altura” Job 5:11. que así sea. “el atiende a los humildes” Salmo 138:6. el proverbio antiguo dice. “el exalta a los humildes” Salmo 147:6. “porque el que se cree ser algo no siendo nada a si mismo se engaña” Gálatas 6:3. “mejor es humillar el espíritu con los humildes que repartir despojos con los soberbios”. . “que el que se humilla será ensalzado y el que se ensalza será humillado” esa es la ecuación divina (Lucas 18:9-14). Culminación *No olvidemos queridos hermanos en la común fe. Amén. “el da gracia a los humildes” Santiago 4:6. Dios nos ayude a parecernos al Maestro en su humildad y sencillez. Jesús dijo que eran bienaventurados los humildes porque “ellos recibirán la tierra por heredad” Mateo 5:5.