(11 ()DIGO flytt

Para el Distrito Federal
wmalla

en materia común y para toda la República
en materia federal
■~1.1119
~do

rint in t. :a a c.

Libro 'Tercero

DE LIS SUCESIONES

II
TOMO

Lf
17« F ii400.14 E
V .N A 11

MIGO ifili
lelo odio
Ill

Libro tercero

segunda edición

(OIGO UVI
Pi i-* el Distrito F e ci er2a 1
en'. lateri ca ,c rri 1 ra
y p r-a‘ toc1 ni. 1a 1ep1iblicn
n I1a.teri fecler-k-al

texto comentado
Libro tercero
De las sucesiones

Tomo III

12§~ IDE
'NYE iTIGACPAI E iiVkitgr",
VAT A 71 I cauro zanroluAL 1

~wwwwww■■•■■
mÉxI co MCMXCLII

Primera edición, agosto de 1987.
Primera reimpresión, julio de 1988.
Segunda reimpresión, mayo de 1990.
Segunda edición, octubre de 1993.

C 1987, INSTITUTO DE INVESTIGACIONES JuatnicAs.
UNIVERSIDAD NACIONAL AirróNomA DE México

O Por características de edición
MIGUEL ÁNGEL PORRÚA, uffiniac-aorroR
Derechos reservados conforme a la ley.
ISBN: 968-842-404-8 Obra completa
ISBN: 968-842-407-2 Tomo III

IMPRESO EN MÉXICO • PRINTED IN MEXICO

Amargura 4, San Ángel, Villa Álvaro Obregón, 01000, México, D.F.

ISBN: 968-842-404-8 Obra en
seis volúmenes
ISBN: 968-842-407-2 Tomo III
MAP: 030037-01

Lic. Lic. Ingrid Brena Sesma I.B.C. Ignacio Galindo Garfias Dra. Alicia Elena Pérez Duarte y Norofla A.A.F. Mercedes Ferrería Bandarregui M.F. Dr.V. Lic. Cecilia Licona Vite C. Azúa Reyes Lic. . y N.C.P.E. Lic. Bernardo Pérez Fernández del Castillo B.M. Francisco Villalón Esquerro P.P. Carmen García Mendieta C.G. José Antonio Márquez González J.D.B. José de Jesús López Monroy J.P. Lic.V. Lic.E. Lic.L. Lic. NAO Dr.C. Lisandro Cruz Ponce L.S.J.M. Sergio T.M.L.

La edición en papel de 58 gramos. durante el mes de octubre de 1993. El libro tercero 'De las sucesiones' del Cáliga Cid para el Distrito Federal en materia común y para toda la República en materia federal texto conmutado se terminó de imprimir en la ciudad de México. . consta de 2.000 ejemplares más sobrantes para reposición y estuvo al cuidado de la oficina lito-tipográfica de la casa editora.

artículos Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos CC Código-Civil CCo. Junior LA Ley de Amparo LBP Ley de Beneficencia Privada LE Ley de Expropiación LDU Ley de Desarrollo Urbano I FA Ley Federal de Aguas LFAH Ley Federal de Asentamientos Humanos LFC Ley Federal de Caza LFFP Ley Federal para el Fomento de la Pesca LFMZAAH Ley Federal de Museos y Zonas Aroueoló- gicas. etcétera fr. Artísticas e Históricas LFS Ley Federal de Salud LFSRSP Ley Federal de Responsabilidades de los Servi- dores Públicos . ithreliad utilizó en esit a. artículo aa. fracciones Jr. fracción frs. Código de Comercio CFF Código Fiscal Federal CFPC Código Federal de Procedimientos Civiles CP Código Penal CPC Código de Procedimientos Civiles DDF Departamento del Distrito Federal DF Distrito Federal DO Diario Oficial de la Federación etc.

número p. sin fecha [viii] . párrafo RP P Registro Público de la Propiedad SAHOP Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas SCJN Suprema Corte de Justicia de la Nación SEP Secretaria de Educación Pública s/f.LFT Ley Federal del Trabajo LGBN Ley General de Bienes Nacionales LGICOA Ley General de Instituciones de Crédito y Or- ganizaciones auxiliares LGSM Ley General de Sociedades Mercantiles LH DDF Ley de Hacienda del Departamento del Distri- to Federal LIAP Ley de Instituciones de Asistencia Privada LNCM Ley de Navegación y Comercio Marítimo LNN Ley de Nacionalidad y Naturalización LOAPF Ley Orgánica de la Administración Pública Federal LODDF Ley Organica del Departamento del Distrito Federal LOTJFC Ley Orgánica de los Tribunales de Justicia del Fuero Común LPIMRIE Ley para Promover la Inversión Mexicana y Regular la Inversión Extranjera LQSP Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos LRF Ley de Relaciones Familiares LRPCIDF Ley sobre el Régimen de Propiedad en Con- dominio de Inmuebles del Distrito Federal LRSPBC Ley Reglamentaria del Servicio Público de la Banca y Crédito LSEM Ley del Servicio Exterior Mexicano LSM Ley de Sociedades Mercantiles LTOC Ley de Títulos y Operaciones de Crédito LVGC Ley de Vías Generales de Comunicación M P Ministerio Público núm. por ejemplo pfo.c.

gr. Verbigracia vol. volumen . tomo TSJ Tribunal Superior de Justicia V.SJF Semanario Judicial de la Federación SRE Secretaría de Relaciones Exteriores t.

tenía lugar en favor de sus herederos. por herencia se entiende también. (Tratado de Derecho civil espatIol. que a su muerte. el derecho a percibir alimentos. Por ende se ve que en ese monumento legislativo español. y tanto que en el diccionario de la lengua no se le da el sentido o significado de herencia". é las cosas que fallaron agenas". comprende —ampliando su sentido técnico— a los bienes que son objeto de legado y así. las deudas que devía. t. 1939. La ley 8. 5a. En otro sentido. Explica aquel autor que se ha preferido esta palabra (herencia) a la de sucesión. después de pagar sus deudas y de excluir las cosas ajenas. Agrega el artículo que comentamos. ed. p. V. El precepto es una transcripción literal deja.. El precepto emplea el vocablo "herencia". en nota al pie de página): la personalidad civil. la de reconocimiento de hijos. porque ésta "es más vaga. Son las principales relaciones jurídicas intransmisibles en nuestro derecho. los derechos subjetivos públicos (derechos políticos). 549 del proyecto de CC español de García Goyena. Herencia es la sucesión en todos los bienes del difunto y en todos sus derechos y obligaciones que no se extinguen por la muerte. el usufructo. como transmisión de los bienes corpóreos e incorpóreos y de las obligaciones del difunto. que no se extinguen por la muerte. LIBRO TERCERO De las sucesiones TITULO PRIMERO Disposiciones preliminares ARTÍCULO 1281. la acción de divorcio. [1] .titulo 33. Hoy en día. la palabra herencia se emplea con mayor frecuencia aplicada al conjunto de bienes que se transmiten por causa de muerte a los herederos. la de nulidad de matrimonio. partida séptima disponía: "Herencia es la heredad de los bienes los derechos de algún finado sacando ende.c. que reprodujeron a su vez nuestros códigos civiles de 1870 y 1884. se aludía a la sucesión del patrimonio de una persona. los bienes que son el objeto de esa transmisión. que no son materia de la sucesión los bienes derechos y obligaciones que se extinguen con la muerte.. el término connota la masa hereditaria en su totalidad. según Valverde. 37. como p.

ARTE. los de mandato. o legítima si no hay testamento y la transmi- sión se efectúa en favor de las personas (cónyuge. ARTÍCULO 1282. los contratos hechos en virtud de cualidades personales de un contratante.G. del concubino o concubina y los hijos de ambos. dentro del cuarto grado. los derechos de albaceazgo. La herencia se difiere por la voluntad del testador o por disposición de la ley. los derechos de usufructo. aquella porción [2] . ascendientes o parientes colaterales) que la ley señala. La sucesión legitima se defiere. (Véanse aa. de sus parientes más próximos en la rama descendente o ascendente o en la linea colateral.G. la patria potestad. es explicable que si el testador no dispone para después de su muerte de la totalidad de sus bienes. uso y habitación. descendientes. La parte de que no disponga quedará regida por los preceptos de la sucesión legítima. se proyecta más allá de su existencia y se manifiesta en el poder reconocido al propietario de disponer de su patrimonio para después de su muerte dictar las disposiciones testamentarias que estime convenientes. El testador puede disponer del todo o de parte de sus bienes. ARTICULO 1283. La sucesión testamentaria. 1241. ya era conocida en el derecho romano. significa que la transmisión de los bienes del difunto tendrá lugar conforme a lo que éste haya dispuesto en su testamento o a falta de disposición testamentaria. 1599 y 1602). etc. y se funda en que la ley presume cuál sería la voluntad del fallecido. La distin- ción que establece este precepto legal. En la actualidad y tomando en cuenta que la sucesión legítima es un régimen supletorio de la sucesión testamentaria. concubino o concubina. La G. la responsabilidad penal. la renta vitalicia. es una consecuencia del sistema económico jurídi- co que reconoce y protege la propiedad privada conforme al cual el dominio que los particulares ejercen sobre los bienes que les pertenecen. En este sentido puede decirse que la sucesión legítima es un régimen supletorio de la voluntad del de cujus o autor de la herencia. 1. La primera se llama testamen- taría. 1242 y 1223 L111110 TERCERO la obligación de suministrar alimentos. transmitiendo sus bienes en favor de su cónyuge e hijos. La herencia será pues testamentaria si se defiere por voluntad del autor. Que se defiera la herencia por voluntad del testador o por disposición de la ley. y la segunda legítima. declarada en el testamento. sólo a falta de disposiciones testamentarias. siguiendo el orden de las personas que la ley señala y en la porción que la misma establece.

el beneficio de inventario consiste en la protección que la ley otorga al heredero. ARTÍCULO 1284. en lo que atañe a los bienes sobre los que no existe disposición del testador. continúa en la persona de sus herederos legatarios en la parte de la herencia que el testamento defiere y en la de sus herederos legítimos o ab intestato. Por medio de esta disposición legal. Esta autorización se concedía por vía de excepción y como una derogación de las disposiciones aplicables a la sucesión ah intestato. Y aunque por virtud de la [3] . no desaparece el dominio de los bienes del autor de la herencia. 1678.G. de manera que el heredero no responde con su propio patrimonio. para el fin de que las obligaciones y cargas de la herencia se cubran con cargo a los bienes del autor de la sucesión. De esa manera los bienes que constituían el patrimonio del deudor autor de la herencia. el testamento estaba viciado de nulidad. "porque toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario. El precepto enuncia el principio que se conoce como "beneficio de inventario" que se encuentra reiterado en el a. deba regirse por las disposiciones aplicables a la sucesión legítima o intestada. requería de la autorización de los comicios. de acuerdo con el principio que enuncia el a. Por ello en el evento previsto en el precepto que se comenta. El heredero adquiere a título universal y respon- de de las cargas de la herencia hasta donde alcance la cuantía de los bienes que hereda. porque al morir el propietario.G.TITULO flh1MEO Ana. concurre la sucesión testamentaria y la sucesión legítima respecto de la herencia de una misma persona.bienes que pertenecía al de cajas (de rujas sureesione agitar) no se estingue. II y en el a. 2964. disposiciones que habían sido derogadas por la autorización comicial en lo que atañía al caso particular. Entonces ocurría que la sucesión legítima prevalecía sobre la testamentaria. La norma contenida en la disposición que se comenta se encuentra corrobo- rada en el a. Quien pretendía hacer testamento. 1:63 y 51114 de su patrimonio sobre la que naoa ha manifestado. I. No era posible entonces aplicar a una sucesión parcialmente testamentaria. sino que se trasmite a sus sucesores (herederos y legatarios). En este sentido se dice que la propiedad es perpetua. que constituía la regla general. En el derecho romano antiguo. aunque no se exprese". si el testador no disponía de todos sus bienes. Así pues. 1599 fr. conforme al cual se mantienen separa- dos los bienes que pertenecían al autor de la herencia y los que adquiere el heredero en tal carácter. adquirente a título universal de los bienes que constituyen la porción que le corresponde en la masa hereditaria. del pago de esas cargas y obligaciones. 1601. antes bien. responden del cumplimiento de las obligaciones contraídas por él. la propiedad de los.

Dispone el artículo materia de este comentario que el legatario adquiere los bienes que constituyen el legado. otras obligaciones que las que expresamente le imponga el testador a título de carga o modalidad establecida en el testamento a quien instituye legatario.Arra. De allí que el legado sólo puede surgir de la voluntad del testador. puede ser a la vez titular de dos patrimonios diferentes. al aceptar el legado. a lo que habrá que agregar que ni este precepto ni el a. [4] . En otros términos: el legado sólo puede constituirse en testamento. y éstos adquieren la porción hereditaria que corres- ponde a título universal. es decir. De allí que se haya considerado necesario man- tener separado el patrimonio de cada uno de los herederos. Según se explica en el comentario al artículo anterior. ARTICULO 1285. sólo interesa señalar que aun cuando los bienes de la herencia entraran a formar parte de un solo patrimonio —el del heredero—. lo que quiere decir que no asume. I. Dejando aparte la discusión doctrinal sobre el punto para los efectos de esta breve glosa. adquiere los bienes del autor de la herencia y con ellos. del conjunto de bienes que constituye la herencia. pero sólo hasta donde alcance el valor del activo de la sucesión. el heredero entra en la sucesión a título universal. El legatario adquiere a título particular y no tiene más cargas que las que expresamente le imponga el testador. lila y 11114 Lag» 'filICIRO herencia se trasmite a los herederos a un mismo tiempo. se encuentran garanti- zando el pago de las deudas del autor de la herencia. a título particular. los derechos y obligaciones del de cujus. Por ello se dice que la trasmisión por vía de legado se entiende siempre a título particular.G. 1678 presuponen necesariamente el de la separación del patrimonio de los herederos y el de la sucesión hereditaria. Sólo aquella universalidad constituye la garantía de los acreedores de quien contrajo la obligación. recibiéndola el heredero en el estado en que se encuentra en el momento de la muerte del de cujus como universalidad constituida por un acervo de bienes que responden del cumplimiento de las obligaciones contraídas por el titular de ese patrimonio. pues se refiere a bienes o derechos concreta- mente determinados por el testador. por disposición del precepto que se comenta. asume la obligación de cubrir las deudas cuyo pago garantiza. que forma el patrimonio del autor de la herencia. Estas dos figuras jurídicas —la separación de patrimonios y el beneficio de inventario— han permitido a la doctrina discutir acerca de si una misma persona (el heredero). que enuncia el artículo materia de estos comentarios. es decir. y en ningún caso se concibe que se origine de la ley. La separación de patrimonios se relaciona íntima- mente con el concepto jurídico del beneficio de inventario. como parte integrante de una universalidad o unidad conceptual de bienes.G. los bienes. solamente esos bienes. sin perjuicio de su responsabilidad subsidiaria con los herederos.

Sin embargo. el legatario responde subsidiariamente con los herederos del pasivo de la herencia. que por voluntad del [5] . se les conoce como cargas persona- les. como la hipoteca. subsiste de manera directa y no subsidia- ria. et usufructo etc. ItiS y IMM Es pues de la naturaleza del legado el no imponer al legatario el pago de las deudas del testador. sino que habrá de ser principal y directa frente a los acreedores de la sucesión. se refiere a las obligaciones y cargas personales que el testador puede imponer al legatario. Cualquiera otra carga real que soporte el bien legado se trasmite al legatario (a. sólo puede hacerse efectiva cuando los bienes que constituyen la masa hereditaria estimados en su justo precio. para distinguirlas de las cargas o gravámenes reales. esa responsabilidad no desaparece. Los acreedores no podrán ver satisfechos sus créditos si el testador hubiere dispues- to que la totalidad de su patrimonio se distribuyera en legados. puesto que los gravámenes reales se transmiten con los bienes que constituyen el legado. No puede admitirse jurídicamen- te y el legislador ha dispuesto lo necesario para ello. los legatarios serán considerados como herederos. no sean suficientes para cubrir el pasivo de la herencia. hasta donde alcance el valor de los bienes que constituyen el legado. conforme al precepto que se comenta. TITULO PRIMERO ARTS. la obligación de cubrir una o varias deudas del testador. El precepto que se comenta. cuando por voluntad del testador se ha distribuido en su integridad en legados el patrimonio del autor de la sucesión. En este supuesto la responsabilidad patrimonial del legatario no será subsi- diaria. Cuando toda la herencia se distribuya en lega- dos. salvo que el testador haya dispuesto lo contrario. el desempeño o la redención. A esta especie de obligaciones anexas a ciertas liberalidades y particularmen- te establecidas en acto de última voluntad. que gravitan sobre la cosa. el legatario responde en manera subsidiaria cuando hay herede- ros. el legado no transmite al legatario las obligaciones. Si por otra parte. dispone que la responsabilidad del legatario por las obligaciones de la herencia es subsidiaria. si el gravamen real consiste en prenda o hipoteca. pero siempre. 1443). I. siempre que los bienes que forman aquélla no alcancen a cubrir las deudas adquiridas por el autor de la sucesión. por lo tanto. ARTICULO 1286. será a cargo de los herederos (hasta donde alcance el valor de los bienes que constituyen la masa hereditaria) y no a cargo del legatario. Nada se opone sin embargo. aun cuando son adquirentes a título particular.G. pues lo cierto es que habiéndose transmi- tido todos los bienes del de cujus en legados. es decir. a que el autor de la herencia imponga al beneficiado con la liberalidad.. por ese medio desaparecería la responsabilidad patrimonial y con ella la garantía general de los acreedores. la servidumbre. El artículo inmediato anterior. Sin embargo.G.

Es el problema de la comurencia. I. que son los antecedentes directos de nuestro a. mientras no se demuestre lo contrario. Por ello es importante fijar el momento en que una persona muere. no pudo tener lugar la transmisión de los bienes y lo mismo ocurre si dos o más personas. Estos principios se aplican actualmente en el sistema que adopta el CC francés. conforme al cual. De allí se infiere que para que pueda tener lugar ese fenómeno jurídico es necesario que a la muerte del de cujus exista la persona que ha de sucederle: que exista una persona capaz de heredar.G. la transmisión de los bienes. Por ello el precepto dispone: "averiguar a ciencia cierta quiénes murieron antes.G. para determinar el momento de la muerte de los que perecieron en un accidente." Por tanto. cuando fallece el autor de ella. Si el heredero o legatario murieron antes que el autor de la herencia. adopta el sistema holadés que fue recogido en los códigos civiles de 1870 y 1884. Nuestro código. se estima de menor fortaleza física. en el artículo que comentamos. conforme a nuestro código. se presume que todos murieron al mismo tiempo y por lo tanto ninguno de ellos podrá heredar al otro. Para ello se requiere que el adquirente viva en el momento en que se abre la herencia. Si el autor de la herencia y sus herederos o legatarios perecieren en el mismo desastre o en el mismo día.. 151611 y 1217 LIBRO TERCERO deudor se prive a los acreedores de la garantía que la ley establece (a. se tendrán todos por muertos al mismo tiempo.ARTS. ARTICULO 1287.G. Esta solución parece adecuada por aplicación del principio que se enuncia diciendo que quien pretenda tener un derecho debe probar la existencia del hecho en que lo funda. En el derecho romano. y no habrá lugar entre ellos a la transmisión de la herencia o legado. La sucesión por causa de muerte sea testamentaria o legítima es. 2964) para el pago de sus créditos. herederas unas y otras. [6] . I. y se basa en la probabilidad de que haya muerto primero la persona que por su edad y por su sexo. En el caso de que de ellas no se pudiera desprender una conclusión sobre el momento en que pereció cada una de las personas de cuya muerte se trataba. sin que se pueda averiguar a ciencia cierta quiénes murieron antes.G. es decir. mueren en el mismo accidente. derechos y obligaciones del autor en favor de la persona del heredero o del legatario. cuando no es posible conocer ("averiguar" dice el precepto) quién murió antes.. se tomaba en cuenta la edad y sexo de los comurientes para deducir de allí quién habría fallecido antes. se presume que todos murieron al mismo tiempo. 1287. se tenían en cuenta las circunstancias en que se produjo el siniestro.

se impone en interés de los acreedores. mientras que no se hace la división. los herederos no adquieren la propiedad de los bienes que la constituyen. previa la liquidación de la herencia./Tría. A la muerte del autor de la herencia los herederos y legatarios adquieren en común. para conservar la unidad de los bienes del de cujus después de su muerte. de los herederos yen su caso de los legatarios. pero no puede disponer de las cosas que forman la sucesión. en virtud de la cual se recurría a la ficción de una entidad que continuaba temporalmente la personalidad del autor de la herencia. La conservación de la unidad del patrimonio del autor deja herencia después de la muerte de éste. y en nuestro concepto corresponde a una mejor técnica jurídica. Cada heredero puede disponer del derecho que tiene en la masa hereditaria. En el derecho romano. puesto que a la muerte del autor de la herencia.G. I. IRIS y 1289 ARTÍCULO I 288. todas ellas tendentes a mantener la unidad y la cohesión de los bienes del de cujus en el período comprendido entre el momento de la apertura de la herencia y el de la adjudicación de los bienes a los herederos y legatarios. no puede presentarse el caso de la herencia yacente. el problema se despejó. También se ha atribuido personalidad jurídica a la herencia distinta de los herederos y legata- rios. De esta manera. De esa manera se lograba mantener la cohesión del patrimonio haciéndola descansar en una ficción (herencia yacente o personalidad moral de la sucesión). disponiendo sencillamente que la propiedad y la posesión de los bienes. luego que se haya llevado a cabo la adjudicación de lo que correspon- da atribuir a cada uno. es un principio esencial en el derecho sucesorio y la técnica jurídica. ARTICULO 1289. junto con Er7] . sino sólo un derecho a la masa hereditaria. un derecho de participación en la titularidad del patrimonio. desde el momento de la muerte de aquél. Adquirirán la propiedad de los bienes. Cada uno de los herederos tiene derecho a participar en unión de los demás herederos en la parte líquida de la herencia que resulte después de cubrir las deudas que corren a cargo de la masa hereditaria. representada en la masa hereditaria (los bienes relictos) concebida como un patrimonio sin sujeto. como a un patrimo- nio común (indiviso) mientras no se practique la partición. se transmiten a sus herederos. En nuestros códigos civiles de 1870 y 1884.° PRIMERO MITS. se elaboró la figura de la herencia yacente. de la que el derecho objetivo es expresión normativa. A la muerte del autor de la sucesión los herederos adquieren derecho a la masa hereditaria como a un patri- monio común.G. ofrece distintas soluciones. así como las obliga- ciones del autór de la herencia. ni se requiere de la personalidad moral de la sucesión. La solución que ofrece el artículo en comentario es distinta.

el día de vencimiento se conoce con toda precisión. si esa hubiera sido la intención del legislador. ARTÍCULO 1290. habría empleado esa misma frase y no la que contiene realmente el a.O. desde el momento de la muerte del testador. en virtud de lo dispuesto por el a. de acuerdo con lo establecido por el testador al disponer esa liberalidad. Establece el precepto que se comenta. 1962. (Ver aa. México. En consecuencia. 1429 y 1430).G. 12/19 y 12» LIBRO TERCERO los demás herederos. Sucesiones en el derecho mexicano. El legatario. haciendo entrega de la cosa materia del legado. Lo dicho en el párrafo anterior. ninguno de los herederos puede enajenar o gravar en todo o en parte. 1395. es decir. con sus frutos y accesiones. cuando su cumplimiento se sujeta a un plazo prefijado por el testador. adquiere el derecho a exigir que se cumpla la disposición testamentaria. sólo participa en la comunidad de la herencia y tiene derecho a recibir la porción hereditaria que resulte a su favor cuando se practique la liquidación de la herencia y conforme a ella se lleve al cabo la correspondiente adjudicación. cuando se trata de un legado puro y simple. por lo consiguiente. ARTE. conforme al cual "la cosa legada deberá ser entregada con todos sus accesorios y en el estado en que se halle al morir el testador". que tanto el legado puro y simple. no impide que el albacea de la sucesión hereditaria. ya se trate de un legado puro y simple o de aquel que el autor sujetó a día cierto: "pero de ninguna manera adquiere la propiedad de la cosa desde ese momento. adquieren individualmente la propie- dad de los bienes después de que se haya practicado la liquidación. partición y adjudicación a cada uno de ellos de aquellos bienes determinados que les hayan correspondido en la herencia. otorga al legatario el derecho al legado desde el momento de la muerte del testador. ya que para ello se requieren facultades de dominio de las que carece el heredero. 1290". deba cumplir con la disposición testamentaria. 249). 1. los bienes que forman el acervo hereditario. cuando ha de producir efectos a partir de un día cuya fecha puede ser determinada con anticipación. al aceptar el legado. p. desde el momento de la muerte del testador. (Luis E Uribe. El legatario adquiere derecho al legado puro y simple así como al de día cierto. Cuando el legado se ha sujetado a un plazo que fatalmente ha de llegar. como ya se dijo. quien. pero existe incertidumbre en cuanto al día preciso en que debe llegar (el día de la [8] . como el que se sujeta a día cierto. Se entiende que el legado es a día cierto. Adviértase que el precepto establece que el legatario adquiere el derecho al legado. por imposibilidad jurídica para que se efectúe la traslación del dominio o la constitución de gravámenes o cargas que el heredero pretendiera imponer sobre los bienes hereditarios.

entendido como la sucesión o transmisión de bienes y obligaciones a la muerte del autor. otorgan al autor de la sucesión hereditaria. Esta disposición es una natural consecuencia del concepto mismo de la heren- cia. El término en este caso.G.TITULO PRIMERO ARTS. de esta forma el testamento es además un acto revocable en cualquier momento (a. porque el testador fija un plazo de antemano y el día en que se hará la entrega.. pp. t. Por otra parte. sino simplemente consumar la entrega. el testamento es un acto libre y revocable además de ser un negocio personalísimo. Y más adelante agrega: Como la realización del término no tiene como función transmitir la propiedad. ed. Rojina Villegas a este respecto explica: Legados sujetos a día cierto. y estos caracteres. que ya quedó creado definitivamente por el testa- mento. I. por lo que ni el heredero ni el legatario adquieren derecho alguno a la herencia en el momento de la apertura de la sucesión. son aquellos que dependen de un plazo prefijado por el testador. IV. no es para suspender el nacimiento del derecho.G. cualquiera disposi- ción de última voluntad que hubiere otorgado. Se llaman de día cierto.. así como para revocar cuando lo estime conveniente. 1289.G. no puede serio. En fin. 2a. conforme al a. la herencia de una persona viva. 11114 y 141 muerte de un tercero) no tiene aplicación la norma que enuncia el precepto comentado. aun cuando esté preste su consentimiento". teniendo en cuenta lo que se dijo en el comentario al a. [9] . 1949. 1295). 1826 que establece: "Las cosas futuras pueden ser objeto de un contrato. quienes lo adquie- ren. ene! momento de la muerte del autor de la herencia o cuando se declara la presunción de muerte de un ausente (a. 1649). (Derecho civil mexicano.. a saber. ARTÍCULO 1291.). plena libertad para testar en el momento en que lo desee. México. El heredero o legatario no puede enajenar su parte en la herencia sino después de la muerte de aquel a quien hereda. 87 y ss. Sin embargo. si el legatario muere antes del término. transmite el legado a sus herederos. haciendo uso de esa facultad. sino simplemente para suspender la ejecución del legado hasta que se cumpla el plazo. LG. sujetándose al mismo plazo fijado por el testador". la misma disposición se encuentra enunciada y se aplica a los negocios jurídicos intervivos.

está obligado el vendedor a transmitirlos al heredero que hace uso del derecho del tanto conforme a las mismas bases convenidas con el tercero. si los herederos hacen uso de ese derecho. debe notificar a sus coherederos por medio de notario. El derecho del tanto entre coherederos. ejerció el derecho del tanto. Establece este artículo el derecho del tanto entre coherederos. La nulidad. Si alguno de ellos quiere adquirir esos derechos. Ene! caso se trata de cesión onerosa de derechos hereditarios.. en materia de compraventa y arrendamiento. en interés particular de los otros coherederos y además porque la acción de nulidad sólo puede hacerse valer por aquel coheredero que dentro del plazo de ocho días que el precepto establece. confiere a su titular una acción de daños y perjuicios en caso de violación del mismo por el vendedor. hagan uso del derecho del tanto. dentro del término de ocho días. las condiciones y bases de la transmisión que ha concertado. Se justifica que en este caso. el coheredero que ha ejercido la acción. debe notificar a los demás coherederos. por el propósito del legislador de facilitar la consolidación de la titularidad del acervo hereditario. porque no se trata de un acto contrario a las leyes de orden público. Cuando alguno de ellos pretende transmitir su derecho hereditario a un extraño. 1159. establecido en el a. I. 110j . como ocurre en el caso del derecho del tanto entre copropietarios. judicialmente o por medio de dos testigos. 1292 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1292. Pensemos también que el plazo de la prescripción en este caso es de diez años.ART. conforme a lo dispuesto en el precepto que es objeto de estos comentarios. sino de la violación a una obligación impuesta por la ley a cargo del heredero. el vende- dor está obligado a consumar la venta a su favor. a fin de que aquéllos. es relativa. Si la venta se hace omitiénd ose la notificación prescrita en este artículo. Pronunciada la sentencia de nulidad. produce el efecto de que si el heredero realiza la enajenación de su porción hereditaria.G. en la forma que el precepto establece. que se encuentra en un estado de indivisión mientras no se hace la partición y adjudicación de bienes entre los herederos. la enajenación será nula. El derecho del tanto. confor- me a las bases concertadas.la transmisión de la porción hereditaria quede sin efectos. Por el solo lapso de los ocho días se pierde el derecho del tanto. a la moral o a las buenas costumbres. sin acatar lo dispuesto en el precepto que se comenta. en nuestro concepto. será nula.G. las bases o condiciones en que se ha concertado la venta. podrá obligar al vendedor a efectuar en su favor la transmisión de la porción hereditaria correspondiente. El heredero de parte de los bienes que quiera vender a un extraño su derecho hereditario.

I.G. como ocurre en el supuesto previsto en el anterior. La norma que este precepto contiene.G. El derecho concedido en el artículo 1292 cesa si la enajenación se hace a un coheredero. .0 PRIMERO ARTS. En efecto. que los derechos a la herencia se mantengan en favor de las mismas personas que los adquirieron en el momentode la aper- tura de la sucesión. la suerte decidirá quién de ellos tendrá preferencia en la adquisición. el artículo materia de esta breve glosa. El criterio que informa las normas establecidas en este artículo es el de conceder prelación para adquirir la porción hereditaria que se pretende enaje- nar. la suerte decidirá quién hace uso del derecho. I. de manera que no se altere la situación por medio de la enajenación a terceros o que aumente el número de personas interesadas en la herencia.TM. Este precepto forma parte del sistema legislativo aplicable al ejercicio del derecho del tanto entre coherederos. en el menor número de personas los derechos sobre el patrimonio común hereditario que se encuen- tra en proceso de liquidación.G.G. Por ello. Este sistema confirma que la ratio legis del derecho del tanto entre coherede- ros (también entre comuneros) es consolidar en lo posible. 1183 y 1194 ARTÍCULO 1293. que enuncia la disposición contenida en el artículo anterior del cual el precepto que nos ocupa ha de considerarse comple- mentario. a aquel coheredero que represente mayor porción en la herencia yen el caso de que sean dos o más herederos interesados con igualdad de porciones. tiene como finalidad propuesta por el legislador. ARTÍCULO 1294.11. este último contiene las reglas aplicables cuando son varios los coherederos que ejercen el derecho del tanto. Si dos o más coherederos quisieren hacer uso del derecho del tanto. se preferirá al que represente mayor porción en la herencia. no establece el derecho del tanto cuando la enajenación se efectúa entre los mismos coherederos. pone de relieve que el derecho del tanto entre coherederos. y si las porciones son iguales.

pues como decía Toullier "es una facultad preciosísima. la personalidad de su autor. el español y nuestros códigos civiles de 1870 y 1884. 151115 LIBRO TERCERO TITULO SEGUNDO De la sucesión por testamento CAPITULO I De los testamentos en general ARTÍCULO 1295. ningún derecho sobre los bienes del testador. IV) sin que por no ser un negocio de disposición de bienes pierda validez como acto testamentario. et departiendo lo suyo en aquella manera que él tiene por bien que finque [12] . el francés. de acuerdo con la definición que contiene el precepto que se comenta. La definición que enuncia el dispositivo al que se refiere esta glosa. puede tener como contenido la declaración que el testador haga de sus deberes que han de ser cumplidos por sus sucesores después de la muerte de aquél. de allí que el heredero o el legatario designados por el testador. p. supera en gran medida la noción de carácter únicamente patrimonial que ofrecen algunos códigos extranjeros. y declara o cumple deberes para des- pués de su muerte. Puede contener el testamento. Es además un acto no necesariamente patrimonial.. puesto que lo ordenado por el testador se perfecciona hasta su muerte. También se cifra y se refleja en él. el argentino. 148). el reconocimiento de un hijo (a. son dos palabras del latín que quieren tanto decir en romance. México. No es un acto de enajenación de dominio. Jus. una facul- tad que por otra parte responde a un sentimiento natural del alma. Resulta oportuno. revocable y libre. Testamento es un acto personalísimo. estalbesciendo en él su heredero. Estos últimos definían el testa- mento como "el acto por el cual una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o de parte de ellos". un acto de disposición de bienes. 1962. como testimonio de la mente del hombre. no adquieran antes del fallecimiento del autor. 369 fr. et destas palabras fué tomado el nombre de testamento. Luis F. (Citado por Uribe. mortis causa. por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos. el alemán. Es el testamento.. ca en él se encierra e se pono ordenada- miente la voluntad de aquel que lo face. siendo el más dulce consuelo del moribundo". Aunque el testamento no contenga disposición de bienes de ninguna especie. por la cuál a menudo el hombre se enterniza. Sucesiones en el derecho mexicano. En el acto jurídico de última voluntad se dispone no sólo de derechos patrimoniales sino de otros de naturaleza no patrimonial.ART. como el italiano.. citar la siguiente disposición del derecho español antiguo: Testatio menas.

en los que dos o más personas están en provecho recíproco o de un tercero. la acción de nulidad es imprescrip- tibie porque se trata de un acto celebrado en contra de una ley prohibitiva. Et tiene grant pro a los homes el testamento duando es fecho derechamiente. ca luego fuelga el corazón de aquel que lo fizo et tuéllese por él el desacuerdo que podrie acaescer entre los parientes que hobiesen esperanza de heredar los bienes del finado.G. porque no puede hacerse por intermedio de otra persona. ARTICULO 1296. y también en el sentido de que no se coarta de ninguna manera la libertad del testador por el hecho de que haya otorgado otro anterior y que por ello se entienda que ha renunciado a revocar el anterior testamento y a otorgar otro nuevo. 193). Por tratarse de una norma de carácter prohibitivo. contraria a la naturaleza unilateral del nego- cio testamentario y que pugna abiertamente con la característica fundamental de acto esencialmente revocable y libre que es propio del testamento. De lo antes expuesto se sigue que no es un caso de caducidad del testamento. en el sentido de que el testador debe manifestar su voluntad de manera libre y consciente (exenta de vicios). su violación da lugar a la nulidad del acto que se ha llevado al cabo. El testamento es un negocio jurídico que además de ser personalísimo es indivi- dual. ya en provecho recíproco. por causa que produce la nulidad absoluta del testamento mancomunado. es nula (a. que actuara como representante. 1349. No pueden testar en el mismo acto dos o más personas. El testamento que así fuere otorgado no puede ser convalidado poz confirmación o ratificación. pactadas entre los autores son nulas. Es un acto esencialmente revocable.G. Es también un acto libre. I.G. El precepto prohibe los testamentos llamados mancomunados o conjuntos. salvo disposición en contrario del testador (a. ya en favor de un tercero. [13} . (Ver aa. 2226).TITULO SECUNDO/CAPITULO 1 MITS. 1494) y porque la renuncia de la facultad de revocar el testamento. Las instituciones de heredero correlativas entre sí. y puede hacerse valer por todo interesado (a. 8. al punto de que el testamento anterior queda revocado de pleno derecho por el posterior perfecto. según lo dispone el a. sino de invalidez del acto. atendiendo a lo dispuesto por el a. 1. Es un acto personalísimo. 1323 y 1494). En un acto sólo puede hacerse constar la declaración de voluntad de un solo testador y no de varios disponentes. Por medio de los testamentos mancomunados se establece una especie de reciprocidad entre los otorgantes. 1295 y 12W después de su muerte.G.

a. se trata únicamente de la ejecución de la voluntad del testador. I27 y 1298 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1297. este artículo prohibe que la subsistencia del nombramiento de herede- ros y legatarios así como la porción de los bienes que ha sido atribuida a cada uno de ellos por voluntad expresa del testador en el testamento. Por ello. Admitir la posibilidad de que la subsistencia de la institución de heredero o de legatario. pueda ser modificada de ninguna manera por la decisión de un tercero.G. en virtud de la prohibición establecida en el precepto que se comenta.. motivos y comentarios del código civil español.introduciría un elemento de inseguridad en el régimen de la propiedad adquirida por la vía hereditaria.ARTS. obser- vándose lo dispuesto en el articulo 1330. García Goyena cita el siguiente párrafo del Digesto: "Los testamentos deben ser cumplidos en sus términos. a quien él encomienda asignar la porción que corresponda a cada uno para ese efecto. Madrid.G. La manera de llevar a cabo la partición de la herencia. Cuando el testador deje como herederos o lega- tarios a determinadas clases formadas por número ilimi- tado de individuos. 1. Consecuencia de la naturaleza del testamento como acto de disposición perso- nalísimo. 558). ha sido generalmente mantenido y respetado por las legislaciones. cuando el testador instituye herederos a personas mencionándolas en forma genérica mediante grupos o clases de personas. puede ser encomendada por el testador a un tercero. tales como los pobres. a quien el autor de la herencia pretendiera otorgar facultades para ello. ni la designación de las cantidades que a ellos correspondan. ARTICULO 1298. sin que la designación encuentre oposición con lo dispuesto en el artículo inmediato anterior. y lo en ellos dispuesto no puede quedar al arbitrio de un extraño" (Concordancias. pueden dejarse al arbitrio de un tercero. o la distribución de los bienes relictos dependiere de la voluntad de un tercero además de alejarse de la naturaleza del acto testamentario. puesto que en el evento previsto en el precepto que se comenta. los ciegos. pues claramente se percibe que la institución de herederos fue hecha por el testador (los pobres. puede encomendar a un tercero la distri- bución de las cantidades que deje para ese objeto y la elección de las personas a quienes deban aplicarse. Ni la subsistencia del nombramiento del herede- ro o de los legatarios. etc. desde tiempo inmemorial el principio que establece este artículo. los huérfanos. 1852. los [14] . en puntual acatamiento de lo que ya dispuso el de cujus.

MULO SEGUNDO/CAPITULO 1 ARTS. 1290, 1590 y 1300

huérfanos, los empleados y obreros,etc.); el tercero solamente debe aplicarse a la
finalidad dispuesta en el testamento.
Debe tenerse presente lo que ordena el a. 37 de la LIAP en relación con el a.
1330 del CC al disponer que cuando se instituya herederos a los pobres en
general, sin designación de personas, o disponga en favor del alma, se entenderá
lo dispuesto en favor de la asistencia privada y corresponderá a la junta de ese
ramo, designar a la institución o instituciones a las que se adjudiquen los bienes
que el testador haya destinado a esos fines piadosos (a. 34 LEA P).
I.G.G.

ARTÍCULO 1299. El testador puede encomendar a un tercero que
haga la elección de los actos de beneficencia o de los esta-
blecimientos públicos o privados a los cuales deban apli-
carse los bienes que legue con ese objeto, así como la
distribución de las cantidades que a cada uno correspon-
dan.
El a. 34 de la LI A P dispone que cuando el testador destine todo o parte de sus
bienes a la asistencia privada, sin designar correctamente la institución favoreci-
da, corresponderá a la junta de ese ramo señalar dicha institución o resolver si
procede a crearse una nueva.
Por lo tanto, el artículo en comentario dejará de tener aplicación cuando la
declaración haya sido hecha por el testador precisamente en favor de la "asis-
tencia privada". En cualquiera otro caso (con excepción del caso previsto en el
artículo anterior) el tercero podrá elegir los actos de beneficencia cuya ejecución
encomiende a un tercero.
I.G.G.

ARTÍCULO 1300. La disposición hecha en términos vagos en favor
de los parientes del testador, se entederá que se refiere a
los parientes más próximos, según el orden de la sucesión
legítima.
Este precepto contiene una norma interpretativa de la declaración de voluntad
testamentaria, en favor de los parientes del testador y remite al orden de la
sucesión legítima que establece el a. 1602 y a la regla conforme a la cual los
parientes más próximos excluyen a los más remotos (a. 1604).
La disposición que comentamos incluye la aplicación de reglas necesarias
para establecer el orden a seguir en la sucesión legítima. El parentesco por
afinidad no da derecho a heredar (a. 1603) y el matrimonio y el concubinato no
f15]

ARTS. 1300 y 1301 1.111R0 TERCERO

crean relación jurídica de parentesco entre los cónyuges, ni entre el concubina-
rio y la concubina.
Dos consideraciones deben hacerse a este respecto: la primera, es que el
precepto establece una norma de remisión al orden para heredar para el caso de
sucesión legítima, y la segunda, que aunque no existe parentesco entre cónyuges y
entre concubinario y concubina, el cónyuge supérstite y el concubino o concubi-
na que sobreviva, concurren a la herencia en el orden que la ley establece, con
parientes del autor en la línea ascendente o descendente y con los colaterales (aa,
1608, 1624 y 1635).
I.G.G.

ARTICULO 1301. Las disposiciones hechas a título universal o
particular no tienen ningún efecto cuando se funden en
una causa expresa, que resulte errónea, si ha sido la única
que determinó la voluntad del testador.
En esta disposición, nuestro CC, así como los códigos de 1870 y 1884, identifican
la causa de la declaración testamentaria con el motivo determinante de la
voluntad del testador para disponer de sus bienes a título universal o particular,
instituyendo herederos o legatarios.
La importancia que esta norma tiene en la teoría de la causa es de una gran
relevancia. Un precepto concordante (el a. 1110) del CC francés, fue el punto de
partida para que la jurisprudencia francesa y la doctrina elaboraran la teoría
de la nulidad en tos actos jurídicos relacionándolo con la causa del negocio, si ésta
se declara al momento de la celebración del acto y si además se comprueba que
no se habría emitido la declaración negocial de no haber incurrido el declarante
en el falso supuesto que lo motivó para emitir la declaración (causa ilícita y falsa
causa).
Manuel Mateos Alarcón (Manual de sucesiones y testamentos, México,
Herrero, 1913, p. 11) comentando el a. 3243 del CC de 1884 cuyo texto coincide
con el precepto que motiva esta nota, enseña:

Es lógico suponer, y así lo admite el Código Civil, que los testadores
otorgan sus testamentos en favor de determinadas personas movidos por
alguna causa que a ello los induce, es decir, que tienen algún motivo que
los determine a hacer la institución y que sin ella se hubieran abstenido de
hacerla. Por tal motivo declara el artículo 3243 del Código Civil de 1884,
que la expresión de una falsa causa se debe considerar como no escrita; a
no ser que del mismo testamento resulte que el mismo testador no habría
hecho aquella disposición conociendo la falsedad de la causa; por ejemplo,
si hiciera un nuevo testamento, fundado en el hecho de haber muerto el
heredero instituido en el primero y resulta que éste vivía y, por lo tanto,
que aquel había incurrido en un error.

[16]

TITULO SECUNDOPCAKTULO I MITS. 1301 y 1302

Esto quiere decir, en opinión de Borja Soriano ( Teoría general de las obliga-
iones. México, 1962, t. I, núm. 226, pi 97) que la falsa causa no es otra cosa que
un vicio del consentimiento que anula la institución de herederos o el legado.
La falsa causa no afecta al acto en lo que atañe a otras disposiciones
testamentarias, en virtud de que los motivos que ha tenido en cuenta en cada
disposición son independientes entre sí.
1.G.G.

ARTÍCULO 1302. Toda disposición testamentaria deberá enten-
derse en el sentido literal de las palabras, a no ser que
aparezca con manifiesta claridad que fue otra la voluntad
del testador.
En caso de duda sobre la inteligencia o interpretación
de una disposición testamentaria, se observará lo que
parezca más conforme a la intención del testador, según
el tenor del testamento y la prueba auxiliar que a este
respecto pueda rendirse por los interesados.
En este precepto se encuentra enunciada la regla fundamental de interpretación
del testamento, que tiene como fin indagar la voluntad del testador por medio
de lo expresado en el testamento. Por ello si del sentido literal de las palabras, no
surge duda alguna sobre cuál ha sido la intención del testador, y de ellas se
desprende claramente que la intención del de cujus es la que se manifiesta en el
texto de la cláusula, la labor de interpretación consistirá en comprobar la
correspondencia entre lo declarado y lo querido por el autor del acto.
En caso de que del contexto del testamento tomado en su conjunto o de lo que
revelen otras pruebas fehacientes se concluya que el sentido de las palabras
empleadas no expresa la voluntad del autor, debe prevalecer ésta sobre aquéllas;
pero el juez o el intérprete deben fundar el resultado de su labor de interpreta-
ción.
Véase lo dispuesto por el a. 1859, conforme al cual las reglas generales de
interpretación de los negocios jurídicos son aplicables a la interpretación de los
testamentos mientras no se oponga a su naturaleza y siempre que no existan
disposiciones legales especiales sobre el particular.
Sobre esta materia pueden mencionarse los aa. 1298, 1300, 1383 a 1390 y
1477, que establecen normas especiales aplicables a la interpretación de los
testamentos, en su carácter de negocio unilateral de última voluntad.
Sin embargo, no debe perderse de vista que en la interpretación del testamen-
to, la labor del intérprete es distinta a la interpretación de un negocio inter-
vivos, puesto que la finalidad que se persigue en aquel caso no es la de conciliar
intereses en pugna, sino que se trata de indagar la voluntad del testador. Afirma
Emilio Betti, (Teoría general del negocia jurídico, Madrid, Editorial revista de
[17]

ARTS. 1302 y 1303 LIBRO TERCERO

derecho privado, s/f, pp. 208 y ss.). "Aquí, por tanto, el criterio directivo de la
interpretación es el pensamiento del disponente, aunque no se halle adecuada-
mente expresado en la declaración, con tal que tenga en ella un apoyo y pueda
apreciarse por circunstancias exteriores perceptibles, mediante deducciones
dictadas por la común experiencia".
1.G.G.

ARTÍCULO 1303. Si un testamento se pierde por un evento ignora-
do por el testador, o por haber sido ocultado por otra
persona, podrán los interesados exigir su cumplimiento si
demuestran plenamente el hecho de la pérdida o de la
ocultación, logran igualmente comprobar lo contenido
en el mismo testamento y que en su otorgamiento se
llenaron todas las formalidades legales.
No se comprende fácilmente que esta regla pueda ser aplicada cuando se trata de
la pérdida de un testamento público abierto (del testamento notarial) puesto
que el texto de la declaración del testador se encuentra vertido en el protocolo
del notario que recibió esa declaración del propio testador, de donde se puede
obtener una copia auténtica del acta notarial que contiene el testamento.
En el caso de un testamento público cerrado, cuyo contenido sólo es conocido
por el testador o acaso por la persona que lo escribió a su ruego, puesto que fue
redactado en un documento que se guarda bajo pliego cerrado, tampoco
encuentra fácil aplicación este precepto; puesto que no se puede probar el
contenido de la disposición testamentaria, ya no bastaría para ello la declara-
ción testimonial de la persona que en su caso escribió el testamento. Esto
suponiendo que el testador no haya depositado el testamento en el archivo
judicial, como lo prevé el a. 1537.
En el caso del testamento ológrafo, que es el que redacta por duplicado, de
puño y letra del testador, el original se deposita en el archivo general de notarías,
conservando el autor el duplicado en sobre cerrado y lacrado. En la hipótesis
remota de que se extraviaran ambos ejemplares, sería jurídica y prácticamente
imposible probar los términos de la disposición testamentaria, porque como
ocurre en el caso del testamento cerrado, es una disposición que el testador ha
otorgado sin la presencia de testigos.
En cuanto al testamento privado que se redacta por escrito ante cinco
testigos, la disposición del artículo que se comenta carece de aplicación porque
conforme a lo dispuesto por el a. 1574 los testigos deben declarar sobre el tenor
de la disposición testamentaria aunque no se haya extraviado u ocultado el
testamento.
Lo mismo debe decirse del testamento militar y del marítimo, los cuales,
atendiendo a lo dispuesto por los aa. 1579, 1582, 1584, deberán ser probados por
[18]

TITULO SEGIJKIDO/CAPITULOS I y IT MITS. 1303, 1304 y 1301

medio de las declaraciones de los testigos que concurrieron a su redacción. El
testamento marítimo se otorga además por duplicado. De él se dice lo mismo
que se expuso en el párrafo anterior respecto del testamento ológrafo.
Por las razones expuestas creemos que el articulo al que se refiere esta nota es
de escasa o de ninguna utilidad en el sistema de las solemnidades de los
testamentos otorgados ante notario público o autorizados por esos fed ata rios,
ni en aquellos testamentos especiales aceptados por el código en casos excepcio-
nales que deben ser otorgados con la presencia de testigos.
1.G.G.

ART ÍCULO 1304. La expresión de una causa contraria a derecho,
aunque sea verdadera, se tendrá por no escrita.
Si se tiene en cuenta la clasificación de las normas en permisivas, supletorias,
prohibitivas y preceptivas, parece claro que cuando este precepto dispone que la
expresión de una causa contraria a derecho se tendrá por no puesta, se refiere a
los hechos que han motivado al testador para hacer una determinada designa-
ción hereditaria o constituir un cierto legado, cuando esos hechos son contra-
rios a las preceptivas, es decir, las que mandan imperativamente observancia de
una conducta.
La disposición testamentaria que tiene como causa un hecho o un acto del
hombre (únicos fenómenos conformes o contrarios a derecho) que el \autor
manifiesta expresamente lo han determinado a testar en la manera declarada.
Esa causa podrá consistir en un hecho que es contrario a derecho porque viola
una ley prohibitiva o una norma preceptiva (hecho ilegal). El hecho o acto será
ilícito si es violatorio de una norma (prohibitiva o preceptiva) de orden público
o por ser contrario a la moral o las buenas costumbres, (aa. 8 y 1830).
De manera que debe distinguirse si la causa que se expresa en el testamento es
un hecho ilegal y si se tiene por no escrita. Es la hipótesis prevista en el artículo
que se comenta, cuando la causa o motivo determinante de la declaración
hereditaria es un hecho no sólo ilegal sino ilícito, produce la nulidad de la
institución de heredero o legatario, por aplicación de los aa. 8, 1795 fr. In,
1830, 1831, 1859 y 2225 del CC.
I.G.G.

CAPITULO II
De la capacidad para testar

ARTÍCULO 1305, Pueden testar todos aquellos a quienes la ley no
prohibe expresamente el ejercicio de ese derecho.
La capacidad de disponer de los bienes para después de la muerte —la testamen-

[19]

El testamento es un acto personalísimo que no puede efectuarse por medio de representante. La capacidad general para celebrar actos jurídicos se adquiere a los dieciocho años. sin embargo. pueden otorgar testamento sin la intervención ni el consentimiento de la perso- na que los representa jurídicamente. justo.Guadalupe Gleason de Quiróz. II. La tercera sala de la SCJN en tesis emitida en amparo directo 2333169. Aun cuando los menores se encuentren bajo la patria potestad o tutela. caracterizado por que se realice con inteligencia o conocimiento de su significado y alcance y con voluntad propia de querer el fin que con el mismo se persigue. por haber desaparecido el estado de confusión mental en que estuvo hasta dos días antes de dictar su disposi- ción testamentaria. los menores de dieciséis años son considerados capaces para testar. como en la demencia. (Amparo directo 2444/69. o de una manera accidental. refiriéndose a que el acto de testar reúne los requisitos propios de acto verdaderamente humano. El que impugnare la validez del testamento fundando su acción en esta incapacidad deberá aportar las pruebas pertinentes. caso en el cual no se halla un testador en el momento de otorgar su testamento. AMTS. Si el de cujus se encontraba en estado de interdicción se presentará la sentencia que así lo declare. ARTÍCULO 1306.—Los menores que no han cumplido dieciséis años de edad.—Los que habitual o accidentalmente no disfrutan de su cabal juicio. indudablemente. 71. pero en el [201 . Secretario: Ignacio Nieto Ksusky). también por "cabal" se entiende lo normal en cuya aceptación. la ley la emplea. informe de 1974. El cabal juicio puede perderse de una manera permanente. ya sean hombres o mujeres. el estado de ebriedad o de intoxicación por estupefacientes. p. si las pruebas revelan que en ese momento disfruta de discer- nimiento. Ponente: Ernesto Solis López. voluntad que la falta de inteligencia vicia por no poderse querer lo que antes no es conocido. es raramente perfecta. Están incapacitados para testar: I. conciencia y voluntad. y por ello el estado patológico natural por vía de demencia impide al testador hallarse en su cabal juicio.. como en la sugestión hipnótica. B. define el término "cabal juicio": El término "cabal" es sinónimo de lo completo. 5 votos. 1305 y 13013 LIBRO TERCKRO tación activa— para la doctrina es la regla general. las excepciones a esta regla se contienen en el siguiente articulo. como la física. acabado y exacto y en tal sentido no parece posible predicarse de la salud mental que.S. 22 de julio de 1974. I.

t. sobre el testa- mento otorgado en estado de ebriedad: Testamento otorgado en estado de ebriedad. cuando el otorgante padece transtorno mental. 26 de abril de 1967. prueba. 1618 y 1619).. En otra tesis la SC. no obstante que se trata de un documento público. CXXXIV . pp. 9 de agosto de 1968. ya que la declaración de un notario sobre la capacidad de uno de los contratantes o del testador puede ser errónea y aun maliciosa. 58. y el error y la malicia pueden ser demostrados por cual- quier medio de prueba de los que la ley autoriza.TITULO SEGUNDO/CAPITULO II ART. 2a. por ser ésta la adecuada y necesaria para demostrar la incapacidad mental de una persona. 1953.. El mismo amparo antes señalado establece que: Notarios. Unanimidad de 4 votos. se desprende que no es necesario seguir un previo juicio de interdicción contra el testador. es obvio que al establecer el legislador impedimento de testar a los que habitual o accidentalmente no disfruten de su cabal juicio. 1311e caso de que la brevedad del tiempo transcurrido entre la aparición de la demencia. Ponente: Rafaél Rojina Villegas. época. que lo incapacitara para testar. y no pretender justificarla mediante testigos. Josefina Rocha de Saucedo.Aun admitiendo el estado de ebriedad del testador.- Del artículo 1203 del Código Civil de Nuevo León. nulidad de. (Legislación de Nuevo León). nulidad. época. Amparo directo 4724/66... para pedir la nulidad de un testamento por incapacidad temporal puesto que aun en los casos de perturbación accidental de las facultades mentales sobreviene la incapacidad. testamento ante los. del. el otorgamiento del testamento y la muerte del testador no se hubiere seguido el juicio de interdicción. la ley admite otros medios de prueba (amparo directo núm. implícitamente la ley admite la prueba posterior. por incapacidad. p.IN ha expresado respecto de la prueba sobre el trastorno mental del testador: Testamento. cuando no se demostró un grado de ebriedad absoluto. y completo que lo privara de su cabal juicio. (CX1X. Unanimidad de [21] .Para acreditar que exista un trastorno mental. Amparo directo 7135/62. y como es característico que tal incapacidad se realice de improviso. cuando otorgó el testamento. Testamento. es necesaria la prueba pericial de médicos especialistas en enfermedades mentales. 1878. sec. Amparo directo 7135/62.-Julio Chapa Flores. de ello no se deduce necesariamente la ausencia total de sus facultades mentales. 5a.El testimonio notarial concerniente a un testamento público abierto admite prueba contraria. 6a. vol. Aun los testamentos públicos pueden ser objetados por falta de capacidad considerando que el notario público no es perito apto para determinar sobre el estado mental del testador.

S. 114. para que examinen al enfermo y dictaminen acerca de su estado mental. los que no saben o no pueden leer son inhábiles para elaborar testamento cerrado (a. aun cuando tengan intervalos lúcidos.ARTS. 1530 CC). [22] . Para que una persona privada de sus facultades mentales. preguntas estime convenientes. de preferencia especialistas en la materia. SJF 6a. 1307). presentará por escrito una solici- tud al Juez que corresponda. Es válido el testamento hecho por un demente en un intervalo de lucidez. ARTÍCULO 1307. (Ver comentarios al a. con tal de que al efecto se obser- ven las prescripciones siguientes: El a. época. El Juez nombrará dos médicos. y podrá hacerle cuantas. CXVIII. B. lo que importa no es el estado general del autor de la herencia sino el que tiene al momento de confeccionar el testamento. ARTÍCULO 1308. El Juez tiene obligación de asistir al exa- men del enfermo. idiotismo o imbe- cilidad.B. 1. para otorgar válidamente un testa- mento. 1306. vol. Ponente: Mariano Ramírez Vázquez. Ante la incapacidad del menor que no ha cumplido dieciséis años o del enajenado que sufre enajenación mental. pero que goce de • intervalos de lucidez.B. 1307 y 1308 LIBRO TERCERO 5 votos. el tutor y en defecto de éste. pueda otorgar testamento se requiere seguir el procedi- miento descrito en este precepto. Además de las incapacidades señaladas en este artículo existen limitaciones a la testamentificación. S. 450 del CC señala como regla general que tienen incapacidad natural y legal los mayores de edad privados de inteligencia por locura. La incapacidad por enajenación en materia sucesoria es relativa. Siempre que un demente pretenda hacer testa- mento en un intervado de lucidez. La incapacidad para testar deja de existir durante el intervalo de lucidez. la transmisión hereditaria tendrá lugar por sucesión legítima.S. A pesar de ello este precepto reconoce la validez del testamento otorgado por un demente en un intervalo de lucidez. Amparo directo 4724/66. I. a fin de cerciorarse de su capacidad para testar. la familia de aquél. p.

1307). I. el Juez y los médicos que intervinieron para el reconocimiento. . (Ver comentario al a. En opinión de Antonio de lbarrola ( Coscrá y sucesiones. 1316). [23] . ARTICULO 1312.B. Para juzgar de la capacidad del testador se atenderá especialmente al estado en que se halle al hacer el testamento.S. son los médicos especialistas los capacitados para dictaminar sobre ellas. razón expresa de que durante todo el acto conservó el paciente perfecta lucidez de juicio. 1.S. con todas !as solemnidades que se requieren para los testa- mentos públicos abiertos. 1307 del CC.B. 5a. además del Notario y de los testigos. Este ordenamiento. 1981. . La posibilidad de que un sujeto privado de sus facultades mentales pueda otorgar testamento durante intervalos de lucidez sin importar su estado general anterior o posterior confirma que la capacidad del testador es juzgada "únicamente" en el momento en que se elabore el testamento. Firmarán el acta. No es suficiente la firma del notario para cerciorarse del estado mental del testador puesto que no es un perito apto para determinar sobre estas cuestiones. 1. poniéndose al pie del testamento. y sin este requisito y su constan- cia. ed. p. 1310. 1307 del CC. ARTÍCULO 1311. Ver comentario al a. Porrúa.S. (Ver comentarios al a. 1309. Se hará constar en acta formal el resultado del reconocimiento.México. ARTICULO 1310. Ver comentario al a. Si éste fuere favorable. en su lugar utiliza el adverbio "únicamente". será nulo el testamento. 1311 y 1311 ARTÍCULO 1309.B. LBS. TITULO SEGUNDO/CAPITULO /I ARTS. 668) el adverbio "especialmente" se agregó al precepto en forma completamente desafortunada pues se trata de un error de copia del código civil español. se procederá desde luego a la formación de testamento ante Notario Público.

—Falta de personalidad. Tratándose de personas físicas el a. ciertas personas pueden perderla. pero con relación a ciertas personas y a determinados bienes.—Presunción de influencia contraria a la libertad del testador. la falta de personalidad jurídica. se requiere para que éstas tengan capacidad de goce. 1 establece como incapacidad para heredar.—Falta de reciprocidad internacional. Todos los habitantes del Distrito Federal de cualquier edad que sean. 130 constitucional expresa que.—Renuncia o remoción de algún cargo conferido en el testamento. II. pueden perderla por alguna de las causas siguien- tes: I. IV. incluyendo las que se refieren al estado y capacidad de las personas se aplican a todos los habitantes de la República ya sean nacionales o extranjeros. que estén constituidas legalmente. En el caso específico de las iglesias.—Utilidad pública. 1313 fr. el a.ART. 1314 fija los criterios. y 1314 del CC. o a la verdad o integridad del testamento. El a. La fr. La doctrina enseña que la incapacidad para heredar es absoluta cuando impide adquirir por cualquier título y relativa cuando sólo impide adquirir a determinada persona. "La ley no reconoce personalidad alguna a las agrupaciones religiosas denominadas iglesias" que por tanto son incapaces para adquirir bienes bajo ningún título. De acuerdo con el a. Como excepción a esta regla general el a. 1313 LIBRO TERCERO CAPITULO III De la capacidad para heredar ARTÍCULO 1313. 1. No sólo los habitantes del DF tienen capacidad para heredar. y no pueden ser privados de ella de un modo absoluto. V. 20 de la L1A P para el DF establece: "Cuando una persona afecte sus bienes por testamento para crear una funda- ción de asistencia privada. [24] . • 111. no podrá hacerse valer la falta de capacidad derivada de los aa. LBS. estén domiciliados o sean transeúntes". 12 de este código "las leyes mexicanas. Este precepto se aplica con las limitaciones establecidas por la C en las respectivas leyes reglamentarias de los artículos constitucionales y tomando en cuenta la reciprocidad internacional. 1313 establece que en general todos tienen capaci- dad para heredar. sin embargo. tienen capacidad para heredar. En cuanto a las personas morales.—Delito. VI.

1314 y 1313 ARTÍCULO 1314... los que no estén concebidos al tiempo de la muerte del autor de la herencia. lo que ocurre es que no existe sujeto de derecho que pue- da adquirirlos. El a. 337 del CC sólo se reputa nacido el feto que desprendido enterataente del seno materno vive veinticuatro horas o es presentado vivo dentro de ese plazo al registro civil. Deben aplicarse las especificadas para establecer la época de la concepción v por lo tanto la paternidad del marido o del concubinario (aa. Conforme a lo dispuesto por el a.B. I. debe entenderse que los hijos a que se refiere este artículo. 324 y 383 de. Este precepto se relaciona con las disposiciones de este código sobre las precauciones que deben adoptarse cuando la viuda queda embarazada. Este precepto no contradice al anterior. Para determinar si el presunto heredero estaba concebido al momento de la muerte del autor de la sucesión no existen presunciones especiales en materia de sucesiones. con- forme a lo dispuesto en el articulo 337. La viuda que crea haber quedado embarazada debe poner el hecho en conocimien- to del juez que conozca de la sucesión. la existen- cia de alguien que reciba los bienes es un presupuesto de la sucesión.S. B. I. 1314. puesto que la transmisión ocurre en el momento de la muerte. a causa de falta de personalidad. Será. válida la disposición hecha en favor de los hijos que nacieren de ciertas y determinadas personas durante la vida del testador. no obstante. 1480 y 1481). la omisión de la madre no perjudica la legitimidad del hijo si por otros medios legales puede acreditarse (a.. sin embargo. [25] . serán concebidos al abrirse la sucesión. o los concebidos cuando no sean viables. siempre que nazcan viables (véanse comentarios a los na.TITULO SECUNDO/CAPITULO III APTS. pero desde el momento en aue un individuo es concebido entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente código". La viabilidad del heredero es la circunstan- cia de la cual depende que el concebido pueda heredar. ARTÍCULO 1315.l CC). Son incapaces de adquirir por testamento o por intestado. 22 de este código establece: "La capacidad jurídica se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte. Los concebidos tienen capacidad jurídica para heredar pero condicionada a su viabilidad.S. De quien no existe no puede decirse que sea incapaz. 1642 del CC). No es la falta de personalidad o la incapacidad lo que impide a los concebidos adquirir bienes.

su honra.—Los parientes del autor de la herencia que. si se trata de suceder al cónyuge inocente.—Los demás parientes del autor de la herencia que. hermanos o cónyuge. hijos. su ascendiente.—El coautor del cónyuge adúltero. VIII. El padre y la madre respecto del hijo expuesto por ellos. prosti- tuyeren a sus hijas o atentaren a su pudor. ha- llándose éste imposibilitado para trabajar y sin recursos. teniendo obligación de darle alimentos. fuere culpable de supresión. deje de hacer o revoque su testa- mento. 1318 Lamo TERCERO ARTíCU LO 1316. II. 111.—El que haya sido condenado por un delito que merezca pena de prisión. cónyuge o hermanos de ella.—El que usare de violencia. su cónyuge o su hermano. man- dado o intentado dar muerte a la persona de cuya suce- sión se trate.—El que haya sido condenado por haber dado. de sus hijos. siem- pre que se trate de la herencia que debió de corresponder [26] . o la de sus descendientes. descendientes. IX. acusación de delito que merezca pena capital o de prisión. V. sus ascendientes. cometido contra el autor de la herencia. IV. si fuere su descendiente.—El cónyuge que mediante juicio ha sido declara- do adúltero. VI.—El que haya hecho contra el autor de la sucesión. a no ser que ese acto haya sido preciso para que el acusador salvara su vida. aun cuando aquélla sea fundada. de sus ascendientes o de sus hermanos. dolo o fraude con una persona para que haga. X. de su cónyuge. no se cuidaren de recogerlo.ART. respecto de los ofendidos. no la hubie- ren cumplido. hermanos o cónyuge.—Los padres que abandonaren a sus hijos. ya sea que se trate de la sucesión de éste o de la del cónyuge inocente. Por razón de delito son incapaces de adquirir por testamento o por intestado: I. XL—El que conforme al Código Penal. substitución o suposición de infante. VII. ascendientes. o a los padres. o de hacerlo recoger en establecimientos de beneficencia.

Por abandono debe entenderse el incumplimiento del deber de asistencia y de cuidado al que están obligados los padres. 1). V. IV del CC se refiere a la exposición de menores por sus padres. Los obligados a prestar alimentos al autor de la herencia en los términos de los aa. 1316 a éste o a las personas a quienes se haya perjudicado o intentado perjudicar con esos actos. Tampoco se requiere sentencia penal para declarar la incapacidad. Tomando en cuenta la posible comisión de delitos y la ejecución de ciertos actos contra el autor de la herencia. El atentado al pudor o la prostitución de las hijas. pero que pudieron haberles prestado asistencia. También la originan los actos que. 267 fr. VII. entendiendo por exposición el abandono del hijo sin protección alguna. se regulan once formas de incapacidad. No se requiere sentencia penal. puesto que también el a. independientemente del resultado del juicio. acogiéndolos o procurando su internación en algún establecimiento de asistencia pública o privada. Esta incapacidad es una consecuencia de la sentencia penal condenatoria (ver comentarios a la fr. En este caso la voluntad del testador no está libremente expresada y además de la incapacidad para heredar dei que influyó o presionó la voluntad 1271 . No es necesaria una sentencia penal. Debe existir una sentencia penal que haya declarado culpable al presunto heredero de los delitos mencionados en la fr. La incapacidad por causa de delito plantea distintas cuestiones.TITULO SEGUNDO/CAPITULO III ART. 11. sus ascendientes. origina incapacidad para heredar. 1 de este artículo). Bastará la prueba en el juicio sucesorio de la comisión de actos que aunque no tipifiquen el ilícito penal. convierte al que la ha presentado en incapaz para heredar. 303. I I no se requiere una sentencia judicial previa. 304 y 305 del CC que no cumplan con su obligación. VII'. sus ascen- dientes descendientes. IX. cónyuge o hermanos. pues esta conducta es causa de pérdida de la patria potestad que puede ser decretada por un juez civil. su comisión es causa de incapacidad para heredar a la hija ofendida. sin llegar a tipificar un delito penal. incapacitan a los padres para ser herederos de ellas. Si la fracción anterior se refiere a los parientes que teniendo obligación alimentaria con respecto al de cujus no la hubieren cumplido. cónyuges o hermanos. descendientes. la simple acusación de delito contra el autor de la herencia o las personas mencionadas. 444 fr. revelan una conducta reprobable en contra del autor de la herencia. El padre y la madre son incapaces de heredar respecto del hijo expuesto por ellos. En general se puede decir que todo delito cometido contra el autor de la herencia. son incapaces de heredar. 1. III y IV. I. X. Debe existir una sentencia civil o penal que declare el adulterio (ver comentario al a. En el caso previsto en la fr. VI. esta fracción se aplica a los parientes que no estaban obligados a cubrir los alimentos del autor de la sucesión.

ARTÍCULO 1317. I.B. Para invocar esta incapacidad se necesita que se haya pronunciado una sentencia penal que declare la supresión o suposición de infante. ascendiente. etc. ARTICULO 1319. 1485. Cuando la parte agraviada de cualquiera de los modos que expresa el artículo 1316. el ofendido instituye heredero al ofensor o revalida su institución anterior con las mismas solemnidades que se exigen para testar.e. 11 del a.S. 1316. 1319 y 1319 LIBRO TERCERO del testador. aunque el autor de la herencia no fuere descendiente. I. Las incapacidades a que se refiere el a. Esta acusación implica una aversión profunda del calumniador respecto del de cujus. perdonare al ofen- sor. 227 del CP). 1487 y 1488 del CC). XI. si el perdón consta por declaración auténtica o por hechos indubitables. En el caso de sucesión testamentaria.ARTS. 1486. si después de conocido el agravio el ofendido continúa viviendo. p. ARTICULO 1318. 1317. el agraviado puede perdonar al ofensor y con ello devolverle la capacidad para heredar. 1. 1319. 1325. si estos delitos determinaron las porciones de la participación hereditaria. recobrará éste el derecho de suceder al ofendido. (a. La ratio legis de este precepto es la misma de la fr. 13111. lo mismo que el acto que revoque un testamento anterior (véanse comentarios a los aa. Se aplicará también lo dispuesto en la fracción Il del artículo anterior.). el perdón podrá expresarse por declaración auténtica o por hechos indubitables. la acusación calumniosa contra el autor de la sucesión. por intestado. 1322. 1316 no son absolutas ni definitivas. el perdón se otorga en los términos del a. [28] . el testamento podrá ser declarado nulo.. frecuentando o incluso realizando viajes con el ofensor o de alguna manera le demuestra su afecto (con obsequios. La capacidad para suceder por testamento. En los casos de intestado.B. si la acusación es declarada calumniosa. sólo se recobra si después de conocido el agravio.B. cónyuge o hermano del acusador.S.S.

estando ya aproba- das las cuentas de la tutela. A RTÍCULO 1321. relacionado con el a. Se considera que la incapacidad derivada de actos cometidos en los términos del a. el usufructo. Se impone la necesidad de recurrir a extraños que quizá cumplirán sin el cuidado y el celo con que lo haría el padre". 449 y 550). I. 1972.. Por presunción de influjo contrario a la libertad del autor de la herencia. Cajica . "Así el padre es excluido del haber hereditario y no puede tener en ningún caso la administración ni el usufructo de los bienes de los hijos. los descendientes del incapaz de heredar conforme al artículo 1316. Este precepto mantiene el derecho de representación reconocido por el a. La presunción de influjo contrario a la libertad del autor de la herencia estable- [29] . 1320 y 1321 En el caso de sucesión testamentaria el perdón debe ser expreso y constar en un testamento. Puebla. 1336 del CC). no debiendo ser excluidos por la falta de su padre. tener en los bienes de la sucesión. Este razonamiento no se extiende a !a sucesión testamentaria (a. I. son incapaces de adquirir por testamento del menor.S. Araujo Valdivia se expresa así: (Derecho de las cosas y de las sucesiones. En los casos de intestado. 1486). 1316 determina que una persona debe ser considerada indigna para heredar. a no ser que sean instituidos antes de ser nombrados para el cargo o después de la mayor edad de aquél. B. ARTICULO 1320.B. en ningún caso. 1609 y 1632 del CC según el cual los hijos cuyo padre fue incapaz de heredar pueden recibir los bienes hereditarios. 438 y 1599 del CC). pero esto no significa que necesariamente sea indigna para administrar los bienes de sus hijos. con ello también se priva a los menores del derecho de que sean sus padres quienes administren sus bienes en ejercicio de la patria potestad. 425. ni la administración que la ley acuerda a los padres sobre los bienes de sus hijos. en realidad se trata de dos aspectos de la conducta humana para los cuales no es posible generalizar a priori y menos aún en perjuicio de los hijos (véanse comentarios a los aa. (Ver comentario al a. 1319. los tutores y curadores.S. El haber incurrido en cualquiera de las causas de indig- nidad que señala el a.Jr. La segunda parte del artículo es criticable según algunos autores. 1318 del CC.TITULO SEGUNDO/CAPITULO III ARTS. pp. 1316 no deben perjudicar a los descen- dientes del incapaz de heredar. pero éste no puede. heredarán al autor de la sucesión.

se abre la sucesión legítima.G. I. puesto que si el faculta- [30] . 1323 y 1325 extienden la incapacidad para heredar a los cónyuges. el médico que haya asistido a aquél durante su última enfermedad. ARTS. ARTÍCULO 1322. ascendientes. ascendientes. si entonces hizo su disposición testamentaria. Ver comentario al a. ascendientes. La incapacidad a que se refiere el artículo ante- rior no comprende a los ascendientes ni hermanos del menor. 1321 del CC. La incapacidad establecida es relativa porque son capaces de heredar los tutores o curadores instituidos antes de ser nombrados para el cargo. 1322 del CC). así como el cónyuge.B. En los casos en que el testamento sea declarado nulo. Se presume que el médico a cargo de una persona durante su última enfermedad ejerce gran influencia sobre ella. pero los declarados incapaces para heredar por haber influido en la voluntad del testador tampoco podrán heredar por esta vía. a no ser que los herederos instituidos sean también herederos legítimos. si no existe un testamen- to válido anterior. 1321. lo que no ocurre con los parientes ni cónyuge de los tutores o curadores. son incapaces de heredar por testamento. 1295 del CC). dolo o fraude. descendientes y hermanos del incapaz.G. Además el testamento podrá ser declarado nulo en los términos del a. el que la ejerció también es incapaz de heredar (a. Por presunción contraria a la libertad del testa- dor. Si la influencia implica el uso de violencia. observándose en su caso lo dispuesto en la frac- ción X del articulo 1316. esta influencia puede resultar contraria a la libertad del testador. Esta incapacidad es relativa. 1322 Y 1323 LIBRO TERCERO cida en este artículo y en el 1323 y 1325 permiten suponer que el testamento no fue el acto personalísimo y libre por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y declara o cumple deberes para después de su muerte (a. descendientes y hermanos. descendientes y hermanos del fa- cultativo. lo mismo ocurre si el tutor o curador es ascendiente o hermano del menor (a. Debe hacerse notar que los aa. ARTICULO 1323. cuando han sido aprobadas las cuentas de la tutela después de la mayor edad. y M. X). LBS.F. 1487 del CC. Para evitar esta situación el precepto establece una incapa- cidad de heredar para el médico y la extiende a su cónyuge. 1316 fr.

El notario y los testigos que intervienen en el otorgamiento del testamento pueden modificar o mal interpretar la voluntad del testador. 130 constitucional establece también la incapacidad de los ministros de los cultos para ser herederos por testamento de los ministros del mismo culto o de un particular con quien no tengan parentesco dentro del cuarto grado. 1353. Por presunción de influjo contrario a la verdad e integridad del testamento. por testamento (Ver comentario al a. Igual que en el caso del médico que atiende al autor de la herencia en su última enfermedad. Por otra parte. ARTÍCULO 1325. La misma incapacidad tienen los ascen- dientes. duran- te la enfermedad de que hubieren fallecido o de quienes hayan sido directores espirituales los mismos ministros. lo mismo que a sus parientes y cónyuge.B. Los ministros de los cultos no pueden ser herede- ros por testamento de los ministros del mismo culto o de un particular con quien no tengan parentesco dentro del cuarto grado. ARTICULO 1324. 1221). ascendientes o hermanos. descendientes. Ante la sola posibilidad de esta conducta se les considera incapaces de heredar. B. .8. El a. 1502 fr. descendientes. Este artículo se refiere a los ministros de los cultos en particular y no a las iglesias que son incapaces de heredar por falta de personalidad jurídica.eónyuge o hermanos. y sus cónyu- ges. 1. son incapaces de heredar. descendientes. [31-1 . 1. La presunción en este caso recae sobre la verdad o integridad del testamento. S. ascendientes. el notario y los testigos que intervinieron en él. TITULO SECUNDO/CAPITULO III ARTS. cónyuges y hermanos de los mi- nistros. los ministros de los cultos pueden influir en la voluntad del testador. el a. S. 1324 y 1325 tivo tiene la calidad de heredero legítimo no pierde su capacidad para heredar. respecto de las personas a quienes éstos hayan prestado cualquiera clase de auxilios espirituales. VI establece que no pueden ser testigos del testamento los herederos o legatarios. S.

se observará también lo dispuesto en el artículo siguiente. [32) . Corresponde a la C y a sus leyes reglamentarias señalar las incapacidades y limitaciones de los extranjeros y de las personas morales para adquirir bienes por sucesión monis causa.8. si no lo hace. 1520 de este código. ARTÍCULO 1327. son capaces de adquirir bienes por testamento o por intesta- do. Los bienes inmuebles ubicados en el DF y los bienes muebles que en el mismo -se encuentren se rigen por las disposiciones del CC aun cuando los dueños sean extranjeros (a. Siendo el notario un perito en materia sucesoria debe velar por el cumplimiento exacto de la ley. pero su capacidad tiene las limitaciones establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexi- canos y en las respectivas leyes reglamentarias de los artículos constitucionales. 773 del CC). Las leyes mexicanas se aplican a todos los habitantes de la República. Por falta de reciprocidad internacional. 1.S. aun cuando se trate de extranjeros domiciliados en ella o de transeúntes (a. B. El notario que a sabiendas autorice un testamen- to en que se contravenga lo dispuesto en los tres artículos anteriores. 12 del CC). 1327 y 1328 LIBRO TERCERO ARTICULO 1326. puesto que por intestado sólo pueden heredar las personas físicas. 25 del CC) son plenamente capaces para adquirir por testamento. así como de las señaladas en el a. no pueden testar o dejar por intestado sus bienes a favor de los mexicanos. 1321. sufrirá la pena de privación de oficio. S. Las personas morales pue- den heredar aun cuando en sus estatutos no se encuentre prevista la posibilidad de adquirir bienes por herencia o legado. Las personas jurídicas que han sido reconocidas legalmente como tales (a. Tratándose de extranjeros. se hará acreedor a la sanción establecida en este artículo. 14 del CC). ARTÍCULO 1328. El a. son incapaces de heredar por testamento o por intestado. los extranjeros que. a los habitantes del Distrito Federal. según las leyes de su país. La capacidad jurídica de las personas jurídicas para adquirir por testamento termina con su extinción. Los extranjeros y las personas morales. (Véase el a. 27 constitucional establece las prescripciones que rigen la capacidad para adquirir el dominio de las tierras y aguas de la nación.ATS.

las disposiciones en favor de las iglesias.S. Esta ley fue abrogada por la L1AP para el DF del 2 de enero de 1943. por tanto. corresponderá a [33] . El a. poseer o administrar bienes raíces ni capitales sobre ellos y el a.probada por quien niegue el derecho hereditario y no por quien lo reclame. sólo serán válidos si el Gobierno los aprueba. sectas o instituciones religiosas. 75 al 87 las normas relativas a las disposiciones testamentarias hechas en favor de los pobres en general. se sujetarán a lo dispuesto en los artículos 27 de la Constitución Federal y 88 de la ya citada Ley de Beneficencia. 37 de este ordenamiento expresa: "De acuerdo con lo que dispone el a. Las disposiciones testamentarias hechas en favor de los pobres en general o del alma. es una excepción a la regla general consagrada en el a.. se entenderá en favor de la asistencia privada. 1327 y como tal debe se:. 34 dispone: cuando el testador destine todo o parte de sus bienes a la asistencia privada sin designar concretamente la institución favorecida. 130 del mismo ordenamiento no reconoce personalidad alguna a las iglesias.TITULO SEGUNDO/CAP1TULO 111 ARTS. La LBP de 1926 disponía en sus aa.B. las que. 1320 y 1330 Esta incapacidad de los extranjeros para heredar por testamento o por sucesión legitima cuando según las leyes del país del cual son nacionales no les permitan heredar. 1330 del CC. se regirán por lo dispuesto en los artículos del 75 al 87 de la Ley de Benefi- cencia Privada. sectas o instituciones religiosas y las d ispo- cisiones testamentarias hechas en favor de los pobres en general. y las demás corporaciones de carácter público reconocidas por la ley (frs. no pueden heredar ninguna clase de bienes o de derechos. 1328. B. 27 constitucional establece la incapacidad de las iglesias para adquirir. 1 y 11 del a. Los establecimientos públicos capaces de heredar son aquellos a los que se les ha reconocido personalidad jurídica: La nación. sin designación de personas. o el alma. "y el a. La herencia o legado que se deje a un estableci- miento público. I.. 25 del CC). El a. Las hechas en favor de las iglesias. ARTICULO 1329. imponiéndole algún gravamen o bajo alguna condición. ARTICULO 1330.S. los estados y los municipios. Sólo serán válidas las herencias y legados sujetos a condición o gravamen si son aprobados por las dependencias de la administración pública que corres- ponda en los términos de la LOAPF. 1.

ARTÍCULO 1332. desechada por el juez la excusa.S. opera como condición resolutoria. Por último. nombrados en él tutores. 1. hayan rehusado. A pesar de haber tenido capacidad para heredar al momento de la muerte del autor de la sucesión. o resolverse a crear una nueva institución". Esta causa de incapacidad para heredar sólo se refiere a la sucesión testamen- taria pues no hace perder al condenado a esa pérdida los derechos que pueda tener a la sucesión legítima. el cargo. ARTICULO 1331. I. Podríamos afirmar en este caso. Por renuncia o remoción de un cargo. también puede ocurrir que el testador encomiende a un tercero la distribución de las cantidades destinadas a los pobres para que elija a qué personas debe aplicarse (a. La falta de cumplimiento al desempeño del cargo. no comprende a los que. 1330. los que. pero sí rehusa sin justa causa o se le separa judicialmente del cargo.ARTS. 1313 fr. 1331. son inca- paces de heredar por testamento. 1331 y 1332 LIBRO TERCERO la junta de ese ramo señalar dicha institución o instituciones. Este artículo plantea una hipótesis distinta a la del a. Si llega a crearse una nueva institución se tratará de otro caso de excepción a la regla establecida en el a. y en el caso de ser removidos son más culpables que en el de excusarse voluntariamente de su encargo. que se trata de una institución de heredero sujeto a condición por imperio de la ley. sobre la incapacidad para heredar derivada de la falta de personalidad jurídica. Si el heredero presenta [341 . Lo dispuesto en la primera parte del artículo anterior. curadores o albaceas. 1361 del CC). y así la falta de cumplimiento de una obligación se considera condición resolutoria (a. El heredero instituido puede ser capaz al tiempo de la muerte del autor de la sucesión. surge una incapacidad posterior al tiempo de la muerte del autor de la herencia. puesto que la insti- tución no existe en el momento de la muerte del testador sino que es creada con posterioridad. El que voluntariamente falta a la confianza del testador no es acreedor a la liberalidad que probablemente le fue hecha en consideración al mismo cargo con el que se le gravó y honró. sin justa causa. La incapacidad no se extiende a los que han tenido una causa legítima para no ejercer el cargo. hayan servido el cargo. si no se desempeña el cargo se convierte en incapaz para heredar. 1298 CC).B. o por mala conducta hayan sido separados judicialmente de su ejercicio.

En el momento de la muerte del autor de la sucesión ocurre la transmisión de los bienes. surge una incapacidad posterior con los efectos de una condición resolutoria. 1333. I. Además de perder el derecho a heredar al incapacitado. pero si rehusa un cargo testamentario sin justa causa o es separado judicialmente de él. Si mueren los menores o mayores incapacitados. [351 . En ese momento el heredero debe ser capaz. no hubieren cumplido con su encargo. el que se niegue. a cumplir con la tutela legítima será responsable de los daños y perjuicios que por su renuncia hayan sobrevenido al mismo incapacitado (a. Por otra parte esta regla general debe relacionarse con el a. 1334 y 1335 una excusa para el desempeño de su encargo. en ese momento el heredero debe existir y tener capacidad para heredar. ARTÍCULO 1334. se necesitará. estando obligadas al desempeño de la tutela legítima del autor de la herencia. basta que sea capaz al tiempo de la muerte del autor de la herencia. B. 1332. cumple con su obligación. no heredan por sucesión testamentaria ni por sucesión legitima a las personas que. LBS. Las personas llamadas por la ley para desempe- ñar la tutela legítima y que rehusen sin causa legítima desempeñarla. Si la institución fuere condicional. El testador es libre para establecer condiciones al disponer de sus bienes. 1331 del CC. Para que el heredero pueda suceder. es capaz de heredar. 1335 se trata de condiciones suspensivas. 1335 respecto de las instituciones condicionales. además de haberlo sido en el tiempo de la muerte del testador. S. no tienen derecho de heredar a los incapa- ces de quienes deben ser tutores. a menos que para ello tuvieren una causa legítima. que el heredero sea capaz al tiempo en que se cumpla la condición. ARTÍCULO 1333. 517). En el caso del a. además.TITULO SEGUNDO/CAPITULO III ARTS. pues el heredero instituido puede ser capaz al tiempo de la muerte del autor. ( Ver comentario al a. 1331 del CC).B. pero después de que la misma es desechada por el juez. la institución del heredero surte efecto por la realización de un acontecimiento futuro e incierto. 1. Esta regla general no es absoluta y admite excepción en el caso establecido por el a. ARTICULO 1335.S. as.

ARTÍCULO 1337. la excepción de incapacidad.S. El artículo establece una regla general. I. 1476 del CC). 1472 del CC. la porción hereditaria que correspondía al heredero pertenece a sus herederos legítimos. En el caso planteado en este precepto.B. esto es. El heredero por testamento. los deudores hereditarios. 1669. Los deudores hereditarios que fueren demanda- dos y que no tengan el carácter de herederos. a no ser que el testador haya dispuesto otra cosa. la institución de un heredero substituto en los términos del a. Como en el caso de la substitución de heredero (a. aquellos sobre los cuales pese un crédito constituido en favor de la sucesión. 1599). En el caso de intestado. ARTÍCULO 1339. En los casos del artículo anterior la herencia pertenece a los herederos legítimos del testador. se convierta en incapaz o repudie la herencia o legado.B. 1. que [36] . como en la sucesión legítima (aa. el heredero o el legatario que mueran antes de que se cumpla la condición. como p. 1337. al que esté en posesión del derecho de heredero o legatario. sí la transmite a sus herederos. 1338 y 1339 LIBRO TERCERO ARTICULO 1336. 1338.ARTS.1603 y 1609 del CC).. recibe la herencia con los mismos gravámenes y condiciones con que debían recibir los herederos. no podrán oponer. S. que muera antes que el testador o antes de que se cumpla la condición.S. es inca- paz de heredar y el que renuncie a la sucesión no trasmiten ningún derecho a sus herederos. El que hereda en lugar del excluido. puede suponerse que la ley se refiere a condiciones suspensivas o resolutorias que no sean en función de la persona del heredero. ARTÍCULO 1338. tendrá las mismas cargas y condiciones que legalmente se habían puesto a aquél. (Véase a.e. a no ser que éste haya dispuesto otra cosa. el que hereda en lugar del excluido. ya sea por representación en la sucesión legítima o por ser heredero legítimo cuando no hay testamento o éste no produce efectos. LB. Este artículo se refiere únicamente a la sucesión por testamento en donde no opera el derecho de representación.

S. o aquel que fuere culpable del delito de supresión. o substitución de infante en los términos de las frs.S. 1340 y 1341 fueron demandados por el pago del crédito y que no tengan el carácter de herederos. es menester que el interesado siga un juicio en contra del que se presume incapacitado. Fundación de cultura universitaria. la incapacidad para heredar a que se refiere ese artículo. I a IX del a. 411). LBS. Siguiendo esta línea de pensamiento. considera que las asignaciones alimen- ticias no deben perderse por consecuencia de incapacidades. se requiere de una declaración judicial que admite la causa de incapacidad. I. p. I. de la falta de personalidad. los cuales deben deducir las acciones necesarias para declarar la incapacidad en los términos del a. 1316. deje de hacer o revoque su testamento.B. sino después de declarada en juicio. Montevideo. a excepción. Por lo tanto este precepto sólo se aplica en los casos enumerados en las frs.TITULO SEGUNDO/CAPITULO III MITS. la incapacidad no se decreta por pleno derecho. pues en realidad los deudores no pueden ser beneficiarios de esa incapacidad que sólo deben invocar los herede- ros legítimos o subtitutos. 1339. no podrán oponer la excepción de incapacidad de heredar al que esté en posesión de ese derecho o al legatario. A excepción de los casos comprendidos en las fracciones X y XI del articulo 1361. 1980. ARTICULO 1341. priva también de los alimentos que corresponden por ley. En otros términos. Para que alguien sea privado de la herencia testamentaria o legítima que le corresponda. no pierde su derecho a las pensiones alimenticias. 1340 establece que el heredero que usare dolo o fraude para que una persona haga. ARTICULO 1340. no pudiendo promoverla el juez de oficio. Tampoco lo pierden los herederos declara- dos incapaces por cualquiera otra causa establecida en la ley.B. 1316. [37] . X y XI del a. La incapacidad no produce el efecto de privar al incapaz de lo que hubiere de percibir. al a. suposición. t. a petición de algún interesado. desde luego. 1. 1342 del CC. Basa su opinión en el sentido de que el derecho a los alimentos no es un derecho que se adquiera por sucesión. sino que es un crédito que ya existía en vida del extinto deudor. Eduardo Faz Ferrería (Tratado de las sucesiones. pruebe los hechos en que funde su acción y que exista una resolución judicial.

el contrato sub- sistirá. El plazo será de 3 años a partir de la declaración judicial de incapacidad. 1331. Cuando la incapacidad es derivada de una resolución judicial que separa al heredero del cargo para el que fue designa- do en el testamento. sucesiones. (Rojina Villegas. enajenaciones o gravámenes llevados a cabo. la acción es imprescriptible. La incapacidad declarada surte efectos retroactivos. hubiere enajenado o gravado todo o parte de los bienes antes de ser emplazado en el juicio en que se discuta su incapacidad. debe devolver los bienes que ha recibido por herencia. siempre que exista un conflicto con un adquirente a título oneroso de buena fe. Obsérvese sin embargo. ¿desde cuándo debe comenzar a contarse el plazo? ¿Desde que el heredero entró en posesión de la herencia o desde que fue considerado incapaz? Interpretando literalmente el artículo. ARTICULO 1343. tales son las causas de falta de reciprocidad internacional o de las personas morales enumeradas como incapaces ene! a.ARTS. que para que se produzcan los efectos señalados. las cuales en todo tiempo pueden hacerse valer. siempre y cuando se trate de actos a título oneroso. Si el que entró en posesión de la herencia y la pierde después por incapacidad. el heredero capaz no podrá proceder en contra de tercero adquirente y sólo tendrá acción personal de indemnización en contra del heredero aparente. la controversia se resolverá en su favor. No puede deducirse acción para declarar la incapacidad. pp. Cuando la incapacidad se impone por motivos de orden público. podríamos afirmar que el plazo comienza desde que el incapaz entra en posesión dela herencia y se vuelve incapaz cuando haya una declaración judicial que así lo declare. 1342 y 1343 LIBRO TERCERO ARTICULO 1342. y aquel con quien contrató hubiere tenido buena fe. LB. de todos los daños y perjuicios. salvo que se trate de incapacidades establecidas en vista del interés público. no se acepta la nulidad de todos los contratos. Se necesita naturalmente un juicio donde se pruebe la incapacidad. Derecho civil mexicano. En este caso. mas el heredero incapaz estará obligado a indem- nizar al legítimo. es [38] . Sin embargo. el heredero aparente e incapaz. 27 constitucional y en el 130. Este precepto aplica la regla generalmente citada por la doctrina. en protección de los terceros de buena fe. Las otras incapacidades de interés privado prescriben a los tres años desde que el incapaz entró en posesión de la herencia o legado. 159 y 258). pasados tres arios desde que el incapaz esté en posesión de la herencia o legado. surgen dudas respecto del caso planteado por el a. S. Sin embargo. según la cual.

puede el testador imponer "cargas" o "modos". El CC. resultaría congruente lo establecido en el a. ARTíCULO 1345. Una consecuencia natural del derecho de propiedad es que el propietario tenga la facultad para disponer de sus bienes. El testador es libre para establecer condiciones al disponer de sus bienes. p. igualmente se puede sujetar a "término" la designación de legatario. de las sucesiones. 1344. transmitirlos con sujeción a condiciones. en este artículo. Puebla. Cajica Jr. y el capítulo donde está contenido se debía denominar: "De las modalidades que pueden ponerse en los testamentos". y consiguientemente para transmitirlos por testamento sin limitaciones. o si aquel con quien contrató no hubiere tenido buena fe. CAPITULO IV De las condiciones que pueden ponerse en los testamentos ARTÍCULO 1344. 1. por otra parte. lisa o llanamente. de donde podemos afirmar que con mejor técnica jurídica el referido precepto debía expresar: "El testador es libre para establecer modalidades al disponer de sus bienes". (Araujo Valdivia. 1972. Derecho de las cosas v. se regirán por las reglas establecidas para las obligaciones condicionales. 1380.TITULO SECUNDO/CAPITULOS III y IV ARTS.. el contrato no subsistirá en perjuicio de los herederos legítimos o substitutos. pues si enajenó o gravó después. V. no así la de heredero (véase a. en lo que no esté prevenido en este Capítulo. a más de poder subordinar a "condiciones" la institución de heredero o legatario'.S. por actos intervivos. 1380). pues si el dueño puede. 551). la designación del día en que deba comenzar o cesar la institución de heredero.B. que haciendo referencia al artículo en comentario dice: "No obstante lo dispuesto en el a. Con ello. reconoce y sanciona esta facultad. Las condiciones impuestas a los herederos y legatarios. L. no se comprendería que esta facultad se le negara al momento de disponer para después de su muerte. 1343. Estas posibilidades están previstas en el capítulo del que es cabeza este artículo. Pero. Y no podía sino ser así. 1344 y 1345 necesario que la enajenación o gravamen hubieren tenido lugar antes de que el heredero incapaz haya sido emplazado a juicio en el que se discuta su incapaci- dad. o imponiendo condiciones y cargas al heredero o legatario. se tendrá por no puesta". México. [39] . C.

Con acierto se ha afirmado que el fundamento jurídico de este precepto se encuentra en que. por regla general. a las prescripciones de este capítulo. Famosa es la polémica de esta escuela y Jade los sabinianos.L. Así. El heredero o legatario gravado con una condi- ción suspensiva potestativa. de donde resulta lógico que el legislador a] regular las condiciones que se pueden imponer al heredero o legatario haya remitido. La condición física o legalmente imposible de dar o de hacer. quienes [40] . ya de las contenidas en disposiciones testamentarias. las condiciones afectan de manera igual a las obligaciones. a las prevenciones que sobre las obligaciones condicionales contiene el CC. del libro cuarto "De las obligaciones".L. en lo no previsto específicamente en esta materia. C. y cuando éstas no basten para dar la norma jurídica. pero sin conseguirlo. a fin de evitar la injusticia que de otra manera se cometería. donde la escuela de los proculeyanos sostuvo que era nulo el legado si se unía a una condición imposible. de la primera parte "De las obligaciones en general". no perjudicará a éstos siempre que hayan empleado todos los medios necesarios para cumplir aquélla. C. entonces regirá.ARTS. ARTÍCULO 1347. ARTÍCULO 1346.V. impuesta al heredero o legatario. por no estar comprendida en sus preceptos. cuyo antecedente se encuentra en el proyecto del código civil espafiol de 1851. las reglas establecidas en el CC respecto de las obligaciones condicionales. 1246 y 1347 LIBRO TERCERO Este artículo. teniendo en cuenta la inimputabi- lidad del heredero o legatario del incumplimiento de la condición. En primer lugar habrá que acudir para regular las condiciones impuestas por los testadores. y el heredero o legatario podrá exigir la ejecución de la disposición hereditaria.V. del título segundo "Modalidades de las obliga- ciones". anulan su institución. del CC. la condición se tendrá por cumplida. Este artículo tiene sus antecedentes en el derecho romano. la normatividad contenida en el capítulo I "De las obligaciones condicionales". que declara supletorias en la materia de condiciones puestas en los testamentos. Lo establecido en este artículo se conoce en doctrina como "cumplimiento interpretativo" de la condición. La falta de cumplimiento de alguna condición impuesta al heredero o al legatario. ya se trate de las surgidas de contrato. como ley supletoria. 1345. ha dispuesto que esa falta de cumplimiento no le perjudique. El legislador. ha empleado todos los medios necesarios para cumplirla.

dejare de serio a la muerte del testador. 52). en virtud de que nunca podrá llegar a nacer el derecho establecido en la disposición testamenta- ria. al afirmar que la condición imposible impues- ta al legatario debía tenerse por no puesta. ARTÍCULO 1348. Nuestro CC de 1884. C. V. pues por hipótesis se sabe de antemano que el acontecimiento futuro e incierto nunca tendrá realización. la del código de 1884 o la del código vigente? Si la condición de imposible realización es suspensiva. Rafael. t. por su parte. y dejare de serio a la muerte del testador. El CC de 1928. será válida. 1347. que por ello quedaba puro y simple. adoptó en este artículo. que jamás resultará afectado en cuanto a su existencia jurídica. 1348 y 1349 sustentaron la opinión contraria. México. la institución de heredero o legatario debe ser considerada como inexistente.L. en este caso. la institución debe considerarse pura y simple y la condición debe tenerse por no puesta (Rojina Villegas. IV. sea de hacer o de no hacer. ya que hasta entonces existirá la posibilidad jurídica de que el heredero o el legatario pueda heredar. Derecho civil mexicano. debe considerarse válida. IV. Porrúa. México. 3251). Antes sólo hay una expectativa de derecho que el testador podrá cambiar en todo tiempo con la revocación de su testamento (Rojina Villegas. siguió la solución sabiniana. y así dispuso: "La condi- ción física o legalmente imposible. t. p.TITULO SEGUNDO/CAPITULO IV MITS. La condición por la cual se exige que el heredero o legatario hagan en su testamento alguna disposición en favor del testador o de otra persona. Si la condición que era imposible al tiempo de otorgar el testamento. es ilícita y [41] .L. entonces la institución debe ser válida. En este orden. se tiene por no puesta" (a. Derecho civil mexicano. ¿Cuál es la solución más adecuada. p. 51).V. 1976. 1976. Es nula la institución hecha bajo la condición de que el heredero o legatario hagan en su testamento algu- na disposición en favor del testador o de otra persona. ARTÍCULO 1349. el criterio proculeyano. Porrúa. pues por adelantado se tiene la certeza de que jamás se realizará el acontecimiento futuro e incierto del cual depende que se resuelva el derecho del heredero o del legatario. Si la condición imposible es resolutoria. siendo por lo tanto válido el legado. Rafael. C. si la condición era imposible al tiempo de otorgarse el testamento. pues lo que importa es que el hecho sea posible o imposible una vez abierta la sucesión testamentaria. La imposibilidad de la condición debe juzgarse ene! momento de la muerte del testador y no en el de la facción del testamento.

C. sujeta a plazo inicial. la disposición testamentaria caduca. 1380). no impedirá que el heredero o el legatario adquieran derecho a la herencia o legado y la trasmitan a sus herederos. MITS. que depende. Lo que además estaría plenamente justificado habida cuenta que [42] . La razón de ser de esta nulidad. 1336 y 1497 fr. justamente. por lo tanto. se debe anular la otra. sin que aquél haya adquirido derecho alguno. Si se concluye que se regulan los efectos de una condición suspensiva. pendiente de cumplimiento.e. este precepto está en contradicción con las disposiciones de los aa. de un acontecimien- to de realización incierta. en propio testa- mento. en contra del principio de la libre testamentifica- ción. espontáneamente. ARTÍCULO 1350. porque el instituido hubiera ya favorecido al testador. según las cuales si el heredero o legatario condicional muere antes de cumplirse la condición. pueda transmitir nada a sus herederos. Esto es cierto. p. Lo dispuesto en este artículo no debe operar si resulta que lo solicitado por el testador estaba de hecho conseguido al tiempo del testamento.L. donde pueda ocurrir que la condición no se encuentre declarada. recíproca de ésta. ya que la coacciona restringiendo o eliminando la espontaneidad de su querer. se evita la contradicción arriba señalada. Si se afirma que este artículo se refiere a la institución de heredero o legatario a partir de un incierto (condición no en sentido técnico) que meramente suspen- de la ejecución de un derecho adquirido. Creemos que una adecuada interpretación sería la de considerar a este artículo como relativo exclusivamente a la institución de legatario. prohibidos en nuestra legislación. pero otra dificultad se presenta: nuestro derecho no admite institu- ción de heredero a plazo (véase a. Este artículo ha motivado gran polémica en doctrina. puede encontrarse en el hecho de que tal condición constituye un agravio a la voluntad del supuesto favorecido. La condición que solamente suspende por cierto tiempo la ejecución del testamento. Para que puedan lograrse los efectos que con este artículo se pretenden conseguir. En este caso la condición no tiene por qué nulificar la institución de heredero o legatario. pues mientras la condición suspensiva está pendiente no nace el derecho del heredero o legatario. mientras otros afirman que se trata de un plazo inicial. 1349 y 135 LIBRO TERCERO produce la nulidad de la institución. Algunos juristas sostienen que en él se regulan los efectos de una condición suspensiva. juzgamos necesario que a más de la nulidad de la disposición del testador que expresó la referida condición. y sin que. pues su contenido no es muy claro. V. Además una condición de esa naturaleza se aproxima a los pactos suceso- rios. porque no cOaccionó voluntad alguna. I.

C. Es evidente que en realidad se deja a su arbitrio [43] .. L. el derecho del legatario o el del heredero. no habrá nacido. Véanse los aa. son aquellas en las que sólo dependerá del heredero o legatario realizar el hecho futuro e incierto. Por otra parte. y por lo tanto. 860 del C PC para el DF). ARTÍCULO 1351. según lo dispuesto en el a. pues sería incuestionable la adquisición de dere- chos por el instituido y la posibilidad de transmisión a sus herederos. 1362. donde su equiva- lente regula la institución testamentaria sujeta a plazo suspensivo. la condición se tiene por cumplida. 1404 y 1702 del CC. y al hacerse la parti- ción se asegurará competentemente el derecho del legata- rio para el caso de cumplirse la condición. dando así a entender que el derecho del legatario ya nació. Si la condición es puramente potestativa de dar o hacer alguna cosa. además. producen la nulidad del acto en materia de obligaciones. la cosa legada permanecerá en poder del albacea. el texto mismo del artículo lleva a esta solución. Con esto se salvaría toda contradicción. y que sólo queda en suspenso su ejercicio o ejecución. que durará hasta que la condición sea factible de cumplimiento (a.V. 1350. En este caso. El albacea proveerá ese aseguramiento. para el caso de que se cumpla la condición. 1944 que a la letra dice: "Cuando el cumplimiento de la condición dependa de la exclusiva voluntad del deudor. observándose. y no así en el de la condición. cuando dice: "La condición que solamente suspende por cierto tiempo la ejecución del testamen- to". Mientras la condición suspensiva se encuentre pendiente de realización. Estas condiciones válidas en materia testamentaria. la obligación condicional será nula". ARTÍCULO 1352. no podrán pedir la entrega de la cosa heredada o legada.L. Las condiciones puramente potestativas. pero aquel a cuyo favor se estableció rehusa aceptar la cosa o el hecho.TITULO SEGUNDO/CAPITULO 1V Mal. es requisito asegurar competentemente el derecho del legatario. 1351 y 1355 este precepto tiene su antecedente en el Código de Napoleón. esto sólo puede ocurrir en el caso del término. V. Cuando el testador no hubiere señalado plazo para el cumplimiento de la condición. y el que ha sido gravado con ella ofrece cumplirla. C. para que la partición de la herencia se pueda efectuar. misma que permanecerá en poder del albacea. las disposiciones establecidas para hacer la par- tición cuando alguno de los herederos es condicional.

éste rehusa recibir la cosa o hecho materia de ella. C. corres- ponde al que debe pagar el legado la prueba de que el testador tuvo conocimiento de la primera prestación. 1303 y 1304 LISIO TISZCZ110 aceptar o no la herencia. En el caso final del artículo que precede. ARTÍCULO 1353. 1311. una norma del derecho romano. por aplicación del principio conforme al cual. corolario del principio general contenido en el a. el cumplimiento de las obligaciones no puede dejarse a la voluntad del deudor. si el heredero o legatario al que se impuso la condición puramente potestativa ofrece cumplir la prestación en que ella consis- te. que daba por cumplida la condición si dependiendo del arbitrio del legatario y establecida en favor de un tercero. y éste se niega a recibir. Se sigue. sin embargo la ley le atribuye el efecto de tal. por una parte. pero establecida esta prestación en favor de un tercero. en oposición al real. Tratándose del deudor es-natural que no pueda depender su obligación exclusivamente de su voluntad. 1354 y 1498). la institución de heredero o legatario cuando se hace bajo condición potestativa ya cumplida. por otra. y. con esto. Si el testador ignoraba el hecho de la prestación. habiéndose realizado antes de otorgarse el testamento. De acuerdo con este artículo. resultará beneficiado cumpliendo la condición potestativa. [44] . rompiéndose el concepto de condición como acontecimiento futuro del cual depende el derecho o la obligación. si esa prestación puede o no reiterarse.A1173.L. la condición se tendrá por cumplida. no es en verdad condicional. ARTÍCULO 1354. V. 1346. Se trata de un cumplimiento virtual. En estricto rigor. La condición potestativa se tendrá por cumplida aun cuando el heredero o legatario hayan prestado la cosa o el hecho antes de que se otorgara el testamento. es menester tener en cuenta. Para que la condición se tenga por cumplida. C. a no ser que ya no pueda repetirse. en cuyo caso no será ésta obligatoria sino cuando el testador haya tenido conocimiento de la primera. si el testador sabía o no de la ejecución de la prestación en que consiste. Y es que si el heredero condicional está pronto a cumplir no debe imputársele como falta la resistencia ajena. L. a no ser que pueda reiterarse la prestación. V. En este artículo puede observarse que en materia testamentaria se admiten condiciones respecto de hechos pasados. El heredero. Si realiza la condición es porque decidió aceptar la herencia. la condición no se tendrá por cumplida. aunque pudiera ser reiterada (véanse los aa. la condición se tendrá por cumplida. ofrece aquél cumplir. Si el testador tuvo conocimiento de la presta- ción. En el ámbito de los actos inter-vivos esto no es posible.

porque entonces se presume que tal fue su voluntad. se dispuso en este artículo que la condición de no dar o de no hacer. vivo o muerto el testador.V. había que esperar a su muerte para estar cierto de que la condición se había o no cumplido. La condición de no impugnar el testamento o alguna de las disposiciones que contenga. si la condición era suspensiva. el que afirma está obligado a probar. porque habría muerto sin tener derecho. la condición se tendrá por no escrita y la institución de heredero se considerará pura y simple. en este caso. y por ser contraria al precepto legal que manda que el testador no pueda prohibir que se impugne el testamento (véase el a. cuando es factible. y. C. Cuando la condición fuere casual o mixta. por implicar una restricción indebida al derecho del heredero o legatario a impugar el testamento o las disposiciones en él contenidas. 281 del CPC para el DF. y. Desde el derecho romano se observó que esta clase de condiciones. principio conforme con el sancionado por el a. si éste no hubiere dispuesto otra cosa. 1355 y 1354 No se tiene por cumplida la condición a que se refiere el artículo anterior. En otras palabras. se tendrá por no puesta. si el testador tuvo conocimiento de aquella prestación al otorgar el testamento.V.L. se tendrá por no puesta. el interesado nada adqui- riría. so pena de perder el carácter de heredero o legatario. según el cual. y por tanto debe probarse por el que tiene que pagar el legado. so pena de perder el carácter de heredero o legatario. ARTÍCULO 1356. y el legatario tiene que reiterar la prestación de la cosa o hecho. Esto mismo ocurre respecto de la condición de no impugnar el testamento o alguna de las disposiciones que contenga.TITULO SEGUNDO/CAPITULO IV Min. C. misma que consiste en una prohibición impuesta al heredero o legatario de que no haga o no dé alguna cosa. dependiente de la voluntad del instituido era posible. Se trata.L. pues no habría impuesto esa condición sabiendo que ya se había cumplido. [45] . Para evitar estos resultados y además. de una condición potestativa negativa ilícita. Pero el conocimiento de ese hecho no se presume. y nada podría transmitir a sus herederos porque ningún derecho habría adquirido. 1334. ARTÍCU LO 1355. ofrecía la dificultad de que en los casos en que no podía realizarse durante la vida del instituido. cuando el acto prohibido. Este artículo se refiere a la condición potestativa negativa. La condición de no dar o de no hacer. la institución resultaba completamente ilusoria o inútil. se tenga por no puesta. seguramente tomando en cuenta que esta clase de condiciones implican una restricción indebida a la libertad del heredero o legatario. entonces. basta- rá que se realice en cualquier tiempo. 1490).

para que se tengan por cumplidas. no se requiere que éste ignore esa circunstancia. caso en el cual habrá que distinguir si el otorgante tenia o no conocimiento de dicha circunstancia. el legislador aplica el mismo criterio seguido respecto a las condiciones potestativas cumplidas antes del otorgamiento del testamento. lo mismo que en el 1353 puede observarse que en materia de testamentos se hace una excepción respecto al principio general que informa las condiciones: se aceptan como condiciones acontecimientos pasados. sólo se tendrá por cumplida si ya no puede existir o cumplirse de nuevo. habrá que cumplirla otra vez.L. y las mixtas son las que dependen en parte del acaso y en parte de la voluntad de un tercero. bastará que se realice en cualquier tiempo. si. salvo que el testador hubiere dispuesto otra cosa. o que conociéndola.ARTS. C. y aun en el caso de tenerlo. y la condición se cumple en vida de él.V. Se regula aquí la hipótesis de condición casual o mixta que se hubiese cumplido con anterioridad al otorgamiento de la disposición testamentaria. después de otorgado el testamento. y por último. porque resulta manifiesta en dicho caso la voluntad del testador de que se lleve a efecto nuevamente. le era conocido su cumplimiento y puede ser reiterada. Si la condición se hubiere cumplido al hacerse el testamento. la institución de heredero o legatario quedará pura y simple. se tendrá por cumplida. por el contrario. ARTÍCULO 1357. el suceso ya no pueda reiterarse. si no puede ser reiterada. mas si lo sabía. de tomar o dejar de tomar estado.L. 1356. 13157 y 1358 LEBRO TERCERO Las condiciones casuales son aquellas que dependen del acaso. (Véase comentario al a. cuyo suceso se realizó en vida del testador. 1353). Si la institución de heredero se sujeta a esta clase de condiciones no es necesario. En el caso de que no tuviere conocimiento de dicha realización. se tendrá por cum- plida. Si no hubiese dispuesto otra cosa. En este artículo. que la realización del acontecimiento en que consisten se verifique forzosamente luego de muerto el testador. ignorándolo el testador. Para que se tenga por cumplida la condición casual o mixta. La condición impuesta al heredero o legatario. Cuando en un testamento se impone al heredero o legatario la condición de [46] . Como puede verse. C. se tendrá por no puesta. ARTÍCULO 1358. V. se tendrá por cumplida. hay también que apreciar si es o no susceptible de reiteración la condición impuesta.

Tampoco son admisibles las condiciones que obliguen a tomar estado porque hay individuos que no se sienten naturalmente inclinados al matrimonio. pero. Entien- den unos autores que lo que la ley condena es la prohibición absoluta de contraer matrimonio o de no contraerlo. por tanto no se tendrá por no puesta. y otras. sea ésta absoluta o relativa. dejarse a alguno el uso o habitación. Obsérvese que se trata aquí de un legado sujeto a condición resolutoria. El CC de 1870. la condición de no contraer matrimonio con determinada persona o la de casarse dentro de determinado tiempo. sobre el alcance de este artículo. El derecho no puede aceptar la validez de disposiciones que prohiban o im- pongan la condición de contraer matrimonio. La condición de tomar o dejar de tomar estado. sin embargo. con el señuelo del dinero. El matrimonio. Es perfectamente válida ta condición a que se refiere este artículo que no está encaminada a apartar del matrimonio al instituido. a violentar la naturaleza de las personas. pues los fines del matrimonio exigen la máxima libertad de decisión. declaró que a través de ella se cerraba la puerta a los graves abusos que el capricho. y 13111 tomar estado civil. y la institución de heredero se considerará pura y simple..TITULO SEGUNDO/CAPITULO IV ARTS.V. y que. ARTÍCULO 1359. por ser contraria a la libertad personal. La pensión alimenticia se fijará de acuerdo con lo prevenido en el artículo 311. a estos individuos de ninguna manera se les debe inducir a contraerlo. a simular estados que no se tienen. puedan decidir si lo celebran o no. Mucho se ha discutido en doctrina. p. 13311. C. sino a proveerlo de los medios de subsistencia mientras se encuentra en estado de celibato o de viudez. Podrá. por el tiempo que permanezca soltero o viudo. si se tiene en cuenta que lo que se transmite al legatario son derechos que duran el tiempo que éste viva. puesto que en [47] . pues al interés público le importa que la tendencia natural al tálamo conyugal se efectúe a través de la institución matrimonial. una pensión alimenticia periódica o el usu- fructo que equivalga a esa pensión. admitirla conduciría una veces. los odios de familia y aun la generosidad mal entendida pueden producir. dicha condición se tendrá por no escrita. requiere que los individuos con plena libertad. por sus altas finalidades.L. El derecho del legatario se extinguirá si contrae matrimonio. carece de protección legal. Esto queda corroborado. en su exposición de motivos al referirse a una disposición que contenía una idea similar a la que señala este artículo.c. que exigen la colaboración conyugal permanente y prolongada. o se le prohibe la adquisición de estado. Esto nos lleva a pensar que lo que la ley condena en este artículo es cualquier condición de tomar o dejar de tomar estado.

El derecho a la herencia o legado nace inmediatamente que se abre la sucesión. (no se resuelve) y hablando propiamente los efectos producidos durante la pendencia de la condición quedan sin efecto. sino a la fecha posterior que él hubiere sefialado. se tiene por existente desde el día de la muerte del testador. su situación jurídica quedará firme. ARTÍCULO 1360. esto es. es decir. C. la institución testamentaria se extingue. Cumplida la condición suspensiva impuesta al heredero o legatario. en tal caso ese efecto ya no se referirá al día y hora de su muerte. sus efectos se retrotraen y el derecho a la herencia o legado. L. Si el heredero o legatario cumple con la obligación material de la carga. el efecto de la condición. iass. sin efectos retroactivos.MITS. pues faltará la condición (se tiene la certeza de que el acontecimiento del cual dependía la cesación de los efectos ya no se realizará) que podía extinguirla: el incumpli- [413] . no cumple con la obligación. Si se deja un legado o herencia con la carga de hacer alguna cosa. el precepto la mira como si fuera condición resolutoria. Pero se requiere que el heredero o legatario vivan cuando se cumpla la condición. 1). La carga de hacer alguna cosa se considera como condición resolutoria. no obstante que después se realice el acontecimiento futuro. sino que simplemente producirá la extinción del derecho del legatario para lo futuro. pero su estabilidad depende de la realización de un acontecimiento futuro e incierto: el cumplimiento de la carga impuesta al heredero o legatario. no será el de resolver en el sentido de volver las cosas al estado que en un principio tenían. 1360 y 1301 LIBRO TERCERO estos casos el testador ha querido dar un beneficio. ARTÍCULO 1361. V. Si la condición se realiza. pues si hubieren fallecido antes caducarán sus derechos (véase a. al cumplirse. se retrotrae al tiempo de la muerte del testador. no quedará suspendido hasta que el heredero o legatario c'umpla con la carga pero se extinguirá en caso de incumplimiento. y desde entonces deben abonarse los frutos. V. la adquisición del derecho a la herencia o legado opera luego que se abre la sucesión. 1497 fr.L. y desde entonces deben abonarse los frutos de la herencia o legado. El efecto retroactivo de la condición puede modificarse por voluntad del testador. a menos que el testador haya dispuesto expresamente otra cosa. si el heredero o legatario. C. En otras palabras. La condición que se ha cumplido existiendo la persona a quien se impuso.

IRea. al hacerse la partición. Dos consideraciones son aquí pertinentes: 1. asegurarse competentemente por el gravado la ejecución de lo mandado por el testador. C. ARTICULO 1362. sea que se sepa o no cuándo ha de llegar. L. llegado el día el legatario habrá hecho suyas todas las prestaciones que correspondan hasta aquel día. si faltare a esa obligación. 13R3 1311 miento. En el legado de prestación periódica. ARTICULO 1364. sujeto a condición resolutoria. con sus frutos e intereses. V. que es cuando el instituido puede [49] . En el término suspensivo (desde tal día) el día "cede" desde el momento de morir el testador. que es al que se refiere este artículo. y la devolución de lo percibido. Si no se hubiere señalado tiempo para el cumpli- miento de la carga. el que ha de entregar la cosa legada. que debe concluir en un día que es inseguro si llegará o no. el cumplimiento de ésta produce el efecto de poner fin al derecho del legatario a percibir esas prestaciones. y se indican los derechos que tiene el que ha de entregar la cosa legada. se observará lo dispuesto en el artículo 1351. debe interpretarse: El incumplimiento de la carga impuesta por el testador. Por lo tanto. Si el legado fuere de prestación periódica. y habrá hecho suyo lo percibido hasta la resolución.TITULO SEGUNDO/CAPITULO IV ARTS. 1301. Se refiere este artículo al legado sujeto a plazo inicial. pero. pero no produce efectos retroactivos. tendrá. L. el legatario nada habrá de restituir. Si el día en que debe comenzar el legado fuere seguro. del que depende que el legatario pueda exigir su derecho. el precepto no satisface en su redacción. los derechos y las obligaciones del usufructuario. entonces adquiere el derecho el instituido. V. V.L. ni ésta por su propia naturaleza lo tuviere. luego que llegue el acontecimiento futuro de realización cierta. impide retroactivamente que produzca efectos la institución de heredero o legado. C. C. deberá. Cuando el testador no hubiere señalado plazo para el cumplimiento de la carga ni ésta por su propia naturaleza lo tuviere. ARTÍCULO 1363. no "viene" hasta que llega el día señalado por el testador. En rigor. respecto de ella.

pero no podrá exigirlo sino a partir de la realización del término. La especie de legado a término de cosa cierta. sólo retarda su ejercicio. previsto en este artículo. ARTICULO 1365.L. que en este artículo se disponga que el que ha de entregar la cosa legada tendrá. L. Es decir. quien se considerará como usufruc- tuario de ella. el que debe pagarlo hace suyo todo lo correspondiente al intermedio. y cumple con hacer la prestación comenzando el día señalado. ya que tendrá que restituirla llegado que sea el día previsto para que cese el legado. ARTICULO 1366. en carácter de usufructuario. cuando venza el plazo fijado. ARTICULO 1367. el plazo inicial no suspende el nacimiento del derecho del legatario. 1344. sin efectos retroactivos. indica que para su validez se requiere que en la disposición testamentaria. Siempre que la transmisión de un derecho se sujeta a término es porque se tiene interés en definir o limitar en el tiempo su realización práctica. [50] . Esto justifica que la llegada del término no produzca efectos retroactivos. el derecho del legatario fatalmente se extinguirá. o final de prestación instantánea. Pues bien. C. es perfectamente entendible.V. en el legado de usufructo. resultando comprensible que reciba la cosa o cantidad legada. Cuando el legado debe concluir en un día que es seguro que ha de llegar. si el legado consiste en prestación periódica. 2. respecto de ella.ARTS. C. que es al que se refiere este artículo. V. C. En el caso del artículo anterior. En el legado a plazo extintivo. Si el legado consistiere en prestación periódica. 1369 y 1357 LIBRO TERCERO ejercitar su derecho. se designe a quién debe el legatario hacer entrega de la cosa. L. V. habida cuenta que el legatario adquiere derecho al legado desde el momento de la muerte del testador. el legatario hará suyas todas las cantidades vencidas hasta el día señalado. los derechos y obligaciones del usufructuario. La disposición contenida en este artículo tiene por fundamento la consideración de que la naturaleza de las prestaciones no cambia los efectos jurídicos de la designación del día. 1345. se entregará la cosa o cantidad legada al legatario.

y de los testamentos inoficiosos ARTÍCULO 1368. 13/1 y ISIIS Se refiere este articulo al legado de prestación periódica sujeto a plazo extintivo o final. 111.—A los descendientes menores de 18 años respecto de los cuales tenga obligación legal de proporcionar alimen- tos al momento de la muerte. V. este derecho subsistirá en tanto no contraiga matrimonio y viva honestamente.V. Salvo otra disposi- ción expresa del testador. cualquiera que sea su edad. Si fueren varias las personas con quien el testador vivió como si fueran su cónyuge.—Al cónyuge supérstite cuando esté impedido de trabajar y no tenga bienes suficientes. El testador debe dejar alimentos a las personas que se mencionan en las fracciones siguientes: 1.—A los ascendientes. IV.—A la persona con quien el testador vivió como si fuera su cónyuge durante los 5 años que precedieron inmediatamente a su muerte o con quien tuvo hijos. CAPITULO De los bienes de que se puede disponer por testamento. ninguna de ellas tendrá derecho a alimentos.L. siempre que ambos hayan permanecido libres de matri- monio durante el concubinato y que el superviviente esté impedido de trabajar y no tenga bienes suficientes. cuando exista la obligación a que se refiere la fracción anterior. [51] . C. Llegado que sea el acontecimiento futuro de realización cierta del que depende la cesación del legado. pero habrá hecho suyas las prestaciones percibidas. pues los efectos del plazo no son retroactivos (véase el comentario al artículo anterior). Este derecho sólo subsistirá mientras la persona de que se trate no contraiga nupcias y observe buena conducta.—A los descendientes que estén imposibilitados de trabajar. 11.TITULO SEGUNDO/ CAPITULOS IV y V ARTS. se extinguirá el derecho del legatario a percibir las prestaciones periódicas.

Difiere en algunos aspectos el sistema que regula este capítulo del que comprende el capítulo II del título Vide! libro primero. cuando reúnen los requisitos que este título señala. debe dársele su significado legal. Tiene derecho a pensión sólo cuando se encuentra impedido para trabajar y carece de bienes suficientes. 1372 no los considera. IV otorga este derecho a los ascendientes. contiene una excepción a esa modalidad especial. 111 se refiere al cónyuge supérstite sin hacer distinción al respecto. sobre pago de pensiones alimenticias. si están incapacitados o mien- tras que no cumplan dieciocho años. Descendientes. En México el CC de 1884 consagró la libertad de testar. La mayor parte de las actuales legislaciones. Para que proceda el pago de la pensión alimenticia el concubino supérstite. 298 y 299. La fr. el capítulo V del título II. 395 y 396 que los equiparan a los padres ya los hijos? La respuesta resulta dudosa. II incluye a los descendientes de cualquier edad que se encuentren impo- sibilitados para trabajar. Las disposiciones del capítulo V del título II. Esta fracción fue reformada por la ley del 31 de diciembre de 1974 y hoy tiene derecho a exigir alimentos uno u otro de los concubinos que antes del decreto modificatorio. La fr. pues obliga al testador al otorgamiento de pensiones alimenticias a las personas que enumera el artículo que se comenta. debe reunir los requisitos que en esta fracción se indican. 297. V se refiere a los concubinos. sólo tienen aplicación en la sucesión testada. 13Se LIBRO TERCERO V1. Se hace esta observación porque el artículo en cita no conside- ra a los adoptantes ni a los adoptados en su enumeración y ni unos ni otros son ascendientes ni descendientes. Los ascendientes y descendientes se encuentran definidos en los aa. 1611 y 1613.ART. que son muy similares a los que exige el a. derecho que subsistirá mientras no contraiga nuevas nupcias y viva honestamente. sólo tenía la concubina. por el parentesco o el matrimonio. 1 del artículo que se comenta considera en primer término como bene- ficiarios de pensiones a los descendientes menores de 18 años ye! mismo artículo en su fr. salvo casos especiales que contemplen los aa. son los parientes consanguíneos que describen los aa. 1635. siempre que. 297. Tampoco les es aplicable el a. ¿Podrían invocarse para estos efectos los aa. Sin embargo.298 y 299 y es sabido que cuando el legislador define una palabra. 307 porque el a. La fr. si no tienen bienes para subvenir a sus necesidades.—A los hermanos y demás parientes colaterales dentro del cuarto grado. además se encuentren impedidos de [52] . principio que ha mantenido la legislación actual. en la legítima no se consideran. La fr. establecen las llamadas "asignacio- nes forzosas" que obligan al testadora distribuir parte de los bienes hereditarios entre personas ligadas a él.

sino a falta o por imposibilidad de los parientes más próximos en grado. tanto en materia de dere- chos como de obligaciones y gravámenes.TITULO SEGUNDO/CAPITULO V ARTS. es viciosa o amoral. Es necesario tener presente sobre esta materia lo que dispone el a. IV y VI del artículo anterior es subsidiaria y sólo procede cuando no existen otros parientes más próximos en grado. resolvio que "el hecho de que una mujer tenga un hijo fuera de matrimonio no es suficiente para acreditar su mala conducta. 11. pues para eso es necesario una sucesión de actos que manifiesten que la persona de quien se trata. 1. 1340 en orden a que la incapacidad para heredar priva también de los alimentos que corresponden por ley. La obligación de proporcionar alimentos a los parientes enumerados en las frs. El legislador. en varias disposiciones.G. que tengan menos de 18 años o se encuentren "incapacitados".C. No expresa el legislador la clase de incapacidad. por las siguientes razones: porque el deber de prestar alimentos a los cónyuges. no demuestra mala conducta". VI del artículo en comentario autoriza a los hermanos y a los parientes colaterales dentro del cuarto grado para cobrar estas pensiones. concubinos. y L. X y XI del a. 304.respecto de los cuales tenga obligación legal de proporcionar alimentos al momento de la muerte". con excepción de los casos comprendidos en las frs. No hay obligación de dar alimentos. 1318 y 1389 trabajar y no tengan bienes suficientes.P. 1316. ¿Es necesario que se haya declarado judicialmente en vida del testador la obligación de proporcionar alimentos a estos parientes para que tengan derecho a cobrarlos después de la muerte del de cujus? ¿Cómo puede saber el testador que algunos parientes de ulterior grado. siempre que no tengan bienes para subvenir a sus necesidades. La fr. en la página 114. 1604 y 1634 se encargan de confirmarlo yen cuanto al segundo. ARTÍCULO 1369. a los cuales puede no conocer necesitan alimentos y si existen o no otros obligados a prestarlos? La duda no sólo surge de la dispoción que se comenta sino también de las frs. los aa.. 1368 que al referirse a los descendientes agregan: ". o los existentes estuvieren imposibilitados de prestarlos. y seguramente que un solo acto que puede en algunos casos hasta encontrarse justificado. El derecho subsiste mientras el supérstite no contraiga matrimonio y observe buena conducta.. ha establecido el principio de que los parientes más próximos excluyen a los más lejanos. I y II del a.(. I. En el primer aspecto. 305 y el que se comenta son claras demostraciones de lo que se afirma. 303. hijos I3] . La SCJN en una ejecutoria que aparece publicada ene! apéndice 1917-1975. Al parecer no sería necesaria declaración judicial previa. los aa.

la obligación se reducirá a lo que falte para completarla. 1368. será a cargo de la masa hereditaria (a. su producto no iguala a la pensión que debería corresponderles. Para tener derecho de ser alimentado se necesita encontrarse al tiempo de la muerte del testador en alguno de los casos fijados en el artículo 1368. aun cuando tenga bienes. la obligación se reducirá a lo que falte para completarla. P.ARTS. pero si teniéndolos. pero ello no le quita el carácter de prestación alimenticia. 1376). Sin embargo. Si los medios económicos de que dispone el asignatario son insuficientes para la satisfacción completa de su necesidad alimentaria. P. Esta disposición guarda perfecta armonía con los principios generales sobre pagos de pensiones alimenticias. Si el asignatario de alimentos tuviere bienes pero su producto no iguala a la pensión que debería corresponderle. No hay obligación de dar alimentos a las perso- nas que tengan bienes. ARTICULO 1371. [54] . Sería absurdo pensar que estas personas no tendrían derecho a percibir alimentos después de la muerte del de cujus por no haberlos cobrado judicialmente en vida de éste. el testamento se convierte en inoficioso conforme a los aa. Es ese el momento que señalan los aa. 1370 y 1371 LIBRO TERCERO y progenitores.C. deben entregársele las cantidades que falten para completarla. deberá ser alimentada con cargo a la masa hereditaria". 1643 que opera tanto en la sucesión testada como en la intestada. y el pago de la pensión a la persona omitida. L. 1 374 y 1375. 1368. Porque si el testador omite en su testamento a alguna de las personas sefialadas en el a. L. Dice esa disposición: "La viuda que quedare encinta. observe mala conducta o adquiera bienes. en el instante mismo en que muere el de cujus. Porque sólo podrá determinarse si tienen o no derecho al pago de pensiones alimenticias las personas enumeradas en el a. ARTÍCULO 1370. 1349. aplicándose en este caso lo dispuesto en el artículo anterior. Se trata de una pensión alimenticia temporal de duración muy breve. por lo general-se cumple espontáneamente y sólo por excepción es necesario un juicio para obtenerlos. existe en la legislación civil una excepción a este principio consagrada en el a. y cesa ese derecho tan luego como el interesado deje de estar en las condicio- nes a que se refiere el mismo artículo. Los alimentos deben ser proporcionados según la necesidad del que debe recibirlos. 1370 y 1371 para hacer procedente el derecho.C. las cuales sólo deben otorgarse a las personas que carecen de lo necesario para la subsistencia.

C. L. 321 contiene una disposi- ción similar. éstos deben estar impedidos para trabajar. El a. 1368. Sin embargo. Cesa este derecho cuando alguno de los interesados deja de tener la calidad jurídica que les asigna el a. Con respecto a la transacción. La pensión ali- menticia se fijará y asegurará conforme a lo dispuesto en los artículos 308. y por ningún motivo excederá de los productos de la Porción que en caso de sucesión intestada corresponderían al que tenga derecho a dicha pensión. si se trata de descendientes éstos deben ser menores de 18 años o estar incapacitados para trabajar. ni bajará de la mitad de dichos productos. 316 y 317. Con excepción de los artículos citados en el presente Capítulo. 1370. [55] . Empieza diciendo este artículo que el derecho a percibir alimentos no es renunciable ni puede ser objeto de transacción. ni bajará de la mitad de dichos productos. cualquiera que sea. subsistirá su designación. siempre que no baje del mínimo antes establecido. el testador puede asignar una pensión distinta y en tal caso subsistirá su designación. 308. Sin embargo. que en ningún caso pueden exceder de la porción de uno de los hijos. no son aplicables a los alimentos debidos por sucesión. se aplicará lo que dispone el a. éstos sólo tendrán derecho a alimentos. Título VI del Libro Primero. las disposiciones del Capítulo II. El a. reafirma el mismo principio el a. El derecho de percibir alimentos no es renuncia- ble ni puede ser objeto de transacción. si se trata de cónyuges o eoncubinos. cuando observen mala conducta o adquieran bienes. 1611 dispone que. 316 y 317 de este Código. Cuando los menores dejan de serlo o los cónyuges o concubinos contraen matrimonio o no viven honestamente. Si los reúnen después no procedería el beneficio. si en la sucesión legítima concurren hijos con ascen- dientes. 2950 en su fr. Por fin. el legislador en el artículo que se comenta ha puesto un límite al monto de la pensión: no puede exceder de los productos de la porción que en caso de sucesión intestada corresponderían al que tenga derecho a dicha pensión. siempre que no baje el mínimum antes establecido.TITULO SEGUNDO/CAPITULO V ARTE 1371 y 1371 Dispone este artículo que para tener derecho a exigir alimentos se requiere: que los requisitos para obtenerlos sean reunidos por los interesados al momento de la muerte del de ( ujus. La pensión alimenticia se fija y asegura conforme a lo que disponen los aa. V. si se trata de colaterales éstos deben ser menores de 18 años o estar incapacitados para trabajar. 314.P. 314. Si el testador hubiere fijado la pensión alimenticia. ARTÍCULO 1372.

316 y 317. I. 308. 1368. 2348. 111 del artículo que se comenta dispone que una vez suministrados los alimentos a los descendientes. II1. 1635. Si fueren varios los descendientes y de distintos grados de parentesco ¿Ten- drían todos los mismos derechos? El legislador no hace distinción alguna al respecto. en materia de donaciones. a los hermanos y a la concubina. conside- ran la reducción de las donaciones. se ministrarán a prorrata a los ascendientes. en el [56] . a los demás parientes colaterales dentro del cuarto grado. Termina el artículo limitando la aplicación de las normas sobre alimentos que se contienen en el libro primero. cuando el caudal hereditario no fuere suficiente para otorgar ali- mentos a todas las personas enumeradas ene! a. al cónyuge supérstite y a los ascendientes.-Por último. los aa. a prorrata. ARTS. 1372 y 1373 LIBRO TERCERO Los aa. se ministrarán igualmente a prorrata. L. se observarán las reglas siguientes. II. El artículo que se comenta. sólo a los aa. Por fin. si que- daren aún bienes se suministrarán también a prorrata a los hermanos ya la con- cubina. IV. establece un orden para el pago de las pensiones alimenticias. 1464 y 1465 contienen disposiciones especiales sobre los legados de alimentos.—Después se ministrarán también a prorrata. ¿Fue simple olvido del legislador o se excluyó deliberada- mente al concubinario de esta relación? También es necesario tener presente que mediante la ley del 27 de diciembre de 1983 se trató de equiparar en cuanto al goce de los derechos hereditarios a los concubinos con los cónyuges al modificarse el a. 1414. cuando los bienes de la herencia no alcanzan para cubrir todos los legados. en situaciones semejantes. Allí también se señala un orden para el pago. En esta especie de prelación de créditos alimentarios el artículo en cita le da preferencia a los descendientes y al cónyuge supérstite. Cuando el caudal hereditario no fuere suficiente para dar alimentos a todas las personas enumeradas en el artículo 1368. 314. V del a.C. ARTÍCULO 1373. en el a.—Cubiertas las pensiones a que se refiere la fracción anterior. Es curiosa esta disposición.—Se ministrarán a los descendientes y al cónyuge supérstite a prorrata.P. Sin embargo. 1368 por medio de laley del 31 de diciembre de 1974. porque sólo se refiere a la concubina y no al concubinario. a quien también se le dio participación en el pago de estas pensiones. Algo semejante considera el legislador con respecto a los legados. La fr. 2360 y 2377 a 2383. al modificarse la fr. 1463.

al disponer que las pensiones alimenticias son carga de la masa hereditaria y no legados y por lo tanto no les son aplicables las disposiciones de los aa. Las únicas asignaciones forzosas. TITULO SECUNDO/CAPITULO V ARTS. La ley impone al testador la obligación de considerarlas entre las disposiciones de última volun- tad. Establece la ley en esta materia. 1464. según lo establecido en este Capítulo. donde el silencio del testador lo suple el legislador. subsistiendo el testamen- to en todo lo que no perjudique ese derecho. El testamento no es nulo. pero la exclusión deliberada o no de los asignatarios de pensiones no tiene eficacia legal alguna.P. La pensión alimenticia es carga de la masa hereditaria. El testamento inoficioso no se invalida y subsiste en todo lo que no perjudique el derecho del preterido. 1374. ARTICULO 1375.P. Es interesante determinar la calidad jurídica de estas pensiones.P.C. en cambio a la concubina se le ubica en el tercero y se excluye al concubinario. El artículo que se comenta se encarga de dar solución al respecto. 1373. y si lo hace. L. en especial cuando en el testamento se hace referencia a ellas. si así pudiéramos denominarlas.C. Carece de libertad el testador para excluirlas. que contem- pla la actual legislación civil. Sólo las establece el legislador en la sucesión testada. esto quiere decir que a pesar de la omisión. 1465 y otros. El preterido tendrá solamente derecho a que se le dé la pensión que corresponda. 1463. su testamento se considera inoficioso. [57] . L. los interesados no pierden su derecho a cobrarlas. Es inoficioso el testamento en que no se deje la pensión alimenticia. 1375 y 1376 artículo que se comenta se ubica al cónyuge supérstite en el primer escalón de esta prelación.C. el cual tiene la facultad de exigir el pago de la pensión que legalmente le corresponda. son las pensiones alimenticias de carácter suceso- rio. L. ARTICULO 1376. excepto cuando el testador haya gravado con ella a alguno o algunos de los partícipes de la sucesión. ARTICULO 1374. una limitación al principio de la autonomía de la voluntad.

aun cuando el padre viva. o que se le mencione en forma expresa en el testamento. las contraídas por el autor de la herencia independientemente de su última disposición y de las que es responsable con sus bienes". debe entenderse para los efectos del derecho hereditario. L. 3175 del mismo ordenamiento.C. 3164 del CC del Estado de Puebla. tercera sala. No obstante lo dispuesto en el artículo 1375. dispone que el hijo póstumo tiene derecho a percibir íntegra la porción que le correspondería como heredero legítimo si no hubiera testamento. Los aa.P. ARTÍCULO 1377. a menos que el testador hubiere dis- puesto expresamente otra cosa. el testador puede optar por otro sistema de pago. gravando a alguno de los partícipes de la sucesión. El testamento quedará reformado si el hijo póstumo adquiere la calidad de heredero legítimo porque excluirá de la sucesión a los herederos de inferior grado y a los extraños instituidos por el de cujus. en el sentido de desheredarlo. 13711 y 1377 LORO TERCERO El a. sino también el que nace después de otorgado el último testamento. el hijo póstumo tendrá derecho a percibir íntegra la porción que le correspondería como heredero legítimo si no hu- biere testamento. toda vez que el a. En una ejecutoria de la SCIN. 1379 y 1599). 1760 dispone que "se llaman deudas hereditarias. si no existe disposición expresa de este último. en tal caso tendrá los mismos derechos que la ley otorga a los herederos legítimos. pues ello constituye una excepción prevista por la ley a la libertad de testar a que se refiere el a.P.ARTS. que lo es no solamente aquel que nace después de la muerte del padre. Con respecto al hijo póstumo pueden presentarse dos situaciones: que no se le considere en el testamento. 1337. bajo el número 56 de la página 57. en este caso habrá que ceñirse a lo que disponga el testador. No obstante lo anterior. 1774 señala un procedimiento especial para su pago.C. que aparece publicada en el Informe de 1976. a menos que el testador hubiere dispuesto expresamente otra cosa. (Veánse los aa. 1757 y 1759 establecen la oportunidad en que deben pagarse estas deudas y el a. se resolvió lo siguiente: Interpretando el concepto de hijo póstumo humana y jurídicamente. [58] . L.

TITULO SEGUNDO De la sucesión por testamento CAPITULO VI De la institución de heredero .

que "cuando siendo válido el testamento no debe subsistir la institución de heredero. a los cuales se refiere el a. 2. conservar la calidad jurídica de testamento. [59] . Reconocimiento de un hijo nacido fuera de matrimonio. y la sucesión legítima sólo comprenderá los bienes que debían corresponder al heredero instituido". Confirman este principio. 5. 1295 y 1600. 1299. El primero de ellos al definir el testamento dice que : "es un acto personalísimo. Designación de albaceas. IV. 2. 1600 agrega por su parte. y el a. que pueden tener el carácter de no patrimo- niales. los aa. 4. Encargos especiales al albacea. 470. 1771. por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos. revocable y libre. aunque no contenga institución de heredero y aunque el nombrado no acepte la herencia o sea incapaz de heredar. 1378 CAPITULO VI De la institución de heredero ARTÍCULO 1378. podemos enumerar las siguientes: 1. y declara o cumple deberes para después de su muerte". 367 y 369 fr. Se refiere este artículo a varios aspectos novedosos del derecho sucesorio y reitera el principio establecido en otras disposiciones. las demás disposiciones hechas en él.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VI ART. 1682 y siguientes. entre otros. tienen relación estrecha con la disposición de bienes. 1472. El testamento otorgado legalmente será válido. 1298. Designación de un tercero para que haga la distribución de las cantidades que el testador haga a determinadas clases. Entre las diversas cláusulas no patrimoniales que pueden incorporarse en un testamento según el código. Así lo disponen los aa. Designación de un tercero para que elija los actos de beneficencia y los establecimientos a los que deban aplicarse determinados bienes. que si bien no son exclusivamente patrimoniales. en cuanto a que en un testamento. o cláusulas no patrimoniales solamente y no obstante ello. sin embargo. en la forma en que señala el a. Dispone el a. según lo disponen los aa. 1747 que se refiere a ellos no hace distinción alguna. pueden coexistir cláusulas de disposición de bienes y designación de herederos o legatarios y otras no patrimoniales. Pueden también incorporarse al testamento otras cláusulas. Ello lo permiten los aa. pues el a. 3. Partición de los bienes hereditarios hecha por el propio testador en !a forma que establece el a. Designación de tutor testamentario. Nombramiento de herederos substitutos de acuerdo a lo establecido en el a. subsistirán. 473. 475 y 481 3. tales como: 1. 1378 que el testamento seguirá siendo válido aun cuando el heredero no acepte la herencia o sea incapaz de heredar.

1290. la designación de día en que deba comenzar o cesar la institución de heredero. 1649. cuando el hijo póstumo hereda por sucesión legítima. en los términos que señala el a. se cumplirán las demás disposicio- nes no afectadas por la caducidad del testamento. II y III denomina testamentos caducos a algunos de estos instrumentos. El a. los legados pueden instituirse para día cierto.C. Día cierto según el a. L. 13711. con las limitaciones y modalidades que señalan los aa. al caso que señala el a. 1304 y 1478. Según el a. 1599. 1497 en sus frs. El a. Ratifica lo anterior el a. ni la del legado. los aa. 1478 que dice: "La nulidad de la substitución fideicomisaria no importa la de la institución. 1355 y 1358 y "por no escrita". para la distribución de los bienes que dejen de percibir los herederos designados en el testamento. 147. Los bienes asignados a las personas señaladas en las frs. 1378. 1379 y 1380 LIBRO TERCERO El a. Cuando el testamento no contenga institución de heredero. De lo anterior se deduce que es nula la substitución fideicomisaria y como [60] . etc. No obstante lo dispuesto en el artículo 1344. ARTICULO 1380. teniéndose únicamente por no escrita la cláusula fideicomisaria". P. L. 1599 serán distribuidos entre los herederos legítimos.C.. II y IV del a. 1379 y 1600. la institución de heredero puede ser condicional pero no a plazo.ARTS. Según el a. 1660 y' 1704. 1337. 1336. la designación de un tutor testamentario. 1288. 1954 es aquel que necesariamente ha de llegar. 600. los testamentos caducos siguen siendo válidos. la institución de legatarios. se tendrá por no puesta. entre otros. 1377. 1344 y el que se comenta. 1336y 1600. tal sería el reconocimiento de un hijo. Esta última frase la emplean también los aa. En los tres casos señalados en el artículo anterior. ¿Cuál es el sentido de estas expresiones? En parte aclara estos conceptos el a. Se abrirá la sucesión legítima. con las limitaciones y modalidades que señalan los aa. en los aa. o el designado rechace la herencia o sea incapaz de heredar. De acuerdo con lo establecido en el a. Este precepto puede aplicarse por analogía. 1380 dispone que la designación de día en que debe comenzar o cesar la institución de heredero "se tendrá por no puesta". se cumplirán las demás disposiciones testamentarias que estuvieren hechas conforme a las leyes. pues ello sería contrario a lo dispuesto.P. 1337 reafirma lo anterior. ART1CU LO 1379.

tienen diversos significados. 973. fr. la venta "no producirá efecto legal alguno". 186. 1520. En el apéndice del año 1975. L. 2034. IV. entre otros los aa. serán nulas. 1491 al disponer que "el testamento es nulo cuando se otorga en contravención a las formas prescritas por la ley".TITULO SEGUNDO/CAPITULO VI ARTS. aparece publicada la siguiente jurisprudencia de la SCJN "Si no hay disposiciones expresas en las leyes y para los casos que ellas comprendan. ARTíCULO 1381. heredarán por partes iguales. Puede tratarse de una sola persona. Ahora bien. 1534. éste "quedará sin efecto". 788. En este último caso se les considerará como herederos de cuota y tendrán en todo caso la calidad jurídica que les asigna el a. 1520 y 1543 disponen que si se omiten las formalidades en el otorgamiento de un testamento. se refieren a ellas. Aclara estos conceptos el a. 3011 y 3012. desde la oponibilidad a la ineficacia. A ellos se refieren.C. 2310 frs. sino que las nulidades deben ser declaradas por la autoridad judicial. 1724 y 2448 letra J. o ella se produce por pleno derecho? ¿Existen en la legislación civil las nulidades por pleno derecho? Los aa. VI. 2861. los aa. quinta época. 973 el cual dispone que mientras no se haya efectuado la notificación que allí se exige. 1950. 2860. 2304 y 2346 se dispone que determinados actos jurídicos "quedarán sin efecto" o emplea frases equivalentes. a cada uno de [61] . 1393.P. Las expresiones "producir efectos" que emplean entre otros los aa. 1380 y 1381 consecuencia de esta nulidad. El primero dispone que los propietarios de cosa indivisa no pueden vender su parte sino cumpliendo lo dispuesto por los aa. 1301. Dispone el a. frase que es aclarada convenientemente por los aa. 1292. 973 y 974 y el a. Estas expresiones las encontramos en primer lugar en el a. Los herederos instituidos sin designación de la parte que a cada uno corresponda. y previo el procedimiento formal correspondiente". o de varias. se tendrá por no escrita la cláusula que la contiene. vol. En otras disposiciones. nuestra legislación no autoriza que se reconozca la existencia de nulidades de pleno derecho. 2322 y 3007 y "surtir efectos" que se encuentran en los aa. el testador puede asignar cuotas determinadas en la herencia. en todos los casos. 1 y III. 1291. 2282 establece que las compras hechas en contravención a lo establecido en dicho precepto. 1289. 1288. 1284 que el heredero es un adquirente a título universal. p. Por su parte. 2312. ¿Tienen sentido equivalente ambos conceptos? ¿Debe el juez declarar esta nulidad. 1284 de sucesores a título universal. tercera sala. etc. 2279 y 2282. En los aa. el legislador emplea otras palabras o conceptos semejantes que equivalen a la nulidad. Al pie de esta senten- cia aparecen los datos de las cinco ejecutorias que forman jurisprudencia.

1415. desde el momento de la muerte del testador y el a. MITS. 2011. Aunque el testador nombre algunos herederos individualmente y a otros colectivamente. como un tercio. 1286 establece que cuando toda la herencia se distribuya en legados. 1429 establece que cuando el legado es de cosa específica y determinada. Si no hace esta designación de cuotas. 2017. III. ARTÍCULO 1383. como ocurre con los medios hermanos. El heredero instituido en cosa cierta y determina- da debe tenerse por legatario. I. 1290 dispone que el legatario adquiere derecho al legado puro y simple así como al de día cierto. 1285 que el legatario adquiere a título particular y no tiene más cargas que las que expresamente le imponga el testador. entre otros. 1784 fr. P. Lo mismo ocurrirá cuando se trata de herencia legitima y concurren varios herederos de un mismo orden de sucesión. El a. se consi- derará que las partes que correspondan a cada heredero serán iguales. 1427. los colectivamente nombrados se considerarán como si fuesen individualmente. 1430. los aa. propia del testador. y en tal caso se acatará lo que el testador señale. El legislador en materia sucesoria toma especialmente en cuenta la voluntad [62] . como si dijera: "Instituyo por mis herederos a Pedro y a Pablo y a los hijos de Francisco". una cuota igual a la de los nombrados en forma individual. L. a no ser que el testador haya dispuesto otra cosa. 1429. a no ser que se conozca de un modo claro que ha sido otra la voluntad del testador. 2012. A la inversa el a. un quinto u otra fracción. según lo dispone el artículo que se comenta. L. P. 1312 y 1383 LUIR° TERCERO ellos. Sin embargo. un cuarto. el legatario adquiere su propiedad desde que aquél muera y hace suyos los frutos pendientes y futuros. El heredero instituido en cosa cierta y determinada debe considerarse como legatario. Cada uno de los colectivamente nombrados tiene derecho a percibir en la herencia. 2014. ARTÍCULO 1382. los aa. A las cosas ciertas y determinadas se refieren. Dispone el a. 2019 y en cuanto a los legados de cosas ciertas y determinadas. si aparece de un modo claro que fue otra la voluntad del testador se acatará esa voluntad. 1414 fr. 1460. los legatarios serán considerados como herederos. 2013. 1351. salvo que la misma ley asigne cuotas diferentes. C.C. sin perjuicio de su responsabilidad de los herederos.

y los tiene sólo de padre. es conveniente individualizarlo debidamente. L. deben agregarse otros nom- bres y circunstancias que distingan al que se quiere nombrar. se refieren a las substituciones. como substitutos suyos. como puede comprobarse mediante la lectura de los aa. pues es usual que los hijos lleven el nombre de sus padres o abuelos. y agrega el a. se entendrán todos instituidos simultánea y no sucesivamente. Los aa. En materia de sucesión intestada. El artículo que se comenta establece que no se considerará a los hijos de dicha persona.C. [63] .C. se dividirán la herencia como en el caso de intestado. Excepcionalmente el legislador en este artículo se refiere al nombre de las personas. P. Se aplican también las disposiciones de la sucesión intestada en el caso de los parientes a que se refiere el a. aquéllos heredarán doble porción que éstos. P. ARTICULO 1385. ARTICULO 1384. 1383. 1631 que si concurren hermanos con medios hermanos. P. Es frecuente que en las familias numerosas existan parientes de igual nombre y apellido. Si el testador llama a la sucesión a cierta persona y a sus hijos.C. y si hubiere varios que tuvieren el mismo nombre y apellido. Si ello ocurre para que no existan dudas sobre la identidad del heredero instituido. el a. en los casos que allí se indican. sólo de madre. Si el testador instituye a sus hermanos. 1630 dispone que si sólo hay hermanos por ambas líneas. ARTÍCU LO 1386. y de padre y madre. sino como herederos con iguales dere- chos que él. L.TITULO SECUNDO/CAPITULO VI ARTS. sucederán por partes iguales. por otra u otras personas. 1385 y 131111 del testador. L. 1300.C. 1302 y 1477. figura jurídica que tiene como finalidad reemplazar al heredero instituido.P. El heredero debe ser instituido designándolo por su nombre y apellido. 1472 y ss. 1364. L.

valdrá la institución.P. podrá validarse la institución acreditando esos hechos.C. Toda disposición en favor de persona incierta o sobre cosa que no pueda identificarse será nula. se le tendrá por tal. Dispone este artículo que si no es posible determinar a quién quiso instituir heredero el testador. Es frecuente que algunas personas. L. L. Será el juez en definitiva. Si existiere incertidumbre sobre la existencia misma del presunto heredero. apellido o cualidades del heredero. El legislador respeta la voluntad del testador. cuando no existan dudas sobre su identidad. el llamado a resolver los casos prácticos que se presentaren. si de otro modo se supiere ciertamente cuál es la persona nombrada. ARTÍCULO 1388. si el testador le designare de otro modo que no pueda dudarse quién sea. El error en el nombre.ARTS. Si son otras las causas del error de identidad. 1388. cuando es posible identificar al heredero entre varias pesonas del mismo nombre. se debe a estas circunstancias. cuando haya varias personas del mismo nombre y circuns- tancias. sin intención dolosa. utilicen nombres y apellidos distintos de los reales o verdaderos. Aunque se haya omitido el nombre del heredero. ocasionando con ello confusiones y conflictos serios. 1309 y 1390 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1387. 1367. la [641 . Es una solución atinada. 1386 ofrece una solución distinta.C. ARTÍCULO 1389. ninguno será heredero. Si el error en la individualización del heredero. Si entre varios individuos del mismo nombre y circunstancias no pudiere saberse a quién quiso designar el testador. habrá que emplear medios de prueba de mayor eficacia. ARTÍCULO 1390. a menos que por algún evento puedan resultar ciertas. El a. ninguna podrá heredar. P.C. L. Aun cuando no se indique por su verdadero nombre a la persona a quien el testador designa heredero. pues la indetermina- ción del beneficiario es un obstáculo que impide conocer la exacta voluntad e intención del testador. no vicia la institución. P.

La cláusula testamentaria decía: "Instituyo como legataria universal a la señorita. pero no del testamento mismo.C. 1391 y 1392 disposición será nula.. El testamento. una señorita que fue posteriormente bien identifi- cada. se refiere a la prestación de un servicio también determinado. no existiría ninguna duda al respecto. ARTíCULO 1392. En el segundo caso.G. 15". El primero se refiere a un bien material específicamente determinado. CAPÍTULO VII De los legados ARTÍCULO 1391. El legado puede ser de cosas o de servicios.G. Esta disposición ratifica la conocida regla de derecho que afirma que la disposi- ción legal específica deroga a la general.P. Cree que si la laguna puede colmarse. es la expresión de la última voluntad y si esta manifestación de voluntad es dudosa da lugar a interpretarla. si puede comple- tarse con prueba testimonial un testamento incompleto.. El legado puede consistir en la prestación de la cosa o en la de algún hecho o servicio. TITULO SEGUNDO/CAPITULOS VI y VII ARTS. La interpretación constituye una obligación y una facultad del juez. 1399. los legatarios se regirán por las mismas normas que los here- deros. Se pregunta Laurent comentando este caso. Cuando no haya disposiciones especiales. pero la Corte de casación dejó sin efecto esa sentencia. Lo mismo ocurrirá si no puede identificarse la cosa que debiere ser objeto de la disposición testamentaria. cuando este contiene otros actos de última voluntad. Laurent cita un caso en el cual el nombre de la legataria se encontraba en blanco. JAMO. 1378 a 1390 para la institución de heredero. No obstante lo anterior. vivía con su madre en la calle y número que el testador señalaba. La corte de París resolvió que era válida la cláusula testamentaria. Del texto de este artículo se desprende que se trata de la nulidad de la cláusula en que figura la disposición incierta. agrega. la disposición será válida si por un evento pueden resultar ciertas una o ambas circunstancias. Ambos tipos configuran el [651 . que vive con su madre en la calle de Trois Fréres No. Se comprobó que efectivamente. En aplicación supletoria deben tenerse en cuenta las disposiciones contenidas en los aa. 1. basándose en las indicaciones mismas que el testamento contie- ne. y L. por considerar que el legado era nulo por falta de legatario.

1391. al seguir las reglas generales de la herencia. sino a los mismos legatarios. M. 1394 y 1395 LIMO MC11110 universo de posibilidades en que puede desplazarse la figura. En. M. 1393. ARTÍCULO 1395.A1TS. En sentido directamente contrario a lo dispuesto en el a. ARTÍCULO 1393. A. J. ARTÍCULO 1394. De todas formas ya se sabe que. No produce efecto el legado si por acto del testador pierde la cosa legada la forma y denominación que la determinaban. el causahabiente recibe el legado a beneficio de inventario. J. que entonces se perfila bajo la forma de una disposición monis causa en virtud de la cual se trasmite a título gratuito o con ciertas modalidades un bien material determina- do o un hecho o servicio en favor de un heredero que asume la denominación particular de legatario. 1393. inexis- tente —por lo menos en su origen— y tampoco puede acomodarse en ninguna de las causas de nulidad estructural del a.G. desde luego. La figura misma del legado puede a la vez gravarse con un legado que ostente una específica modalidad onerosa según los propios términos del artículo en cita.G. siempre que sea por acto mismo del testador. El acto no es. 2224 y ss. Deberá recordarse aquí la naturaleza unilateral del acto para entonces probablemente localizar su estudio en la figura especial de la tácita revocación por acto propio del autor. Desvirtuada la naturaleza intrínseca de la cosa o servicio objeto del legado la institución se torna ineficaz. El testador puede gravar con legados no sólo a los herederos. JAMO. A. el panorama general de nulidades que acoge nuestro CC. 1795. Que se trata en cambio de una forma genérica de ineficacia --en este caso sucesiva o funcional— parece muy obvio: la dificultad estriba en su consideración causal para buscar su ubicación en el contexto de esta figura. el objeto del [66] . La cosa legada deberá ser entregada con todos sus accesorios y en el estado en que se halle al morir el testador. pero la culpa del testador parece rechazar esta consideración. La doctrina cree ver aquí una ineficacia en sentido estricto que adopta entonces el carácter de superviniente o sucesiva. esta particular forma de ineficacia no parece encajar en ninguno de los tipos clásicos consagrados en los aa.

A. puede uno de éstos aceptar y otro repudiar la parte que le corresponda en el legado. El legatario no puede aceptar una parte del legado y repudiar otra. J. A. El empleo de los términos "gratuito" y "oneroso" en la redacción del precepto en cita debe entenderse teniendo presente el beneficio de inventario que siempre [67] . siempre que sea incondicional. salvo disposición del testador en contrario. el legatario no podrá renunciar éste y aceptar el que no lo sea. es libre para aceptarlos todos o repudiar el que quiera. 1397. En virtud de versar la transmisión sobre cosas o servicios (lo que en rigor carac- teriza la naturaleza intrínseca de la figura). ARTÍCULO 1397. 1398 y 1399 legado debe entregarse precisamente en el estado en que se halle a la fecha de la muerte de su autor.G. Los términos claves de la disposición.G.G. Si los dos son onerosos o gratuitos. J.TITULO SECUNDO/CAPITULO VII ARTS. El precepto debe relacionarse con los aa.G. J. ARTICULO 1398. A. ya que los herederos del legatario sí tienen el derecho de aceptar parcialmente el legado.M.M. 1290 y 1429 donde se instituye que el legatario adquiere derecho al legado desde el momento de la muerte del testador. ARTICULO 1399. Sin embargo. 1394. el legatario no puede aceptar una parte y renunciar a la otra. Con ello se respeta la postrera voluntad del testador que ha querido conformar con el legado una sucesión íntegra y particular de sus bienes. 1395. Los gastos necesarios para la entrega de la cosa legada. Si se dejaren dos legados y uno fuere oneroso.A. J.ello no sucede en el caso de la substitución mortis causa del propio causahabiente. ARTÍCULO 1396. Si el legatario muere antes de aceptar un legado y deja varios herederos.M. M. serán a cargo del legatario. no ameritan un comentario explicitivo.

especialmente en el caso de inmuebles cuya entrega jurídica perfeccionada opera con la adjudicación respectiva.A. o renun- ciar éste y aceptar aquélla. M. A. se tendrá para los efectos legales como lega- tario preferente. Los créditos acti- vos ostentan un capítulo aparte que hacen indispensable la disposición expresa del autor.G. J. 1414 respecto al pago jerárquico de los legados.140E y 1403 LOMO TERCERO obra en favor del heredero o legatario y que se encuentra consignado en el a. no se entenderán legados los documentos justificantes de propiedad.G. G. ni los créditos activos. J. 1399. Es desde luego innecesaria la transmisión legataria de los documentos relativos a los títulos de propiedad. Este artículo debe relacionarse con el a.A. Cuando se legue una cosa con todo lo que comprenda. J. a no ser que se hayan mencionado especificadamente.1401. 1400. ARTICULO 1400. Este artículo es una aplicación específica de los principios generales que se relacionaron en el punto anterior. ARTE. El carácter preferente como legatario asegura para el acreedor el oportuno pa- go de su crédito. ARTICULO 1402. ARTICULO 1403. 1653 y que tiene una relación específica con el 1657 respecto a la imposibilidad de aceptación parcial.M. puede renunciar la herencia y aceptar el legado. J. 1284. El legado del menaje de una casa sólo comprende los bienes muebles a que se refiere el artículo 761. El heredero que sea al mismo tiempo legatario.G. ARTÍCULO 1401. El acreedor cuyo crédito no conste más que por testamento.M.A. [68] . M. La aceptación voluntaria y libre del legado es un derecho indiscutible que se encuentra plasmado como regla general en el a.

podrán éstos exigirse entre sí la constitución de la hipoteca necesaria. [69] . La diferencia reside en el carácter independiente de la adquisición según el a.A. al establecer que si no hay una declaración del testador incluyen- do en el legado las nuevas adquisiciones presume que fue voluntad del autor transmitir al legatario la cosa que existía en su patrimonio en el momento en que otorgó el testamento. útiles o voluntarias hechas en el mismo predio. 761 son aquellos que forman el ajuar y utensilios de la casa y que sirven exclusivamente para el uso normal de una familia según sus circunstancias especiales. J. ARTÍCULO 1406. El precepto debe relacionarse con los aa. La declaración a que se refiere el artículo prece- dente no se requiere. El legatario puede exigir que el heredero otorgue fianza en todos los casos en que pueda exigirlo el acree- dor.M.G. El otorgamiento de esta garantía asegurará indiscutiblemente el derecho del legatario para recibir la cosa.A. no se comprenderán éstas en el legado. No será difícil distinguir nítidamente entre las mejoras a que se refiere este artículo y las nuevas "adquisiciones" a que se refiere el artículo anterior.G.A. M . 1401 y 1407 Los bienes muebles referidos en el a. Si sólo hubiere legatarios. aunque sean contiguas. 1404.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII ARTS. El dispositivo. A. J.G. A RTÍCU LO 1405. ARTÍCULO 1404. respecto de las mejoras necesarias.M. en relación con la simple mejora que necesariamente se incorpora a un objeto ya existente. M .G. si no hay nueva declara- ción del testador. J. 1404. J . 2931 y especialmente con el 2935 en su fr. IV. ARTICULO 1407. J. 1403. 1403. M.G. Si el que lega una propiedad le agrega después nuevas adquisiciones. A.

G. en proporción de sus cuotas. podrá éste retenerla.G. 1410.G. fuera del caso previsto en el artículo 1459. ARTÍCULO 1411. A. 1409. o si perece después de la muerte del testador. A. El importe de las contribuciones correspondien- tes al legado. M. J. J. sin culpa del heredero. M. Respetando en todo caso la última voluntad del testador (siempre que se haya consignado en forma expresa). El legado queda sin efecto si la cosa legada perece viviendo el testador. ARTÍCULO 1409. este artículo sólo es de aplicación supletoria. aun cuando resulte indiscutible que el causahabiente posea un derecho real sobre el bien que ha sido objeto del legado.G. se prorratearán las deudas y gravámenes de ella entre todos los partícipes. MITS. debiendo pedir su entrega y posesión al albacea o al ejecutor especial. Si la cosa legada estuviese en poder del legatario. ARTICULO 1412. si se pierde por evicción. sin perjuicio de devolver en caso de reducción lo que corresponda conforme a derecho. 1411 y 1412 L11100 TEacErio ARTÍCULO 1408. J. 1408. a no ser que el testador hubiere dispuesto otra cosa. A. No puede el legatario ocupar por su propia auto- ridad la cosa legada. La retención del objeto no constituye ningún obstáculo jurídico para la sucesión de los bienes. Manteniendo el albacea la posesión de los bienes objeto del acervo hereditario. A. M. [701 . J. Si toda la herencia se distribuye en legados. M. Lo dispuesto en este artículo es de naturaleza tal que no merece comentario: Las cargas fiscales son por cuenta del dueño de la ausa que las causa. se deducirán del valor de éste a no ser que el testador disponga otra cosa. ARTÍCULO 1410. el legatario debe observar necesariamente el trámite previsto en este artículo para la recepción de la cosa legada.

I 413).M.G. 111. IV. Queda también sin efecto el legado. 1412.A. La posibilidad de convalidación que este precepto otorga no da lugar a dudas sobre la ubicación conceptual del caso. observándose lo dispuesto para los actos y contratos que celebren los que en el Registro Público aparezcan con derecho para ello. en este caso relativa según la disposición inmediatamente posterior (a.—Legados de cosa cierta y determinada. ya sea mueble o raíz. sin embargo. como nulidad relativa por lo menos en el esquema dogmático de nulidades que nuestro código sigue. J. con tal que sea cierta y determinada. pero vale si la recobra por un título legal.G. V. Legados que el testador o la ley haya declarado preferentes. ARTÍCULO 1414. con terceros de buena fe que los inscriban La acción reivindicadora que el legatario posee demuestra sin lugar a duda su carácter de propietario indiscutible y no de simple acreedor. II. ARTÍCULO 1413. 1413.M. que se trate de inexistencia y en consecuencia nos inclinamos por la tesis de la nulidad.—Legados de alimentos o de educación.—Legados remuneratorios. A esta clasificación debe añadirse el legado preferente contenido en el a. ARTÍCULO 1415. 1401 respecto del acreedor cuyo crédito haya sido reconocido en la disposición testamentaria. TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII MITS. J. 1414 y 1415 Desde antaño. a pesar de la 171] . la jurisprudencia ha creído ver en este precepto un caso típico de inexistencia al que la ley concede un irregular tratamiento de nulidad absoluta y cuya equiparación ha sostenido tradicionalmente la tesis de la ausencia de distinción de efectos entre ambas especies. si el testador enajena la cosa legada.—Los demás a prorrata. Los legatarios tiene derecho de reivindicar de tercero la cosa legada. No creemos. A. el pago se hará en el siguiente orden: I. Si los bienes de la herencia no alcanzan para cubrir todos los legados.

1417.A M. J.M.G. 1415. 1289. Si se declara nulo el testamento después de pagado el legado. ARTICULO 1417. Este artículo es una aplicación específica más del principio general de la sucesión a beneficio de inventario. Se consigna aquí una curiosa sustitución en el bien transmitido. J. 1410. el heredero o legatario que acepte la sucesión queda obligado a prestarlo. el legatario reciba la indemnizacion del seguro. J. Se respeta escrupulosamente la partición efectuada por el autor. El legatario de un bien que perece incendiado después de la muerte del testador. G. a menos que haya existido dolo del falso heredero. 1382. que consigna que no se puede disponer de las cosas que forman la sucesión.ARTS. la ley considera que la acción del heredero preterido deba enderezarse en contra del legatario que ya lo ha recibido.M . ARTICULO 1419.G. si la cosa estaba asegurada. G. El carácter cierto y determinado del bien resulta siempre indiscutible a la luz del a. [72] . Si el heredero o legatario renunciare a la suce- sión. J. a no ser que éste haya hecho con dolo la partición. la acción del verdadero heredero para recobrar la cosa legada procede contra el legatario y no contra el otro heredero. 1419 y 1419 LIBRO TERCERO disposición del a. Probablemente en virtud del carácter cierto y determinado del objeto legado. de aplicación concurrente en la figura. Si la carga consiste en la ejecución de un hecho.M.A. tiene derecho de recibir la indemnización del seguro. la carga que se les haya impuesto se pagará solamen- te con la cantidad a que tiene derecho el que renunció. ARTICULO 1418. ARTICULO 1416. donde la ley suple la voluntad presunta del autor de la herencia al permitir que en lugar del objeto incendiado.A. A.

En el caso a que se refiere el artículo que se comenta.G. se impone a cargo de un heredero determinado. una vez aceptado éste es forzosa la ejecución del hecho impuesto. el principio general aplicable a las obligaciones alternati- vas en que la elección corresponde al deudor salvo disposición contraria (a.M. puede entregar la cosa de menor valor. J. Es pues el albacea. Si el heredero tiene la elección. inhabilidad superveniente de ejecución de la disposición testa- mentaria).A. 1421 y 1492 En virtud de la indivisibilidad del legado. como legítimo representante de la sucesión hereditaria quien debe ejercer el derecho de elección.G. podrá repetir lo que haya pagado.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII ARTS. el deudor es la sucesión (comunidad de herederos) y no uno de los herederos en particular. 1963). En los legados alternativos la elección corres- ponde al heredero. se reducirá la carga proporcio- nalmente y si sufre evicción.A. Confirma el precepto. Nos remitimos a lo expuesto en el comentario para el caso de que el legatario no reciba todo el legado por no haber aceptación parcial. [13] . Ello se confirma en lo dispuesto en la parte final del artículo en comentario relativa al caso de que el legatario sufra la evicción de lo que recibió en calidad del legado. 1490. J. El precepto en comentario se refiere sin duda al caso en que por hechos no imputables al legatario que haya aceptado el legado. Si el legatario a quien se impuso algún gravamen no recibe todo el legado. o por el texto legal en aplicación supletoria. MG.M. 1419. puede exigir la cosa de mayor valor. La selección de lo más favorable al interés del heredero o legatario es sólo consecuencia de la facultad concedida por el de cujus. si la elección corresponde al legata- rio. no recibe la cosa legada (destrucción. ARTÍCULO 1422. JAMO. JA. El precepto se refiere al caso en que el pago del legado. según los términos del artículo anterior. si el testador no la concede expresa- mente al legatario. ARTICULO 1421. ARTICULO 1420.

lo dispuesto para las obligaciones alternativas. no admite sustitución por otra voluntad o instancia a la que pueda recurrirse. hará la elec- ción.A.G. a petición de parte legítima. Las obligaciones alternativas se encuentran reguladas en el capítulo tercero del título segundo.M. Son particularmente importantes las disposiciones relativas a la pérdida de la cosa. La redacción del artículo es poco feliz. ARTÍCULO 1425. en los aa.G. El juez. ARTÍCULO 1424. que al tiempo de su muerte no se halle en su herencia. Es nulo el legado que el testador hace de cosa propia individualmente determinada. [74] . A. 1424. actúa como representante de la comunidad de herederos. J. M . 1962 y ss. Puesto que la elección de la cosa con la que se cumplirá el legado alternativo es un derecho de la comunidad hereditaria. J. ARTÍCULO 1426. la -decisión que determina la elección es irrevocable. J. La elección hecha legalmente es irrevocable. Como la disposición legal en cita no señala término específico. 1425.G. la elección corresponde al albacea de la sucesión y no a quien no podría hacer la elección por medio del apoderado que haya designado en vir- tud de que en este caso. ade- más. de este ordenamiento. la hará su represen- tante legítimo o sus herederos. Según se expuso en el comentario al a. 1423. ARTÍCULO 1427.A. En todos los casos en que el que tenga derecho de hacer la elección no pudiera hacerla. "Modalidades de las obligaciones". 1428 y 1427 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1423. quedará al arbitrio del juez la disposición de un plazo prudente para la elección de la cosa.G. M. A. En los legados alternativos se observará. si en el término que le señale no la hiciere la persona que tenga derecho de hacerla. La parte legítima que puede eventualmente solicitar al juez el señalamiento de la cosa será cualquiera de los coherederos. J.ARTS. o el albacea que legalmente represente la sucesión.M.

A. son cosas distintas en que la cosa haya desaparecido totalmente y el que. En cualquier caso. J. argumentando que se trata más bien de una inexistencia del legado en virtud de la desaparición del objeto material por causa superviniente. En efecto. ARTÍCULO 1428. A. M. el legatario hace suyos los trutos pendientes y futuros.e. La imposición de términos suspensivos es buen ejemplo de ello.G. tendrá el legatario lo que hubiere.A. a no ser que el testador haya dispuesto otra cosa. Cuando el legado es de cosa específica y determi- nada. y en cuanto a su pérdida. G. Este artículo no es sino una aplicación específica del principio general contenido en el a. aun existiendo se encuentra fuera dcl alcance legal del autor. G. 1427. es claro que el legatario no puede reclamar la disminución en la cantidad y número del objeto. propia del testador. y deberá confor- marse con lo que realmente exista al tiempo de la muerte del autor. M. aumento o deterioro posteriores. el precepto en cita no se cuida de aclarar si esta desaparición es realmente física o meramente virtual por la imposibilidad jurídica de disposición. p. pero también aquí el testador puede disponer en sentido contrario. el legatario adquiere su propie- dad desde que aquél muere y hace suyos los frutos pen- dientes y futuros. se observará lo dispuesto en las obligaciones de dar.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII ARTS. 1290. cuyo contenido puede alterarse por disposición expresa del testador. para [75] . ARTICULO 1430. Sin embargo. M . pero el segundo se ubica en el discutido problema de la nulidad de la venta de cosa ajena. ARTICULO 1429. La cosa legada en el caso del artículo anterior. J. Consistiendo el legado en un don gratuito. Si la cosa mencionada en ei artículo que precede. existe en la herencia. Siguiendo el principo de que lo accesorio sigue la suerte de lo principal. El primer caso a merita- ría desde luego el tratamiento de la inexistencia. es claro que la ineficacia resulta superveniente porque la constitución jurídica del legado fue válida ab initio. 1429 y 1430 La doctrina discute la denominación específica de esta causa de ineficacia. J. correrá desde el mismo instante a riesgo del legatario. pero no en la cantidad y número designados. 1428.

pero cabe muy bien la posibilidad de legar un objeto parcialmente ajeno salvaguardando desde luego los derechos del propietario según las disposiciones que al efecto acuerde el testador.A. corresponde al legatario.G. J. En principio no puede sino disponerse de la cosa propia. M. y que no obstante esto.G.G. siempre que ello fuera posible en virtud de la disposición del tercero propietario de la cosa. es claro que de ello puede responder hasta el monto de su carga heredi- taria. A RTíCULO 1432.M. (76] . es válido y el heredero está obligado a adquirirla para entregarla al legatario o a dar a éste su precio. G. El artículo recoje la posibilidad de que el heredero decida entregar la cosa o su precio. pero no tratándose en el caso de un legado de carácter alternativo. Este artículo debe relacionarse con las disposiciones contenidas en el capítulo V: "De las obligaciones de dar".M. Esta norma contiene la expresión del principio onus probandi incumbit qui &en que por lo demás se encuentra enunciado en el a. ARTÍCULO 1433.M.A. en estricta aplicación del principio consignado en el a. ARTICULO 1431. 2017 y ss. J. 1432 y 1433 LIBRO TERCERO el caso de que se pierda.A. 1431. la legaba por entero. deteriore o aumente la cosa cierta que debe entregarse. J. 281 del CPC del DF. Aunque el precepto afirma que el heredero está obligado a adquirir la cosa ajena. se restrin- girá el legado a esa parte o derecho. J. 1436). (Véase comentario al a. Cuando el testador. La prueba de que el testador sabía que la cosa era ajena. 1430. nos parece que el Legatario tendrá expedita su acción para demandar la entrega del objeto si no desea su precio en compensación. aa. 1284. si el testador sabía que lo era. El legado de cosa ajena.A.ARTS. el heredro o el legatario sólo tengan cierta parte o derecho en la cosa legada. si el testador no declara de un modo expreso que sabía ser la cosa parcial- mente de otro.

ARTÍCULO 1435. es obvio que dicha transmisión resulta nula y que ningún efecto puede tener. Si el testador ignoraba que la cosa legada era ajena. Es ésta una disposición que encaja en el contexto general de los aa.G. Es nulo el legado de cosa que al otorgarse el testamento pertenezca al mismo legatario. G.LA ARTÍCULO 1436. J. Si el legatario adquiere la cosa legada después de otorgado el testamento. 2270 respecto a la venta de cosa ajena. .M. ARTÍCULO 1437. porque el artículo prevé el pago de un precio. Esta disposición es paralela a la del a.A. Es válido el legado si el testador. significa comprar. adquiere la cosa que al otorgado no era suya. M.TITULO SECUNDO/GAP1TULO VII ARTS. vale el legado. ARTÍCULO 1438. 1437 y 1438 ARTÍCULO 1434. después de otorgado el testamento. J. pero debe reconocerse que la disposición es congruente con lo preeeptuado en el a.M. en lo que a ellos corres- ponda. 1436. Este caso ha sido presentado en forma típica como un ejemplo de inexistencia por ausencia de objeto. J. [77] . 1434. 2271 que permite la revalidación de la venta de cosa ajena y que asimismo caracteriza la sanción como una nulidad relativa. en este caso. se entiende legado su precio. "Adquiere". 1433. Este "se entiende legado" en virtud de la adquisición onerosa del objeto. relacionados con el precepto anterior.G. 1431 y 1434.A. es nulo el legado. Su expresión legal sólo se justifica por la pendiente eficacia del testamento hasta el momento en que ocurre la muerte del autor de la sucesión. Si en la cosa legada tiene alguna parte el testador o un tercero sabiéndolo aquél.A. Si se lega al causahabiente una cosa ya propia.

M. ya al deudor principal.G. el desempe- ño o la redención serán a cargo de la herencia.ARTS. A. Si por no pagar el obligado. El legado que consiste en la devolución de la cosa recibida en prenda. sólo extingue el derecho de prenda o hipoteca.A. ARTICULO 1440. quienes. Es válido el legado hecho a un tercero de cosa propia del heredero o de un legatario.G. conforme al párrafo ante- [78] . 1440. o lo fuere después de otorgado el testamento. el testador debe estar enterado de que no es de su propiedad. 1439. Este artículo se encuentra en íntima correspondencia con el 1436 y es asimismo una aplicación del principio general de que para estar en posibilidad de legar una cosa ajena. o en el título constitutivo de una hipoteca.G. J. J. a no ser que el testador haya dispuesto expresamente otra cosa.G. será nulo el legado. M . ARTÍCULO 1443. Es aplicable el comentario al artículo anterior. J. a no ser que así se prevenga expresa- mente. ARTICULO 1441. Esta modalidad del legado impone la obligación al heredero o legatario de entregar alternativamente la cosa legada o el precio. 1442 y 1443 LIRRO TERCERO ARTÍCULO 1439.A. Constituyendo los derechos de prenda o hipoteca contratos independientes a la obligación principal. en virtud de la anterior aceptación de la herencia o legado. Si el testador ignoraba que la cosa fuese propia del heredero o del legatario. J. Lo dispuesto en el artículo que precede se obser- vará también en el legado de una fianza. ésta no se extingue por la devolución de la cosa o el título.A. Si la cosa legada está dada en prenda o hipoteca. deberán entregar la cosa legada o su precio. pero no la deuda. si aceptan la sucesión. 1441.M. ARTÍCULO 1442.M. ya sea hecho al fiador.

J. sino también a desempeñar las prendas. a can- celar las hipotecas y las fianzas y a libertar al legatario de toda responsabilidad. quedará éste subrogado en el lugar y derechos del acreedor para reclamar contra aquél. Como disposición a título gratuito. ARTÍCULO 1446. Cualquiera otra carga. y el que debe cumplir el legado está obligado. El legado de una deuda hecho al mismo deudor extingue la obligación. 1443. ARTÍCULO 1445. 1441 y 1442 se refieren a la devolución de la cosa dada en prenda o al legado de fianza.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII ARTS. J. La presunción de extinción del derecho del de cujus (que es en realidad el contenidc del legado de deuda) es congruente además con lo dispuesto en el a.A. 2209 a 2212. El legatario adquiere la cosa legada con todos los gravámenes que hayan sido impuestos sobre ella.A. a que se halle afecta la cosa legada. 1444. de una deuda.M. Legado el título. 1446 y 1444 rior. Se presume que et autor de la herencia.G. conforme al cual.A.G. El legatario conserva- rá a su favor el derecho de repetir en contra del obligado. a no ser que el testador lo declare expresamente. lo hiciere el legatario. salvo disposición expresa del autor. 2091. sea público o privado. no solamente a dar al deudor la constancia del pago. la entrega del título al deudor hace presumir el pago de la deuda correspondiente.G. El legado hecho al acreedor no compensa el crédito. pero en ambos casos las rentas y los réditos devengados hasta la muerte del testador son carga de la herencia. pasa con ésta al legatario. ARTÍCULO 1444. El dispositivo debe relacionarse con los aa.M. el legado no puede compensar el crédito [79] . Este precepto se refiere a la obligación principal que aquí se tiene por extinguida junto con las garantías que para su pago se hayan otorga- do. J. Los aa. observándose lo dispuesto en los artículos 1441 y 1442. se entiende legada ésta. al legar el titulo (documento donde consta el crédito) expresó tácitamente su voluntad de legar la deuda.M. perpetua o temporal.

MITS. 2095. pero esta mejora no perjudicará en manera alguna los privilegios de los demás acreedores. La declaración expresa del testador respecto a la compensación del crédito por el legado no es más que una dación en pago. El legado a un tercero. El efecto de la compensación es extinguir por ministerio de ley las dos deudas. A. J. 1445. hipotecario el simple. M. Por medio de un legado puede el deudor mejorar la condición de su acreedor. que de todas formas exige la recepción conforme del acreedor.G. que en este caso no existe. pero la opinión contraria puede sostener —y a nuestro juicio fundadamente— que dicha volun- tad del autor fue modificada por la aceptación posterior del pago. [801 . haciendo puro el crédito condicional. J. porque este último ha nacido de una distinta obligación que no puede compensarse sino con el consentimiento expreso del acreedor.G.A. 1447. En el caso del artículo anterior. mejora de manera efectiva el crédito existente y muestra desde luego la liberalidad del testador. sólo produce efecto en la parte del crédito que está insoluto al tiempo de abrirse la sucesión. ARTÍCULO 1448. En caso de compensación. G.A. el acreedor tendrá derecho de cobrar el exceso del crédito o el del legado. o exigible desde luego el que lo sea a plazo. Esta es una interesante forma del legado que. M . de un crédito a favor del testador. ¿Puede el legatario demandar de la sucesión el pago de la porción cubierta en vida del autor? Un argumento en favor de esa tesis invocaría el hecho de que la voluntad del testador fue legar todo el crédito existente. A. según lo dispuesto en el a. si los valores fueren diferentes. J. hasta la cantidad que importa la menor (ver aa. J . ARTICULO 1449. 1440. ante la probable imposibilidad total del pago. M . ARTICULO 1447. 2185 y 2186).G. M. 1449 y 1450 LIBRO TERCERO existente. ARTICULO 1450. el que debe cumplir el legado entregará al legatario el título del crédi- to y le cederá todas las acciones que en virtud de él correspondan al testador.

M. Como los intereses son una parte accesoria íntimamente ligada a la deuda. comprenden los intereses que por el crédito o deuda se deban a la muerte del testador. éstos también quedan comprendidos en el legado de aquélla. De allí que el legatario sólo adquirirá aquella parte insoluta de la deuda exigible al momento de la muerte del autor de la herencia.G. 1452. si el pago no se ha realizado. El legado genérico de liberación o perdón de las deudas. [811 . el crédito subsiste y es adquirido. J.G. comprende sólo las existentes al tiempo de otor- gar el testamento y no las posteriores. Dichos legados subsistirán aunque el testador haya demandado judicialmente al deudor. el que debe pagar el legado queda enteramente libre de la obligación de saneamiento y de cualquiera otra responsabilidad.M. 1450.A.A. ARTÍCULO 1454. ARTÍCULO 1451. ya de otra causa. TITULO sEcuranicAprruLo ARTS. ya provenga ésta del mismo título. de manera que el legatario es substituido en el ejercicio de la acción judicial que había iniciado el testador.G. JAMO. Constituyendo el legado del crédito una transmisión a título gratuito y unilate- ral. Cumpliendo lo dispuesto en el artículo que precede. 1433 y 1454 Esta especie de legado es una forma de transmisión del crédito a título gratuito y post mortem del autor de la sucesión. J.M. si aquél no se ha realizado a la muerte del autor de la herencia. el legado hace adquirir al tercero en calidad de legatario el crédito que tenía el de cujus en contra de su deudor (ver a. Los legados de que hablan los artículos 1444 y 1449. 2029).A. semejante a la cesión de crédito. la sucesión queda libre de la responsabilidad por su pago. No obstante que el crédito que es materia del legado se haya vencido en vida del testador y a pesar de que éste haya ejercido la acción judicial de pago. ARTÍCULO 1452. ya de insolvencia-del deudor o de sus fiadores. J. En efecto. ARTÍCULO 1453. 1451.

éste podrá. comprar una de esa misma calidad o abonar al legatario el precio correspondiente. si en el patrimonio no existen cosas del género a que se refiere el legado. el testador no puede disponer de un derecho que aun no existe al tiempo de la constitución del legado. Si no existen bienes muebles en el acervo hereditario del género legado.A.A. aun- que en la herencia no haya cosa alguna del género a que la cosa legada pertenezca. J. 2209 a 2212 del CC. y 1437 LIBRO TERCERO Como es claro. es decir. 1435. será válido. cumple con entregar una de mediana calidad. si las cosas existen. [82] . si hubiere varias cosas del género determinado escoger la mejor. ARTICULO 1456. tomando en ese caso el juicio de peritos para justificar la calidad de la cosa con la que se hará el pago del legado. o a juicio de peritos. es determinable. en caso contrario. En el caso del artículo anterior.ARTS.G. si en el acervo hereditario no existe dicho género. 1455. los herederos (el albacea en representación de aquéllos) elegirán entre ellos aquella de media- na calidad. 1434. J. quien. Estos casos de legado deben analizarse a la luz de la figura jurídica de la remisión de la deuda. pero si no las hay sólo podrá exigir una de mediana calidad o el precio que le corresponda. previo con- venio. El legado de mueble indeterminado supone dos posibles situaciones. se adquirirá uno de mediana calidad con cargo a la herencia o se abonará su precio al legatario si así conviene el legatario con los herederos. Si el testador concede expresamente la elección al legatario. JAMO. en los aa. pudiendo. ARTÍCULO 1457. pero comprendida en género determinado. El legado de un bien mueble indeterminado no atenta contra la naturaleza particular de la figura porque su género sí puede ser determinado en forma específica.M.G. la disposición debe relacionarse con la norma contenida en el artículo siguiente.M. ARTICULO 1455. la elección es del que debe pagar el legado. El legado de cosa mueble indeterminada.

G. J. A. 1432. de especie. En el legado. son las mismas que se aplican al legado de inmueble indeterminado. ARTfCULO 1458. M . si expresamente la concede a éste el testador. pero del género señalado en el testamento.CAP/TULO VII MITS. en el sentido de que su intención es favorecerlo con el legado de la cosa de mejor calidad. Sólo es válido el legado de inmueble indeterminado cuando en el acervo hereditario existen varios inmuebles del mismo género. G. En este supuesto el legislador ha interpretado la voluntad del autor de la herencia. A.=TILO SECUNDO.A. [831 . J. el heredero debe entre- gar la misma cosa legada. que se refiere al Legado de cosa ajena (cierta y determinada) y no al legado de inmueble indeter- minado. ARTIC U LO 1459. Al legado a que se refiere el precepto en comentario no es aplicable el a. ARTÍCULO 1460. 1438. en caso de pérdida se observará lo dispuesto para las obligaciones de dar cosa determi- nada.G. con una excepción muy importante.M. M . M. para la elección se observarán las reglas establecidas en los artículos 1456 y 1457. Las reglas aplicables al legado de bien mueble indeterminado. precepto establecido en el dispositivo materia de esta glosa. Este es el caso normal del legado de cosa cierta y determinada en su individuali- dad. J. El obligado a la entrega del legado responderá en caso de evicción. En nuestra opinión no deberían hacerlo si la elección es del legatario.A. J. 2011 y ss.G. Las obligaciones de dar (en este caso una cosa determinada) se encuentran legislativamente previstas en los aa. 1137. 1409 y 1140 La elección corresponderá al legatario. quienes entonces deben responder del saneamien- to por evicción. que haya en el acervo hereditario. si la cosa fuere indeterminada y se señalase solamente por género o especie. Si la cosa indeterminada fuere inmueble. El precepto debe aplicarse sólo al caso en que la elección de la cosa legada corresponda a los herederos. sólo valdrá el legado existiendo en la herencia varias del mis- mo género.

ARTICULO 1463. M. Los legados en dinero deben pagarse en esa especie. ARTICULO 1464.A. sólo subsistirá en la parte que en él se encuentre. 14113 1484 y 1463 LIBRO TERCERO ARTICULO 1461. ARTÍCULO 1465. J. El legado de alimentos dura mientras viva el legatario. por legado de alimentos debe entenderse una pensión otorgada al legatario para que éste pueda sufragar los gastos ordi- narios que le permitan vivir (cubriendo sus necesidades de habitación. con lo dispuesto en los aa. 1462. comida y vestido) normalmente. Si el testador no señala la cantidad de alimentos.ARTS. a no ser que el testador haya dispuesto que dure menos. Como la transmisión del legado se verifica en el momento del fallecimiento del autor.M. según este precepto.A. 301 a 323 del CC. La cantidad de alimentos se regulará. se enten- [84] .G. Título VI del Libro Primero.A. con el producto de los bienes que al efecto se vendan. El legado de cosa o cantidad depositada en lugar designado. sólo a partir de este momento se constituye virtualmente el objeto del legado. En este artículo el concepto de alimentos connota al de pensión para la sub- sistencia del legatario.M. y si no la hay en la herencia. Correrá a cargo de los herederos la enajenación de los bienes suficientes para el pago en efectivo de los legados previstos.G. no dependerá de las necesidades del legatario la duración de la vida del mismo salvo disposición en contrario del testador.G. 1441. se observará lo dispuesto en el Capítulo II. ARTÍCULO 1462. J. De manera que conforme al sentido del texto legal. Si el testador acostumbró en vida dar al legatario cierta cantidad de dinero por vía de alimentos. el testador fija en el testamento una cantidad destinada a esos fines. J.

A. ya que éste bien pudo haber consignado un plazo de exigibilidad distinto al ordenado en este artículo. M.A. aun- que muera antes de que termine el período comenzado. 1392 y comprende un conjunto complejo de obligaciones que sólo pueden valorarse de frente en el caso específico en que el legado debe aplicarse. Lo mismo puede decirse en el caso del matrimonio. si el legata- rio. ARTfCEJLO 1466. 1466. Los legados de usufructo. Este articulo altera las previsiones generales en la teoría general de la sucesión testamentaria que concede siempre un amplio juego a la última voluntad del autor. obtiene profesión u oficio con que poder subsistir. El legado de educación dura hasta que el legata- rio sale de la menor edad. ARTÍCULO 1468. sean cuales fueren la cantidad. Cesa también el legado de educación.G. a no ser que el testador dispusiere que dure menos.M M. A. JAMO. 1405. es exigible al principio de cada período. o si contrae matrimonio. durante la menor edad.O. 1466 y 1469 derá legada la misma cantidad. J.G. y el legatario hace suya la que tuvo derecho de cobrar. J. subsistirán mientras viva el legatario. Parece injusto que este legado cese con la obtención de alguna profesión u oficio por parte del menor. Este legado de educación se desprende genéricamente del legado de servicios consignado en el a. 1467. el objeto y los plazos. M. uso.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VII ARTS. J. cuando ambas posibilidades pueden conciliarse perfecta- mente en la actualidad. corre desde la muerte del testador. habitación o servidumbre. Este artículo constituye una excepción al anterior y probablemente convenga más mantener la costumbre seguida al respecto por el autor de la herencia. El legado de pensión. si no resultare en notable desproporción con la cuantía de la herencia. ARTÍCULO 1467. [851 . ARTÍCULO 1469.

CAPÍTULO VIII De las substituciones ARTÍCULO 1472. En este casó se limitan a 20 altos los legados de que habla el a. 1489. Sólo duran veinte arios los legados de que trata el artículo anterior. si fueren dejados a alguna corpora- ción que tuviere capacidad de adquirirlos. no quiera o no pueda aceptar la herencia. es múltiple si [86] . o de que no puedan o no quieran aceptar la herencia. uso o habitación. seguramente por la incertidumbre acerca del período de duración de las personas morales. Las substituciones (de sub instituere. el legatario deberá prestarlos hasta que legalmente se extingan.G. J.A. sin que el heredero tenga obliga- ción de ninguna clase. Como ya se sabe. su subsistencia puede prolongarse durante toda la vida del legatario. en caso de que éste haya fallecido. el legatario asume la transmisión del objeto con todos sus gravámenes inherentes y por lo tanto está obligado a soportarlos hasta que legalmente se extinga. para el caso de que mueran antes que él. Puede el testador substituir una o más personas al heredero o herederos instituidos. También se llama substitución directa. La substitución es simple cuando se designa un sólo substituto. 1469.A.M. por la cual el testador designa una o más personas para que subroguen al heredero (o herederos) instituido.G. J. J. ARTÍCULO 1470.MITS. a - consecuencia del rechazo que se experimentaba por la sucesión intestada.15R0 TERCERO Por la propia naturaleza de los derechos aquí legados.A. instituir debajo) se originaron en Roma. por oposición a otros tipos de substituciones (prohibidas en nuestro derecho). en que la transferencia es indirecta.G. Este precepto legisla la substitución llamada vulgar. 1471 y 1472 1. 1470. porque los bienes pasan directamente al substituto.M.M. Si la cosa legada estuviere sujeta a usufructo. ARTÍCULO 1471.

1962). sino el substituto. ed. Quedan prohibidas las substituciones fideicomi- sarias y cualquiera otra diversa de la contenida en el artículo anterior. Todas se origi- naron en el derecho romano. 1972.TITULO SECUNDO/CAPITULO VII/ ARTS. C. México. 2a. Se diferencia de la vulgar en que. Por lo que respecta a la naturaleza jurídica de la substitución. y otras veces pasado un tiempo. 1479 y 1473 los substitutos son más de uno (designados en forma conjunta o sucesiva). o al realizarse determinada condición.era el fideicomisario. Entretanto. 656). Arturo. 1472) existieron las substi- tuciones llamadas "fideicomisaria".. 1872. Jus. Si existen coherederos. Cauca. La substitución pupilar era la designación que hacía el padre para el caso de que su hijo muriese antes de llegar a la pubertad. La substitución se extingue: por nulidad del testamento. el heredero o legatario se constituía en fiduciario y el tercero —destinatario final de los bienes-. por muerte del substituto antes de que el instituido acepte o repudie la herencia. quien no llega a adquirir ningún derecho a la masa heredita- ria. El principal efecto de la substitución consiste en que el substituto queda en lugar del heredero. Sucesiones en el derecho mexicano.. 1477).. no son éstos quienes heredan al instituido. "pupilar" y "cuasipupilar". La substitución fideicomisaria consistía en una disposición testamentaria por la cual el testador dejaba sus bienes a un heredero o a un legatario. M ARTICULO 1473. Luis F. Históricamente. Derecho de los bienes y de las sucesio- nes. en esta última. El testador era el fideicomitente. parte de la doctrina entiende que se trata de una institución condicional: si el heredero instituido recibe la herencia. México. G. El testador puede disponer que varios herederos sean substitutos recíprocos (a. por muerte del substituto antes que el testador. por nulidad de la institución de heredero. Puebla. además de la substitución vulgar (a. por la aceptación de la herencia que haga el instituido. La entrega de los bienes al fideicomisario debía hacerse a veces inmediatamente después de la muerte del testador. Porrúa. a De Ibarrola le merece reservas esta opinión: entiende que et substituto es un viceheredero y que la condición de la ineficacia del primer llamamiento tendría características propias. no se realiza la condición y la substitución queda sin efecto (Fernández Aguirre. con el encargo de que todos o parte de dichos bienes fueran transmitidos a una persona determinada. el derecho del substituto sólo nace cuando el heredero [87] . o bien no sería técnica- mente una condición (Cosas y sucesiones. ed. p. Uribe. sea cual fuere la forma de que se la revista. el fiduciario tenía derecho al uso y goce de los bienes y se consideró que tenía una propiedad fiduciaria. La substitución excluye la posibilidad de que se abra la sucesión intestada. 3a.

existe una sola liberalidad hecha sucesivamente a personas diferentes: si el primer substituto muere antes que el heredero. de tradición romanistica. pupdar y la cuasi-pupilar (también llamada ejemplar). Los substitutos pueden ser nombrados conjunta o sucesivamente. o bien no puede o no quiere aceptar la herencia —en el supuesto de que se le hiciere la delación de la misma— entra en su lugar el segundo substituto. M. AgTs. cuando se permitió por rescripto del emperador nombrar un substituto para el hijo incapaz (demen- te. 1473. se puede nombrar un solo substituto pa- ra varios herederos instituidos. que figuran en las leyes 1 y 2 del título V. aunque empeore la calidad futura de las tierras. desconocida por ellos. no adquiriese la testarnenti factio. La filosofia del liberalismo y los postulados de la Revolución francesa marcaron el fin de esta figura jurídica. se recogieron todos estos tipos de substituciones. Los acreedores tienen derecho a cobrarse en los bienes del deudor y podrían resultar defraudados por una substitución fideicomisaria. En las leyes de Partidas. el substituto conservaba su derecho aunque el heredero instituido adquiriese el patrimonio hereditario por muerte del testador. dos o más substitutos pueden nombrarse para cada heredero instituido. A la vez. que no pudiese testar aunque fuese púber. no quiere o no puede aceptar la herencia. El fundamen- to de esta prohibición.M. Los códigos civiles mexicanos para el DF de 1870 y 1884 aceptan las substituciones vulgar.G. de la partida VI. C. y 1474 LIBRO TERCERO instituido falta. La substitución se llamó cuasi-pupilar en la Roma clásica. pero a condición de que el primer instituido muriese impúber y. En realidad. pero prohiben a texto expreso las substituciones fideicomisarias. etc. en los hechos. impidiendo que el heredero pudiese deshacerse de los bienes. para la doctrina. los fideicomisos tuvieron una finalidad en el pasado: consolidar el poderío económico de las familias feudales y aristocráticas. ARTÍCULO 1474. lo único que tiene es el usufructo de tales bienes. En los mayorazgos se unía la fortuna al apellido. En la substitución sucesiva.G. mientras que en la pupilar. [88] . puesto que el heredero no puede disponer de los bienes que ha recibido: debe transmitirlos a su vez a una persona determinada. sordomundo. por tanto. El heredero que no puede obtener crédito sobre un inmueble rural optará por un tipo de explotación que rinda frutos actuales. En el caso de substitución conjunta. en la persona del primogénito. El fideicomiso propende a la acumulación de la riqueza —especialmente la inmo- biliaria— sustrayéndola al verdadero fin distributivo que debe perseguir un orden económico democrático.). es múltiple: una substitución de esta índole impide el libre ejercicio del dominio. C.

o cuando no pueda o no quiera aceptar la herencia. La nulidad de la substitución fideicomisaria no importa la de la institución. C..G. o que los gravámenes o condi- ciones fueren meramente personales del heredero. Ver comentarios a los aa. puede ocurrir que las cargas hereditarias hayan sido puestas teniendo en cuenta una cualidad especial del heredero (p. Si los herederos instituidos en partes desiguales fueren substituidos recíprocamente. ARTÍCULO 1478. teniéndose únicamente por no escrita la cláusula fideicomisaria. [89] . se trata de substituciones sucesivas y subsidiarias una de otra.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VIII ARTS.c. 1484 a 1498. lo es del heredero substituido. en la substitución tendrán las mismas partes que en la institución. C. porque se expresa la voluntad del testador en una sola frase del testamento. recoge el legislador el principio romano según el cual las partes otorgadas en la institución se consideran repetidas en la substitución.G. a no ser que el testador haya dispues- to expresamente otra cosa. 14713. faltando éste. que construya tal edificio. a no ser que claramente aparezca haber sido otra la voluntad del testador. Los substitutos recibirán la herencia con los mismos gravámenes y condiciones con que debían reci- birlos los herederos. ni la del legado. 1475. M.M. En el caso de este articulo. 1477 y 1475 ARTÍCULO 1475.M. se aplica en el supuesto de que el substituto muera antes que el heredero instituido. que realice un retrato deter- minado.G.G. en estos casos las cargas se consideran anuitu personae del heredero. salvo voluntad expresa del testador. y se exime de ellas al substituto. ARTÍCULO 1477. El substituto del substituto. ésta es llamada asimismo "brevilocua". En la llamada substitución recíproca. ARTÍCULO 1476. etc.M. La ley no limita el número de substituciones posibles. si es pintor. C. si es arquitecto. C.). El substituto se subroga al heredero en idénticas condiciones.

1490. a su vez. En el caso de este artículo. 1491 y 1492 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1479. los dos herederos adquirirán diferentes derechos: uno la nuda propiedad y el otro el usufructo. Es decir. ARTÍCULO 1480. ARTÍCULO 1481.G. La disposición que autoriza el artículo anterior. Puede el padre dejar una parte o la totalidad de sus bienes a su hijo. prohibidas. con la carga de transferirlos al hijo o hijos que tuviere hasta la muerte del testador. no será nula la institución de heredero.ARTS. o que llamen a un tercero a lo que [90] . tanto el nudo propietario como el usufructuario podrán. M. 1479. Pero se tendrá por no puesta la cláusula según la cual dicho hijo debería transmitir los bienes -hereditarios a otras personas que no fuesen sus propios hijos. las disposiciones que contengan prohibi- ciones de enajenar. en consecuen- cia. ya sea por testamento o por acto entre vivos. será válida la institución de heredero que el padre haga de su hijo. ARTÍCULO 1482. No se reputa fideicomisaria la disposición en que el testador deja la propiedad del todo o de parte de sus bienes a una persona y el usufructo a otra. En este caso. permitido por la ley. Se consideran fideicomisarias y. testar en favor del otro. 1314 y 1479. será nula cuando la transmisión de los bienes deba hacer- se a descendientes de ulteriores grados. sino la carga que se impone al mismo. C. nacidos o concebidos antes de la muerte del testador.G. C. M.G. a no ser que el propietario o el usufructuario queden obligados a trans- ferir a su muerte la propiedad o el usufructo a un tercero. C.M. dejándole la parte del derecho de propiedad que él no tiene. Ver comentarios a los aa. Lo que la ley no permite es que el primer testador deje establecidas las sucesiones posteriores de la nuda propie- dad o del usufructo. teniéndose en cuenta lo dispuesto en el artículo 1314. Si se efectúa por testamento. El hecho de dejar a una persona la nuda propiedad y a otra el usufructo no constituye una substitución: es un acto de desmembramiento del derecho de propiedad. en cuyo caso el heredero se considerará como usufructuario.

1112 y 1483 quede de la herencia por la muerte del heredero. Si la carga se impusiere sobre bienes inmuebles-y fuere temporal. La obligación que se impone al heredero de invertir ciertas cantidades en obras benéficas. no es una substitución. el heredero o herederos podrán disponer de la finca gravada. 1344. 1361 y 1362). sin que cese el gravamen mientras que la inscripción de éste no se cancele. Este precepto reafirma y aclara lo expresado por el a. o el encargo de prestar a más de una persona sucesivamente cierta renta o pensión. Pn el caso del tercer párrafo se produce un cambio en el objeto de la carga: en lugar del uso o goce de un inmueble. Si la carga fuere perpetua. Lo descrito en el primer párrafo de este artículo.M. sean cuales fueren las manos en que el mismo se encuentre. será el interés producido por un capital."sea cual fuere la forma de que se le revista". El segundo párrafo dispone que el gravamen sigue al bien. no está comprendida en la prohibición del artículo anterior. La capitalización e imposición del capital se hará inter- viniendo la autoridad correspondiente. 1345. C. como pen- siones para estudiantes. para los pobres o para cualquier establecimiento de beneficencia.TITULO SEGUNDO/CAPITULO VIII ARTS. el heredero podrá capitali- zarla e imponer el capital a interés con primera y suficien- te hipoteca. ARTÍCULO 1483. 1473. [91] . (Véanse los comentarios . que prohibe la substitución fideicomisaria —y cualquiera otra diferente de la vulgar-. es ésta una medida de protección de la voluntad del testador. sino una carga que se impone al heredero.a los aa. y con audiencia de los interesados y del Ministerio Público.G.

El a. Es nula la institución de heredero o legatario hecha en memorias o comunicados secretos. a veces. así como el que no acredite haber cumplido el encargo. si fueren conformes a derecho. las memorias o comunicados secretos. La institución de heredero o legatario debe hacerse necesariamente en un testamento y las memorias o comunicados secretos. el MP y el juez impedirán su cumplimiento. lo que no ocurre con el código actual. El a. 3463. pagará una multa igual al 25 por ciento del monto de los comunicados secretos". 3464. Agregaba el a.ARTS. Por fin el a. 1404 y 14E5 LIBRO TERCERO CAPÍTULO IX De la nulidad. Han existido distintos criterios en la legislación mexicana con respecto al concepto de fuerza. 3463: "Los legados podrán dejarse por esos medios. proviene de haberse transcrito disposiciones truncas del CC de 1884. para que así pueda saberse si son contrarios a las leyes". Existe una impropiedad conceptual o de lenguaje en este articulo. Si esa hubiese sido la intención del legislador. eficacia legal. con la reserva debida y antes de que se aprueben los inventados. Es nulo el testamento que haga el testador bajo la influencia de amenazas contra su persona o sus bienes. posiblemente hubiera tenido sentido esta disposición. En el CC de 1884. El error del código actual. o contra la persona o bienes de su cónyuge o de sus parientes. 3465 decía: "El heredero o encargado que no cumple con la prescripción del a. cuando considera que puede instituirse heredero o legatario a una persona en memorias o comunicados secretos. y exigirán a la persona a quien se hubieren encargado que acredite suficientemente haber desempeñado la comisión que le confió el testador". ARTÍCULO 1485. pero el heredero o la persona a quien el testador haya dejado expresamente encargado de cumplirlos. Carecería pues de objetivo práctico y de utilidad. cuidarán de que sean cumplidos. 3462 del CC de 1884 decía: "Es nula la institución de heredero hecha en memorias o comunicados secretos". L. No se refiere la disposición que se comenta a la institución de heredero que pudiera hacerse en un testamento en el que se hubieren consignado las disposi- ciones mismas en memorias o comunicados secretos. tenían. quedando sin sentido el artículo que se comenta. revocación y caducidad de los testamentos ARTÍCULO 1484.C. está obligado a revelarlos al juez de la testamentaría y al MP. abundando sobre el mismo tema agregaba: "Si los comunicados son contrarios a las leyes. accionar la nulidad de dichas memorias o comunicados secretos. [92] .P. no tienen ese carácter.

1485 dispone que será nulo el testamento que haga el testador bajo la influencia de amenazas. Con respecto al matrimonio el código actual emplea otra terminología. 1486. 141111 El a. interesado o no en el contrato". 1316 dispone en su fr. El CC de 1884 denominaba con el término genérico "intimidación". cuyo párrafo final dispone: "La acción que nace de estas causas de nulidad. cuando designa con la expresión genérica "violencia" a la fuerza física y a las amenazas. 1818 dispone que es nulo el contrato celebrado por violencia. Ahora bien. sólo puede deducirse por el cónyuge agraviado. dentro de sesenta días desde la fecha en que cesó la violencia o intimidación". ya de un tercero. la salud. de sus descendientes o de sus parientes colaterales dentro del segundo grado". 129? definía la intimidación diciendo: "Hay intimidación cuando se emplea fuerza física. El a. o una parte considerable de los bienes del que contrae. Este artículo emplea la expresión "violencia" que comprende. según el a. 1819 define la violencia diciendo: "Hay violencia cuando se emplea fuerza física o amenazas que importen peligro de perder la vida. 156 en su. en cambio el a. la honra. El a. ya provenga ésta de alguno de los contratantes. 1859. la libertad. tanto a la fuerza física como a las amenazas. el a. Emplean estos artículos. VII que es impedimento para el matrimonio la fuerza o miedo graves. o amenazas que importan peligro de perder la vida. la libertad. o una parte considerable de los bienes del contratante. Las normas comentadas. 245. Es más lógica la disposición del CC de 1928. en el a. deje de hacer o revoque su testamento". ya de un tercero". I y 11 del a. de su cónyuge o de sus ascendientes o descendientes". tanto a la fuerza física como a las amenazas. dolo o fraude con una persona para que haga. 1819.fr . Ambos artículos y el 1486 emplean expresiones que no se ajustan estrictamen- te a las definiciones que da la ley al respecto y que pueden prestarse a confusio- nes y equívocos. 1298 del CC de 1884 decía: "Es nulo el contrato celebrado por intimida- ción. ya provenga ésta de alguno de los contrayentes. como se demostrará en el examen que se hará del a. Con respecto a la incapacidad para heredar el a.'armo SIGGUNDO/CAPITULO IX AXT. la salud. El testamento será nulo cuando lo otorgue el testador bajo la influencia de [931 . Dice el a. Igual terminología emplean las frs. la honra. X que ''por razón de delito son incapaces de adquirir por testamento o por intestado el que usare de violencia. 1485 sólo se refiere a las amenazas. de su cónyuge de sus ascendientes. expresiones extraídas de los códigos anteriores a 1928. El código actual. pueden aplicarse a los testamentos en mérito de lo que establece el a. disposición limitativa que el artículo siguiente se encarga de ampliar.

1300? Dice este artículo que "La disposición hecha en términos vagos en favor de los parientes del testador. El testador que se encuentre en el caso del artículo que precede. De la redacción de este artículo se desprende que el legislador al referirse a las "amenazas" en el a. De lo contrario será nula la revalidación. Una disposición similar se encuentra en el CC con respecto al perdón en los casos de incapacidad para heredar. ARTÍCULO 1486. luego que cese la violencia o disfrute de la libertad completa. Dispone el a. revalidar su testamento con las mismas solemnidades que si lo otorgara de nuevo. de amenazas contra la persona o los bienes de su cónyuge o de sus parientes. se producirían los siguientes efectos: quedarían saneados todos los vicios existen- tes. ¿podría aplicarse en la especie la disposición que con respecto a ellos consagra el a. VII y el a. por razón de delito es incapaz para adquirir por testamento o por intestado el que usare de violencia con la persona para que haga. según el orden de la sucesión legítima". ¿Debe el testador otorgar un nuevo testamento? Si lo hiciere. El sentido que le da a la expresión violencia el artículo que se comenta se encuentra en perfecta armonía con lo dispuesto en la fr. Dispone el a. 1494. 1485 y 1486 LIBRO TERCERO amenazas contra su persona o sus bienes. 156 fr. si el nuevo testamento fuere exactamente igual al primero. en consecuencia. L. 245 al "miedo" a la "intimidación". según la cual. el anterior quedaría revocado de pleno derecho. se entenderá que se refiere a los parientes más próximos. según el a. 1319 que "la capacidad para suceder por testamento. se entendería perdonado el ofensor. se desprende de lo expuesto. emplea indebidamente esa expresión. desapareciendo la nulidad. P. que el llamado procedimiento de [94] . se le instituye heredero. si en éste y en el anterior testamento. No establece una limitación el legislador respecto a los parientes. En cambio.C. De lo contrario será nula la revalidación. que. sólo se recobra sí después de producido el agravio. 1486 que el testador podrá. podrá. el testamento será nulo cuando se ejercite en contra del testador cualquier clase de violencia.ARTS. X del a. que equivale. En resumen. También será nulo si lo otorga bajo la influencia. luego que cese la violencia o disfrute de la libertad completa. revalidar su testamento con las mismas solemnidades que si lo otorgara de nuevo. el ofendido instituye heredero al ofensor o revalida su institución anterior con las mismas solemnidades que se exigeii para testar. 1316. Se trata en la especie del perdón que otorga el ofendido al ofensor. 1485. en virtud de lo establecido por el a. deje de hacer o revoque su testamento.

vol. de acuerdo con lo prescrito en los aa.. 1815. t. Según ellos. 5 votos. 2228 y 2233. En este orden de ideas. ni aún en la hipótesis en que se alude a revalidación. Según el a. 1859. (a. 1334 del ordenamiento en consulta). Ponente: Mariano Azuela. L. existiría una nulidad relativa en el caso que se comenta porque en vida del testador puede convalidarse un testamento nulo. anulan el contrato si ha sido la causa determinante de este acto jurídico. D. se resolvió que la nulidad en el caso. ya que en este evento se tratará en realidad de un nuevo testamento.TITULO SECUNDO/CAPITULO IX ARTS. 77. 1816 que el dolo o mula fe de una de las partes y el dolo que proviene de un tercero. p. en una ejecutoria que aparece publicada en el SJF en la séptima época. cuarta parte. no es factible que tenga lugar la ratificación con sus efectos característicos de convalidación retroactiva. No obstante. la disimulación del error de uno de los contratantes una vez conocido. II. y raiona diciendo: . y por mala fe. A. 24 de junio de 1971. Es nulo el testamento captado por dolo o fraude. será mucho más práctico y seguro hacer otro testamento. Rafael Rojina Villegas (Compendio de derecho civil. En materia de testamentos se dice que este es nulo si es captado por dolo "y [95] . 396) dice que estas disposiciones son aplicables a los testamentos por determinación del a. Ahora bien. si el testamento otorgado en estas condiciones no es susceptible llegara valer por ratifica- ción o confirmación. ARTICULO 1487. se entiende por dolo en los contratos cualquier sugestión o artificio que se emplee para inducir a error o mantener en él a alguno de los contratantes. de la cual puede valerse cualquier interesado.. puesto que en dicho artículo se previene bajo pena de nulidad. que por virtud de una espectativa de acuerdo con las normas de la sucesión legítima. sabiéndolo aquella. lo correcto es concluir que se trata de una nulidad absoluta. 3581/69. ¿Desaparecerá con ello el vicio de nulidad? Algunos autores consideran que éste sería el procedimiento a seguir.P. resulte favorecido con la anulación de la disposición testamentaria viciada.C. p. en el testamento se debe insertar una cláusula que exprese la confirmación del anterior. es absolu- ta.porque en esta propia materia de testamentos. Opinan algunos comentaristas que es posible aplicar a los testamentos los principios generales de las nulidades. 30. I48 y 1487 revalidación (propiamente se trata de confirmación) adquiere otras modalida- des: debe otorgarse un nuevo testamento que debe contener las mismas solemni- dades que el anterior. Agrega el a. que deberá revalidarse con las mismas solemnidades que si se otorgara de nuevo. como la revalidación debe hacerse con las mismas solemnidades de los testamentos "como si se otorgare de nuevo" bajo pena de nulidad.

dolo o fraude con una persona para que haga. que ha sido víctima de un error y que este error es causa determinante pues. ARTICULO 1489. serial. el testamento podría posteriormente ser anulado si se acredita que el error en que incurrió el testador fue la causa determinante de su voluntad.ARTS. Cualquier gesto. aparezca indebidamente como heredero.C. Se trata de amparar la libertad del testador que es sometido a apremios ilegítimos para que no otorgue testamento. sino sólo por señales o monosílabos en respuesta a las preguntas que se le hacen. tenemos la fr. de lo contrario no se le habría captado". L. Es nulo el testamento en que el testador no exprese cumplida y claramente su voluntad. y si la persona cuya libertad ampara hace uso de su derecho. 1488 y 1489 LIBRO TERCERO en la palabra captado tenemos un elemento suficiente para considerar que la voluntad ha sido falseada. ademán o monosílabo de una persona que se encuentre en trance de muerte. ARTÍCULO 1488.P. con datos falsos sobre la conducta de aquél. 1316 que dice que por razón de delito es incapaz de adquirir por testamento" o por intestado el que usare de violencia. Debería existir un procedimiento similar cuando se ejerce violencia para obligar a una persona a otorgar testa- mento. Desea el legislador dar la mayor seguridad jurídica al testador para evitar que pueda falsearse su volun- tad.C. El juez que tuviere noticia de que alguno impide a otro testar. X del a. y levan- tará acta en que haga constar el hecho que ha motivado su presencia. lntimamente relacionado con el artículo que se comenta. L. puede interpretarse en forma equívoca o errónea y prestarse para que más de algún extraño. [96] . El acta del juez será un valioso elemento probatorio para acreditar la vio- lencia. se presentará sin demora en la casa del segundo para asegurar el ejercicio de su derecho. es decir. deje de hacer o revoque su testamento. la persona o personas que causen la violen- cia y los medios que al efecto hayan empleado o intentado emplear. Reafirman este principio varios artículos del CC. Podría considerarse dolosa una maquinación destinada a indisponer al presun- to heredero con el testador. Si el testador revoca su testamento e instituye heredero al autor de la maquinación dolosa.P. 1487.

1490? ¿Será la misma que señala el a. el artículo en comentario admite otra forma de interpretación. ARTÍCULO 1490. Se tratará pues de una norma de carácter excepcional. 1553 y 1557 adoptan precauciones similares cuando se trata de un testamento ológrafo y los aa. El a. 1531). Se trataría en ambos casos de disposiciones aplicables a materias específicas [971 . ¿Cuál debe ser la sanción aplicable en el caso previsto en el a. Los aa. El testador no puede prohibir que se impugne el testamento en los casos en que éste deba ser nulo confor- me a la ley. 111. específicamente aplicable al caso que se comenta. Del contexto de este artículo se desprende que encierra una prohibición al decir que el testador "no puede prohibir" la impugnación del testamento y sabemos que la sanción que trae consigo la ejecución de lo prohibido es la nulidad. Podría concluirse que las sanciones en ambos casos son diferentes. es del caso considerar que no podrían otorgar testamento en ningún caso los sordomudos que no saben leer ni escribir a los cuales se refiere el a.oncordarla con el -. (Véase a. Puede llegarse a esta misma conclusión mediante otra forma de interpre- tación. se tendrá por no puesta". 1570. El supuesto que considera el a. 1355? ¿Se tendrá por no puesta la cláusula testamentaria que prohiba la impugnación del testamento cuando exista alguna causal de nulidad? Podría ser ésta una solución muy cómoda por la simplicidad de la sanción. al hacer la presentación del testamento público cerrado. 1489 y 1490 El a. Sin embargo. Antes de hacer comentario alguno sobre el contenido de esta disposición es necesario r. 8 del CC cuando dice que los actos que la ley prohibe son nulos. Sin embargo. 1579 y 1584 adoptan iguales medidas con respecto a los testamentos especiales. El a. También el a.TITULO SEGUNDO/CAPITULO IX ARTS. 1355 que dice a la letra: "La condición de no impugnar el testamento o alguna de las disposiciones que contenga. por disponerlo así el a. 1490 también es de carácter condicional. so pena de perder el carácter de heredero o legatario. 450 en su fr. declarará que en aquel pliego está contenida su última voluntad. 1490 tendría el carácter de una norma especial limitada a que la prohibición de impugnar el testamento se refiera al caso de que el testamento adolezca de una causal de nulidad. 1355 contiene una norma de carácter especial limitada a la condición de no impugnar el testamento cuando en esa condición se establezca la pena de perder la calidad de heredero o de legatario al que la alegue. 1567. 1525 dispone que el testador. 1512 dispone que el testador que otorga testamento público abierto debe expresar de un modo claro y terminante su voluntad al notario y los testigos.

100 y 1401 LIBRO TERCERO distintas unas de otras. España. 1482. Valladolid. V. 1413. 600. al referirse a la falta de solemnidades el primero. 1519. 1534 y 1662. 1458. 1491.C. ¿Cuál es el alcance de la expresión "sin efecto" que emplean los aa. 1358. 4a. 1329. entre otros.ARTS. 1301. 1436. 1349. p. núm. Existen cláusulas testamentarias nulas que no invalidan todo el testamento como ocurre en los casos previstos en los aa. 1390. sería pura y simple) y en el caso del a.P. II de la LI A P del DF del 2 de enero de 1943 contiene una excepción a lo íRS1 . tales como los aa. Contemplan también causales de nulidad de sólo cláusulas testamentarias y no del testamento mismo. En este sentido —zanjando la cuestión-. 1520 y 1534. 1490 la nulidad de la cláusula que prohiba el "ejercicio de la acción de nulidad del testamento". 1502 fr. El testamento es nulo cuando se otorga en contravención a las formas prescritas por la ley. 1304. entre otros. en su libro sobre el patrimonio. t. 1481. los aa. L. 1355 sería tener por no puesta la condición (la institución de herederos. En cambio en los aa. 1347. El profesor Ernesto Gutierrez y González. ¿Es el testamento un acto formal o solemne? El CC en varias disposiciones se refiere a las solemnidades del testamento. so pena de nulidad del acto" (Tratado de derecho civil español. 1412. 1440. el legislador considera que se trata de simples formalidades. 1520 y 1534. 1355. porque la sanción que consagra este artículo corresponde exactamente a los mismos supuestos que señalan los aa.Valverde afirma que el testamento es un acto "solemne. entre otras razones porque el artículo que se comenta dispone que el testamento que se otorgue en contravención a las formas prescritas por la ley será nulo. ed. 1478. Un testamento puede ser totalmente nulo o sólo puede serio una de sus cláusulas como ocurre entre otros muchos casos. 55). "Si el testamento fuera solemne y no formal no se podría suplir". 1434. 1303 dispone que puede exigirse el cumplimiento del testamento que se extravía si los interesados demuestran plenamente el hecho de la pérdida o de la ocultación y logran comprobar el contenido de las cláusulas testamentarias y que en su otorgamiento se llenaron todas las formalidades legales. VI. y el segundo a la omisión de formalidades? Equivale a la nulidad según el a. 1297.. El a. 1939. 1466 y 1520. ARTÍCULO 1491. Si se tratare de formas solemnes "la ley tendría que decir que es inexistente" y porque el a. 1427. 450. en el previsto en el artículo que se comenta (la cláusula que prohibe el ejercicio de la acción de nulidad). como dice Sánchez Román eminentemente formal o de estricto derecho. 1310. 1492 y 1493 de este capítulo. y mejor. En consecuencia la sanción en el caso del a. 1724. en la página 576. considera que el testamento no es un acto solemne sino sólo formal. en cuanto que es indispensable el cumplimiento de las formas. 548.

además. P. Posiblemente. revocable y libre.ARTS. la prohibición de otorgar testamento. Agrega el a. con el fin de garantizar la libertad del testador se haya dispues- to que no puede insertarse en un testamento la renuncia a la facultad de otorgar otro testamento. Por tratarse de un acto de última voluntad. La voluntad del testador puede cambiar. Por medio de una ordenanza de 1735 se derogó este uso. L. 1492 y I493 LIBRO TERCERO ARTICULO 1492. Se trata de una norma que forma parte del capítulo IX del título tercero que trata de las nulidades de los testamentos y no de otros actos jurídicos. La principal característica del testamento la constituye su revocabilidad. como dice Laurent. que pueda vulnerarse el principio de la revocabilidad de los testamentos. la manifestación de su última voluntad. Dispone el a. a que se refiere el a. y el cambio de voluntad no vulnera ningún derecho porque el heredero o legatario instituidos anteriormente en otro testamento. 1295 que el testamento es un acto personalísimo. la cláusula que la contenga será nula. sino bajo ciertas condiciones. aun en trance de muerte. el legislador otorga al testador la oportunidad legal para que pueda expresar en cualquier instante. ¿Debe esta renuncia constar en un documento aparte o en Una cláusula testamentaria? No parece probable que pueda constar en documento aparte. por razones de ubicación de la disposición legal que se comenta. Este artículo dispone que la renuncia al derecho de testar es nula. La renuncia de la facultad de revocar el testa- mento es nula. al heredero o legatario instituido. Si en una asignación condicional se impone. Demolombe considera que en materia de revocación del testamento hay que considerar las siguientes reglas generales: La facultad de revocación es esencial y el testador no puede renunciar a ella ni directa ni indirectamente. no tienen derecho alguno mientras viva el testador. 1493. Antes de la promulgación del CC francés podía insertarse en un testamento la llamada "cláusula revocatoria" mediante la cual el testador declaraba que era su voluntad que ningún otro testamento que pudiera hacer fuera ejecutado. la cláusula en que alguno se obligue a no usar del derecho a testar bajo ciertas condiciones. sean éstas de la clase que fueren. Al testador no se le [100] . Con esta prohibición se evita. porque siendo el testamento la obra de una sola voluntad debe ser dejado sin efecto por esa misma voluntad. ARTICULO 1493. Son nulas la renuncia del derecho de testar y la cláusula en que alguno se obligue a no usar de ese dere- cho. 1492 que será nula también.C.

pp. en el segundo testamento. para que haga. sean incompatibles con las del testamento anterior. dolo o fraude con una persona. El artículo en comentario dispone que quedará revocado de pleno derecho el testamento anterior cuando se otorga uno nuevo. vol. La re- vocación puede ser total o parcial y toda disposición contenida en un testamento queda sujeta a la facultad de revocación. siempre que el testador haga formal declaración. El testamento anterior queda revocado de pleno derecho por el posterior perfecto. (Cours de Code Napoleón. 1035 del Código de Napoleón: "Los testamentos no podrán ser revocados. XXII. o sólo una parte del primero. L. El a.. ya sea en forma total o parcial. X declara incapaz de heredar al que usare de la violencia. Carece pues de validez la renuncia que hiciere el testador de su facultad de revocar el testamento que hubiere otorgado. 3a. 94 a 98). V.1868. [101] . aun cuando el nuevo no contenga disposiciones incompatibles con aquél. 1493 y 1494 puede impedir la facultad de revocar y tampoco se le puede estorbar el libre ejercicio de esa facultad. y tácita cuando las nuevas disposiciones testa- mentarias. de su voluntad de mantener la vigencia de ambos. en todo o en parte. deje de hacer o revoque su testamento. Mediante este procedimiento. P. 122 a 128. sino por un testamen- to posterior o por acto ante notario en los que conste el cambio de voluntad".C. 1316 en su fr. En la legislación francesa la revocación puede hacerse en un nuevo testamen- to o en una escritura notarial. tampoco puede disminuirlas. ARTICULO 1494. ed. Dice el a. nos. Paris. t. En la mayoría de las legislaciones. Habrá revocación expresa cuando así lo manifieste en forma categórica el testador. La ley lo permite. Para revocar es necesario tener la misma capacidad que para disponer. es posible que una persona otorgue varios testamentos y mantenga la vigencia de todos ellos. El testador no puede adicionar las condiciones que la ley exige para la revocación de los testamentos. Traité des donations entre-vile el des festanients. los testamentos pueden ser modificados expresa o tácitamente. El legislador mexicano ha innovado substancialmente la doctrina tradicional en materia de revocación de los testamentos. si el testador no expre- sa en éste su voluntad de que aquél subsista en todo o en parte. No es necesario revocado expresamente y pierde de pleno derecho su carácter.TITULO SEGUNDO/CAPITULO IX ARTS. Puede ocurrir que el testamento posterior no modifique ni altere las disposi- ciones contenidas en el testamento anterior y desee el testador que ambos instrumentos coexistan.

que reúna los requisitos de ley. cuando este se revoque. Si ello ocurre. 101). 1378 y 1600 un testamento puede no contener institución de heredero o legatario. lo que según el autor. los testamen- tos públicos. 1494 LIBRO TERCERO Para que el anterior testamento quede sin efecto. podrían considerarse como principio de prueba: dado que cons- tan por escrito. o sea. esto es. pueden ser revocados por cualquier testa- mento. agrega. la existencia de una carga o un depósito. 1494 establece en forma categórica que el testamento anterior debe ser revocado por otro "posterior perfecto". 150. incorpo- rándolas a ellos bajo la forma de reconocimiento de deudas o recibo de pago de operaciones pendientes. no. ológrafos y especiales. que a pesar de la revoca- ción podrían percibirlos los incapaces de heredar y que originarían obligaciones en contra del testador aún en vida de éste. resultaría que no valdrían como legados pero deberían considerarse como créditos hereditarios. p. y si se ha hecho en testamento. En el derecho francés no existe duda sobre ello. aunque este último no contenga ninguna disposición? Las opiniones no son uniformes al respecto.ART. que reúna los requisitos de ley. Otros manifies- tan que ello no es posible: a) porque el a. podría revocarse un testamento por medio de urr simple acto notarial. no se tiene por revocado el reconocimiento". c) porque en situaciones semejantes el legisla- dor ha exigido otro testamento o formalidades equivalentes. XXII. d) porque en materia legal. b) porque según los aa. 367 que dice: "El reconocimiento no es revocable por el que lo hizo. A este respecto Demolombe plantea diversas interrogantes ¿Cuando en un testamento revocado se ha reconocido una deuda. significaría un profundo atentado en contra de la libertad de revocación y una manera muy peligrosa de hacer irrevocables ciertas liberalidades en los testamentos. 1319 y 1486. Hay quienes opinan que. 1035 establece que los testamentos pueden ser revocados en todo o en parte por un testamento posterior. al igual que en la francesa. Se sostiene que en la legislación mexicana. exigencia que no tiene un simple acto notarial. es necesario que el posterior sea perfecto. porque el CC en su a. las cosas se [102] . la teoría de quienes consideran que estos reconocimien- tos subsisten después de la revocación. o por un acto notarial en el cual se exprese el cambio de voluntad. si bien no puede atribuirse a estas declaraciones plena eficacia.Existen excepcio- nes al respecto? El reconocimiento de un hijo que se haga en un testamento no puede ser revocado por disponerlo así el a. quedan también afectados por la revocación? Los simples reconoci- mientos de deudas o de depósitos. ¿Debe hacerse la revocación por otro testamento. como ocurre en los casos que señalan los aa. Podría pues otorgarse para el solo efecto de revocar expresa o tácitamente uno anterior. no revisten carácter contractual y no tienen otro alcance que aquel que el testador les quiera atribuir a su libre y soberano arbitrio (Cours de Code Napoleon. vol. dice el autor. ¿Acaso toda disposición testamentaria puede ser revocada? (. De aceptarse.

Por ello. 1413 y 1427. el testamento anterior se entiende definitiva- mente revocado y serían los herederos legítimos quienes entrarían en posesión de la herencia. Otorga después un tercer testamento. el testamento posterior no tendría utilidad alguna. 1393. Posteriormente hace un segundo testamento. L. para revocar un testamen- to debería otorgarse otro. La revocación producirá su efecto aunque el segundo testamento caduque por la incapacidad o renun- cia del heredero o de los legatarios nuevamente nombrados. El testamento anterior recobrará. 1548 dispone que "el testamento cerrado quedará sin efecto siempre que se encuentre roto el pliego interior. raspadas o enmendadas las firmas que lo autorizan. 1494. 1499 y 1411 deshacen de la misma manera que se hacen. 1494 este segundo testamento revoca de pleno derecho al anterior. Algunos autores consideran que también se entiende revocado el testamento cuando lo destruye materialmente el testador. generalmente cuando no se conoce la manifestación de su última voluntad. no obstante. en los casos en que legalmente puede hacerlo. revocando el posterior. al ocurrir alguna de las situaciones a que se refieren los aa. el a. Para que pueda revalidarse el primer testamento. Si se produce la caducidad del segundo testamento porque las personas institui- das en él no puedan o no quieran asumir las calidades de herederos o legatarios y no hay otras disposiciones testamentarias. su fuerza. si el testador. Así vuelven sus hijos a tener la calidad jurídica de herederos que habían perdido con ocasión del segundo testamento. ¿puede ello considerarse una revocación? Sobre esta materia. Al hacerlo es revocado el segundo. a cada uno de los casos precedentemente señalados.P. ARTÍCULO 1496. ¿es necesario que la revoca- ción del segundo se haga en forma expresa o queda revocado de pleno derecho por el otorgamiento de este tercer testamento y por aplicación de lo dispuesto por a. o abierto el que forma la cubierta. El testador en este tercer testamento puede hacer formal declaración de que el primero recobre su fuerza. ARTÍCULO 1495. De acuerdo con lo establecido en el a. aunque el contenido no sea vicioso" Hay quienes piensan que existiría una revocación tácita de los legados. 1494? [103] . o borradas.TITULO szcuNDoicAprrmo IX ARTS. Es necesario advertir que el legislador ha dado soluciones legales. No obstante ello.1412. declara ser su voluntad que el primero subsista.C. Vamos a suponer que el testador otorga un primer testamento instituyendo herederos a sus hijos. distintas de la revocación.

a decir de Demolombe. I prevé dos situaciones: el caso de premuerte del heredero o legatario y cuando muere antes de cumplirse la condición estipulada en el testamento. La palabra "caducidad" dice Demolombe. Caducum appellasur. el heredero o legatario se hace incapaz de reci- bir la herencia o legado. El Código de Napoleón. aunque válida y no revocada. vol. 297 p. III establece que si el heredero a legatario instituido en el testamento. [1041 . es técnica en nuestra materia. pues la frase "revocando el posterior" puede interpretarse en cualquiera de los dos sentidos. II del a. Posiblemente haya sido el CC francés el que empleó por primera vez esta expresión "técnica". no obstante. 111. 1451 y 1497 LIZO rziscinto La redacción del artículo que se comenta es oscura.P. 1). es preferible revocarlo expresamente.C. La fr. XXII. El a. caduca la institución. Regul. tit. 1497 dispone que el heredero o legatario que se hace incapaz de recibir la herencia o legado. por medio de las cuales una disposición testamentaria. ATS. Este artículo como puede observarse. no produce. es complementario de la disposición que se comenta. efecto. L.—Si el heredero o legatario muere antes que el testa- dor o antes de que se cumpla la condición de que dependa la herencia o el legado. 1497 del CC del DF que estamos comentando. y "cae" por decirle así. (Cours de Code Napoleón. en los estudios anteriores al Código de Napoleón no empleó esta expresión en materia de testamentos. 1039 aplica la expresión "caducidad" a los testamentos. 254). La fr. ARTÍCULO 1497. Para evitar dudas. elia designa ciertas causas.—Si renuncia a su derecho. La fr. XXII. veluti cecidil ab eo (Ulpien. 1335 que si la institución fuere condicional se necesitará que el heredero sea capaz al tiempo en que se cumple la condición. el incapaz de heredar y el que renuncia a la sucesión no transmiten ningún derecho a sus herederos. n. en su a. 1336 establece que el heredero por testamento que muera antes que el testador o antes de que se cumpla la condición. Dispone el a. disposición casi idéntica al a. Pothier. en lo relativo a los herederos y legatarios: 1. renuncia a su derecho. Las disposiciones testamentarias caducan y que- dan sin efecto. produce la caducidad de la institución de que han sido objeto. no.

IV. 743). no caduca aunque la noticia del hecho se adquiera después de la muerte del heredero o legatario. pero en lo demás tendrá el testamento plena validez y eficacia (a. hace un examen de varias disposiciones del código. L. según lo dispone el a. Dispone el a. Estos últimos pueden hacer uso del derecho de transmisión a que se refiere el a. ARTÍCULO 1498. quien transmite sus derechos a sus respectivos herederos. 1379). p. 1407 y UDS De acuerdo a lo prescrito en el a. 1497. si no se ha nombrado substituto.P. 1337 la herencia en el caso señalado precedentemente.C. o de que no puedan o no quieran aceptar la herencia". 713. Se trata de condiciones sobre sucesos ya ocurridos o presentes pero desconoci- dos. repudia la herencia o es incapaz de heredar. IV que la herencia legítima se abre cuando el heredero muere antes que el testador.C. Antonio de lbarrola en su obra Cosas y sucesiones. Se puede evitar la caducidad si el testador nombra sustitutos para que reem- placen a los herederos o legatarios instituidos en el testamento que puedan ser excluidos. 730. En tales casos la institución no caduca aun cuando la noticia de la ocurrencia de dichos sucesos se adquiera después de la muerte del heredero o legatario. de las cuales podrían desprenderse algunos casos de caducidad. [105] . 1659. 1100. pertenecerá a los herederos legítimos del testador. El CC español considera que los testamentos especiales caducan cuando el testador no muere dentro de los plazos que dicho código señala. La caducidad sólo se producirá con respecto a las personas que señala el a.TITULO SISCUNDO/CAPITULO IX ARTS. cuyos derechos se transmiten a sus respectivos herederos. Al derecho de transmisión se refiere el a. L. La disposición testamentaria que contenga con- dición de suceso pasado o presente desconocidos. una vez que han desaparecido las causas que motivaron el otorgamiento referido (aa. 1472: "puede el testador substituir una o más personas al heredero o herederos instituidos. 1659 que dice: "si el heredero fallece sin aceptar o repudiar la herencia. núm. 1599 en su fr. El a. 719.P. el derecho de hacerlo se transmite a sus sucesores". 1599 estatuye en su fr. para el caso de que muera antes que él.

en cuanto a su forma. toma en cuenta las circunstancias en que se halla el testador al declarar su última voluntad. como se desprende de la lectura de los preceptos subsiguientes. 1511 a 1520). se denominan especiales los testamentos que pueden otorgarse cuando el testador se encuentra en circunstancias excepcionales o extraordina- rias y no puede o le es muy difícil otorgar un testamento ordinario. redactando el notario el texto del documento de acuerdo con lo que el testador ha dispuesto (vlanse los aa. Tres son las especies de testamentos ordinarios que este artículo establece: 1. y después de rubricado al margen y firmado al calce. es ordinario o especial. redacta por escrito las disposiciones que constituyen su voluntad. 1500 y 1501 y los capítulos II a VIII de este título. y 111. y así le impone mayor o menor número de formalidades al mismo.G. — Público abierto. ARTÍCULO 1500. 1499 y 1500 LIBRO TERCERO TITULO TERCERO de la forma de los testamentos CAPITULO I Disposiciones generales ARTÍCULO 1499. Son testamentos ordinarios aquellos que se otorgan en situaciones normales. en el que el testador declara oralmente ante notario público. pierde su eficacia si el testador sobrevive a las circunstancias extrahrdinarias que dieron lugar al otorgamiento del acto. El testamento. 11. Dado que los testamentos ordinarios son aquellos que se redactan en circuns- tancias normales. en tanto que el testamento especial. que establecen las solemnidades y las formalidades de una y otra clase de testamentos). Los testamentos se clasifican conforme a esta disposición legal en ordinarios y especiales. el código exige. que su otorgamiento sea más riguroso en cuanto a los requisitos de forma que en el otorgamiento de los especiales (véanse los aa. El ordinario puede ser: I. El testamento público cerrado en el que el autor u otra persona a su ruego. (se dice nuncupativo). II.ARTS. mientras no es revocado por el testador. De allí que el testamento ordinario tenga validez indefinida. I. La clasificación de los testamentos que contiene el precepto en comentario.—Ológrafo. El testamento público abierto. su última voluntad. en presencia de tres testigos.—Público cerrado.G. lo coloca en pliego cerrado y sellado y [1061 .

II. 1579 a 1582). 1550 a 1564).—Marítimo. El testamento privado es aquel que sólo puede otorgarse cuando el testador se encuentra padeciendo una enfermedad tan violenta y grave. si el testador muere dentro de un mes de desaparecida la circunstancia que dio lugar a su otorgamiento (véanse los comentarios á los preceptos del capitulo V. 1555. Los nacionales mexicanos podrán otorgar su testamento conforme a las leyes mexicanas en el caso de que sus disposiciones deban ser ejecutadas en el DF. El testamento marítimo es el que se otorga en alta mar a bordo de embarcaciones de la marina nacional. Los militares o asimilados al ejército pueden otorgar- los. El original se depositará en el archivo general de notarías. 1593. siempre y cuando al testador no le sea posible hacer testamento ológrafo por escrito.—Hecho en país extranjero. no pueda concurrir. Habrá de otorgarse por duplicado. IV. ARTÍCULO 1501. que no sea posible hacer concurrir a un notario público. mientras que la copia se devolverá al propio testador con la anotación a que se refiere el a.G. El testamento ológrafo es aquél que sólo pueden otorgar los mayores de edad. I. (N/Canse los comentarios a los aa. y IV. 1500 y 1301 con las formalidades que exigen los aa. II. 111. 1521 a 1549 (véanse los comentarios correspondientes) lo exhibirá y depositará ante notario en presencia de tres tes- tigos. al entrar en acción de guerra estando prisioneros o estando heridos en el campo de batalla (véanse los comentarios a los aa. Testamento militar. si cumple con las formalidades que exige la ley del país donde se otorgó. al entrar en campaña los militares o asimilados al ejército o cuando éstos se encuentren prisioneros de guerra. cuando no haya notario en la población o juez que actúe oor receptoría. 111. El especial puede ser: I. los cónsules y los vicecónsules [107} . de este título). o habiéndolo. Los secretarios de legación. tendrá impresa en cada ejemplar la huella digital del autor.—Militar. Se otorgará ante testigos y aun verbal- mente en casos extremos. Sólo producirá efectos. que saben leer y escribir. Se extenderá por escrito ante dos testigos y en presencia del capitán de la nave (véanse los comentarios a los preceptos relativos a ese capítulo). El testamento hecho en país extranjero es válido en el DF conforme a lo dispuesto por el a. sean de guerra o mercantes y de acuerdo con las formalidades a que se refiere el capítulo Vil de este titulo.G.TITULO TERCERO/CAPITULO 1 ARTS. porque debe estar escrito y firmado de pullo y letra del testador.—Privado. 111. Los testamentos especiales son los siguientes: I.

ya que prohibe ser testigos del testamento a los amanueces del notario que lo autorice por no confiar en su independencia. Se trata solamente de la aplicación en este caso particular de la regla de derecho internacional privado que enumera el a. ciegos. sus descendientes.ARTS. El concurso como tes- tigo de una de las personas a que se refiere esta fracción. ascendientes. el testamento hecho en país extranjero no es especial.G. Los menores de dieciséis años. I I 1. VIL—Los que hayan sido condenados por el delito de falsedad.G. cónyuge o hermanos. corno beneficiarios de las disposiciones testamentarias y porque no hayan cometido delito de falsedad. sordos o mudos también tienen incapacidad para ser testigos. los ciegos no [108] . 1502. ya que los primeros no se dan cuenta del acto o le dan una interpretación distinta. los menores de dieciséis años. antes de esa edad. 15 del código que comentamos. Propiamente. con mayor razón pueden ser testigos. V L—Los herederos o legatarios. entiendan el sentido de sus cláusulas. sólo produce como efecto la nulidad de la disposición que beneficie a ella o a sus mencionados parientes. no tengan interés directo o indirecto. los dementes. sordos o mudos. El profesor Aguilar Carvajal. No pueden ser testigos del testamento: L —Los amanuenses del Notario que lo autorice. ni atención suficiente para declarar respecto del cumplimiento de las formalidades.—Los que no entiendan el idioma que habla el tes- tador. II. es objeto de disposiciones especiales previstas en el a. I. El derecho cuida escrupulosamente en este precepto que los testigos que intervienen en el testamento sean personas que ofrezcan garantías de confiabili- -dad en su dicho porque conozcan al autor del acto.—Los que no estén en su sano juicio. IV. 1501 y 1502 LIERO TERCERO podrán hacer las veces de notarios o de receptores de los testamentos de acuerdo con las disposiciones del capítulo VII de este título a cuyos comentarios nos remitirnos. ARTÍCULO 1502. puedan identificarlo.—Los ciegos. ya que si en esta edad puede testar un menor. no se puede confiar en que pueda darse cuenta de la importancia del acto. V. comenta así el artículo: La idoneidad de los testigos que intervienen en los testamentos.

ascen- dientes. 62) las escrituras deben redactarse en castellano. los herederos o legatarios instituidos o sus descendientes. cónyuge o hermanos. podrá nombrar a los dos intérpretes en caso de que el testador no lo haya hecho en el testamento público cerrado o en el ológrafo que en su caso haya otorgado. los sordos no oirían la expresión de voluntad del testador y los mudos no podrían expresar en caso ofrecido. el contenido de la declaración. tampoco podrían ver las demás circunstancias que concurrieren en el otorgamiento. México. derechos reales y sucesiones. 1309 y 003 podrían ver al testador ni identificarlo. dos intérpretes nombrados por el mismo testador. no pueden ser testigos. p. igualmente son incapaces de ser testigos. En los casos de testamento público cerrado y de testamento ológrafo. su infracción sólo nulifica la cláusula. que para traducir al español deberán firmar el testamento. Estas dos especies de testamento permanecen en secreto. Porrúa. los que no entienden el idioma del testador. en sobre cerrado que no será abierto sino hasta después de la muerte del testador. Cuando el testador ignore el idioma del país. De acuerdo con lo dispuesto por la LN para el DF (a. además de los testigos y el Notario. ARTÍCULO 1503. concurrirán al acto y firmarán el testamento. puesto que no se puede confiar en su veracidad. que les quita imparcialidad. Segundo curso de derecho civil.G. al haber delinquido. Los que hayan sido condenados por el delito de falsedad.G. puesto que no podrían comprender sus disposiciones. La traducción al español deberá transcribirse junto con el original como parte integrante del testamento otorgado en cualquiera de estas dos formas. que deben comparecer al otorgamiento conforme a las disposiciones legales aplicables. También podrá nombrar e] juez a uno o (1091 . el testador podrá nombrar en el mismo pliego del respectivo testamento a los traductores del testamento cuando lo ha otorgado en idioma extranjero. Leopoldo. que se otorga verbalmente en la presencia del notario que lo autoriza. por tener interés directo o indirecto en el testamento. El notario deberá firmar la escritura que contiene la declaración de voluntad testamentaria (véase comentario al a. Cuando el testador no conozca nuestro idioma podrá otorgar testamento en su propia lengua siempre que concurran al acto dos intérpretes designados por él. 1518). El precepto en comentario parece referirse sólo al testamento público abierto o nuneupativo. El juez que conozca de la sucesión. Tampoco pueden ser testigos. Bienes. 1. junto con el testador y los testigos. no el testamento. (Aguilar Carvajal.TITULO TERCH10/CAPITULO I ARTS. 1975. 348).

Debe observarse que la función de los testigos en el testamento. se declarará esta circunstancia por el Notario o por los testigos. I. Se entiende que goza de cabal juicio. 1503. ARTICULO 1504. Agrega el precepto que el notario y los testigos deberán cerciorarse de que se halla en su cabal juicio. en caso de que designados por el testador faltare alguno de ellos o ambos. Si la identidad del testador no pudiere ser verifi- cada.G. agregando uno u otros. aquél y éstos deberán cerciorarse de la identidad del testador. sus facultades mentales y la libre y espontánea declaración testamentaria. por lo que se satisface el requisito que impone este precepto. Tanto el Notario como los testigos que interven- gan en cualquier testamento deberán conocer al testador o cerciorarse de algún modo de su identidad. todas las señales que caractericen la persona de aquél. Es indispensable. 1504 y 1505 LIBRO TERCERO a ambos intérpretes. Por donde se ve que este artículo no exige el conocimiento personal del testador por el notario ni por los testigos. I. en su caso.WATS.G. si el testador no presenta signos aparentes de perturbaciones mentales.G. es decir. que se compruebe la identidad de quien lo otorga. El testamento otorgado por una persona que no pueda ser identificada de [110] . ARTÍCULO 1505. sino que tanto ellos como el notario deben emitir su opinión sobre estos tres puntos: la identidad del testador. que le impidan comprender el sentido y las consecuencias del acto que pretende realizar. y de que se halla en su cabal juicio y libre de cualquiera coacción. Además tanto los testigos como el notario que autorice el testamento deberán hacer constar en el texto del testamento que durante su otorgamiento el testador expresó su voluntad libre de coacción o violencia.G. es preciso cerciorarse de que quien aparece como autor del acto es la persona que puede disponer de los bienes que forman el acervo hereditario. aquella persona cuya conducta revela que se encuentra en el normal uso de sus facultades de entender y querer. no se limita a dar fe de los hechos que acontecen durante el otorgamiento del testamento. Cuando el testador no sea conocido del notario o de los testigos. o no aceptaren hacerse cargo de la traducción. por lo que el notario y los testigos harán constar que efectivamente la persona que aparece en el testamento como otorgante es quien se identifica legalmente con el nombre ostentado en ese acto.

después de firmado el testamento o que las abreviaturas puedan interpretarse en diversos sentidos y oscurezcan el sentido de la voluntad del testador. De la lectura de este precepto y del anterior se concluye que todos ellos tienden a evitar el uso indebido del nombre del testador y por lo tanto la suplantación de su persona por alguien que pretenda hacerse pasar. I. inclusive por los medios establecidos en los preceptos anteriores. dejar hojas en blanco y servirse de abreviaturas o cifras. puede ser válido. Ello con la finalidad de que no puedan ser llenados esos espacios. I. En el caso del artículo que precede. Por ello. La identidad.G. la comprobación de la identidad del testador es necesaria para la validez del testamento. que es el que redactan los notarios o sus ama- nuences. Bastará que se haga constar esta circunstancia así como los datos y signos que caractericen o individualicen al testador.TITULO TERCERO/CAPITULO I ARTS. ARTÍCULO 1507. el notario será responsable de las consecuencias dañosas que deriven del incumplimiento de la obligación de escribir el testamento con una secuencia normal en su grafía. En todo caso deben hacerse constar en el acto de otorga- miento del testamento. este precepto permite la identificación del testador en forma amplísi- ma por medios distintos de los que señalan los artículos anteriores. Tratándose del uso de abreviaturas. 1500 y 1507 ninguna manera ni por los testigos. bajo la pena de quinientos pesos de multa a los notarios y de la mitad a los que no lo fueren. o mejor. En el primer caso. de manera que en cualquier momento pueda conocerse su identidad personal. el notario incurrirá en responsabilidad si .G. como persona viable para disponer de los bienes testamentarios. 1505. ARTÍCULO 1506. que permanece ineficaz mientras no se rinda esta prueba. no debe contener hojas o renglones en blanco. no tendrá validez el testamento mientras no se justifique la identi- dad del testador. para revalidar un testamento nulo por aquella causa.G. Es un requisito de validez de ese acto.G. Se prohibe a los notarios y a cualesquiera otras personas que hayan de redactar disposiciones de última voluntad. ni por el propio notario. ni abreviaturas. El testamento público abierto. La prueba posterior de la identidad del testador es una manera particular de convalidación del testamento. que ha de ser concluyente ajuicio del juez.

el notario que autorizó un testamento podría difícilmente enterarse de la muerte de alguno de sus clientes que acudió a otorgar testamento ante él años atrás. porque su violación no tiene sanción alguna. por anacrónica. entregarlo a persona de su confianza o depositarlo en el archivo judicial. cuando tengan noticia de la muerte del testador. [112] . El pliego se entregará al testador. o de los más conocidos en la localidad.G. quien podrá conservarlo en su poder. es responsable de los daños y perjuicios que la dilación ocasione. Lo dispuesto en el artículo que precede se obser- vará también por cualquiera que tenga en su poder un testamento. quien extenderá en pliego cerrado y sellado que lo contenga. en la que los vecinos —entre ellos el notario— tienen noticia de la muerte de los habitantes del poblado. El precepto es un claro ejemplo de una ley vigente que carece de positividad y además es una norma imperfecta. conforme a lo dispuesto por los aa. la cuantía de las multas que impone este artículo al notario o a quien escribió el testamento. carece hoy de positividad en una zona geográfica que como la del DF. En efecto. resulta hoy en día ridícula. 1524 y 1536. el documento en donde consta el testamento público cerrado. se presen- tará por el testador ante notario. Por lo demás. 1508 y 1510 LIBRO TERCERO por infringir la prohibición que contiene este precepto.MITS. I. ARTÍCULO 1509. Puede presentarse el caso previsto en este artículo cuando se trate de un testamento público cerrado. Este artículo inicia una serie de preceptos que se refieren al aviso que deben dar a los interesados ciertas personas que de alguna manera intervienen en los actos relativos al testamento. Los comentarios al artículo anterior deben tenerse aquí por reproducidos.G. I. la constancia de su presentación a que se refiere el primero de los preceptos legales citados. debe dar aviso a los interesados luego que sepa la muerte del testador. se producen daños causados por la nulidad resultante de la ambigüedad de la cláusula testamenta- ria en la que se ha usado determinada abreviatura propiciando que su sentido sea oscuro.G. El Notario que hubiere autorizado el testamen- to. se aproxima a los veinte millones de habitantes.G. 11507. ARTICULO 1508. Si no lo hace. La dificultad sube de grado si trata de poner en conocimiento de los herederos y legatarios el deceso del autor de la herencia. La disposición que puede ser de eficacia práctica en ciudades de escaso número de habitantes. En esta zona metropolita- na.

1514). quien tiene la obligación de hacer saber al juez la existencia de este testamento y exhibirlo ante este funcionario (aa. 1521 y 1550). Testamento público abierto. Véanse también los aa. se otorgan en circunstancias normales. esto obliga a comunicar al juez que el testador ha fallecido presentando el pliego que encierra el testamento. sin embargo. 1517. es público porque se otorga ante notario y ante tres testigos. 1309. sin embargo. aquellos deben cumplir determinadas solemnidades y tienen una duración indefinida. deberá intervenir otro testigo que firmará a su ruego (a. de lo dispuesto por los aa. 1567 y 1575). se interpreta que los testigos del otorgamiento. Los testamentos público abierto y el público cerrado requieren la intervención de notario. deben poner en conocimiento del juez la existencia de la disposición de última voluntad contenida en el testamento privado. la obligación de comunicar su existencia al juez es impuesta a quien lo tenga en su poder. El dispositivo define el concepto de testamento público abierto para distinguirlo del testamento público cerrado y del ológrafo. 1575 y ss.ITIVLO TERCERO/CAPITULOS 1 y II ARTS. porque desconoce quiénes sean éstos. no así el testamento ológrafo (véanse los comentarios a los aa.G. No existe disposición expresa sobre este particular. es el que se otorga ante Notario y tres testigos idóneos. Cuando el testador no pudiere o no supiere escribir. Si los interesados están ausentes o son descono- cidos. es frecuentemente enviado por el testador a alguno de los testigos. Es semejante al caso del testamento privado. I. 1553. si el testadór es ciego.G. El testamento a que se refiere el precepto que se comenta. redactado por escrito. 1510 y 1511 La persona a quien el testador haya entregado el pliego que contiene el testamento cerrado. CAPITULO II Del testamento público abierto ARTÍCULO 1511.G. Véase el comentario al artículo anterior. ARTÍCULO 1510. la noticia se dará al juez. podrá intervenir a [1131 . 1555 y 1560 que se refieren al duplicado.G. que forman en su conjunto los tres tipos de testamento ordinario que se agrupan frente a los testamentos espe- ciales. Tratándose del testamento ológrafo. En el caso previsto en el a. Esta clase de testamento. 1. no podrá cumplir con la obligación de hacer saber en su caso a los interesados la muerte del testador.

1511 y 1512 LIBRO TE1ICZ11. por los tres testigos que intervengan (en su caso por los intérpretes que auxilien a aquél si es extranjero y no sabe el castellano) así como por el propio notario quien dará fe de todo lo anterior. el día y la hora en que se otorgó.G. I. Es público el testamento a que se refiere el precepto en comentario. queda preconstituida una prueba fehaciente.ARTS. el año. ARTÍCULO 1512. Si lo estuviere.0 solicitud de éste. y si el autor del acto manifiesta su conformidad será firmado el instrumento notarial por el testador. porque el autor cuenta en el momento de otorgarlo con la asesoría del notario que recibe la declaración y porque además por medio de la constancia del propio notario y de las declaraciones de los testigos. ante el notario y en presencia de los testigos a que se refiere el precepto inmediato anterior. donde puede ser conocido por cualquier persona. el mes. es el que se usa generalmente para realizar esta clase de actos. para dar lectura al testamento. asentándose el lugar. porque la declaración de voluntad emitida por el testador consta a la letra en el protocolo del notario. El Notario redactará por escrito las cláusulas del testamento sujetán- dose estrictamente a la voluntad del testador y las leerá en voz alta para que éste manifieste si está conforme. firmarán todos el instrumento. 1518) el testamento antes de ser transcrito en el protocolo del notario. una persona que designará el testador. aunque no indubitable de manera absoluta: de la identidad del testador. 1.G. de su capacidad para testar por razón de edad y de encontrarse el otorgante en su cabal juicio. El notario redactará por escrito y transcribirá a la letra en el protocolo las cláusulas del testamento que deberá leer en voz alta. [114} . G. Cuando el testador ignore el idioma castellano (a. bajo pena de nulidad. El testamento público abierto. en el momento que emite su declaración.G. día y hora en que hubiere sido otorgado. año. Es requisito esencial del testamento que se asiente el lugar. En este precepto se señala la rigurosa secuela que debe seguir puntualmente el autor: expresará su voluntad-de manera clara y terminante. mes. 1504). El testador expresará de un modo claro y termi- nante su voluntad al Notario y a los testigos. pese a que es un acto solemne constituido por un conjuto de formalidades que deben cumplirse escrupulosamente. de viva voz. Todas estas circunstancias deben hacerse constar en el testamento (a. deberá ser traducido por dos intérpretes.

1514 y 1515 ARTICULO 1513. Aunque el articulo en comentario no se refiere expresamente al caso en que uno de los testigos sabiendo escribir no pueda hacerlo por imposibilidad física. En el caso de extrema urgencia y no pudiendo ser llamado otro testigo. no es preciso que los tres testigos que concurren al otorgamiento de un testamento. Podrá firmar por el testador y a ruego de éste.G. sepan escribir.G. que el testador está de acuerdo en que el texto del instrumento notarial contiene el testamento otorgado y que este tercero firma a ruego del testador por no poder hacerlo el mismo autor. I. que firme a su ruego. 1511) para firmar el testamento "a su ruego". pero cuando menos. ARTICULO ¡SIS. Bastará con que dos de ellos sepan hacerlo. firmará por quien no sabe hacerlo uno de los otros testigos que sepa firmar. firmará por el testador uno de los instrumentales. ARTÍCULO 1514. pero siempre que uno de ellos firme por sí y por el tercero. En ese caso.TITULO TERCERO/CAPITULO II ARTS. En el testamento debe constar la firma de los tres testigos y solamente por excepción (cuando uno de ellos no sepa escribir) está permitida la firma de sólo dos testigos. intervendrá otro testigo (además de los tres testigos a que se refiere el a. comparece en el acto para integrar debida- mente el instrumento notarial ejecutando un hecho material (la firma del testamento) por la imposibilidad en que se encuentra el testador en virtud de no poder o no saber firmar.G. Así pues no se trata de un cuarto testigo sino de una persona que interviene para hacer constar documentalmente. firmará otro de ellos por él. Si alguno de los testigos no supiere escribir. Cuando el testador no supiere o sabiendo no pudiere hacerlo. I. deberá aplicarse por analogía la norma contenida en este precepto. intervendrá otro testigo más. uno de los tres testigos instrumen- tales. pero sólo en caso de urgencia. En rigor la persona que con su firma suscribirá el testamento otorgado por quien no sabe o no puede escribir. 1512. De acuerdo con lo ordenado en este artículo. Si el testador no pudiere o no supiere escribir. deberá constar la firma entera de dos testigos. haciendo constar que !o hace en virtud de que éste no sabe escribir.G. si no hay otra persona que pueda ser llamada específicamente para ese objeto (véase el comentario al precepto anterior). haciéndose constar esta circunstancia. [115] .

se observarán las mismas formalida- des previstas en el a.45510 TEMO Agregaremos que de la redacción del artículo que se comenta se desprende que el legislador distingue la función que desempeAan los tres testigos que deben necesariamente comparecer en el otorgamiento y la que corresponde a la persona que debe firmar el testamento a ruego del autor. ARTICULO 1516. a ruego del testador (a. el testamento será leído por la persona que él designe. designará una persona que lo lea a su nombre. Si no sabe leer o no pudiere hacerlo. será el propio testador quien dé lectura a su testamento. 62 inciso d de la LN para el DF). quién deberá estar presente en la lectura del testamento. 1514 a cuyo [116] . El testador deberá estampar su huella digital junto a la firma de la persona que intervenga por su ruego (a. 1515. pero que sepa leer. 15111 y 1517 1. si no supiere o no pudiere hacerlo. Si el testador no pudiere firmar. se dará lectura al testamento dos veces: una por el Notario. 1514. 1. y otra en igual forma por uno de los testigos u otra persona que el testador designe. En ese supuesto.G. deberá dar lectura a su testamento. 1512 con la variante de que el testamento. podrá poner su firma en el testamento uno de los testigos en suiti- tución de la firma del autor. 1514). una vez concluida su redacción y antes de ser firmado. ARTICULO 1517. se estará a lo dispuesto en el a.ANTS. Cuando sea ciego el testador. 62 de la LN del DF). como está prescrito en el artículo 1512. La persona que sea completamente sorda podrá hacer testamento y si sabe leer.G.G. El testador deberá poner su huella digital al calce del testamento (ver a. puesto que sólo en el caso excepcional previsto en el artículo en comentario. El que fuere enteramente sordo. sino un tercero designado por éste. Por las razones que se expresan en el comentario al a. cuando éste no puede o no sabe firmar. será leído dos veces: la primera por el notario que lo autoriza y la segunda por uno de los testigos instrumentales o por cualquier otra persona que el testador designe. deberá intervenir una persona que firme el testamento. I. quien lea el testamento no deberá ser la misma persona que firme a ruego del testador. Cuando el testador sea una persona ciega.G.

Traducido por los dos intérpretes. Deberá en todo caso imprimir su huella digital al calce del documento y junto a ¡a firma de la persona que lo haga a su ruego (a. el cual será traducido al español por dos intérpretes designados por el mismo testador (el código no exige que los intérpretes sean traductores oficiales). En el CC argentino (a. Este es el sistema que acoge nuestro legislador. uno de los intérpretes escribirá el testamento que le dictará el autor del mismo en el idioma extranjero y la traducción al castellano que harán ambos intérpretes. escribirá de su puño y letra su testamento. se procederá como dispone el párrafo primero de este artículo. manuscrito su testamento. redactará por sí mismo. uno de los intérpretes escribirá el testamento que dicte aquél.TITULO TERCRRO/CANT1J1. se transcribirá como • testamento en el protocolo del notario. se traducirá al español por los dos intérpretes que deben concurrir al acto. El extranjero que desconozca el idioma castellano. 999 del mismo código conforme al cual en el otorgamiento de escrituras públicas por quienes no sean argentinos e ignoren el idioma castellano (siempre que no se trate de un testamento) el original redactado en idioma extranjero. El original redactado en el idioma extranjero se agregará al apéndice de la escritura. 62 de la LN del DF). que será traducido al español por los dos intérpretes a que se refiere el artículo 1503. Cuando el testador no sabe o no puede leer o escribir. Esta disposición se aparta del sistema general acogido en el a. hecha la traducción se procederá como se dispone en el párrafo anterior. si puede. dictará en su idioma el testamento a uno de los intérpretes. Una práctica generalmente observada por los notarios en estos casos es la de [117] . La traducción se transcribirá a la letra en el protocolo. y el original se archivará en el apéndice del acta notarial.G. 1517 y 1318 comentario nos remitimos. I.0 11 ARTS.G. y leído y aprobado por el testador. simplemente se agrega al apéndice del acta. ARTÍCULO 1518. Cuando el testador ignore el idioma del país. 3363) se dis- pone que el testamento debe inscribirse en el protocolo en ambos idiomas. La traducción se transcribirá como testamento en el Protocolo respectivo y el original se archivará en el Apéndice correspondiente del Notario que intervenga en el acto. Si el testador no puede o no sabe escribir. Si el testador no puede o no sabe leer.

suministrar una medicina al testa- dor que se halla enfermo. como ya se dijo. el notario se limita a transcribir la versión al castellano y no está obligado a conocer la lengua extranjera. sino también en los preceptos del derecho romano. 1900. p. En el caso de que el extranjero no supiere escribir. 11. Aguilar Vera y Cía. Tipográfica y Litográfica la Europea. firmado también por ambos traductores.. por ejemplo. Buenos Aires. p. como puede verse en la ley 28. Goyena Copen() (Tratado de/derecho de sucesión. 1516 y isio mimo TERCERO que el testador yambos traductores firmen en presencia del notario el documen- to redactado en idioma extranjero y la traducción se asentará literalmente. en C. 1514 (véase el comentario a dicho precepto legal). Sobre este particular apunta Mateos Alarcón (Estudios sobre el código civil del Distrito Federal. De las sucesiones y testamento. VI. asi como si el dolor de la enfermedad los cuytase en aquella sazon. se procederá conforme a lo dispuesto en el a.ARTS. etc. ARTICULO 1519.G. pues la ley 3a.. La Ley Editora e Impresora. 1974.. México. Que las formalidades del testamento se practiquen acto continuo. Las formalidades se practicarán acto continuo y el Notario dará fe de haberse llenado todas. de J. t. Me adhiero a la opinión de este autor en razón de que dichos testigos no son simplemente de identidad sino que ante ellos y ante el propio notario el autor declara su voluntad. título IV. pero no impide que sesuspenda aquélla algunos instantes para satisfacer una necesidad urgente. significa que se deben llevar a cabo en un solo acto. I. con cuya traducción al castellano deben estar conformes también los testigos. en el protocolo. es lo que se conoce en doctrina como "unidad de contexto o unidad de acto". si ouissen entonce grand menester de comer o de beuer. mayormente si se toma en cuenta que en el caso previsto en el precepto que se comenta. del Código de Justiniano. Esta teoría está fundada no sólo en la opinión unánime de los autores. t.. 312): No debe entenderse esta justa exigencia de la ley en términos estrictos y rigurosos. refiriéndose a la unidad del acto necesaria para la validez del testamento: Fueras ende. si lo ouiessen (los testadores) a fazer por cosa que non pudiessen escusar. o [118] . todo ello en presencia del notario. pues lo que ésta quiere es que no se interrumpa la confección del testamento para otorgar otro o una escritura de compra-venta. En opinión de Héctor R.. o para darle un poco de reposo.G. partida VI dice. y en los de nuestra antigua legislación. 106) los testigos instrumentales deben conocer el idioma extranjero en el que el testador expresa su última voluntad. título lo.

3.— Dictado de su última voluntad por el testador al notario. pero no sólo de ello. contiene la sanción de nulidad del testamento por omisión de alguna de las solemnidades a las que debe estar sujeto el testamento público abierto. 6. mes y año en que se otorga el testamento.— Lectura del testamento en voz alta por el notario. 4. quedará el testamento sin efecto y el Notario será respon- sable de los daños y perjuicios e incurrirá. El notario responderá de los daños y perjuicios que cause por inobservancia de estas obligaciones e incurrirá además en la pena de la pérdida de oficio en el caso de que no cuide escrupulosamente de la observancia de las solemnidades prescritas por la ley en esta clase de actos.— Expresión del lugar. además.— Firma del testamento por el testador. del día. 5. en presencia de los tres testigos.— Redacción por escrito del testamento por el notario. I. que explicó al autor del testamento el valor y las consecuencias legales del contenido de la escritura. 62 de la LN).— Expresión de la circunstancia de haber firmado otra persona que el testador por imposibilidad o por no saber escribir. sino debe hacerse constar que se cumplieron tales formalidades. bajo la pena de nulidad: 1.G. ARTICULO 1520 Faltando alguna de las referidas solemnidades.G. El notario es responsable de la observancia de las formalidades prescritas. que naturalmente no pudiessen escusar. Manuel Mateos Alarcón en la obra citada en el comentario al artículo anterior (p.TITULO TENCERO/CAPITULO 11 MITS. bien podria el fazedor del testamento partir mano de lo que había comenzado. la fecha y la hora en que se otorgó el testamento. [119] . para que el testador manifieste si está conforme con él. Todas las escrituras notariales deben ser redactadas en castellano (a. que se aseguró de la identidad del testador y que fue leída la escritura de éste a los testigos y a los intérpretes. e de si tornarlo acabar. fasta que aquel embargo passasse. en la pena de pérdida de oficio. 2. 313) opina que el notario debe mencionar el cumplimiento de cada una de esas solemnidades que en forma resumida el mismo autor nos ofrece diciendo: Resumiendo lo expuesto. los testigos y el notario. resulta que el testamento público abierto debe otorgarse con las siguientes solemnidades. 1519 y 1330 de venir a fazer otra cosa. hora. Ca por cualquier destas razones. que el testador estuvo conforme con quien en sustitución del otorgante suscribió la escritura. El precepto en comentario.

Tal expresión indica que no tiene por qué escribirse en una clase de pa- [120] . el testamento público cerrado tiene la ventaja de servir para que quienes no saben o no puedan escribir. además que el que sabe y puede escribir se valga de otra persona para escribir su última voluntad. 8. (véase el cómentario al a. El testamento público cerrado. puede ser escrito por el testador o por otra persona a su ruego. Por otra parte. Todas estas exigencias. No ordena el código. el que escribe el testamento a ruego del testador es considerado como un servidor o amanuen- se. el testador puede utilizar o hacer utilizar por un tercero. por lo que puede perfectamente ser un menor o un interdicto. pero en razón de esta circunstancia (véase el comentario al a. esto será necesario sólo en el caso de que hubiere rubricado y firmado por el testador. o puede hacerlas escri- bir por otra u otras personas a las que designe. tal persona no necesita capacidad para obrar. dice este artículo. eléctricos o electrónicos. enumerándolas. Así. 1523). CAPITULO III Testamento público cerrado ARTÍCULO 1521. que obra bajo la dirección de aquél sin disponer nada por sí.— La misma expresión cuando alguno de los testigos no supiere escribir. y en papel común. En este sentido.G.—Certificación del notario de que el testamento se otorgó en un solo acto y de que se llenaron todas las formalidades exigidas por la ley. Con la opción que este artículo establece.ARTS. 1531) que la expresión de última voluntad se plasme de puño y letra del testador o de la persona que escriba a su ruego.G. En todo caso. puede ser escrito en "papel común". En el testamento público cerrado no se exige la autografía. el testador no tiene que indicar el nombre de esa persona. I. salvo el caso del sordomudo. medios mecánicos. 1594 y 1521 LIBRO TERCERO 7. no tienen otro objeto que garantizar la autenticidad de la voluntad del testador y evitar que sea suplantada fraudulentamente por el notario o por otras personas coludi- das con él. El testador puede escribir por sí mismo sus disposiciones de última voluntad. Permite. todas estas formalidades. de suerte que la máquina de escribir podrá ser empleada para asentar el texto del testamento. pero que saben y pueden leer puedan (empleando a un tercero para que escriba) hacer su testamento con el secreto que no implica la forma pública abierta. El testamento público cerrado.

no es aún testamento. es indispensable. pero si no supiere o no pudiere hacerlo. Con la firma al calce. En este sentido. pero. la razón por la cual es exigida se encuentra en que a través de ella el autor del acto expresa que lo escrito no es un simple proyecto. No se exige en este artículo. o en general en cualquier clase de papel. 1954.V. ta fecha de redacción de las disposiciones testamentarias. es lograr su debida identificación y evitar el fraude testamentario que puede producirse con el cambio o intercalación de hojas. ARTÍCULO 1522. Revista de Derecho Privado. que el fin que con la rúbrica se persigue queda garantizado con la firma. podrá rubricar y firmar por él otra persona a su ruego. es requerida en sistemas jurídicos. 1526). su colocación al calce. Ed. Algunos autores juzgan que es válido poner la firma al margen.L. [121] . 1521 y 1522 pel determinada. p. España. C. Tratado de derecho civil español. 288). Madrid. otros. El testador debe rubricar todas las hojas y firmar al calce del testamento. estimando que lo que interesa es sólo que conste claramente la voluntad del testador. en la última hoja. En cuanto a la firma. puede valer como testamento oló- grafo. toda vez.. 1531) que se exprese la fecha al redactarse las disposiciones de última voluntad. en cambio. por tanto. después de redactada. como el español. La ley dispone "firmar al calce". Por otra parte. V. en lugar de al final de la última cédula testamentaria cuando faltase espacio para ponerla. Está situación no tiene lugar en nuestra legislación. y es que el testamento público cerrado se perfecciona al momento en q ue el notario da fe del otorgamiento (a. el requisito de la rúbrica es innecesa- rio. pues sirve para indicar cuál es el propósito del testador: conferir valor definitivo a toda su manifestación de voluntad es la expresión de que el proceso volitivo quedó agotado. basta que lleve la firma al calce. Será la fecha del acta notarial la que corresponda a la de ese acto de última voluntad. I. ¿Podrá ser escrito en un pergamino o en tela? Los autores así lo entienden. Federico. t. El fin que persigue la ley. La rúbrica puede ponerse en cualquier lugar de las hojas. al establecer que se rubriquen todas las hojas del testamento. véase comentario al a. vol.TITULO TZISCERO/CAPITULO III MITS. si el testamento consta de una sola hoja. estiman necesaria su colocación al calce. en los que si el testamento cerra- do es nulo por falta de alguna formalidad. ni en los demás que regulan esta forma de testamentos (hecha excepción del caso en que el testador sea sordomudo. pues consideran que es el único modo de indicar que todo e! contenido es definitivo. Esto se debe a que esa expresión de última voluntad. no debe olvidarse que el código habla siempre de "papel" (Puig Peña. podrá perfectamente asentarse la declaración de última vollintad en papel sellado.

1523. y asegurar la inalterabilidad de ésta. Nuestro código. cuál es la causa que motivó esto. no tiene disposición en este sentido. Esto fue modificado en el CC de 1884 (a. la de que si el testador no sabía o no podía firmar. 1523. el notario y los testigos. ARTíCULO 1523. 3777. 1522. No se exige que firme el testador. Como medida para garantizar la identificación de las hojas que contienen la última voluntad del testador. ella deberá concurrir junto con éste al acto de presentación del pliego o sobre cerrado. que era el caso a que se refería el a. exponiéndose como razón de la reforma. y es que se parte del supuesto de que en virtud de que no supo o no pudo rubricar y firmar el contenido del pliego no podrá firmar la cubierta. la persona que haya rubricado y firmado por el testador.L. concurrirá con él a la presentación del pliego cerrado. y 1524 LIBRO TERCERO En principio el testador debe rubricar y firmar por si mismo. C. C. En el caso del articulo que precede. el testador deberá declarar que aquella persona rubricó y firmó en su nombre. exige el CC que en el caso de que otra persona haya firmado y rubricado a ruego del testador. que contiene las disposiciones testamentarias ante el notario y los testigos. El CC de 1870 disponía en su a.L. o lo hará cerrar y sellar el testador en el acto del otorgamien- to.V. haciéndolo otra persona a su ruego. "pero cuando no supiere o no pudiere hacerlo podrá rubricar y firmar por él otra persona a su ruego" Se infiere de aquí que si el testador sabe y puede firmar. El papel en que esté escrito el testamento o el que le sirva de cubierta. [122] . y lo exhibirá al Notario en presencia de tres testigos. en este acto. y ésta firmará en la cubierta del pliego o sobre. Algunas legislaciones ordenan que cuando el testador no rubrique y firme. que en el acto de la presentación debían firmar en la cubierta del sobre el testador. la persona que había rubricado y firma- do a su ruego.V. era claro que no podría firmar la cubierta. junto con los testigos y el notario. 3508) al disponerse que 'firmaran la cubierta únicamente la persona que rubricó y firmó por el testador. precisamente. el testador declarará que aquella persona rubricó y firmó en su nombre y ésta firmará en la cubierta con los testigos y el Notario. 3777. no puede dejar de hacerlo ni autorizar a otra persona para que rubrique y firme en su nombre. En ese acto.ARTS. deberá estar cerrado y sellado. deberá hacerse constar en el documento. el notario y los testigos. bastando que se observe lo dispuesto en el a. ARTICULO 1524.

TITULO nutctso,rcArrruto III AIITS. 1314 y 1$15

Con el objeto de evitar la sustitución o sustracción del papel que contiene las
disposiciones testamentarias, o la alteración de éstas, y a fin de garantizar la
última voluntad del testador, y su conservación en secreto, hasta la apertura de
la sucesión, se dispone en este artículo que el papel en que se contienen esas
disposiciones o el que le sirva de cubierta deberá estar cerrado y sellado, o lo
hará cerrar y sellar el testador en el acto del otorgamiento.
Hay que aclarar que es necesario cerrar y sellar el documento que contiene las
disposiciones testamentarias cuando no se coloque en sobre, y éste si se usare,
además no es necesario cerrar a la vez las disposiciones testamentarias y el sobre
que las contiene.
La ley no señala la obligación de cerrar o sellar, de cierta manera, con
ciertas sustancias o con determinados instrumentos; por lo que puede proceder-
se con entera libertad. Pero no debe perderse de vista que con el cierre y
sellamiento se persigue un objetivo evidente: hacer patente cualquier violación
del papel o la cubierta que contiene las disposiciones testamentarias; por lo
tanto, deben emplearse materiales, sustancias o instrumentos que satisfagan ese
objetivo.
De acuerdo con lo que dispone este artículo no es necesario que la clausura y
cierre se realicen en presencia del notario y de los testigos. Lo único que se
precisa es que al momento de presentación del testamento al notario se lleve a cabo
el cierre y sellamiento, si no se había efectuado antes esa operación.
Algunos autores juzgan que una mejor disposición legal sería la que mandara,
en todo caso, la presentación abierta del pliego o sobre, y que ordenara que el
cierre y sellamiento se efectuara precisamente ante el notario y los testigos,
después de que el testador se cercionara de que el documento que contiene sus
disposiciones de última voluntad no ha sido sustituido o alterado en su conteni-
do (sin tener desde luego, que expresar ese contenido al notario y los testigos).
Puesto que el testamento es personalísimo, la exhibición del pliego o sobre
cerrado, habrá de hacerla personalmente el testador, pues ella forma parte del
acto del otorgamiento del testamento. No quiere decir esto que la exhibición la
deba hacer el testador de propia mano. Si el testador enfermo hace que vengan a
su cabecera el notario y los testigos e indica a aquél el lugar en que se encuentra
el pliego o sobre, para que lo tome, se exhiba, y se cercioren los concurrentes que
está cerrado y sellado, o para que se proceda a cerrarlo y sellarlo hay igualmente
exhibición personal.
La exhibición del pliego o sobre cerrado y sellado, al notario y los testigos,
tiene como objeto principal que éstos y aquél identifiquen el pliego y su cierre y
sello,
C.L.V.

ARTÍCULO 1525. El testador, al hacer la presentación, declarará
que en aquel pliego está contenida su última voluntad.
[123]

ARTS. 1525 y 1528 LIBRO TERCERO

El testamento público cerrado, también llamado místico o secreto, toma su
nombre de "cerrado", del hecho de que el notario y los testigos reciben la última
voluntad del testador en un pliego cerrado, y por ende la desconocen.
El testador simplemente al hacer la presentación del pliego o sobre ante el
notario y los testigos, manifestará encontrarse ahí contenida su última volun-
tad. Esta declaración constituye el acto final de otorgamiento del testamento;
para llevarlo al cabo no se requiere el uso de fórmulas sacramentales, bastando
que se exprese oralmente. No se precisa su expresión por escrito, salvo en el caso
en que el testador sea mudo, pues entonces, de puño y letra asentará esa
manifestación en la cubierta del testamento ante el notario que da fe del acto y
los testigos. (Véanse aa. 1531 y 1533).
C.L. V.

ARTÍCULO 1526. El Notario dará fe del otorgamiento, con expre-
sión de las formalidades requeridas en los artículos ante-
riores; esa constancia deberá extenderse en la cubierta del
testamento, que llevará las estampillas del timbre corres-
pondientes, y deberá ser firmada por el testador, los
testigos y el Notario, quien, además, pondrá su sello.
Por la propia naturaleza del testamento público cerrado, el notario no da fe de
que en el pliego o sobre que presenta el testador está contenida la última
voluntad de éste. La ley se limita a exigir que el testador declare al hacer la
presentación del pliego o sobre, que en éste está contenida su última voluntad, y
que el notario dé fe de esa declaración.
En la cubierta del pliego o sobre y no en otro lugar deberá el notario dar fe del
otorgamiento, con expresión de las formalidades requeridas en los aa. 1523,
1524 y 1525, sin que pueda subsanar tal omisión el hecho de que esa constancia
se haya extendido en protocolo (SJF, quinta época, t. XIV, p. 1281). No se
determina en la ley la forma que deba tener este sobre o cubierta, ni tampoco la
clase de papel o el color del mismo, pudiéndose, por tanto, mantener en esta
cuestión un punto de vista amplio. Lo que no se debe olvidar es que, precisa-
mente, sobre esa cubierta el notario ha de extender la constancia de presenta-
ción del documento o sobre que lo contiene, hecho que, por otra parte, constitu-
ye una garantía a la autenticidad de la voluntad testamentaria.
Además de hacer constar en la cubierta del pliego o sobre, la declaración a
que se refiere el a. 1525, con expresión de las formalidades requeridas en los aa.
1524 y 1525, el notario deberá asentar lo conducente a la identidad del testador,
a su capacidad para testar y la circunstancia de encontrarse libre de coacción
(véanse aa. 1504 y 1505 del CC; y 62 fr. XIII, inciso a y 63 de la LN).
La ley no exige el uso de palabras sacramentales, ni indica al notario la
necesidad de llevar un orden al expresar las formalidades que debe hacer constar
en el acta de otorgamiento.

[124]

TITULO TERCERO/CAPTTULO III ARTA. 15211 y MIT

Aunque este artículo dispone que la constancia que debe extenderse en la
cubierta del testamento "llevará las estampillas del timbre correspondientes",
éste no es requisito, si bien lo fue en algún tiempo, habida cuenta que la ley del
timbre quedó abrogada.
El acta de otorgamiento deberá ser firmada por el testador, los testigos y el
notario, quien además pondrá su sello. Esta es una formalidad que si no se
previniese en precepto alguno, habría de ser cumplida en tal concepto. Esta
prescripción, además se conforma con lo establecido en la legislación notarial
para el otorgamiento de instrumentos públicos y la autorización de los mismos.
La firma del testador es indispensable, dado su carácter de otorgante del acto
jurídico testamentario. En cuanto a los testigos, la concurrencia de ellos en el
testamento, no es un simple requisito formal, ni de efectos meramente probato-
rios, sino que es un requisito sustancial del que no se puede prescindir, no
obstante la intervención notarial, de ahí lo justificable y necesario de su firma.
La intervención del notario es una solemnidad esencial, sin la cual no puede
hablarse de testamento público cerrado. Su presencia, firma y sello, justifica el
carácter público de este testamento.
No establece este artículo, como requisito, en el acta de otorgamiento, la
mención de la fecha, que sirve principalmente para establecer la serie cronológi-
ca en el caso de que una persona muera dejando varios testamentos. La LN
prescribe como obligación del notario el hacer constar bajo su fe la fecha de
otorgamiento de los actos jurídicos en que intervenga y la de autorización
definitiva deF instrumento donde consten los mismos (aa. 62 fr. XIII, inciso e y
69 de la LN), sin que la falta de ese requisito afecte la validez del documento, ni
la del acto jurídico. (véanse los aa. 1523, 1528 y 1529).
C. L. V.

ARTICULO 1527. Si alguno de los testigos no supiere firmar, se
llamará a otra persona que lo haga en su nombre y su
presencia, de modo que siempre haya tres firmas.
Los testigos tienen la función de asistir al acto de presentación del testamento y
de firmar el acta correspondiente. Si alguno de ellos no supiere firmar, se
requerirá la presencia de una persona adicional a los testigos, para que lo haga
en su nombre y en su presencia de modo que siempre haya tres firmas (una por
cada testigo).
Este artículo habla del testigo que "no supiere firmar", disposición que por
igual razón puede aplicarse al que "no pudiere", El proyecto de García Goyena
(a. 569 fr. V) y el proyecto de Justo Sierra (a. 576 fr. V), antecedentes del
precepto en comentario se refirieron al testigo o testigos "que no sepan o que no
puedan firmar".
Como la persona adicional no interviene en lugar del testigo, sino para
suplirlo sólo en la firma, firmará a nombre de éste, y además, en su presencia.
C. L. V.
[1251

MITS. 1528, 1555 y 1530 LIBRO TERCERO

ARTÍCULO 1528. Si al hacer la presentación del testamento no
pudiere firmar el testador, lo hará otra persona en su
nombre y en su presencia, no debiendo hacerlo ninguno
de los testigos.
No exige la ley que se haga constar el motivo por el cual el testador no pudo
firmar el acta de otorgamiento.
En el derecho italiano se admite que firme otra persona por el testador, no
sólo cuando éste no pueda firmar, sino también en el caso de que pudiera
hacerlo pero con grave dificultad, debiendo el notario hacer constar tal circuns-
tancia.
C.L.V.

ARTÍCULO 1529 Sólo en casos de suma urgencia podrá firmar
uno de los testigos, ya sea por el que no sepa hacerlo, ya
por el testador. El Notario hará constar expresamente
esta circunstancia, bajo la pena de suspensión de oficio
por tres años.
Con el objeto de facilitar el otorgamiento del testamento, se prescribe en este
artículo que en los casos de extrema urgencia, firme, por el testigo que no sepa
hacerlo o por el testador, uno de los testigos instrumentales, pero el notario,
en el acta de presentación del testamento, deberá hacer constar expresamente
esta circunstancia. La ausencia de mención al respecto no afectará la validez del
testamento sino que simplemente dará lugar a que se imponga al notario, que
faltó al deber de asentarla, la sanción de suspensión de oficio por tres años.
C.L.V.

ARTÍCULO 1530. Los que no saben o no pueden leer, son inhábiles
para hacer testamento cerrado.

La razón de ser de este artículo se encuentra en la naturaleza propia del
testamento cerrado. Los que no saben leer son inhábiles para otorgar este tipo
de testamento porque están en circunstancias en que, necesariamente, tendrían
que recurrir a otra persona pasa que escribiera las disposiciones testamentarias
y no estarían en aptitud de saber si lo escrito es verdaderamente la voluntad que
dictaron. En el mismo sentido, la persona que no puede leer no podría verificar,
por sí misma, si el escrito que ha de presentar en sobre cerrado, ante el notario y
los testigos, es fiel y realmente la expresión de su última voluntad.
C.L.Y.

[126]

TITULO TERCERO/CAPITULO III ARTS. MI y 1531

ARTICULO 1531. El sordo-mudo podrá hacer testamento cerrado
con tal que esté todo él escrito, fechado y firmado de su
propia mano, y que al presentarlo al Notario ante cinco
testigos, escriba a presencia de todos sobre la cubierta
que en aquel pliego se contiene su última voluntad, y va
escrita y firmada por él. El Notario declarará en el acta de
la cubierta que el testador lo escribió así, observándose,
además, lo dispuesto en los artículos 1524, 1526 y 1527.
En atención a las circunstancias particulares que concurren en la persona del
otorgante, (un sordo-mudo) se exigen requisitos especiales, tendentes a asegu-
rar la auténtica expresión de voluntad del testador. De acuerdo con lo dispuesto
en el a. 1530, para poder hacer testamento cerrado no es necesario saber o poder
escribir, sino saber y poder leer. Sin embargo, si el testador es un sordomudo es
necesario que además sepa escribir, ya que de puño y letra deberá asentar sus
disposiciones testamentarias, firmarlas y fecharlas, como garantía de una au-
téntica expresión de última voluntad. Por esta misma razón de seguridad y
tomando en cuenta la imposibilidad de expresión oral del testador, se ordena
que al presentar el pliego o sobre ante el notario y los testigos, que habrán de
anotar en éste, en presencia de todos, sobre la cubierta, que en aquel pliego se
contiene su última voluntad y que va escrita y firmada por él. Por su parte, el
notario deberá dar fe del acto de otorgamiento declarando, en el acta de la
cubierta del pliego, que el testador lo escribió así.
Junto con los requisitos especiales que en este artículo se consagran, deben
observarse las reglas generales establecidas en los aa. 1524, 1526 y 1527. Las del
1524 y 1526 por ser de la esencia del testamento público cerrado, y la del 1527
por no ser incompatible a las seguridades que se pretendan dar a este testamento.
Es conveniente señalar que el requerimiento de que las disposiciones testa-
mentarias vayan fechadas, nos parece inútil, toda vez que el testamento cerrado
no existe como tal sino hasta su otorgamiento ante el notario y los testigos.
C. L. V

ARTÍCULO 1532. En el caso del artículo anterior, si el testador no
puede firmar la cubierta, se observará lo dispuesto en los
artículos 1528 y 1529, dando fe el Notario de la elección
que el testador haga de uno de los testigos para que firme
por él.
La hipótesis prevista aquí podía haber quedado comprendida en la regulación
contenida en el artículo anterior, al mismo tenor que ahí se estableció se
observara lo dispuesto en los aa. 1524, 1526 y 1527.

[127]

con la característica de que. ARTÍCULO 1533. ARTS. prescritos como indispensables para que el testa- mento pueda producir efectos. quedará sin efecto. El cumplimiento de tales solemnidades queda bajo la vigilancia y cuidado del notario que intervenga en el otorgamiento. el testamento quedará sin efecto. Así lo consideró el legislador. Si dejase de cumplirse alguna de las solemnidades referidas. como encargado que es de dar fe de haberse llenado todas. las disposiciones generales del testamento cerrado. tienen un impedimento menor de comunicación que el sordo- mudo. 1529. en la pena de pérdida de Oficio. e incurrirá. El que sea sólo mudo o sólo sordo. el notario debe dar fe de la elección que el testador haga de uno de los testigos para que firme por él. ARTÍCULO 1534. 1533 y 1531 LIBRO TERCERO Se declaran aquí aplicables al testamento otorgado por sordo-mudos. Algunas de estas solemnidades tienden a garantizar la libre manifestación de voluntad del testador. 1532. 1528 y 529.L. puede hacer testamento cerrado con tal que esté escrito de su puño y letra. sujetándose a las demás solemnidades precisas para esta clase de testamentos. La SCJN ha sostenido: "La validez de la voluntad manifestada en el testa- [128] . C. habiéndosele de cancelar la patente que lo habilita para el ejercicio de la función notarial. y firme la nota de su puño y letra. para que la última voluntad se tenga por mani- festada. otras a asegurar la identidad y conservación del acto testamentario. C. y el Notario será responsable en los términos del artículo 1520. El testamento cerrado que carezca de alguna de las formalidades sobredichos. a los cuales se les suele llamar solemnidades. En el otorgamiento del testamento cerrado deben llenarse los requisitos de forma prescritos por la ley. lo anote así el testador. quien teniendo en cuenta que quienes se hallan en tales circunstancias.L. . Si el sordomudo puede hacer testamento cerrado (véase a. además. Se trata de requisitos externos.V. y estableció menos requisitos especiales para que pudieran testar que los exigidos a éste.V. 1531) con mayor razón puede testar en esta forma el que sea sólo sordo o sólo mudo. contenidos en los aa. y el notario estará obligado a indemnizar los datlos y perjuicios que por ello se deriven. en el caso previsto en el a. o si ha sido escrito por otro.

se entrega- rá al testador.). La "razón" que debe poner el notario en el protocolo. del lugar. el incum- plimiento de esa obligación sólo derivará responsabilidad para el notario. Tercera Sala.L. V. indicando el lugar. V.L. por lo tanto. hora. 1526). mes y año en que el pliego que contiene el testamento fue presentado ante él. Cerrado y autorizado el testamento.). ARTICULO 1535. C. no el testamento (véanse los aa.TITULO TERCERO/CAPITULO III ARTS. Tercera Sala. día. cuyo otorgamiento y autorización consta en el testamento. y el Notario pondrá razón en el protocolo del lugar. C. La ley no exige que esa razón sea firmada por el testador y los testigos. cuyo contenido y existencia desconoce. día. El acta de presentación del testamento cerrado no se extiende en el protocolo del notaria. cuarta parte. Se trata de una simple obligación impuesta al notario fundada en la conveniencia y necesidad de que quede nota en el protocolo de un acto jurídico autorizado fuera de él. 82 y 84 de la LN para el DF). (SJF. y la falta de cualquiera de ellas se sanciona con la privación de efectos de esa voluntad.V. sexta época. no se anulará el testamento. cuarta parte. es una constancia de estas circunstancias. mes y año en que el testamento público cerrado fue presentado y entregado. pues ella no es sino una toma de datos y circunstancias independientes del acto testamentario en sí (SJF. Ella es independiente y posterior al acto jurídico testamentario. La intervención del notario se limita a darle fe ya hacer constar que el compare- ciente le ha presentado un pliego cerrado en donde dice se contiene el testamen- to de quien lo presenta. hora. C. XII. sexta época. vol. día. El notario levantará razón en su protocolo. Debe advertirse que el notario propiamente no autoriza el testamento. pp. hora. Por consiguiente. sino que en la cubierta del pliego presentado por el testador se asentará constancia de la presentación (véase a. pero el Notario incurrirá en la pena de suspensión por seis meses. y. 217 y ss. vol XLI. pp 210 y SS. 1335 y 15311 mento cerrado se hace depender de la escrupulosa observancia de las formalida- des que la ley señala. 1534.L. [129] . En todo caso el notario autoriza la constancia de presentación. Por la infracción del artículo anterior. ARTICULO 1536. es lógico que no tenga nada que ver con su contenido ni con su validez. mes y año en que el testamento fue autorizado y entregado.

el poder quedará unido al testamento. que será firmada por dicho funcionario y el testador. Así. 1537. o depositarlo en el archivo judicial. quien deberá guardarlo y custodiarlo hasta que solicite su entrega el testador.L. o proceda su entrega al juez competente. A diferencia de lo que ocurre con el depósito hecho a un particular. habrá que observar lo dispuesto en el contrato de depósito. el depósito en el archivo judicial debe ceñirse a las reglas previstas en este artículo. Cuando se trate de encargar la guarda a un particular. Depositado el pliego testamentario quedará bajo la responsabilidad directa del encargado del archivo. ARTS. 1531 y 15311 LIBRO TICRCERO ARTICULO 1537.V. a quien se dará copia autorizada.L. Pueden hacerse por procurador la presentación y depósito de que habla el artículo que precede. ocultación y alteración. que no se sujeta por la ley a regulación especial. cuyas funciones y actividades deben reglamentarse. El testador que quiera depositar su testamento en el archivo. se deja al testador en la más amplia libertad para resolver sobre la guarda y custodia del pliego testamentario. ARTÍCULO 1539. La presentación y depósito del testamento cerrado en el Archivo Judicial no son [1301 . se presentará con él ante el encargado de éste. por estar ellas expresadas en pliego cerrado. ARTÍCULO 1538. En este artículo se establecen las formalidades que deben observarse cuando se deposita en el archivo judicial el pliego que contiene la última voluntad de una persona. Con el fin de que el testamento pueda ser fácilmente localizado se dispone que el encargado del archivo tome razón de la presentación y depósito en el libro que con tal finalidad debe llevarle. En virtud de no quedar en el protocolo del notario autorizante el contenido de las disposiciones testamentarias. C. C. quien hará asentar en el libro que con ese objeto debe llevarse. El testador podrá conservar el testamento en su poder.V. la ley concede al testador todo género de facilidades para que éste busque las garantías convenientes y eficaces que protejan al testamento contra los riesgos de extravío. Esto se justifica en el hecho de que el archivo judicial es una dependencia del Estado. simplemente. o darlo en guarda a persona de su confianza. una razón del depósito o entrega. y en este caso.

en cuyo caso. El poder para la entrega y para la extracción del testamento.. así como la forma en que se identificó la persona que se ostenta como mandatario del autor del testamento. El poder para entrega o depósito habrá de ser especial.V. ARTÍCULO 1542. quien puede libremente elegir en qué forma se proveerá a la guarda y custodia del pliego testamentario. Puesto que el testador tiene la facultad de elegir libremente sobre la conserva- ción del pliego testamentario. La circunstancia de permanecer reservado el contenido del testamento cerrado [131] . pero la devolución se hará con las mismas solemnidades que la entrega.V. en el archivo general de notarías.TITULO TERCEEO/CAPITULO 111 ARTS. pero en la devolución habrán de observarse las mismas formalidades (no solemnidades) que en la entrega. ARTÍCULO 1541. hará comparecer al Notario ya los testigos que concurrie- ron a su otorgamiento. 1539. su testamento. a diferencia de lo que ocurre con el depósito del testamento ológrafo. para que el testamento produzca efectos. el testimonio de la escritura en que conste el contrato de mandato quedará unido al pliego testamentario. y 1541 actos personalísimos. Se trata sólo de una facultad del testador. 1540. a efecto de que quede constancia fehaciente del retiro y el encargado del archivo se libere de toda responsabilidad. Por la importancia del objeto que es materia del mandato: depósito o retiro del pliego que contiene un testamento. los datos de la escritura que faculta al mandatario para llevar al cabo tales actos. ARTÍCULO 1540. y no es requisito de validez.L. C. y esta circunstancia se hará constar en la nota respectiva. debe otorgarse en escritura pública. Luego que el juez reciba un testamento cerrado.V. debiéndose mencionar. cuando le parezca. haciéndose constar claramente el objeto para el cual se otorga. El testador puede retirar. 1541.L. se ordena que el poder respectivo se otorgue en instrumento público.1. puede en cualquier tiempo retirarlo del archivo judicial. C. C. Esto se explica porque tal depósito nada tiene que ver con el otorgamiento del testamento. el testador puede realizarlos por conducto de mandatario. en la razón de depósito o extracción.

y así se ha dispuesto en este artículo que tan pronto como "el juez reciba un testamento cerrado. 1526 y 1535). La SCJN refiriéndose al contenido de este artículo ha expresado: El artículo 1543 del Código Civil requiere que antes de que se abra el testamento. deberá proceder a su apertura. El reconocimiento de firmas y el del pliego que las contiene se hará separada- mente por los testigos. ARTÍCULO 1543. a través del reconocimiento que hagan de sus firmas y de la del testador o de la persona que por este hubiere firmado.1545 del CC y aa. y declaren si se encuentra cerrado y sellado como lo estaba en el acto de autorización y entrega al testador (véanse los aa. C.L. A esa diligencia asistirá el representante del MP (a. Los testigos que puedan comparecer reconocerán la firma que aparece como suya en la cubierta del testamento. El testamento cerrado no podrá ser abierto sino después de que el Notario y los testigos instrumentales hayan reconocido ante el juez sus firmas. lo mismo que seis que le siguen regulan una materia que es propia del CPC. para que sea conocida la última voluntad del otorgante y pueda darse a la misma el debido cumplimiento. de manera que quede descartada toda sospecha de violación. así como que declaren si en su concepto se encuentra el sobre cerrado y [1 32 ] . la comparencia (por testigos) el juez deberá cerciorarse por medio de prueba pericial. a efecto de que lo identifiquen. hará comparecer al notario y a los testigos que concurrieron a la presentación del pliego cerrado que contiene el testamento". Es conveniente hacer notar que este artículo. para lo cual servirá de firma indubitable la que aparece en la razón que obra en el protocolo del propio notario (ver comentario a. el notario y los testigos reconozcan su firma y la del testador. pues establecen las formalidades que deben preceder y acompañar la diligencia judicial de apertura del testamen- to cerrado. de que la firma que aparece en la cubierta es la del notario. y la del testador o la de la persona que por éste hubiere firmado.ARTS. 1542 y 1543 LIBRO TERCERO hasta la muerte del testador exige que. Se ha querido que esa apertura se realice en presencia del notario y los testigos. éste deberá ser examinado por el notario que lo autorizó y los testigos instrumentales. En el caso de que no sea posible. 877 a 880 y 883 del CPC). luego que el juez reciba un testamento de esta clase. así como la del testador. y hayan declarado si en su concepto está cerrado y sellado como lo estaba en el acto de la entrega. Para garantizar que el testamento no haya sido sustituido o alterado exige este articulo que antes de que el juez abra el pliego testamentario.V. de la autenticidad de la firma del testador. 877 del CPC para el DF).

el juez habrá de recibir también prueba pericial que verse sobre la autenticidad de la firma del testador. 1096). Si por iguales causas no pudieren comparecer el Notario. C. UMU y 18411 sellado. la ley dispone que el juez reciba información testimonial para precisar la imposibilidad de los que no concurrieron. necesariamente habrá que pres- cindir de la comprobación de que el sobre está cerrado y sellado como lo estaba en el acto de la entrega.V. C. t. [133] . L.o TERCERO/CAPITULO Hl ARTS. situación que hará constar en el acta que de la diligencia se levante. p. como lo estuvo en el acto de su entrega. L. bastará el reconocimiento de la mayor parte y el del notario. cuando no comparezca el notario ni los testigos. pero no exige que el juez dé fe de esta circunstancia. pero si por circunstancias imposibles de evitar no pudieran asistir todos los testigos. la mayor parte de los testigos o ninguno de ellos. Aunque no lo mencione el artículo que se comenta. conveniente es que asistan todos los testigos instrumentales y el notario que lo autorizó. y testimonial sobre el hecho de que en la fecha que lleva la cubierta del pliego se encontraba éste en el lugar en que el testamento se otorgó. enfermedad o ausencia.Trrui. Si no pudieren comparecer todos los testigos por muerte. L. el juez lo hará constar así por información. ARTÍCULO 1545. V. El juez sólo tendrá que verificar que el sobre esté cerrado y sellado. En razón de que la diligencia de reconocimiento de firmas y examen del pliego testamentario tiene la finalidad de garantizar la identidad de éste y su no alteración. C. 1543. la mayor parte de los testigos o ninguno de ellos. 1542). Previéndose que no pudiera concurrir el notario. bastará el reconoci- miento de la mayor parte y el del Notario. que son los testigos los que deben declararlo. (SJF. quinta época.V. ARTÍCULO 1544. LX XI. Si no comparecen el notario ni los testigos. la autenticidad de sus firmas y que en la fecha a que se refiere la constancia que aparezca en la cubierta del pliego testamentario esas personas se encontraban en el lugar del otorga- miento (véase comentario al a. como también la legitimidad de las firmas y que en la fecha que lleva el testamento se encontraban aquéllos en el lugar en que éste se otorgó.

C.L. o borradas. [134] . ARTICULO 1547. (SJF.V.V. 1542 a 1546.L. La SCJ N ha sostenido respecto a la diligencia de apertura. luego de la diligencia de publicación. sólo respecto del o de los testigos instrumentales que no comparecieren. raspadas o enmenda- das las firmas que lo autorizan. Si se presentaren chis o más testamentos cerrados de una misma persona. con el juez y el secretario. 1547 y 1546 LIBRO TERCERO ARTICULO 1546. mediante prueba pericial. 1096). para lo cual será preferida la notaría del lugar de apertura. ARTÍCULO 1548. t. quinta época. p. La protocolización se hará transcribiéndose el testamento en el protocolo del notario.ARTS. según lo dispuesto en los aa. de los testigos. si es que no concurre. 878 del CPC para el DF). 880 del CPC para el DF). A esta diligencia se le llama de publicación o apertura del testamento. aunque el contenido no sea vicioso. en todo caso. Cumplido lo prescrito en los cinco artículos anteriores. y la del notario. los hará protocolizar en un mismo oficio para los efectos a que haya lugar. El testamento cerrado quedará sin efecto siem- pre que se encuentre roto el pliego interior o abierto el que forma la cubierta. De todo esto se levantará acta (ver a. Hecho lo anterior se mandará protocolizar el testamento. el juez. su firma. 1546. Satisfecho lo prescrito en los aa. del MP y del secretario procederá a la apertura del pliego y dará lectu- ra al testamento. que las irregulari- dades en ella no traen consigo la nulidad del testamento. En seguida firmarán al margen del testamento las personas que hayan intervenido en la diligencia. 1494 y 1496 del CC (véase a. el juez en presencia del notario. si comparece reconocerá su firma. y si hubiere varias se preferirá la que designe el prornovente (véase a. 879 del CPC para el DF). El o los testigos que comparezcan reconocerán. los que comparecieren reconoce- rán sus firmas. El juez hará constar la autenticidad de firmas por información testimonial. el juez decretará la publicación y protocoliza- ción del testamento. Igualmente el notario. En todo caso. LXXI. C. y se pondrá el sello del juzgado.

L. C. para que el testamento quede sin efec- to y se abra la sucesión legitima. raspadura o enmendadura de las firmas hace presumir una suplantación de la voluntad de aquél. t. aunque constituye ciertamente un hecho delictuoso (falsificación de documento) previsto y sancionado en los aa. 1906. Esta hipótesis debería estar contenida en este artículo. que no puede ni debe merecer el apoyo de las autoridades ni la sanción de la ley. V. concordado y anulado. El fundamento de este precepto se encuentra en la necesidad de evitar que la voluntad del testador quede incumplida. sin perjuicio de la que le corresponda confor- me al Código Penal. Código Ciril del Distrito Federal de 1984. p. L. El que sustrae dolosamente un pliego testamentario. con toda la injusticia que ello acarrea. o lo sustraiga dolosamente de los bienes del finado. debe ser sancionado con la pérdida de todo derecho a la herencia. y por tal motivo lo destruyó. aplicando la misma sanción en ambas hipótesis. si fuere heredero por intestado.TITULO TERCERO/CAPITULO III 1111T5. Biblioteca de Derecho y Sociología. ARTíCULO 1549. Este articulo sólo prevé como sanción. 243 y 244 del CP para el DF. pero no por cuanto al testador y a los testigos. de pérdida del derecho que pu- diera tener. que no autorizan sino suscriben. C. En cuanto al contenido de este artículo pueden hacerse las siguientes observa- ciones: No distingue entre la no presentación del pliego. ). ( Mateos Alarcón. 1548 y 1549 La rupura del pliego que contiene el testamento demuestra que el testador cambió de voluntad. sea de los bienes del finado. V. III. [135] . 421). la pérdida al derecho como heredero por intestado.. es correcta en cuanto se refiere al notario. de Ch. incurrirá en en la pena. sea de los del depositario y el que siendo depositario del pliego lo oculta dolosamente. Librería Vda. que borre las firmas). como está prevenido en los artículos 1508 y 1509. Bouret. por mera negligencia. Toda persona que tuviere en su poder un testa- mento cerrado y no lo presente. en virtud de ocultación o sustracción del pliego testamentario. y la apertura de la cubierta y la borradura. e. Hay que aclarar que la palabra "autorizar" empleada en este articulo. y por dolo. Manuel. si lo tuviere como heredero al intestado o como heredero o legatario por testamento. El CC no trata el caso del que altere el pliego testamentario (p.

ART. el testamento ológrafo sólo puede ser otorgado por las personas que han cumplido 18 años. Aparte de la firma del autor. 1553 y 1561) debe permanecer en secreto y su contenido es sólo conocido por el testador y por las personas a quienes él quiera comunicarlo. por lo que en su conjunto constituyen una verdadera solemnidad del acto. que cuando no se acatan producen la nulidad del testamento. que como se verá más adelante (aa. Los testamentos ológrafos no producirán efecto si no están depositados en el Archivo General de Notarías en la forma dispuesta por los artículos 1553 y 1554. sea un testamento ológrafo. 1553 y siguientes. y por lo tanto no ofrece una noción clara y precisa de esa forma en que una persona puede disponer legalmente de sus bienes para después de su muerte. el [136] . completamente privada. el testamento ológrafo según lo disponen los aa. Por otra parte. ni se otorga ante testigos. En preceptos legales subsecuentes habremos de hallar otras notas característi- cas del testamento ológrafo. 1550 L1s1t6 -macan° CAPITULO IV Del testamento ológrafo ARTÍCULO 1550. ofrece el testamento ológrafo una forma práctica y expedita para testar. Sus disposiciones serán conocidas públicamente a partir del momento en que el juez de la sucesión hereditaria proceda a abrir el sobre que contiene el testamento. Por la sencillez y facilidad de su otorgamiento. Se llama testamento ológrafo al escrito de puño y letra del testador. Por otra parte. que puede ser otorgado por quien haya cumplido 16 años de edad. aun cuando se autografíen en su totalidad. Desconocido el testamento ológrafo por nuestros códigos de 1870 y 1884 fue acogido en el código vigente como una forma para que el testador pueda disponer respecto "al destino que quiera dar a sus bienes para después de su muerte". con lo cual encontramos un nuevo elemen- to que lo distingue del testamento público. Es la expresión por excelencia de una declaración de última voluntad. Como se desprende de lo dispuesto en los preceptos subsiguientes no es suficiente que el testador por sí mismo escriba de propia mano las disposiciones de última voluntad. debe llenar varias formalidades. No es una novedad como dice la exposición de motivos del código. no denota suficientemente desde el punto de vista jurídico el concepto técnico de esa especie de testamento. Si bien el artículo que se comenta enuncia la definición del testamento ológrafo conforme a su raíz griega. el testamento ológrafo no requiere la presencia de fedatario público. abierto o cerrado. para que el documento que contiene esas disposiciones. al postular que es aquel escrito de puño y letra del testador.

G. el legislador debe haber tenido en cuenta que la redacción de un testamento de esta especie.TITULO notoutoicArrmo IV MIT& 1550 y MI testamento ológrafo es la manera más antigua de declarar la última voluntad de una persona. en el testamento ológrafo no puede existir esta firmeza. puede en este mismo momento el testador estar emitiendo una declaración de voluntad forzada y por lo tanto viciada de nulidad. se [137] . disponien- do de sus bienes u ordenando el cumplimiento de obligaciones para después de su muerte. requiere plena capacidad negocial como una prudente medida de protección de la libertad del testador para emitir su voluntad acertadamente. y para que sea válido. Así podría mejorar en alguna manera. El testamento ológrafo no sólo debe estar escrito de puño y letra del testador.G. en el que la voluntad de testar debe desprenderse claramente del texto del pliego que contiene la declaración mortis causa y con ello se distingue de los otros testamentos ordinarios. Es otra de las características específicas que distinguen a esta clase de testamento de las otras dos formas de testamento ordinario. deberá estar totalmente escrito por el testador y firmado por él. pues al ser secreto. que por su ca- rácter público y por revestir la solemnidad notarial. El código vigente no ha hecho más que volver a nuestra antiquísi- ma tradición jurídica que encontramos en el Fuero Juzgo y en las Leyes de Partida. I. con expresión del día. Al exigir la mayoría de edad como requisito en la persona del autor de la herencia para otorgar testamento ológrafo. la definición contenida en el precepto materia de este comentario. Este testamento sólo podrá ser otorgado por las personas mayores de edad. que es propia de estas dos especies de testamentos. que fir- mado por el autor de la herencia. El precepto eleva la capacidad de otorgar un testamento ológrafo a la edad de 18 años. consta en un documento privado que el testador deposita en el archivo general de notarías en sobre cerrado y firmado. Los extranjeros podrán otorgar testamento ológrafo en su propio idioma. En esto también se diferencia la forma ológrafa de las demás formas. mes y año en que se otorgue. llevan implícita en la forma de su otorgamiento la in- tención testamentaria de la persona que los otorga. lo que se denomina el animus testandi in actu. pues mientras que en éstas. lo cual constituye una característica de esta especie de testamento. sino que debe contener la declaración de voluntad del autor de aquél. En síntesis el testamento ológrafo es el manuscrito íntegramente. otorgado en documen- to privado. ARTÍCULO 1551. Para proteger esas situaciones. éste da fe de que lo escrito corresponde a la declaración de voluntad de la persona que lo otorga. al ser otorgadas ante notario.

I. deberá contener los elementos que menciona la letra de este artículo. pero no al testamento mismo. puesto que se trata de un requisito formal del acto. ARTÍCULO 1552. Montecorvo. Exige la autografia íntegra del documento. Aun la persona de nacionalidad mexicana que por razones particulares quisiera redactar el testamento ológrafo en idioma extranjero. el causante tiene la personalidad más formada y puede evitar influencias en la decisión de su voluntad. como exige respecto del testamento público abierto. Si contuviere palabras tachadas. Si un testamento ológrafo puede estar válidamente redactado en idioma ex- tranjero se concluye que no es necesario que se emplee el idioma castellano para la validez del mismo. Puesto que los extranjeros pueden otorgar testamento ológrafo en su propio idioma y no se requiere traducción al castellano en el momento de su otorga- miento. lo cual significa que el documento debe coincidir con el día. esta manera de testar ofrece mayor facilidad para ellos. Será nulo el testamento ológrafo que contenga la fecha imprecisa. [1381 .G.. se concluye que la fecha debe ser además. La omisión de esta formalidad por el testador. la fecha del acto revocatorio y del acto que se pretende revocar. las salvará el testador bajo su firma.. 1977. enmendadas o entre renglones. Ahora bien. se indicará con precisión —y así lo ordena claramente el artículo que se comenta— al disponer que el documento se redac- tará con expresión del día. El testamento ológrafo. mes y año y no de otra manera. sólo afecta a la validez de las palabras tachadas. p. que por otra parte. el día. De la frase que emplea el precepto. es indispensable para conocer con exactitud en los casos de revocación de un testamento. lo pondrá a cubierto de influencias. La fecha del testamento ológrafo. que impidan la auténtica expresión de la voluntad del testador. Reitera el precepto lo dispuesto en el artículo anterior. ya que a esa edad. es decir. 193). La mayor edad. en el sentido de que tanto el contenido como la firma del testamento ológrafo deben ser del puño y letra del autor y se agrega que debe contener.ARTS.G. 1551 y 1552 LIBRO TERCERO consideró la necesidad de que el otorgante fuera mayor de edad. Madrid. incompleta o falsa. presión o amenazas de terceros.. mes y año en que el testador lo otorga. el mes y el año en que se otorgue. (Teodora Torres F. La fecha del testamento ológrafo ha de ser verdadera. podrá hacerlo válidamente. enmendadas o entre renglones. en los casos de impugnación del testamento ológrafo fundada en incapacidad del otorgante. completa. se podrá determinar si en el día que el autor otorgó el testamento se encontraba gozando de sus facultades mentales.

Este podrá poner en los sobres que conten- gan los testamentos. El testador hará por duplicado su testamento ológrafo e imprimirá en cada ejemplar su huella digital. salvándolas el propio testador con su firma. será devuel- to al testador. obedece a que el testamento ológrafo debe ser escrito enteramente de puño y letra del testador. I. los sellos. ARTICULO 1553. y las enmendaduras serán escritas de su puño y letra. es el que se ha depositado en el archivo general de notarías y sólo por destrucción o pérdida de éste. el documento que debe servir de base a la apertura del juicio sucesorio. El original dentro de un sobre cerrado y lacrado. La exposición de motivos del CC dice claramente que el testamento ológrafo debe ser redactado por duplicado para garantizar su autenticidad. tienen la misma validez y fuerza probatoria. para evitar en lo posible la falsificación o alteración de la declaración de voluntad en él contenida. Ambos son documentos originales.G. Ambos ejemplares una vez concluidas las formalidades que la ley exige. señales o marcas que estime necesarios para evitar violaciones. 1531 y 1053 Las palabras que el testador quiera suprimir o las enmiendas en el texto del testamento ológrafo deberán ser testadas. pero no se afectará la validez del testamento. Lo mismo ocurre. y no forma parte de él lo que aparezca escrito por otra persona. La razón por la que en nuestra opinión esta regla debe aplicarse no sólo cuando falta la firma en la salvedad de lo enmendado o tachado.TITULO TERCERO/CAPITULO IV ARTS. si no aparece la firma del testador al salvarse las palabras tachadas.G. quedará sin efecto lo puesto entre renglones y las palabras tachadas. Si apareciere en el documento que las enmendaduras han sido puestas por otra persona. 1562. ti 39] . será depositado en el Archivo General de Notarías. al disponer que la nulidad sólo afectará a lo tachado o enmendado y no al testamento en su integridad. Ciertamente el legislador en el precepto que se comenta ha dado un trata- miento favorable al testamento ológrafo en el caso previsto. pero no se afectará la validez del testamento. el juicio sucesorio se iniciará con base en el duplicado que obraba en poder del testador. Sin embargo deberá tenerse en cuenta que conforme lo dispone el a. sino también la parte escrita por otra persona en el doolmento. E. y el dupli- cado también cerrado en un sobre lacrado y con la nota en la cubierta a que se refiere el artículo 1555.1 precepto contiene una medida de prudente cautela al exigir que debe redac- tarse por duplicado el testamento ológrafo y que además el testador debe imprimir en cada uno de los ejemplares su huella digital.

cuya función es dar fe del legal otorgamiento. El autor del testa- mento podrá poner en los sobres mencionados las marcas. El depósito en el Archivo General de Notarías se hará personalmente por el testador quien. que sea escrito de mano del autor. aparte aquellas a las que nos hemosjeferido al comentar preceptos anteriores (mayoría de edad. 1555. y requiere que el depósito sea hecho por el testador personalmente (en ningún caso por medio de representante).ARTS. Por ello. ARTÍCULO 1554. el legislador de 1928. con mención de la fecha y la hora en que [140] . La nota será firmada por el testador y por el encargado de la oficina. las anotaciones a que se refieren los aa. 1554 y 1555. inclusive en algunas de aquellas que tienen como antecedente legislativo el Código de Napoleón en el cual se encuentra reglamentada esta sencilla forma de testamento. también fir- marán. la anotación a que se refiere el a. etc.) ha exigido el depósito de uno de los ejemplares en el archivo general de notarías. En el sobre que contenga el testamento original. en la cubierta del sobre que contiene el testamento. y cuidar del cumplimiento de todas las formalidades que la ley exige para la validez del acto. no ha sido aceptado en todas las legislaciones. 1553 y 1554 L15110 TERCERO Cada uno de los ejemplares del testamento deberá ser colocado por el testador en sendos sobres cerrados que deberán llevar respectivamente en la cubierta. según se ha mencionado en el comentario al artículo inmediato anterior. A continuación se expresará el lugar y la fecha en que se hace el depósito. El director del archivo general de notarías deberá comprobar fehacientemente la identidad de la persona que en su calidad de testador se presente a hacer el depósito.G. porque el testamento ológrafo parecería ofrecer menos seguridades de autenticidad en diversos preceptos. al archivo general de notarías el otro sobre que también deberá ser presentado a esa oficina se le devolverá después de que el testador ponga en la cubierta de él. y ha de hacerlo en la presencia del director del archivo general de notarías. que para su redacción no se halla rodeado de las formalidades y de los ritos solemnes que protegen a los testamentos otorgados ante notario público. debe presentar dos testi- gos que lo identifiquen. Debe ser el autor del testamento quien efectúe ese depósito.G. señales o sellos que considere convenientes para evitar violaciones. El testador debe poner la nota a que se refiere el precepto en comentario. Entregará uno de los ejemplares después de que hayan sido cerrados. el testador de su puño y letra pondrá la siguiente nota: "dentro de este sobre se contiene mi testamento". I. si no es conoci- do del encargado de la oficina. El testamento ológrafo. En caso de que intervengan testigos de identificación.

el funcionario mencionado y por los testigos de identidad en su caso. existe dentro de este sobre un duplicado". que debe consignarse en las cubiertas de los sobres que contienen respectivamente el original y el duplicado del testamento. [1411 . del cual. todo lo cual deberá ser firmado en el acto del depósito por el testador. La disposición que contiene este precepto forma parte integrante y final de las formalidades que el testador debe observar respecto al depósito del testamento ológrafo y de lo que debe asentar el director del archivo general del notarías.G. En el sobre cerrado que contenga el duplicado del testamento ológrafo se pondrá la siguiente constancia extendida por el encargado de la oficina: "Recibí el pliego cerrado que el señor afirma contiene original su testamento ológrafo. poniéndose también al calce la firma del testador y de los testigos de identificación...TITULO TERCERO/CAPITULO IV MITS.estas acertadas disposiciones legales. no alcanzan a proteger al testador de influencias o de coacciones que terceros pudieran ejercer sobre él en el momento de redactar el documento que contiene su declaración testamen- taria. Todas estas precauciones. que permiten asegurar en lo posible la autenticidad del contenido del testamento. como las demás que se exigen en diversos artículos de este capítulo. cuando intervengan. 1554. Quizá este inconveniente se evite porque el testador tiene la facultad de revocar en cualquier momento el testamento que hubiere otorgado en tales circunstancias y porque además puede retirar cuando lo desee. l. ARTÍCULO 1555. uno de los originales se depositara en el registro público (ahora en el archivo general de notarías según reforma publicada en el DO del 3 de enero de 1979) con la nota puesta por el testador y autorizada por el encargado de la oficina de que el respectivo pliego cerrado contiene el testamento. Se pondrá luego el lugar y la fecha en que se extiende la constancia que será firmada por el encargado de la ofici- na.G.. según afirmación del mismo señor. han sido establecidas según se expresa en la exposi- ción de motivos: Para evitar los dos graves inconvenientes que presenta el testamento ológrafo y que son: la facilidad con que puede falsificarse y lo frecuente que es su destrucción se dispuso que. del archivo general de notarías el testamento que ha depositado. Sin embargo. 1511 hace el depósito.. que en conjunto constituyen una verdadera solem- nidad puesto que son esenciales.

se refiere pormenorizadamente a la redacción textual de lo que el funcionario mencionado debe asentar en la cubierta del sobre que contiene el duplicado del testamento ológrafo. redactada precisamente en los términos textuales que señala este precepto. la naturaleza personalísima del acto (que por lo demás es común a toda disposición de última voluntad) aparece marcadamente en dos momentos en los cuales el legislador exige rigurosamente la intervención personal. impone a este funcionario el déber de trasladarse al lugar donde se encuentra el testador. 1555 y devolver el sobre que contiene el duplicado del testamento. para cumplir las formalidades del depósito. quedando excluida toda posibilidad de que fuera dictado a otra persona y el empleo de medios mecánicos fonéticos o electromagnéticos. El sobre que contiene el duplicado del testamento ológrafo. las anotaciones a que se refiere el a. directa y activa del testador. la imposibilidad del testador para comparecer ante el director del archivo de notarías al efectuar el depósito. 1. tal carácter específico del testamento ológrafo se pone de relieve en la disposición contenida en el precepto en comentario.ARTS. y entregue al testador el sobre que contiene el duplicado. [142] . a saber: en cuanto el documento en el que el testador hace constar sus disposiciones testamentarias debe ser redactado necesariamente de puño y letra del autor.G. el encargado de ella deberá concurrir al lugar donde aquel se encontrare.G.G. con la mención del lugar y la fecha en que se efectúe esta diligencia. el testador no queda eximido de comparecer personalmente a hacer el depósito del testamento ológrafo. en el caso de destrucción o pérdida del original depositado. para recibir directamente de él los sobres cerrados que contienen el original y el duplicado del testamento y hacer en el mismo acto. ARTÍCULO 1556.G. Cuando el testador estuviere imposibilitado para hacer personalmente la entrega de su testamento en la Oficina del Achivo General de Notarías.- I. deberá ser presentado al director del archivo de notarías juntamente con el que contiene el original del testamento para que luego de que el director haya puesto en ambos sobres las constancias respectivas a que se refiere el precepto anterior y el que es materia de esta nota.1558 LIBRO TERCIEN° El artículo que se comenta. 1315 y . conforme al cual. Dicha constancia. firme cada uno de los sobres en unión del testador y de los testigos de identidad. tiene una doble finalidad: constituye el recibo de depósito del sobre que contiene el testamento ológrafo y sirve para identificar el testimo- nio auténtico de éste. si los hubiere. y en segundo lugar. Como se puede observar aun en este caso extremo. En el testamento ológrafo.

El director del archivo de notarías luego que se haya practicado la diligencia de entrega del testamento y de levantar el acta a que se refiere el artículo en [143] . el cual queda bajo su custodia y cuidado hasta que el testador o el juez competente soliciten su entrega según lo previsto en los aa. 1SS7 y 15511 ARTÍCULO 1557. debe concluirse que para cumplir los efectos de identificación del testamento tanto en el sobre que contiene el origi- nal que queda depositado. y que firmará aquel funcionario y el testador o el apoderado especialmente constituido para ese efecto. tiene en común con el testamento público cerrado. debe ponerse el número con el que ha quedado registrada la pieza depositada. es una disposición de orden administrativo pero de suma importancia para la identificación del documento depositado. no constituye propiamente una formalidad del testamento. En cualquier tiempo el testador tendrá derecho de retirar del Archivo General de Notarías. La obligación impuesta en este precepto al encargado del archivo general de notarías. como en la cubierta del sobre que contiene el dupli- cado y que conserva en su poder el testador. El acta deberá mencionar la fecha. 1558 y 1559. Es de la responsabilidad directa del director del archivo general de notarías la conservación y la identificación del sobre que contiene el testamento que ha sido depositado.TrruLo TERCERO/CAPITULO IV ARTS. que puede ser retirado cuando le plazca al testador. en cuyo caso se hará constar el retiro en una acta que firma- rán el interesado o su mandatario. y conservará el original bajo su directa responsabilidad hasta que proceda a hacer su entrega al mismo testador o al juez competente. ARTÍCULO 1558. Hecho el depósito. a fin de que el testamento pueda ser identificado. 1. El testamento ológrafo. la hora de la diligencia y la constancia de devolución del sobre cerrado que se depositó en esa oficina. Aunque ninguno de los preceptos anteriores hace mención al registro del testamento. pero difiere de éste en que el retiro del testamento ológrafo requiere únicamente el levantamiento de un acta por el encargado del archivo de notarías en donde se haga constar el retiro y la devolución del sobre que contiene la disposición testamentaria. el encargado del Archivo General de Notarías tomará razón de él en el libro respec- tivo. y el encargado de la oficina.0.G. de registrar en el libro que para tal fin debe llevarse en esa oficina. personalmen- te o por medio de mandatario con poder especial otorga- do en escritura pública. si se tiene en cuenta su finalidad. el testamento depositado.

además de pedir información al archivo general de notarías. es decir. ARTÍCULO 1559. deberá solicitar al director del archivo general de notarias un informe (el CPC ordena que se haga lo mismo respecto del registro público "en que hubiere hecho el depósito") acerca de si el autor de la sucesión ha depositado un testamento ológrafo en esa oficina. I. se le remita el testamento. lo cual es una provi- dencia de razonable prudencia. El Juez ante quien se promueva un juicio suceso- rio pedirá informes al encargado del Archivo General de Notarías. 1. A diferencia de lo que ocurre en el caso de depósito. es decir. porque la reforma del CC en que se ordenó el depósito de los testamentos ológrafos en el archivo general de notarías data del atm de 1979. 1557. por lo que puede existir en esta oficina registral un documento ológrafo otorgado y depositado por el autor de la herencia. ambos disponen que el juez competente que inicie una sucesión. 881 del CPC para el DF. no es requisito la comparecencia personal del autor del testamento. acerca de si en su oficina se ha depositado algún testamento ológrafo del autor de la sucesión. para efectuar el retiro. MI. Los jueces de lo familiar que conocen de juicios sucesorios. todo lo cual deberá constar en el acta de devolución del testamento.G.G. aunque sus facultades sean amplísimas. no se considera autorizado para efectuar el retiro. con apoyo en la disposición procesal mencionada. De manera que el apoderado general. es el de privar de consecuencias testamentarias al documento que consta en el sobre original y también en el duplicado. ARTÍCULO 1560. Podrá hacerlo por medio de apoderado.G. el retiro produce la inexistencia del testamento ológrafo. inclusive de dominio. pero éste deberá ser instituido mediante poder especial. El que guarde en su poder el duplicado de un testamento o cualquiera que tenga noticia de que el autor de una sucesión ha depositado algún testamento ológra- [144] .ARTS. le remita el pliego cerrado que lo contiene. Este precepto es concordante con el a. deberá estar específicamente facultado para retirar el testa- mento del archivo general de notarias.G. para que en caso de que así sea. debe cancelar en el libro correspondiente el registro del testamento que debió anotar en él conforme al a. y expresar la razón de la cancelación. El efecto que produce el retiro del testamento efectuado conforme a lo dispuesto en este precepto. y en caso afirmativo. solicitan también informes del RPP. U» y llied LIBRO TERCERO comentario. antes de la reforma citada.

que se lo remita. 1946. quien pedirá al encargado del Archivo General de Notarías en que se encuentra el testamento. lo comunicará el juez competente. Cultural. para el efecto de que en su caso se le remita el sobre que contiene el original del testamento ológrafo otorgado. que existe en su poder un duplicado del testamento cuyo original fue depositado en el archivo general de notarías. "Donaciones y Testamen- tos") dos son las formalidades posteriores a la redacción del testamento ológra- fo: la primera se refiere al depósito que tiene lugar en vida del testador y la segunda consiste en la declaración judicial de ser formal el testamento. a una persona de su elección. se declarará formal testamento de éste.G. tienen por objeto incoar el procedimiento sucesorio ante el juez a quien se ha proporcionado esa información. Igual procedimiento deberá seguirse en el caso de que el juez tenga noticia de que el autor de la sucesión ha depositado un testamento ológrafo. El testador podrá entregar en guarda el sobre que contiene el duplicado de su testamento. De acuerdo con la opinión de Planioi y Ripert.G.TTIVLO TERCERO/CAPITULO IV ABTS. 270. abrirá el sobre que contiene el testamento. conforme a lo dispuesto en el a. Como se verá por lo que disponen los artículos siguientes. ( Tratado práctico de derecho cii'il /raneés. V. I. y en presencia del Ministerio Público. ARTÍCULO 1561. de los que se hayan presentado como interesados y de los mencionados testi- gos. misma que pronunciará el juez que conozca de la sucesión hereditaria quien previa- mente deberá cerciorarse. Si éste llena los requisitos mencionados en el artículo 1551 y queda comprobado que es el mismo que depositó el testador. está obligado a comunicar al juez de lo familiar competente. en los términos del artículo que se comenta. quien a la muerte del autor. p. En ese supuesto el juez deberá proceder a solicitar la información a que se refiere el precepto inmediato anterior. DM y Wel fo. reconozcan sus firmas y la del testador. esta denuncia de quien guarda el duplicado del testamento ológrafo y la información de quien tenga conocimiento de que el de cujus ha otorgado un testamento de esa especie. La Habana. Recibido el testamento. t. hará que los testigos de identificación que resi- dieren en el lugar. 1559. el juez examinará la cu- bierta que lo contiene para cerciorarse de que no ha sido violada. o en su caso por aquel que previno en la iniciación del procedimiento. que el sobre que contiene el testamento no presenta signo alguno de violación que dé [145] .

lo cual impone a este funcionario la necesidad lógica y jurídica de recurrir a la prueba pericial para la identificación de la escritura manuscrita y de la firma autógrafa del tes- tador. I. es el formal testamento ológrafo del autor de la sucesión.G. el juez. que el perito deberá tener a la vista para el desahogo de la prueba pericia]. el juez. deberá examinar la cubierta. mediante dictamen de perito grafólogo. 883 del CPC) designado por el juez. siempre en presencia del M P y de las personas antes mencionadas. hará la declaración de que el documento exhibido. 1551 y además que el sobre fue conservado intacto por la autoridad que recibió el depósito. que resi- dieren en el lugar. 1511 y 1502 LIBRO TERCERO lugar a dudar de la autenticidad del documento. es el mismo que el testador depositó bajo cubierta cerrada y que el documento que encierra llena los requisitos que exige el a. no residen en el lugar o el juez estima que sus declaraciones no son suficientes. Debe observarse que el articulo que se comenta exige que el pliego que con- tiene el sobre como formal testamento. ARTÍCULO 1562. en presencia del MP. Sólo cuando el original depositado haya sido destruido o robado. Así pues. Especial cuidado tendrá el juez en la designación de firmas indubitadas. 1561 para constituir la prueba plena de la autenticidad del testamento ológrafo. de los testigos y de cualquier otra persona interesada en la sucesión. Comprobados escrupulosamente esos extremos por el juez. Para la confrontación de la firma del testador. (a. Para ese fin. luego pedirá el reconocimiento de las firmas de los testigos. quienes deberán identificar como auténtica la firma del tes- tador. 1551. deberá comprobarse la autenticidad de la firma del testador. La prueba se practicará en los términos del a.G. el testamento ológrafo servirá de base para el trámite de juicio testamentario del autor del documento en donde consta fehacientemente la última voluntad del testador. Ordena el precepto que se comenta. se cerciore (mediante prueba idónea) de que dicho pliego ha sido escrito de puño y letra del testador y fue firmado por él. procediéndose para su apertura como se dis- pone en el artículo que precede. 883 del CPC citado. [146] . que después de identificar debidamente la firma del testador y en su caso la de los testigos. se halla firmadoo por él y reúne todos los requisitos a que se refiere el a. procederá a abrir el sobre y si el documento que éste contiene esta escrito de puño y letra del testador. después de que el juez de lo familiar que practique la diligencia. A esta finalidad tienden las medidas de cautelosa precaución que señala el a.MITS. se tendrá como formal testamento el duplicado. el juez señalará las firmas indubitadas del autor del testamento. esta diligencia judicial tiene por objeto cerciorarse de que el docu- mento que contiene el sobre que el juez tiene a la vista. Si los testigos no existen.

hubieren sido destruidos o presentaren signos de rotura. depositado por el testador. por robo o destrucción del mismo. en el archivo general de notarías. se percibe claramente la finalidad que el legislador persigue al exigir la redacción por duplicado del testamento ológrafo. 15611 y 1583 Unicamente ante la imposibilidad de presentar el sobre que contiene el testa- mento original. no habrá existido tal disposición testamentaria. Complementa lo dispuesto en este artículo la norma que contiene el precepto anterior. • ARTICULO 1563. (o inexistencia propiamente) tendrá lugar aun cuando el texto del testamento contenido en el sobre. la sucesión hereditaria podrá abrirse procedien- do en los términos a que se refiere el artículo inmediato anterior. con base en el pliego cerrado que contiene el duplicado del testamento y que ha quedado en poder del testador. 1555 contiene la firma de los testigos de identificación cuando intervengan. descansa un primer requisito de validez del testamento. raspadas o con en- mendaduras. a saber: servir subsidiariamente como testamento formal sólo en el caso de que no exista el original en el archivo general de notarías y por lo tanto. en el sentido de que el original depositado del testamento ha desaparecido. Esta invalidación. sólo en el caso de que el sobre que contiene el original del testamento y el que guarda el duplicado. 1555. o las firmas que los autoricen aparecieren borradas. En efecto. en su caso. El testamento ológrafo quedará sin efecto cuan- do el original o el duplicado. rendido al juez.TITULO TERCERO/CAPITULO IV ARTS. conforme lo dispone el a. en nuestra opinión sólo se requiere el informe del director del archivo general de notarías. que son las mismas a las que deberá someterse el sobre que contiene el duplicado del testamento. afirma el a. Tomando en cuenta que al efectuar el depósito del original. así como las pruebas de autenticidad requeridas por el a. se producirá la invalidez del testamento ológrafo. o cuando las firmas aparecieren alteradas o borradas. o de la persona a quien él lo confió. Del precepto que es objeto de esta glosa. 1561. o violación. a cuyo comentario nos remitimos. no presente signo alguno de al- teración. en mejor expresión. En la conservación intacta del sobre. conforme al a. 1555 citado. sea imposible su presentación ante el juez competente. para que se proceda desde luego a iniciar las diligencias a que se refieren el precepto anterior y declarar formal el duplicado del testamento que contiene el sobre que el director del archivo general de notarías ha devuelto al testador. debidamente cerrado y firmado. lo cual indica claramente que el legislador ha querido atribuir [147] . o el sobre que los cubre resultare abierto. aun cuando el contenido•del testamento no sea vicioso. el sobre cerrado que contiene el duplicado del testamento ológrafo. estuvieren rotos.

--Cuando el testador es atacado de una enfermedad tan violenta y grave que no dé tiempo para que concurra Notario a hacer el testamento. a la conservación inalterada del sobre que contiene el pliego en el que el de cujus declaró su última voluntad. De allí que esté prohibido al encargado de esta oficina proporcionar informes sobre la existencia del mencionado testamento. a los jueces competentes que oficialmente se los pidan y a los Notarios cuando ante ellos se tramite la sucesión. CAPITULO V Del testamento privado ARTICULO 1565. En este artículo se precisa. El testamento privado está permitido en • los casos siguientes: I. sino al mismo testador. hasta el momento en que el director del archivo general de notarías informe de su existencia al juez competente que conozca de la sucesión del testamento y le remita el sobre cerrado. que si bien escrito por el testador. cuya existencia y contenido deben permanecer reservados. [148] .G. El encargado del Archivo General de Notarías no proporcionará informes acerca del testamento ológra- fo depositado en su oficina. 1564 y 15021 LIBRO TERCERO una importancia decisiva y esencial. 1551 y en cuanto se haya cumplido con las formalidades y con los requisitos que exige el depósito del testamento conforme a los aa. El testamento ológrafo es una disposición estrictamente reservada de última voluntad. la naturaleza privada del testamento ológrafo. a quienes deberá informar y remitir el sobre que tiene en depósito. el cual puede ser conocido de todos. es la custodia y conservación del sobre cerrado que lo contiene. La función que respecto del testamento ológrafo desempeña el archivo general de notarías. levantada en un registro público: el protocolo del notario. De ello depende la eficacia del testamento en la misma medida en que respecto del texto mismo de dicho documento se hayan cumplido las disposiciones del a. I. ARTICULO 1564.G. en mayor medida que el denominado testamento privado. 1553 a 1557. 1563.G. a través de dicha prohibición. ante juez competente o ante notario público.G. quien hace constar dicha entrega en un acta notarial. ha sido entregado en pliego cerrado a un notario.ARTS. 1. excepto en el caso de que se trate de apertura de la sucesión hereditaria.

no puedan concurrir al otorgamiento (p. La expresión "testamento ológrafo" está tomada aquí en su sentido etimológi- co. Uribe. los tres primeros tienen características comunes que los distinguen de los testamentos ordinarios (Uribe. es ne- cesario que al testador no le sea posible hacer testamento ológrafo. en casos de fuerza mayor. para Luis F. sea imposible. para los casos en que las formas ordinarias no eran sufi- cientes o no podían cumplirse.. o juez que actúe por receptoría. 184). Sucesiones en el derecho mexicano. etc. 1 5115 y ISU II.c. que son los ordinarios y los otorgados en situacio- nes excepcionales: los testamentos privilegiados.e. como el testamento en tiempo de peste (pestis tempore) o el testamento del rústico (ruriconditum). III. —Cuando no haya Notario en la población.) La fr. Según algunos autores. En cambio. sino simplemente. los testamentos especiales son: el privado. y el testamento militar tiene más facilidades que el testamento privado.11TULO TERCERO / AP/TULO MITS. El testamento privado se admite siempre que exista imposibilidad de acudir a las formas ordinarias (público abierto.—Cuando los militares o asimilados del ejército entren en campaña o se encuentren prisioneros de guerra. Luis F. tiempo de epidemias. existen dos clases de testamentos: los realizados en circunstancias normales. p. Para nuestro CC. es decir que se refiere la ley al testamento redactado de puño y letra del [1491 . Estos testamentos existían ya en el derecho romano. público cerrado u ológrafo) y por motivos de urgencia. Teniendo en cuenta la forma. dado que la ley dedica a continuación un capítulo especial al testamento militar por las mismas causas que contiene esta fracción. aunque haya Notario o juez en la pobla- ción. La imposibili- dad puede derivar de enfermedad grave. Cuando. ya que el hecho en país extranjero no es especial por sus propias características. Para que en los casos enumerados en el artículo que precede pueda otorgarse testamento privado. del hecho de que no exista notario o juez en la población. había testamentos especiales cuyas formali- dades eran más rigurosas que las comunes (p. el marítimo y el hecho en país extranjero. el testamento del ciego) y otros cuyas formalidades estaban facilitadas. México. IV de este precepto es.G. el militar. IV.. ARTÍCULO 1566. incomunicación por causa de inundación y otros desastres. Jus. C. solamente serían testamentos especiales los tres primeros. en razón de que se otorgó fuera del territorio nacional. o por lo menos muy difícil.M. Así. o bien de que éstos —aun existiendo-. un error. que concurran al otorgamiento del testamento. 1962.

vol. indubitable: no es válido el testamento de quien conteste por medio de monosílabos a preguntas que se le hagan. 1567. se acepta la forma oral de manifestación de la voluntad que en todo caso debe ser expresa. ARTÍCULO 1567. Bienes. derechos reales y sucesiones. G. No será necesario redactar por escrito el testa- mento. Rafael. Porrúa. mientras que el testamento privado sigue la regla general en materia de capaci- dad para testar. ni que se redacte por duplicado y se imprima en cada ejemplar la huella digital (a. p. No puede tener validez ninguna forma tácita de manifestación de la voluntad del testador: La forma debe ser asimismo. ARTÍCULO 1568. 399). que uno de ellos redacta- rá por escrito. El testamento privado puede ser escrito u oral y en los dos casos será válido. En los testamentos especiales. México. 1553): sería un contrasentido que en casos de suma urgencia se requiriesen formalidades que demandan tiempo y desplazamiento por parte del testador. o que conteste por señas (Rojina Villegas. 1566. Puede suceder que el testador sepa escribir pero no se encuentre en estado de poder hacerlo. 1306. pero las pocas que se exigen siguen siendo solemnidades y su falta provocaría la nulidad del testamento. que deben otorgarse en casos de urgencia. si el testador no puede escribir. como exige el a.M.G. es abierto. C. es decir.ARTS. El testamento ológrafo legislado en los aa. el testamento pri- vado escrito por el propio testador. pero para que se acepte la forma verbal es necesario que el testador no pueda escribir y que ninguno de los testigos pueda hacerlo. declarará a presencia de cinco testi- gos idóneos su última voluntad. previsto por el a. El testamento ológrafo a que se refiere este precepto es cerrado. No es necesario que sea depositado en el archivo general de notarías. cuando ninguno de los testigos sepa escribir y en los casos de suma urgencia. 1530 a 1564 sólo puede ser otorgado por personas mayores de edad (18 años cumplidos). II. M. El testador que se encuentre en el caso de hacer testamento privado. otorgado en presencia de cinco testigos C. los dieciséis años cumplidos (a. Si además ninguno de los testigos sabe escribir. fr. El testamento es siempre un acto solemne. 1975. sus solemnidades se reducen al mínimo. 1307 y ISIIS LIBRO TERCERO testador. Compendio de derecho civil. 1550. 1). [150] .

el testador redacte su propio testamento ante cinco testigos. si no pudiere hacerlo. lo redactará uno de los testigos. A RTf CULO 1571. 1570 y 1571 ARTÍCULO 1569. (Ver comentarios a los aa. Como el testamento privado solamente puede otorgarse en casos de verdadera imposibilidad de otorgar un testamento ordinario. 1509. En la práctica. En los casos de suma urgencia bastarán tres testigos idóneos. o dentro de un mes de desaparecida la causa que lo autorizó. Esta dificultad de apreciación podría dar lugar a litigios por nulidad de un testamento otorgado ante tres testigos. En este caso el legislador limita la solemnidad del testamento a la presencia de tres testigos idóneos. puede ocurrir que no se encuentren testigos suficientes versados en las normas jurídicas aplicables al caso. "La caducidad es una institu- ción que consiste en la extinción de un derecho por el transcurso de un tiempo determinado. en las situaciones de urgencia resultará muy difícil determinar si hubiera sido posible llamar a cinco testigos o. la regla general es que. dada la contingen- cia especial de premura en que se otorga dicho testamento.M. verdaderamente. Al otorgarse el testamento privado se observa- rán en su caso. 1512 a 1519). En último extremo. 1567 exige la manifestación de voluntad ante cinco testigos idóneos. M. generalmente corto y que a diferencia de la prescripción negativa no se interrumpe ni se suspende". AR1 íCULO 1570. es válida la sola manifestación verbal del testador. Los artículos a los cuales se refiere este precepto legislan sobre diversas formali- dades a llevarse a cabo en el otorgamiento del testamento privado. El de los testamentos especiales es el único [151] . pudiera resultar muy difícil cumplirlas cabalmente.TITULO TERCERO/CAPITULO y MITS. en caso de testamento privado. El a. contado a partir de que desaparezca la causa que lo motivó. C. Una de las fundamentales diferencias entre los testamentos ordinarios y el testamento privado consiste en que este último queda sin efecto al mes. las disposiciones contenidas en los artícu- los del 1512 al 1519. no se podía contar más que con tres. expresada ante tres testigos. que no dé tiempo a una redacción escrita. El testamento privado sólo surtirá sus efectos si el testador fallece de la enfermedad o en el peligro en que se hallaba.G. De cualquier modo. C. si es tal la gravedad de otorgante.G. Y esto puede suceder aun cuando el testador o los testigos sepan escribir.

consideran que estos testamentos caducan una vez extinguido el plazo.G. vieron y oyeron claramente al testador. 111. Pasado un mes.G. 1575. C. el día. además. La declaración a que se refiere el artículo ante- rior será pedida por los interesados. Los testigos que concurran a un testamento privado.—E1 lugar. teniendo en cuenta las declaraciones de los testigos que firmaron u oyeron. 1572. C. C. la hora. si se halla en otra situación de las previstas en el a. el mes y el ario en que se otorgó el testamento. Los aa. deberán declarar circunstancialmente: 1. el testamento deja de surtir efectos. para su validez. ARTÍCULO 1572. la fragilidad de la memoria podría provocar divergencias en las declaraciones de los testigos.ARTS. que se haga la declaración a que se refiere el artículo 1575. ARTICULO 1573. en su caso. Ver comentarios al a. 1573 y 1574 1. inmediatamente des- pués que supieren la muerte del testador y la forma de su disposición.—Si reconocieron. ya que lo que el legislador llama caducidad (aa.M. el testador deberá hacer un testamento ordinario o bien. no es técnicamente tal. de persistir en su voluntad. podrá realizar nuevo testa- mento privado.115RO TERCERO caso de verdadera caducidad en el derecho hereditario. La inmediatez exigida por la ley obedece a que. M. en casos de testamento privado otorgado en forma oral. 1571. [152] .—E1 tenor de la disposición.G. Este precepto no establece un plazo fijo para proceder a la solicitud de la declaración judicial a que se refiere el a. 719 y 730 del CC español. la caducidad de los testa- mentos se produce en los casos que señalan los aa. 1497 y 1498. 1575. 1495 a 1498). que impidiesen llegar a conocer la verdadera voluntad del testador. 11. la voluntad del testador. 1565. M. El testamento privado necesita. si el autor del testamento no muere. En nuestra legislación. ARTICULO 1574.

1575. por tanto. La muerte de uno de los testigos. compuesto por la declara- ción de voluntad del testador en presencia de testigos y por la declaración efec- tuada por el órgano jurisdiccional.G. se asimila a aquella situación. V. C. ]575 y 1371 1V. se hará la declaración con los restantes. Testigos idóneos son todos aquellos que no presentan una tacha que los inhabilite para atestiguar en una disposición testamentaria. Si después de la muerte del testador muriese alguno de los testigos. La solemnidad fundamental.TITULO VIRCERO/CAPITULO V ARTS. en este tipo de testamento. De ahí que no puedan admitirse contradicciones o dudas en las declaraciones. p. es decir. Si los testigos fueren idóneos y estuvieren con- formes en todas y cada una de las circunstancias enume- radas en el artículo que precede. después de la del testador. pero este precepto es [153] . Cajica. Si hubiese duda. los dichos de los testigos constituyen el formal testamen- to de la persona de que se trate. inexistente. Sin esta última declaración el testamento privado no quedaría perfecto y sería. en el sentido de que los dichos de los testigos constituyen el formal testamento del causante. El testamento privado es un acto jurídico complejo. ARTÍCULO 1576. según el cual. 1963. VI. 1569. De acuerdo al a. 369). M. está dada por la presencia de los testigos. M. 1502. —Si el testador estaba en su cabal juicio y libre de cualquiera coacción. el juez declarará que sus dichos son el formal testamento de la persona de quien se trate. C. todas aquellas personas que no estén incluidas en la enumeración que realiza el a. Derecho de los bienes y de las sucesiones. Este artículo se armoniza con el a. Por todos estos motivos. 1174. bastarán tres testigos idóneos. ARTÍCULO 1575. Puebla. Arturo. no se podría ejecutar el testamen- to. porque no se conocería la voluntad del testador (Fernández Aguirre.G. con tal de que no sean menos de tres.—Si saben que el testador falleció o no de la enfer- medad. manifies- tamente contestes. en casos de suma urgencia. y mayores de toda excepción.—El motivo por el que se otorgó el testamento priva- do. o en el peligro en que se hallaba. la ley es muy rigurosa y exige una declaración tan minuciosa por parte de los mismos.

Lo dispuesto en el artículo anterior se observara también en el caso de ausencia de alguno o algunos de los testigos. 1577. serán examinados por exhorto. C. si su domicilio se encuentra fuera de la circunscripción territorial del órgano jurisdiccional. bastará que declare su voluntad ante dos testigos. firmada de su puño y letra. 1574 y 1579 LIBRO TERCERO más riguroso que el a. siempre que en la falta de comparecencia del testi- go no hubiere dolo.ARTS. lo normal es que así lo hagan. sería difícilmente atacable de dolo. del lugar y del tiempo del otorgamiento. Debe entenderse con carác- ter supletorio. en razón de la persona que lo otorga.G. porque exige que. tiende a facilitar la declaración de los testigos para favorecer la existencia dei testamento. El dolo a que se refiere esta disposición es el proveniente de terceros. ARTÍCULO 1578. M. mientras que en el supuesto del a. Sabiéndose el lugar donde se hallan los testigos. Si el militar o el asimilado del Ejército hace su disposición en el momento de entrar en acción de guerra. M. Ya en el derecho romano se consideraba como [154] . o estando herido sobre el campo de batalla. de natural( za procesal. M. La actitud reticente del propio testigo que se negase a comparecer por su exclusiva voluntad.G. tienen que ser sólo mayores de dieciséis años. podrán ser examinados por exhorto. ARTÍCULO 1577. en todo caso los testigos sean mayores de edad. esto es. 1569 basta con que sean idóneos. ya que si los testigos viven en el lugar de radicación del juicio y pueden concurrir a declarar al juzgado competente. 1575.G. asimismo carecería de validez una declaración extraída mediante coacción de cualquier especie. o que entregue a los mismos el pliego cerrado que contenga su última disposi- ción. 1569. C. C. CAPITULO VI Del testamento militar ARTÍCULO 1579. Esta norma. que hubiesen impedido maliciosamente la concurrencia del testigo a declarar. El testamento militar es especial.

o bien que se esté en condición de prisionero de guerra (a. Si es verbal. o de acciones armadas originadas en una revolución. De acuerdo a este precepto. en su caso. Se le llamaba en Roma testamento in procinctu (acuarte- lamiento). no es necesario que se trate de guerra declarada por el poder ejecutivo a un estado extranjero. en ambos casos. seguirá el camino desde la [155] . con todas las formalida- des que ello implicaba. el pliego donde conste la voluntad del causante manifestada por escrito. C. médicos militares. 1590 y 1581 privilegiado al testamento del militar. México.TITULO TERCEROYCAPITULO VI ARTS. 588-590). Lo dispuesto en el artículo anterior se observará. etc. Porrúa. o que se esté herido en el campo de batalla. La doctrina entiende que la acción de guerra es un concepto material. por aquel en cuyo poder hubieren quedado. y no formal. respecto de los prisioneros de guerra.. Anto- nio de. el cual pasó a nuestro actual derecho. Si se otorga por escrito. esto puede ocurrir en caso de invasión sorpresiva al territorio nacional. como todos. ARTÍCULO 1581.c. el pliego deberá presentarse cerrado por disponerlo así el a. la voluntad del testador se declarará ante dos testigos (a. se hace extensivo el privilegio a los "asimilados" del ejército (p. corría un inminente peligro de muerte y no le era posible proceder al otorgamiento de un testamento ordinario. Los testamentos otorgados por escrito. es decir. que era la situación del militar pronto para combatir. ingenieros del ejército.). Ver comentario al a. no basta con ser militar para poder otorgar un testamento privilegiado: es necesario que se haga en el momento de entrar en acción de guerra. 1579. 1579. no deja de ser un acto solemne. 1972. pp. 1580). La legislación novohispana retomó este testamento privilegiado. esas serán las solemnidades de esta clase de testamento que. M. Por otra parte. M. 1579). quien lo remitirá al Ministro de la Guerra y éste a la autoridad judicial com- petente. ARTÍCULO 1580. De acuerdo al principio de jerarquía que preside el orden militar.G. ( lbarrola. Cosas y sucesiones. dado que en el momento de entrar en acción de guerra.G. confor- me a este Capítulo. C. o procinctus. es discutible si el privilegio se extendería en caso de guerra interna. según los preceptos constitucionales: basta que en los hechos exista guerra. En cuanto a la forma. 1579. deberán ser entregados luego que muera el testador. el testamento militar puede otorgarse por escrito o verbalmente. al jefe de la corporación.

o en general. M. Si el testamento hubiere sido otorgado de pala- bra. define a la misma como "La parte no perteneciente al mar territorial ni a las aguas interiores de un Estado" (a. a fin de que proceda. Los que se encuentren en alta mar. los testigos instruirán de él desde luego al jefe de la corporación. CAPITULO VII Del testamento marítimo ARTÍCULO 1583. pues las naves deben ser las de la marina nacional. convocada por las Naciones Unidas y que se llevó al cabo en Ginebra.G. el código no dice en forma explícita que quede sin efecto por las mismas causas y dentro del mismo plazo. o de su herida en el campo de batalla. y éste a la autoridad judicial competente. una interpretación análoga del texto legal lleva a la misma conclu- sión: también el testamento militar escrito queda sin efecto al mes de desapare- cida la causa que lo autorizó. Por la remisión que efectúa este precepto. no obstante. entre el 24 y el 27 de abril de 1958. 1) El Diccionario de la real academia española entiende por alta mar a la parte del mar que está a bastante distancia de la costa. dentro de un mes de desapareci- da la causa que lo motivó (a. C. IDEO. El testamento marítimo es uno de los testamentos especiales. G. a bordo de navíos de la Marina Nacional.ARTS. ¿Qué debe entenderse por "alta mar"? La conferencia de Ginebra sobre Derecho del mar. 1571). Las disposiciones que lo regulan son de aplicación federal. en su Convenio sobre alta mar (aprobado el 27 de abril del mencionado año). en razón del lugar en que se exicuentra el testador: en alta mar a bordo de navíos de la marina nacional. C. En cuanto al testamento militar otorgado por escrito y firmado de puño y letra del testador. Dada la ratio legis que inspiró las [156] . sea de guerra o mercante. M. 1582 y 15B3 LIBRO TERCERO jerarquía inferior hacia la superior y será la Secretaría respectiva quien remitirá el pliego al Poder Judicial. o como consecuencia de su situación de prisionero de guerra. pueden testar sujetándose a las prescripciones siguientes. teniendo en cuenta lo dispuesto en los artículos del 1571 al 1578. el testamento otorgado de palabra ante dos testigos quedará sin efecto si el testador no fallece en la acción de guerra de que se trate. quien dará parte en el acto al Ministerio de la Guerra. ARTÍCULO 1582.

ARTICULO 1586. Si el capitán hiciere su testamento. ello puede suceder por estar a relativa distancia de la costa o de un puerto. entenderemos así que un navío se encuentra en "alta mar". El testamento marítimo se hará por duplicado. y será leído. no debemos tomar la expresión "alta mar" en su sentido técnico. Este testamento sólo puede ser otorgado en forma escrita. II. Las solemnidades exigidas por la ley son las del testamento público abierto. Bienes. está dada por los aa. La razón de que este testamento se haga por duplicado. 1587 y 1588. en este caso. propio del derecho internacional. ya que se entiende que el capitán de la embarcación hace las veces de notario. como se ha dicho en los artículos del 1512 al 1519. México. C. de manera que no se puede acceder a la embarcación o desembarcar de ella con la celeridad requerida por las circuns- tancias. 407). Luis F.. G. para los efectos del otorgamiento de un testamento marítimo. 1962.G. desempeñará sus veces el que deba sucederle en el mando. y se conservará entre los papeles más importantes de la embarcación y de él se hará mención en su Diario.G.G. mientras que otros testamentos especiales (el privado y el militar) pueden revestir la forma escrita o la oral. ARTÍCULO 1585. Compendio de Derecho civil. [157] .M A R Ti CULO 1584. La legislación especial en la materia determina cuál es el funcionario inferior que debe suceder al capitán. C. Rojina Villegas. 1383.TITULO TERCERO/CAR1TULO VII ARTS. Sucesiones en el derecho mexicano. 188. sino en su sentido vulgar. 1975. El testamento marítimo será escrito en presencia de dos testigos y del Capitán del navío. cuando se halla en situación de inabordabilidad inmediata. pero en todo caso deberán firmar el Capitán y los dos testigos. Jus. 1555 y 1585 disposiciones sobre este testamento especial. 1584. (Uribe. M. Porrúa. C. México. vol. p. Eventualmente deberá entregarse una copia al agente diplomático mexicano acreditado en el extranjero y otra a la autoridad marítima del terri- torio nacional. C. Rafael. El testamento debe registrarse en el diario de la nave. en caso de muerte o imposibilidad del mismo. M. derechos reales y sucesiones. p. datado y firmado. M .

Los Agentes Diplomáticos. 1588. si no se dejó alguno en otra parte. Cónsul o Vicecónsul mexicanos. en la forma señalada en el artículo anterior.A1ITS. ARTÍCULO 1588. una acta de la entrega. con una copia de la nota que debe constar en el Diario de la embarcación. Si en el puerto de arribo de la nave no hubiere agente diplomático. tanto del otorgamiento del testamento. El diario de bitácora de la nave contendrá los asientos. En cualesquiera de los casos mencionados en los dos artículos precedentes. Arribando ésta a territorio mexicano. 1587. 1587. para que los interesados promuevan la apertura del testamento. ARTICULO 1590. o por las [158] . C. G. Cónsules o las auto- ridades marítimas levantarán. Ver comentario al a. luego que reciban los ejem- plares referidos. el cual hará publicar en los periódicos la noticia de la muerte del testador. a la posible brevedad. M.G. 1589 y 1599 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1587. el capitán de la embarcación exigirá recibo de la entrega y lo citará por nota en el Diario. ARTÍCULO 1589. el capitán depositará en su poder uno de los ejemplares del testamento. Si el buque arribare a un puerto en que haya Agente Diplomático. M. El acta levantada por los funcionarios diplomáticos o consulares. cónsul o visecónsul mexicanos. y la remitirán con los citados ejemplares. se procederá de acuerdo a lo previsto por el a. (Ver comentario al a. a la autoridad marítima del lugar. Estas formalidades constituyen elementos esenciales para la validez del testa- mento marítimo. C. al Ministe- rio de Relaciones Exteriores. 1491). C. la ausencia de las debidas constancias provocará la nulidad del testamento. se entrega- rá el otro ejemplar o ambos. 1598. M. fechado y sellado.G. Por ser el testamento un acto formal. como de su trayectoria administrativa posterior.

El precepto sigue el principio de la territorialidad (locus regit actum ) en lo que respecta a las formalidades del testamento definitivo. se procederá confor- me a lo dispuesto en el Título XI del Libro Primero.G. Si el testador desembarca en un lugar donde no haya Agente Diplomático o Consular.M. C. y de ninguna manera significa una apertura legal de la sucesión. ARTÍCULO 1591. [1591 . que sólo producen efectos si el testador fallece sin haber salido de la emergencia en que se hallaba. ésta se promo- verá por los interesados ante el juzgado que corresponda. Su omisión. haya podido ratificar u otorgar de nuevo su última dispo- sición. ARTÍCULO 1592. o dentro de un breve lapso a partir de la finalización de dicha emergencia (un mes. en este caso). 1590. y no se sabe si ha muerto.G. no implicaría la nulidad del testamento. ni la fecha del fallecimiento. Es característico de los testamentos especiales. forma parte del trámite administrativo del testamento. El testamento marítimo solamente producirá efectos legales falleciendo el testador en el mar. M.G. En esa hipótesis se considera que el testador debe ser declarado legalmente en estado de ausencia y se procederá a abrir la sucesión testamentaria. 1591 y 1595 autoridades marítimas. C.TITULO TERCERO/CAPITULO VII ARTS. Entendemos que las actuaciones a que se refiere este articulo no forman parte de las solemnidades del testamento. o dentro de un mes contado desde su desembarque en algún lugar donde conforme a la ley mexicana o a la extranjera. C. Este precepto considera el caso de que haya incertidumbre sobre la vida o muerte del testador que ha desembarcado en un puerto donde no hay agente diplomático o consular mexicano a quien el capitán entregue uno de los ejemplares del testamento. si bien daría lugar a responsabilidad de los funcio- narios referidos.M. conforme a las disposiciones de este código aplicables a los ausentes e ignorados (título XI del libro primero).

como los otros testamentos especiales.ARTS. y no queda sin efecto. cónsules o vicecónsules mexicanos. los Cónsules y los Vicecónsules mexicanos podrán hacer las veces de Nota- rios o de Receptores de los testamentos de los nacionales en el extranjero en los casos en que las disposiciones testamentarias deban tener su ejecución en el Distrito Federal. p.. ya que el acto será válido si se ajusta a las leyes del país en que se otorga. o ante los secretarios de legación. quienes autori- zarán un testamento ordinario. (Uribe. Este precepto consagra el principio de la territorialidad en materia testamentaria (locus regit actum). en un plazo corto que se cuenta a partir del momento en que cesó el estado especial que lo justificaba. peste.M. etc. catástrofe.). 1594 y 1595 LIBRO TERCO CAPITULO VIII Del testamento hecho en país extranjero ARTÍCULO 1593. En este tipo de testamento. 1501). M. Jus. ARTÍCULO 1594. Ver comentarios a los aa. C.G. ARTÍCULO 1595. Los Secretarios de legación. C. Los funcionarios mencionados remitirán copia autorizada de los testamentos que ante ellos se hubieren otorgado. México. Luis E. Ver comentarios al a. el testador puede concurrir ante notario o cualquier funcionario que pueda válidamente autorizar el acto jurídico. 1596. al Ministerio de Relaciones Exteriores para los efectos prevenidos en el artículo 1590. a elección del testador. pro- ducirán efecto en el Distrito Federal cuando hayan sido formulados de acuerdo con las leyes del país en que se otorgaron.G.G.M. por una doble razón: no se trata de un testamento otorgado en caso de urgencia (inminencia de muerte. 1962. Aunque el testamento hecho en pais extranjero está incluido entre los testamen- tos especiales (a. C. [16 0 ] . 189). Los testamentos hechos en país extranjero. 13 y 15. 1393. Sucesiones en el derecho mexicano. en realidad no lo es.

G. C. TITULO CUARTO/CAPITULO I ARTS. ARTÍCULO 1598. 1599 y 1599 ARTÍCULO 1596.G. que el testador está facultado a dar en guarda a persona de su confianza. en el término de diez días. C. (Ver comentario al a. 1590). debe sellar cada hoja del papel que lo contiene. respecto del cual ordena que en ese caso. si es abierto o la cubierta del sobre que lo encierra si es cerrado con el fin de asegurar la autenticidad del tes- tamento. (Ver comen- tario al a. C. Cuando se trata del testamento hecho en país extranjero. 1596. Si el testamento fuere confiado a la guarda del Secretario de Legación. llevará el sello de la Legación o Consulado respectivo.G.TITULO TERCERO/CAPITULO VIII. ARTÍCULO 1597. hará men- ción de esa circunstancia y dará recibo de la entrega. El papel en que se extienda n los testamentos otorgados ante los Agentes Diplomáticos o Consulares. 1526 que se refiere al testamento público cerrado. 1537). El documento en que conste el testamento seguirá la vía jerárquica correspon- diente (del funcionario diplomático que lo hubiere autorizado) a la SRE.M. el funcionario diplomático o consular que da fe del otorgamiento de cualquier testamento. 1597. Este precepto contiene una obligación paralela a la del a. el funcionario que intervenga en su depósito lo remitirá por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Este supuesto puede darse en el caso de testamento público cerrado.M. Si el testamento fuere ológrafo. el notario que da fe del otorgamiento deberá poner su sello en el sobre que contiene el testamento público cerrado. La herencia legítima se abre: [1611 . al encargado del Archivo General de Notarias.M. TITULO CUARTO De la sucesión legítima CAPITULO I Disposiciones generales ARTÍCULO 1599. Cónsul o Vicecónsul. quien lo remitirá al archivo general de notarías.

TITULO CUARTO De la sucesión legítima .

Este precepto contiene una obligación paralela a la del a. debe sellar cada hoja del papel que lo contiene.G. TITULO CUARTO De la sucesión legítima CAPITULO I Disposiciones generales ARTÍCULO 1599. La herencia legítima se abre: [1611 . respecto del cual ordena que en ese caso. al encargado del Archivo General de Notarias. El papel en que se extienda n los testamentos otorgados ante los Agentes Diplomáticos o Consulares. (Ver comentario al a. 1599 y 1599 ARTÍCULO 1596. 1596. hará men- ción de esa circunstancia y dará recibo de la entrega. Si el testamento fuere ológrafo. el funcionario diplomático o consular que da fe del otorgamiento de cualquier testamento. TITULO CUARTO/CAPITULO I ARTS. C. que el testador está facultado a dar en guarda a persona de su confianza. C. quien lo remitirá al archivo general de notarías.M.M. El documento en que conste el testamento seguirá la vía jerárquica correspon- diente (del funcionario diplomático que lo hubiere autorizado) a la SRE.TITULO TERCERO/CAPITULO VIII. 1537). Este supuesto puede darse en el caso de testamento público cerrado. ARTÍCULO 1598.G. (Ver comen- tario al a.M. ARTÍCULO 1597. Si el testamento fuere confiado a la guarda del Secretario de Legación. Cuando se trata del testamento hecho en país extranjero. Cónsul o Vicecónsul.G. el notario que da fe del otorgamiento deberá poner su sello en el sobre que contiene el testamento público cerrado. en el término de diez días. 1526 que se refiere al testamento público cerrado. 1590). C. si es abierto o la cubierta del sobre que lo encierra si es cerrado con el fin de asegurar la autenticidad del tes- tamento. llevará el sello de la Legación o Consulado respectivo. el funcionario que intervenga en su depósito lo remitirá por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores. 1597.

intestada o ab intestado cuando no existe testamento.ART. esta teoría es acorde al derecho romano de las novelas y a muchas legislaciones modernas. naufragó la embarcación donde estaba el testamento marítimo). para la teoría de la copropiedad familiar.—Cuando no se cumpla la condición impuesta al heredero.—Cuando no hay testamento.—Cuando el testador no dispuso de todos sus bienes. en el orden divino (Domat) o bien en el orden natural (Laurent). o el que se otorgó es nulo o perdió su validez. si no se ha nombrado substituto. sino también para sus semejantes. el heredero funda su derecho. se han formulado diversas teorías: la escuela de derecho natural. En el sistema del CC. puesto que Dios ha hecho nacer al hombre en el seno de una familia. la hace basar en el orden de la sangre (Lebrun). III y IV de es-te artículo. la herencia tiene la misma causa que el fenómeno de la reproducción del individuo: los descendientes son desmembramientos sucesivos de un ser. la fundamentan en la voluntad presunta del causante. Históricamente. La sucesión es legítima. en los casos extraordinarios porque desapareció (p. 111. 1V. pueden desarrollarse de la siguiente forma: Inexistencia de testamen- to en los supuestos normales porque no se otorgó. o bien porque la institución de heredero resulta ineficaz. por cualesquiera de las causas que enuncian las frs. 11. ya que el individuo no vive sólo para sí. El supuesto esencial del derecho hereditario: la muerte del autor de la herencia. se perdió el testamento público cerrado o el ológrafo y su duplicado. Esta teoría no explica la sucesión de los ascendientes y de los colaterales. la sucesión intestada es necesaria para continuar la vida económica y jurídica del difunto. porque la disposición de última voluntad no abarcaba todos los bienes del causante. Pufendorf y Stuart Mili. es el fundamento común de la sucesión testada y de la intestada. la ley cumple una función supletoria de la voluntad del causante: si falta la voluntad del difunto. 1599 LIBRO TERCERO 1. e.. se extravió el documento donde consta el testamento militar. entre otros. Las cuatro causas de apertura de sucesión intestada a que se refiere este precepto. se procede en la forma que la legislación establece. en que ocupa un lugar en la familia. según la doctrina biológica. repudia la herencia o es incapaz de heredar. Para explicar su fundamento. habiéndose desprendido de la antigua comunidad fami- liar. Grocio. ya sea porque el de cujus no lo otorgó. en particular. porque el mismo perdió validez. para Antonio de lbarrola. Inexistencia o [162] .—Cuando el heredero muere antes del testador. La sucesión legítima se explica asimismo por los deberes del sujeto para con la sociedad en general y para con sus parientes más próximos. que no puede cesar bruscamente. la sucesión legítima o intestada parece haber surgido antes que la testamentaria.

Tienen derecho a heredar por sucesión legítima: l. que acepte la herencia. las condiciones requeridas para suceder en forma legítima o intestada son: existencia de uno (o más de uno. Este artículo concuerda con el a. No cumplimiento de la condición impuesta al heredero.G. Disposición parcial de los bienes del testador.M. Co.M. Si el testador dispone legalmente sólo de una parte de sus bienes el resto de ellos forma la sucesión legítima. 1599. C. 1378. C. Pérdida de validez o eficacia del testamento. e. 699-703). Antonio de. Cuando siendo válido el testamento no deba subsistir la institución de heredero. México. que el heredero sea capaz de heredar.TITULO CUARTO/CAPITULO 1 ARTS. pp. ARTÍCULO 1600. el testador se limita a dejar un legado o a establecer la forma de dividir los bienes entre sus herederos legítimos). 1900. según el cual será válido el testamento aunque no contenga institución de heredero. cónyuges. (lbarrola. 1599. Falta de institución de heredero en el testamento (p. Este artículo sienta el mismo principio que el a.—Los descendientes.. de los parientes a quien el código da derecho a heredar. En consecuencia. 1501 y 1902 nulidad del testamento. ascendientes. 1336 a 1338). sin em- bargo. y la sucesión legítima sólo comprenderá los bienes que debían corres- ponder al heredero instituido. el establecimiento de la forma de administración de la tutela. (Véanse los aa.saN v sucesione. C. las demás disposiciones hechas en él. etc. en el momento de la muerte del causante. ARTÍCULO 1601. o aunque el heredero no acepte la herencia o sea incapaz de heredar. como en los casos de caducidad o revocación. 1964. el nombramiento de tutor testamentario. subsistirán. II del a. parien- tes colaterales dentro del cuarto grado y la concubina o el [163] . pueden mencionarse el recono- cimiento de hijos. Premoriencia del heredero Incapacidad del heredero.a M. ARTICULO 1602. 1283 y concuerda con la fr. Entre las disposiciones testamentarias ajenas a la institución de heredero y que quedarían vigentes si aquélla no subsistiera.G. en su caso). Repudio de la herencia por el instituido. Porrúa.

etc. que tiene como antecedentes al código austriaco de 1811. heredará la beneficencia pública. (De lbarrola. Antonio. C. La parentela está constituida por un grupo especial de parientes. cuando los herederos concurren por disposición de la ley en sustitución de otro. La herencia por líneas es la de los ascendientes de segundo o ulterior grado (abuelos. C. 1402. ARTÍCULO 1604. 1964.G. 703-704). México. Los efectos del parentesco por afinidad se limitan a crear un impedimento para el matrimonio en la línea recta sin limitación de grado. M. 296. La ley ésonsagra tres formas de heredar: por cabezas. Ver comentario al a. [164] . C. Los parientes más próximos excluyen a los más remotos. pp. por líneas y por estirpes.ARTS. ARTÍCULO 1605. Los parientes que se hallaren ene! mismo grado. México. Porrúa. heredarán por partes iguales. en la adopción y en el concubinato. 1403. ARTÍCULO 1603. La herencia es por cabezas cuando el heredero recibe los bienes en nombre propio (no es llamado a la herencia en sustitución de otro). a los concubinos ya la beneficencia pública. considerado por la ley para acceder a la herencia. Cosas y sucesiones. la beneficencia pública. M. si se satisfacen en este caso los requisitos señalados por el artículo 1635. Este precepto acoge el sistema de sucesión legítima llamado "de la parentela".G. Es éste un principio fundamental en materia de sucesión legítima.G. el código da derecho a heredar al cónyuge . al alemán. la herencia por cabezas tiene lugar respecto de los hijos. 1957. Cosas y sucesiones. 11.—A falta de los anteriores. Antonio. 487). C. 1604 y 1105 LIBRO TERCERO concubinario. La sucesión es por estirpes. M. p.de 1900 y al suizo' de 1907. en el matrimonio. de los padres o de los colaterales. bisabuelos. M. Porrúa. Sólo cuando faltan esos supuestos. y 1632. salvo lo dispuesto en los artículos 1609.) esta herencia se divide en dos partes: paterna y materna. El parentesco de afinidad no da derecho de heredar. La sucesión legítima tiene su origen en el parentesco consanguíneo. (lbarrola.G. Además de los parientes en sentido estricto.

de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1624.G.TITULO CUARTO/ CAPITULOS 1 Y 11 ARTS. de cualquier clase que sean. 292 a 300. (cuando la mujer hereda del marido) en el cual la mujer se hallaba dentro de la familia. MOS. Los hijos son los llamados en primer lugar a la herencia legítima. marido y mujer. ARTÍCULO 1608. Las líneas y grados de parentesco se arreglarán por las disposiciones contenidas en el Capítulo I. concurren a la herencia del padre o de la madre. Título VI. En la legislación actual. en la situación de una hija (locofiliae) respecto delpater. con respecto al padre. a éste le corresponderá la porción de un hijo. comparten el ejer- cicio de la patria potestad y los derechos y obligaciones que ello implica. depende del acto voluntario del reconoci- miento. los naturales y los legitimados. en partes iguales. con las actas de nacimiento y la de matrimonio de sus padres. con relación a la madre. [165] . la filiación se establece con el solo hecho del nacimiento. Históricamente no siempre fue así: tanto el CC de 1870 como el de 1884 distinguían entre los hijos legítimos. para los hijos fuera de matrimo- nio.M. Hoy en día ambos. acordándoles diferentes derechos en el haber sucesorio. C. la herencia se dividirá entre todos por partes iguales. CAPITULO II De la sucesión de los descendientes ARTÍCULO 1607. es decir. los hijos. 1407 y 16001 ARTÍCULO 1606. Aquí hay un trasunto del régimen agnaticio familiar del derecho romano. o bien de sentencia judicial que declare la paternidad. M. El CC actual no hace ninguna distinción entre hijos procreados dentro del matrimonio o fuera de él. Libro Primero. único titular de la patria potestad. Ver comentarios a los aa. Si a la muerte de los padres quedaren sólo hijos. la responsabilidad del hogar y de la familia.G. Cuando concurran descendientes con el cónyuge que sobreviva. La filiación se prueba de acuerdo con los principios generales en esta materia: para los hijos habidos de matrimonio. C.

Lo mismo se observará tratándose de des- cendientes de hijos premuertos. M. ha repudiado la herencia o es incapaz de heredar. según la cual los parientes más próximos excluyen a los más remotos. 1972. No puede decirse que exista representación cuando el ascendiente ha muerto. La doctrina actual prefiere hablar de "derecho de substitución": el testador puede prever el caso de que su heredero muera antes que él. podría asimismo aplicarse esta institu- ción. La herencia por estirpes acontece cuando un descendiente ocupa el lugar de su ascendiente premuerto. de incapacidad del mismo o de repudiación de la herencia. 623-624). 1604. Con todos debe compartir por partes iguales la herencia de su consorte. sin limita- ción alguna. M. respecto de descendien- [166] . incapaces de heredar o que hubieren renunciado la herencia. Este precepto consagra el llamado derecho de representación (sustitución). o que haya repudiado la herencia o se haya vuelto incapaz de heredar. en la línea colateral sólo se admite en favor de los hijos de los hermanos. La herencia por estirpe tiene lugar. Si sólo quedaren descendientes de ulterior gra- do. La representación (sustitución) tiene lugar en la línea recta descendente. la porción que a ella corresponda se dividirá por partes iguales. propia del derecho testamentario.G.ARTS. C. Cajica.G. ARTÍCULO 1609. así. La doctrina moderna —en México. ARTÍCULO 1610. Si quedaren hijos y descendientes de ulterior grado. en primer término. Derecho de las casas y de las sucesiones. porque la representación solamente operaría cuando el descendiente ocupa el lugar de un ascendiente que le hubiere trasmitido su derecho. La representación supone la existencia de un representante y un representa- do. la herencia se dividirá por estirpes. a la sucesión legítima. en especial Rojina Villegas— sostiene que es errónea la denominación de "derecho de representación". Luis. que constituye una excepción a la regla establecida en el a. pp. en la persona de su descendiente. Puebla. no existe en la línea recta ascendente. ISOS. porque en estos casos el ascendiente no tiene derechos que transmitir. 1809 y 1110 LIBRO TERCERO Recordemos por otra parte que el código no hace distinción entre los hijos habidos dentro de matrimonio y los procreados fuera de él. los primeros heredarán por cabeza y los segundos por estirpes. procederá la substitución legal del ascendiente. (Araujo Valdivia. C. y si en algunas de éstas hubiere varios herederos. ante determi- nados supuestos jurídicos.

en materia de adopción.TITULO CUARTO/CAPITULO II ARTS. 402). El adoptado hereda como un hijo. Concurriendo padres adoptantes y descendien- tes del adoptado. cuando concurren con descendientes del adoptado. Es un caso de concurrencia del llamado a heredar y del acreedor alimentario. con exclusión de los parientes. 1609) y en segundo lugar. ARTÍCULO 1611. ARTÍCULO 1612. o que sea incapaz de heredar. pero estos últimos tendrán derecho a alimentos. tanto a los ascendientes consanguíneos como a los adoptantes. 1610. sigue el sistema llamado de "adopción simple" que sólo crea vínculos entre el adoptante y el adoptado. los hijos excluyen a los ascendientes. o bien que no acepte la herencia. ARTÍ CU LO 1613. éstos sólo tendrán derecho a alimentos. el padre y la madre adoptantes. En supuestos previstos en este artículo. no hay derecho de sucesión entre el adoptado y los parientes del adoptante. que en ningún caso pueden exceder de la porción de uno de los hijos.M.G. pues la adopción sólo crea vínculos entre adoptantes y adoptado. Se trata de un status filii y no de un status familiae. el adoptado sólo hereda a su adoptante.M. La estirpe heredará la parte que le hubiese correspondido a la persona a quien está substituyendo. El legislador trata de asimilar la adopción a la paternidad biológica. esa porción se dividirá en tantas partes iguales como personas integren la estirpe. que siguen el sistema llamado de "adopción plena"). (No ocurre lo mismo en las legislaciones de los estados de Quintana Roo e Hidalgo. M. C. 1111. M. 1611 para los padres consanguíneos. En consecuencia. C. Nuestro CC. 1612 y 1113 tes (a. Pero los ascendientes de los padres adop- tantes no tienen derecho a alimentos. C.G.G. y no entre adoptado y ulteriores ascendientes de los padres adoptantes. tendrán derecho a alimentos. cuando concurran uno o más descendientes del mismo grado con hijos de un descendiente premuerto del mismo grado. C. Concurriendo hijos con ascendientes. Por lo tanto. los primeros sólo tendrán derecho a alimentos. [167] .G. de la misma forma que lo prevé el a. El precepto se aplica. pero. (Ver comentario al a.

a el corresponderá todo el haber hereditario. 1814. se dividirá la herencia por partes iguales. en relación con los ascendientes. se deducirá del total de la herencia la parte de que legalmente haya dispuesto el testador. según se refiera a los ascendien- tes del padre o de la madre. paterna y materna. Si sólo sobrevive uno de los padres. abuelos y bisabuelos) ¿se divide la herencia en partes iguales entre todos ellos. Si sólo hubiere ascendientes de ulterior grado por una línea. por cualquiera de las dos líneas.G. y el resto se dividirá de la manera que disponen los artículos que preceden. 1283 y 1601. Ver comentarios a los aa.G. 1815. sucederán el padre y la madre por partes iguales. Los ascendientes tienen derecho a heredar. C. en caso de que falten el padre y la madre— la herencia se divide por líneas. siempre que no existan descendien- tes.G. M. Si el intestado no fuere absoluto. En la sucesión de los ascendientes. A falta de descendientes y de cónyuge. conforme al [1681 . Si sólo hubiere padre o madre. C. Este artículo es obscuro en su redacción y plantea el siguiente problema de interpretación: si sobreviven ascendientes de la misma línea pero de diferentes grados (p. una corres- ponde al padre y otra a la madre.M. 1615. No existe. CAPITULO III De la sucesión de los ascendientes ARTÍCULO 1615. según la doctrina moderna). C. Los padres excluyen a los abuelos y a otros ascendientes de ulterior grado. ARTÍCULO 1617. Las líneas se denominan respectivamente.. el que viva sucederá al hijo en toda la herencia. tanto los de segundo como los de tercer o sucesivos grados? O bien: ¿se aplica el principio general consagrado en el a. e. Ver comentario al a. a partir del segundo grado —esto es. 1604 de las "Disposiciones generales". el llamado derecho de representa- ción ("derecho de substitución". concurriendo por cabeza. la herencia se divide en dos partes iguales. Si ambos padres viven. ARTÍCULO 1616. ARTS.M. 1816 y 11157 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1614.

pero sólo cuando sean de la misma línea. 1618 y 1819 cual los parientes más próximos excluyen a los más remotos? La doctrina nacional se inclina por esta última solución. ARTÍCULO 1619. México. pp.c. 957 del CC Español: "Art.G. Rojina Villegas. Uribe. 430-434. con exclusión de los bisabuelos. 1975. y heredan por cabeza los que sean del mismo grado. C. Rafael. heredarían los abuelos. en su mayoría.G.M. ARTÍCULO 1618. se dividirá la herencia en dos partes iguales. los primeros excluyen de la herencia a los segundos (ver: lbarrola. Debemos atenernos al principio consagrado en el a. La doctrina nacional. y se aplicará una a los ascendientes de la línea paterna y otra a los de la materna.. 1617. y que los parientes más próximos en grado son los únicos llamados a heredar. En el sistema del Ce español. En nuestro código la herencia se divide en dos partes y se adjudica una parte a cada línea. 957. Luis F. si sobreviven los abuelos paternos y bisabuelos maternos. según el cual los parientes que se hallaren en el mismo grado heredarán por partes iguales. Porrúa. En consecuencia. Cosas .v sucesiones. si sobreviviesen abuelos y bisabuelos. C. 289-295). Transcribimos el a. Los miembros de cada línea dividirán entre sí por partes iguales la porción que les corresponda.M. También debe aplicarse el a. pp. derechos reales y sucesiones. De sobrevivir ambos abuelos (siempre de una sola línea). los ascendientes más próximos en grado excluyen a los más alejados. Jus. Porrúa. admite que la interpretación de este precepto debe ser igual a la que surge del CC español. dividirán la herencia por cabezas. México. el caudal relicto se dividirá por partes iguales entre ambos. que se encuen- tra ubicado dentro de las disposiciones generales de la sucesión legítima. independientemente del grado de parentesco que tengan con el de cujus los parientes de cada una de las líneas. Antonio de. En consecuencia. heredarán por mitad tanto los abuelos paternos como los bisabuelos maternos). la mitad corresponderá a los [169] . México. Si hubiere ascendientes de igual grado pertenecientes a la misma línea. 1604. Sucesiones en el Derecho mexicano. Si hubiere ascendientes por ambas líneas. p. 1605.TITULO CUARTO/CAPITULO Ill ARTS. Compendio de derecho civil. basándose en el principio general citado. dentro de cada línea. si fueren de lineas diferentes pero de igual grado. paterna o materna (p. 1962. si sobreviven al causante abuelos y bisabuelos dentro de una misma línea. Nuestro CC no lo expresa claramente. En este artículo el CC aplica el principio conforme al cual los parientes más próximos excluyen a los más lejanos. Bienes. 729. 1964.

Por eso. Si concurre el cónyuge del adoptado con los adoptantes.G. ARTÍCULO 1620. Los ascendientes. aun cuando sean ilegítimos.M. la división se hará por cabezas". C.G. 1626). Debe entenderse que se trata de reconocimiento voluntario: en caso de que el juez hubiere declarado la paternidad o maternidad luego de un juicio contra- dictorio. 1621 y 1629 LIBRO TERCERO ascendientes paternos y la otra mitad a los maternos. para el DF. con los padres adoptantes. VIII y IX [170] . siempre que hubiere sido recono- cido. VII.M. el cónyuge del adoptado resulta favorecido frente a los adoptantes. En el sistema denominado de "adopción simple". C. De acuerdo con este artículo. mientras que.G. sean habidos de matrimonio o procreados fuera de éste. Concurriendo los adoptantes con ascendientes del adoptado. cuando hay cónyuge sobreviviente. por aplicación extensiva de las causas de incapacidad para heredar establecidas en las frs. las dos terceras partes de la herencia corres- ponden al cónyuge y la otra tercera parte a los qué hicieren la adopción. 1620. no tendrá derecho a la herencia de su hijo. la herencia de éste se dividirá por partes iguales entre los adoptantes y los ascendientes. el padre o la madre a quienes se hubiese atribuido un hijo por sentencia ejecutoriada. la masa hereditaria se divide por partes iguales (a.M. los padres biológicos (y otros ascendientes) concurren a la herencia del adoptado. Así como los hijos heredan por igual. de acuerdo con la disposición en comentario. tienen derecho de heredar a sus descendientes reconoci- dos. seguido por el CC. 1616. los adoptantes participan en la herencia en menor proporción que los ascendientes biológicos. la adopción no implica una ruptura de los lazos del hijo adoptivo con su familia de origen. En cada línea. (Ver comentario al a. 403). ARTÍCULO 1622. ARTÍCULO 1621. los padres y ulteriores ascendientes tienen derecho a heredar aunque el autor fuere hijo extramatrimonial. C.ARTS. puesto que cuando concurren el cónyuge y los ascendientes consanguíneos.

ARTÍCULO 1623.M. descendientes y hermanos. tenien- do en cuenta las circunstancias personales del que reco- noce. no igualan a la porción que a cada hijo debe corresponder. ni el que reconoce.G. Asimismo. El cónyuge que sobrevive. el cual se refiere a los descendientes que hubieren sido reconocidos.M. Se trata de evitar que el cónyuge supérstite resulte más favorecido que los hijos. (Ver comentarios a los aa.G. como el derecho alimentario supone necesariamente la reciprocidad. puesto que la ley castiga negándole et derecho a la herencia. 1622. Resulta claro el fundamento moral de este precepto. en especial cuando el sobreviviente ha recibido su parte de la sociedad conyugal. [171] . ascendientes. ni sus descendientes tienen derecho a la herencia del reconocido. no igualen la porción de cada hijo. si por ese régimen se casó. se volvería indigno de heredar. Si concurre con descendientes tienen el mismo derecho que un hijo siempre y cuando carezca de bienes. 1623 y 1024 del a. concurriendo con descendientes. tendrá el derecho de un hijo. no podría reclamar ese derecho aquel de los progenitores que hubiera eludido su deber alimentario cuando el hijo lo necesitaba. C. en el caso de que el reconoci- miento lo haya hecho cuando el reconocido tuvo también derecho a percibir alimentos. El que reconoce tiene derecho a alimentos. si carece de bienes o los que tiene al morir el autor de la sucesión. haga suponer fundadamente que motivó el recono- cimiento. C. o los que tenga al morir el autor de la sucesión. al padre o madre que reconocen a su hijo por interés material cuando éste vino a mejor fortuna. Si el reconocimiento se hace después de que el descendiente haya adquirido bienes cuya cuantía. El código asimila al cónyuge sobreviviente con los parientes en grado más próximo. Lo mismo se observará si concurre con hijos adoptivos del auto' de la herencia. 1316 del CC que autorizan la aplicación literal del precepto en comentario.TITULO CUARTO/CAPITULOS III y IV ARTS. 301 a 323). CAPITULO IV De la sucesión del cónyuge ARTÍCULO 1624. Un progenitor que procedie- se de tal manera.

En el primer caso del artículo anterior. 1114. B. sólo tendrá derecho de recibir lo que baste para igualar sus bienes con la porción mencionada. I. no sólo al padre y a la madre. 1630 y 1631. ARTÍCULO 1626. 1621 del CC). si con sus bienes iguala o sobrepasa esa porción. se coloca al cónyuge supérstite en una condición semejante a la del hijo con respecto a la totalidad del patrimonio que por derecho propio o por herencia tengan cada uno. 1525 y 1527 LIBRO TERCERO Los hijos adoptivos tienen frente al cónyuge supérstite. el cónyu- ge recibirá íntegra la porción señalada. sólo tendrá derecho a recibir lo que baste para igualar la porción del hijo pero. Al supérstite que concurre con hermanos del autor de la sucesión le correspon- den las dos terceras partes de la herencia. la herencia se dividirá en dos partes iguales.S. (a.B. ARTÍCULO 1625. Si el cónyuge supérstite concurre con ascendientes se le aplica la mitad de los bienes.S.B. ARTÍCULO 1627. Si el cónyuge que sobrevive concurre con ascen- dientes. y la otra mitad corresponde a los ascendientes. de las cuales una se aplicará al cónyuge y la otra a los ascendien- tes. Cuando el cónyuge se presenta con padres adoptivos del de cujus las porcio- nes son distintas: al cónyuge supérstite corresponden las dos terceras partes de la herencia y una tercera parte al padre o la madre o a ambos. tendrá dos tercios de la he- rencia. no heredará nada. en los términos de los aa. I. si los tiene. en el segundo. Si el supérstite no tiene bienes heredará igual que un hijo. S. Concurriendo el cónyuge con uno o más herma- nos del autor de la sucesión. los mismos derechos sucesorios que los hijos consanguíneos (a.ARTS. [172] . 1. y el tercio restante se aplicará al hermano o se dividirá por partes iguales entre los hermanos. En el momerdo de la partición de la herencia. 1225. El resto se divide entre los hermanos en los términos de los aa. 1615 al 1623. 1608 del 1608 del CC). 395 en relación con el a. (Véase el comentario al artículo anterior).

1629 del CC). el cónyuge sucederá en todos los bienes. aunque tenga bienes propios. el cónyuge heredará todos los bienes. A falta de descendientes. ARTÍCULO 1628. I. éstos podrían concurrir con los sobrinos del la sucesión en el caso del a. sucede- rán por partes iguales. Heredan en primer lugar los hermanos del de cujus. ascendientes. en este caso no existe para los sobrinos derecho a la herencia. en represen- tación del padre por muerte. Si sólo hay hermanos por ambas lineas. Si no existen descendientes. incapacidad o por haber renunciado a la herencia. Los parientes colaterales tienen derecho a heredar en la sucesión legítima. ARTÍCULO 1631. I. no concurren con el cónyuge supérstite. que son los parientes más próximos en grado. 1130 y 1031 Los otros colaterales no comparten la herencia con el cónyuge (a. si los hermanos son de ambas líneas (del mismo padre y de la misma madre) heredan por partes [173] . Los parientes colaterales del autor de la sucesión.S. padres adoptivos ni hermanos. I.B. ascendientes y herma- nos. 1029. CAPITULO V De la sucesión de los colaterales ARTÍCULO 1630. I. S.S. 1628. El cónyuge recibirá las porciones que le corres- pondan conforme a los dos artículos anteriores.B. 1625 y 1626 para la sucesión de los descendientes no se aplica al cónyuge que concurre con ascendientes o con hermanos del autor de la sucesión: recibe la porción que le corresponda conforme a los aa. La regla establecida en los aa. B. ARTÍCULO 1629.B. Existe un principio aplicable a la sucesión de los colaterales. 1027. Si concurren hermanos con medios hermanos. aquéllos heredarán doble porción que éstos.TITULO CIJARTO(CAPITULOS IV y V ARTS.S. hasta el cuarto grado. 1626 y 1627 del CC aun cuando tenga bienes propios. 1633 del CC.

1632 del CC). los hermanos han fallecido. sin embargo. ARTÍCULO 1632. El principio "los parientes más próximos en grado excluyen a los más remotos". ss dominante en la sucesión legítima. La porción que correspondía a éste se dividirá entre aquellos de sus hijos que le sobrevivan (véanse los aa. sucederán sus hijos. (Ver comentario al a. a veces el pariente de grado más remoto concurre en la sucesión con otros más próximos. que sean incapaces de heredar o que hayan renunciado la herencia. ARTÍCULO 1633. Estos heredan no por derecho propio sino en representación de su padre o de su madre. los herederos lo son no por derecho propio. 1630). pero tuvieron o tienen hijos. [174] . Por ejemplo. heredan la mitad de la porción que correspondería a los hermanos de ambas líneas. Entre los colaterales los primeros que heredan son los hermanos. si de dos hermanos que no heredan. si son sólo de padre o sólo de madre. 1122 y 1133 LIBRO TERCERO iguales. La descenden- cia de cada hermano se repartirá por partes iguales. éstos heredarán por estirpes en representación de su padre. hijos de hermanos o de medios hermanos premuertos.ARTS. y la porción de cada estirpe por cabezas. 1338 y 1384 del CC). renunciado a la herencia o son incapaces para heredar. sino en representación de su ascendiente. los primeros heredarán por cabeza y los segundos por estirpes. A falta de hermanos. Los hermanos heredan por cabeza por derecho propio y los sobrinos en representación de su padre o de su madre. en cuanto esto ocurre. parientes de grado más remoto ocupan el lugar de su ascendiente de igual modo que si éste viviera para heredar. heredan por cabeza y partes iguales. Si al momento de morir el autor de la sucesión. divi- diéndose la herencia por estirpes. se reparten entre ellos la porción que correspondía al padre o a la madre. teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo anterior. 1320. renunció a la herencia o fue incapaz de heredar. así como la porción hereditaria que le correspondía a su padre. el 50% se divide en un caso entre dos y en el otro entre tres. (a. pero si uno de ellos murió. transmite a sus hijos los derechas sucesorios que le corres- ponden. en virtud del cual. Si concurren hermanos con sobrinos. 1131. por aplicación del principio de la representación. uno tiene o tuvo dos hijos y el otro tres.

S. y heredarán por partes iguales. A partir de las reformas al CC en vigor desde 1984. La concubina y el concubinario tienen derecho a heredarse recíprocamente. heredan siguiendo los principios generales. se extendió el derechoni. ya no se distingue la línea o el doble vínculo. I. en este caso. siempre que ambos hayan permanecido libres de matrimonio durante el con- cubinato. ni consideración al doble vínculo. y se igualaron los derechos de ambos concubinos con los reconocidos para los cónyuges sobrevivientes (aa. 1624 a 1629 del CC). A falta de los llamados en los artículos anterio- res.TITULO CUARTO/CAPITULOS V y VI ARTS. los parientes de igual grado heredan por partes iguales y los parientes de grado más próximo excluyen a los más lejanos (aa. sucederán los parientes más próximos dentro del cuarto grado. por derecho propio. 1624 y 183$ Las porciones de los sobrinos son distintas porque no heredan por cabeza.B. [175] . Si al morir el autor de la herencia le sobreviven varias concubinas o concubinarios en las condiciones mencio- nadas al principio de este artículo. 1604 y 1605 del CC). ninguno de ellos here- dará. ARTÍCU LO 1634.B. a falta de hermanos y de sobrinos heredan los parientes más próximos. CAPITULO VI De la sucesión de los concubinos ARTÍCULO 1635. aplicándose las disposiciones relativas a la sucesión del cónyuge. El derecho a heredar por sucesión legítima se extiende hasta el cuarto grado. Al aplicar las disposiciones anteriores se tendrá en cuenta lo que ordena el Capítulo siguiente. 1320 del CC). heredar por sucesión legítima al concubinario. sino por estirpe en representación de su padre (véase el a. siempre que hayan vivido juntos como si fueran cónyuges durante los cinco años que precedieron inmediatamente a su muerte o cuando hayan tenido hijos en común.S. sin distinción de línea. 1833. I.

Los bienes pertenecen a una persona física o moral y al fallecer aquélla o extiguirse ésta. CAPITULO VII De la sucesión de la Beneficencia Pública ARTÍCULO 1636. se transmiten.G. ARTÍCULO 1637. los herederos testamentarios o los legítimos adquieren !os bienes del testador. 39 de la LOAPF). sucedet á la Beneficencia Pública. Cuando sea heredera la Beneficencia Pública y entre lo que corresponda existan bienes raíces que no pueda adquirir conforme al artículo 27 de la Constitu- ción. Cuando se trata de la sucesión por causa de muerte de una persona física. Si tampoco hay persona que herede por sucesión legítima. siempre que ambos hayan permaneci- do libres de matrimonio durante el concubinato. A falta de todos los herederos llamados en los capítulos anteriores. Sin estos requisitos la convivencia de hecho entre varón y mujer no es concubinato y no surge el derecho a heredar por sucesión legítima. Nuestro sistema político-económico reconoce y protege la propiedad privada. 1. 1599 CC).c. antes de hacerse la adjudicación..G. el' Estado recibe ese patrimonio como heredero instituido por la ley a través de una persona moral reconocida por la misma ley. 135.ARTS. que sean incapaces de heredar o que hayan premuerto) entonces se abre la sucesión legítima (a. Debe tratarse además de la unión de un solo hombre con una sola mujer. (Ver comentarios a los aa. Puede ocurrir que no haya testamento o que éste sea nulo. Para que exista concubinato se requiere que la pareja haya vivido unida como si fueran marido y mujer. 1624 a 1629). Con ello se logra una continuidad patrimonial que permita una estabilidad en el crédito. la beneficencia pública (asistencia pública) que depende administrativamente de la Secretaría de Salud (a. El heredero es un continua- dor del patrimonio tanto en sus elementos activos como pasivos. aplicándose a la Beneficencia Pública el precio que se obtuviere. se venderán los bienes en pública subasta. firmeza en la contrata- ción y regularidad de las relaciones patrimoniales. durante los cinco años que precedieron a la muerte del autor de la sucesión. 1130 y 1637 LIBRO TERCERO El concubinato es una situación de hecho no reglamentada por el derecho. o que por cualquier otra circunstancia no haya herederos testamentarios (p. pero a la que se le reconocen en este caso ciertos efectos sucesorios. desde el momento de la muerte o disolución de la persona moral a otra persona física o moral. [176] . o que hayan procreado hijos.

S. dentro del término de cuarenta días. 27 constitucional prohibe a las instituciones. 335 del CC). 334. 1837 y 1838 El a. (Ver aa. en el caso de que la beneficencia pública (asistenCia pública) herede bienes no relacionados con su objeto. El a. será efectiva en el momento en que el individuo nazca y sea viable. deberán rematarse. y comprobar la certeza del parto. pero será preciso asegurarse de la certeza de la paternidad del autor de la sucesión. [177] . Para cumplir con el mandato constitucional. sin embargo. así como asegurarse de la viabilidad del producto. El haber quedado encinta la viuda. 333.S. y su precio se aplicará a esa dependencia de asistencia pública. tanto públicas como priva- das. Cuando a la muerte del marido la viuda crea haber quedado encinta. A fin de que los herederos puedan contradecir la paternidad en los casos en que el código lo permite. para que lo notifique a los que tengan a la herencia un derecho de tal naturaleza que deba desapare- cer o disminuir por el nacimiento del póstumo. I. 22 de este código. adquirir bienes raíces si no son los indispensables para realizar su objeto inmediato o cuando estén directamente destinados a él. Los derechos sucesorios del hijo póstumo surgen desde la concepción. TITULO QUINTO Disposiciones comunes a las sucesiones testamentarias y legítimas CAPITULO I De las precauciones que deben adoptarse cuando la viuda quede encinta ARTÍCULO 1638. 1314 señala que el no nacido pero con vida intrauterina es capaz de heredar. la viuda debe notificar al juez la posibilidad de su embarazo para que este funcionario ponga ese hecho en conocimiento de aquellos que tengan derechos en la herencia. 332. lo pondrá en conocimiento del juez que conozca de la sucesión.B. concede la protección de la ley a los individuos concebidos y el a.TITULO CUARTO/CAPITULO VIL TITULO QUINTO/CAPITULO 1 ARTS. esta capacidad. I.B. así como de la legitimidad del parto y la viabilidad del menor para evitar simulacio- nes o fraudes que perjudiquen a los demás herederos. produce un doble efecto: surge el derecho a los alimentos para la viuda y se suspende la partición de la herencia .

TITULO QUINTO Disposiciones comunes a las sucesiones testamentarias y legítimas .

pero será preciso asegurarse de la certeza de la paternidad del autor de la sucesión. así como asegurarse de la viabilidad del producto. y comprobar la certeza del parto.TITULO CUARTO/CAPITULO VIL TITULO QUINTO/CAPITULO 1 ARTS. A fin de que los herederos puedan contradecir la paternidad en los casos en que el código lo permite. I. TITULO QUINTO Disposiciones comunes a las sucesiones testamentarias y legítimas CAPITULO I De las precauciones que deben adoptarse cuando la viuda quede encinta ARTÍCULO 1638. concede la protección de la ley a los individuos concebidos y el a. 22 de este código. 334.S. 27 constitucional prohibe a las instituciones. esta capacidad. la viuda debe notificar al juez la posibilidad de su embarazo para que este funcionario ponga ese hecho en conocimiento de aquellos que tengan derechos en la herencia. adquirir bienes raíces si no son los indispensables para realizar su objeto inmediato o cuando estén directamente destinados a él. [177] . en el caso de que la beneficencia pública (asistenCia pública) herede bienes no relacionados con su objeto. El haber quedado encinta la viuda.S.B. (Ver aa. El a. será efectiva en el momento en que el individuo nazca y sea viable. lo pondrá en conocimiento del juez que conozca de la sucesión. 1837 y 1838 El a. 335 del CC). I. Cuando a la muerte del marido la viuda crea haber quedado encinta. tanto públicas como priva- das. para que lo notifique a los que tengan a la herencia un derecho de tal naturaleza que deba desapare- cer o disminuir por el nacimiento del póstumo. sin embargo. así como de la legitimidad del parto y la viabilidad del menor para evitar simulacio- nes o fraudes que perjudiquen a los demás herederos. Para cumplir con el mandato constitucional.B. 333. deberán rematarse. 1314 señala que el no nacido pero con vida intrauterina es capaz de heredar. produce un doble efecto: surge el derecho a los alimentos para la viuda y se suspende la partición de la herencia . Los derechos sucesorios del hijo póstumo surgen desde la concepción. dentro del término de cuarenta días. y su precio se aplicará a esa dependencia de asistencia pública. 332.

come- ter ocultamiento de infante. IS39 y 1140 LOMO TERCERO ARTÍCULO 1639. la falta de aquel aviso no dispensa a la viuda de la obligación de poner en conocimiento del juez cuando esté próximo el parto y la época aproximada del mismo.G. Háyase o no dado el aviso de que habla el artículo 1638. para los efectos de lo que este artículo dispone y de los señalados en los aa. al conocer el posible estado de preñez de la viuda pueden solicitar al juez que dicte las providencias necesarias para evitar las maniobras fraudulentas a las que se refiere este precepto. Además. ya se trate de la herencia que debió corresponder al menor o a las personas a quienes se haya perjudicado o intentado perjudicar con estos actos (a. substituir un niño por otro.G. I. son conductas tipificadas como delito por el a. Xl del CC).G. Como quiera que el aviso de la preñez de la viuda tiene por objeto que el juez se cerciore de la realidad del parto y de la identidad del producto de la concepción que la viuda dará a luz. al aproximarse la época del parto la viuda deberá ponerlo en conocimiento del juez.G. en relación con el alumbramiento o con la identidad y viabilidad de la criatura que se presenta como hijo del de cujus. Estos tienen derecho de pedir que el juez nombre una persona que se cerciore de la realidad del alumbramiento. el culpable de estos delitos es incapaz de heredar al autor de la herencia. para que lo haga saber a los interesados. El atribuir un niño recién nacido a una mujer que no sea su madre realmente. Cuidará el juez de que las medidas que dicte no ata- quen al pudor. 277 del CP para el DF. [178] . hacer registrar un nacimiento no verificado. Los interesados a que se refiere el precedente artículo pueden pedir al juez que dicte las providencias convenientes para evitar la suposición del parto.ARTS. 1638 y 1639. la subs- titución del infante o que se haga pasar por viable la criatura que no lo es. 1316 fr. por testamento o por intestado. ARTICULO 1640. ni a la libertad de la viuda. I. Los presuntos herederos. debiendo recaer el nombra- miento precisamente en un médico o en una partera.

329.B. tiene derecho a alimentos. que no por ello la viuda está autorizada para no dar al juez el aviso de que se halla encinta. tendrá derecho hereditario en el caso de sucesión legítima y a la testamentaria si así lo dispuso el testador y tendrá también derecho a alimentos con cargo a los herederos testamentarios si fue preterido por el anterior (a. 324 del CC. deberá ser alimentada con cargo a la masa heredi- taria. 334. Este precepto se refiere a una hipótesis relacionada con el ejercicio de la acción procesal de desconocimiento de la paternidad.G. La viuda que quedare encinta. 1. pero si por averiguacio- [179] . Esta disposición protege tanto a la viuda encinta como al hijo póstumo del fallecido. aun cuando tenga bienes. estará dispensada ésta de dar el aviso a que se refiere el artículo 1638. tiene ese derecho con cargo a la masa hereditaria. si por otros medios legales puede acredi- tarse. sin embargo. teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo anterior.S. La omisión de la madre no perjudica a la legiti- midad del hijo. 1541. ARTÍCULO 1642. pero en el caso de la viuda encinta. 1543 y 1544 ARTÍCULO 1641. 336.G. que al nacer viable. 331. La legitimidad del hijo se prueba conforme a las presunciones establecidas en el a. podrán los interesados negarle los alimentos cuando tenga bienes. Si la viuda no cumple con lo dispuesto en los artículos 1638 y 1640. Establece. 329 del CC). 1638. 335.TITULO QUINTO/ CAPITULO I MITS. S. 1. 325. (Ver aa. pero quedará sujeta a cumplir lo dispuesto en el artículo 1640. ARTÍCULO 1644. 1541. El cónyuge supérstite. B. 330. Las cuestiones relativas a la paternidad del hijo nacido después de 300 días de la disolución del matrimonio pueden promoverse en cualquier tiempo por los herederos a quienes perjudique la filiación (a. ARTÍCULO 1643. Si el marido reconoció en instrumento público o privado la certeza de la preñez de su consorte. 1368). cuando esté impedido para trabajar y no tenga bienes suficientes para subsistir. 1640 y 1641 del CC). aun cuando tenga bienes. 1639.

ARTICULO 1645.B. La falta de notificación al juez. 1045. que se cerciore de la veracidad del embarazo de la viuda. Debe tenerse presente el comentario al artículo anterior. La viuda como parte en el juicio sucesorio en su nombre y en el del hijo por nacer. de su preñez. No sólo para respetar la garantia consignada en el a. I. salvo el caso en que ésta hubiere sido contradicha por dictamen pericial. 1044. Sin embargo. 1545 y 1047 LIBRO TERCERO nes posteriores resultare cierta la preñez. Si ésta no resulta cierta o ha habido aborto. [180] . I. La simple posibilidad de la preñez genera el derecho a los alimentos.B. merece una protección especial por su estado y también protege al hijo por nacer.G. de exigir la devolución de los que se le hubieren pagado sólo con base en la afirmación de la viuda. la viuda no está obligada a devolver los alimentos salvo el caso previsto en este articulo. 14 constitucional. deberá ser oída la viuda. para que ésta tenga derecho a alimentos durante la preñez. al resolver las cuestiones relativas a los derechos del hijo póstumo.S.G. El juez decidirá de plano todas las cuestiones relativas a alimentos conforme a los artículos anteriores. puesto que de otra manera. permite a los interesados negarle alimentos a la viuda si tiene bienes. por parte de la viuda. se privaría a los interesados en la herencia. resolviendo en caso dudoso en favor de la viuda. sino también para que el juez tenga los mayores elementos de juicio.ARTO. debe ser oída en el mismo. Para cualquiera de las diligencias que se practi- quen conforme a lo dispuesto en este Capitulo. I. ARTÍCULO 1646. se deberán abo- nar los alimentos que dejaron de pagarse. La ley establece una situación privilegiada para la viuda que. La viuda no está obligada a devolver los alimen- tos percibidos aun cuando haya habido aborto o no resulte cierta la preñez.S. Es importante señalar que la preñez debe estar apoyada en dictamen de perito médico. si ésta quedó realmente encinta podrá exigir el pago de los alimentos que no se le otorgaron. ARTICULO 1647.

para dar continuidad a las relaciones patrimoniales (Rojina Villegas. Es en ese momento cuando se procede a la división de la herencia.G. pero los acreedores podrán ser pagados. en su caso. constituye el supuesto jurídico condicionante para la transmisión de la herencia. cit. El estado de incertidumbre iniciado desde que la viuda posiblemente se encuen- tre embarazada. sin esperar el parto. en los términos del a. el momento de la muerte sirve para determinar la apertura de la sucesión y para retrotraer a él todos los efectos jurídicos que se produzcan (a. La sucesión se abre en el momento en que muere el autor de la herencia y cuando se declara la presunción de muerte de un ausente. 213). cuando el autor de la sucesión perece en un accidente con sus presuntos herederos. 705. Derecho civil mexicano. o cuando transcurra el tiempo máxime de la preñez sin que el parto ocurra. La muerte del autor de la sucesión es un hecho jurídico de fundamental importancia. Si no ocurre el parto o la criatura no nace viable. La apertura de la sucesión tiene lugar cuando muere el autor o cuando se le declare presuntamente muerto. termina cuando se verifique el parto y se determine la viabili- dad del infante.). es entonces cuando el patrimonio se trasmite a otras personas. La división de la herencia se suspenderá hasta que se verifique el parto o hasta que transcurra el término máximo de la preñez. siempre que el juez así lo determine. Los derechos de propiedad y posesión se adquieren desde la muerte del autor de la sucesión. CAPITULO II Dé la apertura y transmisión de la herencia ARTICULO 1649. 1~ y 1849 ARTÍCULO 1648. Si el hijo nació viable tiene derecho.G. Después de concluidos y aprobados judicialmente los inventarios. I. y no tendrán derecho a heredar si murieron antes o en el mismo momento que él (Rojina Villegas. serán herederos los demás que comprueben tener derecho a la herencia. el albacea debe pagar las deudas de la herencia y sólo después de haber cubierto los créditos podrá proceder a la partición. op. Porrúa. mas los acreedores podrán ser pagados por mandato judicial. 1377 del CC). porque entonces solamente heredarán si murieron después del autor. [181] . p. 1981. a recibir íntegra la porción que le correspondería como heredero legítimo o testamentario (a. Rafael.TITULO OLFINTO/CAPITLFLOS I y 11 ATS. Precisar el instante de la muerte tiene especial interés. México. 1660) aun cuando la radicación o la denuncia no se hayan realizado todavía.

reclamar la totalidad de la herencia que le corresponde conjuntamente con otros. 1745 fr. I. o un heredero que esté por nacer. 1050. LBS. El albacea es el representante legal de los herederos y de los legatarios y como tal debe deducir las acciones derivadas de la herencia (aa. sin que el demandado pueda oponer la excepción de que la heren- cia no le pertenece por entero. El derecho de reclamar la herencia prescribe en diez arios y es transmisible a los herederos. B. en estos casos. La vocación legítima o testamentaria es el llamamiento virtual que por ministe- [182] . 1049.S. O551. ARTICULO 1650. 1. el que tiene vida intrauterina al momento de la muerte del autor de la sucesión heredará si nace viable (ver comentario a los preceptos relativos a la presunción de muerte del ausente y los que se refieren a los efectos de la ausencia respecto de los derechos eventuales del ausente. Habiendo albacea nombrado. los herederos tienen derecho de pedir su remoción. él deberá promo- ver la reclamación a que se refiere el artículo precedente. y 1652 LIBRO TERCERO También tiene importancia precisar el momento de apertura cuando existe un hijo o pariente póstumo en la sucesión legítima. 1705 y 1706 frs. ARTICULO 1651. cada uno de los herederos puede. los herederos adquieren derechos a la masa hereditaria corno un patrimonio común mientras no se hace la división (a. ARTE. aa. VII y 1749 del CC). si no ha sido instituido heredero de bienes determinados. ARTÍCULO 1652. No habiendo albacea nombrado. y siendo moroso en hacerlo. 705 a 719 y a. A la muerte del autor de la sucesión.S. VII y VIII). 1704 del CC). B. Si el albacea no cumple con estas obligaciones pueden los herederos pedir su remoción (aa. los bienes del difunto o una cuota o fracción de esa universalidad. 1. Este precepto tiene su fundamento en la teoría aceptada por nuestro código de que el heredero adquiere a título universal el universum jus. B. 1288 del CC).

1653. capacidad que se traduce en libre disposición de bienes. si no han sido privados de su capacidad de ejercicio en juicio de interdicción. capacidad en el aceptante o repudian:e. Pueden aceptar o repudiar la herencia todos los que tienen la libre disposición de sus bienes. pues los mayores de edad disponen libremente de sus bienes (véase comentario al a. 217) este derecho se transmite a los herederos. p. La herencia dejada a los menores y demás inca- pacitados. Para aceptar o repudiar la herencia no basta poder administrar. (Ver los comentarios al a. Maestro código exige libre disposición. op. La aceptación como la repudiación son actos jurídicos que requieren. CAPITULO III De la aceptación y de la repudiación de la herencia ARTíCU LO 1653. es preciso que la persona tenga la libre disposición de sus bienes. Esta capacidad la poseen los mayores de edad no sujetos a interdicción. para todos aquellos que se consideren herederos legítimos o testamentarios (Rojina Villegas. Las personas capaces de suceder. Algunas legislaciones.S. el CC argentino. cit. La repudiación. y por los mayores de edad sujetos a interdic- [183] . Esto porque el acto de aceptación es en rigor un acto de dominio. ARTíCULO 1654. para ser válidos.G. por su parte. será aceptada por sus tutores. por virtud de él se hace definitiva la adquisición de bienes o derechos y de obligaciones o cargas que derivan de la calidad de heredero. y en su defecto el tutor. p. los que ejerzan la patria potestad. podrán aceptar o repudiar la herencia en nombre de ellas sus representantes: por los menores de edad. es un acto de renuncia a participar en la herencia. ya que..B. I. 1. En ambos casos el derecho prescribe a los diez años contados a partir de la muerte del autor de la sucesión. 1651.c. previa audiencia del Ministerio Público. 1649).G. y 1654 rio de ley se hace a todos los que se crean con derecho a una herencia en el instante preciso en que muera el autor de la sucesión o al declararse su presun- ción de muerte. el de Perú y el de Portugal hablan de libre administración. 647). En virtud de la vocación nace un derecho para reclamar la herencia desde el momento de la muerte. TITULO QVINTO/CAPITULOS II y 111 ARTS. quienes podrán repudiarla con autorización judicial. pero que no tengan la libre disposición de sus bienes (capacidad para aceptar o repudiar) por ser menores de edad o mayores de edad sujetos a interdicción.

La razón de esto es que con la aceptación se contraen obligaciones. La disposición de este artículo debe entenderse en este sentido: en nombre de los menores sujetos a tutela y de los mayores incapacitados aceptará o repudiará el tutor. La mujer como toda persona. C. 579 dispone que "el tutor tiene obligación de-admitir las herencias que se dejen al incapacitado". 425). quien ejerza la tutela. [184] .655 LIBRO TERCERO ción. según el caso. Hay que aclarar que aunque este artículo no hace mención de que por los menores sujetos a patria potestad aceptarán los que la ejerzan. ARTÍCULO 1655. 1678).AWIS. resolverá el juez. 2 y 172). Es. sin necesidad de autorización del marido. habida cuenta que ella es siempre a beneficio de inventario. Para que el representante repudie la herencia requiere autorización judicial. V. sólo puede repudiar la herencia por causa que resulte plenamente justificada. y en caso de discrepancia. toda vez que que los que ejercen la patria potestad son los legítimos representantes de los menores sujetos a ella (véase comentario al a. o los que ejerzan la patria potestad. es indiscutible que ello debe entenderse así. el a. Para aceptar. Esto es completamente justificado por la circunstancia de que la aceptación no puede dañar al patrimonio del menor o incapacitado. La mujer casada no necesita la autorización del marido para aceptar o repudiar la herencia que le corres- ponda. La razón de esto se encuentra en que la aceptación de la herencia. es más. y es libre para aceptar o repudiar la herencia a la que ha sido llamada. y el heredero no queda responsable más que de los bienes que recibe (véase comentario al a. atm y 1. previa audiencia del M P. y con la repudiación se renuncia a derechos. de la que carecen los menores de edad y los mayores de edad sujetos a interdicción. que es igual a la del varón. La herencia común será aceptada o repudiada por los dos cónyuges. El matrimonio no limita la capacidad jurídica de la mujer. nunca puede perjudicar al patrimonio del heredero. El MP inter- vendrá para vigilar los intereses del menor o incapacitado. necesario que la capacidad de goce de tales personas se integre por la intervención de su tutor o del. actos que demandan aptitud de deliberación y madurez de juicio. Por ello quien ejerce la patria potestad o el tutor. al llegar a la mayoría de edad dispone libremente de sus bienes. en nombre de los menores sujetos a patria potestad aceptará o repudia- rá el o los que la ejerzan. no requiere el representante autorización judicial. lo puede beneficiar. y sí en cambio. por tanto. L. de suerte que ella no queda sometida por razón de su sexo a restricción alguna en la adquisición y ejercicio de sus derechos civiles (véase comentario a los aa.

La expresa se produce por medio de palabras claras. o aquelllos que no podría ejecutar sino con su calidad de heredero". que no permiten duda acerca de la voluntad de aceptar. Esto porque el legislador no quiso que de una manera más o menos irreflexiva e imprudente resultara una aceptación irrevocable (véase comentario al a. Es expresa la aceptación si el heredero acepta con palabras terminantes. con relación a la herencia. hechos que ofrecen la misma garantía de seria reflexión que supone la manifestación de palabras terminantes. 1670). por medio de palabras terminantes. pues es requisito que la aceptación y la repudiación sean totales. ARTICULO 1657. t(155. C.TITULO QUINTO/CAPITULO III ARTS. con plazo o condicionalmente. así. no puede el heredero aceptar una parte de la asignación y repudiar el resto. y tácita. resultando la manifestación por escrito mejor medio de prueba. valorar el alcance de los hechos para determinar si la conducta implica. La aceptación y la repudiación son esencialmente indivisibles. es dificil de probar. una acepta- ción tácita. una aceptación verbal. y se limita a decir que la aceptación es tácita si el heredero "ejecuta algunos hechos de que se deduzca necesariamente la intención de aceptar. pudiendo ser ésta expresa o tácita. La aceptación puede ser expresa o tácita. En documentos como el CC francés y el espafiol se enumeran casos que se entienden como de aceptación tácita. en cada caso. Nuestro código. L. No se exige forma para la aceptación. dispone que es expresa la acepta- ción que se hace con palabras terminantes. y si no se logra. Ninguno puede aceptar o repudiar la herencia en parte. L. la tácita se desprende de aquellos hechos que pueden razonablemente tomarse como inequívocos respecto a esa aceptación. V. o aque- llos que no podría ejecutar sino con su calidad de herede- ro. JIM y 1657 Cuando la herencia corresponda en común a los dos cónyuges. si ejecuta algunos hechos de que se deduzca necesariamente la intención de aceptar. separándose de esas legis- laciones. no hace catálogo alguno. es menester el acuerdo de ambos para la aceptación o la repudiación. ARTÍCULO 1656. [185] . empero. C. V. es suficiente. Corresponderá al juez. decidirá el juez. por su parte. Algunas legislaciones extranjeras requieren para la aceptación expresa la forma escrita. Nuestro código.

se concluiría que la herencia no se transmite en el momento de la muerte. o que dejara de ser heredero con la llegada de un término. el término y la expresión de "parcial"? La aceptación y la renuncia no pueden hacerse sino del modo prescrito por la ley. ¿debe considerarse eficaz la aceptación o renuncia. Si se admitiera la renuncia condicional. IV. no una parte de la misma. ed. porque una y otra no se refieren a los bienes de que la herencia se compone. 1157 LIBRO TERCERO La doctrina suele fundar este requisito de la indivisibilidad. no se quiere representar. Tampoco es posible fijar un término para la cesación de todo efecto jurídico. Si se admitiera plazo. la aceptación de la herencia quedaría en suspenso por tiempo indefinido. y no del modo que al heredero le plazca hacerla. es necesario precisar cuanto antes la persona del beneficiario.. no puede pretenderse que esos efectos empiecen después. aunque corres- ponda a varios. sino a la herencia misma considerada como universitas. admitir un plazo o una condición sería desconocer la naturaleza de la sucesión. Si se acepta la representación. El a. Si se admitiera una aceptación condicional se aceptaría que la muerte no es la única causa de la transmisión. México. 1976. el heredero deje por su voluntad de serlo. t. no hay que hablar de partes separadas de bienes. El heredero que acepta consciente la adquisición del derecho que se le transmite con todas sus consecuencias. no se admite nada. en el hecho de que el testador o la ley al conferir la calidad de heredero designan un sucesor en todos los derechos y obligaciones del causante. Afirma Rafael Rojina Villegas. Por otro lado. que surgiría si se permitiera que ésta dependiera de condición (Derecho civil mexicano. Suponiendo el caso de aceptación o renuncia parcial. asimismo. que el objeto por el cual se exige que la aceptación y repudiación no sean condicionales o sujetas a plazo. a término o condicio- nal. 4a. En estos términos expresada la cuestión. Sucesiones. sino los de sus acreedores. a quien se impediría ejercitar sus derechos sobre el provecho que el heredero beneficiado puede retraer de la herencia. más allá del cual. ART. 1660 del CC establece el momento desde el cual ha de surtir efectos la manifestación de voluntad del heredero. la aceptación o la repudiación no puede hacerse de una sola parte de la herencia. y no sólo en fracciones de tiempo. p. lo que perjudicaría no sólo los intereses de quien en definitiva hubiera de aceptarla. es que no quede herencia yacente. es siempre una e indivisible. Efectuán- dose la transmisión ipso jure a partir de la muerte del de cujus. lo que ocurriría si se permitiera al heredero aceptar a partir de cierta fecha. sin condicionar ni restringir en forma alguna la aceptación o repudiación de la herencia testamentaria o legíti- ma. evita el problema de la incertidumbre de la aceptación. se admite toda. 238). La aceptación y la repudiación no toleran términos ni condiciones. escogen un representante de su personalidad. De lo que se deduce que si la renuncia y la aceptación se hacen [186] . La continuación de la personalidad jurídica del difunto. y nula o no puesta la condición. si se renuncia. Porrúa. Un efecto de la indivisibilidad de la aceptación es que quienes ya aceptaron la sucesión respecto de su parte no pueden repudiar el suplemento que les advenga.

C. aplicable ya al caso en que son varios los herederos instituidos. y en caso contrario. Por un tiempo se consideró el derecho de los herederos. Madrid. La aceptación lo mismo que la repudiación son actos enteramente libres. L. t. Cada heredero del fallecido. como indivisi- ble. porque los derechos de cada uno son distintos e independientes. Nuestra ley reconoce que pueden aceptar unos y otros repu- diar. Esto no es contrario al precepto que exige que la acep- tación o la repudiación no sea parcial (véase a. tiene un derecho que es independiente de los demás pudiendo libremente decidir sobre la cuota que le corresponde aceptándola o renunciando a ella. La España Moderna. (Véase el a. luego tal renuncia es nula. Se contiene aquí una disposición general. ARTÍCULO 1659.TITULO QUINTO/CAPITULO III MITS. p. ARTICULO 1658. 206). puede cada uno de los transmisionarios aceptar o repudiar su cuota. 1658 y 1459 del modo indicado por la ley son válidas. Así. y aceptan unos y repudian otros. los herederos adquieren derecho a la masa [187] . 1657). e. 1659. Derecho civil teórico y práctico. X.V. y no lo es sólo la condición impuesta (Fran- cisco Ricci. debiéndose poner todos de acuerdo para aceptar o repudiar la herencia que les correspondía.. El código de Uruguay expresa que la aceptación y la repudiación no pueden hacerse sólo en parte. C. pero si la herencia deferida a una persona se transmite a sus herederos. como lo declara el a. podrán aceptar unos y repu- diar otros. ya al caso en que fallece uno de los herederos sin aceptar la herencia. el derecho de hacerlo se transmite a sus suceso- res. Al morir el autor de la sucesión operó una especie de división de la herencia. 1398). porque el requisito de aceptación o repudiación total es relativo a cada heredero con independencia de los demás. y el acuerdo tomado por cualquiera de los herederos en nada afecta a los demás. independientes unos de otros. porque se trata ya de los derechos sucesorios de ellos. A la muerte del autor de la sucesión. 1657. 1922. V. Será la aceptación o repudiación de cada heredero la que en lo individual habrá de cubrir el requisito de indivisibilidad. Si los herederos no se convinieren sobre la aceptación o repudiación. y esos derechos son. transmitiendo su derecho de deliberar y decidir (derecho de optar entre la renuncia o la acepta- ción) a sus propios herederos. de esta segunda hipótesis. p.L. una renuncia condicional es hecha de un modo no permitido por la ley. deben considerar- se nulas. Si el heredero fallece sin aceptar o repudiar la herencia.

Para gozar de estos beneficios. en el que la transmisión opera ipso iure al momento de la muerte del autor de la sucesión. En este sistema es necesario considerar [188] . pero en el cual es necesaria la aceptación. quien acepte por efecto de transmisión sucede por derecho del transmitente. que consiste en que los derechos a la sucesión de una persona se transmiten al momento de su muerte. porque en la masa hereditaria va incorporado el derecho de la heren- cia anterior y la facultad de aceptarla o rechazarla. bien sea expresa o tácita. al no existir renuncia de la herencia. para la aplicación de la hipótesis prevista en este artículo se exigen dos condiciones: que la herencia se halle ya deferida o transmitida. • Respecto de los sucesores del heredero muerto tiene lugar la sucesión por transmisión. tal como le pertenece. L. con el derecho de opción inherente a él. pues. El germánico. 1. de manera que la herencia se transfiere a partir del momento en que se acepta. no por derecho propio: sucede mediatamente. sin haber aceptado ni repudiado la sucesión. Los efectos de la aceptación o repudiación de la herencia se retrotraen siempre a la fecha de la muerte de la persona a quien se hereda. MB y 16•0 Limito TERCERO hereditaria de pleno derecho. que establece la aceptación como elemento esencial de la transmisión.ARTS. por disposición testamentaria o por ser llamado a ella por la ley. y la muerte del heredero. 1288 y 1704). los herederos del que no alcanzó a aceptar o repudiar. con la facultad de aceptar o repudiar la herencia. ARTíCULO 1660. C. y 3. deben previamente aceptar la herencia no aceptada al fallecimiento de este último. esto es. Por tanto. Esta adquisición ipso iure implica las dos siguientes consecuencias: que la posesión y la propiedad de los bienes hereditarios se adquieren por el heredero sin necesidad de aceptación y. Lógicamente. presumiéndose la aceptación. aunque sea un instante después de la muerte del autor de la sucesión.V. En la organización de la transmisión hereditaria pueden observarse tres siste- mas legislativos. que si el heredero muere. 2. deferida la herencia el derecho a ella existe sin importar que el heredero al morir conociese o ignorase su calidad de tal. transmite su derecho hereditario a sus propios herederos. porque los herederos del instituido que muere. sin ningún acto de voluntad (véase comentario a los aa. ejercen un derecho hereditario que le pertenecía a aquél y que les transmite (también ipso iure) por su muerte. es decir. el causan- te de la herencia que no llegó a aceptar o repudiar. y por tanto. que haya muerto o haya sido declarado presuntamente muerto. El sistema mixto. Tales consecuencias se producen aun cuando aquél haya muerto ignorando que se había abierto la sucesión en su favor. El romano.

simplemente su efecto es hacer irrevocable la trans- misión que ya se operó. ocupa su lugar y grado. México.. sin embargo. y de otros como el 1288. Este último sistema es el adoptado por nuestro CC. 1649 y 1704. 1974. En nuestra legislación. como consecuencia. derechos y obligaciones hereditarios. Derecho civil mexicano. 1360. que se convierte en concreta. La repudiación es el acto en virtud del cual el llamado a la sucesión d eclara que rehusa la herencia deferida en su favor.TITULO QUINTO/CAPITLILO UI MITS. al momento de la muerte del autor de la sucesión. La repudiación debe ser expresa y hacerse por escrito ante el juez. es necesario que el here- dero acepte. Por este motivo. En otros términos. cuando el heredero no se encuen- tra en el lugar del juicio. provisional. con la repudiación el heredero es considerado como si no hubiese sido nunca llamado. Para que tal situación se convierta en definitiva e irrevocable. 1429. cuando el heredero manifiesta su voluntad de aceptar en forma expresa. su vocación cae con efecto retroactivo a partir de la apertura de la sucesión. Es ésta la razón por la cual este artículo declara que los efectos de la aceptación de la herencia se retrotraen siempre a la fecha de la muerte del decujus (Rafael Rojina Villegas. se tiene como no nacido el derecho si se repudia. y desde ese momento surge una autónoma vocación en favor de otro. según puede observarse del texto de este artículo. la aceptación de la herencia no trae. sino simplemente para confirmar esa situación jurídica abstracta y general prevista por la ley. L. 1290. la transmisión de los bienes. En cambio en la sucesión intestada opera el derecho de representación (aa. Y. pero. Por consiguiente. 1336). si se acepta. ed. esta transmisión es de naturaleza revocable y. p. queda retroactivamente borrado el carácter de heredero. [189} . Porrúa. Si se repudia la herencia. éstas se retrotraen al día y hora del deceso del autor de la sucesión. por lo tanto. C. irrevocable y definitiva. pero como definitivamente adquirido desde el día y hora de la muerte. amo y 1181 que cuando ocurre la aceptación o repudiación. Los efectos de la repudiación también se retrotraen al momento de la muerte del autor de la sucesión. 238). pues no es un requisito para transmitir los bienes. Si se trata de sucesión testamentaria el que repudia la herencia no transmite derecho alguno (a. ARTICULO 1661. se transmite a los herederos la propiedad y posesión de los bienes del de cujus. Es como si no hubiese existido o como si hubiera muerto antes de la apertura de la sucesión. o por medio de instrumento público otorgado ante Notario. siempre el efecto de la aceptación se retrotrae al momento de la muerte del autor de la herencia. por tanto. V. 1320 y 1609). pero que está sujeta a revocación si el heredero repudia la herencia. 4a. o tácita. pues no puede ser representado.

negándose el repudiante a [190] . debe hacerse en términos claros y precisos. ¿Cúa I es la razón de la formalidad que la ley atribuye al acto de repudiación? Si la aceptación de la herencia.V. Con esto. La repudiación no priva al que la hace. se í ehusa el cargo de ejecutor. la repudiación debe ser expresa y con observancia de ciertas formalidades. La repudiación de la herencia no priva al repudiante del derecho a los legados que le hayan sido dejados. más perturbadoras. 7). Sin embargo. si el repudiante es heredero ejecutor (albacea). mas la renuncia deroga el principio. lo deja sin efecto. 1400). en cuanto renuncia que es. y a la vez una porción hereditaria. y como tales caracteres no se confunden en uno. Es importante que la repudiación conste de manera pública y fehaciente porque con ello se asegura a los terceros interesados (otros llamados) la certeza de poder ejercitar el derecho de aceptación que. Los derechos a la sucesión de una persona se transmite en el momento de su muerte a los herederos. ¿por qué se exige el acto expreso y formal de la repudiación? Como motivos que justifican tal proceder. ARTÍCULO 1662. y no deben nacer de una voluntad tácita.L. la doctrina señala lo siguiente: 1. lo que excluye que pueda hacerse tácitamente (véase comentario al a. y precisa de más formalidad. si no es heredero ejecutor. La repudiación. ISS1 y ABS LIBRO 'TERCERO A diferencia de la aceptación que puede ser expresa o tácita. del derecho de reclamar los legados que se le hubieren dejado. la renuncia es un acto de disposición. les compete. es evidente que renunciando al carácter de heredero puede conservar el de legatario. la ley no impone la obligación de notificar la renuncia hecha a los que tienen interés en conocerla. además.ARTS. que como tal siempre es más grave. asume el doble carácter de heredero por ésta y de acreedor por el importe de aquél. y si el heredero no se encuentra en el lugar del juicio tendrá que ocurrir ante notario y en escritura pública declarar su renuncia. las consecuencias son más violentas. La persona a quien el testador deja un legado. la repu- diación de la herencia lo priva del derecho de reclamar los legados establecidos en su favor. Estas formalidades consisten en la presentación de un escrito ante el juez que conozca del juicio sucesorio. C. que es acto no menos importante que la renuncia puede hacerse también tácitamente. porque herencia y legado son instituciones distintas (véase comentario al a. 4. Por virtud de la aceptación se realiza un acto de adquisición patrimonial. y con la aceptación se confirma esta transmisión. 3. se evitan los fraudes que sin las formalida- des exigidas se podrían cometer. a consecuencia de la renuncia ajena. La justificación de esto se encuentra en que con la repudiación de la herencia. 2. Pero hay que aclarar.

ARTÍCULO 1664. desprecia la voluntad del causante y no merece ser su sucesor. 1664 y 1665 corresponder a la confianza en él puesta por el testador. 1662. El que repudia el derecho de suceder por intesta- do sin tener noticia de su título testamentario.V. Ninguno puede renunciar la sucesión de persona viva. C. porque nadie puede renun- ciar a un derecho cuya existencia desconoce. renunciaba su derecho por testamento para heredar luego ah intestato. la repudiación obra bajo los dos títulos. La renuncia. El que es llamado a una misma herencia por testamento y abintestato. Tip. México.L. sabedor de que es también heredero testamentario. y la repudia por el primer títu- lo. C. L. Lecciones de derecho civil. mea. C. y sin [191] . Admitir lo contrario hubiera sido premiar la malicia del heredero que para librarse de las cargas impuestas por el testador. para después recibir la herencia a título de heredero legítimo. lejos de mostrar gratitud hacia el que lo había instituido. pues en este caso puede aceptar como heredero testamentario. ARTICULO 1665.V. ni enajenar los derechos que eventualmente pueda tener a su herencia. La Europea. VI. El legislador no podía consentir que la voluntad del testador no fuera respetada por el heredero. puede en virtud de éste. V. 448 y 449). de donde resulta justo que se le prive del beneficio del legado. se entiende haberla repudiado por los dos. por lo que se considera como habiendo repud iado también la herencia ah intestato. correspondiéndole por su renuncia la sucesión intestada. repudia su título testamen- tario. sin gravamen alguno.TITULO QUINTO/CAPITULO 111 ARTS. El que renuncia a una herencia que se le defiere por sucesión testamentaria. ARTICULO 1663. Si uno repudia como heredero ab intestato. aceptar la herencia.L.. falta el objeto tanto de la aceptación como de la renuncia. No ocurre lo mismo si repudia como heredero ah intestato sin tener noticia de su título testamentario. pues se entiende que no quiere ser heredero bajo ningún concepto. Si la sucesión aún no se abre. y Lit. si por ser llamado a la sucesión como pariente próximo. lo mismo que la aceptación sólo puede hacerse después de la aper- tura de la sucesión. (Mateos Alarcón. 1900 pp. t. Manuel. pues el derecho sucesorio nace en ese momento.

t. ARTÍCULO 1668. Comentarios al Código Civil español. VIII. 706).. ed. manifestar la voluntad con pleno conocimiento (Manresa y Navarro José María.G. porque no existe todavía la herencia (véanse comentarios a los aa. p. por conducto de sus representantes legítimos. Sólo puede aceptarse o repudiarse la herencia una vez que ha muerto el autor de la misma.MITS. porque el derecho a repudiar nace con la apertura de la sucesión y es independiente de la naturaleza condicional o no de la asignación. 11187 y IBM LIBRO TERCERO objeto no puede existir ningún acto con consecuencias jurídicas. y una amenaza constante a la vida de la persona de cuya sucesión se trate.aceptación o la renuncia de la herencia de una persona viva que se crea muerta. De aquí se sigue que no se puede renunciar a la herencia de una persona viva. El que renuncia a la herencia antes de morir el causante.L. ARTÍCULO 1666. El contenido de este artículo supone la muerte. C. podrá repudiar toda asignación. La aceptación es un acto de voluntad y la voluntad supone el conocimiento de lo que se quiere. se mueve en el vacío. 1291. 326). Reus. 1921. se encuentra en que ellas resultan contrarias a la moral pública y ofensivas a las buenas costumbres. aunque ésta no se haya cumplido. 4a.V. No basta aceptar o repudiar por meras conjeturas sobre la muerte del causante. 111. Sin embargo. Muerta la persona de cuya sucesión se trata. I8415. aunque sea condicional y esté pen- diente la condición.. sise puede aceptar o repudiar la herencia de una persona decla- rada presuntamente muerta (ver comentario al a. se puede renunciar la herencia dejada bajo condición. Conocida la muerte de aquel a quien se hereda. Tan ineficaz es la.G. pero exige más: que el heredero esté cierto de ella. 1826). lo mismo puede decirse de la enajenación de herencia futura. y conocido este hecho por el heredero. Las personas morales capaces de adquirir pue- den. no renuncia a nada porque no tiene derecho a nada. 295 fr. Nadie puede aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de aquel de cuya herencia se trate. Madrid. ARTÍCULO 1667. Algunos autores sostienen que la razón por la que la enajenación y la renuncia de una sucesión futura están prohibidas. I. es necesario estar cierto. acep- [192] . I. ¿orno la de una persona muerta cuando el heredero ignora este hecho.

las primeras. El CC de 1870 y el de 1884. Siempre que la herencia recaiga en personas morales. en este caso se encuentran las personas morales. dentro de un plazo de diez días. Las instituciones de beneficencia privada. y las segundas. 3. La aprobación judicial para la renuncia ha de ser solicitada por los legítimos representantes de las corporaciones a quienes corresponda la herencia. Esto a fin de evitar que sin causa justificada se vean privadas de un beneficio que de obtenerse repercutiría en la colectividad misma. no pueden repudiar la herencia. Esta disposición no fue reproducida en la legislación vigente. IBAS tar o repudiar herencias. pues la repudiación es un acto de enajenación. pues para obrar requieren de representante. Tratándose de corporaciones oficiales. donde se resolverá si se acepta o repudia la herencia. previa audiencia del M P. 77 a 80 de la ley de beneficencia privada). 2. expre- sando en el escrito y justificando después. por estimarse que las personas morales no están asimiladas a los menores y no necesitan que se integre su capacidad con la intervención del MP. para aceptar o repudiar la herencia a ellas deferida deberán observar las siguientes reglas: I. podrá ser aceptada o repudiada por conducto de sus legítimos representantes. La junta de beneficencia privada deberá nombrar un representante jurídico que se apersone de la testamentaría de que se trate. y con esta copia y los demás datos que juzgue necesarios deberá dar cuenta a la junta para el efecto de que se resuelva si se acepta la herencia en nombre de la beneficencia privada. Si la resolución es afirmativa se comunicará por conducto de la junta al representante jurídico. pero tratándose de corporacio- nes de carácter oficial o de instituciones de Beneficencia Privada. Tratándose de establecimientos públicos. Los establecimientos públicos no pueden aceptar ni repudiar herencias sin aprobación de la autoridad admi- nistrativa superior de quien dependan. para el caso de repudiación de herencia dejada a cualquier persona moral. Estos.TITULO QUINTO/CAPITULO III ART. acompañándolo del oficio relativo y aceptará la herencia en nombre de la beneficencia privada (véanse aa. los motivos que inducen a renunciar. sin aprobación judicial. la repudiación requiere de autorización judicial. 4. Hay personas que no pueden aceptar o repudiar personalmente. para repudiar deberán estar investidos de facultades de disposición. sin sujetarse a las disposiciones relativas de la Ley de Beneficencia Privada. previa audiencia del Ministerio Pú- blico. capaces de adquirir. por razones de interés público. deberá rendir informe a la Secretaría de Gobernación. El representante jurídico pedirá copia certificada de las cláusulas relativas del testamento. establecían el requisito de la aprobación judicial e intervención del MP. quien lo hará saber al juez de los autos por medio de escrito. La junta. la aceptación o la renuncia de la [193] .

bajo la conminación de que si no hace declaración al respecto. para que manifieste si acepta o renuncia. Lo mismo puede decirse del heredero llamado por la ley a suceder en lugar del testamentario. 1661). con la consecuente situación de incertidumbre que ello acarrearía y los perjuicios que podrían irrogarse. supues- to que toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario. o un derecho eventual (p. creemos que todo el que tenga un derecho actual sobre los bienes de la herencia (p. o del nombrado en el testamento como sustituto. Lo anormal es que una herencia se repudie. que no hiciese declaración. /LATS. en todo caso. L.V. cada heredero se halla también interesado.e. se faculta a las personas que tuvieren interés en tal declaración para pedir al juez. I. si no lo hace. ARTÍCULO 1669.G. sin declaración del heredero de aceptar o repudiar. se tendrá la herencia por aceptada. pasados nueve días de la apertura de ésta. 1841 y I09 LIBRO TERCERO herencia no será válida mientras no recaiga la aprobación de la autoridad administrativa jerárquicamente superior de quien dependan. se tenga por aceptada la herencia? La explicación a esto se encuentra en que lo normal es que una herencia se acepte. los llamados a suceder por falta de los instituidos o designados en primer término) deben considerarse como interesados. Pero no sólo éstos. se tendrá por aceptada. la vía de jurisdicción voluntaria. ¿Qué personas están comprendidas entre las que tienen interés y pueden utilizar el artículo en examen? Desde luego los acreedores y legatarios. Cuando alguno tuviere interés en que el heredero declare si acepta o repudia la herencia. porque es una situación que generalmente beneficia al heredero y que. C. no pudiendo inferirse del silencio. para que dentro de él haga su declaración. apercibido de que. que el juez fije al heredero un plazo. que no excederá de un mes. En términos generales. que señale al heredero un plazo que no puede exceder de un mes. ¿Cuál es la razón de que transcurrido el término. Para evitar que el heredero mantenga en suspenso su decisión de aceptar o repudiar la herencia. [194] . ¿Por qué vía puede hacerse la petición al juez? Debe hacerse el. no le perjudica. los legatarios). Además no hubiese sido lógico que se apercibiese al heredero.e. en saber si sus coherederos aceptarán o no. toda vez que no hay contención de causa. porque la repudiación debe ser expresa (véase comentario al a. en el sentido de considerar repudiada la herencia. al aceptar. podrá pedir.G.

y 2. de suerte que el llamamiento se considera hecho desde que se abre la sucesión en favor de aquellos a los cuales la herencia se defiere como consecuencia de la renuncia. admitir que el repudiante pretendiera después aceptar sería recono- cer que tiene un derecho que ya no es suyo.95] .G. se altera la cantidad o calidad de la herencia. no puede después pretender la aceptación. Si el heredero [1. Uno de los caracteres de la aceptación y la repudiación es su irrevocabilidad. ésta es irreversible. De los términos de este precepto se desprende que dos son las condiciones precisas para la procedencia de la causa de revocación a que se refiere: I. el cual propia- mente significa que la cesación de la cualidad de aceptante no puede depender de la voluntad del llamado. El que ha aceptado. Que ese testamento altere la calidad o cantidad de la herencia. y no pueden ser impugnadas sino en los casos de dolo o violencia. La aceptación y la renuncia son irrevocables (véase comentario al a. pudiendo señalarse que el que repudia se desprende de su derecho a la sucesión. El heredero puede revocar la aceptación o la repudiación. al tiempo de hacerla. Esto en interés de los terceros acreedores. una vez hechas. 1870 y len ARTICULO 1670. y sería obrar en perjuicio de aquellas personas a quienes la herencia se deferió. Opera aquí el principio tradicional implícito en el ordenamiento jurídico semel heres. no puede ya repudiar.TITULO QUINTO/CAPITULO EH MITS. al tiempo en que éste acepta o repudia la herencia. Que haya testamento desconocido para el heredero. Se permite al heredero revocar la renuncia o la aceptación. pero una excepción a esa irrevocabilidad la constituye el presupuesto contenido en este artículo. de los legatarios y de la estabilidad de las transmisiones hereditarias. emitida la declaración de voluntad de aceptación o repudio. Ahora bien. ARTÍCULO 1671. y el que repudia. uno de sus caracteres esenciales es el de ser voluntarios y libres. semper heres.G. 1670). porque se presume que si hubiera tenido conocimiento del testamento habría aceptado la herencia o la habría repudiado. cuando por un testamento desconocido. El aceptante no puede arrepentirse. La aceptación y la repudiación. por lo consiguiente. La aceptación y la repudiación son actos jurídicos. Si falta alguna de estas condiciones no procede la revocación. son irrevocables. por motivo de la repudiación. Esta misma razón puede aducirse respecto a la irrevocabilidad de la renuncia. I. Puesto que afectan la esfera de los derechos de terceros.

V. y Lit. pues teniendo tiempo para deliberar sobre el partido que más conviniera a sus intereses prefirió aquél que después resultó perjudicial o poco satisfactorio. porque la revocación para proceder requiere que el testamento que apareció haya sido desconocido para el heredero y siendo esto así. C. pueden éstos pedir al juez que los autorice para aceptar en nombre de aquél. L. o modifica en ciertos insignificantes detalles otro anterior. t. y 1673 L121110 TERCERO conocía el testamento. no hay razón alguna que autorice la revocación de la aceptación o la repudiación. no puede hablarse de mala fe. 1572. que consis- te en que el patrimonio del deudor quede afectado al cumplimiento de sus obligaciones. 810). ¿a. Pero. VI. 1671. 2964). V. Si el testamento desconocido sólo explica una cláusula dudosa. Tip. C. México. las reglas relativas a los poseedores. si el heredero revoca la aceptación. qué poseedores se refiere este artículo? Indudablemente a los de buena le. El efecto de la revocación de la aceptación es restituir las cosas al estado en que se encontraban. ARTÍCULO 1673. Manuel. En el caso del artículo anterior. La Europea. habrá de buscarse en el principio de la responsabilidad patrimonial universal. y sin embargo aceptó o repudió. (Mateos Alarcón. ARTÍCULO 1672. observándose respecto de los frutos las reglas relativas a los poseedores. El heredero que pretenda revocar reporta la carga de la prueba. El fundamento de la disposición contenida en este artículo. 1900. tiene derecho de hacer suyos los frutos percibidos. Puesto que el heredero obró de buena fe. debe imputarse a sí mismo las consecuencias de su conducta. devolverá todo lo que hubiere per- cibido de la herencia. dirigidas a la realización de shs créditos. (véase a. sirviendo de garantía a sus acreedores (a. las circunstancias continúan siendo idénticas.ARTS. está obligado a probar que llegó a su noticia el testamento que altera o modifica la cantidad o calidad de la herencia después de haber aceptado o repudiado ésta. 457. pp. 458). De las sucesiones y testamentos. observándose respecto de los fru- tos. si en suma. es decir. L. como el de la mayoría de los preceptos que otorgan a los acreedores facultades sobre el patrimonio del deudor. de suerte que no se altera la cantidad o calidad de la herencia. Si el heredero repudia la herencia en perjuicio de sus acreedores. Para comprender en específico la clara justificación de tal facultad hay que [1961 . Lecciones de derecho civil.

en cuanto baste para hacerse pago de sus créditos. La justificación de esto se encuentra en que el ejercicio del derecho de aceptar de los acreedores precisa la existencia de presupuestos como. forman parte de la garantía general patrimonial. la aceptación sólo aprovechará a los acreedores para el pago de sus créditos. En otras palabras. sino que pertenecerá a los llamados en su lugar. y en favor de los que conforme a la ley o al testamento son llamados a la herencia. Es necesario que medie autorización judicial.TITULO QUINTO/CAPITULO III ARTS.. Cuando el heredero repudia la herencia se desprende de derechos que ya habían adquirido. pero si la herencia excediere del importe de éstos. [197] . es decir. 288) y que al momento de aceptar la herencia. 1873 y 11374 recordar que el heredero adquiere los derechos a la herencia. quienes podrán excluir de la herencia a aquéllos. los bienes hereditarios vuelven al patrimonio del heredero que renunció sólo en cuanto basten para pagar a los acreedores perjudicados. No es requisito que se pruebe que hubo intención de defraudar por parte del deudor. los acreedores aceptarán la herencia. en la medida en que su interés quede satisfecho. los efectos de la renuncia del heredero no pueden perjudi- car a los acreedores. La facultad concedida a los acreedores para aceptar la herencia del deudor repudiante. G. frente a los acreedores del heredero. ARi 1-C1. subsisten en aquella porción de la herencia que se renuncia. 1. tal exceso no aprovechará al repudiante. haciendo pago de sus créditos. que no afecte el pago de los acreedores. oyendo previamente a los demás herederos. de donde se infiere que si la porción repudiada excede el importe de sus créditos. el exceso pertenecerá a quien llame la ley. Probados estos extremos. y si este acto causa perjuicio a sus acreedo- res.11_0 1674. tiene por objeto impedir el perjuicio que la renuncia les produzca. o lo que es lo mismo.c. la existencia del crédito y la insolvencia del deudor que produce o acrecienta la repudiación. Para que pueda hablarse de perjuicio de los acreedores es necesario que la renuncia produzca o agrave la insuficiencia del patrimonio del deudor para hacer frente al cumplimiento de sus deudas.G. éstos tienen derecho a pedir al juez que los autorice a aceptar en nombre de aquél. Por ello. En el caso del artículo anterior. p. desde el momento de la muerte del autor de la herencia (a. y en ningún caso al que hizo la renuncia. los derechos que recibe del autor de la misma ya están en el patrimonio del heredero. el juez autorizará a los acreedores para aceptar la herencia.

466). C. en la hipótesis señalada. El que a instancias de un legatario o acreedor hereditario. La renuncia no pudo causar perjuicio a estos últimos. Los acreedores cuyos créditos hubiesen nacido con posterioridad al acto de repudiación no se encuentran legitimados para ejercer el derecho que concede el a. VI. sin necesidad de nuevo juicio. es claro que no pueden sufrir tal perjuicio los acreedores. Este artículo se funda en la consideración de que la cualidad de heredero es indivisible. porque precisamente el perjuicio es la causa de su derecho a aceptar la herencia que repudió el deudor. la declaración o reconocimiento judicial de un individuo como heredero de otro. Lecciones de derecho civil. y no eran garantía de esos acreedores. porque el heredero contrajo la deuda después de haber repudiado la herencia. El que por la repudiación de la herencia debe entrar en ella. I. t. 1902.G. [198} . falta un presupuesto indispensable para la existencia de tal derecho. cuando los bienes hereditarios no formaban parte de su patrimonio. le atribuye ese carácter respecto de todas las personas que tuvieron derechos y obligaciones con el autor de la herencia. podrá impedir que la acepten los acree- dores. HM y 1177 LIBRO TERCERO ARTICULO 1675. porque el patrimonio del deudor no forma parte del derecho a la herencia a la que se renunció. no pueden ejercer el derecho que les concede el articulo 1673.V. Lit.G. L. 1673. porque no sufriendo ya perjuicio alguno. será conside:- rado como tal por los demás. haya sido declarado heredero. p. es ilógico considerar a un individuo como heredero en sus relaciones jurídicas con determinadas personas. pagando a éstos los créditos que tienen contra el que la repudió. y. ARTiCULO 1676. Los acreedores cuyos créditos fueren posteriores a la repudiación. México. y que no tenga esa misma cualidad respecto de las demás (Mateos Alarcón Manuel. Si la persona a quien debe pasar la porción renunciada paga a los acreedores el importe de sus créditos. y por lo mismo. Tip. hace cesar el derecho de éstos para aceptar la herencia. Aln ÍCULO 1677. La Europea. Por otra parte.ARTS. 11175. La razón es que el fundamento de tal derecho es el perjuicio que la renuncia del deudor ocasiona.

el heredero responde con todos sus bienes. a su vez sean deudores del heredero. si bien coexisten y presentan muchos puntos de analogía. porque toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario. sin tener el peligro de concurrir con los acreedores de los herederos. a fin de asegurarles como garantía del pago de sus créditos el valor de los bienes de La sucesión. y esta situación continúa mientras tales bienes. y en salvaguardar los derechos de los acreedores de la sucesión. si bien limitando su responsabilidad al valor de los que recibió por el beneficio de inventario. porque toda herencia se entiende aceptada a beneficio de inventario.s. mientras no se hace la partición. aun siendo jurídicamente patrimonio del heredero (o del legatario de cosa cierta) se hallan de hecho individualizados y colocados bajo una administración única. Esto implica la separación de los bienes de! autor de la herencia y de los herederos. La aceptación en ningún caso produce confusión de los bienes del autor de la herencia y de los herederos. que no termina sino con la partición. formando. 1171 ARTÍCULO 1678. una masa patrimonial sobre la que tienen aquéllos el mismo derecho que el a. no pueden oponer compensación los terceros de quien el autor de la herencia fuese deudor y que.s se individualiian los bienes relictos inventariándolos.TITULO QUINTO/CA.(dentro de las fuerzas de la propia sucesión). Si una vez liquidada la herencia aparecen nuevos acreedores. Mediante el beneficio de inventario.s hereditaii. las deudas que tuviere el heredero en favor de su causante no se extinguen. 2964 les concedía sobre el patrimonio del causante. Se limita la responsabilidad del derecho en cuanto a las deudas hereditarias Mire uire. Nuestro código apartándose de la doctrina seguida por la mayoría de los códigos europeos e hispanoamericanos establece terminantemente que la "acep- tación en ningún caso produce contusión de los bienes del autor de la herencia y de los herederos. y los acreedores de la herencia no pueden ejecutar sobre los bienes personales del heredero. Viene a obrar frente a los intereses de los acree- dores del causante. la aceptación a beneficio de inventario es un derecho de los herederos. entre otras razones. Hay que señalar que el beneficio de inventario y la separación de bienes. Esto se justifica. para efectos de la satisfacción de los acreedores y luego de los legata- rios. también llamado hendidura separatio- ni. aunque no se exprese. el fin que se persigue es pagar las deudas de la herencia sólo hasta donde alcance el valor de los bienes del difunto. difieren en cuanto a sus fines.PITULO III ART. quedando luego el activo remanente para el heredero: La responsabilidad por deudas hereditarias afecta sólo a los bienes relictos. que han de conformarse con perder aquella parte de sus [199] . se ponen en adminis- tración y se liquidan las obligaciones que les afectan. aunque no se exprese". Por esta separación los acreedores personales del heredero no pueden ejecutar sobre los bienes de la herencia. por la conveniencia de evitar que el heredero asuma responsabilidades que puedan llevarlo a la ruina.

La mujer casada. Es decir. Mas adelante agrega este autor: "Los albaceas también eran designados por la legislación de las Partidas. que no son usados por ninguno de los preceptos del CC". que la Sancionó para asegurar el pago de los legados piadosos. VI. los efectos de ambos institutos son análo- gos: separar el caudal del difunto del caudal propio del heredero. 1900. cuya libertad de disposición se encuentra restringida. 266) escribe: La institución del albaceazgo no era conocida en Derecho romano. mancesores y fideicomisarios. (Lib. A un fin diferente tiende la separación de los bienes. con los nombres de cahazaleros. caps.V. se entiende que se acoge a ese beneficio y por tanto no necesita expresarlo. encargan la administración de la herencia y su liquidación conforme a la voluntad del autor de la misma y según lo dispuesto por la propia ley. México. la "separación de los b ie nes" cubre a los acreedores de la herencia contra el pasivo del heredero. tal como existe entre nosotros y algunos autores opinan que aunque ya se hallaba reglamentada por nuestra antigua legislación. III. si se quiere. aunque no exprese que se acoge al beneficio de inventario. En otros términos: el "beneficio de inventario" cubre al heredero contra la herencia pasiva. podrá serio sin la autorización de su esposo. y aun. sin embargo. t. mayor de edad. p. que cualquiera que sea la fórmula que emplee el heredero para manifestar que acepta. Mateos Alarcón (Lecciones de Derecho civil. CAPITULO IV De los albaceas ARTFCULO 1679. contenidas en la recopilación que lleva el nombre de su autor. XXVI. contra este mismo. siempre se entiende que acepta bajo él. persigue que los bienes hereditarios no puedan destinarse al pago de las deudas particulares del heredero hasta que estén satisfechos los acreedores del causante. No podrá ser albacea el que no tenga la libre disposición de sus bienes. L. [200] .ARTS. 1676 y 1679 LIBRO TERCERO créditos que no pueda satisfacerse con el importe del caudal relicto. especialmente dos decretales de Gregorio IX. responde la separación de bienes frente a los intereses de los acreedores del heredero. C. tit. y citan muchas disposiciones de los Papas relativas al albacea. El albacea es la persona a quien el testador o la ley. Para que la aceptación sea a beneficio de inventario no es menester que el heredero haga declaración alguna. 17 y 19). (op. sin embargo debe su origen al Derecho canónico.

01-. impone a quien lo desempeña. AR I íCULO 1680. finalmente. en otra hipótesis. el impedimento puede surgir por causa de indignidad. IV.— Los que por sentencia hubieren sido removidos otra vez del cargo de albacea. El precepto que se comenta contiene una prohibición para ser albacea a los que no tienen la libre disposición de sus bienes y expresamente declara que la mujer casada. 160 de la 1. 1879 y 1880 di. 1). 11.—Los que hayan sido condenados por delitos con- tra la propiedad. En nuestro derecho positivo el albacea es un auxiliar de la administración de justicia (a. no necesita autorización del marido para desempeñar el albaceazgo. no podrá ser albacea. especifica- ciones para ser removido de él. siempre que sea mayor de edad. designaban a los albaceas como "Los ejecutores de la Ultima voluntad". otros tratad istas afirman que el al bawea es un representante del autor de la herencia a la vez.1FC del DF). a saber: en un caso se trata de verdaderas incompatibilidades existentes entre el ejercicio del cargo de magistrado o de juez. III. Il y III). teniendo en cuenta que el al baceazgo por su propia naturaleza. en la jurisdicción en la que se abra la sucesión excepto que el albacea sea único heredero (fr. p.pronunciada por delito contra la propiedad (frs. por efecto de una sentencia judicial condenatoria que haya decretado en otro caso la remoción del cargo de albacea o bien es conse- cuencia de una sentencia penal. No pueden ser albaceas. que de los herederos. Mientras el precepto inmediato anterior establece quiénes tienen capacidad para ser albacea. la administración de bienes ajenos (el acervo hereditario).. y no falta quien se incline por considerar que el albacea es un uurator honoruol. el impedimento obedece a causas de inhabilitación. excepto ene! caso de ser herederos únicos: I.—Los que no tengan un modo honesto de vivir. Los códigos de 1870 y de I 884. El menor de edad emancipado (ya se trate del varón o de la mujer) porque no tiene la libre disposición de sus bienes. 267).—Los magistrados y jueces que estén ejeiciendo ju- risdicción en el lugar en que se abre la sucesión. Estos impedimentos obedecen a causas diversas. [201] . el artículo a que se refiere esta nota enuncia una serie de impedimentos o prohibiciones para desempeñar el cargo o en su caso. Diversas opiniones se han emitido para explicar la naturaleza del cargo de albacea.TITULO QUINTO/CAPITULO IV MITS. Algunos autores opinan que se trata de un mandato con características especiales.

G. A RTiCUI. los herederos nombrarán a un albacea.0 1681. I. porque quien se encuentra a cargo de la administración de justicia.G. depende de la voluntad del testador. aquellos que no tienen un modo honesto de vivir (fr. se entenderá entonces que entrarán en el ejercicio del cargo sucesivamente en el orden de su nombramiento. La posibilidad de que existan varios albaceas nombrados. conforme a este precepto. la ejecución de una o varias disposiciones determinadas o específicas (p. Este dispositivo se relaciona. para su adecuada interpretación. 1180. a falta o por imposibilidad del designado prime- ramente (ver a. ARTICULO 1682. 1881 y I8S2 LIBRO TERCERO y por tanto están impedidos para desempeñar el cargo. compete al testador. En el artículo que es materia de este comentario. 1 tiene lugar. 1692). [2021 . si no hay albacea nombrado por el autor de la herencia o el designado no desempeña el cargo. IV): El impedimento a que se refiere la fr. pago de ciertos legados y cumplimiento de ciertas obligaciones).G. La designación de dos o más personas para desempeñar el cargo.G. lo cual excluye la posibilidad de que puedan nombrar dos o más albaceas conjuntos. 1. que se cifran en la adecuada gestión y legal transmisión de la propiedad de los bienes de la herencia. Por lo tanto esta disposición es aplicable únicamente en el caso de la sucesión testamentaria y no en la legítima. Por los here- deros menores votarán sus legítimos representantes. como magistrado o como juez. En el procedimiento sucesorio se hallan comprome- tidos el fiel cumplimiento de la voluntad (testamentaria o presunta) del autor de la herencia y el interés público. esto no significa necesariamente que los nombrados hayan de actuar conjuntamente. originan prohi- biciones fundadas en que el desempeño del cargo requiere absoluta honestidad e idoneidad en la administración de bienes ajenos y sobre todo en el auxilio de la administración de justicia.ARTS. Cuando el testador no hubiere designado alba- cea o el nombrado no desempeñare el cargo.c. los herede- ros elegirán albacea por mayoría de votos. se prevé el caso de que el testador designe a un albacea general llamado también universal y que encargue en su testamento a un albacea especial. En efecto. no puede ser al mismo tiempo auxiliar de la propia jurisdicción. Las causas de impedimento por inhabilitación o indignidad. con las dispo- siciones contenidas en los artículos siguientes. Si no lo ha dispuesto expresamente así el autor en su testamen- to. El testador puede nombrar uno o más albaceas.

y no por el número de las personas. La designa- ción se tomará por el voto del heredero o herederos que representen el mayor interés en cuanto a porción hereditaria. y así distinguirlo del albacea testamentario y del albacea dativo. Lo dispuesto en el precepto que se comenta. avalúo y partición de la herencia. la designación de albacea corresponde a los herederos por mayoría de votos. 425. y los relativos a inventario y partición. Por los herederos menores de edad votarán quienes ejerzan sobre ellos la patria potestad o la tutela en su caso (aa. votará en la elección de albacea. 1766 del CC. que es el designado por el juez. Cuando la mayor porción esté representada por menos de la cuarta parte de los herederos. que se agregue al voto de los que representan la mayoría de intereses. el juez en el mismo auto en que haga la declaración de herederos citará a éstos a una junta que deberá celebrarse dentro de los ocho días siguientes en la que hagan por mayoría de votos la designación de albacea. 449 y 537 fr. I. se calcu- lará por el importe de las porciones. para que haya mayo- ría se necesita que con ellos voten los herederos que sean necesarios para formar por lo menos la cuarta parte del número total. sea porque no lo acepte o porque existiere algún impedi- mento. 805 del CPC. en todos los casos de que habla este Capítulo. El tutor del incapacitado. cuando las personas que concurren a la sucesión no comprueban sus derechos a la herencia o cuando no hay acuerdo mayoritario de los herederos. particularmente tratándose del caso previsto en el a. Suele llamarse albacea legitimo (aunque el vocablo no es del todo acertado) a la persona que es designada por los herederos para el cargo. Contiene este artículo las reglas aplicables para el cómputo de la mayoría en las votaciones no sólo para la elección de albacea.a mayoría para este efecto se computará en la manera que ordena el articulo siguiente a cuyo comentario nos remitimos. La mayoría. ARI ftuio [683. En las sucesiones intestamentarias. para formar una decisión válida. debe aplicarse por interpretación extensiva. Hay sin embargo una importante limitación a esta regla general y es la que establece el párrafo segundo de este artículo: siempre se requerirá. los votos de quienes se necesite para formar la cuarta parte del número [203] . a los herederos mayores de edad en estado de interdicción. sino también cuando se trata de lo relativo a los inventados. conforme a lo dispuesto por el a. V del CC).TITULO QUINTO/CAPITULO IV ANIS. cuando sea el caso. que es su representante legitimo en el juicio sucesorio. 1882 y /083 Cuando no hubiere albacea designado por el testador o el que lo hubiere sido no desempeñare el cargo.

no lo dispone expresamente.G. El juez deberá proceder siempre con la mayor prudencia. hacer la designación de albacea. En ambos casos la mayoría se computará por intereses y por personas y cuando no se reúna la mayoría calificada a que se refieren los preceptos anteriores. el juez.G. la mayoría de porciones hereditarias. Si no hubiere mayoría. En la primera. teniendo en cuenta el interés de todos los herederos. y en la sucesión legítima porque conforme con lo dispuesto por los aa.G. cuando el testador no haya designado albacea o cuando ése falte por cualquier causa. 1613. en el supuesto de que el albacea fuere designado por el juez. y ello porque existe la misma razón fundante que en el a. Lo dispuesto en los dos artículos que preceden se observará también en los casos de intestado. [204] . corresponde a los herederos. por aplicación análoga del a.805 y 811 del CPC. y cuando el albacea nombrado falte. 800. 1664 y 1585 LIBRO TERCERO total de herederos. para que consideremos que es aplicable. sea por la causa que fuere. El grupo de herederos que no estuviere conforme con la designación de albacea puede en nuestra opinión nombrar un interventor para que vigile la actuación del albacea efegido por el juez. antes de hacer la elección de albacea. son aplicables tanto en la sucesión testamentaria. ARTÍCULO 1684. el juez hará la designación de albacea. 1728. Aunque el artículo en comentario. el heredero que pareciere más idóneo para el ejercicio del cargo. I. quien elegirá de entre los propuestos. de entre los propuestos. Si no se integrare la mayoría (de personas y de intereses) a que se refiere el artículo anterior. I. y que dicha mayoría se encuentre representada cuando menos por el veinticinco por ciento del número de herederos. 498 relativo a la administración de la copropiedad.G. Este precepto dispone que las normas contenidas en los artículos anteriores respecto al cómputo de la mayoría y a la designación de albacea dativo. deberá oir a los herederos que representan la mayoría de intereses así como a los disidentes. el albacea será nombrado por el juez.ARTE. ARTÍCULO 1685. en los casos en que proceda. la designación de albacea corresponde al juez. como en la sucesión legítima. En otras palabras: se requerirá en las votaciones de herede- ros mencionadas en este precepto.

en defensa de sus intereses. 1378. si el heredero único es menor de edad y no se encuentra bajo patria potestad. V). Bien es cierto que quien administra el patrimonio de los menores de edad y de los interdictos. o es mayor de edad en estado de interdicción. es su representante legal. 391) o por el tutor. enuncia la excepción a la regla general contenida en eta. iy III87 ARTÍCULO 1686. actuando en conformidad con el otro ascendiente o adoptante (en el caso previsto en el a. pues conforme a lo d ispuesto en el a. Si es inca- paz. desempeñará el cargo su tutor. será albacea si no hubiere sido nombrado otro en el testamento. si no hubiere legatarios. Si se trata de un mayor de edad incapacitado o de un menor que no se encuentre bajo patria potestad. Si hubiere legatarios. representarlo en juicio y fuera de él y adminis- trar sus bienes (a. desempeñará el cargo de albacea. Puede ocurrir que la persona instituida no entre en la herencia.G. Por lo tanto en el ejercicio de la patria potestad o de la tutela fas representantes pueden administrar en calidad de albacea el caudal hereditario. conforme a la cual se requiere la capacidad plena de ejercicio para desempeñar el cargo de albacea. 537 fr. Si el heredero único es menor de edad y se encuentra bajo la patria potestad. sólo están investidos de las facultades necesarias para administrar los bienes del menor o del incapacitado que está bajo su cuidado y para representarlo en juicio y fuera de él. es incapaz al propio tiempo para administrar los bienes de la sucesión en la que concurre el interés de otros herederos. Cuando no haya heredero o el nombrado no entre en la herencia. 1378). las mismas facultades corres- ponden al tutor (a. el juez nombrará el albacea. que por hipótesis no puede administrar su patrimo- nio. quien se encuentre en el ejercicio de la patria potestad.TITULO QUINTO/CAPITULO IV MITS. Este dispositivo legal. el testamento será válido aunque no contenga institución de herederos (véase comentario al a. pero también es verdad que quienes ejercen la patria potestad o el tutor de aquéllos. corresponde a quienes la ejerzan. ya sea porque no acepte o porque alguna causa de incapacidad se lo impida. 1679. Parece claro que la razón fundante de aquella regla general es que un menor de edad o un incapacitado. El heredero que fuere único. El precepto debe interpretarse extensivamente en el sentido de que si el heredero único fuere un menor de edad. ARTÍCULO 1687.G. [205] . El juez deberá designar albacea en aquellos casos en que el testador no haya instituido herederos y no hubiere legatarios. 1. cuando pertenece en su totalidad al menor o incapacitado. En estos dos supuestos el juez designará albacea dativo. 425).

ARTS. 1687, 1688 y 1689 LIBRO TERCERO

conforme a lo dispuesto en el artículo anterior, estos tendrán el derecho de
nombrar albacea.
I.G.G.

ARTÍCULO 1688. En el caso del artículo anterior, si hay legatarios,
el albacea será nombrado por éstos.
El artículo que es materia de este comentario, se encuentra relacionado con el
precepto anteror. En efecto, si por disposición testamentaria toda la herencia se
hubiere distribuido en legados, corresponde a los legatarios la elección de
albacea.
Por lo demás deben tenerse presentes las disposiciones de los aa. 1286 y 1391
que respectivamente establecen: "Cuando toda la herencia se distribuya en
legados, los legatarios serán considerados como herederos" y "Cuando no haya
disposiciones especiales, los legatarios se regirán por las mismas normas que los
herederos".
Considera Antonio de lbarrola (Cosas y sucesiones, México, Porrúa, 1957,
p. 437) que "Esta es una situación anormal, aquí el legatario se convierte en el
continuador del patrimonio del autor, porque no podría dejarse el pasivo sin
responsable. sin representante, sin continuador".
En otras palabras si sólo una porción de la herencia se ha distribuido en
legados y el testador no ha instituido herederos de la porción restante, o los
llamados no entran en la herencia por impedimento o renuncia, el nombramien-
to de albacea lo harán los legatarios y no el juez como ocurre en el caso previsto
en el artículo anterior.
Debe tenerse presente lo dispuesto en el articulo que sigue.
1.G.G.

ARTÍCULO 1689. El albacea nombrado conforme a los dos artícu-
los que preceden, durará en su encargo mientras que,
declarados los herederos legítimos, éstos hacen la elec-
ción de albacea.

Cuando sólo hubiere legatarios y el testador no hubiere instituido herederos de
una porción restante de la herencia, los legatarios harán el nombramiento
de albacea, y si el testador no hubiere instituido herederos ni legatarios, el nom-
bramiento lo hará el juez. El albacea nombrado en uno y otro caso, será interino
y permanecerá en funciones mientras se hace la declaración de la herencia en
favor de los herederos legítimos y éstos designan albacea definitivo.
Cuáles son las facultades del albacea interino, la ley nolo dice expresamente,
no obstante, puesto que el cargo es provisorio, debemos entender que el albacea

[206]

TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. 1989, 11390 y 11191

interino no se encuentra investido de las mismas facultades que tiene el definiti-
vo. Este último ha sido nombrado para llevar hasta su conclusión la sucesión
hereditaria, mediante la partición de la herencia y adjudicación de lo que corres-
ponde a los herederos, y en su caso, hasta la entrega de los bienes pertenecientes
a cada legatario.
En nuestro parecer, el albacea interino, se encuentra investido únicamente de
aquellas facultades necesarias para la custodia y conservación del acervo heredi-
tario y para realizar los actos de administración en cuanto sean necesarios o lo
exija la conservación del caudal de la herencia, incluyendo la representación de
la sucesión ya sea en juicio, o fuera de él, en la medida en que sea indispensable
para alcanzar aquellas finalidades de custodia y conservación de los bienes
relictos.
1.G.G.

ARTÍCULO 1690. Cuando toda la herencia se distribuya en lega-
dos, los legatarios nombrarán el albacea.
Afirma Rojina Villegas que el albacea representa a la vez a los herederos, a los
legatarios y a los acreedores de la herencia. (Compendio de derecho civil,
México, Antigua Librería Robredo, 1863, t. 11, Bienes, derechos reales y
.sucesiones, p. 331). Podría afirmarse, tal vez con mayor acierto, que el albacea
representa a los herederos y legatarios frente a los acreedores.
Cualquiera que sea el punto de vista que sobre el particular se adopte, cuando
no hay albacea nombrado ni hay herederos, porque toda la herencia se ha
distribuido en legados, son los legatarios quienes designarán el albacea que
habrá de representarlos y quien se encargará de hacer el pago de los legados.
La persona que elijan para desempeñar ese cargo, será albacea definitivo, con
toda clase de facultades de representación de los legatarios que se requieran,
para llevar al cabo los actos de liquidación del acervo hereditario y entrega de
los bienes que corresponda a cada uno de los legatarios, conforme a lo dispuesto
por el testador. I.G.G.

ARTÍCULO 1691. El albacea podrá ser universal o especial.

Atendiendo a las funciones que desempeñan, este precepto clasifica a los
albaceas en dos grupos: universales y especiales. A estos últimos el CC español,
llama particulares.
No hay duda de que se diferencian ambos, por la extensión de sus
atribuciones, pues los particulares están facultados para cumplir lo relati-
vo a funerales, mandas piadosas y alguna otra misión que especialmente
les encomendara el testador y los albaces universales tienen facultades

[207]

ARTS. 1891, ION y 11193 LIBRO TERCERO

más amplias, porque está a su cargo el cumplimiento del testamento,
hasta dejar consumada la sucesión mortis causa, otorgándoles la repre-
sentación del caudal, administrando los bienes y dándoles el destino
ordenado por el causante. (Valverde y Valverde, Calixto, Tratado de
derecho civil español. Valladolid, 1939, t. V, parte especial, Derecho de
sucesión mortis causa, p. 354).
I.G.G.

ARTICULO l 692. Cuando fueren varios los albaceas nombrados, el
albaceazgo será ejercido por cada uno de ellos, en el orden
en que hubiesen sido designados, a no ser que el testador .

hubiere dispuesto expresamente que se ejerza de común
acuerdo por todos los nombrados, pues en este caso se
considerarán mancomunados.
Cuando el testador designa a varias personas para desempeñar el cargo de
albacea, deberá entenderse que cada lino de los designados entrará a desempe-
ñar el cargo sucesivamente, en el orden de su designación, a falta o por
imposibilidad del nombrado inmediatamente antes. Se dice entonces que la
designación de albacea es sucesiva y tal es la regla a seguir, a falta de otra
disposición del testador.
Para que el a lbaceazgo sea ejercido conjuntamente por las personas a quienes
él ha confiado el cargo, es necesario que éste así lo disponga expresamente.
Esta acepción del vocablo "mancomunados" en materia sucesoria, difiere
completamente del concepto de mancomunidad usado en el derecho de las
obligaciones; puesto que en el caso previsto por el artículo que se comenta, la
idea de mancomunidad se opone al ejercicio sucesivo del cargo.
I.G.G.

ARTÍCULO 1693. Cuando los albaceas fueren mancomunados sólo
valdrá lo que todos hagan de consuno; lo que haga uno de
ellos, legalmente autorizado por los demás, o lo que, en
caso de disidencia, acuerde 91 mayor número. Si no hubiere
mayoría, decidirá el juez.

Cuando los albaceas sean mancomunados, forman un cuerpo colegiado y todos
deben concurrir a la realización de la actividad del albaceazgo; es decir, han de
actuar juntamente, lo cual no significa unanimidad de pareceres, sino que deben
prestar su colaboración para la formación de la voluntad colectiva de los
albaceas, que se integran por el consenso general o por la mayoría de opiniones
coincidentes.

[208]

TITULO QU1NTO/CAFITLTLO IV ARTS. 1893, 1894 y 1895

De esta manera la actuación de uno de los albaceas será válida si cuenta con la
autorización de los demás o de la mayoría, y en caso de que ésta no pudiere
obtenerse, se requerirá la autorización judicial.
De la lectura del precepto que se comenta, se concluye que es la concurrencia
de voluntades de todos los albaceas mancomunados la que preferentemente
debe obtenerse para la validez de los actos que éstos ejecuten, y sólo después de
agotada esta posibilidad se recurrirá a la voluntad mayoritaria. El juez prestará
su autorización únicamente a falta de mayoría de pareceres.
En este cuerpo colegiado el principio cardinal de la formación de la voluntad
es el de unanimidad de pareceres y de la concurrencia de actuaciones, y el
principio de la mayoría se aplica cuando no es posible el consenso general. La
voluntad judicial decidirá, subsidiariarnente si no se logra mayoría.
I.G.G.

ARTÍCULO 1694. En los casos de suma urgencia, puede uno de los
albaceas mancomunados practicar, bajo su responsabili-
dad personal, los actos que fueren necesarios, dando
cuenta inmediatamente a los demás.
Según se puede ver de la lectura del artículo anterior, el sistema que sigue
nuestro CC en cuanto al desempeño de los albaceas mancomunados, es el de la
actuación concurrente, o "de consuno", aunque como se expresa en el comenta-
rio correspondiente, la diversidad de opiniones puede ser superada a través de la
mayoría, y a falta de ésta, por decisión judicial. El artículo que es materia de este
comentario confirma el principio.
En efecto, ninguno de los albaceas designados para actuar mancomunada-
mente puede realizar por sí acto alguno en representación de la sucesión, si no se
encuentra debidamente autorizado para ello por los demás albaceas o por la
mayoría de ellos, conforme al artículo anterior.
En un caso excepcional, podrá actuar prescindiendo del consenso de los demás
albaceas: cuando se trata de un "caso de suma urgencia". Entonces actúa bajo su
responsabilidad.
Se entenderá que el caso es de suma urgencia cuando de no actuar el albacea
se causarían daños al caudal de la sucesión; es decir, sólo cuando exista peligro
de que se produzcan menoscabos en el acervo hereditario, podrá uno sólo de los
albaceas actuar conforme lo dispone este precepto, siempre que ante la inminen-
cia del riesgo, no pueda obtenerse la opinión de los demás albaceas.
I.G.G.

ARTICULO 1695. El cargo de albacea es voluntario; pero el que lo
acepte, se constituye en la obligación de desempeñarlo.
[2091

ARTS. IBM, LUC y IS97 LIBRO TERCERO

Nadie está obligado a aceptar el cargo de albacea; por ello se dice que es un
cargo de aceptación voluntaria. La obligación de desempeñarlo, es consecuen-
cia de la libre manifestación de voluntad de cumplir las obligaciones que el
cargo impone.
La aceptación del cargo es la manifestación de voluntad y el deseo de quedar
obligado, en la medida en que el cargo impone a quien lo ha aceptado, a diversos
deberes y responsabilidades.
La aceptación impone al albacea la responsabilidad, en caso de incumpli-
miento de las obligaciones de él derivadas, de reparar los daños y perjuicios que
por su culpa o negligencia se cause a los herederos y legatarios.
I.G.G.

ARTÍCULO 1696. El albacea que renuncie sin justa causa, perderá
lo que hubiere dejado el testador. Lo mismo sucederá
cuando la renuncia sea por justa causa, si lo que se deja al
albacea es con el exclusivo objeto de remunerarlo por el
desempeño del cargo.
El albacea puede renunciar al cargo. El albacea cuya renuncia no obedezca a
justa causa pierde el derecho a participar de la herencia, si fue instituido
heredero por el testador. En este caso la renuncia no justificada es causa de
caducidad del derecho a heredar, impuesta como una sanción por el incumpli-
miento de los deberes que derivan de la aceptación del cargo de albacea.
Cuando la renuncia obedece a una justa causa y lo que el testador deja al
albacea es a título de remuneración por desempeñar el cargo, el renunciante
pierde lo que le correspondería en la herencia o el legado remuneratorio. Es un
supuesto de falta de causa civilis obligandi para recibir la remuneración.
Al respecto Castán Tobeñas, citando a Gatti, escribe:

La voluntariedad del cargo, no se encuentra afectada por la circunstancia
de que el rehusamiento acarree la indignidad para suceder, ya que la
sanción impuesta por el legislador, tiene un doble fundamento: a) la
presunta voluntad del causante, pues se entiende que si ha hecho alguna
disposición de bienes en favor del ejecutor testamentario, lo fue con la
finalidad de compensar el trabajo -que debe realizar; y h) en la incorrecta
actitud del designado que no ha correspondido a la prueba de confianza
dispensada por el testador. (Derecho civil español común y foral, Madrid,
Reus, 1973, t. VI, Derecho de sucesiones, vol. II, p. 349).
I.G.G.

ARTICULO 1697. El albacea que presentare excusas, deberá hacer-
lo dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo
[210]

La no aceptación exime por sí misma del ejercicio del cargo y no requiere. de una previa calificación judicial. La excusa se distingue de la no aceptación del cargo en que ésta es una libre manifestación de voluntad de no tener la intención de entrar en el ejercicio del albaceazgo independientemente de que exista o no una causa que justifique la no aceptación. Si presenta sus excusas fuera del término señalado. Por ello.—Los empleados y funcionarios públicos. en nuestro parecer. la persona designada para desempeñar el cargo de albacea puede pedir que se le releve de su desempeño. porque hacer valer la excusa es el ejercicio de un derecho. I. ll.—Los militares en servicio activo. Lo mismo puede decirse de la renuncia. el albacea dispone de seis días contados a partir de la notificación de su nombramiento. a partir de aquél en que tuvo noticia de su nombramiento. Aquélla es un derecho que puede invocarse facultativamente para eximirse del ejercicio del cargo.G. responderá de los daños y perjuicios que ocasione. por lo que. o si éste le era ya conocido. Es evidente que para presentar su excusa el albacea debe conocer en todo caso que ha sido nombrado. para presentar la excusa que tuviere. ARTICULO 1698. el impedimento es una prohi- bición establecida por la ley para ejercer el cargo de albacea. para presentar la excusa que lo exima del ejercicio del cargo. {211] .TITULO QUINTO/ CAPITULO IV ARTS. 1897 y 1898 noticia de su nombramiento. El precepto es confuso en su redacción. El CC considera que en ciertos casos. éste. es un obstáculo legal para desempeñarlo que tiene forzosamente que hacerse valer. el precepto señala un término de seis días al albacea designado.G. El impedimento. dentro de los seis días siguientes a aquel en que tuvo noticia de la muerte del testador. cuando dispone que el plazo de seis días debe contarse a partir de la fecha de la muerte del testador si ya conocía su nombramiento. se distingue de la excusa. Pueden excusarse de ser albaceas: I. para que proceda la exen- ción. La excusa es la dispensa o exención de cumplir una obligación o un deber. y también será necesario que sea el juez que conoce de la sucesión hereditaria quien debe dar al albacea noticia de su designación. como la excusa. pueden pedir al juez que les exima dei desempeño del cargo de albacea. Las personas que se encuentran comprendidas en alguno de los supuestos previstos como causa de excusa (ver artículo siguiente). ya que mientras ésta puede hacerse valer voluntariamente por quien quiera emplearla.

El albacea que estuviere presente mientras se decide sobre su excusa. MB y 1899 LIBRO TERCERO 111.G. o por no saber leer ni escribir.—Los que fueren tan pobres que no puedan atender el albaceazgo sin menoscabo de su subsistencia. no tendrá derecho a participar en la herencia aunque la excusa se declare procedente. 1696 al cual se remite el precepto en comentario.G. se pueden clasificar en aquellas que obedecen a la prestación de un servicio público. y finalmente las que ocurren por encontrarse desempeñando otro albaceazgo. Si el albacea ha sido instituido heredero o legatario con carácter remunerato- rio por el desempeño del cargo. IV.G. por ello no procede la aplicación extensiva o interpretación analógica del precepto en comentario. según se explica en el comentario al a. etc. con el propósito de dar razón de su fundamento. por aplica- ción de la pena establecida en el a. [212} . son limitativas. 1. que no es otro sino la imposibilidad o la dificultad material o de hecho (ocupación. las que obedecen a mala salud o analfabetismo. si a la vez ha sido instituido heredero o legatario.G. V.—Los que tengan sesenta años cumplidos.—Los que tengan a su cargo otro albaceazgo. no puedan atender debidamente el albaceazgo.—Los que por el mal estado habitual de salud. 1698. al servicio de la milicia. Falta la causa de la remuneración. 1. se califica de procedente. Del elenco que contiene este dispositivo se desprende que nuestro legislador admite la dispensa para el desempeño del albaceazgo.) para atender con la debida puntualidad y diligencia el cumplimiento de las obligaciones que el cargo impone. las que derivan de edad avanzada. edad avanzada. no caduca su derecho a participar en la herencia. Por el incumplimiento del deber de hacerse cargo temporalmente del alba- ceazgo —mientras se califica la excusa"— el albacea perderá el derecho a participar en la herencia. debe desempeñar el cargo bajo la pena establecida en el artículo 1696. Si la excusa que presenta el albacea.ART. precariedad de salud. las que se originan en pobreza externa. ARTíCULO 1699. solamente cuando concu- rre una de las causas citadas que se han tratado de clasificar en esta nota. Las causas de excusa que menciona este artículo. Las causas de excusa que pueden ser invocadas para eximirse del desempeño del cargo de albacea. si ha sido instituido heredero o legatario. V1.

1700. de allí se deriva que no es delegable. Si el cumplimiento del legado dependiere de plazo o de alguna condición suspensiva. respondiendo de los actos de éstos. es la de ser personalísimo. Podrá servirse de auxiliares que bajo su dirección realizen determinadas actividades. auxiliares. El albacea no podrá delegar el cargo que ha recibido. ni por su muerte pasa a sus herederos. I. ARTÍCULO 1702. por ser inherentes a las fundaciones de albacea. Una de las notas que caracteriza al cargo de albacea. debe responder. I. Las relaciones internas entre tales subordinados o apoderados y el albacea. 1701 y 1702 ARTÍCULO 1700. De conformidad con lo dispuesto en el a. mandatarios o personeros.G. [213] . podrá el ejecutor general resistir la entrega de la cosa o cantidad. bajo la responsabilidad del albacea. en el segundo caso.G. pero deberá responder personalmente ante los herederos y legatarios. por los actos que ejecuten las personas a quienes ha designado como empleados. 1691. es decir. de que la entrega se hará en su debido tiempo. Entre esos deberes está comprendida la elección de personas idóneas para la ejecución de hechos o actos de cuyas consecuencias. el albacea puede ser universal o especial. dere- chos y obligaciones que conformen el acervo hereditario. pero en todo caso. El albacea no puede designar persona que lo sustituya en sus funciones.G. dando fianza a satisfacción del legatario o del ejecutor especial. Podrá también corno albacea otorgar poderes dentro de sus facultades. El albacea general está obligado a entregar al ejecutor especial las cantidades o cosas necesarias para que cumpla la parte del testamento que estuviere a su cargo. En el primer caso asume la administración de todos los bienes.G. que debe responder ante aquellas personas cuyos intereses le han sido confían- dos. ARTÍCULO 1701. puede hacerlo por mandatarios que obren bajo sus órdenes. (herederos y legatarios) por los daños que les causa la más leve falta de atención o de cuidado en la gestión del albaceazgo. no exime a este último de ninguna manera del deber de desempeñar el cargo con la diligencia de un cuidadoso padre de fa milia. el albacea se encarga de ejecutar una o varias disposiciones testamentarias relati- vas al destino de bienes específicamente determinados. pero no está obligado a obrar personalmente.TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS.

sino sobre bienes determinados de la herencia.G. 205 se refiere a la muerte de uno de los cónyuges. salvo lo dispuesto en el artículo 205. ARTíCULO 1703. conforme al a. El derecho a la posesión de los bienes heredita- rios se trasmite. VI. a nombre del legatario.G. a los herederos y a los ejecutores universales.G. [214] . puede pedir que el albacea garantice la ejecución del legado. La salvedad establecida en el a. Desprendido de la regla general establecida en el a. I. I. en cuyo caso el supérstite asume de inmediato la posesión y administración del fondo social con la intervención del representante de la sucesión. o a través del ejecutor nombrado por el testador para cumplir el legado. mediante hipoteca cuya constitución se exigirá por sí. 1. Lo dispuesto en el precepto que se comenta. Conforme a lo dispuesto en el a. que no goza del derecho de vigilar la administración de la herencia. puede considerarse como un acto específico que no sólo conserva el derecho a percibir el legado cuando se cumpla la condición impuesta por el testador o se venza el plazo fijado por éste. este articulo establece el derecho a la posesión de los bienes a partir de la muerte del autor. c. pues no adquiere derechos al acervo hereditario. 2935 fr. 1900. Cuando el testador ha designado un ejecutor especial para la ejecución del legado. p.1702.G. 1942. t. Enseña Mateos Alarcón (Lecciones de derecho civil. IV para asegurar el pago del legado. ARTíCULO 1704. la constitución de la hipoteca necesaria en favor del legatario. el acreedor puede ejercitar todos los actos conservatorios de su derecho. México.G. sino que además garantiza el cumplimiento del legado (ver comentario al artículo si- guiente). 1290. por ministerio de la ley. desde el momento de la muerte del autor de la herencia. El ejecutor especial podrá también. 291) que el albacea y los herederos pueden nombrar un interventor "para vigilar los actos de administración del albacea e impedir con oportunidad los que pudiesen perjudicar ese mismo interés (de los herederos)".G. exigir la constitución de la hipoteca necesaria. éste podrá exigir al albacea.-n los términos del testamento. la obligación de dar fianza a satisfac- ción del legatario si se tratare de un legado sujeto a condición suspensiva o a plazo. El legatario. 1703 y 1704 LIBRO TERCERO El precepto impone al albacea o ejecutor.ARTS.

así de la heren- cia como de la validez del testamento. VI. El albacea debe deducir todas las acciones que pertenezcan a la herencia.—La formación de inventarias. V111. esto es. 3076 (del CC de 1870 que contiene la misma disposición que el precepto en comentario) dice que el albacea puede deducir todas las acciones que pertenezcan al autor de la herencia y que no se hayan extinguido por su muerte. p. V II. (Anales de jurisprudencia.. Son obligaciones del albacea general: 1. p.—La de representar a la sucesión en todos los juicios que hubieren de promoverse en lu nombre o que se promovieron contra de ella. estos actos son obligatorios para él. Facultades de los." (Lecciones de derecho civil.G. Sobre este particular.—La administración de los bienes y la rendición de las cuentas del albaceazgo. en juicio y fuera de él. [215] . Es pues bien claro que la defensa de la herencia corresponde al albacea. 280). t. t. es atribución propia del albacea. aparece la siguiente ejecutoria del TSJ del DF. ARTICULO 1706.. 1V.) I. IX. El albacea puede deducir todas las acciones que pertenecieron al autor de la herencia y tiene la facultad de defender en juicio y fuera de él así la herencia como la validez del testamento y conforme a derecho. 1705 y 1708 ARTICULO 1705. II. México.—La presentación del testamento. Las demás que le imponga la ley. inclusive el juicio de garantías. por lo cual es evidente que el ejercicio de los recursos correspon- dientes.—La partición y adjudicación de los bienes entre los herederos y legatarios.. V.. Mateos Alarcón comenta que "el a.G. 111. VI. Albaceas. 155.TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. Legitimación. El aseguramiento de los bienes de la herencia. 11. 1900. En el índice general (1980) de anales de jurisprudencia.—La defensa. hereditarias y testamentarias.. tiene la suma de facultades necesarias para hacer efectivos los derechos que tenía el testador durante su vida y que se han transmitido a sus herederos. El pago de las deudas mortuorias.

propondrán al juez la distribución provisional de los productos de los bienes hereditarios. I. ésta debe substanciarse en forma incidental. cuyo cumplimiento es de tal importancia que su violación produce la separación del cargo. En efecto. Con ello se pone de relieve que el legislador ha querido evitar la acumulación en poder del albacea de los rendimientos de los bienes que constituyen el caudal [216] . Este artículo concuerda con el 854 del ('PC cuya redacción es muy similar. Contiene el precepto una obligación del albacea no comprendida en la que enuncia el artículo anterior. señalando la parte de ellos que cada bimes- tre deberá entregarse a los herederos o legatarios. practicar el avalúo de los bienes que la integran. formular el proyecto de partición y adjudicación del caudal de los herederos.G. El juez. dentro de los quince días siguientes a la aprobación del inventario. el proyecto se pone a la vista de los interesados por el término de cinco días. asi como la de rendir la cuenta anual del albaceazgo (a. Tiene el administrador de los bienes relictos. que forman un patrimonio en liquidación y por lo tanto integran el elenco de obligaciones que contiene el pre- cepto que se comenta. observando el procedimiento fijado por el Código de la materia. previo inventario de los mismos. Los albaceas. salvo el agregado de que la distribución de los productos se hará en efectivo o en especie. este artículo enumera las obligaciones y responsabilidades del albacea en la radicación. según corresponda. como obligaciones aparte de la presentación del testa- mento: asegurar los bienes de la herencia. aprobará o modificará la proposi- ción hecha. será separado del cargo a solicitud de cual- quiera de los interesados. representar dentro y fuera del juicio a la sucesión hereditaria defendiendo sus intereses. La ley le impone la obligación de caucionar su manejo (a. 1708). ARTíCULO 1707. Si existe alguna inconformidad. pagar las deudas que sean a cargo de la herencia. defensa y final adjudicación de los bienes que integran la masa hereditaria. 1700 y 1707 LIBRO TERCERO Con detalle. no cubra a los herederos o legatarios lo que les corresponda.G.ARTS. aprobado el inventario. 855. El albacea que no presente la proposición de que se trata o que durante dos bimestres consecutivos. mantenimiento. los herederos y legatarios tienen derecho a percibir (bimestralmente) los productos de los bienes que les correspondan hasta que se proceda a la adjudicación. 1722). sin justa causa. Según lo dispuesto en el 'a.

la formación previa del inventario es la base para la constitución de la garantía requerida por este artículo. Dada la importancia del encargo que el albacea asume. con fianza. parecen excesivos y ello contribuye seguramente [217] . es forzosa la garantía de su manejo por medio de fianza. —Por el importe de la renta de los bienes raíces ene! último año y por los réditos de los capitales impuestos. como ya hemos dicho.—Por el de los productos de las fincas rústicas en un año.—Por el valor de los bienes muebles. En efecto. deberá ajustarse a las bases establecidas en él. ARTICULO 1708. y J.G. Con frecuencia. conforme a las bases siguientes: 1. desde luego. Las bases que este artículo establece son acumulativas y responden a la naturaleza y valor de los bienes objeto de la transmisión. ll. Se infiere que para ello deben concluirse el inventario y avalúo de los bienes de la herencia dentro de un término de 60 días (aa. hipoteca o prenda. M. durante ese mismo tiempo. y demás efectos muebles. 1712 del CC y 816 del CPC). en cual- quier caso.G.--En las negociaciones mercantiles e industriales por el veinte por ciento del importe de las mercancías. 60 días para formar inventarío y avalúos. dentro de los tres meses contados desde que acepte su nombramiento. calculados por peritos o por el término medio en un quinquenio. El albacea también está obligado. 1V. que si bien no responde estrictamente a lo dispuesto y prevenido en estas cuatro fracciones supone. a elección del juez. los interesados deberán aceptar la constitución de la garantía por un monto aproximado. no obstante. 1707 y 1700 hereditario y que los herederos y legatarios instituidos reciban lo que produce el caudal relicto en la proporción que a cada uno corresponde. A. a garantizar su manejo. Es explicable que el precepto en cita conceda esta facultad de elección al albacea pero. para garantizar debidamente el interés de los herederos. a su elección. Ambos plazos.G.TITULO QU1NTO/CAPITULO IV AlRTS. hipoteca o prenda. El CPC concede. El otorgamiento de la garantía debe hacerse precisamente ante el iuez del conocimiento y desde luego con la aceptación y conformidad de los coherederos y la respectiva autorización de aquél. el artículo en comentario concede 90 días (tres meses) para garantizar el manejo. según elija. 1. un margen razona- ble de seguridad conforme al conjunto de circunstancias del caso. calculado por los libros si están llevados en debida forma o a juicio de peritos. 111.

sino respecto de sus herederos. pero no en relación con el testador. Ello obedece en primer lugar a que la porción hereditaria puede garantizar la responsabilidad del albacea en la administración de la herencia. pero los herederos. Cuando el albacea sea también coheredero y su porción baste para garantizar. Puede suceder asimismo que el albacea renuncie a sus derechos heredita- rios.M. y decida continuar en el cargo. fincas rústicas y negociaciones mercantiles o industriales.ARTS. una prórroga especial. entonces será forzosa la constitución de garantía en los términos consignados en el artículo anterior. Las cualidades personales del albacea que el testador tuvo en cuenta para su designación. vuelven a cobrar relevancia en esta disposición. El cálculo del importe de la garantía se hará en relación con la suma de las bases establecidas en las cuatro fracciones porque el inventario puede compren- der al mismo tiempo bienes raíces que produzcan renta.M. mientras que conserve sus derechos hereditarios. como herederos. ARTÍCULO 1710. la ley toma en cuenta que el albacea tiene interés común con los demás herederos en la administración de los bienes hereditarios. J. no estará obligado a prestar garantía especial. Es sólo a los herederos a quienes incumbe esta facultad.G.G. sean testamentarios o legítimos. estará obligado a dar fianza. J. conforme a lo dispuesto en el artículo que precede. el que está en juego en la gestión del albacea. y ello represen- ta una acertada disposición del legislador puesto que es el interés de ellos.A. inmuebles. 1708. El testador no puede librar al albacea de la obligación de garantizar su manejo. tienen derecho de dis- pensar al albacea del cumplimiento de esa obligación. En segundo lugar. hipoteca o prenda por lo que falte para completar esa garantía. Una excepción a la obligación de prestar la garantía consignada en el artículo anterior se encuentra establecida en este precepto que releva de su otorgamiento al albacea cuando es coheredero. ARTÍCULO 1709. Expresamente este artículo priva de efectos a las disposiciones testamentarias en las que el testador dispensa al albacea de la obligación de garantizar su manejo. El albacea puede gozar de la [218] . (Véase el a. 1709 y 1710 LIBRO TERCERO a prolongar un juicio que de suyo resulta largo.A. Si su porción no fuere suficiente para pres- tar la garantía de que se trata. 1687). Mejor hubiese sido reducir el plazo y conceder. para casos excepcionales.

J. Sin embargo. 770 del CPC. 771 y demás relativos del código procesal.G. El articulo en cita.1. 8 6 del CPC. En todo caso el procedimiento sucesorio debe iniciarse ante el juez de lo familiar que corresponda. cualquier heredero podrá remover la formación del inventario incluso en forma simultánea al trámite de la remoción.M.A.A. antes de formar el inventario. 1710. EI término señalado es de 60 días según el a. 790 CPC). 1712 y 1713 misma confianza que inspiró al testador para que los herederos le releven de la obligación de otorgar la garantía de su gestión.según lo previsto en este articulo o no hay albacea nombrado. debe presentarlo dentro de los ocho días siguientes a la muerte del testador. La posibilidad de adopción de medidas urgentes para la conservación de los bienes se encuentra prevista en el a. ARTÍCULO 1712. El albacea. M. si el albacea no presenta el testamento .G. J. 1711. 816 a 821 del CPC. No hay sanción expresa para los casos de omisión de la presentación del documento en el término establecido y realmente parece un plazo demasiado corto cn relación con los términos para la formación de inventarios o constitu- ción de garantía. . no permitirá la extracción de cosa alguna. será removido. ARTÍCULO 1713. Si el albacea ha sido nombrado en testamento y lo tiene en su poder. o con mayor razón aun si es el caso de intestado. ARTÍCULO 1711. el Juez debe nombrar un interventor luego que tenga conocimiento de la defunción según el procedimiento establecido en los aa. Así. si no es que conste [219] . El testamento se presenta ante el juez que conocerá de la sucesión (a. El procedimiento para !a formación del inventario debe ajustarse a lo dispuesto en los aa. A. es muy similar al 1750 de este mismo cuerpo legal y su reiteración no parece justificada. El albacea debe formar el inventario dentro del término señalado por el Código de Procedimientos Civi- les.O. M. Si ello ocurre.TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. El incumplimiento de esta disposición constituye causa de remoción del albacea. Si no lo hace. 769. es claro que la incierta situación que sucede al fallecimiento del autor amerita la imposición de plazos breves para la seguridad de los bienes de la herencia.

aunque exista un principio de prueba que presuma su ajena propiedad. A RTICU LO 1715. Constituyendo la custodia y conservación de los bienes una de las obligaciones principales del albacea. si es el caso de que el autor de la herencia haya sido comerciante. M. La propiedad de los bienes debe hacerse constar poralgún medio indu- bitable según las reglas del derecho civil.A. promovido por cualquiera de los herederos. su infracción lo hace responsable de los daños y perjui- cios que se causen a los herederos. un nota que indique la pertenencia de la cosa. cuando su propiedad no conste por documento público.A. es de primordial importancia dentro de la obligación general de su conser- k ación y custodia de los bienes relictos.G. J. para que la propiedad se discuta en el juicio correspondiente.A. No constando la propiedad de la cosa por medio indubitable según lo dispuesto en el artículo anterior.G. M. su pertenencia debe dilucidarse en el juicio correspon- diente evitando en el entretanto su substracción de la masa hereditaria. La comprobación de su irregular proceder deberá hacerse en el incidente respectivo. Ello será frecuente en el caso de bienes muebles. En todos estos casos el albacea debe abstenerse de entregar los bienes respectivos y su actuación debe limitarse a anotar cuidadosamente la posible pertenencia de la cosa y esperar a que su propiedad se dilucide en el iuicio respectivo que debe incoar quien las reclame como propietario de ellos.ARTS. o del derecho mercantil. si el autor de la herencia hubiere sido comerciante. AR I CU LO 1714. La infracción a los dos artículos anteriores. el albacea se limitará a poner al margen de las partidas respectivas. En cualquier caso. 1713. Cuando la propiedad de la cosa ajena conste por medios diversos de los enumerados en el artículo que precede.G.M. La facultad del albacea de impedir la extracción de bienes del acervo heredita- rio. hará responsable al albacea de los daños y perjuicios. J. [220] . 1714 y 1715 LIBRO TERCERO la propiedad ajena por el mismo testamento. por instru- mento público o por los libros de la casa llevados en debida forma. comúnmente procederá la remoción de la persona que desempeñe el cargo de albacea. el albacea debe dar aviso al juez del conocimiento de las reclamaciones de terceros que sean propietarios de algunos bienes que se encontraban en poder del autor de la sucesión. J.

Por otra parte. En cualquier caso este artículo conforma una funcional disposición que agiliza el tramite del procedimiento sucesorio. la realidad se impondrá obligando a la toma de decisiones que difícilmente pueden sujetarse a un plazo legal previamente establecido. J. ARTICULO 1717. Si para el pago de una deuda u otro gasto urgente. dentro del primer mes de ejercer su cargo. sino en el caso de que no se obtuviere el consentimiento de todos los herederos. Lo dispuesto en los artículos 569 y 570 respecto de los tutores. Como el tutor. fijará. A. se mantengan los gastos de administración que hacía el autor de la herencia para la gestión de sus bienes. Es ésta una disposición que posibilita la omisión de todo el largo proceso de un juicio sucesorio al permitir la enajenación de los bienes que conforman la masa hereditaria para el pago de alguna deuda o gasto. avalúo y liquidación del acervo hereditario para cubrir una deuda reconocida por los herederos. hijos o hermanos por consagninidad o afinidad. 1 A. Como por otra parte. MG. Es un caso en que por existir oposición de intereses. De acuerdo con la naturaleza de los bienes que constituyen el acervo hereditario. también es frecuente que mientras se concluye un estudio detenido de la administración. el albacea deberá hacerlo.G. [221] . se observará también respecto de los alba- ceas. fuere necesario vender algunos bienes. el albacea no puede comprar o arrendar Los bienes que confor- man el haber hereditario. M. de acuerdo con los herederos. 1716. el acuerdo de los herederos se muestra palpable. El plazo seflalado por este precepto puede en casos excepcionales resultar muy breve por las imperiosas condiciones de hecho que forzosamente presiden la conservación y el mantenimiento de los bienes hereditarios. la cantidad que haya de emplearse en los gastos de administración y el número y sueldos de los dependientes. 1717 y 1718 ARTÍCULO 1716. su mujer o marido. y si esto no fuere posible. no puede el albacea representar a la vez la sucesión y actuar en su propio nombre. el legislador considera que no es necesaria la intervención del juez para efectuar esa venta. con aprobación judicial.TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. de acuerdo con los herederos. AR ÍCULO 1718. prescindiendo del prolongado trámite de inventario. ni hacer contrato para sí. sus ascendientes. El albacea.

ARTÍCULO 1721. ni la de administrar esos bienes atribuyen la de gravar o hipotecar los bienes. estaría afectada de una ineficacia parcial (a. sino con consenti- miento de los herederos. las facultades de administración del albacea. Una operación que consignara una extensión mayor del arrendamiento a la aquí permitida. El albacea no puede gravar ni hipotecar los bienes. El albacea sólo puede dar en arrendamiento hasta por un año los bienes de la herencia. A. A RT1-CUL O 1720. M. se le han conferi- do para el cumplimiento de su función de distribuir conforme a la ley o al testamento en su caso. a la actual propiedad en común de los herederos. J. 2950.C. 1737 que impone al albacea la obligación de cumplir su encargo dentro de un ario. cuya función se concreta exclusivamente a la conservación de los bienes en la etapa de transición jurídica y económica desde la muerte del autor. El albacea no puede transigir ni comprometer en árbitros los negocios de la herencia. El albacea es el ejecutor de la voluntad real o presunta del autor de la herencia. Por otra parte. Ni la facultad de conservación. I. cuya función primordial es la conservación y administración de los bienes que la constituyan para distribuirlos entre los herederos.G. 2238) originada por la reducibilidad del negocio al término previsto. necesita del consentimiento de los herederos o de los legatarios en su caso. La transacción o el compromiso en árbitros de los negocios de la herencia supone una facultad de disposición que no tiene el albacea.ARTS. El precepto debe relacionarse. sin consentimiento de los herederos o de los lega- tarios en su caso.A. Para arrendar- los por mayor tiempo. J. [222] . M. El término de un año establecido en este artículo para el caso de arrendamiento se encuentra en estricta correspondencia con lo dispuesto en el a. 1710.G. 1720 y 1721 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1719. Se requiere el consentimiento de los herederos o legatarios. con lo dispuesto en el a.G. los bienes relictos. frs. de este mismo cuerpo legal. respecto de la transacción. 111 y IV.

Comentarios al Código Civil español. cuando por cualquiera causa deje de ser albacea. p. teóricamente previsto en la ley. 851. así que si se da el caso. 1710 respecto a la imposibilidad del testador para librar al albacea de la obligación de garantizar el manejo de la sucesión. atendiendo a las dinámicas condiciones de la actual vida econó- mica. 6". que la intransmisibilidad del cargo no significa que la muerte del albacea extinga cuantos derechos y obligacio- nes no personalísimos pudieron nacer durante el tiempo en que se desempeñó". A la muerte de! albacea termina el desempeño del albaceazgo que estuvo a su cargo. sin que antes haya sido aprobada su cuenta anual. ARTICULO 1724. TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. 737). rendirá la cuenta general de albaceazgo. de culminación del encargo en un año. Madrid Reus. 1737. como es natural. Siguiendo siempre el término establecido en el a. "Si el albacea muere sin rendir cuentas. Por ello. 1723 y 1724 ARTÍCULO 1722.A. VI. Mejor hubiera sido la obligación de rendir cuenta en períodos bimestrales o semestrales. lo que prueba. vol. 1722. El albacea está obligado a rendir cada año cuenta de su albaceazgo. formado por sus derechos y obligaciones. J. 1973. el testador tampoco puede dispensarlo de la obligación de hacer inventario o rendir cuentas. No podrá ser nuevamente nom- brado. M. el albacea debe rendir cuenta de su albaccazgo cada año. Con mejor criterio. Son nulas de pleno derecho las disposiciones por las que el testador dispensa al albacea de la obligación de hacer inventario o de rendir cuentas. Además. II. (Manresa y Navarro. rendirá solamente una cuenta final. ARTÍCULO 1723. así como el derecho de exigir a su vez reintegros de gastos o indemnizaciones procedentes. . la infracción a esta última disposición se encuen- tra sancionada con nulidad absoluta cuya expresión literal resulta poco frecuen- [223] . la obligación de rendir cuenta pasa a sus herederos. La obligacion que de dar cuentas tiene el alba- cea. pero su patrimonio. María. pasa a sus herederos.1. t. Como en el caso del a. se trasmite a sus sucesores. el CPC sí establece la posibilidad de plazos distintos en el a.G. Con mayor rigor aún. Tam- bién rendirá cuenta de su administración. deben rendirlas sus herederos y del mismo modo pasa a los herederos del albacea la responsabilidad en que por daños y perjuicios ocasionados a la testamentaría incurriese su causante.

p. La obligación de rendir cuentas se vincula íntimamente con este propósito y expresa en numerario el resultado de la gestión del albacea.ARTS. terminando así el ciclo de su actuación. promoviendo la vía incidental. 851 del CPC. 1726 y 1726 LIBRO TERCERO te en el texto de nuestra ley. La cuenta de la administración rendida por el albacea debe contener un informe pormenorizado de cada uno de los bienes de los gastos de administración así corno de las deudas de la herencia. ARTICULO 1725. 1724. el que disienta. por el contrario. Esto es particularmente importante si se trata de una negociación de carácter mercantil o industrial. una vez terminada su misión. J. intervendrá el Ministerio Público en la aprobación de las cuentas.. t. La cuenta de administración debe ser aprobada por todos los herederos. Madrid. M. como elemento para llevar a cabo las operaciones de liquidación y distribución de la herencia que son las funciones primordiales de todo el procedimiento sucesorio y a la vez consti- tuyen su finalidad. esta de hacer rendición de cuentas. III. 1955. abrirá el incidente a prueba y dictará auto aprobando o reprobando la cuenta impugnada. Este deber es tan fundamental. El juez dará curso a la demanda. a fin de que aleguen lo que a sus derechos convenga por un término de diez días.G.A. Dicho auto es apelable en el efecto devolutivo. La importancia y gravedad de la sanción impuesta por el legislador salta a la vista: el inventario constituye el medio para identificar los bienes que forman la masa hereditaria y el instrumento que permite la posibilidad jurídica de efectuar su trasmisión mediante su determinación. MG. El juez dejará a la vista de los herederos la cuenta de la administración. El interesado que disienta deberá expresar concretamente la objeción y las causas en que se funde. V. puede seguir a su costa el juicio respectivo. En el caso de que dichos bienes produzcan alguna renta. Cuando fuere heredera la Beneficencia Pública o los herederos fueren menores. ARTÍCULO 1726. tal obligación recae en los herederos. Tratado de derecho civil español. en los términos que establezca el Código de Procedimientos Civiles. "La principal obligación de los albaceas. [224] . 121). según disposición contenida en el a. vol. el albacea deberá además anotar cuidadosamente los ingresos obtenidos en el ejercicio respectivo. no puede quedar relevado del mismo ni aun por el testador". Sucesiones. Por ausencia de disposición legal expresa los herederos no tienen derecho a dispensar al albacea el cumplimiento de la disposición en cita. que como veremos a continuación. (Puig Peña.

T'unciones similares desempeñan los interventores en los casos de ausencia a que se refiere el a. o de la Beneficencia Pública. De acuerdo con lo establecido en los aa. eligiendo el interventor de entre las personas propuestas por los herederos de la minoría. ha creado el legislador órganos especiales de control y vigilancia. Un nuevo caso consigna el artículo que se comenta. J. 1727 y 172E1 En este caso. No hay razón para que la intervención del representante social no se realice en forma simultánea a la de los demás interesados. Una ve/ aprobada.G. el nombramiento de interventor se hará por mayoría de votos. los interesados pueden celebrar sobre su resultado. y si no se obtiene mayoría. de los ausentes y de determinados herederos. los interesados pueden celebrar los convenios que consi- deren pertinentes • haciéndolo del conocimiento del juez -. 626.para que tenga lugar la partición definitiva de los bienes en el caso de que su administración haya generado resultados positivos. la autoridad del conocimiento turnará los autos al agente del MI' para que éste formule pedimento representando el interés. por último. ARTÍCULO 1728. como ocurre con los curadores que están obligados a vigilar la conducta del tutor según se desprende de la fr. los convenios que quieran. pero una extendida práctica exige primero el vencimiento de dicho termino de diez días para que luego se turnen los autos al N11'.o.A. el nombramiento lo hará el juez. tienen derecho de nombrar un interventor que vigile al albacea. por el auto del _juez que apruebe su rendición o su modificación en los términos solicitados. M.TITULO QUINTO/CAPITULO /V ARTS.A. 1729.G. ARTICULO 1727. o si [2251 .M. Si la minoría inconforme la forman varios herederos. II del a. La cuenta puede resultar aprobada por expreso consentimiento de todos los herederos.1. El heredero o herederos que no hubieren estado conformes con el nombramiento de albacea hecho por la mayoría. . 685. ya sea de íos herede- ros que fueren menores de edad. 1682 y 1685 los herederos están facultados para designar al albacea cuando el testador no lo hubiere hecho. Aprobadas las cuentas. bien por no haber sido impugnada dentro del plazo respectivo-. Con el propósito de resguardar los intereses de los incapaces.

Si fueren varios los inconformes.P. 771. 838. 798. El interventor no puede tener la posesión ni aun interina de los bienes. y se nombrará precisamente en los casos previstos por el artículo 1731 del mismo código". 785 fr. los interventores nombrados por el testador o por los herederos". al decir: "No pueden comprar los bienes de cuya venta o adminis- tración se hallen encargados. L. el interventor actuará como órgano de control y vigilancia del albacea. 1286. 839. 1729 y 1730 LIBRO TERCERO el nombrado faltare por la causa que fuere. Dispone al efecto el a. L.C. pero al hacerlo. En consecuencia.ARTS. 786. 17211. 173 ! y 2280 contienen otros casos de designación de interventores. porque el a.C. Los aa. practicará cualquier gestión judicial o extrajudicial". según se desprende del a. Esta disposición es lógica porque las facultades que le otorga la ley al interventor son de simple vigilancia.P. observe una conducta siempre orientada al exacto y cabal cumplimiento de los deberes que le impone el cargo. 787. Según este artículo y el anterior. Las funciones del interventor se limitarán a vigilar el exacto cumplimiento del cargo de albacea. 772. En los juicios sucesorios. el testador puede designar interventor. Decía el a. El CC de 1884 señalaba el procedimiento que debía seguir el interventor para asegurar los intereses de quienes lo habían designado. los que no estuvieren de acuerdo en su designación pueden nombrar un interventor para que vigile al albacea. cuidará que el albacea. los considera herederos. [226] . 836. 845 y 847. Según se desprende de esta última disposición. 837. conforme a la facultad que les concede el artículo 1728 del Código Civil. la designación la hará el juez de entre las personas propuestas por los herederos. ARTÍCULO 1729. 1690. si ello ocurre. También pueden designarlo los Legatarios. 798 del CPC del DF: "En la Junta prevenida en el artículo 790 podrán los herederos nombrar interventor. 3766: "Las funciones del interventor se limitarán a vigilar e] exacto cumplimiento del cargo de albacea. en el ejercicio de sus funciones. y en nombre de ésta y con su consentimiento expreso. 773. el ('PC se refiere a los interventores en los aa. deberá asociarse siempre a la persona cuyos intereses crea perjudicados. la elección se hará por mayoría de votos y si no se obtiene la mayoría. Cuando el nombramiento de albacea lo hace la mayoría de herederos. ARTÍCULO 1730. cuando toda la herencia se distribuye en legados. 111.

1 que se comenta. por el solo ministerio de la ley.. Este último artículo emplea una redacción muy semejante a la de la fr. según lo dispone la fr. Al parecer la expresión posesión ha sido mal empleada. 1730 y no la mera tenencia? Pero cualquiera que sea la opinión de la doctrina. 1342. 4a. Can respecto a la fr. Rafael. 333. ed.P.. el interventor al que se rei ierc este artículo no está legitimado para ejercer directa o indirectamente. 1343 y 1704. p. En estas tres casos debe nombrarse un interventor. Tratado de derecho civil mexicano. 1510 dispone que si los interesados están ausentes o son desconocidos. es necesario tener presente que el a. desde el momento de la muerte del autor de la herencia. los aa. algunos autores opinan que pueden serle aplica- das al derecho sucesorio las disposiciones especiales sobre posesión de bienes singulares. Queda la duda de si servirá de base para aclarar estos conceptos doctrinarios el a.—Cuando la cuantía de los legados iguale o exceda a la porción del heredero albacea. t.TrruLo QUINTO/CAPITULO jv ARTS. núm. mas no al interventor. 1508 obliga al notario que hubiere autorizado un testamento a dar aviso a los interesados. pues este es un concepto jurídico especifico. También debe nombrarse interventor. p. II. entre otros.C. Debe nombrarse precisamente un interventor: I. 1339. 111. II de este artículo. IV. 1980.a respuesta es interesante.. t. ARTÍCULO 1731. [2271 . consideran que los herederos tienen la posesión originaria de esos bienes y los ejecutores universales-(albaceas) la posesión derivada (Rojina Villegas. I. porque el a. 1976. a los herederos y a los ejecutores universales. núm. 11. perfectamente definido por la ley. 7. 465). 1. y el a.—Cuando se hagan legados para objetos o estable- cimientos de Beneficencia Pública. ed. ¿Quiso el legislador referirse a la tenencia material sobre esos bienes? Es posible. 12a. 1730 y 1731 Es necesario aclarar algunas dudas acerca de esta disposición. Comentando este articulo. Y así. 6. cuando la cuantía de los legados iguale o exceda a la porción del heredero cuando sea al mismo tiempo albacea. un poder de hecho sobre la totalidad o parte de los bienes del caudal. ¿Tendrán la razón los autores que afirman que el albacea tiene la posesión derivada de los bienes hereditarios? ¿Será esta clase de posesión la que considera el a.—Siempre que el heredero esté ausente o no sea conocido. 1730. Compendio de derecho civil. la noticia deberá darla al juez. I. 707. Otros comentaristas opinan que esta posesión es especial del derecho sucesorio y lo confirmarían. 1704 dispone que el derecho a la posesión de los bienes hereditarios se transmite. luego que sepa de la muerte del testador.

estará obligado a dar fianza. en especial en el caso previsto en la fr. II. confir- maría esta apreciación. Establecen los aa. Si la cuantía de los legados. 83 de la LQSP). y albaceas (a. ¿Cuáles serán las facultades de estos interventores? Al parecer. L. Para la designación del interventor a que se refiere el a. Ordena el artículo citado: "Si pasados diez días de la muerte del autor de la sucesión. de notoria buena conducta. II del articulo que se comenta. el juez nombrará un interventor". las de simple vigilancia del albacea. III del artículo en comentario establece que si se hacen legados para objetos o establecimientos de beneficencia pública. no se presenta el testamento. Para el desempeño de otros cargos. 1728 y 1729.ARTS. Los interventores deben ser mayores de edad y capaces de obligarse. 1709 dispone que si ei albacea es también heredero y su porción basta para garantizar los bienes hereditarios que debe liquidar. 771 del CPC. 772 y 773 que este interventor tendrá el carácter de un simple depositario y cesará en el cargo tan pronto como se designe al albacea. con facultades distintas de las señaladas en el CC. En consecuencia. La fr. o si no se denuncia el intestado. según lo establece la fr. 1. El CPC del DF en su a. El supuesto que señala el a. Posiblemente esta labor le corresponde- rá al juez. que se encuentre domiciliado en el lugar del juicio y que otorgue fianza para responder de su manejo. 2966) y con el comerciante quebrado (a. si en el no está nombrado el albacea.P. No señala la ley el procedimiento que debe seguirse en la designación de los interventores enumerados en el a. L. 503 fr.836 a 839. 798. [228] . 1679). 787. como ocurre en el caso de las personas sujetas a concurso (a. 845 y 847 del CPC se refieren a estos interventores.C. como ocurre con los tutores y curadores (a. La designación de interventores sólo puede recaer en las personas mayores de edad que sean capaces de obligarse.C. hipoteca o prenda por lo que falte para completar esa garantía. las mismas que señalan los aa. la ley exige que sea mayor de edad. ARTÍCULO 1732. será necesario nombrar un interventor. Los aa. no estará obligado a prestar garantía especial. 1731 y 1732 LIBRO TERCERO A este respecto es necesario considerar que el a. Si su porción no fuere suficiente para prestar la garantía.P. también la ley exige la mayoría de edad. 1731. 786. 771 dispone la designación de otra clase de intervento- res. deberá igualmente designarse un interventor. iguala o excede a la porción del heredero albacea. 1734 en el nombramiento de estas personas por los herederos o el juez. no podrá recaer el nombramiento de interventor en los interdictos y los que se encuentren privados de la administración de sus bienes. o sea. 775. 1). 785 fr.

1746 reafirma el concepto al disponer que la revocación puede hacerse por los herederos en cualquier tiempo. como si fuera un apoderado. 1728. siempre que se forme y apruebe dentro de los términos señalados por la ley. Este cuerpo de leyes dispone en su a. Dispone el a. Los designados por el juet cobrarán conforme a arancel. salvo en los casos prescritos en los artículos. 1708 en su fr. si no exceden de veinte mil pesos. ARTÍCULO 1734. los interventores designados por el juez. según el a. los cuales deben hacerse. P. además. pero en el mismo acto debe nombrarse el sustituto. Dispone el a. de acuerdo con lo establecido en el a. TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. tendrá ademas. 1734 y 1735 ARTÍCULO 1733. 1733. Serán los herederos que han intervenido en el nombramiento del interventor a que se refiere el a. sobre la cantidad excedente. El a. III que es obligación del albacea general. 1745 que los cargos de albacea e interventor acaban: fr. el uno por ciento sobre el exceso. L. VI. P. donde [229] . Los interventores tendrán la retribución que acuerden los herederos que los nombran. y si excedie- ren de cien mil pesos. como si fueran apoderados. C. dentro del término que señale el CPC. 816 que el albacea debe proceder a la formación de los inventarios dentro de los diez días de haber aceptado el cargo y presentarlo al tribunal dentro de los 60 días. 1754 y 1757. por revocación de sus nombramientos hecha por los herederos. y si los nombra el juez.C. 771 del ('PC'. los que acuerden su retribución. percibirán la remuneración que les asigna el a. 1728. No se nombrará sustituto al interventor designado de acuerdo con lo estable- cido en el a. la formación de inventarios. 838 que dice: "El interventor tendrá el dos por ciento del importe de los bienes. tendrán el medio por ciento. AR II( U I O 1735. cobrará conforme a Arancel. Los acreedores y legatarios no podrán exigir el pago de sus créditos y legados. cuando los herederos desistan de seguir vigilando al albacea. y aquellas deudas sobre las cuales hubiere juicio pendien- te al abrirse la sucesión. 1712. L. El albacea judicial tendrá el mismo honorario que el interventor". Los interventores durarán mientras que no se revoque su nombramiento. sino hasta que el inventa- rio haya sido formado y aprobado.

El legatario no podrá ocupar por su propia autoridad la cosa legada. 1408. ARTÍCULO 1737. 1778 reafirma esta disposición y la amplía al establecer que los gastos de la partición se rebajarán del fondo común. dice el a. o desde que terminen los litigios que se promovieren sobre la validez o nulidad del testamento. El albacea debe cumplir su encargo dentro de un año. Los gastos necesarios para la entrega de la cosa legada serán a cargo del legatario. L. C. 1736 y 1737 LIBRO TERCERO será agregado a los autos para que lo examinen los herederos quienes dispon- drán del plazo de cinco días para hacerlo. En primer lugar serán pagadas las deudas mortuorias. debien- do pedir su entrega y posesión al albacea o al ejecutor especial. [230] . 1409. 597 respecto de los tutores. salvo que la cosa legada estuviere en poder del legatario. salvo los casos de excepción a que se refieren los aa. 1735. 825 dispone que si no hubiere oposición.C. salvo que el testador hubiere dispuesto otra cosa. El a. contado desde su aceptación. por disponerlo así el a. porque pueden pagarse antes de la formación del inventario. dice el a. por establecerlo así el a. si no lo estuvieren ya. 1754 y 1757 y aquellas deudas sobre las cuales hubiere juicio pendiente al abrirse la sucesión que también podrán pagarse antes de la formación de inventario. Los gastos hechos por el albacea en el cumpli- miento de su cargo. se pagarán de la masa de la herencia. no pueden exigir la entrega de sus legados y de cobrar sus créditos sino después de aprobado el inventario. salvo disposición del testador en contrario. Los que se hagan en interés particular de alguno de los herederos o legatarios. Una disposición similar se encuentra en el a. Si se dedujere oposición ésta se substanciará en forma incidental. 824. el a. incluso los honorarios de abogado y procurador que haya ocupado. 1754 (véanse los comentarios a los aa. 1396. L. 1763 dispone que el albacea una vez concluido el inventario. P. sin antes haber cubierto o asignado bienes bastantes para el pago de las deudas. El a. Tanto los legatarios como los acreedores. no podrá pagar los legados.ARTS. transcurridos los cinco días tendrá el juez por aprobado el inventario sin más trámites. se imputarári a su haber. El CPC dispone en el a: 831 que los gastos de inventario y avalúo son a cargo de la herencia. En lo referente al pago de legados. P. ARTÍCULO 1736. porque en tal caso. según el a. podrá retenerla sin perjuicio de devolver en caso de reducción lo que corresponda conforme a derecho. 1754 y 1757).

TITULO QUINTO/CAPITULO TV ARTS. 1737, 17311 y 1739

Esta disposición establece que el albacea debe cumplir su encargo en el término
de un año, contado desde su aceptación.
Si se promoviere juicio sobre la nulidad o validez del testamento, este plazo se
empezará a contar desde que terminen los litigios.
La SCJN ha resuelto que

...ya sea que se trate de la remoción o de la cesación del albacea, en
cualquiera de los dos casos, es siempre necesaria la declaración expresa
del juez para que el representante de la sucesión deje su encargo; la
diferencia radica en el procedimiento que se sigue en cada caso; es decir,
la cesación de un albacea, cuando expira el plazo concedido por el
testador o por la ley, puede ser declarada de plano por el juez, en vista de
las constancias existentes en los autos, sin que por esto se lesionen
derechos de alguna especie; y cuando se trata de la remoción que obedece
a faltas en el desempeño del albaceazgo, precisa seguir un procedimiento
judicial, en el cual sea oído el interesado y pueda defenderse de las
imputaciones que se le hagan. Mas en uno y otro casos. :mientras no
compruebe que,por declaración judicial expresa, ha dejado su encargo un
albacea, ninguna autoridad puede desconocer su carácter. Apéndice
1917-1985, cuarta parte, Tercera Sala, p. 86.
.C.P.

ARTÍCULO 1738. Sólo por causa justificada pueden los herederos
prorrogar al albacea el plazo señalado en el articulo
anterior, y la prórroga no excederá de un ario.
Establece esta disposición que sólo por causa justificada pueden los herederos
prorrogar el plazo al albacea y si lo acuerdan no podrá exceder de un año.
Concordante con esta disposición, establece el a. 1745 que el cargo de albacea'
se acaba: fr. V, por terminar el plazo señalado por la ley y las prórrogas
concedidas para desempeñar ei cargo.
¿Cuáles pueden ser aquellas causas justificadas que los herederos pueden
invocar para eximir al albacea de no haber concluido su encargo dentro del
plazo de un año que señala el a. I 739? Todas aquellas no imputables í.-1 aquél por
culpa o negligencia. (Ver comentario al artículo siguiente).

ARIÍCI)1.0 I 739. Pata prorrogar el plazo del albaceazgo, es indis-
pensable que haya sido aprobada la cuenta anual del
albacea, y que la prórroga la acuerde una mayoría que
represente las dos terceras partes de la herencia.
[2311

ARTS. 1739, 1740, 1741 y 1749 LIBRO TERCERO

El a. 1722 reafirma la exigencia contenida en el que aquí se comenta. Establece
que el albacea está obligado a rendir cada año cuenta de su albaceazgo y que no
puede ser nuevamente nombrado, sin que antes haya sido aprobada su cuenta
anual.
El testador, dispone el a. 1724, no puede dispensar al albacea de su obligación
de rendir cuenta, y si lo hiciere, la cláusula testamentaria será nula de pleno
derecho.
Para que la prórroga sea válida debe acordada una mayoría que represente
Las dos terceras partes de la herencia. Esta mayoría se computará en la manera
que señala el a. 1683.
L.C.P.

A Rl jet; LO 1740. El testador puede señalar al albacea la retribu-
ción que quiera.

Generalmente se nombra albacea a la persona de más confianza del testador,
convencido éste de que cumplirá lealmente sus resoluciones de última voluntad.
Por eso el legislador no pone trabas a la designación del albacea cuando es
idóneo para el desempeño del cargo, y no limita en forma alguna la retribución
que se le pueda asignar, sin perjuicio del derecho de opción que el a. 1742 otorga
al albacea.
L.C. P.

ARTÍCULO 1741. Si el testador no designare la retribución, el
albacea cobrará el dos por ciento sobre el importe líquido
y efectivo de la herencia, y el cinco por ciento sobre los
frutos industriales de los bienes hereditarios.
El porcentaje se calculará sobre el importe líquido y efectivo de la herencia.
Son frutos industriales, dice ei a. 890, los que producen las heredades o fincas
de cualquiera especie, mediante el cultivo o trabajo.
El a. 838 del CPC del DF dispone que el albacea judicial tendrá el dos por
ciento del importe de los bienes, si no exceden de veinte mil pesos; si exceden de
esta suma, pero no de cien mil pesos, tenelrá además, el uno por ciento sobre el
exceso, y si excedieren de cien mil pesos, tendrá además el medio por ciento
sobre la cantidad excedente.
L.C. P.

ARTÍCULO 1742. El albacea tiene derecho de elegir entre lo que le
deja el testador por el desempeño del cargo y lo que la ley
le concede por el mismo motivo.
[232]

TITULO QUINTO/CAPITULO IV ARTS. /742, 1143 y 1744

Cuando el a lhaeca es nombrado por testamento y en una de sus cláusulas se le
asigna una de' _ _.:-.inada remuneración en pago de su trabajo, puede el albacea
optar por percibir las sumas que le ha asignado el testador o las que le otorga la
ley en el articulo anterior.
L.C. P.

ARTÍCULO 1743. Si fueren varios y mancomunados los albaceas,
la retribución se repartirá entre todos ellos; si no fueren
mancomunados, la repartición se hará en proporción al
tiempo que cada uno haya administrado y al trabajo que
hubiere tenido en la administración.
Dispone sobre esta materia el a. 1692 que si son varios los albaceas nombrados,
el albaceazgo será ejercido por cada uno de ellos en el orden de su designación;
pero si el testador ha dispuesto que el albaceazgo se ejerza de común acuerdo
por todos los nombrados se les considerará mancomunados. Según el a. 1693
sólo valdrá lo que todos hagan de consuno, o lo que haga uno de ellos autorizado
pot los demás que, en caso de disidencia, acuerde el mayor número. Si no hubiere
mayoría, resolverá el juez.
En consecuencia, si se trata de albaceas mancomunados se repartirá entre
todos ellos, pero si el albaceazgo es ejercido individualmente por cada uno de los
nombrados en el orden que se les hubiere señalado, la repartición se hará en
proporción al tiempo que cada uno haya administrado y al trabajo que hubiere
tenido en la administración.
L.C. P,

ARTíCUl O 1744. Si el testador legó conjuntamente a los albaceas
alguna cosa por el desempeño de su cargo, la parte de los
que no admitan éste, acrecerá a los que lo ejerzan.

El testador puede asignar al albacea la remuneración que quiera dice el a. 1740,
y puede legarle alguna cosa por el desempeño del cargo.
Si el albacea renuncia sin justa causa perderá lo que le hubiere dejado el
testador. Si la renuncia la hace con justa causa perderá lo que se le deje si la
asignación tenía por objeto exclusivo remunerarlo por el desempeño del cargo,
según lo dispone el a. 1696.
Los aa. 131 3, fr. VI, 1331 y 1:',32 declaran incapaces de heredar a los albaceas
que renuncian o son separados judicialmente de sus,cargos.

El a. 1744 dispone que si son varios los albaceas nombrados, la parte del
excluido se sumará a la de los otros, o se distribuirá entre los demás albaceas y
no incrementará los derechos de los herederos legítimos.

[233:1

ARTS. 1744 y 174$ LIBRO TERCERO

El acrecentamiento no ha sido considerado en forma general por el derecho
sucesorio mexicano, sólo por excepción lo ha admitido en este caso especial.
1..C.P.

it1.11.0 1745 Los cargos de albacea e interventor, acaban:
1.—Por el término natural del encargo;
II. Por muerte;
Ill.—Por incapacidad legal declarada en forma;
IV.—Por excusa que el juez califique de legítima, con
audiencia de los interesados y del Ministerio Público,
cuando se interesen menores o la Beneficencia Pública;
V.— Por terminar el plazo señalado por la ley y las
prórrogas concedidas para desempeñar el cargo;
VI.— Por revocación de sus nombramientos, hecha
por los herederos;
Vil—Por remoción.
El albaceazgo se extingue cuando el designado para desempeñar el cargo da
término a su cometido antes del vencimiento de los plazos que señalan los aa. 1737,
1738 y 1739. Si muere el albacea deberá designarse a otra persona que le sustituya.
Si el albacea es declarado judicialmente incapacitado por alguna de las causales
que señalan las frs. 11, II! o 1V del a. 450, no podrá seguir desempeñando el cargo
y habrá que designar un nuevo albacea.
El a. 1698 enumera las causales de excusa que pueden invocar las personas
que son designadas para desempeñar los cargos de albaceas. Estas excusas deben
presentarse ante el juez, según lo dispone el a. 1697 dentro de los plazos que allí
se indican.
En todos estos trámites el juez debe oir a los interesados y también al MP,
cuando se interesen menores o la beneficencia pública.
Si el designado albacea rehusa sin justa causa, se hace incapaz de heredar al
testador por disponerlo así el a. 1331. No comprende a los que una vez que el
juez desecha la excusa, sirven al cargo (a. 1332).
Establece el a. 1737 que el albacea dispone de un ario contado desde su acep-
tación para cumplir su encargo, o desde que terminen los litigios que se promo-
vieren sobre la validez o nulidad del testamento. Este plazo puede prorrogarse
hasta por otro año, si se reúnen los supuestos que señalan los aa. 1738 y 1739.
El CC de 1884, en sus aa. 3748 y 3749, facultaba al testador para fijar plazo al
albacea.
El a. 1746 faculta a los herederos para revocar en rualouier tiempo el nombra-
miento del albacea. Los aa. 1747 y 1748 establecen algunas modalidades sobre
la remuneración de éstos, cuando se les ha revocado su nombramiento.
El albacea puede ser removido de su cargo en los casos siguientes:

[234]

TITULO QUINTO/CAPITULO IV ART. 1745

a) Cuando no forma el inventario dentro de los plazos que señala el CPC (a.
1712).
I)) Cuando no presenta el inventario dentro de los plazos que señala el código
referido anteriormente (a. 1752).
De acuerdo con estas dos disposiciones el a. 816 del C PC dispone: "Dentro de
los diez dias de haber aceptado su encargo, el albacea debe proceder a la
formación de inventarios y avalúos, dando aviso al juzgado para los efectos del
artículo 819, y dentro de los 60 días de la misma fecha debe presentarlos. El
inventario y avalúo se practicarán simultáneamente, siempre que no fuere
imposible por la naturaleza de los bienes".
El a. 830 del mismo cuerpo de leyes agrega: "Si pasados los términos que
señala el articulo 816, el albacea no promoviere o no concluyere el inventario, se
estará a lo dispuesto en los artículos 1751 y 1752del Código Civil. La remoción a
que se refiere el último precepto será de plano".
c) Cuando el albacea lucre moroso en su obligación de reclamar la herencia,
los herederos pueden pedir su remoción (a. 1651).
d) Si el albacea no rinde las cauciones necesarias para asegurar el ejercicio-de
las actuaciones derivadas del cargo, dentro del plazo de tres meses contados
desde la aceptación. será removido. Así lo dispone el a. 781 del CPC que dice:

El albacea manifestará dentro de tres días de hacérsele saber el nombra-
miento, si acepta. Si acepta y entra en la administración, lo prevendrá el
juez que dentro de tres meses debe garantizar su manejo con sujeción a lo
dispuesto en los artículos 1708 y 1709 del Código Civil, salvo que todos
los interesados le hayan dispensado de esa obligación. Si no garantiza su
manejo dentro del término señalado, se le removerá de plano.

Existe disconformidad entre el a. 781 y el 1697 del CC sobre el plazo de
aceptación.
e) El a. 1707 dispone que el albacea debe proponer dentro de los quince días
siguientes a la aprobación dei inventario la distribución provisional de los
productos de los bienes y que será separado del cargo a solicitud de cualquier
interesado, si no lo hiciere. También podrá ser separado si durante dos bimes-
tres consecutivos no cubre a los herederos o legatarios lo que les corresponda en
esta distribución provisional.
La remoción del albacea según el a. 1749 no tendrá lugar sino por sentencia
pronunciada en el incidente respectivo, promovido por parte legít;ma, y el a. 785
del C PC dispone en su fr. 111 que lo relativo al nombramiento y ver-noción del
albacea, se tramitará en la sección primera denominada "de sucesión", del juicio
sucesorio.
La SON ha sostenido la siguiente tesis jurisprudencial: "El cargo de albacea,
acaba, entre otras causas, por el término natural del mismo, por lo cual, la
remoción de quien lo desempeña, fundándose en esa causa, es legal y no viola
garantía alguna". Apéndice al SJF, 1917-1985, cuarta parte, Tercera Sala, p. 89.

[235]

Dice el primero: "Por renuncia o remoción de su cargo. 1701 al que se remite el precepto que se comenta: "El albacea general está obligado a entregar al ejecutor especial las cantidades o cosas nece sanas para que cumpla la parte del testamento que estuviere a su cargo". dispone que la primera sección del juicio suce- sorio contendrá: "Lo relativo al nombramiento y remoción de albacea e inter- ventores". Es necesario por ello recordar que los aa. 1408. además del de seguir el juicio sucesorio para hacer entrega de los bienes a los herederos. distinción alguna sobre el origen de la designación. 1745. Dispone el a. 1295..P. 1745 pueden agregarse: la renuncia y la mala conducta del albacea. A la renuncia se refieren los aa.P. 1745 y 1747 LI5110 TERCE*0 A las causales de extinción del albaceazgo que señala el a. 1702 y 1703 señalan las facultades que tienen los ejecutores especiales. ARTS. III del a. ARTKU LO 1746. 1331 que son incapaces de heredar los albaceas que "por mala conducta hayan sido separados judicialmen- te de su ejercicio".C.". Los aa.. ARTÍCULO 1747. 785. en la fr. pero en el mismo acto debe nom- brarse el substituto. que en lo sucesivo desempeñará el cargo. 1691 dispone que los albaceas pueden ser universales o especiales. No indican los aa. no quedará privado de aquel encargo por la revocación del nombramiento de albacea que hagan los herederos. 1379 y 1600 disponen que un [236] .. El CPC." y agrega el segundo: "El albacea que renuncia sin justa causa. ¿Cuál es el alcance legal de esa expresión? ¿Cuándo podrá considerarse que el albacea ha observado mala conducta? Son conceptos subje- tivos que el legislador no aclara ¿Se refiere acaso a los casos de remoción que hemos analizado en este comentario? L. 1331 y 1696. 1378. El a. Los herederos pueden en cualquier tiempo revocar el nombramiento de la per- sona que ha sido designada albacea.C. La revocación puede hacerse por los herederos en cualquier tiempo. La ley no hace al respecto. En tal caso. 1701 y 1747 la naturaleza de estos encargos especiales. sólo impone la obligación de nombrar en ese mismo acto al substituto. En cuanto a la "mala conducta" dispone el a. Cuando el albacea haya recibido del testador algún encargo especial.. L. 'se considerará como ejecutor especial y se aplicará lo dispuesto en el artículo 1701.

1749 quien debe determinar si es o no procedente la remoción. el albacea tiene derecho a percibir íntegra la remuneración que le asignó el testador. el albacea cumplirá las disposiciones testamentarias entre las cuales puede el testador encomendar al ejecutor testamentario algún encargo especial. de la redacción misma. el albacea no tendrá derecho a percibir remuneración. ARTICULO 1748. 1748 y 1749 testamento es válido aunque no contenga institución de heredero y si el caso ocurre. P. y es el juez según lo dispone el a. 1748 y 1749 y determinar si puede existir remoción sin falta. La remoción no tendrá lugar sino por sentencia pronunciada en el incidente respectivo. La confusión en que incurre el legislador en el artículo que se comenta puede obedecer a que en los códigos anteriores. es posible consi- derar si la revocación se hizo con causa justificada o sin ella. Al parecer este artículo confunde la revocación con la remoción cuando en su primera parte se refiere al "albacea removido". no se incluía la facultad que otorga a los herederos el ordenamiento actual en el a. habría que concluir que si la revocación se hizo justificada- mente. Contrario sensu. Si la revocación se hace sin causa justificada.TITULO QUINTO/CAPITULO IV ATS. L. del articulo en comentario se desprende que para los efectos derivados de la remuneración del albacea. Se puede afirmar categóricamente que el a. 1741 y 1743.C. o el tanto por ciento proporcional que señalan los aa. ARTÍCULO 1749. teniéndose en cuenta lo dispuesto en el artículo 1743. Para el mejor análisis de esta disposición. ¿Puede removerse al albacea injustificadamente? La remoción es una sanción que presupone la existencia de una falta. el nombramiento del heredero mediante la revocación. 1746 y sólo se consideraba la remoción entre las causales de extinción del albaceazgo. En nuestra opinión es el juez el llamado a determinar si ha existido o no causa justificada para la remoción del albacea. [237] . 1746 otorga a los herederos la facultad de dejar sin efecto. L. es necesario armonizarla con los aa. el albacea removido tiene derecho de percibir lo que el testador le haya dejado por el desempeño del cargo o el tanto por ciento que le corresponda conforme al artícu- lo 1741. Si no hubo causa alguna.C. No obstante. Posiblemente se deba a esta causa el uso del lenguaje inadecuado que encontramos en esta disposición. 1746. promovido por parte legítima. 1747. sin expresión de causa alguna. P.

puesto que el albaceazgo es equiparable en cierto modo a un mandato. se hace incapaz de heredar. hayan rehusado sin justa causa el cargo. según lo dispone el a. El albacea debe proceder a la formación de inventario en el término de diez días. El albacea definitivo. los que. Apéndice al SJF. 817. o por mala conducta hayan sido separados judicialmente de su ejercicio-. Tertera Sala. 785 del CPC del DF. cuarta parte. [238] . El inventario se practicará por el actuario del juzgado o ante un notario nombrado por la mayoría de los herederos. promoverá la for- mación del inventario. el avalúo debe practicarse en forma simultá- nea con el inventario. dentro del término que fije el Código de Procedimientos Civiles. 1331 que dice: "Por renuncia o remoción de un cargo. tiene que considerarse con tal carácter al designado. nombrados en él tutores. entre tanto los herederos del mandante proveen por si mismos a los negocios.a S(. mientras no s'e declare judicialmente la remoción y se designe al nuevo albacea. para cuyo efecto deberá haberse citado también al perito previamente designado. 816 del CPC. puesto que de lo contrario.P. debe el mandatario continuar en la administra- ción. según lo dispone el a. 1917-1985. 818. curadores o albaceas.C. CAPITULO V Del inventario y de la liquidación de la herencia ARTI-Clit O 1750. que en la sucesión desempeña el albacea y aun cuando aquél termina por muerte del mandante.ARTS. Cuando éste es removido judicialmente de su cargo. debe suceder lo mismo en el albaceazgo. 1. las sucesiones sufrirían perjuicio por falta de representante. La remoción debe tramitarse en la sección priméra del juicio sucesorio. L. para presentarlo dentro de los sesenta días después de haber aceptado el cargo. a menos que la naturaleza de los bienes haga surgir alguna imposibilidad momentánea. porque de lo contrario puede resultar algún perjuicio al man- dante.7. Aunque este precepto no lo diga. cuando entre éstos hubiere menores o cuando fueren herederos o legatarios instituciones de asistencia pública o privada (véanse aa. 819 y 820 del CPC). por disponerlo así la fr.1N ha sostenido la siguientes tesis: M ientras no exista una resolución judicial que declare la caducidad del cargo de albacea. 81. circunstancia por la que por identidad de razón. III del a. 1749 y 1799 LI11110 TERCERO Sólo judicialmente se podrá remover al albacea. son incapaces de heredar por testamento. p.

1706 y el a. Si el albacea no cumple la obligación de formular inventario. alhajas. da lugar a la remoción del albacea. podrá ser removido del cargo (a. El albacea será removido de plano.G. en su parte final. 817 y siguientes del CPC. AR1 1(111. según el a. 816 del CPC. Si el albacea no cumple con su obligación de proceder a la formación de inventario dentro de los diez días que señala el a. 820 del CPC). es decir. bienes ajenos que el de Ivius tuviere en posesión en calidad de eomodatario. ARTICULO 1751.G. 1959 y 1753 El inventario deberá contener la descripción de los bienes del caudal heredita- rio en el siguiente orden: dinero.TITULO QUINTO/CAPITULO V MITS. semovientes. Si el albacea n. títulos valor. 1720. La remoción prevista se hará de plano. 830 del mismo código.El inventario se formará según lo disponga el Código de Procedimientos Civiles.o cumpliere lo dispuesto en el artículo anterior. créditos.0 1752. 1751. (Ver artículo siguiente). 1712. el albacea procederá a la liquidación de la herencia. Aun cuando expresamente no lo dispone el CC. 1712). cualquier heredero podrá promover ante el juez la sección de inventario. 1. 1. acreedor prendario o por cualquier otro titulo (a. inmuebles. podrá promover la formación de inven- tario cualquier heredero. Concluido y aprobado judicialmente el inventa- rio. documentos de importancia.G. frutos. 1. 111 del a. I . ya que ha obrado con culpa y negligencia en el cumplimiento de la obligación que le impone la fr. [239] . de inmediato. será removido. El incumplimiento de la obligación de formar inventario. El precepto en comentario establece la misma sanción para el caso de que el albacea no presente el inventario. por aplicación del a. podrán exigir de éste el pago de daños y perjuicios. Si el albacea no lo presenta dentro del término legal. ARTÍCU I O 1753.0. muebles.0. depositario.as reglas para la formación del inventario se encuentran establecidas en los aa. si todos o alguno de los herederos sufrieran daño por esta omisión del albacea. 1915 del CC.G.

constituyen supuestos jurídicos de la partición y adjudicación de los bienes relictos. 544). Liquida- ción.G.G. Al efecto. precisa el concepto que debe tenerse de las deudas de carác- ter mortuorio. Puede ocurrir que las deudas mortuorias se hayan cubierto desde el momento en que el albacea asume la administración de la herencia porque son gastos inmediatos que derivan del fallecimiento del autor y cuyo pago. Porrúa. los gastos del funeral y las que se hayan causado en la última enferme- dad del autor de la herencia. 1. los gastos de la conservación y administración de los bienes hereditarios. Se llaman deudas mortuorias. I. operación matriz y principal que depura y fija el caudal repartible en forma matemática (p. serán pagadas las deudas mor- tuorias. 1734 y 1755 Ltisao 72111C11110 Según Escriche. pues pueden pagarse antes de la formación del inventario. En primer lugar. Cosas y sucesiones. ARTÍCULO 1754. Aarrs. Con saludable pevisión. La cuestión respecto de la enfermedad determinante de la muerte puede no tener importancia: el autor de la herencia pudo haberse encontrado aquejado de [240] . es la transformación en dinero de los bienes que componen la sucesión. por su naturaleza. dice Planiol. resulta irremediable. 1212). 1753. El inventario y la liquidación de la herencia. El artículo siguiente. porque probablemente a ella deba imputarse en forma directa el fallecimiento. según la distinta costumbre familiar para el homenaje religioso y social del desaparecido. Los gastos del funeral comprenden todas las erogaciones que se hayan efectua- do a partir del fallecimiento del autor de la herencia y en los días sucesivos. 1957. "Viene después (del inventario) la liquidación. pero ello no impide que se incluyan en la cuenta de liquidación en unión de los demás rubros que integran la liquidación que es una historia contable de la sucesión hereditaria. México. los créditos alimenticios y las deudas hereditarias. la ley ha incluido los gastos causados en la última enfermedad del autor. (lbarrola Antonio de. debe presentarse un proyecto para la distribución de los bienes hereditarios en efectivo o en especie. p.G. para pagar a los acreedores y verificar si el difunto murió o no insol- vente". si no lo estuvieren ya.G. ARTÍCULO 1755. la liquidación es la cuenta que se forma para averiguar la suma que corresponde a los interesados en la herencia. después de separar las cantidades que deben reservarse Para el pago de las deudas mortuorias. desde la declaración hasta el momento en que se practica la liquidación.

C. JAMO. Dadas las características de la vida económica actual. A pesar de ello. se pagarán los gastos de rigurosa conservación y administración de la herencia. los bienes de la herencia se encuentran formados exclusivamente por bienes raíces a cuya venta no desea procederse. En este supuesto el que paga se subroga en los derechos del acreedor hereditario cuyo crédito cubrió con bienes propios. con frecuencia ocurrirá que la necesidad de pagar los gastos de conservación y administración de la herencia se presentará con mucho mayor apremio que el que permite el lento procedimiento de formación de inventario y avalúo. el albacea promoverá la venta de los bienes muebles y aun de los inmuebles. Esta disposición es correlativa del diverso precepto 1284 que prevé la responsa- bilidad de los herederos por las cargas de la herencia hasta donde alcance la cuantía de los bienes que hereda. la deuda se pague con recursos pecuniarios que no provienen del acervo hereditario si. P. La importancia que tienen las deudas por alimentos resulta palpable. deben incluirse en el concepto de deudas mortuorias y pagarse con preferencia a cualquiera otra eroación a cargo de la sucesión.11. en este precepto se les asigna un lugar igualmente preferente al de los de conservación de los bienes hereditarios y apenas inmediatamente posterior al pago de las deudas mortuorias. ello no impide que por el acuerdo de los herederos. se pagarán del cuerpo de la herencia. En segundo lugar. así como los créditos alimenticios que pueden también ser cubiertos antes de la formación del inventario. Las deudas mortuorias.TITULO QUINTO/CAPITULO y MITS. 1756. también aquí el acuerdo de los herederos al margen de las disposiciones legales. para hacer los pagos de que hablan los artícu- los anteriores no hubiere dinero en la herencia. [241] .0 1757.. ARTÍCULO 1756. ARTÍCULO l75. tiene una importancia real que el texto legal no debería desdeñar. por ello. 1757 y 1758 una larga y penosa entermedact que finalmente haya sido irrelevante como causa directa de defunción. 1755. con las solemnidades que respectivamente se requieran. ARTfC1. los gastos causados por aquella enfermedad. De todas formas.

1. 1717 que impone la necesidad de enajenar algunos bienes con el objeto de proceder al pago de las deudas mortuorias. el acreedor en cuestión no quedaría desprotegido.G.A.M.A. e: pago de las deudas hereditarias de que tratan los dos artículos anteriores. En el contexto de todas estas disposiciones resulta claro ahora que la solicitud de una autorización para el pago de una deuda de carácter hereditario a través de la venta de algunos bienes difícilmente prosperaría. Ello pone claramente de relieve la importancia que la ley concede al pago de estas deudas. las contraídas por el autor de la herencia independientemente de su última disposición. y que no tienen una relación directa con el hecho de su fallecimiento. el precepto parece referirse solamente a los casos de sucesión por vía testamentaria. ARrl ÍCULO 1760.M. En seguida se pagarán las deudas hereditarias que fueren exigibles. [242] . el albacea no deberá pagar sino conforme a la sentencia de gradua- ción de acreedores. ARTICULO 1761.G. 1780 y 1781 LIBRO TERCERO Es este un caso de "gastó urgente" previsto en el a.a característica principal que aparece del concepto esbozado por este artículo es el carácter independiente de la deuda en relación con la última disposición del autor. La razón es que ellas derivan de obligaciones contraí- das por el autor de las que responde con sus bienes. J. No obstante ello.A. 1731 1759. Así considerado. Resulta significativo que el legislador haya dispuesto en este precepto por modo expreso. (Ver artículo siguiente).ARTS. Si hubiere pendiente algún concurso. ARTICULO 1759. J. de los gastos de conservación y administración de los bienes y de los créditos alimentarios. J. La prevención acerca de la responsabilidad del autor para el pago de sus deudas con los bienes que constituyen su patrimonio resulta completamente innecesaria. M. porque de todas formas se mantendrá en la herencia el caudal de los bienes considerados en especie y siempre tendrá la oportunidad de invocar en su favor la disposición contenida en el diverso 1765 de este mismo cuerpo legal. Se llaman deudas hereditarias.G. y de las que es responsable con sus bienes.

Comentarios al Código Civil español. VII.. 1781 y 1782. separa el caso en que haya pendiente juicio entre los acreedores. El albacea. los gastos de conservación y administración de la herencia y los créditos por alimentación). En este caso. de conservación y administración de la herencia. 1762 y 1763 El pago a los acreedores en el caso de concurso se sujetará al orden y preferencia de la sentencia de graduación de créditos. debe tenerse presente lo dispuesto en los aa. 1761. alimenticias o hereditarias— deben forzosamente pagarse antes [243] .G. concluido el inventario. TITULO QUINTO/CAPITULO V ARTS. Si hubiera algún acreedor que conforme a las disposiciones del libro cuarto.. 5. José Ma. se exigirá a los que fueren pagados la caución de acreedor de mejor derecho. título primero. En este supuesto. Madrid. La ley. ARI ÍCUI. conservando en los respectivos bienes los gravámenes especiales que tengan. "de la concurrencia y prelación de créditos". Reus. en el a. Los acreedores. tuviere un crédito preferente. t. haya concurso.O 1762. no podrá pagar los legados. pero esta reducción se impone entre criterios de igual clase cuando hubo ese juicio y los bienes de la herencia no alcanzan a pagar a todos los acree- dores. se- rán pagados en el orden en que se presenten.G. se realizará el pago de los otros créditos. I . El precepto se refiere al supuesto de que los bienes relictos no sean suficientes para el pago de las deudas de la herencia. pero si entre los no presentados hubiere algunos preferentes. sin haber cubierto o asignado bienes bastantes para pagar las deudas. También debía imponerse en este caso. 1028 (del CC español concordante con el que se comenta). Nada habla de reducción en caso alguno. el albacea no puede hacer pago de las deudas hereditarias si no es conforme a la sentencia que se pronuncie en concurso. cuando no.88). p. tercera parte. aun sin mediar juicio (Manresa y Navarro. el albacea no puede por si establecer orden alguno de prelación un lo que atañe a las deudas hereditarias (salvo en preferencia para el pago de las deudas mortuorias. ARTÍCULO 1763. Todas estas deudas —ya sean mórtuorias. No existiendo concurso. mediante el otorgamiento de una caución de mejor derecho. ed. 1955. de aquel en que no exista juicio pendiente. I. que no hubiere presentado para su pago. 7a.G.G.

se satisfagan las deudas de la herencia. antes de proceder a la partición. En esta idea resulta improbable la hipótesis de ausencia total de bienes en la herencia aún indivisa. junto con los herederos. 1763. no debía haberse hecho el pago de los legados sin efectuar esa estimación de bienes para pagar las deudas. En todo caso. De allí se explica que antes que se paguen los legados.MITS. el código prevé la posibilidad de que aun cuando no se paguen por lo menos se asignen bienes suficientes para cubrirlas. Los acreedores que se presenten después de pagados los legatarios. La obligación de pagar las deudas por la simple aceptación del legado. en general. ARTÍCULO 1764. Como las deudas mortuorias. la acción entablada en contra de los legatarios por parte del acreedor preterido. porque las condiciones de la vida económica actual ofrecen una amplia variedad de salidas que fácilmente prescinden del lento proceso de la subasta [294] . Es un principio fundamental en la sucesión por causa de muerte que los herederos contribuyan en proporción a su haber hereditario al pago de las deudas y cargas de la herencia. se hará en pública subasta. JAMO. Y si ello es así. El anterior precepto protege el derecho de los acreedores. los gastos de administración y el pago de legados. y por cargas las obligaciones que nacen para los herederos por causa de la muerte del autor. Se entiende por deudas las obligaciones que incumben al de culus y que se transmiten a sus herederos. La venta de bienes hereditarios para el pago de deudas y legados. 1285 respecto de la obligación subsidiaria de los legatarios. Este articulo deja a salvo el derecho de los interesados para acordar la venta de bienes fuera de subasta pública. se funda en este precepto y en la disposición contenida en el artículo anterior que ordena la asignación de bienes bastantes parad pago de su deuda. 1714 y 1768 L1610 TERCETO de proceder al pago de los legados y. se apoya en la regla general contenida en el a. ARTICULO 1765. a no ser que la mayoría de los interesados acuerde otra cosa. merced a la garantía que resulta de la obligación impuesta al albacea para asignar bienes que cubran las deudas. solamente tendrán acción contra éstos cuando en la herencia no hubiere bienes bastantes para cubrir sus créditos. de asumir las cargas de la herencia. De este modo.

antes de autorizar dicha venta. Aprobados el inventario y la cuenta de adminis- tración.G.G. antes de que se consuma el acto en perjuicio de aquéllos. Parece claro que la aplicación del producto de la venta debe ser conocido y aprobado por los interesados. determinarán la aplicación que haya de darse al precio de las cosas vendidas. Si existieren varios herederos al abrirse la sucesión se forma entre los cohere- deros una comunidad hereditaria según lo establece el a.o QUINTO/CAPITVIAS V y VI ATS. Este precepto. y en su caso por el juez. dado que se trata de bienes que pertenecen en común a los herederos. 1711 y 1717 Es frecuente que no exista en los bienes de la herencia dinero en efectivo para cubrir las deudas de ésta y los legados. y las más veces será necesario vender algunos bienes para hacer el pago a los acreedores y legatarios cuando el legado consista en una suma de dinero. el juez resolverá lo que haya de hacerse sobre el particular para satisfacer a los acreedores. 1288 de este ordena- [2451 .G. En ese supuesto. La ARTÍCULO mayoría de los interesados. 1717 y 1758. Esta disposición se relaciona con lo prevenido en los aa. Por interesados debe entenderse a los herederos o legatarios y también a los acreedores quienes por mayoría decidirán cómo se aplicará el producto de la venta.Trrui. el albacea debe hacer en seguida la partición de la herencia.G. o la autorización judicial en su caso. I. I. dando intervención a los interesados (y el acreedor lo es con igual título que los herederos) pone a cubierto a estos últimos de maniobras fraudulentas de los herederos. y por otra parte. A falta de esa decisión mayoritaria. 17$1. ante la imperiosa necesidad de cubrir las deudas exigibles. CAPITULO VI De la partición ARTICULO 1767. no tiene facultades de disposición de los bienes que lo constituyen. LO 1766. la venta que haya de hacerse de los bienes necesarios para ese efecto requiere autoriza- ción judicial o consentimiento de la mayoría de los interesados (incluyendo los acreedores) y almoneda pública para su enajenación. el albacea es un administrador para conservar el caudal heredita- rio. tratando de impedir así su realización.

TITULO QUINTO Disposiciones comunes a las sucesiones testamentarias y legítimas CAPITULO VI De la partición .

1717 y 1758. I. Si existieren varios herederos al abrirse la sucesión se forma entre los cohere- deros una comunidad hereditaria según lo establece el a. y por otra parte. LO 1766. Aprobados el inventario y la cuenta de adminis- tración. el albacea es un administrador para conservar el caudal heredita- rio. La ARTÍCULO mayoría de los interesados. Esta disposición se relaciona con lo prevenido en los aa.G. A falta de esa decisión mayoritaria. la venta que haya de hacerse de los bienes necesarios para ese efecto requiere autoriza- ción judicial o consentimiento de la mayoría de los interesados (incluyendo los acreedores) y almoneda pública para su enajenación. 17$1. Por interesados debe entenderse a los herederos o legatarios y también a los acreedores quienes por mayoría decidirán cómo se aplicará el producto de la venta.G. 1711 y 1717 Es frecuente que no exista en los bienes de la herencia dinero en efectivo para cubrir las deudas de ésta y los legados. Este precepto.G. el juez resolverá lo que haya de hacerse sobre el particular para satisfacer a los acreedores. determinarán la aplicación que haya de darse al precio de las cosas vendidas. el albacea debe hacer en seguida la partición de la herencia. 1288 de este ordena- [2451 .o QUINTO/CAPITVIAS V y VI ATS. dado que se trata de bienes que pertenecen en común a los herederos. antes de que se consuma el acto en perjuicio de aquéllos. antes de autorizar dicha venta. tratando de impedir así su realización. CAPITULO VI De la partición ARTICULO 1767. y en su caso por el juez. I. En ese supuesto.G. Parece claro que la aplicación del producto de la venta debe ser conocido y aprobado por los interesados. y las más veces será necesario vender algunos bienes para hacer el pago a los acreedores y legatarios cuando el legado consista en una suma de dinero. o la autorización judicial en su caso. no tiene facultades de disposición de los bienes que lo constituyen.Trrui. dando intervención a los interesados (y el acreedor lo es con igual título que los herederos) pone a cubierto a estos últimos de maniobras fraudulentas de los herederos. ante la imperiosa necesidad de cubrir las deudas exigibles.

D. y N.P. 2316. Esta disposición concuerda con lo dispuesto en el a. 939 de este ordenamiento. A. cuando se haya realizado y aprobado el inventario y hayan sido aprobadas las cuentas de administración según lo establece este precepto. t. III.E. 939 y al 1767). p. Dicho estado es transitorio. Tratándose de menores no sólo se requiere la concurrencia de la voluntad de quien los represente en el juicio sucesorio respectivo. (Ver los comentarios a los aa. con razón. los coherederos pueden manifestar expresamente su consentimiento para mante- nerla. determinará el tiempo que debe durar la indivisión. Algunos autores señalan. Ello significa que los coherederos tienen respecto de la masa hereditaria derechos pro indiviso. pues nadie está obligado a permanecer en la indivisión contra su voluntad. ARTÍCULO 1768. ya sea en ejercicio de la [2461 . Habiendo menores entre ellos. El principio establecido en este precepto evita todos los inconvenientes de mantener la copropiedad indefinida- mente contra la voluntad de cualquiera de los herederos.D. ni aun por prevención expresa del testador. que la voluntad del testador se hace efectiva hasta el momento de la partición de la herencia. es decir. y el auto en que se apruebe el convenio. Puede. Planiol ( Traité élétnentaire de droit civil. 579) define a la parti- ción diciendo que es "el acto por medio del cual los coherederos en una sucesión sustituyen por partes materialmente distintas llamadas partes divisas aquellas partes indistintas llamadas partes indivisas que hasta entonces habían tenido". A. La prevención hecha acerca de que la voluntad del testador no puede obligar a los coherederos a permanecer en la indivisión. A ningún coheredero puede obligarse a perma- necer en la indivisión de los bienes. ARTÍCULO 1769.suspenderse la partición en virtud de convenio expreso de los interesados.P. 1927. respetando el principio de autonomía de la voluntad. deberá oirse al tutor y al Ministerio público. núm. 1708 y 171311 LIMO TERCERO miento. distintas y determinadas.E. de tal suerte se sustituyen las partes alicuotas por partes divididas. París. pues el legislador. 1767. y N. a fin de evitar una fragmentación que resulta antieconómica. así lo dispuso en este precepto. Sólo existe una excepción a este principio: la parcela ejidal que no puede ser dividida entre los sucesores. después de que se tenga conoci- miento cierto del caudal relicto distribuible entre los herederos.AMI. Si bien es cierto que nadie puede ser obligado a permanecer en la indivisión.

y N. a ella deberá estarse. En este precepto se completa la primera regla a que se hace referencia en el numeral que antecede: el respeto a la voluntad del testador. aprobado el inventario. 1779 y 1788). 1719. el legislador dispone que los herederos o legatarios a quienes se apliquen los bienes. 1770 y 1771 patria potestad o de la tutela. podrán recibirlos siempre que presenten una garantía suficiente para cubrirlos. D. sino que. P. y N. que es la que cada heredero y legatario adquiere para sí los bienes que le correspondan de la herencia.D.E. 1763 sobre el concepto de deudas y cargas.D. el juzgador. La irrevocabilidad. [247] . Lo establecido en este precepto y el que sigue señala la primera de las reglas que deben seguirse al hacer la partición de la herencia: el respeto y la voluntad del testador. el albacea. A. A. en la proporción que les corresponda. salvo derecho de tercero. les entregará esos bienes.E. Si el autor de la herencia dispone en su testamen- to que a algún heredero o legatario se le entreguen deter- minados bienes. deberán entregárseles. A. Véase el comentario al a. Aun en el caso de que los interesados manifiesten su voluntad de permanecer en la indivisión. sólo afecta a los coherederos. con el objeto de que se cumpla la voluntad del testador. E. y N. ésta no podrá ser indefinida. de tal suerte que a pesar de que la partición se efectúe y se convierta en irrevocable los terceros podrán hacer efectivos sus créditos sobre los bienes distribuidos. ARTÍCULO 1771. habiéndose aprobado el inven- tario —acto por medio del cual se hace constar el haber de la masa hereditaria--. A fin de evitar que por esta causa disminuya indebidamente la garantía general de los acreedores por créditos que son a cargo del acervo hereditario. (Ver aa.P. al aprobar el convenio deberá señalar también el término de la duración de ésta. Si el autor de la herencia hiciere la partición de los bienes en su testamento. P.TITULO QUINTO/CAPITULA VI MITS. Este numeral se refiere exclusivamente a los casos en que el de czejus haya señalado en forma específica y determinada ciertos bienes para ser aplicados a uno de los herederos o legatarios en cuyo caso. siempre que garanticen suficiente- mente responder por los gastos y cargas generales de la herencia. Empero se establece que ello se hará sin perjuicio de los derechos de terceros ya sea sobre la masa hereditaria o sobre bienes determinados. ARTÍCULO 1770. en su caso. se oirá al MP quien debe analizar el convenio y vigilar si no atenta contra los intereses del menor.

salvo convenio en contrario. se fijará por peritos. siempre que puedan entregar en dinero a los otros cohere- deros la parte que les corresponda. Todo. al hacerse la partición ésta deberá ser íntegra. Especialmente en lo tocante a unidades agrícolas.E. industria- les o comerciantes. los gastos útiles y necesarios y los daños ocasionados por malicia o negligencia. a ellos se aplicará la negociación. Es decir. y N. industriales o comerciales. lo designará el juzgador.ARTS. ARTÍCULO 1773. Los coherederos deben abonarse recíprocamen- te las rentas y frutos que cada uno haya recibido de los bienes hereditarios. sin afectar el derecho que los demás coherederos tienen sobre sus respectivas partes alícuotas. que está constituida por los bienes más las rentas y frutos que hayan generado hasta el momento de su partición.P. El precio de la nego- ciación. industrial o comer- cial. Lo dispuesto en este artículo. sino el abono de los gastos útiles y necesarios realizados para la conservación de los bienes en cuestión. 1771 y 1773 LORO TERCERO ARTICULO 1772. Responde al interés de conservar los bienes y adjudicarlos a quienes mejor puedan administrarlos. han de conser- varse como unidad económica y pagarse en dinero las partes alícuotas corres- pondientes a los demás coherederos. no impide que los cohere- deros celebren los convenios que estimen pertinentes. En algunos de los círculos se ha discutido mucho sobre la inconveniencia de dividir un patrimonio ya formado y más o menos sólido en pequeñas fracciones que disminuyan con ello su utilidad. La obligación recíproca que establece este precepto.D. El precio de esos bienes ha de ser fijado por peritos. por tanto los interesados deberán designar a los peritos. cada heredero deberá recibir el valor de su porción. En caso contra- rio. Si el autor de la sucesión no dispuso cómo debieran repartirse sus bienes y se trata de una negocia- ción que forme una unidad agrícola. garantiza que cada heredero obtenga su porción en su valor total y se extienda a la restitución no sólo de los frutos que un bien hubiere generado. Lo dispuesto en este artículo es la regla que el legislador propone para facilitar la división de los bienes como norma supletoria de la voluntad del testador cuando éste dispuso expresamente sobre el particular. A. habiendo entre los herederos agricultores. En virtud de que la partición pone lin a la comunidad de bienes entre los cohere- deros. En otras palabras: el legislador establece a falta de disposición testamentaria o convenio expreso que cuando dichos bienes no aceptan cómoda división. [248] .

E.TITULO QUINTO/CAPITULO VI ARTS. A. y N. sin embargo. ARTÍCULO 1774. ¿Qué debe capitalizarse? ¿El capital que ha de separarse debe ser de igual valor a la pensión o renta. corresponderá a cada uno de los herederos luego que aquélla se extinga. la redacción resultó poco clara.P. El artículo precedente preve la posibilidad de que se separe e invierta parte de la herencia afectándola al pago de las pensiones o rentas que el testador hubiere especificado. el incluirlos en el proyecto de partición permite que cada heredero conozca el monto neto que del capital le corresponde.P.D. ARTÍCULO 1775. 1773. y N.E. en los convenios que se celebren sobre el particular. invertido. independientemente de que el monto de los intereses (9% anual) debería ade- cuarse al tipo de inversiones que hoy en día ofrece la banca nacional. y se separará un capital o fondo de igual valor. en su caso. que aceptan fácil división.E. Si el testador hubiere legado alguna pensión o renta vitalicia. y N. [249] . En el proyecto de partición se expresará la parte que del capital o fundo afecto a la pensión. Responsabilidad que debe exigirse en el juicio sucesorio correspondiente. del daño ocasionado en los bienes por negligencia o malicia. 1774 y 1775 Finalmente en este precepto se responsabiliza a cada heredero. Es cierto que se conservará virtualmente esta comunidad toda vez que el fondo se encuentra invertido como una unidad. deberá incluirse el capital o fondo separado. m. Por ello al pensionado o rentista se le considera mero usufructuario del capital. P. Sin embargo. se capitalizará al nueve por ciento anual. evitando así que subsista la comunidad indefinida sobre parte de la herencia. Puesto que la partición tiene por objeto terminar con la indivisión. Este artículo no es claro en su redacción. o al capital invertido? Entendemos que el legislador intentó garantizar al pensionado o rentista la percepción de su renta o pensión separando un capital que. Lo mismo se observará cuando se trate de las pensiones alimenticias a que se refiere el artículo 1368. al 9% anual. sin gravar con ella en particular a algún heredero o legatario.D. quien tendrá todas las obligaciones de mero usu- fructuario. diera la suma estipulada por el testador. que se entregará a la persona que deba percibir la pensión o renta. A.D. tratándose de bienes fungibles.

Cuando haya menores. siem- pre que en la herencia haya bienes cuya enajenación deba hacerse con esa formalidad. Se permite. si no se lesionan los derechos de los menores. 1788. se imputarán a su haber. 2228. Los gastos de la partición. de conformidad con lo establecido en el a. dará su aprobación.D. y N.P. La partición constará en escritura pública. y el interés del Fisco. la partición convencional. En caso de que esta formalidad no fuere cumplida la partición será anulable por acción de cualquiera de los interesados. 78 de la LN para el DF. La partición es. De ello se desprende que los acuerdos tomados habiendo menores. el reconocimiento de la libre manifestación de la voluntad de los interesados para concluir sus propios negocios sin estar sujetos al ritmo de los acuerdos en tribunales.1788). En este caso. pues. (Ver aa. oyendo al Ministerio Público. (Ver a. pues. pero también cualquiera de ellos puede exigir que se otorgue en escritura pública y puede ser confirmada mediante la escrituración posterior. A. Y N. los acuerdos que se tomen se denunciarán al juez. se rebajarán del fondo común.D. si están debi- damente representados y el Ministerio Público da su conformidad. podrán los interesados separarse de la prosecución del juicio y adop- tar los acuerdos que estimen convenientes para el arreglo y terminación de la testamentaría o del intestado. ARTÍCULO 1778. A. 1777 y 1778 LIBRO TERCERO ARTÍCULO 1776. Encontramos en este precepto la intención del legislador de no cargar a los tribunales con expedientes de juicios sin conflicto por un lado. [250] . los que se hagan por el interés particular de alguno de los herederos o legatarios. sin autorización del juzgador podrán ser nulificados o solicitarse su rescisión por no llenar las formalidades establecidas por el juzgador. y éste. 2229 y 2232).E. Cuando todos los hereaeros sean mayores. y por otro. cuando todos los herederos gozan de capacidad de ejercicio. E. podrán separarse. P. un acto formal que deberá constar en escritura pública cuando se refiere a bienes cuyo valor sea superior a los treinta mil pesos. si lo hubiere.ATS. esté cubierto. ARTÍCULO 1777. 17711. sin intervención del juzgador.

J. señaló que la partición tiene como consecuencia jurídica el conferir a los herederos la propiedad exclusiva de los bienes que han sido repartidos. J.P. expresada en el testamento. La semejanza del otro principio del código. y N. Los legisladores de los códigos civiles anteriores se inspiraban en el CC portugués que al no tener un artículo semejante al numeral 71 1 del CC francés. quizas porque en el artículo siguiente al regular el saneamiento por evicción. la partición legalmente hecha confiere a los coherederos la pro- piedad exclusiva de los bienes que les hayan sido legalmente repartidos. del convenio de los interesados o de resolución judicial. que como principio general establecía que la propiedad de los bienes se adquiere y se transmite por sucesión. L. se limita a decir que si la partición se efectuó en forma legal. M. A. 1769 y 1776 (véanse los comentarios) la partición podría ser testamentaria. se dice que la que fuere legalmente hecha fija la porción de bienes hereditarios que corresponde a cada heredero. 1779 y 1779 La partición no será definitiva hasta que se cubran los gastos a que se refiere este precepto. El legislador de 1928 ha dicho que la partición legalmente hecha fija la porción de bienes hereditarios que corresponde a cada uno de los herederos. CAPITULO VII De los efectos de la partición ARTÍCULO 1779.TITULO QUINTOPCAPITULOS VI y VII ARTS. amigable o judicial. precisamente porque del fondo común es de donde se obtienen los recursos para hacer frente a estas erogaciones. {2511 . La partición legalmente hecha. fija la porción de bienes hereditarios que corresponde a cada uno de los herederos. aunque ya se hubieren entregado algunos bienes según lo estipulado en el a. por donación entre vivos o testamentaria y por efecto de las obligaciones. excepto cuando interesen sola- mente a uno de los herederos o legatarios. conforme al cual los contratos legalmente celebrados deben ser puntualmente cumplidos en lo que atañe a la partición. D. 1770.E. en cuyo caso el fondo común no debe ser menguado. según que sea resultado de la voluntad del testador. En todos los casos yen principio como regla general decían los códigos civiles de 1870 y 1884. Conforme al capítulo anterior y especialmente a la luz de los aa. la porción de bienes que corresponde a cada heredero queda definitivamente establecida en la partición hecha.

11 p. mas tratándose de coherederos no puede hablarse de una enajenación entre ellos ni menos del autor de la herencia.M. La porción que deberá pagarse al que pierda su parte. Los otros coherederos están obligados a indemnizarle de esa pérdida en propor- ción a sus derechos hereditarios. no será la que represente su haber primitivo. habiendo establecido en el a. México. [252] . disposición que tenía su remoto antecedente en el Digesto.ARTS. El legislador.J. l878) indicaba que hecha la partición. en proporción a sus derechos hereditarios. sino la que le corresponda. y que ordenaba al juez imponer a los coherederos afianzar mutua- mente la obligación de prestar la evicción. deduciendo del total de la herencia la parte perdida. en este capítulo de partición que estamos analizando se limita a decir que cuando por causas anteriores a la partición alguno de los coherederos fuese privado de todo o parte de su haber.L. o por mejor decir. los coherederos quedan obligados entre sí a la evicción y saneamiento de las cosas que respectivamente les fueren adjudicadas o les cupiere en suerte. el coheredero que fuese privado de su porción está facultado para exigir a los otros coherederos una indemnización en proporción a los derechos de cada uno. porque en estricto sentido no puede hablarse de evicción dado que ésta sólo opera frente al que enajena. 2120 que la evicción surge corno un deber en el incumplimiento de las obligaciones y se impone a todo aquel que enajena un bien.L. en proporción al haber hereditario que corres- pondió a cada uno de ellos.M. La disposición que comentamos agrega. alguno de los coherederos fuese privado de todo o de parte de su haber. con justa razón dispone que los herederos deban indemnizar al heredero que sufre la evicción.J. Cuando por causas anteriores a la partición. libro X y en la partida 6. ARTÍCULO 1781. J. sino la que le corresponda. J. a cargo de quien enajena. porque de otro modo resultaría que el que ha sido privado de su porción nada perdía por la incertidumbre de la cosa y salía mejorado respecto de los otros. deduciendo del total de la herencia la parte perdida: En el comentario del artículo anterior hemos dicho que en forma análoga a lo que ocurre con el saneamiento por evicción. los otros coherederos están obligados a indemnizarle de esa pérdida. no será la que represente su haber primitivo. 222. El CC actual en función de la lógica. que la porción que deberá pagarse al que pierda su parte. 1780 y 1781 LIBIO TERCERO ARTÍCULO 1780. El proyecto de García Goyena (t.

la cuota con que debía contribuir se repartirá entre los demás. para cuando mejore su fortuna porqué está colocándose en la hipótesis que normalmente acaecería. La disposición tiene su antecedente en el a. éstos no estén facultados para pedir la nulidad de los actos celebrados en su fraude. ARTÍCULO 1783. 1783 y 1724 ARTÍCULO 1782. no se computará la porción del heredero insolvente debiendo dicha porción repar- tirse entre los demás. conservarán su acción contra él. sólo cesará en los casos siguientes: 1. que el heredero por desgracia hubiera sufrido la pérdida de sus bienes. M . de los cuales es privado.. 17511. incluyendo el que perdió su parte.J.TITULO QUINTO/CAPITULO VII ARTS.L. Esto significa que si alguno de los coherederos hubiese dis- puesto de sus bienes y créditos. HL—Cuando la pérdida fuere ocasionada por culpa del heredero que la sufre. Si alguno de los coherederos estuviere insolven- te. El legislador añade a la frase que dice que los que pagaron por el insolvente.J.". La obligación a que se refiere el artículo 1780. Este artículo. para cuando mejore de fortuna. el coheredero que hubiese sido privado de todo o parte de su haber tiene el derecho de reclamar la indemnización que señala el artículo anterior. Los que pagaren por el insolvente. 885 del Código de Napoleón. estimados en su justo precio no iguala al importe de sus deudas. conservarán su acción contra él. mas para formar la masa hipotética nuevamente. así expresado parcialmente facultaría a los coherederos para efectuar toda clase de acciones en contra del insolvente. incluyendo las acciones que se otorgan por los actos celebrados en fraude de acreedores. J .M. Los que han hecno pago por el insolvente. pero esto no impide que si esa pérdida fue resultado de los actos ejecutados por el coheredero con conocimiento de la insolvencia que ha de provocarse. ARTÍCULO 1784. [2531 .. esto es.L. Conforme al a.—Cuando se hubieren dejado al heredero bienes indi- vidualmente determinados. 11. conservarán su acción contra él. J. incluyendo de los percibidos como consecuencia de su porción hereditaria. los coherederos renuncien expresamente el derecho a ser indemnizados.—Cuando al hacerse la partición. y dejara burlados los derechos de su coheredero o coherederos. 2166 de nuestro código "hay insolvencia cuando la suma de los bienes y créditos del deudor. incluso el que perdió su parte.

1714v 17115 LIMO l'EXCESO Recuérdese que conforme al a. por lo tanto son créditos [254] . Si la pérdida fue ocasionada por culpa del heredero que la sufra. en otros términos. Recuérdese que hay culpa o negligencia cuando el sujeto titular ejecuta actos contrarios a la cónservación de la cosa o deja de ejecutar los que son necesarios para ella. Pues bien. La segunda hipótesis que considera el artículo que se comenta. 1780 cuando alguno de los coherederos es privado de su porción. es desposeído del mismo por causas anteriores a la partición. J. y por lo mismo que debe encuadrarse en la hipótesis de que el heredero en realidad es un legatario. los otros coherede- ros están obligados a indemnizarle de esa pérdida. ya que en todo caso es un legado de cosa ajena que el testador ignora sea suya. Si se adjudica como cobrable un crédito. 1760).J. y el legado será nulo. los coherede- ros restantes no están obligados a indemnizarle. ARTÍCULO 1785. la partición se acepta a sabiendas de que el bien podrá perderse en juicio. el legislador señala en el artículo que se comenta que esta obligación cesará en tres hipótesis: La primera cuando el propio autor de la herencia hubiere dejado al heredero bienes indivi- dualmente determinados. esto es. Para entender este articulo recuérdese que son deudas hereditarias las contraí- das por el autor de la herencia independientemente de su última disposición y de la que es responsable con sus bienes (a. M. si habiéndosele legado algún bien. Los antecedentes históricos. por causas anteriores a la partición. y sólo son responsables de su solven- cia al tiempo de hacerse la partición. pues si el testador hubiese hecho la partición en el testamento y asignado determinados bienes particularmente a algunas personas a quienes pudo haber llamado herederos. cuando se le hubiese instituido en cosa cierta o determinada. los coherederos no responden de la insolvencia posterior del deudor hereditario. en realidad estaríamos en presencia de un acto jurídico aleatorio. ignorándolo el testador. en realidad está instituyendo legatarios de bienes específicamente determinados que resultaron no ser suyos. L.MITS. la partición se habría hecho tomando en cuenta los riesgos de una posible pérdida por causas de índole jurídica. los otros coherederos no están obligados a indemnizarle. incluyendo el CC de 1884. hace referen- cia a una partición amigable y en la que los coherederos renuncian expresamen- te el derecho de ser indemnizados. Si tal cosa ocurriera. Con mejor técnica el legislador actual presenta la hipótesis como si se tratara de un legado. liberaban de la obliga- ción de indemnizar a los coherederos cuando el mismo autor de la herencia hubiese hecho en vida la partición. esto es. tratándose de un bien ajeno no habrá transmisión.

comparada con el artículo anterior en realidad tendría dos supuestos. o incluso si existe ya sentencia definitiva ordenando la entrega de los bienes a un tercero. [255} . los coherederos a quienes no se adjudicó el crédito no son responsa- bles. que a consecuencia de una parti- ción amigable o por decisión judicial un heredero hubiese recibido en adjudica- ción un crédito como cobrable.J. Si el crédito que tiene el autor de la herencia resulta incobrable después de la partición. Por los créditos incobrables no hay responsabi- lidad. (Véase el articulo siguiente). los restantes no responden de la buena ejecución del crédito. J.M. en una segunda hipótesis. crédito con deudor hereditario. es decir. J. Podría suceder. tiene derecho de pedir que sus coherederos. mas no de la insolvencia posterior o sobrevenida después de la adjudicación (a. Podrá.L. El heredero cuyos bienes hereditarios fueren embargados. obtener que se les prohiba enajenar los bienes que recibieron a efecto de que con ellos se pueda hacer efectiva la indemnización que eventualmente llegare a corresponderles.J. caucionen la responsabilidad que pueda resultarles y. tiene derecho de pedir que sus coherederos caucionen o garanticen la responsabilidad por la indemnización que podrá pedir a dichos coherederos en los términos del a. La disposición que se comenta. o contra quien se pronunciare sentencia en juicio por causa de ellos. pues en este caso sus coherederos responden de su solvencia al tiempo de hacerse la partición.M.M. los adquiridos por el autor de la herencia. siendo el primero que si el autor de la herencia ordena entregar un crédito a uncoheredero o legatario. J. ARTICULO 1787. 1780.L. El artículo quiere decir que si un heredero tiene peligro de perder los bienes o derechos que le han sido adjudicados por causas anteriores a la partición.TITULO QUINTO/CAPITULO V11 ARTS. en todo caso. 1781 y 17137 hereditarios.J. 1785. Si resultare que alguno de estos créditos se adjudica a algún heredero. que se les prohiba enaje- nar los bienes que recibieron. 1785). ARTICULO 1786. los coherederos no responden de la insolvencia posterior del deudor y sólo son responsables de su insolvencia al tiempo de hacerse la partición.L. en caso contrario.

el incumplimiento por parte de algunos herederos de la obligación convenida podría dar lugar a la rescisión de la partición. J . el incumplimiento de dichas cargas por el heredero o legatario. 318) de manera que el heredero preterido es el heredero omitido. L. amigables o judiciales. Si la partición hubiese sido resultado de un convenio entre los interesados. El error sólo daría lugar a una rectificación si hubiese sido fortuito. el convenio sería nulo si hubiese sido resultado de violencia o de dolo. podría modificarse si se dictó por error. si la partición es resultado de una disposición del autor de la herencia. t. pues el incumplimiento de las obligaciones de esa resolución podría dar base a la acción resolutoria. del convenio entre los interesados o de la decisión judicial. de una maquinación o artificio destinada a conducir a error. si suponemos que como resultado del convenio de partición se hubieran impuesto obligaciones recíprocas. Hemos dicho que conforme al capítulo VI de éste título. las particiones pueden ser testamentarias. o. 47. tendría como efecto resolver la institución de heredero o legatario. Podría también [256] . ARTÍCULO 1789. y la misma sentencia de adjudicación que tiene el carácter de una transacción puesto que pone fin a una controversia presente. En cuanto a la anulación. Si el testador hubiese impuesto a herederos o legatarios algunas cargas. Preterir significa hacer caso omiso de una persona pues la palabra proviene del latin praeterire que significa pasar adelante (Enciclopedia Universal. según que sean el resultado de la disposición del autor de la 'Herencia. se hará una nueva partición para que perciba la parte que le corresponda. El heredero preterido tiene derecho de pedir la nulidad de la partición.MITS. M. La omisión podría ser resultado o de un ocultamiento en la sucesión legítima o de una ignorancia o desconocimiento de un nuevo testamento complementario.J. 17815 y 1719 LIE110 =pauto CAPITULO VIII De la rescisión y nulidad de las particiones ARTÍCULO 1788. sería nula siguiendo las reglas de la nulidad de las condiciones que imponga el testador o de la nulidad del testamento. Decretada ésta. es decir. Las particiones pueden rescindirse o anularse por las mismas causas que las obligaciones. Las mismas reglas se aplicarán a la partición que fuese producida por una resolución judicial. Así. El artículo que comentamos dice que las particiones pueden rescindirse o anularse por las mismas causas que las obligaciones. bajo amenazas como resulta- do de dolo.

el heredero aparente podría ser despla- zado y en este caso se aplica literalmente el artículo que se comenta. se haga una nueva partición a fin de que perciba el heredero preterido la parte que le corresponda.M. ARTÍCULO 1791.L. y la parte que se le aplicó se distribuirá entre los herederos. en cualquiera de los casos que dieron lugar a la omisión. Llamamos por consecuencia heredero falso a aquel que se ostenta como tal sin serlo.TITULO QUINTO/CAPITULO VIII ARTS. La falsedad podría ser total.J. pues se ha omitido a otro heredero o éste lo desplazará. la omisión provoca la falsedad del heredero actual. J. Si hecha la partición aparecieren algunos bienes omitidos en ella.L. ni menos para que se nulifique. Recuérdese en todo caso que la acción de petición de herencia prescribe en diez arios (véase el comentario del articulo anterior). Pues bien. J.J. para que se formule un inventario complementario y una partición que abarque los objetos omitidos. 17611.J.L. se hará una división suplementaria. 17W y 1791 ocurrir que un testamento posterior hubiese revocado al anterior y que dicho testamento hubiese sido ocultado o ignorado. la parte que se le aplicó se distribuirá entre los herederos verdaderos. La partición hecha con un heredero falso. es nula en cuanto tenga relación con él.M. Por lo tanto el heredero falso es el heredero aparente y con justa razón el legislador dice que la partición hecha con heredero falso. La omisión de alguno o algunos objetos no da derecho para que se rescinda la partición ya hecha. es decir. esto es. el heredero omitido. y la parte que se le aplicó se distribuirá entre los herederos. J. ARTÍCULO 1790. o bien al que siéndolo no le corresponde la cuota que se le asigna. Pero la falsedad podría ser parcial. es nula en cuanto tenga relación con él. tiene derecho de pedir la nulidad de la partición para el efecto de que decretada la nulidad. es decir. en todo caso facultará al albacea para que se haga una división suplementaria. es decir. Si como hemos dicho el heredero preterido es el heredero omitido. en la cual se observarán las disposiciones contenidas en este Título. el heredero o herederos habrían recibido una cuota superior a la que en estricto derecho les correspondería pero que debe ser disminuida en atención al heredero omitido. [2571 .M.