Capı́tulo 6

Potencial central

6.1. Potenciales centrales. Ecuaciones radiales
Si el Hamiltoniano de una partı́cula es
1 2
H= b + V (|r|) ,
p
2M
b = 0. Si ψ es autofunción de H al autovalor E, sean ψℓ (ℓ = 0, 1, 2, · · · ) las
entonces [H, L]
b 2 asociado al autovalor ~2 ℓ(ℓ + 1). Ya
proyecciones ortogonales de ψ al autoespacio Eℓ de L
que Hψℓ ∈ Eℓ , se tiene
Hψℓ = Eψℓ .
Usando (5.22), se tiene
  2   
~2 ∂ 2 ∂ ~2
− + + ℓ(ℓ + 1) + V (r) ψℓ (r, θ, φ) = Eψℓ (r, θ, φ) .
2M ∂r2 r ∂r 2M r2
Pero

X
ψℓ = fℓ,m Yℓm
m=−ℓ

donde Z Z
2π π
fℓ,m (r) = dφ dθ sin(θ)Yℓm (θ, φ)ψℓ (r, θ, φ)
0 0
es una función radial y Z ∞
drr2 |fℓ,m (r)|2 < ∞ .
0
Se sigue entonces que para m = −ℓ, −ℓ + 1, · · · , ℓ − 1, ℓ,
  2   
~2 d 2 d ~2
− + + ℓ(ℓ + 1) + V (r) fℓ,m (r) = Efℓ,m (r) ,
2M dr2 r dr 2M r2
o sea que fℓ,m es una solución de la ecuación de Schrödinger radial
(6.1) Hℓ R = ER ,

103

ℓ . 2M dr r dr 2M r2 actuando sobre L2 ([0. El primer sumando. Inversamente. ∞). r 2 dr) en L2 ([0. En general. Hℓ y Hℓ′ tengan un autovalor común.1) para algún ℓ al autovalor Eℓ de Hℓ con Z ∞ drr2 |Rℓ (r)|2 < ∞ . si x > 0 que la confina a moverse en la semirecta positiva y fuerza la condición u(0) = 0.1.3) u′′ = (Uℓ − ǫ)u . autoenergı́as) de H se reduce entonces al problema de autovalores para los Hℓ . r2 dr). El problema de autovalores (i. ℓ − 1. esto es equivalente a la llamada ecuación radial reducida (6.e. 1 f (r) 7→ rf (r) es una transformación unitaria de L2 ([0. dr). u(0) = 0 . ∞). puede ocurrir que para ℓ 6= ℓ′ . si x ≤ 0 Uℓ (x) . θ. la ecuación radial reducida es formalmente análoga a una ecuación de Schrödinger unidimen- sional (−∞ ≤ x ≤ ∞) para una partı́cula en el potencial  Ueℓ (x) = ∞ . ∞). si Rℓ es una solución de la ecuación radial (6. El lector debe notar que los autovalores E de la ecuación radial (6. Además. 6. 0 entonces ψℓ. es siempre repulsivo para ℓ ≥ 1. Introduciendo la función u(r) = rR(r) 1 . φ) . Los resul- tados unidimensionales pueden asi trasladarse a la ecuación radial.m (r. son 2ℓ + 1 soluciones dos-a-dos ortogonales de la ecuación de Schrödinger estacionaria para H al autovalor Eℓ . 2M donde ǫ = ~2 E y ℓ(ℓ + 1) 2M + 2 V (r) Uℓ (r) = r2 ~ que actua como potencial efectivo dependiente de ℓ. El problema radial El problema radial (6.1.1) están dados por aquellos de la ecuación radial reducida (6.donde el operador radial Hℓ es   ~2 d2 2 d ~2 (6. −ℓ + 1. m = −ℓ. 104 . puede reescribise R′′ + 2r−1 R − Uℓ R = −ǫR .3) ǫ por la relación E = ~2 ǫ/(2M ). · · · . φ) = Rℓ (r)Yℓm (θ.1).2) Hℓ = − 2 + + ℓ(ℓ + 1) + V (r) . que es un término centrı́fugo.

Los autovalores de la ecuación radial (6. entonces: la autofunción radial reducida un. a ℓ fijo. U− (r) = mı́n{U (r). Cuando (∆V )(r) ≥ 0 (respectivamente ≤ 0) para todo r 6= 0.ℓ2 .ℓ .ℓ1 = En2 .ℓ < E2.1)) En. de multiplicidad 2ℓ + 1.ℓ2 no ocurre para ℓ1 6= ℓ2 . se puede decir algo sobre el ordenamiento de los autovalores con n + ℓ fijo. Y. los autovalores están ordenados de menor a mayor por el segundo ı́ndice ℓ.3) cuando existen. ∞). con n ∈ {1. y los autovalores de H son entonces. Para ℓ ∈ {0. Veremos que en los casos del potencial Coulombiano (atractivo) o armónico.1) o de la ecuación radial reducida (6. entonces Z ∞ 1 Nℓ ≤ r | U− (r) | dr . Sin embargo. la autofunción radial Rn. 2.ℓ < · · · .ℓ ≥ (respectivamente ≤) En−1. no es posible establecer una relación entre En. hay una cota superior al módulo del momento angular de una autoestado. Mencionamos solamente las siguientes dos: R∞ R∞ • (Bargmann) Si 0 r | U (r) | dr y 0 r2 | U (r) | dr existen. por lo tanto. cuando el potencial V (r) decae rapidamente en el infinito.ℓ < E3.ℓ asociada a ǫn. Por lo tanto. Grosse y Martin) En. en general y salvo en casos (llamados accidentales) En1 .ℓ1 ≤ En. de tal modo que E1. 2ℓ + 1 0 Observe que. Este valor está dado por  Z  1 1 ∞ ℓmax = mı́n ℓ : ℓ > − + r | U− (r) | dr . incluyendo multi- plicidades. 105 . · · · } enumere los autovalores aislados de Hℓ ( o sea de la ecuación radial (6.ℓ tiene n ceros en [0. esto pasa sistemáticamente y conduce a una alta degeneración de los autovalores resultantes para H (esto tiene una explicación coherente en términos de la existencia de constantes de movimiento).ℓ+1 y nada prohibe que En1 . ∞) (incluyendo el cero en r = 0) y correspondientemente. hay.ℓ tiene n − 1 ceros en [0. 0} . los autovalores están ordenados de menor a mayor por el primer ı́ndice que indica la cantidad de nodos de la correspondiente autofunción radial reducida. genericamente. Cuando el Laplaciano del potencial es de signo definido. 2 Notese que ∆r −1 = 0 fuera de r = 0.ℓ+1 . si este primer ı́ndice es fijo.ℓ1 = En2 . 2. 1. Las correspondientes autofunciones pueden elegirse a valores reales. son simples y no mayores a lı́mr→∞ V (r).2 En general. si ℓ1 < ℓ2 .ℓ y En−1.ℓ2 ocurra para ℓ1 6= ℓ2 . un valor maximal ℓmax de ℓ por encima del cual Hℓ no tiene autovalores discretos. · · · }. con lo cual en el caso Coulombiano V (r) ∝ r −1 esperamos que los autovalores del problema radial dependan unicamente de n + ℓ. Hay una serie de cotas sobre el número Nℓ de autovalores de Hℓ . se tiene (Baumgartner. Se tiene En. bajo estas fuertes condiciones de decaimiento. 2 2 0 Para estos potenciales.

se tiene r r π π jℓ (z) = J 1 (z) . si ǫ > Uo . Cuando ǫ 6= Uo e introduciendo la variable  √ z= √ǫ − Uo r . vease el §10 de [A&S]. hℓ ) juegan el mismo papel que los pares (cos(z). (1) (2) los pares (jℓ . en ambos casos. π 0 para todo ℓ. la ecuación diferencial esférica de Bessel3   ′′ −1 ′ ℓ(ℓ + 1) Λ + 2z Λ + 1 − Λ=0. z2 Las funciones esféricas de Bessel jℓ . diferencial de Bessel z 2 f ′′ (z) + zf ′ (z) + z 2 − ℓ + 12  f = 0 de grado ℓ + 1/2. es otro sistema fundamental de soluciones. entonces Z 2 ∞p Nℓ ≤ −U (r) dr . En términos de las funciones de Bessel y de Weber comunes. yℓ (z) = Y 1 (z) . para |z| → 0 . si ǫ < Uo √ y la función Λ de la variable real z√por Λ(z) := R(z/ ǫ − Uo ) cuando ǫ > Uo o de la variable imaginaria z por Λ(z) := R(z/i Uo − ǫ) cuando ǫ < Uo se obtiene. se tiene Uℓ (r) = ℓ(ℓ+1) r2 + Uo en I y la ecuación radial es   ′′ ′ ℓ(ℓ + 1) R + (2/r)R + ǫ − Uo − R = 0 . e−iz ) para potenciales unidimensionales constantes a trozos. Es de sumo interes el comportamiento asintótico de estas funciones dado por: zℓ −(2ℓ − 1)!! jℓ (z) ≍ . hℓ (z) = jℓ (z) − iyℓ (z) . i Uo − ǫ r . y de Weber o Neumann yℓ = (−)ℓ+1 j−ℓ−1 son dos soluciones linealmente independientes. Potencial constante. yℓ ) y (hℓ . • (Calogero) Si V (r) ≤ 0 y monotono creciente. en I . 6.2. (2ℓ + 1)!! z ℓ+1  2  3 La transformación Λ(z) := z −1/2 f (z) conduce a la ec. funciones de Bessel esféricas Si el potencial central V es constante e igual a Vo en algún intervalo I ⊂ [0. sin(z)) y (eiz . r2 Si ǫ = Uo las dos soluciones linealmente independientes de esta ecuación son rℓ y r−(ℓ+1) . ∞). yℓ (z) ≍ . 106 . Para potenciales centrales constantes a trozos. 2z ℓ+ 2 2z ℓ+ 2 El par de funciones esféricas de Hankel (1) (2) hℓ (z) = jℓ (z) + iyℓ (z) . Para las propiedades de estas funciones.

mientras que para z imaginario (i. mientras la primera.. caso Uo < ǫ) las ası́ntotas son funciones trigonométricas atenuadas con z −1 . hℓ (z) ≍ z exp −iz + i . 2 2     (1) −1 (ℓ + 1)π (2) −1 (ℓ + 1)π hℓ (z) ≍ z exp iz − i . yℓ (z) ≍ z sin z − . 107 . 2 2 Para z real (i.     −1 (ℓ + 1)π −1 (ℓ + 1)π jℓ (z) ≍ z cos z − . caso Uo > ǫ) tenemos asintoticamente funciones hiperbólicas atenuadas con |z|−1 . Observese que cuando Uo > ǫ.. la segunda función de Hankel (2) (1) hℓ no es integrable como función de r en el infinito. si lo es.e. hℓ .e.y para |z| → ∞ con |arg(z)| < π.