You are on page 1of 4

VIDA DE SANTA JOAQUINA DE VEDRUNA

La   Congregación   de   las   Hermanas   Carmelitas   de   la   Caridad   fue   fundada   por   la   Madre
Joaquina de Vedruna en 1826 en Cataluña (España), como prueba de su intensa vida  y fe
religiosa, así como respuesta a una necesidad de la sociedad de ese tiempo, en relación a la
promoción,   educación   de   las   jóvenes   y   el   cuidado   de   los   enfermos.   La   Madre   Joaquina   de
Vedruna, quién nació en Barcelona, el 16 de abril de 1783, provenía de una familia cimentada
en sólidos principios cristianos y religiosos, pertenecientes a la aristocracia intelectual de esa
Ciudad. Desde temprana edad  Joaquina de Vedruna manifiesta su deseo de consagrarse a la
vida religiosa en el Convento del Carmen.  Sin embargo, su deseo se ve postergado, ya que
apenas a los 16 años se une en matrimonio con Teodoro de Mas, un hombre instruido, religioso
y responsable, con quién procrea 9 hijos y conforma una familia ejemplar basada en el amor
cristiano.  A  pesar  de la   holgada   situación  económica   y  de  la  plácida  vida   hogareña   de  los
primeros años de matrimonio, con el tiempo la situación político­social del país, fue afectado
igualmente la vida de la familia Mas­Vedruna.
Teodoro de Mas se alista en la lucha contra los franceses, en esos años mueren tres hijos y
Joaquina   enviuda   en  1816   a   los   33   años   de   edad.  Varios   años   de  fuertes   vicisitudes   debe
atravesar esta mujer de fuerte temple, para organizar su vida, dar rienda a su gran deseo
interior, tantas veces postergado, de consagrar su vida a los designios de Dios, a través de la
Fundación de una Congregación que se dedique a los necesitados, así como a la educación e
instrucción de la infancia.  Es así como cumpliendo  con sus deberes  y amor de madre, atiende
y   orienta   a   sus   hijos   durante   su   viudez,   resuelve   problemas   económico­familiares,   pasa
penalidades y en ese lapso de tiempo conoce al Padre Esteban Olot, quién la anima en el deseo
de fundar a las Hermanas Terciarias Franciscanas y en 1826 al fundar la Congregación de las
Hermanas Carmelitas de la Caridad o también Grupo Vedruna como se las conoció por mucho
tiempo.

Después de numerosos traspié e inconvenientes para el establecimiento de la Congregación, en
1802 se funda la primera Casa de la Caridad en Barcelona, que ya para ese momento atendía a
119 niñas y 355 mujeres y el primer Colegio propiamente dicho se inaugura en 1831 en la

 que afectaron la vida de la Madre Joaquina de Vedruna. ininterrumpido ejercicio de la oración y amor a Cristo crucificado.   con   intempestivas   interrupciones   debido   fundamentalmente   a problemas políticos entre Liberales y Carlistas.  Así. La obra continúa creciendo a cargo de la sucesora. Fue beatificada en 1940 y canonizada en 1959. cuatro años después del fallecimiento de su insigne fundadora. que fue el secreto de su maravillosa ductilidad. debido a la epidemia de cólera que azotó la ciudad. que todo lo ve y todo lo puede. De esta forma la Iglesia daba respuesta al problema de la secularización de la enseñanza y la beneficencia que comenzaba a caracterizar a la España del siglo XIX. la Congregación sigue dando ejemplo de tesonera e   importante   labor   en   las   áreas   de   la   salud   y   la   educación   en   las   comunidades atendidas. la asistencia a los marginados en las Casas de la Caridad y a la   enseñanza   a   la   infancia   en   las   escuelas   públicas.  Su llegada a Venezuela fue en 1953.  A   partir  de  1888   la   Congregación   comienza   a expandirse   por   el   mundo.   Argentina. la Madre Joaquina de Vedruna.localidad   de   Cardona. Fiesta el 22 de mayo. la Madre Paula Del Puig y en 1880 se da la Aprobación   Pontificia   de  las   Constituciones.   principalmente   a   Brasil. la Fundación contaba con 60 Hermanas.  Es decir. En   1912   llegan   a   América. se adaptó con sorprendente seguridad y naturalidad espontánea a .  Aunque   es   apenas   el   año   1857   que   Roma   emite   un   Decreto   de   alabanza   y reconocimiento formal de la importantísima labor social y educativa del Instituto Vedruna. Con la redacción de la Regla y las Adiciones. triple faceta que dio un impacto distintivo a su santidad heroica: sentido providencialista de la vida.  Todo   esto   se   concretaba   a   través   de acuerdos con los Ayuntamientos. Todo incluido en una confianza ilimitada y gozosa en la Divina providencia. Abandonada por entero en los brazos amorosos del Padre. quién muere el 28 de agosto de 1854. Uruguay y Chile. 6 Casas y 1 Noviciado.  Su labor definitivamente fue consolidándose en los hospitales. sin embargo la obra fue creciendo en toda la región de Cataluña.  En el año 1845. Su espiritualidad Tres fueron los resortes sobre los que apoyó su vida espiritual.

 en estas fórmulas sabía ponderar y comentar su hondo contenido. colocado desde el principio bajo la protección y amparo de la Santísima Virgen del Carmen. .  encontró   sus   delicias   en  acercar­se  a   la   Eucaristía   llevada   por  la   mano  de María Santísima. Los acerbos dolores de Cristo en su Pasión la atraían cual imán irresistible. Estaba plenamente convencida y había experimentado que nadie mejor que la Madre divina puede enseñar a las almas a vivir en Jesús y con Jesús. Santa Joaquina cifró su afán y predilección en la modalidad dolorosa y reparadora de la Divina Pasión. Su   vida   estaba   caldeada   en   la   fragua   del   amor   divino. humanamente más desconcertantes por las que hubo de atravesar su azarosa vida. Supo vivir intensamente el espíritu que anima los misterios litúrgicos. gustaba de ellas preferentemente. puso gran empeño en enseñar a sus hijas el modo de valerse de la Virgen para celebrar con fruto los misterios de Jesús. Las múltiples ocupaciones nunca la apartaron de Dios. Por  otra  parte. Cabe   también   destacar   su   arraigado   sentir   en   todo   con   la   iglesia.las circunstancias más imprevistas.   se   desarrollaba   calladamente. Es de notar además el rumbo marcadamente carmelitano que tomó la devoción mariana en su Instituto. sino que la unieron más estrechamente a El. De manera que el lema de sus empresas pareció ser "Por la contemplación a la acción". sublimada por las comunicaciones divinas que la enlazaban con el misterio Trinitario. a la que protesó un amor entrañable. cultivaban su alma y embelesaban su corazón. Por lo mismo.   Penetrada   del   sabor   y eficacia de las oraciones litúrgicas. Su dinamismo apostólico fue movido y orientado por el resorte del amor contemplativo. su profundidad de doctrina. su dulce Madre del Carmelo.

 Amén.Su mensaje  que en nuestro propio estado de vida podemos y debemos santificarnos. . Su oración Señor.  que la vida de sacrificio es camino breve para el cielo. tú que has hecho surgir en la Iglesia a Santa Joaquina Vedruna para la educación cristiana   de  la   juventud   y   el   alivio  de  los   enfermos.  que estemos siempre atentos al Señor "que llama".  que la oración y la humildad son necesarias para salvarse.  haz   que   nosotros   sepamos   imitar  sus ejemplos y dediquemos nuestra vida a servirte con amor en nuestros hermanos.