30 LA VANGUARDIA

T E N D E N C I A S

DOMINGO, 1 AGOSTO 2010

Alimentos para los escolares
Sanidad y comunidades han acordado que los alimentos que en una porción de 50 gramos contengan más de 7,8 gramos de grasa en total, de la que más de 2,2 son de grasas saturadas, más de 15 gramos de azúcares o más de 200 gramos de sodio, no podrán estar presentes en los centros. Las bebidas que contienen edulcorantes artificiales y/o sustancias estimulantes como la cafeína no podrán venderse en los bares de las escuelas

LACRA DEL SIGLO XXI

400 gramos Los españoles acumulan un

Jaime Serra

promedio de 400 gramos al año. Esto implica que entre los 30 y los 50 años se aumenta ocho kilos

Tres urnas
Imágenes formadas con las letras superpuestas de los discursos

El sector sanitario, que apoya la retirada de la comida insana de los colegios para combatir la obesidad, pide ahora que se eduque a las familias

Stop a las chuches paternas

I HAVE A DREAM Tengo un sueño

Martin Luther King Washington 28 de agosto de 1963 9.115 caracteres Inglés

DEN TOTALEN KRIEG Sobre la guerra total

Los padres suelen premiar a los niños con golosinas con excesiva frecuencia, según los pediatras
CELESTE LÓPEZ Madrid

ANA JIMÉNEZ

a retirada de todos los productos que contengan un exceso de grasas, azúcares y sodio de los centros escolares sostenidos con fondos públicos, incluidos colegios de primaria, institutos y escuelas oficiales de idiomas, entre otros, tal como decidieron hace unos días todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad en el seno del Consejo Interterritorial de Salud, ha sido bien acogido por el sector sanitario. Tanto los pediatras como los especialistas en obesidad lo consideran “un paso adelante” en la lucha contra el exceso de peso en los infantes y, sobre todo, para garantizar una población futura sana. Sin embargo, advierten que esto no surtirá el efecto deseado (reducir la obesidad infantil, de las más altas de Europa) sino va acompa-

L

“De nada sirve que se retiren los bollos de los colegios si luego los comen en casa”
ñado de otras actuaciones. La principal, enumeran, es involucrar a la familia en la educación nutricional porque de nada sirve que los niños y adolescentes no accedan en el horario escolar a alimentos poco recomendados para su salud si en su casa no cesan de consumirlos el resto del día. Así lo reiteran desde la Asociación

Española de Pediatría de Atención Primaria, entidad que insiste en que la siguiente actuación por parte de las autoridades debe ser “informar a las familias en lenguaje claro y comprensible” sobre alimentación. Porque el paso adelante dado por las autoridades no tendrá repercusión en la salud si durante las cenas y los fines de semana los niños se hinchan a comer patatas fritas, hamburguesas o pizzas. Y, en la merienda, bollería industrial, zumos azucarados o chucherías. El problema, como reconocen los pediatras, es que los padres no tienen claro qué es bueno y qué no lo es en lo que se refiere a la alimentación, ante la avalancha de información y publicidad que cada día aseguran que un producto es más idóneo que otro. “En el mundo actual es muy difícil comer sano porque continuamente hay oportunidades para comer más de lo necesario: alimentos apetecibles, ubicuos y baratos con muchas calorías; fiestas y celebraciones alrededor de la comida casi cada semana; restaurantes con ofertas 2 por 1; máquinas, quioscos, autoservicios...”, señala Ana Martínez Rubio, de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. En la misma línea se manifiesta el Institut de Trastorns Alimentaris, que insiste en que, además de los colegios, las familias “deben funcionar como modelos de hábitos alimentarios saludables”, que sepan instruir a sus hijos sobre el ritmo de la alimentación, la cantidad, el consumo hídrico. Pero qué saben las familias en términos generales sobre alimentación. A juicio de los pediatras, tienen mucha información pero nada clara. Oyen ha-

blar sobre grasas trans, las saturadas, vegetales y sobre azúcares, sin tener claro qué es bueno o en qué cantidades. Y así, se ofrece a los escolares una bebida azucarada en el recreo, creyendo que es “saludable” sencillamente porque en su reverso indica con letras llamativas que contiene un sinfín de vitaminas, cuando, sin embargo, lo que el niño toma es un exceso de azúcar.

Joseph Goebbels Berlín 18 de febrero de 1943 71.675 caracteres Alemán

Los padres deben servir de modelo de hábitos saludables, pero antes deben conocerlos
Consecuencias: “Si se toman a menudo alimentos y bebidas dulces, estamos sobrecargando de trabajo al páncreas, que puede llegar a agotarse y no ser capaz de producir más insulina”, indica Martínez Rubio. Eso es la diabetes, una enfermedad crónica grave que cada vez es más frecuente en los menores. A juicio de los pediatras, lo conveniente sería hacer con la alimentación lo que se ha hecho con el tabaco: ahora todos han interiorizado que fumar es perjudicial para la salud. Esa educación, aclaran, es complicada pero es la única manera de garantizar una población sana en el futuro. Y a este trabajo se ofrecen las enfermeras, quienes desde hace años llevan reivindicando la implantación de la figura de la enfermera escolar, con el fin de formar a los escolares y a los padres en hábitos de vida saludable, señalan desde el sindicato de enfermería Satse.c

中國人民從此站起來了 El pueblo chino se ha puesto en pie

Mao Tse Tung Pekín 21 de septiembre de 1949 2.204 ideogramas Chino clásico