You are on page 1of 6

Proyecto de tesis

1. Título del proyecto
2. Planteamiento y formulación del problema
3. Objetivos de la investigación
4. Justificación de la investigación
5. Antecedentes de la investigación
6. Marco teórico
7. Formulación de hipótesis
8. Metodología
9. Estructura lógica de la tesis
10. Breve descripción de los capítulos que conforman el cuerpo de la
investigación
11. Cronograma de actividades
12. Bibliografía
1. Título del proyecto

Hans Morgenthau: Una crítica al Racionalismo liberal

2. Planteamiento y formulación del problema

Luego de la segunda guerra mundial se consolida una de las corrientes

políticas en las relaciones internacionales que influiría de manera decisiva en la

historia de la política internacional (sobre todo durante la guerra fría): El

realismo político1.

De acuerdo con los realistas, el realismo político es una tradición que

encuentra sus raíces en la antigüedad por ejemplo en Tucídides (Grecia), Sun

Tzu(China),Kautiliya(India),entre otros exponentes2. Sin embargo, no va ser

sino hasta la post-guerra cuando esta escuela se consolidará y dominará la

política mundial. El surgimiento del realismo político responde al fracaso del

liberalismo y sus presupuestos racionalistas injustificados, todo lo cual trajo uno

de los acontecimientos más decisivos de la historia del siglo XX: Las dos

guerras mundiales3. Solo entendiendo que las dos guerras mundiales fueron

1
Hollis y Smith(1991) señalan que “La guerra fría básicamente dio cuenta de que el realismo
dominó todas las teorías alternativas al explicar los acontecimientos entre USA y la
URSS”(p.27). Así Musarat Amin,Rizwan Naseer y Tilak Ishtiaq(2011) afirman que la guerra de
Corea, la doctrina Truman, el plan Marshall, la crisis de los misiles, la guerra de Vietnam, la
guerra afgana, etc. responden a los postulados fundamentales del realismo. Véase también
Monica Salomon(2002). John Vasquez(1994).Claudia Jimenez (s.f.),Luis Oro(2009),Esther
Barbe(1987).Michael Williams(2007),(2005),Brian Keany(2006),Benjamin Schupmann(s.f.)
2
Según Hallett Carr(1939/1946) los tres pilares de la filosofía del realismo están implícitos en la
doctrina de Maquiavelo. Martin Griffiths(2002).p.43. John Vasquez(1994) considera importante
la mención tanto de Tucidides y Maquiavelo dentro de la literatura del realismo. Vease también
Musarat Amin,Rizwan Naseer y Tilak Ishtiaq(2011),Claudia Jimenez(s.f.), Vega Méndez, F.
(2009),Pierre Allan(2000).

3
Eric Hobsbawn(1999) es uno de los referentes indispensables para noticiar acerca de las dos
guerras mundiales y las consecuencias que de ellas se derivan. La tesis que plantea en su libro
el historiador británico es que existe un corto siglo XX(en el prefacio de este mismo reconoce
que la idea de corto siglo XX no es de él) ,dentro del cual están enmarcadas las dos guerras
mundiales, siendo los dos límites del siglo XX la primera guerra mundial y la caída de la URSS.
causadas por el liberalismo y su utopía racionalista se puede entender

realmente la preponderancia del realismo político en la política internacional.

De este modo, el realismo político se yergue para dar una explicación

“científica”4 al acaecer internacional. Esta propuesta realista los llevara a

distinguir de forma categórica “lo que es” y “lo que debería ser”5, distinción

clave para no caer en los errores de la utopía liberal. Es por eso que, haciendo

gala de lo que sucede en la política mundial, el realismo político hará suya la

máxima: “la justicia es el derecho del más fuerte” (Carr,1946,p.63)

Sin embargo, como señala Mónica Salomón (2002), el realismo político

no se impuso como la doctrina política por ser más “científica” sino porque fue

la política que se adaptó más, en términos de utilidad en lo que respecta a lo

Resaltando la importancia de este periodo decisivo nos dice Hobsbawn que “probablemente,
quienes durante el tercer milenio escriban la historia del siglo xx considerarán que ese periodo
fue el de mayor trascendencia histórica de la centuria, porque en él se registraron una serie de
cambios profundos e irreversibles para la vida humana en todo el planeta”(p.18).Señala tres
características que son rasgos distinguibles entre el mundo antes de 1914 y el mundo después
de 1914,uno de estas características será que el mundo ya no se identifica con el viejo
continente; dos, nos encontramos inmersos en una “aldea global”, todos estamos relacionados
con todos y por último se da una ruptura generacional, como consecuencia de ello sobresale el
“individualismo asocial absoluto”. Todas están consideraciones de Hobsbawn serán de ayuda
para contextualizar y reforzar el contexto en el que surge el realismo político y en el que escribe
Morgenthau.

4
Martin Griffiths(2002)señala las contradicciones en que incurre el realismo político,
particularmente de Hans Morgenthau y Kenneth Waltz, y los acusa de idealistas, lo cual resulta
paradójico porque ,son precisamente, los realistas políticos los que acusan a los liberales de
ser idealistas o utópicos (término usado despectivamente por Hallett Carr(1946) en sus libro
“The twenty years´ of crisis”.Este punto será desarrollado en un capítulo de la tesis.

5
Cf. Pedro Guilherme(2009). José García (2014) señala la importante de Nietzsche, tal como Christop
Frei lo hace, en esta distinción entre “lo que es” y “lo que debería ser”.
militar y lo diplomático, a la política de Los Estados Unidos durante la guerra

fría6

El realismo político no solo se propone llevar a cabo un análisis

“científico” de la política internacional, sino también es un conato de hallar una

solución a los conflictos internacionales, más allá de los ropajes morales

justifica torios, partiendo del análisis de la naturaleza del hombre.

De este modo, Morgenthau al desplegar su teoría política debe de hacer frente

racionalismo liberal, el cual es una rémora de la política internacional pasada

que no permite avanzar en la comprensión de cómo interactúan los estados.

Según Morgenthau (1947) “la filosofía del racionalismo ha malentendido la

naturaleza del hombre, la naturaleza del mundo social y la naturaleza de la

razón misma” (Morgenthau,1947,p.12); así, pues, la naturaleza del hombre está

conformada por una dimensión racional, biológica y espiritual. El racionalismo

al no comprender las dos últimas dimensiones del hombre, traviste los

problemas de la ética e impone el uso de los métodos de las ciencias naturales

a las ciencias sociales.

Este racionalismo ha sido la piedra angular sobre la cual se ha erigido la

filosofía política del liberalismo (como lo llama Morgenthau) que está en una

profunda crisis. La teoría internacionalista liberal está basada en la confianza

en la razón y, además, piensa que los problemas sociales pueden ser resueltos

por medios científicos. Bajo esta asunción, el liberalismo ha tratado de que el

6
Hollis y Smith(1991) consideran que el realismo proporcionó una justificación a la política
internacional de los EE.UU. “La gran ventaja del realismo fue que esta podría justificar tanto la
colocación en el lugar apropiado (accommodation) y el desarrollo de armamentos en nombre
del balance de poder”(p.28).Cabe mencionar que Morgenthau fue fiel a su teoría y no reculo
cuando esta se oponía a los intereses de ciertos grupos sociales.cf. José Antonia García(2014)
y Brian Keanley(2006).
derecho prime sobre la política internacional, y así relegar a la política, quizá, al

obituario.

Este fracaso de la concepción liberal de la política internacional es

ratificado, según Morgenthau, por el fascismo y las dos guerras mundiales. “La

sola aparición del fascismo […] debería habernos convencido de que la era de

la razón, del progreso y de la paz […] se ha convertido en una reminiscencia

del pasado. El fascismo no es, como preferiríamos creer, un simple retroceso

temporal hacia la irracionalidad, una resurrección atávica de reglas autocráticas

y bárbaras”(Morgenthau,1947,p.13).Tanto el fascismo y las dos guerras

mundiales manifiestan que la filosofía política liberal, que explicaba el ámbito

internacional, no casa con la realidad y es menester una nueva filosofía

política. Una filosofía que deba empezar por reexaminar la tradición occidental

pre racionalista, para encontrar allí el halito vital de su tradición.

Esta concepción de la política permite revitalizar y remozar el cariz de la

política internacional: el arte de la política. “La política es un arte y no una

ciencia, y lo que se requiere para dominarla no es la racionalidad de un

ingeniero, sino la prudencia y la fuerza moral del estadista” (Morgenthau, 1947,

p.16). Lo que se propone Morgenthau es que la política y no la razón científica

ni el derecho internacional se imponga para tratar los conflictos en la política

internacional, es decir, la relación debe de invertirse entre el derecho y la

política, para evitar otros conflictos o guerras.

Con todo, vemos que la crítica al liberalismo trae consigo el reparo en

diversos puntos como el racionalismo, la ciencia, la metodología de las ciencias

naturales y sociales, la política, pero sobre todo el aspecto moral y su relación
con la justificación de los actos políticos nos parece uno de los puntos más

interesantes a la vez que problemáticos y controvertibles de la teoría de

Morgenthau ya que hemos visto, a lo largo de la historia, que guerras,

invasiones e intervenciones se han hecho en nombre de los valores de la

humanidad como la libertad, democracia, entre otras cosas, es allí donde el

análisis realista ve que se trata de revestir de moral la acción política para

justificarla, asimismo es crítico de todo interés de grupos de poder o grupos de

presión que buscan ocultar sus intereses bajo la egida de la política de una

administración, así lo hizo Morgenthau de cara a la guerra de Vietnam,

posicionándose en contra de esta porque no representaba el interés nacional

de EEUU sino de unos cuantos poderosos. Por otro lado está el hecho de que

podemos llegar al escepticismo o a la inmoralidad(al menos así lo presenta la

lectura clásica que se hace del realismo político) si nos atenemos a su teoría

del realismo político la cual sostiene la independencia de la política de otras

esferas, asimismo la amoralidad de la política, la responsabilidad del político y

la naturaleza del hombre como animus dominandi. Dicho en resumida cuenta,

el aporte desmitificador del realismo político clásico, sobre todo de Morgenthau,

trae el inconveniente de establecer un límite de la acción política, en caso

contrario cualquier política de un estado se podría justificar , esto nos incita a

preguntarnos ¿Morgenthau desmitifica la política proponiéndonos una política

inmoral, donde la política está separada a la ética?