You are on page 1of 3

EL LUGAR DEL AMOR EN LA ENSEÑANZA

La escolaridad que es realmente cristiana es como un gran diamante, y una de
sus facetas es el lugar del amor en el aprendizaje. ¿Es el amor una parte
importante del aprendizaje? No se nos ha enseñado a pensar así. La escolaridad
secular, que la mayoría de nosotros ha experimentado, es concebida como una
suma de hechos y habilidades, y normalmente no asociamos el amor con esos
hechos o habilidades. Pensamos en el amor como una emoción, y la información
no es algo con lo cual usualmente nos emocionamos en el mundo secular. ¿Qué
vínculo podemos imaginar entre el aprendizaje en la escuela y el amor?

Cuando nuestros primeros padres dieron el paso de cortar y comer el fruto, su
conciencia cambió. Ellos se alejaron de Dios y se alejaron uno del otro. Hasta el
mundo creado se presentaba ahora como un problema ante ellos, el amor fue
reemplazado por desconfianza mutua, aborrecimiento hacia Dios y enemistad a la
tierra y los animales.

¿Qué diferencia hay entre la conciencia de las personas hoy y la de Adán y Eva
después de la caída? El placer es aún un objetivo primordial. Sólo pensemos en la
prominencia en los medios de comunicación de diversos anuncios publicitarios
para ir de vacaciones. Las posesiones son muy estimadas. Nos hemos convertido
en una sociedad de consumo. El poder nos atrae. Buscamos tener poder sobre las
cosas y manipulamos a las personas para nuestra propia ventaja. Sin embargo, a
causa de que buscamos estas cosas en la creación y no de Dios a través de la
creación, el placer, las posesiones y el poder que deseamos, se nos escapan.
Nuestra vida transcurre persiguiéndolos, sólo para ver como se deslizan entre
nuestros dedos cuando llega nuestro momento de dejar este mundo.

¿A qué se parecerá una conciencia bíblica? La vida de Jesús lo demuestra. En
lugar de buscar su propio placer o contentamiento, buscaba el de su Padre. No
cargaba con el grillete de las posesiones; las pocas cosas que Él poseía, tales
como una túnica sin costuras, no le poseían a Él. Y, a pesar de que 12 legiones de
ángeles estaban disponibles para evitarle una muerte dolorosa, no los llamó. Él
entregó su vida en debilidad, para volverla a tomar en eterno poder y majestad en
la resurrección.

Si esta es la conciencia alternativa que las escuelas cristianas buscan desarrollar
en sus estudiantes, ¿qué posible conexión puede existir con la lectura, la escritura
y la aritmética? ¿No están las cuestiones de moralidad separadas de los “hechos
desprovistos de valor” del mundo? La Biblia lo niega. Los hechos son todos
creados por Dios como un medio de revelarse a sí mismo a nosotros, y el Dios
que revelan es un Dios de amor. Si esto es así, entonces quizás, después de todo,
el amor sí tenga algo que ver en el aprendizaje escolar.

¿Qué es el amor?
C.S. Lewis describe cuatro categorías de amor humano: afecto, amistad, eros
(amor sexual) y caridad (amor a Dios). El mundo occidental moderno ha

que significa “ciudad de amor fraternal”. Conlleva la idea de atesorar o valorar a alguien o algo aún más que a la vida misma. Las dos palabras usadas casi exclusivamente allí para amor son phileo y agapao. madre. para ser vivido en la vida diaria y familiar. La primera expresa la idea de amistad como en el nombre propio Filadelfia. hemos tratado de protegernos por temor a ser vulnerables. Allí. la palabra eros ni siquiera aparece en el NT griego. Era el amor de Dios. La fuente y el patrón del amor Es. (para la mente inmersa en la modernidad). 1 Corintios 13 subraya la importancia del amor en el vivir. Nos dice que es más importante que cualquiera de los otros dones. El lugar del amor en la vida (Deuteronomio 6:4-9) Claramente. en cada instancia. . en una medida infinita. Cada uno se da a sí mismo a los demás en forma total. bien podríamos sorprendernos por el impacto que causaríamos en la sociedad egocéntrica actual. Por eso. Es usada tanto para Dios como para los seres humanos y. que su más común identificación es con el erotismo. Jesús dijo que si no aborrecemos padre. Juan 13:34-35). Si nosotros. el tema central en la vida para el israelita piadoso no era el entretenimiento. aprendiéramos y practicáramos lo que significa poner el amor en primer lugar en todas nuestras relaciones. la palabra amor parece significar un deseo de sacrificio por algo o alguien. lo que quiso decir es que estimáramos el señorío salvador de Cristo más que a nada en el mundo. Desde que declaramos la independencia y rompimos la relación que Dios había creado entre nosotros y Él y entre nosotros mismos. Donde no ha sido torcida por nuestra pecaminosidad. y aun la vida misma.confundido tanto el amor con la atracción sexual. no podemos ser sus discípulos (Lucas 14:26). La segunda es la más común y expresa la idea de sacrificio voluntario. sin lugar a dudas. involucra el sacrificio (Juan 3:16. Estamos tan acostumbrados a nuestros esfuerzos de autoprotección que esta clase de vulnerabilidad total ante los demás no nos es comprensible y tampoco nos resulta atractiva. esposa. Curiosamente. el amor dentro de la santa trinidad: Padre. nuestras actividades y nuestra comprensión de la vida. El NT apoya esta definición. Básicamente es “mi vida por la tuya”. 15:13). No hay ninguna de las máscaras o reservas detrás de las cuales nosotros nos ocultamos de los demás. como cristianos profesantes. No implicó el aborrecimiento en la forma de sentimiento de amargura o venganza. ni el éxito financiero o un estilo de vida lujoso. el amor fluye y existe la entrega mutua. El mensaje del NT no es diferente (Mateo 22:37-40. Sabemos que cada uno de los miembros de la trinidad ama a los otros sin la más mínima reserva. Dentro de la trinidad no hay nada de esto. Hijo y Espíritu Santo. es superior a la más grande sabiduría y es mayor que la filantropía o el martirio.

Desde la caída en pecado. La tercera es que el amor tiene poder formativo en el aprendizaje. La primera es que la creación sólo es real porque Dios la ama. La segunda es que el verdadero conocimiento humano es imposible sin amor. es un don de Dios (Juan 4:19). Hay por lo menos tres ideas involucradas aquí.Sin embargo. las Escrituras prometen que Dios nos imparte su amor por gracia. Amor y aprendizaje Quizás ahora estemos preparados para considerar la íntima relación entre amor y aprendizaje. . el amor no es natural en nosotros.