You are on page 1of 2

¿Que es un auxiliar de farmacia?

Lo primero que debemos saber es cual es la función que cumple cada persona en la farmacia. Esto es
importante, ya que el auxiliar de farmacia, es eso mismo. Un auxiliar, y como tal no tiene las mismas
funciones que el farmacéutico, sino las que éste les delegue. Sin embargo, detrás del mostrador y para
quien va a una farmacia, la presencia del auxiliar es tan importante como la de un farmacéutico.

Para entender de que se trata, vamos a repasar que es lo que no puede hacer un auxiliar.

Ningún integrante del equipo de Salud que represente a la farmacia puede inducir a la toma de
medicamentos. La Farmacia tiene una responsabilidad asumida como Centro de Atención Primaria de la
Salud.

En este contexto, el profesional y quienes conforman el equipo de Salud tienen la función de educar a la
comunidad sobre el buen uso de medicamentos. Un medicamento no puede ser eficaz si no es necesario,
y muchas veces, no lo es. Por lo que debemos estar enfocados en qué es lo que busca el
paciente/cliente, para poder auxiliarlo y asesorarlo sobre el uso racional de los medicamentos conforme a
las normas sanitarias vigentes. Todos los medicamentos, incluidos los de venta sin receta, presentan
efectos farmacológicos que la comunidad debe conocer para una automedicación responsable con
mínimos efectos adversos. Según la OMS (organización mundial de la salud), “Todo medicamento debe
ser necesario, seguro y efectivo”.

Dispensar medicamentos es una función muy delicada. No nos referimos a un producto de consumo
cualquiera. Aquí deben primar los intereses sanitarios sobre los económicos. Por esto insisto en que se
debe ser muy meticuloso al recomendar, ya que mucha gente, no sabe lo que tiene, quizás porque no fue
al médico previamente o porque muchas veces quieren probar lo que vieron en una publicidad.

Por eso debemos estar atentos y acompañar en la compra al cliente, evaluando los síntomas,
aconsejando lo más seguro para esa persona en cada caso, para que si realiza una compra, lo haga
tranquilo de haber sido bien informado por gente preparada. Debemos ser claros y concisos al explicar
cómo tomar, aplicar y/o utilizar el medicamento sin dar por sentado que el cliente entendió, sino
comunicando con detalle la forma de hacerlo.

Recuerden que los medicamentos de venta bajo receta y bajo receta archivada deben ser recetados por
profesionales médicos. Esto varía en los diferentes países y depende de la legislación del lugar donde
ejerzan. De todas formas, siempre deben recordarle al paciente que debe consultar a un médico.

El farmacéutico es el responsable de lo que pasa en la farmacia, y debe estar atento a cada dispensación.
Todas las dudas que les surjan a ustedes como auxiliares, deben ser consultadas al profesional quien se
hará cargo de la situación.

El auxiliar puede encargarse de todas las tareas necesarias para que la farmacia luzca ordenada y prolija.
Del mantenimiento de góndolas y vidrieras, la limpieza y el orden de las mismas, evitar que queden
vacíos, distribución, etc. Cuidar la imagen del lugar es el objetivo.

El auxiliar, además, puede realizar tareas administrativas, auditoría de recetas, manejo de obras sociales,
prepagas y mutuales, preparación de pedidos a las droguerías, recepción de pedidos, devolución de
medicamentos, manejo y control de stock, control de vencidos, control de temperatura y humedad del
ambiente donde se almacenan los medicamentos, inventarios, control de temperatura de heladera y tiene
a responsabilidad de dar aviso al profesional de cualquier irregularidad.

Debe conocer el correcto uso de los libros que diariamente deben ser completados. Estos son el libro de
psicotrópicos, de estupefacientes, y el de vacunación.

En el gabinete de la farmacia se pueden realizar aplicaciones y controlar la presión.