You are on page 1of 34

C UADERNOS DEL INSTITUTO DE INVESTIGACIONES FILDLÓGI CAS

Eduardo Nicol
I

LA PRIMERA TEORÍA
DE LA PRAXIS

UNIVERSIDAD NAC IONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES FILOLÓGICAS MÉXICO 1978

unlversldlao ele �""U',<, ...... i Iv.
. Servicio de Bibliotecas
'

§l

Las ideas se usan. Como los implementos de trabajo, se ela­
boran para que presten algún servicio, y se incorporan así a
los llamados "usos y costumbres" de los hombres. Pero los
hombres cambian sus costumbres, y todo lo que ahora es
usual para ellos está en inmÍl1encia de ser lo desusado o ca­
duco. Esto representa un peligro para las ideas, es decir, para
los hombres que las usan. Porque las ideas no son inertes,
como los utensilios, sino entidades vivas, y el desuso de las
qúe se hicieron familiares es, para e! usuario, como la muerte
de un familiar. Es cierto que algunas ideas envejecen. La ca­
ducidad y la sustitución se aceptan entonces ecuánimemente,
y hasta con satisfacción: el cambio es signo de vida ideológica.
El uso y desuso de las ideas se rige por una ley de. economía
biológica : para alojar lo nuevo hay de desechar lo que ya no
es de bn�n uso. Así ocurre con las ideas que representan
ideales. Estas son las más efímeras, pues viven de la oportu­
nidad, que es pasajera. También son oportunas, que quiere
decir mudadizas, las ideas de valor, las ideas entendidas como
proyectos y aspiraciones comunes.
Es distinta la aspiración inherente a las ideas filosóficas, en
sentido estricto: éstas representan realidades. Las cosas SOI1
como son, de suerte que' las ideas representativas, cnando
son adecuadas, gozan por ello mismo de una vida indepen­
diente de! uso que hagan de ellas los hombres. Pueden ser
verdaderas} desusadas, usadas y erróneas. En cambio, las
ideas de fórmula son literal y esencialmente usuales: su valor
Primera 'edición; 1978 es pragmático, y depende de la eficacia del uso . Los ideales
'
sirven a unos hombres, pero no a todos, ni sirven para nadie
DR © 1978, Universidad Nacional Autónoma de México en todo tiempo; mientras que la verdad pretende ser de todos
Ciudad Universitaria, México 20, D, F,
para siempre.
DIRECCIÓN GENERAL DE PUBLICACIONES De hecho, un cierto número de ideas ideales se integra en
Impreso y hecho en México
ese complejo de "usos y costumbres" que da carácter a una

6 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA MODA, DE LA PRAXIS 7

comunidad. Lo usual diseña un estilo de vida, con vigencia precisamente SIl vida histórica; preservando la vida del pasado
transitoria. Por razón de esta fugacidad, la vigencia de un se asegura la del futuro. La moda es mortífera.
estilo se designa con la palabra moda, que significa modo:. es La idea de praxis está de moda. Todo el mundo habla de
una manera compartida de hacer, de opinar, de hablar, en esto. Lo cual es significativo; pues, en el fenómeno de esta
suma, de vivir. Las ideas filosóficas tienen otra suerte de his­ suerte de modas, la idea usual rebasa el ámbito de la filosofía
toricidad. Su intrínseca pretensión de verdad las distingue ge­ donde se generó, y aumenta su circulación, como moneda co­
néticamente de las ideas modales. Lo que hagan los hombres rriente, en proporción inversa de su valor. El autor queda
con la verdad no la altera a ella, sino a ellos. Las modas filo­ desautorIzado por esa degeneración de lo que él generó; pues
sóficas no existen, sino como degeneración de la filosofía. él. no ideó la idea para que adquiriese una especie de valor
La claridad de �sas distinciones elementales no ha impedido mágico con su misma devaluación. El fenómeno· de la deva­
que los hombres modernos consideren muy a menudo las ideas luación filosófica se entiende sin embargo, y tiene su razón.
filosóficas desde un punto de vista estilístico : que las adopten La palabra, usada sin crítica, toca unos puntos de sensibilidad
y usen "para ponerse a la moda". Este uso de las ideas es que están predispuestos al estímulo. Parece que la palabra,
cosa usual, y sin embargo parece escandaloso. ¿Cómo puede por sí sola, puede sosegar una agitación intelectual y emocio­
la verdad estar de moda? La moda pasa, la verdad se queda. nal. Basta pronunciarla y repetirla, introducirla en todos los
Si no se queda es porque no era verdad. Entonces se desecha contextos posibles, para que se ilumine 10 que estaba oscuro,
por su error, no porque se cansen de ella los usuarios, y y queden señaladas unas vías seguras de conducta. La palabra
la reemplaza otra que sea más fidedigna, otra que nace de la se convierte en consigna, en signo de identificación partidaria.
entraña misma de la presunta verdad anterior. Este juego dia­ Así ocurre con la idea de praxis; o mejor dicho, con la pala­
léctico que ofrece la continuidad de las ideas verdaderas no se bra praxis. En su moda actual, esta palabra se agita como.
descubre en el cambio de las modas, cuya vigencia depende banderín de colores políticos. Es una palabra griega. Podría­
de su popularidad, no de ellas mismas. La modalidad es un n:os entend�rnos diciendo en cada caso acción, en vez de pra­
proceso discontinuo : cada moda se instaura con una preteil- XlS. Pero nmguno de los abundantes vocabl
. os derivados del
sión de ruptura con la de la anterior. latino actio pudiera surtir un efecto extra-lingüístico equiva­
Pero, respecto de las modas filosóficas, debemos advertir que lente: servIr como de enseña de unas actitudes o posiciones
también ellas traen una intención de rnptura. Quienes fomen­ vitales. La palabra praxis denota una forma de praxis especial
tan la moda de una idea no la usan para un servicio ocasional : y actual. .
más bien acentúan su pretensión de verdad, y rechazan la Es un hecho comprobado que, incluso en ambientes distin­
pretensión equivalente de cualquier otra idea. Lo que n � está guidos de la filosofía, el uso de esa 'palabra, o el cuidado en
de moda sería automáticamente erróneo. El corte es tajante, evitarla, se toman como indicio de afiliaciones doctrinarias. La
porque la idea que está de moda niega su p!,opia moda y se moda, que es por naturaleza ajena a los usos del pensamiento
ofrece como verdad definitiva. La moda ideológica no sólo conceptual, ha logrado penetrar en la filosofía misma: la idew
presupone en el usuario el convencimiento de que las ideas de praxis regresa a su cauce original, después de haberlo des­
usadas son las verdaderas; además, él concibe esas ideas como bordado, y trae consigo �a coloración que adquirió en el mnn­
si no tuvieran antecesores ni pudieran tener descendencia. La do práctico.
"última moda" no sería última porqne fuese la recién llegada, Para desvirtuar la moda de la praxis, no es preciso que la
sino porque acabaría con todas las modas. La idea se pone filo�ofía eluda esta palabra, que es de antigna nobleza, y cuyos
de moda porque se juzga inalterable. El uso niega la posibili­ denvados y compuestos tienen vigencia en el lenguaje actual.
dad del desuso, y la idea se convierte en panacea. En filosofía, Má� bien con�endría retenerla, para que su empleo riguroso
la moda es expresión de un absolutismo. O sea que, para SIrvIese de antIdoto a su degeneración popular. Queda mucho
desacreditar esa vida modal de la filosofía, conviene, realzar que indagar en este tema. El hombre es, manifiestamente, un

pero jamás la praxis mis­ conjunción de teoria y praxis toma la forma de una radical ma. o sea por cional. hay indicios de un cflmbio insospechado en perturbación en la existencia humana. Esta devenir histórico sería una completa irracionalidad. Los demás. sino con la moda precisa de esa idea en que la filosofía no acaba de resolver esta cuestión en térmi­ de la praxis. aunque menos que sean sus modalidades. que parecía inalterable. ¿Es esto lo que está ocnrriendo: lo praxis se obtendrá indagando en qué consiste y qué implica que hace que la moda de la praxis no sea tan sólo un fenó­ esa capacidad distintiva que posee el hombre: cuál es la rdea meno trivial y pasajero.aleza" nos referimos a una physis histórica. podemos pre­ . sino a su situación actual. es porque . quienes cumplen siempre la devemr torna esa forma especifica que llamamos historia es función de agentes del orden intelectual. parte a la ausencia de maestros.8 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS ¿QUÉ PASA EN LA PRAXIS? 9 ser activo. Al en el orden de la comunidad total. Este es el tejido de sumIr que SI l ?s hombres hablan tanto de la praxis. como los de . indagar. como todas las modas? de un ser que no . los indicios de una crisis de la praxis revelan que nos encontramos en una situación nueva. La teorla de la la naturaleza humana. no pueden de su "natur. de esa praxis: de tales actos y palabras. Hay que explicar esa normalidad. Sólo en la Grecia Lo que sea la praxis en sí misma no puede cambiar. terio guarda alguna relación de sentido. cualesquiera de los siglos v Y IV hallamos un antecedente. evitando en lo posible que p�r �cer �stá en crisis lo que. si el hombre es un ser práctico por naturaleza. procuran captar el sentido práctico ! D aguosticando los síntomas de la situación. inter-relaciones en que consiste la existencia. de trflstorno constitu­ que concuerda bastante bien con el proverbial régimen carte­ siano de "las ideas claras y distintas". y habla de ellos. la cual impone a la filosofía una recapitulación. mailteniendo el domi­ literalmente constitutiva. se requieren la experiencia y la pnes. en cualquier tiempo. en principio. porque el estado prdctico de la praxis desa­ de las circunstancias. Pudo formularse. ¿Qué es la praxis en sí misma? Manifiestamente. nada impide que se pro­ cialm'alte como ser de acción. ni el acto mismo de esta razón. Los modos de la acción fun­ duzca una mutación del hombre. Pero la razón histórica. Existe esta crisis. la praxis sapiencia de un pensamiento desinteresado. y del cual extrae­ ella está en CrISIS. La constitución de un ser cuyo . que es una específica forma de praxis. por nínguna razón admisible. sino que está constituido esen­ Se puede afirmar que. de la praxis en la exis. Pero hay otra pregunta quc la filosofía justa el orden de conceptos con los cuales intentaríamos resol­ debiera formular ahora: ¿qué pasa con la praxis? Ésta no se ! ver a cuestión teórica. Sin embargo. y no sólo porque haya confusiones teóricas mos la forma de sapiencia primaria que se llama experiencia en torno al concepto de su esencia. y . que nos explica el fenómeno de las Las confusiones en torno a la praxis se deben en buena crisis. Estos indicios son los que sugieren y dan los cuales su vida está empeñada. desde vía de ejemplaridad. en tencia humana. es una razón de ser. praXIS se ofrece ahora de manera inusitada. Sie do � policía no es política: el orden que ha de mantenerse es algo esto así. sin ninguna especial presión actual es distinta.ésta es una pregunta filosófica. La conjunción directa de teoría y refiere a la esencia de la praxis. que cuida de sus actos. De otro modo el nio de la filosofía como una comunidad bien policée. No basta comprobar que cada cual es actor de su vida. porque cuando hablamos dados en la moda actual de la palabra praxis. Por extensión. La consideración sólo pudiera estar en crisis por una crisis que hubiera sufrido del acto en general es menester de la filosofía. Pero la situación formularse. la claridad y precisión de las ideas influye la misma base ontológica. ca­ las confusiones de ideas degeneren en acciones confusas. históricas. Por afectar los resultados de la indagación. La filosofla discurre ha­ bituahnente sobre temas que parecen esotéricos. esa integración. de un fenómeno que se resume de este modo: la normal estar en crisis la teoría de la praxis. y acaso debió pudiera existir en cualquier otra situación. no hay ningún otro ser que pueda estar en crisis. no con la aparición de Podríamos hablar de una crisis teórica de la praxis pensando algunas modas filosóficas. Lo cual es desconcertante. bIa lll1agmar que entrara�en crisis. nos precisos y con la suficiente amplitud. sólo actúa. de la vida. sobre el problema de la praxis. o sea inalterable. Por encima de ella. apremio a la segunda cuestión: ¿qué pasa con la praxis? que también son actores. a saber: uno de los compo­ Lo que hemos de examinar es si la penuria actual del magis­ nentes estructurales y funcionales del ser humano. Pero esto no lo dice todo. Esto significa que pnede grave.

filosofia que ella resuelva lo que sí es de su incumbencia: La novedad de este problema es evidente. Cuando se enfrenta a la cri­ amenazara. Y si la praxis en general está en crisis. 10 normal sólo sobreviene con una anormalidad. éste o el otro. Y se trataba pri­ la cuestión de su propio quehacer en el mundo. quien debla justificar la incorporación de dad. Es claro. Esta posición ha de una interdependencia entre praxis y teoria: entre la acción y el encontrarla cada cual en el curso de su praxis. y no un peligro que la praxis. la única vocación v. mariamente de un problema práctico. no se diria que influyen en ella decisivamente. sis. planteamiento teórico del tema de la praxis. Las múltiples formas de la acción praxis. suponer que en ese cuadro de las actividades humanas. que la interdependencia de las decisiones e$ constituyente de En cambio. el filósofo no la resuelve. que además se pareela tanto a la pasivi­ aún para el filósofo. pero las posibilidades de acción Jlparecen diversificadas como cami­ con base fija. la econo­ tedora. pero conduce al mía. cuando no versan sobre la propia existencia humana de ma­ Esto es lo que sobresale examinando el acto de una decisión: nera temática. la praxis . y en forma vitalmente pareela tan bIen integrado. La existencia pensamiento que discurre sobre ella. Es necesario acudir entonces a la filosofía. La acción em­ senso que enmarca las posibles decisiones iniciales y cardina­ pieza a implicar un cierto saber sobre si misma. como alternativas que obligan a optar. Antes de llegar a esa En su fase inaugural. que si el mundo es obra suya. la política. La anormalidad. como sede histórica de los hombres. y es más comprome­ cada una en su vía propia: en la religión. - El ser práctico es el ser mundano. Por esta razón. el puesto del hombre hombre. actuar o no actuar. Pero además. ni más ni menos. el incremento de la praxis en la vida griega una evasión. pudiera introducirse una forma urgida. todos pueden reclamar de la posibles. y esto cualquier ciencia. la común y la aparente pasividad del pensador. no sólo para elegir una. La praxis no la filosofia vino en ayuda del hombre común. para el filósofo ni para nadie. las artes plásticas y literarias. porque el propio entendiruiento es una forma de creó una perplejid ad. y por el contraste entre la actividad trama de caminos prácticos bien delineados. No se percibió desde luego de nes directas: hacer esto O lo otro. y en parte porque la necesidad de definir fines de la praxis en general. Esta forma les. el tema de la praxis atañe a todo el mundo. sino en cuanto a la compatibilidad de unas con otras. y más nueva de actividad. que surge de las dudas sobre la praxis. humana que se define a si misma inicialmente. El mundo está en crisis cuando el hombre pierde hará visible paulatinamente con un examen de los datos anti­ el sentido de su quehacer: cuando los fines últimos de la acción guos que es condición para entender los datos actuales. . no se dan por con-sabidos. La praxis es comunitaria. es decir. era difícil aceptar cuestión del quehacer. No cabía . esa forma de actividad contradictoria que era nos de la vida. con una crisis. Se produelan mutaciones mundanas. se mundanidad. EL QUEHACER DEL HOMBRE II 10 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS no es. que La filosofia recayó sobre este tema. sino la del qué hacer en el mundo. Lo un mundo. Aunque en verdad no están nunca alejados significa. como parte mundana de un con­ Desde Grecia. o mejor dicho. Pero el problema no causa una crisis de la el hecho de que esa interdependencia resulte perturbadora. y no a la praxis efectiva. De hecho. pero su quehacer teórico no es Sin embargo. entre varias griegos o en cualquier tiempo. o sea es problemática. la filosofía produjo un desequilibrio en complejidad de la vida social. porque fue para requiere una definición. La crisis de la praxis no fue radical en Grecia: Pero la filosofia sólo podía ayudar al entendimiento de la la produjo su misma diversificación. dechión previa y cardinal exige reflexión. la tecnología. Éste era un asunto inaplazable para cualquiera. en esos tiempos obligaban a examinarlas. por que diga la filosofia sobre la praxis afecta prácticamente a cada lo tanto. ella un requerimiento ineludible la crisis del para qué: de los sino una necesidad. la de un quehacer cual­ quiera. esta una praxis im-práctica. La dificultad es de indole práctica. La falta de ese con-sentimiento se hizo notar en el siglo de auto-conciencia fue obra de la filosofia. la filosofía ha sido la última de las vocaciones su propia praxis novedosa en un mundo establecido como una humanas. la praxis sólo requerla decisio­ la mundanidad de los griegos. Cuando qué manera podía integrarse en un mundo cambiante. Ésta es la presentación que llamariamos normal de­ en el mundo es un problema permanente. en parte porque no es una vocación. de la vida común. su relación con ella puede ser mediata.se toma reflexiva. cómo ser hombre.

y la doxografía. y las actividades co­ seria pragmática. por antonomasia y con redundancia. En la crisis conjunta que giendo desde entonces. desde el horizonte que delimitan los viniese a precisar ese concepto común de la praxis. ser de otro . modo. . avizoramos algunos rasgos que son antece­ cnran alguna utilidad. entre la praxis y la Esto se inició en la presocrática. que abarca presocráticos. y cual�fica esp �c cam�nte aquella m­ !fi . laciones. nadie c¡�e prácticas. la ciencia delimitalia su lugar en el mundo. Y no podIa . pero es un mOVImIento mterlor. resolverla asignando al acto de pensar un objetivo pragmático: Filosofía es teoria. o sea pnra contemplación. . filosóficamente. es de­ cir. no tenga la vista correctamente e�ucad� . La noción de lo pra¡�mático se fue restr�n­ . sin interferir en ella. póiesis filosófica y las otras fonllas de actividad que se llaman primario de la contemplación no 10 percibe nadie . cidiera con la preocupación de éstos por la praXiS. La diferencia no pnramente teórico. de coordinación o de oposición. Era indispensable. su constitucionalidad mundana. que la filosofia El estudio del tema. y con ella la primera y existencialmente . Se explica asi que la confusa preocupación que causaba en "los prácticos" de Grecia la actividad de "los teóricos". atestiguan que aquella preocupación suya era. tamblen . Los fragmentos que se con­ servan. actos propios. Por supuesto el pr�ducto . fica productividad del pensamiento. coin­ . de ella un producto. incluso la del pensar. recayó por pr�ne!a vez la atención de los presocráticos. ha de ayudarnos a averiguar cuáles son las re­ 10 activo y 10 contemplativo. y su posición critico la cuestión del para qué de la filosofía. La teorla es una pOleSlS. Urgia más en ese momento establecer la mstItuclOna­ lidad de la filosofía.l1ática: con sus . pues. reflexión sistemática sobre la praxis. Deja que la physis sea simplemente 10 9ue es. es movimiento. con la eficaCia humana del pensamiento. que operan sobre la phySIS y obtienen dentes de la doble crisis actual. cuyos fines no ría y praxis se resolvia eliminando la diferencia: toda actividad son prácticos en el sentido pragmáti�o. y procurase en el mundo ha sido siempre inestable. en esta espeCI­ . En este efecto mterno. 12 LA PRIMERA TEORíA DE LA PRAXIS LA PRAXIS FILOSÓFICA 13 la filosofia precisamente como vocación humana. Compro­ balnos en seguida que los presocráticos no construyeron un sistema de teoria sobre la praxis . El problema de la oposición entre teo­ externa entre esta forma peculiar de actividad. . . muues. ella debía recnrrir justa­ mente a 10 que hoy se llama una prueba pragJ. genuinal. teoria platónica. una forma de la praxis. 10 útil y 10 inútil. y. es decir. creó en la mente de los gnegos msenslblemente la La necesidad de corregir esa deformación vocacional pro­ convicción de que teoria y praxis se contraponen. y a la cual responde la doble dale de ocupaciones que reqmeren actlVldad VISI?le. Para fundar su derecho de presencia. concept�al /mueve la primera reforma de la filosofía. Las decla­ raciones de los presocráticos sobre la póiesis y sobre la voca­ ción filosófica no impidieron que la sofística plantease en tono . que pro­ . L� teana . Algo más que esto se hizo necesario cuando el lugar mun­ dano de la filosofía se puso en duda expresamente. su producto inicial es el camblO que expe�enta en su phySIS �l propio contemplador. sufren la filosofía y la praxis.

Aquellas inte­ rrogaciones sobre el queha�er de la filosofía se plantean como temas de urgencia y gravedad para todos. Ahora descubre el profano que nadie es ajeno a la filosofía. cuya manifestación es a veces irónica. Cada cual tiene dudas sobre su propio quehacer. o sea incómoda. la misión declarada de la filosofía se aceptó en Grecia. La situación ha cambiado en nuestros dias. En efecto: la crisis de la praxis no se diagnostica como una súbita incompetencia que haya sufrido el hombre para enfren­ tarse a sus problemas prácticos. se produce cuando no existe un con­ senso respecto de lo que es legítimo esperar de la filosofía. La crisis paralela de la filo­ sofía. todos participan de la preo­ cupación que impulsa ese pensamiento. a veces brutal. cuya tarea es pensar y definir conceptualmente realida­ des. Lo cual. salvo en los momentos críticos. Pero esa dnda. aunque no todos colaboren en la obra de pensar sobre la praxis. tampoco viene de unas dificultades inesperadas con que tropiece al dar razón de la praxis en sí misma. §2 ¿Qué hacer con la filosofía? ¿Qué hacer de la filosofía? ¿Cuál es el quehacer de la razón en la vida? Estas preguntas son de ahora y de siempre. pudiera pensarse que con esta universalidad de la duda quedó establecido de manera definitiva el asiénto de la filosofía en el mundo. por lo menos. A pesar de los recelos vulgares. Si la filosofía no las inscribe en su temario es porque las respuestas. Las dos crisis' presentan conjuntamente los rasgos de una perplejidad del hombre sobre sí mismo. pues. pero reconocida. se dan por consabidas.áctico era tensa. unas dudas que no se desvanecen con la rutina de ir haciendo: Paradójicamente. Es decir que su pre­ sencia en el mundo pr. que envuelve el pensamiento y la acción. Ya era sabido que na­ da es ajeno a la filosofía. y no sólo para los filósofos. de manera irreflexiva. y no requería justificación. y desde entonces. tiene la venta- .

Lo que sea la praxis cr!sis. sin acto d� pensar lo captaron bien los presocráticos. 16 LA PR[MERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA PRAXIS IMPRÁCTICA 17 ja de confirmar que el hombre es definible como ser de acción. . suelve el problema de donde surge la reclamación. Imperceptiblemente. Por consiguiente. Porque esto sí es cierto. Sólo puede cambiarlo una des-naturalización de la na­ como esencialmente impráctica. el sentido de libre: ajeno a todo m consiste la praxis. a final revela salisfacclOn praclic Pero. de el origen �? q�e despertó el recelo de la gente. el repudio expreso: la filosofía no sirve para nada es la preocupación por la praxis es compartida. acento de reproche. pero un acto de pensamien­ sapiencia: sin una teoría.! queda comprometida en el quehacer práctico. lo que lar. Lo que se reclama mano se mega que ella tenga la capacidad de ofrecer. en una aporía.do existencial. El porvenir de la filosofía. seda cammos pr�clicos Y como este para qué. véase NicoI. cualquiera que sea tuvo en poslclOn111estable la praxis filosófica dentro del sistema su vía práctica. Se trata de ave­ Una muerte sin beneficio ninguno. Sería su muerte. en tanto que abarca : práctica ella misma. Así. entre tanto. El carácter Pero hay algo que sí puede reclamarse de la filosofía. y con im-práctico o desinteresado del pensamiento filosófico fue. El descuido de este . como part� de la crisis general. . nes mas fundamentales de la ontología. Ella sólo nos da 1fllda en la ne�esldad. después de haber sacrificado el puro amor de la enfrenta al problema con un acto. sino universal. Esta de la filosofía ella no puede darlo. 1974). lo que man­ : la crisis de la praxis lo afecta íntegramente. des. qué cambios se producen en su ser segun compromiso practlco. que le permitiese dilucidar en qué to. no se sustrae a la duda general. por los pensadores y quienes se dedican a otras la apelación a la filosofía. integrada en las reflexio: 1 Sobre estos temas. y lo que puede dar no re­ contradicción es un componente de la crisis misma. La posibilidad se desvanece cuando la filosofía ma de la filosofía. de las demás. cada uno. Este sentido de la libertad inherente al el camino práctico que tome. mutación vocacional. México 1972 (2a. en el mismo nivel decir. hacer ella misma. y nunca es auto-definitoria. Es lo mismo que en nuestros días causa la am­ El hecho de la crisis resalta cuando el ejercicio de una voca­ bigüedad del hombre en crisis respecto de la filosofía. asomo de ninguna dnda: la praxis es siempre particular y si­ es la libertad de actuar con el pensamiento lo que está en tuacional. Pero po­ praXis es una posibilidad de ser que se ha ofrecido al hombre ner el pensamiento al servicio de la acción no sería una refor­ en su historia. El hombre comun no está seguro de si puede reclamar orien­ Esto nadie puede cambiarlo. la lu� que ¡]u1fllne su sentido tiene que venir de afuera: de se requiere ahora es dar razón de la praxis. que son directas y taxativas. Pero ahora. De suerte que el hombre se quedaría igual Por su específica forma de praxis. y no de elegir entre varios esa pseudo-filosofía. Fondo de Cultura Económica. La praxis que no ofrece una . �adle pediría a la filosofía ese auxilio que de ante­ Nos encontramos. más o menos consciente. Por un ción ya no basta para centrar vitalmente a quien la eligió. ni siquiera práctico. lado. algo que pertenece a su quehacer propio y es u�a teoría de la praxis en general. la filosofía también se que antes. puro en . no lo manifiesta ninguna praxis partÍ<:u­ novedad histórica que la praxis se nutra de la praxis. naturalmente. lo mismo el turaleza humana. ni con pensamientos ni con tación para la praxis de una vocación que empezó ofreciéndose actos. no presta un servicio práctico o utilitario. y esto no lo puede una praxIs que no sea pragmática. convertida en auxiliar de la praxis. pues. Por otro I. La tensión ahora se acen­ manera decisiva de hacer frente a la .crisis consistiría en una tu� por las exigencias de la vida. y esta incertidumbre praxis la trasciende: el fin del hombre está más allá de la utilidad. la vocación filosófica permanece insegura de así que la finalidad de toda sí misma. Pues rigu�r el p�r� qué de la praxis. imputable a fuerzas que son superiores a las hombre práctico que el teórico pueden suponer que acaso la de su voluntad y su entendimiento. Si n"o estuviera en crisis la praxis de respuestas prácticas. estos ultimas quedan absor­ que ese hombre en crisis busca alguna luz de entendimiento bidos por la filosofía. ed. en una reforma de la filosofía que la lfue�tras que la filosofía sólo puede insistir en que su propia convirtiese en ocupación declaradamente pragmática. cada ve� actividades. so�re u�� praxis que defrauda. que s� lla a. La libertad queda su- en general no debemos preguntárselo a ella. a causa de esa duda sobre sí mismos. sobre su cometido es una faceta de la crisis conjunta. y aunque no es ninguna a toda praxIs poslb�e.

La "filosofia como tida. Los programas de acción caducan. la sapiencia acnmulada por y llegan al mundo común. no significa qne ella deba o pueda quedar comprome­ social. Conviene pre­ aquellos que pretenden salvarla alterando su esencia. Permite también que adquiera una tiguo y popular que Platón intentó corregir. pero ade­ incluyendo el ser mismo del hombre. La única le asignan un nuevo para qué. permite hablar El supuesto de la tesis que concibe a la .filosofía como una de una desolación en la filosofía actual. cuando cambian las condiciones que los inspiraron. Ella es inútil. La inu­ cio de. sión ha de abarcar toda forma de mundanidad. Al llegar tardíamente a la auto­ que se ha dedicado el hombre desinteresadamente durante mi­ conciencia. y lo práctico: la teoría no es praxis. por lo que tiene de sintomático.e independencia respecto de los caminos de la praxis práctica. mática. una contraposición e incompatibilidad entre lo teórico tilidad de la filosofía sería total: no sólo práctica. o actuar para transformarla. acaso inadvertido. pasado o presente. en el cnrso de una acción ciencia rigurosa" no se da en el vacío. positiva. El cambio de breve fase final de su quehacer histórico. El hombre es el tinguiendo inicialmente entre ideología pragmática y ciencia único ser capaz de error. que la filosofía sea una forma de presencia activa a formar yreformar el carácter de la realidad praxis. si la advirtieran. como se ha La cuestión se plantea en los términos de. sofía. Cabe notar que mundo. esto es. o sea. Pensar el mundo es transformarlo. sólo cuando se convierte en pragmáticamente partidaria. dad es.18 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS PENSAR EL MUNDO ES TRANSFORMARLO 19 requerimiento. Platón que resultaría desconcertante. La posibilidad del error está entrañada en la . la filosofía es praxis sólo Por esto. para los también ella es un componente del mundo. Éste no es. no han de negar por esto el valor científico de la tradición. es justamente la realidad humana: eso que llamamos mundo. sólo quienes repudian a la filosofía desde afuera. en su quehacer cientifico. y ha de entenderse que esta capaci­ filosófica. No es sólo una tesis o posición prag­ mente la ciencia primera. Explicar de qué manera sus efectos la trascienden tainbién las verdades del pasado. prácticamente. la compren­ la cuestión de la ciencia en general. contribuyendo al éxi­ aquella dedicación. y consideran que el problema realidad susceptible de sufrir un cambio poda acción humana de la praxis se resuelve. La claridad de la tesis no desvanece el recelo. el prejni­ aparente autoridad el vaticinio de su muerte próxima. ni ha sido ésta la única realidad que ella abarcó en este augurio se basa en una tesis estrictamente filosófica. y particular­ términos tradicionales. Pero podría forma de quehacer. desde luego. El recordarse al respecto la necesidad de despejar confusiones dis­ error mismo puede guiar la comprensión. La filosofía no se ocupó más deseable. Quienes reconocen que la filosofia es praxis. acertado o erróneo. en cada momento hist6lico. de su posición en el mundo. pero no pragmática particular. que trata del ser y el conocer. ¿Cómo es po­ Si lo que debe resolverse cientificamente es el problema del sible el ocaso de una ciencia? La cuestión de la praxis envuelve quehacer del hombre. Pero. es todavia una manera de transfor­ la filosofía y transmitida en el 'tiempo? mar este mundo. Lo cual también es praxis. La supuesta . no se justifica cualificando de erróneo todo su pasado. por primera vez. No es fácil prescindir de este hecho. es el mismo prejuicio an­ dancia de obras valiosas. a pesar de la abun­ actividad literalmente "interesada". entero. ¿Caducan es ineficaz. sino los mismos filósofos: pensar la realidad. toda posible un asunto que entre en el plan de este estudio. Se oye decir que el fin de la filosofia es inevitable. el vaticinio lo pronuncian hoy. y a pesar de que es notoria su completa es cierto. la filosofía habría iniciado para ventura suya la lenios. la revolución vocacional de la filo­ to de una praxis que la convertirla en una actividad superflua. quienes cisar en este punto qué se entiende por realidad. ni Lo que la tesis pragmática pretende demostrar es que jos pensadores del pasado no habían reconocido el hecho de que sostener que la filosofía sube al nivel de una verdadera ciencia la función auténtica de la filosofía no es teórica. Su ocaso sería el anuncio de su triunfo: su al principio sistemáticamente de ese tema del hombre y de su tarea quedaría cumplida con su desaparición. una disyuntiva: o venido haciendo desde antiguo. e influye con su defensores de la tesis. pnreza de la teoría no flle sino el embozo. En ella se afirma que la filosofía es praxis. sino teórica. El quehacer de teoria ha sido una especie de actividad a la de una praxis situacional. Pero la ciencia en general. no en tanto que no es teoria. y revela una coincidencia con el pensamiento d.

La ma. tomó una direc�ión libertad del pensamiento es la facultad de búsqueda. qué es 10 vital. ejercida reaccionaria. el pragmati�mo. por la renuncia expresa a los compromisos praxis ni siquiera se inscribió en el cuadro de las meditaciones del interés. desinteresado. provocase reactivamente una con­ Ante lo cual el receló del profano no era del todo injustifi­ cepción pragmática del pensamiento. Su propia tendencia. Ellas bastan para confirmar que saria: �i el pensar es. Ella tiene que ser forzosamente una praxis. Pero no es cierto que dicho cuyos objetivos definidos no coinciden con los de otra pra­ análisis 110 se haya producido nunca. la radicali­ teoria quedaba des-vitalizada. se entiende por pureza. la mundanidad de la filosofía. bre. la siglos. empeñada (o engagée. incluyendo la moderna. y suena en esas preguntas verdad la reconciliación entre el pensar y el hacer era mnece­ que nos conciernen a todos. En nuestros dias. no es para uno solo: acentuar su despego de la vida. Aquella omisión era como una una completa inefectividad. a salvaguardar la pureza vocacional. qué índole de praxis es la teoria. pero en detrimento de la teoria pu�a. desvanece cuando no se alcanza la segunda. En ambas posiciones. como vía común para . En cambio. la filosofla que sigue operando según los cá­ tradicional. es sintoma dejó huella más honda. por elevado y . Sin embargo. Es necesario mostrar 10 pragmático. cráticos y de Platón: no reivindica el carácter práctico del La tarea actual no puede llevarse a buen cumplimiento si quehacer racional. de la integración en el mundo de todas sus modalidades. no puede ser partidaria. y que ésta a su vez provocase otra reacción cación del pensamiento puro. Los beneficios que prometa. 20 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LIBERTAD Y UNIVERSALIDAD 21 noción misma de la praxis.>ién olvida la enseñanza de los preso­ pragmática. y lo vital quedaba reducido a dad de la filosofla exige su radicación. cluida la teórica. La acción implica la alternativa: debe enfrentarse la filosofia actual. m. De este análisis podia esperarse una concep­ justo que se considere. Cuando es sofistica no se reconocen sólo en las periódicas versiones del comprometida. Dados los términos de la sitnación. y circunstancial. pero se sobreentendia que el desinterés implicaba sistemáticas de la filosofia. tan fuerte es la tendencIa a rescatar de la crisis. en efecto. tam1. no es forma de solución. El problema. El pensamiento puro no era una justificación histórica que la teoría pura ofreCÍa a su adversa­ praxis. un quehacer propio del hom­ el problema de la praxis es práctico y teórico a la vez. Los filósofos creyeron que la manera apropIada sin otros compromisos que el de la verdad. Pero los efectos perdurables de la que ciencia primaria. no puede ya sostenerse. Pero esta libertad. La filosofla. Filosofar era desentenderse es universal por su objeto. era esa realidad llamada mundo humano. porque no podia ni debia contribuir a la formación de rio. Es cierto que la pureza condiciona la auto­ no se tienen presentes las razones por las cuales el tema de la nomia de la razón. cuál Los sofistas 10 intentaron: pretendieron reconciliar la filoso­ es el lugar que ocupa en el mundo la razón de verdad. . que en la tierra común.En de la filosofia no puede acallarse. al cual xis posible. la praxis pragmática es siempre parcial ción de la mundanidad como atributo ontológico del hombre. por su método y como vocación de los asuntos de este mundo. cualquiera que sea su propósito. La pureza pertenecía a inevitable que la concepción de 'la filosofla como teoria pura. e incluyendo también la nones tradicionales. en tanto la filosofia para la vida. Libertad y universalidad van juntas. la pérdida mostró la filosofla pura. sino en la incomprensión por la praxis que de­ una palabra foránea que es como un santo y seña). dilucidar los presocráticos. también legiti­ de su universalidad representa la pérdida de su libertad. y la primera se Asi quedó pendiente un severo análisis filosófico d� la pra�is. el conflicto entre teoria y praxis sólo puede ser resultado La negación del derecho de presencia mundana de un pen­ de un equivoco. de mantener la libertad del pensamiento teórico consistiria en que es la de cada uno cuando se ejerce. fue la operación so�istica la que samiento libre. "otro mundo". en detrimento de la praxis. La voz fia con la praxis. Esto es lo que olvidó la filosofia Por su parte. de ser. ¿Qné sigcifica la disociación de los mundos? Esa desubi­ pureza teórica. y de su ser como un ser-práctico. como se dice hoy con pragmatismo. aceptada sin reservas durante defensiva del pensar desinteresado. objetivo. en detrinIento de la cado. fue el que empezaron a el error es prueba de la libertad. el arraigo de la razón pura Hay que dilucidar qué es lo pragmático. autónomo.

Lo cual nos causa la propia vida en sus manos. pero no es pura. o sea una deshumanización. Pero. No es En los términos de aquel sistema teórico-práctico. o bien porqne pueden aducirse contra ella algu­ tad del quehacer.22 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA DESHUMANIZACIÓN PE LA PRAXIS 23 los hombres. como intención entretuvo en investigar hi raíz ontológica de la praxis en gene­ de verdad. o cualquier valoración vital relativa a me­ en juego es la iniciativa programática. El acto inicia una distinción del actor. Para la filosofía. Sin embargo. más que en el resultado. es en la praxis era el supnesto firme. Enton­ Pensar es por esencia libertad de pensar. sino no sólo el fin de la filosofía. La moda actual de percibirse: la reducción progresiva del horizonte humano. La teoría pueden algunos juzgarla inválida por­ iguales para todos. 10 que una doctrina la causante de este fenómeno que empieza a está sucediendo resulta inexplicable. la interrogación sobre ese destino es testimonio de confirmarla superficiahnente. y los hechos no correspondan a las de la libertad. éste toma bios políticos y los sistemas económicos. dios y fines de conducta. la Todavía es posible llevar a cabo el quehacer propio que la crisis es ese desprendimiento. Ésta se deshnmaniza práctico puede expresarse muy bien con la fórmula "tomar la cada vez más. La gestación del acto es la pérdida de aquella fe en la praxis. no porque represente el fracaso teórico y práctico de en eso de cualqnier otra forma de acción. ral porque ésta no había entrado en crisis como ahora. lo supuesto o implícito en la crisis actual meterse a ellas pasiva y uniformemente. mien­ común la verdad libre. no son comunes en el mismo sentido es que es naturalización. en el mundo. La crisis sobreviene justamente con la uniformidad. Si aplicamos ahora . El cambio político era. en yfec­ tad. como la de un fenómeno a. un medio para re-humanizar la praxis del trabajo. Este quehacer no fracasó nunca. cuanto de sus ideas. La praxis también es liber­ medidas teóricas y prácticas. y se percibe en la crisis de la sería bio-1ógica. bloquea la concentración de todo el quehacer en Unos fines pragmáticos comprensión. sino meramente zoo-lógica. El pensamiento un intento revolucionario. No to. La fe requiere de la filosofía el hombre común para sentirse libre. entendida como libertad de ser. sin ánimo de de fuerza mayor.a6vlX') de los hechos. y al mente en el orden de la praxis: el peligró de una existencia mismo tiempo es libre. sino porque es el anuncio de un fin universal es superiormente libre porque es puro. Pero esto significaría el fin ·de la praxis. que es la liber­ predicciones. el distintivo de ese intento. una disminución de las actividades humanas. La paradoja de un programa único de acción incapacidad de dar razón de 10 que viene sucediendo justa­ consiste en que suprime la libertad. que aquí sig­ de las revoluciones: el decaimiento de la capacidad libre que nifica innecesario. Si esto llega a producirse. Lo "impuro" en ella es la necesidad. por­ de la naturaleza. y que es el de dar razón (A6yov una fuerza indiferente e inexorable. la la palabra praxis. pensar y con actos prácticos. La verdad. sin so­ Por el contrario. será por razón nas buenas razones. cuyo único quehacer sería la lucha la praxis comienza a desprenderse tanto de los designios prác­ por la sobrevivencia. con entera independencia respecto de los cam­ iniciativa". si no se examina como síntoma. cuando se concibió en el siglo XIX. de la praxis. capaz de responder con actos a las necesidades. decir. Lo que sucede tiende hacia una la presencia de un ser libre. comunitaria en la que ya no tendría sentido usar los términos el problema de fondo no es el de esta paradoja: lo que está justicia e injusticia. no tiene alternativas admisibles. El acto filosófico no se distingue alarma.' ticos de los hombres. la falla de una teoría pragmática se descubre en esa mente pensadas. teóricas y prácticas. Esto no trae. el dominio de una necesidad que no La crisis de la praxis es total. y no por la eficacia de unas razones libre­ polémica. la reducción de la propia filosofía. Es imprescindible que no se confunda la influencia de la Aunque los hechos permitan poner en duda el destino de la teorla pragmática con los sucesos contemporáneos que parecen praxis. Pero la distinción que produce en el hom­ ha ejercido el hombre de transformar el mundo con actos de bre se añade a las demás distinciones de la actividad práctica. que su éxito se cifra en el intento.' por el cual adquiere el proceso filosofía asumió desde antiguo. ces se trataba de promover una revolución práctica con unas en esta libertad consiste su pureza. Por primera vez en la historia. puesto que es único. Un bien práctico es posible porque a tras que la teoría. al contrario. el curso de humanidad a una especie. en tanto que programa. Acaso no esté lejano el cierre completo que fracase su aplicación. no se su lado hay otras posibilidades.

implicaciones que entraña. Pero'. por el otro se descarta­ sibilidad de este fin. Es una razón universal: la razón histórica del ser mado la nuestra.t"'�"" Así llegó Esto IlliS�? lo Sl� aparte de la filosofía. a pesar constitutivo de nuestro presente existencial y filosófico. . Pero la historicidad es nota del se�. moderna teoría de la praxis se articula en pre en el quehacer de la filosofía. también la praxis griega ha confor­ . una v�lable sltuaclOnal. a ontologla S eXistencial. Que la praxis es histórica es una ver­ el hombre.r de múltiples puestos para sí mismo. pero el puesto no le acto perenne de filosofar. bien la actuali dad de aquella teoría. zon del pu� sto mundano del hombre y de las valias modalida­ El fundamento no sólo está en la génesis. Tal vez porque es más cercano. sólo una filosofía que fuese no sólo mos que la duda adquiere un alcance inusitado. ¿Qué es lo que moriria en . habiendo recurrido a los griegos puesto. humano. por u� a formarse la convicción difusa. no es una razón ha conformado el nuestro. Esto último es menos plantearse con el sosiego que el desinterés imponía desde siem­ expl�cable. ¿Qué es la modern�. adverti­ error. La praxis suya de actuar libremente en el mundo. El trabajo no seria . un sistema histonclsta. LA HISTORICIDAD ES NOTA DEL SER 25 24 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS reciente. Mundani� adoptó una forma especial de lenguaje: dio forma verbal al dad �s diversIdad. :� que ser lingüística. El logos griego La ��tio reddenda. estaría praxis en sí misma? En el ámbito de esta interrogación apa­ . La indagación filosófica tiene . de una vez por todas. La filosofia se encuentra ahora �ostrar la conexlOn entre la praxis y la mundanidad. pero lo mejor � o- . la razón que debe darse. tienen el mismo puesto en el universo es un simple legado de viejas ideas y palabra s. Lo primero que se descubr fundamento es la génesis misma. para la existencia humana. SInO más revolucionaria que la pragmátic�. Primero.El siglo XIX no advirtió que lo griego es un . porque el acto inaugural o generador fue que el puesto del hombre en el mundo es precisamente el d un acto de creación verbal. La filosofía de corte tradl'cl'onal deb"10 corregi. por la natura­ comienzo la filosofía. el siglo pa­ sante de ese puesto es la historia. si dejase de ser lo que ha sido siempre esa facultad dad elemental.a la praxis. En el principio.r este a la praxis la clásica pregunta filosófica sobre el qué. El des formativas de su acción. la po­ Por un lado se descar �b. en verdad. El hom­ va" en cada caso? bre. Impositiva. en condICIOnes de formular una ontologl'a de la praXIS.Lo que se propone el hombre cuando actúa es situarse a sí erudito: los datos del mundo antiguo vienen a ser como la mismo en el m:rndo. Mundanidad es pro-posición dei lada al término antiguo. dar ra­ en una extraña coyuntura: tiene que buscar su fundamento.Lo propue�to para el hombre por la teoría pragmática del SiglO XI::. para descubrir las variantes posibles de leza. SI podem�s decir que todos los hombres. "tomando la iniciati­ no se de�e�v�elve aparte. y el anahsl ban I.. para la terminología. La búsqueda ince­ la forma básica. Y esta constante se actualiza con eligiese la palabra griega que significa acción. y sólo a ella. p:res I a. debe dar cuenta la El incitante no fue tan sólo la actualidad del tema. De las mutaciones fondo de una investigación sobre la teoria griega de la praxis.:e su ser por su propia acción. o sea formar un mundo coordinando sus condición para situarse vital y racionahnente en nuestro pro­ actos con los aJe�?s.C.es hlstonc� porque es activo. tanto más fuerte cuanto que es implícita. La moda de la praxis ya vimos que está vincu­ Lo pOSible es lo pro-puesto. impiden que la cuestión del qué pueda ! . En otras palabras: la his­ El estado presente del asunto tenia que ofrecerse como tras­ torra de la praxis es la historia del hombre. Pero. sado es más pasado que los siglos v Y IV a. El mundo es común. llevando con metodo fenomenológico el análisis existencial. expreso en ella. y no un equiva­ . la filosofía no un ser cr�ado. que suf. ' y no de sus mutaclqnes. y menos por una voluntad directiva. sino más ontolo¡pa. pio tiempo y nuestro mundo. los autores y propagadores de tal doctri­ na pragmática no se preocuparon por indagar lo que habían . Corresponde a la filosofía. que es la idea de lo mejor posible lente moderno. rece otra que cambia su sentido: ¿puede morir la praxis? Las " relVIn- Ican d· do aquellos antecedentes antiguos. dejando inafectado al ser.ha Sido �ceptado por muchos como lo mejor posible pensado aquellos filósofos griegos sobre """ 7tp�y¡. Hay que entender cómo habló en el es aSignado a cada uno. P?rque todos existen participando en esa búsqueda y ese c�m­ Es sintomático que la filosofía pragmática del siglo pasado blo de s:r lugar en e! mundo. de que la teoria de la praxis es una innovación la aceptaclon requenda es incondicionada.

No porque. las cable. La . cualquiera que sea su modalidad. intención de decir lo que ellas son anos: �� las ll1:0rales. A la pre : guuta ¿qué es esto?. la cuestión de la praxis pare bida no puede quedar simplemente registrada como una cues­ cuenta el hecho de que pero la fenomenología debe tomar en �ón de hech? La teoría del ser que habla no estaría completa praxis y del puesto del esa cuestión. Lo habitual es atender a la denominación procediendo de la cosa a la palabra que la designa. se formó una moral provision la verdad. ' es un mer� signo. y que no hace ell� en el mundo. ll1Isma caSi nunca. indagando cuál co. la crisis de la sm una teona del habla que versa sobre el ser. empleada en la presentó a Des�artes. De este modo se percibe que la verdad Hablar es apropiarse de la realidad. el nombre queda por así decirlo· . que no es la única ad teonca e� �napla­ de los programas de acción. lo cual significa: qué es nues tro ser. Por la verdad. Pero la verd . La palabra no De ahí la urgencia que acosa a la teoria. . Esta relaCion de verdad. es un programa. En territor�o. no es siquiera la más primitiva: es históricamen­ la VIda: lo deCiSiVo no zable cuando versa sobre la acción y te la �ás tardía.clave del acto lingüístico se halla en aliento de apremio. ?es!. el habla es la más n lo obligaba a serlo en luto en sus acciones. También la verdad es is. se contesta con un nombre. y la pr�Xls son sO!ida­ esenCla misma de la palabra. y para quien la estudia como fenómeno Iing�ístico. mientras la razó al. la más posesiva es sus juicios. Una vez es­ tablecida la denominación. como Hay que disolver la moda de la prax una con-versión: el lagos versa sobre el ser ' pero lo versado amen�e corregl:r el pre­ tal moda. porque la Vida misma vida podía ser provisional justamente La verdad. Hablar es con-versar sobre el ser. De todas las no permanecer ureso­ Él nos dice en el Discurso que. y de todas las formas de hablar. El ser se hace presente en la palabra por la ne sobre l� vida mis�a. gozando de vida propia: como si fuera mdiferente para ella. es decir. li. da VIda. el �er se afirma y se ha Sido el pnmero en juicio de que el pensamiento moderno confirma como posesión común. una de-signación de la cosa.. Su cometido es ex­ cualificaciones no incumben a la filosofla y pro-posici?n�s munda­ plicar la gestación de las posiciones orden practico. ese aspecto existencial que es justamente lo que le . el problema ya se le conversaClOn. afecta prácticamen lenguaje es i�prescindible para la ontología. y son nas. En otro contexto. A pesar de esta clara delimita ción territorial: y más bien la praxis se descubre § 3 afirmándola la conexión de la teoría con última. y que en la situación actnal amb cerla o comunicarla. forma verbal. .sa que 11:0 hacemos en la vida ordinaria. sea trivial. cuando la duda se cier . a fin de form�s humanas de relación con el ser. Las preferencias corresponden al situacionales. de mejor que �unca en la crisis de esta El hombre es el ser que habla del ser.rendido de la cosa. filosofía. Lo que esto revela era más apremiante que la verdad teór de l�s c�sas guiada por la. hombre en el mundo. es una manera de hablar ica. La fmma �e la poseSiva. como palabra de razón. Hay que volver a los concentrar su atención sobre este tema. y lo mejor implica la alternativa. en el acto mismo de ofre­ as reCiben el mismo rias. a saber: el acto de apropiación de lo nombl'ado. El análisis del te a todo el mundo. Por esto la filosofía puede y debe proceder en dos sentidos es nuestro quehacer griegos para estar al día. esa estructura dia-Iéctica del diá-Iogo. y convenga mer se vierte al inter-Iocutor. Esta evidencia consa­ ce puramente teOrlca. es la contingencia de los pro-pósitos hum en SI ffilsmas. LA PRIMERA TEORTA DE LA PRAXIS 26 inevitable no es cualifi­ sible no es nunca lo único posible: lo En segundo �ugar. que .

Para coexistir con la cosa. La unidad cosa­ Atendiendo a este régimen. independiente de nuestra apropiación. de la denomlllacIon logía verbal de sus pensamientos. no es suficiente lenguaje representan cambios en el régimen de propiedad. porque el agua no es una substancia simple. según el criterio . El ser de que se habla es el dades y las imprecisiones. En la denominación no hay error posIble. las cosas ya no serian según cia también es apropiación del ser. de los filósofos. mismo de la cosa. un acto griego común que no piensa en �lementos ni en compue�tos. en definitiva. la realidad que abarca la palabra? De ahí parte u�a indaga­ Otro ejemplo puede confirmarlo. la cosa no tuviera convierte el lenguaje científico en un si�ten. existencial y linguís­ epistemológica. sería erróneo ción sobre los cambios de relación con lo real mamfiestos en afirmar que el rayo manifiesta la ira de los dioses. Inclusive en el error discurSIvo no queda deSVIrtuada la tiendo de esa unidady comunidad del ser. lo invariable es la autenticidad de ción con el discurso del pensamiento. Ciertos cambios del a la interpretación. disponer de una palabra que la identifique. El verbo inequivoco confirma la po �esión de 10 nomb��?o Pero lo que revela esa variedad en las maneras de hablar es propiamente. susceptJble de vanaClOnes el color del cristal con que se miran (como en el relativismo en su régimen. Pues no le basta a la ciencia afinar su lenguaje para denominar Podría pensarse que el nuevo método de análisis lingüísti­ las cosas con propiedad. empírico). la verdad ya no aparece SlllO como tológica no es menos auténtica que la palabra científica. pregunta es ahora ¿qué significa el nombre? Esto es: ¿cuál es Sólo entonces queda abierta la cuestión de la verdad y el error. Nosotros sabemos que esta ense­ con el ser. Una entre otras posibles. sería verdad las variaciones semánticas. Pero la realidad líquida que designa esa palabra la captan de El origen de la ciencia lo consideran habituahnente los his­ manera tan segura Empédocles y el químico moderno como el toriadores como si no fuera literahnente un origen. Y por supuesto. en el acto de discurrrr verbalmente. aunque haya ��fecto en . El presocratico nos dIce que el agua es un tica a la vez. Los orígenes de la ciencia . El discurso puede ser . Este una modalidad de relación verbal y de apropiación del ser. decir que el rayo es una descarga eléctrica. o sea de la genea­ un paso. genético. prescindiendo de la génesis. Si el análisis del lengua­ cosa. como si. es invariable el ser de lo erróneo. el len�aJe �a . como forma En este análisis lingüístico (que no es competenci� ni de la de apropiación de esa realidad que es el rayo. lo que interesa filo­ apropiación. manera inversa y complementaria: de la palabra a la cosa. que es puramente obra nuestra. sino según la manera como cada cual habla de ellas. Esta propiedad lógica debe conside­ co-existencial suspende el valor de verdad de la palabra. la filosofía ha de proceder de nombre recibe un suplemento. cional como el análisis lingüístico contemporáneo. ras meditaciones científicas sobre la praxis.la propiedad lógica y sóficamente en este punto es la conexión. atienden al contenido de las primeras declaraciones y es que. Lo que varía es el ser la cosa? Solemos confundir el acto pnmano de la denomllla­ que efectúa la apropiación. En este cuya perfección suprema sería la mecamza�. Pero. porque sin este referencial constante no podríamos cientifica. Para nosotros. La aspecto del lenguaje lo han descuidado tanto la filosofía tradi­ verdad sobre el ser se ilumina con la verdad sobre el habla. El análisis lingüístico se guia por el apropiación del ser con el logos: . investigando las formas de relación verbal con la existencial.de la verd�d apropiado. Pero ¿se evade realmente algnn� mismo en cada caso : un ser susceptible de quedar apropiado vez? ¿Puede ser realmente impropio �l no�bre que dam? s a por la palabra de maneras diferentes. las apropiaciones. principio de una total y permanente adherencia al ser. No lll­ decir siquiera que hay varias maneras de hablar: la variedad terviene todavía la lógica en el acto primario y seguro de se refiere a una unidad. Este planteamiento ilumina el tema de las prime­ ñanza es errónea. Es rarse antes que nada como una forma de propiedad en sentido cierto que. la palabra mi­ lingüística ni de la lógica).� de operaCIOnes un ser propio. El ser ya no puede evadIrSe entre las ambIgne­ justamente la mismidad de la cosa. no se obtiene un saber final y propio respecto \ del ser je prescinde de esta base común a todas las formas lingüís�icas. La con el cual expresamos una impresión u opinión de la cosa. Pero la . y por lo tanto impropio. Par­ .on. entre las diferentes formas verbales de relación elemento de la naturaleza.28 LA PRIMERA TEORíA DE LA PRAXIS EL SER QUE SE HABLA 29 se reitera cada vez que se usa el nombre.cIen­ peculiar relativismo lingüístico. que ha de quedar bien marcado.

juzga que se va formando en una relación exclusiva con el término común cuando lo concibe como elemento f ísico. El motivo por cabulario científico. y cuando el filósofo recurre a Para designar los conceptos cardinales del ser y del pensar. Cuando Heráclito nos dice que no debemos escu­ logos no pasa a significar dos cosas diferentes e inconexas: charlo a él. Concretamente. Éste ha sido un des­ es cierto . que . el término primitivo. Corres­ Concierne a la filosof ía prolongar el estudio filológico revelan­ ponde a ésta realzar la originalidad lingüística de cada pensa­ do la génesis de esa variedad semántica. ficiente. que significa arreglo. Porque logos no deja de significar la palabra pO�ltiVO u orden�tn1ento. Esta ilación no es sola­ 16gica. pero es un significado ve­ especializada. El fuego era el fuego. La c!encja no usaba una palabra para designar algo del pensamiento griego. ¿En. como mera palabra. bien sea porque el historiador presupone que el La invención no es más que una transformación de algo dado. el cual la ciencia consagró para siempre la palabra logos reve­ y el camino inicial de la filosofia parte de un lenguaje ya esta­ la una intuición primitiva de aquella convenienlia entre la fa­ blecido que ha de servir de base para las nuevas expresiones. sino a la razón (ano.2 quedamos con­ palabra y razón. qué momento I� palabra que se acusan en ella. este término para designar la razón. logos viene a significar la razón? Este no era su sigmficado ciona con la realidad nombrada. cuido usual. re­ cosas. Los �igni- . El significado filosó­ tación no puede tomar literalmente los datos de una ciencia fico no se confunde con el anterior. La transformación es indicio de qne és­ tai na había sido conceptuada. cuan­ Se dice que la filosofia inventa su propio lenguaje. ent�ra�ente disociado de lo que ella significaba en el lengnaje Sin la ciencia filológica no lograríamos captar ese fenómeno ordmano. y esta envoltura tiene que atravesarla una hermenéutica La filología es necesaria e insuficiente. entre otras cosas. La filología registra tanto la vecindad como la diferencia. La novedad del concepto que­ tas no son d? s realidades independientes.es la formación de las primeras éategori�s de la y �o dos acepciones de la misma.30 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA PALABRA Y LA RAZÓN 31 están vinculados al proceso de formación y evolución del vo­ coexistencia posterior de los dos significados. mente filo-lógica. sino onto-Iógica. La palabra signe siendo la ciencia. la etimolo­ Las palabras de la filosof ía eran las mismas y no eran las gía se convierte en instrumento imprescindible para la historia mismas. lo dado para los primeros filósofos no eran las puesto que emplea un vocabulario vulgar. las cosas. . su índole natnral . adopta I� palabra taxis. El nombre Hay que poner al descubierto la ilación entre este lenguaje que se dio a la raz6n implicaba ya una decisiva operaci6n onlo- común y el lenguaje de la filosofia. el griego altera el fundidos si atribuimos a este término alguno de los significados sentido que tnvo la palabra. lenguaje de los presocráticos no es propiamente científico. para representar la necesaria regu­ cuando empieza a significar la razón. para denominar la naturaleza en general . tendríamos dos palabras distintas.". cultad verbal del hombre y su facultad racional. La filología nos enseña cuáles eran los signifi­ cino. la palabra. En este caso. las variaciones. El hecho notable es la landad del devemr . eran éstas y unas palabras que servían conociendo la autenticidad científica de aquella filosofía inau­ para denominarlas.2 B 50. sa. y explica qne da envuelta en el sentido de la palabra vieja con que se expre­ pnedan ser deSignadas por el mismo término. de la manera como el hombre se rela­ . si prescinde del ahálisis lingüístico y existencial. o la palabra physis. . capital. El hecho es que la razón como transfonna el verbo. Pero como éste es un fenómeno filos6fico. La filosofía es insu� estrictamente filosófica. Die Fragmente der Vorsokratü.er. pero ésta es una certidumbre puramente indicativa. qne significa la con­ figuración material o exterior de una cosa. y nada más. Pero el logos significaba a otras experiencias auténticas de la realidad.ou A6you). la lllterpre­ 111lsma por una vinculación ontológica. dor. De lo contrario. Todas las citas de los presocráticos se hacen de acuerdo con la nu� meración establecida en Diels�Kranz. o bien porque. que significa inicio de interminables reflexiones sobre la relación entre pen­ acu��ción. o sea. La razón usuales en tiempo del efesio. De este modo. o propia. sin los intermediarios lingüísticos que corresponden cosa que no hacía el hombre común. su creación verbal es el la filo�ofía griega escoge la palabra categoría. dis­ sar y hablar. Lo cual do hace historia del pensamiento griego. y el filósofo emplea gural. Al descnbrir la razón. El pensamiento no marcha sin la palabra. respecto de cada término. cados vigentes de las palabras que adopta la filosof ía.

las ola� presocrática. a pesar de su ImplI­ apreciaciones subjetivas.casI todas ella� con�tI� El tema de la praxis no conecta con la ciencia lógica en tuyen dedicaciones o actIvIdades practIcas. era un saber práctico. El producto inmediato y visible de praxis. La contradicción se hace manifiesta cnando de ciencia: ¿lO'''T�fL1). en sus primeros usos re­ nace la filosofia : ésta comienza su obra definiéndose a si misma gistrados. y .a� de praJu. Hay varias fOrIll.' Néstor pregunta a Tele­ zones de sistema.se �es­ palabra pasa a significar un saber teórico. Se desglosan las actividades. La filo­ justamente la praxis en su forma productiva. la poesia. para recalcar ese aspecto productivo de la episte­ ginales. Niuguna otra cultura habia producido tanta es­ legislación u ordenaIlliento. sofia naciente es testimonio. cuando el hombre y el para qué : la praxis misma se convierte en objetivo de una inicia esa nueva forma de praxis que es la meditación sobre acción reflexiva y discursiva. tiene que raleza' como unidad orgánica de toda la realidad matenal. pero además habla reciba el mismo nombre que la naturaleza o indole particular incansablemente de la ley. el dev. La unión entre la mos los asuntos. lOpii�'v ). pronto empieza a preocuparle el qué en el vocabulario de la filosofia. es la praxis lógica lo que nos mteresa.a ciencia lógica y la teorla de la praxis estaba prescrita por ra­ suerte de ocupaciones. sin intenciones prác­ glosan los significados de esa palabra praxIS que sIgmfica ticas. Se de.o<. hacer de la filosofia. los negocios en general. bien hablado. la praxis q�eda transf? r�ada Esta reflexión no podia ser anterior a la filosofia. La existencia de una praXIS ImpráctIca se va . ace�­ de esta actividad es un saber de lo real que no depende de tando como algo que no debe preocupar. y sin emb�g? caben . Anotemos que. Inevitable­ distinta desde el momento en que el saber de si mismo implica mente. De ahi que. creadora de un cono­ El análisis del lenguaje permite perforar el sedimento de l�s cimiento verdadero y desinteresado. esta palabra envnelve una idea como una actividad o praxis vocacionalmente separada de la emparentada con la praxis. El griego es hablador. es decir. la reflexión sobre el logos.'" a adquirir nuevos matices de significado.' que designa En este punto. por qué se dice que. por que es atmad� que la na. oral y que recibe el ser. Es hombre de acción.s : . y la prescripción empezó a ejecutarse en la maco y a los suyos de dónde viene� 'por la ruta de. y que recibe el nombre distintivo cita contradicción . se incorpora temáticamente al que­ nar sobre ella está ejercitando una forma de praXIS especIfica.en la categona gos acaba de ser descubierto. pero lo es de una manera es una fOrIlla de praxis que se ejerce con el logos. y además se cultiva.emr tiene su propIa gráficamente. El nso cientifico del 10- la categoria de lo práctico. por su base vocacional."'1. las gestIOnes y tOd. ya desde Homero.tu­ critura. Fue entonces cuando la palabra praxis empezó y a qué se dedican : ¿son piratas. con mucha significaciones que la historia deposi�ó sobre las palabra� on­ frecuencia. como instrumento de la la conciencia de que la praxis es problema: de qu� al refl�xIO­ nueva actividad del pensar. identifica­ práctica. y no sólo hablador y escritor. La episteme no era una actividad actividad pragmática. me. reaparece como actor de este saber. El griego es legislador. los presocráticos prefieran la palabra 100(1)'''<. hablar de ellos. sino e51. Al griego no le basta creer en los dioses. actividad prodnctora de teorla. En la Odisea.. . De la misma manera que esta das ya como líneas vocacionales de la vida lIu!llana. y además de preocuparle el Lo mismo sucede con la palabra praxis. Los pen- ' III 72. El logos consciente de si mismo impli­ Esta palabra designa originariamente lo que no�otros llama­ carla una praxis consciente de si misma. También aqui. la palabra praxis habrá de emplearse para denominar la básicamente actividad. SABER Y PRODUCIR 33 32 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS ficados primitivos iluminan los nuevo�. cuando ella ingresa objetivo de cada acción. y además discurre sobre de cada cosa. Pero nadIe mejor tanto que ciencia fOrIllal.scubr� por qué · caracteriza por su cultura verbal. El logos los grandes predicados son c?mo las Imputa�IO�es mdelebl�s es instrumento vital que se usa. esto es. y revivir las primeras operaCIOnes de! logos filosofico. o ciencia del conocimiento. cumplía su cometido sin saber de si misma. La praxis por la posesión que representa el uso filosofico del termmo. Es poeta. sino más que el poeta sabe que hay otras actividades que no caben �n radicalmente. la praxis misma. o ':IaJan �or comercIO? (XOCT. Pero la filosofia El hombre ya era un ser práctico. entre otros: de un pueblo que se Ahora bien: el sujeto que se desvanece en la objetividad del saber cientifico.

que comprobaremos en los textos presocráticos y platónicos. Desde el comienzo de la indagación. ésta se complIca por dos . esa praxis que Los diccionarios de lenguas muertas no pueden ser norma­ fue repensada por la filosofía en el siglo XIX. Nuestro diccionario.<.. La praxis es una forma de actIvIdad exclusIvamente humana. Para designar esa actualización de una poten­ cia. entre los términos praxis § 4 y póiesis. y el efecto de esta operación. La ciencia transforma el ser de quien la adopta y la ejerce como vocacióu. por una especie de correlación de sus varias acepciones. el griego no usa la palabra praxis : �i�pone de I� palabra iv'pyo. - 34 LA PRE\'IERA TEORÍA DE LA PRAXIS sadores griegos advierten muy pronto que el resultado de la actividad epistemo-Iógica no es tan sólo un conocimiento de­ clarado.. del cual los demas Este género de preguntas nos encamina hacia una cuestión serían sólo variantes. y por el otro los términos "'��1J'''<. pues no todo lo que se hace es práctico. No ocurre lo mismo con nuestra pala­ de actualidad: ¿se ha indagado lo que hereda de las concep­ bra acción. Sin esta idea directriz. con las consiguientes vaguedades. define la acción primariamen­ te como la operación de una fuerza o potencia. Es decir que la equivalencia no significación vital y filosófica debemos atribuir a las mutacio­ es exacta. En griego. y hay unas formas del hacer que reciben el nombl'e especial de 7CO(·�O". en cambio. pero el pri­ mer resultado de la producción es el cambio que experimenta el mismo productor. no puede ser definido como se Por debajo de los significados literales de las palabras ¿qué define su equivalente acción. un aumento ascendente? existe un significado primario y unívoco. No definen y fijan el significado permitido de cada pa­ de moda en este siglo? labra como los diccionarios de lenguas vivas. por un lado.veaL" que significan incremento y generación. es algo que no se desprende de manera nítida e inmediata de los textos en que aparece la praxis. Pero lo que sea praxis en sí misma.. en general. en griego. Ésta es una cuestión que solamente la filosofía habrá de plantear y resolver. las fuentes revelan que r:o una especie de anábasis del ser.. el significado básico del término he­ mos de obtenerlo. cuando las adopta la filosofía? ¿En qué sen­ corresponden a algnnas de las acepciones de la praxis. y y. Pero tido la acción productora de la ciencia puede concebirse como si preguntamos ¿qué es la praxis?. y el alcance que pueda tener la noción de una "energía" humana. y que se puso tivos. Algunas de las varias acepciones de la acción nes que sufren. lo que ignora y lo que desecha. no se comprendería la inusitada conexión. La declaración es un producto exterior. El término praxis. El 'parentesco que las une es la idea de hacer. Antes de que se efectúe el análisis que permitirá definir on­ tológicamente la praxis. ciones antiguas. como un com­ ponente de nuestra existencia.-. Pero tampoco esto es exacto . todas las v�rias acepciones de una misma palabra son equivalentes : su autoridad consiste en haber sido empleadas efectivamente..

En fin. cumplimiento de un propósito.O'ELV. 1 10 (73a). la idea de actividad sólo puede que como la naturaleza en general.�eL 3UVotaTdotv .' un deporte). sería Sabios.L<. aun antes de que la filosofía investigne esta plo. y hasta una traición. bra". se opone praxis con otras palabras diferentes. y en qué forma o sentido. el significado se orienta hacia la habilidad prác­ bores del campo. Son las oposiciones las que sirven mejor para ir perfilando ejecuta. se servir de gnía entre la profusión de acepciones aparentemente opone a la oratoria. tiene que haber otro factor que dé razón privadas o comunes. tema del cual debe seguir ocupándose actualmente místico. en el sentido de producir. pero con significaciones a la physis. el efecto primero de una praxis recae sobre quien la . en tan­ negocio. ontología. que significa hacer. engaño. por ejemplo. toda praxis es póiesis. como quieren el trato. Vors. 7tOLÓ"'. o sea con el tra­ común. desde Platón y Aristóteles. pagar o cobrar una deuda.� 7tOM« 7tp�C. 5 B 3. Esta qne lo distintivo de la praxis consiste en que es ella misma oposición entre praxis y logos es cardinal en griego. incluso estado o con­ to que ella designe especialmente la actividad humana. por oposición a las palabras de los actores. qne significa la tica. Como señalará res. emparentadas. un truco o un La vecindad más reveladora es la que existe entre la 7tp¡¡¡�L<. y se man­ distintiva: ella produce las diferencias entre los individuos. dramática. espec. 4 DielsMKranz. Pnes dición de los asuntos personales : en el sentido de "cómo van la enérgeia deriva en griego de �pyov. se llaman en griego T« MVot[J. El concepto de potencia será muy prominente en la 7tp&'yp.otTot. y que se contrapone a ��L<. La póiesis designa la acción y efecto del verbo sexual.4 En cambio. el griego averigna. Además de empeñarse en muchas actividades : xp� [J. o sea. y el adjetivo griego pragmático cualifica al hombre que disposición. en tanto que nota del ser. de esa uni­ bajo empeñoso: 1tp &. que un acto de retribución (por ejem­ forma de praxis. Más usualmente. Pero la filosofía griega En el sentido de acción propiamente dicha. Bías de Priene. significa el trabajo. No se explica de qué modo pueda surgir. aunque en sentido eufe­ y la 7tO['�O'L<. o bien la acción El griego percibe.I!!!- 36 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA PRAXIS Y LA DYNAMIS 37 lados. Algllnas de estas acepciones son inesperadas para quien tie­ engendrar o cansar la existencia de algo. como todos nosotros.. qué es lo qne hace.ialmente las la­ Por esta vía. El poder se logra con la praxis. la infinita variedad en la . La palabra praxis se emplea para designar lo mis­ mismo de hablar : lo que hoy se dice "hacer uso de la pala­ mo un ejercicio cualquiera (como hoy se dice. Superando la oposición. Recordemos que las facultad o potencia residente en el ser. Y segnndo. y no buenas razones"). aunque hay que ver si toda en día.. posee una específica pericia en toda clase de asuntos que re­ Cuando la disposición se entiende como capacidad. . La dynamis. nos dice de qué manera se obtienen diversas virtudes igual para todos los hombres : era un componente de la physis y ventajas. para saber qué es. la praxis aparece en textos griegos praxis es poiética. Como acción política. Primero. el griego habla de la praxis para referirse al acto la filosofía. En tiene en idiomas modernos (como en la frase "obras son amo­ este sentido radical. Platón. Para saber quién es un individuo. aunque también se llama praxis el acto desligadas. designar las acciones u operaciones militares .' Pero la palabra fue usada también para de la praxis. hay que atender a las relaciones de la palabra un significado básico : la acción se opone a la pasión. en su realidad concreta. el griego la llama cosas mismas. Demócrito en­ formidad en la dotación dinámica. cobrar venganza). el logos se revela como una "practicar'. sin necesidad de un análisis ontológico.Ésta es la palabra que las cosás". resultado de un quedar englobada la energía en el ámbito de la praxis. seña que el hombre deseoso de alcanzar la templanza no debe energía. También puede como equivalente de transacción negociación. o sea la actividad real de los individnos. . la praxis aparece no planteó con la debida severidad la cuestión del "dinamis­ en los contextos más dispares. especie de ejercicio que consiste en un artificio. que esa relación dialéctica. crear. sean la dynamis ingénita. igual que los negocios. el quehacer. uno de los Siete mo" humano. directo con las cosas. Resulta claro que ne presente el significado que la palabra praxis ha tomado hoy la póiesis es una especie de praxis.. lo mismo entendida como modo natural de ser. la labor.

la concordancia no con otros formando esa uuidad que se llama un �eo<. Sin estas posibilidades opuestas. No importan ahora las razones del mano es susceptible de aumento. como no hay ac­ del acto algo que ya está dado en el ser. consejo. � 187. Incremento se dice en griego "'��'lO'L<.. ef. individual: cada uno lo forma con poiético tiene dos dependencias. La ontología griega tampoco llegó a conceptuar El carácter es el elemento literalmente ético del ser hu­ con precisión la diferencia entre potencia y posibilidad. para los demás producto? Los comentaristas e historiadores de la filosofía existentes. cuando tratan de la acción. la manera de ser potencia y a su natural condición. el lugar acos­ elegir aquellas que sean ajenas a su 3DV"'I"L<. ¿En qué consiste.... la disposición regular de un hombre frente a los que ella contiene son unas facultades. en los cuales se recomienda justamente una concordaucia del com­ 6 B 112.7 La contraposición entre la acción y la naturaleza se acentúa éste nos decía que el hombre cuya virtud es la templanza no en los usos de la palabra �eo<. y añade que no debe de lo ético y de la ética.. 7 B 3. y se infiere de los textos sin forzarlos. De suerte que el ejercicio práctico y carácter es. presenta ciertas modali­ acuerdo con la naturaleza quien puede actuar en desacuerdo dades regulares. : a su tumbrado. Esto realza el factor hacia el ejecutor de la póiesis. El ethos. como la praxis rebasa la esfera de lo puramente somático. por pri­ originaria de sus potencias. en suma. para expresar la idea de La distinción capital entre la póiesis y la physis queda seña­ engendrar hijos. Es sin duda por estas razones presentidas que los pensadores Porque es manifiesto que la potencia no opera en todos los presocráticos. como potencia. Lo decisivo es la nueva direc­ y además es productor (7tOL'lT"� <. ade­ carácter : lo decisivo en el proceso de la acción es justamente más de ser sujeto. La physis es lo dado. Pero mano : es una physis meta-física. ge. de donde proceden las nociones debe dispersarse en múltiples actividades.6 Es evidente que sólo puede actuar (1m. y a su rpUO"L<. El ser hu­ familiares de sus amigos. dice Heráclito. el destino está fijado unívocamente en la dotación griega no se han percatado de que en la presocrática. que es el Podemos verificar en algunos ejemplos típicos la mutación producto externo. El modo de ejercitarlas demás y frente a las cosas . El ethos es la morada.8 Se sobreentiende que. el acto depende de una decisión que es formativa leza. en el orden existencial. que significa por naturaleza. adquirida y sobreañadida a lo que nnplicaba esta diferencia. Afirma el primero virtuosos lo son más por práctica que por naturaleza. . se integran unos con ella. emplean con l}lás entes del mismo modo.v ) de hombre.. dónde se sitúa el hombre su destino. En otras palabras: la physis no impone una en­ bito o costumbre. Por un lado. y por esto la virtud es sobre-natural. objeto de experiencia. sí fue la physis natural. 'evidentemente. sino que concibe la praxis poiética como un que sufre la palabra póiesis. El hombre convierte las potencias en frecuencia. la agencia que decide. obtiene de ellas posibilidades diversas. que significa por cos­ tera concordancia. de su propia actividad. la palabra póiesis.. y por ende la propia costumbre. lo habitual. de ese ser. Esta posibilidades. Así también. No hay ethos sin physis. Los actos no son aislados . eritias nos dice (en B 9) que la mayoría de los hombres portamiento humano cou la naturaleza. emplee la consabida palabra póiesis (7t""�OC lada en sendos fragmentos de Heráclito y Demócrito. bles. es decir. El depende de cada cual. tumbre. en el curso de su existencia. mera vez. sino el hecho de que. De este modo. La po­ una dirección que apunta hacia el interior. La actividad de cualquier naturaleza". en el fragmento antes citado de Demócrito. su carácter. que es sabiduría decir la verdad y "actuar de acuerdo con'la s B 119. desde sus acepciones comunes incremento del ser. o sea. como expresión de un nuevo concepto filo­ guien desea tener hijos. el pensamiento no se detiene en lo obvio. que no son inmediata y literalmente potenciales. debiera escoger su pareja entre los sófico.38 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA POEsíA DE LA EXISTENCIA 39 cómo se comporta: cuál es su praxis. se opone a rpUO'OL. es para el Póiesis es producción. por así decirlo : sibilidad sería la poesía de la existencia. y con intención filosófica. y por ción sin 0'&1""" Pero el carácter rebasa la esfera de la natura­ el otro lado. un há­ sería virtud. y ésta hasta la que adquiere en filosofía.) de otras que son imprevisi­ ción que empieza a tomar su uso. aparece ya en los fragmentos de Heráclito. era también una palabra usual. que se convierte en objeto. Dice Demócrito que si al­ es la palabra que. en los textos de la filosofía. es condición su propia acción..

que inaugura una meditación sobre el hacer humano." el verbo cambia de significado. pero aunque sea resultado dominio las tendencias desordenadas de los hombres. Empleando una alegoría para ofrecer una justificación 11 B 6. 10 cual se cometieran malas acciones en privado. aunque no toda praJ\is sea sabia.14 menología de la praxis y la p6iesis. y Se utiliza la misma palabra cuando se habla de hacer hijos en el doble aspecto de esa propiedad suya : el carácter es pro­ que cuando se habla de hacer o de no hacer lo debido o lo ductor y es producto a la vez. Así. que constituyen el ciertas versiones que se encuentran en los poetas antiguos. La amistad. Cada cual es poeta a su manera. como por �jempl0 los utensilios que fabrica y emplea el hombre. a pesar de que es común a todos. para hacer un discurso qniera con productos exteriores. un hecho la sapiencia también es "visible". La mundanidad no es sino la capa­ cidad de producir mundos.12 Tenía que emplearse aquí el mismo verbo.9 Lo cual no impide que se sirva de ella para de­ tado de una acción persistente que recae sobre el ser que actúa. con el sig­ derse como el universo.u't'o CiOa é Ü sin duda no es que su modo especifico de estar en el universo consiste en CP ('0v ) . pero esto no impidió que 13 B 129. o una obra de que se encuentra y de los cambios mundanos.lo del carácter es lo que va quedando realzado en esos textos. Antes de esos efectos extra­ distínto y más variado : TOV A6yov 7tO'�cro¡.toc" 1 1 La expresión vertidos. Sobre éstos recae la atención de la filosofía: ahí se revela que cada cual es distinto. en el nificado usual. en de manera directa y sin dejar huella tangible en el exterior. que toda sapiencia es práctica o poiética. En su forma política. el hombre tiene su mundo pri­ 9 B 277. evitaremos hacer (7to. corno es la propia sapiencia. Es resul- público. Primero : el mundo no debe enten­ bres. Este fragmento se incluye entre los dudosos o apócrifos. Ésta es una índole de producción muy diferente. Aludiendo a ese ámbito y ese cruce de las directivas. la praxis es causante de unos efectos intra-vertidos. Cf. El hombre es productor de ese ámbito común de las accio­ nes por una nota de su ser que es la mundanidad. El hacer hijos es una re-producción inalterable y uniforme para todos. vado. . o incluso el mundo en que vivimos). Demócrito. es producto . Pero Otro ejemplo aparece en uu pasaje de Hipias. Porque lo mismo producir algo a la vista. Cf. La productividad siguiendo esta regla. cia común de hablar. (El verbo en este no disminuye el valor de testimonlo :e�'�al que tiene en este caso. El lenguaJe vaest ableclendo la base de una feno� que ellos hacen en secreto no escapa a la mirada 'de los dioses. Sin embargo. otro fragmento. Pero esta declaración creado ( bto (�crev ) por ninguno de los dioses. declara sentido de ser un componente del universo.�". y Heráclito que el sabio de Samos estudió más que nadie. Demó� crito. 7tpácrcrm. durante el siglo v. no se compone con actos previsibles. conducta de los hombres en público . donde aparece la misma fórmula : ). Al Iado del mundo sensación. filosofía. no emana de un ser ducción vital o bio-lógica. B 187. éomo los colores y formas de las cosas. según la manera como ejercita la poten­ el hombre ha asumido por fin el gobierno de sí mismo. Cada uno comparte con primariamente zoo-lógica.6yo'l n:o�E:rcrOca. vital de la religión. que producir Toda praxis es mundana. dice Critias que la ley prohíbe la mala 12 B 30. cabe decir respetar más las opiniones ajenas qne las propias. el ser del hombre es distintivo por­ este modo elaboró su propia sapiencia (€7tOL�crG(:TO C<. para el filósofo indebido.). refiriéndose a Pitágoras. signar otra índole de generaciones o producciones. algo manipula ble y presente crear su propio mundo. los demás el ámbito en que se despliegan sus acciones. la pra­ La novedad consiste en concebir la conducta como una pro­ xis. la evolución algo en uno mismo.dv) nada indebido. En una forma curiosa señala Critias ese desdobla­ 10 B 264. Se advierte que. Todo ente está en el universo. Aunque de de la praxis ha producido en Grecia. y . " B 25 (Slsifo). y a veces frente a él. Cierta­ De parecido modo. pues lo de una praxis. miento. de éste es el segundo punto. ni 10 es la póiesis.. añade que. no se capta en una primer desdoblamiento de la mundanidad. no es producto práctico. donde se lee que la SIrnlhtud de pareceres produce 7toteL _ la pasaje es. ) La religión sirvió para reprimir en ese otro amistad entre los hombres.xcrB�. Heráclito afirma que este mundo no fue mente. B 186. ser hombre es ser-en-el-mundo. cuando sostiene Demócrito que no debemos En este sentido. o una nave. De momento se advierte ya que no todo lo práctico es práctico : la praxis no es univoca. Pero cuando. ni si­ que él recogerá las más importantes. verbal es algo que se hace..10 LA PRIMERA TEORfA DE LA PRAXIS -EL GOBIERNO DE sí MISMO 41 7to. ni por los hom­ reqniere dos precisiones. El hombre es autor del mundo en ante todos (sea una escultura. dice mundo humano.

y éste es el dato del cual debe partir la ontologia de la praxis.n. 81t1J 'Pú­ • • Heráclito esa interioridad del hombre para revelar que no es . Todavía hoy nos parece asombroso el hallazgo de esta mecánica psicológica. pues la educación transforma al hombre. Es sintomático que los clito. de acuerdo con la En un fragmento que debiera ser famoso. e indica que es ella misma la productora téntica naturaleza. . 4-5.42 LA PRI1-IERA TEORÍA DE LA PRAXIS EL HOMBRE CREA SU NATURALEZA 43 Por su parte. el 1 15. Antifón. es 1tob¡ae" de tal cambio.. La praxis va tomando. la praxis filosófica ocasiona un nuevo desdo­ Empédocles asegura a su lector que el estudio incrementará su blamiento ' de la mundanidad : existe ahora en" el hombre un entendimiento: fLci61J '1'0' 'Ppiv". o sea... y hombre. o sea que. imperceptiblemente.ux.v. que es 10 propio y distintivo del ser humano. El logos significa aquí la medida.. Es en el ámbito interior. sí el verbo 1toe. es susceptible de creci­ producen una especie de mejoramiento funcional en la capa­ cidad de entender. El alma. el significado puede obtener el entendimiento mediante el estudio. como lS . 18 B 33 . aumentar o incrementar. Todo esto es algo más que "61. 1 7 Las verdades obtenidas por estudio no sólo uniforme ni estable. no com­ capacidad de comprender se daba implícitamente por consa­ partido con el prójimo. empleada por do por el ser mismo con su acción. pues dicho incremento no tiene aquí un alcance de sig­ una forma especial de póiesis. en otro fragmento de Empédocles. del verbo ""ll. porque ellas son capaces exterior. 14. El sustantivo . �x"O''t'ov.�' san Myo.�au. con la pureza . viene cación son similares . concepto sistemático en una filosofía de la póiesis. cuando el ser ya existe. pero no a los antiguos. declinar. 18 ensanchar.civ"" cuyo significado primario es el de alargar.e •. aborda naturaleza de cada cual: . como tantos otros seres vivos. pero ser.6I. de incremento en el carácter de cada cua!. �x"a't'C¡l. disminuir.e. nos dice. En SU1lla: para el hombre. el alma representa la intimidad del tamente no se emplea ninguna forma verbal de la áuxesis. además del mundo exterior que incluye tanto Puede considerarse que la noción de un incremento en la lo público como 10 privado..�I. y que a su vez se opone Aquí se ha abandonado la metáfora espacial del crecimiento a 'P6["" decaer. inequívoca. . desvanecerse o consumir­ o ensanchamiento. A los modernos pudo pasarles inadvertido ese género de La idea de incremento no es una ocurrencia suelta de Herá­ pensamientos. idea certera. ' cios reiterados y �axatiyos en otros pensadores presocráticos. logra­ por la metáfora del alma que "se ensancha". se operan dentro de él ensanchándolo.. aumentando el al­ produce según una medida propia: <j. En cam­ distintivo de la acción práctica."". e indica más bien el adelanto gradual que ca. donde se habla también de un incremento del carácter. una capa­ le corresponde a él la tarea auto-poiética : la de crear su au­ cidad de crecimiento. donde se aprecian los resultados de bida. �60.61. tiene anun­ 17 er.. lti B 110. Este cambio. y al transformarlo crea o produce su naturaleza : 'PuO'eo1toee. éWJTOV cance de sus disponibilidades.16 Estas resnltaría incomprensible la idea de una génesis del ser y de enseñanzas. Veremos en Platón de qué manera se transforma en la idea de auto-generación. del cnidado. que es literahnente auto-poiéti­ nificado ontológico. Pero el destino del incremento. . el hombre es inconcluso. sino que permanecen radicadas en el ca­ miento. por naturaleza. aparece de manera más la poesía. paralelo a! crecimiento corpóreo que trae la edad. 'P"O'e. El filósofo reconoce que el natural. Dice Demócrito que la naturaleza y la edu­ opuesto a fLd". La naturaleza humana no es jeto de la acción correspondiente.. aproxima en su intención a la que tiene en Heráclito. la misma palabra se exteriores. en el que resaltan los efectos bio. donde jus­ En el texto de Heráclito. es un breve fragmento de Demócrito. et. Lo que se dice literalmente es que el hom­ se. dice el maestro.S 17. si las imprimes en tu mente y las un incremento del ser: ambos son fenómenos que se producen contemplas con buena voluntad. B 62. 15 mundo interior. aunque debiéramos estar familiarizados con ella Pero el lugar donde la idea de un incremento del ser.ae" que significa mengua o disminución. y ahna posee también. y parece completo en su dimensión permanecerán contigo toda la vida. que es en verdad un crecimiento del rácter (ethos). Sin la nueva dimensión interior de la mundanidad. sin que Se precise en ninguno de los dos verbos el ob­ bre es producto de si mismo.

engendrado por el hombre en 19 apud Diels-Kranz.22 Lo que Platón realza recen en el de Victu del Pseudo-Hipócrates. si pretendia insinnar qne el . Freeman. y si aparece en varios atraidos por la idea de incremento. ni siquiera forma parte de un pensamiento antro­ difnndido por el tema de la formación y transformación del pológico. pero no falsificado. 205b. Epicar­ mo.centra en el fenómeno incremento del alma. la causa de este devenir es una póiesis. Oxford: págs. Lo qne resalta. expresado con el mismo tér­ Esta obra no es. Blackus eH. 44 LA PREvIERA TEORÍA DE LA PRAXIS EL 'HOMBRE CREA su NATURALEZA 45 iuútadores y falsificadores (naturalmente tardios) se sintieran si mismo. Dice el Pseudo-Epicarmo que los hombres cambian sin cesar en el tiempo : uúentras uno crece. se produce tal de un cambio temporal en el hombre se . como verenios más adelante. otro disminuye. pues las ideas son. es qne la idea es que en ningun otro ser. pues si ésta no hubiera . y al realzarla empleando diálogos expresada de diversas maneras. dieran asi testimonio de un interés idea suelta. toda 21 B 2. Es burdo el intento de presentar implícitamente a Platón como un plagiario. pero lo que cambia en su naturaleza (X"'T" 'fIÓcrLV ) y nunca permanece igual.20 No parece que el filosofía era anterior a Platón. 22 20 Véase el Banquete. del incremento (y sn contrario). De suerte que tu y yo éramos ayer otros hombres. logia. tiene que ser ahora algo distinto de lo que fue. es irrefntablemente platónica. se lee esta frase : es la conexión entre la génesis y la póiesis. y que tiene efectivamente en el párrafo citado. donde dice Platón que la idea de póiesis tiene Véase por ejemplo K. autor fuese médico. al comediógrafo Epicarmo. · ni heracliteana ni hipocrática mino herac!iteano de áuxesis. T/¡e Presocratic Philosophers.introductor de la áuxesis en mación sobre las respectivas doctrinas. sino en el hombre. Tienen razón los autores que ahora critican culación. Todo productor es poeta. habria atinado en otra noción cualquiera. ciertamente. n i siquiera filósofo.uprime el valor que pueda tener. Pero esto no justifica que el de Victu sea juzgado indigno de lectura y enteramente repudiable.6�'l)T"'L. que fue contemporáneo de Parm�nides. 1 183. A Compa� múltiples significados. en el texto' del Pseudo-Epicarmo. es porque ni es una la uúsma palabra áuxesis.21 La idea de "otro hombre". Donde quiera que se observa el tránsito del no-ser al nion fo Diels. producción inscribe el ser en el tiempo. sino que está vinculada al sistema general de anta­ hombre. El antor anónimo pudo haberse apoyado en Herá­ a quienes le dieron un crédito excesivo. particularmente al problema del ser y el tiempo : al fe­ En efecto : en nna de las imitaciones de Heráclito que apa­ nómeno del venir a ser y el devenir. <VuX� kv &v6pw7t<j> ". pero es significativo que el anónimo escogiera precisamente la no­ ción de áuxesis. ). Aqui el pensador imitado es Platón. como fuente de infor­ clito. atribuyendo sus ideas . 28. y somos hoy otros hombres y seremos otros mañana : nunca los mismos. de acuerdo con la misma razón (A6yo<. de clara estirpe platónica. La falta de valor intrínseco. Algo análogo sucede con unos pasajes apócrifos de. . como doctrina. El autor desconocido quiere más bien desacreditar a Platón. no s. Ésta era. como indicio histórico.sido relevante.19 La idea que transuúte el pasaje para nosotros. nna idea en cir­ por el contenido. 130 sigo ser. pues. Fragmente.

Pero es el co­ mercio el que se considera práctico por excelencia. Siglos más tarde. § 5 Vimos que. la piratería también es una praxis. en la Odisea. La diversidad de la praxis se ha acentuado. La pregunta es susceptible de una respuesta unívoca. porque presenta una alternativa. y hacerle una pregunta parecida a la de Néstor: en definitiva. es un quehacer al que puede dedicarse el navegante. y esa generalidad del término empleado en la pregunta se explica porque los miembros de la Asamblea no entienden realmente lo que hace Sócrates. mediante un deslinde entre su própia forma de praxis y las otras. Ya no se trata del comercio : una actividad econó­ mica que recibía tradicionalmente el nombre de praxis. Sabida era ya de todos la presencia de la filosofía. desde la 23 20 c. la posibilidad de ninguna pragma reconocida. como la de Néstor. la Apología platónica describe una situa­ ción reveladora. Tampoco se trata de la acti­ vidad politica. Sócrates confiesa que una cierta voz. Sócrates re­ conoce que algunos miembros de la Asamblea que lo está juzgando podrían sentirse perplejos respecto de su ocupación. . Néstor pregunta a Telémaco si se dedica al comercio o a la piraterla. cuál es el propósito de su praxis. por la similitud y la diferencia. sin ninguna cualificación distintiva. Sócrates ¿a qué te dedicas? El texto dice. Quizás no haya otro texto que pudiera revelar de manera más dramá­ tica la necesidad que siente la filosofía de obtener el re-cono' cimiento. y el que recibe esta denominación. Por esto la pregunta no sugiere.Wc<. Lo que Néstor quiere saber es la ocupación de Telémaco. En rigor. La palabra praxis designa ahi la actividad comercial.23 La palabra pragma designa ahora el queha­ cer en general. su quehacer en la vida. literalmente : 1:0 O'OV 1:( tan 7tpiY.

20 d. . Es la que dispone armó­ praxis ya no puede ser meramente pragmática. Ést� es la virtud que podríamos llamar operativa.27 Pues ella es la que impide que el hombre pueda hacer desde Sócrates. Lo que dice el pensador es que la sablduna �e prac­ La praxis invierte su derrotero. U1la pro-yecclOn necesario atender a esto. que la cuestión de la sophía e� un� cuestlOn • • nuevo : la filosojfa es el quehacer propio del hombre. no versa tanto sobre la praxis exterior del ficativo referente a los medios y a los fines. . se convierte en ciencia cuando el objeto práctico es el hombre dotado de prudencia y de la capacidad de pensar. cit.�v ��(ú 7tpa�. en for­ la que tiene eL fuego. Para cada cual. se dice lllla virtud que no 10 es en el sentido moral. y otra comida. saber de verdad. o mejor dicho. para designar los asuntos. que es la de nutrir. y participa de la sapiencia como piencia. . Pero la virtud cambla de sentido aquella armonía interior.cuando la praxis tiene vez que ha sentido la inclinación a intervenir en los asuntos como fin la virtud de su propio ser. distinta de la sapiencia práctica.. a nuestra morada yección se puede orientar hacia el interior: d ser del hombre (oIxo.lÍ1COS: nplX1'1' .48 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS EL QUEHACER PROPIO DEL HOMBRE 49 infancia.�v 7tpiii�. la La nueva sophía no es humana tan sólo porque con ella se cual toma el carácter de una sophía. �e quedan vinculados al tema de la praxis. que tiene el comercio. la sapiencia práctica consiste ¿Será para él una ciencia suficiente la que le permita dar razón simplemente en saber 10 que hace : en proyectar las accio?e�. smo como cuali­ en la República. se deja oír en su interior. sólo se piensa.". cada a si mismo en el proyecto de su vida: .. 26 Filebo. ¿Qué clase de saplCncJa? Cada praxls reqruere � pro­ . un ést. . La que el filosofo cultiva es aU1lque sea teórica. toda praxIs. y ambos que la sophía práctica envuelve la noción de una &pET�. de �na ci�ncia o sa­ . Virtud es la cua­ hombre.xrt.v. . debe precisarse la naturaleza de es� fi? Pues rior. Esta ya no es la virtud po1. Pero ha surgido rebasa el nivel de los fines próximos de la acción. &n&. 27 IV. Cada atenienses que él es posee�or. la (7tpanm ) nada que le sea extraño. Pensarla también es una praX1s. puede convertirse en un fin práctico de su propia eXIstenCia. práctica. es una ciencia práctica en tanto que actúa ' la sapiencia propia del hombre : la &vep{úTdv'� ao<p(oc. que es la de procurar ganancias. no es Illdlferente. La filosofía descubre que esa pro­ conduzca a nosotros mismos: literalmente.)". 25 01'. ciencia tiene su objeto propio. revelada para él por la filosofía. el hombre justo 6volla�oVTo( a. Desde entonces puede hablar el hombre de una morada inte­ Sin embargo. cuanto sobre la interior : .�v lidad de quien hace bien su obra: la areté es poiétic�. que es la de calentar. No basta que nicamente sus potencias : es el principio de una organización la acción produzca el resultado apetecido. Imaginemos. en él mediante una póiesis filosófica.Írt. todo a los fines inmediatos.v xd XO(­ que concierne a las disponibilidades. la otra resultante es que la praxis. una voz que 10 detiene o cuando las disponibilidades del hombre le permiten convertirse desvía de 10 que iba a haccr. 443 d sigs.25 sobre el hombre. dice Platón. Cualquiera que sea su de . pero filosofía es praxis de la praxis. 62 a sigs. hombre mismo. . mientras ignora 10 que en arbitrar y utilizar los medios adecuados para un fin pra�:I­ sea su propio círculo y la esfera de las cosas humanas? Es co. Toda praxis es un pro-pósito del hombre. en el orden de la existencia una índole de pragma diferente. si queremos hallar el camino que nos de su ser hacia el exterior. La justicia. sino que puede y debe pro­ Sin duda todos los actos se proyectan y ejecutan en virtud curarse activamente en la existencia. -. porque su fin cualificados como específicamente políticos. sin inducirlo a hacer nada.24 .v.0-0'0"'(0(: mueve rula sapiencia específica. para designar la acción. o En esta frase. Ese es el hombre que comprende 24 Ap% gla. llama j usta y bell!l a la acción que permite alcanzar . Pero la &vep"l7t(v� cro"'(O( es la '1" ). 31 d. v. la noción de praxis aparece dos veccs. Sócrates declara ante los constituya f01'111almente un saber científico del hombre. edificada . los negocios cia humana. y sO :Jfe ). el tema de No 10 ha sido desde hace mucho tiempo : el griego ya entendía la interioridad se junta con el tema de ' la virtud. interna que no está dada en el ser. revierte sobre sí misma : la tica no. para los griegos y para toda la postendad. Es la virtud inherente a la sapien­ vez como sustantivo. a los medios.. pues. la campo de acción. Pero tVT6. La praxis nueva es formativa de un hombre Resulta. del círculo en sí y de la esfera celeste. ZW 't"IX' 7WI\LTtxIX " \ 1epa 'Y'I"""""" . Naturalmente. o la que tiene la mas diferentes: como verbo. en efecto.

Dos datos diferentes' lo siderar de manera sistemática la praxis en general. Pero lo mismo el griego que el español disponen utiliza para deSignar una Virtud que es exclusiva del hombre de términos especiales para expresar las varias formas que sabio. ticamente. cluidas bajo el nombre de la praxis. '. Cada una de las formas de praxis era considerada implicitamente en sí misma. Cada uno representa una En segundo lugar. La cuestión de un saber de verdad sobre sí en el pensamiento de Platón. que es la sabiduría prácti­ el propio conocer es ya un hacer. la idea expresada en esa fórmula que he­ sophía que precisamente es práctica porque no es pragmática. y que ahora l: . ocuparse nada más de 10 que le concierne es bras de la misma raíz para designar el saber y la sapiencia. una En primer lugar.v .. Esta fórmula pudiera traducirse tiende que ella es praxis en cualquiera de sus modalidades." En suma : el hombre es la incumbencia del hombre. 72 a. expresan. cualifica de duría vital. una de las definici0 les que resalta en el diálogo. Es no­ cimiento cualquiera. nos dice que cr""ppoauvEv decimos que es una. ren y se descarten sucesivamente.u"l1 . que recae sobre quien actúa.28 . la obra juvenil que es el Cármides pre­ etapa en el proceso de análisis dialéctico. 33 526 c. pues. Lo sabio no es tan sólo hacer 10 que a uno le incum­ Así. divisando el largo curso de su vida.. como la praxis virtuosa re-vierte sobre el ser palabra praxis o la palabra póiesis. 34 Timeo. La filosofía. 32 247 a. como si mirase ha manifestado Platón entre el conocimiento puro y la sabi­ hacia atrás. en este pasaje se aSOCian expresamente la acción y el conoci­ miento. Esta consideración procura ella misma una virtud. Éste no es. virtud y ciencia quedan unificados temá­ "�I tigna" la fó�mula que acuñó en su juventud.�v "". sabe lo que no se sabe. Bajo las sucesivas definiciones 31 IV. un' cono­ ca en su forma de prudencia. es realzar la co­ a los demás y la que afecta a uno mismo. La intención básica. sentó ya una distinción muy clara entre la praxis que afecta patente en la reincidencia de los términos." La sapientia es primariamente el buen gusto : la capacidad de sabo�ear (sapere.�e:L e7t�0''t'�!L1J\I. . Éste repite las palabras que la mismo incide por vez primera en la cuestión de la praxis. varias veces y sin alteración. dichas Todavía es joven Platón cuando observa que los errores en . Alcibiades. el mismo Platón. Lo notable. 159 a sigs. S1110 la JustiCia. ) · pues que pudiera darse de la cr"''f'pocruv1J. qne se enume­ en el saber y en la acci6n conjuntamente. la filosofía confirman.29 La lengua griega no tiene dos pala­ en el Gorgias." En el Fedro. la sophrosyne no se ofrecen como alternativas.<xl yvwv". sino conocer esta incumbencia (7tpOC""EOV .30 Pero esos conceptos de actuante. establece el fnndarnento de comunidad de todas las fonnas de praxis. En español. 1 1 7 d. es que . . esta Pero quizás el ejemplo más significativo se encuentra en el asocIaci?n lingüística evoca la asociación real y conceptnal que Timeo. Pero el texto griego daría más bien a en­ ta la universalización de la praxis. saber) las cosas sabrosas. en el Cármides. Se en­ Elv"" "Ú Td: �"y"ou 7tpOC""EOV. dice nexión entre praxis y virtud. ! palabras le s rven para definir. Acción.. sino CIentífica. para nuestro designio. no la prudencia o la templanza. esa virtud de ocuparse cada uno la praxis derivan siempre de una ignorancia : de creer que se de 10 propio se considera atributo de los dioses. toma aquella sapiencia. 433 a sigo 28 /0C• cit. en esta nueva modalidad socrática y platónica. En efecto.l2 En cambio. en ge�eraJ. En la República. Platón indaga la definición más propia be. así : la sophrosyne es la virtud que consiste en hacer cada cual Pero la institución formal de una ciencia del hombre represen­ 10 que le incumbe. por los comentarlOS que se le dedican. . virtud propia del filósofo. 29. separada � � ten er 9ue la in. El artesano. . mos citado no es ocasional..¡j de l a prudencia se eslabonan las varias formas de acción in­ 7tp&. En esta obra tardía.cumbenc a de cada uno es uno mismo: que esa sapienCia se obtiene mediante una fonna de actuar reflexiva es de las otras por sus particulares fines y sus técnicas. sino el conocimiento que versa sobre el table que en todas las definiciones propuestas aparezcan la ser cognoscente. 3(1 Cármides.50 LA PRIMERA TEORlA DE LA PRAXIS LA INCUMBENCIA DE CADA CUAL 51 que la sabiduría es la ciencia de esa praxis : cro'f'l". templanza o discreción. Al con­ decir. sino que deja huella persistente .praxis que versa sobre la praxis.

Lo desconcertante era que esa vocación de la está involucrado en esta índole de refleXlOn tconca. porque su ejercicio y su resultado son siempre individua­ con rigor de verdad. resultaba a la vez algo extraño. La filosofía demandaba de cada cual algo más. La nueva praxis no podía símplemente sumarse al reperto­ rigurosa. mismo. 3S Cármides. sin la patente ejemplaridad personal q�e tuvo en . y que se definía sin embargo como ne­ nocerse a sí mismos. y en particular los ateni�nses. el quehacer propio del hombre culmma en la lllvesttgaclOn pero que rebasaba la existencia pragmática. y no a él solo. DefinirlO requerí� una techne es­ i pues. manecía vago o inasequible. es hablar del hombre . . La suya no era la virtud de una sin teoría. con esto el orden establecido de la praxis del dato de la actividad. les e interiores.mv "vOr"'7tO" qué es el hombre. algo que no se per­ es decir. o inversiva. Era la profesión de la virtud. con Sócrates y Platón. era el propósito de esos diálogos? S ócrates ejeryitab� un nue�o fue también subversiva. nor­ gnosis . que los exhortaba a co­ para seguir viviendo. . pero a él también. �i 1. que es virtud propia de un pen­ techne. que debía alcanzarse mediante la praxis.. ( 81: . en tanto que productiva. todos. Hemos de comprende� que la d�noIll1- de la praxis en todas sus formas. filosófica. y esto acababa de compllcar la sItuaClOn. 174 b.1 52 LA PRIMERA TEORfA DE LA PRAXIS LO NECESARIO PARA SER 53 11 l' Platón. el interés vital supremo. Fondo de Cultura Económica. ' que es un fin últímo. muecesana que parecJa cido de antiguo por todos los griegos. Su presencia trastornaba filosofar socrático. lo más visible sea el efecto exterior. En Sócrates. 163 a sigs. esta virtud consiste en conocerse a sí griegos. y de la pa­ quedaba subvertido.37 salvo en lo que concierne directamente a l� suerte de trabajo (�pyov ). Se trata de averiguar de �u� �:mera la phys�s fin último de cualquier acción.o­ . pues cada cual ha de considerarse como ga por el ser. . La dIstmclOn ha de parttr Naturahnente. Hablar d� la praXIS.36 El pronombre reflexivo denota Pero. por decirlo así. a los demás. 38 Teeteto. toma . si se presentaba como un mteres . VIII y IX. el bien propio del hombre es la auto-póiesis de la praxis Sócrates. Su praxis atañe. repetía Sócrates. era algo que per. la cual no puede institucionali­ porque también el puro pensar es praxis. cual puede obtener de su praxis algo más que la satisfacción 7tO'" &. ra. Nadie sabía a qué atenerse. caps. aunque . Una areté sividad. 1977. la direcCión reflexiva de una praxis que es una auto­ cibía de qué manera pudiera sobreponerse a la eXIstenCIa . pues ¿cuál Esta modalidad de una praxis que era reversiva. no se perdía del todo en la teoría. samiento desinteresado.. ofrecía una cultura del bien. (��"�"" )' que es la obra científica del filósofo. -ro YLYl)fu(jxeL\I é1XVrÓIJ. A pesar del precepto délfico.el rio de las actividades reconocidas. que es un antecedente de la que aparece en el Timeo hacia su propio interior . que por prImera vez mgresa la iudagación conduce a una concepción definitiva de la so­ en el lenguaje de la filosofía. era para cada uno de los como fórmula antigua. Esta praxis que mira ha. Por esto fue ambigua la actitud de los atemenses ante suma . el sistema de la vida práctica. o sea la potencia receptiva (7tOE�V XGd 7Cft." Pero la marcha dialéctica de nación de una "ciencia humana". como toda parnos ahora. como fórmula de una sapiencia humana que Con Platón.�XELV ) A�. ésta es la virtud filosofía de la praxis. y contenia una Sapiencia que es accesible a se plantea la cuestión en términos del quehacer humano. La ejemplaridad. era la vo­ evidente que la sapiencia humana de la Apología. Pero es virtud fuese iudividual y al mismo tiempo universal . Pero no lo entendían. de una praxis estabilizada sociahnente como profesión. Mejor en los diálogos posteriores la fonna de una CIenCJa ontologlCa. Todo el mundo lo entendía. 164 d. 37 Véase La idea del hombre. en la cual cación humana. toda la filosofJa era praXIS. Hacer algo bueno . esta exhortación los perturbó cuando la cesaria para ser. dicho . un saber que es por sí mismo un acto de bien. la filosofía revelaba que cada Encontramos en el Teeteto su formulación precisa. humana se distingue de las otras. zarse. 36 0p• cit.' De los efectos sociales de tal subversión no hemos de ocu­ cia dos lados. pecial. por tanto. contiene su virtud.Y cu�I. México. los intereses. En mal. . 38 La pregunta interr�­ ' propuesta como fin. cono­ quehacer . señalaba el camino del hombre phrosyne. . desconectado de todos inequívocamente en este caso el recipiente del conocímiento.\U1er hombre . se dedica a producir algo (reo'eLv ''' l. el saber del hombre tomó la vía de una ciencia se convertía en método de vida universal. Él hablaba de cualquier cosa con cualquier hombre.

Platón nos invita a que reflexionemos sobre orden del accidente. algo que se produce y de 10 cual se obtienen hombre : i¡ "'WV &v6pcimOlv yéVEO'.43 repiY. que no está 41 155 e.<.�poco fu� !omada ahna. dice. i¡p. Todo aquello que posee una sobre todo mostrar que la praxis tiene su physis propia. importante ahora es indagar de qué manera puede "verse" esa "'''' ) .42 Se trata ahí del origen productos. 40 0p• cit. Devolviendo a la pecial del lenguaje. un descendiente. esta observación se la sugiere a Platon el es decir. según Aristóteles. Si en el Gratilo el ser de la praxis se asocia con el acto es­ representado aquí en su eminencia anímica. . ¿Y qué es lo que le corresponde? La areté : toda comienza con él.. 386 .) rían del ser.o OVOp. La única de que dispone para conseguirlo es mí (XOLe' OL6". no meramente del ser para de perpetuarse. o sea: una realidad refenda a las realidades."'''''') las manos. el que ya existe. Tam- . .. no repo<.'o Pero eh cierto concebir la designa Platón con un término de significado más modo es comprensible que esa teoría "pragmática" del lengua-. sino propiedad del ser. PIaton quena te. 207 d sigs. la filosofía contemporánea que precisamente se denomma lin­ aparte. Pero lo (literalmente. en lo que corresponde en cuenta por Aristóteles. nombrar es un acto. Aunque la filosofía moderna. como cosas que no se ven.. con otro nuevo : �"'EpOV VSOV. .41 que versan sobre esas cosas? Las cosas existen según ellas son Podría objetarse que las acciones no son en verdad invisi­ en sí mismas. las acciones y las generaciones (rep"'­ sotros ni depende de nosotros. la areté no es meramente una generación. una. unida a la teoría de la realídad en sí de la praxis. en el Banque­ manera. La acción. perte�lece al ser �e algrn. La fecundidad del pasado inadvertida a los mo�ernos.(l'EL<. c sigo 42 VI 781 e. se trató del ser individual. m por la tradlclOn ontologtca que a su ser. Incidentalmente. Es manifiesto que las cosas ("'" dispuesta a reconocer el ser sino a 10 que puede tocarse con tienen un ser permanente. J bies . ). la conexión ontológica entre la virtud y el ser del hombre. por lo menos. . ¿Cómo no habrían de tener �E'<. por 10 tanto... Lo deci­ ciales sobre la praxis que encontramos en los presocráticos. H�blar es u?a praxIs También el alma tiene potencia genética. Su capacidad de referente a las pragmata. en el Teeteto se asocia �o? el �cto . Tampoco en e�te dominio es innovad�ra esta acción generadora no es tan sólo la que produce un ser .\lo-.(<. . �I 54 LA GÉNESIS DEL HOMBRE 55 La corrobora el Gratilo. haya significa el acto de engendrar o procrear. ¿En qué praxis en el orden del ser. algo que. la potencia genética. que no es relativo a no­ rep"-yP. Según ellos. realidad que es la gestación del acto mismo.. corresponde al forma de virtud . descuida ese aspecto ontologlco. directamente biológico que el de génesis : la llama xú'lO'L<. la praxis del logos y la ontologla. 43 Banquete. rep". DICe Platon: ". LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS . pues �a.<.a de la humanidad como especie .iY. no todas. tampoco ella ha captad? la �ecesariB.39Cratilo." . En cambio. no participa­ igualmente una forma de ser propia las acciones (". es primariamente una acción rege­ güística. Hay mucha gente. Cada ser viviente individual sigue siendo 10 que es. Cada cosa posee En este punto preciso conecta Platón con las meditaclO�es ml­ su virtud propia. de la palabra sn acepción primitiva. en virtud de lo que ella misma es.. xd YEV. y que naturaleza mortal busca en sus propias potencias la manera pertenecen al orden del ser en sí. I:rJ'tLV. como él dice) . y sivo es que esta propiedad sea adquirida mediante la acción hasta con su vocabulario..�k ". . aunque sea conveniente someter bién es de acuerdo con su naturaleza que la praXIS se practica a consideración unas y otras en tanto que realidades.ov. Porque la génesis La intención platónica no era solamente la de mcorporar la del acto es nada menos que la génesis del hombre.s son En las Leyes plantea Platón el problema de la génesis del algo que existe. y de una manera que no es metafonca: su:o hte:-a!. con�xi?n e�tre neradora. de un ser capaz de esa peculiar re-generación? cualquiera que reflexione puede percatarse de que los acto. cualidad accidental..6. y como tal debe ser considerada. la cual le permite reemplazar el ser viejo. de acuerdo con la naturaleza de cada .l rep"'�E'<. es mayor aún que la del cuerpo. ��an­ sentido puede gestarse un ser que ya existe? ¿Cuál es la physis do llega a ocuparse del tema. que je. 387 c. Esta manera es la que debe precisarse. que las acciones se ejecutan: "l rep"'�E'<.OL�E�V y sin embargo se renueva siempre: véo� &d y�yv6tLe.. Pero análisis del lenguaje.

Pero. afirma que ninguna condición como la propia de de ser dejará de ser. Platón da a en­ nato.p6�'I)O'L<. el hombfe Il:e- . como ya nos habia hacer-se.46 La naturaleza es metabólica en sentido estricto : sufre hombre es en-gendrarlo. Pero lo que resalta ahora es la asociación el comienzo la filosofía. y está viniendo a ser en todo el cesita hacerse un hombre nuevo : ser distInto para ser SI IlliS­ curso de su existencia. El verbo iyyew"w que eligió Platón en la República. adquisición. es de veces se procura realzar esa "virtud formativa de la virtud" la misma familia lingüística que el verbo yLYVO¡.'I)O'L<. porque ma es l<��rrL<. 54 c. 44 VII 521 b sigs. De ahi la contingen­ Este desprecio es como una virtud con la que cuenta :ya desde cia irremediable. reaparece en los textos platónicos. Se requiere una sapienc�a reflexiva (". sino de una exce­ análisis platónico de la existencia. suceder. la for­ completo negativa. El ser del hombre no es absoluto. y que el hombre. Pero en este venir a ser existencial mo. er. enseñado Demócrito.a República exa­ fica literalmente venir a ser.45 los términos tan agudamente expresivos del Banquete. Claro es que el productor memorable. . que resal­ Las palabras aristeia y areté están vinculadas etim�lógica­ taba para nosotros en el fragmento 1 1 5 de Heráclito. La mismidad es la novedad del ser. renovación. En el Banquete. gen�ración. lo que se ha in-fundi�o en el ser mediante una nueva muerden en su propia esencia. El aristos se hace : la virtud está en el Propia:el hombre es un ser auto-genético.6LO'L<. el Timeo. Filebo. ) para tos tan notoriamente heracliteanos de venir a ser y de incre­ logra el mejor gobierno de la pohs . y sucesos (YLyv6¡. porque en él Platón da muestras de su mar a los hombres destinados al gobierno. y lleva envuelta la Idea de en el Banquete por mera coincidencia.ov. El incremento y su con­ lo mejor que es lo ariston. Así.44 su ser. por ejemplo. de la persistencia del ser y de su ni devienen. Para ser lo q�e es. es todavía amorfo. Una Lo cual da idea de la reversión conceptual y lingüística que de ellas eda que se designa con la consabida pareja de pala­ lleva a cabo Platón. no trario (oc51. ni dejan de ser. ni disminuyen. 211 a. que son absolutos en sí : tos de lo viejo y lo nuevo. República. el ser: el hombre se. cuando Platón examina la manera como la filosofía puede for­ El Filebo es notable. viene a ser una primera vez. La producción es la estado. 585 a y Timeo. en su ser � hoy llamamos contingencia. Porque. . que signi­ que posee la filosofía. Debe formarse a SI Illismo. SInO lo ad­ bren la physis como meros episodios adventicios. En el hombre. Diríamos que el o�bre.tOCL. 4642 d. las Leyes. que significa generar o producir en . el Critias. se convierten en categorías para el se trata de una excelencia moral o social. hace aristos si procura la areté. . reaparece mente. &pLcr't'dcc No debe pensarse que esa noción de incremento. en griego. iyy"v�<. Estos dos innato o ingénito : es lo que se posee desd� la . el suceder de la génesis.tovov ) . cuantas . capaz de incrementar la verdadera filosofta puede inspirar el desprecio del poder. ni aumentan (0(l)�ocv6¡. Por esto. de diferentes maneras.tevov ) . sino que quirido. la filosofía es formativa. en la teoría platónica.tevoc) de la existencia se entiende que no recu­ ahora resulta que lo in-génito no es lo ongInano. La fórmula del Banquete se lencia existencial. o sea trans-formación. producirse algo. .56 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS �L INCREMENTO DEL SER 57 die nace aristocrático. En verdad. l<oct ". Esta excelencIa se llama mentar el ser. Formar el rable. en l. resalta una excelencia ontológica.te�OC�OA�. y en este tender muy claramente que esta deficiencia del ser no es por sentido literal. Sin la contingencia no ha­ Esta dialéctica de la existencia en la que juegan los concep­ bría el amor del bien y de la belleza. que es venir a ser (YLYYO¡. Na- 4S Banquete. cuando intenta promover la vIrtud del paralela entre los verbos yLYVOftOCL y oc. aunque no en como el hombre.'¡�"vw : entre los concep­ político . El excelente por su vrrtud es un hombre nuevo. emplea el verbo audacia metafísica cuando sostiene que la physis no es in-alte­ &yyev"w. De manera que parece incidental. El ser que consiste en irse haciendo presenta la nota que Lo generado es forma. Según mina Platón las condiciones que debe reumr el hombre de Platón. quiere decir bras que forman el incremento y la disminución. puede también verlo disminuido. el absoluto no es productivo. hepov v/. La virtud es una distinción. ¡.. ). pero que resulta eminencia ontológica del hombre. La virtud se concibe como distinción del repite casi literalmente en numerosos diálogos : el Teeteto.

ov "o'�fI. y la paralela necesidad de justi­ motor de su propio movimiento. Se entiende. El alma es causa de lo bue­ ficar la presencia en el mundo de la praxis filosófica. y es en ella. rroIladas teóricamente). El alma. tuvo que ser aceptada conio fidedigna. �nmer riores. El incremento es la quinta. a sí mismas. pro­ interna y de carácter técnico. La idea del hombre. Por supuesto. pues.49 Y no cabe duda de que esta kínesis no entiende por physis es algo que no existía para el .. Para guiarnos en la comprensión de esta situación lo que a ella le sucede. de definirla conceptualmente. 47 X 893 e sigs. no nos confimde a nosotros.50 Lo que la ciencia griega móvil: 'O(UTO XlVdv. 3. que la tradtclón-adscnbe a la onglOahdad de Anstóteles. Es digno de anotar que en estos pasajes de las Leyes aparece la idea del alma como principio vi��l. se dice que está armónicamente adaptada a fue invariable. "O(e�fI. y el nuevo sign ficado � de la palabra se adoptó muy pronto. En las Leyes estas nociones se expanden para �barcar. cit. tanto en la filosofm nus­ ma. principio de! movimiento. Por esto la forma enunente de cambio. "aa. es decir. inesperadamente. y nnestro lengnaje actnal conserva en uno de los significados de la palabra esa evidencia primaria : preguntar por la "natura­ leza" de algo es preguntar por su modo de ser. es "pÓ>T1jv x[v'�alV. me­ diante categorias comunes. ade. La misma palabra significa además la naturaleza en general.:. todo 10 que es susceptible de fI. podemos tomar como hilo conductor el tema de la to. particular de cada cosa. podemos preguntar si la teoría platónica de la praxis establece entre las cosas capaces de mover a otras. Era evidente que 10 natural debe ser concebido como una 48 0p.48 Esto es así porque el alma es lo auto­ La filosofia inventa la naturaleza. y la id�a del priI?�r �otor (am�as desa� como por e! lenguaj e común. Esta relación no sea la anímica. como una trans-formación "física".""" .�s de las mo:ivaciones �xte­ piedad de todo 10 que tiene vida. su er. Pero la enumeración se lleva a cabo con vistas a una distinción ulterior : la que se En fin. El suceso tiene pl:'es un doble a�pec­ compleja. 49 896 a. 894 c.58 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS physis en el ser vivo es nota de su esencia misma. la concepción de la naturaleza en general. no eran no y de 10 malo. y las que poseen la doble facultad. Pero en el hombre también es. mediante una póiesis. o sociales. Si esta dua­ lidad de significados. pero estos sucesos son misma. y el parentesco entre los dos.horobre an­ es el mero movimiento de traslación."TO(­ �OA1¡ x<><t x[v1ja. La áuxesis. De hecho. cuando sus temas no eran específicamente "naturalistas". Todo ente tiene sn physis propia. es el movimiento interior tes de ser conceptuado.. resalta la que designa la índole posible en el hombre por su physis propia. o relación teórica entre la praxis y la physis. . la neceSidad motor: &p)(� "1V�a"w<. artificial : es algo producido por designio.. es natural : es algo inherente a la physis. ello se debe a la inventiva de los griegos. aunque no fue promovida por alguna motivación estrictamente filosófica.""'" la teoría ontológica de Platón. § 39. donde germina todas las formas de acción y de pasión: "iím fl. de lo justo y de 10 injusto y de todos los fenómenos independientes de una crisis teórica en la filosofía contrarios. La operación filosófica que corresponde a eso que llamamos "invento".<. siso Entre sus varias acepciones. diriamos. la criSiS de la praXiS. o sea todo 10 que existe realmente}7 Se enumeran las diferentes formas § 6 de cambio. Es causa de estos sucesos . de transformación y movimiento. existía la palabra phy­ entendido como metabolé. activo y pasivo.

La indagación de su particular naturaleza resalta para nosotros es que. desde el saber de la physis. en suerte que la tarea que se propuso la filosofía. La praxis siempre es limitada.constitutiva común. cada entidad tiene su physis propia. tivas. la filosofía enseña que cada ente natural es. y de ahí su inva­ Con el tiempo. a la cual debiera quedar adscrita. según su naturaleza. variables y efímeras. De físicas pudieran y debieran incluirse. pues. Todo lo que existe coexiste. podía considerarse suficiente. el modo de integración del hombre en la physis no de esta limitación. y respecto de los sus propias manifestaciones particulares. Esa orientación era y tiene que ser práctica. Sin distintiva: era lo que era. o pre­ es meramente físico. o está presupuesto en ella necesariamente. la naturaleza es una entidad en sí misma. y por tanto inalte­ dos específicos. 60 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LAS LIMITACIONES DE LA PRAXIS 61 � forma de ser : es nota común a todas las cosas que empezarán disposición misma de ese conocimiento. en efecto. y no las abarcaba numéricamente. e incluye cada ente individual en la especie de naturaleza. la I fisicas del ser� o sea aquellas cuya physis es irreductible a la mente clasifica. uuidas por la necesidad ción ontológica : la adscripción del ente al dominio del ser que inherente a la misma función práctica.' antes pretación relativa al misterio de la presencia real. por notas comunes. el conocimiento "físico" primario. y es lo dos partes complementarias. se desdoblaba en no alcanzó a descubrirlo el pensamiento precientífico. rable y permanente. al investigar la unidad total que recibiría el mismo nombre de physis. y además se trataba de establecer mario no era fortuito o remediable. Y esto significa que la beneficio práctico inmediato. para todos y más complejo. cuya finalidad era práctica. la naturaleza total no era sólo la totali­ taba el proceso complementario de la integración. Pero. un efectivo saber "físico" de las cosas reales es ción del ente. Que todas las diferentes especies physis integral o total tiene también sn propia physis. Nuestro asunto nos permite ahora dejar a un lado cumbe a las disciplinas particulares llamadas ciencias de la los significados religiosos en que se envuelve primitivamente naturaleza: ciencias del ser que tiene physis física. Lo que que nada. A pesar embargo. El saber de las cosas es indispensable E! griego de la época anterior a la filosofía no tenía vivencia para coexistir con ellas. esto las cosas xocr� 'I'ó. Se llama necesaria le corresponda. que se incluye en la defini­ mitológica. era la physis primaria de todo plica un cambio de dispositivo.nv. lo inicial es la identifica­ La physis y la praxis están. Espontáneamente. intrínseca. Esta er¡t la integridad permanente que abarcaba otros entes que presentan la misma physis. como un mero concepto La praxis se atiene al hecho de una pluralidad de clases obje­ colectivo. sino por ley . es cada cosa. más que un saber. siste el ser-físico de la naturaleza. pues su resultado no trae aquello que tiene forma física de ser. por la physis y el ser de la praxis. o más bien. La praxis no es posible sin ellas. La cosa no remitia a ninguna en­ El saber físico refuerza por tanto la unión natural entre la tidad superior. limitativa. Las formas de esta unión se in- . independiente de la respuesta ha de partir de ese dato primero. prescindiendo de sus usos La falta de integridad o universalidad del conocimiento pri­ y de nuestras presunciones . hombres y cosas. cuales el comportamiento de la praxis tiene qne uniformarse. una inter­ los milesios. Pero fal­ En otras palabras. pues. al cual llega la conciencia por diferenciación. por simple experiencia directa. y éste im­ dad de las cosas naturales. y para el cual se requieren categorías y méto­ esta unión porque es. todo está individual.atributos de lo natural en tanto que natural : en qué con­ la ciencia es constitutiva. según su naturaleza. Si condición de posibilidad de toda praxis. I I a llamarse fisicas. y está determinada por la orientación. Reconocer el estatuto ontológico de la physis era señalar implícitamente la diferencia entre la physis física y la de otras formas no Claro está que el conocimiento primario de las cosas pro­ duce también nociones generales. El hombre es el único ser que requie­ de otra physis que no fuera la índole o naturaleza de la cosa re ideas para existir. Ellos son. Pero además de un atributo de toda entidad física. Su coexistencia es una operación programada. sino activo. Su distinción respecto de los . y esto hace que sea variable ontológico. Se trataba de averiguar lo que que básicamente lo distingue de la ciencia. Cada una manifestaba en su presencia sn physis integrado en nexos de interdependencia. natural. la primera de esas dos tareas es la que in­ riable restricción. los menesteres de la praxis. quedaba circunscrito en el objeto particular. y a esto habla qne atenerse. y lo era.

La idea parece novedosa y lu­ puede adoptar respecto de la physis individual. porque él está pensando en esa 'modalidad del logos del ser en cuanto ser. y se advierte en las disposi­ rigor una disposición. no hubiera podido descubrir su cons­ y por esto no tiene praxis. como esa forma de rea­ praxis. por lo que vamos de cada cosa no la inicie la filosofía. ella no es en cer es primariamente existencial. Lo físicamente necesario no absorbe todas las direcciones : ciencia. A pesar de esto. Una vez establecida como un orden autónomo del ser. entendida como la Índole propia de la cosa. tiene su para posible que en la historia descubriera el hombre los otros dos qué especial. en la experiencia común dos físicos. como componente invariable de la un dispositivo que no sea im-práctico. . pero no verdad. pero no la cancela.62 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LOS TRES DISPOSITIVOS TOTALES 63 corporan inevitable e inmediatamente al lenguaje común. xis. aunque se considera la a ver. y que es precisamente de orden práctico. un impuesto ontológico. Sólo tiene palabra que designa cada cosa. El hombre es el ser de la praxis. sino mente imposible. por supuesto. la physis de 10 nombrado. la cuestión del qué y con esta realidad que produce una efectiva separación entre la la cuestión del para qué se juntan con un vínculo que no se physis y la praxis. el hombre ejerce ya su libertad en las lidad que todavía hoy designamos con la palabra naturaleza. En considerarse una posición del hombre frente al ser. Con la naturaleza no Por esto se comprende que la interrogación relativa al qué se practica. es existencial­ no por una misión especial que se le asigne tardíamente. La ciencia. Ciertamente. una literal adopción : una actitud libre. El animal es natural. el místico praxis. nunca respecto minosa. Pero el lenguaje es praxis. Sin embargo. Desde luego. Pero los términos del planteamiento no son tan sólo algunas quedan abiertas a la elección. nacen juntamente el logos y la praxis. Dar nombre no es sólo deno­ auténtica disponibilidad ante el ser quien no se dispone a minar. mediante la palabra. las razones de su pertenencia por esto su naturaleza propia es sobre-natural. En cambio. sino para decidir cómo tratarla prácticamente. pueda resolverse con decisiones libres. la praxis no es una vocación. Sin examinarlos en su determina­ incluye la praxis como nota distintiva. Nadie se libera de la y la physis entendida universahnente. sino forzosa para todos. Ésta es una diferencia capital. la acción y la deliberada en cada uno. nismo de todos los entes físicos. Del tema se encarga la llamada epistemologia. La ciencia griega. Hay La primera relación vital del hombre con la physis fue. sí puede ciones frente a la realidad que forman las praxis respectivas. rebasando así el orden La diferencia entre el conocimiento científico y el precientí­ natural. En tanto que humanizada. afloja nunca. sino identificar con fines prácticos. o respecto de la naturaleza como orga­ impráctico que es el de la filosofía. y titutiva "naturalidad". Este dispositivo sí es acción práctica. por que saber qué es la cosa. utilizarlo. praxis la que permite establecer justamente la conexión cientí­ 10 práctico y 10 no práctico no forman una disyuntiva que fica entre la physis. esa misma operación teórica que reveló su existencia. La diferencia entre las dos formas de cono­ es necesidad humanizada. La ciencia de Pero la necesidad ontológica entraña la posibilidad existen­ la ciencia expone en qué consiste el conocimiento que no es cial. a la naturaleza. más rudimentarias tareas prácticas. En realidad. y como este saber científico también es una dispositivos. es decir. versa también sobre parcialidades : Resalta de este modo el hecho de que la physis del hombre sobre objetos particulares. En tanto que necesaria. Las tres formas de praxis respectivas son totali­ bifurcaciones del para qué. ción natural y concreta. La posibilidad que realiza la filo­ tarias : implican la suspensión de la parcialidad inherente al sofía se sobreañade a la necesidad básica inherente a la pra­ dispositivo prag:¡�ático. la praxis epistemológicos. Platón enseñará que el logos es Ahora bien: es indudable que el dispositivo práctico sólo se también una fonna de praxis. Pero es la desconexión entre la physis y la la disposición práctica del hombre no es optativa. no sólo para reconocerla y darle tanto. la ciencia de la praxis ha de comenzar señalando las y el estético. ante el ser y ante la physis universal. nombre propio. adoptar por su función originaria. sino fico suele marcarse precisamente en términos de conocimiento. fue Incluso el saber que no busca un fin práctico. desde los primeros pensadores llama­ pregunta inicial del filosofar. pues sólo tres sou posibles: el teórico. adopta la naturaleza : es un modo de relacionarse (que quiere decir : en cualquier tiempo). Es que.

La verdad es otra for. y La distinción fue más clara en los orígenes. no cuantitativamente. lo que importa es el resultado : la verdad vacar los principios comunes. que son ocasionales. obedece a lID requisito previo de la praxis científica. a los mismos objetos es diferente. que entonces eran em­ En este sentido puede hablarse de una verdad práctica. 64 LA PRIMERA TEORÍA DE LA PRAXIS LAS LIMITACIONES DE LA TÉCNICA 65 Es por esta razón que el problema del para qué. in. atravesando esa apariencia sobrepuesta tecnológica justamente porque el dispositivo que adopta frente por el hombre que lo convirtió en ser-útil. forma lógica de la múversalidad. mismo de la ciencia: a las condiciones humanas que hacen Inclusive en nuestros días. tanto que objeto de la praxis. es condición de posibilidad de la praxis va directamente al ser. pues. y en efecto está pregunta sobre el qué es integral." Estos son base común de si es la técnica la que invade el dOllÚnio científico estricto. o un resultado eventualmente puede tomar jamás como materia propia la naturaleza en gene. passim. sino que estimula 51 Véase Los principios de la ciencia. La cuestión la da implícitamente por resuelta. y por más alto miento científico se exprese en proposiciones que tengan la que esté situado el conociuUento científico que ella requiera. especialmente caps. cuando la ciencia y la técnica posible su establecimiento como uno de los componentes del operan en forma tan solidaria que parece imposible discernir mundo. sino intensivamente. está limitado intensivamente. Parmé¡údes "el camino de la verdad". refiere a una decisión libre por la cual se inicia lo que llama Los dos términos de este híbrido están separados por sus res. y no puede operar si no conocimiento que permite obtenerla. y hasta le fija su . asequible. aunque píricas y manuales. Sobre todo. caracterizada por su patente inutilidad. La técnica no se preocupa por la inclusión de sus que es omnicomprensiva. en cambio. toda ciencia posible. La recepción conviene iusistir en ella. Por el camino de la verdad se abar­ objetos materiales en el orden del ser llamado naturaleza. La confusión se ha producido en nuestros no haya sido el puro afán de verdad lo que permitió encon­ días porque solemos olvidar esas definiciones primitivas. La ciencia es universal porque cia. porque se refieren al ser y al conocer. de hecho. El desdeñando la tarea de dar razón del ser en tanto que "físico". El dato que sobresale. no en es objeto de la actividad práctica. sin la técnica es siempre 'tan limitada como la praxis a cuyos fines embargo. la cien­ dad del dispositivo práctico. y por dirime la dirección de la praxis científica. la línea divisoria entre las dos. en el que se ser de lo conocido. VI-VID. por los fines. atañe al fundamento el tratamiento técnico de las cosas reales. . taria. o cipios iuvariables de la ciencia. Aunque hoy parezca paradójico decirlo. toda forma posible de praxis puede ser. cuando es científica : la prác­ resuelta. ma de experiencia que se obtiene respecto del llÚsmo ser que La ciencia investiga la physis en tanto qne physis. o vocacionalmente es el propio camino. la universalidad de la ciencia es un constituyente sin embargo no prestamos atención. y ninguna de ellas necesita. y al cual Por esto. Un requisito epistemológico exige que el conoci· ralo Por más refinada que sea y más compleja. que es el tica de esta interrogación elimina de su dispositivo la parciali­ de la ciencia. El saber físico del cual ha de partir común de la filosofía. ella llÚsma con apremio la investigación. Resultado de esta confusión es el concepto nuevo de una Pero el priucipio vocacional es base de la ciencia porque se g. es el priucipio vocacional lo El principio vocacional se encuentra. mientras que la filosofía ha ido práctica deja de ser verdadera si no es efectivamente útil. es que ninguna técnica originario : no es un propósito. "ciencia tecnológica". pectivas disposiciones originarias. Este conocimiento está aprovecha de manera constante e inmediata los descubrillÚen­ circunscrito en el espacio y en el tiempo de la situación con· tos científicos. En el camino de la verdad. se aplica. en un nivel más único que perllÚte distinguir la una de la otra. impedía confusiones con las técnicas. lo que importa existencial que la ciencia de la physis se ha descompuesto en especialida. en otro dOllÚnio existencial. Esta ca todo el ser. Pero la ciencia tecnoló ca no existe. Esa cuestión de la parcialidad de la praxis es decisiva. la praxis ha dado un giro completo : creta. por­ trarla. en cuanto al ya no es sólo receptora del saber científico. para su eficaz operación. en toda su pureza. cometido de esta verdad delillÚta de antemano el alcance del La tecnología ya no es empírica. Para la praxis utili· des. En suma. desde Gnicia. verdadero. No se sabe si profUndo aún del que ocupan los qu� solemos considerar prin­ es la ciencia natural la que da una forma nueva a la técnica. Este requisito del lagos.

la último no se lograría con meras reflexiones y exhortaciones contradicción es la irracionalidad.52 Pero éste ha sido. pero no se puede perclblf lo que pasa con la praxis si no se toma en cuenta lo que pasa filo­ Esta primera crisis de la ciencia obligaba a reincorporar la sóficamente con la physis. �lterase l� posi�ión de la técnica �n la imposible porque era imposible una filosofía de la physis. com? temente irregulares. y más tarde el joven Aristóteles. debía reconocerse el Los llamados físicos conciben a la physis como un todo. resultó que la operación cindiendo de la physis. como dice Platón. que la plu­ Poner la physis a salvo .n . en la índole de la cosa natural utilizable. aunque a costa de la verdad. por definición vocacional.66 LA PRI1'lERA TEORÍA DE LA PRAXIS LA HORA DE LA RAZÓN DIALÉCTICA 67 curso. ese absoluto de la praxis Heráclito: la raclOnahdad de la contradlcclOn. que sí son relativos (como reconocerá mientras llegaba la hora de la razón dialéctica. que sufne­ ser a la praxis. de alguna manera. Esto no la sustrae al orden de la razón. La ejem­ Sería necesaria una revolución audaz en la filosofía para plaridad filosófica tenía que emanar de una revelación del ab­ que el pensamien:o lle�ase a reconocer d� n. en el orden del ser. de acuerdo con el prmclplO de razon de la irracionalidad que es la relatividad moral.vo la verdad de soluto en la praxis.auteJ?-­ tica vocación científica. el Todo �� pertenece también al dominio de lo cambiante. pero aprovechando sus mismos supuestos. Una filosofía de la praxis era que. lo que promueve la praxis del cie�tífi�o del error. vital entre la pr�xIs � el . �o que nos se COnvertía en un quehacer pragmático. y que la mism� separ�ció. El sofista se levanta frente la verdadera ontología. que es testi­ a Parménides. el ser temporal modernamente Kant). mente aún que la physis. Pero no todos slgmeron esa particular. ¿Qué alternativa quedaba? Porque es que es la physis quedaba relegado por los eléatas al mundo 52 Parménides. es decir. physis es pluralidad.Y das por esa misma razón científica que se había fundado voca­ la praxis. Por otra parte. como Es común entre los comentaristas afirmar que así se inicia el saber de verdad sobre la praxis. presa en el ser de verdad. Entre tanto. y más notoria­ Uno justamente porq)le no tIene atnbutos fmcos. para cualquiera. . es decll . Los vida humana. ser al cambio y a lo que cambia. Lo temporal no entra en el ser. combinada de Parménides y de los sofistas sustrajo del domi­ . physis. diendo de su esencial "naturalidad". solamente las patentes. La praxis y la physis volvían a quedar reuni­ ra trastornos ese principio de la separación entre la phySIS . prescin­ vía. El trastorno no lo causó un desarrollo de la praXIs cionalmente en su separación. proscrita del or(ien del ser. enclavados en el dominio d. como indica eL. de las meras palabras que no hacen se confunde con aquello que funda�enta su propia cIenc�a. Lo causo la teona filosofica. las teóricas. Claro está que la praxis Según se desprende de los te�tos de �arméni��s. importa ahora es la praxis. P�ro lo co�­ mente a poner la praxis a salvo de esa consecuencia práctica tradictorio es imposible.r.del no-ser inducía complementaria­ ralidad y el cambio implican la contradicció� . de la ilusión. Hemos exphcado resultados prácticos de esta re-unión los percibieron bien los que los presocráticos establecen el estatnto ontológico de la sofistas. Con este lugar común. nio filosófico tanto el saber de verdad sobre la physis. De este modo. Para él. porque sus mutaciones son aparen­ propiedades que lo diferencien internamente. porque bierta con un velo la operación ontológica que llevan a cabo el saber de la acción y el saber de la naturaleza quedaron con la physis aquellos pensadores que. . Si la physis era . Como el interés práctico se centra nada más en la physis nuevo saber de la phySIS permIte mlClar una med�tac. y habrá de ser mIentras perdnre la . un estímulo externo : en el prmcIplO Las consecuencias de este absolntismo de la razón no eran quedó asentado el principio. ya en Grecia y muy pronto. diversidad y temporah­ porque también la praxis posee un ser en sÍ. morales. no está en sus fines. También es cierto. naturaleza. eléata. B 2-8. al estilo de los antiguos sabios de Grecia. Parménides es el primer filósofo que considera el ser pres. menos aún podía reconocerse el Lo cual no impidió. queda cu­ de reivindicar la praxis. Pero esto que establece Parménides. como el de hoy.Ión ngu­ rosa sobre la praxis en general. Pue­ monio' de la influencia perdurable de Parménides. ya desde la antigüedad. dad. y así la filosofía reciben la ambigua denominación de "físicos".e la relatividad.

y entre las varias formas de praxis que provienen de las varias disposiciones del hombre frente al ser. Siendo director general de Publicaciones José Dávalos. 1 0 : 1 1 y 8 :8. la que parecía relativa.día 1 1 de diciembre de 1978. ella misma. Había que responder a la pregunta ¿qué es la praxis. En smua: entonces como hoy. Eran los sofistas antiguos quienes creían que la praxis es la razón de sí misma. el . y esta creencia es compartida en nuestro siglo por muchos qne ignoran su origen. y no sólo sus objetivos concretos. en sí misma? El hombre' y sU acción en el mnndo ya no eran com­ prensibles en los términos de nna cierta praxis especial. para nn saber radical de la praxis era necesario replantear las cnestiones más fundamentales de la filosofía. Para responder a esa pregunta había que dar cuenta y razón del ser de la praxis qne es el hombre: había que distinguir ontoló­ gicamentc entre la physis humana y la physis de lo natural. Univ ersidad de Navarra Servicio de Bibl iotecas . como la política o la economía. se terminó la impresión de La primera teórfa de la praxis. Pero la razón de la praxis es una razón de ser.. . 68 LA PRr\rERA TEORÍA DE LA PRAXIS la praxis enteta. en la Im� prenta Universitaria. Su composición se hizo en tipo Times 1 1 :12. La edición cons- ta de 2 000 ejemplares.