You are on page 1of 12
Antonio Fernández Fuentes 4 º ESO “C”

Antonio Fernández Fuentes 4º ESO “C”

ÍNDICE

Pág.

  • 1. Introducción

 

2

  • 2. Ficha del animal

 

2

  • 3. Identificación

 

3

5

 

6

 

7

  • 7. Alimentación

 

8

  • 8. Estatus de conservación y amenazas

 

9

  • 9. Opinión personal

 

11

1.

INTRODUCCIÓN

~ 1 ~

Tras los trabajos de años anteriores sobre animales característicos de nuestra península, como el lince ibérico, la cigüeña negra y el lobo ibérico, he escogido para este curso, quizás, nuestra ave más representativa: el Águila Imperial Ibérica.

El Águila Imperial Ibérica es una especie única, endémica de la Península Ibérica, lo que significa que no habita en ningún otro lugar del planeta.

Su nombre científico, “Aquila Adalberti”, le fue dado por el

naturalista alemán Brehm en honor al príncipe Adalberto de Baviera, quien financió la expedición a España en 1861 que sirvió

para su descripción.

En algunos sitios de nuestro país se la conoce como “Carmelita”,

por el parecido que presenta el plumaje de adulto, oscuro con

cabellera blanca, muy carmelitas.

semejante

al

hábito

de

las

monjas

  • 2. FICHA DEL ANIMAL

 

Nombre común: Águila Imperial Ibérica.

Nombre científico: Aquila Adalberti.

Reino: Animal.

Filo: Cordados (animales con médula espinal).

Subfilo: Vertebrados.

Clase: Ave.

Orden: Falconiforme (Rapaces diurnas).

Familia: Accipitridae (Águilas y milanos).

Género: Aquila.

Especie: Aquila Adalberti (C. L. Brehm, 1861).

Subespecies presentes: No se le reconocen subespecies. Se considera como una especie propia.

  • 3. IDENTIFICACIÓN

El Águila Imperial Ibérica es un ave de presa, lo que quiere decir que es cazadora. Se caracteriza por su gran tamaño y porque su plumaje

~ 2 ~

varía con la edad. Es una de las diez especies que forman el género Aquila, que engloba a las denominadas “grandes águilas”.

Este ave vive una media de 20 años, aunque se han encontrado

casos de individuos con 27 años en libertad

y

de hasta

41

en

cautividad. Los individuos miden entre 78 y 83 cm y pesan de 2,5 a 3,5 Kg.

varía con la edad. Es una de las diez especies que forman el género Aquila ,

Como sucede en general con todas las rapaces, las hembras son mayores que los machos, un 10% aproximadamente.

Hasta que adquiere su aspecto definitivo, aproximadamente a los seis años de edad, su plumaje atraviesa distintas fases de coloración:

Los jóvenes del primer año son de un color pardo rojizo claro o anaranjado (1).

varía con la edad. Es una de las diez especies que forman el género Aquila ,

A lo largo del año su plumaje se va decolorando por la acción del agua y de la luz, con lo que adquiere un aspecto amarillo- pajizo (2).

~ 3 ~

 En la muda
En
la
muda

del tercer año

las

plumas nuevas son mitad

marrones y mitad amarillas claras, con lo que los individuos

adoptan un particular aspecto

“damero” (3).

confuso, que

se denomina

 El plumaje
El plumaje

adulto definitivo (4) es marrón oscuro, con las

plumas de la cabeza y la nuca claras y el borde anterior de las

alas amarillentas o color crema, que se suelen distinguir en

vuelo claramente, como si tuviera los “hombros” blancos.

 En la muda del tercer año las plumas nuevas son mitad marrones y mitad amarillas

Estas aves, como rapaces que son, han desarrollado un extraordinario sentido de la vista para localizar a sus presas. Su vista es 10 veces más potente que la del hombre, por eso sus ojos son muy grandes en proporción con el tamaño de la cabeza.

Poseen garras fuertes y robustas, con uñas afiladas para capturar e inmovilizar a sus presas, así como un pico curvo y puntiagudo especialmente preparado para despedazarlas.

~ 4 ~

4. HÁBITAT

El Águila Imperial Ibérica es

una

especie

típica

del

monte

mediterráneo, de áreas con encinares, alcornocales, pinares o, incluso, bosques de ribera.

Sus territorios abarcan una gran cantidad de hábitats, desde zonas de montaña a sistemas de dunas y marismas en zonas de costa.

Para vivir y reproducirse, esta especie necesita condiciones muy concretas:

Abundancia de conejos, de cuya caza es especialista.

Terrenos abiertos y despejados que favorezcan su vuelo en busca de alimento.

Zonas con grandes árboles para poder nidificar.

 

Tranquilidad,

pues

es

un

ave

que

no

tolera

la presencia

humana en sus cercanías.

Históricamente la persecución de esta especie hizo que las parejas supervivientes fueran las que se refugiaron en zonas de difícil acceso, generalmente en lugares de montaña. Su recuperación ha llevado a que las nuevas parejas, y también algunas antiguas, vayan ocupando espacios de llanura.

Dentro del territorio del águila, de su zona de campeo, se pueden distinguir tres zonas:

La zona de nidificación.

La zona de alimentación cercana, el cazadero más habitual

que es defendido por la pareja para su uso exclusivo. La zona de alimentación lejana que utilizan, fuera de la época de cría, de manera más ocasional y de forma compartida con otras parejas y otras rapaces.

~ 5 ~

Estas águilas permanecen en sus regiones de cría a lo largo de todo el año y lo defienden activamente frente a competidores. Ambos miembros de la pareja marcan el territorio mediante vuelos y gritos y defienden su zona de caza cercana persiguiendo y expulsando, tanto a águilas imperiales, como a otros competidores directos. Sus territorios de campeo pueden ocupar una media de unas 30.000 hectáreas, dependiendo de la abundancia de presas.

Los jóvenes, al emanciparse, se dispersan en sus primeros años por zonas cercanas o alejadas de donde nacieron, aunque luego tienden a volver para intentar asentarse en la zona.

5. DISTRIBUCIÓN Y POBLACIÓN

El águila imperial ibérica es una especie única, cuya población mundial se localiza exclusivamente en cinco comunidades autónomas de nuestro país: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid. Recientemente ha recolonizado Portugal, donde se conocen dos parejas reproductoras.

Se

trata

de un ave característica de nuestros
de
un
ave
característica
de
nuestros

apreciados

ecosistemas mediterráneos. Con una población de algo más de 200 parejas reproductoras actualmente, es la rapaz más amenazada de Europa. Nuestro país, que acoge al 99% de la

población mundial, es

el máximo

responsable

de

asegurar su

conservación y supervivencia a largo plazo.

A mediados del siglo XIX el águila imperial ibérica se distribuía por toda la Península Ibérica y el norte de Marruecos (excepto la Cornisa Cantábrica, Pirineos y Cataluña). En cambio, a mediados del XX se

~ 6 ~

había

extinguido

de

Marruecos

y

de

gran

parte

de

España

y

Portugal.

Desde finales del pasado siglo la especie se está recuperando progresivamente, gracias a la estricta protección a la que está sometida y a las actuaciones de conservación llevadas a cabo. No obstante, su conservación no está asegurada.

La población reproductora en nuestro país se puede agrupar en tres importantes zonas:

  • 1. Zona Septentrional: Sistema Central y Extremadura.

  • 2. Zona Central: al sur del Tajo.

  • 3. Zona Doñana y Marismas del Guadalquivir.

había extinguido de Marruecos y de gran parte de España y Portugal. Desde finales del pasadomonógama y se empareja para toda la vida. La época de celo se da de marzo a julio, durante el cual las águilas reacondicionan uno de los nidos que han usado durante años, rotando de uno a otro. Estos nidos están situados en el exterior de la copa de grandes árboles como alcornoques, encinas, pinos, o incluso eucaliptos. Lo hacen tanto en ramas altas como bajas. La puesta típica consta de 3-4 huevos de 130 gramos de peso que son incubados durante 43 días sobre todo por la hembra. La eclosión suele producirse en el mes de abril. Es común el que se desarrollen hasta tres polluelos, aunque esta tendencia ha ~ 7 ~ " id="pdf-obj-7-51" src="pdf-obj-7-51.jpg">

6. REPRODUCCIÓN

El águila imperial ibérica es monógama y se empareja para toda la vida.

La época de celo se da de marzo a julio, durante el cual las águilas reacondicionan uno de los nidos que han usado durante años, rotando de uno a otro. Estos nidos están situados en el exterior de la copa de grandes árboles como alcornoques, encinas, pinos, o incluso eucaliptos. Lo hacen tanto en ramas altas como bajas.

La puesta típica consta de 3-4 huevos de 130 gramos de peso que son incubados durante 43 días sobre todo por la hembra.

La eclosión suele producirse en el mes de abril. Es común el que se desarrollen hasta tres polluelos, aunque esta tendencia ha

~ 7 ~

disminuido en los últimos años debido al uso de pesticidas, que aumentan el número de huevos infértiles.

Si el año es malo y hay poca comida, el pollo mayor la acapara, atacando a picotazos a sus hermanos y siendo el único que sobrevive; este fenómeno, que también se da en otras especies, se denomina cainismo.

Cuando necesitan ir en busca de comida, los padres cubren los huevos o polluelos con hojas y ramas para evitar que sean descubiertos por los depredadores, algo que a veces no es suficiente, terminando con alguno de los pollos capturado por un águila real o, en el caso de los nidos bajos, incluso por un zorro u otro carnívoro de tamaño medio.

Una sola hembra puede llegar a criar hasta 30 pollos durante toda su vida fértil, lo que nos da una idea de la importancia que tiene la desaparición de un individuo reproductor para la especie.

Los jóvenes abandonan el nido entre 65 y 78 días después de nacer, pero continúan viviendo en las inmediaciones y siendo alimentados por los padres durante 4 meses. Pasado este tiempo, se independizan y emprenden una vida nómada. Cuando alcanzan la madurez sexual suelen visitar los límites de los territorios de parejas sedentarias a la búsqueda de algún individuo de sexo contrario "soltero" o "viudo". Los jóvenes nómadas son frecuentemente atacados por las parejas de adultos en cuyos territorios se han adentrado.

6. ALIMENTACIÓN

Como todas las grandes águilas, el Águila Imperial Ibérica localiza a sus presas por la vista y las captura con sus poderosas garras. Su especialidad el vuelo de planeo, con el que recorre su territorio de caza desplazándose sobre las corrientes de aire sin aletear, moviendo únicamente la cola y las puntas de sus alas. Así gastan muy poca energía. Cuando descubre una presa, se lanza con las alas plegadas a gran velocidad. Selecciona a los individuos débiles, enfermos o más inexpertos, asegurando, de esa manera, el éxito en la caza. En muchas ocasiones la pareja acude rápidamente para ayudar en la captura.

~ 8 ~

El grueso de su alimentación lo constituyen los conejos, que cazan en solitario o en pareja. También depreda sobre liebres, palomas, cuervos y otras aves, y en menor medida zorros, lagartos y pequeños roedores. Pueden alimentarse, ocasionalmente, de carroña.

Mucha de la información de la alimentación del Águila Imperial Ibérica se conoce por sus egagrópilas, una especie de bolas alargadas de unos 8 cm que expulsan por la boca con los restos no digeridos de sus presas (pelo, pelos y plumas).

El grueso de su alimentación lo constituyen los <a href=conejos, que cazan en solitario o en pareja. También depreda sobre liebres, palomas, cuervos y otras aves, y en menor medida zorros, lagartos y pequeños roedores. Pueden alimentarse, ocasionalmente, de carroña. Mucha de la información de la alimentación del Águila Imperial Ibérica se conoce por sus egagrópilas, una especie de bolas alargadas de unos 8 cm que expulsan por la boca con los restos no digeridos de sus presas (pelo, pelos y plumas). 7. ESTATUS DE CONSERVACIÓN Y AMENAZAS El águila Imperial Ibérica está catalogada como especie “En peligro” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de las Aves de España. Con una población de 234 parejas reproductoras (según datos del año 2007), es, como ya he dicho anteriormente, la rapaz más amenazada de Europa. Además la población está fragmentada en zonas aisladas unas de otras. A esta situación se ha llegado por diversas causas, principalmente por la destrucción del bosque mediterráneo, su hábitat. Hacia la mitad del siglo XX, la desaparición de masas de bosque mediterráneo, la fuerte persecución a la que fue sometida por el hombre, junto con la disminución de las poblaciones de conejo por enfermedades (mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica), llevaron al Águila Imperial Ibérica al borde de la extinción. Se calcula que, cuando fue protegida de forma oficial en 1966, su población no alcanzaba las 50 parejas. ~ 9 ~ " id="pdf-obj-9-18" src="pdf-obj-9-18.jpg">

7. ESTATUS DE CONSERVACIÓN Y AMENAZAS

El águila Imperial Ibérica está catalogada como especie “En peligro”

en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de las Aves de España.

Con una población de 234 parejas reproductoras (según datos del año 2007), es, como ya he dicho anteriormente, la rapaz más amenazada de Europa. Además la población está fragmentada en zonas aisladas unas de otras.

A esta situación se ha llegado por diversas causas, principalmente por la destrucción del bosque mediterráneo, su hábitat.

Hacia la mitad del siglo XX, la desaparición de masas de bosque mediterráneo, la fuerte persecución a la que fue sometida por el hombre, junto con la disminución de las poblaciones de conejo por enfermedades (mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica), llevaron al Águila Imperial Ibérica al borde de la extinción. Se calcula que, cuando fue protegida de forma oficial en 1966, su población no alcanzaba las 50 parejas.

~ 9 ~

Las amenazas más importantes a las que se enfrenta esta especie son:

Amenazas humanas: electrocución en tendidos eléctricos, envenenamientos por cebos, destrucción y pérdida de la calidad del bosque mediterráneo, disminución de la población de conejos por enfermedades (mixomatosis y enfermedad hemorrágica vírica), la persecución directa (caza y destrucción de nidos) y las molestias no intencionadas.

Amenazas

naturales:

principalmente

enfermedades y

condiciones meteorológicas extremas.

Las amenazas más importantes a las que se enfrenta esta especie son:  Amenazas humanas: electrocución

Hasta 1983 no se empezaron a ver los efectos de las medidas de protección.

En la actualidad, la mayoría de las comunidades autónomas en las que habita la especie tienen Planes de Recuperación aprobados. Dichos planes, junto con campañas de educación y sensibilización dirigidas a ganaderos, agricultores, cazadores, guardas, jóvenes y adultos, nos hacen ser optimistas en cuanto a la recuperación del águila Imperial Ibérica a medio y largo plazo. Hay que destacar la labor que en este sentido realizan diferentes organizaciones de defensa de la naturaleza, como SEO/BirdLife con su programa “Alzando el vuelo” destinado a profesores y centros escolares.

8. OPINIÓN PERSONAL

Para terminar, quiero expresar mi modesta opinión sobre esta bella ave; en primer lugar he escogido este animal por continuar con la serie de especies puramente ibéricas, tales como el lince, la cigüeña negra y el lobo; además, porque me parece que tiene una presencia

~ 10 ~

majestuosa y única, que tenemos el privilegio de disfrutar en nuestra Comunidad. Pienso que debemos asumir una doble responsabilidad con especies como la del Águila Imperial Ibérica:

por una parte la de mostrarla al mundo y por otra, la de mantenerla en su entorno. Es tarea de todos concienciarnos para que, salvaguardando el hábitat natural de este animal, su presencia se asegure y generaciones posteriores a nosotros puedan seguir disfrutando su elegante vuelo.

~ 11 ~