You are on page 1of 15

FIGO DIRECTRICES DE CONSENSO EN

INTRAPARTO monitorización fetal
La maternidad segura y Comité de Salud del Recién Nacido
Coordinador: Diogo Ayres-de-Campos

cardiotocografía
Diogo Ayres-de-Campos, Catherine Y. Spong, Edwin Chandraharan, para el grupo de seguimiento consenso fetal intraparto FIGO.

panel de consenso: Daniel Surbek (Suiza *), Gabriela Caracostea (Rumanía *), Yves Jacquemyn (Bélgica *), Susana Santo (Portugal *), Lennart Nordström (Suecia *), Tulia
Todros (Italia *), Branka Yli (Noruega *), George Farmakidis (Grecia *), Sandor Valent (Hungría *), Bruno Carbonne (Francia *), Kati Ojala (Finlandia *), José Luis Bartha
(España *), Joscha Reinhard (Alemania *), Anneke Kwee (Países Bajos *), Romano Byaruhanga (Uganda *), Ehigha Enabudoso (Nigeria *), John Anthony (Sudáfrica *), Fadi
Mirza (Líbano *), Tak Yeung Leung (Hong Kong *), Ramon Reyles (Filipinas *), Park In Yang (Corea del Sur *), Henry Murray (Australia y Nueva Zelanda *), Yuen
Tannirandorn (Tailandia *), Krishna Kumar (Malasia *), Taghreed Alhaidary (Iraq *), Tomoaki Ikeda (Japón *), Ferdusi Begum (Bangladesh *), Jorge Carvajal (* Chile), José
Teppa (Venezuela *), Renato SA (Brasil *), Lawrence Devoe (EE.UU. **),Gerard Visser (Países Bajos **), Richard Paul (EE.UU. **), Barry Schifrin (EE.UU. **), Julian Parer
(EE.UU. **), Philip Steer (Reino Unido **), Vincenzo Berghella (EE.UU. **), Isis Amer -Wahlin (Suecia **), Susanna Timonen (Finlandia **), Austin Ugwumadu (Reino Unido
**), João Bernardes (Portugal **), Justo Alonso (Uruguay **), Sabaratnam Arulkumaran (Reino Unido **).

* nominado por la sociedad nacional de la FIGO asociado; ** invitado por la FIGO sobre la base de búsqueda en la literatura

Las opiniones expresadas en este documento reflejan la opinión de los individuos y no necesariamente de las instituciones que representan.

1. INTRODUCCIÓN
El propósito de este capítulo es ayudar en el uso e interpretación de la cardiotocografía intraparto (CTG), así como en el manejo clínico de los
patrones de CTG específicas. En la preparación de estas directrices, se ha supuesto que todos los recursos necesarios, tanto humanos como materiales,
necesarios para la monitorización intraparto y el manejo clínico están fácilmente disponibles. complicaciones inesperadas pueden ocurrir durante el parto,
incluso en pacientes sin evidencia previa de riesgo, por lo maternidades deben garantizar la presencia de personal capacitado, así como instalaciones y
equipos apropiados para una entrega expedita (en particular, la cesárea de emergencia). la monitorización con CTG nunca debe ser considerado como un
sustituto para una buena observación clínica y el juicio, o como una excusa para dejar desatendida la madre durante el parto.

2. INDICACIONES
La evidencia de los beneficios de la monitorización continua CTG, en comparación con la auscultación intermitente, en ambos trabajos bajo y
de alto riesgo es científicamente concluyentes 1-2. Cuando se compara con la auscultación intermitente, continua CTG se ha demostrado que disminuir la
aparición de convulsiones neonatales, pero ningún efecto ha sido demostrado en la incidencia de la mortalidad perinatal en general o parálisis cerebral.
Sin embargo, estos estudios se realizaron en los años 1970, 1980 y principios de 1990, donde los equipos, la experiencia clínica e interpretación criterios
eran muy diferentes de las prácticas actuales, y estaban claramente el poder suficiente para evaluar las diferencias en los resultados principales 3. Estas
cuestiones se analizan con más detalle a continuación (véase la sección 8 de este capítulo). A pesar de estas limitaciones, la mayoría de los expertos
creen que c la monitorización con CTG ontinuous debe considerarse en todas las situaciones donde existe un alto riesgo de feto hipoxia / acidosis, ya sea
debido a las condiciones de salud materna (como hemorragia vaginal y pirexia materna), el crecimiento anormal del feto durante el embarazo, la analgesia
epidural, manchado con meconio, o la posibilidad de la actividad uterina excesiva, como ocurre con el trabajo inducida o aumentada. CTG continua
también se recomienda cuando se detectan anomalías durante la auscultación fetal intermitente. El uso de la CTG continua durante el parto en las
mujeres de bajo riesgo es más controvertida, a pesar de que se ha convertido en estándar de cuidado en muchos países. Un enfoque alternativo es
proporcionar intermitente monitoreo alterna CTG con la frecuencia cardíaca fetal auscultación (FHR). Ahí

mientras que puede aparecer exagerada en la situación opuesta (ver ejemplos más abajo). y para señalar artefactos tales como el conteo doble (Fig. y posiciones verticales son alternativas preferibles 6. 2 o 3 cm / min. pero esto se considera que es suficientemente exacto para el análisis. El decúbito lateral. Por ejemplo. que afecta a la perfusión placentaria y la oxigenación fetal. Externa versus control interno de la FCF monitorización de la FCF externa utiliza un transductor de ultrasonido Doppler para detectar el movimiento de las estructuras cardiacas. Otros expertos creen que los pequeños detalles de los trazados CTG están mejor evaluados utilizando altas velocidades de papeles. 2 alguna evidencia para apoyar que esta se asocia con resultados neonatales similares en embarazos de bajo riesgo 4. sistemas de telemetría difieren en la distancia máxima permitida entre el paciente y el monitor para la transmisión de señal adecuada 7. El uso rutinario de la admisión CTG para las mujeres de bajo riesgo en la entrada a la sala de parto se ha asociado con un aumento en las tasas de cesárea y ninguna mejora en los resultados perinatales 5. y esto tiene la ventaja de reducir la longitud de calco. pero los estudios también tuvieron el poder suficiente para mostrar estas diferencias. en lugar de ser restringido a la cama o un sofá. El uso inadvertido de papel escalas a las que el personal no está acostumbrado puede dar lugar a interpretaciones erróneas de características CTG. 2) y un medio de recuento 8. ADQUISICIÓN DE RASTREO la posición materna para la adquisición CTG posición de decúbito supino materna puede resultar en compresión aorto-cava por el útero embarazada. . y las alternativas disponibles son 20 o 30 ppm / cm. 1). ya que el rastreo interpretación depende de reconocimiento de patrones y estos patrones puede parecer muy diferente. mientras que en los Países Bajos por lo general es de 2 cm / min. monitorización intermitente debe llevarse a cabo lo suficiente como para permitir una evaluación adecuada de las características básicas de la CTG (véase más adelante). a los 3 cm / min variabilidad aparece reducido a un médico familiarizado con la escala de 1 cm / min. A pesar de la falta de evidencia sobre el beneficio. La señal resultante requiere modulación de la señal y de autocorrelación para proporcionar grabaciones de calidad adecuados 8. La escala vertical se utiliza para el registro y visualización también puede ser diferente. particularmente durante la segunda etapa del parto. este procedimiento también se ha convertido en estándar de cuidado en muchos países. 3. monitorización de la FCF externo es más propenso a la pérdida de señal. Por lo tanto. Algunos expertos sentir que 1 cm / min proporciona registros de detalle suficiente para análisis clínicos. a la vigilancia inadvertido de la frecuencia cardíaca materna 9 ( Higo. y en América del Norte y Japón es casi exclusivamente de 3 cm / min. Las escalas de papel utilizados en cada centro deberá ser aquella con la que profesionales de la salud son más familiar. adquisición CTG puede ser realizada por sensores portátiles que transmiten señales de manera inalámbrica a un monitor fetal remoto (telemetría). En muchos países en todo el mundo 1 cm / min se selecciona. Tampoco puede registrar arritmias cardiacas fetales con precisión. y por lo tanto debería ser la opción preferida cuando esté disponible. Este proceso resulta es una aproximación de los verdaderos intervalos de frecuencia cardiaca. el monitoreo prolongado en esta posición debe ser evitado. medio sentado. Esta solución tiene la ventaja de permitir que la madre se mueva libremente durante la adquisición de la señal. escalas de papel para el registro CTG y visualización La escala horizontal para el registro CTG y la visualización se denomina comúnmente “velocidad del papel” y las opciones disponibles son por lo general 1.

Es muy importante que el electrodo fetal se aplica solamente después de una identificación clara de la parte de presentación y que las estructuras fetales delicadas tales como las suturas y se evitan fontanelas. en trastornos de la sangre fetal sospechosos. monitorización de la frecuencia cardíaca materna en la última 9 min del trazado. que las características básicas CTG pueden ser identificados. una presentación unengaged). monitorización de la FCF interna requiere la rotura de membranas y ha establecido contraindicaciones. principalmente relacionados con el aumento del riesgo de la transmisión vertical de infecciones. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). Este método proporciona una evaluación más precisa de los intervalos entre los ciclos cardíacos. Figura 2. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior). colocación de los electrodos fetal debería también preferiblemente ser evitada en fetos nacidos muy prematuros (menos de 32 semanas de gestación). y ​por lo tanto mide ciclos de despolarización ventricular. 3 Figura 1. es decir. 10. pero también se puede aplicar a la recámara) evalúa los intervalos de tiempo entre latidos cardiacos sucesivos mediante la identificación de las ondas R en el fetal complejo QRS del electrocardiograma. Doble cómputo de la frecuencia cardíaca fetal durante desaceleraciones (flechas).11. monitorización de la FCF externa es el método inicial recomendada para el monitoreo intraparto de rutina. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior). Los requisitos mínimos para el uso de este método son que cuidado . siempre que se obtenga una grabación de calidad aceptable. FHR interna monitoreo usando un electrodo fetal (generalmente conocido como electrodo del cuero cabelludo. o cuando la rotura artificial de membranas es inapropiada (es decir. pero es más caro. ya que requiere un electrodo desechable. cuando existe incertidumbre acerca de la parte de presentación. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior).

la perforación uterina. este último debe ser considerado como parte del registro del paciente y conserva como tal. El uso rutinario de catéteres de presión intrauterina no se ha demostrado que se asocia con la mejora de los resultados en la mano de obra inducida y aumentada 13. “velocidad de papel”. EVALUACIÓN DE CARACTERÍSTICAS CTG BASIC . También puede estar asociado con un pequeño riesgo de lesión fetal. o la adiposidad abdominal puede resultar en el registro fallado o insuficiente de las contracciones. Otros expertos creen que la vigilancia externa de los dos gemelos es aceptable. En los hospitales donde se utilizan de papel grabaciones CTG. Contraindicaciones incluyen hemorragia uterina de la causa y placenta previa desconocidos. desaceleraciones y contracciones). en ausencia de las contraindicaciones antes mencionadas. y por esta razón algunos expertos creen que el gemelo presentando debería someterse a control interno para una mejor calidad de la señal 14. como el seguimiento duplicado de la misma gemelo puede ocurrir y esto puede ser recogido por la observación de los trazados casi idénticas. Externa versus el control interno de las contracciones uterinas El monitoreo externo de las contracciones uterinas utilizando un tocodinamómetro (toco) evalúa aumento de la tensión del miometrio medida a través de la pared abdominal. que en todos los trazados de FCF atípicos monitorización de la frecuencia cardíaca materna se descarta (véase más adelante). cuando los trazados muestran aceleraciones que coinciden con las contracciones y los esfuerzos de expulsión 9. y la infección 12. Almacenamiento de los trazados Todos los trazados CTG deben ser identificados con el nombre del paciente. ni sobre el tono uterino basal. así como en el tono uterino basal. Algunos monitores CTG proporcionan la posibilidad de supervisión MHR continuo. un sistema de copia de seguridad segura de archivos tiene que estar en su lugar. En algunos modelos recientes. la última tecnología se ha incorporado en el tocodinamómetro. si no hay contraindicaciones para la colocación de los electrodos fetal están presentes. La colocación incorrecta. monitorización de la FCF externa de los gemelos se ve particularmente afectada por la pérdida de la señal. Durante la segunda etapa del parto. evaluación de ultrasonido o monitorización de la FCF internos se realizan. Además. El seguimiento de los gemelos monitorización de la FCF continuo en el exterior de gestaciones gemelas durante el parto preferiblemente debe realizarse con monitores duales de canales que permiten el control simultáneo de ambos FHRS. el lugar de grabación. a continuación. siempre y cuando las señales de frecuencia cardiaca fetal de calidad distintos y buenos se pueden obtener. y todas las copias deberían estar disponibles para su revisión por el personal clínico. ANÁLISIS de los trazados análisis CTG comienza con la evaluación de las características básicas CTG (línea de base. 4. 4 reposicionamiento de la sonda se lleva a cabo durante la segunda etapa del parto. el control simultáneo de la frecuencia cardíaca materna el control simultáneo de la frecuencia cardíaca materna (MHR) puede ser útil en condiciones específicas de salud materna y en los casos donde es difícil distinguir entre la frecuencia cardíaca materna y fetal 9 ( por ejemplo un bloqueo cardíaco completo fetal). Si un registro aceptable no se puede obtener con la supervisión externa o si se sospecha una arritmia cardiaca. lo que permite el monitoreo continuo de la FCM sin el uso de equipo adicional. esta tecnología sólo proporciona información precisa sobre la frecuencia de las contracciones. fecha y hora en la adquisición comenzó y terminó. seguido de clasificación general CTG. No es posible extraer información confiable con respecto a la intensidad y duración de las contracciones. hemorragia de la placenta. el control interno se debe utilizar. la variabilidad. y si queda alguna duda auscultación fetal. reducción de la tensión aplicada a la banda elástica de soporte. especialmente durante la segunda etapa del parto. En los hospitales el uso de archivos digitales CTG 15. aceleraciones. Algunos monitores han incorporado a los algoritmos de alarma cuando se sospecha esta situación. y requiere la rotura de membranas. y por lo tanto no se recomienda para el uso clínico de rutina. pero es más caro que el catéter es desechable. Siempre que la tecnología está disponible y no ocasione molestias a la madre. El control interno de las contracciones uterinas usando un catéter intrauterino proporciona información cuantitativa de la intensidad y duración de las contracciones. o cuando el MHR es elevado. el seguimiento MHR simultánea se debe considerar cuando se realiza la CTG continua. ya sea por electrocardiografía o oximetría de pulso.

y puede ser de origen extra-uterina o asociado con infección intrauterina. la administración de bloqueadores beta 20. Línea de base normal . La analgesia epidural también puede causar un aumento de la temperatura materna que resulta en taquicardia fetal 17.un valor entre 110 y 160 lpm. 3. Taquicardia . escopolamine). . Otras causas menos frecuentes son la administración de fármacos beta-agonista 18 ( salbutamol. en particular durante la 2 Dakota del Norte etapa del parto y para identificar el estado de comportamiento fetal de vigilia activa (ver más abajo . variabilidad normal . En las etapas iniciales de una hipoxemia fetal no aguda. 3) que puede conducir a una estimación errónea de alta línea de base. terbutalina. 5 BASE .un valor de línea de base por encima de 160 bpm que dura más de 10 minutos. evaluada como la amplitud media de ancho de banda de la señal en segmentos de un minuto. bradicardia . Fig. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). Algunos expertos consideran que los valores basales normales a término para estar entre 110-150 latidos por minuto.un valor de referencia por debajo de 110 latidos por minuto que dura más de 10 minutos Los valores entre 100 y 110 bpm pueden ocurrir en fetos normales. bloqueadores parasimpáticos (atropina. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior).se refiere a las oscilaciones en la señal de FHR.Fig. pirexia materna es la causa más frecuente de taquicardia fetal. estado de comportamiento fetal de vigilia activa. En trazados con señales de frecuencia cardiaca fetal inestables. Se estima en periodos de tiempo de 10 minutos y se expresa en latidos por minuto (lpm).este es el nivel medio de los segmentos más horizontal y menos oscilatorios de la FCF.una amplitud de ancho de banda de 5-25 lpm. El valor de referencia puede variar entre las secciones posteriores de 10 minutos. ritodrina. fenoterol). Este patrón puede conducir a una estimación de referencia erróneamente alta si se identifica en la parte superior de las aceleraciones. fetos prematuros tienden a tener valores hacia el extremo superior de este rango y publicar fetos plazo hacia el extremo inferior. la hipotermia materna 19. la revisión de segmentos y / o evaluación de los períodos de tiempo más largos anteriores puede ser necesario para estimar la línea base dieciséis. especialmente en los embarazos son posteriores. y arritmias fetales tales como bloque de fibrilación ventricular son otras causas posibles. secreción de catecolaminas puede también resultar en taquicardia. y arritmias fetales como la taquicardia supraventricular y aleteo auricular. VARIABILIDAD .

pero también puede ser debido a una lesión cerebral anterior 23. administración de depresores del sistema nervioso central o bloqueadores parasimpático. la variabilidad es por lo general en el rango inferior de la normalidad. Hay un alto grado de subjetividad en la evaluación visual de este parámetro.una amplitud de ancho de banda por debajo de 5 lpm durante más de 50 minutos en los segmentos de línea de base 21 ( Higos. y por lo tanto una cuidadosa reevaluación se recomienda en situaciones límite. Una menor variabilidad puede ocurrir debido a sistema nervioso hipoxia / acidosis central y resultante disminución de la actividad simpática y parasimpática. Fig 4. Una menor variabilidad. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior). 8-9). pero la amplitud de ancho de banda es rara vez menores de 5 lpm. reducida variabilidad debida a la hipoxia es muy poco probable que ocurra durante el trabajo sin precedente o desaceleraciones concomitantes y un aumento en la línea de base. Durante el sueño profundo. Después de un CTG inicialmente normal. o durante más de 3 minutos durante desaceleraciones 22 ( Higos. 6 Una menor variabilidad . . infección. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). 4-5).

Aceleraciones que coinciden con las contracciones uterinas.patrón saltatoria. Antes de 32 semanas de gestación. La fisiopatología de este patrón se entiende de manera incompleta. especialmente en la segunda etapa del parto. su amplitud y la frecuencia pueden ser más bajos (10 segundos y 10 bpm de amplitud).la línea de base se ve afectada por las contracciones que causan la disminución de la frecuencia cardíaca fetal que están cerca de cumplir los criterios para reducir la velocidad. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). ACELERACIONES . El aumento de la variabilidad (patrón saltatoria) . pero el ancho de banda sigue siendo reducida.abrupto (aparición a pico en menos de 30 segundos) aumenta en FHR por encima de la línea de base. Después de 32-34 semanas. de más de 15 bpm en amplitud. pero es poco probable que indique la hipoxia / acidosis. . El aumento de la variabilidad . que puede durar hasta 50 minutos 21. ya que la frecuencia cardíaca fetal se desacelera más frecuentemente con una contracción. pero puede ser visto vinculado con desaceleraciones recurrentes. La mayoría de las aceleraciones coinciden con los movimientos fetales y son una señal de un feto neurológicamente sensible que no tiene la hipoxia / acidosis. 6). monitorización de la FCF interna en 1 cm / min (gráfico superior).un valor de ancho de banda superior a 25 bpm que dura más de 30 minutos (Fig. y que dura más de 15 segundos pero menos de 10 minutos. sugieren una posible grabación errónea de la frecuencia cardíaca materna. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). cuando la hipoxia / acidosis evoluciona muy rápidamente. 7 Fig 5. aceleraciones rara vez se producen durante los períodos de sueño profundo. mientras que la frecuencia cardíaca materna suele aumentar 9. con el establecimiento de los estados de comportamiento fetal. Se presume que es causada por el sistema fetal autonómica inestabilidad / hiperactivo autonómica 24. monitorización de la FCF interna en 1 cm / min (gráfico superior). La ausencia de aceleraciones en un parto por lo demás normal CTG es de significado incierto. Una menor variabilidad . Fig 6.

y / o su duración individuo supera los 3 minutos 22.. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). Las desaceleraciones variables ( en forma de V) . Se cree que es causada por la compresión de la cabeza fetal 25 y no indican hipoxia fetal / acidosis.. En presencia de un trazado sin aceleraciones y variabilidad reducida. Las desaceleraciones variables constituyen la mayoría de las desaceleraciones durante el parto. y el retorno a la línea de base después del final de la contracción.deceleraciones que exhiben un descenso rápido (inicio a nadir en menos de 30 segundos). un nadir después de la cumbre. de corta duración. Fig 7. y que traducen una respuesta de los barorreceptores mediada por aumento de la presión arterial. que varían de tamaño.deceleraciones que son poco profundas. Estas desaceleraciones son indicativos de una respuesta de los quimiorreceptores mediada a la hipoxemia fetal 25. la rápida recuperación de la línea de base. de más de 15 bpm en amplitud.la disminución de la frecuencia cardíaca fetal por debajo de la línea de base. con una variabilidad normal dentro de la desaceleración y son coincidentes con las contracciones. desaceleraciones tempranas . Ellos rara vez se asocian con un importante grado de hipoxia fetal / acidosis. desaceleraciones tardías ( En forma de U y / o con la variabilidad reducida) .desaceleraciones con un inicio gradual y / o un retorno gradual a la línea de base y / o reducción de la variabilidad dentro de la desaceleración (Fig 8).27 ( ver deceleraciones prolongadas abajo). buena variabilidad dentro de la desaceleración.27. Cuando las contracciones se controlan adecuadamente. la definición de desaceleraciones tardías también incluye los que tienen una amplitud de 10-15 lpm. reducción de la variabilidad dentro de la desaceleración (ver desaceleraciones tardías a continuación). a menos que evolucionan a exhibir un componente en forma de U. monitorización de la FCF interna en 1 cm / min (gráfico superior). . forma y relación con las contracciones uterinas (Fig 7). desaceleraciones tardías comienzan más de 20 segundos después del inicio de una contracción. Las desaceleraciones variables. 8 DESACELERACIONES . como ocurre con la compresión del cordón umbilical 26. inicio gradual y el retorno se produce cuando más de 30 segundos que transcurre entre el inicio / final de una desaceleración y su punto más bajo. y que dura más de 15 segundos.

desaceleraciones tardías en la segunda mitad del trazado. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior).28-30 y requieren una intervención urgente. 9). con FHR mantuvieron <80 bpm y reducen la variabilidad dentro de la desaceleración (Fig. deceleraciones prolongadas . Las deceleraciones superior a 5 minutos. . 9 Fig 8. se asocian con frecuencia aguda hipoxia / acidosis fetal 22. Estos son probable que incluya un componente de quimiorreceptores mediada y por lo tanto para indicar la hipoxemia. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior).que dura más de 3 minutos.

como se encuentra en anti-D alo-inmunización. La base fisiopatológica de la pauta sinusoidal se entiende de manera incompleta.. parecida a una onda sinusoidal. y durante los períodos de succión fetal y otros movimientos de la boca 32. con una amplitud de 5-15 lpm. patrón sinusoidal. y coincide con aceleraciones ausentes (Fig. hemorragia materno-fetal. señal ondulada suave regular. desaceleración prolongada. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). Su duración rara vez supera los 30 minutos y se caracteriza por patrones normales antes y después. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior).a. monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior). pero se produce en asociación con anemia fetal grave. Este patrón dura más de 30 minutos. en lugar de la forma de onda sinusoidal suave (Fig. infección. patrón sinusoidal . También se ha descrito en los casos de hipoxia aguda fetal.un patrón que se asemeja el patrón sinusoidal. PATRÓN DE PSEUDO-SINUSOIDAL . Fig 10. malformaciones cardíacas. pero con un “diente de sierra” apariencia más irregular. 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). y una frecuencia de 3-5 ciclos por minuto. A veces es difícil distinguir el patrón pseudosinusoidal del verdadero patrón sinusoidal. 11). hidrocefalia y gastrosquisis 31. . el síndrome de transfusión y vasa rotura de placenta previa-gemelo a gemelo. Este patrón se ha descrito después de la administración de analgésicos a la madre. dejando a la corta duración de la primera como la variable más importante para discriminar entre los dos. 10 Fig 9. 10).

El sueño profundo puede durar hasta 50 minutos 21 y está asociado con una línea de base estable. la reevaluación del trazado debe llevarse a cabo al menos cada 30 minutos. En este último modelo.se refiere a los períodos de quiescencia fetal que reflejan profundo sueño (no hay movimientos de los ojos). 1). sospechosas o patológicas. Con la tocodinamómetro. CONTRACCIONES . La ocurrencia de diferentes estados de comportamiento es una característica de la capacidad de respuesta neurológica fetal y la ausencia de hipoxia / acidosis. y la variabilidad borderline. aceleraciones muy raros. Las contracciones son esenciales para la progresión de la mano de obra. alternando con períodos de sueño activo (movimientos oculares rápidos) y la vigilia 33. aceleraciones pueden ser tan frecuentes como para causar dificultades en la estimación de la línea base (véase la figura 1 arriba). de acuerdo con los criterios que se presentan en la Tabla 1.representa una frecuencia excesiva de las contracciones y se define como la aparición de más de 5 contracciones en 10 minutos. CLASIFICACIÓN DE RASTREO Rastreo de clasificación requiere una evaluación previa de las características básicas de la CTG (véase más arriba). 2 cm / min (gráfico medio) y 3 cm / min (gráfico inferior). monitorización de la FCF externa a 1 cm / min (gráfico superior). .34. como consecuencia de la maduración del sistema nervioso fetal. 11 Fig 11. Debido a la naturaleza cambiante de las señales CTG durante el parto. sueño activo es el estado de comportamiento más frecuente. sino que comprimen los vasos que se ejecutan dentro del miometrio y pueden disminuir transitoriamente la perfusión placentaria y / o causar la compresión del cordón umbilical (véase el capítulo 1).36. pero aumentó la intensidad y la duración también puede contribuir a cambios en la FCF.estos son en forma de campana aumentos graduales de la señal de la actividad uterina seguido por disminuciones más o menos simétricas. taquisistolia . con 45-120 segundos de duración total. y está representado por un número moderado de aceleraciones y variabilidad normal. Pseudo-sinusoidal patrón. COMPORTAMIENTO FETAL UNIDOS . 5. Copias deberían ser clasificados en una de tres clases: normal. en dos periodos sucesivos de 10 minutos. vigilia activa es más raro y representada por un gran número de aceleraciones y la variabilidad normal (Fig. sólo la frecuencia de las contracciones se puede evaluar de manera fiable. Otros sistemas de clasificación que incluyen un mayor número de niveles son recomendados por algunos expertos 35. o promediada en un período de 30 minutos. Las transiciones entre los diferentes patrones se hacen más claras después de 32-34 semanas de gestación.

posiblemente debido a la estimulación del plexo sacro por el peso uterino. compresión de la médula transitoria es otra causa común de cambios CTG (desaceleraciones variables). atosiban 40. o la nitroglicerina 41. cerca de seguimiento o oxigenación fetal (capítulo 4). o si esto no es posible adicionales para evaluar la la entrega expedita. ritodrina) 37-39. Actuación en situaciones de sospecha de FETAL HIPOXIA / acidosis Cuando se anticipa fetal hipoxia / acidosis o se sospecha (trazados sospechosas y patológicas). pero su ausencia durante el parto es de significado incierto. que empujan los esfuerzos maternos también pueden contribuir a la hipoxia fetal / la acidosis y la madre pueden solicitar que deje de empujar hasta que la situación se invierte. terbutalina. Por lo general. la actividad uterina excesiva es la causa más frecuente de la hipoxia fetal / acidosis (véase el capítulo 1) y que se puede detectar mediante la documentación de taquisistolia en el trazado CTG y / o palpación del fondo uterino. La causa subyacente para la aparición del patrón puede ser identificado con frecuencia y la situación se invirtió. Tabla 1. Durante la segunda etapa del parto. y estos a veces puede ser revertida por el cambio de la posición materna o por amnioinfusión realizar 44. * Las deceleraciones son de naturaleza repetitiva cuando están asociados con más de 50% de las contracciones uterinas 29. y / o iniciar la tocólisis aguda con agonistas beta-adrenegic (salbutamol. pueden afectar a las características de la FCF (véase más arriba). 7. Sin embargo. por lo general después de la analgesia epidural o espinal 45. el riesgo de hipoxia a los órganos centrales es muy poco probable.43. hipotensión materna repentina también puede ocurrir durante el parto. 12 Normal Suspicaz Patológico Base 110-160 bpm <100 bpm Variabilidad 5-25 lpm Una menor variabilidad para> 50 min. yo n estos casos. los principios generales que deben guiar la gestión clínica se resumen en la Tabla 1. CTG criterios de clasificación. Como regla general. esto no significa necesariamente una cesárea de inmediato o parto vaginal instrumental. si el feto sigue manteniendo una línea de base estable y una variabilidad tranquilizador. o patrón sinusoidal para> 30 min pero sin rasgos patológicos deceleraciones Sin repetitivo * Repetitiva variabilidad * tarde o desaceleraciones deceleraciones prolongados durante> 30 min o 20 min si reducido o uno de deceleración prolongado con> 5 min Interpretación Feto sin Feto con una baja probabilidad Feto con una alta probabilidad de tener la hipoxia hipoxia / acidosis de tener la hipoxia / acidosis / acidosis Clínico Sin intervención necesaria Acción para corregir las causas acción inmediata para corregir las causas administración para mejorar el estado de reversibles si los métodos reversibles. y por lo general es reversible mediante la administración rápida de líquidos y / o una dosis intravenosa . característica de la normalidad. 6. interpretación y gestión recomendada. (prolapso del cordón. convirtiendo a la madre a su lado es frecuentemente seguido por la normalización del patrón de la CTG. la actividad uterina excesiva también puede estar asociada con la posición supina 42. decisiones clínicas Varios factores. aumento de Al carecer de al menos una la variabilidad de> 30 min. la eliminación de las prostaglandinas administrados si es posible. por lo que el análisis CTG tiene que integrarse con otra información clínica para una interpretación integral y manejo adecuado. puede ser revertido por reducir o detener la infusión de oxitocina. con posterior recuperación de la oxigenación fetal adecuada y el retorno a un rastreo normal. En situaciones agudas oxigenación fetal (capítulo 4). incluyendo la edad gestacional y la medicación se administra a la madre. La presencia de aceleraciones denota un feto que no tiene la hipoxia / acidosis. compresión aorto-cava puede ocurrir en la posición supina y conducir a la reducción de la perfusión placentaria. y se requiere una acción para evitar el resultado neonatal adverso. ruptura uterina o desprendimiento de la placenta) inmediata entrega debe llevarse a cabo. métodos adicionales para evaluar la oxigenación fetal identificados.

donde las características CTG se evalúan con frecuencia para ser más anormal en los casos con el resultado neonatal adverso 51. 1980 y principios de 1990. Durante la segunda etapa del parto. Si bien existe una fuerte asociación entre ciertos patrones de frecuencia cardiaca fetal y la hipoxia / acidosis. Los líquidos intravenosos también se utilizan comúnmente con el propósito de mejorar los patrones de CTG. los trazados sospechosas y patológicos tienen una capacidad limitada para predecir acidosis metabólica y puntuaciones de Apgar bajas. y si no hay mejoría. la placenta. y se utilizan diferentes criterios de interpretación de la CTG. Por lo tanto. con el objetivo de evitar prolongada fetal hipoxia / acidosis. Sin embargo.2. y es necesario ser conscientes de estos para un uso seguro de la tecnología. Por otro lado. 13 bolo de efedrina. Sólo una pequeña proporción de las muertes perinatales y parálisis cerebrales son causados ​por la hipoxia intraparto / acidosis. Un gran número de ensayos controlados aleatorios han llevado a cabo la comparación de la monitorización continua CTG con la auscultación intermitente como métodos de cribado para la hipoxia fetal / acidosis durante el parto. la causa subyacente debe ser dirigida antes desarrolla un trazado patológico. Con estas limitaciones en mente. Cuando se identifica un patrón CTG sospechoso o empeoramiento. incluso cuando los médicos experimentados utilizan directrices ampliamente aceptadas 48-50. Por otro lado. la entrega debe ser acelerada. para juzgar la reversibilidad de las condiciones con las que está asociado. cuando se realiza de forma aislada. Sin embargo. Diferentes criterios de interpretación de la CTG. la hipoxia / acidosis puede desarrollarse más rápidamente. es necesario tener en determinado para una evaluación adicional o entrega rápida si se produce un patrón patológico. como la única significativa mejora fue una reducción del 50% en las convulsiones neonatales (hipóxico-isquémica encefalopatía no se evaluó en la mayoría de los ensayos). y el hecho de que la hipoxia es un proceso continuo que puede no alcanzar el umbral de acidosis metabólica o lesiones son probablemente importantes factores que contribuyen a estas limitaciones. la circulación materna. dando lugar a resultados mixtos 52. diferentes intervalos entre trazando anormalidad y el parto. son indicadores sensibles. el cordón umbilical o de la circulación fetal también puede dar lugar a la hipoxia fetal / acidosis (ver Capítulo 1). se reconoce que la hipoxia / acidosis no se ha documentado poco después de un trazado normal de CTG. como así como la intervención obstétrica innecesaria. Sin embargo. que indican un beneficio limitado de la CTG continua para la monitorización fetal en todas las mujeres durante el parto. estos ensayos se llevaron a cabo en los años 1970. se reconoce ampliamente que los ensayos tuvieron el poder suficiente para detectar diferencias en estos resultados 3. pero de nuevo no hay pruebas de los ensayos clínicos aleatorios que sugieren que esta intervención es eficaz en mujeres normotensas 47. y su gestión está más allá del alcance de este documento. Otras complicaciones menos frecuentes que afectan a la respiración materna. la evaluación de la variabilidad 49. incluida la suspensión de la madre empujando. Si la situación no se revierte y el patrón continúa deteriorándose. Se ha demostrado también que el análisis CTG está sujeta a considerables intra y desacuerdo entre los observadores. la CTG continua se asoció con un aumento del 63% en el parto por cesárea y un aumento del 15% en los partos vaginales instrumentales 1. pero no hay pruebas de los ensayos clínicos aleatorios que esta intervención. La subjetividad de análisis observador también se ha demostrado en auditoría retrospectiva de trazados. y éstas se consideran en detalle en el capítulo 4. por lo que es difícil establecer cómo sus resultados se relacionan con la práctica clínica actual. Los principales aspectos que son propensos a desacuerdo observador son la identificación y clasificación de las desaceleraciones. y la clasificación de los trazados como sospechosa y patológica 49. debido al efecto adicional de empujar materna. así que se necesita un gran número de casos para demostrar ningún beneficio. 8. y no se encontraron diferencias en la incidencia de la mortalidad perinatal general y parálisis cerebral. Sin embargo. Por lo tanto. . es decir. Limitaciones de la cardiotocografía Cardiotocografía ha limitaciones bien documentado. La administración de oxígeno a la madre es ampliamente utilizado con el objetivo de mejorar la oxigenación fetal y por lo tanto la normalización de los patrones de CTG. Se requiere buen juicio clínico para diagnosticar la causa subyacente de un CTG sospechosa o patológico.50. un gran porcentaje de casos con trazados sospechosas y patológicos no tiene estos resultados 52. una acción urgente debe llevarse a cabo para aliviar la situación. Los métodos adicionales se pueden usar para evaluar la oxigenación fetal. y para determinar el momento de la entrega. La subjetividad de la interpretación de la CTG. pero tienen una baja especificidad y valor predictivo positivo bajo. es eficaz cuando la oxigenación materna es adecuada 46. tanto en mujeres de bajo y de alto riesgo 1. y diferentes criterios para definir los resultados adversos se han utilizado. su capacidad para discriminar entre los recién nacidos con o sin acidosis metabólica es limitado. Muchos estudios han evaluado la capacidad de las CTG sospechosas y patológicos para predecir la aparición de hipoxia / acidosis. no hay que olvidar que el objetivo de la monitorización fetal intraparto es identificar situaciones que preceden a la hipoxia / acidemia a fin de evitar lesiones fetales.

Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas 2013 31 de mayo. Segal Trabajo analgesia epidural y la fiebre materna. Nochimson DJ. 2001. En: Investigación en Medicina Perinatal (I). Lowe V. Br J Obstet Gynaecol 1994. y la gestión clínica inadecuada. incluso en situaciones complejas y estresantes rápida. 7. Luzi G. efectos fetales y neonatales de los agentes bloqueadores beta adrenérgicos. Gynecol Obstet Arco 2010. Am J Obstet Gynecol 2014. Nurani R. AR Knuppel. Ingemarsson I. Ting TY. Corte DJ. Michikata K. Alfirevic Z. Schifrin BS. Mäkäräinen L. Nunes I. Westgate JA. Smith V. 25. Macones GA. Parer JT (eds). cardiotocografía continua (CTG) como una forma de monitorización fetal electrónica (EFM) para la evaluación fetal durante el parto. Neonatal meningoencefalitis herpes simple asociado con electrodos monitor de cuero cabelludo fetal. Neilson JP. O'Keeffe D. 22 (6): 517-22. 9. 197: 236. limitado conocimiento de la fisiopatología de la oxigenación fetal. Nathanielsz PW. Arulkumaran S. 29. 14 intervenciones obstétricas innecesarias confiere riesgos adicionales para la madre y el recién nacido 53. Garcia-Tejedor A. Cosmi EV. procesamiento de señal y visualización . 101: 663-8. 10. Banfield P. Main EK. 31: 1045-7. van der Goes By. intraparto procedimientos invasivos fetales y la transmisión perinatal del VIH. 41: 93-99. desprendimiento de la placenta después de la inserción de transductores de presión intrauterina punta del catéter: un informe de cuatro casos. materna durante el parto: efecto sobre la saturación de oxígeno fetal medida por oximetría de pulso fetal. 1984: 113-69. los patrones de Nordstrom L. Además. Janssen PF. Nunes I. 17. McGuire W. Boutrov MJ. posición Papiernik E. Leveque ML. Bakker PC. Xavier P. Wretler S. D Devane. Wassink G. Van Geijn HP. Interno frente tocodinamometría externo durante el parto inducida o aumentada. . J Perinat Med 2013. Intermitente tasa electrónico fetal corazón monitoreo versus auscultación intermitente: un meta-análisis. 41 (5): 507-11. 3. Nueva York. 21. Furukawa S. N Engl J Med 1996. Asociación y predicción de acidemia neonatal. Dambrosia JM. Di Renzo GC. Verstraeten AA. 88: 797-800. para la aplicación coherente. Carter MC. 16. 14. Gynecol Obstet 1996. Acta Obstet Gynecol Scand 2012. 19. Handwerker SM. Chandraharan E. 26. 8: CD006947. Ayres-de-Campos D. 5: CD006066. Marsal K. Analg 2010. Bola de HR. Odibo AO. Kwee A. cardiotocografía y el riesgo de acidemia fetal durante el parto. intermitente versus la monitorización fetal electrónica continua en el trabajo: un estudio aleatorizado. número 8. 40: 845-9. Ayres-de-Campos D. Perinatología Press. 20. Br J Obstet Gynaecol 1993. Ugwumadu A. Cardiotocografía versus auscultación intermitente del corazón del feto en el ingreso a la sala de partos para la evaluación del bienestar fetal. 111: 1467-1475. La desaceleración durante el parto en el centro del escenario: un enfoque fisiológico para la interpretación de los cambios en la frecuencia cardíaca fetal durante el parto. 39: 61-6. Ohashi M. Grether JK. Los estudios experimentales de asfixia fetal y la interpretación de la frecuencia cardíaca fetal. J Reprod Med 1995. Jadhon ME. Neurología 1981. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 1999. Am J Obstet Gynecol 2007. Parer JT. La calidad de la cardiotocografía intraparto en las entregas individuales. 12. Suwanrath C. 23. 112: 49-54. Guzmán ER. Maiques V. Mol BW. van Halem K. 25: 648-53. Cahill AG. 191: 2114-9. guías clínicas deben ser lo más simple y objetiva como sea posible. Lalor JG. 2: CD005122.e1-8. 281: 449-54. Campos I. 100 Suppl 9: 21-3. el entrenamiento regular y estructurada del personal de la sala de trabajo es esencial para garantizar el uso adecuado de esta tecnología. El papel de telemetría en la vigilancia perinatal. P Warrick. Figueiredo C. 28. para permitir la toma de decisiones.e1-11. Dooling CE. referencias 1. Perales A. 11. Selcik AM. Bennet L. Gynecol Obstet 1995. valor incierto de monitorización fetal electrónica en la predicción de la parálisis cerebral. Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos. Nelson KB. Gynecol Obstet 1988. Cnattingius S. El uso de la monitorización fetal electrónica. 6. West HM. Dowswell T. Pueden mejorarse la reproducibilidad de la estimación de la línea de base de la frecuencia cardíaca fetal? Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2004. Prolongado saltatoria modelo de frecuencia cardíaca fetal conduce a una acidosis metabólica recién nacido. Los betamiméticos para la inhibición de trabajo de parto prematuro. Devane D. Parer JT. 166: 1683-9. Se reconoce que. Benachi A. Kaye EM. Londres: RCOG Press. 85: 149-55. basada en la evidencia clínica directriz. Bernardes J. 207: 206. identificación errónea de la frecuencia cardíaca materna como fetal en cardiotocografía durante la segunda etapa del parto: el papel del electrocardiógrafo fetal. Los mecanismos fisiológicos de desaceleraciones variables. Caserta G. Vintzileos AM. Ikenoue T. 87: 63-7. Holzmann M. 5. Nickelsen C. 2. y el primero puede resultar de una mala interpretación de la CTG. Carbonne B. 22. fetales patrones de frecuencia cardiaca relacionadas con daño cerebral neonatal y muerte neonatal en desprendimiento de la placenta. 91 (12): 1428-1432. Suntharasaj T. Gunn AJ. Lago M. 27. Gyte GM. Clerici G. Cochrane Database Syst Rev 2012 Feb 15. Una visión general de los sistemas de monitorización fetal centrales en mano de obra. 4 Herbst A. 10: 224-31. Cochrane Database Syst Rev 2014 Feb 5. 30. Dev Phamacol Ther 1987.54. Papatsonis DN. 13. J Obstet Gynecol Res 2013. Navarro C. Colenbrander GJ. Takano Y. Wibbens B. 18. van des del anuncio JA. Am J Obstet Gynecol 2012. J Perinat Med 1994. 334 (10): 613-8. J Perinat Med 2014 Jun 10 (Epub ahead of print). S. Bakker JJ. 72 (3 Pt 2): 496-7. 15. ciclos de sueño-vigilia en fetos normales. Hamilton E. 24. Ayres-de-Campos D. Rosen KG. 2: CD004352. Base de Datos Cochrane Sys Rev 2013 Ago 3. Parer JT. Clin Exp Obstet Gynecol 2014. Sameshima H. Las desaceleraciones variables: hacer tamaño y forma a la materia? J Matern Fetal Neonatal Med 2012.cardiotocógrafos. Bernardes J. 8. Roehl KA. Daly S. Cabrol D. bradicardia fetal asociada con hipotermia materna. Am J Obstet Gynecol 1992.

Derks JB. Coletta J. Visser GHA. 16: 159-65. interobservador y fiabilidad intraobservador del sistema de interpretación de la frecuencia cardíaca fetal de 3 niveles NICH. El sistema de 5 niveles de evaluar trazados de la frecuencia cardíaca fetal es superior al sistema de 3 capas en la identificación de acidemia fetal. Paneth N. 42.e1-6. 10: CD003401. Noriega-Guerra L. Parer JT. Eller AG. 43. En un ensayo aleatorizado prospectivo de tocólisis aguda en el plazo de trabajo con atosiban o ritodrina. Br J Obstet Gynaecol 1993. factores de riesgo. La aparición de comportamiento fetal. 38. Williams EA. Costa-Santos C. Simpson KR. Hughes D. Richards D. Am J Obstet Gynecol 2007. 30: 169-80. Kurver PHJ. Las inconsistencias en la clasificación por expertos de MFE y la posterior toma de decisiones clínicas. 206: 226. Prechtl HFR. 12: CD000136. Modanlou HD. Ayres-de-Campos D. Dennis AT.e1-6. Poseiro JJ. Riley ET. Efecto de los cambios de posición de la intensidad y frecuencia de las contracciones uterinas durante el parto. Gynecol 2005. Conocimiento de resultados neonatales adversos altera la interpretación de los clínicos de la cardiotocografía intraparto. 36.nice. 27: 203-12. Taylor L. Ayres-de-Campos D. Pereira-Leite L.e1-5. II. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2008. Taquisistolia en el plazo de trabajo: incidencia. 11: CD005455. Lawrie TA. 51. 59: 635-41. Gyamfi-Bannerman C. Gynecol Surv 2008. Rubeo Z. Caldeyro-Barcia R. Cibils LA. Caughey AB. Martin CB. 63 (6): 383-8. Fiol V. 33. Electronic y más tarde resultado. Heus R. J Obstet Bynaecol Res 2004. 106: 1307-1310. Early Hum Dev 1985. 105: 1362-8. Alvarez H. 80: 284-90. http://www. comparación aleatoria de terbutalina intravenosa vs nitroglicerina para la reanimación fetal intraparto aguda. de Vries JIP. Abril de 2004. Cochrane Database Syst Rev 2012 de enero 18: 1: CD000013. Heuser CC. Clin Invest Med 1993. E Henry. Grobman WA. 49. . 197 (4): 414. Hofmeyr GJ. Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica. Murphy E. Cochrane Database Syst Rev 2012 Dic 12. aspectos cuantitativos. J Obstet Gynaecol Br Emp 1952. Mulder EJH. 40. 32. 52. Jackson GM. James DC. Un marco para la gestión normalizada de los patrones de frecuencia cardíaca fetal durante el parto. Antoniewicz L. Murata Y. 139: 139-45. Am J Obstet Gynecol 2007.uk/guidance/cg13/resources/guidance-caesarean-section-pdf (Primero visitado en agosto de 2014) 54. J Obstet Gynaecol Res 2007. los resultados. Alonso J. Hutchinson M. J Bernardes. La eficacia de las técnicas de resucitación intrauterina en la mejora del estado de oxígeno fetal durante el parto. 35. Calhaz-Jorge C. Derks JB. Visser GHA. 44. sinusoidal patrón de la frecuencia cardíaca fetal: reevaluación de su definición y significado clínico. Ikeda T. tocólisis aguda para la reducción de la actividad uterina en el plazo de trabajo: una revisión. Martínez A. Motores de búsqueda RS. Menon V. Amnioinfusión por posibilidad o sospecha de compresión del cordón umbilical durante el parto. 100 Suppl 9: 4-7. D Arteiro. 45. 47. Cardoso CG. Am J Obstet Gynecol 2012. Tocólisis y entrega retrasada versus parto de emergencia en los casos de estado fetal no tranquilizador durante el parto. 12: 99-120. 197: 26. S Esplin. Visser GHA. Una aproximación a la interpretación y clasificación de patrones de frecuencia cardíaca fetal sinusoidales. visión general de la cardiotocografía clínica. BJOG 2011: 118: 978-84. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 1988. Am J Obstet Gynecol 2011. Nozar M. 15 31. 48. Waller SA. Clode N. Blackwell SC. 37. BJOG 1999. 50. Druzin ML. y el efecto sobre los registros cardiacos fetales. Hofmeyr GJ. Combinada espinal-epidural versus analgesia epidural durante el parto. Bernardes J. 46. Knight S. van Wolfswinkel L. 34. número Guía clínica 13: cesárea. 39. Am J Obstet Gynecol 2013: 209: 1-6 32e. Simmons SW. Bommarito M. ​Fawole G. 41. Prechtl HF. Am J Obstet Gynecol 1960. Graça LM. la administración de oxígeno materno para el sufrimiento fetal. Cyna AM. 205: 378. El-Sayed YY. Heus R. Pullen KM. Elección de los instrumentos para el parto vaginal asistida. Hofmeyr GJ. Holmgren CM. Pons J. Spencer JA. Briozzo L. 53. Pose ST.org. 6: 177-95. Nijhuis JG. acción uterina anormal durante el parto. Costa Pereira-A. Gyamfi-Bannerman C.e1-5. Mulder EJH. ¿Hay estados de comportamiento en el feto humano? Early Hum Dev 1982. Taghizadeh N. O'Mahony F. Cochrane Database Syst Rev 2012 Oct 17. 33 (3): 266-73. monitorización fetal Stricker J. Cochrane Database Syst Rev 2010 Nov 10.