You are on page 1of 5

Cuento: Los ojos de la culebra X

Escribe: Christian Reynoso | Sociedad - 17 ago 2014

Desde la ventana del bus, ahora que por fin me voy de esta ciudad, veo las
últimas calles y casas, antes de entrar a la carretera que va al Cusco. Sebastián
está allá, trabajando en un bar cerca de la plaza de Armas, y me dará alojamiento.
Llegaré para la hora del almuerzo. El chofer dice que el viaje dura máximo siete
horas, que la carretera está pavimentada y que así se llega más rápido. Pienso
quedarme en el Cusco una o dos semanas y disfrutar al máximo de todo lo que se
pueda.

Desde que el bus salió del terminal me he fijado en las casas de esta ciudad; casi
todas están sin tarrajear y siempre tienen tiendas o grandes puertas de almacén.
¡Qué feo! No hay ni una sola casa, así normal, que solamente sirva para vivir.
Toditas tienen negocios o están acondicionadas para vender algo, lo que sea;
parece que la gente de aquí no está contenta si no vende algo.

que nunca hable de lo ocurrido. para no pensar en nada. pero más adelante porque todavía quiere hacer plata por aquí. nada. que hay mucho movimiento. porque siempre que viajo no duermo. Y. Ni siquiera se les ocurrió preguntar ni decir algo. solo tienes que cuidarte de los mosquitos y hacerte vacunar contra la fiebre amarilla. Ella piensa volver. la selvática. y yo todavía tengo mucho por vivir. además de los turistas interesados en la selva. pobrecito. De todas formas me distraeré escuchando música por mis audífonos. Mi excompañera del Fogón. Pero peor es morirse sin haber hecho nada o haberse quedado de brazos cruzados. los comerciantes y los mineros informales que tienen mucha plata. Creyeron que era un infiltrado que iba a atentar contra los jefes del contrabando que estaban en la fiesta. ¿cómo vivir? Chambi murió por sonso. Dice que hace calorcito rico y no el frío chuncho de aquí. los madereros. por todo lo que hablan y se ve en la televisión. A mí me dijeron que me vaya de la ciudad lo más antes posible. me ha contado que allí hay oferta de trabajo y que se gana buena plata. Los matones de La Culebra lo balearon sin asco cuando se dieron cuenta que me apuntaba con su pistola. con todo lo que he pasado. lo que sí me gustaría es ir a Machupicchu. que haga como si nunca hubiera estado aquí y hasta me dieron un . He estado pensando que allá mi nombre de batalla será Kiara. claro. gracias a estas cositas ricas que Dios me ha dado. él tampoco tuvo la culpa. que en paz descanse. en el fondo. ¿Quién no piensa en dinero. Ojalá pueda dormir durante el viaje. pues? Si no. Del Cusco me iré a Puerto Maldonado. —Anímate —me dijo—. de frente dispararon.¿Y cómo será el Cusco? Me han dicho que es bonito. Ahí mismo arreglaron las cosas como si no hubiera pasado nada. desconfiados. controlan la vida de los demás. perra vida. que se puede pasar al Brasil como si nada. todo quedó ahí. unos de otros. Sebastián dice que toda la ciudad es de piedra y que hay muchas cosas para conocer. Así es la vida. Es la primera vez que voy. Hay buenas perspectivas. pero no le creo tanto. por borracho y por querer hacerse el vivo conmigo. porque ya no quiero acordarme de lo que pasó ese día del matrimonio. pero yo. ¡Pobre Chambi!. aunque sea un par de horas. claro que. donde solo importa el dinero y donde los que tienen más. pero él nomás tuvo la culpa. que muchos brasileros van y vienen. Lo convenceré para ir juntos. ya ni loca me quedo. Creo que la culpa la tiene esta ciudad que a todos vuelve así.

y tampoco le contaré todo lo que pasó aquí.losandes. Él tampoco tiene derechos sobre mí. Mejor que piense que me quedaré en el Cusco.buen regalito de muchos billetes que ahí mismo puse en el banco junto con mis ahorros.17 ago 2014 . No le diré nada a Sebastián de mis planes de irme a Puerto Maldonado.html Escritoras puneñas en el MOSPE 2014 Arequipa Escribe: Gloria Mendoza Borda | Cultural . Igual no podría decirme nada y menos prohibirme. Eso sí.pe/Sociedad/20140817/82021. lo animaré a que se venga a Puerto y quizá un día podamos irnos al Brasil a visitar esas playas tan grandes y llenas de gente que siempre aparecían en las telenovelas brasileras que veía por televisión cuando era más chica.com. http://www.

procurando que tus pasos dejen huellas eternas. Una habitación donde nos encerremos con nuestros libros y una computadora. Olvidas estas manos cariñosas que te pintaron en una noche lluviosa. muchas veces escribimos en el aire en cualquier momento. son Zelideth Chávez Cuentas y Julia Chávez. como antropóloga su lucha personal fue porque las mujeres cambien . La primera narradora de Puno fue Carmela Chevarría a inicios del siglo pasado. En sus libros sus protagonistas mayoritariamente son niñas andinas. Encuentro cierto surrealismo en sus poemas en prosa como cuando dice “Caminas hacía el vacío de mis ojos. Moho. y a veces escapan las palabras como mariposas y no vuelven ni en alas invisibles. Actualmente es estudiante de la Escuela de Postgrado de la UNA-Puno y prepara un poemario De los diarios de una luna fugitiva. Sus primeros 16 años pasó en Huancané.Hace unos días se realizó en Arequipa un encuentro del MOSPE. Sin embargo. Yemira Maguiña fue la más joven del Movimiento de Escritoras Surperuanas. a las flores que me dejan navegar en las palmas de tus manos. Debo destacar el trabajo de la escritora Elsa Gaona y su equipo para efectivizar este encuentro que reunió importantes presencias de nuestra literatura. Zelideth trabajó admirablemente esta realidad andina que conoció desde que tuvo uso de razón como ser humano. mujeres maltratadas. debe ser Huancané que hizo huella en su vida: “Me abandono al viento. las dejas ahora en el pozo lodoso del infinito. Huancané y todo el altiplano.” Yemira captura imágenes que tienen que ver con la naturaleza. Los cuentos de Zelideth Chávez Cuentas están poblados de recuerdos y de la historia dolorosa para todos los peruanos. a los gritos de luna que ocultan tus huesos que acompañan mi llorar”. de Yemira esperamos mucho. Nos hemos sentido muchas veces La loca de la casa las escritoras mujeres. particularmente llegaron las escritoras puneñas con un lenguaje renovado entre narradoras y poetas. hace tiempo que buscábamos una voz joven que hable de Puno. Yo sé que está en búsqueda de su lenguaje. Los nombres más fuertes en la narrativa puneña luego de la aparición de la primera novelista puneña Carmela Chevarría. una habitación propia como lo sugería Virginia Woolf. Mercedes Bueno Morales nos abrió el camino a las poetas puneñas. pero hay que tener la fuerza necesaria para buscarse un lugar propio. la violencia que ella supo vivir desde Lima a diferencia de otros escritores provincianos que sufrimos esta violencia desde el interior del país. en la oscuridad perenne de la esquina entre la nada y el suplicio. Es verdad.

algunas veces hace uso de palabras en aymara en su libro.losandes. Ese Kamisaraki de su novela corta es sígnico para la narradora. historias de los terratenientes. Yo sí creo que todo lo que escribimos es parte de la memoria de los abuelos. no por el feminismo que siempre defendió descree en el hombre.html . teniendo en cuenta que no estudió literatura en universidad. El espacio mayor del libro EL Ángel caído de nuestra autora es indudablemente Puno. ningún escritor puede escapar a su realidad.ese ritmo de vida tan diferente al varón. El doctor Ricardo González Pastor. En los textos del escritor puneño las palabras alzan vuelo como pájaros con mensajes de nuestros ancestros.com.Universidad Nacional del Altiplano. Julia trabajó como correctora de estilo de la Biblioteca Puneña el 2013 .juventud-otoño. ella parte de un cuadrado cuentístico niñez. Julia Chávez es una escritora comprometida con Puno.pe/Cultural/20140817/82024. La novela Por qué lloras Candelaria. Estamos hablando de una escritora que sabe por qué pone cada palabra. Una narradora que desborda los caminos que han trazado los escritores puneños. le respondemos. celebramos sus cuentos. Los protagonistas mayoritarios del libro son personajes de las ciudades puneñas. Argentina. es abogada con estudios de maestría y doctorado. una bebida espectacular para hacer bohemia literaria con una sola taza de arcilla están en mi memoria.adolescencia. una narradora a contracorriente del movimiento de literatura andina es Julia Chávez. Su vida misma en sus diversas experiencias están naturalmente en sus cuentos. reeditada por la Universidad del Altiplano le ha dado grandes satisfacciones. ese pedir un Huajsapata. esta actitud de ruptura la muestra con personalidad al escribir. http://www. Pomata con creces y además Bolivia. En la narrativa de este libro encuentro atisbos de andinidad. La aparición de esta narradora nos sacude. en la narrativa de Julia precisamente están nombres como mariposas que capturan nuestros ojos que vienen de su familia. de los abuelos de los abuelos. Los primeros cuentos que leí de Julia fue en la revista Apumarka. pero no por ello. nos guiña los ojos desde la otra orilla. la ha destacado como una importante novela para el 2013.