You are on page 1of 15

Georgalos Hnos. S.A.I.C.A. c/ Poder Ejecutivo Nacional - M E y O S P - ley 25.063 s/Amparo-Ley 16.

986

Suprema Corte:

La cuestión debatida en autos guarda sustancial analogía con la examinada en mi dictamen del día de la fecha, in re
D.1, L.XXXVI, Dinar Líneas Aéreas S.A. c/ AFIP -DGI-Resol. 328/99-Dto. 1533/99 s/ amparo ley 16.986.

En virtud de ello, opino que corresponde admitir formalmente el recurso extraordinario interpuesto por la demandada a
fs. 156/171 y confirmar la sentencia de fs. 150/153 en cuanto fue materia de apelación.

Buenos Aires, 26 de junio de 2000. NICOLAS EDUARDO BECERRA

Suprema Corte:

-I-

A fs. 2/5, Dinar Líneas Aéreas S.A. interpuso acción de amparo contra el Estado Nacional (Administración Federal de
Ingresos Públicos - Dirección General Impositiva -en adelante AFIP-DGI-), a fin de que se declare la inconstitucionalidad
de los arts. 8, 9 y 10 de la Resolución General N° 328 de la AFIP-DGI y del art. 1° del Decreto 1533/98 del Poder
Ejecutivo Nacional, en cuanto consideran que el impuesto sobre la ganancia mínima presunta, establecido en el título V
de la Ley 25.063, alcanza a los ejercicios comerciales cerrados al 31 de diciembre de 1998 y, consecuentemente, le
obligan a realizar anticipos en relación a dicho período.

Sostuvo que ambos reglamentos exceden lo fijado por la mencionada ley, ya que ésta, en su art. 12, estableció que sus
disposiciones entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación, y surtirían efecto, en relación a lo establecido
en el título V, artículo 6°, para los ejercicios que cierren con posterioridad a la referida entrada en vigor.

Cuestionó, en síntesis, la interpretación que surge de las citadas normas respecto a cuál es el primer ejercicio gravado
por el título V de la Ley 25.063, puesto que, a su entender, si ella entró en vigencia el día siguiente al de su publicación
-esto es, el 31 de diciembre de 1998- y sus disposiciones son aplicables a los ejercicios clausurados con posterioridad a
su entrada en vigor, el tributo debe ser aplicado en aquellos que cierran a partir del 1° de enero de 1999. La
interpretación realizada por las normas reglamentarias, agregó, es contradictoria con los arts. 24 y concordantes del
Código Civil en cuanto al modo de contar los intervalos del Derecho.

-II-

A fs. 65/72, la AFIP presentó el Informe del art. 8° de la ley 16.986 y sostuvo, en primer término, que la vía procesal
escogida no resulta apta para albergar la pretensión de la actora.

En este sentido, expresó que, en materia tributaria, rige la regla solve et repete, por cuanto el ejercicio de las
actividades estatales y el funcionamiento de sus instituciones no pueden quedar supeditados a la voluntad de los
contribuyentes, quienes están obligados a pagar tempestivamente sus impuestos y, en caso de disconformidad,
plantearla en un juicio posterior. Así, sostuvo que el amparo es un remedio excepcional que no procede cuando se
cuestionan las facultades de policía y tributarias.

Entendió que la acción incoada encuentra el valladar del art. 2°, inc. a), de la ley de amparo, que no admite esta acción
en tanto Aexistan recursos o remedios judiciales o administrativos que permitan obtener la protección del derecho o
garantía constitucional de que se trate. Manifestó que el remedio idóneo para impugnar la constitucionalidad de los
reglamentos en crisis es el juicio ordinario, por las vías de la ley 11.683, el cual le permitiría ejercer, sin limitaciones, su
derecho de defensa que, en el caso, se ha visto perjudicado en virtud de la brevedad de los plazos procesales
aplicables.

En segundo término, dijo que tanto el art. 43 de la Constitución Nacional como el art. 1° de la ley 16.986 establecen que
la vía del amparo sólo es procedente ante un acto u omisión afectado de arbitrariedad o ilegalidad manifiestas,
condición que no se reúne en el sub examine. A su entender, el tema discutido remite a la interpretación de ciertos
preceptos del Código Civil y que, por tratarse de una cuestión opinable, las normas impugnadas no padecen el vicio
endilgado y, menos aún, en forma manifiesta.

luego. afirmó que tal interpretación debe realizarse tomando en cuenta la normas del Código Civil. Consideró que asiste razón a la demandada. sostuvo que el art. sostuvo la legitimidad de las normas impugnadas. . Ello es así. la actora cerró su ejercicio el mismo día de entrada en vigencia de la ley y no con posterioridad. 29 y concordantes del Código Civil. en términos jurídicos.Por último. Aduce que el decisorio apelado consagra una solución contraria a la aplicación de la Ley 25.G. en cuanto establecen que los plazos de días se contarán desde la medianoche en que termina el día de su fecha (art. los ejercicios concluidos ese mismo día.063. al distinguir expresamente el momento en que entra en vigor la ley de aquél a partir del cual ésta comenzaría a surtir efectos. por cuanto otorga validez a disposiciones administrativas contrapuestas a su letra y extiende el tributo a un período no contemplado por el Legislador. las normas reglamentarias cuestionadas resultan inconstitucionales por cuanto van más allá de lo previsto por la ley. el Juez Federal de Primera Instancia hizo lugar a la demanda y declaró la inconstitucionalidad del Decreto N° 1533 y de la R. e). 10 del proyecto de ley que oportunamente el Poder Ejecutivo Nacional remitió al Congreso. Expresó que la Ley 25. cualquier otro momento de ese día es posterior a su inicio. 12. de manera tal que. centró la cuestión en dilucidar el momento en que inició su vigencia la Ley 25. a su entender. Sin embargo. por lo tanto.063 y. que debe estarse a los remedios que la ley 11. por tal razón. en el lenguaje común. pues la Ley 25. lo hizo teniendo en cuenta tanto la presumible fecha de publicación en el Boletín Oficial como su aplicación a los ejercicios que cerrarían hasta el 31 de diciembre de 1998. en cuanto obligan a la actora a tributar el impuesto a la ganancia mínima presunta por el ejercicio fiscal cerrado el 31 de diciembre de 1998. requisito establecido por su art. expresó que la vía elegida no resulta idónea para la protección de los derechos que se dicen afectados. puesto que -en su inteligencia. Expresa que. en los que surtiría efectos a partir del 1 de enero de 1999. De allí que no pueda fijarse un instante cualquiera siguiente a la cero hora del día 31 de diciembre de 1998 para establecer los ejercicios abarcados por el gravamen. 115/121. la vía del amparo resulta idónea para resolver la cuestión. 12 citado resulta sustancialmente análogo al art. puesto que cerraron con posterioridad a la vigencia de la ley. debe considerarse que es posterior.063 entró en vigencia a partir de la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y que. En tal sentido. por cuanto la misma ley estableció. como ordenamiento específico en materia tributaria. N° 328/99 de la AFIP. en cuanto al fondo del asunto. 108/111.resultan aplicables los artículos 24. señala que es errónea la interpretación efectuada por el a quo. por ende. ya que los procedimientos de la ley de rito fiscal no brindan una adecuada garantía para sus derechos ilegítimamente vulnerados. la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal revocó la sentencia de la instancia anterior. -IV- A fs. al no resultar manifiesto el eventual exceso reglamentario atribuido a las normas cuestionadas. Agregó. la actora interpuso el recurso extraordinario que luce a fs. III A fs. Asimismo. inc. contrariamente a lo sentado por el a quo. no caben dudas que la ley entró en vigor a la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y que. los demás supuestos relativos a otros tributos. del cual surge la voluntad legislativa. con cita del precedente de Fallos: 308:2143. 24 de dicho Código) y. están gravados. Para así decidir.683 establece. Por último y. en cuanto a la manera de contar los intervalos del derecho. al efecto de establecer cuáles son los ejercicios comprendidos por la norma.063 tomó vigencia a la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y. en relación a la vigencia de la ley y sus efectos. 82/84. el cierre de un ejercicio económico realizado ese día. determinar el concepto de posterior a su juicio. sino que el intervalo siguiente es el día 1 de enero de 1999. a las 24 horas. ya que el instante posterior a la entrada en vigor de la ley no puede reputarse que sea otro que el día siguiente. Concluyó que. -V- Disconforme. Señaló que el Legislador. en forma expresa.

986 -al igual que toda la ley de amparo. dictamen del 5 de noviembre de 1999 en la causa F. cuáles son aquéllos de los que se vio frustrada. no resulta pertinente. artículo 6°. En este sentido. cabe señalar que el art. c/ Estado Nacional s/ acción de amparo). recursos de apelación ante la determinación de oficio. sino que tampoco indicó. toda vez que el a quo ha negado su procedencia. 3°. cuando sostuvo que el debate sobre la constitucionalidad de una norma es admisible en el ámbito del proceso de amparo cuando en el momento de dictar sentencia se pudiese establecer si las disposiciones impugnadas resultan o no clara.A. Y. L. -VII- Ante todo. Por lo aquí expuesto y. establecido en el título V. tampoco las partes han propuesto u ofrecido. su indagación requeriría de mayor amplitud de debate y prueba. estimo relevante tener en cuenta lo expresado por V. a).). al estimar que el eventual exceso reglamentario en que habría incurrido la Administración no resulta manifiesto y. que el gravamen se aplicaría para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley. ya que a partir de la causa registrada en Fallos: 301:606. conforme se indica infra en cuanto a la ilegitimidad de las normas reglamentarias impugnadas.986. si bien la demandada ha alegado que la exigüidad de los plazos le ha privado de la posibilidad de ofrecer y producir la prueba que hace a su derecho. si bien referido al art. así como la función de esta Corte de preservar la supremacía constitucional (art. Por otro lado. sino de un pronunciamiento referido a la procedencia de la acción declarativa de certeza (art.E. 43 de la Constitución Nacional reformada. De esta forma.. ya que involucra la interpretación de los reglamentos cuestionados. de manera fundada. mientras se reúnan los requisitos específicamente previstos para tal cauce procesal. Debo advertir. 12. resulta que no ha invocado la demandada. entonces. en relación a cuestiones impositivas. Provincia de Santiago del Estero ha sido admitida pacíficamente la procedencia de la acción declarativa en materia tributaria (federal y local). en tanto se ha puesto en tela de juicio la inteligencia de normas de carácter federal y la sentencia definitiva del superior tribunal de la causa ha sido contraria al derecho que el recurrente ha sustentado en ellas (art.] Impedir este análisis en el amparo es contrariar las disposiciones legales que lo fundan al establecerlo como remedio para asegurar la efectiva vigencia de los derechos constitucionales. estimo que la vía intentada resulta admisible. in re Leonardo Antonio Newland v.. donde el Tribunal desestimó dicho cauce procesal. de la ley 16. considerando 13). palmaria o manifiestamente violatorias de las garantías constitucionales que este remedio tiende a proteger [. Famyl S. Ha sostenido este Ministerio Público que el art.. 24 y concordantes del Código Civil.289. -VIII- Con respecto al fondo de la cuestión. Pero. ni expuesto el tribunal a quo en su decisorio. vale descartarlo. dispuso en el inc. por lo tanto. Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). -VI- Estimo que el recurso impetrado resulta formalmente admisible. En primer lugar.. inc. consulta no vinculante. es menester destacar que la discusión del sub lite es de puro derecho. cuál de los procedimientos judiciales previstos por la ley de rito fiscal resulta más idónea que la vía intentada para salvaguardar los derechos de la actora y poder así declara su improcedencia. más rápido o que resulte con mejor aptitud procesal para lograr la plena restitución del derecho o garantía constitucional lesionados. ni el detrimento específico que sufrió en su derecho de defensa.063 estableció que sus disposiciones entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.. que la cita de Fallos: 308:2147. Ello así. d) de la Ley 16.debe ser interpretado a la luz del art. en segundo término. etc.XXXV. No es preciso entonces realizar diligencia probatoria alguna que. e) del citado art. 12 de la Ley 25. 14. puesto que tal doctrina fue prontamente desechada por el Tribunal. de la ley 48). 12 de la Ley 25. del art. en forma concreta. al considerar que la existencia de una ley instrumental específica que regla las relaciones tributarias hace que la tramitación de esos asuntos deba ajustarse a sus preceptos (vgr.. . 322. 2°. realizada por la Cámara para fundar la improcedencia de la vía elegida. es menester analizar la procedencia de la vía elegida por la actora para ventilar la cuestión. a lo que se suma la existencia de un procedimiento específico de impugnación para los asuntos tributarios. en lo referido al impuesto a la ganancia mínima presunta.063 y de la aplicación de lo dispuesto por los arts. En este orden de ideas. que ha establecido la procedencia de la acción siempre que no exista otro remedio judicial más idóneo (conf.. puesto que no se trató allí de una acción de amparo. inc. 2°. explícitos o implícitos. inc. no sólo no ha ofrecido ni aportado elemento probatorio alguno a la causa. la vía residual del amparo se verá desplazada cuando se demuestre la existencia de un recurso judicial que sea más idóneo. 31 y 100 de la ley Fundamental) (Fallos: 315:1513.

ley 25. 1° del Decreto 1533/98.A. o bien al año fiscal en curso al momento de entrada en vigencia de la ley (inc. 8°. y que cuando ésta no exige esfuerzo de interpretación debe ser aplicada directamente. admitió parcialmente la acción de amparo y.063 y otro s/ amparo-ley 16. puede señalarse que el Legislador utilizó un criterio diferente al de otros incisos del mismo art. en los cuales expresamente se refiere: o bien al momento mismo de entrada en vigencia de la ley (inc. pues implica fraccionar un plazo o intervalo de tiempo. Considerando: 1°) Que contra la sentencia de la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal que. 12. en forma retroactiva. Por ende y. tengo para mí que todo hecho acaecido durante ese mismo día habrá ocurrido en forma concomitante o coincidente con su entrada en vigor. lo hubiera establecido expresamente. Vistos los autos: Georgalos Hnos. como los arts. entre otros). en lo que interesa.I. tal como lo hizo en los supuestos recién indicados. al modificar lo decidido en la anterior instancia. ya que El día es el intervalo entero que corre de medianoche a medianoche. mas no en forma posterior a ella. si la ley entró en vigencia el 31 de diciembre de 1998. aplicable en todo el territorio de la Nación. Allí se decía que En el título VI se contempla la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta. conforme los arts. El problema estriba. 24. o bien se determina expresamente el 31 de diciembre de 1998 para el cómputo de los bienes existentes a esa fecha (inc. Fallos: 308:1745. 20 de febrero de 2001. a un ejercicio comercial de inminente cierre. Arribados a este punto. no resulta una inteligencia permitida en Derecho. b).. resulta manifiesto que tanto el art. c/ PEN . apoyo el convencimiento de la solución que propugno en que los términos utilizados por la propia ley denotan algo diverso al mero momento en que entró en vigencia la ley. exclusivamente. 26 de junio de 2000. con prescindencia de consideraciones que excedan las circunstancias del caso expresamente contempladas por la norma (Fallos: 311:1042). tengo para mí que esta interpretación es la que mejor se concilia con los derechos de los contribuyentes. conforme con su texto. Código Civil). del 27 de marzo de 1998-. c). el 31 de diciembre de 1998. que se determinará sobre la base de los activos resultantes de los diez (10) ejercicios anuales cerrados a partir de la vigencia de la ley. entonces. 9° y 10 de la R. 24. Resulta también pertinente resaltar que el Legislador se apartó del texto del proyecto de ley enviado oportunamente por el Poder Ejecutivo Nacional -mensaje n° 354. 6° surtiera efecto al día siguiente de su publicación -que es el supuesto normal previsto en el encabezado del art. salvo disposición legal en contrario. f). Entender que la ley ha entrado en vigencia a la hora cero de un día y que todo momento ulterior de ese mismo día es posterior a su vigencia. esto es.986". Ninguna duda cabe que comenzó su vigencia al día siguiente. al poner a salvo de toda posible aplicación de un gravamen con vigencia al día 31 de diciembre de 1998. NICOLAS EDUARDO BECERRA Buenos Aires. resultan ilegítimos. 27 y concordantes del Código Civil.. Buenos Aires.La ley fue promulgada el día 24 de diciembre de 1998 y publicada el 30 del mismo mes. Pienso.no hubiera hecho falta aclaración o disposición adicional alguna. De otro lado. -IX- Por lo expuesto.C.A. 313:254.G. al extender el gravamen de marras hacia un ejercicio no contemplado por la norma legal. puesto que si su intención era que lo dispuesto en el art. Por otra parte. lapsos que. Ha señalado reiteradamente el Tribunal que la primera regla de interpretación de las leyes es dar pleno efecto a la intención del Legislador y la primera fuente para determinar esa voluntad es la letra de la ley (conf. A mayor abundamiento. que si el Legislador hubiera querido gravar los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998. (art. 312:1098. opino que corresponde revocar la sentencia apelada en cuanto ha sido materia de recurso. son continuos y completos. en determinar cuáles son los ejercicios que cerraron con posterioridad a su entrada en vigencia. declaró la inconstitucionalidad del decreto 1533/98 y de la resolución 328/99 de la Administración Federal de .M° E Y OSP . n° 328/99 de la AFIP-DGI. S. 12.

en principio. considerando 4° y sus citas). no adoptó ninguna de tales fórmulas. afirma que es errónea la interpretación efectuada por el a quo del art. inc. tras sostener que no concurren en autos las circunstancias habilitantes de la vía del amparo. en su concepto. el que cierra el 31 de diciembre. el decreto 1533/98. Como se señaló. en cuanto dispone que las normas del impuesto a la ganancia mínima presunta surtirán efectos para los ejercicios que cierren con posterioridad a su entrada en vigencia. ya que el gravamen sólo sería aplicable a los que lo hicieran a partir del 1° de enero del año siguiente. Tal publicación tuvo lugar el 30 de diciembre de 1998.. en la medida en que dispuso que el tributo se calcularía "tomando como base. además. y la sentencia del superior tribunal de la causa -que ocasiona al apelante un gravamen de insusceptible reparación ulterior pues le impide exigir a la actora el impuesto correspondiente al ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1998 por otro medio procesal.. No exige que transcurra el intervalo de un día -ni plazo alguno.063.063 se estableció el impuesto a la ganancia mínima presunta. en cuanto estableció la obligación de abonar anticipos por el referido gravamen respecto de los ejercicios cerrados el 31 de diciembre de 1998. por lo que la conclusión a la que llegó el a quo carece de apoyo en el texto legal. considerando 6° y su cita). En tal sentido debe tenerse presente -como acertadamente lo puntualiza el representante del Fisco Nacional. 12 (título IX) de esa ley dispuso que ella entraría en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial. de tal manera. 4°) Que el apelante. cons. la técnica adoptada por el legislador en el art. En lo atinente al punto que interesa en el sub examine -el impuesto a la ganancia mínima presunta. Por lo demás. al cerrarse el ejercicio que expiró el 31 de diciembre de 1998 ya se encontraba en vigor el impuesto a la ganancia mínima presunta.los activos resultantes al cierre de sus ejercicios anuales que finalicen el 31 de diciembre de 1998. 8°) Que con relación a lo expuesto.. 12 incluyó. de la ley 25. y no se adecua a las pautas de hermenéutica a las que anteriormente se hizo referencia. . Es indudable entonces que. Por lo tanto. e). de lo dispuesto en esa norma resulta claramente que el impuesto a la ganancia mínima presunta es aplicable a los ejercicios económicos cerrados el 31 de diciembre de 1998. dar a las palabras de la ley el significado que tienen en el lenguaje común (Fallos: 302:429. sin que pueda extraerse conclusión válida sobre el punto controvertido en estos autos de la circunstancia de que lo previsto en alguno de sus incisos no difiera con lo que resultaría de la directa aplicación de lo prescripto al comienzo de su primer párrafo. y en el art. 6°) Que en lo que respecta al modo como debe interpretarse la mencionada norma -en particular la palabra "posterioridad".es adversa al derecho que el recurrente sustenta en ellas. según las razones que expone.. que los ejercicios cerrados en el año 1998 no quedaron alcanzados por ese impuesto.Ingresos Públicos en cuanto imponen la obligación de ingresar el impuesto a la ganancia mínima presunta respecto de los ejercicios cerrados el 31 de diciembre de 1998..063 sólo requiere para la aplicación de las normas del tributo que el ejercicio cierre con posterioridad a la entrada en vigencia de la ley.063 -por cuyo título V se instituyó el tributo a la ganancia mínima presunta-. 2°. inc.. 6° y su cita). 99. 12.prescribió que las disposiciones respectivas "surtirán efecto (. Por lo tanto. 7°) Que. sentado ello. y que es adecuado. comprende a los finalizados el 31 de diciembre de 1998.desde que la ley comenzó a regir. de acuerdo con la interpretación que asignó al art. concluye a la medianoche de ese día.) para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley" (inc. habría establecido que surtiría efectos para los ejercicios que cerrasen con posterioridad a la fecha de entrada en vigencia de la ley o respecto de los que lo hiciesen al día siguiente en que ésta tuvo lugar. 12 sólo obedece al propósito de especificar el momento en que serían aplicables las disposiciones de cada uno de los distintos títulos de la ley. cabe afirmar que la ley. o bien el sentido más obvio al entendimiento común (Fallos: 320:2649. por lo cual la ley comenzó a regir el 31 de ese mes. Si la intención del legislador hubiese sido la de postergar de ese modo la aplicación del impuesto. El citado art. ya que. e. la parte demandada interpuso el recurso extraordinario que fue concedido parcialmente mediante el auto de fs. 3°) Que el recurso extraordinario planteado resulta formalmente procedente en tanto se encuentra debatida la interpretación y validez de normas de carácter federal. 2°) Que el a quo juzgó." resulta violatorio de lo establecido en la ley. instante a partir del cual se inicia el que comienza el 1° de enero del año siguiente. 5°) Que mediante el título V de la ley 25. disposiciones específicas respecto del momento en que "surtirían efecto" las normas referentes a las distintas materias sobre las que aquélla legisló. 12 de la ley 25. 182/182 vta. El art. A la misma conclusión llegó en lo relativo a la resolución (AFIP) 328/99. aduce que el decreto 1533/98 y la resolución AFIP 328/99 no adolecen de los vicios de inconstitucionalidad e ilegitimidad que les atribuyó el a quo. 12 de la ley 25.resultan aplicables las pautas de hermenéutica que establecen que cuando una ley es clara y no exige mayor esfuerzo interpretativo no cabe sino su directa aplicación (Fallos: 320:2145. cabe poner de relieve que el art. de la Constitución Nacional.que entre un ejercicio económico y el que lo sucede no hay solución de continuidad.

063. la comunicación prescripta por el art. en cuanto sujetaron a la actora a las normas del impuesto a la ganancia mínima presunta por el ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1998.ANTONIO BOGGIANO . se declara procedente el recurso extraordinario. Notifíquese. 12 de la ley 25. DISIDENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ Considerando: 1°) Que la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal modificó la sentencia dictada por el juez de grado y. y abstenerse de aplicarlas si las encuentran en oposición a ella. no se apartaron de lo dispuesto por la ley que creó el tributo. resultaba claro que sólo se encontraban alcanzados por el tributo aquellos ejercicios que cerraran a partir del 1° de enero de 1999. segunda parte. 3 de la ley 48).sostuvo que. como se señaló. los finalizados en el año 1998. FAYT . en consecuencia. lo expresado en el inc.respecto de los ejercicios cerrados con fecha 31 de diciembre de 1998. además de afirmar que era errónea la interpretación efectuada por el a quo en torno del art. o su letrado. en rigor. es evidente que no se configura en el caso un supuesto en el que resulte procedente la vía excepcional del amparo (conf. y se rechaza en este aspecto la demanda de amparo (art. esta Corte ha señalado que es principio elemental en nuestra organización constitucional la atribución que tienen y el deber en que se hallan los tribunales de justicia. de lo dispuesto por la norma surgía claro que el impuesto a la ganancia mínima presunta era aplicable a los ejercicios económicos cerrados el 31 de diciembre de 1998. de la interpretación del art.AUGUSTO CESAR BELLUSCIO .986 y 279 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).063. e del art. al disponer que los contribuyentes del gravamen deberían efectuar su ingreso tomando como base de cálculo los activos resultantes al cierre de los ejercicios económicos anuales que finalicen el 31 de diciembre de 1998.063 y por el art. 43 de la Constitución Nacional dispone expresamente que en el proceso de amparo el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva (Fallos: 321:1043 citado). . resultan violatorios de lo dispuesto por la ley 25.063 ya que.986). según su criterio. 2° de la Constitución Nacional. BOSSERT . situación en la que. 6°) Que es preciso recordar que. 6° de la ley 25. En tales condiciones. A ello cabe agregar.a fs.344. Por ello.GUSTAVO A. inc. por ende. se revoca la sentencia apelada en cuanto fue materia de agravios. devuélvanse los autos al tribunal de origen.ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI . de examinar las leyes en los casos concretos que se traen a su decisión. 43 de la Constitución Nacional y art. de la ley 48). 12 de la ley 25. por lo tanto. declaró la inconstitucionalidad del decreto 1533/98 y de la resolución 328/99 de la Administración Federal de Ingresos Públicos. cuanto la resolución 328/99 de la AFIP. 182/182 vta. practique la actora. F. 12 equivale a decir que la ley -en el aspecto que interesa en este pleito. entre otros). oído el señor Procurador General. 321:1043. EDUARDO MOLINE O´CONNOR . quedando excluidos. constituyendo esta atribución moderadora uno de los fines supremos y fundamentales del Poder Judicial Nacional (Fallos: 33:162. LOPEZ . con costas (arts. 99. En tal sentido expresó que tanto el decreto 1533/98. 1° de la ley 16. 5°) Que en sus agravios el apelante manifestó que no concurren en autos los requisitos que habilitan la vía del amparo. Fecho. se encuentran los finalizados el 31 de diciembre de 1998. 3°) Que contra lo así resuelto el representante del Estado Nacional y de la Administración Federal de Ingresos Públicos interpuso recurso extraordinario que fue concedido -parcialmente. 2°) Que el a quo -tras desestimar la inconstitucionalidad del impuesto en cuestión.9°) Que. que el art. Por lo tanto sostuvo que el decreto 1533/98 y la resolución (AFIP) 328/99 no adolecían de los vicios de inconstitucionalidad e ilegalidad atribuidos en la sentencia. inc. 4°) Que el remedio federal deducido es formalmente procedente en cuanto se encuentra debatida la interpretación y validez de normas de carácter federal y la sentencia ha sido adversa a las pretensiones que el recurrente funda en ellas (art.GUILLERMO A. en virtud del estrecho ámbito de debate y prueba que ofrece la acción de amparo. 10) Que. corresponde concluir que el decreto 1533/98 y la resolución (AFIP) 328/99. -en la medida que establece la obligación y modo de abonar anticipos del referido gravamen respecto de los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998-. 14. en cuanto aquí interesa. 14 de la ley 16.CARLOS S. comparándolas con el texto de la Constitución para averiguar si guardan o no conformidad con ésta. 16. en la medida que sus normas imponen la obligación de ingresar el impuesto a la ganancia mínima presunta -creado por la ley 25.será aplicable a los ejercicios que cierren a partir de su entrada en vigencia. art.ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ (en disidencia).

reformas respecto del régimen de los recursos de la seguridad social. sin perjuicio de crear. 12) Que a mayor abundamiento cabe tener en cuenta que cuando se trata de decidir acerca de la entrada en vigencia de una ley. creado por el título V de la ley 25. que se determinaría sobre la base de los activos resultantes de diez (10) ejercicios anuales cerrados a partir de la vigencia de la ley. del análisis del texto del art. no cabe duda que cuando se alude a los hechos gravados por el impuesto a la ganancia mínima presunta y hace mención a los cierres de ejercicio que se produjeron con posterioridad a la fecha indicada y se está refiriendo.7°) Que el Congreso de la Nación sancionó la ley 25. 313:254. 14) Que. Y esto es así.del proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo ya que en dicho texto se establecía la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta. 321: 1614. mas no con posterioridad a ella. para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley". entre muchos otros) y que cuando ésta no exige un esfuerzo de interpretación debe ser aplicada directamente. sino desde la medianoche en que termina el día de la fecha. conforme surge de lo expresado. el 31 de diciembre de 1998. y los plazos en días no se computan por momentos. si el legislador hubiera querido gravar los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998. además. esto es. la ley 25.063 en la que se establecieron modificaciones a las leyes de impuesto al valor agregado. e) para lo establecido en el título V.inc. lo habría hecho expresamente. f). la base de éste. En consecuencia. 13) Que en tales condiciones las disposiciones del impuesto a la ganancia mínima presunta. con prescindencia de consideraciones que excedan las circunstancias del caso expresamente contempladas por la norma (Fallos: 311:1042).063 entró en vigencia el 31 de diciembre de 1998. Por tales razones. el que opere a partir del 1° de enero de 1999. 11) Que en tal sentido. en lo atinente al modo de contar los intervalos del derecho. se indicó el hecho imponible. tal como sucedió en los casos mencionados más arriba. en este orden de ideas. si se tiene en cuenta que la ley 25. en cuanto al caso interesa.063 fue promulgada el 24 de diciembre de 1998 y publicada en el Boletín Oficial del 30 del mismo mes. en consecuencia. c). por lo demás. 9°) Que. en el título IX (art. Y. 319:1131. b). sobre los bienes personales. aplicable en todo el territorio de la Nación. aun en materia tributaria.. no cabe duda que entró en vigencia al día siguiente. Por lo demás. resulta que el legislador ha optado por diferentes momentos a partir de los cuales producirían efectos las distintas disposiciones: al momento de la entrada en vigencia de la ley (inc. exenciones. exclusivamente. resultan de aplicación inexcusable las disposiciones del Código Civil. es la consideración de . Al respecto surge de la doctrina que emana del art.063. a las ganancias. mediante el título V (art. artículo 6°. la Corte ha señalado reiteradamente que la primera regla de interpretación de la ley consiste en dar pleno efecto a la intención del legislador y la primera fuente para determinar esa voluntad es la letra de la ley (Fallos: 312:1098. 12 de la ley) se estableció que las disposiciones de ella entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y surtirían efecto: ". cuáles son los ejercicios que cerraron con posterioridad a esa fecha. etc. 12. la voluntad del legislador de apartarse -en ese punto. 8°) Que. 24 del código citado que "el día" es el intervalo completo que corre de medianoche a medianoche. o bien se determina expresamente el 31 de diciembre de 1998 para el cómputo de los bienes existentes a esa fecha (inc.. si el decreto reglamentario 1533/98 y resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos 328/99 fueron dictadas vulnerando derechos amparados por la Constitución Nacional. esta Corte tiene establecido que uno de los índices más seguros para verificar la razonabilidad de la inteligencia de una norma y su congruencia con el resto del sistema de que forma parte. ni por horas. 6° de la ley) se estableció la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta aplicable en todo el territorio del país por el plazo de diez (10) ejercicios anuales. y. los sujetos pasivos. o sea. una serie de nuevos tributos sobre los intereses pagados y el costo financiero del endeudamiento empresario. Refuerza tal afirmación. porque de lo contrario se estaría refiriendo a ejercicios cerrados "en la misma fecha" o "en forma concomitante" con la entrada en vigencia de la ley. 322:2321. sólo alcanzan y le son aplicables a aquellos ejercicios cerrados luego de la medianoche del día en que entraron en vigencia. 10) Que. al Código Aduanero. si conforme resulta de su propio texto. a aquellos en los que el cierre operó a partir del 1° de enero de 1999. la cuestión a resolver se circunscribe a determinar: a partir de qué momento comenzaron a tener efecto jurídico las disposiciones de este nuevo tributo. al año fiscal en curso al momento de entrada en vigencia de la ley (inc.

en primer término. devienen inconstitucionales al extender la aplicación del impuesto a la ganancia mínima presunta a un ejercicio no contemplado por la norma legal (art. 26 de junio de 2000. radica en sostener la inaplicabilidad de un impuesto. agregó. que la vía procesal escogida no resulta apta para albergar la pretensión de la actora. devuélvanse los autos al tribunal de origen. opino que corresponde admitir formalmente el recurso extraordinario interpuesto por la demandada a fs. 9 y 10 de la resolución (AFIP) 328/99. interpuso acción de amparo contra el Estado Nacional (Administración Federal de Ingresos Públicos . Por ello. c/ Poder Ejecutivo Nacional . S. 1533/99 s/ amparo ley 16. establecido en el título V de la Ley 25. por cuanto. ya que ésta.1.063. consecuentemente. Dinar Líneas Aéreas S. 9 y 10 de la Resolución General N° 328 de la AFIP-DGI y del art. si ella entró en vigencia el día siguiente al de su publicación -esto es. (T.A. Fecho. y surtirían efecto.A. es contradictoria con los arts.Dirección General Impositiva -en adelante AFIP-DGI-)..A. con efecto retroactivo a un ejercicio comercial comprendido entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 1998. dado que en la materia. Georgalos Hnos. se estaría admitiendo la posibilidad de gravar hechos acaecidos un año antes de su entrada en vigencia.I.986 Suprema Corte: La cuestión debatida en autos guarda sustancial analogía con la examinada en mi dictamen del día de la fecha. y de conformidad con lo dictaminado por el señor Procurador General de la Nación. 8.A. "Neumáticos Goodyear S.XXXIV. puesto que. in re D. 1 del decreto 1533/98 como los arts. el 31 de diciembre de 1998. o su letrado. 6° de la ley 25. 310:267 y -recientemente. estableció que sus disposiciones entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación. Cuestionó. en síntesis. 15) Que finalmente. 99 inc. el tributo debe ser aplicado en aquellos que cierran a partir del 1° de enero de 1999.ley 25. en virtud del cual no hay tributo válido sin ley formal emanada del congreso (nullum tributum sine lege).XXXVI. 12. Dinar Líneas Aéreas S. -II- A fs. 328/99-Dto.y sus disposiciones son aplicables a los ejercicios clausurados con posterioridad a su entrada en vigor. . fácil es advertir que la interpretación que mejor concilia con dicho principio y con los derechos de los contribuyentes en punto a sus consecuencias.N. en cuanto consideran que el impuesto sobre la ganancia mínima presunta. le obligan a realizar anticipos en relación a dicho período. 24 y concordantes del Código Civil en cuanto al modo de contar los intervalos del Derecho.M E y O S P . L. la comunicación prescripta por el art. c/ AFIP -DGI-Resol. sentencia del 9 de noviembre de 2000). 8° de la ley 16.986. artículo 6°. se declara formalmente procedente el recurso extraordinario y se confirma la sentencia. es manifiesto que tanto el art. 150/153 en cuanto fue materia de apelación.sus consecuencias (Fallos: 234:482. la interpretación que surge de las citadas normas respecto a cuál es el primer ejercicio gravado por el título V de la Ley 25. a su entender.A. para los ejercicios que cierren con posterioridad a la referida entrada en vigor. 1° del Decreto 1533/98 del Poder Ejecutivo Nacional. 2/5. En tal sentido. La interpretación realizada por las normas reglamentarias.344. ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ.063. NICOLAS EDUARDO BECERRA Suprema Corte: -I- A fs. rige el principio de legalidad. la AFIP presentó el Informe del art. 2 de la Constitución Nacional). En virtud de ello. 8659-A) c/ A. practique la actora. Sostuvo que ambos reglamentos exceden lo fijado por la mencionada ley.F. Con costas.N. 65/72. alcanza a los ejercicios comerciales cerrados al 31 de diciembre de 1998 y. Buenos Aires. 156/171 y confirmar la sentencia de fs. 8. a fin de que se declare la inconstitucionalidad de los arts.986 y sostuvo. en relación a lo establecido en el título V.A.18.C. en su art.063 s/Amparo-Ley 16. Notifíquese.

menos aún. los demás supuestos relativos a otros tributos. rige la regla solve et repete. Ello es así.063 entró en vigencia a partir de la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y que. en forma manifiesta. a las 24 horas. en materia tributaria. 1° de la ley 16. por ende. se ha visto perjudicado en virtud de la brevedad de los plazos procesales aplicables.En este sentido. a). en el lenguaje común. Concluyó que. del cual surge la voluntad legislativa. 12 citado resulta sustancialmente análogo al art. requisito establecido por su art. en forma expresa. luego. inc. Sin embargo. condición que no se reúne en el sub examine. en el caso. 108/111. Por último. por cuanto el ejercicio de las actividades estatales y el funcionamiento de sus instituciones no pueden quedar supeditados a la voluntad de los contribuyentes. en cuanto establecen que los plazos de días se contarán desde la medianoche en que termina el día de su fecha (art. por cuanto la misma ley estableció. expresó que. no caben dudas que la ley entró en vigor a la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y que. sostuvo que el art. al no resultar manifiesto el eventual exceso reglamentario atribuido a las normas cuestionadas. Consideró que asiste razón a la demandada. 2°. Asimismo. 10 del proyecto de ley que oportunamente el Poder Ejecutivo Nacional remitió al Congreso. 82/84. determinar el concepto de posterior a su juicio. su derecho de defensa que. el cual le permitiría ejercer. -IV- A fs. la actora cerró su ejercicio el mismo día de entrada en vigencia de la ley y no con posterioridad. el tema discutido remite a la interpretación de ciertos preceptos del Código Civil y que. al distinguir expresamente el momento en que entra en vigor la ley de aquél a partir del cual ésta comenzaría a surtir efectos. en los que surtiría efectos a partir del 1 de enero de 1999. que no admite esta acción en tanto Aexistan recursos o remedios judiciales o administrativos que permitan obtener la protección del derecho o garantía constitucional de que se trate. de la ley de amparo.G. están gravados. en caso de disconformidad. sin limitaciones. Señaló que el Legislador. III A fs. dijo que tanto el art. quienes están obligados a pagar tempestivamente sus impuestos y. que debe estarse a los remedios que la ley 11. expresó que la vía elegida no resulta idónea para la protección de los derechos que se dicen afectados. de manera tal que.683. 24 de dicho Código) y. por tratarse de una cuestión opinable. el cierre de un ejercicio económico realizado ese día. a su entender. en cuanto obligan a la actora a tributar el impuesto a la ganancia mínima presunta por el ejercicio fiscal cerrado el 31 de diciembre de 1998. los ejercicios concluidos ese mismo día. en relación a la vigencia de la ley y sus efectos. . A su entender. lo hizo teniendo en cuenta tanto la presumible fecha de publicación en el Boletín Oficial como su aplicación a los ejercicios que cerrarían hasta el 31 de diciembre de 1998. e). Así. la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal revocó la sentencia de la instancia anterior. al efecto de establecer cuáles son los ejercicios comprendidos por la norma.063 y. 43 de la Constitución Nacional como el art.683 establece. 12. Por último y. como ordenamiento específico en materia tributaria. afirmó que tal interpretación debe realizarse tomando en cuenta la normas del Código Civil. sostuvo la legitimidad de las normas impugnadas. Expresó que la Ley 25. plantearla en un juicio posterior. las normas impugnadas no padecen el vicio endilgado y. en términos jurídicos. Entendió que la acción incoada encuentra el valladar del art. con cita del precedente de Fallos: 308:2143. Manifestó que el remedio idóneo para impugnar la constitucionalidad de los reglamentos en crisis es el juicio ordinario. cualquier otro momento de ese día es posterior a su inicio. centró la cuestión en dilucidar el momento en que inició su vigencia la Ley 25. por lo tanto. el Juez Federal de Primera Instancia hizo lugar a la demanda y declaró la inconstitucionalidad del Decreto N° 1533 y de la R.986 establecen que la vía del amparo sólo es procedente ante un acto u omisión afectado de arbitrariedad o ilegalidad manifiestas. por tal razón. puesto que cerraron con posterioridad a la vigencia de la ley. inc.063 tomó vigencia a la cero hora del 31 de diciembre de 1998 y. pues la Ley 25. en cuanto al fondo del asunto. sostuvo que el amparo es un remedio excepcional que no procede cuando se cuestionan las facultades de policía y tributarias. En segundo término. debe considerarse que es posterior. N° 328/99 de la AFIP. las normas reglamentarias cuestionadas resultan inconstitucionales por cuanto van más allá de lo previsto por la ley. Para así decidir. por las vías de la ley 11. Agregó.

es menester destacar que la discusión del sub lite es de puro derecho. a). consulta no vinculante. señala que es errónea la interpretación efectuada por el a quo. sino que tampoco indicó. 115/121. la vía del amparo resulta idónea para resolver la cuestión.289. inc. estimo relevante tener en cuenta lo expresado por V. ya que los procedimientos de la ley de rito fiscal no brindan una adecuada garantía para sus derechos ilegítimamente vulnerados. al estimar que el eventual exceso reglamentario en que habría incurrido la Administración no resulta manifiesto y. ya que involucra la interpretación de los reglamentos cuestionados. 14. cuáles son aquéllos de los que se vio frustrada. -VI- Estimo que el recurso impetrado resulta formalmente admisible. la vía residual del amparo se verá desplazada cuando se demuestre la existencia de un recurso judicial que sea más idóneo. a lo que se suma la existencia de un procedimiento específico de impugnación para los asuntos tributarios. cuál de los procedimientos judiciales previstos por la ley de rito fiscal resulta más idónea que la vía intentada para salvaguardar los derechos de la actora y poder así declara su improcedencia. más rápido o que resulte con mejor aptitud procesal para lograr la plena restitución del derecho o garantía constitucional lesionados. entonces. ni expuesto el tribunal a quo en su decisorio. En primer lugar. si bien referido al art. es menester analizar la procedencia de la vía elegida por la actora para ventilar la cuestión. del art. Debo advertir. puesto que no se trató allí de una acción de amparo. de la ley 48). 2°. De esta forma. etc.063. Por otro lado. toda vez que el a quo ha negado su procedencia. En este sentido. no resulta pertinente. puesto que -en su inteligencia. sino que el intervalo siguiente es el día 1 de enero de 1999. Aduce que el decisorio apelado consagra una solución contraria a la aplicación de la Ley 25. -VII- Ante todo. sino de un pronunciamiento referido a la procedencia de la acción declarativa de certeza (art. por lo tanto. ni el detrimento específico que sufrió en su derecho de defensa. 322. resulta que no ha invocado la demandada. 24 y concordantes del Código Civil. ya que a partir de la causa registrada en Fallos: 301:606. puesto que tal doctrina fue prontamente desechada por el Tribunal. Y. 43 de la Constitución Nacional reformada. no sólo no ha ofrecido ni aportado elemento probatorio alguno a la causa. En este orden de ideas. d) de la Ley 16. c/ Estado Nacional s/ acción de amparo). Expresa que. contrariamente a lo sentado por el a quo. al considerar que la existencia de una ley instrumental específica que regla las relaciones tributarias hace que la tramitación de esos asuntos deba ajustarse a sus preceptos (vgr.. en segundo término. Ello así. -V- Disconforme. vale descartarlo.063 y de la aplicación de lo dispuesto por los arts. la actora interpuso el recurso extraordinario que luce a fs. de la ley 16.986.XXXV.A.986 -al igual que toda la ley de amparo. realizada por la Cámara para fundar la improcedencia de la vía elegida. donde el Tribunal desestimó dicho cauce procesal. cuando sostuvo que el debate sobre la constitucionalidad de una norma es admisible en el ámbito del . De allí que no pueda fijarse un instante cualquiera siguiente a la cero hora del día 31 de diciembre de 1998 para establecer los ejercicios abarcados por el gravamen.debe ser interpretado a la luz del art.E. en cuanto a la manera de contar los intervalos del derecho. 12 de la Ley 25. en forma concreta. Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). ya que el instante posterior a la entrada en vigor de la ley no puede reputarse que sea otro que el día siguiente. Famyl S. tampoco las partes han propuesto u ofrecido. en tanto se ha puesto en tela de juicio la inteligencia de normas de carácter federal y la sentencia definitiva del superior tribunal de la causa ha sido contraria al derecho que el recurrente ha sustentado en ellas (art. inc. por cuanto otorga validez a disposiciones administrativas contrapuestas a su letra y extiende el tributo a un período no contemplado por el Legislador. inc.). No es preciso entonces realizar diligencia probatoria alguna que. 2°. mientras se reúnan los requisitos específicamente previstos para tal cauce procesal. de manera fundada. que ha establecido la procedencia de la acción siempre que no exista otro remedio judicial más idóneo (conf. in re Leonardo Antonio Newland v. L. dictamen del 5 de noviembre de 1999 en la causa F. En tal sentido. 29 y concordantes del Código Civil. si bien la demandada ha alegado que la exigüidad de los plazos le ha privado de la posibilidad de ofrecer y producir la prueba que hace a su derecho. su indagación requeriría de mayor amplitud de debate y prueba. 3°. Ha sostenido este Ministerio Público que el art. recursos de apelación ante la determinación de oficio.resultan aplicables los artículos 24. Provincia de Santiago del Estero ha sido admitida pacíficamente la procedencia de la acción declarativa en materia tributaria (federal y local). en relación a cuestiones impositivas. que la cita de Fallos: 308:2147.

como los arts.. en determinar cuáles son los ejercicios que cerraron con posterioridad a su entrada en vigencia. tengo para mí que esta interpretación es la que mejor se concilia con los derechos de los contribuyentes. 27 y concordantes del Código Civil. La ley fue promulgada el día 24 de diciembre de 1998 y publicada el 30 del mismo mes. entonces. tengo para mí que todo hecho acaecido durante ese mismo día habrá ocurrido en forma concomitante o coincidente con su entrada en vigor. del 27 de marzo de 1998-. Por otra parte. -IX- Por lo expuesto.063 estableció que sus disposiciones entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.no hubiera hecho falta aclaración o disposición adicional alguna.G. opino que corresponde revocar la sentencia apelada en cuanto ha sido materia de recurso. en forma retroactiva. El problema estriba. así como la función de esta Corte de preservar la supremacía constitucional (art. y que cuando ésta no exige esfuerzo de interpretación debe ser aplicada directamente. el 31 de diciembre de 1998. exclusivamente. conforme los arts. Fallos: 308:1745. 24. mas no en forma posterior a ella. Pero. 12. 24.. esto es. estimo que la vía intentada resulta admisible. cabe señalar que el art. artículo 6°. puede señalarse que el Legislador utilizó un criterio diferente al de otros incisos del mismo art. Ninguna duda cabe que comenzó su vigencia al día siguiente. que se determinará sobre la base de los activos resultantes de los diez (10) ejercicios anuales cerrados a partir de la vigencia de la ley. en los cuales expresamente se refiere: o bien al momento mismo de entrada en vigencia de la ley (inc. aplicable en todo el territorio de la Nación. o bien se determina expresamente el 31 de diciembre de 1998 para el cómputo de los bienes existentes a esa fecha (inc. Arribados a este punto.. lo hubiera establecido expresamente. Código Civil). c). 8°.. que si el Legislador hubiera querido gravar los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998. resulta manifiesto que tanto el art. 12 de la Ley 25. 9° y 10 de la R. al poner a salvo de toda posible aplicación de un gravamen con vigencia al día 31 de diciembre de 1998. si la ley entró en vigencia el 31 de diciembre de 1998. explícitos o implícitos. 31 y 100 de la ley Fundamental) (Fallos: 315:1513. no resulta una inteligencia permitida en Derecho... apoyo el convencimiento de la solución que propugno en que los términos utilizados por la propia ley denotan algo diverso al mero momento en que entró en vigencia la ley. b). que el gravamen se aplicaría para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley. considerando 13). De otro lado. puesto que si su intención era que lo dispuesto en el art. Por ende y. salvo disposición legal en contrario. Ha señalado reiteradamente el Tribunal que la primera regla de interpretación de las leyes es dar pleno efecto a la intención del Legislador y la primera fuente para determinar esa voluntad es la letra de la ley (conf. Entender que la ley ha entrado en vigencia a la hora cero de un día y que todo momento ulterior de ese mismo día es posterior a su vigencia. establecido en el título V. Por lo aquí expuesto y.proceso de amparo cuando en el momento de dictar sentencia se pudiese establecer si las disposiciones impugnadas resultan o no clara. f). conforme se indica infra en cuanto a la ilegitimidad de las normas reglamentarias impugnadas. a un ejercicio comercial de inminente cierre. (art. 312:1098. entre otros). palmaria o manifiestamente violatorias de las garantías constitucionales que este remedio tiende a proteger [. 12. con prescindencia de consideraciones que excedan las circunstancias del caso expresamente contempladas por la norma (Fallos: 311:1042). en lo referido al impuesto a la ganancia mínima presunta. 313:254. 6° surtiera efecto al día siguiente de su publicación -que es el supuesto normal previsto en el encabezado del art. 1° del Decreto 1533/98. conforme con su texto. o bien al año fiscal en curso al momento de entrada en vigencia de la ley (inc. al extender el gravamen de marras hacia un ejercicio no contemplado por la norma legal. pues implica fraccionar un plazo o intervalo de tiempo. 12. A mayor abundamiento.. resultan ilegítimos. tal como lo hizo en los supuestos recién indicados. lapsos que. -VIII- Con respecto al fondo de la cuestión. ya que El día es el intervalo entero que corre de medianoche a medianoche. . Pienso.] Impedir este análisis en el amparo es contrariar las disposiciones legales que lo fundan al establecerlo como remedio para asegurar la efectiva vigencia de los derechos constitucionales. n° 328/99 de la AFIP-DGI. Resulta también pertinente resaltar que el Legislador se apartó del texto del proyecto de ley enviado oportunamente por el Poder Ejecutivo Nacional -mensaje n° 354. son continuos y completos.. e) del citado art. Allí se decía que En el título VI se contempla la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta. dispuso en el inc.

considerando 6° y su cita). sentado ello.. instante a partir del cual se inicia el que comienza el 1° de enero del año siguiente. El citado art.que entre un ejercicio económico y el que lo sucede no hay solución de continuidad.063 se estableció el impuesto a la ganancia mínima presunta. según las razones que expone. 7°) Que.es adversa al derecho que el recurrente sustenta en ellas.A.Buenos Aires.M° E Y OSP . concluye a la medianoche de ese día.C. ya que. que los ejercicios cerrados en el año 1998 no quedaron alcanzados por ese impuesto.los activos resultantes al cierre de sus ejercicios anuales que finalicen el 31 de diciembre de 1998. Tal publicación tuvo lugar el 30 de diciembre de 1998. 3°) Que el recurso extraordinario planteado resulta formalmente procedente en tanto se encuentra debatida la interpretación y validez de normas de carácter federal. el que cierra el 31 de diciembre. al cerrarse el ejercicio que expiró el 31 de diciembre de 1998 ya se encontraba en vigor el impuesto a la ganancia mínima presunta. . y que es adecuado. en cuanto dispone que las normas del impuesto a la ganancia mínima presunta surtirán efectos para los ejercicios que cierren con posterioridad a su entrada en vigencia. A la misma conclusión llegó en lo relativo a la resolución (AFIP) 328/99. de lo dispuesto en esa norma resulta claramente que el impuesto a la ganancia mínima presunta es aplicable a los ejercicios económicos cerrados el 31 de diciembre de 1998. y la sentencia del superior tribunal de la causa -que ocasiona al apelante un gravamen de insusceptible reparación ulterior pues le impide exigir a la actora el impuesto correspondiente al ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1998 por otro medio procesal. aduce que el decreto 1533/98 y la resolución AFIP 328/99 no adolecen de los vicios de inconstitucionalidad e ilegitimidad que les atribuyó el a quo.063. 6°) Que en lo que respecta al modo como debe interpretarse la mencionada norma -en particular la palabra "posterioridad". afirma que es errónea la interpretación efectuada por el a quo del art.) para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley" (inc. 12 (título IX) de esa ley dispuso que ella entraría en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial. considerando 4° y sus citas). en principio. además.063 -por cuyo título V se instituyó el tributo a la ganancia mínima presunta-.resultan aplicables las pautas de hermenéutica que establecen que cuando una ley es clara y no exige mayor esfuerzo interpretativo no cabe sino su directa aplicación (Fallos: 320:2145. en cuanto estableció la obligación de abonar anticipos por el referido gravamen respecto de los ejercicios cerrados el 31 de diciembre de 1998. 6° y su cita). cons. por lo cual la ley comenzó a regir el 31 de ese mes. 2°. comprende a los finalizados el 31 de diciembre de 1998. de la Constitución Nacional. dar a las palabras de la ley el significado que tienen en el lenguaje común (Fallos: 302:429. al modificar lo decidido en la anterior instancia. declaró la inconstitucionalidad del decreto 1533/98 y de la resolución 328/99 de la Administración Federal de Ingresos Públicos en cuanto imponen la obligación de ingresar el impuesto a la ganancia mínima presunta respecto de los ejercicios cerrados el 31 de diciembre de 1998.prescribió que las disposiciones respectivas "surtirán efecto (. ya que el gravamen sólo sería aplicable a los que lo hicieran a partir del 1° de enero del año siguiente. 4°) Que el apelante. 182/182 vta. 12 de la ley 25.A. y en el art. Considerando: 1°) Que contra la sentencia de la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal que. Por lo tanto. 20 de febrero de 2001. S..ley 25. en su concepto. Vistos los autos: Georgalos Hnos.. 12 incluyó. NICOLAS EDUARDO BECERRA Buenos Aires. 2°) Que el a quo juzgó. 99." resulta violatorio de lo establecido en la ley. en lo que interesa. En lo atinente al punto que interesa en el sub examine -el impuesto a la ganancia mínima presunta. Es indudable entonces que. 12 de la ley 25. inc.. cabe afirmar que la ley. de tal manera. tras sostener que no concurren en autos las circunstancias habilitantes de la vía del amparo. en la medida en que dispuso que el tributo se calcularía "tomando como base. El art.063 y otro s/ amparo-ley 16. admitió parcialmente la acción de amparo y. de acuerdo con la interpretación que asignó al art. o bien el sentido más obvio al entendimiento común (Fallos: 320:2649. En tal sentido debe tenerse presente -como acertadamente lo puntualiza el representante del Fisco Nacional. c/ PEN .. disposiciones específicas respecto del momento en que "surtirían efecto" las normas referentes a las distintas materias sobre las que aquélla legisló.I. e). 5°) Que mediante el título V de la ley 25. Por lo tanto. 26 de junio de 2000.986". el decreto 1533/98.. la parte demandada interpuso el recurso extraordinario que fue concedido parcialmente mediante el auto de fs.

se declara procedente el recurso extraordinario. o su letrado.344. segunda parte. Fecho. por lo que la conclusión a la que llegó el a quo carece de apoyo en el texto legal.063. 16. por lo tanto.063 y por el art. además de afirmar que era errónea la interpretación efectuada por el a quo en torno del art. y se rechaza en este aspecto la demanda de amparo (art. LOPEZ .sostuvo que. 5°) Que en sus agravios el apelante manifestó que no concurren en autos los requisitos que habilitan la vía del amparo. 12. Por lo demás. situación en la que. 14 de la ley 16. al disponer que los contribuyentes del gravamen deberían efectuar su ingreso tomando como base de cálculo los activos resultantes al cierre de los ejercicios económicos anuales que finalicen el 31 de diciembre de 1998. En tales condiciones. 2°) Que el a quo -tras desestimar la inconstitucionalidad del impuesto en cuestión. -en la medida que establece la obligación y modo de abonar anticipos del referido gravamen respecto de los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998-. 14. no se apartaron de lo dispuesto por la ley que creó el tributo. sin que pueda extraerse conclusión válida sobre el punto controvertido en estos autos de la circunstancia de que lo previsto en alguno de sus incisos no difiera con lo que resultaría de la directa aplicación de lo prescripto al comienzo de su primer párrafo. No exige que transcurra el intervalo de un día -ni plazo alguno. e. EDUARDO MOLINE O´CONNOR . art. la comunicación prescripta por el art.respecto de los ejercicios cerrados con fecha 31 de diciembre de 1998. es evidente que no se configura en el caso un supuesto en el que resulte procedente la vía excepcional del amparo (conf. por ende. oído el señor Procurador General.será aplicable a los ejercicios que cierren a partir de su entrada en vigencia.GUSTAVO A.063 sólo requiere para la aplicación de las normas del tributo que el ejercicio cierre con posterioridad a la entrada en vigencia de la ley.ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI . de lo dispuesto por la norma surgía claro que el impuesto a la ganancia mínima presunta era aplicable . y no se adecua a las pautas de hermenéutica a las que anteriormente se hizo referencia. 182/182 vta. se revoca la sentencia apelada en cuanto fue materia de agravios. 9°) Que. de la ley 25. 1° de la ley 16. cuanto la resolución 328/99 de la AFIP. corresponde concluir que el decreto 1533/98 y la resolución (AFIP) 328/99. 12 de la ley 25. de la ley 48). como se señaló. e del art. inc.CARLOS S. según su criterio. no adoptó ninguna de tales fórmulas. 4°) Que el remedio federal deducido es formalmente procedente en cuanto se encuentra debatida la interpretación y validez de normas de carácter federal y la sentencia ha sido adversa a las pretensiones que el recurrente funda en ellas (art. en cuanto sujetaron a la actora a las normas del impuesto a la ganancia mínima presunta por el ejercicio cerrado el 31 de diciembre de 1998. 2° de la Constitución Nacional. practique la actora. En tal sentido expresó que tanto el decreto 1533/98. declaró la inconstitucionalidad del decreto 1533/98 y de la resolución 328/99 de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Por ello.063 ya que. con costas (arts. F. en consecuencia.8°) Que con relación a lo expuesto. devuélvanse los autos al tribunal de origen.desde que la ley comenzó a regir. Como se señaló. resultaba claro que sólo se encontraban alcanzados por el tributo aquellos ejercicios que cerraran a partir del 1° de enero de 1999.a fs. Notifíquese. Si la intención del legislador hubiese sido la de postergar de ese modo la aplicación del impuesto. 12 de la ley 25. 99. inc. en rigor. inc. en la medida que sus normas imponen la obligación de ingresar el impuesto a la ganancia mínima presunta -creado por la ley 25. 3 de la ley 48).986). FAYT . la técnica adoptada por el legislador en el art. lo expresado en el inc. habría establecido que surtiría efectos para los ejercicios que cerrasen con posterioridad a la fecha de entrada en vigencia de la ley o respecto de los que lo hiciesen al día siguiente en que ésta tuvo lugar. en virtud del estrecho ámbito de debate y prueba que ofrece la acción de amparo.GUILLERMO A. resultan violatorios de lo dispuesto por la ley 25. 10) Que.986 y 279 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). BOSSERT .ANTONIO BOGGIANO . 12 equivale a decir que la ley -en el aspecto que interesa en este pleito. 12 sólo obedece al propósito de especificar el momento en que serían aplicables las disposiciones de cada uno de los distintos títulos de la ley. 6° de la ley 25. DISIDENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ Considerando: 1°) Que la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal modificó la sentencia dictada por el juez de grado y. de la interpretación del art. cabe poner de relieve que el art. se encuentran los finalizados el 31 de diciembre de 1998. 3°) Que contra lo así resuelto el representante del Estado Nacional y de la Administración Federal de Ingresos Públicos interpuso recurso extraordinario que fue concedido -parcialmente.ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ (en disidencia).063. 43 de la Constitución Nacional y art. los finalizados en el año 1998. quedando excluidos.AUGUSTO CESAR BELLUSCIO .

porque de lo contrario se estaría refiriendo a ejercicios cerrados "en la misma fecha" o "en forma concomitante" con la entrada en vigencia de la ley. la voluntad del legislador de apartarse -en ese punto. 11) Que en tal sentido. se indicó el hecho imponible.063. 13) Que en tales condiciones las disposiciones del impuesto a la ganancia mínima presunta. 313:254. 12 de la ley) se estableció que las disposiciones de ella entrarían en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial y surtirían efecto: ". etc. 24 del código citado que "el día" es el intervalo completo que corre de medianoche a medianoche. y. sino desde la medianoche en que termina el día de la fecha. aplicable en . si el decreto reglamentario 1533/98 y resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos 328/99 fueron dictadas vulnerando derechos amparados por la Constitución Nacional. cuáles son los ejercicios que cerraron con posterioridad a esa fecha. e) para lo establecido en el título V. 43 de la Constitución Nacional dispone expresamente que en el proceso de amparo el juez podrá declarar la inconstitucionalidad de la norma en que se funde el acto u omisión lesiva (Fallos: 321:1043 citado). 6°) Que es preciso recordar que. entre muchos otros) y que cuando ésta no exige un esfuerzo de interpretación debe ser aplicada directamente. la ley 25. 321:1043. Por tales razones. no cabe duda que cuando se alude a los hechos gravados por el impuesto a la ganancia mínima presunta y hace mención a los cierres de ejercicio que se produjeron con posterioridad a la fecha indicada y se está refiriendo. el 31 de diciembre de 1998. sólo alcanzan y le son aplicables a aquellos ejercicios cerrados luego de la medianoche del día en que entraron en vigencia. a las ganancias. conforme surge de lo expresado. reformas respecto del régimen de los recursos de la seguridad social. mas no con posterioridad a ella. mediante el título V (art. si conforme resulta de su propio texto. 10) Que. entre otros). en consecuencia. 12) Que a mayor abundamiento cabe tener en cuenta que cuando se trata de decidir acerca de la entrada en vigencia de una ley. aun en materia tributaria. a aquellos en los que el cierre operó a partir del 1° de enero de 1999. A ello cabe agregar. el que opere a partir del 1° de enero de 1999. esto es.del proyecto original enviado por el Poder Ejecutivo ya que en dicho texto se establecía la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta.063 fue promulgada el 24 de diciembre de 1998 y publicada en el Boletín Oficial del 30 del mismo mes. Y. Por lo tanto sostuvo que el decreto 1533/98 y la resolución (AFIP) 328/99 no adolecían de los vicios de inconstitucionalidad e ilegalidad atribuidos en la sentencia. artículo 6°.a los ejercicios económicos cerrados el 31 de diciembre de 1998. 7°) Que el Congreso de la Nación sancionó la ley 25.. esta Corte ha señalado que es principio elemental en nuestra organización constitucional la atribución que tienen y el deber en que se hallan los tribunales de justicia. 322:2321. de examinar las leyes en los casos concretos que se traen a su decisión. 8°) Que. 6° de la ley) se estableció la creación de un impuesto a la ganancia mínima presunta aplicable en todo el territorio del país por el plazo de diez (10) ejercicios anuales. en este orden de ideas. exclusivamente.063 entró en vigencia el 31 de diciembre de 1998. además. comparándolas con el texto de la Constitución para averiguar si guardan o no conformidad con ésta. y los plazos en días no se computan por momentos. la base de éste. constituyendo esta atribución moderadora uno de los fines supremos y fundamentales del Poder Judicial Nacional (Fallos: 33:162. no cabe duda que entró en vigencia al día siguiente. en lo atinente al modo de contar los intervalos del derecho. Y esto es así. sin perjuicio de crear. o sea. en el título IX (art. que el art. sobre los bienes personales. 321: 1614. en cuanto al caso interesa. y abstenerse de aplicarlas si las encuentran en oposición a ella.. Al respecto surge de la doctrina que emana del art. 9°) Que. en cuanto aquí interesa.063 en la que se establecieron modificaciones a las leyes de impuesto al valor agregado. la Corte ha señalado reiteradamente que la primera regla de interpretación de la ley consiste en dar pleno efecto a la intención del legislador y la primera fuente para determinar esa voluntad es la letra de la ley (Fallos: 312:1098. Refuerza tal afirmación. resultan de aplicación inexcusable las disposiciones del Código Civil. creado por el título V de la ley 25. 319:1131. los sujetos pasivos. la cuestión a resolver se circunscribe a determinar: a partir de qué momento comenzaron a tener efecto jurídico las disposiciones de este nuevo tributo. una serie de nuevos tributos sobre los intereses pagados y el costo financiero del endeudamiento empresario. para los ejercicios que cierren con posterioridad a la entrada en vigencia de esta ley".inc. ni por horas. al Código Aduanero. con prescindencia de consideraciones que excedan las circunstancias del caso expresamente contempladas por la norma (Fallos: 311:1042). exenciones. si se tiene en cuenta que la ley 25.

esta Corte tiene establecido que uno de los índices más seguros para verificar la razonabilidad de la inteligencia de una norma y su congruencia con el resto del sistema de que forma parte.344. si el legislador hubiera querido gravar los ejercicios cerrados al 31 de diciembre de 1998. al año fiscal en curso al momento de entrada en vigencia de la ley (inc. o bien se determina expresamente el 31 de diciembre de 1998 para el cómputo de los bienes existentes a esa fecha (inc. del análisis del texto del art. En tal sentido. practique la actora. 1 del decreto 1533/98 como los arts. rige el principio de legalidad. 15) Que finalmente. que se determinaría sobre la base de los activos resultantes de diez (10) ejercicios anuales cerrados a partir de la vigencia de la ley. Con costas. por lo demás. Notifíquese. 12. o su letrado. fácil es advertir que la interpretación que mejor concilia con dicho principio y con los derechos de los contribuyentes en punto a sus consecuencias. En consecuencia.N. con efecto retroactivo a un ejercicio comercial comprendido entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 1998. es manifiesto que tanto el art. por cuanto.XXXIV. la comunicación prescripta por el art. Fecho. "Neumáticos Goodyear S. 8659-A) c/ A.A. 2 de la Constitución Nacional). tal como sucedió en los casos mencionados más arriba. 6° de la ley 25. devienen inconstitucionales al extender la aplicación del impuesto a la ganancia mínima presunta a un ejercicio no contemplado por la norma legal (art. devuélvanse los autos al tribunal de origen.todo el territorio de la Nación. 310:267 y -recientemente. c). radica en sostener la inaplicabilidad de un impuesto. 9 y 10 de la resolución (AFIP) 328/99. Por ello.A. f). b). se estaría admitiendo la posibilidad de gravar hechos acaecidos un año antes de su entrada en vigencia. 8. (T. es la consideración de sus consecuencias (Fallos: 234:482. lo habría hecho expresamente. se declara formalmente procedente el recurso extraordinario y se confirma la sentencia. y de conformidad con lo dictaminado por el señor Procurador General de la Nación.N. Por lo demás. resulta que el legislador ha optado por diferentes momentos a partir de los cuales producirían efectos las distintas disposiciones: al momento de la entrada en vigencia de la ley (inc. . 14) Que. dado que en la materia. en virtud del cual no hay tributo válido sin ley formal emanada del congreso (nullum tributum sine lege).18..F. 99 inc. ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ. sentencia del 9 de noviembre de 2000).