You are on page 1of 27

Artículos de investigación en ciencias sociales en salud

Un modelo para armar:
Una propuesta metodológica para abordar
el estudio comparativo de la historia de la salud pública,
de las profesiones de la salud y de sus relaciones
de doble vía con la sociedad
A Model to Assemble:
A Methodological Proposal to Address the Comparative Study of the History of Public Health, Health
Professions and their Two-Way Relationships with Society

Um modelo para armar:
Uma proposta metodológica para abordar o estudo comparativo da história da saúde pública, das
profissões da saúde e de suas relações de via dupla com a sociedade

Quevedo E, MD, PhD1, Hernández M, MD, MsC, PhD2, Cortés C, MsC, PhD(c)3, Eslava JC, MD, MsC4

Recibido: 15 de mayo de 2013 • Aceptado: 20 de octubre de 2013

Para citar este artículo: Quevedo E, Hernández M, Cortés C, Eslava JC. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio
comparativo de la historia de la salud pública, de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad.
Rev Cienc Salud 2013;11(3):295-321

Resumen
Objetivo. El artículo presenta la propuesta teórico-metodológica que, a partir de elementos ya traba-
jados previamente, se construyó durante la primera fase de un proyecto de largo alcance que busca
elaborar una historia comparada de la medicina y la salud pública en América Latina. Metodología.
Para exponer dicha propuesta, en un primer momento se elabora un breve balance historiográfico
de la literatura existente sobre la historia de la medicina y de la salud pública en América Latina; en

Profesor Titular de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud y de la Escuela de Ciencias Humanas, director del Grupo de Estu-
1

dios Sociales de las Ciencias, las Tecnologías y las Profesiones, Universidad del Rosario, Bogotá. emilio.quevedo3@gmail.com
Profesor asociado de la Facultad de Medicina, líder del Grupo de Estudios Sociohistóricos de la Salud y la Protección Social, Universidad
2

Nacional de Colombia, Bogotá. mariohernandez62@gmail.com
Profesora auxiliar de la Escuela de Ciencias Humanas e investigadora del Grupo de Estudios Sociales de las Ciencias, las Tecnolo-
3

gías y las Profesiones de la Universidad del Rosario, Bogotá. clauco4@yahoo.co
Profesor asistente de la Facultad de Medicina, investigador del Grupo de Estudios Sociohistóricos de la Salud y la Protección so-
4

cial, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. solracnauj2@yahoo.co

Rev. Cienc. Salud. 11 (3): 295-321 / 295

Quevedo E, Hernández M, Cortés C, Eslava JC

un segundo momento, se plantea una reconfiguración del concepto de ‘campo de la salud’, basada
en un análisis crítico del concepto, y que se va perfilando como el marco de referencia para un pro-
grama de investigación en estudios sociales de la salud de largo plazo, en la Universidad del Rosario,
programa en el cual se enmarca este proyecto comparativo; y, en un tercer momento, se presentan
los lineamientos generales de la propuesta sobre la que se sustentará el proyecto. Resultados: Como
resultado final se presenta una matriz que se estructuró a partir de todos los elementos teórico-
metodológicos articulados en este estudio historiográfico. Dicha matriz está compuesta de nueve
atributos y sus correspondientes categorías, que se utilizarán para llevar a cabo la segunda fase del
proyecto comparativo de la historia de la medicina y la salud pública. La matriz se usará tanto para
guiar la búsqueda de la información histórica como para llevar a cabo el análisis y la comparación
conclusión.

Palabras clave: historia comparada, historia de la medicina, historia de la salud pública, América
Latina, campo de la salud.

Abstract
The article shows the theoretical and methodological proposal that, grounded in previous studies,
was built during the first phase of a long-term project that seeks to develop a comparative history
of medicine and public health in Latin America. For laying out purposes, this article initially de-
velops a brief historiographical overview of the literature on the history of medicine and public
health in Latin America. It then proposes a reconfiguration of the ‘health field’ concept, based on
a critical analysis of the concept, that begins to appear as a framework for a long term program
of Social Studies of Health Research in El Rosario University, in which this comparative proposal
is articulated. In a third moment, the article presents the general outlines of the proposal. As a
final result, it presents a matrix to be used in the second phase of the comparative project of the
history of medicine and public health in Latin America. It was structured upon all the theoretical
and methodological elements discussed in this historiography study. This matrix was composed
by nine attributes and their corresponding categories, which will be used as a guide to gather the
historical records and to do the respective analysis and comparison.

Key words: Comparative History¸ History of Medicine, History of Public Health, Latin America,
Health Field.

Resumo
Objetivo. O artigo apresenta a proposta teórico-metodológica que, a partir de elementos já tra-
balhados previamente, se construiu durante a primeira fase de um projeto de longo alcance que
busca elaborar uma história comparada da medicina e a saúde pública na América Latina. Me-
todologia. Para expor dita proposta, em um primeiro momento elabora-se um breve balanço
historiográfico da literatura existente sobre a história da medicina e da saúde pública na América
Latina;em um segundo momento expõe-se uma reconfiguração do conceito de “campo da saúde”,
baseada em uma análise crítica do conceito, e que vai-se perfilando como o marco de referência
para um Programa de Pesquisa em Estudos Sociais da Saúde de longo prazo, na Universidad del

296 / Rev. Cienc. Salud. 11 (3): 295-321

Resultados. por un lado. un programa de sultados finales de la primera fase. que es al que atañe más a este artículo. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad Rosario. e em um terceiro momento. Ana Paulina Malavassi (Costa Rica y Panamá). Ana María Carrillo Es de anotar además que. Bortz. Introducción truyó durante esa primera fase y que servirá El presente artículo recoge una parte de los re. Germán la futura Maestría de Salud Pública (aprobada ya por Pla- Rodas Chaves (Ecuador) Julio Néstor Núñez Espinosa (Perú). Palavras-chave: História comparada. de largo alcance para hacer una historia com. José Miranda (Guate. apoya en métodos y categorías provenientes de diversas fuentes en especial. Salud. para desarrollar. de largo alcance y. A matriz se usará tanto para guiar a busca da informação histórica quanto para levar a cabo a análise e a comparação. Fase 1: Pro. 6 Actualmente hacen parte de dicho Programa de investiga- yecto exploratorio para la formulación de una propuesta de ción un proyecto comparativo de las epidemias de poliomie- investigación. Cienc. Ecuador y Perú). un proyecto investigadores y estudiantes de las Escuelas de Medicina y para estudiar las familias de los médicos como sociabilida- Ciencias de la Salud y de Ciencias Humanas de la Universi. Dita matriz está composta de nove atributos e suas categorias correspondentes. formativa. Campo da saúde. se cons. Dicho proyecto fue cofinanciado por el Fondo litis y del manejo del síndrome postpolio en América Latina. Los investigadores miembros de la red son: comparativo de la historia de la medicina y la salud pública Enrique Beldarraín y Gregorio Delgado (Cuba). se apresentam os lineamentos gerais da proposta sobre a que se sustentará o Projeto.. que se utilizarão para levar a cabo a segunda fase do projeto comparativo da história da medicina e a saúde pública. história da saúde pública. en el ámbito de la investigación Farga y Gabriela Castañeda (México). a partir mienta hermenéutica y comparativa que se de elementos trabajados previamente. en lo que se refiere a lo comparativo. un proyecto comparativo de los debates y desarrollado por la Red de Estudios Histórico-Comparativos las políticas sobre control natal en América Latina. Centroamérica. Ana Cecilia Rodríguez de Romo. Jaime E.6 América Latina. sario (aprobado ya por Planeación Académica y actualmente garita Cortés. El proyecto es América Latina. Pablo Benítez (El Salva. neación Académica y actualmente en estudio por la División Soledad Zárate y Andrea del Campo (Chile). Como resultado final apresenta-se uma matriz que se estruturou a partir de todos os elementos teórico-metodológicos articulados neste estudo historiográfico. las siguientes fases del proyecto comparativo. 11 (3): 295-321 / 297 . Ligia María Peña (Nicaragua). Colombia. Financiera) y un eje de investigación. Carlos Viesca en América Latina. de carácter investigación en estudios sociales y compara- exploratorio e historiográfico. América Latina. Se trata del proyecto Estudio comparativo sobre la historia 5 de la medicina y de la salud pública en América Latina (Mé- xico. el programa incluye el diseño y puesta en marcha mala). un pro- de la Medicina y la Salud Pública Latinoamericanas. história da medicina. y el proyecto dad del Rosario. fasis de grado en estudios sociales de la salud en el futuro gues (Uruguay). bajo yecto comparativo sobre la historia de la fisioterapia y sus la dirección de Emilio Quevedo V.5 Lo que se presenta aquí es la La propuesta se plantea como una herra- propuesta teórico-metodológica que. de Investigaciones de la Universidad del Rosario (FIUR) y la un proyecto comparativo de la historia de la fisiología en empresa farmacéutica Tecnoquímicas de Cali. Silvia Waisse. Marlín en fase de correcciones para ser enviado luego a la División Téllez. des y sus relaciones con la profesionalización. con el apoyo de jóvenes relaciones con las epidemias de poliomielitis. Sandra Bur. Mario Hernández. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. Juan Carlos Eslava. Financiera para su estudio). en los trabajos de Tilly. Conrado Mariano Tarcitano Doctorado de Estudios de la Salud de la Universidad del Ro- Filho y Rachel Froes (Brasil) y Emilio Quevedo. Treviño. de un proyecto tivos de la salud. Rev. por otro. Carolina Manosalva e Indira Rodríguez (Colombia). Claudia Mar. parativa de la medicina y de la salud pública en el cual se enmarca en dicho programa. de un énfasis de grado en estudios sociales de la salud en dor). programa no qual moldura-se este Projeto Comparativo. con su respectivo én- Adriana Álvarez y Adrián Carbonetti (Argentina).

presentan unas breves conclusiones. esto es. Juan B. de la medicina o de la salud pública de carácter dios sobre las diferentes formas de sociabilidad. de carácter muy descriptivo. El trabajo de análisis historiográfico.7 Dicho balance incluye.8 realizado gía de las profesiones. se plantea una reconfiguración de este concepto. se la Argentina. Finalmente se una adecuación (1). lo político y lo cultural (2). En primer lugar. En tercer lugar. se expone el análisis. lo económico. Cortés C. intelectual que relata y explica la historia sobre un tema o sentarán de forma más amplia y completa en otro artículo un problema específico. se puede considerar co- historia de la medicina y de la salud pública en mo la primera historia general de la medicina América Latina. descriptivo. unas historias nacionales las relaciones de redes de poder social. cionados a la historia y publicadas en formato Todo ello enmarcado en categorías elaboradas de libro. Todas estas obras tienen un carácter concepto de ‘campo de la salud’ y de las contra. se desarrollan los sobre la bibliografía secundaria y sobre los do. los estu. la historia y la sociolo. conceptos tomados de las corrientes de pensa- cumentos primarios aporte elementos nuevos miento articulados en un sentido heurístico o demuestre que el esquema general requiere para construir la propuesta. que si bien se en el proyecto de la literatura existente sobre la refiere solo a Bogotá. anecdótico y comparten un enfo- dicciones intrínsecas a dicho concepto. Este trabajo pretende algunas historias de la medicina nacionales contribuir a una visión que integre los distintos como las de Virgilio Paredes Borja para el Ecua- aspectos de una misma realidad histórica: lo dor. Cienc. Lastres para el Perú. Carlos Infante social. como la de Arturo Romero Beltrán para el caso como los escasos estudios comparativos. el artículo se Venezuela. También existen algunas las historias de carácter nacional de los distintos escasas historias generales de la salud pública países del subcontinente y los estudios de caso. el pueden ser reunidos en cuatro grandes grupos: neoinstitucionalismo histórico. los análisis de En primer lugar. en este caso el de la historia de la actualmente en preparación. en la medida en que el trabajo en cuestión. cultural por los participantes en el proyecto. 298 / Rev. de la polisemia del (11. los estudios socio-políticos de las dicina y de la salud pública en América Latina políticas de salud y de las acciones sanitarias. A manera de ejemplo se pueden ver por la economía política. presenta un somero resumen del balance his. Ricardo Cruz-Coke para Chile. Ricardo Archila para Para exponer esta propuesta. y a partir de dicho análisis. Aznárez Aznárez para divide en varios apartados. tanto en este país (3-10). Lycurgo Santos Filho para el Brasil y Pedro toriográfico realizado por el grupo participante María Ibáñez para Colombia. 11 (3): 295-321 . permitió y constructivista de las enfermedades y de las identificar que los estudios de historia de la me- epidemias. realizado de Carlos Bustíos Romaní para el caso Peruano en el ámbito del proyecto. En cuarto lugar. desde la cual En este trabajo se entiende por historiografía el estudio del 8 pensamiento histórico. general escritas por médicos o salubristas afi- y los estudios prosopográficos y psicogenéticos. medicina y de la salud pública en América Latina. En colombiano. Enrique P. Salud. y la segundo lugar.Quevedo E. 12). una especie de análisis crítico 7 Los resultados relacionados con el análisis historiográfico de detallado histórico-epistemológico y social de la producción los trabajos históricos revisados en esa primera fase se pre. Eslava JC que podrá ser transformada en el proceso in. Las fuentes sobre las que nos apoyamos para construir el modelo fueron: los estudios Un breve balance historiográfico histórico-comparativos. Meyer para El Salvador. Hernández M. la historia social. se construyó la propuesta teórico-metodológica vestigativo.

otras más hacen José López Sánchez. Estas aportan abordajes más específicos y análisis de los procesos conceptuales y técni- a veces más amplios de ciertos aspectos o temas cos de la medicina y de la salud pública. es decir. sino también aquellos otros que Rev. Zulaica. publicada en luego por Carlos Viesca Treviño para México. políticos o culturales a los cuales ellos están tratamientos “triunfaron” haciéndose un lugar articulados. instituciones y fesión estudiada sin tener en cuenta los procesos sociales. la de Emilio Quevedo y su grupo de como la del médico Hugo Armando Sotomayor investigación y la de Mario Hernández (27-30). que fue estructurada sobre la teo. desde el punto de estudio de sus procesos de profesionalización vista metodológico. Cecilia Rodríguez de Romo y Martha Eugenia Rodríguez Pérez escribieron el artículo y. en la en forma de estudios de caso. Para el caso de la historia Comte (13). 11 (3): 295-321 / 299 . obra general y un artículo (24-26). la nueva historia de la medicina “tiende a destacar los Las corrientes internalistas son aquellas que estudian la 9 inciertos desarrollos del conocimiento médico. sobre ría de los tres estadios propuesta por Augusto Colombia (18-23). como es el caso de la obra de Jorge Reynolds Pombo (16). historia de las ciencias o las profesiones desde el interior dialoga con la historia de la ciencia. historias generales nacionales: en México. tanto tes. un grupo de investigadores coordi- son historias locales (subnacionales). en la historia. importante grupo de trabajos puntuales.9 En general. presentan imprecisiones. Algunas de dicos y salubristas con alguna formación espe- ellas son más rigurosas y tienen una orientación cializada en ciencias sociales. Al decir de Diego Armus. y sus relaciones de doble vía con la sociedad y ten las características del primer grupo. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. como es el caso de historias generales se destacan la coordinada la historia de la medicina en México escrita por en principio por Fernando Martínez Cortés y Francisco de Asís Flores Troncoso. unas escasas historias gene- todas tienen poco rigor histórico-metodológico rales de la medicina y de la salud pública y un y. la de Fernando Martínez historias de enfermedades o de las epidemias. como por nado por Emilio Quevedo publicó una pequeña ejemplo la del médico Rafael Henao Toro (14). Tribín. No obstante. otras trabajan algunas historias sociales de la medicina y de historias de aspectos particulares o especializa- la salud pública que abordan solamente perío- dos de la práctica médica. y la coordinada por Emilio Quevedo V. realizados por mé- manejo de las fuentes documentales. como historias mayoría de ellas. que centran su análisis en los procesos solo el contexto —social. Cienc. Salud. capítulos de libro o artículos de re. el siglo XIX. la cultura. y otras se refieren a estudios de caso muy Estas obras están ligadas de una u otra manera concretos (17). en rizados por tener diferentes formatos: algunas Colombia. Cortés. casi En tercer lugar. de la salud pública hay también algunas pocas En segundo lugar. En el caso de las conscientemente positivista. y combinan el vista. Ana jos realizados por médicos o salubristas caracte. Todas ellas han sido publicadas a las corrientes de la nueva historia social de la como libros. con el determinados. sobre el siglo XVIII (15). económicos. discute no de ellas. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad que de carácter internalista. en el regionales o especializadas. la mayoría de ellas compar. Con rela- otras se refieren a historias de períodos específi- ción al grupo de trabajos puntuales se pueden cos como el libro del médico Antonio Martínez mencionar como ejemplos. un amplio grupo de traba. cultural y político— internos conceptuales y técnicos de la ciencia o de la pro- en el cual algunos médicos. medicina o de la salud pública. no siempre son datos confiables pues. si bien aportan infinidad de datos importan. entre muchos otros. como la del ingeniero dos específicos.

Eslava JC quedaron perdidos en el olvido. En esta orientación vale la pena destacar el caso de los estu- 10 dios sobre el rol de la Fundación Rockefeller en el desarrollo bajos de historiadores. ni sociales y políticas. Hernández M. complejidades y posibilidades de la enferme- tiva que se esfuerza por tensionar la historia dad y de la salud. Entre ellos. 11 (3): 295-321 . María Angélica mente comparativos (57-60). En razón de a cabo dichos procesos y reformas sanitarias en la brevedad. la medicina y de la salud pública. Igualmente. también. nera indirecta y tangencial. Cabe señalar que estos trabajos no suelen ciones de salud con estructuras económicas. de forma paralela para mostrar cómo se llevan te los estudios de caso particulares. María Soledad Zárate y muchos de los europeos (61). Diego Armus. 56). las reformas de los sistemas de salud. 52). mencionemos solo algunos libros distintos países. Salud. exploran la dimen- En cuarto lugar. Es una narra. abordar los mismos momentos y problemas. Ann Zulawsky. por Noble David Cook sobre las epidemias que chimol. han descubierto la riqueza. Todos ellos aportan mismo. rativos sobre el desarrollo de la organización de dades y de las epidemias. Cortés C. Nisia Trinidade Lima. o en aspectos sociales de los sistemas de atención médica en algunos paí- la medicina o de la salud y suelen desplegar un ses de América Latina. la política. una medad. el Estado. tanto en el ámbito de los de la medicina y de la salud. afirma Armus que la nueva historia de elementos importantes tanto en lo conceptual la salud pública “destaca la dimensión política. pero no hacen análisis estricta- como los de Gilberto Hochman. cabe señalar bagaje teórico-metodológico propio de la disci- plina histórica o de las ciencias sociales (55. p. Es. pero que presentan los casos nacionales en los últimos años y se destacan especialmen. p. La mayoría de los autores se centran pocos esfuerzos de análisis propiamente compa- en aspectos sociales y culturales de las enferme. porque asume que la cuestión de concentrado en problemáticas que solo. como en lo metodológico relacionados con esos dirige su mirada al poder. desde sus análisis de las políticas generales puestas en marcha por esta propias disciplinas. 45). así como su adecuación en cada uno de los contextos nacionales. También hay que Illanes Oliva. Adriana diezmaron a los habitantes de América en la Álvarez y Daniel Reynoso (50-52). en gran medida. Esta nueva tendencia ha ido en aumento países. existen unos otros más. Nilson do Rosario resaltar el gran trabajo comparativo realizado Costa. “se trata de tra. época del descubrimiento y conquista por parte bonetti (32. Madel T. demógrafos. de ma- la salud es un proceso no cerrado” (31. sociólogos. Cienc. pp. la medicina y la salud. institución y que han sido comunes a varios países. Como bien dice Diego Armus. Jaime Larry Ben. res (o científicos sociales) profesionales que se Sin embargo. Es. también como excusas o recursos para discutir nes de su impacto social” (31. 300 / Rev. otros aspectos sociales y culturales de la enfer- la profesión médica. toda vez que tes países de los temas y procesos estudiados. es necesario anotar que exis- han interesado en la historia social o cultural ten algunos intentos. 44). Así otros tópicos” (31. una historia intentan un análisis comparativo entre diferen- que se piensa útil e instrumental. pero también en algunos escasos zan un enfoque que parte del análisis de varios libros. Luz. que utili- pítulos de libro. un grupo que contiene una sión regional latinoamericana del desarrollo de amplia serie de trabajos escritos por historiado. 42-43). busca en el pasado lecciones para el presente El interés de los distintos investigadores se ha y el futuro. presentados en su procesos médico-sanitarios como en el campo de mayoría en forma de artículos de revistas o ca.10 historia atenta a las relaciones entre institu.Quevedo E. Adrián Car. no solo como problemas sino natural de la enfermedad y algunas dimensio. de políticas sanitarias en América Latina que han abordado el antropólogos y críticos culturales que.

De esta revi- toriográfico reveló que. no existe ninguna propuesta y su período de análisis es un poco más largo en el mapa latinoamericano para intentar un también conjuga el análisis socio-político con abordaje comparativo continental. información sobre la historia de la medicina y nomía política (63). en el de manera excepcional. además. como bien lo planteó sión se desprende la necesidad de emprender un Jesús M. En resumen. 68). Colombia y México durante el siglo XX. que su definición no es en la región (65). el grupo Estados Unidos (69). el análisis his. el de la sociología la medicina y de la salud pública en la región y la historia de las profesiones. en la pers- las categorías del neo-institucionalismo his. Cienc. En vista de que el concepto de ‘salud’ es de nalización de la medicina y de la salud pública carácter polisémico. 11 (3): 295-321 / 301 . de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad el trabajo de Mario Hernández cuyo interés está socio-histórico. res de este proyecto propusimos un modelo sarrollo metodológico más claro para realizar teórico para abordar el estudio del ‘campo de una historia comparada de la profesión médica la salud’ que permitiera reordenar todas esas y los sistemas de salud articulando el análisis distintas realidades (29). Rev. realidades como si fueran una sola cosa. su desarrollo ha sido muy escaso lo suficientemente comprensivo. La profe. está también la salud pública en cada uno de los países y en el estudio de Susana Belmartino que si bien multiplicidad de ámbitos. y dicina en Argentina y el de Juan Carlos Eslava que esto ha llevado a que una buena parte de sobre la profesionalización de la salud pública los historiadores de la salud mezclen en sus en Colombia (66. Recientemente. Por lo pronto. un enfoque teórico-metodológico coherente y sión médica. de los procesos de tórico (64). Brasil. pectiva de la larga duración. trabajos el estudio y análisis de esas diferentes Es necesario resaltar que hace dos años. la revisión historiográfica de- en el cual se combina el análisis socio-histórico. en el subcontinente latinoamericano y son muy pocos los trabajos que han utilizado sus La identificación de varios enfoques y categorías para estudiar los procesos problemas como punto de partida históricos de profesionalización y desprofesio. Los únicos dos trabajos que única ni clara y en su interior están indiferen- hemos podido conocer que han utilizado ese ciadas varias realidades que dificultan tanto la enfoque son el de Ricardo González Leandri recolección de la información como el análisis sobre el caso de la profesionalización de la me. las categorías del neoinstitu- en la configuración de los sistemas de salud de cionalismo histórico y las de la sociología de Colombia y Argentina en un periodo de 70 años las profesiones para comparar dos países en y para ello recurre a un enfoque comparativo un período de mediana duración: Argentina y y socio-político (62). de manera directa. descono- de investigación liderado por este investigador cemos si dicho proyecto está en ejecución y no ha comenzado a realizar un trabajo de carácter hemos encontrado ningún artículo publicado comparativo sobre las reformas sanitarias en como producto del mismo. si bien existe una amplia cantidad de la teoría de la regulación y el enfoque de eco. Salud. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. Brasil y Chile) mo geográficos. profesionalización y desprofesionalización de En otro campo del saber. Susana Belmartino año 2004. latinoamericana en su conjunto. algunos de los actuales investigado- empezó a proponer. veló que. un de. de construir 1978 para el libro de Eliot Freidson. Por otro lado. de Miguel en el prólogo que hizo en trabajo comparativo pero. al momento de abordar su estudio histórico. tanto temáticos co- compara otros países (Argentina.

Cienc. la han entendido como el Frenk. Cortés C. problemas de salud de las comunidades (80). Otros se la imaginan etcétera (81). Salud. 16). se han como para diseñar un programa de investiga. Algunos la han en. las concepciones mismas de salud son restablecimiento (77-79). un campo de lucha entre actores socio-políticos. ha planteado el concepto de ‘campo de la salud’ tado’. frecuencia o peligrosidad. como un hereditario. colectivos sociales. la salud es carácter público o privado.Quevedo E. además de los conceptos la han comprendido como el conjunto de los mismos de salud y enfermedad dominantes en ‘grandes problemas’ que amenazan el bienestar las diversas comunidades. tes tipos de servicios sanitarios o de asistencia que incluyen al Estado. desastres naturales o los padecimientos de alta y las instituciones propias de cada comunidad. acciones sanitarias de diverso tipo. enfermedad y garantizar la salud. que determinan la tal como lo han venido planteando Castellanos. Veamos cuál fue la discusión de la que se Algunos han comenzado a imaginarla como originó este modelo. 11 (3): 295-321 . como una ciencia o un conjunto de ciencias (76). el abrigo. como el espacio de confluencia entre varios tipos de bien lo señaló el salubrista mexicano Julio saberes. los medios que garantizan la personas: al respecto el gran cirujano francés vida. para entender los factores de carácter biológico dial de la Salud desde 1946. dependiendo del momento histórico. Otros más. tal como las epidemias. para los últimos. como un ‘proceso social’. y al que le René Leriche decía que “la salud es la vida en agregan elementos como la ‘familia’. otras tienen 302 / Rev. incluyendo las sus- de las poblaciones. Lalonde contradictorias: unos la entienden como un ‘es. Entre ellos. más amplio. ambiental y de ‘proceso’ y. tal como lo definió la Organización Mun. las técnicas terapéuticas. Por un lado. al que le llaman la “fabrica social y la formación y las orientaciones de quienes de la salud”. que se ponen en marcha para ciones de varios aspectos del abordaje que los prevenir o enfrentar la enfermedad y garan. En primer lugar. le han puesto el adjetivo ‘pública’. los ‘ami- el silencio de los órganos” (75. Laurell. comportamental. referido a ella como a una actividad ocupacional ción en estudios sociales de la salud en la Uni. por y proponiendo dicho ‘campo’ como el espacio otro lado. salud y la enfermedad de los grupos humanos. y/o ambientales y/o sociales y/o culturales. esta ha sido un espacio distintas. Hernández M. los tancias medicinales. humanos hemos construido para enfrentar la tizar el restablecimiento o la rehabilitación. o como a una profesión y la han considerado versidad del Rosario. ante todo. de aunque no en sentido cronológico. Eslava JC Este modelo se ha venido consolidando en tanto de los individuos como de los distintos estos diez años y ha servido de punto de partida. las instituciones y los médica y como el conjunto de las políticas y individuos (82). Breihl y Quevedo (71-74). low. en el cual se puede actuar para manejar los mino ‘salud’ se han destacado varias connota. porque en el ámbito determinan la aparición de la enfermedad y su actual. que torios (70). y que incluye el cuerpo de los trabajan en dicho campo. finalmente. el concepto de ‘salud’ ha estado siempre conjunto de condiciones o factores biológicos cargado de significados ambiguos y contradic. Otros gos’ y la ‘comunidad’. como Wins- tanto para plantear el proyecto comparativo. porque en la historia misma del tér. incluyendo Algunas de estas definiciones son descrip- las tecnológicas. como el agua fresca. y otros. ciones o acepciones que la describen de maneras Para los penúltimos. individuos y su construcción y dominación tendido como la ausencia de enfermedad en las social y cultural. pp. Pero. los servicios de atención. más como el conglomerado de instituciones. Y. que prestan diferen. Algunos que.

Teniendo en cuenta las dificultades que implica entienden las enfermedades del pasado como la polisemia del término salud y los problemas si fueran entidades ontológicas con existencia identificados en el abordaje histórico hege- y esencia propia y las analizan tal y como se mónico de la medicina y de la salud. aún no nos habíamos acercado profesiones y los que la hacen desde la historia al concepto de ‘campo social’ propuesto por Pierre Bourdieu. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad un carácter más analítico y pretenden dar cuenta su punto de partida. y el subcampo de la salud para el público y el cia y quienes la conciben como una profesión subcampo de las profesiones de la salud. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. como lo ha resaltado Jon Arrizabalaga. Rev. Cienc. se refieren definido Clark (84): unos explican los procesos a la salud como a las ciencias que dan cuenta de de su formulación desde el rol desempeñado ella o de la enfermedad. estudian las políticas de salud tienen abordajes vienen en el mantenimiento de la salud y en la contrapuestos. y entendíamos el ‘campo de la salud’ como un espacio en política. a tres de los grupos e instituciones que se afilian a y tradiciones de la historia de la salud pública. 11 (3): 295-321 / 303 . jurídicas y políticas del Estado o tos conceptos. quienes estudian la historia de las a los individuos y a su racionalidad el desarrollo enfermedades y de las epidemias que se centran e implementación de dichas políticas públicas. fue que conciben hoy: el uso de categorías nosológicas algunos de los investigadores de este proyecto actuales. existe un debate entre quienes tuantes: el subcampo de la salud del público. en tercer lugar. ya hace algunos años. pues se afilian a posturas de aná- causalidad de la enfermedad y de las formas de lisis de política contrapuestas. otros. las corporaciones y los grupos de salud de las personas y las comunidades. en el análisis de los elementos biológicos de es- tas. por extensión cual incluíamos tanto a la medicina como a la entre aquellos que se dedican a la historia de la medicina y de la salud pública desde las pro- puestas de la historia de las ciencias o de las 11 En ese momento. Salud. el cual los conduce que permitiera caracterizar de mejor forma los a interpretaciones presentistas y biologistas. quienes de los distintos elementos o factores que inter. y objetos de estudio que conforman este campo. tal como las ha interacción entre ellos y.11 descuidan los procesos de construcción social Se proponía diferenciar en dicho campo tres y cultural de dichas enfermedades (83). pero interac- segundo lugar. siones de los intereses y de las construcciones rias de estas realidades definidas por los distin. ideológicas. Y. y. año 2004. o como a las actividades por el Estado y sus efectos sobre los resulta- ocupacionales o profesionales que recomiendan dos de las políticas. finalmente. considerando a los Esta dificultad lleva a que los historiadores actores individuales (los sujetos) como expre- de la medicina y de la salud historien una o va. En subcampos o espacios diferentes. utilizando un ‘ontologismo nosológico’ que El campo de la salud y su se basa en el reduccionismo de la biología y de la reconfiguración teoría bacteriológica. propusieron. en general. una re- lleva a estos autores a utilizar el método del configuración del concepto ‘campo de la salud’ diagnóstico retrospectivo. Esto ha llevado. pero no aún como un campo de relaciones no concuerdan con las perspectivas que les da de lucha entre actores. en el o como una práctica política y. otros le adjudican primer lugar. En enfilan en ellas. otras más. desde el papel de las o ponen en marcha acciones para garantizar la instituciones. ambos grupos producen historias ses- donde estaban en juego muchos saberes y donde se ejercían gadas que dejan de lado aquellos aspectos que muchas prácticas. presión de la sociedad civil. consideran a la salud pública como una cien. Desde ese punto de vista.

85-93). ción social específica. en cuenta. con lo que se abre el aproximaciones a las dinámicas de producción espacio para la discusión futura. el abordaje histórico En lo referente al proyecto comparativo en presentista y el consecuente método histórico sí. así como 304 / Rev. Salud. la demografía histórica y por la epi. 11 (3): 295-321 . haciendo énfasis siempre en los ámbitos. procesos de construcción histórico-social y tura a otras áreas del conocimiento y del saber. propuestas por Charles E. así como las maneras de represen.Quevedo E. la epidemiología de los grupos humanos las que exigen de la histórica. Rosenberg y Jon Arrizabalaga y por la antropo- cebida para la salud pública. tivos en el mediano y largo plazo en el marco poral y orgánica de los individuos. medicina y de la salud pública unas acciones demiología molecular. muy especialmente. queda. rían incluidos los distintos procesos específicos Por su parte. grupo. Cienc. Eslava JC salud pública. que son las condiciones de salud y enfermedad mente por la paleopatología. teracción con los procesos sociales y humanos. los supuestos conceptuales y metodológicos etnia. Este marco de superar. en los procesos histórico-epidemiológicos y El subcampo de la salud del público demográficos o en sus causas e impactos eco- En el subcampo de la salud del público. en los procesos histórico-ambientales y su in- sociológicos y culturales. por el otro. puesto presupone. especialmente desde los abordajes históricos. nueva taxonomía. Consideramos que el estudio las cruzan. o subcampos se posibilita cierta aper. La historia permanentemente indiferenciados dentro del social y constructivista de las enfermedades concepto de salud y de salud pública (31). Consideramos y distribución de las enfermedades en los gru- que al dividir el campo de la salud en estos tres pos humanos. nómicos (49. 81. cen en y como resultados de los regímenes de társelos que ellos mismos construyen. género. generación y territorio. También reproducción social y en procesos de configura- quedarían incluidos todos los elementos. por un lado. para el Programa de investigadores del proyecto optaron por tener Estudios Sociales de la Salud. Esta y de las epidemias. se puede aplicar a logía y la sociología médicas. develan que estas siempre se produ- humanos. Por lo tanto. permiten nuevas todo el campo de la salud. cultural de las formas del enfermar humano. la idea reduccionista y referencia es muy ambicioso y podrá dar origen organicista de que la enfermedad es simple. desde las desigualdades en salud según clases sociales. las tendencias de ciencias sociales y. Cortés C. releer los resul. aunque inicialmente con. que este enfoque ra al problema de la salud del público. género y etnia que poblaciones (29). Esto permite entender el diciones y determinantes de la salud y de las enfermar humano de forma articulada con los formas de enfermar de los individuos y de las conflictos de clase. con. la situación tados producidos por esas ciencias y producir diferencial de salud de las poblaciones de cada nuevos enfoques y conocimientos desde las uno de los países a estudiar. y que ha sido practicado tradicional. es necesario aproximarse de alguna mane- del diagnóstico retrospectivo. concretas para enfrentarlas. la sociología y la economía del enfermar de los sujetos y de los grupos política. Los tres subcampos han estado del constructivismo social (83). con relación a este punto. a varios proyectos de investigación compara- mente una realidad material de alteración cor. los Por eso se propone. 94). en el marco de los grandes procesos histórico-comparativo de este subcampo debe de reproducción social (73. Hernández M. ontológico y. de carácter del Programa de Estudios Sociales de la Salud.

tanto en lo individual como en lo colectivo. por lo tanto. lo importante historia de la medicina y de la salud pública en es que dichos procesos de profesionalización América Latina (29). por un lado. tuar para mejorar dichas condiciones. que para algunas se inició desde ocupacionales que han tenido como objetivo so. es decir. Para abordar el estudio histórico de esos para dar órdenes a otras ocupaciones y para procesos de profesionalización y superar así. a través de la historia. finales del siglo XVIII. se incluyen todas aquellas prácticas nalización. la historia de la medicina. ambas propuestas. además de algunos de conocimientos y prácticas que han utilizado terratenientes ligados a la industrialización del para hacerlo ya que estos y estas son históricas campo). No obstante. Pero no importa en qué momento se dio el objeto de estudio del proyecto comparativo de proceso en cada país o región. y para las clases bajas que aportaban su en sí mismas y. para poder negociar cada situación histórica. de es. de la clase media para la prestación de servicios mento por las formas específicas en que han para las clases altas productivas (industriales. en nuestro caso. dependiendo del tipo comerciantes y banqueros. proponemos utilizar. Rev. las categorías ir trabajando otras profesiones de la salud diferentes a la elaboradas por la historia y la sociología de las medicina y la salud pública. tareas. de las que hablaremos más adelan- proyecto sobre la historia de la profesionalización de la fi- sioterapia y la relación de dicho proceso con las epidemias te. ya se ha iniciado un profesiones. los servicios de las relaciones y los procesos políticos que. De hecho. el siglo XIX y. como herramientas de trabajo que articulan de poliomielitis. han establecido con la con el Estado sus mecanismos de profesionali- sociedad y con el Estado para obtener de estos zación. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. la categoría de campo social propuesta por Pierre Bourdieu y ampliada por Belmartino y Bloch y por Ma- En el Programa de Estudios Sociales de la Salud se podrán 12 rio Hernández y. para reclutar y educar a sus miembros. Una buena El subcampo de las profesiones de la salud parte de estas prácticas ocupacionales fueron En el subcampo de los oficios y las profesiones llevando a cabo unos procesos de profesio- de la salud. Estos oficios y prácticas ocupacionales se fesión de carácter especialmente burocrático. va a depender también. cumplido dicho objetivo. de de esos servicios. para otras se dio durante cial mantener la salud y enfrentar la enferme. de autonomía y de control sobre el “derecho exclusivo para desempeñar ciertas su trabajo (97). Cienc. 11 (3): 295-321 / 305 . tomía entre el abordaje de esta como ciencia o la cual es siempre relativa pues va a depender como práctica liberal y política. han encargado. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad las condiciones que determinan dicha situación tudiar las condiciones y determinantes de la de salud y las representaciones que de ellas se salud del público y de proponer formas de ac- construyen en cada momento histórico. se han diferenciado en cada mo. Salud. si bien han proceso mismo de conformación de los Estados compartido a través de la historia ese objetivo nacionales liberales y burgueses que requerían social común. en salud y atención médica.12 estuvieron ligados en cada uno de los países al Estas prácticas ocupacionales. es decir. para algunas más. y en la historia en todo momento de los vínculos que establezca de la salud pública como ciencia o como pro- con el Estado (96). ya en el siglo dad. Esto llevó cada lugar y cada momento histórico concreto a la organización de la clase media prestadora (95). XX. entre ellas la medicina y la salud pública. la tradicional dico- para garantizar su autonomía o autodirección. en definir en qué consistirá su trabajo”. por otro lado. específicas para fuerza de trabajo para la producción.

alguien que no haya sido construido para en. construidas sobre fuerza que se establecen entre los agentes o los progresivos avances tecnológicos. y desde un enfoque de poder social. más como formas de biopoder o biopolítica) terapéuticas y preventivas). 9). “definiendo aquello que respecto a los que no lo son. Es en este nos internalista. 11 (3): 295-321 . [material construidos a partir de un lenguaje esotérico y y simbólico]. Estas instituciones son de varios rias de la práctica profesional. lograr su exclusividad. para constituir ser entendidas como “campos sociales” (30. las profesiones crean. Es decir. la técnica y la ética de una Mario Hernández. adap- individuos y las comunidades. Salud. las categorías elaboradas por la Consideran que estos son. construyen conjuntos que Michel Foucault e Ivan Illich han llamado de actividades y normas técnicas (en el caso de “procesos de medicalización” que actúan ade- la medicina y de la salud pública: diagnósticas.Quevedo E. un status social a los miembros de la profesión. Eslava JC Pierre Bourdieu considera que las socieda. prestigio y poder (100). Para otros. e incomprensible para las personas ajenas a la cio o. p. sobre la salud y la enfermedad en los En tercer lugar. parte del modo en que se define una profesión. ce. éticas y regulato. pero apropia. Hernández M. Según ellos. (101-104). o producidos por otros. Por su parte. 135-13). conse- historia y la sociología de las profesiones. y preventivos. que “el conocimiento. de está en juego [en él] y los intereses específicos. la destreza lugar. cuencia de los procesos sociales y políticos que miten entender que en su proceso histórico de un grupo ocupacional pone en marcha para conformación. lo En segundo lugar. En primer dad. funcionalistas y positivistas. estas van conocidos como expertos en la solución de un construyendo varios elementos constitutivos conjunto de problemas específicos de la socie- que las diferencian de las otras (99). un conjunto. enfermos. determinan y garantizan la autonomía de las chan políticamente en su interior “[…] [por] diversas profesiones. podrían considerar como dados en sí. de relaciones de profesión) y estas prácticas. 82). Cortés C. son estos saberes des son unas especies de racimos de campos (en su mayoría de carácter altamente técnico sociales y que cada uno de ellos es un espa. transforman y organizan instituciones generación. Para los teóricos tipos: para el ejercicio de la profesión (en el 306 / Rev. sobre los elementos diagnósticos. y sus procesos de tan. el cual ha sido llamado por Tur. manejan cuerpos sobre sí misma para lograr apoyo público y de saberes sobre la mente y el cuerpo sanos y político para sus privilegios” (96. para aparecer y ser re- ner “proceso de profesionalización”. consideran que tanto las profesión son problemáticos y no se les puede profesiones mismas. más bien. en cambio. en la medida en que están la distribución del capital específico. sentido que Belmartino y Bloch y sobre todo el conocimiento. pp. las que instituciones que participan en él y que lu. la clamas ideológicas que una profesión realiza medicina y la salud pública. caso. Un campo se estable. con una mirada me- trar en ese campo” (98. unos cuerpos de conocimientos y saberes y la preocupación por el bienestar público” se propios. entre otras formas. deben concebir más útilmente como “las pro- dos por ellas (en nuestro caso de estudio. este status profesional se derivarían mayores que son irreductibles a lo que se encuentra en recompensas sociales así como mayores ganan- juego en otros campos […] y que no percibirá cias. más bien. Cienc. que ha sido acumulado [en dicho especializado que garantiza el monopolio del campo] durante luchas anteriores y que orienta saber y de la práctica y asegura un prestigio y las estrategias ulteriores”. etcétera). per. propias o de las que se apropian (en nuestro terapéuticos. como la salud. funcionalista y evolucionista.

corporaciones y transformadoras de dicha realidad social. nes a partir de la puesta en marcha de un cierto ción de las practicas (asociaciones. la sociedad y el Estado son influidas por las re. en la saberes y de técnicas de dichas profesiones. de monopolios. la higiene pública y trucción de autonomía. tades. Salud. Esto mayoría de los casos. sobre la base de una mezcla de un abanico procesos de profesionalización. de elegibles. sin mover la balan- tonomía y de espíritu de cuerpo y de clausura o za hacia un lado o hacia el otro (109). legal. consultorios. tal vez haya imposición de regulaciones éticas y a la adqui- que entenderlas como dos momentos distintos de sición de privilegios legales (108). sociedades. social. ciedades modernas (107). entre otros). etcétera. de su autonomía. revistas. Pero también los procesos de instituciona- presentaciones y construcciones conceptuales lización. conducen a la la que actúan así como por sus propias prácticas formación de asociaciones. de construcción de au. y de acción colectiva o “concertada”. estas activida. en el estudio de los res. gemonía sobre los distintos capitales y mercados congresos. pero también. Para Sarfatti Larson puede complementar el trabajo de la historia y la es el Estado el que finalmente asegura las con- sociología de las profesiones y de las organiza. y de formas dispensarios. Según sindicatos profesionales tendientes a la cons- este enfoque. autoafirmación. a la medicina. Cienc. a la definición. a la configuración de la la salud pública hay que entenderlas como profe. en cuarto lugar. la cultura académica y. durante sus procesos de profesionalización. de élites. las sociedad y con el Estado. para la reproducción de exclusión social y de poder ideológico. son la base fundamental condiciones sociales y estatales que influyen en de la clausura y de la exclusión que logran las el desarrollo de las profesiones. 106). la historia social de las ciencias y de las de la constitución de una dominación sobre los técnicas y la sociología del conocimiento podrán mercados. 11 (3): 295-321 / 307 . el que facilita. entre otros (105. de la dinámica de intereses y privilegios y de la adquisición histórica de construcción social de los cuerpos de de una autoridad más o menos formal y. Un enfoque así permite entender la creación Así. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad caso de la medicina: hospitales. tendientes a la constitución se puede decir que coincide con Freidson. como formas profesiones en los momentos más culminantes de reconocimiento social de su práctica. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. al mismo ciones. y económico. sobre todo. Y en el caso de las dos últimas. y para la regula. Estas relaciones crean credenciales educativas. número de rituales y convenciones. fenómeno llama- des. En Rev. con los que academias. para dar cuenta de los otros aspectos de la tiempo. condiciona y asegura la construcción profesional como son los procesos autonomía profesional proponiendo la dupla de institucionalización. Según van estableciendo relaciones de doble vía con la Collins. de su de sus procesos de profesionalización en las so- saber. político de los saberes y prácticas profesionales (facul. un mismo proceso de profesionalización. y demás). aceptación y/o siones. que facilita excluir a los competido- ayudar en la comprensión. seminarios. talleres. escuelas. etcétera). tendientes a lanzar la autonomía y la he- para la circulación del saber (textos. que las profesiones elaboran sobre la realidad en como la llamaba Max Weber. refuerzan sus aspiraciones e intereses y también Finalmente. para la agremiación y en un campo determinado. etcétera) (97). sindicatos. lo logran las profesio- construcción de autonomía. intervención/autonomía. diciones de profesionalización y es. do por Collins “clausura de mercado”. En esto cerramiento social. su competencia en el mercado. centros o Estos mecanismos de cierre o de clausura institutos o grupos de investigación. en este subcampo de las profesiones de de monopolios profesionales como el resultado la salud.

la reacción de Terence Johnson El subcampo de la salud para el público refutando la idea común de que a mayor in. las hegemónicos y. es decir las complejo itinerario de la construcción misma políticas de salud. todos es. condiciones sociales que han hecho posible su En este sentido. Cienc. todos estos elementos permiti- de un campo social. podemos dar cuenta de los proce. límites para la participación legítima en sus lu. en los conocimientos producidos por las comienza a funcionar como un campo de com. prácticas profesionales de la salud. Por lo tanto. de los mismos políticos que uno o en varios campos sociales determinados. llega más lejos en el las formas organizativas institucionales Esta- análisis de este asunto planteando que el proce. p. bueno o malo. del sentido co- chas y. nacional cuales se llegan a definir y poner en marcha las e internacional. Todo esto configura entonces acciones implementadas para solucionar los pro- otra de las características de las profesiones: su blemas de la salud del público y para regular las relación de doble vía con la sociedad. así como las 308 / Rev. por lo tanto. es decir en el proceso de rían desarrollar diversos tipos de proyectos en “constitución de un sistema de instituciones y el marco del Programa de Estudios Sociales de de agentes directa o indirectamente relacionados la Salud. los del Estado (110. de prácticas. más de una vez. el monopolio de unos ciones propuestas por otras disciplinas y profe- saberes y unas prácticas y legitimarlos como siones como la economía. la ciencia política. pos de saberes de las profesiones de la salud y lados a sus respectivas posiciones” (Ibidem). desde el punto de vista la salud están articulados a procesos sociales que histórico-comparativo. las imaginan y las implementan. de estas formas organizativas se ha apoyado. programas de salud. pero solo tocan tangencialmente al con la existencia de una actividad profesional” proyecto comparativo. las acciones sanitarias. A especialmente de los salubristas y. de salud elaboran para orientar dichas acciones. y organizaciones relacionadas con ellos (29). sociales.Quevedo E. de carácter local. para el ejercicio del poder en mún. En el subcampo de la salud para el público se tervención estatal habría menor autonomía incluyen todas las acciones políticas así como profesional y viceversa. tanto los procesos por los cruzan varios campos. las recomendaciones que esas profesiones de la sos de construcción de saberes. Eslava JC este sentido. 11 (3): 295-321 . ción y de atención médica y de prestación de tas formas y procesos de interacción se dan en servicios de salud. por otro. en partir de allí. algunas veces el surgimiento emergencia y su constitución particular y so. humanas. petición. etcétera) y acumulados en los cuer- entre agentes con intereses específicos vincu. el establecimiento de relaciones internacionales o las ciencias sociales. los sistemas de preven- Pero. por un lado. es decir como lugar de confrontaciones económicas. entendida y manera ineludible a interrogarnos acerca de las estudiada en este proyecto como profesión. en la medida en que son. diversas ciencias (biológicas. como dice González Leandri. incluyendo a la de los salubristas que conforman el cuerpo de medicina y a la salud pública. instituciones y de relaciones entre los agentes Otras veces surgen de los saberes y recomenda- para lograr. consecuencia de las acciones de las profesiones de la salud. sos de profesionalización y ocurren al interior Obviamente. Salud. Cortés C. “nos conduce de profesionales de la salud pública. 111). Pero también. por bre el momento en que la actividad en cuestión un lado. 143). Hernández M. tales y civiles que ponen en marcha programas so de profesionalización es un aspecto más del para garantizar la salud del público. por otro. el estudio de la historia al menos en parte. incluyendo las instituciones la historia como parte constitutiva de los proce. Cada uno de estos aspectos de las profesiones de Para comprender. (97.

68). resalta la necesidad de “[…] aprehender el Estado bólicas y prácticas sociales mediante los cuales en una perspectiva de largo plazo y de manera se ejerce el poder” político y social que está en comparativa. y sentaciones sobre la salud y la enfermedad y propone. finan. la sociedad civil y el momento y un lugar dados” (62. que luchan políticamente por hegemonizar el con un programa de investigación que resalta que capital simbólico y material que se produce y se para estudiar las políticas públicas no es suficien- acumula en ese campo de la salud (82). y. pues se le otorga un valor o un capital material El neoinstitucionalismo histórico y simbólico que está en juego en el campo. en un las profesiones de la salud. y en “el conjunto de estructuras sim. 11 (3): 295-321 / 309 . como de la sociedad civil (las empresas. Según esta lectura. p. formulado por Pierre Bourdieu pero. Los investigadores que se inscriben en esta compuesto por los recursos económicos. por el contrario. relevante cuando este “[…] se identifica con han elaborado de forma preliminar Mario Her. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. que es necesario volver a traer el sobre su manejo. retomaremos más a fondo la reconocidas como actores [socio-políticos] cuan- lectura que del concepto de ‘campo social’ bou. (30. capital simbólico. combinar el concepto de ‘campo so. y que ha sido uti. como capital material. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad relaciones de doble vía que se construyen entre ción [médica y sanitaria] predominante. se puede entender como un objeto de disputa. por otro lado. como en el subcam. por un lado. lisis. corporaciones. relaciones sociales en la que se inserta o. los partidos políticos y los grupos de presión). se propone también. do sus miembros [léase individuos] comparten rdieano realizaron Susana Belmartino y Carlos una identidad. un campo de negociación política. Belmartino y Bloch introdujeron en el estu- po anterior. lo conveniente. salud y a que es a lo que se tiene derecho en ese Según André-Noel Roth Deubel esta tendencia campo. lo justo. Las instituciones son En primer lugar. Cienc. con los enfoques del neoinstitucionalismo socio-político para referirse a ellas y definen que histórico. Dicho y el campo de la salud campo estaría estructurado por las relaciones Por su parte. cuando defiende [la] reproducción [de La salud como campo social: dichas relaciones] cuando [estas] se encuentran el enfoque socio-político amenazadas por el cambio. 112-114). 369). sobre lo justo o lo injusto en Estado al centro del análisis socio-histórico (115). Dichos te el estudio socio-político de las instituciones capitales están representados. el ámbito de la salud lo adecuado. en relación con el puede ser considerado como un campo social conjunto de relaciones sociales por las que se porque lo que los grupos humanos llaman salud sienten afectados” (82. un proyecto político de reformulación de las nández y Susana Belmartino (69. Estado. en las concepciones y repre. pues. 82). siguiendo y enriqueciendo las miradas una institución se torna en actor socio-político que al respecto y basándose en Theda Skocpol. Ellos pres- mercados relacionados con el proceso de aten. dio histórico de las instituciones que interactúan cial’. se reconocen como parcialidad en Bloch. corriente buscan conceptualizar la relación entre cieros y materiales que en el campo se manejan las instituciones y el comportamiento individual y los beneficios económicos derivados “de los en términos relativamente amplios. al situar este en el centro del aná- juego. el neoinstitucionalismo histórico que se establecen entre los diferentes actores nace en torno a los años ochenta del siglo XX. en la década de 1990. en este en el campo de la salud la categoría de actor caso. tan particular atención a las asimetrías de poder Rev. manifiestan lizada en nuestro medio por Mario Hernández una particular percepción de lo bueno. p. Salud.

expresan relaciones de Johnson. en trabajos posteriores. ellas trabajan y en las cuales vierten sus inte. Como bien lo destaca González Leandri ba- reses de todo tipo. sujetos aberrantes. bernabilidad y normalización desarrolladas por Esta última forma de entender al Estado co. también. De esta forma. Michel Foucault (111). vigilancia de la población. relación Estado/profesiones. y las distintas élites dominantes y con el Estado. y los vínculos cambiantes y complejos que los Proponen que el Estado es una institución miembros de esas profesiones enlazan entre ellos compleja que articula un conjunto de institu. Cortés C. [Estos investigadores asocian] el políticas públicas y sistemas de atención médica. como bien lo recuerda Ricardo reglas de funcionamiento que estructuran la González Leandri. Jane Goldstein propuso. las categorías de go- hegemonía de los capitales del campo (112. tanto bros —en su pugna por convertirla en tal— en- las formas de poder central. pp. las normas y la dominantes y con el Estado” (97. Estas organizaciones son la arquitectura el estudio de la construcción histórica de una misma de los cargos que en ellas existen y que profesión debe atender en forma prioritaria a los son ocupados por las burocracias. Eslava JC que derivan de la acción y el desarrollo de las político de formulación e implementación de instituciones. tanto Elliot Freidson como Terence diversos actores sociales. La normalización del der las relaciones de doble vía que establecen las sujeto-ciudadano y el disciplinamiento de los profesiones con la sociedad y el proceso socio. […] la rápida cristalización 310 / Rev. convertir en actores socio-políticos.Quevedo E. son tam. Debido a que los puntos mo ‘arena de lucha’ también se podría aplicar al de contacto entre las profesiones y las disciplinas resto de instituciones de la sociedad civil y sus resultan frecuentes. como las luchas de la bu. que articulan la interacción entre la del poder. acción social. Te- tado funciona no solo como actor socio-político rence Johnson propuso. el Es. “disciplinas se relacionan de manera estrecha con tomática sino a dinámicas sociales complejas. con sus similitudes y diferencias. sino. Analizado en vínculos complejos y cambiantes que sus miem- perspectiva histórica. acercar ambos conceptos. la gobernabilidad. en beneficio de una mínima expresión y la reconstrucción de la sus intereses de diverso tipo. p 38). que se expresan y tretejen históricamente con las distintas élites ejercen por medio de las leyes. hacer esto era necesario superar la definición de rocracia gubernamental que se inserta y apropia poder que los funcionalistas habían reducido a de su estructura organizacional. que incluye la clasificación y Este enfoque aporta un esquema para enten. 78-79). análisis institucional a la influencia de factores En estos procesos dinámicos desempeñan un rol cognitivos —como las ideas y la cultura— sobre importante los procesos de profesionalización los procesos políticos” (116. ciones. enfoque que bién espacios de lucha entre los sujetos que en considera de suma utilidad teórica (117). 114). como complemento. al volver a valorar la relación entre las poder y determinan quienes hacen parte o no del profesiones y el poder y colocarla en el centro juego social y qué papel van a cumplir dentro de sus análisis “llegan al convencimiento de que de él. Salud. Por lo tanto. Para coerción por la fuerza. además de que se pueden este mismo sentido. 11 (3): 295-321 . Hernández M. es decir un conjunto diferenciado de En ese sentido. Cienc. En ese sentido. los procesos sándose en los textos de Johnson y Goldstein. el Estado representa. en organizaciones pues. como arena de lucha de los otros adoptar una visión relacional del poder. socio-políticos de formulación de políticas o este enfoque permite introducir en el análisis de de creación o reforma de sistemas de salud no las profesiones la teoría de Foucault de que las llevan a la implementación inmediata y au. pero desde otra perspectiva. incorpo- actores sociopolíticos y de los individuos por la rando.

Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. p. integrando relaciones de interdependencia cada según esta concepción. además. por medio de la ideología. sociedad en la cual se construye. que permitan comprender procesos establecimiento de las distintas jurisdicciones específicos de ‘configuración social’. Esta Rev. va introyectando la concep- Este enfoque del neoinstitucionalismo histó. seguidor de relacionadas con la salud y la práctica profesional. medio de ellas. pues forman parte de un decir. pp. propone que esta construcción Por ejemplo. Esto ron parte de la formación del Estado” (97. 11 (3): 295-321 / 311 . realizar un análisis de momentos históricos estuvieron vinculadas a este último proceso. vez más complejas entre actores y sujetos. tal como lo maneja la historia liberal. Jacques Lacan. recuperar y articular el dominante que precisamente se debe extender análisis del rol desempeñado por los sujetos en a la gran mayoría de la población haciéndo- la construcción de las instituciones. Es decir. y como protagonistas de las ideología). para poder entender que esos individuos no téntico entramado que potencia a los programas actúan a partir de su conciencia individual sino políticos […] y que las profesiones modernas como sujeto colectivo. Es por eso que la te’ como un sujeto consciente que lucha en un gobernabilidad se vincula con la normalización. Braunsteín. convirtiéndose en la concepción del luchas que se dan en el campo de la salud por mundo reconocida como evidente. en unas épocas que lo que un individuo ve como acción racional más que en otras. Para Foucault es también importante su sociales que se expresa en la prolongación de concepción del poder como vínculo y la idea de dichas cadenas de interdependencia (118). social del sujeto se produce a través de lo que niciones de la enfermedad y del orden social. En el caso de la que le determinan su conducta y su habitus en profesión médica. sujetado a redes de pensamiento y de acción rieron esos saberes” (97. proponemos la categoría de sujetos políticos instituciones. Cienc. tanto civi. Por pertos profesionales de los ‘definidores oficiales’ eso. ción del mundo (Weltanschauung) de la clase rico propone. Esto significa que la ex. Los sujetos políticos de la salud En otras palabras. 79). como formaciones sociales que van bernamentales. es decir como individuo fueron la forma institucionalizada que adqui. El puntuales. la él ha llamado ‘doble proceso de sujetación’. los neoinstitucionalistas rescatan la idea de pues los médicos han estado. en el sentido gramsciano (119. […] resultado de los programas y políticas gu. los médicos al supervisar las defi. En consecuencia puede decirse. mecanismos y saberes […] au. que en la modernidad “el poder legítimo reside Para superar el concepto tradicional de ‘agen- en la obediencia de los sujetos”. truye en un proceso histórico-social específico. 111). incuestionable y connatural a todos institución determina al individuo o viceversa los grupos sociales no antagónicos (121). íntimamente involucrados en está socialmente construido (69). y ‘psicoge- profesionales fue desde principios del siglo XIX nética”. Salud. representada en “un conjunto de programas. permite develar la diferenciación de funciones 78-79). se sentido común de los sujetos sujetados (la les como estatales. 120). El psicoanalis- la generación de definiciones gubernamentales ta argentino Néstor A. perticia y la autonomía técnica están claramente simultáneamente va quedando sujetado por la articuladas al área de la gobernabilidad (97. campo. no se puede separar a los ex. que las profesiones fue. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad de la figura del experto y el establecimiento (el dilema del huevo o la gallina) se propone de asociaciones profesionales en el siglo XIX. tal como lo formulaba Norbert Elias. Para superar el problema de si la hegemónica. es profesión es el Estado. que en la medida en que un sujeto se cons- área oficial del discurso. por lo tanto. el sentido que Bourdieu le da a ese término.

Cienc. nacional y local. las distintas clases y grupos en motores de la acción social en el desarrollo e sociales. pueden participar lado. en general. sin todos los elementos mencionados anteriormente. el cultural. por un lado. momentos concretos de su historia. las cuales se convierten los grupos de poder. teniendo en cuenta intelectual’ (2. que le marcan el rumbo Estos sujetos políticos. y les moldean esas tomas construcción de relaciones hegemónicas entre de decisión ‘racionales’. lo que hace que los procesos sociales no sos comunes a los distintos países de una región. a través de procesos históricos permiten entender cómo los sujetos están ar. el político —con los diferentes parti. el a formas específicas de construcción y estruc- jurídico. el familiar. son históricos y Estado’ (el aparato eclesiástico —el sistema de pasan por distintos períodos que corresponden las diferentes iglesias—. esos elementos ideo. los conjuntos de relaciones profesiones. así como también lo a una formación social determinada. ticulados a redes y a sociabilidades políticas Todo esto tiene que ser visto como un conjun- y religiosas o familiares y cómo sus acciones. to de relaciones macroestructurales que cruzan intereses y preferencias tienen un componente o atraviesan el ámbito microestructural de los aparentemente racional. en el campo de la salud. les naturalizan les de reproducción de las sociedades específicas sus entornos ambientales. Enfoque comparativo texto’ es. Un estudio de la historia de la salud y. entendidas como todos los campos. Hernández M. económicos. atributos que concretan los distintos aspectos planteados en este artículo como característicos El ámbito de los procesos de la historia de los procesos de profesionali- macroestructurales zación. por otro ticos de Belmartino y Bloch. sino que eso que hemos llamado ‘con. de integración global. que Jean Piaget ha llamado su ‘inconsciente se debe realizar. Eslava JC introyección se produce a través de los que Louis adoptan. que ellos se den cuenta. el sindical. entonces.Quevedo E. los métodos prosopográficos determinadas. de los procesos macroestructura- y de ellos mismos hegemónica. como en medicina y la salud pública. el escolar. en sí mismo. el racimo de campos que Las siguientes fases del proyecto compara- se acercan o se alejan del campo sobre el que tivo se desarrollarán estudiando los siguientes hemos puesto nuestro foco de atención. no. regional. acumulación de capital. televisión—. obviamente desde la perspectiva de la Finalmente. 123-135). la concepción del mundo ta. en el ámbito macroestrucutral de las rela- en varios campos simultáneamente y pueden ciones geopolíticas que han influido y continúan llevar intereses y representaciones de un campo influyendo de forma transversal. a modos determinados de dos—. a regímenes de gobier- radio. de la medicina y de la salud pública. texto de regímenes de acumulación de capital y pero también de las políticas públicas y privadas. sean un contexto externo al campo o un telón de fondo. y que. Cortés C. así como los capitales en juego. pero poniendo en marcha análisis que den cuen- lógicos hegemónicos. 11 (3): 295-321 . Y es por eso que. en configuraciones o formaciones sociales Por su parte. el de la información —prensa. en unos hacen las instituciones (los actores socio-polí. las Althusser ha llamado ‘aparatos ideológicos del instituciones y los sujetos. y de los procesos jurídico-político-ideológicos de culturales y políticos. turación del Estado. sociales. a los elementos ideológicos que conforman lo por lo tanto. pero están sometidos campos. etcétera) (122). de gobierno específicos. Salud. Y. pero en el con- implementación de las acciones profesionales. en el campo de la salud. en esos proce- a otro. son comunes a que los caracterizan y las formas que estas estas dos profesiones en toda la América Latina: 312 / Rev.

remuneración y la sociedad control del ejercicio profesional Normas de regulación estatal de la práctica médica Número de médicos y del personal de salud Dinámica de desarrollo de la práctica médica en la expansión de los sistemas de servicios de salud Relaciones con agentes y empresas del complejo médico industrial y financiero de la salud Relaciones con dinámicas culturales. terapéutica. prevención. reconocidos y excluidos) Instituciones de Escuelas y universidades ejercicio. o de hegemonías Relaciones geopolíticas Relaciones con centros de producción y reproducción de la medicina científica moderna Agendas internacionales en salud y atención médica Relación con organismos internacionales e instituciones transnacionales filantrópicas y empresariales de la salud Rev. 11 (3): 295-321 / 313 . individual y colectiva Relación médico-paciente-comunidades Desarrollos técnicos y tecnológicos Debates internos y corrientes de pensamiento y conflicto de paradigmas Grandes referentes de la medicina y la salud pública nacional y latinoamericana (sujetos políticos. de salud. gobernabilidad. políticas y militares en los procesos de construcción de nación Individuos destacados. Matriz de relación entre atributos y categorías para la búsqueda de la información documental. el análisis y la comparación Periodo: (1760-2010) Atributos Categorías Situación y condiciones Condiciones que determinan la situación de salud de salud-enfermedad de Situación diferencial de salud de las poblaciones según clases sociales. autonomía. causalidad. de producción y Planes de estudio y estrategias de formación reproducción social de la Centros de investigación y desarrollo tecnológico profesión Hospitales y centros de servicio Instituciones estatales de salud Publicaciones Relaciones y conflictos Medicinas. enfermedad. saberes y prácticas alternativas Saberes y prácticas populares Formas de organización Trabajo independiente (practica liberal) del trabajo y del empleo Trabajo asalariado Trabajo por prestación de servicios Trabajo por medio de cooperativas y corporaciones Formas de organización y Academias. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. Jaloneadores de procesos de organización profesional algunos no siempre Investigadores productores de nuevos cuerpos de saberes socialmente visibles o Expertos en el campo de la práctica que construyen nuevos cuerpos de prácticas reconocidos como tales profesionales Organizadores y directores o burócratas de instituciones privadas o públicas (estatales) Constructores de procesos institucionales. asociaciones y agremiaciones de lucha por la autonomía Dinámica de la lucha gremial y autorregulación Códigos de ética o deontología médica Relaciones dialécticas con Relaciones con el Estado de regulación. Salud. Cienc. saberes y prácticas afrodescendientes salud Medicinas. prácticas específicas diagnóstico. etnia y género las poblaciones Conocimientos y Transformaciones en los conceptos y las prácticas. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad Tabla 1. de políticas públicas y privadas Entretejedores de procesos de autonomía y autorregulación. saberes y prácticas aborígenes con otras prácticas en Medicinas.

sidad de un fenómeno mediante el examen de dad de las poblaciones las diferencias sistemáticas entre los distintos • Conocimientos y prácticas específicas casos” (1. una comparación de carácter descriptivo. tanto continuista. Lo que se ha tratado es armar tonomía y autorregulación un entramado teórico con varias herramientas • Relaciones dialécticas con la sociedad de tal forma que la articulación de todas estas • Relaciones geopolíticas teorías y sus métodos a la propuesta neoinsti- tucional permita. como por los ceptuales y técnicas que han cruzado el campo individuos que participan en la lucha desde de la salud en dimensión continental en di. como actores sociopolíticos) en los diversos cesos. Eslava JC • Situación y condiciones de salud-enferme. una “comparación identificadora de de la mayoría de las historias de la medicina la diferencia”. por un lado. desarticulada. • Instituciones de producción y reproduc- ción social Epílogo: Hacia un eclecticismo • Relaciones y conflictos con otras prácticas consecuente sociales en salud No se pretende proponer aquí un eclecticis- • Formas de organización del trabajo y del mo acrítico que se apropie de elementos de empleo de los profesionales diversos enfoques y teorías al azar y en forma • Formas de organización y de lucha por au. y les definen derroteros demográficas. así como de aquellas de universalizadora. pero también las diferentes diversas formas de sociabilidades y articulados formas como esos grandes procesos. por filosóficas y epistemológicas. agendas y orientaciones políticas. Cortés C. Esto con el fin de entender principio de variación en el carácter o la inten. espacio geopolítico. que “[…] aspira a explicar el corte internalista. estrategias y específicas a cada lugar. nista y funcionalista. debido a tácticas de lucha por hegemonizar los capitales las acciones. que “[…] trata de establecer un latinoamericanas. se puede convertir en un punto de partida útil. 105-106). y nacionales debido a condiciones geográficas. agendas y a redes de poder de distinto tipo. por otro orientaciones políticas. como de las puramente meno sigue en esencia la misma regla” y. para superar los enfoques tra- países. económicas. Hernández M. las instituciones públicas y privadas (actuando El análisis tendrá en cuenta grandes pro. se combinarán dos tipos de comparación dicionales centrados solamente en la historia histórica. social y cultural.Quevedo E. conceptuales y técnicas lado. abordar más a Todas ellas con sus respectivas categorías fondo el estudio del rol desempeñado. políticas e históricas a sus intereses y a sus objetivos. develar cómo todas esas diversas formas han sido transformados en los ámbitos locales de organización social marcan a los individuos. campos en los que intervienen. Y. las instituciones. como sujetos políticos. siguiendo la clasificación propuesta de la medicina e ir más allá de las perspectivas por Charles Tilly: por un lado. pp. tanto por (tabla 1). el campo de la salud como un ámbito mucho 314 / Rev. los grupos de presión y las ferentes épocas. participaciones e intereses de los simbólicos y materiales que están en juego en actores sociopolíticos y de los sujetos de cada los campos en que participan. El modelo de abordaje que aquí se presenta Para dar cuenta de esas similitudes y di. todas ellas propias otro lado. ferencias que se presentan entre los distintos En primer lugar. Cienc. 11 (3): 295-321 . pero también. evolucio- hecho de que cada uno de los casos de un fenó. con. Salud.

que esta es una herramienta “a partir tido en el transcurso de la investigación. procesos amplios. en segundo lugar. Archila R. 4. p. Historia de la medicina peruana. 1963. objeto de estudio le demanden. Tilly C. Historia de la Medicina en el Ecuador. Historia de la medicina en El Salvador. más que un núcleo tes primarias y en la bibliografía secundaria duro de soluciones preconcebidas. Grandes estructuras. a este investigador. Clases y élites en la investigación. Algunas reflexiones teóricas y metodológicas. p. Con él se pretende explorar la comparables. En: Carasa Soto P. 11-24. y también otras pertenecientes a posibilidad de profundizar la capacidad explica. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. propuesto a partir de una línea tipo de abordaje señalado al proceso de cons- de trabajo ya desarrollada en publicaciones pre. Bibliografía 1. comparaciones enormes. siguiendo Sociales de la Salud. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad más amplio susceptible de ser estudiado por de ella lo que las circunstancias y su particular las diversas ciencias sociales y humanas rela. no lo son en de- de las enfermedades. por lo tanto. pues de la cual cada investigador que quiera aden. como todos los modelos y formas e instrumentos de otras ciencias sociales. Villa J. 5. 1991. 68). trucción histórica de profesiones específicas vias de los miembros de la red que conforma el [como la medicina y la salud pública] puede equipo de investigación de este proyecto y de ayudar a captar en forma simultánea algunas otros autores. Valladolid: Universidad de Valladolid. tiva del análisis histórico utilizando categorías p. creemos. temas de investiga. tanto del proyecto comparativo de la historia útil para la yuxtaposición de elementos teóri- de la medicina y la salud pública. 1951. 6. solo el trabajo de pesquisa y de reflexión sobre trarse en el [estudio del] tema. profesiones de la salud. editor. Salud. 2000. 3. Caracas: Ministerio de Sanidad y Asistencia Social. rativo de la historia de la medicina y de la salud ción que hacen parte del Programa de Estudios pública en América Latina creemos. Elites Prosopografía contemporánea. […] cionadas con la salud. Lastres JB. para un conjunto de problemas o ‘zonas problemáti- la recolección de la información en las fuen. seres humanos. pueda construir sus resultados permite reconstruir formas de […] su propia agenda de cuestiones”. Pero. El Salvador: Ancalmo Internacional. Rev. de abordaje de la realidad construidas por los Siguiendo a González Leandri. su más profunda e irrepetible especificidad” (97. cas’ a los que debe atenderse. 68). tomando explicación y de relato específicas. 1994. Infante-Meyer C. “Es decir. Paredes V. Lima: Universidad Mayor de San Marcos-Imprenta Santa María. en construcción. Quito: Editorial Casa de la Cultura Ecuatoriana. que funcione. así como de las políticas Con relación específica al proyecto compa- de salud en América Latina. Madrid: Alianza. Historia de la medicina en Venezuela. de las ciencias y de otras terminados aspectos coyunturales” (97. 11 (3): 295-321 / 315 . Cienc. este enfoque deberá ser subver- además. que “[…] la aplicación del Este modelo. y para su correlación y análisis en el marco. 1961. 2. […] al modo de una teoría de alcance medio. es de carácter abierto y está aún características más generales y. como en los cos que si bien pueden resultar contrapuestos demás proyectos comparativos de la historia en sus proposiciones últimas. Y.

Pérez R. São Paulo: Editora da Universidade de São Paulo.: Fondo de Cultura Econó- mica. Aguirre G. Historia de la Medicina en Colombia. Guerras. Wiesner C. La medicina científica en el siglo XIX mexicano. LP. Martínez A. García CM. López J. Tunja: UPTC. 2001. Córdoba: Universidad Nacional de Córdoba. 1998. Café y gusanos. et al. 12. 29. 21. México. Guzmán M. Romero A. História geral da medicina brasileira. Quevedo V. 1884.Quevedo E. 1997. Eslava CJC.a ed. F. 2004. et al. N. Manizales: Biblioteca de Escritores Caldenses. 25. saúde-Manguinhos.: Universidad Nacional Autónoma de México/Academia Nacional de Medicina. Corpas. Apuntes sobre la historia de la medicina en Manizales. 1999. Bogotá: Imprenta de Vapor de Zalamea Hermanos. Reynolds J. Viesca C. F. Quevedo V. 27. Memorias para la historia de la medicina en Santa Fe. N. Bogotá: Escuela de Medicina Juan N. Quevedo MC. 19. Cortés C. Eslava C. 8. Hernández A. La medicina del siglo XVIII en el Nuevo Reino de Granada. 1980. Análisis sociohistórico. JC. Martínez F. Martínez X. Flores F. Bustos J. Ibáñez PM. ciências. GE. 1990. 1989. D. Santiago de Chile: Editorial Andrés Bello. et al. Cienc. 9. MC. Borda C. M. Siglos XVII y XVIII. 2001. Historia general de la medicina en México. F. Moreno de los Arcos R. Historia de la medicina chilena. Martínez F. E. 23. E.: Aca- demia Nacional de Medicina/Universidad Autónoma de México. Miranda C. Historia de la salud pública en México: siglos XIX y XX. 22. mosquitos y Petróleo. México. 1984. Quevedo V. LP. Historia general de la medicina en México. Cárdenas H. Salud. editor. 1. Bogotá: Tecnoquímicas-Grupo Editorial Norma. JC. México. N. 30 años de la estimulación cardíaca en Colombia Bogotá: Editorial Andes. 26. Miranda C. Eslava C. 316 / Rev. Quevedo VE. 2007. 2010. Martínez F. La salud en Co- lombia. México. Bogotá: Tecnoquímicas-Grupo Editorial Norma. N. Yepes FJ. 24. México: IMSS. Quevedo V. Historia de la medicina en México. Bustíos C. 18. et al. 1997. 1977. D. Mariño C. D. M. Historia de la salud pública y la epidemiología en Colombia. M. 11 (3): 295-321 . História. Cuatrocientos años de la salud pública en el Perú (1533-1933). Cruz-Coke R. Henao R. enfermedades y médicos en Colombia. El tránsito de la higiene hacia la salud pública en Colombia. 14. Pérez R.5(2):293-310. GE. 15. Miranda C. Hernández M. D. 28. Historia general de la medicina en México. E. Aznárez EP. 13. Historia de la medicina en Colombia. M. GE. Acosta B. Hernández A. Miranda C. 1982. E. Quevedo V. Rodríguez AC. Eslava JC 7. F. 1995. Rodríguez ME. 16. Historia general de la medicina argentina. JC. 2004. Cuba. 11. 1988. Medellín: OPS/OMS-FNSP- SCE. 1973. 2008. medicina y civilización. Sotomayor HA. Santos L. La Habana: Instituto Cubaño del Libro/ Editorial Científico-Técnica. Hernández A. 1984. editor. Rodríguez ME. 1990. editores. Bogotá: Universidad Nacional/Instituto de Salud Pública/Centro de Historia de la Medicina. 20. La salud pública en Colombia: Cien años atrapada entre los intereses internacionales y el desinterés nacional. Bogotá: Ministerio de Salud-Departamento Nacional de Planeación.95(588):5-29. Eslava C. Historia de la Medicina en Colombia. Mejía P. Bogotá: Tecnoquímicas-Grupo Editorial Norma. Hernández A. editor. Pérez R.: Universidad Nacional Autónoma de México/Academia Nacional de Medicina. Bustos J. 17. Rosario. Lima: Concytec/Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 1873-1953. 10. E.

“En nombre del pueblo. Unequal Cures. Asclepio. São Paulo: Editora Hucitec Anpocs. Costa N. 36. 45. Instituçào e Estrategia de Hegemonía. 48. Benchimol J. 42. Hernández M. 49. 1982. 1910-1946. Armus D. 2010. Manguinhos. lagartos e outros bichos.)”.LIV(2). 40. Uma história comparada dos Institutos Oswaldo Cruz e Butantan. editor. 2. 1900-1950. En: Finkelman J. 39. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad 30. Lima: Instituto de Estudios Peruanos-IEM. Zulawski A. 1996. 32. Salud. Rio de Janeiro: Editora Fiocruz/Editora da Universidade Federal do Rio de Janeiro. 2002. 1998. Luz MT. Cuerpo y sangre de la política. Febre amarela no Rio de Janeiro (1880-1930). Río de Janeiro: Edições Graal Ltda.. Armus D. p. As Instituções Médicas no Brasil. 1870-1950.. Instituições médicas do século XIX aos anos 20: Os projetos de medicina social e saúde pública. Río de Janeiro: Editora Fiocruz-OPS/OMS. p. Legados y tendencias en la historiografía sobre la enfermedad en América Latina moderna. A Ciência na Belle Époque. En: Luz MT. “Milonguitas” en Buenos Aires (1910-1940): tango. 1870-1940. Historia social de la salud pública.9 (Suplemento):187-207. Río de Janeiro: Edições Graal. 1. editor. Cobras.. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia/Instituto de Salud Pública. 31. ascenso social y tuberculosis. 37. Santiago de Chile: LOM Ediciones. 2007. Benchimol J. Public Health and Political Change in Bolivia. 47. Domingos José Freire y los comienzos de la bacteriología en Brasil. 43. uma história incabada. Río de Janeiro: Casa Oswaldo Cruz. p. Medicina e ordem política brasileira. Benchimol JL. 23-116. Caminhos da Saúde Pública no Brasil. Río de Janeiro: Vozes. 2007. (. 1990. Lima NT. Luz MT. editor. 34. p. Medicina e ordem política brasileira. Santiago de Chile: Ministerio de Salud de Chile. 2007. 46.a edición. Río de Janeiro: Edições Graal Ltda. Illanes Oliva MA. En: Cueto M. Benchimol J. editor. 2. Río de Janeiro: Bio-Manguinhos/Editora Fiocruz. 101-214. Avatares de la medicalización en América Latina. 38. 35. Luz MT. Buenos Aires: Lugar Editorial. editor. Armus D. 1870-1970. En: Armus D. Armus D. editor. Gentile de Melo C. Salud. Benchimol JL. Illanes Oliva MA. Rev. 2002. En: Cueto M. Cienc. La construcción histórica de las Visitadores Sociales (1887-1940). 1996. del Estado y de la ciencia. 41. Salud. Cultura y Sociedad en América Latina. Do sonho à vida. La ciudad impura. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. p. A doença e a vacina. A Era do Saneamento: As Bases da Política de Saúde Pública no Brasil. História. Lutas urbanas e controle sanitario. ciências. 2005. 53-86. 111-33. La salud fragmentada en Colombia. 1986. 1979. cultura y sociedad en América Latina. Armus D. Texeira L. 1993. Salud. 2002. (Hacia una historia social del siglo XX). 44. O Brasil e a Organizaçao Pan-Americana de Saúde: Uma História de três dimensoes. Río de Janeiro: Editora UFRJ/Casa Oswaldo Cruz. La enfermedad en la historiografía de América Latina moderna. 33. 2002.. Benchimol J. Lima: OPS-IEP.a edición. 1982. Buenos Aires: Edhasa. Dos micróbios aos mosquitos.a edición. editor. Febre Amarela. Durham: Duke University Press. 2001. saúde-Manguinhos. Hochman G. Chile 1880-1973. 11 (3): 295-321 / 317 . 13-40. tuberculosis y cultura en Buenos Aires. 1999. Salud y anarquía: la tuberculosis en el discurso libertario argentino.

La Emergencia de la salud pública como campo profesional en Colombia [Tesis de Magister]. 340 p./Universidad Nacional de Mar del Plata. 52. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. La fragmentación de la salud en Colombia y Argentina. 54. Washington: Woodrow Wilson Center Press/The Johns Hopkins University Press. Dar a luz en Chile. p. 53. Mar del Plata: H. en la primera mi- tad del siglo XX. 1995. 1492-1650. 1880-1950 [tesis de doctorado]. 11 (3): 295-321 . Curar. Saberes y prácticas médicas en la Argentina. México y Colombia (1930-2012). Salud. 2011. Historia y políticas sanitarias en Chile. 2008. Álvarez A. Buscando el reconocimiento profesional. Belmartino S. Álvarez A. Mar del Plata. Una comparación sociopolítica. Santiago de Chile: Ediciones Universidad Alberto Hurtado. 1999. Weak Incentives. 169-97. Cook ND. Hernández M. Zárate MS. Baris E. Molinari I. 2. Desarrollo metodológico para una historia comparada de la profesión médica. S.S. Cortés C. Madrid: CSIC. La salud pública en Colombia. 2004. 56. Eslava JC. González Leandri R. p. 2012. Reformas sanitarias en Italia y Brasil: comparaciones. Beldarraín E. Servicios de salud y sistema político. gobernar. Nelson JM. 2005. Bogotá: Instituto de Salud Pública/Facultad de Medicina/Universidad Nacional de Colombia. Santiago de Chile: Ediciones Universidad Alberto Hurtado. JM. 63. De la ‘Ciencia de Hembra’ a la ciencia obstétrica. 69. Mar del Plata. 2002. Brasil. A. 2002. Un recorrido por historias de vida. Hernández M. Siglos XVIII y XIX. Argentina: Universidad Nacional de Mar del Plata-Eudem. Eslava JC. Carbonetti A. Saberes y prácticas médicas en la Argentina. persuadir. editor. La reforma sanitaria en busca de una teoría.a edición. Brazil. salud y medicina en la Argentina de los siglos XIX y XX. 1990. Belmartino S. Historias de enfermedades. Médicos e instituciones de salud. En: Armus D. Crucial Needs. Argentina: Emecor. p. De Miguel. 2005. 5-7. En: Álvarez A. editor. Democratization and Globalization in Latinamerica. 2008. 60. 2004. 67. Eslava JC 50. 318 / Rev. Madrid: Editorial Siglo XXI. Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas-CIEPP. Belmartino S. Cienc. 61. Brasil y Chile. 51. Álvarez A. 2007. Ottawa: International Development Research Center (IDRC). Espinosa LM.1998. Hernández M. A Comparative Analysis of Health Care Reform in Argentina. Kaufman RR. editores. Cuba y México. Fleury S. Argentina. 2005. alimentación y salud. La profesión Médica. Carbonetti A. Zárate MS. 62. 1920-1970. Trayectorias comparadas de la salud. Carbonetti A. Reynoso D. Argentina: Universidad Nacional de Mar del Plata. Prólogo.A. En: Fleury S. Avatares de la medicalización en América Latina.. Un recorrido por his- torias de vida. 253-306. p. Carbonetti A.I. Social Sector Reform. Gumersindo Sayago y la formación de la tisiología en el interior de la República Argentina. 101-44. et al. 66. 58. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. Reynoso D. Estudios de caso México: Plaza y Valdés. siglo XIX. La conquista biológica: las enfermedades en el Nuevo Mundo. 68. 55. 64. Reshaping Health Care in Latinamerica. Enfermedad y sociedad. Guadalajara: Universidad de Guadalajara. Mar del Plata: Universidad de Mar del Plata-Eudem. 2004. 1978. 1906-1947. La tuberculosis en la ciudad de Córdoba. 65. Bogotá: En prensa. Fleury S. editor. Buenos Aires: Lugar Editorial. 59.Quevedo E. Córdoba. En: Freidson E. 2000. 1852-1886. Desastres. 57. Por la salud del cuerpo. Mendonça MH. Barcelona: Ediciones Península. and Mexico. 1870-1970. La construcción histórica de la profesión médica en Buenos Aires.

3a edición. MacMahon B. México: Fondo de Cultura Económica. a working document. p. 1992. 86. 305-18.a edition. En: Cardona Á. Medical Anthropology. 1999. 1992. Ministery of National Health and Welfare. En: OPS/OMS. editor. Cambridge: Harvard University Press. editor. 1. 3. 2005. 1949.: Organización Panamericana de la Salud. Fontana J. Barcelona: Critica-Grijalbo. Clarkson LA. editor. 2000. 1960. México: Fondo de Cultura Económico. Wiley AS. 1993. La muerte negra. 1-24. Leavell HR. Hacia una clínica y una epidemiología no positivista (refle- xiones críticas histórico-epistemológicas en torno a las conceptualizaciones modernas de la realidad de la salud y del enfermar humano). Bogotá: Zeus Editores. editor.a edición. Arrizabalaga J. The Social Fabric of Health.. 11 (3): 295-321 / 319 . D. Janzen JM. Plague. Explaining Epidemics. 1974. editor. An Introduction to Medical Anthropology New York: McGraw Hill. Ottawa.19. A Biocultural Approach. Preventive Medicine for the Doctor and the Community. 81. New York: McGraw-Hill. editor. 2003. Armus D. An Epidemiologic Approach. El concepto de “Campo de la Salud”: una perspectiva canadiense. A new perspective on the health of Canadians. Health. 1994. 85. 74. Explaining Epidemics. Actores. Washington D. Laurell AC. Sociedad y salud.1936. 89. Rev. La salud-enfermedad como proceso social. En: Rosenberg C. 1348-1530. El proceso salud-enfermedad. Gottfried RS. 79. 78. Breilh J. and other Studies in the History of Medicine. Epidemiología: Economía. Lalonde M. 72. McGuire MB. Laurell AC. 1994. 90. 93. Encyclopédie française. 77. Disease in the Historiography of Modern Latin America: Fom Malaria to Aids. 91. 1999. Frenk J. p. Arbor ciencia.a edición. Cienc. Hong Kong: Macmillan Education. 83. A Critical Sociology. Clark WR. En: Rodríguez MI. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad 70. Belmartino S. 142(558-560):147-65. Freund PES. pensamiento y cultura. New York: Cambridge University Press. 1965. 71. Enfermedad y población. 1992. C. Introduction générale. Lalonde M. Sobre la concepción biológica y social del proceso salud-enfermedad. Cipolla CM. Washington. Population and the English Economy. Ipsen J. 87. Illness and the Social Body. and other Studies in the History of Medicine. 76. 1989. dos visiones de las instituciones. Rosenberg CE. Hatcher J. 1994. Clark EG. 80.1(1):237-84. Alicante: Seminari d’estudis sobre la ciència. New York/Oxford: Oxford University Press. New Jersey: Prentice Hall. 84. Cuadernos Médico Sociales. Medicina y Política. 2009. Toronto: Little. 1-12. Canadá: Government of Canadá. 1982. Quevedo VE. Epidemiologic Methods. Nuevas tendencias en la historia de la enfermedad: a propósito del constructivismo social. Upper Saddle River. Rosenberg CE. Bernabeu-Mestre J. México: Fontamara. 1980-1985. 2002. 82.. New York: Cam- bridge University Press. Agentes y estructuras: dos visiones de las preferencias. Salud. La salud de la población. 88. Su articulación en la formación del personal de salud.: OPS/OMS. society and history. Inc. 92. Boston. Brown and Co. Bloch C. 1993. Contra un enemigo mortal e invisible. 73. 3. Leriche R. Buenos Aires: Organización Panamericana de la Salud. Promoción de la salud: una antología. Disease in the Historiography of Modern Latin America. Durham/London: Duke University Press. Polis. El sector salud en Argentina. editor. Allen JS. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. 75. 1992. En: Armús D. Hacia una nueva salud pública. Pugh TF. p. Desastres naturales y humanos en la Europa medieval. Winslow C-EA.C. París. conflictos de interés y modelos organi- zativos. 1992. Public Health in the World Today. Framing disease: Illness. Lo biológico y lo social.

New York: Cambridge University Press. 1995. Skocpol T. Strategies of Social Clousure in Class Formation. p. editor. 2. Bringing the State Back In. Cortés C. En: Burrage M. 101. 1990. Roth Deubel AN. 115. Fundamentos para su estudio histórico Madrid: Editorial Catriel. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. Social Class and the Division of Labour Cambridge: Cambridge University Press. editores. Bringing the State Back In. Profesiones. El Estado regresa al primer plano: Estrategias de análisis en la investigación actual. 1974. 113. Políticas públicas. The Social Analysis of Class Strucutre London: Tavistock. México: Siglo XXI Editores. 1990. editor. peculiarities of the British. 98.. González Leandri R. Governmentality and the institutionalization of expertise. Weber M. p. Johnson T. 108. 1978. 109. Larkin G. La profesión del médico a través de las edades. 106. Entre la vocación y el interés corporativo. Skocpol T. Ciencia emancipadora e interculturalidad. 1999. 320 / Rev. México y Colombia. Foucault M. 92-129. México: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes/Grijalbo. Buenos Aires: Lugar Editorial. Evans PB. 1977. 103. Sacks M. 1977. implementación y evaluación. 112. editor. 95. Foucault M. 1984. En: Parkin F. El nacimiento de la clínica. 1977 enero-abril. 105. Sociología y Cultura. En: Grompone R. editores. editores. 110. Collins R. En: Sigerist HE. 96. Un estudio de sociología del conocimiento aplicado. New York: Cambridge University Press. 104. The State and the Professions. En: De la Cuesta C. 2012 julio 18. 1979. 1980-2012. S.a edición. Hernández M. En: Johnson T. 1975. Freidson E. 2003. Illich I. Epidemiología crítica. Bourdieu P. Némesis médica. Breilh J. 1985. Hernández M. 24-43. 114. La profesión médica. Educación médica y salud. 1974. Instituciones políticas y sociedad Lecturas introductorias. 1975. Sigerist HE. 100. 97. 99. editors. Johnson T. Madrid: Alianza Editorial. Rue- schemeyer D. 1985. Professions in Theory and History. In: Evans PB. 116.6:89-108. Una arqueología de la mirada médica. Gustavo Molina. Salud. Rueschemeyer D. 102. Torstendahl R. A. Skocpol T. Professions in Theory and History. Austria. Parkin F. Turner B. Historia de la medicalización. Torstendahl R. 1982. Sociología de la medicina. Skocpol T. 1990. Las profesiones. 111. Sarfatti Larson M. Formulación. The Rise of Professionalism: A Sociological Analysis. Documento presentado en 54 Congreso Internacional de Americanistas “Construyendo diálogos en las Américas”. Historia y sociología de la medicina. 1-23. Viena. Revista Centroamericana de Ciencias de la Salud. Medellín: Universidad de Antioquia. En: Giddens A. La expropiación de la salud. London/Newbury Park/New Delhi. p. Health professions and the State in Europe. 1999. Barcelona: Edi- ciones Península. Introduction: the professions in sociology and history. Eslava JC 94. Strategies of analysis in Current Research. Foucault M. p. conocimiento y poder. 2006. Barcelona: Barral Editores. 1995. Cienc. London/Newbury Park/New Delhi. editores. Mackenzie G. 3-37. 11 (3): 295-321 . Lecturas básicas en sociología de la medicina. En: Burrage M. Berkeley: University of California Press. México: Fondo de Cultura Económica. Coe R. London: Routledge. 11(1):2-25. Bogotá: Ediciones Aurora. Reformas del sector salud en perspectiva comparada: Brasil. El nacimiento de la medicina social. editor. 107. Burrage M.Quevedo E. Tercera edición ed. Bogotá: Editado por el Dr. Bringing the State Back In. Market Closure and the Conflict Theory of the Professions. Economía y Sociedad.

XXII(2):170-92. 122. Italia y España). History and Theory. Bogotá: Instituto Colombiano de Antropología e Historia. Problemas de psicología genética. El Sujeto en el Psicoanálisis. Piaget J. pauvoirs et societé. 1975. sujeto del discurso. 2009. Psiquiatría. Actes du Colloque du Rouen. Rouen: Université de Rouen. 1974. p. 1820-1848. La sociabilité méridionale. Cahiers des Amériques Latines. 118. 1990. teoría del sujeto. Confréries et associations en Provence orientale dans la deu- xième moitié de XVIIIème siècle. 105-70. 127. 121. Bogotá: Universidad Externado de Colombia. México: Siglo XXI Editores. p. Antioquia 1870- 1930. Thelamon F. Marín Leoz JM. 1993. Morales Moya A. 134. La concepción del Estado en la obra de Antonio Gramsci [tesis de licenciatura]. 1995. p. México: Siglo XXI Editores. 69-79. p. Agulhon M. 119. editor. México: Instituto Mora. Sociabilité. Althusser L. 131. Arango de Restrepo GM. p. Paris: Librairie Armand Collin. Escritos.10:197-210. Valladolid: Universidad de Valladolid. Loaiza G. 132. 123. Loaiza G. En: Pani S. 1978. de las profesiones de la salud y de sus relaciones de doble vía con la sociedad 117. editor. 1984. Medellín: Universidad Nacional-IME-Dirección de Investigaciones. En: Braunstein NA. editor. Bibliografía extranjera. 2004. Sujeto de la conciencia. editor. Sociabilidad. Salud. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. 1980. 1977. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. La élite rectora de la capital. Consideraciones sobre las elites. 1983. Conceptuar lo que se ve Françoise Xavier Guerra. Barcelona: Editorial Laia. psicoanálisis (hacia Lacan). Goldstein J. Braunstein NA. psicoanálisis (hacia Lacan). France Revue des Sciences Sociales. 133. editor. 73-94. religión y política en la definición de la nación (Colombia. de la tradición a la modernidad. 126. 80-158. 124. Valladolid: Universidad de Valladolid. 1980. 419-60. 2004. Le cercle dans la France bourgeoise. 135. Elites. editor. González Bernaldo P. 2008. Weiler V. editor. Las sociabilidades modernas en la Nueva Granada. Inconsciente afectivo e inconsciente cognoscitivo. Elites Prosopografía contemporánea. Rev. Ideología y aparatos ideológicos de Estado (Notas para una investigación). En: Piaget J.13:5-25. 39-58. 120. La ‘sociabilidad’ y la historia política. Braunstein NA. Una introducción. 128. Un modelo para armar: Una propuesta metodológica para abordar el estudio comparativo de la historia de la salud pública. Zambrano F. Siglo XIX. el materialismo histórico y la lingüística. En: Braunstein NA. En: Althusser L. 1820-1886). 2011. Gente decente.41:170-83. En: Carasa P. Canal I Morell J. Miranda N. 1797-1803. Barcelona: Ariel. Sociabilidades católicas. 1994. The “Disciplines” and the History of Professions. Cienc. 130. Carasa P. Psi- quiatría. Prosopografía contemporánea. Agulhon M.23: 235-72. 11 (3): 295-321 / 321 . 125. El concepto de sociabilidad en la histortiografía contemporánea (Francia. sujeto. Paris. Sociabilité et vie publique en Colombie au XIX siècle.1966. 1810-1848 (étude d’une mutation de sociabilité). historiador Homenaje. teoría del sujeto. 1996. p. 129. editor. Foucault among the Sociologists.