You are on page 1of 8

"Clinica Con NiÑos: Juego Y Pulsion

"

(*) Jornadas En El Centro De Salud Mental Ameghino, 2002.-

Marcela Schiller

A continuación relataré un caso clínico de una niña de 9 años a quien llamaré Lorena y que
atendí durante dos años, 1 de los cuales fue en el hospital. Supervisé el material con Mónica
Arias a quien agradezco lo mucho que estoy aprendiendo sobre la clínica con niños.

La madre de la niña concurre a la primera entrevista. Dice sentirse preocupada por su hija a
quien le va muy mal en la escuela, no aprende y sufre mucho por eso. Lorena tiene ataques
de pánico, no se quiere quedar sola, teme que a su madre le suceda algo malo. “Esto ocurre
desde los tres años cuando empezó el jardín de infantes. Sentía angustia de separación”.
¿Quién? Pregunto. “Lorena” responde.
Actualmente Lorena está en cuarto grado pero no sabe nada, la fueron pasando de grado
porque la escuela privada a la que iba no tomó medidas en el asunto, a pesar de que
desaprobaba todos los exámenes, en el boletín no se evidenciaban las dificultades.
Lorena se encuentra realizando un tratamiento fonoaudiológico porque pronuncia mal y le
cuesta expresarse. También fue derivada al área programática donde se le realizó un
psicodiagnóstico en el que aparecían dificultades en la comprensión. Se estaba evaluando si
enviarla o no a una escuela de recuperación.

La madre dice que cuando Lorena nació tuvo una depresión post-parto y que aún hoy no se
ha recuperado del todo. Le dijeron que tal vez a Lorena le influyó esto.
La madre tiene un aspecto de alguien mayor a su edad. La noto con dificultades para
comprender lo que le digo, y en varias oportunidades dudé si no era una débil, o una
esquizofrenia. Su discurso era muy pobre. Dice que no pudo criar a Lorena, la crió su mamá
porque ella estaba muy mal, se agarraba de las paredes, pensaba que se iba a morir. Con su
marido no mantiene prácticamente relaciones, dice que tiene miedo, que le duele. Lorena
duerme con ellos en la cama desde que nació “para que no llore” ¿Quién? le vuelvo a
preguntar “Lorena” contesta. En otra entrevista el padre agrega a esto “es que nosotros
siempre estamos con Lore, compartimos todo con ella” la madre dice “es que él es tan
bueno, tan comprensivo” y agrega “nosotros entendemos el problema de ella y no la dejamos

- Página 1 de 8 -
Copyright 2014 - EFBA - Todos los derechos reservados

no dormís en tu pieza! ¡dormís en la de tu mamá y papá!..! qué te pasó que estás tan aplastado? Le dice mi caballo al de ella.Página 2 de 8 - Copyright 2014 . “Dale que este era un árbol y daban una vuelta por acá.sola”. pero ha caído en el olvido más radical. Por su parte la pediatra deriva a la niña a un psiquiatra. Lorena comienza a ser medicada con un antidepresivo (zoloft 50 mg) y ribotril. no me animo a estar sola. Las primeras entrevistas Lorena hablaba. Es a partir de esta intervención con los padres que con Lorena comenzamos a jugar a la escondida. Agarro el osito “¿vamos a cabalgar?” “¿qué quiere decir cabalgar?” “vamos a andar a caballo” “¿cómo?” pregunta.. El juego . las pruebas. -¿Cuál? (me hago la que no entiendo) -dibuja un plano -ah. ¡tu cama está afuera de la pieza de ellos en el comedor!.. Después un caballo. en la de mi mamá y papá. tengo mucho miedo y en la escuela me va remal. me reitera varias veces la pregunta de si le voy a sacar esto y le prometo que sí. se sorprende y se ríe “Es que estoy muy cansado” responde. Por favor sacame esto”. que la ayude con eso también. pero cuando lo intentan la nena llora.. Ahhh esto sí entienden – pienso e intervengo: “¿qué pasará que no tienen ganas de estar ustedes solos?” El padre dice que él quiere tener relaciones pero ella no “ y él me respeta” aclara ella. En esa entrevista intervengo prohibiendo que Lorena duerma con ellos en la cama. tiene miedo y la mamá termina quedándose a dormir en la cama con ella..le muestro y lo hace atrás mío como si no entendiera bien. Mira la caja y saca plastilina. Le digo de jugar a algo. Me da plastilina y me dice que haga algo. -¿en tu cama? -Bah. Creo que comenzamos jugando a esconder juguetes pero no estoy segura. la miro conmovida y le digo con certeza que yo la voy a ayudar. Quisiera poder acordarme como surgió este juego. Cito a los padres.. Él le dice de llevar a la nena al comedor. En otra entrevista me dice que está tratando de dormir sola pero que no puede. Pregunto: ¿y dónde dormís siempre? -En mi cama. Aparentemente sin ganas empieza a amasar. -¿Y la tuya dónde está? . de la escuela. Recibo a Lorena.. que la voy a curar.en el comedor -ah ¿pero vos dónde dormís? -en mi pieza. Hago un osito y entonces ella me imita y arma otro. Le tomo las manos. ella lo hace muy aplastado contra la mesa..EFBA . contesto. los compañeros.Todos los derechos reservados . Relato la escena: Uy. Me dice desesperada: “Marcela por favor ayudame.

Afirman que es producto de haberle sacado la medicación. a . toda la planta baja del servicio. te espero abajo.sí. Al principio el espacio a esconderse era el consultorio.EFBA . Le digo “¡¡¡qué truchos que son no se abrochan!!!” Se ríe y repite muchas veces ¡qué truchos no se abrochan! ¡qué truchos no se abrochan! jajaja. Primero cerrar bien la puerta y abrirla sólo cuando pare.de la escondida se desarrolló durante un período largo del tratamiento. y ves este es el botón para indicar a donde querés ir. Hablo con los padres para solicitarles el teléfono del psiquiatra y ver de ir reduciendo la medicación. Me interrogo: ¿la madre sufre de depresión “post. Después de varias veces me dice “no hace falta que cuentes en voz alta” y acepto. Yo trato de ayudar a armarlo. la escalera. Agarra los rastis “dale que vos y yo somos amigas y vos me invitabas a tu casa a jugar con los rastis” “dale” Hacemos una casa. Aún la separación entre ambas no terminó de producirse. A partir del juego de la escondida y la prohibición enunciada a los padres.Página 3 de 8 - Copyright 2014 . Mientras la espero abajo le digo: acordate que hay que tratarlo con cariño al pobre ascensor. De pronto me pongo nerviosa porque dos rastis no encastraban. el segundo piso. Lorena comienza a dormir sola y cesan los ataques de pánico. entonces fuimos ampliando los lugares. . puedo sola. Y tuvo varios cambios. -¡Ay Marcela callate!. yendo por el ascensor dice “pero tengo miedo de ir sola en el ascensor”. Estoy siendo testigo de los momentos instituyentes de la constitución subjetiva.parto” y la hija necesita de un antidepresivo? Intento separar a la niña de la madre pero se muestran reticentes a ceder su goce. Pensaba que era una manera de que aunque no me viera supiera que estoy ahí y no llore. pero era muy fácil encontrarnos. Vuelve contenta y repite el viaje varias veces. Empiezo a sospechar que la resistencia de los padres respecto de las mejorías notorias de Lorena podría llevar a una interrupción del tratamiento. Debo confesar que aun ahora mientras escribo y lo reconstruyo me emociono. La casa tiene una pared que separa dos espacios diferentes. -¿seguro? . -Ves. el ascensor. Los padres me dan el teléfono pero se muestran reticentes.Todos los derechos reservados . Comienza a ausentarse de las sesiones con variadas excusas. La invito a ir juntas. -Bueno. e incluso cierto sector de vereda que hay afuera del servicio.Me callo. dicen que la medicación le está haciendo bien para la enfermedad que tiene Lorena. Cuando pide de incluir el segundo piso. -Ahhh dice entusiasmada. hay que tratarlo con cariño a este ascensor. Decido citarlos y ahí me entero que Lorena volvió a tener un ataque de pánico al ir a conocer la escuela nueva a la que iba a concurrir al año siguiente. Quiero probar sola. Al principio yo contaba en voz alta sin mirar. Lorena viene y pide jugar a otra cosa. Pienso: Lorena padece la angustia de la madre frente al cambio.

que para ellos también esto es un cambio. no no tiene vergüenza. Por lo tanto les digo que hablaré con el psiquiatra para armar juntos una estrategia paulatina de reducción de la medicación. -Claro. si se bañaba sola. como si fuera chiquitita todavía. así que ella lo pide. Propone jugar al doctor. -Es rarísimo!!! -No entiendo. Pienso Ya-ve. En ese momento se me viene a la cabeza el padre poniéndole la cremita y temo por lo que podría intentar hacer en este juego. si se lavaba sola.Página 4 de 8 - Copyright 2014 . esta muy mal”.es cierto. porque usted sabe las nenas a esta edad ya no quieren que los papás las vean desnudas y menos que les pongan la cremita!!!! -La mamá se pone a llorar “sí. pronto va a cumplir 10!! -por qué? me pregunta el padre sorprendido. -Claro. No acepta. la vecina lo leyó y la llamó por teléfono y se invitaron a jugar. dice que ella es el doctor y yo la .. era la palabra que más se reiteraba. para cerrarla. es rarísimo que siendo tan grande no le de vergüenza de que le ponga crema en la casita. Aparece otro juego. para abrir la puerta. -Pero yo la veo mejor con algunas cosas-agrega el padre y comenta: La vez pasada Lorena salió al balcón con una cartulina con su teléfono escrito.Todos los derechos reservados . qué bárbaro. Pensé que para estos padres resultaba difícil sacar a su hija del lugar de enferma en el que estaba ya que obtenían un beneficio: no confrontarse con sus propias miserias como pareja. Pienso que el espacio de tratamiento de Lorena esta en riesgo y que tengo que ganarme la confianza de los padres para continuar. Se tranquilizan y empiezo a indagar cuál es el nivel de dependencia que tiene la niña de ellos y por su puesto a la inversa en qué medida les está costando soltarla. Llave para salir. Con lo cual no puedo hacer una acusación directa al padre de que es un perverso. es muy grave esto. Les digo que es lógico que la extrañen. por eso digo. el de las hermanas y la mamá. -Ah.lo cual si bien no acordé.. Intervengo ubicando la dificultad en Lorena: -qué raro!!! Ella ya tiene 9 años. y las hermanas no. En entrevistas posteriores dicen que estas situaciones no volvieron a ocurrir. incluso ella pide. Le propongo que un muñeco sea el médico y otros sean los pacientes. Y el padre dice: sí ella se baña sola y después me pide que le ponga la cremita en la casita.EFBA . ¡mira el ingenio que tiene!. Trato de contener mis pensamientos aunque los registro. no lo refuté abiertamente. A veces la mamá era muy hincha y quería estar con las hermanas. y no es fácil adaptarse a los cambios. En alguna oportunidad la intervención fue: “má por qué no vas con papá y a mí me dejás de hinchar!!! En el juego comienza a tener un rol privilegiado la llave. Les pregunto si Lorena comía sola. Tienen miedo que le pase algo. La llave pasó a ser central. Dicen que la extrañan ahora que no está en la cama o baja en el ascensor sola o pide que le enseñen a cruzar la calle.

Hay una mirada obscena que padece y que aún se encuentra en un proceso de sustraerse de allí. a veces se ríe de mi torpeza. Durante las vacaciones el padre me llama: me comenta que Lorena está yendo a natación. Me pregunto por el lugar del pudor en esta escena. Paso y me revisa lo que le voy diciendo me receta un medicamento y me voy. En este sentido sostengo que es necesaria la presencia del analista. Me pide que mire a los otros que bailan con ella y que no la mire a ella. Las intervenciones apuntaban al armado de las barreras de la latencia que todavía no se han constituido. no pudiendo constituir todavía la barrera de la represión que acotaría ese goce. Al principio la escena era: se conocían uno se desnudaba y hacían el amor. Le pido que me enseñe. Yo voy a verla. así que yo te miro a vos también. Utilizamos un muñeco y una muñeca. a veces se nota que se esfuerza para que yo pueda lograrlo. que ella los vaya llamando. Se reía de lo mal que yo bailaba. Finalmente ella empieza a dar espectáculos de danza y coreografías. la burra soy yo.paciente. Pasa al consultorio el paciente mientras yo permanezco en la sala de espera.tan rápido? Esperá.EFBA . bancatela”. Recuerdo al padre poniéndole la cremita y ubico allí una mirada perversa. . Cuando comienza inventa un nombre de un paciente. le digo que cómo no se acuerda si me tiene ahí anotada. Pregunta qué le duele y ahí descubro que siendo el paciente le puedo decir qué me duele y que revise sólo lo que yo le digo. Mientras tanto me voy tranquilizando. La dificultad aparece jugada de mi lado. y no sé qué hacer. y pienso que por ahora el pudor aparece de mi lado como aquello que está en proceso de inscripción. primero te quiero conocer! La escena se fue desplegando pero cada tanto aparecía la mujer desnudándose ante el muchacho sin ningún pudor. El juego se repite varias veces. al fin sólo queda usted en la sala de espera. incluso yo terminaba con dolor de cabeza por el esfuerzo de no mirarla. padre que está lejos de operar como tal en esos momentos. Esto se reitera varias veces. Hasta qué medio enojada le digo “pero che! Vos también estás bailando con los otros del elenco. Los pacientes van pasando y ella me pregunta cómo es mi nombre para poder llamarme. Mientras pienso le digo que en la sala de espera están los pacientes. Yo hago la voz del paciente invisible que ingresó a consultarle. todos están ahí bailando.Todos los derechos reservados . para que la pulsión pueda hacer su escritura y tramitarse.. Luego aparece el juego del espectáculo. Registro que siento pudor. su cuerpo. Finalmente ella me dice “bueno. Yo empiezo a intervenir tratando de armar y desplegar esa escena: Eh.Página 5 de 8 - Copyright 2014 . pero todavía no puede ella registrarlo. Me pregunto ¿qué lugar ocupa mi mirada en este análisis y en este juego en particular? Supongo que es el de ofertar una mirada que no la tome como objeto de satisfacción sexual. Propone otro juego: hay un hombre y una mujer que se gustan. vos también. Ella bailaba y yo tenía que imitarla. pase por favor”. Mirarla como una más en el elenco y que lo pueda soportar implica una operatoria de recorte de este goce escópico en el que ella estaba apresada. va al baño y no cierra la puerta.

En la escuela evalúan la situación y Lorena vuelve a cursar el cuarto grado. a lo cual accedió. El análisis trabajó intentando que pudiera recortarse de allí para constituirse como sujeto. Con apoyo de una maestra particular logra mejorar la comprensión de textos y consignas. pero habiendo mejorado notablemente. Luego pasa a quinto con dificultades. Dice que le dijo a su mujer que se quedara tranquila. Esta privación es sólo posible si la madre está habitada por la ley del padre. donde era necesario aclarar el encuadre del juego. Cuerpo que aún no ha podido recortarse del goce incestuoso.EFBA .Todos los derechos reservados . En relación a la escuela se decide cambiarla a una del estado. El temor de morirse lo porta Lorena quien otra vez es ubicada como garante de que nada malo le pasará a la madre.”.(jugamos con rastis por ejemplo)?”. A lo largo del análisis cada vez que jugábamos a algo era precedido por: “¿dale que vos y yo somos amigas y . Bueno hasta aquí el caso. quedando presa del temor a morirse si esta operatoria se produjera. Para que un sujeto se constituya debe operar en el Otro primordial la privación de gozar del niño en lo real. como si fuese un ojo que vela por la madre. armando una superficie separada del Otro. Lorena no se angustió. La niña tapona la angustia de la madre padeciéndola en su cuerpo.retentivo de la madre. que se rumorea que no es muy exigente. Hay un duelo que esta madre no pudo realizar respecto de la separación de sus propios padres. tiene que mirarla para saber si vive. si está bien. No dice “dale que jugamos a armar una casa con los rastis” directamente sin el rodeo anterior. Ya no llora en el colegio ni ante los exámenes.. pareciera que el “parto” como significante “partir” “irse” implicaría una separación de los propios padres. Entonces la escena era que una de las dos iba a la casa de la otra y ahí . cosa que a esta señora se le dificultó. Esta frase se reitera hasta casi el final del tratamiento. que hiciera gimnasia para ella.. la madre dice que sufrió una depresión post-parto. En juegos posteriores ocurre de igual modo : “dale que éramos hermanas y. Al principio la niña concurre en una posición de objeto del goce parental. y por supuesto la llave. a través del juego. si bien la capacidad de análisis aún está trabada.. Lorena es jugada allí en el punto en que es retenida como una mirada constante que vela por la madre evitando el encuentro con el otro sexo. En este caso. inventando las llaves. Aquí operó la función paterna acotando el goce escópico. Esto ¿qué quiere decir? Que hay algo que hace obstáculo a la constitución del sujeto. Todavía la curiosidad está obstaculizada..Página 6 de 8 - Copyright 2014 . En estas situaciones lo primero a hacer era armar la casa de cada una. Lo felicito por la idea. con sus habitaciones y puertas.pero que la madre está todo el tiempo mirándola porque siente que si no esta ahí le puede pasar algo. mientras Lorena esta en la pileta. para armar su propio cuerpo.

al osito del espejo le falta un detalle decorativo en el pantalón. con espacios diferenciados para cada quien. el pedido de separarla de la madre. Por otro lado una advertencia en relación a la abrupta interrupción del tratamiento que comentaré después. Hay posibilidad de parpadeo. Al padre se lo escucha muy enojado preguntando hasta cuándo tiene que seguir Lorena en tratamiento. Le digo que es cierto que Lorena está mucho mejor. Quisiera incluir en esta elaboración. La imagen virtual incluye la falta. y ya no toma la medicación. El dibujo tiene más indicadores que dan esta pista: el osito está rodeado por lanzafuegos de los que salen corazones y fuegos. Pienso que aquí estaba armando al semejante en transferencia.EFBA . se suspende ¿por qué? Porque se para el pene de un padre que caído de su función se calienta con esta hija. Por un lado. Un día los padres vienen solicitando una entrevista. El juego de la escondida. El tratamiento se para. Recuerdo que en el primer juego habíamos armado dos ositos con plastilina. ¿Podemos pensar aquí la inauguración de la represión primaria? Juego de presencia. cuestión que en este momento no pudo terminar de trabajarse. que la separe del goce del padre. con su olvido radical. de moverse sin por eso perderse por entero en ese movimiento como le ocurría a su madre. Frase que a esta altura me permite pensar varias líneas. los escucho . Como al pasar. En el dibujo hay un osito. Estas lecturas las hago ahora. ella inventa en el dibujo que este osito se está mirando al espejo. como si dijera : Ojo. porque se para. Modo en que la pulsión escópica hizo letra en el juego: ya ve. que ella copia de la caja de juegos. lo que transforma un narcisismo rígido y precario en uno con posibilidad de flexibilizarse. En el análisis pudo inaugurarse la constitución de la imagen especular habitada por una perdida de goce en lo real. Además. Se comienzan a diferenciar lugares.ausencia que hasta ese momento estaba imposibilitado.jugábamos. Rodeada de la calentura del padre pide ahora. puede no mirar al otro un rato sin angustiarse. ya que no tiene más ataques de pánico. La mirada comienza a circular de un modo diferente. ha dejado de ser sólo un ojo. Pérdida de goce que se recorta en la escritura del la pulsión en el juego. Leo allí la resistencia del padre. de deponer la mirada un rato. en la escuela a pesar de las dificultades ya no presenta el nivel de sufrimiento del comienzo.Todos los derechos reservados . Marce cuidado. un dibujo que Lorena hizo las últimas sesiones. tal vez. Ahora bien. a posteriori de lo acontecido.Página 7 de 8 - Copyright 2014 . puertas. Ella dice que el Ce no le entró en PARA MARCE y por eso lo puso adelante. Voy a comentar brevemente cómo este análisis se vio interrumpido. O incluso la enunciación de que esto es lo que se produjo. Es interesante la frase que queda escrita abajo del dibujo: CEPARA MAR. pero le pregunto por qué está tan enojado entonces. más acotado. Hay llaves. implica que allí se inauguró en acto la diferenciación yo-no yo.

diciendo que tuvieron un casamiento en el que Lorena bailó de tal modo que convocó la mirada del resto de la gente invitada. . pero insisto con hablarlo con ella. Me parece raro porque no lo venía notando. Luego se sucedieron infinidad de comentarios durante la fiesta en relación a que Lorena vaya a estudiar coreografía y danza como la niña venía solicitándoles hace un tiempo. Dijo que no se anima a venir personalmente porque no le gustan las despedidas.EFBA . Quedaron llaves por inventar. que lo único que atiné a decir fue que me gustaría hablarlo con Lorena. Era un pedido que yo venía reforzando sin resultados. Ahí dice que Lorena no quiere venir más.Página 8 de 8 - Copyright 2014 . Y entonces afirma que Lorena no va a venir más por ese motivo. Lorena por teléfono me dice en ese mismo tono paterno de la entrevista que no va a venir más porque quiere ir a danza. quiere ir a estos talleres y no le alcanza el dinero ni el tiempo para las dos cosas. que tal vez cuando atraviese el portón de la pubertad pueda reiniciar el rumbo interrumpido. El papá estaba tan enojado.Todos los derechos reservados .