You are on page 1of 6

LA LEGITIMA DEFENSA

La legítima defensa es aquella defensa necesaria frente a una agresión ilegítima no
provocada. Ésta puede aplicarse para evitar un daño sobre los bienes jurídicos de la misma
persona quien realiza la defensa (legítima defensa propia), como para defender bienes
jurídicos de terceras personas (legítima defensa impropia).
Por tanto, una acción típica será también antijurídica si no interviene a favor del autor una
causa o fundamento de justificación.

Sabemos que las causas de justificación se encuentran en todo el ordenamiento jurídico,
algunas se hallan en la parte general del código penal, otras específicamente previstas en la
parte especial del código y otras surgen del enunciado genérico de "ejercicio de un
derecho".

Particularmente controvertido resulta el requisito temporal de la legítima defensa,
cuándo la agresión es actual, cuándo es inminente, no es una cuestión sencilla, tanto es así
que aun no existe un concepto unívoco o una respuesta única al respecto.

En materia de dar definiciones de lo que se entiende por legítima defensa, de la variedad
que ofrece la doctrina, tomamos las siguientes:

Legítima defensa, nos enseña Fontán Balestra, puede definirse como la reacción necesaria
para evitar la agresión ilegítima y no provocada de un bien jurídico actual o
inminentemente amenazado por la acción de un ser humano.

Para Nuñez la legítima defensa es la que se lleva a cabo empleando un medio
racionalmente necesario para impedir o repeler una agresión ilegítima y sin que medie
provocación suficiente, ocasionando un perjuicio a la persona o derechos del agresor.
Finalmente, en palabras del autor Jiménez de Asúa, "la legítima defensa es repulsa de la
agresión ilegítima, actual o inminente, por el atacado o tercera persona, contra el agresor,
sin traspasar la necesidad de la defensa y dentro de la racional proporción de los medios
empleados para impedirla o repelerla."

FUNDAMENTACIÓN DOCTRINAL DE LA LEGÍTIMA DEFENSA.

La Constitución Política del Perú indica que la “Legítima Defensa” es un derecho
fundamental de toda persona. Sin embargo; debemos tener claro cuándo es que se aplica
este derecho. El artículo 20° inciso 3 del Código Penal exonera de responsabilidad alguna a
las personas que haciendo uso de este derecho han cometido un acto ilícito como herir o
quitar la vida de su agresor, siempre y cuando cumple ciertos fundamentales.
Racionalidad. Actualmente, debido al nivel de criminalidad en el Perú, se toma en cuenta la
racionalidad de la acción y ya no la proporcionalidad. Én estos casos, se consideraba que el
agraviado debía defenderse de manera proporcional al atacante. Si uno era atacado con
cuchillo no podía responder con arma de fuego, tenía que defenderse con un arma de igual
poder.

La teoría del delito o teoría de la imputación penal se encarga de establecer los elementos que deben concurrir como mínimo y con carácter general para que una conducta sea catalogada como delictiva y por ende merecedora de una sanción penal. como para defender bienes jurídicos de terceras personas (legítima defensa impropia)». no es posible castigar una conducta si uno de estos niveles de imputación no llega a satisfacerse a plenitud.«La legítima defensa es aquella defensa necesaria frente a una agresión ilegítima no provocada. Así. En la actual fase del derecho a la legítima defensa existe una combinación de intereses individuales y comunitarios. . debiendo buscarse en otra parte las causas que lo eximen de pena y. Para este grupo se está ante una verdadera causa de justificación. b. se distinguen en la doctrina dos grupos de teorías: a. las que sostienen que el hecho en intrínsecamente en sí mismo injusto. antijurídica y culpabilidad. Hoy se constituye en mayoría el grupo que ve en la defensa legítima una acción lícita apoyándose en la situación de necesidad y la colisión de derechos. la que en principio. se ha establecido tres niveles de imputación penal y que en la actualidad gozan de una aceptación general: tipicidad. El fundamento se ve en el principio según el cual "el derecho no necesita ceder ante lo ilícito". Ésta puede aplicarse para evitar un daño sobre los bienes jurídicos de la misma persona quien realiza la defensa (legítima defensa propia). Desde el punto de vista del Estado: aparece como la defensa que sustituye la tarea de confirmación del derecho. ambos tienen importancia para su fundamentación: Desde la perspectiva del individuo particular: se entiende como un derecho individual a la protección y la autodeterminación frente a agresiones. NATURALEZA JURÍDICA FUNDAMENTACIÓN La legítima defensa es una causa de justificación. un tipo permisivo que elimina la contrariedad de la conducta típica con el orden jurídico. Estos niveles de análisis de imputación penal ayudan a determinar si una conducta es punible por el derecho penal. Respecto del fundamento de la impunidad del hecho realizado en legítima defensa. sólo compete al Estado. La doctrina y jurisprudencia reconocen que el fundamento de este permiso proviene de la especial situación del autor y del bien jurídico en el momento de la acción. las que lo juzgan intrínsecamente justo y por lo tanto lícito. En la actualidad se reconoce unánimemente la naturaleza de justificante de la legítima defensa: la legítima defensa es una afirmación del derecho.

a) debe proceder frente a una agresión ilegitima. que tiene que ser sopesada teniendo en cuenta sus características y circunstancias. debe tratarse de una agresión antijurídica) y real (esto es. en principio. La conducta invasiva para que sea una agresión ilegítima tiene que ser actual (esto quiere decir que la agresión debe de ser inminente -aquí se va a impedir la agresión- o en todo caso evitar que la agresión se siga desarrollando -aquí se trata de repeler la agresión iniciada-). 3. b) la necesidad racional del medio empleado para impedir o repeler la agresión Ilegítima y c) quien realiza la defensa no debe de haber provocado suficientemente al agresor. se basa en el principio de que nadie puede ser obligado a soportar lo injusto. CAUSAS DE JUSTIFICACIÓN. reiteramos. La legítima defensa tiene que presentar tres características necesarias para ser tal. 2. . Esto quiere decir que con la defensa. y. Para impedir o repeler la agresión ilegítima. Significa que la defensa debe de contrarrestar a una conducta ilegítima de otra persona con el fin de salvaguardar bienes jurídicos propios o de terceros. debe haber proporcionalidad entre el medio utilizado y la agresión. no de terceros. Ésta puede aplicarse para evitar un daño sobre los bienes jurídicos de la misma persona quien realiza la defensa (legítima defensa propia). solo se puede lesionar bienes jurídicos del agresor. La legítima defensa es una defensa necesaria frente a una agresión ilegítima no provocada. No hay cabida para la legítima defensa putativa). como para defender bienes jurídicos de terceras personas (legítima defensa impropia). La legítima defensa procede frente a una agresión ilegítima. que la defensa debe ser idónea e implicar el medio menos perjudicial para el agresor." El fundamento de la legítima defensa. 1. no se acepta una agresión imaginada-subjetiva. Se trata de una situación conflictiva en la cual el sujeto puede actuar legítimamente porque el derecho no tiene otra forma de garantizarle el ejercicio de sus derechos o mejor dicho la protección de sus bienes jurídicos. la agresión tiene que existir verdaderamente.Sostiene Zaffaroni "se define el fundamento por la necesidad de conservar el orden jurídico y de garantizar el ejercicio de los derechos. propiamente ilegítima (esto implica que la agresión no debe estar amparada por el derecho. La legítima defensa exige el empleo de un medio necesariamente racional. 4. tiene que darse en los hechos. además.

la conducta de defensa del agente provocador no califica como legítima defensa. y de darse este caso. 7. Claros ejemplos de esto son la responsabilidad civil y la responsabilidad administrativa que en muchos casos quedan intactas a pesar de que la responsabilidad penal se ha visto interrumpida. Significa que el sujeto quien se defiende no debe haber provocado de manera grave e intencional la agresión. en su caso. Hay provocación suficiente cuando es previsible que la otra persona responda con una agresión ilegítima. Con ella se trunca la imputación del hecho al sujeto realizador de la conducta. 6. no es merecedora de una sanción penal. deja abierta la posibilidad de una responsabilidad en otros ámbitos del derecho. 8. La legítima defensa requiere de una falta de provocación suficiente. La legítima defensa está regulada en el artículo 20. . La legítima defensa evita la configuración del injusto penal. agresión que la persona debe tolerar. La defensa legítima no procede frente a una agresión legítima. Además que implica un límite a la potestad punitiva del estado (ius puniendi). o cuando no concurra alguno de los requisitos necesarios para hacer desaparecer totalmente la responsabilidad. Frente a una agresión legítima no queda otra opción que tolerarla. y de ocurrir aquella. 3 del CP como una causa eximente o. Se dice que la provocación es un momento anterior a la agresión. La defensa legítima si bien excluye la responsabilidad penal. el juez podrá disminuir prudencialmente la pena hasta límites inferiores al mínimo legal. deviene en antijurídica y.5. como atenuante de responsabilidad penal. Esto quiere decir que una conducta que a simple vista puede parecer delictiva. por lo tanto. pero cumple con los presupuestos básicos de una legítima defensa. 9. el sujeto provocador se encuentra obligado. a tolerar la agresión en repuesta a su provocación. y de no hacerlo tenemos que asumir las consecuencias jurídicas de esa intolerancia. Esto se da por ejemplo cuando los agentes policiales aplican una agresión legítima en ejercicio de sus funciones. inc. hasta cierto punto.

cual quiera que sea el bien jurídico defendido. Nuestro Código Penal reconoce la legítima defensa incompleta Esto es. sería otorgar una titularidad puramente irrisoria de un bien jurídico. como eximente de responsabilidad penal. El problema no consiste por tanto seleccionar determinados bienes jurídicos. desde el punto de vista de los bienes jurídicos legítimamente defendibles. lo que importa es determinar si. las condiciones de la legítima defensa . en el caso concreto. EXTENSIÓN DE LA LEGÍTIMA DEFENSA. y en segundo lugar. desde el punto de vista de las personas legítimamente defendibles. Extensión de la legítima defensa desde el punto de vista de las personas legítimamente defendibles: en esta materia hay que indicar que lamentablemente. es decir. la titularidad de un bien jurídico es ratificada por el derecho de defender legítimamente ese bien jurídico. la legítima defensa propia (la autodefensa). sino humanamente racional). Por eso. que legitiman la defensa (proporcionalidad no matemática. y por otra parte. cuando es injustamente atacado o agredido. con efecto eximente de responsabilidad penal. la importancia. cuando no concurren todos los requisitos necesarios para hacer desaparecer completamente la antijuridicidad de la conducta defensiva. de racionalidad. la gravedad de la acción ilegítima. el Código Penal Vigente solo consagra en materia de legitima defensa. Cuando se satisfagan los requisitos de la legítima defensa. esta causa de justificación procede. 10. porque conceder la titularidad de un bien jurídico. para afirmar a continuación que solo esos bienes jurídicos son legítimamente defendibles. inexplicablemente omite consagrar la legítima defensa de terceros (parientes y extraños). se han satisfechos o no los requisitos. . a lo mucho se convertiría en una atenuante de ella. como eximente de responsabilidad penal. el problema es de otra índole. sin conceder el derecho de defender tal bien jurídico del cual se es titular. cualquiera que sea el bien jurídico atacado. y por tanto. La extensión de la legítima defensa se debe examinar desde dos puntos de vista diferente: en primer lugar. por una parte. Y de producirse este supuesto incompleto no es posible eliminar completamente la responsabilidad penal. De darse este caso la conducta dejaría de estar parcialmente justificada. que el problema radica en determinar si la defensa se ha ejercido o no dentro de los limites de la proporcionalidad. teniendo en cuenta . en cambio. Podría faltar el requisito de la necesidad racional del medio empleado y hasta el de provocación suficiente. la entidad de la reacción defensiva. pero nunca debe dejar de concurrir la agresión ilegítima. Extensión de la legítima defensa desde el punto de vista de los bienes jurídicos legítimamente defendibles: hay que afirmar que todo bien jurídico es legítimamente defendible.

. VILLAVICENCIO TERREROS. Claus.csdabogados. Title.. Derecho penal. 4. Zaffaroni se refiere al delito putativo expresando que: 3.. www. Parte general. Madrid: Thomson-Civitas. Carlos Fontán . 2006 (cuarta reimpresión. Al respecto. 558.. Lima: Grijley. Tratado de derecho penal..1.. porque se basa en el . Traducción de la segunda edición alemana y notas de Diego-Manuel Luzón Peña. 19 jul. Tomo I: «Fundamentos.php?option=com.legitimadefensa. ROXIN. Parte general.. p..El instituto de la legítima defensa es “definido por la necesidad de conservar el fundamento de la legítima defensa es único.com. p. 530. 1997. Miguel Díaz y García Conlledo y Javier de Vicente Remesal. La estructura de la teoría del delito». Carlos Fontán Balestra · Volume 2 ofTratado de derecho penal: Parte general.ar/index. Felipe.. Tratado de derecho penal. 2010 . 2013). Derecho penal.view... 2.