You are on page 1of 2

Doctrina Social de la Iglesia, también

llamada pensamiento social cristiano

Con su doctrina social, la Iglesia no quiere imponerse a la sociedad, sino proporcionar criterios
de discernimiento para la orientación y formación de las conciencias. En esta perspectiva, la
doctrina social cumple una función de anuncio de una visión global del hombre y de la
humanidad, y también de denuncia del pecado de injusticia y de violencia que de diversos
modos atraviesa la sociedad

Es una doctrina dirigida en especial a cada cristiano que asume responsabilidades sociales,
para que actúe con justicia y caridad. O sea, se dirige a orientar el comportamiento cristiano.

Por eso, la doctrina social implica “responsabilidades referentes a la construcción, la
organización y el funcionamiento de la sociedad: obligaciones políticas, económicas,
administrativas, es decir, de naturaleza secular, que pertenecen a los fieles laicos, no a los
sacerdotes y a los religiosos

Este nuevo milenio se planteó ocho grandes Objetivos de Desarrollo a conseguir en el

año 2015, que tienen que ver con los grandes problemas y desafíos existentes a nivel

mundial.

Sin duda que algunos/as de nosotros/as estamos embarcados/as en acciones que tienen

que ver con estos objetivos:

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre

2. Conseguir la educación primaria universal

3. Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer

4. Reducir la mortalidad infantil

5. Mejorar la salud materna

6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades causantes de gran

mortalidad

7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

8. Fomentar una Asociación Mundial para el Desarrollo

para un nuevo orden internacional que garantice la justicia y la paz y para una actitud responsable hacia la creación”. desde una vida de íntima unión con Jesús».“La enseñanza social de la Iglesia ofrece orientaciones para la promoción de los derechos humanos.a través del ejercicio de la difícil responsabilidad de edificar una sociedad menos lejana del gran proyecto providente de Dios”. tenaz y valeroso sólo desde una profunda espiritualidad. para el desarrollo de instituciones políticas auténticamente democráticas y participativas. para una economía al servicio del hombre. para la tutela de la familia. esperanza y caridad-. “El compromiso social de los cristianos laicos se puede nutrir y ser coherente. “El compromiso social es el medio para que los laicos sean capaces de expresar las grandes virtudes teologales --fe. . esto es.