You are on page 1of 1

Juan, como siempre, fue al pantano a pescar.

Los ladridos de los perros que se
disputaban un pedazo de carne le llamaron la atencíón, Se acrecó y descubrió con
sepanto que se trataba de los restos de una mano humana.
Juan dejó de pescar y comenzó de buscar otras partes del cuerpo en este bosque. Le
dio mucho miedo pero tenía ganas de saber la verdad. Al final encontró la cabeza, y
estuvo sorprediente por mucho tiempo y quedó de pie sin moverse. ¡Era su amigo Ana!
La chica que estaba enamorado por toda la vida. Luego había encontrado otras
partes, y parecía que era cortado por alguien brutalmente. Juan estaba llorando y
decidío a buscar la persona que se la ha matado Ana.
Gradualmente casi toda la gente en el pueblo conocía la noticia. Toda la gente fue
al departemento de policía. Entre las personas tristes en la oficina, Juan vio que
el vecino de Ana, Pablo estaba muy nervioso. Lo preguntó después de seguir sus paso
hasta su casa. Pablo le dio mucho miedo con los lojos rojos enfuadados de Juan, le
dicía la verdad, ¡Era la policía Carlos! Pablo contó que dos día antes Carlos
estaba en la casa de Ana, y quería hacer seco con ella violentamente, Carlos la
mató cuando estaban luchando, Pablo había visto todo el proceso fuera de la
ventana.
De repente Juan conocía que la policía Carlos estaba solo con el cuerpo de Ana,
cuando regresó a la oficina, Carlos ya lo había dejado encendido el cuerpo de Ana.